JewSA

A veces, ahora en este tiempo digital, los comentarios en los artículos son una parte inherente del mismo, una especie de receptor espejo que lo transforma en un todo emisor, es decir, es o son parte del artículo en sí mismo.

Este caso es un comentario del artículo El Congreso está desnudo. La ocupación del Capitolio y el populismo post-Trump. De JOHN MORGAN • 8 DE ENERO DE 2021 en http://www.unz.com con Nick Priss Factor:

Sometimes, now in this digital age, comments on articles are an inherent part of it, a kind of bouncing receiver that transforms it into a whole emitter, that is, it is or are part of the article itself.

This case is a comment on the article The Congress Has No Clothes.The Capitol Occupation & Post-Trumpian Populism. From JOHN MORGAN • JANUARY 8, 2021 at http://www.unz.com with Nick Priss Factor:

[ Todos estos expertos en medios de comunicación, demócratas y cuckservatives llamando a la demolición del Estado Profundo de 1/6 una “insurrección” es realmente ROTFL.

Quiero decir, ¿cuáles fueron los cuatro años de la Administración Trump pero insurrección ininterrumpida de judíos, Deep State, Big Media, Big Tech, e instituciones financieras. Sus acciones iban de encubiertas a despreociadas, pero todo lo que hicieron fue socavar y frustrar la Presidencia y la agenda de Trump. Obama, el Estado Profundo y Big Media se confabularon para impulsar el engaño de colusión de Rusia e incluso espiaron la campaña de Trump sobre “pruebas” que sabían que era falsa. Esto fue 100 veces peor que Watergate, pero si eres parte del club de hombres ‘hechos’, puedes salirte con la tuya con cualquier cosa. Los judíos gobiernan, y eso significa que cualquiera que colabore con los judíos está a salvo sin importar lo que haga. Y cuando estos planes conspiratorios y nefastos no funcionaron, los judíos del Estado Profundo prepararon el escándalo de Ucrania. La mayoría de los involucrados eran judíos. Estos judíos trabajaron con elementos “neonazis” en Ucrania para derrocar a un gobierno elegido democráticamente a través de un golpe violento. E instalaron un régimen de marionetas que hizo lo que les dijo a los políticos estadounidenses que, a su vez, están controlados por la mafia judía. Y Joe Biden se entrometió en los asuntos de ese país y socavó su proceso legal, lo cual fue una broma para empezar. Pero Biden es un “hombre hecho” a los ojos de los judíos y el Estado Profundo, así que no importaba lo que hiciera. En Washington, lo que haces importa mucho menos que quien eres. El viejo adagio de “¿Sabes quién soy?” es de lo que se trata esa ciudad: Poder > Principios. Siempre fue así, pero se atemorizó bajo los judíos que ni siquiera tienen el mínimo de honor que las élites de la Avispa alguna vez tuvieron.

Trump, a pesar de ser presidente, no era un “hombre hecho”. No era parte del club. Los judíos le habían permitido hacerse rico en Nueva York y servir como la cara de los magnates inmobiliarios cuando, de hecho, los judíos dominan la industria. Trump fue útil como un juguete goy: Era la idea de la clase trabajadora de lo que se trata de las riquezas. Por lo tanto, los “deplorables” podrían verlo como un multimillonario de celebridades, una historia de super-éxito, pero judíos y élites lo consideraron grosero y crudo. Fue útil cuando jugó el juego, pero intolerable como el mejor, especialmente cuando cabalgó a la victoria en la ola de revuelta populista.

¿Cómo se sintió Trump realmente por su papel como presidente? ¿Dio prioridad a la voluntad de las personas que votaron por él pero no lograron ganar tracción debido a las fuerzas profundamente arraigadas que le rodeaban? No. En vano, narcisista, arrogante e inseguro al mismo tiempo, usó su estatus de vagabundo principalmente para ganar la aprobación de las super-élites y ser aceptado como un “hombre hecho”. Pero eso no iba a suceder. Dijo demasiadas cosas que enfurecieron a los judíos e insultaron al Estado Profundo. ‘America First’ desencadenó a los judíos sobre el “antisemitismo” al estilo de Charles Lindbergh. Los judíos tomaron el “globalismo” como una palabra clave para el Poder Judío. Y al Estado Profundo no le gustaba que le llamaran el “swamp”. En vanidoso y mocoso, a pesar de ser escoria de chelín y criaturas pantanosas, los Deep Staters se consideran los Mejores y los Más Brillantes que están trabajando honorablemente para el imperio.

Ahora, si Trump hubiera ido realmente en contra del Estado Profundo y el globalismo, habría sido condenado como presidente de un solo mandato. Pero iba a ser un presidente de un período sin importar lo que hiciera porque los judíos y el Estado Profundo nunca le perdonarían por su campaña de 2016. Si, al menos, Trump se hubiera aferrado a alguna apariencia de un camino de principios, podría haber perdido con cierta medida de honor y autoestima. Pero incluso cuando se convirtió en presidente meando en el pantano, esperaba ganar la reelección y ser aceptado como un infiltrado y ‘hecho hombre’ lanzando lirios al pantano una vez que se convirtió en presidente. Mira a las criaturas del pantano con las que se rodeó. (Y pensó que estaba ganando a los políticos republicanos a su agenda populista cuando, de hecho, los cucks estaban jugando para ganar votos entre los rubíes. Los políticos republicanos sabían que Trump probablemente duraría cuatro años o, como mucho, ocho, ¿y luego qué? Sin la energía populista sostenida por Trump, la política volverá a lo mismo de costumbre y eso significa atornarte a los judíos en casi todo. Los republicanos necesitaban apoyar a Trump en favor de los votos populistas, pero, a espaldas de Donald, tenían que asegurar a los judíos que sólo estaban jugando y realmente despreciaban a Trump y que trabajarían con judíos tras bambalinas para desbancarlo. La política es “negocio”. Es como Si Sal en EL PADRINO se encienda el Corleones una vez que se da cuenta de que el nuevo caballo fuerte es Barzini. Trump, lleno de sí mismo, pensó que los republicanos y las criaturas del Pantano en su administración estaban de su lado porque sonreían y lo llamaban “Mr. President”, pero todo fue sólo un acto. Sabían que, una vez que Trump se haya ido, el único juego en la ciudad va a ser el poder judío jugando ‘Simon Says’, y la única manera de salvar sus perspectivas a largo plazo era guiñar un guiño a los judíos que “sólo estaba fingiendo estar en el equipo de Trump, pero realmente estaba trabajando contra él todo el tiempo”. Pero entonces, el truco de Trump no era tan diferente del shtick republicano Cuck. Trump usó el populismo para convertirse en presidente para ganarse el respeto de las élites, y los republicanos de Cuck usaron el Trumpismo para ganar votos de la base populista y permanecer en el cargo, mientras buscaban mantener buenas gracias con los todopoderosos judíos.)

Las contradicciones de Trump eran contraproducentes, y el único resultado fue perder con deshonra. No sólo no pudo ganar la aceptación y el respeto del Estado Profundo, sino que también perdió el apoyo de sus partidarios incondicionales. El Estado Profundo lo perseguió desde el primer día, y para retroceder, tuvo que llamar al pantano. Pero al insultar tanto al Estado Profundo, enajenó aún más las instituciones que intentaba cortejar para ganarse el “respeto”. ¿Y qué planeaban obsesivamente los judíos todos los días durante los cuatro largos años? Cómo deshacerse de Trump. Cuando los judíos quieren algo, nunca se dan por venados y siguen royendo como roedores. Cuando lo de Rusia y Ucrania no lo desbancó, Trump pensó que estaba por encima del obstáculo y relajó su guardia. Pero los judíos y el Estado Profundo estaban tramando la mayor insurrección de todos ellos. Hunde la economía y la aprobación de Trump con la histeria de Covid. Entonces, el mayor activo de Trump desapareció en el aire. Y fue manchado como un asesino de todas esas víctimas de Covid. Y la comunidad médica, también dirigida por judíos, jugaba.

Lo que pasa con los judíos es que siempre elegirán el poder sobre los principios. Son jugadores que ven el mundo como un concurso sin fin de los kers y los tontos, y no quieren ser tontos. Los judíos no sentirían así si los goyim fueran más inteligentes que los judíos, pero los judíos se sienten más inteligentes y creen que pueden correr círculos alrededor de dimwit goyim. Los judíos piensan: “¿Por qué debemos ser gobernados por los mismos principios que se aplican al goyim inferior?” Por lo tanto, su principal prioridad es mantener la supremacía sobre el goyim inferior. Los judíos ven a los goyim como adultos miran a los niños. Los adultos quieren autoridad sobre los niños, no la igualdad con ellos. Y en cierto modo, podemos entender de dónde vienen los judíos porque los goyim son tan tontos. Son tontos como el idiota en TOMAR EL DINERO Y CORRER que azota la sombra en lugar del prisionero.

