Cambio de placas tectónicas geopolíticas, seis meses después

Por PEPE ESCOBAR 

Seis meses después del inicio de la Operación Militar Especial (SMO) de Rusia en Ucrania, las placas tectónicas geopolíticas del siglo XXI se han dislocado a una velocidad y profundidad asombrosas, con inmensas repercusiones históricas ya al alcance de la mano. Parafraseando a TS Eliot, así es como comienza el (nuevo) mundo, no con un gemido sino con una explosión.

El vil asesinato de Darya Dugina , terrorismo de facto a las puertas de Moscú, puede haber coincidido fatídicamente con el punto de intersección de seis meses, pero eso no cambiará la dinámica del actual impulso histórico en progreso.

El FSB pudo haber resuelto el caso en poco más de 24 horas, designando al perpetrador como un operativo neonazi de Azov instrumentalizado por el SBU, en sí mismo una mera herramienta del combo CIA/MI6 que gobierna de facto Kiev.

El agente Azov es solo un chivo expiatorio. El FSB nunca revelará en público la información que ha acumulado sobre aquellos que emitieron las órdenes, y cómo se tratarán.

Un tal Ilya Ponomaryov, un personaje menor anti-Kremlin al que se le otorgó la ciudadanía ucraniana, se jactó de estar en contacto con el equipo que preparó el golpe contra la familia Dugin. Nadie lo tomó en serio.

Lo que es manifiestamente serio es cómo las facciones del crimen organizado conectadas con la oligarquía en Rusia tendrían un motivo para eliminar a Dugin como un filósofo nacionalista cristiano ortodoxo que, según ellos, pudo haber influido en el giro del Kremlin hacia Asia (no lo hizo).

Pero, sobre todo, estas facciones del crimen organizado culparon a Dugin de una ofensiva concertada del Kremlin contra el poder desproporcionado de los oligarcas judíos en Rusia. Entonces, estos actores tendrían el motivo y la base/inteligencia local para montar tal golpe.

Si ese es el caso, eso explica una operación del Mossad, en muchos aspectos, una propuesta más sólida que la CIA/MI6. Lo que es seguro es que el FSB mantendrá sus cartas muy cerca de su pecho, y la retribución será rápida, precisa e invisible.

La gota que colmó el vaso

En lugar de dar un duro golpe a Rusia en relación con la dinámica de la SMO, el asesinato de Darya Dugina solo expuso a los perpetradores como agentes de mal gusto de Moronic Murder Inc.

Un IED no puede matar a un filósofo, ni a su hija. En un ensayo esencial, el propio Dugin explicó cómo la guerra real, Rusia contra el Occidente colectivo liderado por Estados Unidos, es una guerra de ideas. Y una guerra existencial.

Dugin -correctamente- define a EEUU como una “talasocracia”, heredera de “Britannia gobierna las olas”; sin embargo, ahora las placas tectónicas geopolíticas están deletreando un nuevo orden: El Regreso del Heartland.

El mismo Putin lo explicó por primera vez en la Conferencia de Seguridad de Munich en 2007. Xi Jinping comenzó a hacerlo realidad cuando lanzó las Nuevas Rutas de la Seda en 2013. El Imperio contraatacó con Maidan en 2014. Rusia contraatacó y acudió en ayuda de Siria. en 2015.

El Imperio se duplicó en Ucrania, con la OTAN armándola sin parar durante ocho años. A fines de 2021, Moscú invitó a Washington a un diálogo serio sobre la “indivisibilidad de la seguridad” en Europa. Eso fue desestimado con una respuesta de no respuesta.

Moscú no tardó en confirmar que se estaba gestando una trifecta: una inminente guerra relámpago de Kiev contra el Donbass; Ucrania coquetea con la adquisición de armas nucleares; y el trabajo de los laboratorios de armas biológicas de EE. UU. Esa fue la gota que colmó el vaso de la Nueva Ruta de la Seda.

Un análisis consistente de las intervenciones públicas de Putin en los últimos meses revela que el Kremlin, así como el Consejo de Seguridad Yoda Nikolai Patrushev, se dan cuenta completamente de cómo los matones políticos/mediáticos y las tropas de choque del Occidente colectivo son dictados por los gobernantes de lo que define Michael Hudson. como el sistema FIRE (financiarización, seguros, bienes raíces), una mafia bancaria de facto.

Como consecuencia directa, también se dan cuenta de cómo la opinión pública colectiva de Occidente no tiene ni idea, al estilo de las cavernas de Platón, de su cautiverio total por parte de los gobernantes de FIRE, que no pueden tolerar ninguna narrativa alternativa.

Así que Putin, Patrushev, Medvedev nunca presumirán que un lector de teleprompter senil en la Casa Blanca o un comediante cocainómano en Kiev “gobiernan” nada. El siniestro Gran Reinicio, imitador de un villano de Bond, Klaus «Davos» Schwab, y su compañero historiador psicótico Yuval Harari al menos explican su «programa»: despoblación global, con aquellos que permanecen drogados hasta el olvido.

Como Estados Unidos gobierna la cultura pop global, es apropiado tomar prestado lo que Walter White/Heisenberg, un estadounidense promedio que canaliza su Scarface interior, afirma en Breaking Bad : «Estoy en el negocio del Imperio». Y el negocio del Imperio es ejercer el poder puro, y luego mantenerlo con crueldad por todos los medios necesarios.

Rusia rompió el hechizo. Pero la estrategia de Moscú es mucho más sofisticada que nivelar a Kiev con tarjetas de presentación hipersónicas, algo que podría haberse hecho en cualquier momento desde hace seis meses, en un instante.

Lo que Moscú está haciendo es hablar con prácticamente todo el Sur Global, bilateralmente o con grupos de actores, explicando cómo el sistema mundial está cambiando ante nuestros ojos, con los actores clave del futuro configurados como BRI, SCO, EAEU, BRICS+, la Asociación de la Gran Eurasia.

Y lo que vemos es que vastas franjas del Sur Global, o el 85 % de la población mundial, se preparan de forma lenta pero segura para participar en la expulsión de la mafia FIRE de sus horizontes nacionales y, en última instancia, derribarlos: una batalla larga y tortuosa que implica múltiples contratiempos.

Los hechos sobre el terreno

Sobre el terreno en la futura Ucrania, se seguirán distribuyendo tarjetas de visita hipersónicas Khinzal, lanzadas desde bombarderos Tu-22M3 o interceptores Mig-31.

Se seguirán capturando montones de HIMARS. Los lanzallamas pesados ​​TOS 1A seguirán enviando invitaciones a las puertas del infierno. La Defensa Aérea de Crimea continuará interceptando todo tipo de pequeños drones con artefactos explosivos improvisados ​​adjuntos: terrorismo de las células SBU locales, que eventualmente serán aplastadas.

Usando esencialmente un bombardeo de artillería fenomenal, barato y producido en masa, Rusia anexará el Donbass completo y muy valioso, en términos de tierra, recursos naturales y poder industrial. Y luego a Nikolaev, Odessa y Kharkov.

Geoeconómicamente, Rusia puede darse el lujo de vender su petróleo con grandes descuentos a cualquier cliente del Sur Global, sin mencionar a los socios estratégicos China e India. El costo de extracción alcanza un máximo de $ 15 por barril, con un presupuesto nacional basado en $ 40-45 por barril de Urales.

Un nuevo punto de referencia ruso es inminente, así como el petróleo en rublos tras el gran éxito del gas por rublos.

El asesinato de Darya Dugina provocó interminables especulaciones sobre el Kremlin y el Ministerio de Defensa rompiendo finalmente su disciplina. Eso no va a suceder. Los avances a lo largo del enorme frente de 1.800 millas son implacables, altamente sistemáticos e insertos en un Gran Cuadro Estratégico.

Un vector clave es si Rusia tiene posibilidades de ganar la guerra de la información con el Occidente colectivo. Eso nunca sucederá dentro de la OTAN, incluso cuando el éxito tras el éxito está aumentando en todo el Sur Global.

Como Glenn Diesen ha demostrado magistralmente, en detalle, en su último libro, Russophobia , el Occidente colectivo es visceral, casi genéticamente impermeable a admitir cualquier mérito social, cultural e histórico de Rusia.

Y eso se extrapolará a la estratosfera de irracionalidad, ya que la trituración y la desmilitarización de facto del ejército imperial delegado en Ucrania está volviendo literalmente locos a los manipuladores del Imperio y sus vasallos.

Sin embargo, el Sur Global nunca debe perder de vista el «negocio del Imperio». El Imperio de las Mentiras sobresale en la producción de caos y saqueo, siempre respaldado por la extorsión, el soborno de las élites compradoras, los asesinatos y todo eso supervisado por el enorme poder financiero del FUEGO. Todos los trucos del libro Divide y vencerás, y especialmente fuera del libro, deben esperarse en cualquier momento. Nunca subestimes a un Imperio en decadencia amargado, herido y profundamente humillado.

Así que abróchense los cinturones: esa será la dinámica tensa hasta la década de 2030. Pero antes de eso, a lo largo de la torre de vigilancia, prepárate para la llegada del General Winter, ya que sus jinetes se acercan rápidamente, el viento comenzará a aullar y Europa se congelará en la oscuridad de una noche oscura mientras la mafia FIRE sopla sus cigarros.

Fuente: https://www.unz.com/pescobar/geopolitical-tectonic-plates-shifting-six-months-on/

Un otoño de colapsos de activos épicos y mayor inflación… significa pobreza y malestar social

POR TYLER DURDEN

Escrito por Egon Von Greyerz a través de GoldSwitzerland.com,

La economía mundial y especialmente la situación política y económica actual consiste en un popurrí de ingredientes letales que tendrán consecuencias nefastas…

Veamos en qué consiste esta pócima mortal:

  • Deudas a niveles que nunca se pueden pagar: soberana, corporativa y privada
  • Burbujas globales épicas en acciones, bonos y propiedad: todo a punto de colapsar
  • Grandes conflictos geopolíticos sin deseo de paz – grandes guerras probables
  • Desequilibrios y escasez de energía, la mayoría autoinfligidos
  • Escasez de alimentos que conduce a una gran hambruna y disturbios civiles
  • La inflación, que conduce a la hiperinflación y la pobreza mundial
  • Corrupción política y económica en EE. UU., Europa y la mayoría de los países
  • Ningún país pagará los pagos de seguridad social, médicos o de pensiones

Entonces, ¿qué están haciendo los gobiernos de todo el mundo para resolver estos problemas?

Nada, por supuesto.

Lo único que saben es imprimir más dinero. Nunca han entendido que un problema de deuda no se soluciona con más deuda. Todo lo que pueden intentar lograr es pasar el bastón al próximo líder para que sea su problema.

Esto significa que toda la mala gestión política, económica y financiera de los últimos 50 años resultará en un colapso global nunca antes visto en la historia.

Las consecuencias serán a la vez nefastas e impredecibles ya que el mundo no tiene experiencia de esta magnitud y complejidad de problemas.

Entonces, ¿qué están haciendo los líderes mundiales? 

Lo que está claro es que los líderes occidentales no asumirán ninguna responsabilidad por las calamidades que se avecinan.

Obviamente, se culpará a Covid,  aunque hay mucha evidencia de que fue hecho por el hombre y podría haberse controlado con medicamentos existentes simples y baratos. Y todos los bloqueos y restricciones ciertamente han tenido un impacto mayor que la enfermedad misma. Suecia, por ejemplo, prácticamente no tenía bloqueos ni requisitos de máscara y no sufrió más muertes que los países en bloqueo total.

Intereses especiales como Big Pharma claramente tenían a los políticos en sus manos. Tenían billones de dólares que ganar y nada que perder, ya que son inmunes a cualquier proceso.

De todos modos, ha sucedido y no podemos volver atrás. El futuro nos dirá si, como creen muchos científicos, el sistema inmunológico de las personas se habrá debilitado severamente por las vacunas.

En segundo lugar, se culpará a los rusos de los actuales problemas económicos mundiales  de inflación, escasez de energía y declive del comercio mundial. El hecho de que estos problemas comenzaron mucho antes de la invasión rusa de Ucrania se olvida rápidamente.

¿LOS TAMBORES DE GUERRA SE VOLVERÁN MÁS RUIDOSOS?

Desde el año 3600 a.C., los gobiernos han librado 14.000 guerras entre sí. Que yo sepa, no hay período en la historia sin una guerra importante.

Al final de la guerra de 30 años, las naciones europeas intentaron poner fin a las guerras no provocadas con el Tratado de Westfalia de 1648. La conferencia de paz en Münster involucró a 194 estados. El comienzo de la guerra en 1618 fue el levantamiento de los bohemios protestantes contra el Sacro Imperio Romano Católico. Los principales opositores a los católicos romanos fueron los Habsburgo apoyados por Suecia y los Países Bajos. España y Francia también participaron en la guerra junto con muchas otras naciones.

Curiosamente, mis dos países de origen se beneficiaron de la paz. Suecia, en virtud de ser una potencia militar importante en ese momento, ganó territorios sustanciales alrededor del Báltico y Suiza obtuvo la independencia formal de Austria.

Pero el principal resultado del tratado de paz de Westfalia en 1648 fue:

  • Autodeterminación nacional
  • Precedente para poner fin a las guerras a través de congresos diplomáticos
  • Coexistencia pacífica entre naciones soberanas
  • Aceptación del principio de no injerencia en los asuntos de otras naciones si no existiera un claro peligro presente para el agresor.

Casi todas las guerras de la historia han sido entre países vecinos. Pero en el siglo XX, Estados Unidos cambió eso.

Sin provocación y lejos de sus fronteras, Estados Unidos invadió Vietnam, Serbia, Irak, Libia y Siria. Por lo tanto, el principio de no interferencia de Westfalia de 300 años de antigüedad fue debidamente enterrado por los EE. UU. en múltiples ocasiones. Pero Estados Unidos no solo rompió este principio sino que fracasó en cada uno de los conflictos antes mencionados.

Por supuesto, se podría argumentar que Japón rompió el tratado primero con el ataque a Pearl Harbor. Pero como todos los agresores, reclamaron defensa propia contra la posible interferencia de Estados Unidos en las ambiciones de Japón en el Pacífico.

Los rusos, por supuesto, argumentarán que no han violado el tratado de Westfalia ya que Ucrania históricamente ha sido parte de Rusia. En la revolución de Maidan en 2014, un golpe inspirado por Estados Unidos derrocó al líder ucraniano amistoso con los soviéticos y lo reemplazó por un líder amistoso con Occidente. Desde entonces, Rusia siempre ha advertido a Occidente que no puede aceptar estar rodeada por un número cada vez mayor de países de la OTAN, al igual que los misiles rusos sobre Cuba en 1962 dirigidos contra Estados Unidos.

Lo que sí sabemos es que, lamentablemente, las guerras son una parte integral de la historia y mientras haya personas en la tierra, habrá guerras.

El riesgo es que lo que ahora parece un conflicto local en el este de Ucrania se convierta en un gran conflicto internacional.

Esta no es una guerra entre un pequeño país inocente y una superpotencia. No, este es un gran conflicto entre los EE.UU. y Rusia. Y dado que China ha declarado que está apoyando a Rusia, este es un conflicto entre las tres principales superpotencias del mundo.

Y dado que EE. UU. ha obligado a la UE a unirse contra Rusia con armas, dinero y sanciones, este es un conflicto de grandes proporciones.

ALEMANIA MORDIENDO LA MANO QUE LES ALIMENTA

La falta de estadistas y un liderazgo fuerte en los EE. UU. y la UE ha creado una situación absurda en la que la UE no solo muerde la mano que los alimenta, sino que la muerde por completo.

Dado que muchos países europeos dependen del gas, el petróleo, los cereales y los fertilizantes rusos, la mano izquierda de la UE no sabe lo que hace la derecha. No solo se trata de una catástrofe humana y económica de grandes proporciones, sino que tendrá importantes implicaciones para Europa durante mucho tiempo. Alemania solía ser el motor económico y financiero de Europa, pero ahora está en camino de convertirse en un caso perdido. Pero lamentablemente aún no lo han descubierto.

Scholz heredó ridículas políticas marxistas de Merkel. Por ejemplo, cerrar tanto la energía nuclear como la del carbón siempre fue una receta para el desastre sin alternativas viables a mediano plazo. Y su política de inmigración no solo será económicamente ruinosa para Alemania, sino que también provocará un gran malestar social.

La demografía de Alemania es también otro problema irreparable. Con la tasa de fertilidad más baja de Europa combinada con la esperanza de vida más alta, Alemania está entrando en un ciclo de contracción económica a largo plazo.

Agregue a esto que Alemania ha financiado una gran parte de los problemas de los países mediterráneos de la UE a través del sistema de pago de transferencias Target2.

Como muestra el gráfico de Target2 a continuación, los pagos de transferencia a Italia por valor de 596 000 millones de euros, España de 526 000 millones de euros, al BCE de 358 000 millones de euros, Grecia de 107 000 millones de euros y Portugal de 69 000 millones de euros han sido financiados principalmente por Alemania por valor de 1,2 billones de euros.

Agregue a eso el balance del BCE, que ha crecido más de 8 veces desde 2004 a 8,7 billones de euros GRAPH y  podemos afirmar con confianza que toda la Comunidad Económica Europea -BCE- se ha convertido ahora en -EDC- o la Comunidad de la Deuda Económica .

Está claro que los viejos casos perdidos de Grecia, Italia y España, que se vieron obligados por Bruselas a cambiar de liderazgo y a endeudarse más, son el peligro inmediato para la UE y la eurozona.

Si nos limitamos a Italia, su deuda se ha duplicado desde 2000 hasta los 2,7 billones de euros, lo que al 150 % del PIB significa que el país está al borde de la bancarrota.

Pero no es solo la deuda de Italia la que se ha disparado, sino lo que es peor, el costo de financiarla. Desde septiembre de 2021, los rendimientos de los bonos italianos a 10 años se han multiplicado por seis, del 0,5 % al 3,4 %.

¡Esto es obviamente más de lo que Italia puede permitirse!

GRECIA E ITALIA DEBERÍAN ABANDONAR LA UE YA

El director del Bundesbank, Joachim Nagel, ha dejado claro que sería fatal para el BCE mantener bajos los costes de endeudamiento de los estados indisciplinados de la eurozona. Declaró que tal acción sería “aguas traicioneras”.  Así que Italia y Grecia ya no pueden esperar tarifas subsidiadas de la UE.

Italia necesita refinanciar 300.000 millones de euros de deuda al año y financiar su déficit anual de 100.000 millones de euros, una verdadera tarea de Sísifo. Cuando Alemania era el tío rico de la UE, estos niveles de deuda fueron tolerados solo para evitar que este dinosaurio se desmoronara. Pero con la grave recesión económica alemana que se avecina, combinada con una deuda insoluble y problemas estructurales en todos los países de la UE,  el inevitable colapso del sueño europeo es ahora una realidad, como he predicho durante más de 20 años .

Los políticos siempre aprenden demasiado tarde que los sueños políticos y la realidad económica están tan alejados como el cielo y el infierno. Si estos políticos alguna vez estudiaron historia, habrían aprendido que todas estas ilusiones de grandeza siempre terminan no solo en lágrimas sino en un colapso total.

Si yo estuviera a cargo de Grecia e Italia, rápidamente dejaría de pagar la deuda y crearía nuevos Dracmas y Liras. Eso daría a estos países una ventaja relativa a corto plazo en lugar de hundirse en el atolladero general de la UE en una etapa posterior. Si se quedan en la UE, Bruselas obligará a Grecia e Italia a endeudarse más e imponer condiciones inaceptables. Ningún país pagará su deuda de todos modos o estará en condiciones de financiarla, así que es mejor correr hacia la salida ahora que esperar el colapso total de la UE.

Entonces, dado que Alemania, Grecia, Italia y España tienen sus problemas, lo mismo ocurre con Macron en Francia. Habiendo perdido una mayoría trabajadora, ya no puede permitirse ser arrogante y le resultará difícil reducir los déficits presupuestarios franceses, una condición para obtener el acuerdo alemán para la emisión conjunta de deuda.

Entonces, la UE y el euro ahora están entrando en un capítulo final. Como todas las monstruosidades políticas, la caída llevará varios años. Bruselas y los líderes gubernamentales, especialmente en Alemania y Francia, permanecerán en las barricadas durante mucho tiempo, aunque todo a su alrededor se derrumbará. Lo único que podría precipitar la caída es un impago de la deuda por parte del BCE cuando los inversores, en lugar de comprar el papel de la deuda sin valor, lo utilicen como combustible, ya que se han quedado sin fuentes de energía.

El único problema es, por supuesto, que la deuda es electrónica y, por lo tanto, no se puede quemar. Hmmm.

LA INFLACIÓN MUNDIAL Y DE EE. UU.

Al otro lado del charco, la élite estadounidense nunca ha odiado a alguien más que a Trump. Hicieron todo lo que pudieron durante su reinado y ahora es el primer expresidente que está siendo allanado por el FBI.

El régimen estadounidense se disparó en el pie con las  sanciones contra Rusia . Los rusos siguen vendiendo su energía a Alemania, China, India, etc. y, en cambio, las partes que sufren son EE. UU., Europa y el resto del mundo con una alta inflación y escasez de energía.

Con un apoyo ya alto para los republicanos y Trump, es probable que esta redada tenga el efecto contrario al deseado por el régimen. ¿Cuántas veces puedes pegarte un tiro en el pie antes de que te duela de verdad?

AGENDA DE LA ONU 2030: LOS (IN) OBJETIVOS DE DESARROLLO SOSTENIBLE

Este programa de la ONU, apoyado por Schwab y el WEF (Foro Económico Mundial) siempre iba a fracasar.

A partir de 2016, burócratas sin conocimiento de la economía real crearon este programa firmado por 194 naciones. Hay 17 objetivos admirables pero poco realistas como No Pobreza, Hambre Cero, Buena Salud, Energía Limpia, Acción Climática, etc.

Hoy, casi a la mitad del programa, cada uno de los objetivos está irremediablemente retrasado sin posibilidad de alcanzar el objetivo.

¿Cómo podría alguien creer que 194 naciones podrían lograr conjuntamente estos 17 objetivos cuando ni siquiera un solo país puede hacerlo?

Más sobre la Agenda 2030 y el intento de Schwab de hacerse cargo de la ONU en un artículo posterior.

MERCADOS

Como suele ser el caso antes de cambios importantes en los mercados, el optimismo sigue siendo alto. Pero es probable que este otoño cambie todo eso, ya que las realidades descritas al principio de este artículo finalmente golpean al mundo.

Los mercados de valores ahora están muy cerca de terminar la corrección y reanudar la tendencia bajista en serio. Es posible que las caídas reales de los mercados se esperen hasta septiembre pero el riesgo ya está aquí y es muy peligroso.

Lo que sabemos con certeza es que el mundo se enfrenta a una destrucción y transferencia de riqueza de proporciones importantes.

La mayoría de los activos en papel tendrán una muerte relativamente rápida y eso incluye el papel moneda.

Obviamente, esto incluirá acciones, bonos, propiedades y todos los derivados. Las caídas del 75-95% en los próximos años no serán infrecuentes.

A medida que las monedas terminan su viaje a CERO (ya han bajado un 97-99% desde 1971), no sirve de nada apostar al último caballo, ya sea el dólar o el euro.

¡Todos llegarán allí!

En cambio, el único dinero que ha sobrevivido en la historia es el oro y la plata y estos metales continuarán manteniendo su poder adquisitivo o incluso mejorándolo a medida que los gobiernos y los bancos centrales eliminen todo el dinero fiduciario mediante la creación de un suministro ilimitado.

En realidad, es muy simple, pero aún así solo el 0,5% de los activos financieros están en oro físico a pesar del récord de oro de 5.000 años del metal. Ese porcentaje está a punto de cambiar drásticamente.

Fuente: https://www.zerohedge.com/geopolitical/von-greyerz-autumn-epic-asset-collapses-higher-inflation-means-poverty-social-unrest

Algo se avecina geopolíticamente, y es mejor que comencemos a tomarlo en serio

POR TYLER DURDEN

Escrito por ‘Sundance’ a través del blog The Last Refuge,

Como resultado de la acción colectiva de los gobiernos occidentales bajo los auspicios de una agenda de ‘cambio climático’, estamos en la cúspide de que suceda algo con ramificaciones que nadie ha visto antes.

Los gobiernos occidentales, específicamente Europa occidental, América del Norte (EE. UU.-Canadá) y Australia/Nueva Zelanda, están tratando intencionalmente de reducir la actividad económica para enfrentar la caída intencional en la producción de energía.

Esta es la consecuencia central de la agenda Build Back Better promovida por el Foro Económico Mundial.

Quien diga que existe un punto de referencia para determinar las consecuencias tanto a corto como a largo plazo miente. No hay precedente de que las naciones traten colectiva e intencionalmente de reducir la actividad económica.

Escondiéndose detrás de la falsa justificación de que la inflación actual está impulsada por demasiada demanda, los bancos centrales de Europa, el Banco de Inglaterra, el Banco de Canadá y la reserva federal de EE. UU. están aumentando las tasas de interés. El resultado que estamos sintiendo actualmente es una contracción económica intencional y una recesión global.

La política monetaria Build Back Better está reduciendo con éxito la actividad económica occidental ; sin embargo, las naciones afectadas que producen bienes para los mercados de América del Norte y Europa, específicamente el sureste de Asia, Japón y China, no están aumentando las tasas de interés en un esfuerzo por compensar la caída de la demanda. China ha anunciado que  bajará los tipos de interés de su banco central  en un esfuerzo desesperado por reducir los costes y mantener en funcionamiento su economía dependiente de las exportaciones.

Debajo de todo esto, hay una caída en la producción de energía en las mismas naciones que intentan reducir la actividad económica.   Los formuladores de políticas están tratando de  gestionar este proceso  sin informar a los ciudadanos del objetivo tácito.   La escasez de petróleo, carbón y gas natural son problemas autoinfligidos, todo parte de la agenda de BBB.

Más allá de los aumentos masivos en los costos de la energía, que es la verdadera fuente de la inflación y un resultado directo/intencionado del esfuerzo de BBB, Europa se enfrenta ahora a un invierno que se avecina sin los recursos energéticos para calentar los hogares y sostener a las personas. Las cosas van a ser muy incómodas en Europa este invierno, ya  que ahora se pronostican apagones de roaming .

Mientras el occidente colectivo intenta, usando sus palabras, “gestionar la transición”, no tienen mecanismos para controlar un resultado de esta magnitud. Es simplemente una situación demasiado grande para manejar. Donde la goma se encuentra con el camino, los grupos de expertos y los ideólogos del cambio climático de mente elevada no tienen la capacidad de gestionar una transición y aun así satisfacer las necesidades de las personas. Más allá del pensamiento esotérico, hay consecuencias reales de estas acciones.

Mucha gente ha discutido el potencial de escasez de alimentos a largo plazo y, recientemente, la calefacción invernal a corto plazo. Sin embargo, más allá de eso, las consecuencias geopolíticas aguas abajo parecen estar siendo ignoradas. En cambio, lo que vemos es un esfuerzo por seguir pretendiendo que los fines del cambio climático justificarán los medios (interrupción de la producción de energía).

En este mundo conectado, cuando las naciones occidentales dejan de comprar cosas, nos encontramos internamente con problemas económicos. Las empresas quiebran, el desempleo aumenta, la tensión financiera se extiende por toda la economía, aumenta la dependencia de los subsidios gubernamentales y se siente un dolor real. Sin embargo, más allá de los problemas internos, las naciones proveedoras se enfrentan a problemas aún mayores.

El desempleo en Malasia, Vietnam, Corea del Sur, Japón, Taiwán e incluso China crea un conjunto completamente diferente de problemas de estabilidad regional a nivel geopolítico.

No hay precedentes de esto.   Nunca antes en la historia de las naciones industrializadas ningún gobierno ha tratado intencionalmente de reducir su actividad económica. Nunca antes se había hecho con intención porque dentro de la contracción las naciones se empobrecen más, la gente sufre.

No solo ninguna nación ha intentado alguna vez reducir intencionalmente su riqueza, sino que no existe ningún precedente para una alianza de naciones para unirse con el mismo propósito. Si bien esto puede parecer un ejercicio académico de modelado económico, desafortunadamente es muy real. Lo que estoy describiendo está sucediendo ahora mismo, y será mejor que comencemos a hablar de ello antes de que las consecuencias imprevistas comiencen a convertirse en una crisis.

En América del Norte (EE.UU.-Canadá), Europa y Australia, seguirá habiendo aumentos masivos en los precios de los alimentos como resultado del colapso de la producción de energía. Más allá de las naciones occidentales, habrá escasez de alimentos como resultado de la reducción de los rendimientos de las cosechas y la menor producción industrial de alimentos. Esto no es controvertido.

Tampoco es controvertido que las regiones con climas invernales duros paguen mucho más por los escasos recursos de calefacción.

Aceptado eso, lo que sucede geopolíticamente, incluso militarmente, cuando toda la economía global comienza a sentir los impactos de la contracción económica de las naciones occidentales en una escala -creada por la acción colectiva- que nunca antes se había visto.

No tengo idea de cómo se ve esa consecuencia general, pero sea lo que sea » eso «, sucederá al mismo tiempo que la gente en todas partes estará más desesperada como resultado de su posición económica. No tengo las respuestas, pero seguro que puedo ver venir el problema.

El liderazgo político en las naciones occidentales antes mencionadas aparentemente, tal vez intencionalmente, mantiene a las personas distraídas con cosas domésticas brillantes para ocupar el tiempo.   Sin embargo, alguien debe comenzar a hablar y desafiar seriamente la consecuencia general de este  futuro de Build Back Better  , antes de que sea demasiado tarde.

