152 muertes por covid en Portugal desde enero de 2020

PDF de la Sentencia

Desde marzo de 2020 han muerto en Portugal 152 personas de covid, nombradas formalmente por el ministerio de sanidad y confirmadas por un tribunal.

Todos los “otros” murieron de todo lo demás que mata y acaba de tener una prueba PCR positiva inútil!

Los datos son de SICO, el único sistema de certificados de defunción en Portugal. La referencia a “bajo la tutela del MJ es espuria, todos se emiten bajo la tutela del MJ que es la única institución que los emite.

Vivimos en un fraude de dimensiones nunca antes visto.

En respuesta a una acción popular, fue necesario citar al tribunal para que el ministerio respondiera, desesperado por no denunciar el fraude.

Todos los responsables de la manipulación de los datos de “casos” y “muertes” sólo pueden, después de esto, ser juzgados por el delito si queda algo de dignidad en el estado de derecho.

152 mortes de covid em Portugal desde janeiro 2020

Fuente: 152 muertes por covid en Portugal desde enero de 2020 | andre-dias.net

Bioética del despliegue de la vacuna experimental COVID en el marco de la EUA: es hora de que nos detengamos y veamos lo que está pasando

Proporciono este breve ensayo para la comunidad de TrialSite porque está involucrada, o al menos interesada, en la investigación clínica en seres humanos. A modo de antecedente, entiendan que soy un especialista y defensor de las vacunas, así como el inventor original de la tecnología de la plataforma central de la vacuna de ARNm (y de la vacuna de ADN). Pero también tengo una amplia formación en bioética por la Universidad de Maryland, el Instituto de Investigación del Ejército Walter Reed y la Facultad de Medicina de Harvard, y el desarrollo clínico avanzado y los asuntos reglamentarios son competencias fundamentales para mí.  

Dr. Robert MALONE

Antes de examinar los fundamentos bioéticos de la política y la práctica actuales que sustentan el despliegue de la vacuna experimental contra el COVID en muchos países occidentales, permítanme comenzar compartiendo algunas pruebas de primera mano del «mundo real».  

La semana pasada estuve en una llamada con un médico de atención primaria canadiense durante un par de horas. Me contó la historia de los seis (en su opinión) casos clínicos altamente inusuales de eventos adversos post-vacunación que ha observado personalmente en su práctica, relacionados con la vacunación de sus pacientes con el producto de la vacuna de ARNm de Pfizer. Hay que tener en cuenta que fueron los médicos canadienses -actuando por su cuenta- los que presentaron la FOIA para obtener acceso al IND de la vacuna de Pfizer.

Lo más alarmante para mí fue que mi colega médico de atención primaria me dijo que cada uno de estos casos fue reportado por los canales apropiados en Canadá, y cada uno fue sumariamente determinado como no relacionado con la vacuna por las autoridades, sin una investigación significativa. Además, me informó de que cualquier médico en activo en Canadá que haga públicas sus preocupaciones sobre la seguridad de las vacunas se ve sometido a una tormenta de burlas por parte de los médicos académicos, al posible despido (medicina socializada controlada por el Estado), y a la pérdida de la licencia para ejercer.

Esta es una de las caras de la censura en la época de COVID . Pero, ¿de qué tienen miedo los dirigentes oficiales de la sanidad pública? ¿Por qué es necesario suprimir el debate y la plena divulgación de la información relativa a la reactogenicidad y los riesgos de seguridad del ARNm? Analicemos con rigor los datos de eventos adversos relacionados con las vacunas. ¿Hay información o patrones que se puedan encontrar, como el reciente hallazgo de las señales de cardiomiopatía, o las señales de reactivación del virus latente?  Deberíamos contar con los mejores expertos en bioestadística y aprendizaje automático para examinar estos datos, y los resultados deberían ponerse a disposición del público sin demora. Por favor, síganme y tómense un momento para examinar conmigo la bioética subyacente de esta situación.

Creo que a los ciudadanos adultos se les debe permitir el libre albedrío, la libertad de elegir. Esto es especialmente cierto en el caso de la investigación clínica. Estas vacunas de ARNm y adenovirus recombinante siguen siendo experimentales en este momento. Además, se supone que estamos haciendo ciencia y medicina rigurosas y basadas en hechos. Si no se lleva a cabo una evaluación rigurosa y transparente de la reactogenicidad de las vacunas y de los efectos adversos post-vacunación, nosotros (las comunidades de salud pública, de investigación clínica y de desarrollo de vacunas) hacemos el juego a los memes anti-vaxxers y validamos muchos de sus argumentos. La supresión de la información, el debate y la censura total en relación con estas vacunas COVID actuales, que se basan en tecnologías de terapia genética, arrojan una mala luz sobre toda la empresa de vacunas.  En mi opinión, el público adulto puede manejar la información y el debate abierto. Además, debemos divulgar plenamente todos los riesgos asociados a estos productos de investigación experimental.

En este contexto, el público adulto es básicamente un sujeto de investigación al que no se le exige que firme el consentimiento informado debido a la exención de la EUA. Pero eso no significa que no merezcan la divulgación completa de los riesgos que normalmente se exigiría en un documento de consentimiento informado para un ensayo clínico.  Y ahora algunas autoridades nacionales piden que se apliquen las vacunas EUA a los adolescentes y a los jóvenes, que por definición no pueden dar directamente el consentimiento informado para participar en una investigación clínica, ya sea por escrito o de otro modo.

El punto clave aquí es que lo que se está haciendo al suprimir la divulgación abierta y el debate sobre el perfil de los eventos adversos asociados con estas vacunas viola los principios bioéticos fundamentales para la investigación clínica. Esto se remonta a la convención de Ginebra y a la declaración de Helsinki. Debe haber un consentimiento informado para la experimentación en seres humanos. Los sujetos humanos -usted, yo y los ciudadanos de estos países- deben ser informados de los riesgos.  Como comunidad, ya hemos debatido y tomado una decisión: no podemos obligar a los presos, a los reclutas militares ni a ninguna otra población humana a participar en un estudio de investigación clínica.  Por ejemplo, véase el informe Belmont, que proporcionó los fundamentos de la ley federal estadounidense Code of Federal Regulations 45 CFR 46 (subparte A), denominada «The Federal Policy for the Protection of Human Subjects» (también conocida como «Common Rule»).

Citando el Informe Belmont 

«Consentimiento informado. – El respeto a las personas requiere que los sujetos, en la medida en que sean capaces, tengan la oportunidad de elegir lo que les sucederá o no. Esta oportunidad se ofrece cuando se cumplen las normas adecuadas para el consentimiento informado. Aunque la importancia del consentimiento informado es incuestionable, prevalece la controversia sobre la naturaleza y la posibilidad de un consentimiento informado. No obstante, existe un acuerdo generalizado en que el proceso de consentimiento puede analizarse como si contuviera tres elementos: información, comprensión y voluntariedad

Información, comprensión y voluntariedad. En mi opinión, parece que en muchas regiones la dirección de la sanidad pública se ha pasado de la raya y está violando los principios básicos sobre los que se construye la ética de la investigación clínica. Creo que esto debe terminar. Debemos tener una divulgación pública transparente de los riesgos -en un sentido amplio- asociados a estas vacunas experimentales. O eso, o habrá que replantearse toda la estructura bioética moderna que sustenta la investigación con seres humanos.

Realmente creo que tenemos que  hacer como aquella canción que decía «paren, niños, qué es ese sonido – miren todos lo que está pasando«. 

Además, como estas vacunas aún no están autorizadas en el mercado (con licencia), la coacción a los sujetos humanos para que participen en experimentos médicos está específicamente prohibida. Por lo tanto, las políticas de salud pública que cumplen los criterios generalmente aceptados de coerción para participar en la investigación clínica están prohibidas.  

Por ejemplo, si yo propusiera un ensayo clínico en el que participaran niños y los incitara a participar regalando helados a los que estuvieran dispuestos a participar, cualquier junta institucional de seguridad de sujetos humanos (IRB) de Estados Unidos rechazaría ese protocolo. Si yo propusiera un protocolo de investigación clínica en el que la población de una región geográfica perdiera libertades personales a menos que el 70% de la población participara en mi estudio, una vez más, ese protocolo sería rechazado por cualquier IRB de Estados Unidos basándose en la coacción de la participación de los sujetos. No se permite la coacción para participar en el estudio. En la investigación clínica con sujetos humanos, en la mayoría de los países del mundo, esto se considera una línea roja que no se puede cruzar ¿Cómo es que ahora se nos dice que renunciemos a ese requisito sin ni siquiera permitir un debate público abierto?  

En conclusión, espero que se unan a mí; deténganse un momento y consideren por sí mismos lo que está sucediendo. La lógica me parece clara.

1) Un producto médico sin licencia desplegado bajo autorización de uso de emergencia (EUA) sigue siendo un producto experimental en desarrollo de investigación clínica.

2) La EUA autorizada por las autoridades nacionales básicamente concede un derecho a corto plazo para administrar el producto de investigación a sujetos humanos sin un consentimiento informado por escrito.

3) La Convención de Ginebra, la declaración de Helsinki y toda la estructura que sustenta la investigación ética en seres humanos exigen que los sujetos de la investigación estén plenamente informados de los riesgos y den su consentimiento para participar sin coacción. ¿Se ha cruzado esa línea clara? Si es así, ¿qué medidas hay que tomar? Estoy deseando conocer sus ideas y conclusiones.


Publicado originalmente en https://trialsitenews.com/bioethics-of-experimental-covid-vaccine-deployment-under-eua-its-time-we-stop-and-look-at-whats-going-down/

Fuente: Bioética del despliegue de la vacuna experimental COVID en el marco de la EUA: es hora de que nos detengamos y veamos lo que está pasando – eXtramuros (extramurosrevista.com)

Vacunas COVID-19. Luego de seis meses de su uso, ¿existe alguna razón para alarmarse?

Artículo extenso pero necesario. Si los médicos, trabajadores de la salud y científicos no tienen tiempo ni ganas de leer escritos como este, más vale mantenerte lejos de ellos.

***

Un resumen de los asuntos principales bajo examen, junio 2021

Por Aldo Mazzucchelli

PARTE 1. Signos preocupantes más allá de la supervisión oficial

Al momento de preparar este reporte, poco más de seis meses después de iniciada la vacunación en el mundo, algunas señales de preocupación están adquiriendo un volumen y una visibilidad que los va haciendo discutidos en círculos algo más amplios a los de los grupos críticos más duros. Esos problemas demandan explicación. ¿Cuáles son esos problemas, para empezar pues?

Sigamos la recopilación realizada hasta el día 11 de junio por Austin Walters para Estados Unidos. En ese país de más de 330 millones de habitantes, aproximadamente la mitad de la población ya está vacunada (53% una dosis; 47% dos dosis), y sólo están usando vacunas de nueva tecnología (ARNm o vectorizadas). Por tanto, Estados Unidos, país enorme y diverso, sirve como una muestra de razonable relevancia. 

El VAERS (Sistema de Reporte de Efectos Adversos de Vacunas) norteamericano reporta a esta altura un número de fallecimientos vinculados a las vacunas contra COVID muy alto, en términos comparativos, respecto de todas las vacunas conocidas antes en todos los años de existencia del mecanismo VAERS. Esta es meramente una comparación interna que no permite extraer conclusiones finales sobre lo que esté pasando, pero el gráfico inicial es llamativo: 

Reportes de muerte en VAERS desde 1990 al 28 de mayo de 2021. Números absolutos.

Estos datos han sido inmediatamente recibidos con una andanada de críticas de parte de los usuales «fact-checkers» que, lejos de ser fuentes objetivas de verificación, son organizaciones ideológicas y políticas totalmente comprometidas con la defensa del discurso ortodoxo relativo a Covid-19. De modo que si el lector intenta hacer una verificación superficial de cualquier crítica que se haga a las vacunas, lo primero que encontrará si usa Google será una gran cantidad de «verificaciones independientes» que dirán lo contrario. Así funciona la censura y el control mental de las grandes compañías tecnológicas estos días, de modo que el lector que quiera realmente avanzar en la veracidad de las cosas deberá ir más allá de esta primera barrera de desinformación que se le tira encima. 

Lo llamativo es que incluso PolitiFact, uno de los fact checkers más conocidos, parciales y comprometidos con la ortodoxia Covid, no puede negar totalmente los hechos. Lo que hace es relativizarlos, y decir que el VAERS no debe usarse como mecanismo para «sacar conclusiones definitivas», sino que «es bueno para detectar patrones de eventos que podrían indicar un problema, lo que a su vez podría desencadenar una mayor investigación de un posible problema de seguridad«.

Obviamente, solo un tonto sacaría conclusiones exclusivamente por los datos del VAERS. Pero es justamente el patrón de eventos que notablemente y sin lugar a muchas dudas emerge del VAERS, lo que debería «desencadenar una mayor investigación». De modo que, incluso siguiendo las recomendaciones de cosas como PolitiFact, hay patrones preocupantes que deberían llamar a la cautela respecto de estas vacunas.

Además de ello, el reporte de efectos indeseados, muchos de ellos graves, es extremadamente alto también. 

Hagamos pues una crítica más equilibrada del VAERS y lo que permite ver, y complementémosla con algunas fuentes más duras. Por ejemplo, con las muertes reales y oficiales reportadas por el CDC.

1.1 Primero, el VAERS es definitivamente una sub-representación de lo que pasa. 

En efecto, el mecanismo VAERS no reporta más que una pequeña fracción de los eventos (incluidos  fallecimientos) reales. Esto es conocido y admitido por las propias autoridades del VAERS, y ocurre por un conjunto de causas. El reporte no es obligatorio; el reporte genera responsabilidades incluso penales -en caso de falsificación- para la persona que se hace responsable; y el reporte es muy engorroso en términos del tiempo y detalles que insume llenarlo. De modo que sean cuales sean las cifras que arroja el VAERS, estas son necesariamente sólo una fracción de las ocurrencias reales, y de qué fracción se trata es materia especulativa -algunos indican que es el 1% y otros que es el 25%, por ejemplo. Ver por ejemplo un estudio para el nivel de subreporte de anafilaxis aquí

1.2 Segundo, existe un problema de definición conceptual respecto de qué es lo que se está reportando. 

En efecto, los problemas y síntomas experimentados por algunos o muchos de los vacunados tienen un amplio espectro que complica cualquier panorama simplista. Muchos de ellos -especialmente los más graves- involucran problemas circulatorios que llegan hasta el infarto fulminante, o el ACV provocado por coagulación, pasando por diversas formas de parálisis, inflamaciones y dolores persistentes, miocarditis, problemas con la coagulación, sangrados, pérdida de la visión y el habla, y desórdenes de la función menstrual, abortos espontáneos, entre otros. Pero -y debido al ambiente obviamente enrarecido y las presiones que son cosa de todos los días en relación al asunto de las vacunas, su efectividad, sus riesgos relativos, etc.- se desarrolla una verdadera guerra dialéctica y de «papers» encontrados, de donde es muy difícil obtener una visión clara. 

1.3 Tercero, «correlación no es causalidad», y «cercanía en el tiempo de dos eventos» no es demostración de que existe conexión causal entre ellos.

Esto es perfectamente lógico, y debe tenérselo en cuenta. Pero si nada impotante cambió en el mundo de la vacunación en diciembre de 2020 salvo que se comenzó a vacunar contra COVID-19, y los eventos reportados en conexión con esta vacuna suben hasta golpear el techo, no es la hipótesis más plausible decir que ambos hechos no tienen nada que ver, ni ignorarlo. Es preciso profundizar.


1.4 La mortalidad inexplicada

Veamos pues otra fuente de datos. Sea el CDC, el lugar más oficial y autorizado de Estados Unidos que lleva el conteo de fallecimientos y sus causas. 

Un elemento que parece significativo, entre otros y además del aumento indiscutible y astronómico de reportes VAERS, es el aumento de muertes desde que se comenzó a vacunar, en Estados Unidos, por lo que se conoce como «Signos, síntomas y hallazgos clínicos y de laboratorio anormales, no clasificadas de otra forma» (categoría R00-R99). 

Esto, en palabras más simples, son todas las muertes que aun el CDC no puede explicarSteve Kirsch tiene una interpretación más detallada -y más extrema- que la que sugeriremos aquí.

Abajo se ve una captura de pantalla con los datos del CDC para esa categoría al 16 de junio, donde se ve que existe un aumento muy significativo de esa categoría «R00-R99». En el gráfico se ve la curva (en rojo) de esas muertes, aumentando abruptamente a partir de la vacunación; se la compara con un evento estacional que característicamente lleva a un aumento de fallecimientos en esos meses invernales, la categoría J09-J18, «Influenza y neumonía», (en azul):  

Cuenta provisional de muertos semanales en estsdos de Estados Unidos. Fuente: Centers for Disease, Control and Prevention (CDC)

Las muertes no explicadas trepan a un total muy por encima de lo normal desde el mes de Febrero 2021, un mes y medio después de comenzar la vacunación. 

Para que se aprecie con claridad cuán anormal este aumento es, compáreselo con los casos de la misma categoría, R00-R99 en los últimos 7 años. Las muertes «inexplicables» son la línea azul. En este caso, la línea roja muestra las muertes por influenza:

Serie histórica de muertes atribuidas a la categoría «Signos, síntomas y hallazgos clínicos y de laboratorio anormales, no clasificadas de otra forma«. Fuente: Centers for Disease, Control and Prevention (CDC)

El reporte de muertes asociadas en VAERS directamente a la vacuna es de casi 6.000 al momento de escribir este reporte . Recuérdese que el VAERS sub reporta de un modo significativo -pero en este momento imposible determinar cuán significativo.

El lector puede conectar los dos datos recién brindados -fallecimientos reportados por el CDC como «no explicados» desde que se comenzó a vacunar en Estados Unidos, y reporte de muertes en VAERS asociadas a la vacunación contra COVID-19. Acaso no sea insensato aventurar que la unión de ambos eventos, y cada uno por sí solo, alcanzan para plantear la hipótesis de que podría estar habiendo efectos secundarios graves, y muertes, asociadas a las vacunas con aprobación de emergencia contra COVID-19. 

Mientras que esos son los datos más relevantes que pueden citarse para Estados Unidos, hay sistemas similares en Canadá, países de la Unión Europea o Israel que también podrían consultarse. En todo caso esta es información suficiente ya para dar una alarma seria, sin contar los numerosos eventos anecdóticos de fallecimientos con una o dos dosis de vacunas, a menudo por causas similares a COVID-19 o por muertes vinculadas a fallas cardiovasculares, que -como casi todo el mundo hoy- conocemos, y que hemos dejado fuera a propósito y para mantener este reporte en la mayor neutralidad posible.


PARTE 2. La aprobación de las vacunas y la versión por el momento oficial y autorizada: la proteína espiga no viaja

Como el lector verá si consulta los textos que componen este dossier -y si quiere profundizar, también le remitimos a otros materiales fundamentales en inglés, citados en este número- el problema fundamental reside en el hallazgo -que se ha intentado negar por parte de las mismas voces de los «fact checkers» y por campañas de ataque personal llevadas adelante a menudo en base a anónimos, como se verá- de que la proteína espiga generada por las vacunas, que se creía era biológicamente inactiva, y que se creía permanecía en la zona de la inyección, en realidad se acaba de descubrir que se libera y viaja por todo el cuerpo, instalándose en diversas partes del cuerpo, con un alto potencial de crear daños a corto, mediano o largo plazo.

El problema por ahora reside, pues, en si es correcto este hallazgo, y si la proteína espiga se comporta como estaba previsto por quienes diseñaron las vacunas, o no.

Demos primero el argumento que niega que haya cualquier problema. Derek Lowe, desde su blog en Science Translational Medicine, afirma que no los hay, apoyando la versión oficial sostenida por las empresas fabricantes. Traducimos aquí el párrafo fundamental, donde Lowe explica por qué no puede compararse el comportamiento y efectos de la proteína espiga generada por la vacunación con la proteína espiga original del virus:

Ahora llegamos a una diferencia clave: cuando una célula recibe el efecto de una nanopartícula de ARNm o de un vector de adenovirus, por supuesto comienza a expresar la proteína Spike (espiga). Pero en lugar de ensamblarse en más partículas virales infecciosas, como ocurriría en una infección real por coronavirus, esta proteína se traslada a la superficie de la célula, donde permanece. Ahí es donde se presenta al sistema inmunitario, como una proteína intrusa anormal en la superficie celular. La proteína Spike no se libera para vagar libremente por el torrente sanguíneo por sí misma, porque tiene una región de anclaje transmembrana que (como su nombre indica) la deja pegada. Así es como se asienta en el propio virus, y hace lo mismo en las células humanas. Véase la discusión en este artículo sobre el desarrollo de la vacuna Moderna, y lo mismo se aplica a todas las vacunas de ARNm y vectores que producen la espiga. Ciertamente, no se da la situación de infección real de los virus cubiertos de Spike que se arrastran por todas partes a través de la circulación. La proteína Spike producida por la vacunación no se libera de manera que llegue a encontrarse con las proteínas ACE2 en la superficie de otras células humanas en absoluto: está asentada en la superficie de las células musculares y linfáticas en el hombro, no vagando por los pulmones causando problemas.

Esa es la versión que dieron por buena las agencias reguladoras, la FDA norteamericana, la Agencia Europea del Medicamento, etc. al momento de aprobar las vacunas condicionalmente. Y hasta el momento, esas reguladoras siguen manteniendo su confianza en que los resultados anunciados por las empresas eran correctos. 

Dificultades en la evaluación de la seguridad de las vacunas experimentales

En este punto, conviene profundizar en algunos detalles de los mecanismos según los cuales estas vacunas recibieron sus aprobaciones de emergencia. Puesto que la noción generalizadamente transmitida por los medios tradicionales de comunicación es que las vacunas no ofrecen ningún problema de seguridad, corresponde preguntarse de dónde sale esa afirmación y qué la sustenta.

En principio las agencias reguladoras, por ejemplo en Estados Unidos y Canadá, aun no han tomado medidas sobre los potenciales efectos secundarios negativos que, en diverso volumen, se han venido conociendo para las vacunas experimentales contra la Covid-19. Pero esto está comenzando a cambiar.

Por ejemplo, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) anunciaron, el 11 de junio de 2021, que se celebraría una reunión de emergencia el 18 de junio de 2021 para discutir los informes de inflamación del corazón resultantes del uso de las vacunas Pfizer y Moderna en hombres jóvenes de 16 a 24 años de edad. 

Según el experto canadiense Byram Bridle -de quien hablaremos más adelante- existen diversas razones por las cuales recién ahora estas revisiones estén ocurriendo. Él las enumera:

* «Dificultad nº 1: Es demasiado pronto para saberlo con seguridad. 

Tanto Pfizer como Moderna iniciaron grandes ensayos de fase 3 aleatorizados, doblemente ciegos y controlados con placebo. El grupo de placebo es importante porque sirve como grupo de referencia y ayuda a interpretar los efectos secundarios experimentados en el grupo de la vacuna. 

En el momento en que se concedió la autorización de uso de emergencia a las vacunas, cada empresa tenía datos de seguridad y eficacia para una media de sólo dos meses después de la administración de la segunda dosis de la vacuna; en el estudio de los adolescentes, la mayoría de los sujetos tenían datos de seguridad y eficacia sólo para uno o dos meses. 

Según los protocolos originales, se supone que cada individuo del estudio debe recibir seguimiento durante un total de dos años después de la segunda dosis. 

Dificultad nº 2: Abandono del grupo de control 

Las vacunas han sido autorizadas bajo uso de emergencia en muchos países clave, a nivel mundial; y las presiones basadas en el miedo impuestas por las agencias de salud pública para vacunar a todo el mundo han desencadenado que los participantes en el estudio quisieran saber a qué grupo del estudio habían sido asignados, para que los del grupo de placebo pudieran ser vacunados. Por lo tanto, los estudios se han desenmascarado, lo que significa que que ya no hay un grupo de placeboEsto significa que una evaluación rigurosa de la seguridad en el contexto de un estudio clínico bien controlado ya no es posible, y hay que confiar más en sistemas de vigilancia pasiva posteriores a la aplicación de la vacuna.

Por supuesto, esto, en sí mismo, es un reto, dado que hay incertidumbre tanto en el numerador (el número de eventos adversos relacionados con la vacuna) como en el denominador (el número que es típico para ese evento, también conocido como la «incidencia de fondo» del acontecimiento). Además, es muy difícil demostrar definitivamente que un acontecimiento está causado por la vacunación (y no sólo asociado a ella) cuando se utilizan sistemas de vigilancia pasiva.

Dificultad nº 3: Notificación insuficiente de los acontecimientos adversos 

El problema de los sistemas de notificación pasiva de acontecimientos adversos, que es el tipo de sistema que tanto Canadá como los Estados Unidos utilizan, es que existe un problema notorio de subnotificación de los efectos adversos. Esto se debe a que la notificación es voluntaria; la gente puede desconocer que hay formas de notificar los acontecimientos adversos; a menudo se disuade a la gente de notificar los acontecimientos adversos; la gente (incluidos los médicos) asumen que la afección no está relacionada con la vacunación; o las personas pueden no ser capaces de notificar sus efectos adversos (si están gravemente discapacitados, enfermos o han fallecido). 

Lo más desconcertante es la situación, como vemos en Canadá, en la que los informes de eventos adversos que intentan presentar los profesionales médicos son preseleccionados, y a veces rechazados por las autoridades de preselección. En consecuencia, las bases de datos de acontecimientos adversos pueden fácilmente no identificar posibles problemas, o subestimar los problemas en un grado desconocido y, por lo tanto, no son una fuente de  cifras exactas para calcular el verdadero riesgo. 

Por ejemplo, utilizando el VAERS de Estados Unidos, se estimó que el riesgo de anafilaxia era de 4,7 por millón para la vacuna Pfizer y de 2,5 por millón para la Moderna; sin embargo, en un estudio de vigilancia activa de 64.900 trabajadores sanitarios vacunados, la tasa fue en realidad de 216 por millón , lo que representa una tasa potencial de subnotificación de 46 a 86 veces. A pesar de estas limitaciones, los sistemas de vigilancia pasiva son útiles. 

Dificultad nº 4: Falta de consistencia global y de rigor en la definición de los eventos de especial interés para identificar posibles riesgos que podrían investigarse en estudios de seguridad adecuadamente diseñados.

Mediante el VAERS de EE.UU. y otros sistemas similares de notificación de acontecimientos adversos en todo el mundo, existe un seguimiento continuo de los acontecimientos adversos de especial interés. Pero se deja a cada jurisdicción la decisión de decidir qué acontecimientos adversos de especial interés, si los hay, serán objeto de un examen más minucioso. Por ejemplo, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) ha elaborado una lista de eventos médicos importantes (EMI) que siempre deben clasificarse como graves. Los EMI que se notifican con mayor frecuencia tras la vacunación con COVID-19 (en orden descendente) son

– Desmayo (síncope) 

– Coágulo(s) de sangre en los pulmones 

– Reacción anafiláctica 

– Trombosis venosa profunda 

– Neumonía 

– Recuento bajo de plaquetas (trombocitopenia)

– Coágulo(s) de sangre o hemorragia en el cerebro

– Alucinaciones 

– Derrame cerebral 

– Pérdida de conocimiento 

Todavía no se han establecido relaciones definitivas de causa y efecto para estos acontecimientos; se espera que, con más vigilancia y tiempo, se comprenda mejor el papel de las vacunas en la causa de estos acontecimientos. Mientras tanto, dado que la proteína de la espiga está biológicamente activa y que existen mecanismos que podrían explicar algunos de estos EMI, hay buenas razones para preocuparse de verdad


PARTE 3. Los desafíos a la versión oficial sobre la seguridad de las vacunas. Las opiniones de Robert Malone, el creador de la tecnología de vacunas ARNm

¿Cuál es el problema con esa versión oficial, que es la que usted encontrará en la mayoría de narrativas «centrales» u «oficiales» hoy respecto de la vacuna? Aparentemente, los científicos que crearon la vacuna creyeron que este sería el caso, e intentaron incluso asegurarse de que lo sería. Pero, al no haberse realizado los estudios con la extensión y profundidad requerida, hay acontecimientos científicos que parecen comenzar a revelar desde hace unas semanas que, en realidad, la vacuna no se comporta como se esperaba.

¿En quién podemos apoyar esta afirmación? Encontramos una voz que es considerablemente experta como para escucharla. Se trata del creador mismo de la tecnología ARNm empleada en estas vacunas, Robert Malone.

Robert Malone ha descrito recientemente su trayectoria profesional así: «Soy un médico y científico afincado en Estados Unidos con un amplio historial de innovaciones exitosas en ciencia básica y aplicada, patología, virología molecular, inmunología, desarrollo de vacunas, biodefensa, gestión de proyectos, desarrollo clínico, asuntos normativos y bioética. Llevo trabajando en esta área desde 1984 y he intervenido en múltiples hallazgos, normalmente apoyando a clientes farmacéuticos o al Departamento de Defensa de los Estados Unidos. He recibido autorización de nivel «secreto» para el Departamento de Defensa. Desempeñé un papel clave en el avance del candidato a vacuna contra el ébola rVSV-ZEBOV de PHAC y en la participación de Merck en el desarrollo, lo que dio lugar a la eventual concesión de licencias para este producto tan importante de la investigación canadiense de PHAC.

