Las élites occidentales no sobrevivirán al conflicto de Ucrania

En una entrevista reciente, el geopolítico ruso y asesor presidencial durante mucho tiempo Sergei Karaganov hizo una evaluación integral del conflicto de Ucrania y también habló sobre posibles escenarios futuros.

La conversación con el New York Times puede verse como una continuación de una entrevista de abril de 2022 en el semanario británico New Statesman y otra en junio en la revista geopolítica italiana Limes .

Karaganov interpretó la guerra en Ucrania como el resultado de la progresiva “escalada de relaciones” entre la OTAN y Rusia. Dijo que había anticipado el peligro de la guerra mucho antes y advirtió contra ella. Sin embargo, el liderazgo ruso estaba convencido de que el Occidente político pronto se derrumbaría, debido a las debilidades económicas, así como a un declive político y moral general. Básicamente, la nueva Guerra Fría comenzó hace más de una década y, por lo tanto, incluso antes de Euromaidán en Ucrania en 2014.

Las élites occidentales intentaron detener el continuo declive de Ucrania nombrando a Ucrania como una plataforma de lanzamiento destinada a atacar “en el corazón de Rusia”. El conflicto era inevitable desde el punto de vista de Moscú, razón por la cual Rusia tomó la decisión de atacar primero.

La gente ya no confía en sus líderes en Occidente

En vista de las numerosas crisis y la situación desesperada de la élite dirigente occidental, las reacciones de Occidente eran previsibles, según Karaganov. En última instancia, el conflicto militar actual no se trata de Ucrania. Más bien, el conflicto es francamente existencial para las élites occidentales, que están perdiendo cada vez más la confianza de su propio pueblo.

La élite occidental gobernante actual no sobrevivirá a este conflicto, predijo Karaganov. No obstante, la mayoría de los estados occidentales, después de haberse desprendido del “imperialismo liberal globalista” que se les impuso a fines de la década de 1980, sin duda prosperarían nuevamente.

En vista del declive político, económico y moral de Occidente, Rusia haría bien en mantener su distancia durante la próxima década o dos. Sin embargo, después de un cambio parcial de élite en Occidente, es probable que las relaciones vuelvan a la normalidad. De ninguna manera Rusia persigue la decisión suicida de aislarse del resto del mundo. Más bien, el mundo está en proceso de liberarse finalmente de la hegemonía occidental y solo puede beneficiarse de ella al hacerlo.

Cancelar la cultura tiene la culpa

Según Karaganov, el alejamiento internacional de Rusia está estrechamente relacionado con el fenómeno de la llamada “cultura de la cancelación”. La cultura rusa, de hecho todo lo ruso, es víctima de ese fatídico movimiento en Occidente. Sin embargo, este es un problema fundamental de Occidente, que también se ocupa de “cancelar” su propia historia, su propia cultura y la moral y los valores cristianos. En última instancia, sin embargo, la agresiva política occidental también tiene ventajas: ha ayudado a limpiar la sociedad rusa y las élites de los «remanentes de elementos pro-occidentales».

A diferencia de Occidente, Rusia todavía ha sido capaz de preservar la libertad de pensamiento y la discusión intelectual. En cualquier caso, fenómenos como la cultura de cancelación o la “corrección política abrumadora” no se encuentran en la Federación Rusa. Rusia tampoco se está cerrando a sí misma de la cultura europea; por el contrario, seguirá siendo uno de los pocos lugares en el futuro que conserva el tesoro de la cultura europea occidental y sus valores espirituales.

¿Cuáles son los objetivos de Rusia?

Karaganov describe la captura del Donbass y la conquista de todo el sur y el este de Ucrania como el objetivo de guerra mínimo de Rusia. El área que permanece bajo el control de Kiev debe ser políticamente neutralizada y completamente desmilitarizada, agregó.

El liderazgo ruso, dijo Karaganov, se enfrentó a una elección existencial. Si Rusia quiere ver preservado el desarrollo de su “estado orgulloso y soberano”, la batalla actual por un futuro “orden mundial justo y estable” debe continuar.