Goyim debe ser inferior porque chupan totalmente a los judíos como perros. Cuando miras a los judíos y al goyim en los EE.UU., la relación es de amo y perro. El deseo más íntimo del dogoy es obtener la aprobación del maestro, y este sentimiento es común incluso entre la derecha disidente que mencionará el JQ pero orará por el día en que los judíos superiores vendrán al lado blanco.

De todos modos, cuando los actos insurrecciones del Estado Profundo contra Trump fracasaron, los judíos hicieron todas las paradas con disturbios de Covid-Hysteria y BLM. Los judíos, temerosos de que la economía de Trump y su estilo exagerador pudieran ganarse a un número récord de negros en las elecciones de 2020, decidieron ser un cerdo entero para deificar a los negros como santos. Así, con la aprobación total de judíos, Estado Profundo, Cucks Militares, alcaldes de la Gran Ciudad y los medios de comunicación dirigidos por judíos, se permitió a los negros correr salvajes, disturbios, violaciones y botín. Los negros podían hacer todo eso, pero la narrativa era “en su mayoría manifestantes pacíficos” están luchando contra el “racismo sistémico”.
Los judíos, que habían estado presionando a Globo-Homo para eclipsar problemas negros, usando la gentrificación y la Sección 8 para eliminar a los negros de las ciudades, aplicando políticas de leyes y orden más duras para encerrar a criminales negros, y favoreciendo a los inmigrantes sobre los negros, de repente todos sobre los NEGROS para convencerlos de que se mantuvieran con el Partido Demócrata. No importaba que BLM y Antifa estuvieran quemando ciudades, saqueando e incluso creando estragos totales en Washington D.C., muchas partes de las cuales estaban en llamas. Y cuando Trump pidió a los militares estadounidenses que intensificaran y hicieran algo, los altos mandos, en sintonía con el Estado Profundo y sus maestros judíos, rechazaron al presidente y no hicieron nada. Si esto no fue una insurrección desde dentro y sin, no sé qué es.

Y, estaban los medios de comunicación judíos y los Pollsters de los partidarios de Trump, diciéndoles que se quedaran en casa y no votaran porque Biden está liderando las encuestas por 10-15 puntos. Y luego la elección en sí fue masivamente fraudulenta. Tal vez, Biden realmente venció a Trump, pero ¿cómo podríamos saber con certeza cuándo ocurrieron tantas cosas divertidas e irregularidades? Y por supuesto, los medios de comunicación acaban de ir de acuerdo con la Gran Mentira. Si hubiera sido al revés con casos totalmente flagrantes de fraude electoral llevados a cabo por los republicanos, por supuesto el FBI, el estado profundo y los grandes medios habrían hecho todo lo posible para investigar cada queja. Imagínate si un condado blanco intimidara y echara a los observadores negros de las encuestas. Habría sido un escándalo nacional. Y, por supuesto, la Covid-Hysteria puso las bases para el fraude masivo por correo. Todos estos eran actos de insurrección, pero fueron hechos por ‘hombres hechos’ y sus esbirros. Al final, no es lo que haces, sino quién eres. Pero entonces, el Pen y Trump nunca hicieron frente al hecho de que los judíos son los “hombres hechos” más toppermost de Estados Unidos. De hecho, incluso después de las elecciones, ¿qué hizo Trump sino perdonar a algunas de las peores basuras judías? Es todo tan vergonzoso.

En cualquier caso, en lo que se refiere a la Narrativa Oficial, la insurrección del Estado Profundo no era una insurrección porque fue hecha por expertos, “expertos”, las élites, los judíos en la parte superior y los negros en la parte inferior. Es como si nunca fuera terrorismo cuando Estados Unidos, Israel o sauditas lo hacen. Pero si una nación como Irán utiliza la contra-violencia contra la violencia entre Estados Unidos e Israel, eso es “terrorismo”. Cada vez que agentes israelíes asesinan a alguien en Irán con ataques con bombas, observe que el New York Times pone el “terrorismo” entre comillas. Pero si árabes o musulmanes hacen estallar judíos, eso está bien. Todo asunto de quién/quién que

qué/no. Si eres parte del club ‘hecho’, lo que sea que hagas está bien. Así que Biden podría entrometerse en los asuntos de Ucrania. Pero si eres odiado por el club, incluso tus nobles actos son “traiciones”. Pero, ¿qué es la lealtad y la traición en un país donde la mayoría de los políticos-putas hacen poco más que chupar a los judíos supremacistas globalistas cuya única preocupación real es el poder tribal? Los judíos piensan así: El poder es #1. El juego es #2. El principio es #3. Como el poder es lo primero, los judíos cambiarán el juego para ganar. Vimos eso en 2020 con nuevas reglas electorales que hacían mucho más fácil hacer trampa. A los judíos les encanta el juego porque la victoria inteligente sobre los tontos. Es como si el ajedrez fuera un juego de ingenio que favorece a los inteligentes. Como los judíos saben que son más inteligentes, les encanta jugar el juego y ganar. Pero, ¿son buenos perdedores en ocasiones en las que pierden, como en 2016? No, son los perdedores más amables y van a cambiar las reglas del juego para ganar. Después de haber perdido el juego de Poker ante Trump en 2016, los judíos tenían muchas cartas en la manga en 2020. Los judíos recurren a los principios como tercera opción. Así que, cuando los judíos no estaban en la cima, fingían ser por la libertad de expresión y los derechos constitucionales. Los judíos de la ACLU apestaba mucho a la libertad, incluso defendiendo el discurso de los nazis y el KKK. Pero míralos ahora. Están totalmente bien con Big Tech silenciando a todo el mundo y hacer la vista gorda a la supresión de BDS. Con los judíos, pierdes.

Cuando los judíos difunden mentiras, es “libertad de prensa”. Aparentemente, las “noticias falsas” son difundidas sólo por la gente que los judíos odian. Cuando los judíos propagan el terror y logran golpes de estado en todo el mundo, es para “democracia liberal” o “derechos humanos”. Pero cuando los gobiernos nacionales se oponen al globohegemonismo judío, son “autocracias”. Según los judíos, los verdaderos valores europeos se trata de abrir el continente a Africa, Asia y Oriente Medio para que los “nuevos europeos” reemplacen a los “europeos racistas blancos” que no tienen derecho a identidad y cultura. Por lo tanto, la única manera adecuada para que un europeo sea un buen “europeo” es entregar su derecho de nacimiento, historia y territorio. Al igual que Barbara Specter dijo la horrible sionista: “Europa no puede sobrevivir” a menos que aprenda a dar la bienvenida al Gran Reemplazo. Pero entonces, los goyim blancos son tan tontos como para caer en esto. Si un sueco en Israel le dijera a los judíos que Israel no puede sobrevivir a menos que los judíos acojon a toneladas de africanos, hindúes, chinos y musulmanes como “nuevos israelíes”, los judíos se reirían de él. Pero el goyim blanco, tan idólatramente adorado por los judíos, escucha con un suspiro abanimado a la “sabiduría judía”, que en realidad es mentiras judías para debilitar y controlar los dominios goy a través de la estrategia de división y gobierno. Los judíos son ttingy con el poder. Cuando los judíos dan consejos a los goyim, no es enseñar a los goyim a ser más exitosos y más independientes, sino a ser más débiles y más dependientes de los judíos. ¿Qué pueblo y nación desde el final de la Guerra Fría se han beneficiado de recibir consejos de los judíos? ¿Qué pasó con Rusia en los años 90? ¿Cuál es el Plan Judío para Hungría?

