UNSER KAMPF (Nuestra lucha)

Mi_lucha_1 En 2016 expiran los derechos de autor de “Mein Kampf” (Mi lucha)* y la editorial francesa Fayard lo va a publicar. Estará acompañada de un prólogo, que ya sabemos o intuimos lo que va a decir, que si es un documento histórico de un “loco” y como siempre, los judíos son unos señores angelicales…, estos prólogos hacen más daño que la misma obra por una sencilla razón: la obra no miente, los prólogos sí. Pensarán estos “catedráticos” que una mentira piadosa merece la pena, ¿pues qué más da?, si la “estafa” está ya en nuestra mente, ¿para qué tumbar un mito, el mayor del siglo XX?, ¿para qué destruir las ruinas de un “monumento” semiótico que está construido ladrillo a ladrillo en las cabezas humanas?

Sería una barbaridad, un acto salvaje al estilo del Estado Islámico destruyendo ruinas por doquier. Aunque en aquella ruina psicológica, a modo de andamio se sustituya la Verdad por un concepto no real pero que merece la pena preservar y conservar. Así es la arqueología mental, una vez construida, es inmoral destruir traviesas que mantienen un edificio diluido en venganza.

Dicho esto, aconsejo leer la obra con los ojos y el espíritu limpio y estos prólogos leerlos “con pinzas”, pues intentan reconstruir la mentira más grande orquestada por tan pocos pero aceptada como acto de fe, un acto histórico al cual, si lo rebates con datos, puedes acabar en la cárcel en esta Europa edificada con adobe de mala calidad, a conciencia. Claro que me estoy refiriendo al “holocausto judío”, que sólo haciendo números, se cae por su propio peso. ¿Cuántos judíos había antes de…? ¿Cuántos sobrevivieron? Y ¿Cuántos quedaron? Hay censos. Sumen y resten y verán que son unas cifras que no aguantan una revisión. Pero ellos siguen, y siguen, y con pilares virtuales consiguen esta obra colectiva con millones de cimientos para el edificio desde el cual, como Torre de Babel “implosiva”, construyen un pozo, un habitáculo para la mentira. Mi_lucha_2

Bueno, dicho esto, ¿el libro es uno más? ¿Histórico, biográfico, político, aventurero, económico, psicológico, futurista, preventivo, novela, propagandístico, causal, casual o simplemente un libro? Me quedo con lo último. Esto es importante, pues un libro puede tener la influencia o importancia que cada cual quiera darle.

Hemos dicho que el libro “es verdad”, La Verdad no existe pues hay tantas verdades que no es posible hablar de ella con mayúsculas, eso es parte de las religiones y esto está dentro de cada individuo al igual que una lectura individual sin prejuicios. Ahí no se puede prologar. Cada persona realiza a posteriori su versión. Un libro es un tejado de pensamientos y la idea que cada cual tenga son los planos del edificio. La casa se construye y se mantiene con los muros intelectuales colectivos enfilados a mantener la idea que el libro expulsa y retiene al mismo tiempo, el poder que emana de un libro. Un libro perseguido lo multiplica por dos.

Y este es un libro perseguido. Unos para desvirtuarlo y otros para leerlo. Desvirtuarlo, al modo sacerdotal, que te dicen lo que significa cada párrafo, como si los demás no tuviéramos capacidad para entender lo que leemos. Y sin querer, lo convierten en biblia. La “religión del libro”, persigue un libro. Saben el poder que tiene un papel negro sobre blanco, y ya que no lo pueden destruir, construyen con “piedad” lo que como planta crece “natural”, imparable, buscando el sol, el intelecto de cada cual.

Símbolo, religión, mito, falsedades constituyen estos prólogos de la obra. Se invierten los roles. Aquel es ficción y esta relata la realidad. Como la vida misma, como quieren que sea y la veamos.

Cada uno con su conciencia, cada cual que arrastre los “muertos” virtuales que sumados hacen el mito de una ficción. Si el mito es ficticio o no, hay que darle prioridad a la veracidad que tiene la construcción y sus materiales plasmados en el libro y este puede convertirse real en el complejo mundo de “la línea roja”.

Pasen y anden por el alambre, lean sin prejuicios y posean el vértigo de la caída. Caigan del lado que caigan dará lo mismo, pues por debajo de la cuerda no hay muro ni pared y todos iremos a parar al mismo lugar: un sillón y un libro, nada más y nada menos.