Fuente: https://www.zerohedge.com/geopolitical/something-looming-geopolitically-and-we-better-start-taking-it-seriously

Cómo un misil en Kabul se conecta a un altavoz en Taipei

Por PEPE ESCOBAR

Así es como termina la “Guerra Global contra el Terrorismo” (GWOT), una y otra vez: no con un estallido, sino con un gemido.

Dos misiles Hellfire R9-X lanzados desde un dron MQ9 Reaper en el balcón de una casa en Kabul. El objetivo era Ayman Al-Zawahiri con una recompensa de 25 millones de dólares por su cabeza . El otrora líder invisible de la ‘histórica’ Al-Qaeda desde 2011, finalmente es despedido.

Todos los que pasamos años de nuestras vidas, especialmente a lo largo de la década de 2000, escribiendo y rastreando a Al-Zawahiri sabemos cómo la ‘inteligencia’ estadounidense jugó todos los trucos en el libro, y fuera del libro, para encontrarlo. Pues nunca se expuso en el balcón de una casa y mucho menos en Kabul.

Otro activo desechable

¿Porqué ahora? Simple. Ya no es útil, y ya pasó su fecha de vencimiento. Su destino fue sellado como una ‘victoria’ de política exterior de mal gusto: el ‘momento Osama bin Laden’ remezclado de Obama que ni siquiera se registrará en la mayor parte del Sur Global. Después de todo, reina la percepción de que la GWOT de George W. Bush se ha metastatizado durante mucho tiempo en el orden internacional “basado en reglas”, en realidad “basado en sanciones económicas”.

Señal de 48 horas después, cuando cientos de miles en todo el oeste estaban pegados a la pantalla de flightradar24.com (hasta que el sitio web fue pirateado), rastreando «SPAR19», el avión de la Fuerza Aérea de EE. UU. que transportaba a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, mientras cruzaba lentamente. Kalimantan de este a oeste, el Mar de Célebes, se dirigió hacia el norte paralelo al este de Filipinas y luego hizo un giro brusco hacia el oeste hacia Taiwán, en un espectacular desperdicio de combustible para aviones para evadir el Mar de China Meridional.

Sin “momento Pearl Harbor”

Ahora compáralo con cientos de millones de chinos que no están en Twitter sino en Weibo, y un liderazgo en Beijing que es impermeable a la histeria posmoderna de antes de la guerra fabricada por Occidente.

Cualquiera que entienda la cultura china sabía que nunca habría un momento de «misil en un balcón de Kabul» sobre el espacio aéreo taiwanés. Nunca habría una repetición del perenne sueño húmedo neoconservador: un «momento Pearl Harbor». Eso simplemente no es el estilo chino.

Al día siguiente, cuando la Portavoz narcisista, tan orgullosa de lograr su truco, recibió la Orden de las Nubes Auspiciosas por su promoción de las relaciones bilaterales entre Estados Unidos y Taiwán, el Ministro de Relaciones Exteriores de China emitió un comentario aleccionador: la reunificación de Taiwán con el continente es una inevitabilidad histórica.

Así es como te enfocas, estratégicamente, en el juego largo.

Lo que sucede a continuación ya había sido telegrafiado, algo escondido en un informe del Global Times . Estos son los dos puntos clave:

Punto 1: “China lo verá como una acción de provocación permitida por la administración de Biden en lugar de una decisión personal tomada por Pelosi”.

Eso es exactamente lo que el presidente Xi Jinping le había dicho personalmente al inquilino de la Casa Blanca que leía mensajes electrónicos durante una tensa llamada telefónica la semana pasada. Y eso se refiere a la última línea roja.

Xi ahora está llegando exactamente a la misma conclusión a la que llegó el presidente ruso Vladimir Putin a principios de este año: Estados Unidos es “capaz de no llegar a un acuerdo” y no tiene sentido esperar que respete la diplomacia y/o el estado de derecho en las relaciones internacionales.

El punto 2 se refiere a las consecuencias, lo que refleja un consenso entre los principales analistas chinos que refleja el consenso en el Politburó: “La crisis entre Rusia y Ucrania acaba de dejar que el mundo vea las consecuencias de arrinconar a una gran potencia… China acelerará constantemente su proceso de reunificación y declarar el fin de la dominación estadounidense del orden mundial”.

Ajedrez, no damas

Como era de esperar, la matriz sinofóbica descartó la reacción de Xi al hecho sobre el terreno, y en los cielos, en Taiwán, con una retórica que expuso la «provocación de los reaccionarios estadounidenses» y la «campaña incivilizada de los imperialistas».

Esto puede verse como Xi interpretando al presidente Mao. Puede que tenga razón, pero la retórica es pro forma. El hecho crucial es que Xi fue personalmente humillado por Washington y también lo fue el Partido Comunista de China (PCCh), una gran pérdida de prestigio, algo que en la cultura china es imperdonable. Y todo eso agravado con una victoria táctica estadounidense.

Por lo tanto, la respuesta será inevitable y será la clásica Sun Tzu: calculada, precisa, dura, a largo plazo y estratégica, no táctica. Eso lleva tiempo porque Beijing aún no está lista en una variedad de dominios en su mayoría tecnológicos. Putin tuvo que esperar años para que Rusia actuara con decisión. Llegará el momento de China.

De momento, lo que está claro es que tanto como en las relaciones Rusia-EE.UU. el pasado mes de febrero, en el ámbito EE.UU.-China se ha cruzado el Rubicón.

El precio de los daños colaterales

El Banco Central de Afganistán se embolsó unos míseros 40 millones de dólares en efectivo como ‘ayuda humanitaria’ poco después de ese misil en un balcón de Kabul.

Así que ese fue el precio de la operación Al-Zawahiri, intermediada por la agencia de inteligencia pakistaní actualmente alineada con Estados Unidos, Inter-Services Intelligence (ISI). Tan barato.

El dron MQ-9 Reaper que transportaba los dos Hellfire R9X que mataron a Al-Zawahiri tuvo que sobrevolar el espacio aéreo pakistaní : despegó de una base estadounidense en el Golfo Pérsico, atravesó el Mar Arábigo y sobrevoló Baluchistán para ingresar a Afganistán desde el sur. Es posible que los estadounidenses también hayan obtenido inteligencia humana como bonificación.

Un acuerdo de 2003, según el cual Islamabad facilita corredores aéreos para vuelos militares estadounidenses, puede haber expirado con la debacle de la retirada estadounidense en agosto pasado, pero siempre podría revivir.

Nadie debería esperar una investigación profunda sobre qué fue exactamente lo que el ISI, históricamente muy cercano a los talibanes, le dio a Washington en bandeja de plata.

Tratos dudosos

Cue a una intrigante llamada telefónica la semana pasada entre el todopoderoso Jefe de Estado Mayor del Ejército de Pakistán, el general Qamar Javed Bajwa, y la subsecretaria de Estado de EE. UU., Wendy Sherman. Bajwa estaba presionando para que el Fondo Monetario Internacional (FMI) liberara un préstamo crucial lo antes posible, de lo contrario, Pakistán incumpliría con su deuda externa.

Si el ex primer ministro depuesto Imran Khan aún estuviera en el poder, nunca habría permitido esa llamada telefónica.

La trama se complica, ya que las excavaciones de Kabul de Al-Zawahiri en un barrio elegante son propiedad de un asesor cercano de Sirajuddin Haqqani, jefe de la red «terrorista» (definida por EE. UU.) Haqqani y actualmente ministro del Interior talibán. La red Haqqani, no hace falta agregar, siempre fue muy acogedora con el ISI.

Y luego, hace tres meses, el jefe del ISI, el teniente general Nadeem Anjum, se reunió con el asesor de seguridad nacional de Biden, Jake Sullivan, en Washington, supuestamente para volver a poner en marcha su antigua maquinaria conjunta, encubierta y antiterrorista.

Una vez más, la única pregunta gira en torno a los términos de la “oferta que no puede rechazar”, y eso puede estar relacionado con el alivio del FMI. Bajo estas circunstancias, Al-Zawahiri fue solo un daño colateral insignificante.

Sun Tzu despliega sus seis espadas

Tras la travesura de la presidenta Pelosi en Taiwán, los daños colaterales se multiplicarán como las palas de un misil R9-X.

La primera etapa es el Ejército Popular de Liberación (EPL) que ya ha participado en simulacros de fuego real, con bombardeos masivos en dirección al Estrecho de Taiwán fuera de la provincia de Fujian.

También están en vigor las primeras sanciones contra dos fondos taiwaneses. Está prohibida la exportación de sable (arena, silicio) a Taiwán; sable es un producto esencial para la industria electrónica, por lo que aumentará el dolor en los sectores de alta tecnología de la economía global.

La china CATL, el fabricante de pilas de combustible y baterías de iones de litio más grande del mundo, está posponiendo indefinidamente la construcción de una enorme fábrica de 5.000 millones de dólares y 10.000 empleados que fabricaría baterías para vehículos eléctricos en América del Norte, abasteciendo a Tesla y Ford, entre otros.

Por lo tanto, las maniobras de Sun Tzu por delante se concentrarán esencialmente en un bloqueo económico progresivo de Taiwán, la imposición de una zona de exclusión aérea parcial, restricciones severas del tráfico marítimo, guerra cibernética y el Gran Premio: infligir daño a la economía estadounidense.

La guerra en Eurasia

Para Beijing, jugar el juego largo significa acelerar el proceso que involucra a una variedad de naciones en Eurasia y más allá, comerciando con materias primas y productos manufacturados en sus propias monedas. Estarán probando progresivamente un nuevo sistema que verá el advenimiento de una canasta de monedas BRICS+/SCO/Eurasia Economic Union (EAEU) y, en un futuro cercano, una nueva moneda de reserva.

La escapada del Portavoz fue concomitante con el entierro definitivo del ciclo de la “guerra contra el terror” y su metástasis en la era de la “guerra contra Eurasia”.

Es posible que, sin saberlo, haya proporcionado el último engranaje que faltaba para impulsar la compleja maquinaria de la asociación estratégica entre Rusia y China. Eso es todo lo que hay que saber sobre la capacidad ‘estratégica’ de la clase política dominante estadounidense. Y esta vez ningún misil en un balcón podrá borrar la nueva era.

(Reeditado de The Cradle con permiso del autor o representante)

Fuente: https://www.unz.com/pescobar/how-a-missile-in-kabul-connects-to-a-speaker-in-taipei/

Desde Kosovo hasta Taiwán, la receta probada y confiable de Washington para el caos vuelve a asomar su fea cabeza.

El secretario de Estado, Antony Blinken, se reúne con la presidenta de Kosovo, Vjosa Osmani Sadriu, y el primer ministro de Kosovo, Albin Kurti, en el Departamento de Estado en Washington, el martes 26 de julio de 2022. ©  Olivier Douliery/Pool Photo vía AP

Rachel Marsden es columnista, estratega política y presentadora de programas de entrevistas producidos de forma independiente en francés e inglés.

No hay duda de que es una extraña coincidencia que el secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, haya mantenido conversaciones oficiales con los líderes de Kosovo justo antes de que comenzaran los problemas allí el fin de semana pasado. Se produjo justo cuando los funcionarios de Pristina se preparaban para negarse a reconocer las placas de matrícula o los documentos emitidos por el gobierno central de Serbia (antes de posponer la medida justo antes de que entrara en vigor el lunes por la noche).

También podemos preguntarnos cuáles son las probabilidades de que el “presidente” del estado parcialmente reconocido, Vjosa Osmani, ahora esté hablando de Rusia, diciendo que “seguiremos necesitando el firme apoyo de los Estados Unidos, así como de nuestros aliados europeos. , para asegurarse de que se detengan los planes de Rusia y sus representantes en la región”.  O que Blinken también está evocando el “ firme apoyo a Ucrania ” de Pristina, lo cual es divertido ya que Ucrania ni siquiera reconoce oficialmente la independencia de  Kosovo de Serbia.

Por no hablar de que Kosovo alberga una gran base militar de la OTAN, y que la OTAN ha emitido un comunicado oficial citando su interés en “ intervenir ” en Kosovo, si fuera necesario. Que conveniente.

Probablemente también sea un accidente total que Serbia simplemente se niegue a retroceder en su apoyo a Rusia, busque un mayor comercio con Irán y cooperación militar con Bielorrusia, aliado de Rusia. Y que su Ministro del Interior, Aleksandar Vulin, dijo la semana pasada que no se uniría a las sanciones contra Rusia por Ucrania, y que no sería el “ soldado de a pie ” de la OTAN contra Rusia. O que la OTAN, a finales de los 90, bajo el liderazgo «moral» del entonces presidente estadounidense Bill Clinton, forjó la provincia serbia de Kosovo por motivos «humanitarios» y la ha estado utilizando como una herramienta para aumentar o disminuir la presión. sobre Serbia (y, hasta cierto punto, sobre sus amigos en Moscú) desde entonces.

Pero si no es posible que todo sea el resultado de la casualidad, entonces un modelo occidental para el cambio de régimen se convierte en una explicación plausible.

Ese plan implica la creación de un estado proxy y/o combatientes que los funcionarios occidentales venden al público como víctimas del “régimen” en cuestión, es decir, el rival geopolítico que Occidente tiene en la mira. 

El mismo patrón se está desarrollando en Asia en este momento, ya que la presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, se muestra tímida sobre cualquier plan para viajar a Taiwán en medio de su gira por Asia. Solo 13 países reconocen a Taiwán como independiente de China, y EE. UU. no ha estado entre ellos desde 1979. Pero la Ley de Relaciones con Taiwán de 1979 ha sido un Caballo de Troya para la militarización estadounidense dentro de China desde entonces. La ley requiere que Washington “ ponga a disposición de Taiwán los artículos de defensa y los servicios de defensa en la cantidad que sea necesaria para permitirle a Taiwán mantener una capacidad de autodefensa suficiente según lo determinen el Presidente y el Congreso .” lo que explica por qué los neoconservadores en el establecimiento político occidental y el complejo industrial militar han tenido un fetiche de Taiwán durante décadas.

No solo es un cliente de armas, sino que saben que cada vez que Washington cumple con su obligación del tratado, lo que hacen en cada oportunidad por una suma de miles de millones de dólares  , irrita a los chinos dentro de su propio país. Sería como si Beijing vendiera armas de grado militar al estado de Hawái para protegerlo de la potencial «amenaza» asimétrica de una «invasión» de Washington .

Por supuesto, probablemente sea solo otra coincidencia total que la visita del tercer funcionario del gobierno de EE. UU. de más alto rango a Taiwán en contra de los deseos expresos de Beijing se produzca en medio de mayores tensiones con China, ya que golpea con fuerza el orden mundial dominado por Occidente junto con Rusia en medio de el conflicto en Ucrania. O que iniciar un conflicto desestabilizador dentro de China a través de Taiwán serviría a los intereses competitivos de Washington. 

El mismo tipo de explotación de representantes se puede ver en el apoyo de Washington a los combatientes neonazis de Azov en Ucrania contra Rusia en el período previo al conflicto de Ucrania, o en el respaldo de la CIA y el Pentágono a los rebeldes sirios en un intento fallido de varios años. intento de derrocar al presidente sirio Bashar al-Assad, o con el entrenamiento y equipamiento de combatientes muyahidines en Afganistán en la operación dirigida por la CIA contra los soviéticos, o con el reclutamiento por parte de la CIA de 500 rebeldes nicaragüenses (conocidos como los Contras) para derrocar a los izquierdistas el liderazgo sandinista en Nicaragua, o el intento de varios funcionarios estadounidenses durante varios años de fomentar un cambio de régimen en Irán promoviendo y apoyando al grupo de oposición iraní conocido como Mujahadeen-e-Khalq (MEK).  

Varios grupos de la «sociedad civil» financiados por el gobierno de los Estados Unidos a través de programas como USAID, y ubicados estratégicamente en áreas de importancia primordial para las operaciones de cambio de régimen de Washington, también forman parte de la misma maquinaria. El gobierno ruso llamó la atención sobre el tema en 2015 a través de una legislación que prohíbe aquellos que considera una amenaza para la seguridad nacional. 

Cuando un punto crítico está al borde de la guerra (como Taiwán o Kosovo) o ya está sumido en un conflicto (como Ucrania), a menudo es demasiado tarde para tomar a Washington de la mano. En cambio, vale la pena estar atento a otros representantes de EE. UU., aunque solo sea para captar cualquier vibración inquietantemente familiar que pueda tener características similares a las operaciones anteriores de cambio de régimen occidental.

Fuente: https://www.rt.com/news/560058-kosovo-taiwan-washingtons-chaos/

En Kosovo como en Ucrania, la misma ‘mano invisible’ occidental fomenta el conflicto

Por Aleksandar Pavic , analista político

En ambos casos, Occidente no presionó al lado que apoya para que se adhiera a los acuerdos internacionales firmados.

Además del conflicto en Ucrania, Europa se enfrenta ahora a la perspectiva de un nuevo conflicto en Kosovo, la provincia separatista de Serbia (oficialmente llamada Kosovo y Metohija según la constitución serbia). La secesión unilateral de Kosovo fue reconocida por las principales potencias occidentales en 2008. Esto se produjo nueve años después del ataque de la OTAN contra Serbia y la República Federativa de Yugoslavia, después del cual las fuerzas de la OTAN ocuparon la provincia y ayudaron a instalar un gobierno de etnia albanesa dominado por ex miembros de la organización terrorista Ejército de Liberación de Kosovo.

La crisis actual fue desencadenada por el primer ministro de etnia albanesa de Kosovo, Albin Kurti, quien inicialmente quería obligar a la mayoría de la población serbia en el norte de la región a aceptar placas de matrícula y documentos de identidad kosovares a partir del 1 de agosto y prohibir la entrada a la provincia. o emitir documentos temporales a viajeros con placas y documentos emitidos en Serbia.

Kurti intentó un truco similar en septiembre de 2021, lo que desencadenó una crisis en la que los serbios locales en el norte de Kosovo organizaron barricadas y, según los informes, la policía de Kosovo golpeó e intimidó a los civiles serbios, mientras que las autoridades de Belgrado pusieron al ejército serbio en alerta máxima y ordenaron el sobrevuelo de aviones de combate. la frontera administrativa entre Serbia propiamente dicha y Kosovo. La UE finalmente negoció un acuerdo temporal, en espera de un acuerdo final que se suponía que se había alcanzado en abril de 2022, bajo los auspicios de la UE. Sin embargo, nada ha resultado de eso.

Desde Kosovo hasta Ucrania, parece haber un patrón con respecto a los acuerdos en los que las potencias occidentales tienen una mano. Desde el comienzo de la operación militar especial de este año en Ucrania, los funcionarios rusos han repetido una y otra vez que Occidente nunca había presionado a Kiev para que cumpliera con su parte del acuerdo de paz Minsk 2 de 2015, destinado a poner fin al enfrentamiento de Kiev con las repúblicas de Donbass. Recientemente, el ex presidente ucraniano Pyotr Poroshenko admitió abiertamente que Ucrania nunca tuvo la intención de cumplir el acuerdo, sino que simplemente estaba ganando tiempo hasta que pudiera construir un ejército capaz de invadir Donbass.

La situación con Kosovo no es muy diferente. La UE negoció un acuerdo entre Pristina y Belgrado en abril de 2013, el llamado Acuerdo de Bruselas, mediante el cual se suponía que Serbia desmantelaría sus estructuras policiales y judiciales “paralelas” en Kosovo y convencería a los serbokosovares de aceptar la integración en la policía y sistema legal, sin reconocer la independencia del territorio. Y las autoridades de Belgrado lo hicieron, a pesar de una gran protesta pública por la medida.

Sin embargo, había una segunda parte del acuerdo, por la que Pristina estaba obligada a formar una Asociación de Municipios Serbios, con poderes locales sustanciales y vínculos con Serbia propiamente dicha. La parte albanesa del Acuerdo de Bruselas no se ha cumplido hasta el día de hoy. O, como señaló el presidente serbio, Aleksandar Vucic, el 31 de julio, han pasado 3.390 días desde que se firmó el Acuerdo de Bruselas y todavía no hay señales de la Asociación.

Como en el caso de Ucrania, Occidente colectivo no ha ejercido absolutamente ninguna presión sobre el lado que apoya para cumplir con su parte de un acuerdo internacional firmado. Y nuevamente, como en el caso de Ucrania, esto ha alentado a Pristina a adoptar una postura cada vez más beligerante, lo que muy bien puede conducir a un conflicto más serio.

Hay un ingrediente adicional en la mezcla de Kosovo, gracias al conflicto de Ucrania. Es decir, los serbios, tanto en Serbia como en Bosnia y Herzegovina, están prácticamente solos entre los pueblos europeos al negarse a unirse a las sanciones occidentales contra Rusia y al demostrar constantemente su apoyo abierto a la operación militar especial de Rusia en Ucrania. Como resultado, el gobierno de Belgrado ha estado bajo constante y creciente presión de las principales capitales occidentales, así como de la UE y la OTAN, para cambiar su política y unirse al suicidio económico colectivo de Occidente.

Dado que Belgrado ha demostrado ser un hueso duro de roer para Occidente diplomáticamente cuando se trata de oponerse a Rusia, no es del todo descabellado imaginar que los albaneses de Kosovo podrían ser vistos por Occidente como una herramienta útil para girar los tornillos en Belgrado. De la misma manera cínica en que se está utilizando a los desafortunados ucranianos para presionar y debilitar a Rusia.

Los próximos días y semanas sin duda nos dirán mucho. El aplazamiento temporal provocado por el aplazamiento de un mes por parte de las autoridades de Kosovo de su prohibición de placas de matrícula y documentos de identidad serbios hasta el 1 de septiembre puede parecer alentador. Sin embargo, siempre debe tenerse en cuenta que Occidente tiene todas las herramientas necesarias para presionar a Pristina para que cumpla el Acuerdo de Bruselas y, en general, para que se comporte de manera justa. Kosovo depende totalmente de un flujo constante de inyecciones financieras occidentales y del apoyo de seguridad de la OTAN.

El presidente serbio ha declarado públicamente que Serbia no está interesada en que se reanude el conflicto, pero que no permitirá que el aparato de seguridad de Kosovo dañe y abuse de su pueblo. Si las principales potencias occidentales no controlan a Kurti y, en lugar de presionarlo para que cumpla con los acuerdos firmados previamente, le permiten usar la fuerza y ​​hacer sus movimientos unilaterales anunciados en septiembre, o incluso antes, puede significar al menos un par de cosas. : 1) que la amenaza de nueva violencia en Kosovo fue utilizada por Occidente para obtener algunas concesiones más de Belgrado, quizás tras bambalinas, relacionadas con la formación de un nuevo gobierno serbio, o 2) que las asediadas élites políticas de Occidente quieren y, quizás, necesitan desesperadamente el estallido de otro conflicto en Europa. O tal vez incluso ambos. 

Desafortunadamente, lo único que es difícil de imaginar es que EE. UU. y la UE realmente estén haciendo algo para contribuir fundamentalmente a una resolución pacífica de esta crisis.

Fuente: https://www.rt.com/news/559969-serbia-kosovo-kurti-eu/

Ir a Samarcanda

Por pepe escobar

La OCS y otras organizaciones paneuroasiáticas juegan un juego de pelota completamente diferente, respetuoso y consensuado. Y es por eso que están captando toda la atención de la mayor parte del Sur Global.

La reunión del Consejo Ministerial de la OCS  ( Organización de Cooperación de Shanghái) en Tashkent el viernes pasado involucró algunos asuntos muy serios. Esa fue la reunión preparatoria clave previa a la cumbre de la OCS a mediados de septiembre en la legendaria Samarcanda, donde la OCS publicará una muy esperada “Declaración de Samarcanda”.

Como era de esperar, lo que sucedió en Tashkent no se informó en todo el Occidente colectivo y aún no se digirió en grandes franjas del Este.

Entonces, una vez más, depende del ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, ir al grano. El diplomático más destacado del mundo, en medio del trágico drama de la era de la no diplomacia, las amenazas y las sanciones inventadas por Estados Unidos, ha señalado los dos temas principales superpuestos que impulsan a la OCS como una de las organizaciones clave en el camino hacia la integración de Eurasia.

  1. Interconectividad y “la creación de corredores de transporte eficientes”. La Guerra de los Corredores Económicos es una de las características clave del siglo XXI .
  2. Trazar “la hoja de ruta para el aumento gradual de la participación de las monedas nacionales en las liquidaciones mutuas”.

Sin embargo, fue en la sesión de preguntas y respuestas que Lavrov, a todos los efectos prácticos, detalló las principales tendencias en el estado actual e incandescente de las relaciones internacionales. Estos son los puntos clave.

¿Qué tan cómodo se siente con el dólar estadounidense?

África: “Acordamos que presentaremos a los líderes para su consideración propuestas sobre acciones específicas para cambiar a liquidaciones en monedas nacionales. Creo que ahora todos lo pensarán. África ya tiene una experiencia similar: monedas comunes en algunas estructuras subregionales que, sin embargo, en general, están vinculadas a las occidentales. A partir de 2023, comenzará a funcionar una zona de libre comercio continental en el continente africano. Un paso lógico sería reforzarlo con acuerdos cambiarios”.

Bielorrusia -y muchos otros- deseosos de unirse a la OCS: “Hay un amplio consenso sobre la candidatura bielorrusa (…) Lo sentí hoy. Hay una serie de candidatos para el estatus de observador, socio de diálogo. Algunos países árabes muestran tal interés, al igual que Armenia, Azerbaiyán y varios estados asiáticos”.

Diplomacia del grano: “En cuanto al tema del grano ruso, fueron las sanciones estadounidenses las que no permitieron la plena implementación de los contratos firmados debido a las restricciones impuestas: los barcos rusos tienen prohibido ingresar a varios puertos, hay una prohibición en los barcos extranjeros que ingresan a los puertos rusos para recoger la carga de exportación, y las tarifas de los seguros han aumentado (…) Las cadenas financieras también se ven interrumpidas por las sanciones ilegítimas de los EE. UU. y la UE. En particular, el Rosselkhozbank, a través del cual pasan todos los principales establecimientos de exportación de alimentos, fue uno de los primeros en ser incluido en la lista de sanciones. El secretario general de la ONU, A. Guterres, se ha comprometido a eliminar estas barreras para abordar la crisis alimentaria mundial. Vamos a ver.»

Taiwán: “No discutimos esto con nuestro colega chino. La posición de Rusia sobre tener una sola China permanece sin cambios. Estados Unidos confirma periódicamente la misma línea en palabras, pero en la práctica sus ‘hechos’ no siempre coinciden con las palabras. No tenemos ningún problema en defender el principio de la soberanía china”.

¿Debería la OCS abandonar el dólar estadounidense? “Cada país de la OCS debe decidir por sí mismo qué tan cómodo se siente al confiar en el dólar, teniendo en cuenta la absoluta falta de confiabilidad de esta moneda para posibles abusos. Los estadounidenses han usado esto más de una vez en relación con varios estados”.

Por qué es importante la OCS: “No hay líderes ni seguidores en la OCS. No hay situaciones en la organización como en la OTAN, cuando EE.UU. y sus aliados más cercanos imponen una u otra línea a todos los demás miembros de la alianza. En la Organización de Cooperación de Shanghái no se da la situación que estamos viendo actualmente en la UE: los países soberanos están siendo literalmente ‘noqueados’, exigiéndoles que o dejen de comprar gas o reduzcan su consumo en violación de los planes e intereses nacionales”.

Lavrov también quiso enfatizar cómo “otras estructuras en el espacio euroasiático, por ejemplo, EAEU y BRICS, se basan y operan en los mismos principios” de la OCS. Y se refirió a la crucial cooperación con las 10 naciones miembros de ASEAN.

Así preparó el escenario para el factor decisivo: “Todos estos procesos, en interconexión, ayudan a formar la Gran Asociación Euroasiática, de la que el presidente Vladimir Putin ha hablado repetidamente. Vemos en ellos un beneficio para toda la población del continente euroasiático”.

Esas vidas afganas y árabes

La verdadera gran historia de los Raging Twenties  es cómo la operación militar especial (SMO, por sus siglas en inglés) en Ucrania puso en marcha de facto “todos estos procesos”, como mencionó Lavrov, conduciendo simultáneamente hacia la inexorable integración de Eurasia.

Una vez más, tuvo que recordar dos hechos básicos que continúan escapando a cualquier análisis serio en todo el Occidente colectivo:

Hecho 1: “Estados Unidos, la UE y la OTAN ignoraron todas nuestras propuestas para su eliminación [refiriéndose a los activos de expansión de la OTAN] sobre la base del principio de respeto mutuo por los intereses de seguridad”.

Hecho 2: “Cuando se prohibió el idioma ruso en Ucrania y el gobierno ucraniano promovió teorías y prácticas neonazis, Occidente no se opuso, sino que, por el contrario, alentó las acciones del régimen de Kyiv y admiró a Ucrania como ‘ baluarte de la democracia. Los países occidentales suministraron armas al régimen de Kyiv y planificaron la construcción de bases navales en territorio ucraniano. Todas estas acciones estaban dirigidas abiertamente a contener a la Federación Rusa. Llevamos 10 años advirtiendo que esto es inaceptable”.

También es apropiado que Lavrov una vez más pusiera a Afganistán, Irak y Libia en contexto: “Recordemos el ejemplo de Afganistán, cuando incluso las ceremonias de boda fueron objeto de ataques aéreos, o Irak y Libia, donde el estado fue completamente destruido y muchos humanos se sacrificaron vidas. Cuando los estados que siguieron fácilmente esa política ahora están haciendo un escándalo por Ucrania, puedo concluir que las vidas de los afganos y los árabes no significan nada para los gobiernos occidentales. Es desafortunado. El doble rasero, estos instintos racistas y coloniales deben ser eliminados”.

