En Kosovo como en Ucrania, la misma ‘mano invisible’ occidental fomenta el conflicto

Por Aleksandar Pavic , analista político

En ambos casos, Occidente no presionó al lado que apoya para que se adhiera a los acuerdos internacionales firmados.

Además del conflicto en Ucrania, Europa se enfrenta ahora a la perspectiva de un nuevo conflicto en Kosovo, la provincia separatista de Serbia (oficialmente llamada Kosovo y Metohija según la constitución serbia). La secesión unilateral de Kosovo fue reconocida por las principales potencias occidentales en 2008. Esto se produjo nueve años después del ataque de la OTAN contra Serbia y la República Federativa de Yugoslavia, después del cual las fuerzas de la OTAN ocuparon la provincia y ayudaron a instalar un gobierno de etnia albanesa dominado por ex miembros de la organización terrorista Ejército de Liberación de Kosovo.

La crisis actual fue desencadenada por el primer ministro de etnia albanesa de Kosovo, Albin Kurti, quien inicialmente quería obligar a la mayoría de la población serbia en el norte de la región a aceptar placas de matrícula y documentos de identidad kosovares a partir del 1 de agosto y prohibir la entrada a la provincia. o emitir documentos temporales a viajeros con placas y documentos emitidos en Serbia.

Kurti intentó un truco similar en septiembre de 2021, lo que desencadenó una crisis en la que los serbios locales en el norte de Kosovo organizaron barricadas y, según los informes, la policía de Kosovo golpeó e intimidó a los civiles serbios, mientras que las autoridades de Belgrado pusieron al ejército serbio en alerta máxima y ordenaron el sobrevuelo de aviones de combate. la frontera administrativa entre Serbia propiamente dicha y Kosovo. La UE finalmente negoció un acuerdo temporal, en espera de un acuerdo final que se suponía que se había alcanzado en abril de 2022, bajo los auspicios de la UE. Sin embargo, nada ha resultado de eso.

Desde Kosovo hasta Ucrania, parece haber un patrón con respecto a los acuerdos en los que las potencias occidentales tienen una mano. Desde el comienzo de la operación militar especial de este año en Ucrania, los funcionarios rusos han repetido una y otra vez que Occidente nunca había presionado a Kiev para que cumpliera con su parte del acuerdo de paz Minsk 2 de 2015, destinado a poner fin al enfrentamiento de Kiev con las repúblicas de Donbass. Recientemente, el ex presidente ucraniano Pyotr Poroshenko admitió abiertamente que Ucrania nunca tuvo la intención de cumplir el acuerdo, sino que simplemente estaba ganando tiempo hasta que pudiera construir un ejército capaz de invadir Donbass.

La situación con Kosovo no es muy diferente. La UE negoció un acuerdo entre Pristina y Belgrado en abril de 2013, el llamado Acuerdo de Bruselas, mediante el cual se suponía que Serbia desmantelaría sus estructuras policiales y judiciales “paralelas” en Kosovo y convencería a los serbokosovares de aceptar la integración en la policía y sistema legal, sin reconocer la independencia del territorio. Y las autoridades de Belgrado lo hicieron, a pesar de una gran protesta pública por la medida.

Sin embargo, había una segunda parte del acuerdo, por la que Pristina estaba obligada a formar una Asociación de Municipios Serbios, con poderes locales sustanciales y vínculos con Serbia propiamente dicha. La parte albanesa del Acuerdo de Bruselas no se ha cumplido hasta el día de hoy. O, como señaló el presidente serbio, Aleksandar Vucic, el 31 de julio, han pasado 3.390 días desde que se firmó el Acuerdo de Bruselas y todavía no hay señales de la Asociación.

Como en el caso de Ucrania, Occidente colectivo no ha ejercido absolutamente ninguna presión sobre el lado que apoya para cumplir con su parte de un acuerdo internacional firmado. Y nuevamente, como en el caso de Ucrania, esto ha alentado a Pristina a adoptar una postura cada vez más beligerante, lo que muy bien puede conducir a un conflicto más serio.

Hay un ingrediente adicional en la mezcla de Kosovo, gracias al conflicto de Ucrania. Es decir, los serbios, tanto en Serbia como en Bosnia y Herzegovina, están prácticamente solos entre los pueblos europeos al negarse a unirse a las sanciones occidentales contra Rusia y al demostrar constantemente su apoyo abierto a la operación militar especial de Rusia en Ucrania. Como resultado, el gobierno de Belgrado ha estado bajo constante y creciente presión de las principales capitales occidentales, así como de la UE y la OTAN, para cambiar su política y unirse al suicidio económico colectivo de Occidente.

Dado que Belgrado ha demostrado ser un hueso duro de roer para Occidente diplomáticamente cuando se trata de oponerse a Rusia, no es del todo descabellado imaginar que los albaneses de Kosovo podrían ser vistos por Occidente como una herramienta útil para girar los tornillos en Belgrado. De la misma manera cínica en que se está utilizando a los desafortunados ucranianos para presionar y debilitar a Rusia.

Los próximos días y semanas sin duda nos dirán mucho. El aplazamiento temporal provocado por el aplazamiento de un mes por parte de las autoridades de Kosovo de su prohibición de placas de matrícula y documentos de identidad serbios hasta el 1 de septiembre puede parecer alentador. Sin embargo, siempre debe tenerse en cuenta que Occidente tiene todas las herramientas necesarias para presionar a Pristina para que cumpla el Acuerdo de Bruselas y, en general, para que se comporte de manera justa. Kosovo depende totalmente de un flujo constante de inyecciones financieras occidentales y del apoyo de seguridad de la OTAN.

El presidente serbio ha declarado públicamente que Serbia no está interesada en que se reanude el conflicto, pero que no permitirá que el aparato de seguridad de Kosovo dañe y abuse de su pueblo. Si las principales potencias occidentales no controlan a Kurti y, en lugar de presionarlo para que cumpla con los acuerdos firmados previamente, le permiten usar la fuerza y ​​hacer sus movimientos unilaterales anunciados en septiembre, o incluso antes, puede significar al menos un par de cosas. : 1) que la amenaza de nueva violencia en Kosovo fue utilizada por Occidente para obtener algunas concesiones más de Belgrado, quizás tras bambalinas, relacionadas con la formación de un nuevo gobierno serbio, o 2) que las asediadas élites políticas de Occidente quieren y, quizás, necesitan desesperadamente el estallido de otro conflicto en Europa. O tal vez incluso ambos. 

Desafortunadamente, lo único que es difícil de imaginar es que EE. UU. y la UE realmente estén haciendo algo para contribuir fundamentalmente a una resolución pacífica de esta crisis.

Fuente: https://www.rt.com/news/559969-serbia-kosovo-kurti-eu/

¿Quién empuja a Serbia a ser un ‘soldado de infantería de la OTAN’ contra Rusia?

Por Robert Bridge, Cultura Estratégica :

El ministro del Interior serbio revela que una importante agencia extranjera lo ha estado presionando para que cambie su postura oficial sobre Rusia y China.

El ministro del Interior serbio, Aleksandar Vulin, hizo una sorprendente admisión esta semana, al revelar que una importante agencia extranjera lo ha estado presionando para que cambie su postura oficial sobre Rusia y China. Se espera que en los próximos días comience una campaña de desprestigio en los medios contra Vulin.

La posición oficial de Belgrado con respecto a Rusia es que no se sumará a ninguna sanción contra Rusia, argumentando que Serbia se adherirá a su propia política exterior independiente mientras mantiene fuertes relaciones bilaterales con Moscú. El submundo oscuro de la política global, sin embargo, empeñado en controlar todas las posiciones con respecto a Rusia, no tiene nada de eso.

“Uno de los servicios más grandes del mundo… me dijo que mi postura era inaceptable y que si no [la] cambio y no abandono la política que estoy siguiendo… entonces no seré miembro del gobierno y ellos hará absolutamente todo para difamarme”, dijo Vulin al medio de comunicación Pink.

El ministro de alto rango dijo que se negó a cooperar con los miembros de la ‘agencia extranjera’, a la que se negó a nombrar.

“No he trabajado y no trabajaré para nadie excepto para el pueblo serbio, el estado serbio, y no seré completamente leal a nadie, excepto al presidente de todos los serbios”, declaró desafiante en oposición directa a los principios del globalismo.

Anteriormente, Vucic dijo que los gobiernos occidentales habían estado presionando a Serbia para que se convirtiera en “un soldado de a pie de la OTAN”. Eso es ciertamente nuevo considerando que fue la OTAN la que violó el derecho internacional con su ataque de 1999 contra Yugoslavia, dejando la capital serbia de Belgrado en ruinas humeantes.

Este último acto de injerencia por parte de Occidente revela una arrogancia y un descaro que harían sonrojarse de vergüenza al príncipe de Maquiavelo. No olvidemos que Serbia no es miembro de la Unión Europea ni de la OTAN, y se le debe permitir supervisar su propia política exterior según lo considere apropiado.

Al mismo tiempo, el brutal régimen de sanciones del hemisferio occidental contra Rusia ha demostrado no solo ser inútil para castigar a Moscú, sino también perjudicial para la supervivencia misma de aquellas naciones que toman la posición anti-Rusia.

Las autoridades alemanas ya han  advertido  que sin suministros de gas ruso, el continente europeo podría experimentar “una recesión y un invierno de casas heladas y fábricas cerradas”. Mientras tanto, en Polonia están aconsejando a los ciudadanos que «comiencen a recolectar leña» en previsión de un invierno que se aproxima sin gas ruso barato.

Más importante, sin embargo, es la identidad del grupo que empuja a Serbia a entregar su soberanía. Mientras que la CIA naturalmente viene a la mente, también hay una misión conocida como ‘Operación Gladio’ (en italiano, ‘espada’) que se dice que ejerce una tremenda influencia tras bambalinas en los asuntos europeos. Comenzada por primera vez en 1956 durante la Guerra Fría, la misión fue diseñada para proporcionar una red paramilitar clandestina contra la Unión Soviética. Aunque se dijo que el movimiento se había disuelto hace años tras la desaparición de la amenaza comunista, muchos investigadores han cuestionado la afirmación, diciendo que la operación todavía está muy viva, ya que proporciona el «incentivo necesario» para que los disidentes anti-OTAN sigan las reglas. sobre la política occidental (léase: Washington).

Leer más @ Strategic-Culture.org

Fuente: https://www.sgtreport.com/2022/07/whos-pushing-serbia-to-be-a-nato-foot-soldier-against-russia/

***

¿Quién da la orden para que todo vaya al unísono?

Sánchez subraya el apoyo de España para que Serbia prosiga sus reformas y se convierta, «lo antes posible», en miembro de la UE

Miembro del Parlamento Europeo califica la coerción de la vacuna COVID como “el peor crimen jamás cometido contra la humanidad”

por Steve Watson

En un discurso en el Parlamento Europeo a principios de este mes, la diputada alemana Christine Anderson describió la coerción de las personas para que se vacunen contra el COVID como el “mayor crimen jamás cometido contra la humanidad”.

“Esta campaña de vacunas será el mayor escándalo en la historia de la medicina”, declaró Anderson, y agregó que “además, será conocido como el mayor crimen jamás cometido contra la humanidad”.

https://platform.twitter.com/embed/Tweet.

El eurodiputado se refirió a las cancelaciones masivas de vuelos y la escasez de personal en los aeropuertos y en los aviones, afirmando que, si bien se afirma que la situación se debe a que las empresas no volvieron a contratar suficiente personal después de la pandemia, la verdadera razón es que los pilotos y otro personal se han negado a vacunarse. .

Anderson advirtió además que las «élites globalistas sin escrúpulos» han usado la pandemia para sus propios fines, y preguntó «¿Qué demonios han hecho con esto?»

Dirigiéndose a «todos y cada uno de los representantes electos del pueblo en todas las democracias occidentales», Anderson preguntó «¿Qué has hecho?»

“No hiciste tu trabajo y no me digas que no sabías”, afirmó Anderson, y agregó que “es tu trabajo proteger a las personas por las que fuiste elegido”.

Continuó: “Están saliendo a la luz muchas cosas, todos los efectos secundarios adversos, numerosos estudios ahora disponibles, sobre desfiguraciones fetales… defectos genéticos de los bebés nacidos de mujeres que se vacunaron”.

«¿Qué demonios está pasando aquí?» Anderson instó y prometió que “haremos todo lo posible para asegurarnos de que esto salga a la luz y garantizar que se protejan los derechos de las personas”.

Reloj:https://odysee.com/$/embed/The-Biggest-Crime-Ever-Committed-on-Humanity-%28Covid-Vaccines%29-Christine-Anderson-%28German-MP%29-EU-Parliament-05-July-2022-%283-min-video%29/0a1ecf20eb2e901c564fac64d8ac62cb8d980044?r=DasJtMK4ZgupT5FsM6ygpbrcXATYssmf

Mira el evento completo de 1 hora y 30 minutos aquí: https://webstreaming.europarl.europa.eu/ep/embed/embed.html?event=20220705-1930-SPECIAL-OTHER&language=or&autoplay=true&logo=true

Anderson apareció anteriormente en los titulares por criticar a la «élite política» por imponer vacunas y pasaportes de vacunas utilizando «extorsión y manipulación».

Anderson afirmó que “en toda la historia de la humanidad nunca ha habido una élite política sinceramente preocupada por el bienestar de la gente común. ¿Qué nos hace pensar a cualquiera de nosotros que ahora es diferente?”.

https://platform.twitter.com/embed/Tweet

Fuente: https://www.infowars.com/posts/member-of-european-parliament-labels-covid-vaccine-coercion-worst-crime-ever-committed-on-humanity/

Viktor Orbán rechaza complots globalistas para diluir la identidad nacional de Hungría

Por José Niño  

El 23 de julio de 2022, el primer ministro húngaro, Viktor Orbán, pronunció un discurso en el centro de Rumanía en el que criticó a los países y políticos de Europa occidental por ayudar e incitar a las oleadas migratorias masivas que dan como resultado la dilución de sus identidades nacionales. Observó que los inmigrantes no europeos se han apoderado de las ciudades de Europa occidental.

Daily News Hungría informó que Orbán dijo: “Nosotros [los húngaros] no somos una raza mixta, y tampoco queremos convertirnos en una raza mixta”.

Debido a la relativa estabilidad de Europa Central y Europa del Este en comparación con Europa Occidental, Orbán cree que las antiguas partes de Europa son el futuro de la civilización occidental a medida que Europa Occidental cae ante la migración masiva y los estilos de vida socialmente desviados. 

El líder húngaro argumentó que 2030 sería un punto de inflexión para Europa y Estados Unidos porque ese sería el momento en que muchos de los problemas socioeconómicos que se gestan en esas entidades políticas llegarían a un punto crítico. En ese momento, las clases dominantes de esos países se enfrentarían a implosiones demográficas, aumento de la delincuencia y malestar económico. 

Mientras se dirigía a la Universidad de Verano de Bálványos en Baile Tusnad (Tusnádfürdő), Rumania, el 23 de julio, Orbán dijo que Hungría estaba luchando contra Bruselas y las “tropas” del oligarca George Soros para “imponernos a los inmigrantes”.

Orbán cree que el mayor desafío de Hungría era cómo las muertes aún superan a los nacimientos, una perspectiva demográfica aterradora: «Nuestra situación ha mejorado, pero todavía no hay un cambio, y sin un cambio, Hungría y la cuenca de los Cárpatos tarde o temprano serán ‘repoblados’ lejos de nosotros”, proclamó. En opinión de Orban, la migración masiva ha causado divisiones dentro de Europa. “Occidente está dividido en dos”, con la mitad compuesta por países donde los europeos deben vivir con poblaciones no europeas en crecimiento. “Esos países ya no son naciones”, afirmó. “En un sentido espiritual, Occidente se ha trasladado a Europa central”, comentó. Orbán subrayó que las dos mitades de Europa están en una lucha profunda. 

Ha quedado muy claro que Europa Occidental está comprometida a convertir a Hungría y otros estados recalcitrantes de Europa Central y Oriental en facsímiles de Bruselas y otras capitales multiculturales del post-Occidente. 

Sin embargo, mientras Orbán, un patriota húngaro comprometido y un opositor acérrimo del multiculturalismo, permanezca en el cargo, siempre habrá una fuerte oposición a estos proyectos radicales de ingeniería social. 

Fuente: https://bigleaguepolitics.com/viktor-orban-rejects-globalist-plots-to-dilute-hungarys-national-identity/

Locura de sanciones: Hungría recorre el camino del sentido común y compra más gas ruso

Por Amy Mek

Mientras que la mayoría de los países de la Unión Europea (UE) bailan al son de las sanciones de Bruselas y de la reducción de las importaciones de gas de Rusia, Hungría ha optado por el camino sensato: el ministro húngaro de Asuntos Exteriores, Peter Szijjarto, realizó un viaje especial a Moscú para comprar más gas ruso para su país. para usar este invierno. 

“Estamos en Moscú”, publicó Szijjarto en su página de Facebook . Quiere asegurar el suministro de gas para la población húngara y luchar por una “solución pacífica” a la guerra en Ucrania.

El Ministro de Relaciones Exteriores también planeó una reunión con el Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov.

Los países europeos de izquierda deberían tomar nota: Hungría les está enseñando cómo funciona la política exterior. El máximo diplomático húngaro enfatizó que “todas las guerras terminan en negociaciones” y que el mundo debe enfocarse en cómo lograr la paz poniendo fin rápidamente al conflicto de casi cinco meses.

Hungría es uno de los pocos países europeos que se niegan a ceder ante la presión política de la UE. Además, nunca renunciarán a la tarea principal de su gobierno: preservar primero la seguridad de Hungría y el bienestar de sus ciudadanos.

Fuente: https://rairfoundation.com/sanction-madness-hungary-walks-the-path-of-common-sense-and-buys-more-russian-gas/

El experimento verde de la UE

Por Andy Mayo

El GWPF acaba de publicar un nuevo informe , escrito por John Constable que describe el impacto económico de sus políticas verdes, y no es agradable. Algunos aspectos destacados:

  • Los precios de la electricidad en la UE para los hogares están un 80 % por encima del resto del G20, y los precios industriales de la UE están un 30 % por encima del G20, los precios del gas natural para los hogares duplican los del G20.
  • Los altos precios son probablemente responsables de una reducción en el consumo de electricidad. Esto no es bueno ya que la calidad de vida está estrechamente relacionada con el consumo de energía. El consumo de energía es también el principal determinante de la salud y la calidad ambiental .
  • Los costos de reducción del dióxido de carbono son muchas veces más altos incluso que las estimaciones de alto nivel del costo social del carbono, lo que sugiere que el daño económico de las políticas de mitigación de carbono de la UE es mayor que el costo posible (o proyectado, si lo prefiere) del calentamiento global. .
  • El empleo en las industrias eólica y solar europeas ha caído desde 2008, los subsidios no lograron crear puestos de trabajo en Europa, ya que el equipo ahora se compra a China. La única área de crecimiento de empleo renovable es en biocombustibles, básicamente talando árboles y produciendo etanol a partir de alimentos. Los biocombustibles también son responsables de gran parte de la contaminación atmosférica tóxica de Europa .

¿Ha aprendido algo la UE de su fracaso y del sufrimiento que han impuesto a su pueblo? No, en cambio, parecen estar duplicando sus malas políticas.

En palabras de John Constable:

“Un espectador, quizás de los Estados Unidos, podría notar que el entusiasmo gubernamental por las políticas verdes continúa, y si algo ha crecido durante los treinta años desde 1990. Podrían suponer, bastante razonablemente, que la UE solo avanzaría de esta manera. si las políticas estuvieran funcionando. Pero esta suposición sería errónea. Los gobiernos persisten en su locura no solo porque están demasiado cerca de sus propios fracasos para enfocarlos, sino porque a veces la persistencia es el medio más efectivo para ocultar los fracasos. No hay más ciego que el que no quiere ver.”

John Constable, 2022

Constable informa que las políticas de la UE han producido la caída sostenida más larga en el consumo de energía en los tiempos modernos. Sugiere siniestramente que esto podría causar inestabilidad social. Vale la pena leer el informe.

Fuente: https://wattsupwiththat.com/2022/07/24/the-eus-green-experiment/

Prepárense para congelarse… Los gobernantes elitistas de la UE dan un nuevo y sombrío significado a la Guerra Fría

de Cultura Estratégica

Rusia ha hecho todo lo posible para mantener Europa abastecida. Los gobiernos europeos, comprometidos con la política imperial estadounidense, se han esforzado por causar estragos en su propio pueblo.

Los hogares congelados, los costos de energía paralizantes y las facturas de alimentos altísimas asociadas son el resultado de la agenda de guerra de Estados Unidos y la OTAN contra Rusia. La temporada de verano ha traído olas de calor sofocantes en toda Europa (y en otros lugares), pero en unos pocos meses, hasta 500 millones de ciudadanos de la Unión Europea se enfrentarán a niveles récord de privación a medida que la escasez de gas de Rusia se manifieste por completo.

Rusia ha hecho todo lo posible para mantener Europa abastecida. Los gobiernos europeos, comprometidos con la política imperial estadounidense, se han esforzado por causar estragos en su propio pueblo.

El Ministro de Relaciones Exteriores de Hungría, Peter Szijjarto, durante una visita a Moscú, emitió  una  rara nota de cordura cuando afirmó que Europa simplemente no puede sobrevivir sin el suministro de energía ruso. Otros líderes europeos, sin embargo, están cegados por la rusofobia irracional y la sumisión al dictado estadounidense. Se acerca el día del juicio final si, es decir, se puede evitar el día del juicio final.

Este suicidio autoinfligido de las naciones europeas ha sido ordenado por gobiernos que se han postrado ante la agenda imperial de Washington de confrontación con Rusia. La guerra en Ucrania es el trágico resultado de años de beligerancia de la OTAN dirigida por Estados Unidos hacia Rusia. Cualquiera que se atreva a afirmar esa verdad objetiva es vilipendiado como propagandista del Kremlin. La discusión pública occidental y el pensamiento crítico han sido casi borrados. La censura masiva de Internet ha aumentado esa obliteración. Esta revista en línea, por ejemplo, ha sido incluida en la lista negra y bloqueada para lectores en los EE. UU. y Europa por gobiernos que profesan defender la libertad de expresión y el pensamiento independiente.

La implacable expansión de la OTAN hacia el este y el armamento de un régimen ucraniano infestado de nazis ha creado el conflicto actual y sus consecuencias destructivas, incluidos los problemas de suministro de energía y alimentos.

Tan obsesionados están con la rusofobia y el servilismo al imperialismo agresivo de Washington, que la élite europea está obligando a sus poblaciones a una Guerra Fría sin precedentes que corre el riesgo de convertirse en una guerra mundial catastrófica. Una guerra que conduciría inevitablemente a una conflagración nuclear.

En lugar de alejarse del abismo, la Comisión Europea no elegida, el poder ejecutivo de la Unión Europea,  ordenó esta semana a  los 27 estados miembros que hicieran recortes masivos en el consumo de gas. Los recortes ascienden al 15 por ciento. Las medidas no son más que un intento inútil de cubrir la inevitable calamidad de la escasez masiva de energía que afectará a la UE este invierno debido a una drástica reducción en las importaciones de combustible ruso. Lo que los llamados líderes políticos de la UE están mostrando es un desprecio insensible por las condiciones de vida de sus ciudadanos.

Estamos viendo el equivalente moderno de enviar a millones de personas a las trincheras fangosas y sangrientas de la Primera Guerra Mundial. Podemos mirar hacia atrás y preguntarnos sobre esa barbarie y cómo millones la aceptaron. ¿Qué diferencia hay con la crueldad y la barbarie de hoy?

Los líderes de la UE como Ursula von der Leyen acusan a Rusia de «chantaje energético» y «armamentización del gas». Pero tal chivo expiatorio es despreciable. La situación de crisis ha sido engendrada por la UE siguiendo ciegamente la agenda de Washington de sabotear décadas de suministro de energía confiable y asequible de Rusia. El gasoducto Nord Stream 2 se completó técnicamente el año pasado para entregar unos 55 mil millones de metros cúbicos de gas, o alrededor de un tercio del suministro total anterior de Rusia a la UE. Alemania ha optado por suspender ese oleoducto a instancias e intimidaciones de Washington. Incluso el oleoducto Nord Stream 1, que ya funcionaba, se vio interrumpido debido a las sanciones económicas occidentales impuestas a Rusia. El mantenimiento programado de las turbinas se retrasó y casi amenazó con un cierre total hasta que Gazprom de Rusia logró reconectarse el jueves a pesar de los obstáculos occidentales.

Polonia y Ucrania también cortaron el suministro de gas ruso por gasoducto terrestre que servía a la UE.

Debido a las sanciones occidentales unilaterales sobre los bancos rusos, Moscú se vio obligado a solicitar el pago de las exportaciones de gas en rublos. Algunos países europeos se han negado a cumplir con ese nuevo acuerdo de pago razonable y, por lo tanto, han optado por renunciar a la compra de gas ruso.

Durante décadas, Rusia ha demostrado ser un socio confiable en el suministro asequible y abundante de gas y petróleo a la Unión Europea. Esa asociación estratégica para el suministro de energía fue la piedra angular de las economías europeas. Las industrias de Alemania y la economía impulsada por la exportación que impulsa al resto de la UE prosperaron gracias a la energía rusa. Perversamente, la élite política europea se ha rebajado a asociarse con los intereses imperiales estadounidenses, en lugar de proteger los intereses de las poblaciones europeas. ¡Se acabó la democracia representativa!

El evidente interés propio de EE. UU. en vender a Europa su propio gas más caro es flagrante. Solo un tonto, o una herramienta, podría fingir lo contrario.

Como ya se señaló en editoriales anteriores de SCF, las ambiciones hegemónicas de dominio mundial de Washington y de salvar su poder capitalista en decadencia dependen de manera crucial de emprender una nueva Guerra Fría contra Rusia y China. El mundo está siendo arrojado a una peligrosa confusión debido a esta ambición criminal. Irisiblemente, los líderes europeos tienen pretensiones de independencia e influencia global. No son más que patéticos lacayos del poder estadounidense que están sacrificando voluntariamente a sus poblaciones en el proceso.

La desesperación del régimen estadounidense y sus secuaces europeos es tal que sus sociedades se tambalean al borde del colapso económico. Su imprudente belicismo hacia Rusia (y China) está exacerbando y acelerando su propio colapso. El peligro real es que EE. UU. y sus cómplices de la OTAN ahora están apostando por intensificar la guerra en Ucrania como una forma de evitar la desaparición de sus propias naciones, una desaparición que ellos mismos han inducido.

En una conferencia de seguridad esta semana en Aspen, Colorado, el jefe del MI6 de Gran Bretaña  advirtió  que “se acerca el invierno” y que la determinación de Occidente se pondrá a prueba severamente debido a la privación social en cascada por los apagones de energía. Richard Moore instó a que se suministraran aún más armas al régimen de Kiev, además de la situación ya de por sí polvorienta. Su razonamiento, al igual que otros en el eje de la OTAN, es duplicar una guerra de poder con Rusia para evitar repercusiones internas y la implosión del frente occidental bajo el mando de Washington. El futuro mismo del eje de la OTAN liderado por Estados Unidos está en juego.

Eso significa que a medida que los ciudadanos europeos y estadounidenses sufran más penurias por el belicismo desenfrenado de sus líderes hacia Rusia, estos mismos déspotas occidentales se lo jugarán todo en una ofensiva de última hora contra Rusia a través de Ucrania. La política y la diplomacia han sido abandonadas. La guerra en Ucrania empeorará precisamente porque las élites occidentales están perdiendo un conflicto existencial. En última instancia, su conflicto es interno y tiene que ver con apuntalar su propio poder inherente que se desmorona para gobernar a sus masas. Eso, a su vez, es concomitante con el fracaso histórico de sus economías capitalistas. El militarismo y la guerra, como en tiempos pasados ​​de fracaso, están siendo desenterrados una vez más como una “solución” desesperada para su fracaso.

Leer más @ Strategic-Culture.org

Fuente: https://www.sgtreport.com/2022/07/prepare-to-freeze-eus-elitist-rulers-give-grim-new-meaning-to-cold-war/

2023 será el año del infierno – Martin Armstrong

Por Greg Hunter

El legendario analista del ciclo financiero y geopolítico Martin Armstrong dice que ahora es el momento de prepararse para lo que viene en 2023. El programa informático Sócrates de Armstrong predice que «2023 será el año del infierno». Armstrong explica: “Nuestra computadora está prediciendo un ‘ciclo de guerra’ que golpea en 2023, pero eso también es disturbios civiles. Entonces, estás viendo revoluciones y etc. debido a la inflación. Nuestra proyección sobre el petróleo es que aumentará drásticamente en 2023. Creo que será lo mismo para los precios de la gasolina. Esto aún no ha terminado. El euro parece la muerte recalentada. . . . Nuestra computadora está proyectando la caída continua del euro y el aumento de los precios de las materias primas. Con estas sanciones a Rusia, el líder de Hungría acaba de decir que Europa se está suicidando. Las sanciones están perjudicando a Europa más que a Rusia. Esto es como un tiro al pulmón. Ni siquiera pueden respirar en esta etapa”.

Armstrong dice que no tendrá que esperar hasta el próximo año para ver un estrés extremo en el sistema financiero. Armstrong está viendo trastornos financieros que se avecinan en el marco de tiempo de agosto y septiembre. Entonces, el dolor económico ya está aquí y empeora, especialmente en Europa. Armstrong dice: “Creo que verás que esto llega a un punto crítico. . . . Definitivamente se está hundiendo más de todos modos. . . . Lo que empeora aún más las cosas para el mundo es que el dólar sube y no baja. Esto se debe a que todos estos mercados emergentes emitieron deuda en dólares. . . . Tomaban prestado en dólares porque era una tasa de interés más barata y no tenían idea del riesgo cambiario. . . . Esto sucedió en Australia. La moneda oscila y, ahora, de repente debes un 20% más. . . . Tuviste lo mismo con todos estos mercados emergentes. . . . Ahora,

Armstrong dice que no sólo el euro está cayendo drásticamente, sino que los bancos estadounidenses están rechazando los bonos en euros. Esta es otra mala señal financiera para la UE. Armstrong dice: “Todas estas cosas son una verdadera crisis. Puedo decirles que hablando con los tres principales bancos de la ciudad de Nueva York, se niegan a aceptar cualquier deuda soberana europea como garantía, punto. Eso es lo que inició toda la crisis de los repos en 2019”.

Entonces, estamos entrando en una crisis de deuda con el sistema financiero de la UE en la mira. Armstrong dice: “Es por eso que están impulsando la guerra. . . . Piensan que pueden crear un nuevo sistema monetario, y para hacerlo necesitan la guerra. Piensan que pueden mantenerlo simplemente convencional. Entonces las Naciones Unidas pueden emerger como el caballero blanco y el pacificador. Por lo tanto, tenemos otro Bretton Woods. Puede rediseñar todas las monedas y, cuando lo haga, eliminará toda la deuda. Eso es lo que está en la agenda. . . . No hay forma de que puedan salir de esto que no sea por defecto. Si incumplen, les preocupa que millones de personas irrumpan en los parlamentos de Europa. . . .Esta es realmente una tremenda crisis financiera que estamos enfrentando. Han estado pidiendo prestado año tras año desde la Segunda Guerra Mundial sin ninguna intención de devolver nada”.

Fuente: https://www.sgtreport.com/2022/07/2023-will-be-year-from-hell-martin-armstrong/

Leer más @ USAWatchdog.com

La imposición del “capitalismo verde” global: los agricultores exigen sus derechos en Europa

Por Lucas Leiroz de Almeida

Las imposiciones del “capitalismo verde” global no están siendo aceptadas pacíficamente en todas partes de Europa. Los agricultores holandeses han iniciado una insurrección popular contra un proyecto de ley que perjudica gravemente a la agroindustria local. Las protestas se extendieron rápidamente, convirtiéndose en un fenómeno internacional, con episodios en otros países que tienen problemas similares. Con esto, es evidente que las agendas pseudoecológicas globalistas no serán tan fácilmente recibidas en todos los países y pueden enfrentar una fuerte resistencia popular.

El primer ministro holandés , Mark Rutte, tiene la intención de imponer una ley para reducir las emisiones de óxido de nitrógeno en un 70-95% para 2030. Este compuesto químico gaseoso proviene principalmente de la orina del ganado vacuno, porcino y otros animales, pero también se puede observar en el uso de amoníaco. en fertilizantes. Los agricultores holandeses afirman que esta medida supondrá la extinción de al menos el 30% de todas las granjas del país, considerando que a los trabajadores rurales se les podría prohibir el uso de fertilizantes y tendrían que reducir el número de animales en sus propias propiedades. El descontento de los manifestantes también se justifica por el hecho de que no se imponen medidas de reducción de nitrógeno en otros sectores de la economía, como la industria aérea, lo que hace que el tema parezca algo así como un ataque específico contra el agronegocio, promovido por los militantes ambientalistas.

De hecho, la agroindustria es un sector muy importante de la economía holandesa. Actualmente, el país cuenta con cerca de 55 mil empresas rurales, que suman más de 95,4 mil millones de euros. La inestabilidad del sector ha dado lugar a crisis, tensiones e inestabilidades. Los agricultores están protestando con toda su fuerza, obstruyendo el suministro de alimentos en las ciudades, lo que está provocando escasez y aumento de los precios. En varias imágenes y videos subidos a internet se puede ver supermercados con anaqueles vacíos y personas desesperadas en busca de productos básicos.

Los agricultores están dirigidos por Sieta van Keimpema , presidenta de la “Fuerza de Defensa de los Agricultores” y han estado activos desde junio. La intensidad de las manifestaciones ha aumentado en los últimos días precisamente por la negativa del gobierno a escuchar las demandas de los productores rurales, además de las reiteradas amenazas de las autoridades de confiscar fincas a los agricultores que no respeten las nuevas normas.

La reacción policial, como era de esperar, también ha sido violenta. Ya se han realizado varias detenciones. En la segunda semana de julio los agentes llegaron al extremo de disparar a la población civil durante algunas manifestaciones, lo que ha sido objeto de críticas por parte de activistas de todo el mundo. Además, se han organizado bloqueos muy fuertes por parte de la policía, con autos formando barricadas para impedir el paso de los insurgentes. El objetivo de los agentes es evitar que la situación en el país llegue al caos absoluto, pero en realidad esto parece estar cada vez más cerca.

Como existen proyectos de ley similares en otros países, los agricultores holandeses han recibido apoyo internacional. Agricultores de Italia, Polonia y Alemania también se unieron a las manifestaciones iniciadas por los holandeses. Como la presión por incrementar las políticas ecológicas es una agenda global, con fuertes incentivos internacionales para la aprobación de medidas contra la emisión de gases, se fortalece la formación de un frente único entre trabajadores rurales de diferentes países. Estos trabajadores comparten el temor de que los efectos directos de tales medidas lleven a la quiebra de las empresas rurales que garantizan los ingresos de la población campesina europea. Por otro lado, los gobiernos de tales países parecen poco preocupados por estos temas, y solo están comprometidos a obedecer las agendas pro-capitalismo verde impuestas por las élites internacionales.

El punto más interesante es que el tema ha sido ignorado en gran medida por las agencias de medios occidentales. En los titulares de los principales medios occidentales, los temas más comentados son el conflicto de Ucrania y las crisis políticas en todo el mundo, pero el caso de los agricultores europeos sigue siendo mayoritariamente ignorado, a pesar de que el episodio representa una potencial crisis continental. El objetivo de esta estrategia es bastante simple: omitir de la opinión pública los argumentos de los agricultores y difundir la imagen de que las leyes ambientales son “positivas para todos”. Algo similar sucedió con otros hechos, como las protestas de los camioneros en Canadá, cuando el clamor popular contra las imposiciones sanitarias fue ignorado por los medios de comunicación para evitar que se produjeran “disturbios antivacunas” en todo el mundo.

En realidad, lo que ocurre es solo otro episodio de confrontación entre productores y militantes ideológicos, donde los trabajadores generadores de riquezas materiales ven perjudicados sus intereses por una agenda que, en nombre de la “ecología”, impone normas que lesionan severamente la vida de los ciudadanos comunes. los ciudadanos. Es obvio que las preocupaciones ambientales son legítimas, pero también parece claro que las cadenas de suministro no pueden interrumpirse y modificarse abruptamente solo para buscar resultados «ecológicamente correctos». De la misma manera que hay un interés humano en preservar los recursos naturales para las generaciones futuras, hay un interés humano en alimentar a la población actual, y proporcionar alimentos de manera satisfactoria será imposible si los gobiernos occidentales continúan promoviendo el fracaso de las empresas rurales. .

Esta postura de sumisión de los gobiernos europeos a las agendas impuestas verticalmente por el WEF conducirá a un escenario de polarización interna con un fuerte potencial de conflicto civil, oponiendo productores contra decisores y militantes ideológicos. O los gobiernos europeos actúan soberanamente, prohibiendo las agendas globalistas que no interesan a sus pueblos, o la crisis política que actualmente afecta al continente continuará por muchos años más.

Fuente: https://www.globalresearch.ca/farmers-demand-their-rights-europe/5786280

El próximo colapso de la industria del transporte aéreo

por Alex Krainer

La producción de alimentos y las industrias de combustibles fósiles no son las únicas en el tajo de los globalistas. El fin de semana pasado me invitaron a una llamada de zoom con la diputada eurodiputada alemana Christine Anderson , quien nos dio un breve informe sobre  la reciente votación en el parlamento de la UE para extender el requisito del pase Covid  por un año más. 