También soy el inventor original de las vacunas de ARNm y de ADN. Esta afirmación está corroborada por publicaciones académicas, así como por un amplio conjunto de patentes estadounidenses y mundiales con fecha de presentación de 1989.»

Veamos pues lo que explica Malone al ser entrevistado en el podcast DarkHorse del biólogo, profesor universitario y divulgador científico Dr. Bret Weinstein –le pasamos el link a BitChute aquí porque, desde luego, el podcast original en YouTube ha sido censurado. 

Aunque el lector puede interesarse en saber que Weinstein está republicando la conversación (originalmente de 3 horas) en varios y muy interesantes fragmentos, aquíaquíaquí y aquí. Todos son invalorablemente valientes e interesantes -hasta que los censuren de nuevo, ahí están.

Robert Malone (izq), Bret Weinstein (centro) y Steve Kirsch (derecha) discutiendo sobre la seguridad de las vacunas ARNm. Malone es el creador inicial de la tecnología en discusión

Así iba la parte relevante a nuestro asunto de aquella conversación:

Bret Weinstein: La teoría es que la vacuna codifica la proteína espiga sola (sin el resto del virus). Es decir, el material genético estabilizado y recubierto por un lípido es enviado a células del cuerpo y ahí da la orden a la propia célula del cuerpo para que produzca una proteína, la «espiga». En qué consiste lo que se va sabiendo: en que la proteína espiga por sí misma es muy peligrosa. Es citotóxica. ¿Es esta una descripción justa?

Dr. Robert Malone: Más que justa. Y yo alerté a la FDA acerca de este riesgo hace muchos, muchos meses… Simplemente para dejarlo bien claro: Ellos sabían. Les mandé los manuscritos, y su determinación fue que no pensaban que esa documentación fuese suficiente respecto del riesgo de la que espiga estuviese activa biológicamente.

B. WeinsteinHoy sabemos que la spike es muy peligrosa. 

R. Malone: Si la proteína espiga hiciese lo que los prospectos de estas vacunas dicen que hace, que es alojarse en la membrana de la célula que está haciendo la transcripción, sería mucho menos destructiva. No se trata solo de la literatura que acompaña a la vacuna, se trata de la literatura publicada por la gente que la desarrolló -que desarrolló estos clones. Ellos sabían que existía un riesgo de que la espiga estuviese biológicamente activa y que hubiese eventos adversos, si no se quedaba adherida a las células que estaban siendo transfectadas -las que recibieron el ARN y crearon esas proteínas espiga.

Entonces, usaron un método de ingeniería genética, de poner un dominio transmembrana en ellas, para asegurarse de que se mantuviese aislada y se mantuviese quieta en esa célula. Luego hicieron estudios no clínicos limitados. Y dijeron «parece que se queda quieta. Nosotros la ingenierizamos para que se quedase quieta». Y publicaron eso.

El problema es que eso, en general, no es considerado suficientemente bueno. Un paquete de datos no clínicos. Normalmente, antes de liberar una vacuna para que sea usada en humanos, no nos apuramos. Tenemos que hacer en animales una serie muy rigurosa de pruebas. 

Revelar que la espiga se separa de la célula en la que se supone debe permanecer y queda liberada es algo que absolutamente debió ser conocido y comprendido bien mucho antes de arriesgarse a ponerla en seres humanos.

[…]

Yo soy un regulador profesional, y hablé con la FDA, y tengo buenos amigos ahí en posiciones de mando. Ellos estaban conscientes, ya cuando se estaban haciendo los ensayos clínicos al azar, que estaban ocurriendo estos eventos adversos. Muchos se demoraban de manera extraña, y eran atípicos para lo que es un estudio para una vacuna. Esta es una tecnología totalmente nueva, y eso como que va al centro del problema. Creo que una de las cosas que pasan es que se asume que esta es una vacuna como cualquier otra. Y no lo es.  

[…] 

Yo no sabía… yo recibí el paquete de datos que los canadienses obtuvieron via FOIA, dentro de las 24 horas de que se liberó, lo revisé -en nombre de TrialSite, a pedido- y francamente me alarmé de lo que vi. Muy inusual. De modo que le pedí a un regulador aun más experimentado y senior que yo que lo mirase. Y él descubrió más cosas. Como la ausencia del Reprotox -Paquete de Toxicidad Reproductiva-, que normalmente debe hacerse e incluirse. Así como la Genotoxicity -que es la toxicidad a los genes del sistema en prueba. Ese es algo como el Nivel 1 para genotoxicinomas. Pero, estos son ensayos imperfectos. Si hay un truismo en la investigación no-clínica es, como siempre decimos, que los ratones mienten, los monos engañan, y los seres humanos son los únicos que prueban si algo es seguro y efectivo para humanos. Pero uno debe hacer algo antes de permitir que un material sea testado inicialmente en humanos. En fin, lo que fue alarmante, es que lo que se había hecho, al menos en ese paquete. Y me dijeron… hablé con Peter Marks, el director de CBER [el Centro para Evaluación e Investigación Biológicas de la FDA] sobre estas preocupaciones, y me dijo que Pfizer había presentado un nuevo paquete de datos en las últimas dos semanas, y que estaban evaluándoloDe modo que pienso que tenemos que tomar esos datos con un poco de cautela, porque están siendo actualizados, y aun no sabemos lo que hay de nuevo.»  

S. Kirsch: ¿Pero estos datos nuevos son sobre humanos?

R. Malone: No, son en roedores

S. Kirsch: Bueno, ¡pero los roedores no tienen la misma afinidad a los receptores ACE2!

R. MaloneEstamos en terreno confuso. Y pienso que todos podemos estar de acuerdo -Tony Fauci podría estar de acuerdo- que se tomaron atajos debido a la emergencia, y cuando uno hace eso… Estos son procesos para confirmar la seguridad que han evolucionado durante décadas…


PARTE 4. Las alertas de Byram Bridle

El Dr Byram Bridle es Profesor Asociado de Inmunología Viral de la Universidad de Guelph, en Canadá. El Dr. Bridle es exactamente lo contrario a un «antivacunas». Se trata de un doctor en inmunología viral que ha pasado buena parte de su carrera investigando y creando… precisamente, vacunas. Él mismo describe lo que hace: -«Trabajo mucho. He pasado mi carrera desarrollando vacunas. Nunca he recibido financiación para esta investigación de ninguna fuente de la industria farmacéutica. He recibido financiación de las agencias gubernamentales que he enumerado aquí. Así que tenemos dos agencias federales de financiación, los Institutos Canadienses de Investigación Sanitaria, y otra, el Consejo de Investigación de Ciencias Naturales e Ingeniería de Canadá«. 

Dr. Byram Bridle

Bridle está en este momento en el ojo de una tormenta que amenaza con quitarle su trabajo y su título profesional -al final transcribimos la ejemplar carta de apoyo que, sin conocerlo, le escribió Robert Malone hoy 19 de junio-, luego de que divulgase y comentase una información que obtuvo antes que nadie, junto a un grupo de colaboradores internacionales. Esa información surge de un reporte hecho al gobierno japonés por Pfizer, que Bridle encontró en una referencia a un reporte del British Medical Journal que transcribimos también en este número.

Entre la campaña de ataques personales a Bridle se incluye la creación anónima de un sitio web que usurpa su nombre, donde se intenta destruir -con argumentos que hemos revisado y no merecen mayor destaque, pues se limitan a citar un conjunto de trabajos no arbitrados creados todos en un solo hospital de Israel y sobre un número minúsculo de casos-, junto a una cita al mismo párrafo de la misma entrada del blog de Derek Lowe que citamos al comienzo de este reporte, el cual está cuestionado posteriormente por todo lo nuevo que ha aparecido. 

Byram Bridle -preocupado fundamentalmente por las posibles efectos de las vacunas en la población más joven, que según opinan muchos expertos, no la necesita- ha reunido su posición en este documento, titulado «Las Vacunas Covid-19 y los niños: guía de un científico para padres» 

Transcribimos a continuación el Resumen Ejecutivo y los capítulos más sustanciales de esta guía.


«Las vacunas Covid-19 y los niños: guía de un científico para padres»

Resumen Ejecutivo

«La vacuna de ARNm COVID-19 de Pfizer BioNTech ha sido autorizada en virtud de una orden provisional por Health Canadá para su uso en canadienses a partir de los 12 años, con compromisos obligatorios para el seguimiento de seguridad y eficacia a largo plazo. La autorización en virtud de una orden provisional significa que se necesita información adicional sobre la seguridad, la eficacia y la calidad de la vacuna, incluso en niños y adolescentes, para para respaldar la futura autorización completa de la vacuna en el mercado y su licencia.

Existe cierta incertidumbre respecto a la seguridad a largo plazo de la vacuna COVID-19 de Pfizer BioNTech en todos los en todos los individuos, y especialmente en niños, jóvenes y adultos jóvenes en edad fértil. De hecho, algunos estudios de seguridad parecen haberse dejado de hacer, en la prisa por lanzar las vacunas, y cada día se aprende más sobre ellas. 

Por ejemplo, antes se suponía que la vacunación con las vacunas de ARNm es segura porque es un evento localizado en el cuerpo, pues la vacuna queda limitada al músculo del hombro tras la inyección, y desencadena una respuesta inmunitaria en los nódulos linfáticos locales. Sin embargo, hay pruebas de que la vacuna COVID-19 de Pfizer no permanece en el lugar de la inyección. De hecho, una vez inyectada, el contenido de la vacuna parece viajar ampliamente por todo el cuerpo, hasta el cerebro y otros tejidos sensibles, como la médula ósea, el bazo, el hígado, las glándulas suprarrenales, los ovarios etc. No se sabe si estos sitios del cuerpo están involucrados en la producción de la proteína de la espiga, ya que esto nunca fue estudiado. No obstante, se han publicado nuevos datos según los cuales, tras la vacunación con la vacuna Moderna (una vacuna de ARNm muy similar a la vacuna de ARNm de Pfizer), la proteína de la espiga puede entrar en el sistema circulatorio. Presumiblemente, esto significa que la proteína de la espiga puede viajar extensamente por todo el cuerpo.

Es importante entender qué órganos producen la proteína de la espiga, qué factores hacen que la que la proteína de la espiga entre en la circulación, cuánto tiempo circula la proteína de la espiga y en qué fluidos corporales (por ejemplo, el semen, la saliva, la leche materna, la orina) la proteína de la espiga está presente. Esta información es increíblemente importante porque recientemente se ha descubierto que la proteína de la espiga es «biológicamente activa».

Esto significa que la proteína de la espiga no es sólo un antígeno que el sistema inmunitario reconoce como extraño. Significa que la proteína de la espiga, por sí misma, puede interactuar con receptores en todo el cuerpo, llamados receptores ACE2, causando potencialmente efectos indeseables como daños al corazón y al sistema cardiovascular, coágulos de sangre, hemorragias y efectos neurológicos. 

Aunque algunos podrían argumentar que el riesgo de que la proteína de la espiga cause este tipo de daños es sólo un riesgo teórico, cuando estamos vacunando en masa a una población predominantemente sana, incluidos niños, adolescentes y adultos en edad fértil, no tenemos absolutamente ningún margen de error.

Las incertidumbres científicas actuales exigen que sea interrumpida la administración de la vacuna COVID-19 de Pfizer a niños, adolescentes y adultos jóvenes en edad fértil hasta que se realicen estudios científicos adecuados que se centren en la seguridad, la farmacocinética y la biodistribución de las vacunas y de la proteína de espiga codificada en la vacuna. La interrupción de la vacunación puede hacerse de forma segura porque:

– El riesgo de COVID-19 grave y potencialmente letal en estas poblaciones específicas es tan bajo que necesitamos estar muy seguros de que los riesgos asociados a la vacunación masiva no son mayores;

– Los miembros asintomáticos de esta población no representan un riesgo sustancial de transmitir el COVID-19 a otros; y 

– Existen estrategias eficaces de tratamiento precoz para los pocos niños, adolescentes y jóvenes adultos en edad fértil que pueden estar en riesgo de desarrollar COVID-19 grave, como la ivermectina, fluvoxamina y budesonida.

No es apropiado utilizar una vacuna «experimental» en un grupo de población a menos que el beneficio de la vacunación supere el riesgo de la misma en ese grupo de población. Siendo ya tan bajo el riesgo de COVID-19 grave en niños, adolescentes y adultos jóvenes en edad fértil, no se puede concluir que el beneficio de vacunar a estos grupos de población con una vacuna de la que no se conoce ni la seguridad ni la eficacia a largo plazo supere el riesgo. En otras palabras, el riesgo de COVID-19 grave es tan bajo en niños adolescentes y adultos jóvenes en edad fértil que los estándares de seguridad deben ser mucho más altos para ellos.

[…]

Pruebas de que las vacunas COVID-19 basadas en ARNm pueden distribuirse por todo el cuerpo

Cuando se diseñaron las vacunas COVID-19, no se apreció que la proteína spike podría dañar las células del cuerpo. Como consecuencia, la administración de las actuales vacunas COVID-19 puede poner a las personas en riesgo de dañar sus células, especialmente si la expresión de la proteína spike no se limita al lugar de inyección de la vacuna. Se hizo una suposición con estas vacunas que ha demostrado ser incorrecta. La suposición era que las vacunas de ARNm, que son una nueva tecnología, se comportarían igual que las vacunas tradicionales. Muchos pensaron que las vacunas de ARNm se quedarían en el lugar de la inyección y que el único lugar al que irían es a los nódulos linfáticos de drenaje en las inmediaciones del lugar de la inyección. Más concretamente, se pensaba que las células del sistema inmunitario llegarían al lugar de la inyección y crearían trozos del virus y llevarían estos trozos a los ganglios linfáticos donde se mostrarían a las células B y T (es decir, a los linfocitos B y T). Los linfocitos B y T se activarían, se multiplicarían en gran número

(por eso los ganglios linfáticos se hinchan cuando una persona está montando una respuesta inmune) y luego se dirigen a buscar el patógeno en el cuerpo. En particular, las células B son la fuente de los anticuerpos.

Por desgracia, los investigadores han llegado a saber que las vacunas de ARNm no se quedan en el músculo del hombro. De hecho, tienen el potencial de extenderse por todo el cuerpo a través de la sangre. Obviamente, esta es una conclusión muy seria, así que vamos a repasar la sólida evidencia científica que demuestra este potencial de biodistribución.

Un informe que Pfizer proporcionó al gobierno japonés (véase el Apéndice 2) fue publicado como referencia #25 en un artículo publicado en BMJ que se puede encontrar en este enlace. En la sección 2.6.5.5B del informe al gobierno japonés hay una tabla que contiene datos de biodistribución de las nanopartículas lipídicas.

Esta tabla muestra dónde se encuentra su «vacuna» sustituta (es decir, representada en laboratorio por pequeñas burbujas de grasa sustitutiva que contienen un marcador de detección analítico) acabó en el cuerpo de las ratas inmunizadas, utilizadas en el laboratorio como sustitutos de los humanos. A continuación se reproduce una parte de la tabla se reproduce a continuación. Por favor, revise los datos para que pueda obtener la imagen completa. Me gustaría destacar algunas observaciones. En primer lugar, como se muestra en el rectángulo azul que he añadido a la tabla, una gran parte de la dosis de la vacuna sustitutiva permaneció en el lugar de la inyección, como era de esperar. 

Notablemente, sin embargo, la mayor parte de la dosis de vacuna se había ido a otra parte. 

Cuadro del estudio de biodistribución de vacuna Pfizer, reporte a la agencia reguladora japonesa
Cuadro del estudio de biodistribución de vacuna Pfizer, reporte a la agencia reguladora japonesa (continuación)

La parte derecha de la tabla (mostrada en el informe al gobierno japonés) enseña que entre el 50 y el 75% de la dosis de vacuna no permaneció en el lugar de la inyección. La gran pregunta es, ¿a dónde fue a parar? 

Mirando los otros tejidos se muestran algunos de los lugares a los que fue y se acumuló. El rectángulo rojo muestra que la vacuna sustituta circulaba en la sangre. También hay pruebas de que una cantidad sustancial de la vacuna fue a lugares como el bazo (rectángulo verde), el hígado (rectángulo marrón), los ovarios (amarillo rectángulo), las glándulas suprarrenales (rectángulo morado) y la médula ósea (rectángulo naranja). La vacuna también llegó a otros lugares, como los testículos, los pulmones, los intestinos, los riñones, la glándula tiroides, la hipófisis, pituitaria, el útero, etc. La vacuna sustituta probada en un laboratorio se distribuyó ampliamente por todo el cuerpo de los animales de laboratorio.

Basándose en los resultados de esta prueba de biodistribución, deberían haberse realizado más pruebas para evaluar los impactos en más tejidos y durante un tiempo antes de que se autorizara el uso de la vacuna, especialmente en niños en crecimiento, adolescentes y adultos jóvenes en edad fértil. El fabricante de la vacuna, los investigadores y las autoridades reguladoras deberían haber examinado de forma más exhaustiva la posibilidad de que los animales de prueba eliminaran la vacuna mediante la evaluación de la saliva, la orina y las heces. Hay que tener en cuenta que hubo evidencia de cierto tráfico de la vacuna hacia la glándula salival y la vejiga, lo que indica que existe la posibilidad de que la vacuna se desprenda del cuerpo. Además, la biodistribución de la proteína de la espiga creada por el cuerpo después de la vacunación debió ser determinada cuidadosamente. Estos estudios deben realizarse en al menos dos modelos animales, uno de los cuales no debe ser un roedor, ya que los roedores tienen niveles de afinidad de unión al receptor ACE2 que es mucho menor que la de los humanos y puede, como resultado, subestimar el impacto de la proteína de la espiga en los seres humanos. También debería haber habido una evaluación de dónde iban la vacuna y la proteína de espiga en humanos en un ensayo clínico de seguridad de fase 1 muy limitado.

Esto podría no haber importado tanto si la proteína codificada por el ARNm fuese inerte, aunque los riesgos de autoinmunidad con la deposición de los nanomateriales lipídicos en diferentes órganos son ciertamente dignos de consideración. Pero ahora que sabemos que la proteína codificada por el ARNm tiene de sus propias actividades biológicas, existe un potencial aún mayor de daño a los órganos y tejidos derivados del material vacunal en circulación.

Aunque no son tan detallados como los datos del informe al gobierno japonés, el informe de Pfizer a la Agencia Europea del Medicamento establece conclusiones similares en cuanto a la amplia distribución de su plataforma de vacunas por todo el cuerpo. El informe se encuentra en el Apéndice 3. Es muy preocupante el siguiente extracto de la sección 2.3.2 en la página 45: «No se han realizado estudios tradicionales de farmacocinética o biodistribución con la vacuna candidata [Pfizer-BioNTech] BNT162b2«. Si esta es la primera vez que esta plataforma tecnológica de vacunas se ha puesto en marcha para su amplia distribución a los humanos, y si los datos de biodistribución japoneses mostraron evidencia de la propagación de la vacuna sustituta, hay que preguntarse ¿por qué se permitió el uso de esta vacuna experimental sin haber sido sometida primero a un estudio crucial de biodistribución? Esto nos habría dicho a dónde iba la vacuna en el cuerpo antes de su uso en las personas.

Apoyando la necesidad de abordar las incertidumbres y preocupaciones relativas a la biodistribución de la vacuna y la proteína resultante existe un artículo científico revisado por pares que acaba de ser aceptado para su publicación. En él se describe un estudio en el que se evaluó a 13 trabajadores sanitarios para la presencia de la proteína de la espiga en su sangre después de recibir la vacuna de Moderna (una vacuna de ARNm con una tecnología de plataforma esencialmente idéntica a la de la vacuna de Pfizer-BioNTech). En particular, la proteína de la espiga, (o la parte que se une al receptor ACE2), pudo encontrarse en la circulación en 3 de las 13 personas (y en 11 de las 13 personas), respectivamente42. La proteína de la proteína se pudo detectar en la sangre hasta dos semanas después de la vacunación en la mayoría de los individuos, y a los 28 días post-vacunación en un individuo. Algunos pueden argumentar que la concentración de la proteína era baja en la mayoría de las personas estudiadas. Sin embargo, una proteína que circula a una baja concentración durante dos o más semanas podría acumularse en las células a lo largo del tiempo, ya que la sangre perfunde constantemente (es decir, fluye a través de) los tejidos corporales. Además, los estudios de biodistribución en los apéndices sugieren que la proteína de la espiga podría concentrarse en muchos tejidos que que no serían evidentes si se observara sólo la sangre. También existe la posibilidad de que haya proteínas de espiga de la ACE2 en las células que recubren los vasos sanguíneos, pero esto no se investigó.

En cualquier caso, en este estudio a pequeña escala cabría esperar bajas concentraciones de la proteína de espiga en la circulación. Las altas concentraciones de una proteína que puede causar daños en los vasos sanguíneos en un gran número de personas no sería consistente con una baja incidencia de eventos adversos severos.

Recuérdese que el programa de vacunación de AstraZeneca fue suspendido en Canadá debido a una incidencia de 1:55.000 de coágulos de sangre. Si las proteínas de espiga en la sangre fueran responsables de un efecto secundario severo, uno esperaría ver altas concentraciones de esta proteína en sólo una entre muchas miles de personas; un fenómeno que probablemente no se detectaría en un análisis de sólo 13 personas. Es evidente que es necesario trabajar más para evaluar la biodistribución de las proteínas de la espiga en el cuerpo humano después de la vacunación.

Leche materna

En un artículo pre-impreso (nota: esto significa que el artículo aún no ha sido sometido a una revisión revisión científica independiente), hay datos que indican que el ARNm puede detectarse incluso en la leche materna después de la vacunación. Este aspecto del estudio fue minimizado, pero proporciona una prueba de principio de que esto puede ocurrir. Sabiendo lo que sabemos ahora, no sería sorprendente tener la proteína de la espiga

en la leche materna de algunas mujeres lactantes si se vacunaran. Las proteínas que circulan en la sangre suelen concentrarse en la leche materna. En particular, se han notificado algunos acontecimientos adversos de sangrado en el tracto gastrointestinal después de mamar de madres que habían recibido la vacuna COVID-19. 

Estos son algunos ejemplos del VAERS de EE.UU. (no he buscado más desde mayo de 2021):

Acontecimientos adversos graves relacionados con la lactancia después de recibir una vacuna COVID-19:

– VAERS ID #945282; una madre de 32 años hizo que su hija de 2 meses que estaba amamantando murió 7 días después de que la madre recibiera la vacuna de Pfizer-BioNTech

– VAERS ID #949926; una madre de 34 años hizo que su hijo de 4 meses en periodo de lactancia expulsara sangre y mucosidad en las heces a partir de 2 días después de que la madre recibiera la vacuna Moderna

– VAERS ID #992676; una madre de 30 años en período de lactancia, su hijo de 2 meses de edad experimentó anorexia, regurgitación, heces sanguinolentas descoloridas, vómitos de sangre, ulceración del estómago y hemorragia en el tracto gastrointestinal a partir de 2 días después de que la madre recibió la vacuna Moderna

También se produjeron otros tipos de acontecimientos adversos en lactantes asociados a la lactancia materna de madres que habían recibido recientemente la vacuna COVID-19. En aras de la brevedad, aquí he enumerado los números de identificación del VAERS; cualquiera puede buscarlos en la base de datos del VAERS disponible al público.

– VAERS ID #s: 903355, 911226, 913968, 913971, 918972, 921052, 927664, 936865,

939409, 974519, 978085, 978485, 984448 (madre) – 984602 (bebé), 1049482,

1105816, 1168901, 1171284

***

También hay un artículo preimpreso que describe cómo una vacuna basada en el adenovirus puede resultar en proteínas de espiga que dañan el sistema vascular. Este tipo de vacunas actualmente no se administradas a los niños en Canadá. El mecanismo es diferente al de las vacunas basadas en ARNm, pero el resultado es similar. Los autores de este artículo han acuñado un término interesante para describir el efecto de una vacuna contra el COVID-19 que causa el mismo daño en el cuerpo que el SARS-CoV-2; lo llamaron «síndrome de imitación de COVID-19 inducido por la vacuna»

PEG (Polietilenglicol)

Resulta que la sugerida amplia distribución de las vacunas de ARNm en todo el cuerpo tiene un precedente histórico, como la inmunización contra la gripe, por ejemplo. Sin embargo mucha gente no se da cuenta de que las nanopartículas lipídicas no fueron diseñadas para funcionar como vacunas. Fueron diseñadas para servir como terapias genéticas, o para transportar cargas de medicamentos por todo el cuerpo, incluso al cerebro, donde se podría intentar tratar enfermedades como el Alzheimer, la enfermedad de Parkinson y los cánceres cerebrales. El uso de PEG, se ha asociado a un shock anafiláctico en algunas personas tras recibir una vacuna de ARNm. 

El PEG se añadió a las nanopartículas lipídicas en los primeros días del desarrollo de fármacos para promover una distribución mucho más amplia en el cuerpo. En concreto, cuando el PEG se añade a las nanopartículas lipídicas, ayuda a las partículas evitan ser consumidas por las células en todo el cuerpo, especialmente las células del sistema inmunitario, lo que limitaría la distribución de la carga de ARNm. De hecho la adición de PEG a las nanopartículas lipídicas fue aclamada como un avance porque «este efecto es sustancialmente mayor que el observado anteriormente con los liposomas convencionales y está asociado a una prolongación de más de 5 veces del tiempo de circulación del liposoma en sangre «. 

En retrospectiva, parece que se ha cometido otro error en la prisa por administrar estas vacunas a las personas: Podría decirse que el componente PEG debería haberse eliminado de la formulación de nanopartículas lipídicas. Esto probablemente habría dado lugar a nanopartículas lipídicas con una mayor tendencia a permanecer en el lugar de la inyección y ser captadas por las mismas células del sistema inmunitario que queremos inducir una respuesta inmunitaria.

Conclusión:  La suposición de que las vacunas COVID-19 permanecen en el lugar de la inyección (es decir, el músculo del hombro) no está respaldada por las pruebas. Los estudios de laboratorio han demostrado que la propia vacuna, y la proteína de la espiga que codifica, pueden llegar a la sangre y distribuirse ampliamente por todo el cuerpo. Las vacunas dirigidas a la proteína pico del SARS-CoV-2 fueron diseñadas para inducir anticuerpos que se unieran a esta proteína para evitar que el virus pudiera infectar nuestro cuerpo. Se suponía que la proteína de la espiga era la «primera cosa» que debía proporcionar una vacuna; un objetivo para el sistema inmunitario. No nos dimos cuenta del potencial de la proteína de la espiga por sí sola para causar daño a las células del cuerpo. Ahora entendemos que las actuales vacunas de ARNm de COVID-19 tienen el potencial de distribuirse por todo el cuerpo, inoculando potencialmente e inadvertidamente inoculando muchos tejidos con una proteína que es posiblemente dañina. Si se está causando daños desconocidos a algunos órganos, éstos podrían no ser claramente evidentes hasta años después de la vacunación. Los datos presentados aquí no proporcionan pruebas de daños a largo plazo. Sin embargo, proporcionan la justificación para plantear una serie de cuestiones de seguridad. Estas cuestiones deben ser investigadas a fondo en estudios de seguridad antes de utilizar las vacunas COVID-19 en niños, adolescentes y adultos jóvenes en edad fértil.»

Una preocupación más allá de las proteínas de espiga circulantes: el potencial de inducción de autoinmunidad

Algunos científicos han propuesto que la proteína pico del SARS-CoV-2 podría tener porciones que son muy similares a las proteínas de nuestro propio cuerpo47. De ser cierto, inducir la inmunidad contra la proteína de la espiga podría, en teoría, promover trastornos autoinmunes. De hecho, dos investigadores descubrieron que existía una reactividad cruzada entre los anticuerpos inducidos contra la proteína de la espiga y varias proteínas «propias «. Esto llevó a recomendar, hace casi un año, que se evitara atacar la totalidad de la proteína de la espiga en las vacunas y, en su lugar, dirigirse sólo a las porciones de la proteína que no son similares a las proteínas de nuestro propio cuerpo. Por desgracia, las enfermedades autoinmunes pueden ser insidiosas y tardan años en manifestarse.

La amplia distribución de una vacuna de ARNm por todo el cuerpo implica otros mecanismos que podrían conducir a una enfermedad autoinmune. En primer lugar, las vacunas de ARNm promueven una fuerte inflamación. Esta es la razón por la que muchas personas tienen dolores en los hombros después de ser inmunizadas. Promoción de la inflamación en tejidos críticos, como los ovarios, después de ser sembrados con la vacuna podría tener consecuencias nefastas. Se supone que tejidos como los ovarios no deben inflamarse. Esto es así porque la inflamación causa mucho daño a los tejidos normales, lo que es indeseable en un órgano diseñado para la reproducción. Además, la proteína espiga codificada por la vacuna está diseñada para permanecer anclada en la superficie de la célula que la ha fabricado. Si los anticuerpos están presentes, como sería el caso de varios días después de la vacunación o la infección natural, podrían unirse a las proteínas de espiga en las células de todo el cuerpo, lo que provocaría su destrucción. Tomemos los los ovarios, de nuevo, como escenario teórico. Si fueran a sufrir cualquier tipo de destrucción de tejido, existe la posibilidad de que se liberen proteínas que el sistema inmunológico nunca ha visto antes.