Putin, Lavrov, Patrushev, Madvedev han estado enfatizando últimamente el carácter racista y neocolonial de la matriz OTANstan. La OCS y otras organizaciones paneuroasiáticas juegan un juego de pelota completamente diferente, respetuoso y consensuado. Y es por eso que están captando toda la atención de la mayor parte del Sur Global. Próxima parada: Samarcanda.

Fuente: https://www.strategic-culture.org/news/2022/07/30/going-to-samarkand/

El mundo no quiere una OTAN global

La mayor parte del mundo rechaza las políticas y aspiraciones globales de la OTAN y no desea dividir a la comunidad internacional en bloques obsoletos de la Guerra Fría,  escribe Vijay Prashad.

Por Vijay PRASHAD

L a fragilidad del suministro energético de Europa ha vuelto a ponerse de manifiesto en los últimos meses. Los envíos de gas a través del gasoducto Nord Stream 1, que va de Rusia a Alemania, se redujeron al 40 por ciento de su capacidad en junio, un recorte que, según Moscú, se debió a retrasos en el mantenimiento de una turbina por parte de la firma alemana Siemens.

Poco tiempo después, el 11 de julio, la tubería se desconectó durante 10 días para realizar el mantenimiento de rutina anual. A pesar de recibir garantías de Moscú de que el suministro se reanudaría según lo programado, los líderes europeos expresaron su temor de que el cierre continuara indefinidamente en represalia por las sanciones impuestas a Rusia tras la invasión de Ucrania.

El 21 de julio se  reanudó el flujo de gas ruso hacia Europa . Klaus Müller, el principal regulador de energía de Alemania,  dijo  que los flujos de gas a través de Nord Stream 1 estaban por debajo de los niveles previos al mantenimiento durante las primeras horas de reanudación, aunque ahora han  vuelto  al 40 por ciento de su capacidad.

Las preocupaciones europeas relacionadas con el suministro de energía están vinculadas a los temores de los gobiernos de la región de una mayor inestabilidad en la Eurozona.

El mismo día que Nord Stream 1 reanudó sus operaciones, el italiano Mario Draghi  renunció  como primer ministro, la última de una serie dramática de renuncias de jefes de gobierno en Bulgaria, Estonia y el Reino Unido. La resistencia de Europa a un acuerdo de paz con Rusia viene junto con el reconocimiento de que el comercio con Rusia es inevitable.

En  No Cold War , una plataforma internacional que busca llevar la cordura a las relaciones internacionales, hemos estado observando de cerca el tenor cambiante de la guerra en Ucrania y la campaña de presión impulsada por Estados Unidos contra China.

Hemos publicado tres informes anteriores de esta plataforma en nuestros boletines; a continuación, encontrará  el informe No. 4 ,  El mundo no quiere una OTAN global , que detalla la claridad emergente en el Sur Global con respecto al intento de Estados Unidos y Europa de impulsar una agenda beligerante en todo el mundo.

Esta nueva claridad se relaciona no solo con la militarización del planeta, sino también con la profundización de los conflictos en el comercio y el desarrollo, como lo demuestra la nueva  iniciativa del G7 , la Asociación para la Infraestructura y el Desarrollo Globales, que apunta claramente a la Iniciativa de la Franja y la Ruta de China.

En junio, los estados miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) se reunieron en Madrid para su cumbre anual. En la reunión, la OTAN  adoptó  un nuevo Concepto Estratégico, que se actualizó por última vez en 2010. En él, la OTAN nombra a Rusia como su “amenaza más significativa y directa” y señala a China como un “desafío [a] nuestros intereses”. En palabras del secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, este documento guía  representa  un «cambio fundamental» para la alianza militar, su «mayor reforma… desde la Guerra Fría».

¿Doctrina Monroe para el siglo XXI?

Aunque la OTAN pretende ser una alianza “defensiva”, esta afirmación se contradice con su legado destructivo, como en Serbia (1999), Afganistán (2001) y Libia (2011), y su huella global en constante expansión.

En la cumbre, la OTAN dejó en claro que tiene la intención de continuar su expansión global para enfrentar a Rusia y China. Aparentemente ajena al inmenso sufrimiento humano producido por la guerra en Ucrania, la OTAN  declaró  que su “ampliación ha sido un éxito histórico… y contribuyó a la paz y la estabilidad en el área euroatlántica”, y extendió invitaciones oficiales de membresía a Finlandia y Suecia.

Sin embargo, las miras de la OTAN se extienden mucho más allá del “Euroatlántico” hacia el Sur Global. Buscando afianzarse en Asia, la OTAN dio la bienvenida a Japón, Corea del Sur, Australia y Nueva Zelanda como participantes de la cumbre por primera vez y declaró que “el Indo-Pacífico es importante para la OTAN”.

Además de esto, haciéndose eco de la Doctrina Monroe (1823) de hace doscientos años, el Concepto Estratégico nombró a “África y Medio Oriente” como “el vecindario del sur de la OTAN”, y Stoltenberg hizo una ominosa  referencia  a “la creciente influencia de Rusia y China en el barrio sur [de la Alianza]” como un “desafío”.

La mayor parte del mundo busca la paz

Aunque los estados miembros de la OTAN pueden creer que poseen autoridad global, la gran mayoría del mundo no la tiene. La respuesta internacional a la guerra en Ucrania indica que existe una marcada división entre Estados Unidos y sus aliados más cercanos por un lado y el Sur Global por el otro.

Los gobiernos que representan a 6.700 millones de personas, el 85 por ciento de la población mundial, se han negado a seguir las sanciones impuestas por EE. UU. y sus aliados contra Rusia, mientras que los países que representan solo el 15 por ciento de la población mundial han seguido estas medidas. Según Reuters, los únicos gobiernos no occidentales que han promulgado  sanciones  contra Rusia son Japón, Corea del Sur, las Bahamas y Taiwán, todos los cuales albergan bases militares o personal de EE. UU.

Hay incluso menos apoyo para el impulso para cerrar el espacio aéreo a los aviones rusos encabezado por los EE. UU. y la Unión Europea. Los gobiernos que representan solo el 12 por ciento de la población mundial han  adoptado  esta política, mientras que el 88 por ciento no lo ha hecho.

Los esfuerzos liderados por Estados Unidos para aislar políticamente a Rusia en el escenario internacional no han tenido éxito. En marzo, la Asamblea General de la ONU votó una resolución no vinculante para condenar la invasión rusa de Ucrania: 141 países votaron a favor, cinco países votaron en contra, 35 países se abstuvieron y 12 países estuvieron ausentes. Sin embargo, este recuento no cuenta la historia completa. Los países que votaron en contra de la resolución, se abstuvieron o estuvieron ausentes  representan  el 59 por ciento de la población mundial. Después de esto, se ignoró el llamado de la administración Biden   para que Rusia fuera excluida de la cumbre del G20 en Indonesia.

Mientras tanto, a pesar del intenso respaldo de la OTAN, los esfuerzos para ganar apoyo para Ucrania en el Sur Global han sido un completo fracaso. El 20 de junio, luego de varias solicitudes, el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky se dirigió a la Unión Africana; sólo dos jefes de estado de los 55 miembros de la organización continental  asistieron a  la reunión. Poco después, la solicitud de Zelensky de dirigirse al bloque comercial latinoamericano, Mercosur, fue  rechazada .

Está claro que la  pretensión de la OTAN de  ser “un baluarte del orden internacional basado en normas” no es una opinión compartida por la mayor parte del mundo. El apoyo a las políticas de la alianza militar se limita casi por completo a sus países miembros y un puñado de aliados que juntos constituyen una pequeña minoría de la población mundial. La mayor parte de la población mundial rechaza las políticas y aspiraciones globales de la OTAN y no desea dividir a la comunidad internacional en bloques obsoletos de la Guerra Fría.

En 1955, 10 años después de que EE. UU. lanzara una bomba atómica sobre Hiroshima (Japón), el poeta turco Nâzim Hikmet escribió un poema en la voz de una niña de 7 años que murió en ese terrible acto. El poema fue traducido más tarde al japonés por Nobuyuki Nakamoto como «Shinda Onnanoko» («Niña muerta») y se cantaba con frecuencia en las conmemoraciones de esa atrocidad. Dada la dureza de la guerra y la escalada del conflicto, vale la pena reflexionar una vez más sobre las hermosas e inquietantes letras de Hikmet:

Vengo y me paro en cada puerta
Pero nadie oye mi paso silencioso.
Llamo y, sin embargo, sigo sin ser visto
Porque estoy muerto, porque estoy muerto.

Solo tengo siete años, aunque morí
en Hiroshima hace mucho tiempo.
Ahora tengo siete años como entonces.
Cuando los niños mueren, no crecen.

Mi cabello fue quemado por las llamas arremolinadas.
Mis ojos se nublaron; mis ojos se volvieron ciegos.
Vino la muerte y convirtió mis huesos en polvo
Y eso fue esparcido por el viento.

No necesito fruta, no necesito arroz.
No necesito dulces, ni siquiera pan.
No pido nada para mí
Porque estoy muerto, porque estoy muerto.

Todo lo que pido es que por la paz
luches hoy, luches hoy
para que los niños del mundo
vivan y crezcan y rían y jueguen.

Tricontinental: Instituto de Investigaciones Sociales vía  consortiumnews.com

Fuente: https://www.strategic-culture.org/news/2022/07/29/the-world-does-not-want-a-global-nato/

La troika del poder triunfa sobre Biden en Eurasia

Por PEPE ESCOBAR

La cumbre de Teherán que unió Irán-Rusia-Turquía fue un asunto fascinante en más de un sentido. Aparentemente sobre el proceso de paz de Astana en Siria, lanzado en 2017, la declaración conjunta de la cumbre señaló debidamente que Irán, Rusia y (recientemente renombrado) Turkiye continuarán “cooperando para eliminar a los terroristas” en Siria y “no aceptarán nuevos hechos en Siria”. en nombre de la derrota del terrorismo”.

Eso es un rechazo total de la unipolaridad excepcionalista de la “guerra contra el terror” que una vez gobernó Asia Occidental.

Hacer frente al sheriff global

El presidente ruso Vladimir Putin, en su propio discurso , fue aún más explícito. Hizo hincapié en “pasos específicos para promover el diálogo político inclusivo intra-sirio” y la mayoría de ellos llamó al palo: “Los estados occidentales liderados por los EE. UU. están alentando fuertemente el sentimiento separatista en algunas áreas del país y saqueando sus recursos naturales con un con vistas a, en última instancia, separar al Estado sirio”.

Por lo tanto, habrá “pasos adicionales en nuestro formato trilateral” destinados a “estabilizar la situación en esas áreas” y, lo que es más importante, “devolver el control al gobierno legítimo de Siria”. Para bien o para mal, los días del saqueo imperial habrán terminado.

Las reuniones bilaterales al margen de la cumbre (Putin/Raisi y Putin/Erdogan) fueron aún más intrigantes. El contexto es clave aquí: la reunión de Teherán tuvo lugar después de la visita de Putin a Turkmenistán a finales de junio para la  cumbre del Caspio, donde estuvieron presentes todas las naciones litorales, incluido Irán, y después de los viajes del Ministro de Relaciones Exteriores Sergei Lavrov a Argelia, Bahrein, Omán. y Arabia Saudita, donde se reunió con todos sus homólogos del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG).

El momento de Moscú

Entonces vemos a la diplomacia rusa tejiendo cuidadosamente su tapiz geopolítico desde Asia occidental hasta Asia central, con todos y sus vecinos ansiosos por hablar y escuchar a Moscú. Tal como está, la entente cordiale Rusia-Turquía tiende a inclinarse hacia la gestión de conflictos y es fuerte en las relaciones comerciales. Irán-Rusia es un juego de pelota completamente diferente: mucho más una asociación estratégica.

Así que no es una coincidencia que la Compañía Nacional de Petróleo de Irán (NIOC), programada para la cumbre de Teherán, anunciara la firma de un acuerdo de cooperación estratégica de $ 40 mil millones con Gazprom de Rusia. Esa es la inversión extranjera más grande en la historia de la industria energética de Irán, muy necesaria desde principios de la década de 2000. Siete acuerdos por valor de $ 4 mil millones se aplican al desarrollo de campos petroleros; otros se enfocan en la construcción de nuevos gasoductos de exportación y proyectos de GNL.

El asesor del Kremlin, Yury Ushakov, filtró deliciosamente que Putin y el líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Khamenei, en su reunión privada, “discutieron cuestiones conceptuales”. Traducción: significa gran estrategia, como en el proceso complejo y en evolución de la integración de Eurasia, en el que los tres nodos clave son Rusia, Irán y China, que ahora intensifican su interconexión. La asociación estratégica Rusia-Irán refleja en gran medida los puntos clave de la asociación estratégica China-Irán.

Irán dice ‘no’ a la OTAN

Khamenei, sobre la OTAN, dijo las cosas como son: “Si el camino está abierto para la OTAN, entonces la organización no ve fronteras. Si no se hubiera detenido en Ucrania, luego de un tiempo la alianza habría comenzado una guerra con el pretexto de Crimea”.

No hubo filtraciones sobre el impasse del Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA) entre EE. UU. e Irán, pero está claro, según las recientes negociaciones en Viena, que Moscú no interferirá con las decisiones nucleares de Teherán. No solo Teherán-Moscú-Beijing son plenamente conscientes de quién está impidiendo que el JCPOA vuelva a encarrilarse, sino que también ven cómo este proceso de estancamiento contraproducente impide que Occidente colectivo tenga acceso al petróleo iraní que tanto necesita.

Luego está el frente de armas. Irán es uno de los líderes mundiales en la producción de drones: Pelican, Arash, Homa, Chamrosh, Jubin, Ababil, Bavar, drones de reconocimiento, drones de ataque, incluso drones kamikaze, baratos y efectivos, en su mayoría desplegados desde plataformas navales en el oeste de Asia.

La posición oficial de Teherán es no suministrar armas a las naciones en guerra, lo que en principio invalidaría la dudosa «inteligencia» estadounidense sobre su suministro a Rusia en Ucrania. Sin embargo, eso siempre podría pasar desapercibido, considerando que Teherán está muy interesado en comprar sistemas de defensa aérea rusos y aviones de combate de última generación. Después del fin del embargo impuesto por el Consejo de Seguridad de la ONU, Rusia puede vender cualquier arma convencional a Irán que considere adecuada.

Los analistas militares rusos están fascinados por las conclusiones a las que llegaron los iraníes cuando se estableció que no tendrían ninguna posibilidad contra una armada de la OTAN; esencialmente apuestan por la guerra de guerrillas a nivel profesional (una lección aprendida de Afganistán). En Siria, Irak y Yemen desplegaron entrenadores para guiar a los aldeanos en su lucha contra los salafistas yihadistas; produjo decenas de miles de rifles de francotirador de gran calibre, ATGM y térmicos; y, por supuesto, perfeccionó sus líneas de ensamblaje de drones (con excelentes cámaras para vigilar las posiciones estadounidenses).

Sin mencionar que simultáneamente los iraníes estaban construyendo misiles de largo alcance bastante capaces. No es de extrañar que los analistas militares rusos calculen que hay mucho que aprender tácticamente de los iraníes, y no solo en el frente de los drones.

El ballet Putin-Sultán

Ahora, la reunión entre Putin y Erdogan, siempre un ballet geopolítico que llama la atención, especialmente considerando que el sultán aún no ha decidido subirse al tren de alta velocidad de integración de Eurasia.

Putin “expresó diplomáticamente su gratitud” por las discusiones sobre alimentos y granos, al tiempo que reiteró que “no todos los problemas sobre la exportación de granos ucranianos desde los puertos del Mar Negro están resueltos, pero se logran avances”.

Putin se refería al ministro de Defensa de Turkiye, Hulusi Akar, quien a principios de esta semana aseguró que establecer un centro de operaciones en Estambul, establecer controles conjuntos en los puntos de salida y llegada del puerto y monitorear cuidadosamente la seguridad de la navegación en las rutas de transferencia son temas que pueden ser resuelto en los próximos días.

Aparentemente, Putin-Erdogan también discutieron sobre Nagorno-Karabaj (sin detalles).

Lo que algunas filtraciones ciertamente no revelaron es que en Siria, a todos los efectos prácticos, la situación está bloqueada. Eso favorece a Rusia, cuya principal prioridad tal como está es Donbass. Wily Erdogan lo sabe, y es por eso que puede haber tratado de obtener algunas «concesiones» sobre «la cuestión kurda» y Nagorno-Karabaj. Independientemente de lo que Putin, el secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolai Patrushev, y el vicepresidente Dmitry Medvedev realmente puedan pensar sobre Erdogan, ciertamente evalúan lo invaluable que es cultivar un socio tan errático capaz de volver loco al occidente colectivo.

Estambul se ha convertido este verano en una especie de Tercera Roma, al menos para los turistas rusos expulsados ​​de Europa: están por todas partes. Sin embargo, el desarrollo geoeconómico más crucial de estos últimos meses es que el colapso provocado por Occidente de las líneas comerciales/de suministro a lo largo de las fronteras entre Rusia y la UE, desde el Báltico hasta el Mar Negro, finalmente destacó la sabiduría y el sentido económico del Norte Internacional. -Corredor de Transporte del Sur (INTSC): un gran éxito de integración geopolítica y geoeconómica de Rusia-Irán-India .

Cuando Moscú habla con Kiev, habla a través de Estambul. La OTAN, como bien sabe el Sur Global, no hace diplomacia. Así que cualquier posibilidad de diálogo entre los rusos y unos pocos occidentales educados tiene lugar en Turquía, Armenia, Azerbaiyán y los Emiratos Árabes Unidos. Asia occidental, así como el Cáucaso, por cierto, no suscribieron la histeria de las sanciones occidentales contra Rusia.

Dile adiós al ‘tipo del teleprompter’

Ahora compare todo lo anterior con la reciente visita a la región del llamado “líder del mundo libre”, quien alterna alegremente entre estrechar la mano de personas invisibles y leer, literalmente, lo que sea que se desplace en un teleprompter. Estamos hablando del presidente estadounidense Joe Biden, por supuesto.

Realidad: Biden amenazó a Irán con ataques militares y, como un mero suplicante, rogó a los saudíes que bombearan más petróleo para compensar la “turbulencia” en los mercados energéticos globales causada por la histeria sancionadora colectiva de occidente. Contexto: la evidente ausencia de cualquier visión o algo parecido a un borrador del plan de política exterior para Asia Occidental.

Entonces, los precios del petróleo subieron como era debido después del viaje de Biden: el crudo Brent subió más del cuatro por ciento a $ 105 por barril, lo que llevó los precios a más de $ 100 después de una pausa de varios meses.

El meollo del asunto es que si la OPEP o la OPEP+ (que incluye a Rusia) alguna vez deciden aumentar sus suministros de petróleo, lo harán sobre la base de sus deliberaciones internas, y no bajo presión excepcionalista.

En cuanto a la amenaza imperial de ataques militares contra Irán, califica como pura demencia. Todo el Golfo Pérsico, por no mencionar todo Asia occidental, sabe que si Estados Unidos e Israel atacaran a Irán, las represalias feroces simplemente se evaporarían con la producción de energía de la región, con consecuencias apocalípticas que incluyen el colapso de billones de dólares en derivados.

Biden luego tuvo el descaro de decir: “Hemos progresado en el fortalecimiento de nuestras relaciones con los estados del Golfo. No dejaremos un vacío para que Rusia y China llenen el Medio Oriente”.

Bueno, en la vida real es la «nación indispensable» la que se ha transformado en un vacío. Solo los vasallos árabes comprados y pagados, la mayoría de ellos monarcas, creen en la construcción de una «OTAN árabe» (derechos de autor del rey Abdullah de Jordania) para enfrentarse a Irán. Rusia y China ya están por todas partes en el oeste de Asia y más allá.

Desdolarización, no solo integración euroasiática

No es solo el nuevo corredor logístico de Moscú y San Petersburgo a Astrakhan y luego, a través del Caspio, a Enzeli en Irán y luego a Mumbai lo que está sacudiendo las cosas. Se trata de aumentar el comercio bilateral que pasa por alto el dólar estadounidense. Se trata de BRICS+, de los que Turquía, Arabia Saudí y Egipto se mueren por formar parte. Se trata de la Organización de Cooperación de Shanghai (SCO), que acepta formalmente a Irán como miembro de pleno derecho el próximo septiembre (y pronto también a Bielorrusia). Se trata de BRICS+, la OCS, la ambiciosa Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI) de China y la Unión Económica de Eurasia (EAEU) interconectadas en su camino hacia una Gran Asociación de Eurasia.

Asia occidental aún puede albergar una pequeña colección de vasallos imperiales con soberanía cero que dependen de la «asistencia» financiera y militar de Occidente, pero eso es el pasado. El futuro es ahora: con los tres principales BRICS (Rusia, India, China) coordinando lenta pero seguramente sus estrategias superpuestas en Asia occidental, con Irán involucrado en todas ellas.

Y luego está el Gran Panorama Global: independientemente de las circunvoluciones y los esquemas tontos de la variedad de «tope de precio del petróleo» inventada por los EE. UU., el hecho es que Rusia, Irán, Arabia Saudita y Venezuela, las principales naciones poderosas productoras de energía, están absolutamente en sincronización: sobre Rusia, sobre el oeste colectivo y sobre las necesidades de un mundo multipolar real.

Fuente: https://www.unz.com/article/the-power-troika-trumps-biden-in-west-asia/

Putin: La humanidad entra en ‘una nueva era y una nueva etapa en la historia mundial’

Por Kelen McBreen

Hablando en la asamblea Strong Ideas For A New Time  organizada por una organización sin fines de lucro llamada Agencia para Iniciativas Estratégicas el miércoles, el presidente ruso, Vladimir Putin, nuevamente le dijo a la élite mundial que su Viejo Orden Mundial está llegando a su fin.

El foro anual permite a los líderes rusos abordar las «ideas» propuestas por personas de todo el país y discutirlas en un escenario nacional.

Ahora que es un hecho bien documentado , es increíblemente difícil encontrar declaraciones, comunicados de prensa o discursos oficiales del gobierno ruso, ya que los proveedores de Internet, los sitios web y las aplicaciones sociales occidentales les han prohibido comunicarse.

https://platform.twitter.com/embed/Tweet.

Putin dijo a los televidentes que la conversación ayudará al desarrollo interno de su nación en un momento en que se está realineando el orden jerárquico mundial.

“Están en marcha procesos nacionales y globales para desarrollar los fundamentos y principios de un orden mundial armonioso, más justo, más centrado en la comunidad y más seguro como alternativa al orden mundial existente, o el orden mundial unipolar en el que vivimos, y que, debido a por su naturaleza, se está convirtiendo definitivamente en un freno para el desarrollo de nuestra civilización”, dijo.

Continuando, el líder ruso sonaba como Donald Trump cuando llamó al equivalente ruso del “Estado Profundo”, conocido como el “Millón de Oro”.

The Golden Billion es una teoría de que  «las élites indefinidas mueven los hilos para acumular riqueza y destruir la vida de las personas normales».

“El modelo de dominación total de los llamados mil millones de oro es injusto”, declaró Putin. “¿Por qué estos mil millones de oro, que son solo una parte de la población mundial, deberían dominar a todos los demás y hacer cumplir sus reglas de conducta que se basan en la ilusión del excepcionalismo? Divide el mundo en personas de primera y segunda clase y, por lo tanto, es esencialmente racista y neocolonial”.

Continuó: “La ideología globalista y pseudoliberal subyacente se parece cada vez más al totalitarismo y restringe el esfuerzo creativo y la creación histórica libre”.

Si bien el presidente ruso admitió que los mil millones de oro “lograron bastante”, señaló que lo hicieron en gran medida “robando a otros pueblos en Asia y África”.

A continuación, Putin dijo: “No importa cuánto se esfuercen Occidente y la élite supranacional por preservar el orden existente, se avecina una nueva era y una nueva etapa en la historia mundial”.

Afirmó que solo los «estados genuinamente soberanos» podrán sostener una «dinámica de alto crecimiento» y liderar a otras naciones en «niveles de vida y calidad de vida».

La clave para esto, dijo Putin, es “la protección de los valores tradicionales y los altos ideales humanistas, y los modelos de desarrollo donde el individuo no es un medio, sino el fin último”.

El líder de Rusia afirmó que permitir que las personas se desarrollen es una pieza importante para permitir que las naciones soberanas se desarrollen.

“Para ser fuertes, independientes y competitivos”, explicó Putin, “los países deben facilitar que las personas tengan voz para abordar los problemas críticos que enfrentan la sociedad y el público”.

Profundizando en esto, el presidente ruso promocionó el foro Ideas Fuertes para un Nuevo Tiempo que permitió a 19,000 de sus ciudadanos compartir sus ideas para el cambio y dijo: “Considero que su foro es una plataforma clave para un diálogo abierto y significativo”.

Los comentarios de Putin se suman a la plétora de comentarios recientes hechos por líderes estadounidenses , rusos y europeos que han mencionado una transición hacia un Nuevo Orden Mundial.

Fuente: https://www.infowars.com/posts/putin-humanity-entering-a-new-era-and-a-new-stage-in-world-history/

Integración euroasiática: ¿luces apagadas para los sumos sacerdotes de Davos?

nn

POR AKRAINER

En agosto pasado, cuando los talibanes entraron en Kabul y se apoderaron de Afganistán casi sin oposición, escribí que esta podría haber sido la herida mortal del imperio y que veríamos un rediseño muy extenso de las alianzas globales y la arquitectura de seguridad.

En mi  informe TrendCompass del 17 de septiembre  , escribí: “ Las naciones que se han aferrado a cierto grado de soberanía se dividirán entre el imperio decadente y Rusia y el poder creciente de China en el continente euroasiático y África. Las corrientes políticas que favorecen las alianzas euroasiáticas sin duda ganarán fuerza ”.

En retrospectiva, creo que leí esa situación correctamente, pero debo decir que la velocidad de estos eventos parece impresionante. La guerra en Ucrania y el fallido golpe económico y financiero del imperio contra Rusia parecen haber acelerado muchos de estos cambios. 

El conflicto central debe considerarse correctamente como el choque entre el Imperio (orden basado en reglas) y el orden global multipolar emergente. Como  dijo George Soros  el mes pasado durante el Foro Económico Mundial (WEF) de Davos, » el mundo se ha involucrado cada vez más en una lucha entre dos sistemas de gobierno que son diametralmente opuestos entre sí… «

De hecho, esta ha sido mi opinión desde hace muchos años y creo que George Soros no solo estaba diciendo palabras ociosas en esa ocasión: nos dijo exactamente lo que estaba pasando. No estoy de acuerdo con casi todo lo demás que dijo, pero su caracterización del conflicto es acertada. Es quizás el choque de dos visiones: “One Belt, One Road” vs. “One Bank, One Matrix”.

La agenda del Gran Reinicio de WEF prevé un banco central monolítico de estilo soviético para el mundo sin otros bancos, que emita una moneda digital programable como la única moneda de curso legal para todas las transacciones. Esta visión es problemática y distópica en muchos niveles. Para empezar, la mayoría de nosotros, por mucho, estaríamos destinados a no poseer nada y no tener privacidad, pero a partir de ahí solo empeora. Catherine Austin-Fitts dijo con razón que la muerte no sería el peor desenlace. Como era de esperar, cada vez más personas se sienten atraídas por el otro sistema de gobierno y ven la integración euroasiática como una opción más atractiva.

Ayer, por casualidad me enteré del  14º Foro Económico Euroasiático , que se realizará en la ciudad de Verona, Italia a finales de octubre del presente año. Algunas cosas al respecto me sorprendieron. El evento se llevará a cabo en el corazón de la UE y la OTAN, a solo millas de distancia de  Camp Ederle , una de las cinco bases militares estadounidenses más grandes de Europa. Uno de los organizadores del evento es el  Foro Económico Internacional de San Petersburgo  y sus socios incluyen a Gazprombank, VTB y Rosneft.

Sin embargo, lo que más me sorprendió fue la lista de patrocinadores del evento, que incluye quién es quién de la oligarquía financiera italiana: empresas como Banca Intesa San Paolo, el gigante de seguros Generali y Coeclerici. Parece que incluso los banqueros de alto nivel han leído lo que está escrito en la pared y han entendido que los arquitectos del Gran Reinicio planean reconstruir mejor sin ellos. Al no ver futuro con el Imperio, es comprensible que estén considerando sus opciones.

Su cooperación con el Foro Económico Internacional de San Petersburgo y su participación en el proceso de integración de Eurasia implica que están cubriendo sus apuestas y buscando hacerse un lugar bajo el sol naciente de Eurasia. Cuando los suyos están abandonando el barco, podría ser un problema para los sumos sacerdotes del set de Davos. 

El hecho de que se estén plantando semillas de cooperación y diálogo significa que podemos esperar cambios de gran alcance en el orden de cosas al que nos hemos acostumbrado en el mundo posterior a la Segunda Guerra Mundial. También promete más turbulencia en los mercados financieros y de materias primas. De hecho, vivimos en tiempos interesantes.

Fuente: https://www.zerohedge.com/news/2022-06-10/eurasian-integration-lights-out-high-priests-davos

La próxima fractura global a medida que chocan los órdenes económicos

Por MICHAEL HUDSON

“Tomado de una entrevista con la recién fundada revista alemana “ViER”, que se publicará en agosto de 2022”. ViER (CUATRO), significa los medios de comunicación como cuarto poder en controles y equilibrios).

(1.) Prof. Hudson, su nuevo libro «El destino de la civilización» ya está disponible. Esta serie de conferencias sobre el capitalismo financiero y la Nueva Guerra Fría presenta una descripción general de su perspectiva geopolítica única.