El parlamento votó a favor de la prórroga en sesión plenaria a pesar de que la medida es totalmente inútil e injustificada, por no hablar del hecho de que el 99 % de los europeos se opone a ella. La evaluación explícita de la Sra. Anderson sobre el asunto fue que la democracia de la UE es una farsa y un fraude. El plenario nunca debatió la medida, simplemente tomaron la votación. Por qué la mayoría de los eurodiputados votaron a favor es un misterio y siniestro. 

Pero quizás la parte más interesante e inesperada de la llamada de 3 horas fue sobre la industria de las aerolíneas. Tres de los participantes en la llamada tenían un conocimiento profundo de la industria de las aerolíneas (uno de ellos un piloto) y dijeron en términos claros que la industria ahora está siendo demolida de manera sistemática y deliberada. Aparentemente, el propósito final es acabar con los viajes en avión por completo. Los tres participantes pidieron que no se usaran sus nombres, pero parecían excepcionalmente bien informados y completamente creíbles. En cualquier caso, el flujo de noticias ha corroborado bastante bien sus afirmaciones.

https://platform.twitter.com/embed/Tweet

Es bastante evidente que algo ESTÁ sucediendo con los viajes aéreos: una ola repentina de disfunción, como la que estamos experimentando en la industria energética, la producción de petróleo, las cadenas de suministro y la atención médica. Tal vez me perdí algunos. Y aunque los medios han informado sobre el caos en muchos aeropuertos del mundo (casi en todas partes, al parecer), las explicaciones parecen bastante inocentes: los aeropuertos tienen poco personal y no pueden hacer frente a la oleada repentina de viajeros. Aquí hay una pequeña muestra de los informes recientes:

De repente, tenemos miles de vuelos cancelados o retrasados, el proceso de manejo de equipaje se detiene, horas desperdiciadas en el check-in y los controles de seguridad, ¿y todo esto sucede prácticamente en todas partes? Los teóricos de la coincidencia se tragarán las explicaciones oficiales con un encogimiento de hombros, pero encuentro todo esto extremadamente extraño.

Los sistemas de gestión del tráfico que han evolucionado durante casi un siglo y que habían funcionado casi a la perfección durante décadas, ahora parecen desmoronarse repentinamente. Si lo que decían los señores en nuestra llamada de zoom era cierto, el caos del aeropuerto podría convertirse en algo crónico. De hecho, otra persona en la llamada, que dijo que había leído muchos de los documentos del WEF y toda la Agenda de la ONU 2020/30/50/etc. dijo que todo esto está realmente escrito como un objetivo explícito. Ella dijo que la intención final es acabar con los viajes y establecer un arreglo feudal en el que las personas permanezcan fijas en su lugar y todos los viajes estén prohibidos.

Por supuesto, no necesitamos hacer demasiado con tales documentos: simplemente reflejan la visión declarada de alguien sobre el tipo de arreglo social que cree deseable por cualquier razón. Por otro lado, el precio de la libertad es la eterna vigilancia y, a estas alturas, lo mínimo que debemos hacer es prestar atención. Los teóricos de la coincidencia entre nosotros, los consumidores siempre leales de la narrativa dominante, siempre están felices de dispersarse cuando se les dice que lo hagan porque «no hay nada que ver aquí…» Sin embargo, esta cohorte ha tenido un historial de predicción extremadamente pobre, especialmente durante el últimos dos años o más. Para la mayoría del resto de nosotros, es hora de prestar mucha atención y sembrar el sistema con la debida fricción si se está desviando hacia fines no deseados. Este es nuestro futuro que está en juego y el mundo que heredarán nuestros hijos y sus hijos.

Si bien es posible que los sumos sacerdotes de Davos no puedan llevar a cabo sus planes hasta el final, han demostrado ser lo suficientemente poderosos como para causar un gran daño.

Fuente: https://www.globalresearch.ca/coming-collapse-air-travel-industry/5785710

Los globalistas en los Países Bajos están apuntando a las granjas para lograr deliberadamente HAMBRE GLOBAL

Imagen: Los globalistas en los Países Bajos están apuntando a las granjas para lograr deliberadamente HAMBRE GLOBAL

Natural News ) Los globalistas están manipulando deliberadamente la escasez de alimentos al amenazar con cerrar granjas  en los Países Bajos bajo el pretexto del llamado cambio climático.

Ben Armstrong, del  New American , señaló que los globalistas persiguen a los principales productores de alimentos de todo el mundo porque quieren crear una hambruna.

“Porque esto es lo que se ha hecho en la historia, en el pasado, por parte de los comunistas y los regímenes malvados, para tomar el poder”, dijo Armstrong durante un episodio reciente de su programa “The Ben Armstrong Show”.

“Necesitan hacerlo a nivel mundial. Entonces, quieren crear una hambruna global , y están comenzando a hacerlo. Hay hambruna en el mundo que ya está pasando”, agregó. “Quieren una escasez de alimentos [global] y no se detendrán”. (Relacionado: Europa occidental en SUICIDE WATCH a medida que el colapso de la energía y los alimentos empeora cada día… ¿cuántos morirán de hambre o se congelarán el próximo invierno? )

Agricultores holandeses en armas por los intentos del gobierno de reducir la producción de alimentos

En Holanda, el parlamento holandés aprobó el 28 de junio un plan para reducir drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero del país , especialmente en la agricultura y la ganadería.

Miles de personas provenientes del sector agrícola de los Países Bajos salieron a las calles para protestar contra la propuesta climática, que creen que devastaría el vibrante sector agrícola del país. Bloquearon carreteras y autopistas e incluso realizaron una protesta frente a la casa del ministro de agricultura del país , una medida que fue inmediatamente condenada por el primer ministro globalista Mark Rutte.

Keean Bexte, un periodista de  Counter Signal que fue a los Países Bajos para presenciar las protestas, señaló que el plan climático del gobierno holandés fue fuertemente respaldado por el Director Ejecutivo del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab.

El nuevo plan climático de los Países Bajos es parte de una agenda más amplia de la Unión Europea para lograr que todo el bloque de 27 naciones se someta a algunas de las medidas más duras destinadas a combatir el llamado cambio climático a pesar de los temores entre muchos estados miembros de que otros asuntos más importantes – como el aumento de la inflación y los precios del combustible – deben prevalecer sobre las ambiciones ambientales del continente.

Si Rutte y su gobierno siguen adelante con la propuesta climática, podría provocar grandes trastornos en la industria agrícola multimillonaria del país.

Los ministros holandeses advirtieron que si las granjas y otras agroindustrias no cumplen con las nuevas regulaciones de emisiones, el gobierno tendría el poder de sacarlas del negocio.

El martes 5 de julio, la policía holandesa recurrió a disparar contra los agricultores que protestaban . Según la policía, hicieron disparos de advertencia después de sentirse amenazados por tractores que circulaban por una carretera cerca de donde los policías estaban haciendo fila para recibir a los manifestantes. Nadie resultó herido durante el incidente, pero la policía arrestó a varias personas.

Los granjeros holandeses dijeron que no representaban ninguna amenaza para los oficiales. LTO, un grupo de interés de agricultores holandeses, ha pedido una investigación oficial. ACP, el sindicato de policías, ha insistido en que el evento fue incidental y no contribuiría a una mayor escalada de las tensiones.

Apenas unas horas después de que ocurriera el tiroteo, los medios locales informaron que las protestas continuaban, como de costumbre, lo que demuestra que los intentos de intimidación del gobierno han tenido poco o ningún efecto. De hecho, los manifestantes ahora están bloqueando infraestructura crítica con sus tractores, como los aeropuertos.

La agricultura es una de las industrias más vibrantes del país. Los Países Bajos, a pesar de ser más pequeños que Virginia Occidental, son el segundo mayor exportador de productos agrícolas del mundo, justo detrás de los Estados Unidos. Las regulaciones que paralizarían el sector agrícola del país sin duda conducirían a la escasez de alimentos en todo el mundo.

Obtenga más información sobre los ataques contra la producción de alimentos en FoodCollapse.com .

Mire este episodio de “The Ben Armstrong Show” mientras el presentador Ben Armstrong habla sobre los ataques contra los productores de alimentos .

https://www.brighteon.com/embed/8bb5ab11-addd-46dc-9296-7166cb496267

Este video se puede encontrar en el canal The New American en  Brighteon.com .

Más artículos relacionados:

Las fábricas de alimentos también se están quemando misteriosamente a nivel internacional .

A medida que la inflación de los alimentos empeora, las TIENDAS DE COMESTIBLES se están convirtiendo en sitios frecuentes de peleas violentas y robos… bienvenidos a la utopía de Joe Biden .

Los países occidentales están orquestando una crisis alimentaria global mientras culpan a Rusia por ello .

Infierno en la Tierra: ONU advierte que se avecina la peor hambruna de la historia .

Encuesta: los estadounidenses han cambiado sus hábitos de gasto y alimentación para hacer frente a la inflación de Biden .

Las fuentes incluyen:

Brighteon.com

LegalInsurrection.com

APNoticias.com

Twitter.com

DW.com

Fuente: https://www.naturalnews.com/2022-07-07-globalists-targeting-farms-to-create-world-famine.html

Cuando las mentiras vuelven a casa

POR TYLER DURDEN

Escrito por Douglas MacGregor a través de TheAmericanConservative.com,

Después de mentir durante meses, los medios están preparando al público para el colapso militar de Ucrania…

Diógenes , uno de los ilustres filósofos del mundo antiguo, creía que las mentiras eran la divisa de la política, y esas mentiras eran las que buscaba exponer y degradar. Para demostrar su punto, Diógenes ocasionalmente llevaba una linterna encendida por las calles de Atenas a la luz del día. Si le preguntaban por qué, Diógenes diría que estaba buscando a un hombre honesto.

Encontrar un hombre honesto hoy en Washington, DC, es igualmente desafiante. Diógenes necesitaría un reflector de xenón en cada mano.

Aún así, hay breves momentos de claridad dentro del establecimiento de Washington. Después de haber mentido prolíficamente durante meses al público estadounidense sobre los orígenes y la conducción de la guerra en Ucrania,  los medios ahora están  preparando al público estadounidense, británico y de otros países occidentales para el colapso militar de Ucrania. Está muy atrasado .

Los medios occidentales hicieron todo lo posible para dar a la defensa ucraniana  la apariencia de una fuerza mucho mayor de la  que realmente poseía. Los observadores cuidadosos notaron que los mismos videos de tanques rusos bajo ataque se mostraban repetidamente. Los contraataques locales se informaron como si fueran maniobras operativas.

Los errores rusos fueron exagerados  fuera de toda proporción con su significado. Las pérdidas rusas y el verdadero alcance de las propias pérdidas de Ucrania fueron distorsionados, fabricados o simplemente ignorados. Pero las condiciones en el campo de batalla cambiaron poco con el tiempo. Una vez que las fuerzas ucranianas se inmovilizaron en posiciones defensivas estáticas dentro de las áreas urbanas y el Donbas central, la posición ucraniana era inútil. Pero este desarrollo fue presentado como un fracaso por parte de los rusos para lograr “sus objetivos”.

Las fuerzas de combate terrestre que inmovilizan a los soldados en defensas preparadas serán identificadas, atacadas y destruidas desde la distancia. Cuando los recursos aéreos persistentes de inteligencia, vigilancia y reconocimiento, ya sean tripulados o no, están vinculados a armas de ataque guiadas de precisión o sistemas de artillería modernos informados por datos precisos de orientación, el «terreno de retención» es fatal para cualquier fuerza terrestre. Esto es tanto más cierto en Ucrania, porque fue evidente desde la primera acción que Moscú se centró en la destrucción de las fuerzas ucranianas, no en la ocupación de ciudades o la captura del territorio ucraniano al oeste del río Dniéper.

El resultado ha sido la aniquilación gradual de las fuerzas ucranianas. Sólo la infusión episódica de armas estadounidenses y aliadas mantuvo a las maltrechas legiones de Kiev en el campo; legiones que ahora están muriendo en gran número gracias a la guerra de poder de Washington.

La guerra de Kiev con Moscú está perdida. Las fuerzas ucranianas están siendo desangradas . Los reemplazos entrenados no existen en número suficiente para influir en la batalla, y la situación se vuelve más desesperada por horas. Ninguna cantidad de ayuda o asistencia militar de EE. UU. y sus aliados, salvo la intervención militar directa de las fuerzas terrestres de EE. UU. y la OTAN, puede cambiar esta dura realidad.

El problema hoy  no es ceder territorio  y población a Moscú en el este de Ucrania que Moscú ya controla. Se decide el futuro de las  regiones de Kherson y Zaporozhye  junto con Donbas. También es probable que Moscú asegure Kharkov y Odessa, dos ciudades históricamente rusas y de habla rusa, así como el territorio que las colinda. Estas operaciones extenderán el conflicto hasta el verano. El problema ahora es cómo detener la lucha.

Si la lucha se detiene a principios del otoño dependerá de dos factores clave.

El primero involucra el liderazgo en Kiev. ¿El gobierno de Zelensky aceptará  el programa de Biden para un conflicto perpetuo  con Rusia?

Si la administración Biden se sale con la suya,  Kiev seguirá  funcionando como base para la acumulación de nuevas fuerzas preparadas para amenazar a Moscú. En la práctica, esto significa que Kiev debe cometer un suicidio nacional al exponer el corazón de Ucrania al oeste del río Dniéper a ataques masivos y devastadores por parte de las fuerzas de cohetes y misiles de largo alcance de Rusia.

Por supuesto, estos desarrollos no son inevitables. Berlín, París, Roma, Budapest, Bucarest, Sofía, Vilnius, Riga, Tallin y, sí, incluso Varsovia,  no tienen que seguir ciegamente  el ejemplo de Washington. Los europeos, como la mayoría de los estadounidenses, ya están  mirando hacia el abismo de una recesión económica que  lo abarca todo y   que las políticas de Biden están creando en casa. A diferencia de los estadounidenses que deben hacer frente a las consecuencias de las políticas mal concebidas de Biden, los gobiernos europeos pueden optar por no participar en el plan de guerra perpetua de Biden para Ucrania.

El segundo factor involucra al propio Washington. Habiendo invertido  más de $ 60 mil millones  o un poco más de $ 18 mil millones al mes en transferencias directas o indirectas a un estado ucraniano que ahora se está desmoronando, la pregunta importante es qué sucede con los millones de ucranianos en el resto del país que no huyeron. ? ¿Y de dónde vendrán los fondos para reconstruir la sociedad destrozada de Ucrania en una emergencia económica mundial en desarrollo?

Cuando la inflación le cuesta al hogar estadounidense promedio  $ 460 adicionales por mes  para comprar los mismos bienes y servicios este año que el año pasado, es muy posible que Ucrania pueda hundirse silenciosamente bajo las olas como el Titanic sin generar mucha preocupación en el electorado estadounidense. . Los políticos experimentados saben que el lapso de atención estadounidense a los asuntos más allá de las fronteras de Estados Unidos es tan corto que  admitir la derrota  en Ucrania probablemente tendría pocas o ninguna consecuencia inmediata.

Sin embargo, los efectos de los repetidos fracasos estratégicos en Afganistán, Irak, Libia y Siria son acumulativos. En la década de 1980,  General Motors quería  dictar el tipo de automóviles que comprarían los estadounidenses, pero los consumidores estadounidenses tenían ideas diferentes. Es por  eso que GM , que dominó el mercado estadounidense durante 77 años, perdió su primer puesto ante Toyota. Washington no puede dictar todos los resultados, ni puede escapar de la responsabilidad por su gasto derrochador y por haber arruinado la prosperidad estadounidense.

En noviembre, los estadounidenses acudirán a las urnas. La elección en sí hará más que poner a prueba la integridad del proceso electoral estadounidense. También es probable que la elección asegure que Biden sea recordado por su intransigencia; su negativa a cambiar de rumbo,  como Herbert Hoover en 1932 . Los demócratas recordarán que sus predecesores en el Partido Demócrata efectivamente compitieron contra Hoover durante más de medio siglo. Los republicanos pueden terminar compitiendo contra Joe Biden durante los próximos 50 años.

Fuente: https://www.zerohedge.com/geopolitical/when-lies-come-home

Putin: El orden unipolar ha terminado, Occidente se dirige a un «cambio de élites» a medida que Rusia emerge más fuerte

POR TYLER DURDEN

Actualización (11:00 a. m. ET)  El presidente ruso, Vladimir Putin, enfatizó en declaraciones adicionales dadas ante el Foro Económico Internacional de San Petersburgo que las sanciones contra Rusia solo han regresado para dañar a la gente de la UE y Occidente en general, en medio de un aumento vertiginoso del gas y los alimentos. los precios, los temores de inflación y la grave escasez de la cadena de suministro. Declaró el fin del mundo unipolar tal como lo conocemos, diciendo: «Durante las últimas décadas, se han formado nuevos centros poderosos en el planeta […] cada uno de ellos desarrolla su propio sistema político e instituciones públicas, implementa sus propios modelos de crecimiento económico, y por supuesto tiene derecho a protegerse, a asegurar la soberanía nacional, estamos hablando de procesos reales, de cambios verdaderamente revolucionarios, tectónicos en la geopolítica, la economía global, la esfera tecnológica, en todo el sistema de relaciones internacionales «. Y más, según una traducción de los medios respaldada por el estado :

El presidente ruso criticó a la Unión Europea por la decisión de imponer sanciones contra Rusia, calificándola de «loca» y «no bien pensada». Putin dijo que su objetivo era aplastar la economía rusa de una sola vez, pero que no lo lograron.

En cambio, los políticos de la UE asestaron un duro golpe a sus propias economías, lo que provocó una alta inflación, enfatizó el presidente. Calculó que los costos de la «fiebre de las sanciones» rondarán los 400.000 millones de dólares solo este año y señaló que las medidas se convertirán en una carga para la gente común.

https://platform.twitter.com/embed/Tweet

«Está claro por qué emprendieron esta campaña de propaganda, de qué se trataban todos estos hechizos sobre tipos de cambio de 200 a 1 rublo por dólar y afirmaciones de que nuestra economía colapsaría. Todo esto fue, y sigue siendo, una herramienta en la guerra de la información. , un intento de ejercer presión psicológica sobre la sociedad rusa”, continuó, y enfatizó además que “algunas monedas globales se están suicidando” .

Sobre la UE, dijo: «La Unión Europea ha perdido por completo su soberanía política, y sus élites burocráticas están bailando al ritmo de otra persona, aceptando todo lo que les dicen desde arriba, causando daño a su propia población y a su propia economía».

Dijo que habrá un «cambio de élites» en Occidente como parte del cambio «revolucionario» iniciado por la guerra de Ucrania y la extralimitación entre Estados Unidos y Europa: «Tal desapego de la realidad, de las demandas de la sociedad, conducirá inevitablemente a un aumento del populismo y el crecimiento de movimientos radicales, a cambios sociales y económicos serios, a la degradación y, en un futuro cercano, a un cambio de élites ”, dijo Putin.

https://platform.twitter.com/embed/Tweet

El discurso declaró esencialmente que a pesar de que Occidente intenta golpear la economía rusa y ponerla de rodillas, los esfuerzos han fracasado espectacularmente y están repercutiendo en Occidente, según las palabras de Putin.

* * *

Ucrania acaba de recibir un gran impulso para su candidatura a la UE el viernes, con el ejecutivo del bloque de 27 países miembros dando pleno apoyo a su condición de candidato. La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anunció por primera vez que la comisión recomienda «que se otorgue a Ucrania el estatus de candidato . Esto, por supuesto, en el entendimiento de que el país llevará a cabo una serie de reformas adicionales».

Dijo además mientras hablaba desde Bruselas : «En opinión de la Comisión, Ucrania ha demostrado claramente la aspiración del país y la determinación del país de estar a la altura de los valores y estándares europeos». Von der Leyen agregó además: «Todos sabemos que los ucranianos están dispuestos a morir por la perspectiva europea. Queremos que vivan con nosotros el sueño europeo».

«Sí, Ucrania debe ser bienvenida como país candidato; esto se basa en el entendimiento de que se ha hecho un buen trabajo, pero también queda un trabajo importante por hacer», dijo von der Leyen.

El día anterior, el jueves, el presidente francés, Emmanuel Macron, el canciller alemán, Olaf Scholz, y el primer ministro italiano, Mario Draghi, viajaron a Kiev en tren, donde entregaron una «fuerte señal de apoyo» unificada a Ucrania en medio de la invasión rusa. Respaldaron públicamente el camino de Ucrania hacia la UE, instando al «estatus inmediato de candidato a la UE».

Actualmente, Francia ocupa la presidencia rotatoria de la UE. Su líder, Macron, dijo mientras estaba en Kiev sobre el estado de candidatura de la UE: «Este estado estará acompañado por una hoja de ruta y también implicará tener en cuenta la situación en los Balcanes y el área vecina, en particular Moldavia «.

Al presentar a Modova, no se mencionó a Georgia, que no se está considerando, lo que enfureció a los líderes georgianos que arremetieron contra Bruselas . En cuanto a Ucrania, incluso con el apoyo entusiasta de los principales países de la UE, se espera que el proceso para la posible membresía lleve años, posiblemente incluso décadas , como han advertido algunos funcionarios.

Más tarde el viernes, el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, elogió la decisión de la candidatura de la UE como un «primer paso en el camino de la membresía de la UE que sin duda acercará nuestra victoria». Agradeció a von der Leyen por la «decisión histórica» ​​de la comisión, pero que esperará la aprobación formal en la cumbre de la UE del 23 al 24 de junio. Zelensky dijo que su país espera ansiosamente un «resultado positivo».

En un segundo plano, Moscú decide esta semana aumentar la presión sobre Europa reduciendo drásticamente los flujos de gas natural para sus principales clientes en Europa occidental, lo que hará que los precios de la energía suban al alza.

El presidente ruso, Vladimir Putin, en declaraciones emitidas el mismo día que el anuncio de aprobación preliminar de la candidatura a la UE de von der Leyen, destacó el creciente ‘costo’ para Europa por su posición intransigente a favor de Ucrania y las sanciones contra Rusia. Estimó que la Unión Europea incurrirá en «pérdidas de al menos $ 400 mil millones» debido a sus múltiples oleadas de sanciones impuestas a Moscú hasta el momento.

Una vez más, rechazó la responsabilidad por la recesión económica mundial y, en cambio, afirmó que la inflación, los costos de la energía y la crisis alimentaria están todos vinculados a las políticas de Occidente. Predijo además un desarrollo potencialmente desastroso para el suministro mundial de alimentos, que ya está amenazado, según los cables de noticias : 

Putin predijo que la escasez de fertilizantes podría hacer subir aún más los precios de los alimentos y agregó que Rusia podría impulsar sus exportaciones de fertilizantes y granos . También afirmó que los «pronósticos sombríos» sobre el estado de la economía rusa no se hicieron realidad y que su gobierno ha logrado detener el aumento de la inflación interna. «Después de un pico de 17,8%, la inflación ahora está en 16,7% y continúa cayendo», dijo, y señaló que las finanzas públicas están estables y las autoridades están tomando medidas para enfriar aún más la economía.

Sin embargo, en las declaraciones, Putin enfatizó sobre la crisis de producción de fertilizantes y alimentos desencadenada a raíz de la guerra que «no se puede culpar a Rusia por ello» y dijo que todavía no es un problema actual, sugiriendo que una acción adecuada y una respuesta de Occidente podrían aliviar la crisis que se avecina.

https://platform.twitter.com/embed/Tweet

Independientemente, los líderes de EE. UU. están organizando un ataque, culpando a Putin por una «grave escasez global de fertilizantes», como argumentó el representante Khanna desde el pleno el jueves, mientras el Congreso toma medidas para intentar proteger a los agricultores estadounidenses y, por lo tanto, a los consumidores estadounidenses del impacto que se avecina.

Fuente: https://www.zerohedge.com/markets/eu-backs-ukraines-european-dream-putin-says-sanctions-cost-bloc-400bn-warns-fertilizer

El bombardeo de Estados Unidos y la OTAN contra Libia, destruyendo una nación

Por Shane Quinn

La intervención militar de Estados Unidos y la OTAN contra Libia, que comenzó el 19 de marzo de 2011, sirvió para desacreditar aún más el poder estadounidense y el de su brazo militar, la OTAN. Entre el 31 de marzo y el 22 de octubre de 2011, aviones de la OTAN realizaron 26.281 incursiones sobre territorio libio, con la intención principal de derrocar al gobierno de Muammar Gaddafi, que llevaba 42 años en el poder. 

Durante el período de 7 meses de marzo a octubre de 2011, los ataques aéreos de la OTAN sobre Libia, a menudo indiscriminados,  provocaron  entre 90.000 y 120.000 bajas, cifras realmente altas. Los ataques fueron realizados principalmente por aviones estadounidenses, británicos, franceses e italianos. Los bombardeos redujeron gran parte de las ciudades de Libia a escombros y desplazaron a más de 2 millones de personas, en un país cuya población era de solo 6,2 millones. 

El ministro de Asuntos Exteriores italiano, Franco Frattini, reconoció en junio de 2011 que la OTAN estaba “poniendo en peligro su credibilidad” al matar a civiles. Adoptando una postura más fuerte, el congresista estadounidense, Dennis Kucinich, exigió en la Cámara de Representantes que los altos mandos de la OTAN rindan cuentas por las bajas civiles en Libia y sean llevados ante la Corte Penal Internacional (CPI). 

Kucinich declaró: “Los altos mandos de la OTAN pueden haber actuado bajo el pretexto del derecho internacional, pero no están exentos del derecho internacional”. Pidió el fin del uso de drones por parte de las fuerzas de la OTAN, que también estaban dañando a los civiles. Además, Kucinich insistió en que si el coronel Gaddafi iba a ser llevado ante los tribunales, los líderes de la OTAN también deberían ser procesados ​​por la muerte de civiles. 

Las incursiones de la OTAN sobre Libia también consistieron en ataques con misiles disparados desde submarinos y buques de guerra. Había 17 barcos de la OTAN patrullando el mar Mediterráneo, impidiendo que las entregas de armas llegaran a los elementos pro-Gaddafi. Los bombardeos de la OTAN a partir de marzo de 2011 destruyeron hospitales, almacenes y tiendas de alimentos, así como centros de comunicaciones, estudios de televisión, vehículos, etc. 

la OTAN lanzó al menos 7.700 bombas y misiles contra Libia; y en el proceso se destruyeron las máquinas del sistema acuífero de arenisca de Nubia, un salvavidas vital que había bombeado 6,5 millones de metros cúbicos de agua dulce por día a las grandes ciudades de Libia; suministrar agua al 70% de la población de Libia en un país que se compone de un 95% de desierto. 

Tal como se pretendía, la ofensiva militar en Libia proporcionó nuevos mercados para Estados Unidos y las potencias europeas, abriendo la posibilidad de poner fin a la depresión industrial y revitalizar la reproducción capitalista. Libia tiene las reservas de petróleo más grandes de África, la novena más grande del mundo, y contiene más “oro negro” que Estados Unidos o China. 

Después de que Gaddafi fuera asesinado de manera brutal por militantes respaldados por la OTAN el 20 de octubre de 2011, las corporaciones energéticas y las empresas constructoras occidentales recurrieron a Libia en busca de oportunidades; como lo habían hecho en Afganistán (2001) e Irak (2003) durante las secuelas de esas invasiones. Varios cables de WikiLeaks revelaron que, desde 2009, la Embajada de EE. UU. en Trípoli planeaba evitar que empresas estatales rivales, como la rusa Gazprom, obtuvieran acceso a los recursos naturales de Libia. 

El New York Times admitió el 22 de agosto de 2011, dos meses antes de la muerte de Gaddafi, que «la lucha para asegurar el acceso a la riqueza petrolera de Libia ya está en marcha», y Gaddafi «demostró ser un socio problemático para las compañías petroleras internacionales, aumentando con frecuencia las tarifas e impuestos y hacer otras demandas. Un nuevo gobierno con estrechos vínculos con la OTAN puede ser un socio más fácil de tratar para las naciones occidentales”. 

Gaddafi era impredecible y, independientemente de sus defectos, no era un títere. El 9 de marzo de 2011, el líder cubano Fidel Castro, que conoció personalmente a Gaddafi, escribió sobre su homólogo libio: “Nacido en el corazón de una comunidad beduina, pastores nómadas del desierto en la región de Trípoli, Gaddafi era profundamente anticolonialista. Se sabe que un abuelo paterno murió luchando contra los invasores italianos, cuando Libia fue invadida por estos últimos en 1911… Incluso los adversarios de Gaddafi afirman que se destacó por su inteligencia como estudiante; fue expulsado de la escuela secundaria por sus actividades antimonárquicas… Inició su vida política con hechos indiscutiblemente revolucionarios”. 

Una semana antes del asesinato de Gaddafi, una delegación de 80 empresas francesas aterrizó en Libia para reunirse con funcionarios del llamado Consejo Nacional de Transición, el régimen de corta duración en Trípoli que había reemplazado a Gaddafi. El secretario de Defensa británico, Philip Hammond, instó a las empresas británicas a visitar también Libia. 

En septiembre de 2011, Stephen Green, ministro británico de Comercio e Inversiones, viajó a Trípoli al frente de un grupo de empresarios. Entre ellos se encontraban representantes de British Petroleum (BP) y Shell. En julio de 2012, BP declaró que reanudaría la explotación de las concesiones que le fueron otorgadas. Los británicos tenían inversiones en Libia que ascendían a 1.500 millones de libras esterlinas, principalmente en la industria petrolera. 

Gran parte de la infraestructura civil de Libia fue destruida en los ataques aéreos, pero la mayoría de las instalaciones petroleras no sufrieron daños. Las dos refinerías de petróleo en la ciudad noroccidental de Zawiya, una ciudad portuaria que conecta Trípoli con Túnez, quedaron intactas. Para la primavera de 2012, las refinerías de petróleo continuaron operando a plena capacidad. 

Un informe compilado por el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (UNHRC, por sus siglas en inglés) destacó que la OTAN y las fuerzas contra Gaddafi “cometieron graves violaciones” de los derechos humanos “incluidos crímenes de guerra e infracciones del derecho internacional de los derechos humanos”. 

Las milicias apoyadas por las potencias occidentales (“luchadores por la libertad”) estaban formadas principalmente por fuerzas especiales de Qatar, extremistas libios y de Al Qaeda y sectarios que capitalizaron la guerra para saldar cuentas. Abdel-Hakim al-Hasidi, un comandante libio anti-Gaddafi, dijo a fines de marzo de 2011 que los militantes de Al Qaeda estaban operando bajo su mando y los describió como «buenos musulmanes». 

Un asesor especial de Human Rights Watch, Fred Abrahams, observó cómo “la conducta de los rebeldes fue inquietante”. Una habitante de Sirte, en el norte de Libia, Susan Farjan, le dijo a un periodista del Daily Telegraph a principios de octubre de 2011: “Vivíamos en democracia bajo Gaddafi, él no era un dictador. Viví en libertad, las mujeres libias tenían plenos derechos humanos”. 

Libia tenía los mejores niveles de vida en África bajo Gaddafi. Libia se jactaba de tener la esperanza de vida más alta del continente africano y la tasa de mortalidad infantil más baja. Menos del 5% de la población estaba desnutrida cerca del final del reinado de Gaddafi; pero después del asalto militar occidental, las condiciones de vida en Libia disminuyeron significativamente, como lo revela la clasificación anual del Índice de Desarrollo Humano (IDH) de la ONU. 

Gaddafi había logrado mantener la estructura de la nación libia, desde su llegada al poder en 1969. Tras la caída de Gaddafi, el autor brasileño Moniz Bandeira escribió que Libia como estado “había desaparecido. El poder real estuvo representado por 60 milicias sectarias y tribales, armadas y en conflicto entre sí. Cada uno reclamaba una región, una ciudad, un área, y no aceptaba ninguna intromisión. Se negaron a someterse al Consejo Nacional de Transición. Mustafa Abdel-Jalil, presidente del Consejo Nacional de Transición, no tenía legitimidad ni autoridad. Era ineficaz”. 

El 24 de febrero de 2011, una fragata británica ‘HMS Cumberland’ navegó hacia Benghazi, en el norte de Libia, y los comandos del Servicio Aéreo Especial Británico (SAS) desembarcaron del barco. Londres envió además agentes del MI6 a Libia, y había SEAL de la Marina de los EE. UU. y fuerzas especiales francesas operando en Libia, generalmente disfrazados con vestimenta árabe. 

Los servicios de inteligencia y las fuerzas de élite de la OTAN colaboraron con los militantes anti-Gaddafi, incluidos terroristas y yihadistas; otorgándoles asistencia a gran escala con la planificación de operaciones militares, selección de bombardeos y recopilación de inteligencia sobre las fuerzas de Gaddafi, a veces con el uso de drones. 

Qatar y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) suministraron aviones a la OTAN. Cuando el ataque tenía cinco meses, el 20 de agosto de 2011, un buque de guerra de la OTAN echó anclas en la costa de Libia. El buque estaba cargado con armamento pesado y contenía personal de élite del Comando Conjunto de Operaciones Especiales de Estados Unidos (JSOC), la Brigada de Fuerzas Especiales Terrestres de Francia (BFST) y el SAS de Gran Bretaña. A bordo de este barco de la OTAN también iban ex yihadistas. Con la ayuda de las unidades franco-estadounidenses-británicas, elaboraron una estrategia para un rápido avance sobre Trípoli. La capital libia cayó solo 8 días después, el 28 de agosto de 2011. 

Es importante destacar que la organización militante extremista, el Grupo de Combate Islámico Libio (LIFG), estuvo entre los principales instigadores del movimiento para derrocar a Gaddafi. El comandante del LIFG era Abu Yahya al-Libi, de 48 años, ciudadano libio y miembro destacado de Al Qaeda, el grupo terrorista internacional. Al-Libi, el 12 de marzo de 2011, instó a los libios a expulsar a Gaddafi y establecer en Libia un gobierno islámico, de hecho para expandir el control de Al Qaeda. Ya a principios de 2011, el número 2 de Al Qaeda, el egipcio Ayman al-Zawahiri, envió a experimentados terroristas a Libia para establecer un centro de operaciones contra el gobierno de Gaddafi. 

En Benghazi, había alrededor de 350 hombres con antecedentes extremistas presentes allí en 2009, los que Gaddafi había indultado y liberado previamente. Cuando estallaron los disturbios en Libia a principios de 2011, el número de hombres en Bengasi con antecedentes de terrorismo había aumentado a 850.

Las potencias occidentales en Libia utilizaron ampliamente las operaciones de guerra psicológica (psy-OP). El propósito de la guerra psicológica, según lo declarado por el Comando de Asuntos Civiles y Operaciones Psicológicas del Ejército de EE. UU. (USACAPOC) y el MI6 de Gran Bretaña, es sembrar confusión dentro de la esfera del enemigo, lo que lleva a desacuerdos y desmoralización. 

Parte de la estrategia para hacer la guerra en Libia fue utilizar los medios de comunicación occidentales para construir una imagen falsa de que Gaddafi estaba planeando masacrar a los civiles que protestaban contra su régimen en Bengasi. Esto serviría de pretexto para que comenzara la campaña de bombardeos de Estados Unidos y la OTAN. Cualquier disturbio en Libia debería haber sido estrictamente un problema interno, ya que Gaddafi no estaba amenazando la paz y la seguridad internacionales.

Fuentes

Franklin Lamb, “Anatomía de un crimen de guerra de la OTAN”, Countercurrents.org,  17 de diciembre de 2011

Al Jazeera, “Las muertes de civiles en Libia ‘sacan la credibilidad de la OTAN’”,  20 de junio de 2011

Humanrightsinvestigations.org, “La OTAN bombardea el gran río artificial”  27 de julio de 2011

Luiz Alberto Moniz Bandeira, La Segunda Guerra Fría: Geopolítica y las Dimensiones Estratégicas de los EE. UU. (Springer 1st ed., 23 de junio de 2017)

Ruth Sherlock, «Leales a Gaddafi varados mientras se desata la batalla por Sirte», Daily Telegraph,  2 de octubre de 2011

Fidel Castro, “OTAN, guerra, mentiras y negocios”, Granma,  9 de marzo de 2011

Clifford Kraus, Elisabetta Povoledo, “Comienza la lucha por el acceso a la riqueza petrolera de Libia”, Global Policy Forum,  22 de agosto de 2011

Praveen Swami, Duncan Gardham  y Nick Squires, “Comandante rebelde libio admite que sus combatientes tienen vínculos con al-Qaeda”, Daily Telegraph,  25 de marzo de 2011 

Mary Lynn Kramer, “Antes de la invasión de EE. UU. y la OTAN, Libia tenía el  índice de desarrollo humano más alto, la mortalidad infantil más baja y la esperanza de vida más alta de toda África”, Countercurrents.org,  4 de mayo de 2011

Fuente: https://www.globalresearch.ca/consequences-us-nato-bombardment-libya-destroying-nation/5782341

Ver también Al Queda: la base de datos

https://lastermitasdelcielo.wordpress.com/2022/04/07/falsas-banderas-de-ee-uu-y-la-otan-ucrania-abril-2022-vs-kosovo-enero-1999/

Eurodiputada duda de la versión ucraniana de la masacre de Bucha y pide «investigación»

Por Amy Mek

«La veracidad del gobierno ucraniano ya ha sido puesta en duda». – Eurodiputada italiana Francesca Donato

Desde el parlamento europeo, Francesca Donato expresó sus objeciones a la narrativa antirrusa dominante sobre la guerra en Ucrania. Donato, que era miembro de la Lega, pero dimitió en septiembre después de que Matteo Salvini, el líder del partido, expresara su apoyo al «pase verde» y otras medidas restrictivas del Covid, cuestionara la masacre de civiles ucranianos por parte de los rusos en Bucha. La presidenta del debate parlamentario, la socialista Pina Picerno, atacó a Donato por atreverse a plantear una pregunta que desafiaba la narrativa de la izquierda.