Un simple libro. Y esto no es poco.

Y ya que hemos llegado hasta aquí, en un contexto donde con la “democracia” cada vez poseemos menos libertad, menos derechos, menos poder adquisitivo, no está más decir que esta forma de gobierno se está convirtiendo en un arquetipo, irreal, intocable, con su casta sacerdotal, como druidas, dando lecciones de moral e impartiendo justicia… pues sin ser racista diré que la raza, al menos simbólicamente, será de lo poco que nos quede en un futuro, pues a base de robarnos todo lo que poseemos, también quieren nuestra sangre, como un ritual sangriento y sacerdotal para darle el sacrificio a su dios.

* Es uno de los libros más leído.

G.R-M.

Anuncios

20 pensamientos en “UNSER KAMPF (Nuestra lucha)

  1. ¡Pero si lo mejor de todo es que hoy día, con lo visto y lo vivido, ni siquiera hace falta leer el libro para comprobar su verosimilitud! ¡El libro tan solo corrobora el mundo en que vivimos!

    Las maniobras de los judíos internacionales, hic et nunc, aquí y ahora en la noticia:

    Repsol cae un 4% en Bolsa después de que Goldman Sachs cuestione su previsión de margen de refino

    15/10/2015 EUROPA_PRESS

    El banco de inversión Goldman Sachs sustenta su análisis en datos desfasados, previos a las fuertes inversiones de Repsol en las refinerías españolas

    MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

    Las acciones de Repsol cerraron la sesión bursátil con una caída de más del 4% después de que el banco de inversión estadounidense Goldman Sachs cuestionara la previsión de margen de refino de la compañía tomando para ello como referencia datos previos a las inversiones en las refinerías de Cartagena y Bilbao.

    En los primeros compases de la sesión, los títulos de la petrolera reaccionaban con subidas de casi el 3% a la presentación del plan estratégico 2016-2020, en virtud del cual el grupo prevé generar una caja de hasta 20.000 millones de euros para financiar sus necesidades de inversión, mantener dividendo y reducir deuda, al tiempo que obtendrá 6.200 millones de euros por desinversiones en activos no estratégicos.

    Posteriormente Goldman hacía público su informe en el que consideraba “muy optimista” el margen de refino de 6,4 dólares por barril barajado por la compañía en el plan, pero basaba su análisis en datos desfasados previos a las millonarias inversiones acometidas por Repsol en las refinerías de Cartagena y Bilbao.

    Este hecho cambió el signo de la cotización, de modo que los títulos de la petrolera acabaron siendo los más castigados del día en el Ibex 35, tan sólo por detrás de OHL (-5,8%), y retrocedieron hasta la cota de los 11,64 euros.

    En lo que va de año, las acciones de Repsol acumulan una caída de más del 25%, a pesar de la recuperación que habían registrado en las últimas semanas al calor del ligero repunte en el precio del petróleo.

    La caída de Repsol en Bolsa arrastró también a sus dos principales accionistas, Caixabank, que posee más de un 11% de la petrolera, y Sacyr, que controla un 9%.

    Así, la entidad financiera perdió en la sesión un 1,61%, hasta los 3,72 euros, y el grupo constructor y de servicios cedió un 1,32%, hasta los 2,3 euros.

    MANTENIMIENTO DEL DIVIDENDO.

    Repsol ha subrayado que uno de los ejes de su plan es el compromiso con la retribución al accionista y ha asegurado que el abono del dividendo, de un 1 euro por título y bajo la fórmula de ‘scrip dividend’, será posible incluso bajo un escenario deprimido de precios del crudo de 50 dólares por barril durante todo el periodo del plan.

    En concreto, la petrolera destinará un total de 3.600 millones de euros a dividendos bajo esta fórmula, con un nivel de aceptación del 50% (nivel histórico de aceptación superior al 60%).

    Del total del dividendo, 1.400 millones de euros se abonarán en 2016 y 2017 y el resto, 2.200 millones de euros, en los tres años siguientes, 2018-2020.

    Además de obtener 6.200 millones de euros por desinversiones en activos no estratégicos, el plan permitirá a Repsol reducir hasta el 38% el volumen de inversión hasta alcanzar el perfil de compañía deseado.