Hablas de un conflicto ideológico y material en curso entre países financiarizados y desindustrializados como Estados Unidos contra las economías mixtas de China y Rusia. ¿De qué se trata este conflicto y por qué el mundo ahora mismo se encuentra en un “punto de fractura” único, como afirma su libro?

La fractura global de hoy está dividiendo al mundo entre dos filosofías económicas diferentes: en el oeste de EE. UU./OTAN, el capitalismo financiero está desindustrializando las economías y ha desplazado la manufactura hacia el liderazgo euroasiático, sobre todo China, India y otros países asiáticos junto con Rusia que proporciona servicios básicos materias primas y armas.

Estos países son una extensión básica del capitalismo industrial que evoluciona hacia el socialismo, es decir, hacia una economía mixta con una fuerte inversión gubernamental en infraestructura para brindar educación, atención médica, transporte y otras necesidades básicas, tratándolos como servicios públicos con servicios subsidiados o gratuitos para estos. necesidades.

En el Occidente neoliberal de EE. UU./OTAN, por el contrario, esta infraestructura básica se privatiza como un monopolio natural que extrae rentas.

El resultado es que el oeste de EE. UU./OTAN queda como una economía de alto costo, con sus gastos de vivienda, educación y médicos cada vez más financiados con deuda, dejando cada vez menos ingresos personales y comerciales para invertir en nuevos medios de producción (formación de capital) . Esto plantea un problema existencial para el capitalismo financiero occidental: ¿cómo puede mantener los niveles de vida frente a la desindustrialización, la deflación de la deuda y la búsqueda de rentas financiarizadas que empobrecen al 99% para enriquecer al uno por ciento?

El primer objetivo de EE. UU. es disuadir a Europa y Japón de buscar un futuro más próspero para establecer vínculos comerciales y de inversión más estrechos con Eurasia y la Organización de Cooperación de Shanghai (SCO, una forma más útil de pensar sobre la fractura global de los BRICS). Para mantener a Europa y Japón como economías satélites, los diplomáticos estadounidenses insisten en un nuevo Muro de Berlín económico de sanciones para bloquear el comercio entre Oriente y Occidente.

Durante muchas décadas, la diplomacia estadounidense se ha entrometido en la política interna europea y japonesa, patrocinando a funcionarios pro-neoliberales en el liderazgo del gobierno. Estos funcionarios sienten que su destino (y también su fortuna política personal) está estrechamente relacionado con el liderazgo estadounidense. Mientras tanto, la política europea ahora se ha convertido básicamente en la política de la OTAN dirigida desde los Estados Unidos.

El problema es cómo mantener al Sur Global (América Latina, África y muchos países asiáticos) en la órbita de EE. UU./OTAN. Las sanciones contra Rusia tienen el efecto de dañar la balanza comercial de estos países al aumentar drásticamente los precios del petróleo, el gas y los alimentos (así como los precios de muchos metales) que deben importar. Mientras tanto, el aumento de las tasas de interés de EE. UU. está atrayendo ahorros financieros y créditos bancarios hacia valores denominados en dólares estadounidenses. Esto ha elevado el tipo de cambio del dólar, lo que hace que sea mucho más difícil para los países de la OCS y del Sur Global pagar el servicio de la deuda dolarizada que vence este año.

Esto obliga a estos países a elegir: o quedarse sin energía y alimentos para pagar a los acreedores extranjeros, anteponiendo así los intereses financieros internacionales a su supervivencia económica interna, o dejar de pagar sus deudas, como ocurrió en la década de 1980 después de que México anunciara en 1982 que no podía pagar a los tenedores de bonos extranjeros

(2.) ¿Cómo ve la guerra en curso/operación militar especial en Ucrania? ¿Qué consecuencias económicas prevé?

Rusia ha asegurado el este de Ucrania de habla rusa y su costa sur del Mar Negro. La OTAN continuará “empujando al oso” mediante el sabotaje y nuevos ataques en curso, especialmente por parte de combatientes polacos.

Los países de la OTAN han arrojado sus armas viejas y obsoletas a Ucrania y ahora deben gastar sumas inmensas en la modernización de su equipo militar. La salida de pagos al complejo militar-industrial de EE. UU. ejercerá una presión a la baja sobre el euro y la libra esterlina británica, todo ello sumado a sus propios déficits crecientes de energía y alimentos. Así que el euro y la libra esterlina se encaminan hacia la paridad con el dólar estadounidense. El euro está casi allí ahora (alrededor de $ 1,07). Esto significa un fuerte aumento de la inflación de precios para Europa.

Leo y escucho información contradictoria sobre las nuevas sanciones. Algunos expertos en Oriente y Occidente creen que esto dañará tremendamente la economía nacional de la Federación Rusa. Otros expertos tienden a creer que esto será contraproducente o tendrá un enorme efecto boomerang en los países occidentales.

La política primordial de EE. UU. es luchar contra China, con la esperanza de romper con las regiones uigures occidentales y dividir China en estados más pequeños. Para hacer eso, es necesario romper el apoyo militar y de materias primas ruso a China y, a su debido tiempo, dividirla en una serie de estados más pequeños (las grandes ciudades occidentales, el norte de Siberia, un flanco sur, etc.) .

Se impusieron sanciones con la esperanza de hacer que las condiciones de vida de los rusos fueran tan desagradables que presionaran por un cambio de régimen. El ataque de la OTAN en Ucrania fue diseñado para drenar militarmente a Rusia, al hacer que los cuerpos de los ucranianos agotaran el suministro de balas y bombas de Rusia al dar sus vidas simplemente para absorber las armas rusas.

El efecto ha sido aumentar el apoyo ruso a Putin, justo lo contrario de lo que se pretendía. Hay una creciente desilusión con Occidente, después de ver lo que los Harvard Boys le hicieron a Rusia cuando Estados Unidos respaldó a Yeltsin para crear una clase cleptócrata nacional que trató de “sacar provecho” de sus privatizaciones vendiendo acciones en petróleo, níquel y servicios públicos a Occidente, y luego incitó ataques militares desde Georgia y Chechenia. Existe un acuerdo general de que Rusia está dando un giro a largo plazo hacia el este en lugar de hacia el oeste.

Por lo tanto, el efecto de las sanciones estadounidenses y la oposición militar a Rusia ha sido imponer un Telón de Acero político y económico que bloquea a Europa para que dependa de los Estados Unidos, mientras que une a Rusia con China en lugar de separarlas. Mientras tanto, el costo de las sanciones europeas contra el petróleo y los alimentos rusos, en gran medida en beneficio de los proveedores de gas LNG de EE. UU. y los exportadores agrícolas, amenaza con crear una oposición europea a largo plazo a la estrategia global unipolar de EE. UU. Es probable que se desarrolle un nuevo movimiento “Ami go home”.

Pero para Europa, el daño ya está hecho, y es probable que ni Rusia ni China confíen en que los funcionarios del gobierno europeo puedan resistir el soborno y la presión personal que genera la interferencia de Estados Unidos.

Aquí en Alemania estoy escuchando al nuevo Ministro de Economía, el Sr. Robert Habeck del Partido Verde, que habla de activar el «gas de emergencia» federal y pide recursos a los Emiratos (este «acuerdo» parece que ya ha fallado, noticia decir). Vemos el final de North Stream II y una gran dependencia de Berlín y Bruselas de los recursos rusos. ¿Cómo se resumirá todo esto?

En efecto, los funcionarios estadounidenses le han pedido a Alemania que cometa un suicidio económico y provoque una depresión, precios al consumidor más altos y niveles de vida más bajos. Las empresas químicas alemanas ya han comenzado a cerrar su producción de fertilizantes, dada la aceptación por parte de Alemania de sanciones comerciales y financieras que le impiden comprar gas ruso (la materia prima de la mayoría de los fertilizantes). Y las empresas automovilísticas alemanas están sufriendo cortes de suministro.

Estas carencias económicas europeas son un gran beneficio para Estados Unidos, que está obteniendo enormes beneficios del petróleo más caro (controlado en gran medida por empresas estadounidenses, seguidas por empresas petroleras británicas y francesas). El reabastecimiento de Europa de las armas que donó a Ucrania también es una bendición para el complejo militar-industrial de EE. UU., cuyas ganancias se están disparando.

Pero Estados Unidos no está reciclando estas ganancias económicas a Europa, que parece ser la gran perdedora.

Los productores de petróleo árabes ya han rechazado las demandas estadounidenses de cobrar menos por su petróleo. Parecen ser ganadores inesperados del ataque de la OTAN en el campo de batalla de Ucrania.

Parece poco probable que Alemania pueda simplemente devolver a Rusia Nord Stream 2 y a las filiales de Gazprom que han realizado operaciones comerciales con Alemania. La confianza se ha roto. Y Rusia tiene miedo de aceptar pagos de los bancos europeos desde el robo de $ 300 mil millones de sus reservas de divisas. Europa ya no es económicamente segura para Rusia.

La pregunta es cuándo Rusia simplemente dejará de abastecer a Europa por completo.

Parece que Europa se está convirtiendo en un apéndice de la economía estadounidense, soportando de hecho la carga fiscal de la Guerra Fría 2.0 de Estados Unidos, sin representación política en Estados Unidos. La solución lógica es que Europa se una políticamente a los Estados Unidos, renunciando a sus gobiernos pero al menos consiguiendo algunos europeos en el Senado y la Cámara de Representantes de los Estados Unidos.

(3.) ¿Qué papel juegan a) la Nueva Guerra Fría yb) el capitalismo financiero neoliberal en la guerra actual entre Rusia y Ucrania? Según su reciente investigación.

La guerra de EE. UU. y la OTAN en Ucrania es la primera batalla en lo que parece un intento de 20 años de aislar el Área Oeste del Dólar de Eurasia y el Sur Global. Los políticos estadounidenses prometen mantener la guerra de Ucrania indefinidamente, con la esperanza de que esto se convierta en el “nuevo Afganistán” de Rusia. Pero ahora parece que esta táctica puede amenazar con ser el propio Afganistán de Estados Unidos. Es una guerra de poder, cuyo efecto es asegurar la dependencia de Europa de los Estados Unidos como una oligarquía cliente con el euro como moneda satélite del dólar.

La diplomacia estadounidense trató de inhabilitar a Rusia de tres maneras principales. Primero, aislándolo financieramente al bloquearlo del sistema de compensación bancaria SWIFT. Rusia respondió pasando sin problemas al sistema de compensación bancaria de China.

La segunda táctica fue apoderarse de los depósitos rusos en bancos estadounidenses y las tenencias de valores financieros estadounidenses. Rusia respondió recogiendo las inversiones estadounidenses y europeas en Rusia a bajo precio mientras Occidente se deshacía de ellas.

La tercera táctica fue impedir que los miembros de la OTAN comerciaran con Rusia. El efecto ha sido que las importaciones rusas de Occidente han disminuido, mientras que sus exportaciones de petróleo, gas y alimentos se han disparado. Eso ha elevado el tipo de cambio del rublo en lugar de dañarlo. Y como las sanciones bloquean las importaciones de Rusia desde Occidente, el presidente Putin ha anunciado que su gobierno invertirá mucho en la sustitución de importaciones. El efecto será una pérdida permanente de los mercados rusos para los proveedores y exportadores europeos.

Mientras tanto, los aranceles de Trump contra las exportaciones europeas a los Estados Unidos siguen vigentes, lo que deja a la industria europea con oportunidades comerciales cada vez más reducidas. El Banco Central Europeo puede seguir comprando acciones y bonos europeos para proteger la riqueza del Uno Por Ciento, pero en todo caso recortará el gasto social interno para cumplir con el límite del 3% de déficit presupuestario que la eurozona se ha impuesto a sí misma. .

A medio y largo plazo, las sanciones de Estados Unidos y la OTAN van dirigidas principalmente contra Europa. Y los europeos ni siquiera parecen darse cuenta de que son las principales víctimas de esta nueva guerra económica estadounidense por el dominio egoísta de la energía, los alimentos y las finanzas.

(4.) En Alemania, el proyecto de energía detenido Nord Stream II sigue siendo un gran problema político. En su reciente artículo en línea “El dólar devora al euro”, escribió: “Ahora está claro que la escalada actual de la Nueva Guerra Fría fue planeada hace más de un año. El plan de Estados Unidos para bloquear Nord Stream 2 fue realmente parte de su estrategia para impedir que Europa Occidental («OTAN») busque la prosperidad mediante el comercio y la inversión mutuos con China y Rusia». ¿Podría explicar esto a nuestros lectores? fuente: https://michael-hudson.com/2022/04/the-dollar-devours-the-euro/

Lo que caracteriza como «bloquear Nord Stream 2» es realmente una política de compra estadounidense. Estados Unidos ha persuadido a Europa de que no compre en el mercado de precios más bajos, sino que pague hasta siete veces más por su gas de los proveedores de LGN de ​​EE . estar disponible para un año años.

Esto amenaza con un interregno muy incómodo para Alemania y otros países europeos siguiendo los dictados de Estados Unidos. Básicamente, los parlamentos nacionales ahora están subordinados a la OTAN, cuyas políticas se ejecutan desde Washington.

Un precio que Europa pagará, como se señaló anteriormente, es la disminución del tipo de cambio frente al dólar estadounidense. Es probable que los inversores europeos trasladen sus ahorros e inversiones fuera de Europa a los Estados Unidos para maximizar sus ganancias de capital y simplemente evitar caídas en los precios de sus acciones y bonos medidos en dólares.

(5.) Prof. Hudson, echemos un vistazo a otros desarrollos en Alemania. En mayo, el parlamento alemán – Bundestag – aprobó un nuevo proyecto de ley: los legisladores alemanes aprobaron la posible expropiación de las empresas de energía. Esto podría permitir al gobierno de Berlín poner a las empresas energéticas bajo tutela si ya no pueden cumplir con sus tareas y si la seguridad del suministro está en riesgo. Según REUTERS, la ley renovada -que aún debe ser aprobada por la cámara alta del parlamento- podría aplicarse por primera vez si no se encuentra una solución sobre la propiedad de la refinería de petróleo PCK Refinery en Schwedt/Oder (Alemania del Este), que es propiedad mayoritaria de la empresa estatal rusa Rosneft.

Parece que Europa y Estados Unidos confiscarán las inversiones rusas en sus países y venderán (o harán que Rusia confisque) las inversiones de los países de la OTAN en Rusia. Esto significa una desvinculación de la economía rusa de Occidente y una vinculación más estrecha con China, que parece ser la próxima economía sancionada por la OTAN a medida que se convierte en una Organización del Tratado del Pacífico Oriental que involucra a Europa en su confrontación en el Mar de China.

Me sorprendería si Rusia reanuda la venta de petróleo y gas a Europa sin que se le reembolse lo que Europa (y también Estados Unidos) se ha apoderado. Esta demanda ayudaría a que Europa presione a Estados Unidos para que devuelva los 300.000 millones de dólares en reservas de divisas que se ha apoderado.

Pero incluso después de tal acuerdo de devolución y reparación, parece poco probable que se reanude el comercio. Se ha producido un cambio de fase, un cambio en la conciencia de cómo el mundo se está dividiendo bajo los ataques diplomáticos estadounidenses contra aliados y adversarios por igual.

Mi pregunta sería: el socialismo es un gran tema en su nuevo libro. ¿Cuál es su opinión sobre esas medidas “socialistas” tomadas ahora por un país capitalista como Alemania?

fuente: https://www.reuters.com/business/energy/german-lawmakers-approve-possible-expropriation-energy-companies-2022-05-12/

Hace un siglo, se esperaba que la “etapa final” del capitalismo industrial fuera el socialismo. Había muchos tipos diferentes de socialismo: socialismo de Estado, socialismo marxista, socialismo cristiano, socialismo anarquista, socialismo libertario. Pero lo que ocurrió después de la Primera Guerra Mundial fue la antítesis del socialismo. Era el capitalismo financiero y un capitalismo financiero militarizado.

El denominador común de todos los movimientos socialistas, de derecha a izquierda del espectro político, fue un mayor gasto público en infraestructura. La transición al socialismo estaba siendo liderada (en Estados Unidos y Alemania) por el propio capitalismo industrial, que buscaba minimizar el costo de vida (y por lo tanto el salario básico vital) y el costo de hacer negocios mediante la inversión gubernamental en infraestructura básica, cuyos servicios debían proporcionarse libremente, o al menos a precios subvencionados.

Ese objetivo evitaría que los servicios básicos se conviertan en oportunidades de renta monopólica. La antítesis era la doctrina neoliberal de la privatización de Thatcher. Los gobiernos entregaron los servicios públicos a inversores privados. Las empresas se compraban a crédito, añadiendo intereses y otros cargos financieros a los beneficios y pagos a la dirección. El resultado ha sido convertir a Europa y Estados Unidos neoliberales en economías de alto costo incapaces de competir en precios de producción con países que persiguen políticas socialistas en lugar del neoliberalismo financiero.

Esta oposición en los sistemas económicos es la clave para entender la fractura global del mundo actual.

(6.) Especialmente el petróleo y el gas rusos están en el centro de atención en este momento. Moscú exige pagos solo en rublos y está ampliando su campo de compradores llenándolo con China, India o Arabia Saudita. Pero parece que los compradores occidentales aún pueden pagar en euros o dólares estadounidenses. ¿Cuál es su opinión sobre esta guerra en curso contra los recursos? El rublo parece ser un ganador.

El rublo ciertamente está subiendo. Pero esto no convierte a Rusia en un «ganador» si su economía se ve afectada por las sanciones que bloquean sus propias importaciones necesarias para que sus cadenas de suministro funcionen sin problemas.

Rusia terminará siendo el ganador si puede montar un programa industrial de sustitución de importaciones y recrear la infraestructura pública para reemplazar lo que fue privatizado bajo la dirección de EE. UU. por los Harvard Boys en la década de 1990.

¿Vemos el final del petrodólar y el surgimiento de una nueva arquitectura financiera en el Este acompañada por un fortalecimiento de los BRICS y la Organización de Cooperación de Shanghai (SCO)?

Todavía habrá petrodólares, pero también una variedad de bloques de áreas monetarias a medida que el mundo desdolarice sus acuerdos internacionales de comercio e inversión. A fines de mayo, el canciller Lavrov dijo que Arabia Saudita y Argentina quieren unirse a los BRICS. Como señaló recientemente Pepe Escobar, BRICS+ puede expandirse para incluir MERCOSUR y la Comunidad de Desarrollo de Sudáfrica (SADC)

Estos arreglos probablemente requerirán una alternativa no estadounidense al FMI para crear crédito y proporcionar un vehículo para las reservas oficiales de divisas para los países no pertenecientes a la OTAN. El FMI aún sobrevivirá para imponer la austeridad en los países satélites de EE. UU. mientras subsidia la fuga de capitales de los países del Sur Global y crea DEG para financiar el gasto militar de EE. UU. en el extranjero.

El verano de 2022 será un campo de pruebas, ya que los países del Sur Global sufren una crisis de balanza de pagos por el aumento del déficit de petróleo y alimentos, junto con los costos más altos en moneda nacional para llevar sus deudas en dólares extranjeros. El FMI puede ofrecer nuevos DEG para que paguen a los tenedores de bonos en dólares estadounidenses para mantener la ilusión de solvencia. Pero los países de la OCS pueden ofrecer petróleo y alimentos; los países de la MI dan garantías de devolver el crédito repudiando sus deudas en dólares con Occidente.

Esta diplomacia financiera promete introducir “tiempos interesantes”.

(7.) En su reciente entrevista con Michael Welch (“¿Crisis accidental?”) tiene un análisis específico sobre los acontecimientos actuales en Ucrania/Rusia:
“La guerra no es contra Rusia. La guerra no es contra Ucrania. La guerra es contra Europa y Alemania”. ¿Podría dar más detalles sobre eso?

fuente: https://michael-hudson.com/2022/03/accidental-crisis/

Como expliqué anteriormente, las sanciones comerciales y financieras de EE. UU. están obligando a Alemania a depender de las exportaciones de GNL de EE. UU. y las compras de armas militares de EE. UU. para convertir a la OTAN en la Autoridad de Gobierno Europea de facto.

El efecto es destruir cualquier esperanza europea de ganancias comerciales y de inversión mutuas con Rusia. Se está convirtiendo en el socio menor (muy menor) en sus nuevas relaciones comerciales y de inversión con los Estados Unidos, cada vez más proteccionistas y nacionalistas.

(8.) El problema real para los Estados Unidos parece ser este: «La única forma de mantener la prosperidad si no puede crearla en casa es obtenerla del exterior». ¿Cuál es la estrategia de Washington allí?

Mi libro Super Imperialism ha explicado cómo, durante los últimos 50 años, desde que Estados Unidos abandonó el oro en agosto de 1971, el estándar de las Letras del Tesoro de Estados Unidos le ha dado a Estados Unidos un viaje gratis a expensas del exterior. Los bancos centrales extranjeros han reciclado su entrada de dólares resultante del déficit de la balanza de pagos de EE. UU. en préstamos al Tesoro de EE. UU., es decir, para comprar valores del Tesoro de EE. UU. para mantener sus ahorros. Este acuerdo ha permitido a Estados Unidos realizar gastos militares en el extranjero para sus casi 800 bases militares en Eurasia sin tener que depreciar el dólar o gravar a sus propios ciudadanos. El costo ha sido soportado por países cuyos bancos centrales han aumentado sus préstamos en dólares al Tesoro de EE.UU.

Pero ahora que se ha vuelto inseguro para los países tener depósitos bancarios estadounidenses denominados en dólares o valores gubernamentales o inversiones si «amenazan» con defender sus propios intereses económicos o si sus políticas difieren de las dictadas por los diplomáticos estadounidenses, ¿cómo puede Estados Unidos continuar obtener un viaje gratis?

De hecho, ¿cómo puede importar materiales básicos de Rusia para llenar partes de su cadena de suministro industrial y económica que se está desmoronando por las sanciones?

Ese es el desafío de la política exterior estadounidense. De una forma u otra, pretende gravar a Europa y convertir a otros países en satélites económicos. La explotación puede no ser tan flagrante como el acaparamiento por parte de Estados Unidos de las reservas oficiales venezolanas, afganas y rusas. Es probable que implique socavar la autosuficiencia extranjera para obligar a otros países a depender económicamente de los Estados Unidos, de modo que los EE. UU. puedan amenazar a estos países con sanciones disruptivas si buscan anteponer sus propios intereses nacionales a lo que los diplomáticos estadounidenses quieren que hagan. .

(9.) ¿Cómo afectará todo esto a la balanza de pagos de Europa Occidental (Alemania/Francia/Italia) y, por lo tanto, al tipo de cambio del euro frente al dólar? ¿Y por qué cree que la Unión Europea va camino de convertirse en nuevos “Panamá, Puerto Rico y Liberia”?

El euro ya es una moneda satélite de los Estados Unidos. Sus países miembros no pueden incurrir en déficit presupuestarios internos para hacer frente a la depresión inflacionaria que se avecina como resultado de las sanciones patrocinadas por Estados Unidos y la Fractura Global resultante.

La clave está resultando ser la dependencia militar. Esto es “costo compartido” para la Guerra Fría 2.0 patrocinada por EE.UU. Ese costo compartido es lo que ha llevado a los diplomáticos estadounidenses a darse cuenta de que necesitan controlar la política interna europea para evitar que sus poblaciones y empresas actúen en su propio interés. Su apretón económico es un “daño colateral” a la Nueva Guerra Fría actual.

(10.) Un filósofo de Suiza escribió un ensayo crítico a mediados de marzo para el periódico socialista alemán „Neues Deutschland“, un antiguo medio de comunicación del gobierno de la RDA. La Sra. Tove Soiland criticó a la izquierda internacional por los comportamientos actuales con respecto a la crisis de Ucrania y la gestión del covid. La izquierda, dice, está demasiado a favor del gobierno/estado autoritario y, por lo tanto, copia los métodos de los partidos tradicionales de derecha. ¿Compartes esta opinión? ¿O es demasiado duro?

¿Cómo respondería a esta pregunta, esp. con respecto a la tesis de su nuevo libro: “… el camino alternativo es, en general, un capitalismo industrial de economía mixta que conduzca al socialismo…”. fuente: https://www.nd-aktuell.de/artikel/1162247.die-linke-und-corona-ein-postideologischer-totalitarismus.html

El Departamento de Estado y el “poderoso Wurlitzer” de la CIA se han centrado en obtener el control de los partidos socialdemócrata y laborista de Europa, anticipando que la gran amenaza para el capitalismo financiero centrado en Estados Unidos será el socialismo. Eso ha incluido a los partidos «verdes», hasta el punto en que su pretensión de oponerse al calentamiento global se muestra hipócrita a la luz de la gran huella de carbono y la contaminación de la guerra militar de la OTAN en Ucrania y la fuerza aérea y los ejercicios navales relacionados. ¡No se puede ser pro-ambiental y pro-guerra al mismo tiempo!

Esto ha dejado a los partidos nacionalistas de derecha menos influenciados por la intromisión política estadounidense. De ahí viene la oposición a la OTAN, como en Francia y Hungría.

Y en los propios Estados Unidos, los únicos votos en contra de la nueva contribución de 30.000 millones de dólares al gasto militar contra Rusia provinieron de los republicanos. Todo el “escuadrón” del Partido Demócrata de “izquierda” votó a favor de los gastos de guerra.

Los partidos socialdemócratas son básicamente partidos burgueses cuyos partidarios tienen la esperanza de ascender a la clase rentista, o al menos convertirse en inversores en acciones y bonos en miniatura. El resultado es que el neoliberalismo ha sido liderado por Tony Blair en Gran Bretaña y sus contrapartes en otros países. Discuto esta alineación política en The Destiny of Civilization .

Los propagandistas estadounidenses llaman “autocráticos” a los gobiernos que mantienen los monopolios naturales como servicios públicos. Ser «democrático» significa permitir que las empresas estadounidenses controlen estos altos mandos, estando «libres» de la regulación gubernamental y los impuestos sobre el capital financiero. Así que «izquierda» y «derecha», «democracia» y «autocracia», se han convertido en un vocabulario de doble discurso orwelliano patrocinado por la oligarquía estadounidense (que eufemiza como «democracia»).

(11.) ¿Podría la guerra en Ucrania ser un hito para mostrar un nuevo mapa geopolítico en el mundo? ¿O está en ascenso el Nuevo Orden Mundial neoliberal? ¿Cómo lo ves?

Como expliqué en su Pregunta #1, el mundo se está dividiendo en dos partes. El conflicto no es meramente nacional de Occidente contra Oriente, sino que es un conflicto de sistemas económicos: el capitalismo financiero depredador contra el socialismo industrial que apunta a la autosuficiencia de Eurasia y la OCS.

Los países no alineados no pudieron “ir solos” en la década de 1970 porque carecían de una masa crítica para producir sus propios alimentos, energía y materias primas. Pero ahora que Estados Unidos ha desindustrializado su propia economía y subcontratado su producción a Asia, estos países tienen la opción de no seguir dependiendo de la diplomacia del dólar estadounidense.

Fuente: https://www.unz.com/mhudson/the-coming-global-fracture-as-economic-orders-clash/

Siéntate y observa cómo Europa se suicida

Por PEPE ESCOBAR

El impresionante espectáculo de la UE cometiendo hara-kiri a cámara lenta es algo para todos los tiempos. Al igual que un remake barato de Kurosawa, la película trata en realidad sobre la demolición detonada por el Imperio de las Mentiras de la UE, completa con el posterior desvío de algunas exportaciones clave de productos básicos rusos a los Estados Unidos a expensas de los europeos.

Ayuda tener una actriz quinta columnista colocada estratégicamente, en este caso la asombrosamente incompetente jefa de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, con un nuevo anuncio vociferante de un paquete de sanciones adicionales: barcos rusos prohibidos en los puertos de la UE; a las empresas de transporte por carretera de Rusia y Bielorrusia se les prohíbe la entrada en la UE; no más importaciones de carbón (más de 4.400 millones de euros al año).

Eso se traduce en la práctica en que el Imperio de las Mentiras sacude a sus clientes / títeres más ricos, occidentales. Rusia, por supuesto, es demasiado poderosa militarmente. El Imperio necesita urgentemente algunas de sus exportaciones clave, especialmente minerales. La misión cumplida en este caso equivale a empujar a la UE a imponer más y más sanciones y colapsar deliberadamente sus economías nacionales, permitiendo a los Estados Unidos recoger todo.

Señal de las consecuencias económicas catastróficas que se avecinan que sienten los europeos en su vida cotidiana (pero no el 5% más rico):inflación devorando salarios y ahorros; las próximas facturas de energía de invierno tienen un golpe medio; productos que desaparecen de los supermercados; reservas de vacaciones casi congeladas; Le Petit Roi Macron en Francia, tal vez hasta una desagradable sorpresa electoral, anunciando que «los cupones de alimentos como en la Segunda Guerra Mundial son posibles».

Tenemos a Alemania enfrentando el fantasma que regresa de la hiperinflación de Weimar; El presidente de BlackRock, Rob Kapito, dijo, en Texas, «por primera vez, esta generación va a ir a una tienda y no podrá obtener lo que quiere»; los agricultores en África no pueden pagar fertilizantes en absoluto este año, reduciendo la producción agrícola en una cantidad capaz de alimentar a 100 millones de personas.

Zoltan Poszar, ex gurú de la FED de Nueva York y del Tesoro de los Estados Unidos, actual Gran Vizir de Credit Suisse, ha estado en racha, enfatizando cómo las reservas de materias primas, y aquí Rusia no tiene rival, serán una característica esencial de lo que él llama Bretton Woods III (sin embargo, de hecho, lo que está siendo diseñado por Rusia, China, Irán y la Unión Económica de Eurasia es un post-Bretton Woods).

