Caballo de Troya aquí, caballo de Troya allí, caballos de Troya en todas partes

Casi todo el mundo conoce la historia épica del caballo de Troya. A medida que crecí sin una educación clásica, no aprendí sobre esta historia de engaño hasta que era un adulto. De hecho, experimenté y observé este fenómeno en mi propia vida… MUCHO antes de conocer la referencia literaria.

Cambiando a un contexto más reciente y relevante, de malwarebytes.com, los troyanos se definen como “programas que pretenden realizar una función pero en realidad hacen otra, típicamente maliciosa. Los troyanos pueden tomar la forma de archivos adjuntos, descargas y videos / programas falsos.”

El paradigma Coronavirus refleja el icónico cuento de caballos de Troya, pero ha sido invertido. Es un virus de paradoja – un virus troyano, si se quiere. Por lo tanto, mientras que los virus informáticos troyanos son programas aparentemente benignos que ocultan una intención más maliciosa, este virus novedoso ha sido retratado como malicioso, pero puede ser más de una exageración, y potencialmente incluso una tergiversación de una amenaza. Ya sea que creas o no que hay una pandemia fabricada, o si te suscribes a la noción de “Nunca dejes que una crisis se desperdicie”, ambas perspectivas son consistentes con un virus troyano, ya que ha hackeado las mentes de casi toda la población mundial. Es el epítome del malware, ya sea concebido en un laboratorio de computación, o como una forma de pensamiento, o de otra manera. Ha cobrado vida y ha puesto al mundo de rodillas, a mente de la élite “científica”. Incluso ha afectado a aquellos de nosotros que parecen inmunes a su impacto que altera la mente.

Richard Brodie, en Virus of the Mind: The New Science of the Meme, analiza cómo el método de programación del caballo de Troya se cuela en nuestra psique y “empuja nuestros botones” a través del uso de memes y técnicas de PNL como “incrustar” y “anclar”. Como practicante certificado de PNL, soy sensible a notar cuando tales técnicas están siendo armadas. En el caso del escenario COVID-19, planté que las masas han sido infectadas a través de técnicas de propagación de meme altamente eficaces (software memético AKA), diseñado para reprogramar sus comportamientos.

Entonces, ¿cuál es el verdadero trato con este virus troyano que está programado con viriones de miedo y sumisión? ¿Qué se esconde dentro de su chapa exterior con púas? El virus troyano sirve como cobertura ideal para dar inicio a la Cuarta Revolución Industrial (4IR),incluyendo la Sociedad 5.0. Esto ha sido discutido por varios investigadores.

El investigador más importante sobre tecnocracia es Patrick Wood. Como Wood afirma profundamente en Technocracy Rising: The Trojan Horse of Global Transformation“El caballo oscuro del Nuevo Orden Mundial no es comunismo, socialismo o fascismo. Es la tecnocracia”.

Mientras que los de la izquierda ven el fascismo, y los de la derecha ven el comunismo, lo que es mucho más profundo es lo que une a todas las élites, la de la tecnocracia. La tecnocracia une a casi todos los países y a todos los líderes del mundo moderno. Es el hilo conductor universal de la opresión. Le imploro (rara vez insisto) que vea la entrevista más reciente de Patrick Wood, “The Global Elite & The Coronavirus Coup D’état”. Como la serendipidad lo tendría, había escrito la mayor parte de este ensayo antes de ver esta discusión exhaustiva, así que llegó en un momento oportuno. Wood también mencionó a Parag Khanna (alrededor de la marca de 23 minutos), cuyos libros había comprado recientemente para la investigación en este sentido.