Por cierto, Ucrania es solo una pequeña parte del declive general del “orden mundial del imperialismo liberal global” impuesto en todo el mundo por Estados Unidos. El mundo avanza actualmente hacia un sistema mucho más justo y libre de multipolaridad y diversidad de civilizaciones y culturas. Uno de los centros del orden mundial venidero surgiría en Eurasia, con Rusia en su papel natural como la «civilización de civilizaciones» y garante del norte del equilibrio global.

En abril de 2022, en una entrevista al diario italiano Corriere della Sera , Karaganov ya había afirmado que “la guerra era inevitable, ellos eran una punta de lanza de la OTAN. Tomamos la muy difícil decisión de atacar primero, antes de que la amenaza se volviera más letal”. Dijo además que la guerra en Ucrania “se utilizará para reestructurar la élite rusa y la sociedad rusa. Se convertirá en una sociedad más militante y nacional, expulsando a los elementos no patrióticos de la élite”.

También dijo que “la desmilitarización significa la destrucción de las fuerzas militares ucranianas, eso está sucediendo y se acelerará. Por supuesto, si se apoya a Ucrania con nuevas armas, eso podría prolongar la agonía. … La guerra saldrá victoriosa, de una forma u otra. Supongo que se logrará la desmilitarización y también habrá desnazificación. Como hicimos en Alemania y en Chechenia. Los ucranianos se volverán mucho más pacíficos y amistosos con nosotros”.

¿Quién es Karaganov?

Sergei Karaganov es considerado uno de los pioneros de la política exterior y de seguridad de Rusia. Durante mucho tiempo ha sido conocido por sus declaraciones provocativas y polarizadoras. Durante más de dos décadas, Karaganov fue un asesor influyente de los presidentes rusos Yeltsin y Putin. Fue cofundador y presidente honorario de la ONG más antigua de Rusia, el Consejo de Política Exterior y de Defensa (CFDP), así como de la importante revista de política exterior Rusia en Asuntos Globales .

El director científico de la facultad de economía mundial y relaciones internacionales de la renombrada Escuela Superior de Economía de la universidad rusa también se ve a sí mismo como el padre espiritual de la orientación de Rusia hacia la región de Asia-Pacífico.

Fuente: https://freewestmedia.com/2022/08/13/western-elites-will-not-survive-the-ukraine-conflict/

PRÓFUGOS Y EXILIADOS

almudenaAlmudena Grandes seguramente haya escrito una gran novela: «Los pacientes del doctor García». El tema es harto interesante y le doy la enhorabuena por su carrera y su último dardo literario que siempre acierta en la diana.

Pero más que ella o a pesar de, debería saber y sabe que el lenguaje es arma de doble filo sobre todo cuando se escribe lo que se quiere escribir, tergiversar y manipular con significados desconocidos para analfabetos funcionales, que a los pesares de estos, son incapaces de detentar esta cualificación por falta de saber que ellos mismos lo son.

Vamos, ¡que es un chollo manipular el lenguaje y encima quedar bien para los demás y, dormir a pierna suelta la autora de dicho disparate!.

Es una cuestión simple, histórica, muy manipulada ya, nada original y de un borreguismo intelectual secular. Eso sí, no se quien es peor, el emisor porque sabe que el receptor asumirá la dispar ocurrencia de la mentira tragada con pan o, el receptor, que come intelectualmente lo que le pongan en el plato y le dicen que es patatas cuando son espinacas pero cree degustar lo primero.los_pacientes

Pero al grano: Para Almudena Grandes exiliado es el perdedor de una guerra que tuvo que huir por razones políticas (Guerra Civil española) y prófugo es el perdedor de una guerra que tuvo que huir por razones políticas (Segunda Guerra Mundial).

Todos tenemos preferencias pero no todos tienen un altavoz para preferir y proferir la verdad, al menos literal, que cuesta poco.

De todas formas le deseo lo mejor a Almudena y sobre todo que siga escribiendo.

G.R-M.

nacionalsocialista