Hablando de la masacre de civiles ucranianos en Bucha, cuestionó la legitimidad de los informes del gobierno ucraniano. Pidió una investigación independiente sobre los acontecimientos en la ciudad al oeste de Kiev. Señaló que la gente está llamando a poner fin al comercio con Rusia sin conocer todos los hechos sobre la masacre.

«Las sanciones hacia el pueblo de Rusia y Bielorrusia no han tenido ningún efecto en el escenario de la guerra. Considerando que han desencadenado una crisis energética muy grave, con impactos en los sistemas industriales, agrícolas y alimentarios dentro de los países europeos.

Hoy he escuchado a personas que apoyan un embargo total de gas ruso. Lo cual es absolutamente insostenible para nuestra economía, en realidad. Esto se basa en los hechos de Bucha informados por el gobierno ucraniano. ¿De quién es la veracidad de la que ya se ha dudado?»

Donato luego pidió una «investigación independiente sobre Ucrania» para «investigar los hechos de lo que ocurrió y las responsabilidades reales por la violencia y las masacres hacia los civiles». Señaló que «el Secretario General Adjunto de la ONU» ya ha mencionado que «se denunciaron violaciones cometidas por las fuerzas ucranianas y las milicias de Protección Civil».

En su discurso, también acusó a Ucrania de no ser «ni democrática ni pacífica» hacia las poblaciones de habla rusa antes del conflicto:

«Les recuerdo que antes del 24 de febrero pasado, Ucrania no era exactamente un país pacífico. Dado que ha habido una guerra en Donbas durante ocho años. También en Donbás ha habido masacres de civiles, mujeres y niños ucranianos. Y nos mantuvimos indiferentes a eso. Y ni siquiera era un país democrático, dadas las medidas represivas del gobierno contra los ciudadanos de habla rusa y la oposición política».

La socialista Pina Picerno, quien presidió el debate, inmediatamente reprendió sus comentarios, declarando:

«Esta Cámara no puede dar voz a posturas que son absolutamente inaceptables.

Las imágenes de la masacre de Bucha, señora Donato, fueron vistas por todos. Y voy a hablar con claridad, no podemos aceptar que la gente en esta Cámara ponga en duda eso. Las imágenes de las masacres de civiles inocentes que han estado ocurriendo en este momento están siendo vistas por todos. Y no podemos aceptar que esto pueda ser cuestionado en esta Cámara.

Señora Donato, esta Cámara no es súper partes. Hay un atacante, Putin y están los atacados, los ciudadanos ucranianos. A quién defienden esta Cámara y las instituciones de la UE. Por favor, lidia con eso. Demos la palabra al Sr. Bogdan, ahora».

Tras el ataque de Picierno a Donato por pedir una investigación sobre la masacre de Bucha, publicó una declaración escrita criticando al Parlamento por negarle el derecho a hablar y negarle la libertad de expresión:

Al final de mi intervención de hoy en el Pleno de Estrasburgo, la Honorable Pina Picierno (PD), que presidió la sesión como vicepresidenta, respondió irritadamente a mis palabras con tonos inadecuados para el papel que desempeñaba.

Afirmó que «este Parlamento no puede ser un megáfono de posiciones inaceptables» y «no permito que estas tesis sean apoyadas en esta cámara», añadiendo que «no se puede dudar de la masacre de Bucha» (aunque no he cuestionado en absoluto, pero ha pedido una investigación para determinar la responsabilidad, frente a elementos objetivos de ambigüedad) y argumentando que la responsabilidad rusa es innegable.

Finalmente, concluyó con: «este Parlamento no es equidistante si tiene razón». Desgraciadamente, hoy hemos sido testigos de una página verdaderamente degradante para lo que debería ser la institución simbólica de la democracia europea: el derecho a hablar y la libertad de expresión de un diputado al Parlamento Europeo, en el ejercicio de sus funciones, es negado por el Presidente durante el debate en el aula, distorsionando la esencia del debate en sí. Realmente una página inquietante y un mal espectáculo para los ciudadanos que creen en la democracia.

Fuente: https://www.globalresearch.ca/video-mep-shocks-parliament-doubts-ukraine-version-bucha-massacre-calls-investigation/5777792

Sanciones de la OTAN y el próximo desastre mundial del combustible diésel

Por F. William Engdahl

En medio de la actual crisis de inflación mundial, los jefes de Estado de la OTAN y los principales medios de comunicación repiten un mantra de que los altos precios de la energía son un resultado directo de las acciones de Putin en Ucrania desde finales de febrero. La realidad es que son las sanciones occidentales las responsables. Esas sanciones, incluida la reducción del acceso interbancario de SWIFT para los principales bancos rusos y algunas de las sanciones más severas jamás impuestas, apenas están teniendo un impacto en las acciones militares en Ucrania.

Lo que muchos pasan por alto es el hecho de que están afectando cada vez más a las economías de Occidente, especialmente a la UE y los Estados Unidos. Una mirada más cercana al estado del suministro mundial de combustible diesel es alarmante. Pero los planificadores de sanciones occidentales en el Tesoro de los Estados Unidos y la UE saben muy bien lo que están haciendo. Y es un mal augurio para la economía mundial.

Si bien la mayoría de nosotros rara vez pensamos en el combustible diésel como algo más que un contaminante, de hecho es esencial para toda la economía mundial de una manera que pocas fuentes de energía lo son. El director general de Fuels Europe, parte de la Asociación Europea de Refinadores de Petróleo, declaró recientemente: «… hay un vínculo claro entre el diésel y el PIB, porque casi todo lo que entra y sale de una fábrica va utilizando diésel«.

Al final de la primera semana de la acción militar de Rusia en Ucrania, sin sanciones aún específicas para las exportaciones de combustible diesel de Rusia, el precio europeo del diesel ya estaba en su máximo de treinta años. No tenía nada que ver con la guerra. Tuvo que ver con los draconianos confinamientos globales por covid desde marzo de 2020 y la desinversión simultánea de Wall Street y las firmas financieras globales en compañías de petróleo y gas, la llamada Agenda Verde o ESG. Casi en el primer día de las acciones de las tropas rusas en Ucrania, dos de las compañías petroleras más grandes del mundo, BP y Shell, ambas británicas, detuvieron las entregas de combustible diesel a Alemania alegando temor a la escasez de suministro. Rusia suministraba entre el 60 y el 70% de todo el diésel de la UE antes de la guerra de Ucrania.

En 2020, Rusia fue el segundo mayor exportador mundial de combustible diesel detrás de Estados Unidos, enviando más de 1 millón de barriles diarios. La mayor parte, alrededor del 70%, se destinó a la UE y Turquía. Francia fue el mayor importador, seguido de Alemania y el Reino Unido. En Francia, alrededor del 76% de todos los vehículos de carretera (automóviles, camiones) utilizan diesel. La demanda de diésel de la UE es mucho mayor que en los Estados Unidos, ya que la mayoría de los automóviles también utilizan el combustible diesel más económico y eficiente. En la primera semana de abril, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anunció con orgullo nuevas sanciones contra la energía rusa que comenzarían con una prohibición del carbón. La UE es el mayor importador de carbón ruso. El petróleo y el gas dijeron que seguirían en una fecha posterior. Esa medida tonta simplemente aumentará los costos de la energía, que ya están en un nivel récord, para la mayor parte de la UE, ya que obligará a los precios del petróleo y el gas mucho más altos.

Al comienzo de la crisis de Ucrania, las existencias mundiales de combustible diésel ya eran las más bajas desde 2008, ya que los bloqueos de covid habían causado un daño importante a la situación de demanda y suministro de la producción de petróleo y gas. Ahora el escenario está preparado para una crisis sin precedentes en el diésel. Las consecuencias serán asombrosas para la economía mundial.

El diésel mueve el comercio mundial

Los motores diésel tienen la mayor eficiencia de motor de los motores convencionales. Se basan en el principio de compresión desarrollado en 1897 por Rudolf Diesel. Debido a su mayor eficiencia y mayor kilometraje por galón, el diesel alimenta casi todos los motores de camiones de carga. Alimenta la mayoría de los equipos agrícolas, desde tractores hasta máquinas cosechadoras. Es ampliamente utilizado en la UE, casi el 50% para el combustible de automóviles, ya que es mucho más eficiente en el consumo de combustible que los motores de gasolina. Se utiliza en la mayoría de las máquinas mineras pesadas, como los transportadores de tierras Caterpillar. Se utiliza en equipos de construcción. Los motores diésel han reemplazado a las máquinas de vapor en todos los ferrocarriles no electrificados del mundo, especialmente los trenes de carga. El diesel se utiliza en algunas generaciones de energía eléctrica y en la mayoría de los vehículos militares pesados.

Una escasez mundial de combustible diésel, temporal o a más largo plazo, es, por lo tanto, un evento catastrófico. Las mercancías no pueden trasladarse de los puertos de contenedores a destinos interiores. Sin combustible diésel, los camiones no pueden entregar alimentos al supermercado, ni nada más. Toda la cadena de suministro está congelada. Y no hay posibilidad de sustituir la gasolina en un motor diésel sin arruinar el motor.

Hasta los mal concebidos confinamientos globales por covid de la industria y el transporte que comenzaron en marzo de 2020, la demanda y la oferta de combustible diesel estaban bien equilibradas. Sin embargo, los cierres repentinos colapsaron la demanda de diesel para el transporte de camiones, automóviles, construcción e incluso agricultura. Se cerraron refinerías no rentables. Capacidad disminuida. Ahora, a medida que la producción mundial vuelve a una apariencia de normal pre-covid, las existencias de reserva de diesel en todo el mundo son peligrosamente bajas, especialmente en la UE, que es el mayor consumidor de diesel del mundo, pero también en los Estados Unidos.

¿Racionamiento?

A principios de este año, las existencias mundiales de diésel ya eran peligrosamente bajas y eso hizo que los precios subieran por las nubes. A partir de febrero de 2022 antes del impacto de la guerra de Ucrania, el diésel y las acciones relacionadas en los Estados Unidos estaban un 21% por debajo del promedio estacional pre-covid. En la UE, las existencias fueron del 8% o 35 millones de barriles por debajo del nivel medio anterior a la covid. En Singapur, las acciones del centro asiático estaban un 32% por debajo de lo normal. En conjunto, las existencias de diésel de las tres regiones fueron alarmantemente bajas, unos 110 millones de barriles por debajo del mismo punto del año pasado.

Entre enero de 2021 y enero de 2022, los precios del combustible diésel de la UE casi se habían duplicado, y eso, antes de las sanciones a Ucrania. Hubo varias razones, pero la principal fue el aumento del precio del petróleo crudo y las interrupciones del suministro debido a los bloqueos globales de covid y la posterior reanudación de los flujos comerciales mundiales. Para aumentar el problema, a principios de marzo el gobierno central chino impuso una prohibición a sus exportaciones de combustible diésel, para «garantizar la seguridad energética» en medio de las sanciones occidentales a Rusia. Agregue a eso la reciente prohibición de la administración Biden sobre las importaciones de todo el petróleo y el gas rusos, que en 2021 incluyó aproximadamente el 20% de todas las exportaciones rusas de petróleo pesado. Al mismo tiempo, la UE, en su sabiduría siempre ideológica, está finalizando una prohibición de las importaciones de carbón ruso con prohibiciones sobre el petróleo crudo, el combustible diésel y el gas rusos.

El 4 de abril el precio medio por litro de gasóleo en Alemania era de 2,10 €. El 27 de diciembre de 2021 era de 1,50 euros, una subida del 40% en semanas. Tras las sanciones sin precedentes de Estados Unidos y la UE contra Rusia tras la campaña militar de Ucrania después del 24 de febrero, cada vez más compañías petroleras occidentales y comerciantes de petróleo se niegan a manejar el petróleo crudo ruso o el combustible diesel por temor a represalias. Es seguro que esto se intensificará mientras continúen los combates en Ucrania.

El CEO de Vitol, con sede en Rotterdam, la compañía independiente de comercio de energía más grande del mundo, advirtió el 27 de marzo que el racionamiento del combustible diésel en los próximos meses a nivel mundial era cada vez más probable. Señaló: «Europa importa aproximadamente la mitad de su diésel de Rusia y aproximadamente la mitad de su diésel de Medio Oriente. Ese déficit sistémico de diésel está ahí«.

El 7 de abril, David McWilliams, un destacado economista irlandés que anteriormente trabajaba en el banco nacional irlandés, emitió una nota alarmante. «No solo está subiendo el petróleo, el diésel está subiendo y existe una amenaza real de que el diésel se agote en Europa Occidental en el transcurso de las próximas dos o tres semanas, o tal vez antes de eso… Importamos una cantidad significativa de nuestro diésel, proviene de dos refinerías en el Reino Unido, donde se procesa por primera vez. Esas refinerías no tienen crudo en este momento. Así que básicamente estamos manejando la economía en el día a día, hora a hora». Y agregó: «No solo tenemos una crisis del petróleo, tenemos una crisis energética como la que no hemos visto en 50 años». Según él, la razón por la que las existencias de diesel son tan bajas es que a los países de la UE les resultó mucho más barato subcontratar petróleo y diesel a Rusia con su enorme suministro.

La situación en los Estados Unidos no es mejor. Por razones políticas, el verdadero estado de la crisis del combustible diesel está siendo minimizado por la administración Biden y la UE. La inflación ya está en máximos de 40 años en los Estados Unidos. Lo que significará la crisis mundial del combustible diesel en desarrollo, salvo un cambio importante, es un impacto dramático en todas las formas de transporte de camiones y automóviles, agricultura, minería y similares. Significará una catástrofe para una economía mundial que ya está fallando. Sin embargo, gobiernos como la coalición alemana «Ampel» (semáforo), con su demencial agenda de Carbono Cero, y sus planes para eliminar gradualmente el petróleo, el carbón y el gas, o la cábala de Biden, ven en privado la explosión de los precios de la energía como un argumento adicional para abandonar los hidrocarburos como el petróleo por la energía eólica y solar poco confiable y costosa. La verdadera economía global industrial interconectada no es como un juego de juguetes lego. Es altamente complejo y finamente afinado. Ese ajuste fino está siendo sistemáticamente destruido, y toda evidencia es que es deliberado. Bienvenidos a la agenda eugenésica del Gran Reinicio de Davos.

***

F. William Engdahl es consultor de riesgo estratégico y conferencista, tiene un título en política de la Universidad de Princeton y es un autor de best-sellers sobre petróleo y geopolítica. Es Investigador Asociado del Centro de Investigación sobre la Globalización (CRG).

Fuente: https://www.globalresearch.ca/nato-sanctions-coming-global-diesel-fuel-disaster/5777305

Siéntate y observa cómo Europa se suicida

Por PEPE ESCOBAR

El impresionante espectáculo de la UE cometiendo hara-kiri a cámara lenta es algo para todos los tiempos. Al igual que un remake barato de Kurosawa, la película trata en realidad sobre la demolición detonada por el Imperio de las Mentiras de la UE, completa con el posterior desvío de algunas exportaciones clave de productos básicos rusos a los Estados Unidos a expensas de los europeos.

Ayuda tener una actriz quinta columnista colocada estratégicamente, en este caso la asombrosamente incompetente jefa de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, con un nuevo anuncio vociferante de un paquete de sanciones adicionales: barcos rusos prohibidos en los puertos de la UE; a las empresas de transporte por carretera de Rusia y Bielorrusia se les prohíbe la entrada en la UE; no más importaciones de carbón (más de 4.400 millones de euros al año).

Eso se traduce en la práctica en que el Imperio de las Mentiras sacude a sus clientes / títeres más ricos, occidentales. Rusia, por supuesto, es demasiado poderosa militarmente. El Imperio necesita urgentemente algunas de sus exportaciones clave, especialmente minerales. La misión cumplida en este caso equivale a empujar a la UE a imponer más y más sanciones y colapsar deliberadamente sus economías nacionales, permitiendo a los Estados Unidos recoger todo.

Señal de las consecuencias económicas catastróficas que se avecinan que sienten los europeos en su vida cotidiana (pero no el 5% más rico):inflación devorando salarios y ahorros; las próximas facturas de energía de invierno tienen un golpe medio; productos que desaparecen de los supermercados; reservas de vacaciones casi congeladas; Le Petit Roi Macron en Francia, tal vez hasta una desagradable sorpresa electoral, anunciando que «los cupones de alimentos como en la Segunda Guerra Mundial son posibles».

Tenemos a Alemania enfrentando el fantasma que regresa de la hiperinflación de Weimar; El presidente de BlackRock, Rob Kapito, dijo, en Texas, «por primera vez, esta generación va a ir a una tienda y no podrá obtener lo que quiere»; los agricultores en África no pueden pagar fertilizantes en absoluto este año, reduciendo la producción agrícola en una cantidad capaz de alimentar a 100 millones de personas.

Zoltan Poszar, ex gurú de la FED de Nueva York y del Tesoro de los Estados Unidos, actual Gran Vizir de Credit Suisse, ha estado en racha, enfatizando cómo las reservas de materias primas, y aquí Rusia no tiene rival, serán una característica esencial de lo que él llama Bretton Woods III (sin embargo, de hecho, lo que está siendo diseñado por Rusia, China, Irán y la Unión Económica de Eurasia es un post-Bretton Woods).

Poszar comenta que las guerras, históricamente, las ganan aquellos que tienen más alimentos y suministros de energía, en el pasado para alimentar caballos y soldados, hoy para alimentar a los soldados y tanques de combustible y aviones de combate.

China, por cierto, ha acumulado grandes existencias de prácticamente todo.

Poszar señala cómo nuestro actual sistema bretton woods II tiene un impulso deflacionario (globalización, comercio abierto, cadenas de suministro justo a tiempo), mientras que Bretton Woods III proporcionará un impulso inflacionario (desglobalización, autarquía, acaparamiento de materias primas) de cadenas de suministro y gasto militar adicional para poder proteger lo que quedará del comercio marítimo.

Las implicaciones son, por supuesto, abrumadoras. Lo que está implícito, ominosamente, es que este estado de cosas puede incluso conducir a la Tercera Guerra Mundial.

¿Rublegas o GNL americano?

El Club Valdai ha llevado a cabo una discusión de expertos esenciales sobre lo que en The Cradle hemos definido como Rublegas, el verdadero cambio de juego geoeconómico en el corazón de la era posterior al petrodólar. Alexander Losev, miembro del Consejo Ruso de Política Exterior y de Defensa, ofreció los contornos del panorama general. Pero le tocó a Alexey Gromov, Director Jefe de Energía del Instituto de Energía y Finanzas, llegar a detalles cruciales.

Rusia hasta ahora estaba vendiendo gas a Europa por la cantidad de 155 mil millones de metros cúbicos al año. La UE promete retóricamente deshacerse de ella para 2027 y reducir la oferta para fines de 2022 en 100 mil millones de metros cúbicos. Gromov preguntó «cómo», y comentó, «cualquier experto no tiene respuesta. La mayor parte del gas natural de Rusia se envía a través de gasoductos. Esto no puede ser simplemente reemplazado por GNL».

La risible respuesta europea ha sido «empezar a ahorrar», como en «prepárate para estar peor. Reducir la temperatura en los hogares». Gromov señaló cómo, en Rusia, «22 a 25 grados en invierno es la norma. Europa está promoviendo 16 grados como ‘saludable’ y usando suéteres por la noche».

La UE no podrá obtener el gas que necesita de Noruega o Argelia (que está privilegiando el consumo interno). Azerbaiyán podría proporcionar en el mejor de los casos 10 mil millones de metros cúbicos al año, pero «eso tardará 2 o 3 años» en suceder.

Gromov enfatizó que «no hay superávit en el mercado hoy para el GNL de Estados Unidos y Qatar». Y cómo los precios para los clientes asiáticos son siempre más altos. La conclusión es que «para fines de 2022, Europa no podrá reducir significativamente» lo que se compra a Rusia: «podrían reducir en 50 mil millones de metros cúbicos, como máximo». Y los precios en el mercado spot serán más altos, al menos 1,3 dólares por metro cúbico.

Un desarrollo importante es que «Rusia ya cambió las cadenas de suministro logístico a Asia». Eso también se aplica al gas y al petróleo:

«Se pueden imponer sanciones si hay un excedente en el mercado. Ahora hay una escasez de al menos 1,5 millones de barriles de petróleo al día. Enviaremos nuestros suministros a Asia, con un descuento». Tal como está, Asia ya está pagando una prima, de 3 a 5 dólares más por barril de petróleo.

Sobre los envíos de petróleo, Gromov también comentó sobre el tema clave de los seguros: «Las primas de seguros son más altas. Antes de Ucrania, todo se basaba en el sistema FOB. Ahora los compradores dicen ‘no queremos correr el riesgo de llevar su carga a nuestros puertos’. Así que están aplicando el sistema CIF, donde el vendedor tiene que asegurar y transportar la carga. Eso, por supuesto, afecta los ingresos».

Un tema absolutamente clave para Rusia es cómo hacer la transición a China como su cliente clave de gas. Se trata de Power of Siberia 2, que alcanzará su capacidad máxima solo en 2024. Y primero se debe construir el interconector a través de Mongolia, «necesitamos 3 años para construir este oleoducto», por lo que todo estará en su lugar solo alrededor de 2025.

En el gasoducto Yamal, «la mayor parte del gas va a Asia. Si los europeos no compran más, podemos redirigir». Y luego está el Arctic LNG 2, que es más grande que Yamal: «la primera fase debería estar terminada pronto, está lista en un 80%». Un problema adicional puede ser planteado por los «no amigos» rusos en Asia: Japón y Corea del Sur. La infraestructura de GNL producida en Rusia todavía depende de tecnologías extranjeras.

Eso es lo que lleva a Gromov a señalar que «el modelo de economía basada en la movilización no es tan bueno». Pero eso es lo que Rusia necesita lidiar al menos a corto y mediano plazo.

Lo positivo es que el nuevo paradigma permitirá «más cooperación dentro de los BRICS»; la ampliación del Corredor Internacional de Transporte Norte Sur (INSTC); y una mayor interacción e integración con «Pakistán, India, Afganistán e Irán».

Solo en términos de Irán y Rusia, los intercambios en el Caspio ya están en proceso, ya que Irán produce más de lo que necesita y está listo para aumentar la cooperación con Rusia en el marco de la asociación estratégica fortalecida.

Geoeconomía hipersónica

Dependía del experto en energía chino Fu Chengyu ofrecer una explicación concisa de por qué el impulso de la UE de reemplazar el gas ruso con GNL estadounidense es, bueno, una quimera. Esencialmente, la oferta de Estados Unidos es «demasiado limitada y demasiado costosa».

Fu Chengyu mostró cómo un proceso largo y complicado depende de cuatro contratos: entre el desarrollador de gas y la compañía de GNL; entre la empresa de GNL y la empresa compradora; entre el comprador de GNL y la empresa de carga (que construye buques); y entre el comprador y el usuario final.

«Cada contrato», ha señalado, «tarda mucho tiempo en terminarse. Sin todos estos contratos firmados, ninguna de las partes invertirá, ya sea en infraestructura o en el desarrollo de campos de gas». Por lo tanto, la entrega real de GNL estadounidense a Europa supone que todos estos recursos interconectados están disponibles, y se mueven como un reloj.

El veredicto de Fu Chengyu es contundente: esta obsesión de la UE por abandonar el gas ruso provocará «un impacto en el crecimiento económico mundial y la recesión. Están empujando a su propia gente, y al mundo. En el sector energético, todos seremos perjudicados».

Fue bastante esclarecedor yuxtaponer la turbulencia geoeconómica que se avecinaba -la obsesión de la UE por eludir el gas ruso y la aparición del rublegas- con las verdaderas razones detrás de la Operación Z en Ucrania, completamente oscurecida por los psiops de los medios occidentales.

Así que envié algunas preguntas a un viejo profesional del Estado Profundo de los Estados Unidos, ahora retirado, y bastante familiarizado con el funcionamiento interno de la antigua OSS, el precursor de la CIA, hasta la demencia neoconservadora.

Sus respuestas fueron bastante aleccionadoras. Comenzó señalando: «Todo el problema de Ucrania es sobre misiles hipersónicos que pueden llegar a Moscú en menos de cuatro minutos. Estados Unidos los quiere allí, en Polonia, Rumania, Estados Bálticos, Suecia, Finlandia. Esto es una violación directa de los acuerdos de 1991 de que la OTAN no se expandirá en Europa del Este. Estados Unidos no tiene misiles hipersónicos ahora, pero debería hacerlo, en un año o dos. Esta es una amenaza existencial para Rusia. Así que tuvieron que ir a Ucrania para detener esto. Los siguientes serán Polonia y Rumania, donde se han construido lanzadores en Rumania y se están construyendo en Polonia».

Desde una perspectiva geopolítica completamente diferente, lo que es realmente revelador es que su análisis encaja con la geoeconomía de Zoltan Poszar: «Estados Unidos y la OTAN son totalmente beligerantes. Esto representa un peligro real para Rusia. La idea de que la guerra nuclear es impensable es un mito. Si nos fijamos en el bombardeo de Tokio contra Hiroshima y Nagasaki, más personas murieron en Tokio que en Hiroshima y Nagasaki. Estas ciudades fueron reconstruidas. La radiación desaparece y la vida puede reiniciarse. La diferencia entre el bombardeo incendiario y el bombardeo nuclear es solo la eficiencia. Las provocaciones de la OTAN son tan extremas que Rusia tuvo que poner sus misiles nucleares en alerta de espera. Este es un asunto muy serio. Pero Estados Unidos lo ignoró».

Fuente: https://www.unz.com/pescobar/sit-back-and-watch-europe-commit-suicide/

Conozca la nueva moneda de reserva global basada en recursos

Por PEPE ESCOBAR

Se está formando una nueva realidad: el mundo unipolar se está convirtiendo irrevocablemente en una cosa del pasado, uno multipolar está tomando forma.

Era algo para contemplar. Dmitri Medvedev, ex presidente ruso, atlantista impenitente, actual vicepresidente del Consejo de Seguridad de Rusia, decidió desconectarse totalmente en un arrebato que coincidía con el giro estelar de combate del Sr. Khinzal que causó conmoción y asombro palpables en toda la OTAN.

Medvedev dijo que las sanciones occidentales «infernales» no solo no han logrado paralizar a Rusia, sino que están «regresando a Occidente como un boomerang». La confianza en las monedas de reserva se está «desvaneciendo como la niebla de la mañana», y abandonar el dólar estadounidense y el euro ya no es poco realista: «Se acerca la era de las monedas regionales».

Después de todo, agregó, «no importa si lo quieren o no, tendrán que negociar una nueva orden financiera (…) Y la voz decisiva estará entonces con aquellos países que tienen una economía fuerte y avanzada, finanzas públicas sanas y un sistema monetario confiable».

Medvedev transmitió su análisis sucinto incluso antes del Día D, como en la fecha límite establecida este jueves por el presidente Putin, después de la cual los pagos por gas ruso por parte de «naciones hostiles» solo se aceptarán en rublos.

El G7, como era de esperar, había alcanzado una postura (colectiva): no pagaremos. «Nosotros» significa los 4 que no son grandes importadores de gas rusos. «Nosotros», además, significa el Imperio de las Mentiras dictando las reglas. En cuanto a los 3 que estarán en una situación desesperada, no solo son los principales importadores, sino que también son perdedores de la Segunda Guerra Mundial: Alemania, Italia y Japón, territorios aún ocupados de facto. La historia tiene la costumbre de jugar trucos pervertidos.

La negación no duró mucho. Alemania fue la primera en romper, incluso antes de que los industriales del Ruhr a Baviera organizaran una revuelta de masas. Scholz, el insignificante canciller, llamó a Putin, quien tuvo que explicar lo obvio: los pagos se están convirtiendo en rublos porque la UE congeló las reservas de divisas de Rusia, en una burda violación del derecho internacional.

Con paciencia taoísta, Putin también expresó su esperanza de que esto no representara un deterioro en los términos contractuales para los importadores europeos. Los expertos rusos y alemanes deberían sentarse juntos y discutir los nuevos términos.

Moscú está trabajando en un conjunto de documentos que definen el nuevo acuerdo. Esencialmente, eso no explica rublos, ni gas. Los contratos se vuelven nulos y sin efecto una vez que usted viola la confianza. Estados Unidos y la UE rompieron legalmente los acuerdos de licitación con sanciones unilaterales y, además, confiscaron las reservas extranjeras de una nación nuclear del G20.

Las sanciones unilaterales hicieron que los dólares y euros no valieran nada para Rusia. Los ataques de histeria no lo cortarán: esto se resolverá, pero bajo los términos de Rusia. Periodo. El Ministerio de Relaciones Exteriores ya había advertido que la negativa a pagar el gas en rublos conduciría a una grave crisis global de impagos y quiebras en serie a nivel mundial, una reacción en cadena infernal de transacciones bloqueadas, congelación de activos colaterales y cierres de líneas de crédito.

Lo que sucederá a continuación es parcialmente predecible. Las empresas de la UE recibirán el nuevo conjunto de normas. Tendrán tiempo para examinar los documentos y tomar una decisión. Aquellos que digan «no» serán automáticamente excluidos de recibir envíos directos de gas ruso, incluidas todas las consecuencias político-económicas.

Habrá algún compromiso, por supuesto. Por ejemplo, bastantes naciones de la UE aceptarán usar rublos y aumentar sus adquisiciones de gas para que puedan revender el excedente a sus vecinos y obtener ganancias. Y algunos también pueden decidir comprar gas sobre la marcha en los intercambios de energía.

Así que Rusia no está imponiendo un ultimátum a nadie. Todo esto llevará tiempo, un proceso continuo. Con algo de acción lateral también. La Duma está contemplando la extensión del pago en rublos a otros productos esenciales, como el petróleo, los metales, la madera y el trigo. Dependerá de la voracidad colectiva de los chihuahuas de la UE. Todo el mundo sabe que su histeria incesante puede traducirse en una ruptura colosal de las cadenas de suministro en todo Occidente.

Adiós oligarcas

Mientras que las clases dominantes atlantistas se han vuelto totalmente locas, pero aún permanecen enfocadas en luchar hasta el último europeo para extraer cualquier riqueza restante y palpable de la UE, Rusia está jugando genial. Moscú ha sido bastante indulgente, de hecho, blandiendo el espectro de no tener gas en primavera en lugar de invierno.

El Banco Central de Rusia nacionalizó los ingresos en divisas de todos los principales exportadores. No hubo ningún incumplimiento. El rublo sigue subiendo, y ahora ha vuelto aproximadamente al mismo nivel antes de la Operación Z. Rusia sigue siendo autosuficiente, en cuanto a alimentos. La histeria estadounidense sobre la Rusia «aislada» es ridícula. Todos los actores que importan en toda Eurasia, sin mencionar los otros 4 BRICS y prácticamente todo el Sur Global, no demonizaron y / o sancionaron a Rusia.

Como una ventaja adicional, podría decirse que el último oligarca capaz de influir en Moscú, Anatoly Chubais, se ha ido. Llámalo otro truco histórico trascendental: la histeria de sanciones occidentales de facto desmembró a la oligarquía rusa, el proyecto favorito de Putin desde el año 2000. Lo que eso implica es el fortalecimiento del Estado ruso y la consolidación de la sociedad rusa.

Todavía no tenemos todos los hechos, pero se puede argumentar que después de años de cuidadosa evaluación, Putin optó por ir realmente a la quiebra y romper la espalda de Occidente, usando esa trifecta (inminente guerra relámpago en Donbass; Laboratorios de armas biológicas de Estados Unidos; Ucrania trabajando en armas nucleares) como el casus belli.

La congelación de las reservas extranjeras tenía que haber sido pronosticada, especialmente porque el Banco Central de Rusia había estado aumentando sus reservas de bonos del Tesoro de los Estados Unidos desde noviembre del año pasado. Luego está la seria posibilidad de que Moscú pueda acceder a reservas extranjeras «secretas» en alta mar, una matriz compleja construida con la ayuda de expertos chinos.

El repentino cambio de dólares/ euros a rublos fue un judo geoeconómico duro de nivel olímpico. Putin atrajo al Occidente colectivo para que desatara su demencial ataque de sanciones por histeria, y lo puso en contra del oponente con un solo movimiento rápido.

Y aquí todos estamos tratando de absorber tantos desarrollos sincronizados que cambian el juego después de la militarización de los activos en dólares: rupia-rublo con la India, el petroyuan saudí, tarjetas Mir-UnionPay con insignia conjunta emitidas por bancos rusos, la alternativa SWIFT Rusia-Irán, el proyecto EAEU-China de un sistema monetario / financiero independiente.

Sin mencionar el golpe maestro del Banco Central de Rusia, fijando 1 gramo de oro a 5,000 rublos, que ya es de alrededor de $ 60, y subiendo.

Junto con No Rubbles No Gas, lo que tenemos aquí es energía de facto vinculada al oro. Los chihuahuas de la UE y la colonia japonesa necesitarán comprar muchos rublos en oro o comprar mucho oro para tener su gas. Y mejora. Rusia puede volver a vincular el rublo al oro en un futuro próximo. Podría ir a 2,000 rublos, 1,000 rublos, incluso 500 rublos por un gramo de oro.

Es hora de ser soberano

El Santo Grial en las discusiones en evolución sobre un mundo multipolar, desde las cumbres de los BRICS en la década de 2000 con Putin, Hu Jintao y Lula, siempre ha sido cómo eludir la hegemonía del dólar. Ahora está justo en frente de todo el Sur Global, como una aparición benigna con la sonrisa de un gato de Cheshire: el rublo dorado, o rublo respaldado por petróleo, gas, minerales, exportaciones de productos básicos.

El Banco Central de Rusia, a diferencia de la Fed, no practica la QE (expansión cuantitativa, compra de activos de deuda pública por parte de los bancos centrales) y no exportará inflación tóxica al resto del planeta. La Armada rusa no solo asegura todas las líneas marítimas rusas, sino que los submarinos rusos de propulsión nuclear son capaces de aparecer en todo el planeta sin previo aviso.

Rusia está muy, muy por delante ya implementando el concepto de «potencia naval continental». Diciembre de 2015, en el teatro sirio, fue el cambio de juego estratégico. El submarino con sede en el Mar Negro de la 4ª división es la estrella del espectáculo.

Las flotas navales rusas ahora pueden emplear misiles Kalibr a través de un espacio que comprende Europa del Este, Asia Occidental y Asia Central. El Mar Caspio y el Mar Negro, unidos por el canal Don-Volga, ofrecen un espacio de maniobra comparable al Mediterráneo oriental y al Golfo Pérsico combinados. 6.000 km de longitud. Y ni siquiera necesitas acceder a aguas cálidas.

Eso cubre alrededor de 30 naciones: la esfera de influencia tradicional rusa; fronteras históricas del imperio ruso; y las esferas actuales de rivalidad político/energética.

No es de extrañar que la Circunvalación sea una locura.

Rusia garantiza el envío a través de Asia, el Ártico y Europa, en conjunto con la red ferroviaria BRI de Eurasia.

Y por último, pero no menos importante, no te metas con un Oso Nuclear.

Esencialmente, de esto se trata la política de poder hardcore. Medvedev no se jactaba cuando dijo que la era de una moneda de reserva única ha terminado. El advenimiento de una moneda de reserva global basada en recursos significa, en pocas palabras, que el 13% del planeta ya no dominará al otro 87%.

Es OTANstan vs. Eurasia redux. Guerra Fría 2.0, 3.0, 4.0 e incluso 5.0. No importa. Todas las naciones anteriores del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL) ven en qué dirección soplan los vientos geopolíticos y geoeconómicos: el momento de afirmar su verdadera soberanía está cerca a medida que el «orden internacional basado en reglas» muerde el polvo.

Bienvenidos al nacimiento del nuevo sistema mundial. El ministro de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov, en China, después de reunirse con varios homólogos de toda Eurasia, no podría haberlo esbozado mejor:

«Se está formando una nueva realidad: el mundo unipolar se está convirtiendo irrevocablemente en una cosa del pasado, uno multipolar está tomando forma. Es un proceso objetivo. Es imparable. En esta realidad, más de una potencia «gobernará»: será necesario negociar entre todos los estados clave que hoy tienen una influencia decisiva en la economía y la política mundiales. Al mismo tiempo, al darse cuenta de su situación especial, estos países garantizan el cumplimiento de los principios básicos de la Carta de las Naciones Unidas, incluido el fundamental: la igualdad soberana de los Estados. Nadie en esta Tierra debe ser visto como un jugador menor. Todos son iguales y soberanos».

Fuente: https://www.unz.com/pescobar/meet-the-new-resource-based-global-reserve-currency/

Ucrania: ¿Y qué pasa con esos bio-laboratorios? ¡Detengan la narrativa que me bajo!

Por Philip Giraldi

La máquina de mentiras semioficial del gobierno de los Estados Unidos más los medios de comunicación sabe que construir una razón plausible para bombardear la basura de alguien depende de dónde comience su narrativa. Si sigues comenzando tus acusaciones en un punto en el que el objetivo ha hecho algo malo, todo lo que tienes que hacer es repetirte una y otra vez para ahogar cualquier historia de fondo alternativa que surja. Y si realmente quieres demoler todos los puntos de vista contrarios, todo lo que tienes que hacer es comparar al líder extranjero objetivo con Adolfo Hitler y seguir repitiendo. Esa táctica se usó con Saddam Hussein de Irak y ahora se está empleando contra Vladimir Putin de Rusia y siempre funciona.