Esto se debe a que nuestro sistema inmunitario aprende a tolerar lo «propio» a una edad muy temprana. Sin embargo, los órganos como los ovarios y los testículos comienzan a expresar nuevas proteínas durante la pubertad que el sistema inmunitario no ha sido enseñado a tolerar. Si éstas se liberan debido a un daño en el tejido, esto podría proporcionar las las mismas dos señales que necesita una vacuna para activar el sistema inmunitario: la señal 1 (proteína diana) y la señal 2 (señales de peligro asociadas al daño). Esto podría dar lugar a una respuesta autoinmune contra el órgano. En este ejemplo (ovarios), este daño podría no hacerse evidente hasta años años después, al intentar tener un bebé. Esto es una especulación, pero se basa en una gran cantidad de literatura científica que estudia cómo se inician las enfermedades autoinmunes. En particular, esto podría ocurrir en cualquiera de los tejidos sembrados con la vacuna si empiezan a expresar la proteína de la espiga.

Esto es ciertamente digno de investigación antes de la vacunación masiva de niños, adolescentes y adultos jóvenes en edad fértil.

Incluso el hecho de que las actuales vacunas COVID-19 hagan que las células musculares del hombro expresen la proteína de la espiga, es un problema potencial. Esto podría dar lugar a respuestas inmunitarias contra el tejido muscular. Esto es especialmente preocupante, porque Israel sospecha de una relación entre las vacunas COVID-19 y la inflamación del músculo cardíaco (una enfermedad conocida como miocarditis). De hecho, la Agencia Europea del Medicamento está investigando activamente esta posible relación.

Una vez más, con este tipo de preocupación en la comunidad mundial, uno debe preguntarse por qué estas vacunas se imponen con tanta fuerza a los jóvenes canadienses que no corren un alto riesgo de contraer la COVID-19. Será una tragedia si repetimos algo similar o incluso peor que el fiasco de la vacuna de AstraZeneca con nuestros jóvenes.»

¿Por qué no todos los que se vacunan experimentan un efecto secundario grave?

Es probable que la proteína de la espiga no entre en circulación en todas las personas. De hecho, en el estudio de 13 personas vacunadas con la vacuna Moderna, diez no tenían evidencia de la proteína de la espiga y dos no tenían evidencia de la subunidad S1 (un fragmento de la proteína de la espiga) en su sangre. Además, es importante recordar que, tras la vacunación, las personas fabrican la proteína de la espiga en sus propias células. La cantidad y la calidad del ARNm en cada dosis de la vacuna puede variar de un lote a otro.

La estabilidad del ARNm también depende de su manipulación, ya que es muy temperatura. Por lo tanto, diferentes personas recibirán diferentes cantidades de ARNm activo. Las personas que reciben la misma cantidad de ARNm pueden producir diferentes cantidades de la proteína de espiga dependiendo de lo metabólicamente activas que sean sus células. Y es probable que haya muchos otros factores, como el tamaño del cuerpo, etc. Todo esto podría contribuir a una variabilidad sustancial en la concentración de proteínas de espiga que produce una persona. En particular, cabe esperar que una inyección de vacuna estándar tenga un impacto diferente en un joven de 75 libras que en un adulto de 200 libras. Los efectos adversos que conocemos que conocemos parecen ser relativamente raros. Algunos efectos adversos pueden pasar desapercibidos. Por ejemplo, sabiendo que la proteína del pico entra en la circulación y sabiendo que puede matar las plaquetas, no sería no sería sorprendente que la mayoría de las personas tuvieran alguna pérdida de plaquetas después de vacunarse. Además, las plaquetas podrían captar el ARNm de las nanopartículas lipídicas circulantes y luego mostrar la de la proteína de la espiga en su superficie, lo que las marcaría para su destrucción por la consiguiente respuesta de los anticuerpos. Sin embargo, el recuento de plaquetas no se controla de forma rutinaria después de de las clínicas de vacunación, ni las empresas de vacunas han hecho públicos sus datos sobre el de plaquetas después de la vacunación. De hecho, en un primer estudio en humanos de BNT162b1, un prototipo anterior de la vacuna BNT162b2 de Pfizer que se utiliza actualmente, que codifica la subunidad S1 de la proteína (que contiene la porción de la proteína spike que se une a los receptores ACE2, llamada dominio de unión al receptor), el número de plaquetas disminuyó tras la vacunación tanto en los adultos jóvenes como en los mayores estudiados.

Lamentablemente, los valores de química clínica y hematología tras de la vacunación con la vacuna BNT162b2, que es la que se utiliza actualmente para vacunar personas, no se publicaron en el primer estudio en humanos de Pfizer.

Uno no sabría si está experimentando una pérdida de plaquetas a menos que su recuento de plaquetas fuera peligrosamente bajo y sufriera un traumatismo que provocara una hemorragia. Más preocupante es la posibilidad de que se creen efectos de los que podríamos no saber durante mucho tiempo. Por ejemplo, el daño a los ovarios o a los testículos podría provocar una infertilidad que no se manifestaría hasta que se intentara tener hijos. Los ovocitos presentes en los ovarios de las recién nacidas representan el suministro fijo de ovocitos de esa mujer para toda la vida, que son los precursores de los óvulos. Estos ovocitos no pueden reproducirse ni regenerarse si se dañan o destruyen.

Los daños en el útero podrían potenciar los abortos espontáneos o los abortos involuntarios durante el embarazo.

El hecho es que existe un conjunto de mecanismos biológicos claramente establecidos que plantean numerosas preocupaciones científicas legítimas sobre las vacunas COVID-19. No podemos confiar simplemente en que ninguna de estas preocupaciones termine por hacerse realidad. Por el contrario, debemos volver a seguir el método científico.

Debemos detener el despliegue del programa de vacunación para niños, jóvenes y adultos jóvenes en edad fértil, y pedir a los fabricantes de las vacunas COVID-19 que se tomen el tiempo necesario para realizar los estudios de biodistribución y seguridad adecuados para responder a estas preguntas emergentes, y luego realizar una reevaluación precisa del riesgo de COVID-19 frente a los riesgos asociados a las vacunas experimentales de COVID-19.


PARTE 5. Bridle amenazado

Una vez que Byram Bridle -junto a los doctores, también canadienses, Dr. Patrick Philips y Dr. Don Welsh- hizo públicas estas preocupaciones, éstas no fueron tomadas como la razonable alarma de alguien experto y preocupado por la salud de los canadienses y de todo el mundo, sino como un ataque -uno debería preguntarse a qué o a quiénes- que merecía ser respondido con violencia institucional. 

Bridle ha ofrecido recientemente una conferencia de prensa en donde, entre otras cosas, dice algunos conceptos que merecen ser reproducidos. Dice, por ejemplo, que aunque es un individuo introvertido al que no le gusta estar expuesto a audiencias, es, sin embargo, «un servidor público. Mi trabajo es financiado por ustedes, canadienses, con sus dólares de impuestos, trabajo en una institución académica que es financiada públicamente, y veo por tanto que es mi responsabilidad ante los canadienses que, cuando tienen preguntas, puedan dirigirse a mi y preguntar, si son pertinentes a las áreas en que soy experto, y es mi responsabilidad dar la respuesta más informada que pueda.«

«Fui entrevistado cinco minutos por un programa radial […] expresé lo que pienso yo y una conjunto internacional de colegas expertos en vacunas como yo, y luego de esos cinco minutos mi vida quedó patas arriba, probablemente para siempre. 

En menos de 24 horas alguien había montado un sitio usando mi nombre de dominio, se abrió una cuenta falsa de Twitter, para enchastrarme, y empecé a sufrir toda clase de ataques, por email, por teléfono, y definitivamente en las redes sociales.

Yo nunca tuve una presencia en las redes sociales, hasta hace unos días, en que tengo una presencia falsa en redes montada por otros.

Debo mencionar también que estoy experimentando acoso, mucho acoso, en mi lugar de trabajo.» 

Las autoridades de la universidad Guelph, dice Bridle, lo han apoyado y han honrado el principio de libertad académica y de expresión. «Pero ha habido colegas que me han estado acosando, tanto en las redes sociales como en el lugar de trabajo.

Esto ha ido tan lejos como para tener a uno de los miembros del Comité Científico Covid 19 de Ontario publicando por primera vez el link al sitio web falso que se armó para insultarme, y llegaron tan lejos como a divulgar información médica confidencial sobre mis padres. Esto es un acto inconcebible. Se trata de un médico. Un médico practicante debería saber que no debe comunicar información médica confidencial sobre personas.

Formo parte de un grupo que actualmente ya tiene 100 profesionales, siendo muy nuevo aun, cuyo propósito es hablar libremente sobre la ciencia subyacente al Covid19. y Solamente nos sentimos seguros dentro de ese grupo. De los 100, solamente yo y otra persona estamos dispuestos a hablar en los medios abiertamente. El resto tiene miedo por sus trabajos, los médicos tienen miedo de perder sus licencias, y los demás tienen miedo de perder el trabajo.»

Es muy posible que por expresar estas cosas mi carrera ya haya quedado destruida. Y yo no entiendo esto. Como canadienses deben preguntarse, ¿quieren que sean suprimidas las voces de médicos y científicos? Estamos polarizados en Canadá ahora. Tenemos gente en dos bandos. Tenemos que entender que somos todos apasionados por igual. Estamos todos buscando lo mejor. Estamos haciendo nuestros análisis de riesgo. Por ejemplo, en mi caso, con los niños. Y honestamente siento que seguir adelante con la vacunación ahora, sin hacer los estudios que corresponden, podríamos estar haciendo más daño que bien. Yo soy apasionado de esta posición, pero respeto a los que tienen la posición contraria. Lo único que pido es el mismo respeto para mí y mis colegas«. 


La carta de Robert Malone en apoyo al Dr. Byram Bridle

19 de junio de 2021

De: Robert W. Malone, MD, MS 357 Hebron Valley Rd, 

Madison, VA 22727 

A quien corresponda

Escribo esta carta para apoyar al buen Dr. Bridle y su derecho a expresar libremente su opinión científica, que está respaldada por la literatura y un razonamiento deductivo bien informado.

Soy un médico y científico residente en Estados Unidos con un amplio historial de innovaciones exitosas en ciencia básica y aplicada, patología, virología molecular, inmunología, desarrollo de vacunas, biodefensa, gestión de proyectos, desarrollo clínico, asuntos regulatorios y bioética. Llevo trabajando en esta área desde 1984 y he pasado por múltiples brotes, normalmente apoyando a clientes farmacéuticos o al Departamento de Defensa de los Estados Unidos. He recibido autorización a nivel «secreto» para el Departamento de Defensa. Desempeñé un papel clave en el avance del candidato a vacuna contra el ébola rVSV-ZEBOV de PHAC y en la participación de Merck en el desarrollo, lo que dio lugar a la eventual concesión de licencias para este producto tan importante de la investigación canadiense de PHAC.

También soy el inventor original de las vacunas de ARNm y de ADN. Esta afirmación está corroborada por publicaciones académicas, así como por un amplio conjunto de patentes estadounidenses y mundiales con fecha de presentación de 1989.

He evaluado de forma independiente la mayor parte de los datos que sirven de base a las comunicaciones del Dr. Bridle en relación con los riesgos de seguridad asociados a las vacunas genéticas COVID-19, coincido con sus conclusiones y he planteado de forma independiente mis preocupaciones a la FDA de EE.UU., incluso hablando directamente con el director del CBER, Peter Marks.

Estoy particularmente alarmado y sorprendido por las posiciones bioéticas que está adoptando el gobierno de Canadá en relación con estas vacunas en fase experimental. Muy sorprendido. Siempre he considerado que el gobierno y el pueblo de Canadá son eminentemente razonables, casi hasta el exceso. Estas políticas parecen contrarias a lo que me han enseñado como los principios básicos de la investigación clínica y la bioética en seres humanos.

Y luego está la censura del discurso académico legítimo, lo que nos lleva de nuevo al caso concreto del Dr. Bridle. En resumen, ¿sus acusadores no tienen vergüenza? Estoy verdaderamente sorprendido. Una vez más, esto va en contra de todo lo que siempre había creído sobre el pueblo y la cultura de Canadá. Supongo que tendré que replantearme mis suposiciones sobre la sensatez fundamental de los canadienses.

Además, estos ataques le convertirán en un mártir mundial y amplificarán su mensaje. ¿Es eso realmente una buena política pública?

Por favor, detente un momento. Piensa en lo que está pasando aquí. Esto no es justo. Esto no es correcto. Esto no es adecuado. El Dr. Bridle ha examinado los datos de que dispone y ha sacado conclusiones razonables sobre el significado de esos datos en su totalidad. No se está beneficiando de esto. No hay conflictos de intereses financieros. No es alguien que busque fama y fortuna. Está haciendo lo que puede, de buena fe, para ayudar a proteger a la población de Canadá y del mundo, y en particular a los adolescentes y los niños. 

En resumen, en lo que respecta al COVID-19, considero que la censura general del gobierno de Canadá, los errores bioéticos, y este ejemplo específico en el que está involucrado el Dr. Bridle, son particularmente atroces, e inconsistentes con todo lo que había creído anteriormente en cuanto a la razonabilidad fundamental y el compromiso con la equidad de la cultura política y social canadiense. 

El proceso científico requiere la disensión y el debate para llegar a la verdad. Este es un principio fundamental. El Dr. Bridle ha dicho la verdad tal como la ve. Otros pueden interpretar los datos de manera diferente. Mi evaluación está muy alineada con la del Dr. Bridle. Eso no significa que esté bien o mal. El tiempo lo resolverá. Pero estoy seguro de que los intentos de silenciar al Dr. Bridle y de dañar su carrera y su reputación son fundamentalmente erróneos. 

Independientemente de cuáles sean sus juicios y opiniones, o las mías, por favor, dejemos que la ciencia y el proceso científico sean quienes resuelvan esto. Estos ataques a la credibilidad del Dr. Bridle y a sus esfuerzos de buena fe por alertar sobre las señales de inseguridad asociadas a estas vacunas son muy inapropiados y contraproducentes. Es de suponer que la historia no verá esto con buenos ojos. Los canadienses no siempre han estado en el lado correcto de la historia -sirvan de testigos los pueblos indígenas. Pero, según mi experiencia, intentan hacer lo correcto. 

Hagan lo correcto en este caso. 

Sinceramente

Robert W Malone, MD, MS


Para leer más

  • ¿Peor que la enfermedad? Revisando algunas de las posibles consecuencias no deseadas de las vacunas ARNm contra Covid-19

https://ijvtpr.com/index.php/IJVTPR/article/view/23/51

  • COMIRNATY (Vacuna Covid-19) Reporte de evaluación de la Agencia Europea del Medicamento, Febrero 2021;
  • La proteína espiga del SARS-CoV-2 daña la función endotelial vía desregulación de ACE 2

https://www.ahajournals.org/doi/full/10.1161/CIRCRESAHA.121.318902

  • Malone, R. La verdadera historia de cómo se inventó la vacunación ARNm

https://www.rwmalonemd.com/mrna-vaccine-inventor

  • La fluvoxamina en el tratamiento del Covid19

https://www.treatearly.org/fluvoxamine

  • La proteína espiga cruza la barrera hematoencefálica en ratones

https://www.nature.com/articles/s41593-020-00771-8

Fuente: Vacunas COVID-19. Luego de seis meses de su uso, ¿existe alguna razón para alarmarse? – eXtramuros (extramurosrevista.com)

15,472 MUERTOS 1.5 Millones de heridos (50% GRAVES) reportados en la base de datos de la Unión Europea de reacciones adversas a medicamentos por vacunas contra COVID-19

por Brian Shilhavy

Editor, Health Impact News

La base de datos europea de informes de presuntas reacciones a fármacos es EudraVigilance, que también rastrea los informes de lesiones y muertes tras las “vacunas” experimentales de COVID-19.

Un suscriptor de Europa nos envió recientemente un correo electrónico y nos recordó que esta base de datos mantenida en EudraVigilance es solo para países de Europa que forman parte de la Unión Europea (UE), que comprende 27 países.

El número total de países de Europa es mucho mayor, casi el doble, y se trata de unos 50, aunque existen algunas diferencias de opinión sobre qué países forman parte técnicamente de Europa.

Así que por muy altas que sean estas cifras, NO reflejan toda Europa. El número real en Europa de muertos o heridos debido a las vacunas contra el COVID-19 sería mucho mayor que el que estamos reportando aquí.

La base de datos de EudraVigilance informa que hasta el 19 de junio de 2021 hay 15,472 muertes y 1,509,266 lesiones reportadas después de las inyecciones de cuatro vacunas experimentales de COVID-19:

Del total de heridos registrados, la mitad de ellos (753.657) son heridos graves.

La gravedad proporciona información sobre el presunto efecto indeseable; se puede clasificar como ‘grave’ si corresponde a un incidente médico que resulta en la muerte,es potencialmente mortal, requiere hospitalización de pacientes hospitalizados, resulta en otra condición médicamente importante o prolongación de la hospitalización existente, resulta en una discapacidad o incapacidad persistente o significativa, o es una anomalía congénita / defecto congénito “.

Un suscriptor de Health Impact News en Europa publicó los informes de cada una de las cuatro vacunas de COVID-19 que estamos incluyendo aquí. Este suscriptor se ha ofrecido como voluntario para hacer esto, y es mucho trabajo tabular cada reacción con lesiones y muertes, ya que no hay lugar en el sistema EudraVigilance que hemos encontrado que tabula todos los resultados.

Desde que empezamos a publicar esto, otros de Europa también han calculado los números y confirmado los totales.*

Estos son los datos resumidos hasta el 19 de junio de 2021.

Reacciones totales para la vacuna experimental de ARNm Tozinameran (código BNT162b2,Comirnaty) de BioNTechPfizer: 7.420 muertes 560.256 lesiones hasta el 19/06/2021

  • 16.133 Trastornos de la sangre y del sistema linfático, incluidas 81 muertes
  • 12,637   Cardiac disorders incl. 964 deaths
  • 101 Trastornos congénitos, familiares y genéticos, incluidas 6 muertes
  • 7000 Trastornos del oído y del laberinto, incluidas 4 muertes
  • 265        Endocrine disorders incl. 1 death
  • 8.122 Trastornos oculares, incluidas 17 muertes
  • 51,030   Gastrointestinal disorders incl. 348 deaths
  • 155.486 Trastornos generales y condiciones del lugar de administración, incluidas 2.290 muertes
  • 468        Hepatobiliary disorders incl. 31 deaths
  • 6,110     Immune system disorders incl. 32 deaths
  • 17.549 Infecciones e infestaciones, incluidas 762 muertes
  • 6.275 Lesiones, envenenamiento y complicaciones procesales, incluidas 104 muertes
  • 13,249   Investigations incl. 285 deaths
  • 4.162 Trastornos del metabolismo y la nutrición, incluidas 139 muertes
  • 79.125 Trastornos musculoesqueléticos y del tejido conectivo, incluidas 88 muertes
  • 325 Neoplasias benignas, malignas y no especificadas (incluidos quistes y pólipos) incl. 23 muertes
  • 100,895 Nervous system disorders incl. 780 deaths
  • 384 Embarazo, puerperio y afecciones perinatales, incluidas 10 muertes
  • 107        Product issues
  • 9,928     Psychiatric disorders incl. 105 deaths
  • 1.765 Trastornos renales y urinarios, incluidas 115 muertes
  • 2.696 Trastornos del aparato reproductor y mamarios, incluidas 3 muertes
  • 23.689 Trastornos respiratorios, torácicos y mediastínicos, incluidas 848 muertes
  • 26.641 Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo, incluidas 66 muertes
  • 846        Social circumstances incl. 10 deaths
  • 281 Procedimientos quirúrgicos y médicos, incluidas 19 muertes
  • 14,987   Vascular disorders incl. 289 deaths

Reacciones totales para la vacuna experimental de ARNm mRNA-1273(CX-024414) de Moderna: 4.147 muertes y 122.643 heridos hasta el 19/06/2021

  • 2.239 Trastornos de la sangre y del sistema linfático, incluidas 29 muertes
  • 3,315     Cardiac disorders incl. 446 deaths
  • 39 Trastornos congénitos, familiares y genéticos, incluidas 3 muertes
  • 1,454     Ear and labyrinth disorders
  • 82           Endocrine disorders incl. 1 death
  • 1.883 Trastornos oculares, incluidas 7 muertes
  • 10.655 Trastornos gastrointestinales incl. 142 muertes
  • 33.936 Trastornos generales y condiciones del lugar de administración, incluidas 1.759 muertes
  • 209 Trastornos hepatobiliares incl. 11 muertes
  • 1.117 Trastornos del sistema inmunitario, incluidas 5 muertes
  • 3.835 Infecciones e infestaciones, incluidas 234 muertes
  • 2.480 Lesiones, envenenamiento y complicaciones procesales, incluidas 77 muertes
  • 2.670 Investigaciones, entre las que se supe 89 muertes
  • 1.297 Trastornos del metabolismo y la nutrición, incluidas 85 muertes
  • 15.131 Trastornos musculoesqueléticos y del tejido conectivo, incluidas 77 muertes
  • 128 Neoplasias benignas, malignas y no especificadas (incluido. quistes y pólipos) incl. 15 muertes
  • 21.684 Trastornos del sistema nervioso, incluidas 424 muertes
  • 255 Embarazo, puerperio y afecciones perinatales, incluida la muerte por 2
  • 20 Problemas con el producto
  • 2.437 Trastornos psiquiátricos, incluidas 69 muertes
  • 807 Trastornos renales y urinarios, incluidas 52 muertes
  • 459 Trastornos del sistema reproductivo y de las mamas, incluida 1 muerte
  • 5.640 Trastornos respiratorios, torácicos y mediastínicos, incluidas 399 muertes
  • 6.538 Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo, incluidas 28 muertes
  • 504 Circunstancias sociales, incluidas 13 muertes
  • 397 Procedimientos quirúrgicos y médicos, incluidas 38 muertes
  • 3.432 Trastornos vasculares incl. 141 muertes

Reacciones totales para la vacuna experimental AZD1222/VAXZEVRIA (CHADOX1 NCOV-19) de Oxford/ AstraZeneca3.364 muertes793.036 lesiones a 19/06/2021

  • 9.136 Trastornos de la sangre y del sistema linfático, incluidas 132 muertes
  • 12.135 Trastornos cardíacos incl. 396 muertes
  • 95 Trastornos congénitos, familiares y genéticos, incluidas 2 muertes
  • 8.797 Trastornos del oído y del laberinto
  • 309 Trastornos endocrinos incl. 2 muertes
  • 13.459 Trastornos oculares, incluidas 12 muertes
  • 81.806 Trastornos gastrointestinales incl. 161 muertes
  • 212.663 Trastornos generales y condiciones del lugar de administración, incluidas 891 muertes
  • 525 Trastornos hepatobiliares incl. 25 muertes
  • 3.085 Trastornos del sistema inmunitario, incluidas 11 muertes
  • 17.791 Infecciones e infestaciones, incluidas 217 muertes
  • 7.854 Lesiones, envenenamiento y complicaciones procesales, incluidas 77 muertes
  • 16.731 Investigaciones, entre las que se han fallecido 79
  • 9.765 Trastornos del metabolismo y la nutrición, incluidas 50 muertes
  • 123.637 Trastornos musculoesqueléticos y del tejido conectivo, incluidas 45 muertes
  • 332 Neoplasias benignas, malignas y no especificadas (incluidos quistes y pólipos) incl. 8 muertes
  • 169.286 Trastornos del sistema nervioso, incluidas 532 muertes
  • 223 Embarazo, puerperio y afecciones perinatales, incluidas 4 muertes
  • 103 Problemas del producto
  • 14.931 Trastornos psiquiátricos, incluidas 27 muertes
  • 2.809 Trastornos renales y urinarios, incluidas 29 muertes
  • 5.967 Trastornos del sistema reproductivo y de la mama
  • 26.631 Trastornos respiratorios, torácicos y mediastínicos, incluidas 387 muertes
  • 36.457 Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo, incluidas 22 muertes
  • 772 Circunstancias sociales, incluidas 4 muertes
  • 671 Procedimientos quirúrgicos y médicos, incluidas 16 muertes
  • 17.066 Trastornos vasculares incl. 235 muertes

Reacciones totales para la vacuna experimental covid-19 JANSSEN (AD26. COV2. S) de Johnson &Johnson541 muertes 33, 331 lesiones a 19/06/2021

  • 306 Trastornos de la sangre y del sistema linfático, incluidas 16 muertes
  • 496 Trastornos cardíacos incl. 56 muertes
  • 14 Trastornos congénitos, familiares y genéticos
  • 177 Trastornos del oído y del laberinto
  • 8 Trastornos endocrinos incluido. 1 muerte
  • 383 Trastornos oculares incl. 3 muertes
  • 3.086 Trastornos gastrointestinales incl. 23 muertes
  • 8.761 Trastornos generales y condiciones del lugar de administración, incluidas 137 muertes
  • 52 Trastornos hepatobiliares incl. 4 muertes
  • 85 Trastornos del sistema inmunitario
  • 392 Infecciones e infestaciones incl. 13 muertes
  • 320 Lesiones, envenenamiento y complicaciones del procedimiento, incluidas 8 muertes
  • 2.003 Investigaciones, entre las que se han fallecido 37
  • 184 Trastornos del metabolismo y la nutrición, incluidas 10 muertes
  • 5.718 Trastornos musculoesqueléticos y del tejido conectivo, incluidas 17 muertes
  • 16 Neoplasias benignas, malignas y no especificadas (incluido. quistes y pólipos)
  • 7.093 Trastornos del sistema nervioso, incluidas 68 muertes
  • 9 Embarazo, puerperio y afecciones perinatales, incluida 1 muerte
  • 9             Product issues
  • 355 Trastornos psiquiátricos incl. 5 muertes
  • 119        Renal and urinary disorders incl. 8 deaths
  • 114 Trastornos del sistema reproductivo y de la mama
  • 1.130 Trastornos respiratorios, torácicos y mediastínicos, incluidas 43 muertes
  • 804 Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo, incluidas 2 muertes
  • 72           Social circumstances incl. 3 deaths
  • 336 Procedimientos quirúrgicos y médicos, incluidas 26 muertes
  • 1,289     Vascular disorders incl. 60 deaths

*Estos totales son estimaciones basadas en informes presentados a EudraVigilance. Los totales pueden ser mucho más altos en función del porcentaje de reacciones adversas que se notifican. Algunos de estos informes también pueden ser reportados a las bases de datos de reacciones adversas de cada país, como la base de datos VAERS de los Estados Unidos y el sistema de tarjetas amarillas del Reino Unido. Las muertes se agrupan por síntomas, y algunas muertes pueden haber resultado de múltiples síntomas.

15,472 MUERTOS 1.5 Millones de heridos (50% GRAVES) reportados en la base de datos de la Unión Europea de reacciones adversas a medicamentos por vacunas contra COVID-19 (healthimpactnews.com)

The New York Times predice una reducción masiva de la población

Evidentemente esto no es fácil ni de entender ni de explicar. Un mar de aristas tejen a veces esquemas en el cielo, reflejos de un océano revuelto. Pero todo lleva y llega al mismo cuadro: la élite judía (cuidado, no a los judíos). Esta élite es dueña de prácticamente el aire que respiras o más bien, del aire que te dejan respirar, con sus corporaciones tapan sus nombres, y muchas otras sus intenciones pero ellos mismos se delatan señalando a la luna y escribiendo versos en el universo que esta vez, a veces, queda un centello en el mar, a vista de pájaro, y los pájaros, cantan.

Decir que The New York Times es el periódico de esta élite es un eufemismo, porque todos los medios de masas les deben pleitesías e incluso la vida. Pero vayamos al grano, y sí, un simple grano, a modo de pauta.

G.R.M.

La despoblación y la vacuna del ARNm

Por Peter Koenig

Sorprendentemente, The New York Times –22 de mayo de 2021– predice una reducción masiva de la población en las próximas décadas.

“Menos llantos de bebés.

Más viviendas abandonadas.

Hacia mediados de este siglo, a medida que las muertes comiencen a superar a los nacimientos, vendrán cambios que son difíciles de entender”.

Captura de pantalla del artículo del NYT

Y –

“En todo el mundo, los países se enfrentan al estancamiento de la población y a un colapso de la fertilidad, a una vertiginosa reversión sin igual en la historia registrada que hará que las fiestas de primer cumpleaños sean un espectáculo más raro que los funerales, y que las casas vacías sean una pesadilla común”.

Y continúa,

“Las salas de maternidad ya están cerrando en Italia. Las ciudades fantasmas están apareciendo en el noreste de China. Las universidades en Corea del Sur no pueden encontrar suficientes estudiantes, y en Alemania, cientos de miles de propiedades han sido arrasadas, con la tierra convertida en parques”.

¿Es todo cierto? Queda por verificar. ¿omisión?