Parag Khanna, un destacado estratega mundial y joven líder mundial del Foro Económico Mundial, ejemplifica la ideología tecnocrática. En su libroConnectography: Mapping the Future of Global Civilization, Khanna afirma alegremente: “Con el auge de la red global de sensores apodado el‘Internet de todo’(Internet de las cosas + Internet de las personas), nuestros mapas se actualizarán perpetuamente, proporcionando una visión animada de nuestro mundo tal como es realmente, incluso los cinco mil aviones comerciales en el cielo y los más de diez mil barcos que cruzan los mares en un momento dado. Estas son las arterias y venas, capilares y células, de una economía planetaria sustentada por una red de infraestructura que eventualmente puede llegar a ser tan eficiente como el cuerpo humano”. Khanna agregó: “Eventualmente, es posible que no necesitemos satélites para el posicionamiento y la navegación con la llegada de la detección asistida por cuántica de menor costo pero extremadamente precisa que determina la ubicación midiendo el impacto del campo magnético de la Tierra en los átomos”.

En el libro anterior de Khanna, How to Run the World: Charting a Course to the Next Renaissanceél establece su “manifiesto de vanguardia para la diplomacia en un mundo sin fronteras”. Cuando escribió este libro en 2011, expresó: “Algunos temen ahora una ruptura de nuestro orden global, pero ¿no es más aterrador darse cuenta de que el orden actual ya se ha roto durante años? Es el tipo de momento que tuvo en mente el filósofo Karl Popper cuando argumentó que derribar nuestro orden existente y construir uno nuevo desde cero podría conducir a un sistema más viable”. Khanna continuó: “Henry Kissinger lo dijo mejor: ‘No diseñas un nuevo orden mundial como medida de emergencia. Pero se necesita una emergencia para lograr un nuevo orden mundial. Por último, se está llevando a cabo un debate mundial sobre cómo rediseñar la forma en que manejamos el mundo”.

Un punto más muy relevante y oportuno que Khanna hace, “Norte y Sur, público y privado, Oeste y Este: Todos los nuevos centros de poder están presentes dentro de las actividades del WEF [Foro Económico Mundial], lo que la convierte en la única organización del mundo verdaderamente dedicada a la megadi diplomacia. Mientras que las Naciones Unidas y el Banco Mundial hablan de “reforma” como un código para fortalecerse, el WEF crea el espacio para pensar en un rediseño genuino de cómo manejamos el mundo, siempre colaborando a gobiernos, empresas y organizaciones… El WEF nunca recibirá ningún crédito, pero ¿a quién le importa?”

En Shaping the Future of the Fourth Industrial Revolution, Klaus Schwab (Fundador y Presidente Ejecutivo del Foro Económico Mundial), declaró: “Encontrar soluciones para los desafíos de gobernanza de la Cuarta Revolución Industrial requerirá que los gobiernos, las empresas y los individuos tomen las decisiones estratégicas correctas sobre cómo desarrollar e implementar nuevas tecnologías. Pero esto requerirá adoptar una postura sobre los valores sociales y mejorar la creación de mecanismos de acción colaborativa… las corporaciones multinacionales y los Estados-nación tendrán que ser más eficaces en la construcción de acuerdos internacionales formales e informales.”

¿Qué mejor manera de crear esta iniciativa que una pandemia global? Parece que marca todas las casillas necesarias de inclusión a una escala tan grande. Una aclaración vital es que este evento, y la extensa planificación que dio origen a esta operación, va mucho más allá de cualquier partido político, o cualquier entidad gubernamental. El alcance panóptico de esto se ha evidenciado en la escritura de Khanna y Schwab, y necesita ser reconocido.

Podría escribir un tratado completo sobre el libro de Schwab. Es un plan detallado para lo que está por venir: cómo los controladores planean “reformar el mundo físico” a través de blockchain, el Internet de las cosas, la IA, la robótica, la biotecnología, la neurotecnología, las realidades virtuales y aumentadas, la geoingeniería y las tecnologías espaciales. Como Schwab transmite con convicción, “las tecnologías de la Cuarta Revolución Industrial no se detendrán en formar parte del mundo físico que nos rodea: se convertirán en parte de nosotros… Los dispositivos externos de hoy . . . será… se vuelven implantables en nuestros cuerpos y cerebros . . . Vamos a ser más capaces de manipular nuestros propios genes, y los de nuestros hijos”. Toda la obra de Schwab se centra en el concepto de que este cambio en la sociedad no puede ocurrir de manera incremental, sino que DEBE ser perjudicial para el status quo, y debe ser revolucionario.