    El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, aseguró que el objetivo del plan estratégico del grupo para 2016-2020 pasa por la “puesta en valor”, centrándose “fuertemente en la eficiencia” que permita a la compañía aprovechar las oportunidades que se presenten y generar valor “incluso en escenarios de precios de petróleo bajos”, y que no se prevé vender “las joyas de la corona o de la abuela”.

    En rueda de prensa para la presentación de la ‘hoja de ruta’ del grupo, Imaz señaló también que Repsol está “satisfecho” y “confortable” con su participación del 30% en Gas Natural Fenosa, ya que le garantiza “una opcionalidad tanto financiera como desde el punto de vista estratégico”.

    Para muestra, un botón. Y así todos los días y en todas partes.

  2. Es curioso que poco antes de su muerte el propio Hitler dijera de su libro que “cuando lo escribí era intelectualmente un bebé”. A parte de la bastante probable referencia a Nietzsche y sus fases hacia el superhombre, en esa sentencia se vislumbra algo que cualquiera que haya buceado lo suficiente en la historia habrá discernido: en este mundo hay ciertas verdades inconfesables a las que sólo ciertas élites dirigentes tienen acceso y que de hacerse de dominio público el mundo tal y como lo conocemos dejaría de existir.

    • E intentan destruirte por ello. Hablando en paladín, les descubres el secreto de la avaricia y la mentira en la que vivimos y eso no lo perdonan. A ti y a mi, es posible que no nos echen cuenta, pero un jefe de estado tiene que desaparecer y también sus ideas. Y así lo hicieron con lo primero y lo intentan (muy bien, por desgracia) con lo segundo. Saludos.

    • Efectivamente, así es. Hay un “equilibrio” convenido, que no es precisamente el tránsito por esa cuerda floja por la que Germán nos invita a pasar, sino un acuerdo de un sanedrín que ha puesto un precio. No obstante, ese “equilibrio” no es total, no lo puede ser, por que afortunadamente “El Creador trastorna el camino de los malvados”. ¿Como? Con su voluntad y con la propia Creación. En la obra de Hitler está escrito: mediante el ejercicio de la voluntad del ser humano como ser social perteneciente a una comunidad nacional con identidad racial propia, y también como señor y administrador de la Naturaleza. El mensaje es toda una carga de profundidad para el “internacionalismo” exacerbado que nos invade. También en esa cueva de ladrones hay víctimas, por que solo hay un interés que promueve a su vez un canibalismo atroz. Sí, si todo se hiciese público el mundo actual se transformaría.

      A las fosas sépticas hay que acceder con equipo de oxígeno, por que los gases producidos por la fermentación de los detritus son mortales.

      ¿Desearíamos conocer la verdad?

      • Hola Juan, pienso a veces, que todos o algunos de lo que pensamos de esa forma que se puede traducir en la cita de Hitler, hemos corrido un velo donde vemos algo que no ven los demás o mejor, no quieren ver. Y es la “gran mentira”. También pienso, aparte de la degradación moral de continentes, países y personas, es que con una mentira y sopa caliente se pueden o quieren con-vivir. Hay que ser crítico con uno mismo: ¿estoy o estamos equivocados nosotros y no ellos? Mi convicción e tan fuerte (no digo fe, pues esta entraría en el plano de los dogmas) y siendo muy crítico conmigo mismo en este tema y si alguien me demuestra lo contario asumiría mi error, que no solamente hay una “mentira”, si no que hay una “verdad” y esto es lo importante. Y ese es el peso que debemos llevar, la incomprensión y la “locura” impuesta por la sociedad. Entonces, si hay una “gran mentira” y una “verdad”, ¿que artimaña acompañada de un poder hace que los demás no la perciban? Debe ser un poder bastante grande o inversamente proporcional a la “estupidez” a quien va dirigido y entonces no haga falta tanta fuerza, con unas pocas dosis de “libertad”, “partitocracias”, “ONUS” etc., sea más que suficiente. Saludos