En ningún momento el artículo menciona la naturaleza eugenista de la reducción deliberada de la población, en relación con el covid plandemic, el coaccionado y por muchas cuentas venenoso – campaña de vacunación, con una no vacuna, sino una novela, totalmente no probado tipo ARNm “terapia génica” que los CDC de EE.UU. han permitido que se aplique como una “medida de emergencia” en estas terribles circunstancias de una pandemia , que en realidad carece de todas las características de una pandemia, pero tiene que ser bombeada para que aparezca como una pandemia – con literalmente casi todas las muertes que aparecen por cualquier causa – incluso los accidentes automovilísticos – pueden ser – y “deben” ser categorizados como muertes covid.

En EE.UU., a los hospitales se les paga US$ 13.000 por cada paciente diagnosticado de covid y US$ 39.000 por cada “paciente covid” que se pone un respirador. A principios de este año, los médicos en Nueva York han llegado a la conclusión de que más del 80% de los pacientes con ventilador no sobreviven al ventilador. Consulte estearchivo .

Pero, sea como fuere –el actual “aflojamiento” de las restricciones covid que están experimentando EEUU y muchos países europeos, está sacando a relucir felicidad, sonrisas, pensamiento festivo y sentimientos alegres por parte de la población– con la firme esperanza de que el plandemic haya terminado. Esto puede ser sólo una artimaña y preludio de mucho peor por venir. Esperemos que esta sospecha sea errónea.

Si bien no hay evidencia concreta, existe esta sensación incómoda de que con la posterior caída del hemisferio norte acercándose, nos veremos afectados por una “nueva” “variante” hecha en laboratorio – mucho más fuerte, que requiere más y más medidas gubernamentales opresivas y dictatoriales, más vaxxing coaccionado con terapia génica que podría afectar el sistema neurológico de la humanidad. (Para más detalles, véase Vacuna de Pfizer confirmada para causar enfermedades neurodegenerativas: estudio)

El NYT hace todo lo posible tratando de explicar por qué la población mundial entra en receso y declive total, sin mencionar nunca el covid y su nefasta agenda mortal.

“Aunque algunos países siguen viendo crecer su población, especialmente en África, las tasas de fecundidad están disminuyendo en casi todas partes. Los demógrafos ahora predicen que para la segunda mitad del siglo o posiblemente antes, la población mundial entrará en un declive sostenido por primera vez”.

¿Por qué la tasa de fertilidad bajaría repentinamente en los países “desarrollados”? ¿Porque la gente se da cuenta de que para salvar el planeta, el mundo necesita menos, mucho menos “comedores” y consumidores? – ¿O más bien tiene algo que ver con las falsas “vacunas” covid, ampliamente coaccionadas? – vea el video del Dr. Mercola a continuación.

¿No es esto precisamente lo que el clan Gates-Rockefellers-Kissinger et al tiene en mente?

¿Es por eso que las inyecciones de tipo ARNm – la aprobación de emergencia de los CDC como “terapia génica” – incluyen componentes anti-fertilidad y esterilización?

Y , ¿se imaginan – los CDC han recomendado recientemente dar esta “inyección de terapia génica” no probada y no probada a las mujeres embarazadas, cuando nunca antes y bajo ninguna circunstancia las mujeres embarazadas deben ser administradas medicamentos “experimentales” no probados.

De hecho, la tasa de abortos de las mujeres embarazadas que reciben la inoculación de tipo ARNm es tan alta como el 30%, probablemente considerablemente mayor si se tienen en cuenta los casos no denunciados. Escuche al Dr. Joseph Mercola.

Existe la noción general de que el covid no se trata de salud o inmunidad, sino de despoblar el mundo; una agenda eugenista, si se puede. Mike Whitney expresa una visión clara en qué dirección va esta innecesaria campaña de vacunación contra el covid. No tiene nada que ver con la protección de la salud de las personas. Al contrario. Se trata de la despoblación. Estas dos citas lo dicen todo.

“No hay absolutamente ninguna necesidad de vacunas para extinguir la pandemia… Usted no vacuna a las personas que no están en riesgo de una enfermedad. Tampoco se planea vacunar a millones de personas sanas y en forma con una vacuna [experimental] que no ha sido probada exhaustivamente en seres humanos”. Dr. Mike Yeadon PhD, ex vicepresidente de Pfizer y científico jefe de alergias y enfermedades respiratorias.  

“Lo que sabemos sobre el coronavirus a partir de 30 años de experiencia es que una vacuna contra el coronavirus tiene una peculiaridad única, que es cualquier intento de hacer que la vacuna haya resultado en la creación de una clase de anticuerpos que realmente hacen que las personas vacunadas se ensucian cuando finalmente sufren exposición al virus salvaje”. Robert F. KennedyJr.

El NYT está citando a Frank Swiaczny, un demógrafo alemán que fue jefe de tendencias y análisis de población para las Naciones Unidas hasta el año pasado:

“Es necesario un cambio de paradigma. Los países necesitan aprender a vivir y adaptarse a la disminución [de la población]”.

Para mejorar este cambio de paradigma – y para hacerlo aparecer – y convencerlo a usted, el lector, de que este es un fenómeno imparable normal, el NYT predice, o más bien le asusta, especulando / anticipando,

“Las ramificaciones y las respuestas ya han comenzado a aparecer, especialmente en Asia oriental y Europa. Desde Hungría hasta China, desde Suecia hasta Japón, los gobiernos están luchando por equilibrar las demandas de una cohorte de edad creciente con las necesidades de los jóvenes cuyas decisiones más íntimas sobre la procreación están siendo moldeadas por factores tanto positivos (más oportunidades de trabajo para las mujeres) como negativos (desigualdad de género persistente y altos costos de vida)”.

Sabemos que se trata de una falsa pretensión, y es un argumento totalmente fabricado para hacer que se mire para otro lado, cuando en dos o tres años se puede ver una muerte masiva de personas muy por debajo de la esperanza de vida estadística media.

Todos sabemos que la desigualdad de género ha persistido en Occidente durante los últimos 2000 años. Y, si bien el costo de vida ha estado aumentando constantemente en los primeros 50 años después de la Segunda Guerra Mundial en los países industrializados, ha estado bastante estancado en las últimas dos décadas. Por el contrario, en algunos casos –Estados Unidos, Europa– ha aparecido una tendencia bastante deflacionaria. Una señal clara para ello, son las tasas de interés negativas en muchos países industrializados. Por lo tanto, el NYT está tratando de hacerte creer lo que no lo es, todo para justificar su “predicción” de una reducción masiva de la población; para que te acostumbes al diabólico plan covid – y tal vez para sembrar un poco de miedo.

Dado que los “vaxxes” de ARNm son experimentales, no hay antecedentes sobre si el cuerpo será capaz de limpiarse de efectos secundarios desastrosos, como la coagulación de la sangre, lo que lleva a la trombosis, la parálisis potencial y la muerte.

Las predicciones científicas son que las inyecciones de tipo ARNm afectan el genoma humano, y lo más probable es que el cuerpo nunca se desintoxicará de nada que afecte el ADN.

Si esta suposición es correcta, significa, en resumen, que nunca volverás a ser el mismo, y tu salud puede verse afectada negativamente por el resto de tu vida. Se trata, sin lugar a dudas, de un crimen de genocidio masivo contra la humanidad. Coincide con los puntos de vista del Dr. Joseph Mercola – ver arriba, así como con el Dr. Sucharit Bhakdi sobre la coagulación de la sangre , y las desastrosas consecuencias para la salud, es decir, que conducen a accidentes cerebrovasculares cerebrales, parálisis y muerte.

En la misma línea, Vaccine Impact of 23 May 2021 se refiere a cinco reputados médicos, que hablan de la transmisión de los inyectados por la vacuna de ARNm a los que no han sido vacunados. Todos estos científicos están de acuerdo en que a menos que uno se dé cuenta de que estas vacunas están diseñadas como pinzas biológicas con el fin de reducir la población mundial, nunca comprenderá completamente lo que estas vacunas y big pharma son capaces de hacer y cómo tomar medidas para protegerse.

El NYT nos prepara suavemente para este crimen, llamando a esta “despoblación” que se avecina un fenómeno natural, debido a un giro en la demografía , que es de esperar debido a nuestro “estilo de vida abundante” occidental, y debido al cambio climático provocado por el hombre (mea-culpa, mea-culpa), lo que resulta en una reducción de las cosechas – hambruna – en el mundo en desarrollo, o el Sur Global.

“Esta es una guerra mundial intencional contra la sangre humana”, según el Dr. Sherri Tenpenny y el Premio Nobel, el Dr. Luc Montagnier,así como el Dr. Mike Yeadon,ex vicepresidente de Pfizer y Jefe de Ciencia de Pfizer, y otros.

“Las inyecciones matarán y nunca dejarán de matar”.

El Dr. Montagnier, uno de los mejores virólogos del mundo, proyecta una esperanza de vida drásticamente reducida de muchos de los que han tomado la “inyección de matar tiro”.

Ver los últimos datos oficiales de Muertes y lesiones por vacunación para la UE (desde finales de diciembre de 2020 hasta el 22 de mayo de 2021)

Hay razones y causas médicas y económicas para una población mundial drástica a la que el NYT nos alerta.

¿Por qué lo harían?

Prepararnos para uno de los crímenes más horrendos de la historia reciente de la humanidad: Inventar (es decir, hecho por el hombre) un coronavirus invencible.

Tras una decisión del Foro Económico Mundial (WEF), en enero de 2020, la OMS llamó al virus en enero de 2020 primer SARS-CoV-2 -llamado así por el virus del SARS que azotó a China entre 2002 y 2003-, y luego, unas semanas más tarde, la OMS rebautizó a esta invisible “bestia” –instrumento de fabricación del miedo– Covid-19.

El shock repentino de estar expuesto a una epidemia mundial cum pandemia (de acuerdo con los nuevos criterios repentinos de la OMS), creó una pandemia de miedo en la que las personas son vulnerables y aceptan todo – casi con la esperanza de que el peligro mortal desaparecería.

Así que, también una decisión del WEF, la OMS declaró esta enfermedad en realidad menor el 11 de marzo de 2020 como una pandemia, cuando allí donde en todo el mundo, según las estadísticas de la OMS sólo 44.279 casos positivos y 1440 muertes fuera de China. El miedo aumentó, y la “Doctrina del Shock” funcionó. Los 193 países miembros de la ONU aceptaron el confinamiento total de mediados de marzo de 2020, y esto sin una justificación médica. 

“The Shock Doctrine” (2007), de Naomi Klein, que describe cómo el capitalismo de desastres se aprovecha de situaciones de choque, naturales o provocadas por la mand, para implementar nuevas reglas y regulaciones, que de otra manera no habrían sido aceptadas fácilmente.

Otro ejemplo es la Ley Patriota de los Estados Unidos que estuvo durante años en preparación, mucho antes del 9/11; a la espera de que una catástrofe –es decir, el 9/11– sea apresurada y aceptada por el Congreso de los Estados Unidos. Quitó alrededor del 80% de las libertades de las personas y convirtió las leyes de la tierra casi en una Ley Marcial permanente – y todavía es aplicable hoy en día, incluso con algunas adiciones convenientes para la élite financiera reinante.

¡imaginar! Los 193 países miembros de las Naciones Unidas a la vez – una imposibilidad epidemiológica. Sin embargo, la gente de todo el mundo aceptó la nueva regla , que finalmente destruyó la economía mundial, la diezmó hasta el punto en que las pequeñas y medianas corporaciones fueron literalmente aniquiladas, dejando a la gente sin trabajo en la calle, defendiéndose de los medios de supervivencia, aumentando las tasas de pobreza en todo el mundo exponencialmente. 

El desempleo y el hambre se dispararon.

La consecuencia, especialmente en el Sur Global, la desesperación, el sufrimiento por no tener refugio, por no tener comida, a menudo conduce al suicidio y, si no a la muerte, por hambre. Sin embargo, esos pocos multimillonarios en la cima, que fingen estar pronto gobernando el Orden Mundial Único, aumentaron su fortuna combinada en pocos meses en unos 200 mil millones de dólares.

El Programa Mundial de Alimentos – PMA estimó que la población total que sufre de hambruna aguda en más de un cuarto de mil millones (265 millones) para finales de 2020, aproximadamente la mitad de ellos están relacionados con el covid , y están aumentando constantemente. “Estasnuevas cifras muestran la magnitud de la catástrofe a la que nos enfrentamos”, dice el PMA. Muchos de ellos no sobrevivirán, pero no se conocen cifras precisas. A medida que pase el tiempo, se volverán catastróficos, resultando en cientos de miles de muertes. Este es el resultado de la diabólica supra-cábala que inventó la Agenda ID2020, la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, el Gran Reseteo , un criminal en todo el mundo que sufre particularmente por los ya pobres y vulnerables.

Según el doctor Sucharit Bhakdi,microbiólogo alemán, y como se informó en The New American el 16 de abril de 2021 en un artículo titulado “Covid shots to Decimate the World Population”.

El doctor Bhakdi advierte que la histeria del COVID se basa en mentiras y que las “vacunas” del COVID, especialmente el tipo de ARNm, van a provocar una catástrofe global y una posible destrucción de la población humana.

Comenzando, el Dr. Bhakdi explica que la prueba PCR ha sido abusada para producir miedo de una manera que no es científica.

A continuación, explica lo que las vacunas de ARNm van a hacer al cuerpo humano.

Entre otras preocupaciones, espera una coagulación masiva de la sangre mortal [que ya está ocurriendo], así como respuestas del sistema inmunológico que destruirán el cuerpo humano.

Finalmente, Bhakdi, quien advirtió de una inminente “fatalidad” durante una entrevista de Fox News que se volvió viral, pide procesos penales contra los responsables y un cese inmediato de este experimento global. Ver esto

Esto proporciona algunos antecedentes para el artículo del NYT , antecedentes que, por supuesto, el New York Times no menciona. Parece que la preocupación del Times es principalmente advertir y preparar a la gente sobre lo que podría venir, pero también, propagar más miedo, hacer que las personas sean más vulnerables, más débiles, rompiendo aún más el sistema de defensa automática humana. El tipo de lenguaje aplicado por la pieza del NYT, deja a un lector inocente indefenso, con miedo de “ceder ante lo que pueda venir”. Precisamente lo que quieren

Una perspectiva positiva

Sin embargo, hay esperanza. El artículo del NYT no menciona ‘Esperanza’. La mejor manera de que la humanidad responda a la Situación Planetaria covid es resistir colectivamente por todos los medios la vacunación y objetar activamente la digitalización de sus datos personales, así como del dinero.

Por lo tanto, se resiste a ser tomado por la Inteligencia Artificial , siendo esclavizado por una élite súper financiera

Claramente tenemos el poder en nosotros para superar esta tiranía diabólica que se cierne sobre nosotros, casi en todo el mundo sin culpa. Es una cuestión de creer en nosotros mismos, la fuerza del pensamiento positivo y amoroso colectivo, y en el poder de la solidaridad.

*

Nota para los lectores: Haga clic en los botones de compartir arriba o abajo. Síguenos en Instagram, @crg_globalresearch. Reenvía este artículo a tus listas de correo electrónico. Crosspost en su sitio de blog, foros de Internet. etc.

Peter Koenig es analista geopolítico y ex economista senior del Banco Mundial y de la Organización Mundial de la Salud (OMS), donde ha trabajado durante más de 30 años en el ámbito del agua y el medio ambiente en todo el mundo. Da clases en universidades de Los Estados Unidos, Europa y América del Sur. Escribe regularmente para revistas en línea y es autor de Implosion – An Economic Thriller about War, Environmental Destruction and Corporate Greed; y coautor del libro de Cynthia McKinney “When China Sneezes: From the Coronavirus Lockdown to the Global Politico-Economic Crisis” (ClarityPress – 1 de noviembre de2020)

Es investigador asociado del Centro de Investigación sobre globalización.

La despoblación y la vacuna contra el ARNm – Global ResearchGlobal Research – Centre for Research on Globalization

Las vacunas Covid, oficialmente, solo se pueden suministrar por prescripción médica

Esta autorización la han tenido que aprobar con prescripción médica porque se trata de un medicamento experimental. Sin embargo, después de que han puesto millones de dosis, parece que ningún médico la ha recetado nunca.

Estas son las fichas de estas “vacunas”, que se pueden encontrar en el sitio web de la Agencia española de medicamentos y productos sanitarios:



Las asociaciones LIBERUM, UNITS PER LA VERITAT, GUADALAJARA DESPIERTA, ESPABILA, ASOCIACIÓN RED HUMANA, ASOCIACIÓN BIZITSA han enviado a los colegios de médicos un documento razonado legalmente en el que lo denuncian.

Contra el encierro de la gente: España: Las vacunas Covid, oficialmente, solo se pueden suministrar por prescripción médica

¿Quién es el propietario de Big Pharma + Big Media? Nunca lo adivinas.

BlackRock y Vanguard Group, las dos firmas de gestión de activos más grandes del mundo, se combinaron como propietarios de The New York Times y otros medios heredados, junto con Big Pharma.

Por el Dr. Joseph Mercola

Historia de un vistazo:

  • Big Pharma y los principales medios de comunicación son en gran parte propiedad de dos firmas de gestión de activos: BlackRock y Vanguard.
  • Las compañías farmacéuticas están impulsando las respuestas al COVID-19 —todas las cuales, hasta ahora, han puesto en peligro la salud pública en lugar de optimizarla— y los principales medios de comunicación han sido cómplices dispuestos a difundir su propaganda, una narrativa oficial falsa que lleva al público por mal camino y fomenta el miedo basado en mentiras.
  • Vanguard y BlackRock son los dos principales propietarios de Time Warner, Comcast, Disney y News Corp, cuatro de las seis compañías de medios que controlan más del 90% del panorama de los medios estadounidenses.
  • BlackRock y Vanguard forman un monopolio secreto que posee casi todo lo demás que se te ocurra también. En total, tienen la propiedad de 1.600 empresas estadounidenses, que en 2015 tenían ingresos combinados de 9,1 billones de dólares. Cuando se agrega el tercer propietario global más grande, State Street, su propiedad combinada abarca casi el 90% de todas las empresas del S&P 500.
  • Vanguard es el mayor accionista de BlackRock. Vanguard en sí, por otro lado, tiene una estructura única que hace que su propiedad sea más difícil de discernir, pero muchas de las familias más antiguas y ricas del mundo pueden vincularse a los fondos de Vanguard.

¿Qué tiene en común The New York Times y la mayoría de los otros medios heredados con las grandes farmacéuticas? Respuesta: Son en gran parte propiedad de BlackRock y Vanguard Group,las dos firmas de gestión de activos más grandes del mundo. Además, resulta que estas dos compañías forman un monopolio secreto que posee casi todo lo demás que se te ocurra también. Como se informó en el video destacado:

“Las acciones de las corporaciones más grandes del mundo son propiedad de los mismos inversores institucionales. Todos son dueños el uno del otro. Esto significa que las marcas “competidoras”, como Coca-Cola y Pepsi, no son realmente competidoras, en absoluto, ya que sus acciones son propiedad de exactamente las mismas compañías de inversión, fondos de inversión, compañías de seguros, bancos y, en algunos casos, gobiernos.

“Los inversores más pequeños son propiedad de inversores más grandes. Esos son propiedad de inversores aún más grandes. La parte superior visible de esta pirámide muestra sólo dos empresas cuyos nombres hemos visto a menudo … Son Vanguard y BlackRock.

“El poder de estas dos compañías está más allá de su imaginación. No sólo poseen una gran parte de las acciones de casi todas las grandes empresas, sino también las acciones de los inversores en esas empresas. Esto les da un monopolio total.

“Un informe de Bloomberg afirma que ambas compañías en el año 2028, juntas tendrán inversiones por la cantidad de 20 billones de dólares. Eso significa que serán dueños de casi todo'”.

¿Quiénes son los Vanguard?

La palabra “vanguardia” significa “la posición más importante en un ejército o flota que avanza hacia la batalla”, y /o “la posición de liderazgo en una tendencia o movimiento”. Ambas son descripciones adecuadas de este gigante global, propiedad de los globalistas que presionan por un Gran Reinicio,cuyo núcleo es la transferencia de riqueza y propiedad de las manos de muchos a las manos de unos pocos.

Curiosamente, Vanguard es el mayor accionista de BlackRock, a partir de marzo de 2021. La propia Vanguardia, por otro lado, tiene una estructura corporativa “única” que hace que su propiedad sea más difícil de discernir. Es propiedad de sus diversos fondos, que a su vez son propiedad de los accionistas. Aparte de estos accionistas, no tiene inversores externos y no cotiza en bolsa. Como se informó en el video destacado:

“A la élite que posee Vanguard aparentemente no le gusta estar en el centro de atención, pero por supuesto no pueden esconderse de quién está dispuesto a cavar. Los informes de Oxfam y Bloomberg dicen que el 1% del mundo, en conjunto, posee más dinero que el otro 99%. Peor aún, Oxfam dice que el 82% de todo el dinero ganado en 2017 fue a este 1%.

“En otras palabras, estas dos compañías de inversión, Vanguard y BlackRock tienen un monopolio en todas las industrias del mundo y, a su vez, son propiedad de las familias más ricas del mundo, algunas de las cuales son de la realeza y que han sido muy ricas desde antes de la Revolución Industrial”.

Si bien tomaría tiempo examinar todos los fondos de Vanguard para identificar a los accionistas individuales y, por lo tanto, a los propietarios de Vanguard, una rápida mirada sugiere Rothschild Investment Corp. y el Holding Edmond De Rothschild son dos de esas partes interesadas. Mantenga el nombre Rothschild en su mente mientras sigue leyendo, ya que aparecerá de nuevo más tarde.

El video de arriba también identifica a la familia italiana Orsini, la familia estadounidense Bush, la familia real británica, la familia du Pont, los Morgan, Vanderbilts y Rockefeller, como propietarios de Vanguard.

BlackRock/Vanguard poseen Big Pharma

Según Simply Wall Street, en febrero de 2020, BlackRock y Vanguard eran los dos mayores accionistas de GlaxoSmithKline, con un 7% y un 3,5% de las acciones respectivamente. En Pfizer,la propiedad se invierte, con Vanguard siendo el principal inversor y BlackRock el segundo mayor accionista.

Tenga en cuenta que los ratios de propiedad de acciones pueden cambiar en cualquier momento, ya que las empresas compran y venden de forma regular, así que no se quede colgado de los porcentajes. La conclusión es que BlackRock y Vanguard, individualmente y combinados, poseen suficientes acciones en un momento dado que podemos decir que controlan fácilmente tanto big pharma como los medios heredados centralizados, y luego algunos

¿Por qué importa esto? Importa porque las compañías farmacéuticas están impulsando las respuestas al COVID-19 —todas las cuales, hasta ahora, han puesto en peligro la salud pública en lugar de optimizarla— y los principales medios de comunicación han sido cómplices dispuestos a difundir su propaganda,una narrativa oficial falsa que ha llevado, y sigue siendo, al público por mal camino y fomenta el miedo basado en mentiras.CHD pide a la FDA que desproteta las vacunas contra el COVID del mercado – Envíe un comentario

Para tener alguna posibilidad de corregir esta situación, debemos entender quiénes son los actores centrales, de dónde vienen los dictados dañinos y por qué se están creando estas narrativas falsas en primer lugar.

Como se señala en el informe de diciembre de 2020 de Global Justice Now “La horrible historia de las grandes farmacéuticas”, simplemente no podemos permitir que las compañías farmacéuticas —”que tienen un largo historial de priorizar las ganancias corporativas sobre la salud de las personas”— continúen dictando las respuestas de COVID-19.

En él, revisan la vergonzosa historia de las siete principales compañías farmacéuticas del mundo que ahora están desarrollando y fabricando medicamentos y “vacunas” basadas en genes contra el COVID-19, mientras que los principales medios de comunicación han ayudado a suprimir la información sobre medicamentos más antiguos fácilmente disponibles que han demostrado tener un alto grado de eficacia contra la infección.

BlackRock/Vanguard son dueños de los medios de comunicación

En lo que respecta a The New York Times, a mayo de 2021, BlackRock es el segundo mayor accionista con el 7,43% del total de acciones, justo después de The Vanguard Group, que posee la mayor parte (8,11%).

Además de The New York Times, Vanguard y BlackRock son también los dos principales propietarios de Time Warner, Comcast, Disney y News Corp, cuatro de las seis compañías de medios que controlan más del 90% del panorama de los medios estadounidenses.

No hace falta decir que, si usted tiene el control de esta gran cantidad de medios de comunicación, usted puede controlar naciones enteras por medio de la propaganda centralizada cuidadosamente orquestada y organizada disfrazada de periodismo.



Si tu cabeza ya está girando, no estás solo. Es difícil describir relaciones circulares y estrechamente entrelazadas de manera lineal. El mundo de la propiedad corporativa es laberínfico, donde todo el mundo parece ser dueño de todos, hasta cierto punto.

Sin embargo, el mensaje clave para llevar a casa es que dos compañías destacan cabeza y cuello por encima de todas las demás, y esas son BlackRock y Vanguard. Juntos, forman un monopolio oculto sobre las tenencias de activos globales, y a través de su influencia sobre nuestros medios centralizados, tienen el poder de manipular y controlar gran parte de la economía y los eventos del mundo, y cómo el mundo lo ve todo.

Teniendo en cuenta que BlackRock anunció en 2018 que tiene “expectativas sociales” de las compañías en las que invierte, no se puede pasar por alto su papel potencial como centro central en el Gran Reset y el plan de “reconstruir mejor”.

Si a esto le sumamos la información que muestra que “socava la competencia a través de la poseid de acciones en compañías competidoras” y “desdibuja los límites entre el capital privado y los asuntos gubernamentales al trabajar en estrecha colaboración con los reguladores”, sería difícil no ver cómo BlackRock /Vanguard y sus propietarios globalistas podrían facilitar el Gran Reajuste y la llamada revolución “verde”, los cuales son parte del mismo esquema de robo de riqueza.

BlackRock y Vanguard son dueños del mundo

Esa afirmación se volverá aún más clara una vez que te des cuenta de que la influencia de este dúo no se limita a las grandes farmacéuticas y los medios de comunicación. Es importante destacar que BlackRock también trabaja en estrecha colaboración con los bancos centrales de todo el mundo, incluida la Reserva Federal de Estados Unidos, que es una entidad privada, no federal. Presta dinero al banco central, actúa como asesor del mismo y desarrolla el software del banco central.

BlackRock/Vanguard también posee acciones de una larga lista de otras compañías,incluyendo Microsoft, Apple, Amazon, Facebook y Alphabet Inc. Como se ilustra en el gráfico de la red de propiedad de BlackRock y Vanguard a continuación, que aparece en el artículo de 2017 “These Three Firms Own Corporate America” en The Conversation,sería casi imposible enumerarlas todas.

En total, BlackRock y Vanguard tienen la propiedad de unas 1.600 firmas estadounidenses, que en 2015 tenían ingresos combinados de 9,1 billones de dólares. Cuando se agrega el tercer propietario global más grande, State Street, su propiedad combinada abarca casi el 90% de todas las empresas del S&P 500.

Blackrock and Vanguard ownership

Un monopolio global del que pocos saben nada

Para descubrir la influencia general de BlackRock y Vanguard en el mercado global, asegúrese de ver el video de 45 minutos de duración que aparece en la parte superior de este artículo. Proporciona un resumen de amplia visión de la red de monopolios ocultos de las corporaciones propiedad de Vanguard y BlackRock, y su papel en el Gran Reinicio. Un segundo video mucho más corto (arriba) ofrece una revisión adicional de esta información.

¿Cómo podemos vincular a BlackRock/Vanguard —y a las familias globalistas que los poseen— con el Gran Reset? Salvo una confesión pública, tenemos que analizar las relaciones entre estas gigantescas corporaciones de propiedad globalista y considerar la influencia que pueden ejercer a través de esas relaciones. Como señaló Lew Rockwell:

“Cuando Lynn Forester de Rothschild quiere que Estados Unidos sea un país de partido único (como China) y no quiere que se aprueben leyes de identificación de votantes en Los Estados Unidos, para que se pueda perpetrar más fraude electoral para lograr ese fin, ¿qué hace?

“Ella mantiene una conferencia telefónica con los 100 principales directores ejecutivos del mundo y les dice que denuncien públicamente como ‘Jim Crow’ la aprobación de una ley anticorrupción en Georgia y ordena a sus obedientes directores ejecutivos boicotear el Estado de Georgia, como vimos con Coca-Cola y las Grandes Ligas de Béisbol e incluso la estrella de Hollywood, Will Smith.

“En esta conferencia telefónica, vemos sombras del Gran Reinicio, la Agenda 2030, el Nuevo Orden Mundial. La ONU quiere asegurarse, al igual que [el fundador y presidente ejecutivo del Foro Económico Mundial Klaus] Schwab, de que en 2030, la pobreza, el hambre, la contaminación y las enfermedades ya no asolan la Tierra.

“Para lograr esto, la ONU quiere que los impuestos de los países occidentales sean divididos por las mega corporaciones de la élite para crear una sociedad completamente nueva. Para este proyecto, la ONU dice que necesitamos un gobierno mundial, es decir, la propia ONU”.