Poszar comenta que las guerras, históricamente, las ganan aquellos que tienen más alimentos y suministros de energía, en el pasado para alimentar caballos y soldados, hoy para alimentar a los soldados y tanques de combustible y aviones de combate.

China, por cierto, ha acumulado grandes existencias de prácticamente todo.

Poszar señala cómo nuestro actual sistema bretton woods II tiene un impulso deflacionario (globalización, comercio abierto, cadenas de suministro justo a tiempo), mientras que Bretton Woods III proporcionará un impulso inflacionario (desglobalización, autarquía, acaparamiento de materias primas) de cadenas de suministro y gasto militar adicional para poder proteger lo que quedará del comercio marítimo.

Las implicaciones son, por supuesto, abrumadoras. Lo que está implícito, ominosamente, es que este estado de cosas puede incluso conducir a la Tercera Guerra Mundial.

¿Rublegas o GNL americano?

El Club Valdai ha llevado a cabo una discusión de expertos esenciales sobre lo que en The Cradle hemos definido como Rublegas, el verdadero cambio de juego geoeconómico en el corazón de la era posterior al petrodólar. Alexander Losev, miembro del Consejo Ruso de Política Exterior y de Defensa, ofreció los contornos del panorama general. Pero le tocó a Alexey Gromov, Director Jefe de Energía del Instituto de Energía y Finanzas, llegar a detalles cruciales.

Rusia hasta ahora estaba vendiendo gas a Europa por la cantidad de 155 mil millones de metros cúbicos al año. La UE promete retóricamente deshacerse de ella para 2027 y reducir la oferta para fines de 2022 en 100 mil millones de metros cúbicos. Gromov preguntó «cómo», y comentó, «cualquier experto no tiene respuesta. La mayor parte del gas natural de Rusia se envía a través de gasoductos. Esto no puede ser simplemente reemplazado por GNL».

La risible respuesta europea ha sido «empezar a ahorrar», como en «prepárate para estar peor. Reducir la temperatura en los hogares». Gromov señaló cómo, en Rusia, «22 a 25 grados en invierno es la norma. Europa está promoviendo 16 grados como ‘saludable’ y usando suéteres por la noche».

La UE no podrá obtener el gas que necesita de Noruega o Argelia (que está privilegiando el consumo interno). Azerbaiyán podría proporcionar en el mejor de los casos 10 mil millones de metros cúbicos al año, pero «eso tardará 2 o 3 años» en suceder.

Gromov enfatizó que «no hay superávit en el mercado hoy para el GNL de Estados Unidos y Qatar». Y cómo los precios para los clientes asiáticos son siempre más altos. La conclusión es que «para fines de 2022, Europa no podrá reducir significativamente» lo que se compra a Rusia: «podrían reducir en 50 mil millones de metros cúbicos, como máximo». Y los precios en el mercado spot serán más altos, al menos 1,3 dólares por metro cúbico.

Un desarrollo importante es que «Rusia ya cambió las cadenas de suministro logístico a Asia». Eso también se aplica al gas y al petróleo:

«Se pueden imponer sanciones si hay un excedente en el mercado. Ahora hay una escasez de al menos 1,5 millones de barriles de petróleo al día. Enviaremos nuestros suministros a Asia, con un descuento». Tal como está, Asia ya está pagando una prima, de 3 a 5 dólares más por barril de petróleo.

Sobre los envíos de petróleo, Gromov también comentó sobre el tema clave de los seguros: «Las primas de seguros son más altas. Antes de Ucrania, todo se basaba en el sistema FOB. Ahora los compradores dicen ‘no queremos correr el riesgo de llevar su carga a nuestros puertos’. Así que están aplicando el sistema CIF, donde el vendedor tiene que asegurar y transportar la carga. Eso, por supuesto, afecta los ingresos».

Un tema absolutamente clave para Rusia es cómo hacer la transición a China como su cliente clave de gas. Se trata de Power of Siberia 2, que alcanzará su capacidad máxima solo en 2024. Y primero se debe construir el interconector a través de Mongolia, «necesitamos 3 años para construir este oleoducto», por lo que todo estará en su lugar solo alrededor de 2025.

En el gasoducto Yamal, «la mayor parte del gas va a Asia. Si los europeos no compran más, podemos redirigir». Y luego está el Arctic LNG 2, que es más grande que Yamal: «la primera fase debería estar terminada pronto, está lista en un 80%». Un problema adicional puede ser planteado por los «no amigos» rusos en Asia: Japón y Corea del Sur. La infraestructura de GNL producida en Rusia todavía depende de tecnologías extranjeras.

Eso es lo que lleva a Gromov a señalar que «el modelo de economía basada en la movilización no es tan bueno». Pero eso es lo que Rusia necesita lidiar al menos a corto y mediano plazo.

Lo positivo es que el nuevo paradigma permitirá «más cooperación dentro de los BRICS»; la ampliación del Corredor Internacional de Transporte Norte Sur (INSTC); y una mayor interacción e integración con «Pakistán, India, Afganistán e Irán».

Solo en términos de Irán y Rusia, los intercambios en el Caspio ya están en proceso, ya que Irán produce más de lo que necesita y está listo para aumentar la cooperación con Rusia en el marco de la asociación estratégica fortalecida.

Geoeconomía hipersónica

Dependía del experto en energía chino Fu Chengyu ofrecer una explicación concisa de por qué el impulso de la UE de reemplazar el gas ruso con GNL estadounidense es, bueno, una quimera. Esencialmente, la oferta de Estados Unidos es «demasiado limitada y demasiado costosa».

Fu Chengyu mostró cómo un proceso largo y complicado depende de cuatro contratos: entre el desarrollador de gas y la compañía de GNL; entre la empresa de GNL y la empresa compradora; entre el comprador de GNL y la empresa de carga (que construye buques); y entre el comprador y el usuario final.

«Cada contrato», ha señalado, «tarda mucho tiempo en terminarse. Sin todos estos contratos firmados, ninguna de las partes invertirá, ya sea en infraestructura o en el desarrollo de campos de gas». Por lo tanto, la entrega real de GNL estadounidense a Europa supone que todos estos recursos interconectados están disponibles, y se mueven como un reloj.

El veredicto de Fu Chengyu es contundente: esta obsesión de la UE por abandonar el gas ruso provocará «un impacto en el crecimiento económico mundial y la recesión. Están empujando a su propia gente, y al mundo. En el sector energético, todos seremos perjudicados».

Fue bastante esclarecedor yuxtaponer la turbulencia geoeconómica que se avecinaba -la obsesión de la UE por eludir el gas ruso y la aparición del rublegas- con las verdaderas razones detrás de la Operación Z en Ucrania, completamente oscurecida por los psiops de los medios occidentales.

Así que envié algunas preguntas a un viejo profesional del Estado Profundo de los Estados Unidos, ahora retirado, y bastante familiarizado con el funcionamiento interno de la antigua OSS, el precursor de la CIA, hasta la demencia neoconservadora.

Sus respuestas fueron bastante aleccionadoras. Comenzó señalando: «Todo el problema de Ucrania es sobre misiles hipersónicos que pueden llegar a Moscú en menos de cuatro minutos. Estados Unidos los quiere allí, en Polonia, Rumania, Estados Bálticos, Suecia, Finlandia. Esto es una violación directa de los acuerdos de 1991 de que la OTAN no se expandirá en Europa del Este. Estados Unidos no tiene misiles hipersónicos ahora, pero debería hacerlo, en un año o dos. Esta es una amenaza existencial para Rusia. Así que tuvieron que ir a Ucrania para detener esto. Los siguientes serán Polonia y Rumania, donde se han construido lanzadores en Rumania y se están construyendo en Polonia».

Desde una perspectiva geopolítica completamente diferente, lo que es realmente revelador es que su análisis encaja con la geoeconomía de Zoltan Poszar: «Estados Unidos y la OTAN son totalmente beligerantes. Esto representa un peligro real para Rusia. La idea de que la guerra nuclear es impensable es un mito. Si nos fijamos en el bombardeo de Tokio contra Hiroshima y Nagasaki, más personas murieron en Tokio que en Hiroshima y Nagasaki. Estas ciudades fueron reconstruidas. La radiación desaparece y la vida puede reiniciarse. La diferencia entre el bombardeo incendiario y el bombardeo nuclear es solo la eficiencia. Las provocaciones de la OTAN son tan extremas que Rusia tuvo que poner sus misiles nucleares en alerta de espera. Este es un asunto muy serio. Pero Estados Unidos lo ignoró».

Fuente: https://www.unz.com/pescobar/sit-back-and-watch-europe-commit-suicide/

El dólar devora el euro

Por MICHAEL HUDSON 

Ahora está claro que la escalada de hoy de la Nueva Guerra Fría se planeó hace más de un año, con una estrategia seria asociada con el plan de Estados Unidos de bloquear Nord Stream 2 como parte de su objetivo de bloquear a Europa Occidental («OTAN») de buscar la prosperidad mediante el comercio mutuo y la inversión con China y Rusia.

Como anunciaron el presidente Biden y los informes de seguridad nacional de Estados Unidos, China era vista como el principal enemigo. A pesar del papel útil de China en permitir que las corporaciones estadounidenses reduzcan las tasas salariales de la mano de obra al desindustrializar la economía estadounidense en favor de la industrialización china, se reconoció que el crecimiento de China planteaba el terror final: la prosperidad a través del socialismo. La industrialización socialista siempre ha sido percibida como el gran enemigo de la economía rentista que se ha apoderado de la mayoría de las naciones en el siglo desde que terminó la Primera Guerra Mundial, y especialmente desde la década de 1980. El resultado hoy es un choque de sistemas económicos: industrialización socialista vs. capitalismo financiero neoliberal.

Eso hace que la Nueva Guerra Fría contra China sea un acto de apertura implícito de lo que amenaza con ser una Tercera Guerra Mundial prolongada. La estrategia de Estados Unidos es alejar a los aliados económicos más probables de China, especialmente Rusia, Asia Central, Asia del Sur y Asia Oriental. La pregunta era, por dónde empezar la división y el aislamiento.

Rusia fue vista como la mayor oportunidad para comenzar a aislarse, tanto de China como de la zona euro de la OTAN. Se elaboró una secuencia de sanciones cada vez más severas, y con suerte fatales, contra Rusia para impedir que la OTAN comerciara con ella. Todo lo que se necesitaba para encender el terremoto geopolítico era un casus belli.

Eso se arregló con bastante facilidad. La escalada de la Nueva Guerra Fría podría haberse lanzado en el Cercano Oriente, por la resistencia al acaparamiento de los campos petroleros iraquíes por parte de Estados Unidos, o contra Irán y los países que lo ayudan a sobrevivir económicamente, o en África Oriental. Se han elaborado planes para golpes de estado, revoluciones de color y cambio de régimen para todas estas áreas, y el ejército africano de Estados Unidos se ha construido especialmente rápido durante el último año o dos. Pero Ucrania ha estado sometida a una guerra civil respaldada por Estados Unidos durante ocho años, desde el golpe de Maidan de 2014, y ofreció la oportunidad de la mayor primera victoria en esta confrontación contra China, Rusia y sus aliados.

Así que las regiones de habla rusa de Donetsk y Lugansk fueron bombardeadas con creciente intensidad, y cuando Rusia todavía se abstuvo de responder, se elaboraron planes para un gran enfrentamiento que comenzaría a fines de febrero, comenzando con un ataque relámpago en Ucrania occidental organizado por asesores estadounidenses y armado por la OTAN.

La defensa preventiva de Rusia de las dos provincias del este de Ucrania y su posterior destrucción militar del ejército, la marina y la fuerza aérea ucranianos en los últimos dos meses se ha utilizado como excusa para comenzar a imponer el programa de sanciones diseñado por Estados Unidos que estamos viendo desarrollarse hoy. Europa Occidental ha seguido obedientemente lo que se ha convertido en una «guerra de sanciones». En lugar de comprar gas, petróleo y granos alimenticios rusos, los comprará a los Estados Unidos, junto con un fuerte aumento de las importaciones de armas.

La posible caída del tipo de cambio Euro/Dólar

Por lo tanto, conviene examinar cómo es probable que esto afecte a la balanza de pagos de Europa occidental y, por lo tanto, al tipo de cambio del euro frente al dólar.

El comercio y la inversión europeos antes de la Guerra para Imponer Sanciones habían prometido una creciente prosperidad mutua entre Alemania, Francia y otros países de la OTAN frente a Rusia y China. Rusia estaba proporcionando abundante energía a un precio competitivo, y esta energía iba a dar un salto cuántico con Nord Stream 2. Europa debía ganar las divisas para pagar este creciente comercio de importación mediante una combinación de exportación de más manufacturas industriales a Rusia e inversión de capital en el desarrollo de la economía rusa, por ejemplo. por las compañías automotrices alemanas y la inversión financiera. Este comercio e inversión bilateral ahora está detenido, y permanecerá detenido durante muchos, muchos años, dada la confiscación por parte de la OTAN de las reservas extranjeras de Rusia mantenidas en euros y libras esterlinas británicas, y la rusofobia europea que está siendo avivada por los medios de propaganda estadounidenses.

En su lugar, los países de la OTAN comprarán GNL estadounidense, pero tendrán que gastar miles de millones de dólares en la construcción de suficiente capacidad portuaria, lo que puede llevar hasta quizás 2024. (Buena suerte hasta entonces.) La escasez de energía elevará drásticamente el precio mundial del gas y el petróleo. Los países de la OTAN también intensificarán sus compras de armas del complejo militar-industrial de Estados Unidos. Las compras casi de pánico también elevarán el precio de las armas. Y los precios de los alimentos también aumentarán como resultado de la desesperada escasez de granos resultante del cese de las importaciones de Rusia y Ucrania, por un lado, y la escasez de fertilizantes de amoníaco hechos de gas.

Estas tres dinámicas comerciales fortalecerán al dólar frente al euro. La pregunta es, ¿Cómo equilibrará Europa sus pagos internacionales con los Estados Unidos? ¿Qué tiene que exportar que la economía estadounidense aceptará a medida que sus propios intereses proteccionistas ganen influencia, ahora que el libre comercio global está muriendo rápidamente?

La respuesta es, no mucho. Entonces, ¿Qué hará Europa?

Podría hacer una modesta propuesta. Ahora que Europa prácticamente ha dejado de ser un estado políticamente independiente, está comenzando a parecerse más a Panamá y Liberia: centros bancarios offshore de «bandera de conveniencia» que no son «estados» reales porque no emiten su propia moneda, sino que usan el dólar estadounidense. Dado que la eurozona se ha creado con esposas monetarias que limitan su capacidad de crear dinero para gastar en la economía más allá del límite del 3 por ciento del PIB, ¿por qué no simplemente tirar la toalla financiera y adoptar el dólar estadounidense, como Ecuador, Somalia y las Islas Turcas y Caicos? Eso daría a los inversores extranjeros seguridad contra la depreciación de la moneda en su creciente comercio con Europa y su financiación de las exportaciones.

Para Europa, la alternativa es que el costo en dólares de su deuda externa asumida para financiar su creciente déficit comercial con los Estados Unidos por petróleo, armas y alimentos explote. El costo en euros será aún mayor a medida que la moneda caiga frente al dólar. Los tipos de interés aumentarán, ralentizando la inversión y haciendo que Europa dependa aún más de las importaciones. La eurozona se convertirá en una zona muerta económica.

Para los Estados Unidos, esto es la hegemonía del dólar con esteroides, al menos frente a Europa. El continente se convertiría en una versión algo más grande de Puerto Rico.

El dólar frente a las monedas del Sur Global

La versión en toda regla de la Nueva Guerra Fría desencadenada por la «Guerra de Ucrania» corre el riesgo de convertirse en la salva de apertura de la Tercera Guerra Mundial, y es probable que dure al menos una década, tal vez dos, a medida que Estados Unidos extiende la lucha entre el neoliberalismo y el socialismo para abarcar un conflicto mundial. Aparte de la conquista económica estadounidense de Europa, sus estrategas están tratando de encerrar a los países africanos, sudamericanos y asiáticos en líneas similares a lo que se ha planeado para Europa.

El fuerte aumento de los precios de la energía y los alimentos afectará duramente a las economías con déficit de alimentos y petróleo, al mismo tiempo que sus deudas denominadas en dólares extranjeros con los tenedores de bonos y los bancos están cayendo y el tipo de cambio del dólar está aumentando frente a su propia moneda. Muchos países africanos y latinoamericanos, especialmente el norte de África, se enfrentan a una elección entre pasar hambre, reducir su consumo de gasolina y electricidad, o pedir prestados los dólares para cubrir su dependencia del comercio con forma de Estados Unidos.

Se ha hablado de cuestiones del FMI sobre nuevos DEG (Derechos Especiales de Giro) para financiar los crecientes déficits comerciales y de pagos. Pero tal crédito siempre viene con condiciones. El FMI tiene su propia política de sancionar a los países que no obedecen la política de Estados Unidos. La primera demanda de Estados Unidos será que estos países boicoteen a Rusia, China y su emergente alianza de autoayuda comercial y monetaria. «¿Por qué deberíamos darle DEG o extenderle nuevos préstamos en dólares, si simplemente los va a gastar en Rusia, China y otros países que hemos declarado enemigos?», se preguntarán los funcionarios estadounidenses.

Al menos, este es el plan. No me sorprendería ver a algún país africano convertirse en la «próxima Ucrania», con tropas de poder de los Estados Unidos (todavía hay muchos defensores y mercenarios wahabíes) luchando contra los ejércitos y las poblaciones de los países que buscan alimentarse con granos de granjas rusas y alimentar sus economías con petróleo o gas de pozos rusos, por no hablar de participar en la Iniciativa de la Franja y la Ruta de China, que era, después de todo, el detonante del lanzamiento por parte de Estados Unidos de su nueva guerra por la hegemonía neoliberal global.

La economía mundial está en llamas, y los Estados Unidos se han preparado para una respuesta militar y la militarización de su propio comercio de petróleo y exportación agrícola, el comercio de armas y las demandas de los países para elegir a qué lado de la Nueva Cortina de Hierro desean unirse.

Pero, ¿Qué hay en esto para Europa? Los sindicatos griegos ya se están manifestando contra las sanciones que se imponen. Y en Hungría, el primer ministro Viktor Orban acaba de ganar una elección sobre lo que es básicamente un anti-UE y anti-Estados Unidos. Una visión del mundo, que comienza con el pago del gas ruso en rublos. ¿Cuántos otros países romperán filas y cuánto tiempo tomará?

¿Qué hay en esto para los países del Sur Global que están siendo exprimidos, no simplemente como «daños colaterales» a la profunda escasez y el aumento de los precios de la energía y los alimentos, sino como el objetivo mismo de la estrategia de los Estados Unidos al inaugurar la gran división de la economía mundial en dos? India ya ha dicho a los diplomáticos estadounidenses que su economía está naturalmente conectada con las de Rusia y China. Pakistán encuentra el mismo cálculo en el trabajo.

Desde el punto de vista de los Estados Unidos, todo lo que necesita ser respondido es: «¿Qué hay para los políticos locales y las oligarquías clientes que recompensamos por entregar a sus países?»

Desde sus etapas de planificación, los estrategas diplomáticos estadounidenses vieron la inminente Tercera Guerra Mundial como una guerra de sistemas económicos. ¿Qué bando elegirán los países: su propio interés económico y cohesión social, o la sumisión a los líderes políticos locales instalados por la intromisión de Estados Unidos como los 5.000 millones de dólares que la subsecretaria de Estado Victoria Nuland se jactó de haber invertido en los partidos neonazis de Ucrania hace ocho años para iniciar la lucha que ha estallado en la guerra de hoy?

Frente a toda esta intromisión política y propaganda mediática, ¿Cuánto tiempo le llevará al resto del mundo darse cuenta de que hay una guerra global en marcha, con la Tercera Guerra Mundial en el horizonte? El verdadero problema es que para cuando el mundo entienda lo que está pasando, la fractura global ya habrá permitido a Rusia, China y Eurasia crear un verdadero Nuevo Orden Mundial no neoliberal que no necesita a los países de la OTAN y que ha perdido la confianza y la esperanza de ganancias económicas mutuas con ellos. El campo de batalla militar estará lleno de cadáveres económicos.

Fuente: https://www.unz.com/mhudson/the-dollar-devours-the-euro/

La próxima revolución financiera mundial

Por ELLEN BROWN

Ningún país ha desafiado con éxito la hegemonía global del dólar estadounidense, hasta ahora. ¿Cómo sucedió esto y qué significará?

Los críticos extranjeros se han irritado durante mucho tiempo por el «privilegio exorbitante» del dólar estadounidense como moneda de reserva global. Estados Unidos puede emitir esta moneda respaldada por nada más que la «plena fe y crédito de los Estados Unidos«. Los gobiernos extranjeros, que necesitan dólares, no solo los aceptan en el comercio, sino que compran valores estadounidenses con ellos, financiando efectivamente al gobierno de los Estados Unidos y sus guerras extranjeras. Pero ningún gobierno ha sido lo suficientemente poderoso como para romper ese acuerdo, hasta ahora. ¿Cómo sucedió eso y qué significará para las economías de Estados Unidos y del mundo?

El ascenso y la caída del Petrodólar

Primero, un poco de historia: el dólar estadounidense fue adoptado como la moneda de reserva global en la Conferencia de Bretton Woods en 1944, cuando el dólar todavía estaba respaldado por oro en los mercados globales. El acuerdo era que el oro y el dólar serían aceptados indistintamente como reservas globales, los dólares serían canjeables en oro a pedido a 35 dólares la onza. Los tipos de cambio de otras monedas se fijaron frente al dólar.

Pero ese acuerdo se rompió después de que la política de «armas y mantequilla» del presidente Lyndon Johnson agotara al gatito estadounidense al financiar la guerra en Vietnam junto con sus programas sociales de la «Gran Sociedad» en casa. El presidente francés Charles de Gaulle, sospechando que Estados Unidos se estaba quedando sin dinero, cobró una gran parte de los dólares de Francia por oro y amenazó con cobrar el resto; y otros países siguieron su ejemplo o amenazaron con hacerlo.

En 1971, el presidente Richard Nixon puso fin a la convertibilidad del dólar al oro a nivel internacional (conocido como «cerrar la ventana del oro»), con el fin de evitar drenar las reservas de oro de los Estados Unidos. El valor del dólar se desplomó en relación con otras monedas en los intercambios globales. Para apuntalarlo, Nixon y el secretario de Estado Henry Kissinger llegaron a un acuerdo con Arabia Saudita y los países de la OPEP de que la OPEP vendería petróleo solo en dólares, y que los dólares se depositarían en los bancos de Wall Street y la City de Londres. A cambio, Estados Unidos defendería militarmente a los países de la OPEP. El investigador económico William Engdahl también presenta evidencia de una promesa de que el precio del petróleo se cuadruplicaría. Una crisis del petróleo desencadenada por una breve guerra en Oriente Medio hizo que el precio del petróleo se cuadruplicara, y el acuerdo de la OPEP se finalizó en 1974.

El acuerdo se mantuvo firme hasta el año 2000, cuando Saddam Hussein lo rompió vendiendo petróleo iraquí en euros. El presidente libio Muammar Gaddafi hizo lo mismo. Ambos presidentes terminaron asesinados, y sus países fueron diezmados en la guerra con los Estados Unidos. El investigador canadiense Matthew Ehret observa:

No debemos olvidar que la alianza Sudán-Libia-Egipto, bajo el liderazgo combinado de Mubarak, Gadafi y Bashir, se había movido para establecer un nuevo sistema financiero respaldado por oro fuera del FMI y el Banco Mundial para financiar el desarrollo a gran escala en África. Si este programa no hubiera sido socavado por una destrucción de Libia liderada por la OTAN, la división de Sudán y el cambio de régimen en Egipto, entonces el mundo habría visto el surgimiento de un importante bloque regional de estados africanos que dan forma a sus propios destinos fuera del juego amañado de las finanzas controladas por los angloamericanos por primera vez en la historia.

El auge del PetroRublo

El primer desafío de una gran potencia a lo que se conoció como el petrodólar ha llegado en 2022. En el mes posterior al inicio del conflicto de Ucrania, Estados Unidos y sus aliados europeos impusieron fuertes sanciones financieras a Rusia en respuesta a la invasión militar ilegal. Las medidas occidentales incluyeron congelar casi la mitad de los 640.000 millones de dólares estadounidenses en reservas financieras del banco central ruso, expulsar a varios de los bancos más grandes de Rusia del sistema de pago global SWIFT, imponer controles de exportación destinados a limitar el acceso de Rusia a tecnologías avanzadas, cerrar su espacio aéreo y puertos a aviones y barcos rusos, e instituir sanciones personales contra altos funcionarios rusos y magnates de alto perfil. Los rusos preocupados se apresuraron a retirar rublos de sus bancos, y el valor del rublo se desplomó en los mercados globales tal como lo había hecho el dólar estadounidense a principios de la década de 1970.

La confianza depositada en el dólar estadounidense como moneda de reserva global, respaldada por «la plena fe y el crédito de los Estados Unidos», finalmente se había roto por completo. El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo en un discurso el 16 de marzo que Estados Unidos y la UE habían incumplido sus obligaciones, y que la congelación de las reservas de Rusia marca el fin de la confiabilidad de los llamados activos de primera clase. El 23 de marzo, Putin anunció que el gas natural de Rusia se vendería a «países hostiles» solo en rublos rusos, en lugar de los euros o dólares utilizados actualmente. Cuarenta y ocho naciones son contadas por Rusia como «hostiles», incluyendo los Estados Unidos, Gran Bretaña, Ucrania, Suiza, Corea del Sur, Singapur, Noruega, Canadá y Japón.

Putin señaló que más de la mitad de la población mundial sigue siendo «amigable» con Rusia. Los países que no votan para apoyar las sanciones incluyen dos grandes potencias, China e India, junto con el principal productor de petróleo Venezuela, Turquía y otros países del «Sur Global». Los países «amigos», dijo Putin, ahora podrían comprar a Rusia en varias monedas.

El 24 de marzo, el legislador ruso Pavel Zavalny dijo en una conferencia de prensa que el gas podría venderse a Occidente por rublos u oro, y a países «amigos» por moneda nacional o bitcoin.

Los ministros de energía de las naciones del G7 rechazaron la demanda de Putin, alegando que violaba los términos del contrato de gas que requieren la venta en euros o dólares. Pero el 28 de marzo, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo que Rusia «no se dedicaba a la caridad» y no suministraría gas a Europa de forma gratuita (lo que estaría haciendo si las ventas fueran en euros o dólares que actualmente no puede usar en el comercio). Las sanciones en sí mismas son una violación del acuerdo para honrar a las monedas en los mercados globales.

Bloomberg informa que el 30 de marzo, Vyacheslav Volodin, presidente de la cámara baja del parlamento ruso, sugirió en una publicación de Telegram que Rusia podría ampliar la lista de productos básicos por los que exige el pago de Occidente en rublos (u oro) para incluir granos, petróleo, metales y más. La economía de Rusia es mucho más pequeña que la de los Estados Unidos y la Unión Europea, pero Rusia es un importante proveedor mundial de productos básicos clave, que incluyen no solo petróleo, gas natural y granos, sino también madera, fertilizantes, níquel, titanio, paladio, carbón, nitrógeno y metales de tierras raras utilizados en la producción de chips de computadora, vehículos eléctricos y aviones.

El 2 de abril, el gigante ruso del gas Gazprom detuvo oficialmente todas las entregas a Europa a través del gasoducto Yamal-Europa, una arteria crítica para los suministros de energía europeos.

El profesor de economía del Reino Unido, Richard Werner, dice que el movimiento ruso es inteligente: una repetición de lo que Estados Unidos hizo en la década de 1970. Para obtener productos básicos rusos, los países «hostiles» tendrán que comprar rublos, aumentando el valor del rublo en los intercambios globales, al igual que la necesidad de petrodólares apuntaló el dólar estadounidense después de 1974. De hecho, para el 30 de marzo, el rublo ya había subido a donde estaba un mes antes.

Una página fuera del libro de jugadas del «sistema estadounidense»

Rusia está siguiendo a los EE.UU. no sólo en la vinculación de su moneda nacional a la venta de un producto básico crítico, sino en un protocolo anterior – lo que los líderes estadounidenses del siglo 19 llamaron el «Sistema Americano» de dinero soberano y crédito. Sus tres pilares eran (a) subsidios federales para mejoras internas y para nutrir las industrias incipientes de la nación, (b) aranceles para proteger esas industrias, y (c) crédito fácil emitido por un banco nacional.

Michael Hudson, profesor de investigación de economía y autor de «Super-Imperialism: The Economic Strategy of American Empire«, entre muchos otros libros, señala que las sanciones están obligando a Rusia a hacer lo que se ha mostrado reacio a hacer por sí misma: reducir la dependencia de las importaciones y desarrollar sus propias industrias e infraestructura. El efecto, dice, es equivalente al de los aranceles protectores. En un artículo titulado «El imperio estadounidense se autodestruye«, Hudson escribe sobre las sanciones rusas (que en realidad se remontan a 2014):

Rusia había permanecido demasiado cautivada por la ideología del libre mercado como para tomar medidas para proteger su propia agricultura o industria. Los Estados Unidos proporcionaron la ayuda que se necesitaba al imponer la autosuficiencia interna a Rusia (a través de sanciones). Cuando los estados bálticos perdieron el mercado ruso de queso y otros productos agrícolas, Rusia creó rápidamente su propio sector de queso y lácteos, al tiempo que se convirtió en el principal exportador de granos del mundo.