Pero entonces, los blancos van de la mano con el status quo sin nombrar al judío. Apuesto a que incluso los “insurrectos” el 6 de enero creen que China, Irán, Rusia o Venezuela fueron los principales culpables del fraude electoral cuando, de hecho, fue EL JEWS. La gente tan tonta, delirante o desdiñada no ganará. Las grandes cosas deben crecer desde una base sólida. Esta es la razón por la que no se plantan semillas en rocas y guijarros o en el océano. Los planta en el suelo con mucha humedad y luz solar. No nombrar al judío es como plantar semillas en el desierto. Sidney Powell puede culpar a Venezuela, Linh Wood puede culpar a China, el general Flynn puede culpar a Irán, y los deplorables pueden culpar a la “izquierda”, pero son los judíos. (Si la verdadera izquierda está a cargo, ¿cómo es que BDS es suprimido por todos los lados? BdS se asocia generalmente con la izquierda, ya que pide JUSTICIA IGUAL para judíos y palestinos que siempre favorecer a los judíos uber palestinos. Si la izquierda real domina América, BDS estaría protegido por la Constitución. Pero apenas hay una izquierda real en los EE.UU. que esté controlada por judíos. La idolatría del Poder Judío, no la ideología de los principios izquierdistas, es el único manual real en la tierra.)
El árbol de la verdad y el poder crecerá y dará frutos para los blancos SOLO SI los blancos identifican y exponen a los judíos como las élites gobernantes de América. Cuando la gente se da cuenta de este conocimiento, todas las razas e ideologías mirarán hacia los judíos en cuanto a por qué está sucediendo lo que está sucediendo. Es peor para los blancos no nombrar al judío porque los judíos están 24/7 en nombrar a los blancos o ‘supremacismo blanco’ o ‘racismo sistémico’ (por el cual los blancos están hechos para soportar el 99% de la culpa) como la causa de todos los problemas.
Es como si los blancos estuvieran atrapados en un juego de slapper invisible. Un hombre sigue siendo abofeteado pero no ve quién lo está abofeteando. Por lo tanto, culpa a otros sin identificar nunca quién está realmente poniendo su cara en rojo. Y así, la bofetada continúa y continúa, y el tonto abofeteado pierde la cabeza y elige peleas con aquellos que no lo están abofeteando. Pero entonces, incluso los blancos que sí saben que los judíos los están abofeteando giran la otra mejilla porque si alguna vez se quejan, se les pone latón en la cara. Por supuesto, los judíos tienen aliados, y estos socios en el crimen tienen el blanco para que el judío abofetee. Pero la mentalidad blanca actual es culpar a los que lo sostienen sin mencionar nunca al que lo está abofeteando. Hablar duro sin hablar honestamente es realmente inútil. Mira a Linh Wood hablando duro pero sin nombrar al judío. Inútil. ]

https://www.bitchute.com/embed/Mq0gchHajYps/

The Congress Has No Clothes, by John Morgan – The Unz Review

Biden aún no está inaugurado y el “establishment” ya está fomentando la guerra civil

PAUL CRAIG ROBERTS • JANUARY 9, 2021

Trump fue demonizado antes de ser inaugurado. Fue demonizado porque fue percibido correctamente por el Establecimiento como una amenaza para el Establecimiento. La elección de Trump sorprendió al Establecimiento. El Establecimiento pensó que el control del Establecimiento sobre los medios de comunicación garantizaba su poder y se sorprendió al darse cuenta de que suficientes votantes estadounidenses vieron a través de sus mentiras y propaganda para elegir a una figura que no era de establecimiento.

El mundo no entiende que el Establecimiento Americano tenga una organización de propaganda que averguenza a la reunida por Joseph Goebbels. Los medios estadounidenses, nunca muy independientes, perdieron toda apariencia de independencia durante el régimen de Clinton cuando el 90% de los medios estadounidenses se concentró en seis manos y se convirtió en una herramienta completamente obediente del Establecimiento. Cualquiera que dude de esto debe explicar por qué en cada tema los preprimidos hablan con una sola voz, que nunca es la voz del pueblo.

Es extraordinario que alguien pudiera haber caído en la línea del Establecimiento que Trump conspiró con Putin para robarle las elecciones a Hillary, pero muchos lo hicieron. El Establecimiento no podía permitir la comprensión de que el Establecimiento Americano había sido rechazado por el pueblo estadounidense en las elecciones de 2016. Usando la CIA y el FBI, el Establecimiento se puso a trabajar en Trump. Sus cuatro años enteros fueron utilizados en la lucha orquestada Russiagate investigaciones y un impeachment orquestado. La mayoría de la gente en el mundo no sabe nada más de estos cuatro años que los titulares de la prensata de prensa estadounidense les dijeron.

En la Unión Soviética, el control estatal policial de Stalin le permitió incriminar al líder bolchevique Nikolai Bukharin como espía capitalista. En la democracia estadounidense, el Establecimiento ha sido capaz en la vista de robar la reelección de Trump y ahora lo está acusando de insurreccionista. El poder de este establecimiento es tan grande que los republicanos se han marchitado y se arrodillan ante el Establecimiento para protegerse. Los designados de Trump están dimitiendo y corriendo por sus vidas y reputación.

El complejo militar/de seguridad que utiliza el DNC y los medios de comunicación ha sido capaz de hacer lo que Stalin hizo: eliminar a la oposición.

El Establecimiento ha presentado ahora llamamientos a represalias contra senadores y representantes estadounidenses que apoyaron el intento de Trump de que se examinaran las pruebas de fraude electoral. He visto presentaciones de las pruebas de profesionales no partidistas, y la evidencia de fraude electoral es abrumadora. Sin embargo, se ha mantenido un profundo seis sin ser examinado nunca. En lugar de examinar, desde el primer día los preabasteces, ninguno de los cuales miraba las pruebas, repitieron sin cesar que no había pruebas. Trump, y no la elección robada, fue culpada por desacreditar la democracia estadounidense.

El Establecimiento Americano no ha terminado con Trump y sus partidarios. Las campañas de propaganda contra ellos bien podrían terminar en pruebas de espectáculos.

Facebook, Twitter y YouTube, al igual que los medios impresos y de televisión y NPR, se emplean para cerrar las explicaciones no de establecimiento. En consecuencia, nuevas organizaciones de medios sociales, como Parler han surgido como foros sin censura. A juzgar por la información enviada a Mark Crispin Miller y publicada en Notes from Underground (https://markcrispinmiller.com), Parler está ahora bajo ataque: “BREAKING – Apple ha dado #Parler un ULTIMATUM de 24 HORAS para implementar un “plan de moderación” o está siendo limpiado de la tienda de aplicaciones.” Si esto aún no ha pasado, lo hará. “Moderación”, por supuesto, significa el cumplimiento de los deseos del Establecimiento.

Los estadounidenses y los pueblos occidentales en general son personas muy insouciantes. El Establecimiento ha utilizado la Política de Identidad para desunirse a blancos, negros, hispanos, asiáticos, hombres y mujeres. Una población en guerra consigo misma no tiene perspectivas de enfrentarse al Establecimiento que ejerce el poder en su interés independientemente de los intereses del pueblo. En tal sistema, la democracia no es más que una cobertura para el gobierno oligárquico. Nadie está permitido en cargos públicos que no sea un servidor del Establecimiento. Todos los que de alguna manera lleguen allí son eliminados. La redistritación se utilizó para librar al Establecimiento de Dennis Kucinich. Ron Paul fue eliminado por el RNC por “una campaña sistemática de fraude electoral en las convenciones estatales” de acuerdo con una demanda en un tribunal federal de distrito. Si estos métodos de eliminación no están disponibles, las mujeres son sacadas para alegar acoso sexual o corrupción o enmarcamientos de impuestos se utilizan. Aquellos que no van de acuerdo con el Establecimiento no tienen una carrera. Esto también es cierto en el empleo corporativo y las universidades.

El miedo y la demonización son poderosas armas de establecimiento. La verdad y el logro humano de la libertad civil son sus víctimas.

Biden declara la guerra a los votantes de Trump

La guerra de Biden (el Establishment) contra el terrorismo interno es una guerra contra los deplorables de Trump. Como te dije, los americanos blancos normales están en ello. Aquí está Glenn Greenwald para contarle al respecto:

https://www.rt.com/usa/511976-greenwald-capitol-terror-crackdown/

Con la censura unilateral de un presidente estadounidense en funciones, Big Tech ha demostrado que es más poderoso que cualquier gobierno:

https://www.rt.com/op-ed/511958-social-media-politicians-censorship-riots/

Pelosi consulta con latón militar sobre cómo mantener nuclear CODES fuera de las manos de Trump:

https://www.rt.com/usa/511975-trump-departure-nuclear-riot-pelosi/

¿Matar al unificador? El presidente electo compara a Cruz, Hawley con el propagandista nazi Goebbels, dice que comparten la culpa de incitar a la violencia:

https://www.rt.com/usa/511984-biden-unity-goebbels-cruz/

Los demócratas de la Cámara de Estado filtran el borrador de Trump IMPEACHMENT para “incitar a la insurrección”:

https://www.rt.com/usa/511982-trump-insurrection-impeachement-draft-leaked/

Biden Is Not Yet Inaugurated and the Establishment Is Already Fomenting Civil War, by Paul Craig Roberts – The Unz Review

BIDEN / ISRAEL ATACARÁ A IRÁN

Papá, ¿Qué es un neocon? Un neocon es Israel. Pero Biden es demócrata. Hijo, Israel está en todos lados, arriba, abajo, a la derecha y a la izquierda. ¿Es como dios? O como el diablo.