Como he revisado en muchos artículos anteriores, parece bastante claro que la pandemia de COVID-19 fue orquestada para lograr este Nuevo Orden Mundial – el Gran Reinicio – y el video de 45 minutos que aparece en la parte superior del artículo hace un buen trabajo al explicar cómo se hizo esto. Y en el corazón de todo, el “corazón” hacia el que fluyen todas las corrientes de riqueza global, encontramos BlackRock y Vanguard.

Publicado originalmente por Mercola.

Big Media, Big Pharma y Big Tech son propiedad de las mismas entidades corporativas transnacionales | SOTN: Noticias alternativas, análisis y comentarios (stateofthenation.co)

“El pangolín volador”

Es el título de un gran artículo de Andreas Canetti, profesor emérito de política exterior. Con más de 26.000 palabras y 283 notas, el escrito es indispensable para el tema Covid-19, y sin ironía alguna, intuyes que poco se sabe del virus y que nada es lo que parece. La geopolítica, estrategia, guerra y economía juega y está jugando a pesar del virus. ¿Y si digo, jugó? Esto quiere decir que había personas que conocían la futura pandemia, no alguna futurible, sino esta. Y a otros que deberían saberlo, se lo ocultaron y otros o los mismos no actuaron a tiempo para no descubrir o desenmascararse a tiempo, tiempo que los acusaban de una actuación “criminal” velando la verdad o poniendo otra arista como una viga de grande en las ecuaciones, largas como el genoma de un pequeño virus.

Pero más allá de esta tesina y por ende nacida de ella hay algo intuitivo en el fin de lo que voy a exponer en dos palabras, pero antes citaré a Canetti:

…El 10 de enero, la OMS recomendó precauciones basadas en la experiencia del SRAS y el MERS. Fauci tomó la decisión de desarrollar una vacuna. El 12 de enero (hora estadounidense del 11 de enero), las autoridades chinas compartieron la secuencia genética del nuevo virus, que fue publicada por la OMS y la biblioteca pública de genes GISAID. Al día siguiente, el Centro de Investigación de Vacunas de Fauci y “el equipo de investigación de enfermedades infecciosas de Moderna finalizaron la secuencia para la vacuna contra el SARS-CoV-2 y Moderna se movilizó hacia la fabricación clínica”, escribió Moderna. Un día después de que los chinos identificaran la secuencia genética y la hicieran pública, Moderna había finalizado las secuencias de la nueva vacuna y había avanzado “hacia la fabricación clínica”. ¿Cómo es esto posible? Un productor europeo de vacunas dijo que Moderna debe haber tenido el virus antes de enero. La vacuna de Moderna había recibido subvenciones de DARPA de Michael Callahan. ¿Por qué el Departamento de Defensa estaba financiando esta vacuna? El 14 de enero, la OMS propuso nuevas precauciones”…

La investigación científica disponible, incluidos varios estudios filogenéticos, apunta a un virus de Guangdong (o más bien a un virus de Yunnan/Laos/Camboya) como el “tipo ancestral” que había mutado y luego se había propagado a otros países, o a que dicho virus había pasado por un laboratorio estadounidense y luego se había sembrado como arma biológica en muchos países, sobre todo en China, donde el brote en Wuhan en el mercado de mariscos de Huanan primero hizo que este mercado apareciera como el origen del virus. Pero en diciembre de 2019, el SARS CoV-2 en Wuhan resultó ser dos virus genéticamente distantes que indicaban un ancestro común mucho más temprano que no era de Wuhan. Los virus italianos, franceses y estadounidenses aparecieron simultáneamente o más bien antes de cualquier “virus de Wuhan” conocido, y estaban genéticamente distantes de él. No fue esto último lo que se había extendido a Italia, Francia o Estados Unidos. El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, describió estas nuevas revelaciones científicas como “brotes separados en múltiples lugares del mundo”.280 Y sea lo que sea, ciertamente no fueron los virus los que saltaron simultáneamente de los murciélagos a los humanos en “múltiples lugares del mundo”. Sin embargo, los halcones de China, como Pompeo y Pottinger, habían utilizado deliberada y persistentemente el término, “el virus de Wuhan”, y la solicitud de Pompeo al G7 de usar este término y su negativa a firmar su documento (que no se refería a “el virus de Wuhan”), nos dicen que esta expresión había estado en camino durante algún tiempo. Su persistente petición a todos los estados occidentales de responsabilizar a China por “el virus de Wuhan” indica que este era en realidad el punto con el virus ya antes de los primeros informes en China.

Trump dice: “Esto es peor que Pearl Harbor, esto es peor que el World Trade Center [911 …]. Debería haberse detenido justo en la fuente [en China]”.Como si esta pandemia, como la de Pearl Harbor y el 11 de septiembre, estuviera a punto de desencadenar una nueva guerra estadounidense, no una participación estadounidense en la Guerra Mundial como en 1941, no una “Guerra contra el Terrorismo” como en 2001, sino una “guerra híbrida” (una guerra económico-biológica) de 2021 con China que rehaga la geopolítica global. Los veinte años de “guerra contra el terrorismo” pueden ser reemplazados por veinte años de “guerra híbrida” contra China. A nivel nacional, sin embargo, el virus parece haber sido un vehículo para derribar a un Presidente errático y menos confiable. La cobertura de los medios de comunicación (el “thriller de noticias en vivo” en curso) muestra que este no es un brote viral regular. Otra cosa es otra cosa. Se trata de una Operación Especial convertida en un psyop importante. Esto no es sólo una gripe grave. Es un “ejercicio en vivo”, pero “podría ser mucho peor”, por citar a Kadlec: “habrá otra pandemia, garantizada”.

Las dos palabras que han recorrido mi columna vertebral con un sonido ronco como cuando trocean un atún de cientos de kilos a la última frase del artículo, ha sido, “La vacuna”*.

*Ni promuevo ni niego la vacuna, todos somos muy mayorcitos. Los niños son otra cosa.

G.R.M.

The Flying Pangolin, by Andreas Canetti – The Unz Review

The Flying Pangolin

It’s the title of a great article by Andreas Canetti, Emeritus Professor of Foreign Policy. With more than 26,000 words and 283 notes, the writing is essential for the Covid-19 issue, and without any irony, you sense that little is known about the virus and that nothing is what it seems. Geopolitics, strategy, war and economics play and are playing despite the virus. What if I say, he played? This means that there were people who knew about the future pandemic, not some future pandemic, but this one. And to others who should know it, they hid it from them and others or they did not act in time so as not to discover or unmask themselves in time, while they were accused of a “criminal” action, veiling the truth or putting another edge like a large beam in the equations as long as the genome of a small virus.

But beyond this thesis and therefore born from it, there is something intuitive in the end of what I am going to explain in two words, but first I will quote Canetti:

 …On January 10, WHO recommended precaution based on experience from SARS and MERS. Fauci took the decision to develop a vaccine. On January 12 (January 11 US time), Chinese authorities shared the genetic sequence of the new virus, which was published by the WHO and the public gene library GISAID. The next day, Fauci’s Vaccine Research Center and “Moderna’s infectious disease research team finalized the sequence for the SARS-CoV-2 vaccine and Moderna mobilized toward clinical manufacture”, Moderna wrote.A day after the Chinese had identified the genetic sequence and made it public, Moderna had finalized sequences for the new vaccine and moved “towards clinical manufacture”. How is this possible? A European vaccine producer told that Moderna must have had the virus before January. The Moderna vaccine had received grants from Michael Callahan’s DARPA. Why was the Defense Department financing this vaccine? On January 14, WHO proposed further precaution”…

Available scientific research, including several phylogenetic studies, point either to a Guangdong (or rather to a Yunnan/Laos/Cambodia) virus as the “ancestral type” that had mutated and then spread to other countries, or to such a virus having passed through a US lab and then been seeded as a bioweapon in many countries, not least in China, where the outbreak in Wuhan at the Huanan seafood market first made this market appear as the origin of the virus. But in December 2019, the SARS CoV-2 in Wuhan turned out to be two genetically distant viruses indicating a much earlier common ancestor that wasn’t from Wuhan. The Italian, French, and US viruses appeared simultaneous or rather before any known “Wuhan virus”, and they were genetically distant from it. It was not the latter that had spread to Italy, France, or to the US. China’s Foreign Minister Wang Yi described these new scientific revelations as “separate outbreaks in multiple places in the world”. And whatever it was, it was certainly not viruses that simultaneously jumped from bats to humans at “multiple places in the world”. However, the China hawks, like Pompeo and Pottinger, had deliberately and persistently used the term, “the Wuhan virus”, and Pompeo’s request to G7 to use this term and his refusal to sign its document (that did not refer to “the Wuhan virus”), tell us that this expression had been in the pipeline for some time. His persistent request to all Western states to hold China accountable for “the Wuhan virus” indicates that this was actually the point with the virus already before the very first reports in China. 

Trump says: “This is worse than Pearl Harbor, this is worse than the World Trade Center [911 …]. It should have been stopped right at the source [in China],” as if this pandemic, like Pearl Harbor and September 11, is about to trigger a new US war, not a US participation in World War as in 1941, not a “War on Terror” as in 2001, but a 2021 “hybrid war” (an economic-biological war) with China that will remake global geopolitics. The twenty years of “War on Terror” may be replaced by twenty years of “hybrid war” against China. Domestically, however, the virus appears to have been a vehicle to bring down an erratic and less trustworthy President. The media coverage (the ongoing “live news thriller”) shows that this is not a regular viral outbreak. It is something else. It is a Special Operation made into a major PSYOP. This is not just a serious flu. It is a “live exercise”, but “it could be much worse”, to quote Kadlec: “there will be another pandemic, guaranteed”.

The two words that have crossed my spine with a hoarse sound like when they chop a tuna of hundreds of kilos to the last sentence of the article, has been, “The vaccine”*.

* I neither promote nor deny the vaccine, we are all very old. Children are something else.

The Flying Pangolin, by Andreas Canetti – The Unz Review

Mueren en menos de una semana cuatro pilotos de British Airways (jóvenes y sanos)

Cuatro jóvenes y sanos pilotos de British Airways fallecieron recientemente y la aerolínea afirma que no hay ningún vínculo con la vacuna contra el Covid-19.

La foto de los cuatro libros de condolencias sentados junto a las fotos enmarcadas de los pilotos fue publicada en Twitter y autenticada por Reuters.

“Reuters presentó las afirmaciones a British Airways, que dijo que eran infundadas y que no había conversaciones de este tipo en curso con el gobierno. El portavoz, sin embargo, confirmó la autenticidad de los cuatro libros de condolencias, ya que cuatro pilotos de la compañía habían fallecido recientemente. “Nuestros pensamientos están con su familia y amigos”, dijeron, y agregaron que ninguna de las muertes estaba relacionada con las vacunas”.

Una grabación (sin confirmar) de un hombre discutiendo las muertes está circulando en las redes sociales.

“Han tenido el tercer piloto de BA muerto en los últimos siete días, ¿sí? Tercer piloto muerto en la última semana”, dice el hombre escuchado en la grabación. “Los dos primeros chicos estaban en los cuarenta y cincuenta; este tipo, a mediados de los años treinta, perfectamente en forma, sin condiciones subyacentes. Él recibe su segundo jab y está muerto en cuestión de días, exactamente lo mismo con los dos primeros.

“Debido a esto, BA ahora está en conversaciones de crisis con el gobierno sobre si permitir que los pilotos vacunados vuelen. El problema con eso, por supuesto, es que alrededor del 80%, según mi amigo en BA, se ha inyectado un 80-85%”.

British Airways confirmó las muertes en respuesta a preguntas en las redes sociales, pero negó que hubiera una conexión con la vacuna.

Cuatro pilotos sanos de British Airways mueren en una semana – Aerolínea dice que no hay vínculo con la vacuna contra el Covid-19 (thegatewaypundit.com)

Después de que alguien se diera cuenta de que había espuestos a la vez 4 libros “para el adiós” de otros tantos pilotos de British Airways, la agencia RT lo recogió como noticia confirmada.

La compañía confirma que han muerto “hace poco” 4 de sus pilotos, pero dice que no es verdad que estas muertes estén relacionadas:

Traducción: “Lamentablemente, cuatro miembros de nuestra comunidad de pilotos han fallecido hace poco. Nuestros pensamientos están con sus familias y amigos. Sin embargo, no hay nada de cierto en las afirmaciones de las redes sociales que especulan que las cuatro muertes están relacionadas. Julie.”

Como es de esperar, todos eran gente bastante joven y sin enfermedades. Entre 30 y 50 años. Están masacrando a la gente y se dedican a negarlo.

Pero hay que fijarse en cómo lo niegan, porque no dicen espresamente ni siquiera lo que niegan, o sea, que a los cuatro los ha matado “la vacuna”. En las redes sociales no dicen algo tan ridículamente astracto como que “las cuatro muertes estén relacionadas”, sino que dicen que los ha matado la vacuna a los cuatro, como con casi toda certeza ha ocurrido. O sea, que British Airways miente. ¿Por qué lo hará? ¿Qué le va ni le viene a British Airways desmentir eso? ¿Cómo sabe tan rotundamente que “no están relacionadas” esas muertes infinitamente improbables? ¿Qué esplicaciones da de ello? Como trabajaban para Britsh Airways ¿ya saben de qué han muerto esos empleados y se ponen a hacer declaraciones sobre ello? Si lo saben, ¿por qué no lo dicen?: ¿De qué han muerto a la vez cada uno de esos cuatro hombres jóvenes y sanos? ¿Quién, leyendo esto, se puede poner una de esas “vacunas”, o se la puede poner a sus hijos?

Contra el encierro de la gente: Mueren a la vez cuatro pilotos de British Airways

Miembro del Parlamento en Finlandia advierte al gobierno que son culpables de genocidio por engañar al público sobre las inyecciones de COVID-19

Ano Turtiainen, miembro del Parlamento de Finlandia, pronunció un discurso directo el 9.6.2021 sobre el posible genocidio de la vacuna contra el COVID que está teniendo lugar en Finlandia. Advirtió a todos los miembros del Parlamento finlandés y a los medios de comunicación haciéndoles saber si seguirían engañando a nuestros ciudadanos contándoles cuentos de hadas sobre vacunas seguras, están involucrados intencionalmente en varios crímenes diferentes, el más grave de ellos puede ser incluso un genocidio.

Aquí está su discurso completo como se ve en este video:

“Honorable Presidente, el informe del comité menciona una amplia gama de desafíos reales a la seguridad de Finlandia. Sin embargo, este informe plantea un reto muy serio a la seguridad de Finlandia y de los finlandeses en nuestra vida cotidiana actual. Me refiero a estas llamadas vacunas COVID que también han dividido a nuestra gente en dos; despierto y equivocado.

Estimados diputados al Parlamento, ahora les daré la siguiente información para que nunca más puedan alegar ignorancia después de escuchar esta información sobre el riesgo al que han estado expuestos los ciudadanos finlandeses. Finlandia está inyectando actualmente a sus ciudadanos toxinas disfrazadas de vacunas contra el COVID. Escuchen atentamente. Ninguno de estos venenos inyectados disfrazados de vacunas COVID tiene una licencia de comercialización en Finlandia, sino solo una autorización de comercialización condicional de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA). Los términos de una licencia condicional establecen que la autorización es condicional, cita: “La información disponible debe demostrar que los beneficios del producto médico superan sus riesgos”.

En segundo lugar, señorías, a pesar de la repetición de los medios de comunicación, hasta ahora tenemos oficialmente cero muertes por COVID en Finlandia. Según THL (equivalente a CDC) las causas oficiales de muerte a partir del año 2020 no se publicarán hasta 2022. Sin embargo, según Fimea (equivalente a VAERS) 78 personas han muerto por vacunas covid en Finlandia y hay 1.306 informes de reacciones adversas graves y 3.630 informes sin procesar. Se estima que alrededor del 57% de los informes procesados tienen reacciones adversas graves. La fuente para esto es Fimea (www.fimea.fi).

En tercer lugar, la licencia de comercialización condicional para estos tóxicos que se disfrazan de vacunas COVID también dice: “El solicitante debe ser capaz de proporcionar información clínica completa en el futuro”. Señorías, este texto está tomado directamente de la página web de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA). He dicho aquí muchas veces que se trata de un experimento humano. En violación del Código de Nuremberg, a los finlandeses no se les ha dicho que se trata de un experimento humano.

Ahora, con este discurso, les he hecho conscientes a todos ustedes, así como a los medios de comunicación, de que se trata de un experimento humano y de que sus resultados son terribles. En comparación, el experimento de vacunación Pandemrix, anteriormente fallido, se detuvo con 32 veces menos efectos secundarios que los que tenemos ahora. Por lo tanto, ahora les pregunto a todos: ¿cuántas personas más deberían morir o resultar heridas antes de que interrumpamos esta matanza de personas?

Estimados colegas, ahora son conscientes de esta amenaza de seguridad extrema grave que enfrenta nuestra nación y que las desventajas de las inyecciones superan los beneficios. Usted ya no tiene una razón para no actuar para salvar a nuestra nación.

Por último, si sigue engañando a nuestros ciudadanos diciéndoles, por ejemplo, cuentos de hadas que las vacunas son seguras y que tienen una licencia de comercialización, está implicado intencionadamente en varios delitos, el más grave de ellos puede ser incluso el genocidio. Una vez más, les recuerdo a todos los presentes: un delito se convierte en intencional cuando se comete a sabiendas. Ahora todos ustedes lo saben. Gracias”.

-Diputado finlandés, Ano Turtiainen

Member of Parliament in Finland Warns Government that They Are Guilty of Genocide for Misleading Public on COVID-19 Injections – Global ResearchGlobal Research – Centre for Research on Globalization

Vaxxxidents, Agenda oscura, Caos, Colapso de la administración Biden – Clif High

Por USAWatchdog.com de Greg Hunter(Saturday Night Post) 

El experto en minería de datos de Internet Clif High utiliza algo que él llama “Lingüística Predictiva”, que ordena a través de miles de millones de bits de información en Internet para predecir tendencias y eventos futuros.

High predijo que Trump ganaría en 2016, y, en la noche de las elecciones, High también predijo que Hillary Clinton “desaparecería”, y ambas cosas sucedieron. Esas son solo algunas de las grandes llamadas que High ha hecho a lo largo de los años. High ya no vende su trabajo al público, pero todavía hace investigación en Internet. High tiene nuevos datos sobre múltiples temas. Comencemos con nuevos datos que pintan una “Agenda Oscura” con el virus CV19 creado por el laboratorio y las “vacunas” experimentales para tratarlo. Comenzamos con un nuevo término que se le ha formado llamado “Vaxxxidents”. Según los datos de High, los Vaxxxidents son una tendencia próxima para las personas que han tomado la vacuna CV19. High explica: “Los vaxxxidentes van a ser causados por la niebla del cerebro rastrera que es causada por la proteína spike (en la vacuna). La proteína spike es el arma biológica. No importa cómo entra en su cuerpo, si entra a través del virus o viene con una inyección, la proteína spike es la toxina. . . . Piensas menos bien con el tiempo. El componente de tiempo va a ser de meses y tal vez 24 meses. Es algo así como la enfermedad de Alzheimer. . . . Por lo tanto, vamos a tener accidentes todo el tiempo. . . . También tenemos otra categoría, y esto es causado por un coágulo de sangre en el cerebro. No los llaman accidentes cerebrovasculares porque no quieren asignarlos como un efecto secundario de las vacunas, pero son ambos. . . . Algunos de los casos más extremos se caracterizarán como incidentes ‘zombis'”. (Hay mucho más en esto en la entrevista.)

High también dice: “Hay mucho que no sabemos sobre las vacunas y sus efectos secundarios. . . . Hay estimaciones escritas asociadas con big pharma que dicen que el 60% o el 70% de la cohorte que ha sido vacunada al máximo y se encuentra con Covid este próximo otoño e invierno morirá. Estos son idiotas que están haciendo estas estimaciones. . . . Personalmente, no creo que entre el 60 % y el 70 % de estas personas mueran. Sí espero que sea ese tipo de porcentaje el que se enferme mucho al enfrentarse al Covid. Esto se confirma con la cantidad de personas que se presentan en los hospitales que están llamando avances”.

No hay duda de que las personas vacunadas se van a enfermar de diversas maneras. Cada vez hay más informes de muertes y reacciones adversas a las vacunas CV19. Aquí hay un titular que salió hoy (6.12.21) que respalda esta idea: “SALTO IMPACTANTE en las muertes por vacunas reportadas esta semana en el sitio web de seguimiento de VAERS vinculado a los CDC”. La mayoría de las personas que se enferman y mueren van a ser demócratas según los datos de High. High explica: “19 de cada 20 demócratas han tomado o planean tomar la vacuna. Mientras que, básicamente, solo uno de cada cuatro no demócratas está planeando tomar la vacuna o incluso es susceptible de querer tomarla. Además, casi el 75% de la cohorte no demócrata está fija en que no la tomarán. Entonces, a medida que el daño comience a aparecer, vamos a ver que es en gran medida una segregación política que hemos logrado nosotros mismos, y la estamos manifestando en un estado de enfermedad”.

Entonces, ¿los demócratas están matando a sus propios votantes? High dice: “Correcto, y es más que eso. Están matando a la verdadera clase creyente, la clase activista. (Hay mucho más sobre esto también en la entrevista).

High también ve grandes cambios en el sistema político y económico, y dice: “El dólar, la plata de oro y Bitcoin están relacionados, y todo gira en torno al colapso del sistema. Esto realmente es un cambio de las edades. Es un cambio de un sistema operativo para toda la humanidad. . . . La forma en que se organizan las monedas fiduciarias y los bancos centrales, etc., está fundamentalmente en bancarrota. No está ofreciendo nada a la humanidad, y nos está manteniendo a todos abajo. Se está despojando. Eso es lo que está sucediendo en este momento. Esto va a traer el caos al nivel de la muerte de los grandes imperios. Hubo un poco de caos cuando el Imperio Británico murió, pero no mucho. Estoy hablando del nivel de caos cuando murió el Imperio bizantino que condujo a la Edad Oscura”. (Hay mucho más en la entrevista sobre hacia dónde se dirigen Bitcoin, el oro, la plata y el dólar y cuándo).

High también hace esta predicción para este año y dice: “Para el otoño, la Administración Biden estará en pleno colapso”.

Vaxxxidents, Agenda oscura, Caos, Colapso de la administración de Biden – Clif High | USAWatchdog de Greg Hunter

TORQUEMADA Y LOS CRIPTOVACUNADOS

Todo un símbolo. Mentar a Torquemada seguido del elemento compositivo cripto es todo un lugar de composición, un mundo, biosfera y arquetipo, estratosfera y psicosfera. Una tríada oscura, evolutiva como melanoma que necesita el cuerpo y el sol. El pueblo es la pata que falta, los vacunados.

Torquemada representa al Estado, al más represivo. Juega el papel de “yo soy la ley” aunque no esté escrita y precisamente juega un papel traidor a lo que representa. Esto es no darle voz a los que no se quieren vacunar o inocular con unas sustancias que no están oficialmente aprobadas y siguen en Fase III. No se trata del bien común. De momento no hay bien en esa pócima. De igual forma se podría describir como el mal común, pues de aquí a dos años o más y también ahora, los efectos secundarios serán y son una incógnita, pero lo peor, es que serán. Y se verán. Ya nos dicen que las variantes serán la predicción de otra nueva vacuna, y así ya dicen que habrá una quinta ola. Y todo esto con el supuesto de que el cien por cien de la población se vacune. ¿Cómo es posible esto? Una de dos, no, las dos, no saben aún nada del virus y por tanto la vacuna no puede ser efectiva, de hecho, es que no lo es. Ni lo será. ¿Seguro que hay un virus? La enfermedad existe pero no creada por ese virus o a pesar de el. La medicina sigue con su confusión de sólo llegar al CÓMO pero no al PORQUÉ de las enfermedades. Lo primero da dinero con las enfermedades crónicas, lo segundo cura. Y en lo que estamos siguen con lo mismo. Ya no confío ni en la ciencia ni en la medicina. Confiaré. Torquemada.

El Pueblo está vacunado y se está vacunando. Segunda pata. El Pueblo.

Los criptovacunados son la tercera, la pata quebrada del sistema que dirían los del CÓMO, los del PORQUÉ que lo que está quebrado es el Estado. Si esto fuera un relato sería el grupo más interesante del mismo. Lo oculto y encubierto es atrayente como un brazo inoculado de nanopartículas de grafeno -¿Pero qué estás diciendo tío?- Lo que oyes junlay-. Acordaos que todo lo que se escribe es literatura, no os asustéis. También lo son los escritos científicos. -¿Pero los escritos científicos no son verdad?- Literatura, amigo-. El Estado sabrá evidentemente quien no se ha vacunado, pero de momento, existe la figura del cripto, esto es una persona que pasa por vacunado para poder VIVIR en sociedad y poder trabajar. Y por supuesto con todos sus derechos. Pero es muy triste que se tenga que esconder por ser perseguido por una religión. No tienen voz ni quien los defienda. Los criptovacunados.

Es muy triste, pero Torquemada ha venido en modo sonrisa y no es de, ni para un país concreto. Todos lo conocemos. Mira al mundo a través se una aguja de inyección binaria.

G.R.M.

TORQUEMADA AND THE CRYPTOVACCINES

No Duda Razonable = Dictadura Sanitaria

Artículo de Jon Ander Etxebarría, Decano del Colegio de Biólogos del País Vasco. 10 de junio del 2021.

Cuando no se permite ni la más mínima duda razonable en un asunto de nueva aparición como es esta pandemia a nivel de la ciencia es porque lo que se pretende no es atajar un problema de salud pública y más bien las intenciones van en otra dirección que no tiene nada que ver con la sanidad, eso si, se ha utilizado el estamento sanitario con su total connivencia precisamente para que no se admita una mínima duda razonable y de esa manera establecer lo que es de hecho una dictadura sanitaria.

– No se admite una duda razonable en el origen del virus si es de una zoonosis o su origen está en el laboratorio de Wuhan.

– No se admite como una duda razonable sobre si el confinamiento no ha servido ni desde un punto de vista sanitario ni socioeconómico.

– No se admite duda razonable sobre si la técnica de la PCR sirve para diagnosticar una enfermedad.

– No se admite una duda razonable sobre si la PCR da los mismos resultados con pocos o con muchos ciclos.

– No se admite una duda razonable en si los asintomáticos son o no enfermos, y si éstos, sin desarrollar la enfermedad, pueden seguir dando positivo a lo largo del tiempo y ser considerados enfermos.

– No se admite una duda razonable en considerar a estos asintomáticos sin sintomatología alguna como supercontagiadores.

– No se admite una duda razonable en considerar que las mascarillas no previenen del contagio de un virus con tamaño bastante menor que las bacterias, que es para lo que están diseñadas las mismas.

– No se admite una duda razonable sobre el sector de actividad donde se contagia la gente.

– No se admite una duda razonable sobre las franjas horarias en las que el virus es más peligroso y si es más dañino por estar de pie o sentado.

– No se admite una duda razonable en considerar un estadístico que cuantos más test se hacen más positivos hay, y por lo tanto más IA [Incidencia Acumulada].

– No se admite una duda razonable sobre la utilización al albur de quien gobierna de la realización de test y con ello la estrategia seguida para justificar las medidas de restricción.

– No se admite una duda razonable en que si se hubiese utilizado el % de positivos, se hiciera el nº de test que se hiciera, no se hubiesen podido tomar las medidas que se han adoptado durante la pandemia.

– No se admite una duda razonable sobre que si en Euskadi se han hecho más de tres millones de test, eso supondría que toda la población ha sido chequeada -y más de una vez- pero, sin embargo, cada positivo contabiliza como una persona diferente en la IA.

– No se admite una duda razonable de considerar que la mayoría de los fallecidos se ha dado en la franja de edad de 80 años, y principalmente en residencias, que son las personas que tienen patologías y el sistema inmunológico debilitado.

– No se admite una duda razonable en considerar que la vacuna es de nueva creación y por lo tanto con falta de estudio como para que se esté aplicando en la población, para que con ello se continúe la investigación utilizando a las personas en el experimento.

– No se admite una duda razonable para considerar que por mucho dinero que se haya invertido en la vacuna, lo que este dinero no puede comprar es el tiempo necesario para una investigación.

– No se admite una duda razonable para considerar que los efectos secundarios puedan tener una significancia más importante de la que inicialmente se suponía precisamente por la falta de tiempo en la investigación.

– No se admite una duda razonable para considerar que una persona que haya pasado la covid tenga anticuerpos, no siendo necesario que se fuerce a la persona (y más en ciertas edades) a que cree de forma exagerada más anticuerpos.

– No se admite una duda razonable para considerar que igualmente con una dosis y sobre todo en ciertas franjas de edad es más que suficiente para que se produjesen los anticuerpos mínimos necesarios que pudieran necesitar esas personas, no necesitándose esa segunda dosis.

– No se admite una duda razonable en considerar que si con la vacuna pueden darse positivos de covid, contabilizándolos en la IA cuando son provocados por la propia vacuna.

