¡¡¡¡¿¿QUÉ HACER??!!!!

A veces quiero salir a la calle y gritar.Imagen

Cuando se lo digo a algún amigo cercano noto una mirada sarcástica, o si tenemos unas cervezas de más, me dicen que estoy como una cabra. – Soy nacional-socialista.

Pero no soy agresivo, ni planeo ataques a negros, gitanos, rumanos, etc. Soy normal. Pero jamás me dejan acabar una conversación del tema ideales. Ellos creen que estos son los anti-ideales, porque no los tiene. ¿Cuánto trabajo, dinero y quién ha obrado de tal manera que ha quitado-borrado-reseteado las cabezas de tantas personas y tantos países? ¿Y por qué aún así somos legiones en el mundo aunque escondidos en penumbra? ¿Qué podemos hacer? Y no digo que alguien, por conocer nuestros ideales simpatice con ellos, pero siquiera podemos exponerlo al gran público, que fue (no nos olvidemos) a quien iba dirigida la ideología. Y a ella se le ha de dar el mérito que se merece en la Alemania de Hitler.Imagen

Ahora sólo queremos ser: o el típico matón neonazi (que para mí no es nacional-socialista) o el nacional-socialista elitista. Ahí radica el fallo, ¿no os dais cuenta? Para que me entendáis: clase baja y clase alta. Pero el mérito fue de la clase media. También es verdad, que de trabajadores-obreros que aspiraron y llegaron a la clase media. Ese fue también el mérito del NS, el amor al trabajo, y bien remunerado.

¿Qué hacemos compañeros? Si observamos las web, blogs, carteles, pegatinas.  Mismo problema, o muy agresivas o muy elitistas. También me gusta el elitismo trabajado, bien explicado y extenso en los temas. Pero debemos ser esponjas absorbentes de las necesidades de la clase media, de los ciudadanos medios y exponerlos e intentar hacerlos realidad, porque ¿Está muerto el NS ó NR ó como lo queramos llamar?

Si es así yo me voy. ¿Tiene todavía aliento? Me quedo a reanimarlo, pero que ande, no postrado en una cama.

Ánimo camaradas. Imagen

P.D. ¿Veis? Y a modernizarnos, nada de camaradas. Más política y menos saludos. Eso sí, orgulloso de ser NS. Y a trabajar aún en la sombra (pero nos gusta la luz), ya saldremos. Y no asociar tanto la guerra con la política NS, eso nos hace mucho daño y parece que ese era nuestro ideal. Recordemos que fue el país de Judea el que declaró la guerra los alemanes en 1933. La querían, la buscaron y la ganaron y encima nos hacen la cama como si fuéramos nosotros los agresores. ¡¡Qué arte tiene el sionismo en dar la vuelta a las cosas y a los hechos!!                 G.R-M.

ImagenImagen