  3. Se dice de los Rothschild que todo comenzó en un callejón de Frankfurt, pero, si bien el mundo en que vivimos es el transcurso desde las dos revoluciones industriales, la del carbón primero y la del petróleo después, hasta hoy, hay que tener en cuenta que el ser humano es, tiene debilidad, tenemos debilidades, somos débiles. Eso ha sido así y es así. La doctrina nacionalsocialista es enormemente exigente con la persona. Si no se tiene conocimiento de lo que uno es y de su papel en el mundo que le rodea, no pueden ser valorados el individuo, la familia y menos todavía la sociedad. Hitler se desgañitó literalmente en sus alocuciones sobre esta cuestión, que no deja de ser una cuestión moral, por eso yo siempre digo que la oratoria de Hitler deja traslucir el mensaje cristiano: El Creador, que nos hizo sin nuestra opinión, no nos rescatará sin nuestra contribución, sin dar cumplimiento a nuestro papel, a nuestro destino aquí, el que sea, incluso cuando sea lo que no esperábamos. Eso es la santidad. Cuando en el seno de la Iglesia se abre un proceso de canonización, se comienza con la aprobación del “decreto de virtudes heroicas” (todavía se llama así). Me decía un carmelita hace muchos años: “Hay que amar al prójimo con sus defectos”. Y el prójimo son los que están a nuestro lado, los primeros. “¡Pueblo alemán; ayúdate a ti mismo!”, gritaba Hitler, por que el Creador no ayuda a quien no esté dispuesto a ayudarse a sí mismo. Pero para llevar a cabo esto primero hay que tener conocimiento del valor de uno mismo, su familia, su sociedad, la nación, el valor de la historia, el valor de la sangre y el valor de la patria, defendida por los antepasados. Es en el fondo la lucha entre la espiritualidad y el materialismo. Si no es así, el mensaje no se entiende. Hitler hablaba a las multitudes como si hablase a un solo hombre:

    La degradación no es económica; la degradación es moral. El premio, el triunfo solo es y será de los moralmente fuertes, de los nobles: DER SIEG WIRD UNSER SEIN, incluso cuando todo parezca un fracaso. El Calvario fue aparentemente un fracaso. Hay ocasiones en las que el triunfo consiste en fracasar.

  4. Me ha gustado lo que has escrito al final: “sin ser racista”.
    La raza fue un inexcusable mínimo común denominador para el movimiento de resurrección nacional alemán de Hitler que este usó para aglutinar al pueblo y esclarecerlo frente a otra raza disfrazada de religión que lo tenía hundido, tiranizado y en ciernes de aniquilación. Por supuesto sus líderes, no el pueblo judío en si mismo. Formaba parte de la ideología por necesidad del momento y porque las naciones en aquellos tiempos, encarnaban los valores de su raza, ya fuera simbólicamente, y por eso se hablaba entonces de raza gallega, raza asturiana, raza turca, raza japonesa, etc., etc., etc. Además de la coincidencia en el tiempo de ideas de la época que Hitler no inventó pero que estaban en plena vigencia, tales como el higienismo, vegetarianismo, eugenismo, etc. Pero a la hora de la verdad, Hitler no era un racista supremacista como lo pudiera ser el Ku Klux Klan. Alemania tenía colonias ni población racialmente foránea, incluso los judíos estaban sobradamente mezclados con sangre alemana y fueron los judíos pata negra los que decidieron quien era alemán y quien no en las pactadas Leyes Raciales de Nuremberg, en cuyas negociaciones ellos mismos pusieron la raya entre israelitas y alemanes. Hitler recogió a todos aquellos judíos mixtos que para los judíos no pasaban la criba e incluso concedió de entre los judíos pata negra, para concederles la nacionalidad alemana (formar parte del pueblo alemán, que para la ideología socialista nacional era diferente a ser ciudadano de Alemania) a aquellos judíos pata negra que habían luchado por Alemania en la I Guerra Mundial, lo que demuestra la levedad y moderadas expectativas del mal llamado y entendido “racismo” de Hitler, al que le haría mejor justicia la palabra “nacionalismo”, que es una derivación de la palabra nación. En todo tipo de “ismo” resulta dificil no excederse ni extraviarse de lo noble y correcto, como ejemplo sirva la desviación que significa el “racionalismo” respecto de la razón…

    Dicho esto, existe para quien quiera hacer un trabajo serio y positivo para la humanidad, la posibilidad de reescribir el Mein Kampf para desechar todo aquello que en el fragor de la hecatombe de la República de Weimar y de la visceralidad propia de las situaciones límite, pudiera representar un error, un exceso o un extravío de aquello que universalmente se considera noble y recto. Nada, y mucho menos un libro escrito para levantar los ánimos a toda prisa ante una debacle inminente, es perfecto.