Si leen el título, no pone “atacarán”, pues en política exterior en general y en Oriente Medio en particular, Israel tiene secuestrado a Estados Unidos. ¿Y con Trump? bueno, Donald es de los que sólo se deja atar una mano que no es poco para Israel, pero era un presidente impredecible, muy personalista. En cambio los demócratas están atados por las dos manos por Israel y Biden es la palma de sus extremidades.

Los tentáculos judíos en la Casa Blanca son como las columnas de esta, nunca se van, cambian los presidentes pero ellos siguen allí. Da igual el nombre, la ideología, la escuela de donde vengan. Incluso están pero no se ven, como el otro Donald, Rumsfeld o Cheney. ¿Trabajaban para Israel? ¿Eran espías, traidores? No, como he dicho antes no son ni lo uno ni lo otro, pues son lo mismo. Los únicos traicionados son los estadounidenses, el pueblo americano.

Si no tienes apoyo judío, jamás serás presidente de los EE.UU., a veces te quitan de en medio, por varios medios, pero te quitan. A veces no han necesitado la ayuda necesaria que ellos hubieran querido darte, como Trump, que quizás sólo necesitó una ayuda del 60%, poca cosa comparada con Biden, que puede estar alrededor de un 80% y si el otro 20% saben, que lo saben con quien se andan, es como si estuviera amarrado a cien candelabros de siete brazos. Para dos manos, es mucho peso.

Volvamos al principio del principio. La mayoría de los judíos o sus familiares, se han cambiado el apellido. Esta vez también. Israel se apellida ahora Biden que hará el trabajo sucio y como siempre, los judíos ganarán la guerra que la llamarán derrota, por eso de despistar.

Israel ha conseguido que Irak, Libia y Siria sean estados fallidos, eran sus principales enemigos. Son tal sus tentáculos que luchan otros por ellos. Corea del Norte es un teatro para el americano medio. Queda Irán. Y será Biden quien ataque y otros quien pierdan. Siempre igual, los judíos ganaron la Segunda Guerra Mundial. Todos los demás la perdieron, todos, solo que unos a corto plazo y otros a largo en el tiempo, de miles de formas y sombras de deudas que imanan del oro.

G.R.M.

BIDEN / ISRAEL WILL ATTACK IRAN

Dad, what is a neocon? A neocon is Israel. But Biden is a Democrat. Son, Israel is everywhere, above, below, to the right and to the left. Is it like god? Or like the devil.

If you read the title, it does not say “they will attack”, because in foreign policy in general and in the Middle East in particular, Israel has kidnapped the United States. And with Trump? Well, Donald is one of those who only allows himself to be tied a hand which is not a small thing for Israel, but he was an unpredictable president, very personalistic. Instead the Democrats are tied by both hands by Israel and Biden is the palm of his limbs.

The Jewish tentacles in the White House are like the columns of this, they never leave, the presidents change but they are still there. No matter the name, the ideology, the school they come from. They are even there but not seen, like the other Donald, Rumsfeld or Cheney. Did they work for Israel? Were they spies, traitors? No, as I said before, they are neither one nor the other, they are the same. The only ones betrayed are the Americans, the American people.

If you don’t have Jewish support, you will never be president of the USA, sometimes they take you out of the way, by various means, but they take you away. Sometimes they have not needed the necessary help that they would have wanted to give you, like Trump, who perhaps only needed 60% help, little compared to Biden, who can be around 80% and if the other 20% know, what They know who they hang out with, it is as if he were tied to a hundred seven-branched chandeliers. For two hands, it is a lot of weight.

Let’s go back to the beginning of the beginning. Most of the Jews or their relatives have changed their surnames. This time too. Israel is now called Biden who will do the dirty work and as always, the Jews will win the war that they will call defeat, for that reason to mislead.

Israel has made Iraq, Libya and Syria failed states, they were its main enemies. Their tentacles are such that others fight for them. North Korea is a theater for the average American. Iran remains. And it will be Biden who attacks and others who lose. Always the same, the Jews won the Second World War. All the others lost it, all, only some in the short term and others in the long term, of thousands of forms and shades of debt that magnetize gold.

Los votos de Joe Biden violan la Ley de Benford

O dicho de otra manera, la ley y las estadísticas de Benford demuestran (o como mínimo, digamos, es bastante sospechoso) que Trump ganó las elecciones de 2020.

En los tres casos, los datos de Biden infringen la curva normal (puntos rojos). Los datos de Trump parecen estar bien.

Ex funcionarios “bipartidistas” de Washington insertos en el mundo privado revelaron su plan para desatar el caos si Trump gana las elecciones.

Un grupo de republicanos neoconservadores “bipartidistas” y demócratas del establishment han “simulado” múltiples escenarios de catástrofe para la elección de 2020, incluyendo una simulación en donde una clara victoria del titular provoca medidas “sin precedentes”, la cual podría ser tomada por la campaña de Biden para frustrar una nueva llegada al poder de Trump.

Por Whitney Webb 

Un grupo conformado por exfuncionarios de Gobierno insertos en el mundo privado del Partido Demócrata, por exfuncionarios de la era de Obama y Clinton y también por una facción de republicanos neoconservadores del movimiento “Nunca Trump” han realizado, durante los últimos meses, simulaciones y “juegos de guerra” sobre los diferentes escenarios apocalípticos de la elección de 2020. 

Según varios informes de los medios sobre el grupo, llamado Proyecto de Integridad en la Transición” (TIP, por su sigla en inglés), justifican estos ejercicios como una preparación específica para un escenario donde el presidente Trump pierde la elección del 2020 y se niega a dejar el poder, lo que causaría una posible crisis constitucional. Sin embargo, según documentos propios del TIP, incluso sus simulaciones que implican una “victoria clara”  para Trump en la próxima elección podrían causar una crisis constitucional, tal como predijeron la campaña de Biden, la cual haría movimientos atrevidos para asegurar la presidencia, sin importar el resultado de la elección.  

Esto es particularmente alarmante, dado que TIP tiene vínculos importantes con el gobierno de Obama, en donde Biden fue vicepresidente, así como con varios grupos que están fuertemente a favor de Biden, además de su campaña misma. En efecto, el hecho de que un grupo de exfuncionarios de gobierno insertos en el mundo privado que apoyan abiertamente a Biden hayan creado escenarios para posibles resultados electorales y sus consecuencias, todos terminando en Biden llegando a la presidencia o en una crisis constitucional, indica que fuerzas poderosas que influencian a la campaña del candidato demócrata lo impulsan a negarse de conceder la elección, incluso si la pierde.

Por supuesto, esto debilita gravemente la afirmación de TIP de garantizar la “integridad” en el proceso de transición presidencial y en cambio, indica que el grupo planea abiertamente la manera de asegurar que Trump deje la presidencia sin importar el resultado o la forma de fabricar la propia crisis constitucional que el grupo dice prevenir a través de sus simulaciones. 

Dichas preocupaciones se amplían por las recientes afirmaciones hechas por la candidata presidencial del 2016 del Partido Demócrata y ex secretaria de Estado del gobierno de Obama, Hillary Clinton, que dicen que Biden “no debe ceder bajo ninguna circunstancia”. “Creo que esto se prolongará, y creo que ,eventualmente, él ganará si no cedemos ni un centímetro, y si es que estamos igual de concentrados e implacables que el otro lado”, indicó Clinton en una entrevista con Showtime en septiembre.  El resultado de las simulaciones del TIP ha hecho un eco importante a las afirmaciones de Clinton de que Biden “eventualmente” ganará si el proceso para determinar el resultado de las elecciones se “prolonga”.

Los juegos de guerra unipartidistas

Los miembros del TIP se reunieron en junio para realizar cuatro “juegos de guerra” que simularon unas oscuras 11 semanas entre el día de la elección y la investidura presidencial en las cuales “Trump y sus aliados republicanos usaron todos los aparatos del gobierno, como el Servicio Postal, legisladores del Estado, el Departamento de Justicia, agentes federales y los militares, para mantenerse en el poder y los demócratas se tomaron las cortes y las calles para tratar de detenerlos”, según un informe de The Boston Globe.Sin embargo, una de estas simulaciones que examinó lo que podría ocurrir entre el día de la elección y el día de la investidura presidencial si Trump obtiene una “victoria clara”, mostró que el TIP no solamente simuló como los republicanos pueden usar todo lo que tengan a su disposición para “mantenerse en el poder”, también simuló cómo los demócratas podrían hacer lo mismo si no ganan la elección del 2020.

