EL PERFIL DE LA DERECHA O LA IZQUIERDA DE PERFIL

No están todos los que deberían ser. Nos han robado, que no hurtado, una ideología. El Partido Popular (PP) tiene la gran ventaja de no ver a su derecha un partido como el FN francés. Franco hizo el milagro y un milagro le dio a Franco su tiempo, pèro esto es otra historia aunque sociológica y psíquicamente está ahí, al menos en cierto target, pero que engulle a los círculos concéntricos de la diana. España

En estos tiempos de cambio falta una ideología y quizás, sobre alguna por repetida. Pero son tiempos de clonación, de globalización y de no sacar la patita para calentarse aunque el frío esté dentro. No te dan permiso para salir. El mito de Platón y sus sombras nos la pintan demoníacas, fuera del límite que pone el miedo a ser libre. Miedo que utiliza magistralmente la globalización entendida como igualdad neonata pero una vez en el mundo, la libertdad se trocea como un sistema métrico y mental, el primero por la cualidad numérica impuesta (de ideologías) y el segundo a no pasar de cierta latitud, pues más allá no hay nada. Pero había. Y aún hay.

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y el PP son dos máquinas gigantes bien engrasadas que necesitan mucho combustible, les falta agilidad, velocidad y reflejos. Son como dos grúas que se necesitan para mover una carga pesada a la que luego no saben donde depositarla. El vaivén hace rozarla en las torres del homenaje donde descansan y reconfortan los maquinistas en su añorado decanso del guerrero. Los_cuatro

Podemos y Ciudadanos orbitan entre dichas torres que circumbalan la gran máquina sostenida por las dos grúas. A veces la gravedad del asunto parece hacerles precipitarse al mundo conocido, a veces cruzan este saltando chispas en las capas celestes, unas veces impactan con algún daño y otras se desintegran en el intento.

Quieren hacerse con el control de la máquina pero les falta músculo. Pero una de las fuerzas es siniestra y la otra sinicéntrica (a veces) con lo cual se quema el fuselaje al entrar en la atmósfera, al no estar la nave nivelada.

Los de dentro, los de la grúa, hacen girar y marear al gran peso que sostienen (España) por girar uno a la diestra y el otro a la izquierda, dándose un fenómeno llamado dicéntrico contrapuesto al sinicéntrico pero con los mismos resultados finales, que hace que, gires donde gires acabes absorbido por una fuerza presisamente contraria a la centrífuga, opuesta hacia afuera, implosiva y atomizada en una diana, amplia, pero engullida hacia el target marcado por la globalización normalizada y estandarizada.

España prisionera de sí misma pero a su pesar y sin conocimiento. También Europa.Europa

Falta una ideología. Siempre la han querido robar y siempre lo han conseguido. A veces por la fuerza y otras por el hurto. En estos tiempos de cambio debería renacer para grabitar y sin lastre, las fuerzas se dirijan a un punto fijo, común, diverso en su conjunto pero con rumbo al bien común.

Sin izquierdas, derechas ni círculos concéntricos. Un ecuador sin perfiles y un perfil sin límites, políticamente incorrecto, como el interior de los individuos, que no siempre coincide con el centro y en el centro está la similitud, no la igualdad, la ingrabedad, no la fuerza, la ley, no la justicia, el poder, no la legitimidad.

Y todos forman un centro, un círculo con cuatro vértices y cuando rodeas el cuadrado a todos los ves de perfil. Ninguno de frente, y el perfil es estético, pero estático no es ético (en política).

G.R-M.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s