En el contexto actual de Ucrania contra Rusia, el truco ha sido vincular todo a la invasión de las fuerzas armadas de Putin hace más de cuatro semanas, un acto de agresión indudable. Una vez que establece eso como su punto de partida, los desarrollos anteriores se vuelven discutibles. ¿A quién le importan las promesas de Estados Unidos de no expandir la alianza de la OTAN hacia el este después de que la Unión Soviética se disolviera en 1991? ¿Y también está el papel de Washington en el cambio de régimen en Ucrania en 2014? ¿O incluso la implacable demonización de Rusia vinculada a las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016 seguidas de cualquier falta de voluntad por parte de Washington para negociar incluso la más razonable de las demandas de Putin? ¡Jodido por eso! Y también olvídese de considerar si Estados Unidos tiene o no algún interés nacional en ir a la guerra por Ucrania. Solo Tucker Carlson y Tulsi Gabbard parecen inclinados a desafiar la premisa básica, que es plantear la pregunta «Dado que Rusia no nos amenaza, ¿por qué estamos haciendo esto? ¿Realmente queremos una posible guerra nuclear sobre Ucrania?»

Simplemente lea el New York Times y aprenderá que no se trata de lo que es bueno para Estados Unidos en absoluto. Se trata de un gran país matón que ataca a un vecino «democrático» con los Estados Unidos y sus valientes aliados que se levantan como los abanderados de un «orden internacional basado en reglas» impuesto por Washington. Y ahora Estados Unidos está subiendo la apuesta al seguir adelante con su insistencia en que Rusia está cometiendo crímenes de guerra. Pero convencer al mundo sobre ese punto es un poco más difícil de lograr. Si uno hiciera la pregunta «¿Qué nación del mundo comete la mayor cantidad de crímenes de guerra?», la respuesta internacional general bien podría ser Israel o los Estados Unidos. Parte del problema sería elaborar una definición aceptable para un crimen de guerra y al mismo tiempo desarrollar una metodología para definir «lo más». Si Israel ataca a Siria cuatro veces en una semana es que cuatro crímenes de guerra separados o sólo una parte de un crimen de guerra continuo. Como Estados Unidos tiene bases militares tanto en Siria como en Irak que los respectivos gobiernos no han autorizado, y de hecho, han pedido a los estadounidenses que se vayan, ¿es eso un solo crimen de guerra de invasión y ocupación ilegal o uno continuo marcado solo por las ocasiones en que las tropas estadounidenses matan a algunos de los nativos?

En cualquier caso, es difícil «condenar» a Rusia, ya que ni Israel ni los Estados Unidos han rendido cuentas por los crímenes de guerra que han cometido, incluidos disparos y bombardeos de civiles, hospitales, escuelas al azar y, ocasionalmente, fiestas de bodas y otras reuniones sociales. El presidente George W. Bush incluso comenzó un par de guerras en lugares como Afganistán e Irak basadas en «inteligencia» fabricada y el muy querido Barack Obama hizo lo mismo con Libia y Siria. Ambos son ahora considerados como venerables estadistas mayores a pesar de que deberían estar en prisión y últimamente se habla entre los demócratas de ver a Obama o su esposa postularse nuevamente en 2024 para el cargo más alto del país. ¿Y está Hillary esperando en las alas para un segundo intento? De cualquier manera, será un mal día para cualquiera que intente establecer un modus vivendi para trabajar con Rusia.

La sed de sangre de Estados Unidos frente a Rusia es completamente bipartidista, con las pocas voces sensatas en el Congreso ahogadas por el redoble de tambores en los lugares altos que acompaña la avalancha de propaganda que sale de los principales medios de comunicación. Durante mucho tiempo ha sido axiomático que la primera víctima de la propaganda de guerra es la verdad, pero Estados Unidos solo necesita el estímulo de la posibilidad de guerra o conflicto para comenzar su patrón de mentira. Y, como ilustra la situación actual, está bastante preparado para designar enemigos que en realidad no amenacen al país. Lo hizo para lograr un compromiso estadounidense muy ampliado en Vietnam y también a través de la Guerra Fría mediante sobreestimaciones deliberadas de la CIA del poder y el alcance de la Unión Soviética. Desde el 9/11 ha habido una sucesión de presidentes que han mentido sobre casi todo lo relacionado con la seguridad nacional y la política exterior, lo que ha llevado a invasiones, asesinatos, otros tipos de intervenciones y un gobierno propenso a las «sanciones» que ha negado a los ciudadanos comunes alimentos y medicinas mientras deja intacto el liderazgo de los países objetivo.

Una de las mentiras recientes es una repetición del viejo libro de jugadas de «consigamos a Saddam Hussein». ¿Recuerdas a esos salvajes soldados iraquíes arrancando a los bebés kuwaitíes de sus incubadoras y arrojándolos al suelo? Por supuesto, todo fue una mentira inventada por la familia gobernante kuwaití y los cómplices del gobierno de los Estados Unidos, en gran parte neoconservadores. ¡Ahora nos enteramos de que los viles rusos bombardearon un hospital de maternidad! Excepto, por supuesto, que puede haber resultado ser completamente falso. Y los medios de comunicación ahora están exclamando que «¡Rusia está poniendo al planeta al borde de la 3ª Guerra Mundial!», mientras que el New York Times está acusando a los conservadores políticos como proveedores de propaganda rusa. En realidad, fueron los Estados Unidos y la OTAN los que abrieron la puerta a un posible holocausto nuclear, pero uno odia disputar lo que es una historia aparentemente rentable y bien recibida.

Pero la mejor parte de la mentira tiene que ser la guerra de propaganda en curso sobre veintiséis laboratorios biológicos en Ucrania financiados al menos en parte por el Pentágono. «Nada que ver aquí», dice la Casa Blanca de Biden, mientras que Rusia dice «Solo un minuto, amigos…» Mientras tanto, la trama se espesa a medida que han aparecido correos electrónicos que indican que el hijo de Joe Biden, Hunter, estuvo involucrado en la obtención y se benefició de la financiación de los laboratorios por parte del gobierno de los Estados Unidos.

La controversia del biolaboratorio comenzó cuando la número tres del Departamento de Estado del gobierno de los Estados Unidos, Victoria Nuland, admitió recientemente ante un panel del Congreso que los laboratorios existen y también agregó que Ucrania posee armas químicas y biológicas. Luego se dio cuenta de su error y ambos dieron marcha atrás y explicaron que «uh, Ucrania tiene, uh, instalaciones de investigación biológica [y] ahora estamos de hecho bastante preocupados de que las tropas rusas, las fuerzas rusas, puedan estar buscando, eh, obtener el control de [esos laboratorios], por lo que estamos trabajando con los ucranianos [sic] sobre cómo pueden evitar que cualquiera de esos materiales de investigación caiga en manos de las fuerzas rusas en caso de que se acerquen».

La afirmación es absurda ya que los rusos, sin duda, ya poseen sus propias reservas de armas biológicas. La existencia de los propios laboratorios puede estar vinculada al legado de la desintegración de la Unión Soviética en 1991, cuando, según un informe, los Estados Unidos proporcionaron asistencia a través de su «Programa Cooperativo de Reducción de Amenazas» para administrar los laboratorios biológicos y químicos existentes para que sus productos químicos tóxicos y patógenos no cayeran en las manos equivocadas. Pero Estados Unidos en realidad ha hecho mucho más que eso, Ron Unz observa cómo «A lo largo de las décadas, Estados Unidos había gastado más de $ 100 mil millones de dólares en ‘biodefensa’, el término eufemístico para el desarrollo de la guerra biológica, y [ha] tenido el programa de este tipo más antiguo y más grande del mundo, uno de los pocos jamás desplegados en combate de la vida real«.

Actualmente, el gobierno de los Estados Unidos afirma insípidamente que los laboratorios, que están dirigidos por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos, permanecen activos para la «investigación pacífica y el desarrollo de vacunas». La Embajada de los Estados Unidos en Kiev describió la actividad con mayor detalle como un trabajo «para consolidar y asegurar patógenos y toxinas de preocupación para la seguridad y continuar asegurando que Ucrania pueda detectar e informar brotes causados por patógenos peligrosos antes de que representen amenazas para la seguridad o la estabilidad».

Sin embargo, algunos ucranianos han sospechado de su propósito, particularmente porque sus actividades son secretas y son administradas por el Pentágono en lugar de alguna agencia civil. Y si el objetivo original era evitar el desarrollo de armas biológicas, ¿por qué Estados Unidos sigue rondando diecisiete años después? El ex primer ministro ucraniano Mykola Azarov, quien ocupó el cargo bajo el presidente Viktor Yanukovich, habló sobre cómo la decisión de comenzar a colaborar con los estadounidenses fue tomada por la oficina de la primera ministra Yulia Tymoshenko y posteriormente implementada bajo el presidente Viktor Yushchenko en 2005. En general, se creía en el gobierno que el acuerdo se centraba en la bioseguridad ucraniana, pero todas sus actividades relacionadas estaban y están clasificadas y a los ciudadanos ucranianos ni siquiera se les permitió trabajar junto con los estadounidenses.

Hubo cierto rechazo a los laboratorios, para incluir una inspección superficial en 2010-2012 y para 2013 el gobierno ucraniano envió una carta oficial exigiendo que se cerraran los laboratorios. Sin embargo, el cambio de régimen de 2014 intervino, y la decisión nunca fue implementada por el nuevo régimen.

Cabe señalar que si uno va a protegerse contra toxinas y patógenos, primero debe crearlos para manipularlos o prevenirlos. Si uno piensa en el famoso susto del ántrax en los Estados Unidos en 2001, los investigadores determinaron que la cepa letal del patógeno en realidad se había creado en un laboratorio de armas biológicas del Ejército de los Estados Unidos en Fort Detrick Maryland. También se podría considerar COVID y la creencia generalizada de que el Instituto de Virología de Wuhan había estado manipulando varias cepas de coronavirus para hacerlas más contagiosas y letales.

Nuland admitió claramente que había armas biológicas financiadas por Estados Unidos en Ucrania cuando expresó su preocupación de que Rusia pudiera ocupar uno de los laboratorios y verse tentada a adquirir el material para su propio uso contra Kiev. Y la Administración Biden, claramente avergonzada por la admisión, ha intentado cambiar las tornas al rechazar las sugerencias rusas de que los laboratorios podrían estar tratando de diseñar patógenos biológicos que se dirijan a ciertos grupos étnicos, por lo que los laboratorios existentes se han colocado en todo el mundo, incluida Ucrania. Ya en 2017, el presidente ruso, Vladimir Putin, expresó su preocupación por la recolección estadounidense de material biológico de rusos étnicos, como dice Unz, «ciertamente un proyecto muy sospechoso para nuestro gobierno».

Si estos laboratorios financiados por el Pentágono están realmente involucrados en la propagación de cepas mutadas de patógenos como el ántrax y la peste como armas biológicas, como puede haber tenido lugar en Wuhan, sería una violación del Artículo I de la «Convención de Armas Biológicas de la ONU», convirtiendo al gobierno de los Estados Unidos indiscutiblemente en un criminal de guerra, con sus líderes sujetos a la sentencia de muerte en virtud de las Leyes de Nuremberg que fueron en gran parte establecidas por el propio Gobierno de los Estados Unidos. en 1946. Aparte de eso, la verdadera preocupación en este momento debería ser que los Estados Unidos / OTAN organicen algún tipo de incidente de bandera falsa que conduzca a llamados a una intervención militar directa. Ver los errores en serie y los encubrimientos de Biden sugiere que no hay nada que Biden y Blinken no hagan, hasta un punto en que comenzó algún tipo de guerra que se espera que sea manejable para impulsar los índices de aprobación de los presidentes. Ahora que Joe Biden está hablando duro, es difícil imaginar cómo se bajará del caballo que monta sin entrar en algún tipo de conflicto armado. Como el ex funcionario de la Administración Reagan Paul Craig Roberts ha observado astutamente: «El mal que [ahora] reside en Washington no tiene precedentes en la historia humana».

Fuente: https://www.globalresearch.ca/ukraine-what-about-those-biolabs-stop-narrative-i-want-to-get-off/5775836

Washington ayudó a desencadenar la guerra de Ucrania

Por Ted Galen Carpenter

Un artículo del corresponsal de seguridad nacional de Yahoo, Zach Dorfman, elogiando a las agencias de inteligencia de Estados Unidos por predecir con precisión la invasión a gran escala de Ucrania por parte de Rusia destaca inadvertidamente el alcance de las provocaciones militares de Washington en Ucrania durante el período anterior al estallido de las hostilidades. Esas medidas fueron mucho más allá de la decisión política desacertada por parte de la administración de George Bush y sus sucesores de presionar por la admisión de Ucrania en la OTAN.

Las advertencias anteriores de académicos realistas de que la expansión de la OTAN hacia el este a la frontera de Rusia estaba envenenando las relaciones con Moscú finalmente están llamando la atención en los medios de comunicación del establishment y generando un debate vigoroso. Algunos analistas fuera del campo del realismo y la moderación incluso han admitido que tratar de obtener la membresía de Ucrania en la OTAN puede haber sido imprudente. Pero la magnitud de los movimientos agresivos tomados por el Pentágono y la CIA se está haciendo evidente.

Durante años, el Kremlin dejó enfáticamente claro que invitar a Ucrania a unirse a la OTAN cruzaría una línea roja que amenazaba los intereses vitales de seguridad de Rusia. Sin embargo, nunca fue simplemente una cuestión de la adhesión formal de Kiev a la alianza. Los comentarios del presidente ruso Vladimir Putin y otros funcionarios señalaron que el desarrollo verdaderamente intolerable era que Ucrania se convirtiera en un activo militar de la OTAN y en un escenario para el despliegue de las fuerzas estadounidenses y de la OTAN. Ese peligro podría surgir, y finalmente lo hizo, a pesar de que Francia y Alemania continuaron bloqueando una invitación formal de membresía.

La evidencia creció en los últimos años de que Estados Unidos había comenzado a tratar a Ucrania como un aliado de la OTAN en todo menos en el nombre. Las medidas incluyeron verter casi 3 mil millones de dólares en «asistencia de seguridad» (principalmente armamento) en el país desde 2014. Tales armamentos incluían los mortales misiles antitanque Javelin. La colaboración militar también incluyó ejercicios militares conjuntos entre las tropas estadounidenses y ucranianas, y entre la OTAN y las fuerzas ucranianas. Un segmento en la Radio Pública Nacional en 2019 presentó a funcionarios estadounidenses prendiéndose sobre cómo tales medidas habían fortalecido las capacidades de disuasión de Ucrania.

En su artículo, Dorfman documentó el alcance de otras medidas militares provocativas que Washington persiguió con respecto a Ucrania. La CIA «hizo una serie de movimientos encubiertos que han ayudado a preparar a los servicios de seguridad ucranianos para la crisis actual. Poco después de que Rusia anexara Crimea en 2014, la agencia inició programas secretos de entrenamiento paramilitar para el personal de operaciones especiales ucraniano en los Estados Unidos y en el antiguo frente oriental de Ucrania. (El frente oriental era la región de Donbas, donde las fuerzas ucranianas intentaban reprimir a los combatientes separatistas respaldados por Rusia). Los funcionarios de inteligencia actuales y anteriores claramente pensaron que esos programas eran iniciativas especialmente inteligentes, insistiendo en que «ayudaron a enseñar a las fuerzas leales a Kiev las habilidades que le han permitido montar una resistencia inesperadamente feroz al ataque ruso».

Un artículo anterior de Dorfman señaló que la coordinación entre Estados Unidos y Ucrania en asuntos de inteligencia también se expandió enormemente después de 2014 (tras el apoyo de Estados Unidos a la revolución de Maidan que derrocó al presidente electo y prorruso de Ucrania y la posterior anexión de Crimea por parte de Moscú). La inteligencia estadounidense y ucraniana incluso han participado en operaciones cibernéticas ofensivas conjuntas contra objetivos del gobierno ruso, según ex funcionarios. Los funcionarios de la CIA también han viajado regularmente a Ucrania en intercambios de inteligencia, y los funcionarios de inteligencia ucranianos han realizado visitas recíprocas a los Estados Unidos para intercambiar información». Dorfman citó a otro «ex alto funcionario» que afirmó que «en muchos sentidos la relación de inteligencia entre Estados Unidos y Ucrania «es casi tan robusta» como la colaboración de inteligencia de Washington con «casi cualquier otra persona en Europa». Este último comentario se refería implícitamente a los miembros de la OTAN.

Una vez más, Estados Unidos estaba tratando a Ucrania como un aliado estratégico de la OTAN de pleno derecho, aunque todavía informal. Uno tiene que preguntarse si los líderes estadounidenses eran tan arrogantes y obtusos que creían que tales misiones podrían llevarse a cabo sin que Rusia aprendiera sobre ellas. Si es así, fue un grave error de cálculo, si no un error épico. Por el contrario, si los responsables políticos en las administraciones de Obama, Trump y Biden se dieron cuenta de que Moscú se enteraría de la inteligencia y la colaboración militar, entonces abrazaron un conjunto de provocaciones extraordinariamente imprudentes.

Participar en un ejercicio mental basado en la inversión de roles ilustra el peligro inherente de las políticas de Washington. ¿Cómo reaccionarían los líderes estadounidenses (y el pueblo estadounidense) si China o alguna otra potencia importante se involucrara en niveles cada vez mayores de inteligencia y cooperación militar con un antiestadounidense? gobierno en Canadá o México? La respuesta es bastante obvia: Washington estaría advirtiendo a Beijing que retroceda, y estaría amenazando a Ottawa o a la Ciudad de México con consecuencias nefastas si tal colaboración continúa. Es difícil explicar por qué los funcionarios estadounidenses y los miembros de la élite de la política exterior no pudieron o no quisieron comprender que Moscú tendría una reacción similar a las provocaciones de Washington en Ucrania.

Como era de esperar, tal conducta finalmente produjo una explosión geopolítica. Los funcionarios estadounidenses y de la OTAN utilizaron a Ucrania como un peón estratégico contra Rusia y ahora están furiosos por la decisión de Moscú de ir a la guerra. La invasión de Rusia fue de hecho una horrible reacción exagerada, pero estaba lejos de ser no provocada. El pueblo ucraniano, desafortunadamente, es el que paga un alto precio en sangre por la credulidad de los líderes de su país y la impactante arrogancia de los líderes estadounidenses.

Fuente: https://www.globalresearch.ca/washington-helped-trigger-ukraine-war/5775501

Sanciones, energía e independencia

Marzo 21, 2022
Michael Hudson sobre las sanciones ucranianas

Ross [00:00:29] Bienvenido a Renegade Inc. Cualquiera que sea el resultado en Ucrania, una cosa es segura de que las reverberaciones económicas serán sentidas por todos en los próximos años a medida que el mundo se divida entre Occidente y una Eurasia que se está remodelando rápidamente.

Ross [00:00:49] Michael Hudson, siempre es un placer tenerte en el programa, bienvenido a Renegade Inc.

Michael Hudson [00:00:53] Gracias por invitarme.

Ross [00:00:55] Michael, sanciones, sanciones, sanciones es todo lo que escuchamos ahora. Estamos sancionando a la gente. Occidente sanciona a la gente de vuelta a la Edad de Piedra. ¿Cuáles son las consecuencias no deseadas de las sanciones?

Michael Hudson [00:01:05] Bueno, uno es servir muy parecido a un arancel protector sobre el país sancionado. Por ejemplo, cuando Estados Unidos impuso sanciones al comercio europeo con Rusia, Lituania dejó de exportar queso a Rusia. Bueno, el resultado es que Rusia estableció su propio sector de queso, y ahora es autosuficiente en queso. Si sancionas a un país, lo obligas a ser más autosuficiente y, en general, desde la agricultura hasta los productos lácteos y la tecnología, Rusia se ve obligada a ser más autosuficiente y, al mismo tiempo, a depender mucho más del comercio con China para las cosas en las que todavía no es autosuficiente. Así que Estados Unidos está logrando exactamente lo contrario de lo que pretendía. Es desesperante aislar de alguna manera a Rusia y luego poder perseguir a China sin Rusia. Y en cambio, lo que está haciendo es integrar el núcleo euroasiático, Rusia y China, exactamente la política que Henry Kissinger advirtió contra volver a Mackinder hace un siglo que decía, Eurasia es la isla del mundo, Rusia y China podrían ser todo el centro mundial. De eso se trata la pelea. Bueno, las sanciones estadounidenses están uniendo a Rusia y China, y Estados Unidos ha ido a China y ha dicho: Por favor, no apoyen a Rusia. Más recientemente, el lunes 14 de marzo, Jake Sullivan salió y le dijo a China, sancionaremos a los países que rompan nuestras sanciones contra Rusia. Y básicamente, dijo China, bien. Ya sabes, simplemente romperemos todo el comercio entre Oriente y Occidente ahora y el Este, Eurasia es bastante autosuficiente. Occidente no es autosuficiente desde que comenzó a industrializarse, y depende en gran medida de Rusia no solo para el petróleo y el gas, sino también para el paladio y muchas materias primas. Así que las sanciones están terminando abriendo una brecha entre los países europeos.

Ross [00:03:31] ¿Las personas que aplican estas sanciones no piensan en esto? ¿Son tan miopes que no entienden que estas sanciones van a construir más capacidad dentro de Rusia, empujar a Rusia más hacia China, concretar esa alianza económica y, en última instancia, no vas a poder mantener las luces encendidas en Europa? Al mismo tiempo que subestima el hecho de que, desde el punto de vista de la seguridad alimentaria, tomemos el Reino Unido, por ejemplo, un importador neto de alimentos, no aprecia el hecho de que, por ejemplo, Rusia / Ucrania, crean el veinticinco por ciento, una cuarta parte, de todo el trigo anualmente. La estimación para este año es de ciento dos millones de toneladas Rusia y Ucrania, trigo. ¿La gente no se da cuenta de que va a haber un efecto dominó masivo?

Michael Hudson [00:04:23] Sí, se dan cuenta. Sí, lo han pensado todo. Trabajé con estas personas durante más de 50 años.

Ross [00:04:31] ¿Quiénes son estas personas?

Michael Hudson [00:04:32] ¿Los neoconservadores, básicamente, las personas que están a cargo de la política exterior de Estados Unidos? Victoria Nuland y su esposo, Robert Kagan, las personas que el presidente Biden ha nombrado a su alrededor, desde Blinken hasta Sullivan y justo al final. Básicamente están instando a la gente alrededor del Nuevo Siglo Americano. Son las personas que dijeron que Estados Unidos puede dirigir el mundo entero y crear su propia realidad. Y sí, saben que esto va a causar enormes problemas a Alemania. Saben que no solo bloqueará la energía que Alemania e Italia y otros países de Europa necesitan a través de su petróleo y gas, sino que también bloqueará el uso de gas para fertilizantes, aumentando su producción de fertilizantes y disminuyendo su producción de alimentos. Miran esto y dicen: ¿Cómo puede Estados Unidos beneficiarse de todo esto? Siempre hay una manera de ganar lo que algo parece ser malo. Bueno, una forma en que ganarán es que los precios del petróleo están subiendo. Y eso beneficia a los Estados Unidos, cuya política exterior se basa en gran medida en el petróleo y el gas. La industria petrolera controla la mayor parte del comercio mundial de petróleo, y eso explica gran parte de la diplomacia estadounidense. Esta es una lucha para bloquear el comercio mundial de energía bajo el control de las empresas estadounidenses, excluyendo no solo a Irán y Venezuela, sino también excluyendo a Rusia.

Ross [00:06:16] Así que a medida que Europa empuja hacia más y más energía verde y renovable y esto para los estadounidenses, deben pensar que es un escenario terrible en la medida en que no pueden vender el petróleo a medida que Europa se vuelve o quiere ser más autosuficiente. Así que, en última instancia, y Gran Bretaña neta cero, lo que sea que eso signifique. Pero ir por el camino de las energías renovables, ir por el camino solar saca el juego a la dependencia de Estados Unidos o la dependencia de Estados Unidos, ¿no es así?

Michael Hudson [00:06:49] Este es exactamente el punto del que el público europeo no se ha dado cuenta. Mientras que la mayoría del público europeo quiere prevenir el calentamiento global y evitar el carbono a la atmósfera, la política exterior de los Estados Unidos se basa en aumentar, e incluso acelerar, el calentamiento global, acelerando las emisiones de carbono porque ese es el comercio de petróleo. Supongamos que Europa se sale con la suya. Supongamos que los Verdes obtuvieron lo que querían y Alemania y Europa dependieran completamente de los paneles de energía solar, de la energía eólica y, en cierta medida, de la energía nuclear, ¿tal vez? Bueno, si fueran completamente autosuficientes en energía sin petróleo, gas o carbón, Estados Unidos perdería la palanca principal. Tiene la capacidad de apagar la energía, la electricidad y el petróleo de cualquier país que no haya seguido la dirección diplomática de Estados Unidos.

Ross [00:07:48] Entonces, cuando tomamos su análisis aquí y pensamos en cómo las sanciones van a desarrollar capacidad, empujar a Rusia y China juntas, cuando comenzamos a mirar una especie de cerdito en el medio, si te gusta la UE, cuando estamos pensando en Estados Unidos, la UE ha tenido una especie de relación abusiva con los estadounidenses desde hace bastante tiempo, ¿No es así?

Michael Hudson [00:08:06] Bueno, eso es cierto en el sentido de que la política exterior de la UE básicamente ha sido entregada a la OTAN. Entonces, en lugar de que los votantes y políticos europeos hagan su política, han cedido la política exterior europea a la OTAN, que es realmente un brazo del ejército estadounidense. Así que sí, Europa ha tenido una relación decente con los Estados Unidos diplomáticamente al decir sí, sí, por favor o sí, gracias por no ser independiente. Por supuesto, si fuera independiente, la relación no sería tan amistosa y decente.

Ross [00:08:46] Así que para los países que son importadores netos de alimentos, necesitan mantener las luces encendidas, necesitan calefacción y necesitan petróleo barato. ¿Cómo funciona esto? ¿Cómo se ve para el Reino Unido? ¿Cómo es para la UE?

Michael Hudson [00:08:59] Bueno, la vicepresidenta, Kamala Harris el otro día dijo a los estadounidenses: Sí, la vida va a ser mucho más cara. Nuestros precios del petróleo están subiendo y exprimiendo a las familias. Pero piensen en los pobres bebés ucranianos que estamos salvando. Así que tómalo en la barbilla para los bebés ucranianos. Así que básicamente Estados Unidos está presentando historias de terror de Ucrania y diciendo, si no sufres voluntariamente ahora al aislar a Rusia, entonces Rusia te va a pasar por encima con tanques al igual que rodó sobre Europa Central después de la Segunda Guerra Mundial. Quiero decir, está agitando la bandera de la agresión rusa, como si Rusia o cualquier país del mundo de hoy tuviera un ejército que fuera capaz de invadir cualquier otra nación industrial. Todo lo que los militares pueden hacer hoy en día de cualquier país es bombardear y matar a otras poblaciones y centros industriales. Ninguna nación es capaz de ocupar o renovar ningún país industrial. Y Estados Unidos sigue tratando de promover esta mitología de que todavía estamos en el mundo de 1945. Y ese mundo terminó realmente con la Guerra de Vietnam cuando terminó el calado militar. Y ningún país es capaz de tener un calado militar para levantar al ejército con la necesaria para luchar para invadir. Rusia no puede hacerlo más de lo que Europa o Estados Unidos podrían hacerlo. Así que todo lo que Estados Unidos puede hacer es agitar advertencias sobre lo horrible que es Rusia y de alguna manera convencer a Europa de que siga la posición de Estados Unidos. Pero, sobre todo, realmente no tiene que hacerlo. Europa realmente no tiene voz, y esto es lo que la queja de Putin y el Secretario de Relaciones Exteriores Lavrov han estado diciendo. Dicen que Europa solo está siguiendo a los Estados Unidos y no importa lo que quiera el pueblo europeo o lo que quieran los políticos europeos. Estados Unidos está tan profundamente en control que realmente no tienen muchas opciones.

Ross [00:11:15] ¿Cuándo comienza el consumidor a sentir esto? ¿Cuándo empieza a sentir el pellizco el consumidor europeo o británico cuando se promulgan estas sanciones? ¿Y cómo se ve eso?

Michael Hudson [00:11:25] Bueno, depende de qué tan rápido funcionen las sanciones. Estados Unidos dijo: «Bueno, en otro año y medio, podremos proporcionar a Europa gas natural licuado». Bueno, el problema es que, en primer lugar, no son los puertos para manejar el gas natural licuado para entrar en Europa. En segundo lugar, no hay suficientes barcos y petroleros para transportar todo este gas a Europa. Así que a menos que haya inviernos muy cálidos, Europa no va a tener un momento muy fácil para los próximos años. Y eso es solo para el petróleo y el gas. Depende de las materias primas que produce Rusia. Por ejemplo, el paladio es necesario para los convertidores catalíticos. El titanio es necesario para hacer los tornillos que se usan especialmente en aviones que son lo suficientemente fuertes como para no doblarse y romperse cuando los vientos suben y bajan y cuando están llenos. Rusia incluso produce el neón y el cripton que son necesarios para hacer algún tipo de uso electrónico y también para muchos componentes que van a las computadoras y la tecnología de la información. Hay toda una gama de exportaciones de las que Europa depende en gran medida, y Estados Unidos le ha proporcionado a Putin una lista completa de estas exportaciones, diciendo: Bueno, está bien, vamos a luchar contra Europa comprando su petróleo y gas, pero ciertamente puede vendernos su petróleo pesado que necesitamos ya que no lo estamos comprando a Venezuela. Ciertamente necesitamos la siguiente lista de materiales críticos que necesitamos, como el helio y el cripton. Estos son nuestros puntos de presión. Por favor, no los presione. Bueno, puedes imaginar lo que Putin y sus asesores están diciendo. Gracias por darnos esta lista de los puntos de presión que está eximiendo de las sanciones comerciales. Creo que si realmente quieres una ruptura en el mundo unilateral y unipolar, creo que deberíamos romper ahora y ver si realmente quieres llevarte bien sin comerciar.

Ross [00:13:51] Michael Hudson, bienvenido de nuevo, segunda mitad, Renegade Inc. Maravilloso tenerte. En ese primer tiempo seguimos el dinero, si se quiere. Hablamos de sanciones y de las consecuencias no deseadas. Solo quiero retroceder un poco más si podemos y simplemente hablar sobre el tipo de cambios tectónicos que están ocurriendo en el mundo. Hablé con alguien de Rusia recientemente y lo que dijo fue muy sencillo. Dijo, ahora lo que tenemos que hacer es comenzar a aprender a vivir sin Occidente. ¿Crees que ese sentimiento está proliferando en toda Rusia ahora? ¿Es esa la mentalidad?

Michael Hudson [00:14:22] Bueno, si lees los discursos del presidente Putin, eso es exactamente lo que está sucediendo. Y el secretario Lavrov ha expresado exactamente el mismo sentimiento. Hay casi un disgusto con Occidente y un sentimiento de Putin, Lavrov y los otros portavoces rusos, ¿cómo podríamos haber esperado tener una integración con Europa después de 1991? Europa realmente no estaba de nuestro lado en absoluto, y no nos dimos cuenta de que Europa es realmente parte de la esfera diplomática de los Estados Unidos. Es como si toda Europa estuviera respaldando el ataque contra Rusia. Lo mejor que se puede hacer es reorientar nuestra economía hacia China, Asia y Eurasia y convertirnos en nuestro propio centro autosuficiente e independiente.

Ross [00:15:15] La desdolarización y la acumulación de mucho oro tanto por parte de los rusos como de los chinos. Solo háblanos de eso.

Michael Hudson [00:15:21] Bueno, Ross, usted preguntó en la primera mitad de esta entrevista ¿cómo han funcionado las sanciones estadounidenses en su contra? Debería haber mencionado lo que acaba de mencionar, el dólar. Estados Unidos acaba de apoderarse de todas las reservas de divisas de Rusia, al igual que Inglaterra hace unos meses se apoderó de todo el oro de Venezuela que estaba en el Banco de Inglaterra cuando Venezuela intentó gastar este oro en la compra de suministros médicos para hacer frente al virus COVID. Entonces, básicamente, los Estados Unidos han dicho, si algún país extranjero mantiene sus reservas en los Estados Unidos o cuentas en bancos estadounidenses. Si un país del sur global intenta pagar su deuda externa manteniendo sus reservas en bancos estadounidenses para ser el agente pagador de los intereses de su deuda externa. Y si ese país extranjero hace algo que no nos gusta, como el comercio con Rusia o permitir una mayor sindicalización laboral o tratar de independizarse en los alimentos, simplemente vamos a hacer lo que le hicimos a Venezuela, lo que le hicimos a Irán cuando tomamos sus reservas de divisas o lo que le hicimos a Rusia. Y eso significa que otros países de repente ven lo que pensaban que era su huida hacia la seguridad, lo que pensaban que era su ahorro más seguro, sus tenencias en bancos estadounidenses, letras del Tesoro de Estados Unidos, de repente, los mantiene como rehenes y es un alto riesgo. Incluso el Financial Times de Londres ha estado escribiendo sobre esto, diciendo, ¿cómo pueden los Estados Unidos que estaban obteniendo un viaje gratis fuera del estándar del dólar durante los últimos 50 años, desde 1971, cuando los países extranjeros tenían dólares en lugar de oro y básicamente mantener dólares significa que compra bonos del Tesoro de los Estados Unidos para financiar el déficit presupuestario de los Estados Unidos y el déficit de la balanza de pagos? ¿Cómo puede Estados Unidos matar al ganso que le está dando el paseo gratis? Bueno, la respuesta es que otros países solo pueden pasar al oro y hay una alternativa al dólar porque eso es algo que todos los países del mundo han acordado que es un activo, no un pasivo. Si tiene alguna moneda extranjera, esa moneda es un pasivo de un país extranjero, y si tiene oro, es un activo puro. No hay ningún país que pueda cancelarlo, los estadounidenses no pueden cancelar el suministro de oro de Rusia que se mantiene en Rusia, aunque puede obtener el suministro de oro ruso si lo mantuviera en el Banco de la Reserva Federal de Nueva York o el Banco de Inglaterra. Así que otros países no solo se están moviendo hacia el oro, Alemania está trayendo su oro de Regreso de Nueva York, la Reserva Federal, en aviones de regreso a Alemania, por lo que tendrá su propio oro en caso de que los políticos alemanes hagan algo que a los Estados Unidos no les guste y los Estados Unidos simplemente tomen el oro de Alemania. Las sanciones de Estados Unidos, y es especialmente su acaparamiento de reservas extranjeras, han comenzado una guerra que está dividiendo al mundo entre Occidente y Eurasia.

Ross [00:18:40] Una parte técnica de todo esto porque seamos sinceros, es una guerra de información y también es una guerra económica. ¿Es el sector FIRE lo que usted señala: el sector financiero, de seguros e inmobiliario? ¿Es que quieren continuar con el privilegio exorbitante de la creación de crédito, porque en última instancia, si piensas en el oro, no hay riesgo de contraparte? El oro es oro y lo ha sido durante milenios. Lejos de ser una reliquia bárbara, por cierto ahora, la gente está empezando a darse cuenta del valor intrínseco, especialmente a medida que la criptografía se desmorona. ¿Puede hablar un poco sobre esto, el sector FIRE que quiere el privilegio exorbitante de crear crédito?

Michael Hudson [00:19:19] Esto es realmente de lo que se trata la nueva división mundial y la fractura global. Tienes razón, Ross. Si nos fijamos en después de la Primera Guerra Mundial, la lucha estadounidense contra el comunismo soviético, fue básicamente una lucha del capitalismo industrial contra la amenaza del socialismo. Pero después de 1991, y especialmente en las últimas dos décadas, Estados Unidos se desindustrializó. Así que la lucha no es por el capitalismo industrial contra los países que empujan su trabajo hacia arriba. Es una lucha del neoliberalismo contra el capitalismo industrial o el socialismo en el extranjero. Está en contra de que el capitalismo industrial evolucione hacia el socialismo. Es una creencia que, bueno, ahora que Estados Unidos se ha industrializado, ¿cómo va a controlar la economía mundial? Bueno, lo controlará a través de un medio financiero al ser el acreedor y los pagos de la deuda de los países extranjeros a Estados Unidos le permitirán hacer sus pagos militares en el extranjero y financiar su déficit comercial. Pero también, la compra de recursos naturales clave por parte de Estados Unidos le dará recursos naturales cuando su compra de adquisición de bienes raíces esencialmente convertirá a los Estados Unidos en la clase terrateniente y la clase monopólica, que la Europa medieval tuvo que mantener al resto de la población en servidumbre. Esa es básicamente la estrategia estadounidense del neoliberalismo que lucha contra los países que rechazan la privatización y la financiarización de su economía, y específicamente la financiarización bajo el control de los bancos estadounidenses, el capital privado de los Estados Unidos y los bancos satélites aliados y el capital de Inglaterra o Francia o Alemania. Esta es exactamente la pelea. ¿La banca y las finanzas controlarán la economía mundial o otros países tratarán de construir sus propias economías a través del trabajo y la formación de capital tangible?