    Quien lo haga, dejando claro que ya no sería el Mein Kampf original sino un “rehecho”, haría un gran bien a la humanidad y un debido homenaje a la memoria de Hitler y sus verdaderas intenciones. Sería además de un best seller, un puñetazo en toda la boca para aquellos que viven de justificarse de su maldad en los pequeños errores de un libro que ya es en realidad, de otra época.

  5. “Entonces, si hay una “gran mentira” y una “verdad”, ¿que artimaña acompañada de un poder hace que los demás no la perciban? Debe ser un poder bastante grande o inversamente proporcional a la “estupidez” a quien va dirigido y entonces no haga falta tanta fuerza”

    El poder debe ser grande no, enorme. Un poder que va más allá de nuestra imaginación, que traspasa fronteras de las que ni siquiera sabemos su existencia. Porque por muy estúpida, hedonista y cobarde que sea la gran mayoría de la gente, la humanidad siempre dará individuos rectos, y estos serán, generalmente bastante capaces, y por lo tanto bastante peligrosos para el Sistema. ¿Cómo de fuerte tiene que ser la Oscuridad para extinguir la Luz? Estupidez en la superficie, fuerza opresiva terrible en las profundidades.

    “por eso yo siempre digo que la oratoria de Hitler deja traslucir el mensaje cristiano: El Creador, que nos hizo sin nuestra opinión, no nos rescatará sin nuestra contribución, sin dar cumplimiento a nuestro papel, a nuestro destino aquí, el que sea, incluso cuando sea lo que no esperábamos. Eso es la santidad.”

    No estoy de acuerdo, la idea del honor personal ligado a una concepción divina del mundo y del colectivo ya estaba presente, y de forma mucho más pura, viril y elevada, en Persia, la India, Grecia, Roma o los pueblos nórdicos; no dudo de la genialidad de la persona de Jesús de Nazaret, pero el cristianismo como tal, ha sido desde el minuto uno, un arma espiritual y material del enemigo de los pueblos europeos. Ha sido, a su vez, un campo de batalla, y ha dado grandes hombres, pero esto no es mérito del cristianismo como doctrina, si no de la sangre de Europa.

    En cuanto a las palabras de M.N. tampoco estoy de acuerdo. Para mí la visión del socialismo nacional sobre la raza se define en una frase de Rosenberg en El Mito del Siglo XX: “El Dios a quien nosotros veneramos no sería si nuestra alma y nuestra sangre no fueran”. Y eso está ahora tan vigente o más que entonces, puesto que ese Dios está hoy tan en peligro o más que entonces.

    • Hola Parsifal, no me gustaría contrariar a Juan que dice que “Hitler deja translucir el mensaje cristiano”. Habrá buenos cristianos, pues una cosa son los individuos y otra la fe a quien van dirigidos. Puede ser que este de acuerdo contigo Parsifal. Y escuetamente diré que: no estoy ni puedo estar con el cristianismo ni con el islam pues creo que son una secta judaica. Si no creo en el dios de Israel no puedo creer en Dios ni en Alá y menos como digo en Jehová. Esto tiene una clara extensión que ahora no voy a escribir pero que Parsifal desvela en cierta manera. Saludos.

    • Sin ánimo de polemizar con Vds, tómense lo que sigue como una aportación sin ánimo de contrariar. Dicen Vds:

      “Ni con el cristianismo ni con el islam pues creo que son una secta judaica.”
      “Dios no sería si nuestra alma y nuestra sangre no fueran”

      Si se parte de la idea (marxista, por cierto) de que los hombres crean a Dios y a sus religiones, coincidiríamos y no tendría que redactar este comentario. Sin embargo son muchos los que opinan distinto de lo que los largos tentáculos del marxismo han convertido en nuestro legado subconsciente colectivo. Dios no necesita a ningún hombre, del color, la raza y el temperamento que sea, para Ser. Dios creó el Universo y al hombre, no al contrario. Si no hubiera sido por la voluntad de Dios, no habría aparecido sobre la tierra ningún hombre, ni ninguna tribu de hombres. Las cosas son al contrario, Dios creó al hombre y Dios creó las religiones, que se han sucedido en el tiempo para vivificar el mismo mensaje. Varían en las formas y mantienen un mensaje unitario e idéntico. Los hombres no tienen arte ni parte de aquellas creencias que recibe y asume.