Si bien, algunos medios de comunicación principalmente de derecha, como este artículo de The National Pulse, señalaron que las simulaciones del TIP involucran a la campaña de Biden negándose a ceder, el documento del TIP sobre las maniobras reveló que se tomarán acciones específicas por parte de la campaña de Biden luego de que la campaña de Trump obtuviese una “victoria clara”. Como no es de extrañar, estas acciones podrían agravar las tensiones políticas actuales en los Estados Unidos, un resultado final que el TIP afirma que ellos fueron creados para evitarlo, lo que debilita la justificación oficial para sus simulaciones, junto con la razón oficial para la existencia del grupo.

En el escenario del TIP que muestra una victoria clara de Trump (véase la página 17), Joe Biden, dirigido en el juego de guerra por John Podesta, el director de la campaña del 2016 de Hilary Clinton, se retractó de su concesión de la noche de las elecciones y posteriormente convenció a “tres estados con gobernadores demócratas (Carolina del Norte, Wisconsin y Michigan) para que pidieran recuentos” Luego, los gobernadores de Wisconsin y Michigan “envió listas separadas de electores para contrarrestar a los enviados por la legislatura estatal” al Colegio Electoral, en donde Trump había ganado, en un intento de debilitar, si no evitar, esa victoria.

Luego, “la campaña de Biden alentó a los estados del oeste, particularmente a California, pero también a Oregon y Washington, que colectivamente se conocen como “Cascadia”, a separarse de la Unión a menos que los republicanos del Congreso accedieran a hacer un conjunto de reformas estructurales. (de una manera enfática)”. Posteriormente “aconsejado por el ex presidente Obama”, la campaña de Biden estableció esas “reformas” de la siguiente manera:

  1. Otorgar condición de Estado a Washington, DC y Puerto Rico.
  2. Dividir a California en cinco estados “para representarlos en el Senado de una manera mucho más fiel a su población.
  3. Exigir que los jueces de la Corte Suprema se jubilen a los 70.
  4. Eliminar el Colegio Electoral

En otras palabras, éstas “reformas estructurales” implican la creación de lo que esencialmente equivale a tener a Estados Unidos compuesto por 56 estados, con los nuevos estados establecidos para asegurar una mayoría continua para los demócratas, ya que sólo las áreas con una mayoría demócrata (DC, Puerto Rico y California) reciben la estatidad. Destacadamente, en otros escenarios donde Biden gana el Colegio Electoral, los demócratas no apoyaron su eliminación. 

También es destacado el hecho de que, en esta simulación, el TIP culpó a la campaña de Trump por la decisión de los demócratas por haber tomado “acciones provocativas y sin precedentes” expuestas anteriormente, al afirmar que tal campaña había “creado las condiciones para forzar a que la campaña de Biden” tome estas acciones al hacer ciertas cosas, como dar “una entrevista” a The Intercept en donde Trump indicó que el habría perdido la elección si es que Bernie Sanders hubiese sido nominado” como candidato presidencial demócrata, en vez de Biden.  

El TIP también afirmó que la campaña de Trump buscaría pintar estas “acciones provocativas y sin precedentes” como “un intento de los demócratas de intentar orquestar un golpe de estado ilegal”, a pesar de que eso es esencialmente lo que implican todas estas acciones. De hecho, otras simulaciones en donde la campaña de Trump se comportó en esta línea, la retórica del TIP sobre esta categoría de acciones extremas es claramente diferente.

Sin embargo, las acciones simuladas de la campaña de Biden en este escenario no terminaron allí. Posteriormente la campaña de Biden “provocó un colapso en la sesión conjunta del Congreso (el 6 de enero) al lograr que la Cámara de Representantes acordara otorgarle la presidencia a Biden”, y agregó que esto se” basó en las presentaciones alternativas con apoyo a Biden enviada a los gobernadores que apoyan al ex vicepresidente. Obviamente, el Partido Republicano no consintió e indicó que Trump había ganado la elección a través de su victoria en el Colegio Electoral. En la simulación de la “victoria clara de Trump” terminó con ningún presidente electo para la investidura del 20 de enero, con el TIP indicando que “no está claro lo que harían los militares en esta situación”. 

Por supuesto que algunos miembros de TIP, incluyendo a la cofundadora Rosa Brooks, ex-consejera del Pentágono en la era de Obama y actual miembro del think tank “New America”, tienen su preferencia en “que harían los militares en esta situación.” Por ejemplo, Brooks,  escribiendo 2 semanas después de la investidura de Trump del año 2017, explicó en Foreign Policy que “un golpe militar o al menos una negación de ciertas órdenes de parte de los militares” fue una de las cuatro posibilidades de remover a Trump del mandato previa a la elección del 2020.

¿Quién está detrás del TIP?

El TIP se creó a fines del año 2019 supuestamente “debido a la preocupación de que la Administración de Trump pueda manipular, ignorar, debilitar o interrumpir las elecciones presidenciales del 2020 y su proceso de transición.  Fue cofundado por Rosa Brooks junto con Nils Gilman y su actual directora es Zoe Hudson.  Brooks, como se mencionó previamente, fue consejera para el Pentágono y para el Departamento de Estado dirigido por Hilary Clinton durante el gobierno de Obama. Rosa también formó parte del consejo general del presidente del Instituto Open Society (OSF, por su sigla en inglés), una organización polémica financiada por el multimillonario George Soros. Zoe Hudson, directora del TIP, también es una figura importante en el OSF desempeñándose como analista política superior y enlace entre las fundaciones y el gobierno de los Estados Unidos por 11 años.

Los vínculos del OSF con el TIP son una bandera roja por un número de razones, concretamente debido al hecho de que el OSF y otras organizaciones financiadas por Soros tuvieron un rol fundamental en fomentar las llamadas “revoluciones de colores” para derrocar a gobiernos no alineados, particularmente durante el gobierno de Obama. Ejemplos de vínculos del OSF con todas estas “revoluciones” fabricadas, incluyendo la de Ucrania en el 2014y la “Primeravera Arabe,” que empezó el año 2011 y vio a varios gobiernos en el Medio Oriente y África del Norte que eran problemáticos para los intereses occidentales convenientemente quitados del poder.  

Unos correos filtrados posteriormente revelaron los estrechos vínculos entre Soros y la ex-secretaria de Estado Hilary Clinton, incluyendo un correo electrónico en el que Soros dirigió la política de Clinton al respecto de los disturbios en Albania, diciéndole que “se necesitan hacer dos cosas urgentemente” que eran “hacer que todo el peso de la comunidad internacional recaiga sobre el primer ministro Berisha” y “nombrar a un alto funcionario europeo como mediador”. Ambas tareas “urgentes” fueron perpetradas posteriormente por Clinton, posiblemente, a petición de Soros.

Además de sus vínculos con el gobierno de Obama y el OSF, Brooks es actualmente una académica en el  Instituto de Guerra Moderna de la Academia Militar de West Point, en donde se enfoca en “la relación entre los militares y la política interna” y también en el Programa de Innovación y Liderazgo de la Universidad de Georgetown. Actualmente ella es un actor clave en el empuje liderado por OSF para “capitalizar” los llamados legítimos de la reforma policial para justificar la creación de una policía federalizada con el pretexto de retirar fondos o eliminar departamentos de policía locales. El interés de Brooks por la “difusa línea” entre los militares y la policía es importante dado por su defensa pasada hacia un golpe militar para remover a Trump del mandato y la conclusión posterior del TIP que los militares “podrían” intervenir si Trump logra ganar la elección del 2020, según los “juegos de guerra” del grupo descritos con anterioridad.

Brooks también es una alta miembro del think tank New America. La declaración de misión de New America señala que la organización está enfocada en “enfrentar de forma honesta los desafíos causados por el rápido cambio tecnológico y social, y aprovechar las oportunidades que esos cambios crean”. Está financiado en gran parte por multimillonarios de Silicon Valley, incluidos Bill Gates (Microsoft), Eric Schmidt (Google), Reid Hoffman (LinkedIn), Jeffrey Skoll y Pierre Omidyar (eBay). Además, ha recibido millones directamente del Departamento de Estado de los EE. UU. para investigar la “clasificación de los derechos digitales”. En particular, de estos patrocinadores, Reid Hoffman fue sorprendido “entrometiéndose” en las primarias demócratas más recientes para debilitar la candidatura de Bernie Sanders durante el Caucus de Iowa y mientras otros, como Eric Schmidt y Pierre Omidyar, son conocidos por sus estrechos vínculos con la familia Clinton e incluso por vínculos con la campaña de Hillary Clinton en 2016.

