LA INVISIBILIDAD DEL PODER

imagesNU92BTI2Se da la circunstancia de ideologías totalmente contrapuestas que si utilizas el algodón o más bien una estropajo de níquel con disolvente, depende de la capacidad del receptor, tengan y denuncien un fin común. La paradoja, que si se encuentran frente a frente, la dialéctica llegue a las manos o las manos al cerebro.

Me refiero a algo tan antisocial como es el dominio del 1 por ciento de personas sobre el 80 por ciento de la población total. Con una cada vez más avanzada desigualdad impulsada por gobiernos democráticos (Occidente) que cuando no puedenimages5H9IW94L exprimir más a los de fuera, se ceban contra los propios ciudadanos a los que dicen representar (¿Colonialismo y/o Protectorado interno?), que no son más que las grandes Corporaciones industriales, banqueras, alimenticias, petroleras, mass media, etc. controladas en su mayoría por familias endogámicas o más bien interendogámicas: familias de la élite judía.

Sionistas, a veces a su pesar por lo que representan.

Hitler no era racista, y prescindamos de la palabra antisemita, tenía o percibíaimagesRNKLSRX4 judeofobia y por supuesto en una idea de Estado, antisionista. ¿Pero por qué? ¿Y por qué de este escrito y título de este artículo?

Muy fácil. Estos grupos socialistas, desde los comunistas, pasando por los más nuevos (que en realidad son tan antiguos como ellos, pero han olvidado el modernismo que supuso tanto el fascismo -nada que ver con el Socialismo Nacional, más modernos aún que estos-, comunismo, etc.), digo que estos nuevos grupos de izquierdas vuelven a sus orígenes, por eso parecen si no modernos, al menos ¡¿nuevos?!.imagesIJSE96U0

Pues bien, luchan contra la invisibilidad del poder o el efecto pulpo antes de atraparlo. Tienen tanta judeofobia como Hitler y son tan antisemitas como el Socialismo Nacional del siglo pasado.

Este efecto está operado de la siguiente manera. Se nombra a las multinacionales, images7HYKH9B9lobbyes y adláteres y quizás a los que los dirigen y gestionan pero no a sus dueños. No a los que mandan en ellas simplemente por ser sus propietarios. Y estos son judíos.

Hitler sabía todo esto. Lo observó en el descompuesto Imperio Austro-Húngaro y en la Baviera alemana. La valentía está en decirlo.

Los otros, disfrazados de sandías, rojos por dentro y verdes por fuera, no tienen el images4EML9LULvalor de poner negro sobre blanco, la verdad o una parte importante de la verdad. Entonces luchan contra algo abstracto, multinacionales asesinas y frases similares que escriben en la arena.

La invisibilidad del poder es la contraposición de la frase: Hitler tenía razón… Quieran o no.

Y otra cuestión, la demonización de este político-estadista y su ideología (de las más justas del mundo conocido -quitando si queréis imagesuna parte de la cúpula contra los judíos de a pie, que condeno-) ha sido aniquilada por estas multinacionales y sus protectoradísimos Estados, que no naciones, con la fuerza de todo su poder, porque iba en contra de la globalización internacional.

Lean sin prejuicios que pueden llegar a decir, incluido a predecir esta palabras: Socialismo Nacional.

Recapaciten, piensen dos veces.

G.R-M.

imagesGN2RVSCIimagesAW322JBR

Anuncios

LA RESTAURACIÓN (siglo) XXI

¡Que ingrata es la historia cuando no hay alegría en el ambiente sino expectación ante unos hechos que parecen que van a hacer Historia!

canovasComo la Transición, eso es Historia nos guste o no. O la Restauración de Cánovas en el último cuarto del siglo XIX. Un régimen hecho a imagen y semejanza de la burguesía, y ésta cuando se afianza definitivamente en el poder, apartando a las demás ideas y creando un bipartidismo excluyente turnándose cada uno a su conveniencia de no sucumbir.Sagasta

¿Les recuerda a algo esto? No he puesto el ejemplo de la Transición en vano: El hecho es que no encuentro más parecido aunque me inventara esta cien años atrás. Un partido liberal-conservador (Cánovas) -PP-, que da y toma como si no fuera con ello muy poco a la clase trabajadora y otro el Liberal (Sagasta) -PSOE, que tiñe y obliga a darle ese algo a esa clase (la trabajadora) pero sólo las migajas del poder burgués.imagesR4RC8DQP

Para más INRI, en el ideal final-feliz, está el colocar a la saga borbónica-bubónica. Unos reyes, seguramente también por esta clase de hombre que es el español, y quién podía llegar a su lado, que han restado a España, concebida como ustedes quieran.