      Luego los hombre malinterpretan a Dios, ignoran a Dios y malinterpretan las religiones.
      El judaísmo no lo crearon los judíos. De hecho los rabinos y los escribas trabucaron el mensaje original, hasta darle la vuelta completamente, desviando y pervirtiendo al pueblo.
      El cristianismo no lo crearon los judíos ni los cristianos. Lo mismo que hemos dicho que pasó con el judaísmo pasó con cristianismo.
      El Islam no lo crearon los judíos ni los árabes. Lo mismo que pasó con el judaísmo pasó con el Islam.

      El tema de la raza es más simple que todo eso: Dios creó al hombre inserto en razas y tribus, para que se conozcan. Para que seamos conscientes de Gloria creó los colores, los distintos animales y peces, flores y vegetación. De la misma manera en que Dios creó al hombre para que le conozcamos.

      Dice Dios: “Yo era un tesoro escondido que quiso darse a conocer. Por eso creé a la humanidad”.

      El resto, mala praxis humana. El marxismo, la peor de las praxis que ha inventado la humanidad.

      • Hola M.N. por mi parte nada hay en lo que digo del marxismo. Lo digo y Parsifal lo sabe, que antes de estos dioses judaicos, había otros que han sido “borrados” del consciente y subconsciente de los hombres. No quiero decir más. Por otra parte, me gustaría dejar a parte la religión, ya que este blog es puramente político. Eso sí, de momento, Europa al menos la considero “cristiana”, y en ese contexto también lo soy. No voy a cambiar de religión de la noche a la mañana. Sólo me hago preguntas. Saludos.

      • Por alusiones, y estando de acuerdo con lo que dice Gerión sobre esos otros dioses, para mi la cuestión es más compleja que Dios creando al hombre o viceversa; sería más bien un ciclo de polaridades en las que se conforman unos a otros mutuamente, de forma más armónica en la antigüedad, más abruptamente a día de hoy. La idea de un único Dios, me parece obscena y fuertemente antieuropea.

        “¿No consiste la divinidad en que haya dioses, pero no dios?” Friedrich Nietzsche

        Respecto a lo que dices Gerión, sobre contrariar a Juan, no tomo cuidados en este sentido (sin caer, por supuesto, en la falta de respeto), como no espero ni deseo que los tomen conmigo. En tiempos de prosperidad espiritual la divergencia que proviene del fuerte deseo de individualidad es el alimento del que el espíritu se provee para elevarse sobre sí mismo; pero en tiempos de penurias y decadencia como los que vivimos, el contexto vital es más que suficiente para alimentar al espíritu, y toda consideración “egoica” (¡qué mal ha hecho toda la literatura New Age a este término!) debe ser sacrificada sistemáticamente en aras de una cristalización de núcleos conscientes de su europeidad y del momento histórico que les ha tocado vivir. Yo no leo y escribo en este blog para tener razón, lo hago porque creo que realmente podemos ayudarnos unos a otros a afilar nuestras espadas mentales. Del mismo Juan, por ejemplo, he aprendido mucho y muy variado, tanto en este blog como en otros en los que he tenido la suerte de leerle.

      • Aprendo y respeto a Juan y lo entiendo. Dicho esto a veces amoldamos los hechos a nuestras ideas. Si Europa ha de ser “cristiana” en estos momentos es por pura supervivencia (de Europa) y no seré yo quien me baje del carro en este momento delicado, dicho esto también, no me desdigo de lo anterior, pero lo más inteligente sería: la religión en el ámbito privado y la política en lo público. Con esto me cuesta hablar del pasado, pero Hitler, claro que era cristiano, y no prohibió (no quiero repetirme) ninguna religión (ni la judía, a los judíos se les consideró extranjeros), por tanto apoyó a la iglesia cristiana pero no la dejó inmiscuirse en ningún asunto político y de Estado. Al contrario que en España con el nacionalcatolicismo, donde tenía que haber sido el nacionalsindicalismo. Hay una frase irónica atribuida a Hitler, que cuando vio y le contaron sus diplomáticos la cantidad de curas, obispos, y “caciques” etc. metidos en el bando nacional en el “carajal” de la guerra y la postguerra dijo: “Nos hemos equivocado de bando”.