Rusia está descubriendo (o está a punto de descubrir) que no necesita dólares estadounidenses como respaldo para el tipo de cambio del rublo. Su banco central puede crear los rublos necesarios para pagar los salarios nacionales y financiar la formación de capital. Por lo tanto, las confiscaciones de los Estados Unidos pueden finalmente llevar a Rusia a poner fin a la filosofía monetaria neoliberal, como Sergei Glaziev ha estado abogando durante mucho tiempo a favor de la TMM [Teoría Monetaria Moderna]. …

Lo que los países extranjeros no han hecho por sí mismos, reemplazando al FMI, el Banco Mundial y otras ramas de la diplomacia estadounidense, los políticos estadounidenses los están obligando a hacer. En lugar de que los países europeos, del Cercano Oriente y del Sur Global se separen de su propio cálculo de sus intereses económicos a largo plazo, Estados Unidos los está alejando, como lo ha hecho con Rusia y China.

Glazyev y el reinicio euroasiático

Sergei Glazyev, mencionado por Hudson anteriormente, es un ex asesor del presidente Vladimir Putin y el Ministro de Integración y Macroeconomía de la Comisión Económica de Eurasia, el organismo regulador de la Unión Económica Euroasiática (EAEU). Ha propuesto el uso de herramientas similares a las del «Sistema Americano», incluida la conversión del Banco Central de Rusia en un «banco nacional» que emita la propia moneda y crédito de Rusia para el desarrollo interno. El 25 de febrero, Glazyev publicó un análisis de las sanciones de Estados Unidos titulado «Sanciones y soberanía«, en el que declaró:

El daño causado por las sanciones financieras de Estados Unidos está inextricablemente ligado a la política monetaria del Banco de Rusia. Su esencia se reduce a una estrecha vinculación de la emisión del rublo a los ingresos de exportación, y el tipo de cambio del rublo al dólar. De hecho, se está creando una escasez artificial de dinero en la economía, y la estricta política del Banco Central conduce a un aumento en el costo de los préstamos, lo que mata la actividad empresarial y dificulta el desarrollo de la infraestructura en el país.

Glazyev dijo que si el banco central reemplazara los préstamos retirados por sus socios occidentales con sus propios préstamos, la capacidad crediticia rusa aumentaría considerablemente, evitando una disminución de la actividad económica sin crear inflación.

Rusia ha acordado vender petróleo a la India en la propia moneda soberana de la India, la rupia; a China en yuanes; y a Turquía en liras. Estas monedas nacionales pueden gastarse en los bienes y servicios vendidos por esos países. Podría decirse que cada país debería poder comerciar en los mercados mundiales en su propia moneda soberana; eso es lo que es una moneda fiduciaria: un medio de intercambio respaldado por el acuerdo del pueblo para aceptarla al valor de sus bienes y servicios, respaldado por la «plena fe y crédito» de la nación.

Pero ese tipo de sistema de trueque global se rompería al igual que los sistemas de trueque locales, si una parte del comercio no quisiera los bienes o servicios de la otra parte. En ese caso, sería necesaria alguna moneda de reserva intermedia para servir como medio de intercambio.

Glazyev y sus homólogos están trabajando en eso. En una entrevista traducida publicada en The Saker, Glazyev declaró:

Actualmente estamos trabajando en un proyecto de acuerdo internacional sobre la introducción de una nueva moneda de liquidación mundial, vinculada a las monedas nacionales de los países participantes y a los bienes comercializados en bolsa que determinan los valores reales. No necesitaremos bancos estadounidenses y europeos. Un nuevo sistema de pago basado en tecnologías digitales modernas con una cadena de bloques se está desarrollando en el mundo, donde los bancos están perdiendo su importancia.

Rusia y China han desarrollado alternativas al sistema de mensajería SWIFT del que se han bloqueado ciertos bancos rusos. El comentarista con sede en Londres Alexander Mercouris hace la interesante observación de que salir de SWIFT significa que los bancos occidentales no pueden rastrear las operaciones rusas y chinas.

El analista geopolítico Pepe Escobar resume los planes para un reinicio financiero euroasiático/chino en un artículo titulado «Saluda al oro ruso y al petroyuan chino«. Escribe:

Tardó mucho en llegar, pero finalmente se están revelando algunos lineamientos clave de los nuevos fundamentos del mundo multipolar.

El viernes [11 de marzo], después de una reunión por videoconferencia, la Unión Económica Euroasiática (UEEA) y China acordaron diseñar el mecanismo para un sistema monetario y financiero internacional independiente. La UEEA está formada por Rusia, Kazajstán, Kirguistán, Bielorrusia y Armenia, está estableciendo acuerdos de libre comercio con otras naciones euroasiáticas y se está interconectando progresivamente con la Iniciativa China de la Franja y la Ruta (BRI).

A todos los efectos prácticos, la idea proviene de Sergei Glazyev, el economista independiente más importante de Rusia.

Diplomáticamente, Glazyev atribuyó el fruto de la idea a «los desafíos y riesgos comunes asociados con la desaceleración económica mundial y las medidas restrictivas contra los estados de la UEEA y China».

Traducción: como China es tanto una potencia euroasiática como Rusia, necesitan coordinar sus estrategias para eludir el sistema unipolar de los Estados Unidos.

El sistema euroasiático se basará en «una nueva moneda internacional», muy probablemente con el yuan como referencia, calculado como un índice de las monedas nacionales de los países participantes, así como de los precios de las materias primas. …

El sistema euroasiático está destinado a convertirse en una alternativa seria al dólar estadounidense, ya que la UEEA puede atraer no solo a las naciones que se han unido a BRI … pero también los principales actores de la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS), así como de la ASEAN. Los actores de Asia Occidental –Irán, Irak, Siria, Líbano– estarán inevitablemente interesados.

¿Privilegio exorbitante o carga exorbitante?

Si ese sistema tiene éxito, ¿Cuál será el efecto en la economía de Estados Unidos? La estratega de inversiones Lynn Alden escribe en un análisis detallado titulado «The Fraying of the US Global Currency Reserve System» que habrá dolor a corto plazo, pero, a largo plazo, beneficiará a la economía de los Estados Unidos. El tema es complicado, pero la conclusión es que el dominio de la moneda de reserva ha resultado en la destrucción de nuestra base manufacturera y la acumulación de una deuda federal masiva. Compartir la carga de moneda de reserva tendría el efecto que las sanciones están teniendo en la economía rusa, nutriendo las industrias nacionales como lo haría un arancel, permitiendo que se reconstruya la base manufacturera estadounidense.

Otros comentaristas también dicen que ser la única moneda de reserva global es menos un privilegio exorbitante que una carga exorbitante. Perder ese estatus no pondría fin a la importancia del dólar estadounidense, que está demasiado arraigado en las finanzas globales para ser desalojado. Pero bien podría significar el fin del petrodólar como única moneda de reserva global, y el fin de las devastadoras guerras petroleras que ha financiado para mantener su dominio.

Este artículo fue publicado por primera vez en ScheerPost. Ellen Brown es abogada, presidenta del Instituto de Banca Pública y autora de trece libros, incluidos Web of DebtThe Public Bank Solution y Banking on the People: Democratizing Money in the Digital Age. También es co-presentadora de un programa de radio en PRN.FM llamado «It’s Our Money«. Sus más de 300 artículos de blog se publican en EllenBrown.com.

Fuente: https://www.unz.com/article/the-coming-global-financial-revolution-russia-is-following-the-american-playbook/

A medida que se acerca la nueva purga de quintacolumnistas: Anatoly Chubais salta del barco

Por Mateo EHRET

Una quinta columna se ha incrustado cada vez más en todos los niveles de la influencia militar, de inteligencia, burocrática, corporativa, mediática y académica de Estados Unidos: muy pocos occidentales tienen una idea clara de cómo esta misma estructura se ha expresado en las naciones de Eurasia.

En los últimos años, muchas personas se han acostumbrado a pensar en el término «estado profundo» como algo que solo se aplica a los Estados Unidos. Si bien es cierto que una quinta columna se ha incrustado cada vez más en todos los niveles de la influencia militar, de inteligencia, burocrática, corporativa, mediática y académica de Estados Unidos, muy pocos occidentales tienen una idea clara de cómo esta misma estructura se ha expresado en las naciones de Eurasia.

Lo más relevante para el tema de este informe, podemos tomar como ejemplo la vasta colmena de víboras, oligarcas y tecnócratas liberales de tendencia occidental que llegó al poder bajo la dirección de la CIA durante los oscuros años de la terapia de choque de la década de 1990. Por supuesto, desde que tomó el relevo de Yeltsin en 1999, el presidente Vladimir Putin ha ido muy lejos para purgar muchas de esas agencias traicioneras que saquearon Rusia durante la Perestroika, recuperando el control de las instituciones vitales, devolviendo los poderes militares, científicos y de inteligencia de Rusia a manos nacionales.

Hablando de esta batalla el 9 de diciembre de 2021 en el Consejo para la Sociedad Civil y los Derechos Humanos, Putin declaró:

«A principios de la década de 2000, los limpié todos, pero a mediados de la década de 1990, teníamos empleados de la Agencia Central de Inteligencia como asesores e incluso empleados oficiales del gobierno de la Federación Rusa, como aprendimos más tarde … Había especialistas estadounidenses sentados en nuestros sitios complejos de armas nucleares, fueron a trabajar allí, desde la mañana hasta la noche, tenían una mesa y una bandera estadounidense. Vivían allí y trabajaban allí. No necesitaban ningún instrumento fino para interferir en nuestra vida, porque ya tenían control sobre todo».

Putin continuó describiendo la nueva estrategia de guerra asimétrica dirigida por la CIA utilizando ONG extranjeras y representantes que despiertan la chusma (ver: Navalny) dentro del vasto aparato de la «sociedad civil» incrustado dentro de su nación:

«Tan pronto como Rusia comenzó a reclamar sus intereses, comenzó a elevar su soberanía, economía y capacidad de las fuerzas armadas, se necesitaron nuevos instrumentos de influencia en nuestra vida política interna, incluidos instrumentos bastante finos a través de varias organizaciones, financiados desde el extranjero».

Por supuesto, si bien estas operaciones han incendiado a muchas naciones más débiles en días anteriores, las técnicas revolucionarias de color utilizadas por la NED financiada por la CIA, o Open Society Foundations, han resultado en éxitos muy limitados en Rusia, donde las cabezas más sensatas han cortado muchas de estas operaciones de financiación mientras ilegalizaban toda la organización de Soros en 2015. declarándolos como «amenazas a la seguridad del Estado». Aunque Rusia estaba 25 años atrasada en este asunto, la prohibición de Soros los puso en el club especial de naciones que unieron sus actos liderado por China, quien tuvo el ingenio de prohibir a Soros en 1989, ilegalizando sus operaciones de la Sociedad Abierta y arrestando a sus agentes (incluido el Secretario General del PCCh y el extraordinario agente de Soros Zhao Ziyang).

Después de recuperar intereses estratégicos clave de las garras privadas durante sus primeros años en el poder, Putin estableció un nuevo conjunto de ultimátums que esperaba que los tecnócratas liberales y los oligarcas cumplieran: jugar según las reglas establecidas por él o enfrentar las consecuencias. Algunos fueron a la cárcel, y muchos fueron a Londres en busca de santuario (a menudo comprando mansiones con sus ganancias mal engendradas en un área que llegó a ser conocida como «Moscú en el Támesis»). Otros se quedaron atrás para seguir las reglas. Tal vez algunos se adaptaron a esta nueva realidad, pero otras fuerzas continuaron actuando como una quinta columna, a menudo manteniendo sus garras firmemente hundidas en las palancas de las finanzas en la arquitectura de la banca central influenciada por el FMI de Rusia y los centros de poder regionales locales.

Fue a estos quintacolumnistas a quienes Putin dirigió sus comentarios el 15 de marzo de este año diciendo:

«Sí, por supuesto que ellos [Occidente] apostarán por la llamada Quinta Columna. Nuestros traidores nacionales. Sobre los que ganan dinero aquí, con nosotros, pero viven allí. Y viven ni siquiera en el sentido geográfico de la palabra, sino de acuerdo con sus pensamientos. De acuerdo con su conciencia servil… muchas de estas personas, por su propia naturaleza, están mentalmente ubicadas exactamente allí, y no aquí. No con nuestra gente. No con Rusia. Esto es, en su opinión, un signo de pertenencia a una casta superior, a una raza superior. Tales personas están listas para vender a sus propias madres si solo se les permitiera sentarse en el pasillo de esta casta más alta … No entienden en absoluto que si son necesarios por esta llamada «casta superior», entonces son necesarios solo como material prescindible para usarlos para infligir el máximo daño a nuestro pueblo».

El hábito miope de mirar solo a los quintacolumnistas estadounidenses o europeos que socavan la soberanía de los estados nacionales en las últimas décadas mientras ignoran a Eurasia, ha causado que muchas personas bien intencionadas presuman falsamente que naciones como Rusia o China pueden ser tratadas como instituciones monolíticas con una etiqueta de «bueno» o «malo» adjunta a ellas. Desafortunadamente, tales simplificaciones excesivas resultan en mentes susceptibles a mucha desinformación, que no hay escasez en nuestra era de operaciones de guerra psicológica, giro mediático y reformulación narrativa.

La ignorancia de la batalla que se libra actualmente entre los nacionalistas genuinos que rodean a Putin contra esta otra quinta columna dirigida por Occidente asegurará errores fatales en el juicio y un diagnóstico erróneo de nuestra crisis actual. Peor aún, se perderán oportunidades vitales para soluciones políticas más amplias necesarias para empoderar a los estados nacionales soberanos y con esta pérdida, se destruirá cualquier capacidad para participar en un combate adecuado con un orden mundial totalitario emergente.

Chubais salta del barco

Uno de los ejemplos más flagrantes de los principales quintacolumnistas que «venden a sus propias madres para sentarse en el pasillo de esta casta más alta» ha sido la figura de Anatoly Chubais, quien recientemente anunció su partida de Rusia (con suerte de forma permanente) para buscar un terreno más seguro en Turquía. En este salto hacia un santuario más seguro, Chubais ha abandonado su papel como ‘Representante Especial para las Relaciones con las Organizaciones Internacionales para Alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible’ en la ONU.

Chubais desempeñó uno de los papeles más destructivos de cualquier político vivo mientras trabajaba con el gobierno de Yeltsin dirigido por la CIA como un «joven reformador de Soros» junto con Yegor Gaidar y otras herramientas occidentales que fueron reclutadas por Occidente para dirigir el saqueo y la desintegración de Rusia durante la década de 1990. Actuando como Viceprimer Ministro de Política Económica y Financiera entre 1992-96, Chubais supervisó la privatización de todos los sectores estratégicos de la economía rusa junto con Jeffrey Sachs de Harvard, Rhodes Scholar Strobe Talbott, una camarilla de oligarcas sociópatas como Mikhail Khodorkovsy, Platon Lebedev y Boris Berezovsky (muchos de los cuales formaron el «Grupo de los 7» de Chubais en 1996).

Chubais y Geidar fueron pioneros en el infame «sistema de vales» que sustentó la operación de saqueo de varias fases denominada Operación Martillo por la CIA de Bush padre a partir de 1991. William Engdahl documentó rigurosamente este denso período de privatizaciones que vio a más de 15.000 empresas privatizadas entre 1992-1994. Nuevos oligarcas como Berezovsky pudieron usar estos vales comprados a rusos hambrientos, para comprar el gigante petrolero Sibnet (con un valor de $ 3 mil millones) por solo $ 100 millones y Khodorkovsky compró el 78% de las acciones de Yukos (un valor de $ 5 mil millones) por solo $ 310 millones. El propio Soros se jactó de haber dejado caer más de dos mil millones de dólares en Rusia durante este período de saqueo.

Chubais había sido uno de los primeros fundadores de los clubes de la Perestroika en San Petersburgo junto a figuras como Yegor Gaidar (futuro primer ministro), Vladimir Kogan (futuro presidente del Banco de San Petersburgo) y Alexei Kudrin (futuro ministro de Finanzas). Tras la muerte de Gaidar en 2009, Chubais encabezó la creación del Foro Gaidar, que fue diseñado para tener lugar una semana antes del Foro Económico Mundial anual en Davos y sirvió como un cuerpo coordinador del estado profundo entre los tecnócratas de Schwabian y sus almas gemelas rusas.

En 2013, Putin dijo de Chubais y sus manejadores de la CIA:

«Hoy nos enteramos de que los oficiales de la CIA de los Estados Unidos operaban como consultores de Anatoly Chubais. Pero es aún más divertido que al regresar a los Estados Unidos, fueron procesados por violar las leyes de su país y enriquecerse ilegalmente en el curso de la privatización en la Federación Rusa».

A pesar de que Putin identificó claramente a Chubais como un activo de la CIA, se vio evidencia de algo muy poderoso que protegía al financiero, ya que no solo evitó ser purgado como tantos otros durante el mandato de Putin, sino que incluso recuperó un gran grado de influencia como presidente de la junta ejecutiva de la compañía estatal de tecnología Rusnano desde 2008 hasta 2020. Durante este tiempo, Chubais también se encontró sirviendo como miembro del consejo asesor de JP Morgan Chase, y la fuerza líder detrás de los esquemas de descarbonización en Rusia impulsados por boondoggles de energía alternativa verde que sirven como un componente importante del Gran Reinicio del Foro Económico Mundial.

Durante su mandato de 12 años, Chubais utilizó Rusnano como un instrumento para financiar y sembrar el desarrollo de molinos de viento y energía solar, proporcionó $ 400 millones a Hevek Solar (la compañía de energía solar más grande de Rusia) y creó un Fondo de Desarrollo de Energía Eólica de $ 520 millones.

Aunque las oficinas de Chubais en Rusnano fueron allanadas al día siguiente del arresto del ministro de finanzas ruso (y compañero de la criatura del pantano Alexei Ulyokaev el 16 de noviembre de 2021), sus protectores se aseguraron de que mientras sus días en la compañía llegaran a su fin, evitaría el arresto y emprendería nuevos esfuerzos destructivos. ¿Cuál fue su siguiente asignación?

A finales de diciembre de 2021, se anunció que Chubais fue nombrado enviado presidencial ruso a las Naciones Unidas para coordinar los Objetivos de Desarrollo Sostenible. En esta posición, Chubais había pedido descaradamente que se adaptara la economía de Rusia al mercado climático de la ONU y se sometiera plenamente a los dictados del FMI y el Banco Mundial diciendo el 8 de enero de 2022:

«Estoy convencido de que el mercado climático ruso será extremadamente atractivo para la inversión internacional. Por lo tanto, es necesario facilitar el acceso de los empresarios rusos para recibir fondos del extranjero para proyectos alternativos. Para ello, es necesario lograr la armonización de las normas básicas del mercado ruso que se está creando en esta área con las principales organizaciones internacionales: el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos».

Chubais no solo ha encabezado la «ecologización de la energía rusa» de acuerdo con la Gran Agenda de Reinicio (que une las dos crisis fabricadas del cambio climático y el covid-19 en un solo paquete), sino que Chubais también utilizó Rusnano para financiar el crecimiento de un complejo farmacéutico dirigido por extranjeros dentro del corazón de Rusia. Un gran escándalo surgió recientemente cuando el gigante farmacéutico ruso y fabricante de vacunas COVID-19 Nanolek recibió miles de millones de rublos de Rusnano en 2020 y 2021 enriqueciendo al dúo esposo-esposa de Tatyana Golikova y Viktor Khristenko (cuyo hijo es uno de los principales accionistas de la compañía).

Si bien se puede decir mucho sobre otros quintacolumnistas aún incrustados en el servicio civil y el sector privado de Rusia, el olor de las nuevas purgas está ciertamente en el aire.

Un cambio radical ahora en marcha

Las poderosas fuerzas occidentales que representan a las «castas superiores» han cortado los lazos con Rusia y con esos lazos perdidos se pierde la protección para muchas figuras que han dormido profundamente por la noche a pesar de sus corazones traicioneros. El Foro Económico Mundial rompió lazos el 8 de marzo junto con una multitud de corporaciones extranjeras asociadas al WEF como Goldman Sachs, Deutschebank, Amazon, Visa, PayPal, Mastercard, Apple, IBM, Unilever y Pepsico (por nombrar algunas).

Se están haciendo rápidamente movimientos para empoderar a las fuerzas nacionalistas para que tomen un mayor control sobre la economía de Rusia liderado por el nuevo proyecto de Sergey Glaziev para crear un sistema financiero / monetario alternativo China-EAEU con mayores controles nacionales sobre las finanzas y la planificación a largo plazo. Obtener el control del sector financiero, que durante mucho tiempo ha estado bajo la fuerte influencia de los intereses oligárquicos occidentales, es vital si Rusia va a ser capaz no solo de capear la tormenta que se avecina, sino también de salir de ella con la soberanía económica y el poder para construir esos proyectos a gran escala necesarios para las aspiraciones de Putin de un paradigma de crecimiento civilizatorio del Lejano Oriente y el Ártico.

Aunque Chubais solo representa a una gran rata que ha elegido este momento actual para saltar del barco, otros ciertamente lo seguirán, y tal vez un nuevo miedo a Dios podría despertar en los corazones de otros que eligieron este momento de crisis para caminar por un camino más noble como patriotas de Rusia a medida que el mundo entra en un nuevo futuro más multipolar.

Creo que es apropiado terminar con algunas declaraciones del presidente Putin, quien declaró que «el pueblo ruso podrá distinguir a los verdaderos patriotas de la escoria y los traidores y simplemente escupirlos como un mosquito que accidentalmente voló en sus bocas. Estoy convencido de que una autopurificación tan natural y necesaria de la sociedad solo fortalecerá a nuestro país, nuestra solidaridad, cohesión y disposición para responder a cualquier desafío».

Fuente: https://www.strategic-culture.org/news/2022/03/25/as-new-purge-of-fifth-columnists-approaches-anatoly-chubais-jumps-ship/

Ucrania: ¿Y qué pasa con esos bio-laboratorios? ¡Detengan la narrativa que me bajo!

Por Philip Giraldi

La máquina de mentiras semioficial del gobierno de los Estados Unidos más los medios de comunicación sabe que construir una razón plausible para bombardear la basura de alguien depende de dónde comience su narrativa. Si sigues comenzando tus acusaciones en un punto en el que el objetivo ha hecho algo malo, todo lo que tienes que hacer es repetirte una y otra vez para ahogar cualquier historia de fondo alternativa que surja. Y si realmente quieres demoler todos los puntos de vista contrarios, todo lo que tienes que hacer es comparar al líder extranjero objetivo con Adolfo Hitler y seguir repitiendo. Esa táctica se usó con Saddam Hussein de Irak y ahora se está empleando contra Vladimir Putin de Rusia y siempre funciona.

En el contexto actual de Ucrania contra Rusia, el truco ha sido vincular todo a la invasión de las fuerzas armadas de Putin hace más de cuatro semanas, un acto de agresión indudable. Una vez que establece eso como su punto de partida, los desarrollos anteriores se vuelven discutibles. ¿A quién le importan las promesas de Estados Unidos de no expandir la alianza de la OTAN hacia el este después de que la Unión Soviética se disolviera en 1991? ¿Y también está el papel de Washington en el cambio de régimen en Ucrania en 2014? ¿O incluso la implacable demonización de Rusia vinculada a las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016 seguidas de cualquier falta de voluntad por parte de Washington para negociar incluso la más razonable de las demandas de Putin? ¡Jodido por eso! Y también olvídese de considerar si Estados Unidos tiene o no algún interés nacional en ir a la guerra por Ucrania. Solo Tucker Carlson y Tulsi Gabbard parecen inclinados a desafiar la premisa básica, que es plantear la pregunta «Dado que Rusia no nos amenaza, ¿por qué estamos haciendo esto? ¿Realmente queremos una posible guerra nuclear sobre Ucrania?»

Simplemente lea el New York Times y aprenderá que no se trata de lo que es bueno para Estados Unidos en absoluto. Se trata de un gran país matón que ataca a un vecino «democrático» con los Estados Unidos y sus valientes aliados que se levantan como los abanderados de un «orden internacional basado en reglas» impuesto por Washington. Y ahora Estados Unidos está subiendo la apuesta al seguir adelante con su insistencia en que Rusia está cometiendo crímenes de guerra. Pero convencer al mundo sobre ese punto es un poco más difícil de lograr. Si uno hiciera la pregunta «¿Qué nación del mundo comete la mayor cantidad de crímenes de guerra?», la respuesta internacional general bien podría ser Israel o los Estados Unidos. Parte del problema sería elaborar una definición aceptable para un crimen de guerra y al mismo tiempo desarrollar una metodología para definir «lo más». Si Israel ataca a Siria cuatro veces en una semana es que cuatro crímenes de guerra separados o sólo una parte de un crimen de guerra continuo. Como Estados Unidos tiene bases militares tanto en Siria como en Irak que los respectivos gobiernos no han autorizado, y de hecho, han pedido a los estadounidenses que se vayan, ¿es eso un solo crimen de guerra de invasión y ocupación ilegal o uno continuo marcado solo por las ocasiones en que las tropas estadounidenses matan a algunos de los nativos?

En cualquier caso, es difícil «condenar» a Rusia, ya que ni Israel ni los Estados Unidos han rendido cuentas por los crímenes de guerra que han cometido, incluidos disparos y bombardeos de civiles, hospitales, escuelas al azar y, ocasionalmente, fiestas de bodas y otras reuniones sociales. El presidente George W. Bush incluso comenzó un par de guerras en lugares como Afganistán e Irak basadas en «inteligencia» fabricada y el muy querido Barack Obama hizo lo mismo con Libia y Siria. Ambos son ahora considerados como venerables estadistas mayores a pesar de que deberían estar en prisión y últimamente se habla entre los demócratas de ver a Obama o su esposa postularse nuevamente en 2024 para el cargo más alto del país. ¿Y está Hillary esperando en las alas para un segundo intento? De cualquier manera, será un mal día para cualquiera que intente establecer un modus vivendi para trabajar con Rusia.

La sed de sangre de Estados Unidos frente a Rusia es completamente bipartidista, con las pocas voces sensatas en el Congreso ahogadas por el redoble de tambores en los lugares altos que acompaña la avalancha de propaganda que sale de los principales medios de comunicación. Durante mucho tiempo ha sido axiomático que la primera víctima de la propaganda de guerra es la verdad, pero Estados Unidos solo necesita el estímulo de la posibilidad de guerra o conflicto para comenzar su patrón de mentira. Y, como ilustra la situación actual, está bastante preparado para designar enemigos que en realidad no amenacen al país. Lo hizo para lograr un compromiso estadounidense muy ampliado en Vietnam y también a través de la Guerra Fría mediante sobreestimaciones deliberadas de la CIA del poder y el alcance de la Unión Soviética. Desde el 9/11 ha habido una sucesión de presidentes que han mentido sobre casi todo lo relacionado con la seguridad nacional y la política exterior, lo que ha llevado a invasiones, asesinatos, otros tipos de intervenciones y un gobierno propenso a las «sanciones» que ha negado a los ciudadanos comunes alimentos y medicinas mientras deja intacto el liderazgo de los países objetivo.

Una de las mentiras recientes es una repetición del viejo libro de jugadas de «consigamos a Saddam Hussein». ¿Recuerdas a esos salvajes soldados iraquíes arrancando a los bebés kuwaitíes de sus incubadoras y arrojándolos al suelo? Por supuesto, todo fue una mentira inventada por la familia gobernante kuwaití y los cómplices del gobierno de los Estados Unidos, en gran parte neoconservadores. ¡Ahora nos enteramos de que los viles rusos bombardearon un hospital de maternidad! Excepto, por supuesto, que puede haber resultado ser completamente falso. Y los medios de comunicación ahora están exclamando que «¡Rusia está poniendo al planeta al borde de la 3ª Guerra Mundial!», mientras que el New York Times está acusando a los conservadores políticos como proveedores de propaganda rusa. En realidad, fueron los Estados Unidos y la OTAN los que abrieron la puerta a un posible holocausto nuclear, pero uno odia disputar lo que es una historia aparentemente rentable y bien recibida.

Pero la mejor parte de la mentira tiene que ser la guerra de propaganda en curso sobre veintiséis laboratorios biológicos en Ucrania financiados al menos en parte por el Pentágono. «Nada que ver aquí», dice la Casa Blanca de Biden, mientras que Rusia dice «Solo un minuto, amigos…» Mientras tanto, la trama se espesa a medida que han aparecido correos electrónicos que indican que el hijo de Joe Biden, Hunter, estuvo involucrado en la obtención y se benefició de la financiación de los laboratorios por parte del gobierno de los Estados Unidos.

La controversia del biolaboratorio comenzó cuando la número tres del Departamento de Estado del gobierno de los Estados Unidos, Victoria Nuland, admitió recientemente ante un panel del Congreso que los laboratorios existen y también agregó que Ucrania posee armas químicas y biológicas. Luego se dio cuenta de su error y ambos dieron marcha atrás y explicaron que «uh, Ucrania tiene, uh, instalaciones de investigación biológica [y] ahora estamos de hecho bastante preocupados de que las tropas rusas, las fuerzas rusas, puedan estar buscando, eh, obtener el control de [esos laboratorios], por lo que estamos trabajando con los ucranianos [sic] sobre cómo pueden evitar que cualquiera de esos materiales de investigación caiga en manos de las fuerzas rusas en caso de que se acerquen».

La afirmación es absurda ya que los rusos, sin duda, ya poseen sus propias reservas de armas biológicas. La existencia de los propios laboratorios puede estar vinculada al legado de la desintegración de la Unión Soviética en 1991, cuando, según un informe, los Estados Unidos proporcionaron asistencia a través de su «Programa Cooperativo de Reducción de Amenazas» para administrar los laboratorios biológicos y químicos existentes para que sus productos químicos tóxicos y patógenos no cayeran en las manos equivocadas. Pero Estados Unidos en realidad ha hecho mucho más que eso, Ron Unz observa cómo «A lo largo de las décadas, Estados Unidos había gastado más de $ 100 mil millones de dólares en ‘biodefensa’, el término eufemístico para el desarrollo de la guerra biológica, y [ha] tenido el programa de este tipo más antiguo y más grande del mundo, uno de los pocos jamás desplegados en combate de la vida real«.