– No se admite una duda razonable para considerar que estos positivos vacunados sean un porcentaje importante de hospitalizados y UCIs.

– No se admite una duda razonable para considerar que lo del pasaporte verde no tiene base científica, ya que una persona que haya pasado la covid o que se haya vacunado con probabilidad después de unos meses puede no dar anticuerpos y, por lo tanto, al final ese pasaporte verde sigue enmascarando el continuar con el test de PCR que da del orden de 70% de positivos asintómaticos a los cuales se les denegaría ese pasaporte verde, es decir, se llegaría a denegarlo incluso a personas que han pasado la covid y vacunados.

– No se admite una duda razonable sobre la intención de vacunar antes del curso escolar en esa franja de edad cuando prácticamente no ha habido fallecidos en la misma.

– No se admite una duda razonable en que, si lo que se pretende es que la población se inmunice, no hubiese sido mejor la inmunidad natural de toda la vida que esta inmnidad provocada por un medicamento que no se sabe, por falta de estudios, lo que pudiera provocar.

Con toda esta carencia de admisión de dudas razonables por parte de los gobiernos, los políticos de todo el arco parlamentario y con la connivencia de la profesión sanitaria (médicina, biólogía, enfermería) utilizando como verdadera herramienta armamentística a los medios de comunicación, que ejercen de tribunales sobre toda aquella duda razonable, es por lo que se puede decir No Duda Razonable = Dictadura Sanitaria.

La Dra. Nadiya Popel, atacada por el Estado por hablar de las vacunas

Esta señora puede tener razón o no tenerla, pero tiene derecho a expresar su opinión. El Centro médico si no esta de acuerdo debe sacar datos para demostrarlo. El no argumentar y castigar va contra el derecho de los ciudadanos a estar informados. Más transparencia y menos medidas disciplinarias!!

Dirigida a la Junta de Personal del Hospital Mateu Orfila, Menorca, islas Baleares

DENUNCIA

Yo, Nadiya Popel, con DNI XXXXXXXX, EA de Urgencias del Hospital Mateu Orfila en presencia de la Junta del Hospital, incluyendo los representantes sindicales, denuncio las graves irregularidades que están sucediendo en estos momentos en el Hospital y en toda el área de salud de Menorca.

Las irregularidades son:

1. Ocultación ante la población de los efectos secundarios de las vacunas experimentales anti Covid.

2. Ocultación del hecho que todas las vacunas son Experimentales, ensayo clínico en Fase III. Ensayo clínico que acaba en el año 2023.

3. Ocultación de los compuestos tóxicos en las vacunas como SM-102 cloroformo.

4. Ocultacion de que las vacunas anti COVID producen afectacion genética con rotura de ADN y cambios en el genoma humano.

5. Incumplimiento de 30 artículos del Codigo deontológico Médico.

6. Incumpimiento del Juramento Hipocrático.

7. No dar informacón sobre la imantación en zonas de la inyeccion de las vacunas anti COVID y por todo el cuerpo en los vacunados.

8. Incumplimiento del Código de Núremberg sobre a experimentación en los humanos.

9. No asignación de un médico y un enfermero que vaya a hacer segumiento de este ensayo clínico.

10. No realización del consentimiento informado antes del procedmiento/consentimiento informado incompleto.

11. No tomar responsabilidad ni hacer seguimento de las personas afectadas.

12. Politización de la medicina.


13. No atender a mis repetidos avisos del peligro de las vacunas anti COVID y no realizar una profunda investigación.

14. No convocar un debate científico sobre el tema ni asignar un equipo de investigación urgente.

15. Transgredir los derechos fundamentales de la constitución espanola de la libre expresión y manifestación.


16. Dar directrices incorrectas sobre el manejo de esta situación socio-sanitaria.

17. Transgredir la ley de protección de datos personales utilizandode teléfono personal de las personas para llamarles a su donicilos, sin que ellos lo hayan solicitado. Repetir las llamadas hasta 4 veces.

18. Ocultación de las muertes por las vacunas anti COVD.

19. No realización de las autopsias en personas fallecidas afectadas por la iatrogenia de las vacuna.

20. Incumplimiento del Convenio de Oviedo.


EXIJO:

1. Suspensión inmediata de la administracon de las vacunas anti COVID.

2. Restitución immediata de mi persona en el trabajo para que pueda formar parte de un comité científico de investigación y seguimiento de las personas afectadas.

3. Formación de un comité científico urgente sobre las vacunas anti COVID.

4. Urgente comunicación a la poblacion de la situación de IATROGENIA de las vacunas ANTI COVID.


5. Exposición de la información sobre los compuestos tóxicos de las vacuras anti COVID y mecanismo de acción.

6. Realización de las autopsias en los fallecidos sospechosos de IATROGENIA con ESPECIAL atención sobre el cerebro (si contiene nanopartículas).

7. La búsqueda urgente de la reversión y la neutralización de los efectos dañinos de las vacunas anti Covid.


8. Denuncia de las protocolos incorrectos.

9. Divulgación de la informacion a la población sobre las terapias génicas.

10. Divulgación de la información sobre el uso de nanopartículas en las vacunas anti Covid.

11. Divulgación sobre el contenido de grafeno en las vacunas anti Covid.

12. Pedir perdón a la población por olvidar los principios éticos de la medicina y elegir obediencia ciega a los intereses políticos.

Se adjunta la documentación mencionada en la denuncia.

En Mahon, a 1 de junio, 2021
Dra. Nadiya Popel.

Contra el encierro de la gente: Denuncia de la Dra. Nadiya Popel, hospital Mateu Orfila de Menorca

Contra el encierro de la gente: La Dra. Nadiya Popel, atacada por el Estado por hablar, contesta en una carta

Nadiya Popel denuncia la ocultación de efectos adversos de las vacunas (menorca.info)

Magníficas entrevistas en Cop225 y La Quinta Columna a Nadia Popel, la doctora expedientada en Baleares por denunciar las vacunas, escuchen sus palabras con atención – El Diestro

LA QUINTA COLUMNA

“Climdemia”: los (posibles) próximos encierros

A veces encontramos en el árbol el fruto deseado. Esto es lo que pasa con algunos artículos, siendo estos el tronco y algún comentario la buscada fruta, y hallada.

En el escrito de Kit Knightly ¿Hay un “Bloqueo climático” en el horizonte? un comentarista con alias Sarredo da su opinión, para mí, interesantísima:

“Lo que me pareció gracioso es que cuando pregunto a mis estudiantes universitarios cuál es el porcentaje de CO2 en la atmósfera (sin comprobar la respuesta en sus teléfonos inteligentes) el número siempre oscila entre el 10% y el 60%, de vez en cuando aparece un número más bajo como el 3%, y muy, muy ocasionalmente, se da el número real, 0.041%.. Esto es extraño porque cuando mis hijas estaban en la escuela primaria, les pregunté cuál era el número y dijeron, ‘alrededor del 0.04%’, por lo que se les enseñó el número real, pero simplemente se pierde en el blather ya que la industria del cambio climático sabiamente cambió la forma de indicar ese número usando el término ‘ppm’ , por lo que afirman que el nivel de CO2 ha aumentado de forma alarmante de 380 ppm a 410 ppm en los últimos 50 años!!! Eso parece un gran aumento, pero no suena tan ominoso cuando se dice que ha subido de 0.038% a 0.041% de la atmósfera.

¿Dónde están los estudios que realmente prueban que este cambio incremental en la cantidad de un gas tan pequeño tiene una influencia tan grande de la temperatura global? La influencia del sol, por otro lado, sería una explicación mucho más probable. ¿De qué otra manera se pueden explicar las idas y venidas de las glaciaciones, cuando no había humanos usando combustibles fósiles?”

Is a “Climate Lockdown” on the horizon? – OffGuardian (off-guardian.org)

“Climdemic”: the (possible) next lockdown

Sometimes we find the desired fruit on the tree. This is what happens with some articles, these being the trunk and some comments the sought after fruit, and found.

In Kit Knightly’s writing Is a “Climate Lockdown” on the horizon? A commentator with alias Savorywill gives his opinion, for me, very interesting:

“What I found funny is that when I ask my university aged students what the percentage of CO2 is in the atmosphere (without checking for the answer on their smart phones) the number always ranges from 10% up to 60%, occasionally a lower number like 3% appears, and very, very occasionally the actual number, 0.041%, is given. This is strange because when my daughters were in elementary school, I asked them what the number was and they said, ‘about 0.04%’, so they were taught the actual number but it just gets lost in the blather as the climate change industry wisely changed the way of stating that number by using the term ‘ppm’, so they state that the CO2 level has alarmingly gone up from 380 ppm to 410 ppm in the past 50 years!!! That seems like a big increase but it doesn’t sound quite so ominous when worded as having gone up from 0.038% to 0.041% of the atmosphere.

Where are the studies that actually prove that this incremental change in the amount of such a minor gas has such a huge influence of global temperature. The influence of the sun, on the other hand, would be a far more likely explanation. How else can the comings and goings of ice ages be explained, when no humans were around using fossil fuels?”

Las Guerras del holocausto III

“Las Guerras del holocausto” es un ensayo escrito en tres partes por Paul Eisen, judío que no está de acuerdo con la propaganda dada a un hecho histórico que se ha convertido en acto de fe e incluso en una religión en sí misma. Sólo intenta dialogar, pensar, intercambiar… pero sólo hay un lugar para el que piensa en contra de esa religión: la hoguera intelectual.

Por Paul Eisen

Tercera parte. LA GUERRA POR EL ESPÍRITU

Un amigo y colega en solidaridad con los palestinos escribió:

(Su escritura) en última instancia sirve a las mismas fuerzas de racismo que permiten a los soldados israelíes matar a los palestinos a sangre fría. Los nazis no sólo articularon -tomaron medidas diarias y directas para implementar- su concepción de una jerarquía racial. Mataron a personas que creían que amenazaban la pureza y superioridad racial aria: los discapacitados físicos y mentales; gitanos; homosexuales; Eslavos; Polacos; Judíos. Jugar a la hora de intentar establecer si millones de personas fueron gaseadas o asesinadas por otros medios me parece que simplemente huye del punto político central: que las ideologías racistas son fundamentalmente asesinas, y cuando las personas que las abrazan llegan al poder, se vuelven literalmente asesinas. ¿Qué más importa? ¿Realmente cree usted que “probar” que unos pocos cientos de miles de judíos/eslavos/polacos aquí y unos pocos cientos de miles allí fueron fusilados en lugar de gaseados, hará alguna diferencia en absoluto en la forma en que se percibe el Estado de Israel, o cómo se perciben a sí mismos los israelíes, para el sentido de culpabilidad de Europa (desplazado a los palestinos, por supuesto), o si Europa y los Estados Unidos deciden o no aplicar sanciones contra Israel, o retirar el apoyo financiero a Israel.Estas son preguntas difíciles. ¿Escribir sobre el revisionismo del Holocausto le da una credibilidad que no merece? ¿Da el revisionismo a la ideología nacionalsocialista una credibilidad que no merece? ¿Está el revisionismo del Holocausto inextricablemente ligado al fascismo, el racismo y el antisemitismo y, en caso afirmativo, no deberíamos investigarlo? ¿Es el nacionalsocialismo peor que muchas otras ideologías como el marxismo estalinista, que consideramos adecuado para una investigación objetiva? ¿Tiene alguna relación con la lucha de los palestinos contra la opresión israelí la confirmación de la verdad o no del Holocausto?
Porque lo que valen mis puntos de vista son: Escribir sin prejuicios sobre el revisionismo del Holocausto inevitablemente debe darle cierta credibilidad, pero en mi opinión, por razones ahora obvias, esto es
merecido. El revisionismo del Holocausto no está inextricablemente ligado al fascismo, el racismo y el antisemitismo, aunque puedo ver cómo podría parecer así. La erudición revisionista inevitablemente da mayor credibilidad al nacionalsocialismo, en el sentido de que permite la posibilidad de que el régimen nacionalsocialista no fuera tan indecible como se ha pintado. Que esto sea merecido o no depende del resultado de la beca. En cuanto a si el nacionalsocialismo es peor que las muchas otras ideologías que se consideran dignas de un estudio imparcial, la respuesta es que no lo sé.
Pero tenemos derecho a buscar la
verdad. El verdadero crimen cometido por los nacionalsocialistas -la exclusión, la desempoderamiento, la deportación, la esclavitud, la muerte por omisión y por comisión y expulsión de un pueblo por el simple hecho de serlo- fue terrible. Uno no necesita cámaras de gas para hacer que el ataque contra los judíos, sólo porque son judíos, sea extraordinario e inaceptable. No obstante, si este objetivo no se extendiera al exterminio, si no hubiera cámaras de gas y si seis millones de judíos no murieran, entonces deberíamos saberlo y, si es necesario, abordar las implicaciones. Si hay alguna razón por la que no deberíamos investigar este asunto, entonces la competencia es de aquellos que nos niegan ese derecho, de decir por qué. Los que nos niegan ese derecho han intentado decir por qué, pero en mi opinión han fracasado estrepitosamente.
Pero, ¿qué importa cuántos judíos fueron asesinados y de qué manera y con qué
intención? Un asesinato es un asesinato y un asesinato es un asesinato de más. ¿Qué diferencia hará si el Holocausto está probado o no? ¿Tendrá algún efecto en el estatuto y las actitudes de Israel o en su comportamiento hacia los palestinos, cuestiones en las que tenemos que centrarnos urgentemente?
Pero el Holocausto no es sólo un
asesinato. Tampoco se trata de un asesinato en masa. Ni siquiera es un genocidio. Ha habido muchos asesinatos, asesinatos en masa e incluso genocidios, pero ninguno ha sido conmemorado como el Holocausto. Se considera que el Holocausto es el peor crimen de la historia de la humanidad, y esto no se debe a que más personas fueran asesinadas o a que fueran asesinadas de manera más brutal o más sin sentido. Se consideran que tres millones de judíos polacos murieron en el Holocausto. Tres millones de polacos no judíos también murieron en el mismo período de la historia – sin embargo, los judíos, como lo demuestra la conmemoración que se les concedió, se consideran más importantes. Cincuenta millones de personas murieron en la Segunda Guerra Mundial, incluidos veinte millones de rusos, diez millones de alemanes y austriacos y seis millones de judíos. Sin embargo, sólo los judíos merecen un “Holocausto”.
¿Es esto porque sólo los judíos fueron blanco de la destrucción simplemente porque eran judíos, y porque sólo los judíos fueron exterminados de una manera tan fría, premeditada y moderna por una nación tan avanzada, liberal e ilustrada en el corazón de la Europa
cristiana? Si los revisionistas demostraran su caso de que los judíos no fueron blanco de exterminio, que no había cámaras de gas y que no había seis millones, ¿no habría entonces holocausto? ¿Se convertirían los judíos en víctimas más trágicas de un período trágico de la historia, a la par de los millones de otras víctimas, incluidos los miles y miles de civiles alemanes masacrados en el bombardeo terrorista de ciudades alemanas por los aliados occidentales?
La comunidad revisionista probablemente ha dicho casi todo lo que puede decir y demostrado todo lo que puede probar y probablemente ha hecho el caso lo suficiente como para al menos poner en duda la veracidad de la narrativa del
Holocausto. Los historiadores futuros bien pueden rechazar el Holocausto como historia, pero el Holocausto todavía puede continuar, ya no como historia, sino como ideología e incluso teología. A pesar de que la evidencia puede llevarnos a aceptar que nunca hubo intención de eliminar a todos y cada uno de los judíos de Europa, o cualquier cámara de gas en Auschwitz, o cualquier cosa cerca de seis millones de víctimas, esto puede no hacer un ápice de diferencia más de lo que la evidencia arqueológica podría probar que no hubo éxodo de Egipto y la ciencia médica podría arrojar dudas sobre el nacimiento virginal.
Porque hay otra posibilidad – que el sufrimiento de los judíos se considera que es el peor crimen en la historia de la humanidad no debido a la naturaleza del crimen, sino debido a la naturaleza de las
víctimas. Tal vez Abe Foxman tenía casi razón cuando escribió:
(El Holocaust es) “no simplemente un ejemplo del genocidio, sino una tentativa casi acertada en la vida de los niños elegidos de Dios y, así, en Dios mismo” [20]Porque puede ser que el Holocausto no sea sólo especial, puede ser que el Holocausto sea sagrado. Puede ser que hablar del Holocausto junto con otras atrocidades sea como hablar de la Pasión como la crucifixión de un alborotador y dos ladrones. Puede ser que el Holocausto sea una narrativa de sufrimiento mayor que la de una sola persona en una cruz.
Si Auschwitz es algo más que un horror de la historia, si va más allá de la «banalidad del mal», entonces el cristianismo se tambalea sobre sus cimientos. Cristo es el Hijo de Dios, que fue al fin de lo humanamente soportable, donde soportó el sufrimiento más cruel… Si Auschwitz es cierto, entonces hay un sufrimiento humano que simplemente no se puede comparar con el de Cristo… En este caso, Cristo es falso, y la salvación no vendrá de Él Auschwitz es la refutación de Cristo. Claude LanzmannAsí que el Holocausto y el sufrimiento judío, ya no la historia, ahora la teología, se han convertido en un imperativo religioso para los judíos, y más críticamente para todos los judíos, incluso para aquellos judíos que se consideran seculares, que no han estado cerca de una sinagoga desde que eran niños, incluso para aquellos judíos que no se consideran judíos. Tome diez judíos hoy, tal vez tres adorarán a Dios, tal vez nueve adorarán al estado de Israel, nueve puntos-cinco pueden adorar “El pueblo judío” pero nueve puntos nueve-nueve-nueve recurrentes adorarán el sufrimiento judío y el Holocausto. El Holocausto resuelve el gran dilema de la vida judía moderna: cómo ser judío cuando ya no crees en el Dios judío. Los judíos seculares han encontrado muchos dioses para reemplazar al que rechazan – Marx y Trotsky, el ateísmo, el psicoanálisis, el multiculturalismo, los derechos humanos, el dinero y el éxito, y por supuesto, el sionismo – hay mucho para elegir, pero sólo uno que sirve como un cajón de mecanismos para todos. Y si no lo crees, prueba esto – ve a buscar al judío más educado, secular, progresista, iluminado, perceptivo y sensible que conoces – niega el Holocausto y luego retrocede.
Pero el Holocausto no se limita a los judíos.
El Holocausto no sólo es el martirio central y, por lo tanto, un foco religioso en la historia judía moderna, sino también, si no en la historia mundial, entonces ciertamente en la historia estadounidense y europea. Por toda América del Norte y Europa Occidental: Museos del Holocausto – catedrales a la nueva religión con sus propios sacerdotes y sacerdotisas; Abe Foxman, Deborah Lipstadt, Elie Wiesel, Simon Wiesenthal, abundan – el más grande y mejor en Washington DC con todos los demás símbolos de la nación estadounidense y el poder. Cátedras sobre el Holocausto en las principales universidades, memoriales, fundaciones, conferencias y simposios, libros, revistas, películas, documentales de televisión. Cuanto más nos alejamos en el tiempo de los acontecimientos reales, mayor es la sacralización. Pero estas son sólo las manifestaciones externas. El Holocausto, el último en sufrimiento es un paradigma para todo el sufrimiento judío y para toda intolerancia, discriminación y odio contra los judíos y esto es en sí mismo un paradigma para todo el sufrimiento y toda la intolerancia, la discriminación y el odio contra todas las personas. Es por eso que un importante Museo del Holocausto en los Estados Unidos es capaz de estilizarse a sí mismo como simplemente “El Museo de la Tolerancia”, y es por eso que aquellos que se atreven a desafiar la afirmación judía de una particularidad de sufrimiento casi siempre son acusados de “intolerancia” o de “promover el odio”. El Holocausto puede ser el símbolo supremo del poder judío, el medio más visible por el cual la voluntad judía en este mundo se impone y se muestra a un mundo no judío acobardado. Proclama que los judíos están sufriendo y los judíos son inocentes para que los judíos puedan hacer lo que quieran y, por asociación, el estado de los judíos también está sufriendo, también es inocente y también puede hacer lo que quiera.

La ropa

nueva del Emperador Pero el mundo no salta porque siente pena por los judíos.
Como dice Israel Shamir, la compasión y la culpa pueden darte un plato de sopa gratis, pero no mucho más, y ciertamente no los noventa mil millones de marcos alemanes pagados en reparaciones por la República Federal de Alemania al estado infantil de Israel, los miles de millones de dólares pagados por los sucesivos gobiernos estadounidenses para mantener ese estado, ni el pase libre dado a Israel por casi todo el mundo para hacer más o menos lo que les gusta a los palestinos. El poder del Holocausto no es el poder de despertar piedad y compasión en el resto del mundo. Cualquiera puede ver que Israel no necesita de nuestra piedad o compasión y tampoco de los judíos. Israel no es débil e Israel no es inocente y tampoco lo son los judíos. Lo que es más difícil de ver es cómo alguien podría haber pensado lo contrario. ¿Podría ser lo mismo con el Holocausto? ¿No está claro a estas alturas que hay muy poca evidencia para apoyar la narrativa del Holocausto, que la narrativa del exterminio simplemente no cuadra, y que el tema de las cámaras de gas podría, como nos recordó Ingrid Rimland, resolverse fácilmente mediante la investigación forense?
Sugiero que la ciencia forense debería resolver ese desacuerdo sobre lo que los alemanes hicieron o de no hicieron en la Segunda Guerra Mundial en un foro público abierto.¿Por qué no se ha hecho esto? Todo el mundo debe saber que si el establishment pudiera refutar las afirmaciones revisionistas lo haría, ¿por qué no lo han hecho? Y cualquiera puede visitar cualquier número de sitios web y encontrar montañas de evidencia contra la veracidad del Holocausto, así que ¿por qué no lo hacemos? La razón es la misma razón por la que los cortesanos, desde que comenzó el tiempo, han actuado como si un emperador desnudo estuviera bellamente ataviado, porque tienen que hacerlo.

El poder del Holocausto es el mismo poder que permitió a unos pocos miles de ingleses gobernar a cientos de millones de indios; unos pocos cientos de aristócratas franceses para gobernar unos pocos millones de campesinos franceses y un zar y unos pocos cientos de nobles rusos para gobernar millones de siervos rusos. Es el mismo poder que en todo el mundo y a lo largo de la historia de la humanidad ha permitido a unos pocos prósperos gobernar sobre los muchos empobrecidos. Es la esencia misma del poder en este mundo; el poder del farol. Así como el emperador desvesado puede obligar a la gente a creer que está vestido, así los establecimientos judíos y del Holocausto pueden hacernos creer que el negro es blanco en la narrativa del Holocausto y que los judíos e Israel son sufridos e inocentes. Y si no pueden hacernos creer, al menos pueden hacernos decir que lo creemos. Para el disidente wannabee, el poder detrás del Holocausto dice esto: “¡Míralo! ¡Si podemos hacer cumplir esto, podemos hacer cumplir cualquier cosa!”
Pero, ¿por qué debería importarnos si los judíos eligen crear para sí mismos tal mitología, incluso si esa mitología ha sido aceptada por tantos
otros? La respuesta es: debemos preocuparnos porque si el Holocausto es falso, entonces hay quienes sufren bajo esa falsedad. Primero, si se elimina el estatus especial de los judíos, entonces el estatus igualitario de cada uno de los no judíos que murieron en ese mismo tiempo, hasta ahora degradado y denigrado, se restaura inmediatamente a su lugar legítimo e igualitario. Y también hay otras víctimas. El pueblo alemán está acusado y declarado culpable de haber cometido el peor crimen de la historia de la humanidad. Los polacos, ucranianos, letones, lituanos, etc. etc. están acusados y declarados culpables de ayudar, instigar e incluso aplaudir la comisión del peor crimen de la historia de la humanidad. Añádase a ellos la Iglesia Católica y el Papa, los estadounidenses y británicos que están acusados y declarados culpables de no haber hecho lo suficiente para evitar la comisión del peor crimen de la historia de la humanidad. Añádase a ellos el cristianismo y los cristianos que a lo largo de los siglos son acusados y declarados culpables de sentar las bases para la comisión del peor crimen de la historia de la humanidad. Y finalmente también puedes lanzar a casi todo el mundo no judío acusado y culpable de lo que equivale a simplemente no ser una de las víctimas elegidas del peor crimen en la historia de la humanidad, y por lo tanto condenado para siempre a silenciar sus voces cada vez que se menciona la palabra “judío” y a permanecer en silencio mientras se propaga el mito de la elección judía en el Holocausto.

Las armas de los pobres Hay otra víctima: una víctima presente, apremiante, última.
El pueblo palestino -negado, denigrado y abusado por un poder que utiliza el Holocausto como escudo detrás del cual pueden tener lugar todas y cada una de las atrocidades- es sin duda el principal culpable del Holocausto.
El 22 de marzo de 2001 Robert Faurisson escribió un documento para la conferencia propuesta de Beirut sobre revisionismo y sionismo, que sabía que nunca sería
presentada. Tenía razón. La conferencia fue cancelada debido a la presión externa, en gran parte por grupos judíos. En su artículo por primera vez, Faurisson se dirigió al mundo árabe. Primero les dijo que un adversario inteligente puede decir que temen algo cuando no lo hacen, y que no temen algo cuando lo hacen. Por lo tanto, el poder de fuego de sus enemigos se desvía de aquellos lugares donde puede hacer daño real a aquellas áreas donde puede hacer poco daño.
Luego enumeró esas cosas que los sionistas no temen: No temen al poder militar – tienen más que suficiente de su propia y de todos modos, saben que cualquiera que tenga poder militar es mucho más probable que los apoye en lugar de oponerse a
ellos. No temen el antisemitismo, sino que, por el contrario, se alimentan de él para crear simpatía por su causa. En realidad, no temen a los denunciantes de la explotación del Holocausto -los Norman Finkelstein y los Peter Novick- siempre y cuando no desafíen el Holocausto en sí. Después de todo, el crítico más feroz de algo puede (aunque a menudo sin saberlo) convertirse en su guardián más acérrimo – (Si Norman Finkelstein lo dice, debe ser cierto.) Ni siquiera temen al antisionismo, ya que el sionismo, al igual que el poder judío en sí, tiene la maravillosa capacidad de transformarse en cualquier cosa que quiera – izquierda / derecha, religioso / secular, un estado / dos estados – todos proporcionan un terreno fértil para el sionismo y la particularidad judía. Tampoco temen mucho los ataques a los mitos fundacionales de Israel, es decir, todos menos uno. Por último, ni siquiera temen ser llamados judeo-nazis. Por el contrario, ser etiquetado por los adversarios de uno como un nazi simplemente afirma que “nazi” es lo peor imaginable.
Luego le dijo a su audiencia lo que los sionistas temen: Temen las armas de aquellos que no tienen nada que perder: los pobres y los débiles.
Temen las piedras y los terroristas suicidas de la Intifada palestina -y temen las armas de esa otra Intifada-, las palabras de los revisionistas.
Los sionistas realmente temen las armas de los pobres (piedras de los niños, sus tirachinas como la de David contra el gigante Goliat, los ataques suicidas) y todo lo que pueda poner en peligro a las personas y los negocios; temen una degradación de su imagen de marca. Pero sobre todo aprehensivos de “la bomba atómica del pobre”, es decir, la desintegración, por el revisionismo histórico, de la mentira de las cámaras de gas, el genocidio y los seis millones; temen esta arma que no mata a nadie pero que no fallaría, si se usa adecuadamente para explotar su gran mentira como una bolsa de aire caliente . . . perder el “Holocausto” es perder la espada y el escudo de Israel, así como un formidable instrumento de chantaje político y financiero; [21]A pesar de sus honorables intenciones y esfuerzos dedicados, el movimiento de solidaridad, que incluye a muchos judíos de conciencia, ha tenido poco éxito en detener al gigante sionista. La verdad es que lo único que lo ha paralizado ha sido la firmeza palestina y las piedras palestinas. Aunque nunca lo dirán, los palestinos deben saber que no sólo se enfrentan al poder del Estado israelí, sino también al poder de los judíos del mundo organizado y a su brazo principal, el Holocausto. Tal vez los palestinos deberían considerar la posibilidad de astillar algunas piedras en esa dirección. Quizás todos deberíamos hacerlo.

Las guerras del Holocausto — RighteousJews.org

Paul Eisen diciembre de 2004 paul@eisen.demon.co.uk Posdata: El 2 de marzo de 2005 Ernst Z ndel fue deportado a Alemania, donde se enfrenta a una sentencia de cinco años de prisión por negar el Holocausto.

http://www.nimn.org/Perspectives/americanjews/000308.php?section=American%20Jewish%20Voices

[2] Queja en virtud del Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos contra Canadá – 4 de enero de 2005.

[3] http://www.righteousjews.org/article10.html [4] http://www.ihr.org/main/journal.shtml [5] http://www.resistance.com/Hayward/hay1.html [6] http://www.ihr.org/jhr/v12/v12pl67_Webera.html [7] Robert Faurisson, Conferencia de prensa, Estocolmo, marzo de 1992.

[8] http://www.ihr.org/conference/beirutconf/010331faurisson.html [9] Paul Rassinier, Le Drame des Juifs europ ens, Les Sept Couleurs, 1964, reimpreso por La Vieille Taupe, París, p. 79.