Lo que me pareció más inquietante en el libro fue lo casual que Schwab discutió “alterar al ser humano”. En sus propias palabras, “las líneas entre las tecnologías y los seres se están volviendo borrosas, y no sólo por la capacidad de crear robots realistas u organismos sintéticos. En cambio, se trata de la capacidad de las nuevas tecnologías para literalmente convertirse en parte de nosotros … podemos comenzar a integrar las tecnologías digitales en nuestros cuerpos . . . el futuro puede ver curiosas mezclas de vida digital y analógica que redefinirán nuestra propia naturaleza… Estas tecnologías funcionarán dentro de nuestra propia biología y cambiarán la forma en que nos interrelacionamos con el mundo”.

¿Alguien está familiarizado con Neil Harbisson, elprimer cyborgdel mundo?” Harbisson afirma que sería mejor para el medio ambiente y el planeta, si re-diseñamos a la humanidad, como una nueva especie. Esto parece alinearse perfectamente con lo que quieren los controladores tecnocráticos. ¿Este es el tipo de vida que queremos? Para aquellos que desean profundizar en sus planes de rediseñar a los seres humanos (incluyendo la erradicación de virus), lea Regenesis: Cómo la Biología Sintética reinventará la Naturaleza y nosotros mismos por George Church.

Tanto Harbisson como la Iglesia encarnan la doctrina del transhumanismo, que parece estar casada alquímicamente con la tecnocracia. Aunque no delinearé el credo del transhumanismo en este ensayo, sugiero que sus raíces se remontan mucho más allá de la tecnocracia. David Livingstone, en su prolífico y bien-resourced libro, Transhumanism: The History of a Dangerous Idea, proporciona mucha evidencia para apoyar la noción de que la ciencia ha alcanzado un estatus casi culto- arraigado en el misticismo y lo oculto. Livingstone expone la influencia de lo oculto y la Era de la Ilustración, y en particular, el papel del “Colegio Invisible” con sede en Rosicrucian, y su impacto en el científico que está apoyado por la fe, no diferente de cualquier otra religión. Baste decir, después de leer Transhumanismo, Me pregunto si la noción de tecnocracia puede ser en sí misma otro troyano colocado en nuestra conciencia para engañar y cifrar aún más los motivos ulteriores de sus arquitectos.

Los caballos de Troya adicionales empaquetados en la tecnología, por ejemplo, incluyen moneda sin efectivo y sin monedas (criptomoneda), y supuestamente vacunas “más seguras” integradas con nanotecnología. Estas tecnologías avanzadas apoyarán la agenda transhumanista, con un objetivo final potencial es la creación del“Cerebro Global”conectado artificialmente. Escuche esta reciente discusión con Ben Goertzel (CEO y fundador de SingularityNET) con respecto a sus intenciones.

Esta agenda del Nuevo Orden Mundial ya no es una teoría amorfa. Ha sido diseñado de forma transparente con inmenso detalle por los controladores. Sus planes están avanzando a un ritmo exponencial.

CUIDADO CON los caballos de Troya. Están EN TODAS PARTES.

—————————————————————–

Addendum (añadido 7/23): Descuidé incluir esta breve presentación,“Mirando hacia el fin de la humanidad”(sólo 20 minutos de duración), de James Corbett. Es esencial ver, en mi opinión.

Referencias para lectura/escucha adicional:

Technocracy: The Hard Road to World Order de Patrick Wood

Orden Mundial Escolar: La Globalización Tecnocrática de la Educación Corporatizada por John Klyczek

Llave en los engranajes

“Cómo el ‘Gran Reinicio’ está apuntando a nuestros hijos y planea ‘reimaginar’ a la humanidad”

 

“Un inquietante vistazo al futuro: Bill Gates, Elon Musk y la 4a Revolución Industrial”

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s