  6. El mensaje cristiano es universal, por que Cristo es el Creador hecho hombre, y de El es la Creación, de El es la Tierra y cuanto la llena, y como se reza en la Vigilia Pascual: “Cristo, Principio y Fin, Alfa y Omega, Suyo es el Tiempo y la Eternidad; a El la Gloria y el Poder por los siglos de los siglos, amén”; pero esto no está reñido con la diversidad de la propia Creación. La raza, la sangre, la noción de nación como compendio de la condición del ser humano como ser social así como la noción de patria, no solo no están reñidos con esta fe, sino que encuentran su justificación en la propia forma de ser del ser humano, hecho a imagen y semejanza de Dios. La doctrina nacionalsocialista defiende precisamente al ser humano incardinado en su familia, su sociedad, su nación y su patria, y es un movimiento que se desarrolla en la Europa cristiana, y es un movimiento que reivindica los orígenes raciales, la nación, la patria y también la aristocracia de la Naturaleza, que en su discurrir a través del tiempo selecciona a los mejores sobre los defectuosos, y que siempre tratará de apropiarse de los espacios que el ser humano le incauta. Y…¿Qué pasa? No pasa nada, por que todo esto no es más que el reflejo de la vocación de perfección presente en el orden natural creado por Dios pero que sin embargo se encuentra (conforme al pecado, según el Cristianismo) mermado de su plenitud original.

    • Hola Juan, me gusta la respuesta y me siento identificado con ella. Y esa misma respuesta, por poner un ejemplo, la podría dar un iniciado en “Sabiduría Hiperbórea” con solo cambiar algunos nombres. Mi pregunta es, ¿Cómo puedo creer en Yahvé si no creo en Jehová, ¡¡¡si es el mismo dios!!!? Te lo pongo difícil, no me vale que me digas que Jesucristo o por medio de el, Dios (Yahvé), hace por medio de cualquier acto de la venida al mundo de aquel una transformación del mismo Dios. ¿Si lo que fue primero está equivocado, cómo no estará lo segundo, y lo tercero? Saludos.

  7. Para nosotros los españoles, como para el resto de europeos, hay en nuestra Historia un antes y un después desde la evangelización. Las antiguas mitologías (y quien esté versado en esto convendrá conmigo) son pesimistas respecto del sentido de la vida del ser humano, respecto de su papel en el mundo y sobre todo respecto de su trascendencia, de su destino, un tanto sombrío. Es normal que así sea, por que no son verdad revelada y por que de este mundo conocemos una certeza: nuestra partida. El Evangelio es la clave de ese arco romano, de ese dintel despiezado, de ese anhelo de los del norte de que una vida de honor no sea para nada. La unicidad de Dios no es solo un acto de fe, sino una conclusión filosófica de la razón humana: la perfección no puede ser fragmentaria. Si lo es, no hay perfección en los fragmentos sean o no complementarios y por ende no hay perfección. El nombre de Dios, Yahvé o Jehová, es el mismo se llame según los idiomas o las tradiciones; Lo que sí puede ser distinto por completo es la verdad sobre la que se sustente cada nombre. Verdad solo hay una como solo puede haber un único Dios, aun cuando en el Cristianismo tome tres personas distintas.

    Nosotros los cristianos creemos en Cristo y sobre todo en tres verdades fundamentales: en la resurrección gloriosa de Cristo como primicia de la nuestra, en el perdón de los pecados y en la adopción como hijos de Dios y herederos del Reino. Del Evangelio conocemos la historia entre Dios y los judíos por las referencias de Cristo, sobre todo a Abraham y a Moisés, pero también sabemos que los judíos fueron señalados por Cristo como ejemplo de materialismo opuesto a la espiritualidad de que hacían gala y sobre todo como ejemplo opuesto a la que debe ser nuestra conducta: “Guardaos de la levadura de los fariseos”.

    ¿Es el Dios de los cristianos el Dios de Israel, de Abraham, de Moisés? Sí, aunque en la Biblia hay verdad revelada y a la vez verdad “construída” o magnificada, o apócrifa. Del Evangelio se deduce que Dios, por medio de Cristo, se manifiesta al mundo entero, a todos los seres humanos y con la Verdad revelada que resuelve los enigmas que nuestras mitologías y panteones creados por nuestros antepasados a medida solo humana no podían resolver.

    • Efectivamente, es solo un libro, que no es poco. Con esto quiero decir el valor de la palabra escrita, sea cual sea lo que se quiere decir. Mis respeto por cualquier libro. Trate de lo que trate.Y la interpretación ha de ser de cada individuo, no de unos prólogos que ya sabemos de que van. Claro que si no se escriben, la fuerza judía no permite que se edite (y a regañadientes). Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s