Ross [00:21:27] ¿Cuál es tu posición al respecto? Y solo te pido que predigas el futuro, Michael. ¿Cómo crees que se desarrolla esto? Porque la forma en que lo has representado son los buscadores de rentas, los buscadores de rentas neoliberales por un lado, y hay creadores de valor por el otro. Y por cierto, esas dos cosas no encajan muy bien juntas, como sabemos. ¿Cómo se desarrolla eso?

Michael Hudson [00:21:51] A pesar de que Estados Unidos es la economía deudora más grande del mundo, es un acreedor frente al sur global y otros países y utiliza su posición acreedora para hacerse cargo de sus recursos naturales, bienes raíces, petróleo y gas, derechos minerales y servicios públicos y monopolios naturales y que están siendo privatizados en la infraestructura gubernamental. Se está convirtiendo básicamente en la clase monopólica de propietarios de todo el mundo. Esa es la estrategia de Estados Unidos, y esa es la clave de por qué el mundo se está fracturando a nivel mundial. Y en el pasado, los países del sur global fueron incapaces de luchar contra esta tendencia en los años 70 y 80 con la conferencia Vendome. Pero ahora que China y Rusia amenazaban con ser un núcleo autosuficiente en Eurasia, esta es la gran amenaza para el sueño americano de convertirse en un terrateniente y financiero del mundo.

Ross [00:22:50] ¿Cómo crees que funciona esto?

Michael Hudson [00:22:52] Bueno, la pregunta es si Estados Unidos es si podemos controlar el mundo, quién quiere vivir en un mundo como ese, vamos a explotarlo. La pregunta es si Estados Unidos realmente irá a la guerra. La única palanca que le queda es lanzar bombas y destruir y hacer que el mundo se parezca a Ucrania. Entonces, desde el punto de vista de Estados Unidos, el futuro de Europa y el futuro de Eurasia es Ucrania. Mira lo que te haremos si no sigues nuestra política. Estados Unidos acaba de mover a Al Qaeda muy fuertemente en Ucrania para repetir en Ucrania y Europa lo que estaba haciendo en Siria y Libia. Y Estados Unidos dice que esto es lo que podemos hacer. ¿Qué vas a hacer al respecto? ¿Realmente quieres pelear? Pero el resto del mundo, ciertamente China y Rusia dice: Bueno, estamos listos para luchar. Así que no se sabe lo que usted. Y todo se reduce a las personalidades. Putin ha dicho, bueno, ¿realmente queremos vivir en un mundo sin Rusia? Si Estados Unidos nos ataca, también podríamos acabar con el mundo. Estados Unidos dice: ¿Realmente queremos vivir en un mundo que no podemos controlar? Si no tenemos el control total, nos sentimos muy inseguros y vamos a hacer estallar el mundo. Así que tenemos esta posición compensatoria en un mundo donde todo el control de armas ha sido desmantelado por los Estados Unidos en los últimos años. Estados Unidos se ha retirado de todos los acuerdos que Rusia y China han tratado de promover. Y Europa está al margen y aparentemente está dispuesta a ser el cordero sacrificial en todo esto, ya que Ucrania está siendo el cordero sacrificial. Así que Estados Unidos y Rusia dicen, luchemos hasta el último europeo. Y Rusia inicialmente no quería eso porque esperaba que Europa y Rusia tuvieran una ganancia mutua en las relaciones comerciales y de inversión. Pero ahora no se siente así. Y puede haber una guerra de poder entre los Estados Unidos sobre la economía europea, no necesariamente bombardeando Europa, pero sanciones comerciales, sanciones energéticas, el tipo de interrupción que Europa va a ver en el próximo año es si pierde petróleo y gas y minerales rusos y también, creo que las exportaciones chinas.

Ross [00:25:25] ¿Hay un momento en el que prevalecen las cabezas más frías y de repente Occidente y otros lugares se dan cuenta de que son dependientes desde el punto de vista de la seguridad alimentaria, desde el punto de vista de la seguridad energética de que somos dependientes? ¿Y hay un momento en ese punto en el que puedes descongelar un conflicto congelado diciendo, en realidad, si ambos nos encontramos, simplemente damos un paso el uno hacia el otro, en realidad, podemos hacer algo de una manera colaborativa? Ahora entiendo lo que ha dicho a lo largo del resto del programa, y le doy a esto una posibilidad porcentual de alrededor del tres por ciento, pero ¿no hay una estrategia para decir, en realidad, hemos tenido toda la grandilocuencia, hemos tenido toda la política arriesgada, ahora deberíamos sentarnos alrededor de la mesa y tratar de resolver algo?

Michael Hudson [00:26:03] No veo ninguna cabeza más fría en los Estados Unidos. Lo sorprendente es que aquí es el canal de derecha, el canal republicano Fox Channel, es el único canal que está tomando la posición contra la guerra y está diciendo que no deberíamos estar en guerra en Ucrania. Es el único canal del que se habla aquí es de cómo Rusia ve el mundo. ¿Realmente queremos tomar una perspectiva unilateral o queremos ver la dinámica real en el trabajo? Así que fueron los republicanos y la derecha los que ahora están principalmente en contra de la guerra de la OTAN en Ucrania. El ala izquierda parece estar a favor, pero el ala izquierda del Partido Demócrata está en el cargo y no veo ninguna cabeza más fría en el Partido Demócrata en absoluto. Y conozco a muchas de estas personas desde hace muchas décadas, y están dispuestas a ir a la guerra por una muerte. Todavía hay en el mundo de la Segunda Guerra Mundial cuando la lucha era contra los nazis y el antisemitismo. Todavía viven en una especie de mundo de mitología, no en el mundo real. Y la idea de que el mundo puede llegar a su fin no tiene una realidad para ellos o es Herman Cain dijo: Bueno, alguien va a sobrevivir.

Ross [00:27:29] Michael Hudson siempre es un placer, una gran perspicacia. Y, ya sabes, es refrescante escuchar tal corte. Muchas gracias por su tiempo.

Michael Hudson [00:27:38] Bueno, muchas gracias por recibirme, Ross.

Fuente: https://michael-hudson.com/2022/03/sanctions-energy-and-independence/

Es bíblico: un líder que no negocia por las vidas de su pueblo es un líder fallido

Por ILANA MERCER

Basándome en la observación del funcionamiento del Imperio durante décadas, me arriesgaría a que el presidente Volodimir Zelenski probablemente esté siendo ferozmente custodiado por los estadounidenses, posiblemente por una compañía de seguridad privada y paramilitar. Algo así como el equipo DynCorp de Sean McFate, o el Grupo Wagner de Rusia. O incluso tal vez el propio Einsatzgruppen de Ucrania, el regimiento Azov.

MÁS en apoyo de mi suposición, porque eso es todo lo que es, es una revelación de algunos de los planes que sus titiriteros estadounidenses tienen para Zelenski. Vía NBC:

Funcionarios de la administración Biden han discutido planes con el gobierno ucraniano para que el presidente Volodymyr Zelensky abandone Kiev en caso de una invasión rusa, según dos personas familiarizadas con las discusiones. Bajo un plan que se ha discutido, Zelenskyy se trasladaría a Lviv en el oeste de Ucrania, a unas 50 millas de la frontera polaca, dijeron las personas familiarizadas con las discusiones.

Mi opinión, probablemente una suposición sólida, se ve reforzada por el comportamiento relajado y engreído del showman de Zelensky, inflamado como está por el refuerzo occidental salvajemente entusiasta de la bravuconería sangrienta del líder ucraniano.

Digo «sangriento» por los valores invertidos con los que el Imperio y sus siervas en Occidente han cubierto el conflicto entre Rusia y Ucrania:

Para la normalidad, un líder que no aboga por la vida de su pueblo es un líder fracasado. Diplomacia, negociaciones, un alto el fuego: esa es la nomenclatura que las personas de pensamiento claro deberían desear instintivamente escuchar cuando ven la miseria de los ucranianos y sus ciudades. Que yo sepa, no antes de la guerra y no ahora Zelenski ha iniciado, o participado, o ha sido instado a proseguir conversaciones serias y de alto nivel con Putin.

Y aunque hay algunos indicios de que Zelenski podría estar cada vez más cerca de acceder a la «neutralidad para Kiev y las garantías de seguridad para Moscú«, públicamente, Zelensky no ha hecho más que gruñir su desprecio por Rusia, rugiendo al Kremlin para «mantener conversaciones de paz ahora o sufrir durante generaciones». Esto no es diplomacia, sino aún más postura política y provocación. (Pero entonces Zelenski, un actor, podría estar preparándose para aparecer ante el asiento central y universal de la asinidad: los Oscar de Hollywood).

El Testamento Hebreo (aunque «Antiguo», nunca está desactualizado) está adornado con ejemplos de líderes que suplican, incluso negocian, por las vidas de las personas de cuello rígido. Abraham regateó ingeniosamente con El Todopoderoso sobre Sodoma y Gomorra. La reina Ester solicitó al poderoso rey Jerjes (Asuero) en nombre de los judíos persas, y Moisés hizo lo mismo por su pueblo esclavizado ante el faraón. Otro hebreo ha escrito que «el que te salva de la guerra es mejor que el que te envía a la guerra«. De eso se trata el verdadero liderazgo: defender y luchar por el derecho natural de la gente a vivir en paz.

Según estos criterios razonables y racionales, Zelenski y Biden son líderes fallidos por no hacer nada más que cebar e incitar al oso ruso.

No se equivoquen, si el pueblo estadounidense (una frase incipiente y sin sentido que tolero aquí por el bien del argumento) fuera invadido como lo ha hecho Ucrania: los líderes estadounidenses mantendrían la corte desde sus habitaciones seguras y búnkeres de lujo subterráneos y darían direcciones alegres (en sintaxis como fracturadas y tachonadas de manera similar con non sequiturs), mientras las bombas caían sobre We The People.

Churchillian se calificarían a sí mismos.

Para los jacobinos estadounidenses y sus títeres zelenskitas ucranianos, hablar de «nuestros valores» es todo lo que se necesita para ser un buen líder. Habla de la charla neoconservadora.

Lo que Zelenski hizo en su cameo ante el Congreso de los Estados Unidos, donde el hombre hábilmente se basó en todos los clichés de la vida estadounidense en el extremo superficial, las banalidades ahora se hacen globales:

Volodymyr Zelensky habló sobre la democracia, nuestros valores y MLK (Martin Luther King), ofreciendo su giro incoherente y extraño sobre la ubicuidad de «Tengo un sueño»:

(En verdad, la democracia nos ha «hecho tontos«, porque lo que amenaza a la sociedad de masas es una tiranía de mediocridad. Y los valores «en las tradiciones conservadoras y libertarias clásicas son cosas privadas, que deben dejarse a la sociedad civil, el individuo, la familia y la iglesia, para practicar y vigilar«).

Dijo Z: «Tengo un sueño. Tengo una necesidad. Necesito proteger nuestros cielos. Necesito tu ayuda, lo que significa lo mismo que sientes cuando escuchas las palabras Tengo un sueño».

Traducido: Cuando Zelenski te dice que necesita tu ayuda, debes sentir lo mismo que cuando escuchas «Tengo un sueño» de MLK. O algo así.

Tengo un sueño. Yo también tengo una necesidad. ¿Algún quid pro quo, tal vez, Sr. Zelenski? En 2011, durante la Revolución del Loto egipcia facilitada por Estados Unidos, recordé a los partidarios del té, ahora llamados Deplorables, la advertencia de Alexis de Tocqueville a mediados de 1800.

Cuando escribió que no conocía «nada tan miserable como una democracia sin libertad», habló por mí. Me encuentro incapaz de enredarme con la democracia para los demás, mientras vivo en el despotismo democrático en el que se ha convertido la América contemporánea. …»

… La mayoría de las veces, los estadounidenses que anhelan las libertades que sus antepasados les legaron son etiquetados como dementes, peligrosos y antidemocráticos. Todavía no he escuchado a los pueblos privados de libertad en todo el mundo defender a los patriotas del partido del té [ahora llamados Deplorables]. Cuando lo hagan, con mucho gusto galvanizaré en su nombre.

Zelensky es el títere jacobino perfecto y prototipo de Estados Unidos, amado por ambas facciones políticas, porque es la creación de la política exterior del UniParty.

La facción republicana ha vuelto a la media neoconservadora.

Los republicanos están presionando por la guerra y esa zona de exclusión aérea. Están amonestando a Biden por su supuesta debilidad, porque así es como apenas evitan una guerra nuclear con Rusia. El War Street Journal solo ha reprendido por la política de «contención contra Rusia» de Biden. En Fox News, es rah-rah para la guerra (es decir, variaciones en una zona de exclusión aérea sobre Ucrania) durante todo el día. Las periodistas femeninas y los «expertos en botones de silencio«, especialmente, optan por usar frases incendiarias, preñadas de provocación, como «una línea roja»; «Esta fue una línea roja para Obama… ¿Lo considerará Biden una línea roja?» Más recientemente, Bret Baier y los invitados de Fox New han estado haciendo una lluvia de ideas sobre «el nivel de atrocidad» que se debe tolerar antes de que la guerra pueda comenzar cómodamente. Cavuto plantea el cambio de régimen en Rusia como requisito previo para las negociaciones.

Nunca negociaciones de buena fe.

Fuente: https://www.unz.com/imercer/its-biblical-a-leader-who-fails-to-haggle-for-the-lives-of-his-people-is-a-failed-leader/

La OTAN quiere una guerra terrestre en Ucrania

Por MIKE WHITNEY

«Si bien Estados Unidos logró incitar al gobierno ruso a tomar la primera foto, está claro que la guerra en Ucrania es la primera etapa de un conflicto mucho más amplio. Después de haber provocado al gobierno ruso a una invasión desesperada y desastrosa de Ucrania, Estados Unidos está utilizando la guerra para reafirmar su hegemonía global, construyendo una coalición de guerra para lo que Estados Unidos ha denominado «conflicto de gran potencia» dirigido no solo a Rusia, sino también a China. Andre Damon, World Socialist Web Site

«Lo que es importante para nuestras élites gerenciales y de política exterior es, sobre todo, el gran esfuerzo y empuje para un «Gran Reinicio» globalista utilizando el conflicto ucraniano para finalmente lograr su objetivo de poner al mundo entero de acuerdo con sus planes para un Nuevo Orden Mundial. Y para hacer eso, Rusia, que ahora se mantiene fiel a sus diseños, debe ser disminuida y alineada». Boyd D. Cathey, The Unz Review

¿Por qué la OTAN está enviando armamento más letal a Ucrania? ¿No dijo Putin que introducir armas en Ucrania aumentaría la probabilidad de guerra?

Sí, lo hizo, pero Estados Unidos y la OTAN continúan enviando más envíos de todos modos. ¿Por qué?

¿Y por qué Ucrania necesita más armas?

¿Podría ser que el ejército de 600.000 efectivos de Ucrania se esté derrumbando como un parque de remolques en un huracán? ¿Es eso? ¿Es por eso que la OTAN tuvo una reunión de emergencia en Bruselas el jueves para reiterar su apoyo a un ejército entrenado por la OTAN que no ha lanzado con éxito ni una contraofensiva importante contra el ejército ruso?

Los medios insisten en que la ofensiva rusa «se ha estancado». ¿Es así como lo llamas cuando tu oponente captura un área del tamaño del Reino Unido en menos de 3 semanas o cuando todos tus activos aéreos y navales han sido destruidos o cuando tus centros de Comando y Control se han convertido en humo o cuando la mayoría de tus tropas de combate están rodeadas por las fuerzas rusas o huyen a lugares al oeste del río Dniéper? ¿Es así como se ve «estancado»?

¿Tiene la impresión de que los medios de comunicación no están siendo del todo directos en su cobertura de la guerra en Ucrania? ¿Crees que tal vez sus dueños vinculados al WEF podrían tener un perro en esta pelea? Así es como el arzobispo Vigano lo resumió recientemente en un artículo que vincula la «tiranía Covid» con la guerra en Ucrania:

«La continuidad ideológica entre la farsa pandémica y la crisis ruso-ucraniana continúa surgiendo, más allá de la evidencia de los eventos y declaraciones de los sujetos involucrados, en el hecho de que los perpetradores finales de ambos son los mismos, todos atribuibles a la cábala globalista del Foro Económico Mundial». («Exclusivo: Arzobispo Carlo Maria Viganò», Gateway Pundit)

Nunca se pronunciaron palabras más verdaderas. Todo es manipulación por parte de «partes interesadas» globalistas que persiguen sus propios intereses estrechos. En cuanto a la guerra, echa un vistazo a este análisis de una publicación en el nuevo blog de Larry Johnson A Son of the New American Revolution. No puedo responder por el autor, pero suena mucho más creíble que CNN:

«Las afirmaciones oficiales de una importante contraofensiva ucraniana cerca de Kiev son completamente falsas; está totalmente inventado, nunca sucedió, simplemente no tienen una fuerza militar coherente en el área de Kiev que sea capaz de llevar a cabo una contraofensiva organizada. Todo lo que tienen en Kiev y sus alrededores son varios pedazos y piezas, incluidas las fuerzas especiales de la policía y el ejército, la milicia civil, la policía regular, algunas defensas aéreas y algunas baterías de artillería. No es una fuerza ofensiva, es una colcha loca. …

Lo que queda del ejército ucraniano al este del río Dniepr se está quedando sin diesel, y debería estar sin municiones de artillería de tubos y cohetes (y de hecho, artillería) para la primera semana de abril. Fuera del Donbass, es una guerra de desgaste, con Rusia desgastando la capacidad de Ucrania para luchar, utilizando armas de enfrentamiento (aire y misiles) ante todo. El domingo, Rusia golpeó un alijo de municiones que estaba siendo ocultado, al estilo de Hamas, en un complejo comercial y deportivo «vacío» en el centro de Kiev. Rusia está encontrando toneladas y toneladas de material del ejército ucraniano, y metódicamente destruyéndolos.

Las fuerzas rusas y de Donetsk / Lugansk han recogido tantas armas antitanque estadounidenses y británicas, que está visualmente documentado que ahora las están usando en el campo de batalla. ..

Y, el proyecto de misiles Stinger ha fracasado totalmente: El tío Sam & Co. se han mudado y continúan moviendo cientos de Stingers a Ucrania, pero solo se ha documentado que han derribado unos siete aviones tripulados desde la invasión, y ninguno en los últimos diez días más o menos. Algunos de esos cientos saldrán y serán vendidos y… tal vez ya no deberías volar internacionalmente …

No estoy buscando endulzarlo para Rusia: esas unidades militares ucranianas que no simplemente se derritieron y desaparecieron en los primeros días, están luchando. Pero en algún momento, muy probablemente en la primera quincena de abril, simplemente se quedarán sin todo, y se desmoronarán y luego las fuerzas rusas y de Donetsk / Lugansk tomarán toda o la mayor parte de la «Margen Izquierda» (al este del Dniéper) Ucrania. («Informe Dreizin: Polonia se prepara para intervenir, Ucrania se desliza hacia la dictadura», Jacob Dreizin, El hijo de una nueva revolución americana)

Sí, pero ¿se puede confiar en el autor?

No lo sé, pero, seamos sinceros, cuando los medios de comunicación mienten implacablemente durante 4 años sobre la «colusión rusa» seguido de otros 2 años de «Todos van a morir de gripe»; cualquier persona de pensamiento crítico va a buscar otras fuentes de información, ¿verdad? Es un problema de credibilidad y, lamentablemente, «credibilidad» es un término que nunca se aplica a los principales medios de comunicación.

Entonces, ¿a dónde vamos desde aquí?

Buena pregunta; y se puede ver en la declaración de la OTAN que los líderes en Washington y en toda Europa están decididos a arrojar más gas al fuego. Ese es el mensaje que están enviando al mundo; «Estamos unidos en nuestra determinación de derrotar a Rusia, ya sea que volemos el planeta o no». ¿Lo entendiste? Aquí hay un clip de su declaración del jueves:

«Desde 2014, hemos brindado un amplio apoyo a la capacidad de Ucrania para ejercer ese derecho. Hemos entrenado a las fuerzas armadas de Ucrania, fortaleciendo sus capacidades y capacidades militares y mejorando su resiliencia. Los aliados de la OTAN han intensificado su apoyo y continuarán brindando más apoyo político y práctico a Ucrania a medida que continúe defendiéndose. … Seguimos decididos a mantener una presión internacional coordinada sobre Rusia. Seguiremos coordinando estrechamente con las partes interesadas pertinentes y otras organizaciones internacionales, incluida la Unión Europea.

La guerra no provocada de Rusia contra Ucrania representa un desafío fundamental a los valores y normas que han traído seguridad y prosperidad a todos en el continente europeo» («Declaración de los Jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN», OTAN)

¿Le sorprende que la OTAN se jacte abiertamente de armar y entrenar a miles de combatientes ucranianos desde 2014? ¿Qué pasaría si un enemigo de estados Unidos hiciera lo mismo en México o Canadá? ¿Cómo reaccionaría Estados Unidos? Así es como noam Chomsky lo expresó:

«… para Ucrania unirse a la OTAN sería más bien como si México se uniera a una alianza militar dirigida por China, organizando maniobras conjuntas con el ejército chino y manteniendo armas dirigidas a Washington. Insistir en el derecho soberano de México a hacerlo superaría la idiotez. La insistencia de Washington en el derecho soberano de Ucrania a unirse a la OTAN es aún peor, ya que establece una barrera insuperable para una resolución pacífica de una crisis que ya es un crimen impactante y que pronto empeorará mucho a menos que se resuelva, mediante las negociaciones a las que Washington se niega a unirse. (Truthout)

Me parece que Chomsky piensa que armar a Ucrania fue una provocación deliberada. Que lo era. La OTAN llenó el país de armas, entrenó a sus tropas de combate y paramilitares, llevó a cabo operaciones militares con la OTAN, ordenó a su ejército que se dirigiera al este para que pudieran aterrorizar a la población étnica rusa y luego, para colmo, amenazó con desarrollar armas nucleares. En resumen, le pusieron una pistola en la cabeza a Putin y amenazaron con volarle los sesos. Si eso no es una provocación, entonces ¿qué es? Aquí hay más de un artículo en el WSWS:

(Jefe de la OTAN) El punto de referencia histórico de Stoltenberg no fue la invasión rusa de Ucrania el mes pasado, sino el golpe de estado liderado por los fascistas de 2014 que convirtió a Ucrania en un representante de la OTAN. «Desde 2014, los aliados [de la OTAN] han entrenado a las fuerzas armadas de Ucrania y han fortalecido significativamente sus capacidades. Están poniendo en práctica ese entrenamiento ahora, en primera línea, con gran valentía».

Stoltenberg no hizo ningún esfuerzo por ocultar la acumulación militar masiva de fuerzas ucranianas de la OTAN en los últimos ocho años. La OTAN, dijo, ha estado «proporcionando sistemas antitanque y de defensa aérea, drones, combustible y municiones. Así como ayuda financiera».

Continuó: «Me gustaría elogiar el coraje y el profesionalismo de las Fuerzas Armadas de Ucrania. Los he conocido en Ucrania, y todos somos conscientes de que, en comparación con donde estaban en 2014, esta es una fuerza totalmente diferente a la de hace ocho años. Las Fuerzas Armadas de Ucrania hoy en día son mucho más grandes, mucho mejor equipadas, mucho mejor entrenadas, mucho mejor comandadas. Tienen una logística mucho mejor que la que tenían en 2014». («La OTAN se reúne para planear la próxima etapa en la guerra de poder de Ucrania», World Socialist Web Site)

Stoltenberg difícilmente puede ocultar su euforia por el «coraje y el profesionalismo» de su ejército del Nuevo Orden Mundial que está actuando como carne de cañón en una guerra de poder de Estados Unidos con Rusia. Pero, ¿saben los valientes ucranianos que están luchando en este fiasco por lo que están luchando?

No. Piensan que están arriesgando sus vidas por su país, pero, en realidad, están luchando para preservar la hegemonía global de Estados Unidos aniquilando a Rusia, rodeando a China y estableciendo el dominio de Estados Unidos sobre la región más poblada y próspera del mundo del próximo siglo. Eso es por lo que están luchando, el «pivote hacia Asia» de Washington. Como admite el autor del artículo del WSWS:

«Está claro que lo que está involucrado no es solo una guerra en Ucrania, sino una campaña de las potencias imperialistas de Estados Unidos y la OTAN para la guerra contra Rusia y una redivisión del mundo».

Sí, así es, y Biden ni siquiera intenta ocultarlo. Esto es lo que dijo hace solo dos días:

«Ahora es un momento en que las cosas están cambiando. … Va a haber un nuevo orden mundial por ahí, y tenemos que liderarlo». (Biden habla de NWO, You Tube)

¿»Nuevo Orden Mundial»? ¿Quieres decir que esto no se trata de «las fronteras de Ucrania», después de todo?

No. Eso es todo una trampa patriótica para los siervos. Así es como el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, lo resumió el martes:

«No se trata de Ucrania, se trata de un orden mundial en el que Estados Unidos quiere ser el único soberano y dominar… Todo esto se trata de eliminar el obstáculo en la forma de Rusia en el camino hacia la construcción de un mundo unipolar».

De hecho, ese es el objetivo, y los Estados Unidos no van a ser tímidos en la búsqueda de sus intereses. China y Rusia están bajo la ilusión de que el surgimiento de varios «centros de poder» inevitablemente provocará un cambio en el orden global. Pero el mundo no funciona de esa manera. El líder mundial no admitirá voluntariamente la derrota ni abdicará gentilmente del trono. Debe ser derribado de su pedestal al igual que el matón del patio de la escuela debe ser sometido a través de la fuerza. Lamentablemente, Ucrania se perfila como el campo de batalla donde estos asuntos se resolverán a través de la fuerza de las armas.

En cualquier caso, debemos tratar de ir más allá de la propaganda de los medios de comunicación y ver si podemos identificar las causas reales del conflicto actual. ¿Por qué, por ejemplo, Estados Unidos apunta a Rusia? ¿De qué manera rusia es un «obstáculo» que está bloqueando las ambiciones estratégicas de Washington?

El ex subsecretario de Defensa, Paul Wolfowitz, responde a esa pregunta en un breve párrafo escrito hace más de dos décadas. Es tan relevante hoy como lo era entonces:

«Nuestro primer objetivo es evitar el resurgimiento de un nuevo rival, ya sea en el territorio de la antigua Unión Soviética o en otro lugar, que represente una amenaza para el orden de lo que representaba anteriormente la Unión Soviética. Esta es una consideración dominante que subyace a la nueva estrategia de defensa regional y requiere que nos esforcemos por evitar que cualquier potencia hostil domine una región cuyos recursos, bajo control consolidado, serían suficientes para generar poder global».

En resumen, Washington ve a Rusia como una «potencia hostil» porque se asienta sobre un océano de reservas de petróleo y gas y porque «desafiantemente» lleva a cabo su propia política exterior independiente. Por estas razones, Rusia es el enemigo mortal del Tío Sam.

En segundo lugar, Rusia ha estado fortaleciendo gradualmente los lazos con Europa, lo que representa un serio desafío para el dominio económico de Estados Unidos. La construcción del gasoducto Nord Stream 2, que habría aumentado en gran medida la dependencia de Europa del gas ruso, significaba que la influencia de Washington se erosionaría constantemente, mientras que Europa y Asia se acercarían a un área económica común en la que ni el dólar estadounidense ni la seguridad de la OTAN serían necesarios. Esta es la razón por la que Washington hizo todo lo posible para provocar que Rusia invadiera Ucrania. Necesitaban forzar la ruptura de los lazos económicos para evitar una mayor integración con los mercados de la UE.

La tercera razón por la que Rusia se ha convertido en el enemigo número 1 de Washington, es porque Estados Unidos actualmente está «reequilibrando» los activos y recursos de Asia-Pacífico para aprovechar el aumento anticipado del crecimiento en la región. Hillary Clinton se refirió a esto como «el pivote hacia Asia», un término que se acuñó en un discurso que pronunció en 2011. Esto es lo que dijo:

«Aprovechar el crecimiento y el dinamismo de Asia es fundamental para los intereses económicos y estratégicos de Estados Unidos y una prioridad clave para el presidente Obama. Los mercados abiertos en Asia brindan a los Estados Unidos oportunidades sin precedentes para la inversión, el comercio y el acceso a tecnología de vanguardia. Las empresas estadounidenses (necesitan) aprovechar la vasta y creciente base de consumidores de Asia … El futuro de la política se decidirá en Asia, no en Afganistán o Irak, y Estados Unidos estará justo en el centro de la acción. («America’s Pacific Century», Secretaria de Estado Hillary Clinton», Foreign Policy Magazine, 2011)

Esos son los imperativos geopolíticos que impulsan el conflicto:

  1. «Para evitar el resurgimiento de un nuevo rival en el territorio de la antigua Unión Soviética que pueda dominar sus propios recursos y, por lo tanto, desafiar el poder estadounidense.
  2. La amenaza de una mayor integración económica que inevitablemente conduciría a una zona de libre comercio masiva que abarca Europa y Asia.
  3. El plan «pivote» para dominar la región más poblada y próspera del mundo del próximo siglo.

Estas son las tres políticas estratégicas que están alimentando la guerra. Solo se relacionan con Ucrania en la medida en que Ucrania es el desafortunado escenario del «Conflicto de la Gran Potencia» que está ganando impulso constantemente. La recomendación del martes, por parte del líder político polaco, Jaroslaw Kaczynsk, de que recomendaría que se envíen fuerzas de paz a Ucrania muestra que la OTAN está planeando una gran escalada del conflicto en un futuro muy cercano. Según Reuters, Kaczynsk, propondrá que:

«Una misión internacional de mantenimiento de la paz debe ser enviada a Ucrania y recibir los medios para defenderse (…)

«Creo que es necesario tener una misión de paz, la OTAN, posiblemente una estructura internacional más amplia, pero una misión que pueda defenderse, que opere en territorio ucraniano», dijo Kaczynski en una conferencia de prensa.

«Será una misión que luchará por la paz, para dar ayuda humanitaria, pero al mismo tiempo también estará protegida por las fuerzas apropiadas, las fuerzas armadas», dijo Kaczynski, quien es visto como el principal tomador de decisiones en Polonia. («El principal político polaco pide una misión de mantenimiento de la paz en Ucrania», Reuters)

Piensa en eso por un minuto. Piensa en lo que significaría. La misión de mantenimiento de la paz:

  1. «Operará en territorio ucraniano (donde Rusia está llevando a cabo su operación militar)
  2. podrá defenderse. (lo que significa que estarán armados).
  3. estará (protegido por) «alguna estructura internacional más amplia» (OTAN)

¿Alguien piensa que esto suena como una buena idea? ¿No obligará esto a Rusia a tratar al personal de la OTAN como beligerantes enemigos que están interfiriendo con su operación militar?

Por supuesto, lo hará. Entonces, ¿qué están tratando de lograr? ¿IIIGM? ¿Es ese el punto? ¿Y qué nos dice esto sobre la estrategia de Washington para Ucrania?

También nos dice que la OTAN se está preparando para involucrar militarmente a Rusia dentro de Ucrania. Eso es lo que nos dice. Hasta hoy, la mayoría de la gente había asumido que la OTAN no se comprometería militarmente con Rusia porque creían que eso aumentaría en gran medida las perspectivas de un intercambio nuclear. Pero no es así como el establishment de la política exterior ve las cosas. Después de tratar con Putin durante más de 20 años, ven a Putin como un actor racional que no escalará a menos que Rusia se enfrente a una amenaza inminente de existencia. (Un ataque nuclear) En otras palabras, los mandarines de la política exterior han hecho el cálculo de que pueden involucrar a Putin en una sangrienta y prolongada guerra terrestre, que drenará los recursos de Rusia y destruirá su economía, sin que Putin use su arsenal nuclear. Es una estrategia arriesgada, pero no del todo irrazonable dado el comportamiento de Putin en el pasado. Putin siempre ha sido extremadamente cauteloso y nunca impulsivo. Los expertos en política exterior piensan que pueden usar eso en su contra. Como decíamos, es una estrategia de alto riesgo.

Naturalmente, Rusia está horrorizada por la «idea del personal de mantenimiento de la paz», ya que hace que un choque entre las dos superpotencias con armas nucleares sea casi inevitable. Esto es lo que dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, en respuesta a la noticia:

«Nuestros colegas polacos ya han declarado que habrá una cumbre de la OTAN ahora, y que las fuerzas de paz deben ser desplegadas. Espero que entiendan lo que está en juego. Este será un choque directo entre las fuerzas armadas rusas y de la OTAN, que todos no solo querían evitar, sino que dijeron que nunca debería tener lugar en principio».

¿Lavrov está siendo demasiado cortés?

Sí, lo es. Si los Estados Unidos hubieran emitido la advertencia, habrían dicho algo mucho más siniestro, como esto:

«Cualquier formación armada será tratada como objetivos enemigos legítimos y destruida. Punto y final».

Así es como se entrega una advertencia. No intentas congraciarte con la persona que quiere matar a tus soldados y borrar tu país del mapa. Eso no tiene ningún sentido en absoluto. Si alguna vez hubo un momento para hablar directamente, este es el momento. Hay vidas en juego.

El incidente del «pacificador» sugiere algo que he sospechado durante bastante tiempo; que Washington está ansioso por una guerra terrestre en Ucrania, y hasta cierto punto, tiene sentido. Polariza y debilita aún más a Rusia, une a los aliados en torno a una causa común y refuerza el papel de la OTAN como garante de la seguridad regional. La desventaja, por supuesto, es que el conflicto podría escalar rápidamente, lo que llevaría a una guerra nuclear en toda regla. Creo que los neoconservadores en el Departamento de Estado no ven eso como un escenario plausible, por lo que están presionando tan fuerte como pueden para intensificar la lucha. Aquí hay un breve clip de la pieza del veterano Jacob Dreizin que parece ver las cosas de la misma manera:

«Confío en que, por rabia impotente, si nada más, las fuerzas de la OTAN se trasladarán al oeste de Ucrania desde Polonia a más tardar a mediados de abril, si la guerra aún continúa para entonces. El equipo pesado ya está allí cerca de la frontera; traer al personal para vincularse con él es la parte fácil. Con el reciente bombardeo ruso del centro de Estados Unidos y el Reino Unido «Ho Chi Minh trail» en la base de Yavorov, cerca de la frontera con Polonia, entrarán en el terreno … para hacer una declaración como: «Otra vez no, porque estamos aquí abiertamente ahora».

No, Brandon no quiere hacerlo, pero los halcones en el Congreso y el MSM están dirigiendo el espectáculo ahora. Habrá escalada. Se hornea en el pastel. De hecho, predije antes de la invasión que Polonia aprovecharía la guerra para crear un protectorado en el oeste de Ucrania, y mantengo mi predicción …» («Informe Dreizin: Polonia se prepara para intervenir, Ucrania se desliza hacia la dictadura», Jacob Dreizin, El hijo de una nueva revolución americana)

Creo que Dreizin está en algo aquí. Brandon no está de acuerdo con la escalada planificada, pero podría no importar, porque el Departamento de Estado es un semillero de neoconservadores que están haciendo todo lo posible para engrasar los patines para un partido de jaula de tierra quemada y sin restricciones con su rival más vilipendiado, Vladimir Putin. Es el Departamento de Estado, las agencias de Intel, el Congreso y los medios de comunicación los que están dirigiendo el barco del estado ahora, no Biden. Tal vez, ¿te preguntaste por qué el NY Times de repente decidió «aclarar» la historia de la computadora portátil del hijo Biden con negocios en Ucrania? Probablemente sepas que no es porque los editores del Times tuvieran un cambio de opinión y quisieran informar al público o «decir la verdad al poder». Claro que no. El Times sacó el expediente de la computadora portátil para hacerle saber a Biden que «lo atraparon por los pelos cortos» y si no juega a la pelota, está brindando.

¿Chantaje? ¿Los neoconservadores realmente chantajearían al Presidente de los Estados Unidos para escalar en Ucrania?

Usted apuesta, lo harían.

Los neoconservadores tienen su corazón puesto en una guerra terrestre en Europa, y por el aspecto de las cosas, podrían obtener una.

Fuente: https://www.unz.com/mwhitney/nato-wants-a-ground-war-in-ukraine/

El hombre que nos va a llevar a la III GM

Volodímir Zelenski. El hombre más peligroso del mundo. Ni sabe de geopolítica, ni sabe negociar ni sabe cuando parar la función. Todo un espectáculo. Esto se traduce desde que el hombre es hombre en arrasar y matar a tu pueblo indirectamente. Todo un Tik Toker de nuestro tiempo, si no fuera por que nos va a traer la Tercera Guerra Mundial. No manda en su país y creo que ni en su barrio.

Tiene unos apuntadores que lo fuerzan. La obra de teatro ha de seguir. Se llama Guerra a toda costa, pase lo que pase. Le han dicho que parezca que lleve la iniciativa, él dice cuándo y lo que se negocia. Estamos perdidos. Y lo quieren convertir en un héroe.

Esto se puede parar hoy mismo. Dando lo que ya has perdido y nunca más vas a conseguir. Se llama realismo. Lo demás es perder lo que no te pertenece. La vida y el territorio que ibas a conservar y que posiblemente pierdas también. Un verdadero regalo bomba que nos dejaron en medio de Europa los Estados Unidos y su salvapantalla OTAN.

La III Guerra Judía Mundial, de nuevo en Europa

Pravda estadounidense: ¿Putin como Hitler?