Los nunca trumpistas

Además de Brooks, el otro cofundador de TIP es Nils Gilman, quien es el actual vicepresidente de proyectos del Instituto Berggruen y que antes trabajó para Salesforce, una importante empresa contratista gubernamental y de tecnología. Gilman está particularmente enfocado en la inteligencia artificial y el transhumanismo. De hecho, hace poco le dijo al New York Times que su trabajo en el Instituto Berggruen se centra en “construir [unas] redes transnacionales de filósofos + tecnólogos + políticos + artistas que están pensando en cómo las IA y la edición de genes están transfigurando lo que significa ser un humano”. Nicholas Berggruen, quien le da su nombre al Instituto Berggruen, es parte de la facción liderada por multimillonarios, junto con Steve Schwarzman y Eric Schmidt de Blackstone. Todos ellos buscan desarrollar las IA y la llamada “Cuarta Revolución Industrial” en conjunto con los líderes políticos y la élite económica de China.

Ellos critican y rivalizan con aquellos en el bando “nacionalista” con respecto a las IA y China, el cual prefiere “ignorar” de forma agresiva las capacidades del país asiático en cuanto a las IA, con el objetivo de mantener la hegemonía global de Estados Unidos frente a un “nuevo orden” promovido por Berggreun, Schmidt, Schwarzman y Henry Kissinger, otro miembro clave de la facción de la “cooperación”. La batalla por la futura política estadounidense de IA con respecto a China parece ser una de las razones principales, aunque enormemente ignorada, de la antipatía que los miembros de la facción de la “cooperación” le tienen a Trump, incluidos los que contratan a los fundadores del TIP. Esto se debe a la tendencia del presidente de los EE. UU. a apoyar, al menos de forma pública, las políticas “America First” y de aumentar las tensiones con China. Por el contrario, la familia Biden invierte en las empresas chinas de IA, lo que indica que Biden estría más dispuesto en seguir los intereses de la facción de la “cooperación” que los de Trump.

Si bien las identidades de los fundadores y el actual director del TIP se han hecho públicas, su lista completa de miembros es desconocida. Sin embargo, la organización “hermana” del TIP, llamada Grupo de Trabajo Nacional sobre Crisis Electorales (NTFEC, por sus siglas en inglés), cuenta con una lista pública de sus miembros y también se sabe que varios de ellos son miembros de TIP. Algunos de estos miembros coincidentes son Michael Chertoff, exjefe del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés), Michael Steele, ex presidente del Comité Nacional Republicano, y Lawrence Wilkerson, jefe de gabinete del exsecretario de Estado, Colin Powell. Chertoff, Steele y Wilkerson, a pesar de ser republicanos, son parte del movimiento llamado “Nunca Trump”, al igual que otros conocidos miembros del TIP que son del mismo partido. Por lo tanto, si bien la naturaleza “bipartidista” del TIP puede se precisa en términos de afiliación partidaria, todos sus miembros conocidos, independiente de su partido, están unidos por su oposición a otro mandato del actual presidente.

Otros miembros conocidos del TIP son David Frum (the Atlantic), William Kristol (Proyecto para el Nuevo Siglo Estadounidense, The Bulwark), Max Boot (the Washington Post), Donna Brazile (ex-CND), John Podesta (es director de campaña de Clinton en 2006), Chuk Hagel (ex Secretario de Defensa), Reed Galen (cofundador del Proyecto Lincoln) y Norm Ornstein (American Enterprise Institute).

De sus miembros más conocidos, el más directo es Lawrence Wilkerson, quien se ha convertido a sí mismo en el portavoz “no oficial” del grupo, al haber hecho la mayoría de las entrevistas con los mediosdonde le hizo promoción al grupo y sus “juegos de guerra”. En una entrevista a finales de junio con el periodista Paul Jay, Wilkerson señala que el TIP carece de transparencia y que, además de sus “juegos de guerra”, sus otras actividades son en gran parte confidenciales.

Específicamente declaró que:

“Existe cierta confidencialidad sobre lo que acordamos hacer público, lo que hemos hecho público y quien es el responsable de eso, y otros aspectos de nosotros haciendo eso. Hasta este punto el Proyecto de Integridad de Transición es muy, muy cercano, completo y confidencial”.

En esa misma entrevista, Wilkerson también señaló que la actual “combinación de eventos” que involucran los recientes disturbios en varias ciudades de Estados Unidos, la crisis del coronavirus, el debate nacional sobre la vigilancia policial, la recesión económica y las elecciones de 2020 fueron la base para una revolución en los EEUU. Él le dijo a Jay que:

 “Quiero decir que así es como son las cosas, como 1917 y Rusia, como 1979 y Teherán y como 1789 en Francia. Así es como comienzan este tipo de cosas. Así que debemos tener mucho cuidado con la forma en la que tratamos con estos asuntos. Y eso me preocupa porque no tenemos un individuo muy cuidadoso en la Casa Blanca”.

Caos preplanificado: ¿quién se beneficia?

Si bien es realmente posible que en caso de una clara victoria de Biden, el presidente Trump puede negarse a dejar la Casa Blanca o tomar otras acciones que desafíen la fe de muchos estadounidenses en el sistema electoral nacional. Sin embargo, aunque en el TIP afirman que están específicamente preocupados de esta eventualidad y de “salvaguardar” la democracia sin favorecer a ninguno de los candidatos, claramente no es el caso, ya que su simulación de una clara victoria de Trump muestra ese comportamiento extremo y “antidemocrático”, en su opinión tal comportamiento es permisible si evita otros cuatro años de Trump en el mandato. Sin embargo, este claro doble estándar revela que un grupo influyente de ex funcionarios “bipartidistas” de gobierno insertos en el sector privado tiene la intención de crear una “crisis constitucional” si Trump gana y están planeando una crisis similar independientemente de los resultados de las elecciones de 2020.

Mucho antes de que surgiera el TIP o cualquiera de sus grupos afiliados para realizar estas simulaciones electorales apocalípticas, otros grupos participaron de forma similar en “juegos de guerra” que predijeron un completo caos en los Estados Unidos el día de las elecciones, así como la imposición de la ley marcial seguida de la aparición de disturbios y desórdenes sin precedentes en el país.

Varios de estos los detallé en una serie a principios de este año, donde me enfoque  principalmente en las simulaciones de la “Operación Blackout” realizadas por la empresa estadounidense-israelí Cybereason. Esa empresa tiene vínculos considerables con la inteligencia estadounidense e israelí y su mayor inversor es Softbank. En particular, Softbank es nombrado por la Comisión de Seguridad Nacional sobre IA de los EE. UU. (NSCAI, por su sigla en inglés) liderada por Eric Schmidt como la “columna vertebral” de un marco global de empresas impulsadas por IA favorecidas por la facción de la “cooperación” como un medio para promulgar la “Cuarta Revolución Industrial” en colaboración con la élite económica y política de China.

Además de Cybereason, varios informes de los principales medios de comunicación y una serie de “predicciones” sospechosas de la inteligencia de los Estados Unidos y otras agencias federales publicadas el año pasado habían sembrado la narrativa que las elecciones de 2020 no solo fracasarían de forma espectacular, sino que la democracia estadounidense “nunca se recuperaría”. Actualmente, con las simulaciones del TIP agregadas a la mezcla y el advenimiento del caos previamente predicho en todo el país con las próximas elecciones de 2020, está claro que las elecciones del 3 de noviembre no solo serán un completo desastre, sino que eso estaba planificado de antemano.

La pregunta entonces es, ¿quién se beneficia del caos total durante y después de las elecciones de 2020? Como señaló el TIP en varias de sus simulaciones, el papel poselectoral de los militares en términos de vigilancia nacional. Por cierto, la experiencia exacta de la cofundadora del TIP, Rosa Brooks, cobra gran importancia, ya que la mayoría de las simulaciones electorales apocalípticas antes mencionadas terminaron con la imposición de la ley marcial o la intervención de los militares para volver al orden y supervisar la transición.

El marco nacional para imponer la ley marcial en los EE. UU., a través de los protocolos de “continuidad del gobierno”, se activó a principios de este año bajo el disfraz de la crisis del coronavirus y sigue en vigor. Actualmente, una serie de grupos profundamente ligados al establishment de Washington, las agencias de inteligencia nacionales y extranjeras han predicho las formas exactas para diseñar una elección fallida y manipular sus consecuencias.

¿Quién sería el más beneficiado con la imposición de la ley marcial en los Estados Unidos? Yo diría que uno no necesita mirar más allá de la batalla dentro de las facciones de poder de Washington sobre el futuro de las IA, tema que el sector público, privado y los prominentes think tank consideraron de importancia crítica para la seguridad nacional. La NSCAI liderada por Schmidt y otros organismos que determinan las políticas sobre IA del país planean implementar una serie de políticas a las que la mayoría de los estadounidenses se resistirán, estas van desde la eliminación de la propiedad individual de automóviles hasta la eliminación del dinero en efectivo, así como la imposición de sistema de vigilancia orwelliana, entre otras cosas.

