TORQUEMADA Y LOS CRIPTOVACUNADOS

Todo un símbolo. Mentar a Torquemada seguido del elemento compositivo cripto es todo un lugar de composición, un mundo, biosfera y arquetipo, estratosfera y psicosfera. Una tríada oscura, evolutiva como melanoma que necesita el cuerpo y el sol. El pueblo es la pata que falta, los vacunados.

Torquemada representa al Estado, al más represivo. Juega el papel de “yo soy la ley” aunque no esté escrita y precisamente juega un papel traidor a lo que representa. Esto es no darle voz a los que no se quieren vacunar o inocular con unas sustancias que no están oficialmente aprobadas y siguen en Fase III. No se trata del bien común. De momento no hay bien en esa pócima. De igual forma se podría describir como el mal común, pues de aquí a dos años o más y también ahora, los efectos secundarios serán y son una incógnita, pero lo peor, es que serán. Y se verán. Ya nos dicen que las variantes serán la predicción de otra nueva vacuna, y así ya dicen que habrá una quinta ola. Y todo esto con el supuesto de que el cien por cien de la población se vacune. ¿Cómo es posible esto? Una de dos, no, las dos, no saben aún nada del virus y por tanto la vacuna no puede ser efectiva, de hecho, es que no lo es. Ni lo será. ¿Seguro que hay un virus? La enfermedad existe pero no creada por ese virus o a pesar de el. La medicina sigue con su confusión de sólo llegar al CÓMO pero no al PORQUÉ de las enfermedades. Lo primero da dinero con las enfermedades crónicas, lo segundo cura. Y en lo que estamos siguen con lo mismo. Ya no confío ni en la ciencia ni en la medicina. Confiaré. Torquemada.

El Pueblo está vacunado y se está vacunando. Segunda pata. El Pueblo.

Los criptovacunados son la tercera, la pata quebrada del sistema que dirían los del CÓMO, los del PORQUÉ que lo que está quebrado es el Estado. Si esto fuera un relato sería el grupo más interesante del mismo. Lo oculto y encubierto es atrayente como un brazo inoculado de nanopartículas de grafeno -¿Pero qué estás diciendo tío?- Lo que oyes junlay-. Acordaos que todo lo que se escribe es literatura, no os asustéis. También lo son los escritos científicos. -¿Pero los escritos científicos no son verdad?- Literatura, amigo-. El Estado sabrá evidentemente quien no se ha vacunado, pero de momento, existe la figura del cripto, esto es una persona que pasa por vacunado para poder VIVIR en sociedad y poder trabajar. Y por supuesto con todos sus derechos. Pero es muy triste que se tenga que esconder por ser perseguido por una religión. No tienen voz ni quien los defienda. Los criptovacunados.

Es muy triste, pero Torquemada ha venido en modo sonrisa y no es de, ni para un país concreto. Todos lo conocemos. Mira al mundo a través se una aguja de inyección binaria.

G.R.M.

TORQUEMADA AND THE CRYPTOVACCINES