Por RON UNZ

La demonización de Vladimir Putin como otro Hitler

Durante años, el eminente erudito ruso Stephen Cohen había clasificado al presidente Vladimir Putin de la República Rusa como el líder mundial más importante de principios del siglo XXI. Elogió el enorme éxito del hombre en revivir su país después del caos y la indigencia de los años de Yeltsin y enfatizó su deseo de relaciones amistosas con Estados Unidos, pero temía cada vez más que estuviéramos entrando en una nueva Guerra Fría, aún más peligrosa que la anterior.

Ya en 2017, el difunto profesor Cohen argumentó que ningún líder extranjero había sido tan vilipendiado en la historia reciente de Estados Unidos como Putin, y la invasión rusa de Ucrania hace dos semanas ha aumentado exponencialmente la intensidad de tales denuncias mediáticas, casi igualando la histeria que nuestro país experimentó hace dos décadas después del ataque del 9/11 en la ciudad de Nueva York. Larry Romanoff ha proporcionado un catálogo útil de algunos ejemplos.

Hasta hace poco, esta demonización extrema de Putin se limitaba en gran medida a los demócratas y centristas, cuya extraña narrativa del Rusiagate lo había acusado de instalar a Donald Trump en la Casa Blanca. Pero la reacción ahora se ha vuelto completamente bipartidista, con el entusiasta partidario de Trump Sean Hannity utilizando recientemente su programa de FoxNews en horario estelar para pedir la muerte de Putin, un grito al que pronto se unió el senador Lindsey Graham, el republicano de mayor rango en el Comité Judicial del Senado. Estas son amenazas asombrosas contra un hombre cuyo arsenal nuclear podría aniquilar rápidamente a la mayor parte de la población estadounidense, y la retórica parece no tener precedentes en nuestra historia de posguerra. Incluso en los días más oscuros de la Guerra Fría, no recuerdo que tales sentimientos públicos se dirigieran hacia la URSS o su principal liderazgo comunista.

En muchos aspectos, la reacción occidental al ataque de Rusia ha estado más cerca de una declaración de guerra que simplemente de un retorno a la confrontación de la Guerra Fría. Las enormes reservas de divisas de Rusia en el extranjero han sido incautadas y congeladas, sus aerolíneas civiles excluidas de los cielos occidentales y sus principales bancos desconectados de las redes financieras globales. A los ciudadanos privados rusos ricos se les han confiscado sus propiedades, el equipo nacional de fútbol ha sido excluido de la Copa del Mundo y el director ruso de la Filarmónica de Munich fue despedido por negarse a denunciar a su propio país.

Tal represalia internacional contra Rusia y los rusos individuales parece extremadamente desproporcionada. Hasta ahora, los combates en Ucrania han infligido una muerte o destrucción mínima, mientras que las otras guerras importantes de las últimas dos décadas, muchas de ellas de origen estadounidense, han matado a millones y destruido por completo varios países, incluidos Irak, Libia y Siria. Pero el dominio global de la propaganda mediática estadounidense ha orquestado una respuesta popular muy diferente, produciendo este notable crescendo de odio.

De hecho, el paralelo más cercano que viene a la mente sería la hostilidad estadounidense dirigida contra Adolf Hitler y la Alemania nazi después del estallido de la Segunda Guerra Mundial, como lo indican las comparaciones generalizadas entre la invasión de Putin a Ucrania y el ataque de Hitler en 1939 contra Polonia. Una simple búsqueda en Google de «Putin y Hitler» devuelve decenas de millones de páginas web, con los mejores resultados que van desde el titular de un artículo del Washington Post hasta los Tweets de la estrella de la música pop Stevie Nicks. Ya en 2014, Andrew Anglin del Daily Stormer había documentado el meme emergente «Putin es el nuevo Hitler».

Aunque enormemente populares, tales analogías Putin-Hitler apenas han pasado desapercibidas, y algunos medios de comunicación como el London Spectator han estado en total desacuerdo, argumentando que los objetivos estratégicos de Putin han sido bastante limitados y razonables.

Muchos analistas estratégicos de mente sobria han hecho este mismo punto en detalle, y muy ocasionalmente sus puntos de vista contrarios han logrado deslizarse a través del bloqueo de los medios.

Aunque FoxNews se ha convertido en uno de los medios más rabiosamente hostiles a Rusia, una entrevista reciente con uno de sus invitados habituales proporcionó una perspectiva muy diferente. El coronel Douglas Macgregor había sido un ex asesor principal del Pentágono y explicó enérgicamente que Estados Unidos había pasado casi quince años ignorando las interminables advertencias de Putin de que no toleraría la membresía de Ucrania en la OTAN, ni el despliegue de misiles estratégicos en su frontera. Nuestro gobierno no había prestado atención a sus líneas rojas explícitas, por lo que Putin finalmente se vio obligado a actuar, lo que resultó en la calamidad actual:

El profesor John Mearsheimer de la Universidad de Chicago, uno de nuestros politólogos más distinguidos, había pasado muchos años haciendo exactamente estos mismos puntos y culpando a Estados Unidos y a la OTAN por la crisis de Ucrania a fuego lento, pero sus advertencias habían sido totalmente ignoradas por nuestro liderazgo político y medios de comunicación. Su conferencia de una hora de duración explicando estas realidades desagradables había permanecido silenciosamente en Youtube durante seis años, atrayendo relativamente poca atención, pero luego explotó repentinamente en popularidad en las últimas semanas a medida que se desarrollaba el conflicto, y ahora ha alcanzado una audiencia mundial de más de 17 millones. Sus otras conferencias en Youtube, algunas bastante recientes, han sido vistas por millones adicionales.

Tal atención global masiva finalmente obligó a nuestros medios a tomar nota, y el New Yorker solicitó una entrevista con Mearsheimer, lo que le permitió explicar a su incrédulo interrogador que las acciones estadounidenses habían provocado claramente el conflicto. Un par de años antes, ese mismo entrevistador había ridiculizado al profesor Cohen por dudar de la realidad del Rusiagate, pero esta vez parecía mucho más respetuoso, tal vez porque el equilibrio del poder de los medios ahora se invirtió; La base de suscriptores de su revista, que se vio empequeñecida por la audiencia global que escuchaba las opiniones de su tema.

Durante su larga y distinguida carrera en la CIA, el ex analista Ray McGovern había dirigido la Rama de Política Soviética y también se desempeñó como Asesor Presidencial, por lo que en diferentes circunstancias él o alguien como él estaría asesorando actualmente al presidente Joe Biden. En cambio, hace unos días se unió a Mearsheimer para presentar sus puntos de vista en una discusión en video organizada por el Comité para la República. Ambos expertos principales coincidieron en que Putin había sido empujado más allá de todos los límites razonables, provocando la invasión.

Antes de 2014, nuestras relaciones con Putin habían sido razonablemente buenas. Ucrania sirvió como un estado amortiguador neutral entre Rusia y los países de la OTAN, con la población dividida equitativamente entre elementos de tendencia rusa y occidental, y su gobierno electo oscilando entre los dos campos.

Pero mientras la atención de Putin se centraba en los Juegos Olímpicos de Sochi 2014, un golpe pro-OTAN derrocó al gobierno pro-ruso elegido democráticamente, con pruebas claras de que Victoria Nuland y los otros neoconservadores agrupados en torno a la secretaria de Estado Hillary Clinton lo habían orquestado. La península ucraniana de Crimea contiene la crucial base naval rusa de Sebastopol, y solo la rápida acción de Putin le permitió permanecer bajo control ruso, mientras que también brindó apoyo a los enclaves prorrusos en la región de Donbass. El acuerdo de Minsk firmado más tarde por el gobierno ucraniano otorgó autonomía a esas últimas áreas, pero Kiev se negó a cumplir sus compromisos, y en su lugar continuó bombardeando el área, infligiendo graves bajas a los habitantes, muchos de los cuales tenían pasaportes rusos. Diane Johnstone ha caracterizado acertadamente nuestra política como años de cebo de osos rusos.

Como Mearsheimer, McGovern y otros observadores han argumentado persuasivamente, Rusia invadió Ucrania solo después de que tales provocaciones y advertencias interminables siempre fueron ignoradas o descartadas por nuestro liderazgo estadounidense. Tal vez la gota que colmó el vaso había sido la reciente declaración pública del presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, de que tenía la intención de adquirir armas nucleares. ¿Cómo reaccionaría Estados Unidos si un gobierno pro-estadounidense elegido democráticamente en México hubiera sido derrocado en un golpe de Estado respaldado por China, con el nuevo gobierno mexicano ferozmente hostil pasando años matando a ciudadanos estadounidenses en su país y luego finalmente anunciando planes para adquirir un arsenal nuclear?

Además, algunos analistas como el economista Michael Hudson han sospechado fuertemente que elementos estadounidenses provocaron deliberadamente la invasión rusa por razones geoestratégicas, y Mike Whitney presentó argumentos similares en una columna que se volvió súper viral, acumulando más de 800,000 páginas vistas. El gasoducto Nord Stream 2 que transporta gas natural ruso a Alemania finalmente se había completado el año pasado y estaba a punto de entrar en funcionamiento, lo que habría aumentado en gran medida la integración económica euroasiática y la influencia rusa en Europa, al tiempo que eliminaba el mercado potencial para el gas natural estadounidense más caro. El ataque ruso y la histeria mediática masiva resultante ahora han excluido esa posibilidad.

Entonces, aunque fueron las tropas rusas las que cruzaron la frontera ucraniana, se puede argumentar que lo hicieron solo después de las provocaciones más extremas, y estas pueden haber sido deliberadamente destinadas a producir exactamente ese resultado. A veces, las partes responsables de iniciar una guerra no son necesariamente las que finalmente disparan el primer disparo.

Hitler y los orígenes de la Segunda Guerra Mundial

Irónicamente, los argumentos de Mearsheimer y otros de que Putin fue muy provocado o posiblemente incluso manipulado para atacar a Ucrania plantean ciertos paralelismos históricos intrigantes. Las legiones de occidentales ignorantes que confían sin pensar en nuestros falsos medios de comunicación pueden estar denunciando a Putin como «otro Hitler», pero creo que pueden haberse respaldado inadvertidamente en la verdad.

Hace un par de meses finalmente leí el excelente volumen de 2011 de Gerd Schultze-Rhonhof que analiza los años previos al estallido de la Segunda Guerra Mundial, un trabajo que recomendaría encarecidamente. El autor pasó su carrera como un militar profesional totalmente convencional, ascendiendo al rango de general de división en el ejército alemán antes de retirarse, y su relato evocó paralelos espeluznantes con el conflicto actual con Rusia.

Como la mayoría de nosotros sabemos, la Segunda Guerra Mundial comenzó cuando Alemania atacó Polonia en 1939 sobre Danzig, una ciudad fronteriza casi totalmente alemana controlada por los polacos.

Pero menos conocido es que Hitler en realidad había hecho enormes esfuerzos para evitar la guerra y resolver esa disputa, pasando muchos meses en negociaciones infructuosas y ofreciendo términos extremadamente razonables. De hecho, el dictador alemán había hecho numerosas concesiones que ninguno de sus predecesores democráticos de Weimar había estado dispuesto a considerar, pero todas fueron rechazadas, mientras que las provocaciones aumentaron hasta que la guerra con Polonia parecía la única opción posible. Y al igual que en el caso de Ucrania, los elementos políticamente influyentes en Occidente casi seguramente buscaron provocar esa guerra, utilizando Danzig como la chispa para encender el conflicto, al igual que el Donbass puede haber sido utilizado para forzar la mano de Putin.

Debemos reconocer que, en muchos aspectos, la narrativa histórica estándar de la Segunda Guerra Mundial es simplemente una versión congelada de la propaganda mediática de esa época. Si Rusia fuera derrotada y destruida como resultado del conflicto actual, podemos estar seguros de que los libros de historia posteriores demonizarían por completo a Putin y todas las decisiones que había tomado.

Aunque me impresionó mucho el análisis meticulosamente detallado de Schultze-Rhonhof de las circunstancias que condujeron al estallido de la guerra en 1939, su relato simplemente reforzó mis puntos de vista existentes, que ya habían estado en líneas completamente similares.

Por ejemplo, en 2019 había utilizado el controvertido bestseller de Pat Buchanan de 2008 sobre la Segunda Guerra Mundial como punto de partida para una discusión muy larga y detallada de los verdaderos orígenes de ese conflicto:

Sin embargo, la mayor parte del libro se centró en los eventos que condujeron a la Segunda Guerra Mundial, y esta fue la parte que había inspirado tanto horror en McConnell y sus colegas. Buchanan describió las escandalosas disposiciones del Tratado de Versalles impuestas a una Alemania postrada, y la determinación de todos los líderes alemanes posteriores de repararlo. Pero mientras que sus predecesores democráticos de Weimar habían fracasado, Hitler había logrado tener éxito, en gran parte a través del farol, mientras que también anexó la Austria alemana y los Sudetes alemanes de Checoslovaquia, en ambos casos con el apoyo abrumador de sus poblaciones.

Buchanan documentó esta controvertida tesis basándose en gran medida en numerosas declaraciones de destacadas figuras políticas contemporáneas, en su mayoría británicas, así como en las conclusiones de historiadores de la corriente principal altamente respetados. La demanda final de Hitler, que el 95% del Danzig alemán fuera devuelto a Alemania tal como sus habitantes deseaban, era absolutamente razonable, y solo un terrible error diplomático de los británicos había llevado a los polacos a rechazar la solicitud, provocando así la guerra. La afirmación posterior generalizada de que Hitler buscaba conquistar el mundo era totalmente absurda, y el líder alemán en realidad había hecho todo lo posible para evitar la guerra con Gran Bretaña o Francia. De hecho, en general era bastante amistoso con los polacos y había estado esperando reclutar a Polonia como aliado alemán contra la amenaza de la Unión Soviética de Stalin.

Aunque muchos estadounidenses podrían haberse sorprendido por este relato de los eventos que condujeron al estallido de la Segunda Guerra Mundial, la narrativa de Buchanan concordaba razonablemente bien con mi propia impresión de ese período. Como estudiante de primer año de Harvard, había tomado un curso introductorio de historia, y uno de los principales textos requeridos sobre la Segunda Guerra Mundial había sido el de A.J.P. Taylor, un renombrado historiador de la Universidad de Oxford. Su famosa obra de 1961 Orígenes de la Segunda Guerra Mundial había expuesto de manera muy persuasiva un caso bastante similar al de Buchanan, y nunca había encontrado ninguna razón para cuestionar el juicio de mis profesores que lo habían asignado. Entonces, si Buchanan simplemente parecía estar secundando las opiniones de un destacado don de Oxford y miembros de la facultad de historia de Harvard, no podía entender por qué su nuevo libro sería considerado como más allá de lo pálido.

El reciente 70 aniversario del estallido del conflicto que consumió tantas decenas de millones de vidas provocó naturalmente numerosos artículos históricos, y la discusión resultante me llevó a desenterrar mi vieja copia del breve volumen de Taylor, que releí por primera vez en casi cuarenta años. Lo encontré tan magistral y persuasivo como lo había hecho en mis días de dormitorio universitario, y las brillantes portadas sugirieron algunos de los elogios inmediatos que el trabajo había recibido. El Washington Post elogió al autor como «el historiador vivo más prominente de Gran Bretaña», World Politics lo llamó «Poderosamente argumentado, brillantemente escrito y siempre persuasivo», The New Statesman, la principal revista izquierdista de Gran Bretaña, lo describió como «Una obra maestra: lúcida, compasiva, bellamente escrita», y el augusto Times Literary Supplement lo caracterizó como «simple, devastador, superlativamente legible y profundamente perturbador». Como best-seller internacional, seguramente se clasifica como el trabajo más famoso de Taylor, y puedo entender fácilmente por qué todavía estaba en mi lista de lectura obligatoria de la universidad casi dos décadas después de su publicación original.

Sin embargo, al revisar el estudio innovador de Taylor, hice un descubrimiento notable. A pesar de todas las ventas internacionales y la aclamación de la crítica, los hallazgos del libro pronto despertaron una tremenda hostilidad en ciertos sectores. Las conferencias de Taylor en Oxford habían sido enormemente populares durante un cuarto de siglo, pero como resultado directo de la controversia «el historiador vivo más prominente de Gran Bretaña» fue purgado sumariamente de la facultad poco después. Al comienzo de su primer capítulo, Taylor había notado lo extraño que le parecía que más de veinte años después del comienzo de la guerra más cataclísmica del mundo no se hubiera producido una historia seria analizando cuidadosamente el brote. Tal vez la represalia que encontró lo llevó a comprender mejor parte de ese rompecabezas.

Hace muy poco releí el libro de Pat Buchanan de 2008 condenando duramente a Churchill por su papel en la catastrófica guerra mundial e hice un descubrimiento interesante. Irving es seguramente uno de los biógrafos más autorizados de Churchill, con su exhaustiva investigación documental siendo la fuente de tantos nuevos descubrimientos y sus libros vendidos por millones. Sin embargo, el nombre de Irving nunca aparece ni en el texto de Buchanan ni en su bibliografía, aunque podemos sospechar que gran parte del material de Irving ha sido «lavado» a través de otras fuentes secundarias de Buchanan. Buchanan cita extensamente a A.J.P. Taylor, pero no menciona a Barnes, Flynn o varios otros destacados académicos y periodistas estadounidenses que fueron purgados por expresar puntos de vista contemporáneos no tan diferentes de los del propio autor.

Durante la década de 1990, Buchanan se había clasificado como una de las figuras políticas más prominentes de Estados Unidos, teniendo una enorme huella mediática tanto en la prensa como en la televisión, y con sus carreras insurgentes notablemente fuertes para la nominación presidencial republicana en 1992 y 1996 consolidando su estatura nacional. Pero sus numerosos enemigos ideológicos trabajaron incansablemente para socavarlo, y en 2008 su presencia continua como experto en el canal de cable MSNBC fue uno de sus últimos puntos de apoyo restantes de gran prominencia pública. Probablemente reconoció que publicar una historia revisionista de la Segunda Guerra Mundial podría poner en peligro su posición, y creía que cualquier asociación directa con figuras purgadas y vilipendiadas como Irving o Barnes seguramente conduciría a su destierro permanente de todos los medios electrónicos.

Hace una década me había impresionado bastante la historia de Buchanan, pero posteriormente había leído mucho sobre esa época y me encontré algo decepcionado la segunda vez. Aparte de su tono a menudo ventoso, retórico y poco académico, mis críticas más agudas no fueron con las posiciones controvertidas que tomó, sino con los otros temas y preguntas controvertidas que evitó con tanto cuidado.

Quizás el más obvio de ellos es la cuestión de los verdaderos orígenes de la guerra, que arrasó gran parte de Europa, mató tal vez a cincuenta o sesenta millones y dio lugar a la posterior era de la Guerra Fría en la que los regímenes comunistas controlaron la mitad de todo el mundo-continente euroasiático. Taylor, Irving y muchos otros han desacreditado a fondo la ridícula mitología de que la causa radicaba en el loco deseo de Hitler de conquistar el mundo, pero si el dictador alemán claramente tenía solo una responsabilidad menor, ¿había realmente algún verdadero culpable? ¿O esta guerra mundial masivamente destructiva se produjo de manera algo similar a su predecesora, que nuestras historias convencionales tratan como principalmente debido a una colección de errores, malentendidos y escaladas irreflexivas?

Durante la década de 1930, John T. Flynn fue uno de los periodistas progresistas más influyentes de Estados Unidos, y aunque había comenzado como un firme partidario de Roosevelt y su New Deal, gradualmente se convirtió en un crítico agudo, concluyendo que los diversos esquemas gubernamentales de FDR no habían logrado revivir la economía estadounidense. Luego, en 1937, un nuevo colapso económico disparó el desempleo a los mismos niveles que cuando el presidente había asumido el cargo por primera vez, confirmando a Flynn en su duro veredicto. Y como escribí el año pasado:

De hecho, Flynn alega que a finales de 1937, FDR se había vuelto hacia una política exterior agresiva destinada a involucrar al país en una gran guerra extranjera, principalmente porque creía que esta era la única ruta para salir de su desesperada caja económica y política, una estratagema no desconocida entre los líderes nacionales a lo largo de la historia. En su columna del 5 de enero de 1938 en La Nueva República, alertó a sus lectores incrédulos sobre la perspectiva inminente de una gran acumulación militar naval y una guerra en el horizonte después de que un alto asesor de Roosevelt se jactara en privado de que un gran ataque de «keynesianismo militar» y una gran guerra curarían los problemas económicos aparentemente insuperables del país. En ese momento, la guerra con Japón, posiblemente por intereses latinoamericanos, parecía el objetivo previsto, pero el desarrollo de los acontecimientos en Europa pronto persuadió a FDR de que fomentar una guerra general contra Alemania era el mejor curso de acción. Las memorias y otros documentos históricos obtenidos por investigadores posteriores parecen apoyar generalmente las acusaciones de Flynn al indicar que Roosevelt ordenó a sus diplomáticos ejercer una enorme presión sobre los gobiernos británico y polaco para evitar cualquier acuerdo negociado con Alemania, lo que llevó al estallido de la Segunda Guerra Mundial en 1939.

El último punto es importante, ya que las opiniones confidenciales de las personas más cercanas a acontecimientos históricos importantes deben tener un peso probatorio considerable. En un artículo reciente, John Wear reunió las numerosas evaluaciones contemporáneas que implicaban a FDR como una figura fundamental en la orquestación de la guerra mundial por su constante presión sobre el liderazgo político británico, una política que incluso admitió en privado que podría significar su juicio político si se revela. Entre otros testimonios, tenemos las declaraciones de los embajadores polaco y británico en Washington y del embajador estadounidense en Londres, que también transmitieron la opinión concurrente del propio primer ministro Chamberlain. De hecho, la captura y publicación alemana de documentos diplomáticos secretos polacos en 1939 ya había revelado gran parte de esta información, y William Henry Chamberlin confirmó su autenticidad en su libro de 1950. Pero dado que los principales medios de comunicación nunca informaron nada de esta información, estos hechos siguen siendo poco conocidos incluso hoy en día.

El papel judío oculto en la orquestación de estos conflictos

Los problemas económicos de Roosevelt lo habían llevado a buscar una guerra extranjera, pero probablemente fue la abrumadora hostilidad judía hacia la Alemania nazi lo que lo llevó en esa dirección en particular. El informe confidencial del embajador polaco en los Estados Unidos citado por John Wear proporciona una descripción sorprendente de la situación política en Estados Unidos a principios de 1939:

Hay un sentimiento que ahora prevalece en los Estados Unidos marcado por el creciente odio al fascismo, y sobre todo al canciller Hitler y todo lo relacionado con el nacionalsocialismo. La propaganda está principalmente en manos de los judíos que controlan casi el 100% [de] la radio, el cine, la prensa diaria y periódica. Aunque esta propaganda es extremadamente burda y presenta a Alemania lo más negra posible -sobre todo se explotan la persecución religiosa y los campos de concentración-, esta propaganda es, sin embargo, extremadamente efectiva ya que el público aquí es completamente ignorante y no sabe nada de la situación en Europa.

En el momento actual, la mayoría de los estadounidenses consideran al canciller Hitler y al nacionalsocialismo como el mayor mal y el mayor peligro que amenaza al mundo. La situación aquí proporciona una excelente plataforma para oradores públicos de todo tipo, para emigrantes de Alemania y Checoslovaquia que con muchas palabras y con la mayoría de las calumnias incitan al público. Elogian la libertad estadounidense que contrastan con los estados totalitarios.

Es interesante notar que en esta campaña extremadamente bien planificada que se lleva a cabo sobre todo contra el nacionalsocialismo, la Rusia soviética es casi completamente eliminada. La Rusia soviética, si se menciona en absoluto, se menciona de manera amistosa y las cosas se presentan de tal manera que parecería que la Unión Soviética estaba cooperando con el bloque de estados democráticos. Gracias a la inteligente propaganda, las simpatías del público estadounidense están completamente del lado de la España Roja.

Dada la fuerte participación judía en la financiación de Churchill y sus aliados y también en la dirección del gobierno y el público estadounidenses en la dirección de la guerra contra Alemania, los grupos judíos organizados probablemente tuvieron la responsabilidad central de provocar la guerra mundial, y esto seguramente fue reconocido por la mayoría de las personas conocedoras en ese momento. De hecho, los Diarios forrestales registraron la declaración muy reveladora de nuestro embajador en Londres: «Chamberlain, dice, declaró que Estados Unidos y los judíos habían forzado a Inglaterra a la guerra».

La lucha en curso entre Hitler y los judíos internacionales había estado recibiendo una considerable atención pública durante años. Durante su ascenso político, Hitler apenas había ocultado su intención de desalojar a la pequeña población judía de Alemania del dominio que habían ganado sobre los medios de comunicación y las finanzas alemanas, y en su lugar dirigir el país en el mejor interés de la mayoría alemana del 99%, una propuesta que provocó la amarga hostilidad de los judíos en todas partes. De hecho, inmediatamente después de que asumiera el cargo, un importante periódico londinense había publicado un memorable titular de 1933 anunciando que los judíos del mundo habían declarado la guerra a Alemania, y estaban organizando un boicot internacional para matar de hambre a los alemanes hasta la sumisión.

En los últimos años, esfuerzos algo similares organizados por judíos en sanciones internacionales destinadas a poner de rodillas a las naciones recalcitrantes se han convertido en una parte regular de la política global. Pero en estos días, el dominio judío del sistema político estadounidense se ha vuelto tan abrumador que en lugar de boicots privados, tales acciones son impuestas directamente por el gobierno estadounidense. Hasta cierto punto, este ya había sido el caso con Irak durante la década de 1990, pero se hizo mucho más común después del cambio de siglo.

Aunque nuestra investigación oficial del gobierno concluyó que el costo financiero total de los ataques terroristas del 9/11 había sido una suma absolutamente trivial, la Administración Bush dominada por los neoconservadores utilizó esto como una excusa para establecer una nueva e importante posición del Departamento del Tesoro, el Subsecretario de Terrorismo e Inteligencia Financiera. Esa oficina pronto comenzó a utilizar el control de Estados Unidos del sistema bancario global y el comercio internacional denominado en dólares para hacer cumplir las sanciones financieras y librar una guerra económica, y estas medidas generalmente se dirigen contra individuos, organizaciones y naciones consideradas hostiles hacia Israel, especialmente Irán, Hezbolá y Siria.

Tal vez por coincidencia, aunque los judíos comprenden solo el 2% de la población estadounidense, los cuatro individuos que ocupan ese puesto tan poderoso en los últimos 15 años desde su creación (Stuart A. Levey, David S. Cohen, Adam Szubin, Sigal Mandelker) han sido judíos, siendo el más reciente de ellos un ciudadano israelí. Levey, el primer subsecretario, comenzó su trabajo bajo el presidente Bush, luego continuó sin descanso durante años bajo el presidente Obama, subrayando la naturaleza totalmente bipartidista de estas actividades.

La mayoría de los expertos en política exterior ciertamente han sido conscientes de que los grupos y activistas judíos desempeñaron el papel central en conducir a nuestro país a su desastrosa guerra de Irak de 2003, y que muchos de estos mismos grupos e individuos han pasado los últimos doce años trabajando para fomentar un ataque estadounidense similar contra Irán, aunque aún sin éxito. Esto parece recordar bastante a la situación política de finales de la década de 1930 en Gran Bretaña y Estados Unidos.

Las personas indignadas por la cobertura engañosa de los medios de comunicación en torno a la guerra de Irak, pero que siempre han aceptado casualmente la narrativa convencional de la Segunda Guerra Mundial, deberían considerar un experimento mental que sugerí el año pasado:

Cuando buscamos entender el pasado, debemos tener cuidado de evitar recurrir a una selección estrecha de fuentes, especialmente si un lado resultó políticamente victorioso al final y dominó por completo la producción posterior de libros y otros comentarios. Antes de la existencia de Internet, esta era una tarea especialmente difícil, que a menudo requería una cantidad considerable de esfuerzo académico, aunque solo fuera para examinar los volúmenes encuadernados de publicaciones periódicas que alguna vez fueron populares. Sin embargo, sin tal diligencia, podemos caer en un error muy grave.

La guerra de Irak y sus secuelas fue sin duda uno de los eventos centrales en la historia de Estados Unidos durante la década de 2000. Sin embargo, supongamos que algunos lectores en un futuro lejano solo tuvieran los archivos recopilados de The Weekly StandardNational Review, la página de opinión del WSJ y las transcripciones de FoxNews para proporcionar su comprensión histórica de ese período, tal vez junto con los libros escritos por los colaboradores de esos medios. Dudo que más de una pequeña fracción de lo que leerían pueda ser categorizado como mentiras descaradas. Pero la cobertura masivamente sesgada, las distorsiones, las exageraciones y especialmente las impresionantes omisiones seguramente les proporcionarían una visión excepcionalmente poco realista de lo que realmente había sucedido durante ese importante período.

Otro paralelismo histórico sorprendente ha sido la feroz demonización del presidente ruso Vladimir Putin, quien provocó la gran hostilidad de los elementos judíos cuando derrocó al puñado de oligarcas judíos que habían tomado el control de la sociedad rusa bajo el desgobierno borracho del presidente Boris Yeltsin y empobrecieron totalmente a la mayor parte de la población. Este conflicto se intensificó después de que el inversionista judío William F. Browder arregló la aprobación en el Congreso de la Ley Magnitsky para castigar a los líderes rusos por las acciones legales que habían tomado contra su enorme imperio financiero en su país. Los críticos neoconservadores más duros de Putin a menudo lo han condenado como «un nuevo Hitler», mientras que algunos observadores neutrales han acordado que ningún líder extranjero desde el canciller alemán de la década de 1930 ha sido tan ferozmente vilipendiado en los medios de comunicación estadounidenses. Visto desde un ángulo diferente, de hecho puede haber una estrecha correspondencia entre Putin y Hitler, pero no de la manera que generalmente se sugiere.

Las personas bien informadas ciertamente han sido conscientes del papel judío crucial en la orquestación de nuestros ataques militares o financieros contra Irak, Irán, Siria y Rusia, pero ha sido excepcionalmente raro que figuras públicas prominentes o periodistas de renombre mencionen estos hechos para que no sean denunciados y vilipendiados por activistas judíos celosos y los medios de comunicación que dominan. Por ejemplo, hace un par de años, un solo tuit sugerente de la famosa agente antiproliferación de la CIA Valerie Plame provocó una ola tan enorme de vituperación que se vio obligada a renunciar a su puesto en una prominente organización sin fines de lucro. Un paralelo cercano que involucraba a una figura mucho más famosa había ocurrido tres generaciones antes:

Estos hechos, ahora firmemente establecidos por décadas de erudición, proporcionan un contexto necesario al famoso discurso controvertido de Lindbergh en un mitin de America First en septiembre de 1941. En ese evento, acusó que tres grupos en particular estaban «presionando a este país hacia la guerra a los británicos, los judíos y la Administración Roosevelt», y por lo tanto desató una enorme tormenta de ataques y denuncias de los medios, incluidas acusaciones generalizadas de antisemitismo y simpatías nazis. Dadas las realidades de la situación política, la declaración de Lindbergh constituyó una ilustración perfecta de la famosa broma de Michael Kinsley de que «una metedura de pata es cuando un político dice la verdad, una verdad obvia que se supone que no debe decir». Pero como consecuencia, la reputación una vez heroica de Lindbergh sufrió un daño enorme y permanente, con la campaña de vilipendio resonando durante las tres décadas restantes de su vida, e incluso mucho más allá. Aunque no fue completamente purgado de la vida pública, su posición nunca fue ni remotamente la misma.

Con tales ejemplos en mente, no debería sorprendernos que durante décadas esta enorme participación judía en la orquestación de la Segunda Guerra Mundial se omitiera cuidadosamente de casi todas las narrativas históricas posteriores, incluso aquellas que desafiaron agudamente la mitología del relato oficial. El índice de la obra iconoclasta de Taylor de 1961 no contiene absolutamente ninguna mención de los judíos, y lo mismo es cierto de los libros anteriores de Chamberlin y Grenfell. En 1953, Harry Elmer Barnes, el decano de los revisionistas históricos, editó su gran volumen destinado a demoler las falsedades de la Segunda Guerra Mundial, y una vez más faltaba casi por completo cualquier discusión sobre el papel judío, con solo una parte de una sola oración y la cita corta colgante de Chamberlain apareciendo en más de 200,000 palabras de texto. Tanto Barnes como muchos de sus colaboradores ya habían sido purgados y su libro solo fue lanzado por una pequeña editorial en Idaho, pero aún así trataron de evitar ciertos innombrables.

Incluso el archi-revisionista David Hoggan parece haber eludido cuidadosamente el tema de la influencia judía. Su índice de 30 páginas carece de cualquier entrada sobre judíos y sus 700 páginas de texto contienen solo referencias dispersas. De hecho, aunque cita las declaraciones privadas explícitas tanto del embajador polaco como del primer ministro británico enfatizando el enorme papel judío en la promoción de la guerra, luego afirma de manera bastante cuestionable que estas declaraciones confidenciales de individuos con la mejor comprensión de los acontecimientos simplemente deben ser ignoradas.

En la popular serie de Harry Potter, Lord Voldemort, el gran némesis de los jóvenes magos, a menudo se identifica como «El que no debe ser nombrado», ya que la mera vocalización de esas pocas sílabas particulares podría traer la perdición sobre el hablante. Los judíos han disfrutado durante mucho tiempo de un enorme poder e influencia sobre los medios de comunicación y la vida política, mientras que los activistas judíos fanáticos demuestran un afán de gatillo fácil para denunciar y vilipendiar a todos aquellos sospechosos de ser insuficientemente amigables con su grupo étnico. Por lo tanto, la combinación de estos dos factores ha inducido tal «Efecto Lord Voldemort» con respecto a las actividades judías en la mayoría de los escritores y figuras públicas. Una vez que reconozcamos esta realidad, debemos ser muy cautelosos al analizar cuestiones históricas controvertidas que posiblemente podrían contener una dimensión judía, y también ser particularmente cautelosos con los argumentos del silencio.

La demonización de Adolf Hitler

Otro aspecto del importante estudio de Schultze-Rhonhof que era nuevo para mí, pero que solidificó aún más mis conclusiones anteriores, fue su análisis de los discursos públicos de Hitler. Aunque el Führer alemán es notoriamente retratado como un horrible belicista, sus declaraciones reales no proporcionan absolutamente ninguna evidencia de ningún plan para la guerra de agresión, y en su lugar enfatizaron la importancia de mantener la paz internacional para fomentar el desarrollo económico interno alemán. En otro artículo de 2019, había sugerido de manera similar que cualquier examen de las fuentes contemporáneas de buena reputación revela que el Hitler de nuestros libros de historia es simplemente una caricatura política grotesca, similar a la que ahora se dibuja cada vez más de Putin:

Aunque la representación demoníaca del Kaiser alemán ya estaba siendo reemplazada por un tratamiento más equilibrado a los pocos años del Armisticio y había desaparecido después de una generación, no ha ocurrido tal proceso similar en el caso de su sucesor de la Segunda Guerra Mundial. De hecho, Adolf Hitler y los nazis parecen asomarse mucho más grandes en nuestro paisaje cultural e ideológico hoy que en el período inmediatamente posterior a la guerra, con su visibilidad creciendo incluso a medida que se vuelven más distantes en el tiempo, una extraña violación de las leyes normales de la perspectiva. Sospecho que las conversaciones informales en la mesa de la cena sobre temas de la Segunda Guerra Mundial que solía disfrutar con mis compañeros de clase de harvard College a principios de la década de 1980 serían completamente imposibles hoy en día.

Hasta cierto punto, la transformación de «la Buena Guerra» en una religión secular, con sus monstruos y mártires designados, puede ser análoga a lo que ocurrió durante la decadencia final de la Unión Soviética, cuando el evidente fracaso de su sistema económico obligó al gobierno a recurrir cada vez más a celebraciones interminables de su victoria en la Gran Guerra Patria como la fuente primaria de su legitimidad. Los salarios reales de los trabajadores estadounidenses comunes han estado estancados durante cincuenta años y la mayoría de los adultos tienen menos de $ 500 en ahorros disponibles, por lo que este empobrecimiento generalizado puede estar obligando a nuestros propios líderes a adoptar una estrategia similar.

Pero creo que un factor mucho mayor ha sido el asombroso crecimiento del poder judío en Estados Unidos, que ya era bastante sustancial incluso hace cuatro o cinco décadas, pero ahora se ha vuelto absolutamente abrumador, ya sea en política exterior, finanzas o medios de comunicación, con nuestra minoría del 2% ejerciendo un control sin precedentes sobre la mayoría de los aspectos de nuestra sociedad y sistema político. Solo una fracción de los judíos estadounidenses tienen creencias religiosas tradicionales, por lo que el culto gemelo del Estado de Israel y el Holocausto ha servido para llenar ese vacío, con los individuos y eventos de la Segunda Guerra Mundial constituyendo muchos de los elementos centrales del mito que sirve para unificar a la comunidad judía. Y como consecuencia obvia, ninguna figura histórica ocupa un lugar más alto en la demonología de esta religión secular que el histórico Führer y su régimen nazi.

Sin embargo, las creencias basadas en el dogma religioso a menudo divergen bruscamente de la realidad empírica. Los druidas paganos pueden adorar un roble sagrado en particular y afirmar que contiene el alma de su dríada tutelar; pero si un arborista toca el árbol, su savia puede parecer la de cualquier otro.