[10] http://www.adl.org/holocaust/introduction.asp [11] http://www.nizkor.org/ [12] Klara Obermueller Weltwoche series, “Auschwitz und die ‘Auschwitz-L ge'”, 9, 16 y 23 de diciembre de 1993, 3 artículos.

[13] Negacionistas, Relativistas y Pseudo-Beca – Deborah Lipstadt.
Publicado en Dimensions, Vol. 6, No. 1, 1991.

[14] ibíd. [15] ibíd. [16] Extracto de la Ley de negación del Holocausto (prohibición) 5746/1986 aprobada por la Knesset israelí el 8 de julio de 1986 citado en Hayward P 25.

http://www.resistance.com/Hayward/hay1.html [17] http://www.freewebs.com/joelhayward/thesisaddendum.htm

[18] http://www.geocities.com/Athens/Rhodes/5338/psa/cole.html

[19] Elie Wiesel, Noche, 1960, en La trilogía nocturna, 1985, pp. 40-43).
[20] Abraham Foxman citado en Peter Novick “The Holocaust in American Life” por Peter Novick, publicado por Houghton Mifflin Co. 1999.
Pp.195; 199.

[21] Paper written by Robert Faurisson for Beirut Conference on Revisionism and Zionism – March 2001.

Las Guerras del holocausto II

“Las Guerras del holocausto” es un ensayo escrito en tres partes por Paul Eisen, judío que no está de acuerdo con la propaganda dada a un hecho histórico que se ha convertido en acto de fe e incluso en una religión en sí misma. Sólo intenta dialogar, pensar, intercambiar… pero sólo hay un lugar para el que piensa en contra de esa religión: la hoguera.

Por Paul Eisen

Segunda parte. LA GUERRA POR LA VERDAD: LOS REVISIONISTAS

Vale la pena repetir que la negación de los revisionistas del Holocausto no se extiende a toda la narrativa del Holocausto.
Los revisionistas no niegan que el régimen nacionalsocialista persiguió brutalmente a los judíos. No niegan que los judíos en Alemania fueron discriminados, agredidos violentamente, desposeídos, encarcelados en campos y expulsados. Tampoco niegan que los judíos de los países ocupados por Alemania o dentro de la esfera de influencia alemana también fueron agredidos, desposeídos y sometidos a brutales deportaciones, muchos de ellos a campos de trabajos forzados donde murieron cientos de miles de personas. Tampoco niegan que muchos judíos fueron ejecutados disparando en el Este.
Pero sí niegan la narrativa del Holocausto tal como la conocemos en tres áreas
específicas.

  • Niegan que alguna vez hubo un plan oficial por parte de Hitler o cualquier otra parte del régimen nazi sistemática y físicamente para eliminar a todos los judíos en Europa;
  • Niegan que haya existido alguna vez cámaras de gas homicidas;
  • Niegan la cifra de seis millones de víctimas judías del asalto nazi y afirman que la cifra real fue significativamente menor.

Al hacer sus afirmaciones, los revisionistas han ofrecido un cuerpo considerable de trabajo. Hasta qué punto tienen razón, cada uno debe juzgar por sí mismo. Muchos opinarán que el revisionismo del Holocausto no es más que una tontería perniciosa motivada sólo por el odio a los judíos y el deseo de rehabilitar a Hitler y al nacionalsocialismo en particular, y al fascismo en general, y por lo tanto ni siquiera merecedor de escrutinio. No estoy de acuerdo, y aquellos con suficiente curiosidad como para desear investigar el tema pueden visitar el sitio web del principal think tank revisionista, el Institute for Historical Review, localizar el Journal of Historical Review [4] y su archivo de artículos y artículos y comenzar a leer. Para una visión general de todo el tema, pueden obtener una copia de la tesis de M.A. de Joel Hayward de 1993 “The Fate of Jews in German Hands” [5]

El caso revisionista es ampliamente el siguiente:

  • No existe ninguna prueba documental de que alguna vez hubo una decisión por parte de Hitler o del Estado nacionalsocialista de asesinar físicamente a todos los judíos de Europa. Sin embargo, hay una gran cantidad de pruebas de la decisión de perseguir, desempoderar y expulsar a todos los judíos de Europa
  • No existe prueba física alguna de la existencia de cámaras de gas homicidas en Auschwitz o en cualquier otro lugar. Sin embargo, hay abundantes pruebas del uso generalizado de gas y cámaras de gas a base de cianuro de hidrógeno (Zyklon B) para el desasecuido y la desinfección contra el tifus. nadie ha sido capaz todavía de producir, dibujar o describir una cámara de gas homicida o producir una fotografía o plan de una, porque nadie ha visto nunca una cámara de gas homicida.
  • nadie ha visto nunca una cámara de gas homicida porque no existían. Las cámaras de gas mostradas a miles de visitantes de Auschwitz son, según la admisión de las autoridades del museo, reconstrucciones de posguerra. Las imágenes comunes de cámaras de gas de otros lugares son cámaras de desinfestación o, más comúnmente, morgues, refugios antiaéreos (a menudo herméticos al gas) o crematorios. Las imágenes comunes del gaseo de judíos -deportados que subiendo y desembarcando de trenes, montañas de anteojos y zapatos, montones de cadáveres, chimeneas de crematorios son sólo eso- personas y trenes, anteojos y zapatos, cadáveres, chimeneas humeantes, ni más ni menos- no constituyen evidencia de gaseo masivo.
  • No sólo no hay evidencia física de la existencia de cámaras de gas homicidas, sino que hay evidencia física, arquitectónica, topográfica, geográfica y forense sustancial contra su existencia. La evidencia crítica está en tres informes, todos resultantes de investigaciones en el propio sitio de Auschwitz. El primero y más famoso de ellos fue el informe Leuchter encargado por Ernst Z ndel en 1988. Aclamado por los revisionistas, este informe se ha elaborado de forma un tanto apresurada y, debido a la disputa sobre la interpretación de sus conclusiones, debe considerarse revelador pero, no obstante, no concluyente. Sin embargo, los hallazgos y conclusiones de Leuchter fueron refinados y confirmados por un estudio forense llevado a cabo por el químico alemán Germar Rudolf y por un examen forense y un informe encargado por el museo estatal de Auschwitz y realizado por el Instituto de Investigación Forense de Cracovia.
  • La gasificación y cremación de los números reclamados, en el tiempo reclamado y con las instalaciones reclamadas, simplemente no es posible. Parte de la evidencia de esta conclusión proviene de estudios de ejecuciones individuales de gas realizadas en los Estados Unidos, cualquier estudio de los cuales mostrará lo difícil que es matar a una persona de manera segura y eficiente, por no hablar de los cientos reclamados.
  • El número de judíos asesinados por los nazis, que por lo general se considera de alrededor de seis millones, es muy exagerado. Esto se debe en gran medida a las cifras de población judía de antes de la guerra muy infladas y a las cifras de supervivencia y emigración judías subestimadas.
  • El contexto de gran parte de la evidencia de la narrativa del Holocausto fueron los Juicios de Nuremberg – un conjunto extraordinario y sin precedentes de juicios de los vencidos por los vencedores con poco intento de encontrar o decir la verdad. Sin las pruebas generadas por estos procedimientos, no habría evidencia significativa de que el exterminio de judíos tuviera lugar en absoluto. La legitimidad del propio tribunal era cuestionable, sus procedimientos eran una vergüenza, ya que a los acusados se les negaban los derechos procesales básicos y con gran parte de las pruebas presentadas en forma de testimonios de supervivientes tomados al pie de la letra o confesiones golpeadas y torturadas de los desventurados acusados. Como cuestión de constancia, la confesión clave del comandante de Auschwitz, Rudolf Hoess, se obtuvo mediante tortura y coacción. [6]
  • En general, hay muy poca evidencia de la narrativa establecida del Holocausto. Las pruebas contundentes son esquivas, y las pruebas que existen se basan en gran medida en informes de testigos presenciales, confesiones y rumores. Los informes de los testigos, notoriamente poco fiables de todos modos, son en este caso totalmente falsos. Muchos testigos clave ya han sido demolidos en la caja de testigos y muchos de los testigos, como los de Rudolf Vrba, Felipe Muller, Kurt Gerstein y Rudolf Hoess, están ahora parcial o completamente desacreditados.
  • Muchos elementos clave de la narrativa del Holocausto ya han sido refutados hasta el punto de que incluso los escritores del Holocausto del establishment han admitido su inexactitud. Ejemplos de estos son la historia de los judíos en jabón – la larga historia refutada de cómo los nazis utilizaron los cuerpos de los judíos gaseados para hacer jabón – el uso de “cámaras de vapor” para vapor a las víctimas hasta la muerte, y la existencia de cámaras de gas homicidas en los campos de concentración en la propia Alemania como Dachau y Buchenwald. Todas las afirmaciones se hicieron en Nuremberg, y todas han sido posteriormente descartadas silenciosamente. Lo más revelador es la silenciosa degradación de las cifras de víctimas ilustrada por la eliminación de diecinueve carteles en Auschwitz, que decían a los visitantes en diecinueve idiomas que cuatro millones de judíos murieron en el campo. Estos han sido reemplazados por letreros que reclaman un millón y medio (todavía reclamado por los revisionistas como una exageración significativa).

La investigación revisionista parece haberse llevado a cabo de una manera académica, está bien respaldada por la evidencia y se presenta de una manera tranquila y comedida. Que algunos revisionistas (no todos) tienen historias de activismo de extrema derecha es cierto. Que algunos (no todos) exhiben sentimientos antijudíos también es cierto, aunque esto puede deberse en parte a los ataques que muchos han sufrido de judíos y organizaciones judías. Algunos (no todos) han estado afiliados en el pasado a organizaciones racistas y nacionalistas, algunos (no todos) hablan alemán con fluidez y algunos incluso son alemanes. Tal información debería llevarnos a buscar de cerca signos de sesgo en su investigación; pero no para descontar sus hallazgos per se.

“Muéstrame o dibuja una cámara de gas nazi “

Roberto Faurisson [7]nadie es capaz de mostrarnos, ni en Auschwitz ni en ningún otro lugar, ni siquiera uno de estos mataderos químicos; nadie es capaz de describirnos su aspecto o funcionamiento exactos. No se encuentra ni rastro ni indicio de su existencia. Ni un solo documento, ni un solo estudio, ni un dibujo. nada. Nada más que alguna “evidencia” ocasional y lastimosa, que se desvanece, como un espejismo, tan pronto como uno se acerca, y que los propios historiadores judíos, en los últimos años, finalmente se han visto obligados a repudiar. Robert Faurisson [8]

Durante 15 años, cada vez que oí hablar de un testigo en cualquier lugar, sin importar en qué parte de Europa que no estaba ocupada por los soviéticos, que afirmaban haber estado presente en los exterminios de gas, inmediatamente fui a él para obtener su testimonio. Con la documentación en la mano, le haría tantas preguntas precisas y detalladas que pronto se hizo evidente que no podía responder excepto mintiendo. A menudo sus mentiras se volvieron tan transparentes, incluso para él mismo, que terminó su testimonio declarando que no lo había visto él mismo, pero que uno de sus buenos amigos, que había muerto en los campos y cuya buena fe no podía dudar, se lo había contado. Cubrí miles y miles de kilómetros en toda Europa de esta manera. Paul Rassinier [9]Robert Faurisson, el veterano estudioso revisionista, ha escrito que en el corazón del Holocausto está Auschwitz, y en el corazón de Auschwitz están las cámaras de gas. Por lo tanto, insta a quienes desean combatir el mito del Holocausto a que centren sus esfuerzos en ese corazón. Fue Faurisson quien, a mediados de los años setenta, pensó por primera vez en poner el revisionismo del Holocausto en tierra firme centrándose en las pruebas materiales y forenses a favor o en contra de la existencia de cámaras de gas homicidas. Visitó una instalación de ejecución de gas en funcionamiento en los Estados Unidos y vio por sí mismo exactamente lo que se necesitó para matar de manera eficiente y segura (al menos para los verdugos) a una persona a la vez, por no hablar de los muchos cientos a la vez reclamados por los escritores del Holocausto, y concluyó que “por razones físicas y químicas comprensibles para un niño de ocho” la existencia y el funcionamiento de las cámaras de gas nazis era fundamentalmente imposible. Pero fue el activista Ernst Z ndel quien, en el momento del segundo juicio de False News en 1988, tuvo la idea de enviar a Auschwitz un equipo forense para determinar el tema de una vez por todas. Según los revisionistas, y a pesar de sus defectos (muy probablemente debido a la rapidez con la que se formuló), las conclusiones del Informe Leuchter eran claras: las instalaciones que se consideraba que eran cámaras de gas homicidas no se utilizaron para ese fin ni podrían haberse utilizado para ese fin.
Nada parece encajar en la historia de gaseo.
El número de víctimas hacinadas en el espacio, el diseño y la construcción de las instalaciones de gaseo, la falta de protección para los asistentes, la inverosimilitud que rodea la tasa de cremación, los enormes errores, omisiones y disparidades en los relatos de testigos presenciales, todo esto y más, cuando se suma a la ausencia casi total de pruebas afirmativas contundentes, hace que uno se pregunte por qué alguien creyó tal historia en primer lugar. Nadie ha podido explicar aún cómo funcionaba una cámara de gas. Nadie ha sido capaz de explicar cómo se vertieron pellets de Zyklon B en agujeros que no existen ni han existido nunca. Nadie ha sido capaz de explicar cómo el Sonderkommando (destacamento especial) de prisioneros / asistentes judíos fue capaz de entrar en una cámara de gas inmediatamente, (incluso usando máscaras de gas que no ofrecen nada como la protección adecuada, especialmente cuando el usuario está activo), después de un gaseo masivo para eliminar los cuerpos, a pesar de que tal ambiente habría sido un océano de cianuro de hidrógeno. El gas mortal todavía habría estado por todas partes y particularmente en el tejido suave de los cadáveres. En efecto, nadie ha sido capaz de aceptar el reto de Faurisson: “¡Muéstrame o dibuja una cámara de gas nazi!”
La narrativa establecida del Holocausto puede, y hasta cierto punto, ha sobrevivido a la promoción exitosa de dos de las tres afirmaciones revisionistas.
El debate entre “intencionalistas” y “funcionalistas” dentro del establishment en efecto admite que puede no haber habido una intención definida por parte del estado alemán de exterminar a todos los judíos. Del mismo modo, al rebajar las cifras de Auschwitz, el establishment ha aceptado al menos la posibilidad de rebajar la cifra global de seis millones. Pero con la cuestión de las cámaras de gas simplemente no hay adónde ir. Parafraseando a Faurisson: sin cámara de gas, sin Holocausto.

El Establecimiento
del Holocausto Anti-revisionistas, afirmadores del Holocausto, exterminacionistas – la gama de etiquetas que se ofrecen refleja la dificultad de nombrar a la oposición.
Incluso la palabra “oposición”, como la frase “anti-revisionista” en sí misma es engañosa porque implica una postura reflexiva y defensiva. Aunque los escritores del establishment a menudo se encuentran respondiendo a iniciativas revisionistas y a menudo suenan más bien a la defensiva, las palabras “oposición” o “anti-revisionista” también sugieren que son la parte más débil o que ellos mismos no han tomado la iniciativa. Este no es el caso. Pocas narrativas, verdaderas o falsas, se han promovido con más fuerza o más ampliamente que el Holocausto, y pocos grupos de presión han sido más fuertes, han tenido mejores recursos y han disfrutado de un dominio tan completo sobre el discurso aceptado. Lo mismo puede decirse del término «afirmadores». La narrativa del Holocausto bien puede llegar a requerir afirmación, pero nunca lo sabrías mirando la enorme cantidad de material de “afirmación” actualmente disponible. Por último, el término “exterminacionista”, generalmente utilizado por los revisionistas para describir a sus oponentes, aunque estrictamente exacto, es bastante burlona y degradante en su tono. Así que adoptaremos el término relativamente neutral de “establecimiento del Holocausto”.
Durante más de sesenta años no ha habido escasez de material que promueva la visión del Holocausto por parte del establishment -libros, artículos, películas, obras de teatro, poemas, programas de televisión, estudios académicos, conferencias, memoriales, museos- todos ellos apoyando y promoviendo la narrativa establecida, y es sólo recientemente que el establishment ha sentido la necesidad de responder a las afirmaciones de los revisionistas.
Al igual que antes, para aquellos que deseen investigar el tema, se recomiendan los siguientes puntos de partida:

  • El Web site de ADL [10]
  • El Web site de Nizkor [11]