Todas estas agendas han avanzado bajo el disfraz de combatir el coronavirus, pero su progreso sólo puede seguir usando esa justificación durante un tiempo. Para grupos como la NSCAI, los estadounidenses deben dar la bienvenida a estos avances impulsados por las IA, incluso si eso significa que los ciudadanos se enfrentan a perder sus trabajos o sus libertades civiles. De lo contrario, estos grupos y sus multimillonarios patrocinadores argumentan que a Estados Unidos se le “dejará fuera” y se le “dejará atrás” cuando llegue el momento de establecer los nuevos estándares globales para la tecnología de las IA, ya que la creciente industria de IA de China, la cual se alimenta de su propia implementación de estas tecnologías, superará a la de EE. UU. Al mantener a los estadounidenses enojados y distraídos por la división partidista a través del caos electoral preplanificado, un “Nuevo Estados Unidos” espera entre bastidores, uno que se avecina independientemente de lo que suceda el día de las elecciones. Por su puesto, eso pasará a menos de que los estadounidenses se den cuenta de la treta.

Autor: Whitney Webb

Whitney Webb ha sido escritora profesional, investigadora y periodista desde 2016. Ha escrito para varios sitios web y, de 2017 a 2020, fue escritora y reportera senior de investigación para Mint Press News. Actualmente escribe para The Last American Vagabond.

Arzobispo Viganò: Carta abierta a Donald Trump, advierte sobre el “Gran Reinicio”.

DONALD J. TRUMP

Domingo, 25 de octubre de 2020

Presidente

Permítanme dirigirme a ustedes en esta hora en la que el destino de todo el mundo está siendo amenazado por una conspiración global contra Dios y la humanidad. Os escribo como arzobispo, como Sucesor de los Apóstoles, como antiguo nuncio apostólico en los Estados Unidos de América. Os escribo en medio del silencio de las autoridades civiles y religiosas. Que acepten estas palabras mías como la “voz de uno que grita en el desierto” (Jn 1, 23).

Como dije cuando les escribí mi carta en junio, en este momento histórico las fuerzas del Mal se alinean en una batalla sin cuartel contra las fuerzas del Bien; fuerzas del Mal que parecen poderosas y organizadas al oponerse a los hijos de la Luz, que están desorientados y desorganizados, abandonados por sus líderes temporales y espirituales.

Todos los días sentimos que los ataques se multiplican de aquellos que quieren destruir la base misma de la sociedad: la familia natural, el respeto por la vida humana, el amor al país, la libertad de educación y de los negocios. Vemos a los jefes de naciones y líderes religiosos atorándose a este suicidio de la cultura occidental y su alma cristiana, mientras que los derechos fundamentales de los ciudadanos y los creyentes son negados en nombre de una emergencia de salud que se está revelando cada vez más plenamente como instrumental para el establecimiento de una tiranía inhumana sin rostro.

Un plan global llamado Gran Reinicio está en marcha. Su arquitecto es una élite global que quiere someter a toda la humanidad, imponiendo medidas coercitivas con las que limitar drásticamente las libertades individuales y las de poblaciones enteras. En varias naciones este plan ya ha sido aprobado y financiado; en otros todavía está en una etapa temprana. Detrás de los líderes mundiales que son los cómplices y ejecutores de este proyecto infernal, hay personajes sin escrúpulos que financian el Foro Económico Mundial y el Evento 201,promoviendo su agenda.

El propósito del Gran Reinicio es la imposición de una dictadura de la salud con el objetivo de la imposición de medidas liberticidas, ocultas detrás de tentadoras promesas de asegurar un ingreso universal y cancelar la deuda individual. El precio de estas concesiones del Fondo Monetario Internacional será la renuncia a la propiedad privada y la adhesión a un programa de vacunación contra Covid-19 y Covid-21 promovido por Bill Gates con la colaboración de los principales grupos farmacéuticos. Más allá de los enormes intereses económicos que motivan a los promotores del Gran Restablecimiento,la imposición de la vacunación irá acompañada de la exigencia de un pasaporte sanitario y un DNI digital, con el consiguiente rastreo de contactos de la población de todo el mundo. Aquellos que no acepten estas medidas serán confinados en campos de detención o puestos bajo arresto domiciliario, y todos sus bienes serán confiscados.

Señor Presidente, me imagino que ya es consciente de que en algunos países se activará el Gran Restablecimiento entre finales de este año y el primer trimestre de 2021. Para ello, se prevén nuevos bloqueos, que se justificarán oficialmente con una supuesta segunda y tercera oleada de la pandemia. Ustedes son muy conscientes de los medios que se han desplegado para sembrar pánico y legitimar las limitaciones draconianas a las libertades individuales, provocando artísticamente una crisis económica mundial. En las intenciones de sus arquitectos, esta crisis servirá para que el recurso de las naciones al Gran Reinicio sea irreversible, dando así el golpe final a un mundo cuya existencia y muy memoria quieren cancelar por completo. Pero este mundo, señor Presidente, incluye personas, afectos, instituciones, fe, cultura, tradiciones e ideales: personas y valores que no actúan como autómatas, que no obedecen como máquinas, porque están dotados de un alma y un corazón, porque están unidos por un vínculo espiritual que extrae su fuerza de arriba, de ese Dios que nuestros adversarios quieren desafiar, tal como Lucifer hizo al principio de los tiempos con “suno serma”.

Muchas personas, como bien sabemos, están molestas por esta referencia al choque entre el Bien y el Mal y el uso de matices “apocalípticos”, que según ellos exaspera espíritus y agudiza las divisiones. No es de extrañar que el enemigo se enoje por ser descubierto justo cuando cree que ha llegado a la ciudadela que busca conquistar sin perturbaciones. Lo sorprendente, sin embargo, es que no hay nadie que haga sonar la alarma. La reacción del estado profundo a quienes denuncian su plan está rota e incoherente, pero comprensible. Justo cuando la complicidad de los medios de comunicación convencionales había logrado hacer la transición al Nuevo Orden Mundial casi indoloro y desapercibido, todo tipo de engaños, escándalos y crímenes están saliendo a la luz.

Hasta hace unos meses, era fácil desprestigorarse como “teóricos de la conspiración” aquellos que denunciaron estos terribles planes, que ahora vemos que se llevan a cabo hasta el más mínimo detalle. Nadie, hasta el pasado mes de febrero, hubiera pensado que, en todas nuestras ciudades, los ciudadanos serían arrestados simplemente por querer caminar por la calle, respirar, querer mantener sus negocios abiertos, querer ir a la iglesia el domingo. Sin embargo, ahora está sucediendo en todo el mundo, incluso en la Italia de postales que muchos estadounidenses consideran un pequeño país encantado, con sus monumentos antiguos, sus iglesias, sus ciudades encantadoras, sus pueblos característicos. Y mientras los políticos están atrincherados dentro de sus palacios promulgando decretos como sátrapas persas, las empresas están fallando, las tiendas están cerrando y se impide que la gente viva, viaje, trabaje y ore. Las desastrosas consecuencias psicológicas de esta operación ya se están viendo, comenzando con los suicidios de empresarios desesperados y de nuestros hijos, segregados de amigos y compañeros de clase, que se les dice que sigan sus clases mientras se sientan en casa solo frente a una computadora.

En la Sagrada Escritura, san Pablo nos habla de “el que se opone” a la manifestación del misterio de la iniquidad,el kath-kon (2 Tes 2, 6-7). En el ámbito religioso, este obstáculo para el mal es la Iglesia, y en particular el papado; en el ámbito político, son los que impiden el establecimiento del Nuevo Orden Mundial.

Como ahora está claro, el que ocupa la Cátedra de Pedro ha traicionado su papel desde el principio para defender y promover la ideología globalista, apoyando la agenda de la iglesia profunda, que lo eligió de sus filas.

Señor Presidente, usted ha declarado claramente que desea defender a la nación : Una Nación bajo Dios,libertades fundamentales y valores innegociables que se niegan y luchan contra hoy. Eres tú, querido Presidente, quien es “el que se opone” al estado profundo, el asalto final de los hijos de las tinieblas.

Por esta razón, es necesario que todas las personas de bien sean persuadidas de la importancia de la época de la inminente elección: no tanto por el bien de este o de ese programa político, sino por la inspiración general de vuestra acción que mejor encarna , en este contexto histórico particular, ese mundo, nuestro mundo, que quieren cancelar por medio del encierro. Vuestro adversario es también nuestro adversario: es el enemigo de la raza humana, el que es “un asesino desde el principio” (Jn 8, 44).