Nuestra doctrina oficial actual retrata a la Alemania nazi de Adolf Hitler como uno de los regímenes más crueles e implacablemente agresivos en la historia del mundo, pero en ese momento estos hechos sobresalientes aparentemente escaparon a los líderes de las naciones con las que estaba en guerra. La Operación Pike proporciona una enorme riqueza de material de archivo sobre las discusiones internas secretas de los líderes gubernamentales y militares británicos y franceses, y todo ello tiende a sugerir que consideraban a su adversario alemán como un país perfectamente normal, y tal vez ocasionalmente lamentaban que de alguna manera se hubieran involucrado en una gran guerra sobre lo que equivalía a una pequeña disputa fronteriza polaca.

A finales de 1939, un importante sindicato de noticias estadounidense había enviado a Stoddard a pasar unos meses en la Alemania de la guerra y proporcionar su perspectiva, con sus numerosos despachos apareciendo en The New York Times y otros periódicos líderes. A su regreso, publicó un libro de 1940 que resumía toda su información, aparentemente tan imparcial como su volumen anterior de 1917. Su cobertura probablemente constituye uno de los relatos estadounidenses más objetivos y completos de la naturaleza doméstica mundana de la Alemania nacionalsocialista, y por lo tanto puede parecer bastante impactante para los lectores modernos inmersos en ochenta años de propaganda de Hollywood cada vez más poco realista.

  • En la oscuridad
    Un informe sin censura desde el interior del Tercer Reich en guerra
    Lothrop Stoddard • 1940 • 79.000 palabras

Y aunque nuestras historias estándar nunca admitirían esto, el camino real hacia la guerra parece haber sido bastante diferente de lo que la mayoría de los estadounidenses creen. La extensa evidencia documental de funcionarios polacos, estadounidenses y británicos bien informados demuestra que la presión de Washington fue el factor clave detrás del estallido del conflicto europeo. De hecho, los principales periodistas estadounidenses e intelectuales públicos de la época, como John T. Flynn y Harry Elmer Barnes, habían declarado públicamente que temían que Franklin Roosevelt estuviera tratando de fomentar una gran guerra europea con la esperanza de que lo rescatara del aparente fracaso económico de sus reformas del New Deal y tal vez incluso le proporcionara una excusa para postularse para un tercer mandato sin precedentes. Dado que esto es exactamente lo que finalmente sucedió, tales acusaciones difícilmente parecerían totalmente irrazonables.

Y en un contraste irónico con los fracasos domésticos de FDR, los propios éxitos económicos de Hitler habían sido enormes, una comparación sorprendente desde que los dos líderes habían llegado al poder con pocas semanas de diferencia a principios de 1933. Como el izquierdista iconoclasta Alexander Cockburn señaló una vez en una columna de Counterpunch de 2004:

Cuando Hitler llegó al poder en 1933, el desempleo era del 40 por ciento. La recuperación económica se produjo sin el estímulo del gasto en armas… Había vastas obras públicas como las autopistas. Prestó poca atención al déficit o a las protestas de los banqueros sobre sus políticas. Las tasas de interés se mantuvieron bajas y, aunque los salarios estaban vinculados, los ingresos familiares aumentaron debido al pleno empleo. En 1936 el desempleo se había hundido al uno por ciento. El gasto militar alemán se mantuvo bajo hasta 1939.

No solo Bush, sino Howard Dean y los demócratas podrían aprender algunas lecciones de política económica de ese temprano Hitler keynesiano.

Al resucitar una Alemania próspera mientras casi todos los demás países permanecían sumidos en la Gran Depresión mundial, Hitler atrajo elogios brillantes de individuos de todo el espectro ideológico. Después de una extensa visita en 1936, David Lloyd George, ex primer ministro británico en tiempos de guerra, elogió plenamente al canciller como «el George Washington de Alemania», un héroe nacional de la mayor estatura. A lo largo de los años, he visto afirmaciones plausibles aquí y allá de que durante la década de 1930 Hitler fue ampliamente reconocido como el líder nacional más popular y exitoso del mundo, y el hecho de que fue seleccionado como el Hombre del Año de la revista Time para 1938 tiende a apoyar esta creencia.

Solo los judíos internacionales habían permanecido intensamente hostiles a Hitler, indignados por sus exitosos esfuerzos para desalojar al 1% de la población judía de Alemania del dominio absoluto que habían ganado sobre los medios de comunicación y las finanzas alemanas, y en su lugar dirigir el país en el mejor interés de la mayoría alemana del 99%. Un sorprendente paralelismo reciente ha sido la enorme hostilidad en la que vladimir putin incurrió después de derrocar al puñado de oligarcas judíos que habían tomado el control de la sociedad rusa y empobrecido a la mayor parte de la población. Putin ha intentado mitigar esta dificultad aliándose con ciertos elementos judíos, y Hitler parece haber hecho lo mismo al respaldar la asociación económica nazi-sionista, que sentó las bases para la creación del Estado de Israel y, por lo tanto, trajo a bordo a la pequeña pero creciente facción sionista judía.

A raíz de los ataques del 9/11, los neoconservadores judíos estamparon a Estados Unidos hacia la desastrosa guerra de Irak y la destrucción resultante del Medio Oriente, con las cabezas parlantes en nuestros televisores afirmando sin cesar que «Saddam Hussein es otro Hitler». Desde entonces, hemos escuchado regularmente el mismo eslogan repetido en varias versiones modificadas, diciéndonos que «Muammar Gaddafi es otro Hitler» o «Mahmoud Ahmadinejad es otro Hitler» o «Vladimir Putin es otro Hitler» o incluso «Hugo Chávez es otro Hitler». Durante los últimos años, nuestros medios estadounidenses se han llenado implacablemente con la afirmación de que «Donald Trump es otro Hitler».

A principios de la década de 2000, obviamente reconocí que el gobernante de Irak era un tirano duro, pero me reí de la absurda propaganda de los medios, sabiendo perfectamente que Saddam Hussein no era Adolf Hitler. Pero con el crecimiento constante de Internet y la disponibilidad de los millones de páginas de publicaciones periódicas proporcionadas por mi proyecto de digitalización, me ha sorprendido bastante descubrir gradualmente también que Adolf Hitler no era Adolf Hitler.

Podría no ser del todo correcto afirmar que la historia de la Segunda Guerra Mundial fue que Franklin Roosevelt trató de escapar de sus dificultades domésticas orquestando una gran guerra europea contra la próspera y amante de la paz Alemania nazi de Adolf Hitler. Pero sí creo que esa imagen es probablemente algo más cercana a la realidad histórica real que la imagen invertida que se encuentra más comúnmente en nuestros libros de texto.

Estados Unidos y el actual equilibrio de poder contra Rusia

Durante más de cien años, todas las muchas guerras de Estados Unidos se han librado contra adversarios totalmente superados, oponentes que poseían simplemente una fracción de los recursos humanos, industriales y naturales que nosotros y nuestros aliados controlábamos. Esta enorme ventaja compensó regularmente muchos de nuestros graves errores iniciales en esos conflictos. Así que la principal dificultad que enfrentaron nuestros líderes electos fue simplemente persuadir a la ciudadanía estadounidense, a menudo muy reacia, para que apoyara una guerra, razón por la cual muchos historiadores han alegado que incidentes como los hundimientos de Maine y el Lusitania, y los ataques en Pearl Harbor y Tonkin Bay fueron orquestados o manipulados exactamente para ese propósito.

Esta enorme ventaja en el poder potencial fue ciertamente el caso cuando estalló la Segunda Guerra Mundial en Europa, y Schultze-Rhonof y otros han enfatizado que los imperios británico y francés respaldados por Estados Unidos comandaban recursos militares potenciales muy superiores a los de Alemania, un país de tamaño mediano más pequeño que Texas. La sorpresa fue que, a pesar de tales probabilidades abrumadoras, Alemania demostró ser muy exitosa durante varios años, antes de finalmente caer en la derrota.

Sin embargo, las cosas casi tomaron un giro muy diferente. Como discutí en un artículo de 2019, durante más de tres generaciones todos nuestros libros de historia han excluido por completo cualquier mención de uno de los puntos de inflexión más cruciales del siglo XX. A principios de 1940, los británicos y los franceses estaban a punto de lanzar un gran ataque contra la NEUTRAL URSS, con la esperanza de destruir los campos petroleros de Stalin en Bakú por medio de la mayor campaña de bombardeos estratégicos de la historia mundial, y tal vez derrocar a su régimen como consecuencia. Solo la repentina invasión de Hitler a Francia impidió este plan, y si ese empuje Panzer se hubiera retrasado durante unas semanas, los soviéticos se habrían visto obligados a la guerra del lado de Alemania. Una alianza militar alemana-soviética completa habría igualado fácilmente los recursos de los Aliados, incluido Estados Unidos, lo que probablemente aseguraría la victoria de Hitler.

Pero este escape muy estrecho del desastre estratégico en la Segunda Guerra Mundial ha sido completamente arrojado por el agujero de la memoria, y dudo que uno de cada cien actuales responsables políticos de DC sea consciente de ello, y mucho menos reconozca adecuadamente su importancia. Esto refuerza la enorme arrogancia de que Estados Unidos nunca tendrá que enfrentarse a fuerzas opuestas de poder comparable.

Considere la actitud adoptada durante el conflicto actual con Rusia, una severa confrontación de la Guerra Fría que posiblemente podría calentarse. A pesar de su gran fuerza militar y su enorme arsenal nuclear, Rusia parece tan igualada como cualquier enemigo estadounidense del pasado. Incluyendo a los países de la OTAN y Japón, la alianza estadounidense tiene una ventaja de 6 a 1 en población y una superioridad de 12 a 1 en producto económico, los tendones clave del poder internacional. Una disparidad tan enorme está implícita en las actitudes de nuestros planificadores estratégicos y sus portavoces mediáticos.

Pero esta es una visión muy poco realista de la verdadera correlación de fuerzas. Antes del estallido de la guerra de Ucrania, Estados Unidos había pasado años centrando principalmente su hostilidad contra China, formando una alianza militar contra ese país, desplegando sanciones para paralizar a Huawei, el campeón tecnológico mundial de China, y trabajando para arruinar los Juegos Olímpicos de Beijing, al tiempo que se acercaba mucho a la línea roja de promover activamente la independencia taiwanesa. Incluso he argumentado que hay pruebas sólidas y quizás abrumadoras de que el brote de Covid en Wuhan fue probablemente el resultado de un ataque de guerra biológica por parte de elementos deshonestos de la Administración Trump. Así que solo dos semanas antes del ataque ruso contra Ucrania, Putin y el líder chino Xi Jinping celebraron su 39ª reunión personal en Beijing y declararon que su asociación «no tenía límites». China ciertamente apoyará a Rusia en cualquier conflicto global.

Mientras tanto, los interminables ataques y vilipendios de Estados Unidos a Irán han continuado durante décadas, culminando en nuestro asesinato hace dos años del principal comandante militar del país, Qasem Soleimani, quien había sido mencionado como un candidato líder en las elecciones presidenciales de Irán de 2021. Junto con nuestro aliado israelí, también hemos asesinado a muchos de los principales científicos de Irán en la última década, y en 2020 Irán acusó públicamente a Estados Unidos de haber desatado el arma de guerra biológica Covid contra su país, que infectó a gran parte de su parlamento y mató a muchos miembros de su élite política. Irán ciertamente también se pondría del lado de Rusia.

Estados Unidos, junto con sus aliados de la OTAN y Japón, posee una enorme superioridad en cualquier prueba de poder global solo contra Rusia. Sin embargo, ese no sería el caso contra una coalición compuesta por Rusia, China e Irán, y de hecho creo que este último grupo podría tener la ventaja, dado su enorme peso de población, recursos naturales y fuerza industrial.

Desde la caída de la Unión Soviética en 1991, Estados Unidos ha disfrutado de un momento unipolar, reinando como la única hiperpotencia del mundo. Pero este estatus ha fomentado nuestra arrogancia abrumadora y agresión internacional contra objetivos mucho más débiles, lo que finalmente ha llevado a la creación de un poderoso bloque de estados dispuestos a enfrentarse a nosotros.

Uno de los mayores activos estratégicos de Estados Unidos ha sido nuestro abrumador control de los medios de comunicación globales, que da forma a la naturaleza percibida de la realidad para muchos miles de millones, incluida la mayoría de las élites del mundo. Pero un peligro inherente de tal poder propagandístico indiscutible es la probabilidad de que nuestros líderes eventualmente lleguen a creer sus propias mentiras y exageraciones, tomando así decisiones basadas en suposiciones que no coinciden con la realidad.

Cuando finalmente salimos de Afganistán después de veinte años de ocupación y billones de dólares gastados, nuestros planificadores militares confiaban en que el régimen cliente fuertemente armado que habíamos dejado atrás permanecería en el poder durante al menos seis meses o más; en cambio, cayó en manos de los talibanes en cuestión de días.

Un ejemplo mucho más importante fue destacado por Ray McGovern en su presentación del 3 de marzo. Durante la cumbre Biden-Putin de junio pasado, nuestro presidente le dijo al líder ruso que entendíamos completamente la terrible presión que enfrentaba por parte de los chinos y su miedo a su amenaza militar. Tales declaraciones deben haber sido consideradas como pura locura por el liderazgo de la seguridad nacional rusa, y una fuerte señal de la naturaleza completamente delirante del establecimiento de la política exterior estadounidense que enfrentaron. Dado que tales creencias extrañas podrían llevar a Estados Unidos a tomar medidas perjudiciales para los intereses rusos, Putin intentó perforar esta burbuja de irrealidad organizando una declaración pública conjunta con su homólogo chino cercano afirmando que su relación era «más que una alianza».

Esta declaración altamente visible tenía la intención de obligar al establecimiento de DC a reconocer la existencia de un poderoso bloque Rusia-China y, por lo tanto, persuadirlo para que obtuviera importantes concesiones de su estado cliente de Ucrania, pero aparentemente en vano. En cambio, Ucrania declaró públicamente su intención de adquirir armas nucleares, y Putin decidió que la guerra era su única opción.

Bismarck supuestamente bromeó una vez que hay una Providencia especial para borrachos, tontos y los Estados Unidos de América. Pero me temo que ahora hemos recurrido a esa Providencia demasiadas veces, y ahora podemos sufrir las consecuencias.

Fuente: https://www.unz.com/runz/american-pravda-putin-as-hitler/

El hombre que vendió Ucrania

Por MIKE WHITNEY

Volodymyr Zelensky es el actual presidente de Ucrania. Fue elegido en una victoria aplastante en 2019 con la promesa de aliviar las tensiones con Rusia y resolver la crisis en las repúblicas separatistas en el este de Ucrania. No ha hecho ningún intento de cumplir su palabra sobre ninguno de los dos temas. En cambio, ha exacerbado en gran medida la crisis interna de Ucrania mientras provoca implacablemente a Rusia.

Zelensky ha tenido numerosas oportunidades para suavizar las cosas con Moscú y evitar el estallido de hostilidades. En cambio, siempre ha empeorado las cosas al seguir ciegamente las directivas de Washington.

Zelensky ha sido elogiado en Occidente y elogiado por su valentía personal. Pero, como cuestión práctica, no ha logrado restaurar la unidad nacional ni implementar el crucial acuerdo de paz que es el único camino hacia la reconciliación. Al presidente ucraniano no le gusta el llamado Protocolo de Minsk y se ha negado a cumplir con sus requisitos básicos. Como resultado, la guerra fratricida cargada de etnia que ha envuelto a Ucrania durante los últimos 8 años, continúa hasta el día de hoy sin un final a la vista. El presidente Vladimir Putin se refirió a la obstinación de Zelensky en un discurso reciente pronunciado en el Kremlin. Él dijo:

«En el evento de ayer… los líderes ucranianos declararon públicamente que no iban a cumplir con estos acuerdos. No los va a cumplir. Bueno, ¿qué más puedes decir al respecto?» (Vladímir Putin)

La mayoría de los estadounidenses no se dan cuenta de que el rechazo de Zelensky a Minsk fue la gota que colmó el vaso. Los funcionarios rusos habían trabajado durante 8 años en Minsk elaborando términos que serían aceptables para todas las partes. Luego, a última hora, Zelensky puso el kibosh en el trato con un movimiento de la mano. ¿Por qué? ¿Quién le dijo a Zelensky que desechara el acuerdo? ¿Washington?

Claro.

¿Y por qué Zelensky desplegó 60.000 tropas de combate en el área justo más allá de la Línea de Contacto (en el este de Ucrania) donde podían lanzar proyectiles mortales contra las ciudades y pueblos de los rusos étnicos que vivían allí? Claramente, el mensaje que esto envió a la gente fue que una invasión era inminente y que debían huir de sus hogares de inmediato o refugiarse en sus sótanos. ¿Qué objetivo esperaba lograr Zelensky al obligar a estas personas a acurrucarse en sus hogares temiendo por sus vidas? ¿Y qué mensaje tenía la intención de enviar a Moscú cuyos líderes miraban estos acontecimientos con absoluto horror?

¿Sabía que sus acciones encenderían las alarmas en Rusia obligando a Putin a llamar a sus militares y prepararlos para una posible invasión para proteger a su pueblo de, lo que parecía ser, una operación masiva de limpieza étnica?

Lo hizo.

Entonces, ¿cómo son estas acciones consistentes con las promesas de campaña de Zelensky de restaurar la unidad nacional y resolver pacíficamente los problemas de Ucrania con Rusia?

No son consistentes en absoluto, son polos opuestos. De hecho, Zelenskyy parece estar operando con un guión completamente diferente. Tomemos, por ejemplo, su completa falta de voluntad para abordar las preocupaciones mínimas de seguridad de Rusia. ¿Sabía Zelensky que Putin había dicho repetidamente que la membresía de Ucrania en la OTAN era una «línea roja» para Rusia? ¿Sabía que Putin ha estado diciendo lo mismo una y otra vez desde 2014? ¿Sabía que Putin advirtió que si Ucrania tomaba medidas para unirse a la OTAN, Rusia se vería obligada a tomar medidas «técnico-militares» para garantizar su propia seguridad? ¿Sabe Zelensky que la OTAN es una alianza controlada por Washington que se ha involucrado en numerosos actos de agresión contra otros estados soberanos? Aquí hay una breve lista de los logros de la OTAN:

  1. La destrucción de Yugoslavia
  2. La destrucción de Afganistán
  3. La destrucción de Libia
  4. La destrucción de Irak
  5. La destrucción de Siria

¿Sabe Zelensky que la OTAN es abiertamente hostil a Rusia y considera a Rusia una seria amenaza para sus ambiciones expansionistas?

Sí, él sabe todas estas cosas. Aún así, expresó públicamente su interés en desarrollar armas nucleares. ¿De qué se trata? Imagínese el problema que representaría para Rusia. Imagínese si un títere respaldado por Estados Unidos, como Zelensky, tuviera misiles nucleares a su alcance. ¿Cómo cree que eso podría afectar la seguridad de Rusia? ¿Cree que Putin podría ignorar un desarrollo como ese y aún así cumplir con su deber de proteger al pueblo ruso?

¿Y por qué Zelenskyy aceptó permitir que se entregara un envío tras otro de armamento letal a Ucrania si sinceramente buscaba la paz con Rusia? ¿Pensó que Putin era demasiado estúpido para ver lo que estaba sucediendo justo debajo de sus narices? ¿Pensó que estaba normalizando las relaciones al expandir su arsenal, amenazar a su propio pueblo y saltar a través de cualquier obstáculo que Washington le propusiera?

¿O pensó que las solicitudes de Putin de garantías de seguridad no eran razonables? ¿Es eso? ¿Pensó que si el zapato estaba en el otro pie, Estados Unidos permitiría a México poner bases militares, piezas de artillería y sitios de misiles a lo largo de la frontera sur de Estados Unidos? ¿Hay algún presidente en la historia de Estados Unidos que no hubiera hecho lo mismo que Putin? ¿Hay algún presidente en la historia de Estados Unidos que no hubiera lanzado un ataque preventivo contra esas armas mexicanas y vaporizado a todos los seres vivos en un radio de 20 millas?

No, las demandas de Putin eran completamente razonables, pero Zelenskyy se encogió de hombros de todos modos. ¿Por qué?

¿Sabe Zelenskyy que hay Sektor de derecha, neonazis en el gobierno, el ejército y los servicios de seguridad? ¿Sabe que, si bien su número es pequeño, son una fuerza a tener en cuenta y un factor importante en el odio y la persecución de los rusos étnicos? ¿Sabe que estos elementos de extrema derecha participan en desfiles de antorchas, imprimen esvásticas o tatuajes de las SS en sus brazos y veneran la ideología racialista de Adolfo Hitler? ¿Se da cuenta de que muchos de estos nazis se han involucrado en actos criminales de brutalidad, incluida la incineración de 40 civiles en el Edificio Sindical en Odessa en 2014? ¿Cree que los programas encubiertos de la CIA para armar y entrenar a estos militantes de derecha generan confianza o cree que le recuerdan a Moscú una guerra catastrófica en la que 27 millones de rusos fueron exterminados por la Wehrmacht de Alemania?

¿Puedes ver cómo todo lo que Zelensky ha hecho, se hizo con la intención de provocar a Rusia?

Toda la charla sobre la adhesión a la OTAN, toda la charla sobre la construcción de armas nucleares, la acumulación constante de armamento letal, el movimiento de tropas hacia el este, la negativa a implementar el Tratado de Minsk y el rechazo de las demandas de seguridad de Putin. Todas estas fueron provocaciones deliberadas. ¿Pero por qué? ¿Por qué «cebar al oso»; esa es la pregunta?

Porque Washington quiere atraer a Rusia a una guerra para que pueda demonizar aún más a Putin, aislar a Rusia, lanzar una operación de contrainsurgencia contra el ejército ruso e imponer duras sanciones económicas que infligirán el máximo daño a la economía rusa. Esa es la estrategia de Washington en pocas palabras, y Zelenskyy está ayudando a Washington a lograr sus objetivos. Se está permitiendo ser la herramienta de Washington. Está sacrificando su propio país para promover los intereses de los Estados Unidos.

Todo esto ayuda a subrayar un punto que nunca es considerado por los medios de comunicación y nunca discutido por los expertos en noticias por cable, es decir, que Ucrania va a perder la guerra, y Zelenskyy lo sabe. Sabe que las Fuerzas Armadas ucranianas no son rivales para el ejército ruso. Es como un gigante golpeando a una mosca. Ucrania es la mosca. El público necesita escuchar esto, pero no lo están escuchando. En cambio, están escuchando blabber sobre heroicos ucranianos que luchan contra el invasor ruso. Pero esto es una tontería, una tontería peligrosa que está envalentonando a las personas a sacrificar sus vidas por una causa perdida. El resultado de este conflicto nunca ha estado en duda: Ucrania va a perder. Eso es cierto. Y, si lees entre líneas, verás que Rusia está ganando la guerra con bastante facilidad; están aplastando al ejército ucraniano a cada paso, y continuarán aplastándolos hasta que Ucrania se rinda. Echa un vistazo a esta breve entrevista con el coronel Douglas MacGregor sobre Tucker Carlson y entenderás lo que realmente está pasando:

Tucker: «¿Dónde está la guerra a partir de esta noche»? (1 de marzo)

Coronel McGregor: «Bueno, los primeros 5 días, vimos un movimiento metódico muy lento de las fuerzas rusas que ingresan a Ucrania … Se movieron lenta y cautelosamente y trataron de reducir las bajas entre la población civil, tratando de dar a las fuerzas ucranianas la oportunidad de rendirse. Eso se acabó. Y la fase en la que nos encontramos ahora, las fuerzas rusas han maniobrado para rodear y rodear a las fuerzas ucranianas restantes y destruirlas a través de una serie de ataques masivos de artillería de cohetes, ataques aéreos con armadura rusa cerrando lenta pero seguramente la distancia y aniquilando lo que queda. Entonces, este es el comienzo del fin de la resistencia ucraniana.

Tucker: ¿Cuál es el objetivo de Putin aquí?»

El Coronel McGregor dijo: «Putin se propuso honrar su palabra de 2007 en la Conferencia de Seguridad de Munich, donde dijo: ‘No permitiremos la expansión de la OTAN hasta un punto en el que la OTAN esté tocando nuestra frontera, específicamente, Ucrania y Georgia. Vemos estos como caballos de Troya para el poder militar de la OTAN y la influencia de los Estados Unidos. Repitió esa (advertencia) una y otra y otra vez, con la esperanza de que pudiera evitar tomar medidas para limpiar efectivamente el este de Ucrania de cualquier fuerza de oposición, y para poner a sus fuerzas en una posición frente a la OTAN para disuadirnos de cualquier otro intento de influir o cambiar a Ucrania en una plataforma para la proyección del poder estadounidense y occidental en Rusia.

Ahora su objetivo, a partir de hoy, es apoderarse de toda esta zona del este de Ucrania (al este del río Dneiper) y ha cruzado el río donde se está preparando para entrar y capturar esa ciudad (de Kiev) por completo.

En ese momento, Putin tiene que decidir qué más quiere hacer. No creo que quiera ir más al oeste. Pero le gustaría saber que lo que surja de esto como Ucrania … es «neutral» no alineado y, preferiblemente, amigable con Moscú. Que aceptará. Cualquier cosa menos eso, y su guerra ha sido una pérdida de tiempo». («Coronel Douglas MacGregor con Tucker Carlson», Rumble)

Enlace de video

Qué podemos deducir de esta breve entrevista:

  1. Rusia prevalecerá y Ucrania perderá.
  2. Ucrania va a ser dividida. Putin va a crear el amortiguador que necesita para garantizar la seguridad de su país.
  3. Quienquiera que gobierne la parte occidental de Ucrania deberá declarar su «neutralidad» (por escrito) y rechazar cualquier oferta de membresía en la OTAN. Si violan esa promesa, serán removidos por la fuerza.

Pero aquí está lo importante: todos los actores principales de este fiasco sabían desde el principio que Ucrania no tenía ninguna posibilidad de derrotar al ejército ruso. Esa era una conclusión inevitable. Entonces, lo que queremos saber es por qué Zelenskyy no tomó medidas para evitar la tragedia antes de que se desarrollara.

La respuesta a esta pregunta ayuda a revelar «quién es realmente Zelenskyy».

Pregúntese esto: ¿Por qué Zelenskyy no negoció con Putin cuando tuvo la oportunidad? ¿Por qué no retiró a sus 60.000 soldados del este? ¿Por qué no detuvo los envíos de armas de Washington? ¿Por qué no implementó el Tratado de Minsk? ¿Por qué no rechazó la oferta de la OTAN para la adhesión?

Finalmente, ¿por qué estaba tan decidido a hacer las cosas que sabía que enojarían a Moscú y aumentarían la probabilidad de una guerra?

Estas preguntas no son difíciles de responder.

Zelenskyy ha estado actuando por órdenes de Washington desde el principio. Lo sabemos. También ha estado implementando la agenda de Washington, no la suya propia y ciertamente no la de Ucrania. Nosotros también lo sabemos. Pero eso no lo exime de responsabilidad. Después de todo, él es un adulto adulto capaz de distinguir entre el bien y el mal. Él sabe lo que está haciendo, y sabe que está mal; peor que mal, es inexcusable. Está enviando hombres a morir en una guerra que sabe que no pueden ganar; está infligiendo sufrimientos y lesiones incalculables a su propio pueblo sin ninguna razón; y, lo peor de todo, ha despejado el camino para la disolución de la propia Ucrania, el país que juró defender. Ese país se va a romper en pedazos como parte de un acuerdo final con Rusia, y Zelenskyy compartirá una buena parte de la culpa.

¿Cómo vive consigo mismo un hombre como este?

Fuente: https://www.unz.com/mwhitney/the-man-who-sold-ukraine/

***

Zelenski quiere provocar un conflicto entre Rusia y la OTAN

Estados Unidos es culpable en la actual crisis de Ucrania

Por LIAM COSGROVE

Muchos conocen esta historia, pero me gustaría resumirla de la manera más sucinta posible, utilizando solo fuentes de medios primarios y establecidos con la esperanza de que este artículo pueda ser persuasivo y compartible con amigos / familiares de toda la política. El objetivo no es distraer del sufrimiento ucraniano, sino informar a los ciudadanos estadounidenses de cómo sus líderes a menudo se involucran en una política exterior dañina para que podamos abstenernos de elegir a tales líderes en el futuro.

Breves antecedentes

A lo largo de 2012 y la mayor parte de 2013, el presidente ucraniano Viktor Yanukovich había estado en negociaciones con la Unión Europea sobre los términos de un acuerdo político / comercial que implicaba un préstamo considerable, la reducción de los aranceles y el objetivo de «promover la convergencia gradual en asuntos exteriores y de seguridad con el objetivo de la participación cada vez más profunda de Ucrania en el área de seguridad europea» (cita directa del acuerdo). Putin ha declarado, en numerosas ocasiones durante varias décadas, sus preocupaciones sobre las fuerzas militares occidentales que se acercan a la frontera de Rusia. Los ucranianos pidieron 160.000 millones de dólares para compensar las restricciones comerciales que Rusia probablemente implementaría como resultado del acuerdo. La UE solo podía ofrecer 828 millones de dólares. Rusia luego ofreció a Ucrania un préstamo de $ 15 mil millones y reducir los precios del gas natural ruso en casi un tercio. Yanukovich canceló las negociaciones con la UE y aceptó la oferta de Putin. Teniendo en cuenta que el préstamo ruso era casi 20 veces mayor que el préstamo de la UE y que el acuerdo eliminó la posibilidad de sanciones rusas, al tiempo que dejaba las relaciones de la UE prácticamente sin cambios, esta fue una decisión racional de Yanukovich. Para citar a Reuters, «la falta de voluntad de la UE y el Fondo Monetario Internacional para ser flexibles en sus demandas a Ucrania también tuvo un efecto, haciéndolos socios menos atractivos».

Resultados de las elecciones de 2010 en las que Yanukovich (escrito Janukovych) ganó por una escasa mayoría casi en su totalidad en el voto del sudeste: la división política ucraniana cae en líneas geográficas.

Resultados de las elecciones de 2010 en las que Yanukovich (escrito Janukovych) ganó por una escasa mayoría casi en su totalidad en el voto del sudeste: la división política ucraniana cae en líneas geográficas.

La decisión de cancelar el acuerdo de la UE, que no fue una decisión unilateral de Yanukovich sino un voto válido del Parlamento ucraniano, se encontró con protestas en la capital del noroeste, Kiev, lideradas por destacados miembros del partido de oposición de Yanukovich, que rápidamente se volvió violento. Los ucranianos occidentales estaban comprensiblemente molestos después de que las negociaciones de un año fracasaron. Para el 20 de enero de 2014, la BBC informó que «el presidente de Ucrania, Viktor Yanukovich, ha acordado negociar con manifestantes pro-UE y líderes de la oposición después de violentos enfrentamientos en la capital, Kiev». Días después, en un intento de sofocar el levantamiento, Yanukovich ofreció1 dos líderes de la oposición puestos clave en su administración: el primer ministro de Arseniy Yatsenyuk y el viceprimer ministro de asuntos humanitarios de Vitali Klitschko. Cuando declinaronderogó las leyes contra la protesta y acordó acelerar las elecciones presidenciales (que debían celebrarse en aproximadamente un año) para permitir a la gente la oportunidad de votar antes.

Yatsenyuk tuitea su rechazo a unirse a la administración de Yanukovich.

Yatsenyuk tuitea su rechazo a unirse a la administración de Yanukovich.

Si bien estas protestas se volvieron sangrientas, los sistemas que sustentan las repúblicas democráticas funcionaban según lo previsto al obligar a Yanukovich a la mesa de negociaciones con sus electores y oponentes políticos. Uno pensaría que es mejor dejar que el pueblo ucraniano resuelva esto, pero los funcionarios de política exterior de Estados Unidos decidieron lo contrario.

Intervención de Estados Unidos

Una llamada telefónica filtrada, que se cree que tuvo lugar el 28 de enero de 2014, entre la entonces subsecretaria de Estado de Estados Unidos, Victoria Nuland, y el embajador de Estados Unidos en Ucrania, Geoffrey Pyatt, reveló que funcionarios del gobierno de Obama estaban involucrados en un plan para derrocar al presidente ucraniano Yanukovich y reemplazar su administración con aliados occidentales. La llamada fue discutida en varios medios de comunicación con sede en Estados Unidos, aunque, en su mayor parte, se abstienen de discutir su contenido y, en cambio, se centran en el comentario improperio de Nuland de «Fuck the EU» y destacan que los piratas informáticos rusos probablemente fueron la fuente de la filtración. Luego, la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, corroboró la legitimidad de la llamada ya que «no discutió la autenticidad de la grabación y dijo que Nuland se había disculpado con los funcionarios de la Unión Europea por sus comentarios», según Associated Press. Escucha la llamada completa aquí:

Estas son las que creo que son las citas clave de la llamada y su contexto e implicaciones [énfasis añadido]:

  • (00:45) Nuland: «Así que no creo que Klitschko deba entrar en el gobierno. No creo que sea una buena idea. No creo que sea necesario». Esto es seguido por un suspiro angustiado de Pyatt y él pide una aclaración, lo que implica que esta es la primera vez que escucha esto. Más tarde menciona que Nuland debería hablar con Klitschko uno a uno. (2:06) Pyatt: «solo conociendo la dinámica que ha estado con ellos donde Klitschko ha sido el mejor perro… Creo que llegar directamente a él ayuda con la gestión de la personalidad».
    • Un par de meses antes, Klitschko había anunciado una campaña para la presidencia y las primeras encuestas lo mostraban como el candidato de la oposición más popular. Durante el momento de la llamada telefónica, todavía estaba haciendo campaña, haciendo titulares en los medios estadounidenses:
    • Poco más de un mes después, a pesar de su apoyo populista, Klitschko anunció que se retiraría de la carrera y se postularía para la alcaldía de Kiev. Parece que Nuland tuvo éxito en «hacer una oficina de esquina» fuera del gobierno nacional y local.
  • (1:22) Nuland: «Creo que Yats es el tipo que tiene la experiencia económica, la experiencia de gobernar». Se refiere a Arseniy Yatsenuk y enfatiza que debe desempeñar un papel de liderazgo en el nuevo gobierno.
    • Menos de un mes después, Yatsenyuk pasó al cargo de primer ministro.
    • Yats firmó rápidamente el tan buscado acuerdo comercial de la UE que inicialmente inició este fiasco.
    • Para ilustrar la postura del nuevo régimen sobre Rusia, al año siguiente Yats pidió a la UE que detuviera el gasoducto ruso Nord Stream 2 y endureció la política de inmigración para los ciudadanos rusos que ingresan a Ucrania.
  • (2:48) Nuland: «Cuando hablé con Jeff Feltman esta mañana, tenía un nuevo nombre para el tipo de la ONU: Robert Serry… Ahora ha conseguido que tanto Serry como Ban Ki-moon estén de acuerdo en que Serry podría venir el lunes o el martes. Así que sería genial ayudar a pegar esto y tener a la ONU para ayudar a pegarlo«.
    • Poco menos de un mes después de esta llamada telefónica, Yanukovich huyó del país debido a la disminución del apoyo de sus aliados. Esto llevó a la Rada Suprema, un cuerpo legislativo dentro del parlamento ucraniano, a afirmarse a sí misma como «la única autoridad legítima en el país» (de un comunicado de prensa del gobierno sobre el asunto). En ese mismo comunicado de prensa, «Robert H. Serry informó que la Organización de las Naciones Unidas ‘aprecia mucho a Ucrania y apoya los procesos actuales‘».
    • Sin embargo, la votación para destituir a Yanukovich y elegir nuevos funcionarios fue ilegal bajo la Constitución ucraniana. Para citar al Huffington Post«Es simplemente falso que la Rada siguiera el procedimiento establecido en la constitución ucraniana para destituir y destituir a un presidente del poder«. Para obtener más detalles, consulte su artículo.
    • Pyatt también menciona la necesidad de «conseguir que alguien con una personalidad internacional ayude a la partera en esto», a lo que Nuland responde que ha estado en contacto con el director de planificación de políticas de Obama, quien le dijo que «Biden está dispuesto». Entonces, irónicamente, el propio Biden probablemente jugó un papel clave en la aprobación de esta votación.

Está bastante claro que el tema de la conversación de Nuland y Pyatt fue cómo dar forma al resultado de esta votación inconstitucional, que, por cierto, cae bajo la definición de un golpe de Estado. La naturaleza profética de esta conversación implica que no fue simplemente una sesión de lluvia de ideas. Este fue un intento deliberado de instalar un régimen amigo de Occidente en una nación soberana, una cuya frontera está a 500 km de Moscú. Todo porque los funcionarios estadounidenses no podían conformarse con la neutralidad y el autogobierno, lo sabían mejor que el pueblo de Ucrania. Jonathan Marcus de la BBC lo resumió bien en ese momento:

Estados Unidos dice que está trabajando con todas las partes en la crisis para alcanzar una solución pacífica, señalando que «en última instancia, depende del pueblo ucraniano decidir su futuro». Sin embargo, esta transcripción sugiere que Estados Unidos tiene ideas muy claras sobre cuál debería ser el resultado y se está esforzando por lograr estos objetivos.