Muchos de los contribuyentes a estos sitios son conocidos activistas judíos y sionistas, muchos con vínculos abiertos y establecidos con organizaciones activistas judías y sionistas. Una vez más, esto puede llevarnos a ver sus conclusiones con la debida cautela, aunque no a descartarlas per se. El establishment ha intentado responder a afirmaciones revisionistas específicas, pero sólo esporádicamente. Afirman que las instalaciones de exterminio y cremación eran perfectamente capaces de procesar las cifras reclamadas, y que todas las reclamaciones están bien respaldadas por pruebas contundentes. Cualquier lector puede estudiar las pruebas, que están disponibles gratuitamente en Internet, pero el debate ha degenerado un poco en una disputa de sí-es, no-es-no-es – una que posiblemente podría resolverse mediante el nombramiento de algún tipo de órgano judicial con poderes para recurrir a testigos expertos.
Pero sigue existiendo el problema de que no hay tanta evidencia disponible para apoyar la narrativa del Holocausto y lo que está disponible a menudo está lejos de ser satisfactorio : los documentos a menudo son “ambiguos”, los testigos a menudo están “confundidos” o “traumatizados”, y los edificios e instalaciones a menudo son “demolidos”.
En lugar de negar lo innegable, el establishment ha optado por ofrecer explicaciones. La falta de pruebas documentales se explica por el hecho de que la solución final era de alto secreto, por lo que no solo las comunicaciones escritas se mantuvieron en un mínimo absoluto, sino que también se escribieron eufemísticamente. Por lo tanto, “trato especial” debe significar exterminio y “evacuación al Este” debe significar la deportación a un campo de exterminio. Del mismo modo, nadie ha sido capaz todavía de presentarse y aceptar el desafío de Robert Faurisson de mostrarle o dibujarle una cámara de gas, porque cualquiera que haya visto una cámara de gas obviamente no vivió para contar la historia. Las instalaciones de gaseo en Auschwitz-Birkenau mostradas a tantos visitantes a lo largo de los años ahora se admiten como “reconstrucciones de posguerra”, pero solo porque las cámaras de gas originales fueron destruidas en 1944 para eliminar la evidencia frente al avance de las fuerzas soviéticas. Por último, las declaraciones de los supervivientes y los autores, aunque se admite que son confusas y contradictorias, lo son debido a las condiciones traumáticas en las que se observaron estos terribles acontecimientos y a la gran cantidad de estas declaraciones, y a menudo también su pompa, las califican de pruebas aceptables.
Pero ya sea por falta de pruebas o no, el establishment, en general, se ha preocupado menos por refutar afirmaciones revisionistas específicas que por cuestionar el derecho de los revisionistas a hacerlas.
Para muchos escritores del Holocausto, y de hecho para casi todo el establishment intelectual de todo el mundo, el Holocausto sucedió y eso es todo. En 1979, en respuesta al interrogatorio de Faurisson a las cámaras de gas, treinta y cuatro intelectuales franceses publicaron un llamamiento en Le Monde, cuya segunda frase decía: “No debemos preguntarnos cómo fue técnicamente posible un asesinato en masa de este tipo, sino que fue técnicamente posible porque sucedió”. Para la mayoría de las figuras del establishment incluso discutir los temas es conceder al revisionismo legitimidad que no merece.
Si alguien viniera hoy y denunciara la convocatoria de un congreso científico para examinar la cuestión de si el sol gira alrededor de la tierra o la tierra alrededor del sol, sería ridiculizado o declarado no compos mentis. A nadie se le ocurriría discutir el asunto seriamente… Algo similar ocurre con los propagandistas de la llamada “mentira de Auschwitz” o “mentira del Holocausto”: sus afirmaciones de que no hubo exterminio de los judíos, son tan obviamente falsas que son básicamente indignas de una discusión científica seria. [12]Tal es la opinión de Deborah Lipstadt, profesora asociada de estudios judíos y del Holocausto en el Emory College. Lipstadt, para sus partidarios un estudioso del Holocausto, para sus detractores, un activista étnico judío, ha escrito extensamente sobre el revisionismo del Holocausto. Judía ella misma y de un fondo relativamente ortodoxo, la profesora Lipstadt ha tenido una lealtad de por vida a, y ha sido activo en las causas judías. Ella es una sionista comprometida y es financiada y ayudada por muchas organizaciones judías y sionistas como el Centro Internacional Vidal Sassoon para el Estudio del Antisemitismo en la Universidad Hebrea y la ADL – de nuevo, motivo de escrutinio de sus afirmaciones, pero no de rechazo absoluto.
En lugar de ocuparse de las afirmaciones revisionistas, Lipstadt se ha centrado en los propios revisionistas: su credibilidad, calificaciones, motivaciones, afiliaciones y
métodos. En su libro Denying the Holocaust: The Growing Assault on Truth and Memory (Negando el Holocausto: el creciente asalto a la verdad y la memoria), traza el desarrollo del revisionismo desde finales de los años cuarenta hasta principios de los noventa y pretende demostrar que los revisionistas son abrumadoramente antisemitas con largas conexiones con organizaciones fascistas, supremacistas blancas y generalmente racistas, que su motivación es nada menos que rehabilitar el régimen de Hitler específicamente, y el fascismo y el antisemitismo en general, y su barniz académico es solo eso; una tapadera para sus puntos de vista racistas e intolerantes.
Quienes sostienen que los negacionistas del Holocausto deben ser escuchados con justicia no reconocen que la búsqueda de los negacionistas no es una búsqueda de la verdad. Más bien están motivados por el racismo, el extremismo y el antisemitismo virulento. su metodología se basa en el engaño y la falsificación, y el tono erudito y comedido de la mayoría de los escritos revisionistas, son simplemente una fachada para ocultar su verdadero carácter e intenciones. Deborah Lipstadt [13]Sostiene que los revisionistas no sólo son un peligro para la validez y la memoria del Holocausto en sí, sino que también constituyen un peligro general para la historia y la erudición misma e incluso para la vida democrática tal como la conocemos.
La negación del Holocausto no debe verse como un ataque a la historia de un grupo en particular. Repudia la discusión razonada, la forma en que el Holocausto, en sí mismo, envolvió a toda la civilización. Su ataque a la historia judía es, al igual que el antisemitismo, un ataque a los valores más básicos de una sociedad razonada. Deborah Lipstadt [14]Durante mucho tiempo, el profesor Lipstadt optó por ignorar el desafío revisionista, pero la calidad cada vez mejor de la erudición revisionista no pasa desapercibida,
Últimamente, el trabajo de los negacionistas se ha vuelto más virulento y peligroso, en parte porque se ha vuelto más sofisticado. Sus publicaciones, incluyendo The Journal of Historical Review, imitan publicaciones académicas legítimas. Esto confunde a aquellos que no conocen de inmediato las intenciones del Diario. Deborah Lipstadt [15]Así que ahora responde, pero sólo en la medida en que para cuestionar su credibilidad, todavía se niega a debatirlos o a responder a sus afirmaciones específicas. Para ella no puede haber discusión sobre la verdad esencial del Holocausto.
A pesar del equilibrio favorable de poder y sus éxitos tanto dentro como fuera de la sala del tribunal, ni el profesor Lipstadt ni el resto del establishment del Holocausto lo están haciendo tan bien. El revisionismo y su influencia ha crecido constantemente y los revisionistas exhiben una confianza y seguridad de contacto, mientras que el establishment parece a veces algo sacudido. Y los revisionistas no están exentos de astucia. Identificados como los eternos desvalidos en esta lucha, han adoptado una postura pasiva-agresiva devastadoramente efectiva – una inocencia de ojos anchos al afirmar que el revisionismo no tiene base ideológica y es simplemente un método para buscar la verdad. No obstante, cualesquiera que sean sus motivaciones ideológicas, en general se han limitado a la investigación académica llevada a cabo de manera responsable y, con una determinación devastadora, pieza por pieza, han procedido a desentrañar la hasta ahora sagrada narrativa del Holocausto.
Tomemos el caso de Raúl Hilberg.
En 1961 Hilberg publicó La destrucción de los judíos europeos. En este libro, visto como un texto fundacional del Holocausto, Hilberg describe una empresa supervisada personalmente por Hitler, quien emitió dos órdenes efectivas para poner en marcha el genocidio. Estas órdenes fueron ejecutadas por diversos organismos administrativos, especialmente en la policía y el ejército, que prepararon, organizaron y ejecutaron esta vasta empresa criminal. Durante veinticinco años este punto de vista permaneció sustancialmente indiscutido hasta que en 1976 Arthur Butz publicó El engaño del siglo XX y en 1978-1979 Robert Faurisson publicó dos artículos en Le Monde afirmando que las cámaras de gas nazis no podrían haber existido. Se reunió un panel de expertos para afirmar que las cámaras de gas existían, y entre los expertos estaba Raúl Hilberg. Justo antes del inicio de los procedimientos Hilberg concedió una entrevista a la revista francesa Le Nouvel Observateur en la que reconoció que no existían documentos que probaran la existencia de las cámaras de gas o que el exterminio de los judíos fue concebido y planeado por el régimen nacionalsocialista. El 22 de febrero de 1983 en Nueva York, en un evento organizado por la Fundación de Sobrevivientes del Holocausto, Hilberg dijo:
Lo que comenzó en 1941 fue un proceso de destrucción no planificado de antemano, no organizado centralmente por ninguna agencia. No había un plan ni un presupuesto para medidas destructivas. Se fueron tomando paso a paso, paso a paso. Así surgió no tanto un plan que se estaba llevando a cabo, sino una increíble reunión de mentes, un consenso – la lectura de la mente por una burocracia lejana”.Esto fue confirmado en el testimonio de Hilberg en el primer juicio de Z ndel en Toronto en 1985 y de nuevo en el mismo año en la edición revisada de su libro que incluía lo siguiente:
En el análisis final, la destrucción de los judíos no era tanto un producto de leyes y órdenes, como una cuestión de espíritu, de comprensión compartida, de consonanza y sincronización.Aparte del desconcierto ante semejante historia de genocidio consensual concebido y dirigido por la lectura de la mente, también debe haber cierto reconocimiento de que una volte-face tan prolongada y agonizante sólo podría haber ocurrido como resultado del goteo constante del esfuerzo revisionista – y todo lo logrado mientras los revisionistas estaban siendo procesados, multados, encarcelados, agredidos y ciertamente rechazados.
El establishment del Holocausto a menudo ha preferido responder menos con argumentos y más con poder. En gran parte debido a la presión de las organizaciones judías, el revisionismo del Holocausto está sujeto a sanciones legales en Israel, Francia, Alemania, Canadá, Suiza, Australia, Bélgica, Austria, Suecia, Polonia y España. Las leyes de estos países tipifican como delito que cualquier persona, independientemente de sus credenciales o de la base fáctica de sus opiniones, cuestione o revise cualquier aspecto de la historia de la Segunda Guerra Mundial o del Holocausto de una manera que vaya más allá de las normas establecidas por los gobiernos de esos países. También algunos países castigan revisionismo sin incluso tener tales leyes (los E.E.U.U., Gran Bretaña, Países Bajos etc).Also some countries punish revisionism without even having such laws (USA, Great-Britain, Netherlands etc). En los E.E.U.U. un juez de California tomó contra el IHR “aviso judicial” de la existencia de las cámaras de gas nazis. En Francia, en 1949-1950, cuarenta años antes de la ley específica del 13 de julio de 1990, los revisionistas habían sido condenados por sus escritos.
Persona que, por escrito o de boca en boca, publique una declaración en la que se nieguen o disminuyan las proporciones de los actos cometidos en el período del régimen nazi que sean crímenes contra el pueblo judío o crímenes de lesa humanidad, con la intención de defender a los autores de esos actos o de expresar simpatía o identificación con ellos. , será castigado con una pena de prisión de cinco años [16]Historiadores, investigadores, autores y editores están siendo multados, encarcelados, sometidos a órdenes de mordaza, expulsados de sus países de origen y se les niega la entrada a otros. Los revisionistas que se enfrentan a un proceso a veces se han enfrentado al absurdo de que cualquier defensa de carácter revisionista, es decir, cualquier afirmación de que la posición revisionista era realmente correcta, constituiría en sí misma una repetición del delito; además, todo testigo que declarara en apoyo de la posición revisionista podía, a petición de la fiscalía, ser acusado inmediatamente.
Además, en estos y en la mayoría de los demás países del mundo occidental, incluso en los que no es técnicamente ilegal, el revisionismo ha conllevado el riesgo de sanciones severas, incluida la pérdida de empleo y la exclusión social de muchos
tipos. Finalmente, los revisionistas han sido los receptores de mucha violencia, tanto amenazada como real. Todos los principales revisionistas sufren agresiones legales, todos sufren exclusión social y profesional, y muchos han sufrido ataques físicos. El revisionismo del Holocausto hoy en día se lleva a cabo, simplemente, como la brujería se llevó a cabo en tiempos anteriores – ser un negacionista del Holocausto es colocarse en el exterior de la sociedad civilizada en un nivel con un pedófilo.
Este ejercicio del poder ha dado victorias.
El revisionismo se ha mantenido fuera de los principales medios de comunicación; a los revisionistas se les ha negado el acceso al discurso, y el establishment ha logrado un par de retractaciones sorprendentes como esta de Joel Hayward, quien en 1993 escribió una tesis en la que se esforzó (y en mi opinión, tuvo éxito) por describir fielmente el estado del conflicto revisionista/establishment.
Ahora lamento trabajar en un tema tan complejo sin el conocimiento y la preparación suficientes, y espero que esta breve adición evite que mi trabajo cause angustia a la comunidad judía aquí en Nueva Zelanda y en otros lugares o sea mal utilizado por individuos o grupos con motivos malévolos . Ahora puedo ver que en mi tesis de maestría fracasé en dar un peso analítico adecuado a la motivación de numerosos autores sobre el Holocausto, a pesar de que algunos obviamente estaban escribiendo con vistas a atacar a los judíos y rehabilitar a los nazis. Joel Hayward [17]Y esta declaración del joven revisionista judío David Cole, obtenida a través de medios menos que legales y enviada por fax a Irv Rubin, entonces jefe de la Liga de Defensa Judía, vale la pena citarla en su totalidad.
Esta declaración se da en un intento de dejar las cosas claras sobre mis puntos de vista actuales con respecto al Holocausto y la negación del Holocausto. Como cualquiera que siga el tema de la negación del Holocausto sabe, desde 1991 hasta 1994 fui bien conocido en el movimiento como un negacionista judío del Holocausto (un autodenominado “revisionista”). Durante los últimos tres años ya no he estado asociado con este movimiento, habiéndome dado cuenta de que estaba equivocado y que el camino que estaba tomando con mi vida era autodestructivo e hiriente para los demás. He pasado los últimos años en silencio sobre el tema de mi tiempo con el movimiento de negación, un silencio causado principalmente por mi vergüenza por lo que había hecho con mi vida y mi deseo de distanciarme de esa vida.
Sin embargo, en ese silencio inducido por la vergüenza se me ha señalado que no he ido tan lejos como debería para hacer una declaración pública clara y completa a fin de dejar las cosas claras en cuanto a mi
posición. Tengo la gran esperanza de que esta declaración cumpla esa tarea.
Quisiera dejar constancia de que no me cabe duda de que durante el Holocausto de los judíos de Europa durante la Segunda Guerra Mundial, los nazis emplearon cámaras de gas en un intento de cometer genocidio contra los judíos.
En los campos de Europa oriental y occidental, los judíos fueron asesinados en cámaras de gas que empleaban gases venenosos como el Zyklon B y el monóxido de carbono (en el campo de Auschwitz, por ejemplo, las cámaras de gas usaban el Zyklon B). La evidencia de esto es abrumadora e inconfundible.
Los nazis tenían la intención de matar a todos los judíos de Europa, y el número final de muertos de este intento de genocidio fue de seis
millones. Esta atrocidad, única en su alcance y amplitud, nunca debe olvidarse.
Durante mis cuatro años como negacionista, fui atormentado por el auto-odio y el odio, un hecho que muchos de mis críticos se apresuraron a
señalar. De hecho, este odio a sí mismo era obvio para la mayoría, pero yo estaba demasiado ciego para verlo. El odio que tenía para mí lo saqué de mi pueblo. Me sedujeron las tonterías pseudohistóricas y las ideas y frases que suenan inteligentes pero vacías. Cuando finalmente se me abrieron los ojos, gracias a varios buenos y amables amigos que se negaron a renunciar a mí incluso en mi peor momento, me horrorizó lo que había hecho. Mi instinto era huir y nunca mirar hacia atrás, pero ahora entiendo que debo a las personas a las que agravie hacer un repudio enérgico de mis puntos de vista anteriores. También debo una disculpa muy grande, no sólo a las muchas personas a las que enfureció, y a la familia y amigos a los que lastimé, sino especialmente a los sobrevivientes del Holocausto, que sólo merecen nuestro respeto y compasión, no la revictimización.
Por lo tanto, a todas las personas anteriores, permítanme ofrecer mis más humildes y muy, muy sinceras disculpas. Lo siento por lo que (yo) hice, y lo siento por el daño que he causado.
Y así como debo dejar las cosas claras con respecto a mis puntos de vista, también me corresponde a mí poner las cosas en su sitio con respecto a los “documentales” de video y las apariciones en los medios de comunicación que hice de 1991 a 1994.
Estos “documentales” no son más que basura grabada en vídeo llena de odio a sí mismo y tonterías pseudointelectuales. Mis “apariciones en los medios” no fueron más que una vergüenza. Mi mirada acristalada, razonamiento engañoso y hablar en círculos durante mis apariciones en programas de entrevistas habría alertado a cualquier espectador astuto de que este era un hombre que no estaba en contacto con la realidad.
Se ha traído a mi atención que Bradley Smith todavía está utilizando uno de mis videos en anuncios que está ejecutando en los campus universitarios.
Por lo tanto, me gustaría hacer estos puntos adicionales: Este video se está anunciando sin mi consentimiento, y denuncio este video como si no valiera la pena. Bradley Smith no es historiador, y la negación no es un “campo histórico”. Los estudiantes en los campus universitarios deben buscar en otro lugar para averiguar sobre el Holocausto. A estos estudiantes, les diría, miren libros como “Destrucción de los judíos europeos” de Hilberg, “El Holocausto” de Yahil y “Guerra contra los judíos” de Dawidowicz para obtener información correcta. Si la biblioteca de su escuela no almacena estos libros, pídalos que pidan copias. No preste ninguna atención a ningún video de “David Cole”, excepto para denunciarlos con razón como fraudes.
Agradezco que se me dé la oportunidad de hacer esta declaración. Esta declaración se hace libremente y bajo ninguna coacción, y es muy voluntaria, incluso felizmente dada al Sr. Irv Rubin de la Liga de Defensa Judía para la distribución más amplia posible. Esta declaración es la compilación más actual y precisa de mis puntos de vista, y reemplaza cualquier escrito, video o declaración anterior. Espero que no haya más confusión en cuanto a mi posición. Le agradezco que me haya hecho constar las cosas. 
David Cole [18]A pesar de estas victorias, sigue siendo cierto que hay muy poca evidencia sólida para apoyar la narrativa establecida del Holocausto, y la gente está obligada a preguntarse cómo una empresa tan vasta y compleja como el exterminio premeditado y mecanicista de un número tan grande de personas podría haber tenido lugar sin dejar un rastro claro de evidencia, tanto documental como física. También con respecto a las tácticas y la estrategia, los activistas del Holocausto se encuentran en una situación en la que no se puede ganar. Si debaten sobre los revisionistas, les dan credibilidad y admiten que el Holocausto es un tema de debate; si se niegan a debatir con ellos, como en general lo hacen, se declaran abiertos a la acusación de que tienen algo que ocultar.
Y, por supuesto, internet lo ha cambiado todo. El material revisionista, antes no se había hecho, ahora está disponible con el clic de un ratón y no tienes que ir a alguna librería dudosa para conseguirlo. Los libreros en línea que han optado por almacenar materiales revisionistas inevitablemente le han dado una nueva respetabilidad. Los correos electrónicos y los grupos de noticias han ampliado y acelerado el debate. Se puede decir mucho más, mucho más rápido y a tantas más personas y, al menos por el momento, nadie puede impedir que lo digas o lo leas.
Al leer la literatura revisionista uno siente una confianza, no sólo en que los revisionistas se creen correctos, sino también en que el futuro está en ellos. En 1988, en el momento del segundo juicio de Z ndel y en referencia al propio Ernst Z ndel, Robert Faurisson escribió:
“Z ndel puede ir una vez más a prisión por sus investigaciones y creencias o ser amenazado con la deportación. Todo esto es posible. Cualquier cosa puede suceder cuando hay una crisis intelectual y un realineamiento de conceptos históricos de tal dimensión. El revisionismo es la gran aventura intelectual de finales de este siglo. Pase lo que pase, Ernst Z ndel ya es el vencedor”. Pero, ¿cómo podría ser así?
Sin duda, esta debe ser el arma más fuerte del establishment- la pura incredibilidad de la proposición revisionista.
¿Cómo pudo haber tenido lugar semejante engaño? ¿Cómo es posible que todos esos sobrevivientes estén tan equivocados en sus testimonios? ¿Cómo es posible que todos esos perpetradores estén tan equivocados en sus confesiones? ¿Cómo es posible que se hayan falsificado todos esos documentos, por inespecíficos que sean? Arthur Butz llamó a su innovador estudio revisionista “El engaño del siglo XX”, pero un engaño de este tamaño y naturaleza simplemente desafía la creencia. Las teorías de la conspiración rara vez convencen, como tampoco lo hacen quienes las propagan, por lo que seguramente el absurdo de la afirmación de los revisionistas nos dice todo lo que necesitamos saber. Para que el revisionismo tenga alguna credibilidad, debe demostrar cómo, si es falsa, la narrativa del Holocausto, tal como la conocemos, llegó a ser.
Los primeros informes de la matanza masiva de judíos por los alemanes fueron propagados en la primavera de 1942 por agencias judías y sionistas y publicados en la prensa
judía. Estos informes totalmente no corroborados recibieron credibilidad inmediata e inigualable al ser transmitidos (en una ocasión en yiddish) de vuelta a Polonia por la BBC, y por repetición en la prensa estadounidense, particularmente en el New York Times. Hablaron por primera vez de exterminio, pero no solo por gas. Según estos informes, los judíos estaban siendo arrastrados al vapor hasta la muerte, asfixiados hasta la muerte, presionados hasta la muerte y electrocutados, además de ser gaseados. Es sólo más tarde en los informes compilados por las autoridades soviéticas, cuando liberaron los campos de Majdanek y Auschwitz-Birkenau en 1944 y 1945, que la gasificación emerge como el principal método de sacrificio e incluso más tarde, como sólo un elemento en la secuencia de ducha-gas-cremación que ahora se encuentra en el corazón de la narrativa del Holocausto.
Es con estos informes soviéticos, además de otros de la Junta Mundial de Refugiados, que surge la narrativa de exterminio ahora familiar. Las víctimas desembarcan de los trenes para ser selección. Los designados para el exterminio son llevados a complejos diseñados para parecerse a las instalaciones de desinfección. Allí se separan en sexos y se les conduce a habitaciones de desvestido donde se desnudan. Luego son conducidos, 600-700 a la vez, a enormes habitaciones que se asemejan a cuartos de ducha. Cuando las habitaciones están abarrotados, los pellets de Zyklon B se dejan caer de las aberturas en el techo y, a medida que aumenta la temperatura, se libera gas cianuro de hidrógeno. Las víctimas tardan entre cinco y quince minutos en morir, vigiladas todo el tiempo a través de mirillas de vidrio en las puertas por personal de las SS. Se permite un intervalo de aproximadamente media hora para que el gas se despeje, asistido por un sistema de ventilación, después de lo cual un Sonderkommando judío (destacamento especial) entra con máscaras de gas, botas de goma, guantes, ganchos y mangueras para desenredar, manguera abajo y retirar los cuerpos. Los cuerpos son llevados a morgues, donde los dientes de oro, etc. se extraen con alicates, y luego se transportan a los crematorios donde se queman en cenizas. Si el número de cadáveres resulta ser demasiado grande para las instalaciones de cremación, entonces los restantes se toman para ser quemados en pozos abiertos especialmente diseñados.
Pero si tal narrativa es falsa, es interesante especular sobre cómo tomó la forma que
tomó. Las posibles respuestas se pueden encontrar en los 50-100 años de historia de Europa antes de los hechos investigados. Este período vio enormes movimientos de personas hacia el oeste, muchos de ellos judíos y muchos de ellos migrando hacia o a través de Alemania. En toda Europa central y occidental, pero particularmente en Alemania, había un problema y un temor a las epidemias, en particular al tifus, y muchas de las autoridades receptoras, y en particular las autoridades alemanas, tenían la intención de desarrollar y aplicar procedimientos de desinfección y desinfección masiva. Entre ellas figuraban baños de vapor y ducha de vapor y papelería móviles y de papelería para la desinfección de ropa por gas. El gas utilizado para la desinfección era, por supuesto, gas cianuro de hidrógeno en forma de pellets de Zyklon B.
Este uso del gas para desalojar y desinfectar debe establecerse en el contexto del uso muy real del gas venenoso como arma en la Gran Guerra y en varias otras áreas de conflicto tanto reales (como por los italianos en Abisinia) como imaginarias (como por los marcianos en la transmisión de radio de La Guerra de los Mundos de 1938).
También debe tenerse en cuenta cómo después de la introducción de gas en el campo de batalla en 1915, las historias de gaseos homicidas de civiles comenzaron a aparecer en la propaganda de atrocidades. En marzo de 1916 el Daily Telegraph informó que los austriacos y búlgaros habían asesinado a cientos de miles de serbios usando gas venenoso.
Más o menos al mismo tiempo, la cremación se utiliza cada vez más para la eliminación de cadáveres y, en particular, para la eliminación masiva de las víctimas epidémicas.
La cremación como medio de eliminación de cadáveres fue ampliamente promovida por el régimen nacionalsocialista alemán – un régimen conocido por sus actitudes modernas hacia la tecnología – y también se utilizó universalmente en su programa de eutanasia. Un resultado del uso de la cremación en estos asesinatos por eutanasia, fue que alimentó la sospecha general de que la cremación se utilizó para ocultar la causa de la muerte por envenenamiento por gas (ahora se cree que las muertes en el programa de eutanasia son más probables que hayan sido por inyección letal) que se creía ampliamente (y falsamente) que causaba desfiguración. Así que la cremación se asoció con intentos de engañar a la población sobre la causa de la muerte. En efecto, todas estas técnicas de desinfección y cremación, consideradas como la vanguardia del modernismo por los europeos occidentales ilustrados, fueron vistas por grandes sectores de las masas europeas – y particularmente por los inmigrantes, generalmente pobres, conservadores y profundamente supersticiosos, y aún más particularmente por las masas judías orientales con sus preocupaciones religiosas adicionales sobre el desvestido y la cremación en masa, etc. – con la sospecha más profunda.
No es tan loco si te pones en la piel de un pobre inmigrante judío que huye de las condiciones de la Rusia zarista.
Llegas exhausto y aterrorizado junto con una masa de gente igualmente agotada y aterrorizada a una estación fronteriza alemana donde te enfrentas a guardias y funcionarios uniformados que te gritan en un idioma que apenas entiendes. Quieren separarte de tus hombres y mujeres, desnudarte y ponerte en grandes cámaras frías y de prohibición. Has escuchado las historias mientras estás desnudo y temblando bajo los cabezales de la ducha y esperas a que lo que te han dicho sea agua, pero por lo que una parte de ti teme será gas. Un relato de un barrio sorprendente ilustra el punto – Ingrid Rimland:
Recuerdo con bastante claridad una de esas “experiencias” en algún momento de 1944. Esto fue durante la retirada de la Wehrmacht desde el frente oriental, cuando enormes caminatas de refugiados de alemanes étnicos viajaron hacia el oeste con carros tirados por caballos bajo la protección del Ejército alemán, experimentando terribles dificultades por el hambre y el frío, el avance del Ejército Rojo siempre en nuestras espaldas.
Mi familia pertenecía a menonitas de ascendencia alemana, una comunidad cristiana fundamentalista que había llegado a Ucrania en 1789, pero todavía nos considerábamos alemanes y todavía hablábamos el idioma
alemán. Desde la Revolución Bolchevique de 1917 -que ocurrió cuando mi abuela todavía era una mujer joven y mi madre tenía sólo cuatro años- mi pueblo había sido salvajemente perseguido por los comunistas. Muchos de mis primos, tías, tíos, parientes más lejanos perecieron en oleadas de limpiezas étnicas. Esta persecución comenzó antes de que yo naciera y se volvió mortal en 1938, afectando prácticamente a todos los hombres de 14 años o más. Mi propio padre fue exiliado a Siberia cuando yo tenía sólo cinco años en 1941, y toda nuestra familia escapó exiliando sólo en el último momento, literalmente horas antes de que el ejército alemán invadió Ucrania en septiembre de ese año – sólo unas semanas después de que mi padre fue arrebatado de nosotros para siempre.
Cuando el retiro voluntario (para nosotros) a Alemania comenzó dos años más tarde, en el otoño de 1943, nos quedamos cuatro: mi abuela, mi madre, mi hermanita y
yo. El resto de nuestra familia había sido exiliada a Siberia, asesinada o simplemente desaparecida en los estragos de esos años de horror desde 1917. Ahora estábamos corriendo por nuestras vidas desde el Ejército Rojo – casi todos nosotros las mujeres y los niños.
Entramos en la Polonia ocupada por los nazis en algún momento de 1944 y fuimos invitados a naturalizarnos oficialmente como alemanes.
Recuerdo la ciudad como Litzmannstadt (Lodz) pero no puedo estar seguro.
Pero primero tuvimos que ser engañados.
¡naturalmente! Que yo sepa, esto era rutinario para todos los que entraban en el territorio ocupado por los alemanes y, desde luego, en alemania propiamente dicha, una medida sanitaria obligatoria para controlar epidemias como el tifus, una enfermedad transmitida por los piojos. Todos los que venían del Este estaban infestados de piojos en esos días – rusos, polacos, alemanes, judíos – soldados y civiles. No había manera de no tener piojos, a menos que te sometieras a una delos. Nos hicieron entrar en un tren largo. Si ese tren nos llevó a un edificio, o si terminó en un edificio, no recuerdo más. De alguna manera surgió el rumor de que íbamos a ser gaseados. No tengo ni idea de quién lo inició. Cuando tenía siete años, recuerdo lo aterrorizada que estaba.
Todos estábamos desnudos, nos despojaron el pelo, y luego, mientras estábamos todos sentados, viejos y jóvenes, en largas filas de bancos, agua y jabón, probablemente mezclados con insecticida, llovieron sobre nosotros desde los cabezales de ducha de
arriba. No recuerdo el alivio, sólo el miedo. Del mismo modo, surgió el rumor en ese tren de que los alemanes estaban buscando “sangre amarilla”, presumiblemente judía, cortándonos el lóbulo de la oreja. Yo estaba igual de aterrorizado de eso.
 Ingrid RimlandAsí que estos informes soviéticos con sus descripciones ahora detalladas del procedimiento de exterminio de cremación con gas de ducha, que llega después de tres años de otros informes aterradores de exterminios de judíos y otros por parte de los alemanes, y también en el contexto de los temores en Europa sobre el uso del gas como arma utilizada contra civiles y de la cremación como un método nuevo y desconocido de la disposición de los cuerpos, podrían haber sido instrumentales en la colocación de las bases de la narrativa de la cámara de gas del Holocausto tal como la conocemos. Ciertamente, desde el momento de esos informes, la mera presencia de duchas, cámaras de gas de desinfección y crematorios se había convertido en sí misma en evidencia de gaseoso homicida masivo. Así que cuando los ejércitos occidentales se encontraron con los campos de concentración alemanes de Belsen, Dachau y Buchenwald, en los que ahora se sabe que no había instalaciones de exterminio masivo, y vieron las imágenes ahora familiares de reclusos esqueléticos y enfermos y montones de cadáveres descoloridos y descubrieron habitaciones selladas, duchas y crematorios que ahora sabemos que se habían utilizado solo para desinfección y desinfección, y se encontraron con reclusos que estaban dispuestos a contarles historias de exterminios masivos, pudieron y quisieron interpretarlo todo en términos de lo que habían oído, en lugar de lo que, al menos en este caso, era la verdad.

Cualesquiera que fueran las condiciones que pudieran haber estado en los campos alemanes a lo largo de la guerra, en 1945 y la derrota final de Alemania el sistema, y en particular el sistema de campos, había colapsado y las condiciones eran catastróficas y fueron los resultados de este colapso los que encontraron los ejércitos occidentales.
Los estadounidenses y los británicos vieron estas cosas y, lo que es más importante, las filmaron y fotografiaron, como una clara evidencia de un genocidio planeado, en lugar de lo que eran: el resultado, particularmente en forma de epidemias de tifus, de una ruptura de Alemania en general y del sistema de campos en particular, bajo la arremetida de los bombardeos de saturación aliados.
Aunque no se puede descartar del todo que algunas de estas autoridades supieran que estaban propagando un mito, parece más probable que las autoridades judías que primero difundieron informes de exterminios, estuvieran reaccionando sólo desde una preocupación real por sus compañeros judíos, conocidos por estar bajo feroz asalto por parte de los alemanes que, en el momento de esos primeros informes, estaban intensificando su asalto a los judíos al comenzar deportaciones brutales al Este. ¿Pero qué pasa con las demás autoridades implicadas: los estadounidenses, los británicos y los soviéticos? Estas autoridades seguramente habrían estado encantadas de acusar a los alemanes de absolutamente cualquier cosa y posiblemente no se habrían mostrado reacias a una pequeña falsificación de las pruebas si fuera necesario. Después de todo, estas mismas autoridades habían estado perfectamente preparadas para seguir acusando a los alemanes de la masacre de más de 4000 polacos en Katyn, un hecho que sabían muy bien que había sido perpetrado por el NKVD soviético. De hecho, los únicos casos en los que hay alguna evidencia de fabricación artificiosa ocurren en la liberación del campo de Majdanek por el ejército rojo, momento en el que las autoridades soviéticas cerraron el sitio durante un mes y luego presentaron al mundo algunas pruebas altamente cuestionables de exterminio masivo de judíos. Una fabricación consciente similar también puede haber tenido lugar en Auschwitz. En cualquier caso, intencionado o no, todo estaba

listo para que la historia despegara; cualquier historia, verdadera o falsa, se difunde fácilmente si hay fabricantes, vendedores ambulantes y creyentes, y esto es aún más cierto si se combinan los tres. El Holocausto tuvo muchos de los tres. Bajando por la cadena de mando encontramos muchos ejemplos en los juicios de Nuremberg, donde los presuntos crímenes de los vencidos fueron formalizados por los vencedores. Los investigadores de Nuremberg, mientras se apalancaban entre las montañas de supuestos testimonios de testigos presenciales, creían que había cámaras de gas mientras se esforzaban por establecer la verdad. Los interrogadores del ejército, mientras golpeaban y golpeaban su camino a través de los desventurados acusados, creían que había cámaras de gas y que simplemente estaban tratando de llegar a la verdad. Los abogados, ya que presentaron documentos altamente cuestionables como pruebas contundentes, creyeron que había cámaras de gas y que solo estaban tratando de llegar a la verdad. Y los supervivientes de las deportaciones, crudos y traumatizados, llenos de sentimientos inimaginables como el odio y la sed de venganza, eran seguramente perfectamente capaces de creer que había cámaras de gas y que solo estaban diciendo la verdad. Después de todo, ¿no estaba toda Europa, incluidos los campos, plagada de informes sobre cámaras de gas y, de todos modos, no las había visto todo y tanto? Y en cuanto a los acusados, muchos inseguros de la verdad ellos mismos y posiblemente ellos mismos totalmente desconcertados por las demandas de exterminio, pueden haber visto en su mejor interés para ir junto con él lo que el tribunal había decidido. Algunos incluso pueden haber encontrado algo de consuelo en su momento de notoriedad de clase mundial mientras montaban la horca y, de todos modos, detener el dolor era motivación suficiente: el confinamiento solitario y la privación del sueño, los azotes, las amenazas a la familia y los seres queridos y las humillaciones constantes, tal vez era más fácil de confesar.
Tampoco necesitamos mucho para persuadirnos de que el liderazgo judío podría haber estado listo y dispuesto a propagar y creer tal historia. Los judíos sufrieron terriblemente bajo el nacionalsocialismo – nadie lo niega, ni revisionista ni no revisionista. Habían sido perseguidos, expulsados y agredidos. Habían sido deportados por la fuerza y encarcelados en brutales campos de trabajo donde miles y miles de personas habían muerto por agotamiento, desnutrición y malos tratos. En el Este muchos judíos habían sido fusilados. Los judíos tenían pocas razones para amar a los alemanes.
Tampoco sería la primera vez que los judíos aceptan y propagan historias, verdaderas, falsas o una mezcla de ambas, de su sufrimiento. El Holocausto es sólo el más reciente, aunque el peor de una serie de calamidades trágicas que han ocurrido en el pueblo judío, y Hitler se sienta bien con el faraón, Amalek, Amán, Tomas de Torquemada y Bogdan Chmielnitski – todos ellos figuras de odio perdurables en el martirologio judío. Tampoco sería la primera vez que los cronistas judíos (o cualquier otro cronista para el caso) han utilizado alguna licencia poética para describir su sufrimiento. El Talmud dice que en el momento de la destrucción del segundo templo – considerado en la historia judía como el único precedente histórico del Holocausto – los romanos mataron a “cuatro mil millones”, la sangre de las víctimas judías era tan grande que se convirtió en una “ola de marea que llevaba rocas al mar”, y manchaba el agua durante cuatro millas. Los cuerpos de los judíos fueron utilizados como ‘postes de cerca’ y los niños judíos fueron “envueltos en sus rollos de la Torá – y quemaron vivos a los 65 millones de ellos”. En un contexto como este, las declaraciones de Elie Wiesel, se vuelven un poco más comprensibles.
No muy lejos de nosotros ardieron llamas de un pozo, llamas gigantescas. Estaban quemando algo. Un camión condujo hasta el pozo y vertió su carga en el pozo. Eran niños pequeños. ¡Bebés! Sí, lo había visto, con mis propios ojos… Niños en llamas (¿es de extrañar, que el sueño me rehúye los ojos desde entonces?). Fuimos allí, también. Algo más adelante, había otro pozo más grande, para adultos. “Padre”, le dije, ” si eso es así, no deseo esperar más. Me lanzaré contra la alambrada de púas electrificada. Eso es mejor que estar en llamas durante horas”. [19]Pero para que una historia de esta magnitud se difundiera, se necesitaban muchos más creyentes, que unos cuantos políticos y soldados demasiado poderosos y miles de sobrevivientes traumatizados y rotos, y, excepto por unos pocos cínicos perspicaces en la cima de los líderes británicos, estadounidenses, soviéticos y judíos, créanlo que lo hicieron. Es cierto que había pocas pruebas contundentes, pero lo que había se podía hacer tan fácilmente para encajar. Después de todo, todo el mundo sabía que los alemanes habían participado en el exterminio masivo intencional de judíos, por lo tanto, el “trato especial” y la “deportación al Este” deben ser eufemismos para el exterminio, y cualquier cámara sellada unida a un crematorio, especialmente si se usa para desinfección por gas, debe haber sido una cámara de gas homicida.
Una vez que se logra el impulso, todo lo que se necesita es un juego extendido de susurros chinos para dar como resultado una narrativa del Holocausto, concebida en el sufrimiento real y terrible de los judíos en tiempos de guerra, retratada como se imagina en los noticieros y los reportajes fotográficos, enmarcada y formalizada en Nuremberg y los juicios posteriores y luego, lo más importante de todo, más tarde convertida en dogma
religioso. Establezca todo esto en el contexto de un mundo occidental obsesionado por los judíos y su propia ambivalencia sobre los judíos y el sufrimiento judío, una población judía traumatizada por su sufrimiento muy real y reciente, una cultura judía inmensamente influyente que coloca el sufrimiento en el centro de su propia identidad, y un liderazgo sionista desesperado por ganarse la simpatía mundial por un estado judío en Palestina, y la idea de tal historia, incluso si es falsa, ganando una aceptación casi universal, realmente no es tan difícil de creer.
Después de todo, la gente una vez creyó que la tierra era plana y se sentó en la espalda de cuatro elefantes montados en una tortuga. Creían que la tierra era el centro del universo y perseguían a los escépticos con el mismo fervor y con casi tanta justificación como lo hacen los revisionistas del Holocausto de hoy. La gente hoy en día cree que JFK fue asesinado por un pistolero solitario con una bala mágica. Creen en la astrología y la adivinación, en las auras corporales y en las experiencias fuera del cuerpo. Creen que los Hijos de Israel fueron guiados en el desierto por una columna de humo de día y de fuego de noche, que Jesús nació de una virgen, murió y resucitó, y que el profeta Mohamed ascendió al cielo después de ver La Meca y Jerusalén. ¡Por qué, incluso creen que Palestina era una tierra sin pueblo para un pueblo sin tierra! Entonces, ¿qué es tan difícil de creer acerca de la matanza planificada y premeditada de seis millones de judíos por métodos industriales modernos, cargados por millones en trenes y llevados a centros de exterminio industrializados donde se les mata a miles a la vez en enormes salas de matanza, sus cuerpos quemados en cenizas y sus huesos molidos en polvo? La gente cree en el cielo y cree en el infierno – así que ¿por qué no el infierno del Holocausto?

P. Eisen. 2004

Próximamente, la tercera parte.

Las Guerras del holocausto I | Las termitas del cielo (wordpress.com)