Actualmente, el gobierno de los Estados Unidos afirma insípidamente que los laboratorios, que están dirigidos por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos, permanecen activos para la «investigación pacífica y el desarrollo de vacunas». La Embajada de los Estados Unidos en Kiev describió la actividad con mayor detalle como un trabajo «para consolidar y asegurar patógenos y toxinas de preocupación para la seguridad y continuar asegurando que Ucrania pueda detectar e informar brotes causados por patógenos peligrosos antes de que representen amenazas para la seguridad o la estabilidad».

Sin embargo, algunos ucranianos han sospechado de su propósito, particularmente porque sus actividades son secretas y son administradas por el Pentágono en lugar de alguna agencia civil. Y si el objetivo original era evitar el desarrollo de armas biológicas, ¿por qué Estados Unidos sigue rondando diecisiete años después? El ex primer ministro ucraniano Mykola Azarov, quien ocupó el cargo bajo el presidente Viktor Yanukovich, habló sobre cómo la decisión de comenzar a colaborar con los estadounidenses fue tomada por la oficina de la primera ministra Yulia Tymoshenko y posteriormente implementada bajo el presidente Viktor Yushchenko en 2005. En general, se creía en el gobierno que el acuerdo se centraba en la bioseguridad ucraniana, pero todas sus actividades relacionadas estaban y están clasificadas y a los ciudadanos ucranianos ni siquiera se les permitió trabajar junto con los estadounidenses.

Hubo cierto rechazo a los laboratorios, para incluir una inspección superficial en 2010-2012 y para 2013 el gobierno ucraniano envió una carta oficial exigiendo que se cerraran los laboratorios. Sin embargo, el cambio de régimen de 2014 intervino, y la decisión nunca fue implementada por el nuevo régimen.

Cabe señalar que si uno va a protegerse contra toxinas y patógenos, primero debe crearlos para manipularlos o prevenirlos. Si uno piensa en el famoso susto del ántrax en los Estados Unidos en 2001, los investigadores determinaron que la cepa letal del patógeno en realidad se había creado en un laboratorio de armas biológicas del Ejército de los Estados Unidos en Fort Detrick Maryland. También se podría considerar COVID y la creencia generalizada de que el Instituto de Virología de Wuhan había estado manipulando varias cepas de coronavirus para hacerlas más contagiosas y letales.

Nuland admitió claramente que había armas biológicas financiadas por Estados Unidos en Ucrania cuando expresó su preocupación de que Rusia pudiera ocupar uno de los laboratorios y verse tentada a adquirir el material para su propio uso contra Kiev. Y la Administración Biden, claramente avergonzada por la admisión, ha intentado cambiar las tornas al rechazar las sugerencias rusas de que los laboratorios podrían estar tratando de diseñar patógenos biológicos que se dirijan a ciertos grupos étnicos, por lo que los laboratorios existentes se han colocado en todo el mundo, incluida Ucrania. Ya en 2017, el presidente ruso, Vladimir Putin, expresó su preocupación por la recolección estadounidense de material biológico de rusos étnicos, como dice Unz, «ciertamente un proyecto muy sospechoso para nuestro gobierno».

Si estos laboratorios financiados por el Pentágono están realmente involucrados en la propagación de cepas mutadas de patógenos como el ántrax y la peste como armas biológicas, como puede haber tenido lugar en Wuhan, sería una violación del Artículo I de la «Convención de Armas Biológicas de la ONU», convirtiendo al gobierno de los Estados Unidos indiscutiblemente en un criminal de guerra, con sus líderes sujetos a la sentencia de muerte en virtud de las Leyes de Nuremberg que fueron en gran parte establecidas por el propio Gobierno de los Estados Unidos. en 1946. Aparte de eso, la verdadera preocupación en este momento debería ser que los Estados Unidos / OTAN organicen algún tipo de incidente de bandera falsa que conduzca a llamados a una intervención militar directa. Ver los errores en serie y los encubrimientos de Biden sugiere que no hay nada que Biden y Blinken no hagan, hasta un punto en que comenzó algún tipo de guerra que se espera que sea manejable para impulsar los índices de aprobación de los presidentes. Ahora que Joe Biden está hablando duro, es difícil imaginar cómo se bajará del caballo que monta sin entrar en algún tipo de conflicto armado. Como el ex funcionario de la Administración Reagan Paul Craig Roberts ha observado astutamente: «El mal que [ahora] reside en Washington no tiene precedentes en la historia humana».

Fuente: https://www.globalresearch.ca/ukraine-what-about-those-biolabs-stop-narrative-i-want-to-get-off/5775836

Sanciones, energía e independencia

Marzo 21, 2022
Michael Hudson sobre las sanciones ucranianas

Ross [00:00:29] Bienvenido a Renegade Inc. Cualquiera que sea el resultado en Ucrania, una cosa es segura de que las reverberaciones económicas serán sentidas por todos en los próximos años a medida que el mundo se divida entre Occidente y una Eurasia que se está remodelando rápidamente.

Ross [00:00:49] Michael Hudson, siempre es un placer tenerte en el programa, bienvenido a Renegade Inc.

Michael Hudson [00:00:53] Gracias por invitarme.

Ross [00:00:55] Michael, sanciones, sanciones, sanciones es todo lo que escuchamos ahora. Estamos sancionando a la gente. Occidente sanciona a la gente de vuelta a la Edad de Piedra. ¿Cuáles son las consecuencias no deseadas de las sanciones?

Michael Hudson [00:01:05] Bueno, uno es servir muy parecido a un arancel protector sobre el país sancionado. Por ejemplo, cuando Estados Unidos impuso sanciones al comercio europeo con Rusia, Lituania dejó de exportar queso a Rusia. Bueno, el resultado es que Rusia estableció su propio sector de queso, y ahora es autosuficiente en queso. Si sancionas a un país, lo obligas a ser más autosuficiente y, en general, desde la agricultura hasta los productos lácteos y la tecnología, Rusia se ve obligada a ser más autosuficiente y, al mismo tiempo, a depender mucho más del comercio con China para las cosas en las que todavía no es autosuficiente. Así que Estados Unidos está logrando exactamente lo contrario de lo que pretendía. Es desesperante aislar de alguna manera a Rusia y luego poder perseguir a China sin Rusia. Y en cambio, lo que está haciendo es integrar el núcleo euroasiático, Rusia y China, exactamente la política que Henry Kissinger advirtió contra volver a Mackinder hace un siglo que decía, Eurasia es la isla del mundo, Rusia y China podrían ser todo el centro mundial. De eso se trata la pelea. Bueno, las sanciones estadounidenses están uniendo a Rusia y China, y Estados Unidos ha ido a China y ha dicho: Por favor, no apoyen a Rusia. Más recientemente, el lunes 14 de marzo, Jake Sullivan salió y le dijo a China, sancionaremos a los países que rompan nuestras sanciones contra Rusia. Y básicamente, dijo China, bien. Ya sabes, simplemente romperemos todo el comercio entre Oriente y Occidente ahora y el Este, Eurasia es bastante autosuficiente. Occidente no es autosuficiente desde que comenzó a industrializarse, y depende en gran medida de Rusia no solo para el petróleo y el gas, sino también para el paladio y muchas materias primas. Así que las sanciones están terminando abriendo una brecha entre los países europeos.

Ross [00:03:31] ¿Las personas que aplican estas sanciones no piensan en esto? ¿Son tan miopes que no entienden que estas sanciones van a construir más capacidad dentro de Rusia, empujar a Rusia más hacia China, concretar esa alianza económica y, en última instancia, no vas a poder mantener las luces encendidas en Europa? Al mismo tiempo que subestima el hecho de que, desde el punto de vista de la seguridad alimentaria, tomemos el Reino Unido, por ejemplo, un importador neto de alimentos, no aprecia el hecho de que, por ejemplo, Rusia / Ucrania, crean el veinticinco por ciento, una cuarta parte, de todo el trigo anualmente. La estimación para este año es de ciento dos millones de toneladas Rusia y Ucrania, trigo. ¿La gente no se da cuenta de que va a haber un efecto dominó masivo?

Michael Hudson [00:04:23] Sí, se dan cuenta. Sí, lo han pensado todo. Trabajé con estas personas durante más de 50 años.

Ross [00:04:31] ¿Quiénes son estas personas?

Michael Hudson [00:04:32] ¿Los neoconservadores, básicamente, las personas que están a cargo de la política exterior de Estados Unidos? Victoria Nuland y su esposo, Robert Kagan, las personas que el presidente Biden ha nombrado a su alrededor, desde Blinken hasta Sullivan y justo al final. Básicamente están instando a la gente alrededor del Nuevo Siglo Americano. Son las personas que dijeron que Estados Unidos puede dirigir el mundo entero y crear su propia realidad. Y sí, saben que esto va a causar enormes problemas a Alemania. Saben que no solo bloqueará la energía que Alemania e Italia y otros países de Europa necesitan a través de su petróleo y gas, sino que también bloqueará el uso de gas para fertilizantes, aumentando su producción de fertilizantes y disminuyendo su producción de alimentos. Miran esto y dicen: ¿Cómo puede Estados Unidos beneficiarse de todo esto? Siempre hay una manera de ganar lo que algo parece ser malo. Bueno, una forma en que ganarán es que los precios del petróleo están subiendo. Y eso beneficia a los Estados Unidos, cuya política exterior se basa en gran medida en el petróleo y el gas. La industria petrolera controla la mayor parte del comercio mundial de petróleo, y eso explica gran parte de la diplomacia estadounidense. Esta es una lucha para bloquear el comercio mundial de energía bajo el control de las empresas estadounidenses, excluyendo no solo a Irán y Venezuela, sino también excluyendo a Rusia.

Ross [00:06:16] Así que a medida que Europa empuja hacia más y más energía verde y renovable y esto para los estadounidenses, deben pensar que es un escenario terrible en la medida en que no pueden vender el petróleo a medida que Europa se vuelve o quiere ser más autosuficiente. Así que, en última instancia, y Gran Bretaña neta cero, lo que sea que eso signifique. Pero ir por el camino de las energías renovables, ir por el camino solar saca el juego a la dependencia de Estados Unidos o la dependencia de Estados Unidos, ¿no es así?

Michael Hudson [00:06:49] Este es exactamente el punto del que el público europeo no se ha dado cuenta. Mientras que la mayoría del público europeo quiere prevenir el calentamiento global y evitar el carbono a la atmósfera, la política exterior de los Estados Unidos se basa en aumentar, e incluso acelerar, el calentamiento global, acelerando las emisiones de carbono porque ese es el comercio de petróleo. Supongamos que Europa se sale con la suya. Supongamos que los Verdes obtuvieron lo que querían y Alemania y Europa dependieran completamente de los paneles de energía solar, de la energía eólica y, en cierta medida, de la energía nuclear, ¿tal vez? Bueno, si fueran completamente autosuficientes en energía sin petróleo, gas o carbón, Estados Unidos perdería la palanca principal. Tiene la capacidad de apagar la energía, la electricidad y el petróleo de cualquier país que no haya seguido la dirección diplomática de Estados Unidos.

Ross [00:07:48] Entonces, cuando tomamos su análisis aquí y pensamos en cómo las sanciones van a desarrollar capacidad, empujar a Rusia y China juntas, cuando comenzamos a mirar una especie de cerdito en el medio, si te gusta la UE, cuando estamos pensando en Estados Unidos, la UE ha tenido una especie de relación abusiva con los estadounidenses desde hace bastante tiempo, ¿No es así?

Michael Hudson [00:08:06] Bueno, eso es cierto en el sentido de que la política exterior de la UE básicamente ha sido entregada a la OTAN. Entonces, en lugar de que los votantes y políticos europeos hagan su política, han cedido la política exterior europea a la OTAN, que es realmente un brazo del ejército estadounidense. Así que sí, Europa ha tenido una relación decente con los Estados Unidos diplomáticamente al decir sí, sí, por favor o sí, gracias por no ser independiente. Por supuesto, si fuera independiente, la relación no sería tan amistosa y decente.

Ross [00:08:46] Así que para los países que son importadores netos de alimentos, necesitan mantener las luces encendidas, necesitan calefacción y necesitan petróleo barato. ¿Cómo funciona esto? ¿Cómo se ve para el Reino Unido? ¿Cómo es para la UE?

Michael Hudson [00:08:59] Bueno, la vicepresidenta, Kamala Harris el otro día dijo a los estadounidenses: Sí, la vida va a ser mucho más cara. Nuestros precios del petróleo están subiendo y exprimiendo a las familias. Pero piensen en los pobres bebés ucranianos que estamos salvando. Así que tómalo en la barbilla para los bebés ucranianos. Así que básicamente Estados Unidos está presentando historias de terror de Ucrania y diciendo, si no sufres voluntariamente ahora al aislar a Rusia, entonces Rusia te va a pasar por encima con tanques al igual que rodó sobre Europa Central después de la Segunda Guerra Mundial. Quiero decir, está agitando la bandera de la agresión rusa, como si Rusia o cualquier país del mundo de hoy tuviera un ejército que fuera capaz de invadir cualquier otra nación industrial. Todo lo que los militares pueden hacer hoy en día de cualquier país es bombardear y matar a otras poblaciones y centros industriales. Ninguna nación es capaz de ocupar o renovar ningún país industrial. Y Estados Unidos sigue tratando de promover esta mitología de que todavía estamos en el mundo de 1945. Y ese mundo terminó realmente con la Guerra de Vietnam cuando terminó el calado militar. Y ningún país es capaz de tener un calado militar para levantar al ejército con la necesaria para luchar para invadir. Rusia no puede hacerlo más de lo que Europa o Estados Unidos podrían hacerlo. Así que todo lo que Estados Unidos puede hacer es agitar advertencias sobre lo horrible que es Rusia y de alguna manera convencer a Europa de que siga la posición de Estados Unidos. Pero, sobre todo, realmente no tiene que hacerlo. Europa realmente no tiene voz, y esto es lo que la queja de Putin y el Secretario de Relaciones Exteriores Lavrov han estado diciendo. Dicen que Europa solo está siguiendo a los Estados Unidos y no importa lo que quiera el pueblo europeo o lo que quieran los políticos europeos. Estados Unidos está tan profundamente en control que realmente no tienen muchas opciones.

Ross [00:11:15] ¿Cuándo comienza el consumidor a sentir esto? ¿Cuándo empieza a sentir el pellizco el consumidor europeo o británico cuando se promulgan estas sanciones? ¿Y cómo se ve eso?

Michael Hudson [00:11:25] Bueno, depende de qué tan rápido funcionen las sanciones. Estados Unidos dijo: «Bueno, en otro año y medio, podremos proporcionar a Europa gas natural licuado». Bueno, el problema es que, en primer lugar, no son los puertos para manejar el gas natural licuado para entrar en Europa. En segundo lugar, no hay suficientes barcos y petroleros para transportar todo este gas a Europa. Así que a menos que haya inviernos muy cálidos, Europa no va a tener un momento muy fácil para los próximos años. Y eso es solo para el petróleo y el gas. Depende de las materias primas que produce Rusia. Por ejemplo, el paladio es necesario para los convertidores catalíticos. El titanio es necesario para hacer los tornillos que se usan especialmente en aviones que son lo suficientemente fuertes como para no doblarse y romperse cuando los vientos suben y bajan y cuando están llenos. Rusia incluso produce el neón y el cripton que son necesarios para hacer algún tipo de uso electrónico y también para muchos componentes que van a las computadoras y la tecnología de la información. Hay toda una gama de exportaciones de las que Europa depende en gran medida, y Estados Unidos le ha proporcionado a Putin una lista completa de estas exportaciones, diciendo: Bueno, está bien, vamos a luchar contra Europa comprando su petróleo y gas, pero ciertamente puede vendernos su petróleo pesado que necesitamos ya que no lo estamos comprando a Venezuela. Ciertamente necesitamos la siguiente lista de materiales críticos que necesitamos, como el helio y el cripton. Estos son nuestros puntos de presión. Por favor, no los presione. Bueno, puedes imaginar lo que Putin y sus asesores están diciendo. Gracias por darnos esta lista de los puntos de presión que está eximiendo de las sanciones comerciales. Creo que si realmente quieres una ruptura en el mundo unilateral y unipolar, creo que deberíamos romper ahora y ver si realmente quieres llevarte bien sin comerciar.

Ross [00:13:51] Michael Hudson, bienvenido de nuevo, segunda mitad, Renegade Inc. Maravilloso tenerte. En ese primer tiempo seguimos el dinero, si se quiere. Hablamos de sanciones y de las consecuencias no deseadas. Solo quiero retroceder un poco más si podemos y simplemente hablar sobre el tipo de cambios tectónicos que están ocurriendo en el mundo. Hablé con alguien de Rusia recientemente y lo que dijo fue muy sencillo. Dijo, ahora lo que tenemos que hacer es comenzar a aprender a vivir sin Occidente. ¿Crees que ese sentimiento está proliferando en toda Rusia ahora? ¿Es esa la mentalidad?

Michael Hudson [00:14:22] Bueno, si lees los discursos del presidente Putin, eso es exactamente lo que está sucediendo. Y el secretario Lavrov ha expresado exactamente el mismo sentimiento. Hay casi un disgusto con Occidente y un sentimiento de Putin, Lavrov y los otros portavoces rusos, ¿cómo podríamos haber esperado tener una integración con Europa después de 1991? Europa realmente no estaba de nuestro lado en absoluto, y no nos dimos cuenta de que Europa es realmente parte de la esfera diplomática de los Estados Unidos. Es como si toda Europa estuviera respaldando el ataque contra Rusia. Lo mejor que se puede hacer es reorientar nuestra economía hacia China, Asia y Eurasia y convertirnos en nuestro propio centro autosuficiente e independiente.

Ross [00:15:15] La desdolarización y la acumulación de mucho oro tanto por parte de los rusos como de los chinos. Solo háblanos de eso.

Michael Hudson [00:15:21] Bueno, Ross, usted preguntó en la primera mitad de esta entrevista ¿cómo han funcionado las sanciones estadounidenses en su contra? Debería haber mencionado lo que acaba de mencionar, el dólar. Estados Unidos acaba de apoderarse de todas las reservas de divisas de Rusia, al igual que Inglaterra hace unos meses se apoderó de todo el oro de Venezuela que estaba en el Banco de Inglaterra cuando Venezuela intentó gastar este oro en la compra de suministros médicos para hacer frente al virus COVID. Entonces, básicamente, los Estados Unidos han dicho, si algún país extranjero mantiene sus reservas en los Estados Unidos o cuentas en bancos estadounidenses. Si un país del sur global intenta pagar su deuda externa manteniendo sus reservas en bancos estadounidenses para ser el agente pagador de los intereses de su deuda externa. Y si ese país extranjero hace algo que no nos gusta, como el comercio con Rusia o permitir una mayor sindicalización laboral o tratar de independizarse en los alimentos, simplemente vamos a hacer lo que le hicimos a Venezuela, lo que le hicimos a Irán cuando tomamos sus reservas de divisas o lo que le hicimos a Rusia. Y eso significa que otros países de repente ven lo que pensaban que era su huida hacia la seguridad, lo que pensaban que era su ahorro más seguro, sus tenencias en bancos estadounidenses, letras del Tesoro de Estados Unidos, de repente, los mantiene como rehenes y es un alto riesgo. Incluso el Financial Times de Londres ha estado escribiendo sobre esto, diciendo, ¿cómo pueden los Estados Unidos que estaban obteniendo un viaje gratis fuera del estándar del dólar durante los últimos 50 años, desde 1971, cuando los países extranjeros tenían dólares en lugar de oro y básicamente mantener dólares significa que compra bonos del Tesoro de los Estados Unidos para financiar el déficit presupuestario de los Estados Unidos y el déficit de la balanza de pagos? ¿Cómo puede Estados Unidos matar al ganso que le está dando el paseo gratis? Bueno, la respuesta es que otros países solo pueden pasar al oro y hay una alternativa al dólar porque eso es algo que todos los países del mundo han acordado que es un activo, no un pasivo. Si tiene alguna moneda extranjera, esa moneda es un pasivo de un país extranjero, y si tiene oro, es un activo puro. No hay ningún país que pueda cancelarlo, los estadounidenses no pueden cancelar el suministro de oro de Rusia que se mantiene en Rusia, aunque puede obtener el suministro de oro ruso si lo mantuviera en el Banco de la Reserva Federal de Nueva York o el Banco de Inglaterra. Así que otros países no solo se están moviendo hacia el oro, Alemania está trayendo su oro de Regreso de Nueva York, la Reserva Federal, en aviones de regreso a Alemania, por lo que tendrá su propio oro en caso de que los políticos alemanes hagan algo que a los Estados Unidos no les guste y los Estados Unidos simplemente tomen el oro de Alemania. Las sanciones de Estados Unidos, y es especialmente su acaparamiento de reservas extranjeras, han comenzado una guerra que está dividiendo al mundo entre Occidente y Eurasia.

Ross [00:18:40] Una parte técnica de todo esto porque seamos sinceros, es una guerra de información y también es una guerra económica. ¿Es el sector FIRE lo que usted señala: el sector financiero, de seguros e inmobiliario? ¿Es que quieren continuar con el privilegio exorbitante de la creación de crédito, porque en última instancia, si piensas en el oro, no hay riesgo de contraparte? El oro es oro y lo ha sido durante milenios. Lejos de ser una reliquia bárbara, por cierto ahora, la gente está empezando a darse cuenta del valor intrínseco, especialmente a medida que la criptografía se desmorona. ¿Puede hablar un poco sobre esto, el sector FIRE que quiere el privilegio exorbitante de crear crédito?

Michael Hudson [00:19:19] Esto es realmente de lo que se trata la nueva división mundial y la fractura global. Tienes razón, Ross. Si nos fijamos en después de la Primera Guerra Mundial, la lucha estadounidense contra el comunismo soviético, fue básicamente una lucha del capitalismo industrial contra la amenaza del socialismo. Pero después de 1991, y especialmente en las últimas dos décadas, Estados Unidos se desindustrializó. Así que la lucha no es por el capitalismo industrial contra los países que empujan su trabajo hacia arriba. Es una lucha del neoliberalismo contra el capitalismo industrial o el socialismo en el extranjero. Está en contra de que el capitalismo industrial evolucione hacia el socialismo. Es una creencia que, bueno, ahora que Estados Unidos se ha industrializado, ¿cómo va a controlar la economía mundial? Bueno, lo controlará a través de un medio financiero al ser el acreedor y los pagos de la deuda de los países extranjeros a Estados Unidos le permitirán hacer sus pagos militares en el extranjero y financiar su déficit comercial. Pero también, la compra de recursos naturales clave por parte de Estados Unidos le dará recursos naturales cuando su compra de adquisición de bienes raíces esencialmente convertirá a los Estados Unidos en la clase terrateniente y la clase monopólica, que la Europa medieval tuvo que mantener al resto de la población en servidumbre. Esa es básicamente la estrategia estadounidense del neoliberalismo que lucha contra los países que rechazan la privatización y la financiarización de su economía, y específicamente la financiarización bajo el control de los bancos estadounidenses, el capital privado de los Estados Unidos y los bancos satélites aliados y el capital de Inglaterra o Francia o Alemania. Esta es exactamente la pelea. ¿La banca y las finanzas controlarán la economía mundial o otros países tratarán de construir sus propias economías a través del trabajo y la formación de capital tangible?

Ross [00:21:27] ¿Cuál es tu posición al respecto? Y solo te pido que predigas el futuro, Michael. ¿Cómo crees que se desarrolla esto? Porque la forma en que lo has representado son los buscadores de rentas, los buscadores de rentas neoliberales por un lado, y hay creadores de valor por el otro. Y por cierto, esas dos cosas no encajan muy bien juntas, como sabemos. ¿Cómo se desarrolla eso?

Michael Hudson [00:21:51] A pesar de que Estados Unidos es la economía deudora más grande del mundo, es un acreedor frente al sur global y otros países y utiliza su posición acreedora para hacerse cargo de sus recursos naturales, bienes raíces, petróleo y gas, derechos minerales y servicios públicos y monopolios naturales y que están siendo privatizados en la infraestructura gubernamental. Se está convirtiendo básicamente en la clase monopólica de propietarios de todo el mundo. Esa es la estrategia de Estados Unidos, y esa es la clave de por qué el mundo se está fracturando a nivel mundial. Y en el pasado, los países del sur global fueron incapaces de luchar contra esta tendencia en los años 70 y 80 con la conferencia Vendome. Pero ahora que China y Rusia amenazaban con ser un núcleo autosuficiente en Eurasia, esta es la gran amenaza para el sueño americano de convertirse en un terrateniente y financiero del mundo.

Ross [00:22:50] ¿Cómo crees que funciona esto?

Michael Hudson [00:22:52] Bueno, la pregunta es si Estados Unidos es si podemos controlar el mundo, quién quiere vivir en un mundo como ese, vamos a explotarlo. La pregunta es si Estados Unidos realmente irá a la guerra. La única palanca que le queda es lanzar bombas y destruir y hacer que el mundo se parezca a Ucrania. Entonces, desde el punto de vista de Estados Unidos, el futuro de Europa y el futuro de Eurasia es Ucrania. Mira lo que te haremos si no sigues nuestra política. Estados Unidos acaba de mover a Al Qaeda muy fuertemente en Ucrania para repetir en Ucrania y Europa lo que estaba haciendo en Siria y Libia. Y Estados Unidos dice que esto es lo que podemos hacer. ¿Qué vas a hacer al respecto? ¿Realmente quieres pelear? Pero el resto del mundo, ciertamente China y Rusia dice: Bueno, estamos listos para luchar. Así que no se sabe lo que usted. Y todo se reduce a las personalidades. Putin ha dicho, bueno, ¿realmente queremos vivir en un mundo sin Rusia? Si Estados Unidos nos ataca, también podríamos acabar con el mundo. Estados Unidos dice: ¿Realmente queremos vivir en un mundo que no podemos controlar? Si no tenemos el control total, nos sentimos muy inseguros y vamos a hacer estallar el mundo. Así que tenemos esta posición compensatoria en un mundo donde todo el control de armas ha sido desmantelado por los Estados Unidos en los últimos años. Estados Unidos se ha retirado de todos los acuerdos que Rusia y China han tratado de promover. Y Europa está al margen y aparentemente está dispuesta a ser el cordero sacrificial en todo esto, ya que Ucrania está siendo el cordero sacrificial. Así que Estados Unidos y Rusia dicen, luchemos hasta el último europeo. Y Rusia inicialmente no quería eso porque esperaba que Europa y Rusia tuvieran una ganancia mutua en las relaciones comerciales y de inversión. Pero ahora no se siente así. Y puede haber una guerra de poder entre los Estados Unidos sobre la economía europea, no necesariamente bombardeando Europa, pero sanciones comerciales, sanciones energéticas, el tipo de interrupción que Europa va a ver en el próximo año es si pierde petróleo y gas y minerales rusos y también, creo que las exportaciones chinas.

Ross [00:25:25] ¿Hay un momento en el que prevalecen las cabezas más frías y de repente Occidente y otros lugares se dan cuenta de que son dependientes desde el punto de vista de la seguridad alimentaria, desde el punto de vista de la seguridad energética de que somos dependientes? ¿Y hay un momento en ese punto en el que puedes descongelar un conflicto congelado diciendo, en realidad, si ambos nos encontramos, simplemente damos un paso el uno hacia el otro, en realidad, podemos hacer algo de una manera colaborativa? Ahora entiendo lo que ha dicho a lo largo del resto del programa, y le doy a esto una posibilidad porcentual de alrededor del tres por ciento, pero ¿no hay una estrategia para decir, en realidad, hemos tenido toda la grandilocuencia, hemos tenido toda la política arriesgada, ahora deberíamos sentarnos alrededor de la mesa y tratar de resolver algo?

Michael Hudson [00:26:03] No veo ninguna cabeza más fría en los Estados Unidos. Lo sorprendente es que aquí es el canal de derecha, el canal republicano Fox Channel, es el único canal que está tomando la posición contra la guerra y está diciendo que no deberíamos estar en guerra en Ucrania. Es el único canal del que se habla aquí es de cómo Rusia ve el mundo. ¿Realmente queremos tomar una perspectiva unilateral o queremos ver la dinámica real en el trabajo? Así que fueron los republicanos y la derecha los que ahora están principalmente en contra de la guerra de la OTAN en Ucrania. El ala izquierda parece estar a favor, pero el ala izquierda del Partido Demócrata está en el cargo y no veo ninguna cabeza más fría en el Partido Demócrata en absoluto. Y conozco a muchas de estas personas desde hace muchas décadas, y están dispuestas a ir a la guerra por una muerte. Todavía hay en el mundo de la Segunda Guerra Mundial cuando la lucha era contra los nazis y el antisemitismo. Todavía viven en una especie de mundo de mitología, no en el mundo real. Y la idea de que el mundo puede llegar a su fin no tiene una realidad para ellos o es Herman Cain dijo: Bueno, alguien va a sobrevivir.

Ross [00:27:29] Michael Hudson siempre es un placer, una gran perspicacia. Y, ya sabes, es refrescante escuchar tal corte. Muchas gracias por su tiempo.

Michael Hudson [00:27:38] Bueno, muchas gracias por recibirme, Ross.