Consecuencias

Estos actos de los Estados Unidos cambiaron para siempre la trayectoria de las relaciones entre Rusia y Ucrania: el acuerdo comercial ruso de 2013 fue revocado, esto empujó a Rusia a un acuerdo similar con China unos meses más tarde, y los años siguientes estuvieron llenos de anuncios periódicos de las intenciones de Ucrania de unirse a la OTAN acompañados de llamativos ejercicios militares como el evento ‘Clear Sky’ patrocinado por la OTAN celebrado en Ucrania en 2018. Recuerde, la OTAN fue creada por los Estados Unidos y otros países occidentales en 1949 con el objetivo declarado de «proporcionar seguridad colectiva contra la Unión Soviética». Dado que la Unión Soviética no ha existido en décadas… ¡¿por qué la OTAN necesita existir, y mucho menos expandirse?! Las tensiones han seguido enconándose desde entonces, culminando en la chispa catalítica del conflicto actual cuando el presidente Volodymyr Zelensky dio a entender que Ucrania podría perseguir la acumulación de armas nucleares si los tratados internacionales no eran satisfactorios. Esta era toda la justificación que Putin necesitaba.

Putin observó a principios de la década de 2000 cómo siete países de la antigua Unión Soviética se unieron a la OTAN. A pesar de las promesas de la administración Clinton de que la OTAN no mantendría las fuerzas militares en Europa del Este de forma permanente, más de 20 años después la OTAN «tiene alrededor de 4.000 soldados en batallones multinacionales, respaldados por tanques, defensas aéreas y unidades de inteligencia y vigilancia» en Estonia, Lituania, Letonia y Polonia, según Reuters. . Putin toleró tales expansiones durante décadas, y aunque no estuvo exento de quejas y actos de represalia propios, claramente no es un loco con la intención de restablecer la Unión Soviética.

Si usted es un ciudadano estadounidense, y si, si Dios quiere, el mundo sobrevive a esta guerra, entonces, por favor, no continúe tolerando a estos políticos del establishment neoconservadores y neoliberales. Están en ambos lados del pasillo: Bush, Clinton, Obama, Schumer, McConnell, Pelosi, Cheney, Anthony Blinken, McCain, John Bolton. Es un tipo especial de arrogancia e ingenuidad creer que las operaciones encubiertas e imprudentes de cambio de régimen florecerán en los valores occidentales. El Medio Oriente ha pagado este precio durante años y ahora las maquinaciones neoconservadoras están poniendo potencialmente en riesgo a todo el planeta.

Fuente: https://www.unz.com/article/the-us-is-culpable-in-todays-ukraine-crisis/

Subtítulos judíos en Ucrania

Por ANDREW JOYCE

«Si me pongo gafas y me miro como todo el resto del mundo, me veo como un monstruo, como un maestro de marionetas, como el maestro de Zelensky, alguien que hace planes apocalípticos. Puedo empezar a hacer esto realidad».
Ihor Kolomoisky, New York Times, noviembre de 2019.

En 2015, un fascinante estudio en Japón encontró que las ratas no solo «abandonarán un barco que se hunde» de acuerdo con la máxima omnipresente, sino que también se involucrarán en un comportamiento altamente altruista hacia las ratas atrapadas para ayudarlas a escapar. Se ayudan mutuamente y huyen como grupo. El estudio me vino a la mente cuando leí un artículo publicado por el Moscow Times el 14 de febrero, que describe la salida simultánea de «al menos 20 vuelos fletados … desde Kiev el domingo, más que en cualquier otro momento en los últimos seis años de observaciones de vuelo». Los aviones privados transportaban a la mayoría de los oligarcas de Ucrania, que evidentemente estaban al tanto de indicios concretos de una guerra inminente en un momento en que se planteaba una invasión rusa a gran escala, pero lejos de ser una cuestión de hecho. La única excepción parece ser Petro Poroshenko, que ha aparecido en las calles de la capital agarrado a un rifle. Desde su partida, los oligarcas que huyen han desaparecido de las discusiones de los medios de comunicación sobre lo que está sucediendo en Ucrania. Este es un dato curioso dado que el significado mismo del término oligarquía implica que estos multimillonarios fueron extremadamente influyentes en la dirección política adoptada por su país hasta hace muy poco. Años de especulación sobre la influencia política y las intenciones de estos oligarcas han sido reemplazados repentinamente por visiones simplistas y en duelo que rayan en lo absurdo: una de una Ucrania democrática inocente que lucha contra el imperialismo ruso / cuasi-fascismo; y el otro de una «operación militar especial» rusa diseñada para «desnazificar» Ucrania. En el siguiente ensayo no quiero criticar o desacreditar ninguna de estas perspectivas obviamente defectuosas, sino devolver parte del enfoque a los oligarcas, y a dos oligarcas judíos en particular: Ihor Kolomoyskyi y Victor Pinchuk.

¿Desnazificar Ucrania?

«Nos esforzaremos por la desmilitarización y desnazificación de Ucrania, así como por llevar ante la justicia a quienes cometieron numerosos crímenes sangrientos contra civiles». Así lo dijo Putin en lo que equivale a su declaración de guerra a Ucrania el 24 de febrero. Esta línea, quizás más que cualquier otra en su largo discurso históricamente ponderado, ha absorbido una considerable atención de los medios. La mayor parte de esta atención se ha dedicado a las representaciones engreídas de Putin como desquiciado o hipócrita. ¿Cómo puede Ucrania ser un país «nazi», dice la lógica, cuando tiene un presidente judío en Zelensky? Para los historiográficamente alfabetizados, es obvio que, para Putin y muchos rusos que comparten su pensamiento, la judeidad de tal o cual político u oligarca es irrelevante para la supuesta amenaza «nazi» que enfrenta Rusia. Nuestro trasfondo centrado en Occidente dicta que vemos el nacionalsocialismo y la Segunda Guerra Mundial principalmente como una acción contra los judíos, y por lo tanto el posicionamiento retórico del nazismo y el judaísmo tiene un efecto singular y discordante. Aquellos comentaristas de los medios de comunicación que apuntan con suficiencia a la judeidad de Zelenskyy están operando dentro de este paradigma. En la Unión Soviética, sin embargo, la Segunda Guerra Mundial / Fascismo fue interpretado más prominentemente como un asunto reaccionario capitalista, imperialista, antieslavo o antirruso. Aunque el lento avance de los monumentos conmemorativos del Holocausto y los programas educativos asociados ahora ha llegado a lo profundo de Europa del Este, la Segunda Guerra Mundial todavía se recuerda principalmente por sus masas de muertos eslavos, no judíos. El elemento racial de la ideología nacionalsocialista fue reconocido en la historiografía temprana del «Holocausto» en el Este, pero no fue puesto en primer plano (incluso en Alemania Oriental) en la forma en que nos hemos absorbido totalmente en Occidente. Por lo tanto, cuando Putin afirma que está buscando la desnazificación de Ucrania, está hablando, con perfecta lógica, menos de partidos políticos con amplias ideologías racialistas o antijudías que de un movimiento imperialista, militarista y antirruso más específico, y específicamente de un incidente durante los disturbios de Maidan en 2014 cuando los nacionalistas ucranianos quemaron un edificio en Odessa. , matando a 31 rusos que se oponían al levantamiento; este incidente fue presentado en el discurso posterior a la invasión de Putin, donde prometió llevar a los perpetradores ante la justicia. Pero no puede haber duda de que los principales objetivos de Putin son los políticos de tendencia otan y orientación occidental y aquellos que han apoyado o ignorado la violencia contra los separatistas de habla rusa desde 2014.

Legítima o no, la condena de Putin al nacionalismo ucraniano desafortunadamente ha iniciado el juego familiar de «Ustedes son los verdaderos fascistas» en Occidente. Como si no tuviéramos suficiente de travesuras de «Antifa son los verdaderos fascistas» que enturbian nuestro discurso social, en los últimos días los medios liberales occidentales se han involucrado en la producción de un gran número de artículos que aseguran a los liberales nerviosos de latte que su apoyo a Ucrania es perfectamente compatible con sus sensibilidades políticas despiertas. En algunos casos, esto ha llevado a algunos giros en U hilarantes y extravagantes, sobre todo en Facebook revirtiendo repentinamente su prohibición de larga data de expresar su apoyo al Batallón Azov de Ucrania, una unidad militar conocida por su adopción de ciertos símbolos de extrema derecha y nacionalsocialistas. La lógica, expresada en The Guardian por el autodenominado experto judío en fascismo Jason Stanley (ver mi discusión anterior de su trabajo), es que Putin puede ser identificado como el «verdadero nazi» porque niega la primacía del sufrimiento judío. Stanley:

El pretexto del líder ruso para la invasión refunde al presidente judío de Ucrania como un nazi y a los cristianos rusos como verdaderas víctimas del Holocausto. … La versión dominante del antisemitismo vivo en partes de Europa del Este hoy en día es que los judíos emplean el Holocausto para apoderarse de la narrativa del victimismo de las víctimas «reales» de los nazis, que son cristianos rusos (u otros europeos orientales no judíos). Aquellos que abrazan la ideología nacionalista cristiana rusa serán especialmente susceptibles a esta cepa de antisemitismo. Con estos antecedentes, podemos entender por qué Putin eligió las acciones que hizo, así como las palabras que utilizó para justificarlas. Ucrania siempre ha sido el objetivo principal de aquellos que buscan restaurar el «poder soviético en forma fascista». Haciéndose eco de los tropos antisemitas fascistas familiares, en un artículo de 2021, el ex presidente ruso Dmitry Medvedev denunció a Zelenskiy como repugnante, corrupto e infiel. La libre elección democrática de un presidente judío confirma en la mente fascista que el fantasma fascista de la democracia liberal como herramienta para la dominación judía global es real. Al afirmar que el objetivo de la invasión es «desnazificar» Ucrania, Putin apela a los mitos del antisemitismo contemporáneo de Europa del Este: que una camarilla global de judíos fueron (y son) los verdaderos agentes de violencia contra los cristianos rusos y las verdaderas víctimas de los nazis no fueron los judíos, sino más bien este grupo. Los cristianos rusos son blanco de una conspiración de una élite global que, utilizando el vocabulario de la democracia liberal y los derechos humanos, atacan la fe cristiana y la nación rusa.

Todo lo cual quiere decir que el profesor Stanley podría hacer con salir y tomar algunas respiraciones profundas y lentas de aire fresco.

Ihor Kolomoyskyi

Si Putin estuviera de hecho buscando a un judío ucraniano mega-rico e influyente que opera la cábala culpable de perpetrar violencia contra los rusos, no tendría que mirar mucho más allá de Ihor Kolomoyskyi. No me sorprendió cuando leí hace un par de días que el Comité de Investigación de la Federación Rusa (FBI de Rusia) ha iniciado más de 400 casos penales contra funcionarios ucranianos, militares y combatientes voluntarios, y que Kolomoyskyi estaba en la lista.

Ihor Kolomoyskyi

Ihor Kolomoyskyi

Rusia ha estado tratando de poner sus manos en Kolomoyskyi desde 2014. Kolomoyskyi, propietaria del banco más grande de Ucrania, además de aerolíneas, grandes participaciones de medios ucranianos y otras compañías, fue acusada en julio de 2014 de fundar y financiar el Batallón de Policía de Patrulla de Tareas Especiales Dnipro-1Amnistía Internacional consideró a la unidad responsable en diciembre del mismo año de bloquear la ayuda alimentaria e intentar privar a las poblaciones de habla rusa de las «repúblicas» separatistas de Donetsk y Lugansk. Operando bajo la máscara del patriotismo ucraniano, Kolomoyskyi, que ofreció recompensas de miles de dólares para los separatistas rusos, de hecho estaba tratando de detener el movimiento separatista para que no se expandiera al corazón de sus intereses comerciales, su ciudad natal de Dnipropetrovsk. Junto con su compañero judío Hennadiy Korban, quien más tarde fue investigado por malversación de fondos y exiliado a Israel, la pareja «no solo hizo capital político al salvar [Dnipropetrovsk] de la guerra, sino que utilizó este surgimiento de Dnipropetrovsk como una ciudad ‘pro-ucraniana’ para proteger los intereses comerciales [de Kolomoyskyi]».

El «patriotismo» ucraniano y las actitudes antirrusas de Kolomoyskyi ya se habían inflamado significativamente por la incautación en 2014 de sus activos en Crimea por parte de las nuevas autoridades rusas. En 2016, RT informó que las autoridades venderían los activos para compensar a los residentes de Crimea que habían sido explotados por privatBank de Kolomoyskyi:

Veinte empresas anteriormente propiedad del oligarca ucraniano Igor Kolomoisky serán vendidas por las autoridades de Crimea. El gobierno de la región está tratando de compensar a las personas que perdieron dinero en los bancos ucranianos, principalmente en el PrivatBank de Kolomoisky. El vicepresidente de Crimea, Konstantin Bakharev, dice que los activos del oligarca se venderán a finales de año por 2.000 millones de rublos (unos 30 millones de dólares). «El dinero se transferirá al fondo de protección de depositantes para pagos de compensación a los residentes de Crimea, cuyos depósitos en los bancos ucranianos superaron los 700.000 rublos (10.500 dólares)», dijo.

Cuando el entonces presidente Petro Poroshenko nacionalizó el PrivatBank de Kolomoyskyi (que también era operado por su compañero judío Gennadiy (Zvi Hirsch) Bogolyubov) en 2016, Kolomoyskyi lanzó su influencia detrás de su compañero judío y popular actor Volodymyr Zelenskyy, ahora un héroe y favorito de los medios de comunicación occidentales. La campaña de Zelenskyy, curiosamente, comenzó con su aparición en el canal de medios de Kolomoyskyi como la estrella de la serie de televisión Servant of the People, donde interpretó el papel del presidente de Ucrania. En la serie, el personaje de Zelenskyy era un profesor de historia de secundaria de unos 30 años que ganó las elecciones presidenciales después de que un video viral lo mostrara despotricando contra la corrupción del gobierno en Ucrania. En retrospectiva, la muestra fue una obra maestra de la ingeniería social y la vida imitando el arte. Reuters informó más tarde:

Uno de los canales de televisión más populares de Ucrania, 1 + 1, propiedad del oligarca Ihor Kolomoisky, le ha dado a Zelenskiy una plataforma poderosa en los últimos meses durante su meteórico ascenso al borde de la presidencia. El sábado, un día antes de que Zelenskiy ganara la primera ronda de la contienda presidencial y estableciera una segunda vuelta con el titular Petro Poroshenko, 1 + 1 llenó su agenda con espectáculos consecutivos del comediante y actor.

Inicialmente hubo cierta inquietud de que todo el asunto podría ser demasiado obvio. «Hay razones legítimas para preocuparse por el futuro de los judíos ucranianos», dijo Vladislav Davidzon, editor en jefe de la revista Odessa Review. «Tener un presidente judío, que también está respaldado por un oligarca judío picaresco, podría hacer que cualquier falla se dirija a la comunidad judía». No tenía por qué haberse preocupado. Zelenskyy saltó a la fama, y una de sus primeras medidas fue nominar a su compañero judío Volodymyr Groysman como primer ministro y apuntar a Poroshenko, poniendo en marcha una secuencia de eventos que resultarían en la reversión de la nacionalización de PrivatBank y el regreso del banco a Kolomoyskyi. Aunque se presenta como un populista anticorrupción, los vínculos de Zelenskyy con Kolomoyskyi han seguido persiguiéndolo, y en octubre de 2021 se reveló a través de los Papeles de Pandora que Zelenskyy, quien constantemente negaba que fuera un «títere» del oligarca judío, y sus asociados habían recibido $ 40 millones en cuentas en el extranjero de fondos vinculados a Kolomoyskyi.

Kolomoyskyi y su creación

Kolomoyskyi y su creación

La mayor parte de este dinero ha sido desangrado por el pueblo ucraniano. Kolomoyskyi, quien actuó como presidente de la Comunidad Judía Unida de Ucrania, compartió generosamente su riqueza con judíos de todo el mundo y fundó la Unión Judía Europea con Vadim Rabinovich, ha sido investigado durante años tanto por el FBI como por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, en particular por perseguir un «vasto plan para robar millones de dólares del banco más grande de Ucrania y mover el dinero a los Estados Unidos para comprar acerías y rascacielos». En una investigación especial, el Pittsburgh Post-Gazette informó la semana pasada que los esfuerzos de Kolomoyskyi para lavar dinero ucraniano robado en los Estados Unidos, a través de sus asociados judíos en el sur de florida Mordechai «Motti» Korf y Uriel Laber, dejaron una estela de devastación económica:

Uno de los hombres más ricos de Ucrania, el oligarca de 59 años está acusado de establecer compañías fantasma, limpiar el dinero a través de propiedades estadounidenses y, en última instancia, dejar un rastro de edificios tapiados, instalaciones de acero fallidas y millones en impuestos a la propiedad no pagados, según muestran los registros judiciales. Mientras que el dinero fue transferido al país para una de las compañías del oligarca, sus operadores cerraron Warren Steel en Ohio en 2016, debiendo millones en impuestos a la propiedad, facturas de servicios públicos y suministros. Durante semanas, los trabajadores se quedaron sin cobertura médica porque no se pagó la prima del seguro, según muestran los registros y las entrevistas. «Mucha gente se fue de aquí muy enojada», dijo Nancy Waselich, ex gerente de TI de la fábrica. «La gente sangraba por este lugar». Aunque hasta ahora nadie ha sido acusado penalmente, los fiscales han presentado acciones legales para confiscar propiedades que alegan fueron compradas con dinero robado del banco de Ucrania, donde Kolomoisky era un accionista importante.

Fedin Shandor, profesor de la Universidad de Uzhgorod y asesor del gobierno sobre desarrollo turístico, ha descrito a Kolomoyskyi como «una sanguijuela que chupa nuestra sangre aquí y la pone en Suiza». Esta «sanguijuela» también ha hecho un juego durante años de empujar a Vladimir Putin, declarando públicamente en 2014 que Putin era «un corto esquizofrénico. Es completamente inadecuado. Ha perdido completamente la cabeza. Su impulso mesiánico para recrear el imperio ruso de 1913 o la URSS de 1991 podría sumir al mundo en una catástrofe».

Víctor Pinchuk

Menos efervescente exteriormente que Kolomoyskyi es Victor Pinchuk, fundador tanto de la Fundación Victor Pinchuk pro-OTAN como de la Estrategia Europea Yalta pro-UE (el grupo de presión detrás de todas esas encuestas prominentes que muestran un apoyo masivo de Ucrania a la membresía de la OTAN y una inclinación general hacia Occidente). Pinchuk ha sido muy influyente en impulsar a Ucrania en una dirección pro-OTAN, incluida su financiación de un concierto gratuito en 2008 encabezado por Paul McCartney que fue «mostrado en pantallas gigantes en cinco ciudades de todo el país» y diseñado para calmar las crecientes divisiones entre el oeste y el este de Ucrania sobre la solicitud de Ucrania ese año para comenzar un Plan de Acción de Membresía de la OTAN (MAP). La visión de Pinchuk de Ucrania está menos explícitamente orientada a la protección de los intereses comerciales, y más hacia convertir a Ucrania en un clon de las democracias liberales occidentales. Además de financiar a Steven Spielberg para producir un largometraje sobre el Holocausto ucraniano, Pinchuk se describe a sí mismo como activo en «proyectos de derechos humanos con George Soros». En 2015, Pinchuk comenzó la campaña para liberalizar aún más las actitudes hacia los homosexuales e integrar a Ucrania en «GloboHomo», invitando a Elton John a hablar en Yalta European Strategy. El discurso fue en muchos aspectos un ejemplo típico de propaganda neoliberal. John comentó:

¿Qué tiene que ver [la homosexualidad] con una conferencia sobre el futuro de la política, la seguridad y la economía de Ucrania? Porque los momentos críticos también existen en la vida de las sociedades y las naciones. La elección de la libertad sobre la represión; la democracia sobre el totalitarismo; aceptación sobre odio. Hoy en día hay opciones más críticas. … Le sugiero que su postura sobre los derechos humanos también será una característica definitoria de la nueva Ucrania, y que no hay una piedra de toque más clara en el tema de los derechos humanos que el respeto y la dignidad que se les brinda a sus ciudadanos LGBT. … Ser tolerante e inclusivo no es sólo lo moralmente correcto, para la nueva Ucrania; es lo más inteligente que se puede hacer. La equidad básica es una inversión en capital humano, y el capital humano es lo que impulsa los negocios. … Les sugiero que aceptar a las personas independientemente de su edad, raza, género, etnia y orientación sexual es hoy la medida de una sociedad abierta, tolerante y democrática. Les pido que comiencen este diálogo. … Las personas en esta sala se encuentran entre las más poderosas de Ucrania y, en algunos casos, las más poderosas del mundo. Ustedes tienen el poder de ayudar a lograr esta nueva era.

Rusia sancionó a Pinchuk en 2018, como parte de un enfoque más amplio hacia las figuras antirrusas en Ucrania. Especialmente notable es la participación de Pinchuk con el Consejo Atlántico. Un informe en The Intercept señala que

El Consejo Atlántico también ha lanzado «UkraineAlert», que publica artículos diarios sobre cómo disuadir a Rusia. Un artículo reciente, «Encuesta: el público occidental respalda un mayor apoyo a Ucrania contra Rusia», señala que la encuesta en cuestión fue encargada por la Fundación Victor Pinchuk y Yalta European Strategy, que pinchuk fundó; sin embargo, el artículo no menciona que la fundación es un gran contribuyente al Consejo Atlántico, donando $ 250,000-499,000 al año, o que el propio Pinchuk, el segundo hombre más rico de Ucrania, forma parte de la junta asesora internacional del Consejo Atlántico.

Victor Pinchuk recibe un premio del rabino Yaakov Dov Bleich

Victor Pinchuk recibe un premio del rabino Yaakov Dov Bleich

Desoligarquización

En un artículo de 2017, EuroMaidanPress dejó en claro que «El objetivo más importante para los oligarcas es el dinero y no los intereses nacionales de Ucrania. … Cuanto antes Ucrania lleve a cabo una política de desoligarquización largamente esperada, mejor, aunque esto será imposible mientras Ucrania esté dirigida por un oligarca». Está claro que al menos dos de los oligarcas chupando la sangre de Ucrania los han llevado a un curso de colisión con la Rusia de Putin.

Todo esto, por supuesto, no quiere decir que la Rusia de Putin sea mucho, o ninguna, mejor. Todavía me parece sorprendente que, cuando se le informó del comentario de Kolomoyskyi de que era un «esquizofrénico bajito», Putin no respondió que era un ladrón por robar a ucranianos, crimeos o rusos, sino que era un ladrón que había «estafado al oligarca ruso [judío] Roman Abramovich por miles de millones de dólares». En otras palabras, gran parte de lo que estamos viendo aquí no es solo una gran geopolítica y nacionalismos enfrentados, sino un subtexto de disputas oligárquicas. En muchos aspectos, lo que estamos viendo es una especie de perverso refrito mórbido de la Edad Media, cuando un rey, financiado y apoyado por «sus judíos», libraba la guerra contra otro financiado por su propio grupo de judíos. El resultado final es normalmente judíos más ricos y muchos muertos europeos.

Cada vez está más claro que los oligarcas judíos de Putin no están contentos con tener que soportar la peor parte de las sanciones occidentales. El Times of Israel informó que dos de los tres oligarcas rusos sancionados por el Reino Unido el 22 de febrero eran judíos (y relacionados): Igor y Boris Rotenberg. Boris Rotenberg es copropietario de SGM Group, la mayor empresa de construcción e infraestructura de Rusia. Igor Rotenberg domina en perforación, infraestructura y bienes raíces. La comunidad judía internacional también se está volviendo cada vez más activa en tratar de proteger a los oligarcas sancionados en ambos lados, principalmente porque los oligarcas a menudo son extremadamente generosos con los judíos, lo que en efecto facilita la transferencia de grandes volúmenes de dinero (a menudo ilegal y lavado) de gentiles a judíos. Cualquier cosa que debilite a los oligarcas, a largo plazo, debilitará a los judíos en su conjunto. Un informe en Haaretz el 27 de febrero comenta:

Varios filántropos judíos multimillonarios son el foco de atención preocupado de las organizaciones israelíes y judías que se han beneficiado de su generosidad. Encabezando esa lista está Roman Abramovich, el doble ciudadano ruso-israelí que hizo una fortuna a través de la privatización de las compañías petroleras de Rusia y ahora es, según los informes, el segundo hombre más rico de Israel. Representantes de varias organizaciones e instituciones israelíes, incluido el memorial y museo del Holocausto Yad Vashem en Jerusalén, el Centro Médico Sheba en Tel Hashomer y la Universidad de Tel Aviv, enviaron una carta pidiendo al embajador de Estados Unidos en Israel, Tom Nides, que se abstenga de sancionar a Abramovich por «su contribución al pueblo judío». Según los informes, la carta a principios de este mes incluía la firma del rabino jefe asquenazí de Israel, David Lau, afirmando que sancionar a Abramovich, quien, además de sus donaciones filantrópicas, tiene inversiones comerciales en Israel, dañaría las causas judías.

Estados Unidos, por su parte, no se ha conmovido por estos llamamientos, y de hecho «envió mensajes a Israel advirtiendo a Jerusalén que se asegure de que los oligarcas rusos sancionados por la comunidad internacional no puedan ocultar su dinero en bancos israelíes». El artículo continúa:

Otro grupo de multimillonarios rusos, algunos de los cuales tienen ciudadanía israelí, que donan generosamente a causas judías e israelíes ya se han visto afectados por las sanciones impuestas contra los bancos rusos. Mikhail Fridman, cofundador y fideicomisario del Genesis Philanthropy Group y del Congreso Judío Ruso, es el cofundador de Alfa Bank, que es el banco privado más grande de Rusia, y continúa formando parte de su junta directiva. Forbes lo incluyó como el 11º hombre más rico de Rusia en 2020. … El Grupo de Filantropía Génesis da a una larga lista de causas en Israel y en todo el mundo judío, incluyendo Yad Vashem, la organización Birthright-Taglit que ofrece viajes gratuitos de 10 días a Israel para judíos de la diáspora, Hillel International y Amigos de las FDI.

Conclusión

¿Puede Putin ser controlado por «sus» oligarcas judíos si comienzan a sentir un pellizco financiero? Esto está por verse, pero los primeros indicios son que ciertamente no le temen. Haaretz informó el 28 de febrero que «los multimillonarios judíos Mikhail Fridman y Oleg Deripaska se han convertido en los primeros oligarcas rusos en expresar públicamente su descontento con la invasión de Ucrania por parte del presidente Vladimir Putin». Creo que esto es extremadamente revelador.

Hace ocho años escribí un ensayo sobre «Nacionalistas, judíos y la crisis ucraniana«, durante el cual expresé cierta simpatía con el nacionalismo ucraniano históricamente arraigado, pero también acepté que los orígenes de la nación son controvertidos y extremadamente complejos. Creo que es difícil, si no imposible, para los «occidentales» formar opiniones válidas sobre los méritos morales de cada causa, ya que ambos (nacionalista ucraniano y separatista ruso) tienen cierta validez: esta es la dura realidad de los estados multiétnicos donde la población está dividida en la autoafirmación y la autodeterminación. Esta situación sólo se hace aún más compleja por la presencia de otro grupo étnico que es extremadamente influyente y puede buscar sus propios intereses en detrimento de la paz y el bienestar de los demás. Como tal, si bien los judíos discutidos aquí pueden no haber «causado» u «orquestado» la guerra en Ucrania, claramente forman un subtexto importante, pero completamente ignorado. Por lo tanto, no estoy ni en el campo pro-Ucrania ni pro-Putin. Sin embargo, estoy muy firmemente a favor de poner fin a cualquier conflicto en el que europeos inocentes estén muriendo innecesariamente, y de una completa «desoligarquización» de ambas partes en la guerra actual.

Fuente: https://www.unz.com/article/jewish-subtexts-in-ukraine/

Ucrania Actualización #3

Por PAUL CRAIG ROBERTS 

Comience leyendo la explicación de Michael Hudson de que las sanciones en realidad recaen sobre Alemania y sirven a los intereses de los tres grupos de interés que gobiernan en Washington. https://www.unz.com/mhudson/america-defeats-germany-for-the-third-time-in-a-century/ Las sanciones hacen mucho más para servir a los intereses de Washington que para dañar los de Rusia. Para Rusia, la principal carga de las sanciones es el insulto.

Rusia está en posición de emitir sanciones paralizantes contra Estados Unidos y Europa, pero hasta ahora no lo ha hecho. Los rusos parecen decididos a prevalecer con la menor fuerza posible. El Kremlin no ha paralizado a Alemania apagando el gas. Los rusos no han nacionalizado activos estadounidenses y europeos. Los rusos no han interrumpido las cadenas de suministro globales al negarse a vender minerales. Los rusos no han detenido la exportación de trigo. Los rusos no han emitido órdenes de arresto internacional para criminales de guerra estadounidenses y europeos por sus crímenes contra la humanidad en Serbia, Afganistán, Pakistán, Irak, Libia, Siria y por sus diversos asesinatos.

En el frente militar, las fuerzas ucranianas están esencialmente rodeadas e incapaces de contraatacar o resistir efectivamente, excepto por algunas milicias nazis* que han instalado sus armas pesadas entre concentraciones de civiles. Bajo las reglas actuales del Kremlin, las fuerzas rusas tienen prohibido disparar armas pesadas en áreas civiles. Los rusos, por supuesto, no reciben ningún crédito por esto. Los presstitutes occidentales continúan repitiendo noticias falsas de ataques rusos indiscriminados contra civiles.

Demuestra la estupidez de los occidentales que creen que Rusia desperdiciaría recursos militares en objetivos no militares. Como dijo Putin, Occidente «es un imperio de mentiras». Pronto estaremos leyendo en el New York Times y escuchando en NPR y CNN que las tropas rusas están arrojando bebés prematuros de incubadoras y bayonetando a los niños.

Occidente grita y grita amenazas y acusaciones porque no puede hacer otra cosa. Los imbéciles occidentales amenazan con enviar yihadistas de ISIS a Ucrania para luchar contra los rusos, enviar veteranos estadounidenses como voluntarios, levantar una fuerza mercenaria en Polonia. Al mismo tiempo, escuchamos que Ucrania ha detenido el avance ruso y está ganando. Entonces, ¿por qué se necesitan todas las fuerzas externas fantasiosas?

El ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, pide a la ONU que «desarme a Rusia», una hazaña inimaginable. Uno se pregunta cómo Kuleba es un ministro de Relaciones Exteriores cuando el gobierno de Ucrania no controla Ucrania. El ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, declara «guerra económica y financiera total contra Rusia», y el vicepresidente del Consejo de Seguridad ruso, Dmitry Medvedev, le dice que «observe sus palabras» o terminará con una guerra real. La idiota presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anunció que la UE va a enviar los aviones de combate ucranianos a través de Polonia, y fue rápidamente contradicha por el presidente de Polonia, Andrej Duda: «No estamos enviando ningún avión a Ucrania porque eso abriría una interferencia militar en el conflicto ucraniano. No nos estamos uniendo a ese conflicto. La OTAN no es parte en ese conflicto». https://www.rt.com/news/550955-poland-bulgaria-deny-warplanes-ukraine/

Putin ha advertido a los países de la OTAN sobre el suministro de armas. Cualquier envío de armas de ese tipo sería destruido en tránsito. Rusia controla el espacio aéreo ucraniano. Las fuerzas ucranianas están rodeadas. ¿Cómo son los brazos para alcanzarlos? ¿Por qué el occidente idiota está tratando de prolongar una guerra perdida? ¿Por qué la Casa Blanca no le ha dicho a Zelensky que se rinda y negocie el mejor acuerdo que pueda obtener con Rusia?

En ninguna parte de las fanfarronadas impotentes de Occidente se habla de poner a Ucrania en la OTAN. En cambio, se habla de poner a Ucrania en la UE. La UE es una alianza económica, no militar, y no está claro qué significa que un gobierno en el exilio sea miembro. El futuro de Ucrania depende de que Rusia se retire después de que logre sus objetivos.

Durante años he escrito que la paciencia de Rusia con Occidente no duraría para siempre, y a menos que Occidente dejara de presionar, Rusia retrocedería. Dije que cuanto más esperara Rusia, más forzosamente tendría que empujar. Dije que teniendo en cuenta la estupidez absoluta de todo el mundo occidental, la situación se volvería peligrosa. Con Rusia y Estados Unidos en alerta nuclear, la situación es peligrosa. Si los títeres de Estados Unidos en Europa que gobiernan sus países en interés de Washington ignoran la advertencia de Putin de no interferir en la operación de limpieza de casas ucraniana, podrían encontrarse bajo ataque, y luego la impotente OTAN tendría que aguantar o callar. Observe ahora cómo la estupidez total de Occidente, «el imperio de las mentiras», lo lleva a ese punto.

Fuente: https://www.unz.com/proberts/ukraine-update-3/

*Extraña relación no tan extraña entre los oligarcas ucranianos judíos junto a su presidente Zelensky también judío con cualquier elemento que se valgan de ellos: Subtítulos judíos en Ucrania

Ucrania y el «Ministerio de la Verdad» orwelliano: el ataque fue lanzado por la OTAN hace ocho años.

Por Manlio Dinucci

La comisaria Ursula von der Leyen anunció que la UE está prohibiendo la agencia de noticias rusa Sputnik y el canal Russia Today para que «ya no puedan difundir sus mentiras para justificar la guerra de Putin con su desinformación tóxica en Europa».
La UE establece así oficialmente el Ministerio orwelliano de la Verdad
, que al borrar la memoria reescribe la historia. Cualquiera que no repita la Verdad transmitida por la Voz de América, la agencia oficial del gobierno de los Estados Unidos, que acusa a Rusia de «ataque horrible, completamente no provocado y no provocado contra Ucrania» está prohibido. Proscribiéndome a mí mismo, informo aquí en extrema síntesis la historia de los últimos treinta años borrada de la memoria.

En 1991, cuando la Guerra Fría terminó con la disolución del Pacto de Varsovia y la propia Unión Soviética, Estados Unidos desató la primera guerra posterior a la Guerra Fría en el Golfo, anunciando al mundo que «no hay sustituto para el liderazgo de los Estados Unidos, que sigue siendo el único estado con fuerza e influencia global».

Tres años más tarde, en 1994, la OTAN bajo el mando estadounidense llevó a cabo en Bosnia su primera acción directa de guerra y en 1999 atacó Yugoslavia: durante 78 días, despegando principalmente de las bases italianas, 1.100 aviones realizaron 38.000 salidas, lanzando 23.000 bombas y misiles que destruyeron puentes e industrias en Serbia, causando víctimas especialmente entre los civiles.

Mientras demolía Yugoslavia con la guerra, la OTAN, traicionando la promesa hecha a Rusia de «no agrandarse ni un centímetro hacia el Este», comenzó su expansión hacia el Este cada vez más cerca de Rusia, lo que llevaría en veinte años a expandirse de 16 a 30 miembros, incorporando países del antiguo Pacto de Varsovia, la antigua URSS y la ex Yugoslavia, preparándose para incluir oficialmente a Ucrania, Georgia y Bosnia Herzegovina, que ya formaban parte de la OTAN (Il Manifesto, Che cos’è e perché è perico-loso l’ampliamento a Est della NATO, 22 de febrero de 2022),

Pasando de guerra en guerra, Estados Unidos y la OTAN atacaron e invadieron Afganistán en 2001 e Irak en 2003, demolieron el Estado libio con la guerra en 2011 y comenzaron la misma operación en Siria a través de Isis, parcialmente bloqueado cuatro años después por la intervención rusa. Sólo en Irak, las dos guerras y el embargo mataron directamente a unos 2 millones de personas, incluido medio millón de niños.

En febrero de 2014, la OTAN, que había tomado posiciones clave en Ucrania desde 1991, llevó a cabo a través de formaciones neonazis especialmente entrenadas y armadas el golpe de Estado que derrocó al presidente debidamente elegido de Ucrania. Fue orquestado de acuerdo con una estrategia precisa: atacar a las poblaciones rusas de Ucrania para provocar una respuesta de Rusia y así abrir una profunda grieta en Europa. Cuando los rusos de Crimea decidieron en un referéndum volver a unirse a Rusia, de la que habían sido parte anteriormente, y los rusos en el Donbass (bombardeado por Kiev con fósforo blanco) se atrincheraron en las dos repúblicas, comenzó la escalada de la guerra de la OTAN contra Rusia. Fue apoyado por la UE, en la que 21 de los 27 países miembros pertenecen a la OTAN bajo el mando de Estados Unidos.

En estos ocho años, las fuerzas y bases de Estados Unidos y la OTAN con capacidades de ataque nuclear se han desplegado en Europa cada vez más cerca de Rusia, ignorando las repetidas advertencias de Moscú. El 15 de diciembre de 2021, la Federación de Rusia entregó a los Estados Unidos de América un proyecto de tratado articulado para desactivar esta situación explosiva (El Manifiesto, «Movimiento agresivo» ruso: Moscú propone la paz, 21 de diciembre de 2021). No solo fue rechazado sino que, al mismo tiempo, comenzó el despliegue de fuerzas ucranianas, bajo el mando de Estados Unidos y la OTAN, para un ataque a gran escala contra los rusos en el Donbass.

De ahí la decisión de Moscú de poner fin a la agresiva escalada entre Estados Unidos y la OTAN con la operación militar en Ucrania.

Manifestarse contra la guerra borrando la historia, significa contribuir conscientemente o no a la frenética campaña de Estados Unidos, la OTAN y la UE que califica a Rusia como un enemigo peligroso, que divide a Europa por los designios imperiales de poder, arrastrándonos a la catástrofe.

***

Manlio Dinucci, galardonado autor, analista geopolítico y geógrafo, Pisa, Italia. Es Investigador Asociado del Centro de Investigación sobre la Globalización (CRG).

Fuente: https://www.globalresearch.ca/ukraine-attack-launched-nato-eight-years-ago/5772434?utm_campaign=magnet&utm_source=article_page&utm_medium=related_articles