Pero todo se acaba o a lo mucho, dura un poco más. La Restauración de 1977 tendrá imagesSTJ16BR0su fin antes o después. Es ley de vida, de Estado, de Nación y del Pueblo (ahora ciudadanos).

En fin, lo que queda de 2015, es lo más interesante que puede pasar desde aquellos años además de un default del Euro.

Que triste e interesante a la vez.imagesS2VKQ1CN

Hubo una vez un artista en la Barcelona de principios del siglo XX, anciano, desgarbado, que cuando la muchedumbre fue a ayudarlo después que lo atropellara un tranvía, le dijo a sus bienhechores: -“Déjenme que disfrute este momento, que nunca me ha pasado nada interesante en la vida”- Y allí lo dejaron, tirado, feliz, herido. Henchido.

Seguro que pasará algo interesante en la Historia. Y lo viviré.

G.R-M.

imagesXAY3KTQCimagesA4YH9DZX

untitled

ISLAMOFOBIA (I)*

images10NU1O7W“No es eso”, que diría Ortega y Gasset. Es más, se trata de supervivencia. Los mass media, necesitan titular y titulares y por poner ejemplos, nace PEGIDA y se le tacha de movimiento islamofobista. ¿Pero cuántos europeos no nos sentimos reflejados en un círculo creado desde abajo, como las verdaderas revoluciones?

No los queremos -al Islam- pero, ¿nos hacen falta? Tampoco. ¿Ellos nos quieren? imagesU1R9YZ2XMenos que nosotros a ellos. ¿Les hacemos falta? La respuesta es afirmativa ¿Y a cambio de qué? ¿Y qué necesitan o quieren de nosotros? Las respuestas son muy amplias y diversas, pero necesitan adaptarse, reintegrarse, socializarse. Y no nos dan esto a cambio. Y ellos lo enturbian y estropean la convivencia. En nuestra casa, Europa, no los deseamos. Que se vayan. Con leyes, sin violencia.

PEGIDA debería haber sido bautizada como pro-occidental. Nada tiene o tenemos imagesHOQA0KQ3contra el Islam, pero Occidente tiene que seguir viviendo o mejor, sobreviviendo a pesar de sus inquilinos.

Lo malo de PEGIDA es que ha nacido en Alemania. Y eso reaviva el sentimiento anti-germánico, más antiguo que el Islam. Pero los alemanes, tan europeos, si no más que muchos otros, lo son a pesar de todo lo que nos han dado y no queremos reconocer.

images43NYF4ZSEn España, frontera con los moros, dejémonos de correctismos políticos, será patente el problema a largo plazo. Y el sur de Europa necesitará una PEGIDA fuerte y unida. Tanto, que habremos que simpatizar, esto es, colaborar con los judíos e Israel en acabar con el islamismo (sin meter a Irán y Palestina), que no el Islam, pero cada uno en su casa. Sin reciprocidad no hay política ni diplomacia internacional. ¿Acaso dejan construir iglesias en sus lares?imagesZB8X6A2B

De mala gana sé que el Islam moderado es de una pasividad total con respecto a Europa y cristianos no europeos cuando hay una masacre. “Algo habrán hecho” dicen por dentro. Pero dentro de Europa no los queremos.

Por tanto bienvenida sea PEGIDA (Patriotas Europeos contra imagesla islamización de Occidente) http://www.pegida.es/

¡¡¡Cuidado!!! Los políticos intentarán frenar todo lo que sale del pueblo soberano, esto es los europeos y tildarán de locura lo que después se reconvertirá en desolación. Eso sí, se echarán las culpas entre todos ellos, que son demasía para quedar en nada.

1En sí, todo esto nada tiene que ver con el cristianismo, intrínsecamente metido en los huesos de la política española para bien o para mal, sin el o con el, y su oponente el anticlericalismo, tan antiguo o más que la propia fe. Los dos, enemigos de una España unida y en consecuencia, una Europa. Cainismo orteguiano y amigo de nuestro enemigo: el Islam, el moro.

Positivar el negativo: España y Europa se están convirtiendo en un Protectorado islámico.imagesV29WI59H

¡¡¡VIVA EUROPA, PEGIDA Y CAFE (Centro Africanista Fronterizo Español)!!!

*Esto es un artículo de opinión. Nada debo ni me debe PEGIDA.

G.R-M.

images92O55WHBimagesKLFM9Q7P

images1