Fuente: https://michael-hudson.com/2022/03/sanctions-energy-and-independence/

Saluda al oro ruso y al petroyuan chino

Por PEPE ESCOBAR

Tardó mucho en llegar, pero finalmente se están revelando algunos lineamientos clave de los nuevos fundamentos del mundo multipolar.

El viernes, después de una reunión por videoconferencia, la Unión Económica Euroasiática (UEEA) y China acordaron diseñar el mecanismo para un sistema monetario y financiero internacional independiente. La UEEA está formada por Rusia, Kazajstán, Kirguistán, Bielorrusia y Armenia, está estableciendo acuerdos de libre comercio con otras naciones euroasiáticas y se está interconectando progresivamente con la Iniciativa China de la Franja y la Ruta (BRI).

A todos los efectos prácticos, la idea proviene de Sergei Glazyev, el economista independiente más importante de Rusia, ex asesor del presidente Vladimir Putin y ministro de Integración y Macroeconomía de la Comisión Económica de Eurasia, el organismo regulador de la UEEA.

El papel central de Glazyev en el diseño de la nueva estrategia económica / financiera rusa y euroasiática ha sido examinado aquí. Vio la presión financiera occidental en Moscú llegando a años luz antes que otros.

Diplomáticamente, Glazyev atribuyó el fruto de la idea a «los desafíos y riesgos comunes asociados con la desaceleración económica mundial y las medidas restrictivas contra los estados de la UEEA y China».

Traducción: como China es tanto una potencia euroasiática como Rusia, necesitan coordinar sus estrategias para eludir el sistema unipolar de los Estados Unidos.

El sistema euroasiático se basará en «una nueva moneda internacional», muy probablemente con el yuan como referencia, calculado como un índice de las monedas nacionales de los países participantes, así como de los precios de las materias primas. El primer borrador ya se discutirá a finales de mes.

El sistema euroasiático está destinado a convertirse en una alternativa seria al dólar estadounidense, ya que la UEEA puede atraer no solo a las naciones que se han unido a la BRI (Kazajstán, por ejemplo, es miembro de ambas), sino también a los principales actores de la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS), así como de la ASEAN. Los actores de Asia Occidental –Irán, Irak, Siria, Líbano– estarán inevitablemente interesados.

A medio y largo plazo, la propagación del nuevo sistema se traducirá en el debilitamiento del sistema de Bretton Woods, que incluso los actores / estrategas serios del mercado estadounidense admiten que está podrido desde adentro. El dólar estadounidense y la hegemonía imperial se enfrentan a mares tormentosos.

Muéstrame ese oro congelado

Mientras tanto, Rusia tiene un grave problema que abordar. El fin de semana pasado, el ministro de Finanzas, Anton Siluanov, confirmó que la mitad de las reservas de oro y divisas de Rusia han sido congeladas por sanciones unilaterales. Sorprende que los expertos financieros rusos hayan colocado una gran parte de la riqueza de la nación donde puede ser fácilmente accedida, e incluso confiscada, por el «Imperio de las Mentiras» (copyright Putin).

Al principio no estaba exactamente claro lo que Siluanov había querido decir. ¿Cómo podrían Elvira Nabiulina del Banco Central y su equipo dejar que la mitad de las reservas extranjeras e incluso el oro se almacenaran en bancos y / o bóvedas occidentales? ¿O es esta una táctica de distracción furtiva de Siluanov?

Nadie está mejor equipado para responder a estas preguntas que el inestimable Michael Hudson, autor de la reciente edición revisada de Super Imperialism: The Economic Strategy of the American Empire.

Hudson fue bastante franco: «Cuando escuché por primera vez la palabra ‘congelado’, pensé que esto significaba que Rusia no iba a gastar sus preciosas reservas de oro en apoyar al rublo, tratando de luchar contra una incursión al estilo Soros desde el oeste. Pero ahora la palabra ‘congelado’ parece haber significado que Rusia lo había enviado al extranjero, fuera de su control».

«Parece que al menos a partir de junio pasado, todo el oro ruso se mantuvo en la propia Rusia. Al mismo tiempo, habría sido natural haber mantenido valores y depósitos bancarios en los Estados Unidos y Gran Bretaña, porque ahí es donde ocurre la mayor intervención en los mercados mundiales de divisas», agregó Hudson.

Esencialmente, todo sigue en el aire: «Mi primera lectura asumió que Rusia debe estar haciendo algo inteligente. Si era inteligente mover oro al extranjero, tal vez estaba haciendo lo que hacen otros bancos centrales: «prestarlo» a los especuladores, por un pago de intereses o una tarifa. Hasta que Rusia le diga al mundo dónde se puso su oro y por qué, no podemos entenderlo. ¿Estaba en el Banco de Inglaterra, incluso después de que Inglaterra confiscara el oro de Venezuela? ¿Fue en la Fed de Nueva York, incluso después de que la Fed confiscó las reservas de Afganistán?»

Hasta ahora, no ha habido ninguna aclaración adicional ni de Siluanov ni de Nabiulina. Los escenarios giran en torno a una serie de deportaciones al norte de Siberia por traición nacional. Hudson añade elementos importantes al rompecabezas:

«Si [las reservas] están congeladas, ¿por qué Rusia está pagando intereses sobre su deuda externa que vence? Puede dirigir al «congelador» a pagar, a echar la culpa del incumplimiento. Puede hablar sobre la congelación de Chase Manhattan de la cuenta bancaria de Irán desde la cual Irán trató de pagar intereses sobre su deuda denominada en dólares. Puede insistir en que cualquier pago de los países de la OTAN se liquide por adelantado con oro físico. O puede desembarcar paracaidistas en el Banco de Inglaterra y recuperar oro, algo así como Goldfinger en Fort Knox. Lo importante es que Rusia explique lo que sucedió y cómo fue atacado, como una advertencia a otros países».

Como clincher, Hudson no pudo sino guiñarle un ojo a Glazyev: «Tal vez Rusia debería nombrar a un no pro-occidental en el Banco Central».

El cambio de juego del petrodólar

Es tentador leer en las palabras del ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, en la cumbre diplomática en Antalya el jueves pasado, una admisión velada de que Moscú puede no haber estado totalmente preparado para la pesada artillería financiera desplegada por los estadounidenses:

«Resolveremos el problema, y la solución será ya no depender de nuestros socios occidentales, ya sean gobiernos o empresas que actúen como herramientas de agresión política occidental contra Rusia en lugar de perseguir los intereses de sus negocios. Nos aseguraremos de que nunca más nos encontremos en una situación similar y que ni un Tío Sam ni nadie más pueda tomar decisiones destinadas a destruir nuestra economía. Encontraremos una manera de eliminar esta dependencia. Deberíamos haberlo hecho hace mucho tiempo».

Entonces, «hace mucho tiempo» comienza ahora. Y uno de sus pilares será el sistema financiero euroasiático. Mientras tanto, «el mercado» (como en el casino especulativo estadounidense) ha «juzgado» (según sus oráculos hechos a sí mismos) que las reservas de oro rusas, las que se quedaron en Rusia, no pueden soportar el rublo.

Ese no es el problema, en varios niveles. Los oráculos hechos a sí mismos, con el cerebro lavado durante décadas, creen que el Hegemón dicta lo que hace «el mercado». Eso es mera propaganda. El hecho crucial es que en el nuevo paradigma emergente, las naciones de la OTAN representan, en el mejor de los casos, el 15 por ciento de la población mundial. Rusia no se verá obligada a practicar la autarquía porque no lo necesita: la mayor parte del mundo, como hemos visto representado en la fuerte lista de naciones no sancionadoras, está lista para hacer negocios con Moscú.

Irán ha demostrado cómo hacerlo. Los comerciantes del Golfo Pérsico confirmaron a The Cradle que Irán está vendiendo no menos de 3 millones de barriles de petróleo al día incluso ahora, sin un acuerdo firmado del JCPOA (Plan de Acción Integral Conjunto, actualmente en negociación en Viena). El petróleo se reetiqueta, se contrabandea y se transfiere de los petroleros en la oscuridad de la noche.

Otro ejemplo: la Indian Oil Corporation (IOC), una enorme refinería, acaba de comprar 3 millones de barriles de Urales rusos al comerciante Vitol para su entrega en mayo. No hay sanciones sobre el petróleo ruso, al menos no todavía.

El plan reduccionista y mackinderesco de Washington es manipular a Ucrania como un peón desechable para ir a tierra quemada en Rusia, y luego golpear a China. Esencialmente, divide y vencerás para aplastar no solo a uno, sino a dos competidores pares en Eurasia que están avanzando al unísono como socios estratégicos integrales.

Como lo ve Hudson: «China está en la mira, y lo que le sucedió a Rusia es un ensayo general de lo que le puede pasar a China. Lo mejor es romperse más temprano que tarde en estas condiciones. Porque el apalancamiento es más alto ahora».

Todo el alboroto sobre «colapsar los mercados rusos», poner fin a la inversión extranjera, destruir el rublo, un «embargo comercial completo», expulsar a Rusia de «la comunidad de naciones», y así sucesivamente, eso es para las galerías zombificadas. Irán ha estado lidiando con lo mismo durante cuatro décadas y sobrevivió.

La justicia poética histórica, como insinuó Lavrov, ahora dictamina que Rusia e Irán están a punto de firmar un acuerdo muy importante, que probablemente sea un equivalente de la asociación estratégica Irán-China. Los tres nodos principales de la integración de Eurasia están perfeccionando su interacción sobre la marcha, y más temprano que tarde, pueden estar utilizando un nuevo sistema monetario y financiero independiente.

Pero hay más justicia poética en camino, que gira en torno al cambio de juego definitivo. Y llegó mucho antes de lo que todos pensábamos.

Arabia Saudita está considerando aceptar yuanes chinos, y no dólares estadounidenses, para vender petróleo a China. Traducción: Beijing le dijo a Riad que este es el nuevo surco. El fin del petrodólar está cerca, y ese es el clavo certificado en el ataúd de la indispensable Hegemonía.

Mientras tanto, hay un misterio por resolver: ¿Dónde está ese oro ruso congelado?

Fuente: https://www.unz.com/pescobar/say-hello-to-russian-gold-and-chinese-petroyuan/

El imperio americano se autodestruye

Por Michael Hudson

Pero nadie pensó que sucedería tan rápido.

Los imperios a menudo siguen el curso de una tragedia griega, provocando precisamente el destino que trataron de evitar. Ese es ciertamente el caso del Imperio estadounidense, ya que se desmantela a sí mismo en cámara no tan lenta.

El supuesto básico de la previsión económica y diplomática es que cada país actuará en su propio interés. Tal razonamiento no es de ninguna ayuda en el mundo de hoy. Los observadores de todo el espectro político están usando frases como «dispararse en su propio pie» para describir la confrontación diplomática de Estados Unidos con Rusia y sus aliados por igual.

Durante más de una generación, los diplomáticos estadounidenses más prominentes han advertido sobre lo que pensaban que representaría la última amenaza externa: una alianza de Rusia y China que dominan Eurasia. Las sanciones económicas y la confrontación militar de Estados Unidos los han impulsado juntos, y están llevando a otros países a su órbita euroasiática emergente.

Se esperaba que el poder económico y financiero estadounidense evitara este destino. Durante el medio siglo transcurrido desde que Estados Unidos dejó el oro en 1971, los bancos centrales del mundo han operado con el dollar standard, manteniendo sus reservas monetarias internacionales en forma de valores del Tesoro de los Estados Unidos, depósitos bancarios de los Estados Unidos y acciones y bonos de los Estados Unidos. El estándar resultante de letras del Tesoro ha permitido a Estados Unidos financiar su gasto militar extranjero y la adquisición de inversiones de otros países simplemente creando pagarés en dólares. Los déficits de la balanza de pagos de Estados Unidos terminan en los bancos centrales de los países con superávit de pagos como sus reservas, mientras que los deudores del Sur Global necesitan dólares para pagar a sus tenedores de bonos y llevar a cabo su comercio exterior.

Este privilegio monetario -señorío en dólares- ha permitido a la diplomacia estadounidense imponer políticas neoliberales al resto del mundo, sin tener que usar mucha fuerza militar propia, excepto para apoderarse del petróleo del Cercano Oriente.

La reciente escalada de las sanciones de Estados Unidos que bloquean el comercio y la inversión con Rusia, Irán y China en Europa, Asia y otros países ha impuesto enormes costos de oportunidad -el costo de las oportunidades perdidas- a los aliados de Estados Unidos. Y la reciente confiscación de las reservas de oro y extranjeras de Venezuela, Afganistán y ahora Rusia, junto con el acaparamiento selectivo de cuentas bancarias de extranjeros ricos (con la esperanza de ganar sus corazones y mentes, junto con la recuperación de sus cuentas secuestradas), ha terminado con la idea de que las tenencias de dólares o las de sus satélites de la OTAN en libras esterlinas y euros son un refugio de inversión seguro cuando las condiciones económicas mundiales se vuelven inestables.

Así que estoy algo molesto al ver la velocidad a la que este sistema financiarizado centrado en Estados Unidos se ha desdolarizado en el lapso de solo uno o dos años. El tema básico de mi Super imperialismo ha sido cómo, durante los últimos cincuenta años, el estándar de letras del Tesoro de los Estados Unidos ha canalizado los ahorros extranjeros a los mercados financieros y bancos de los Estados Unidos, dando a la Diplomacia del Dólar un viaje gratis. Pensé que la desdolarización sería liderada por China y Rusia moviéndose para tomar el control de sus economías para evitar el tipo de polarización financiera que está imponiendo austeridad a los Estados Unidos. Pero los funcionarios estadounidenses los están obligando a superar cualquier vacilación que tuvieran para desdolarizarse.

Esperaba que el fin de la economía imperial dolarizada se produjera por la ruptura de otros países. Pero eso no es lo que ha sucedido. Los diplomáticos estadounidenses han optado por poner fin a la dolarización internacional, al tiempo que ayudan a Rusia a construir sus propios medios de producción agrícola e industrial autosuficientes. Este proceso de fractura global en realidad ha estado ocurriendo desde hace algunos años, comenzando con las sanciones que bloquean a los aliados de la OTAN de Estados Unidos y otros satélites económicos del comercio con Rusia. Para Rusia, estas sanciones tuvieron el mismo efecto que los aranceles protectores habrían tenido.

Rusia había permanecido demasiado cautivada por la ideología del libre mercado como para tomar medidas para proteger su propia agricultura o industria. Los Estados Unidos proporcionaron la ayuda que se necesitaba al imponer la autosuficiencia interna a Rusia (a través de sanciones). Cuando los estados bálticos perdieron el mercado ruso de queso y otros productos agrícolas, Rusia creó rápidamente su propio sector de queso y lácteos, al tiempo que se convirtió en el principal exportador de granos del mundo.

Rusia está descubriendo (o está a punto de descubrir) que no necesita dólares estadounidenses como respaldo para el tipo de cambio del rublo. Su banco central puede crear los rublos necesarios para pagar los salarios nacionales y financiar la formación de capital. Por lo tanto, las confiscaciones de los Estados Unidos pueden finalmente llevar a Rusia a poner fin a la filosofía monetaria neoliberal, como Sergei Glaziev ha estado abogando durante mucho tiempo a favor de la TMM (Teoría Monetaria Moderna).

La misma dinámica que socava los objetivos ostensibles de Estados Unidos ha ocurrido con las sanciones de Estados Unidos contra los principales multimillonarios rusos. La terapia de choque neoliberal y las privatizaciones de la década de 1990 dejaron a los cleptócratas rusos con una sola forma de cobrar los activos que habían tomado del dominio público. Eso fue para incorporar sus ganancias y vender sus acciones en Londres y Nueva York. El ahorro interno había sido eliminado, y los asesores estadounidenses persuadieron al banco central de Rusia para que no creara su propio dinero en rublos.

El resultado fue que el patrimonio nacional de petróleo, gas y minerales de Rusia no se utilizó para financiar una racionalización de la industria y la vivienda rusas. En lugar de que los ingresos de la privatización se invirtieran para crear nuevos medios de protección rusos, se quemaron en adquisiciones de nuevos ricos de bienes raíces británicos de lujo, yates y otros activos globales de capital de fuga. Pero el efecto de convertir en rehenes las tenencias de dólares rusos, libras esterlinas y euros ha sido hacer de la City de Londres un lugar demasiado arriesgado en el que mantener sus activos. Al imponer sanciones a los rusos más ricos más cercanos a Putin, los funcionarios estadounidenses esperaban inducirlos a oponerse a su separación de Occidente y, por lo tanto, a servir efectivamente como agentes de influencia de la OTAN. Pero para los multimillonarios rusos, su propio país está empezando a parecer más seguro.

Durante muchas décadas, la Reserva Federal y el Tesoro han luchado contra el oro recuperando su papel en las reservas internacionales. Pero, ¿cómo verán India y Arabia Saudita sus tenencias de dólares mientras Biden y Blinken intentan fortalecerlos para que sigan el «orden basado en reglas» de Estados Unidos en lugar de su propio interés nacional? Los recientes dictados de Estados Unidos no han dejado otra alternativa que comenzar a proteger su propia autonomía política convirtiendo las tenencias de dólares y euros en oro como un activo libre de responsabilidad política de ser rehenes de las demandas cada vez más costosas y disruptivas de Estados Unidos.

La diplomacia estadounidense ha frotado la nariz de Europa en su abyecta sumisión al decirle a sus gobiernos que hagan que sus empresas abandonen los activos rusos por centavos de dólar después de que las reservas extranjeras de Rusia fueron bloqueadas y el tipo de cambio del rublo se desplomó. Blackstone, Goldman Sachs y otros inversores estadounidenses se movieron rápidamente para comprar lo que Shell Oil y otras compañías extranjeras estaban descargando.

Nadie pensó que el orden mundial de la posguerra 1945-2020 cedería tan rápido. Está surgiendo un orden económico internacional verdaderamente nuevo, aunque aún no está claro qué forma tomará. Pero «empujar al oso» con la confrontación de Estados Unidos y la OTAN con Rusia ha pasado el nivel de masa crítica. Ya no se trata solo de Ucrania. Eso es simplemente el detonante, un catalizador para alejar a gran parte del mundo de la órbita de Estados Unidos y la OTAN.

El próximo enfrentamiento puede venir dentro de la propia Europa. Los políticos nacionalistas podrían tratar de liderar una ruptura con la toma de poder de Estados Unidos sobre sus aliados europeos y otros, tratando en vano de mantenerlos dependientes del comercio y la inversión con sede en Estados Unidos. El precio de su continua obediencia es imponer la inflación de costos en su industria mientras renuncian a su política electoral democrática en subordinación a los procónsules de la OTAN de Estados Unidos.

Estas consecuencias no pueden considerarse realmente «involuntarias». Demasiados observadores han señalado exactamente lo que sucedería, encabezados por el presidente Putin y el secretario de Relaciones Exteriores Lavrov explicando cuál sería su respuesta si la OTAN insistiera en arrinconarlos mientras ataca a los ruso-parlantes del este de Ucrania y traslada armamento pesado a la frontera occidental de Rusia. Las consecuencias estaban previstas. A los neoconservadores [encabezados por judíos]* que controlaban la política exterior de Estados Unidos simplemente no les importaba. Reconocer sus preocupaciones se consideró que uno se convertía en un Putinversteher [Putin-Versteher es un neologismo político alemán y una palabra de moda Putin + verstehen, que literalmente se traduce «Putin entendedor», es decir, «uno que entiende a Putin]*.

Los funcionarios europeos no se sintieron incómodos al contarle al mundo sobre sus preocupaciones de que Donald Trump estaba loco y alterando el carro de la manzana de la diplomacia internacional. Pero parecen haber sido sorprendidos por el resurgimiento de la Administración Biden del odio visceral a Rusia por parte de la Secretaria de Estado Blinken y Victoria Nuland-Kagan [los tres judíos]*. El modo de expresión y los gestos de Trump pueden haber sido groseros, pero la pandilla neoconservadora de Estados Unidos tiene obsesiones de confrontación mucho más amenazantes a nivel mundial. Para ellos, era una cuestión de qué realidad saldría victoriosa: la «realidad» que creían que podían hacer, o la realidad económica fuera del control de Estados Unidos.

Lo que los países extranjeros no han hecho por sí mismos, reemplazando al FMI, el Banco Mundial y otras ramas de la diplomacia estadounidense, los políticos estadounidenses los están obligando a hacer. En lugar de que los países europeos, del Cercano Oriente y del Sur Global se separen de su propio cálculo de sus intereses económicos a largo plazo, Estados Unidos los está alejando, como lo ha hecho con Rusia y China. Más políticos están buscando el apoyo de los votantes al preguntarse si estarían mejor servidos por nuevos arreglos monetarios para reemplazar el comercio dolarizado, la inversión e incluso el servicio de la deuda externa.

La contracción de los precios de la energía y los alimentos está afectando especialmente a los países del Sur Global, coincidiendo con sus propios problemas de Covid-19 y el inminente servicio de la deuda dolarizada que está venciendo. Algo debe dar. ¿Hasta cuándo estos países impondrán austeridad para pagar a los tenedores de bonos extranjeros?

¿Cómo se enfrentarán las economías de Estados Unidos y Europa a sus sanciones contra las importaciones de gas y petróleo rusos, cobalto, aluminio, paladio y otros materiales básicos? Los diplomáticos estadounidenses han hecho una lista de materias primas que su economía necesita desesperadamente y que, por lo tanto, están exentas de las sanciones comerciales que se imponen. Esto proporciona a Putin una lista práctica de puntos de presión para usar en la remodelación de la diplomacia mundial, en el proceso de ayudar a Europa y otros países a romper con la Cortina de Hierro que Estados Unidos ha impuesto para bloquear sus satélites en dependencia de los suministros estadounidenses de alto precio.

Pero la ruptura final del aventurerismo de la OTAN debe venir de dentro de los propios Estados Unidos. A medida que se acercan las elecciones de mitad de período de este año, los políticos encontrarán un terreno fértil para mostrar a los votantes estadounidenses que la inflación de precios liderada por la gasolina y la energía es un subproducto político de la administración Biden que bloquea las exportaciones rusas de petróleo y gas. El gas es necesario no solo para la calefacción y la producción de energía, sino también para fabricar fertilizantes, de los cuales ya existe una escasez mundial. Esto se ve exacerbado por el bloqueo de las exportaciones de granos rusos y ucranianos, lo que hace que los precios de los alimentos estadounidenses y europeos se disparen.

Tratar de obligar a Rusia a responder militarmente y, por lo tanto, verse mal para el resto del mundo está resultando ser un truco dirigido simplemente a demostrar la necesidad de Europa de contribuir más a la OTAN, comprar más hardware militar estadounidense y encerrarse más profundamente en el comercio y la dependencia monetaria de los Estados Unidos. La inestabilidad que esto ha causado está resultando tener el efecto de hacer que estados Unidos parezca tan amenazante como Rusia.

[ ]* Apostillados por este blog.

***

Michael Hudson es presidente del Instituto para el Estudio de las Tendencias Económicas a Largo Plazo (ISLET), analista financiero de Wall Street, distinguido profesor de investigación de economía en la Universidad de Missouri, Kansas City y autor de … y perdónenles sus deudas (2018), J is for Junk Economics (2017), Killing the Host (2015), The Bubble and Beyond (2012), Super Imperialism: The Economic Strategy of American Empire (1968 & 2003 & 3rd Edition 2021), Trade, Development and Foreign Debt: A History of Theories of Polarization v. Convergence in the World Economy (1992 y 2009) y de El mito de la ayuda (1971), entre muchos otros. Puede ser contactado a través de su sitio web Michael Hudson, mh@michael-hudson.com. Publicado originalmente el 6 de marzo de 2022.

Fuente: https://dandelionsalad.wordpress.com/2022/03/08/the-american-empire-self-destructs-by-michael-hudson/

El eje angloamericano* está empeñado en desestabilizar Eurasia

Por Andrew Korybko

El emergente Orden Mundial Multipolar está siendo amenazado por el Eje Anglo-Americano (AAA), como lo demuestran sus provocaciones belicistas simultáneas contra sus motores conjuntos ruso-chinos. Estados Unidos y el Reino Unido se unieron en septiembre pasado a través de AUKUS junto con Australia para armar una coalición anti-china en el Indo-Pacífico mientras actualmente alimentan las llamas de las tensiones en Europa Central y Oriental (CEE) contra Rusia. Estos antiguos hegemónicos no tendrán éxito en revertir los procesos sistémicos globales históricamente inevitables en los que Rusia y China son pioneros juntos, pero sin embargo podrían infligir una destrucción masiva en la búsqueda de sus objetivos ideológicos de dividir y gobernar.

Los grandes cálculos estratégicos que están influyendo en las formulaciones de políticas de sus burocracias militares, de inteligencia y diplomáticas permanentes («estado profundo») son que pueden tener éxito en «contener» simultáneamente a estas grandes potencias siempre que reúnan con éxito coaliciones regionales con ese fin. En el frente euroasiático occidental, la AAA está tratando de reunir a los Estados bálticos, Polonia, Rumania y Ucrania, mientras que la euroasiática oriental los ve tratando de hacer lo mismo con Australia, Japón y tal vez algunos países de la ASEAN como Filipinas. India fue designada como un papel en esta coalición anti-china de «contención», pero recientemente parece haber reconsiderado su compromiso.

India entiende muy bien que no puede desempeñar un papel de vanguardia en la «contención» directa de China, pero lo que puede hacer es cortejar más inversión extranjera para hacer que su economía sea más competitiva. Nueva Delhi también está cooperando con sus socios especiales y estratégicos en Moscú para ensamblar conjuntamente un nuevo Movimiento de Países No Alineados («Neo-NAM«) con el propósito de crear un tercer polo de influencia en el orden mundial bi-multipolar que formará el mundo multipolar definitivo. En Eurasia occidental, no está claro hasta qué punto el aspirante a líder de la CEE, Polonia, está interesado en desempeñar un papel de vanguardia similar frente a Rusia, a juzgar por su interés reportado en un acuerdo militar con Moscú.

Estas incertidumbres geoestratégicas amenazan con arrojar una llave inglesa en los planes simultáneos de «contención» de la AAA, lo que podría hacerlos lo suficientemente desesperados como para provocar incidentes de bandera falsa contra una o ambas de esas grandes potencias euroasiáticas con el propósito de catalizar secuencias de eventos en rápido movimiento para galvanizar sus alianzas regionales deseadas. Esto significa que no solo Rusia y China, sino también los países de las respectivas regiones de esos dos, deben estar en alerta máxima por los complots de esos actores extrarregionales. La AAA cree que están lo suficientemente distanciados geográficamente de las zonas potenciales de hostilidades como para aislarse de las consecuencias más inmediatas que podrían provocar.

Ante estas presiones, Rusia y China tendrán que trabajar más estrechamente juntas, pero Moscú también debe evitar cualquier dependencia futura desproporcionada de Beijing, ergo sus planes Neo-NAM con Nueva Delhi. China tampoco quiere poner todos sus huevos en la canasta rusa, lo que explica por qué ha sido pionera de forma independiente en otros corredores de conectividad trans-regional que no transitan por el territorio de ese país, como el Corredor Medio con Turquía a través de Asia Central y el Cáucaso Sur, así como el Corredor Económico China-Pakistán (CPEC) e incluso el Corredor Económico China-Myanmar (CMEC). El compromiso geoeconómico de China con esos países se adelanta a cualquier dependencia de Rusia.

La AAA no puede sostener de manera realista esfuerzos iguales de «contención» contra Rusia y China, independientemente del éxito de sus planes de coalición regional. Esto significa que los observadores deben esperar que se priorice uno u otro, aunque el objetivo principal puede cambiar con el tiempo y las circunstancias. Por lo tanto, el que no se está priorizando en un momento dado estará bajo una presión comparativamente menor y podrá operar de una manera más segura y estratégicamente independiente en su respectiva región. A medida que el enfoque cambia de uno a otro, el objetivo recién presionado dependerá de su contraparte para desempeñar un papel más importante en la válvula de presión. En este sentido, Rusia y China seguirán necesitándose mutuamente.

La Nueva Guerra Fría en curso es principalmente entre las superpotencias estadounidense y china, pero también está dando como resultado cada vez más que sus principales socios estratégicos británicos y rusos, respectivamente, desempeñen papeles más prominentes. Se espera que India siga siendo un estado pivote global cuya alineación múltiple en una dirección u otra influirá en gran medida en la dinámica de esta competencia global. El papel de Turquía y el CCG (principalmente los emiratíes y saudíes en ese contexto) también será una parte importante, con Polonia siendo influyente también, pero no se acerca a la escala de esos otros, ya que se espera que mantenga cierto grado de tensión con Rusia en el futuro previsible, incluso si se acuerda un acuerdo militar.

Teniendo en cuenta todo esto, la AAA puede describirse como el principal antagonista en la Nueva Guerra Fría, ya que se está volviendo imposible discutir la gran estrategia estadounidense en Eurasia sin hablar también sobre el papel complementario de su principal socio estratégico británico. Las relaciones entre China y Rusia son comparativamente más iguales, pero ambos todavía están tratando de equilibrar al otro de manera amistosa, gentil y no hostil a través de los corredores de conectividad trans-regional alternativos de Beijing y el Neo-NAM de Moscú con Nueva Delhi. Esta versión cada vez más compleja de la multipolaridad que está evolucionando en medio del orden mundial en gran parte bi-multipolar está haciendo que las Relaciones Internacionales sean más interesantes de lo que han sido en décadas.

Fuente: https://www.globalresearch.ca/anglo-american-axis-hellbent-destabilizing-eurasia/5768846

* Bajo responsabilidad de este blog, Las termitas del cielo, donde dice angloamericano, podría decir o estar el poder judío:

La única manera de entender la crisis ucraniana es colocando el poder supremacista judío en el frente y el centro de la discusión.