A tu alrededor están reunidos con fe y coraje aquellos que te consideran la guarnición final contra la dictadura mundial. La alternativa es votar por una persona que es manipulada por el estado profundo, gravemente comprometida por escándalos y corrupción, que hará a los Estados Unidos lo que Jorge Mario Bergoglio está haciendo a la Iglesia, el Primer Ministro Conte a Italia, el Presidente Macron a Francia, el Primer Ministro Sánchez a España, y así sucesivamente. La naturaleza chantajable de Joe Biden, al igual que la de los prelados del “círculo mágico” del Vaticano, lo expondrá a ser utilizado sin escrúpulos, permitiendo que los poderes ilegítimos interfieran tanto en la política interna como en los equilibrios internacionales. Es obvio que aquellos que lo manipulan ya tienen a alguien peor que él listo, con quien lo reemplazarán tan pronto como surja la oportunidad.

Y sin embargo, en medio de este panorama sombrío, surge este avance aparentemente imparable del “Enemigo Invisible”, un elemento de esperanza. El adversario no sabe amar, y no entiende que no sea suficiente asegurar un ingreso universal o cancelar hipotecas para subyugar a las masas y convencerlas de que sean marcadas como ganado. Este pueblo, que durante demasiado tiempo ha soportado los abusos de un poder odioso y tiránico, está redescubriendo que tiene un alma; entiende que no está dispuesto a intercambiar su libertad para la homogeneización y cancelación de su identidad; está empezando a entender el valor de los lazos familiares y sociales, de los lazos de fe y cultura que unen a las personas honestas. Este Gran Restablecimiento está destinado a fracasar porque los que lo planearon no entienden que todavía hay gente dispuesta a tomar las calles para defender sus derechos, para proteger a sus seres queridos, para dar un futuro a sus hijos y nietos. La inhumanidad nivelada del proyecto globalista se destrozará miserablemente frente a la firme y valiente oposición de los hijos de la Luz. El enemigo tiene a Satanás de su lado, Aquel que sólo sabe odiar. Pero de nuestro lado, tenemos al Señor Todopoderoso, el Dios de los ejércitos dispuestos para la batalla, y la Santísima Virgen, que aplastará la cabeza de la antigua Serpiente. “Si Dios es para nosotros, ¿quién puede estar contra nosotros?” (Rm 8:31).

Señor Presidente, usted es muy consciente de que, en esta crucial hora, los Estados Unidos de América se consideran el muro defensor contra el que se ha desatado la guerra declarada por los defensores del globalismo. Pon tu confianza en el Señor, fortalecido por las palabras del apóstol Pablo: “Puedo hacer todas las cosas en Aquel que me fortalece” (Flp 4, 13). Ser un instrumento de la Divina Providencia es una gran responsabilidad, por la cual sin duda recibirás todas las gracias de estado que necesitáis, ya que están siendo fervientemente implorados para vosotros por las muchas personas que te apoyan con sus oraciones.

Con esta esperanza celestial y la seguridad de mi oración por vosotros, por la Primera Dama y por vuestros colaboradores, con todo mi corazón os envío mi bendición.

¡Dios bendiga a los Estados Unidos de América!

+ Carlo Maria Viganò

Teta Arzobispo de Ulpiana

Ex Nuncio Apostólico en los Estados Unidos de América

*

Nota para los lectores: haga clic en los botones de compartir arriba o abajo. Reenvía este artículo a tus listas de correo electrónico. Crosspost en su sitio de blog, foros de Internet. etcetera.

LAS ‘TRUMP’ETAS DE JERICÓ

JericoSiempre Jericó, los personajes pasan por la historia como ejército por la hierba pero las murallas derruidas siguen en pie en el colectivo demencial de la vida.

¡Oh Jericó! ¿Qué vale más, el envase o el contenido? Pasaste a la historia como tetrabrik que cuidas un litro de leche. Con caducidad incluida, por no consumir a tiempo has ido a parar a una estantería de una ONG para pobres, palabra caduca, envase reciclado y triturado con el contenido, mezclado el paupérrimo con el cartón, especie de fornica para consumo mass media.Jerico_1

Pero la sombra de Jericó da cobijo a la perturbada Jerusalén y las trumpetas del imperio resuenan con eco de lamentos en el muro. Una embajada con perímetro bíblico amurallada con sangre, barro y paja seca.

Una embajada que pidió permiso para entrar en Jericó. Denegado. Una Jerusalén que pidió permiso para salir de su encierro. Una inversa escapada y escalada hacia el desierto. Una implosión del cerebro derecho que hace explotar el izquierdo. Denegado.

Música estremecedora. Leche derramada. Trumpetas desgarrando el sonido. Sonido encerrado en un continente. Contenido en el suelo contenido… Por murallas que ya no están pero que las trumpetas levantan como hace miles de años abrieron el envase para desayunar.Jerico_2

Bon appetit.

G.R.M.

 

THE JERICHO TRUMPETS
Always Jericho, the characters go through history as an army for the grass but the ruined walls still stand in the demented collective of life.
Oh Jericho! What’s more, the packaging or the content? You went down in history as a tetrabrik who takes care of a liter of milk. With expiration included, for not consuming in time you have gone to a shelf of an NGO for poor, expired word, recycled container and crushed with the content, mixed the very poor with cardboard, a kind of fornica for mass media consumption.
But the shadow of Jericho gives shelter to the disturbed Jerusalem and the trumpets of the empire resound with echoes of laments in the wall. An embassy with a biblical perimeter walled with blood, mud and dry straw.
An embassy that asked permission to enter Jericho. Denied A Jerusalem that asked permission to leave its confinement. A reverse getaway and climbing towards the desert. An implosion of the right brain that explodes the left. Denied
Trembling music Spilt milk. Trumpets tearing the sound. Sound locked in a continent. Content in the soil contained … By walls that are no longer there but that the trumpets raise as they did thousands of years ago opened the container for breakfast.
Bon appetit.

 

TRUMP Y LOS SARGAZOS

trump2Seré breve y conciso pues con esto del “internet de las cosas”, la lectura y el entendimiento no entra dentro de las “cosas de internet”.

Que el europeo medio no comprenda a donde va EE.UU. es una variante común por no entender de donde viene. Las “buenas costumbres” son una hipocresía domesticada, pues bien, EE.UU. es hipócrita por fuera y Europa lo es por dentro.

Esta Europa neoclásica en derechos y barroca en deberes no aprende de sí misma porque mira al espejo distorcionado con distinta óptica al reflejo que da el Océano mental que nos separa y la sal del agua, nos hace subir la tensión.

trump1Y es que en EE.UU., han existido otros “Trumps”. Y no ha pasado nada, más que la algaravía y desgarros de camisas de la entelequia liberalidad europea, miedosa hasta de su sombra y libertinaje de salón.

Empieza una “Era Trump”, al igual que hubo una “Era Jackson”, Andrew Jackson (demócrata, pero no era el presente contexto ni significado), séptimo presidente de EE.UU., 1829-1837 y como anécdota, los billetes de 20 dólares llevan el rostro de Jackson, recuerdo para la Europa que nada quiere saber por dentro y los aventajados cosmopolitas capitalinos estadounidenses que por fuera nada saber quieren.jackson1

A ver dentro de 150 años quien sale en moneda (virtual o no), Obama o Trump. Las apuestas están en el aire, apuestas alíseas de ida y vuelta para que nadie se quede en el mar de los Sargazos, de algas verdes como dólares…

La hipocresía se educa, quiero decir, se mama.

G.R-M.

jackson2

Trump and the Sargasso

I will be brief and concise because with this “internet of things”, reading and understanding does not enter into the “things of the internet”.
That the average European does not understand where the US is going. Is a common variant for not understanding where it comes from. “Good manners” are a domesticated hypocrisy, well, the USA. Is hypocritical on the outside and Europe is on the inside.
This neoclassical Europe in rights and baroque in duties does not learn from itself because it looks at the mirror distorted with different optics to the reflection that gives the mental ocean that separates us and the salt from the water, it makes us raise the tension.
And is that in the US, there have been other “Trumps.” And nothing has happened, more than the algaravía and tears of shirts of entelequia European liberality, afraid even of its shadow and debauchery of hall.
A “Trump Era” begins, just as there was a “Jackson Era”, Andrew Jackson (Democrat, but not the present context or meaning), seventh US president, 1829-1837 and as anecdote, 20 dollars take the face of Jackson, I remember for Europe that nothing wants to know from the inside and the cosmopolitan American capital of the United States that they know nothing about.
To see in 150 years who comes out in currency (virtual or not), Obama or Trump. The bets are in the air, all-round bets so that no one stays in the Sea of Sargasso, green algae like dollars …
Hypocrisy is educated, I mean, it suckles.

sargazo