LA CLASE MEDIA

7984504 Hay parásitos con muy buena salud. Se diría que todos sangran (impuestos) a un mismo animal, dócil, obediente, aclimatado, adoctrinado, democráticamente adosado.

La clase media mantiene a los de arriba y a los de abajo*. Estos piensan que son unos imbéciles, todo el día trabajando para casi nada. Ellos reciben por no hacer nada y por siquiera intentarlo.

Los de arriba no pueden vivir sin estos idiotas. Todo el día trabajando para ellos.

Todas las clases sociales han tenido una revolución. La de los pobres fue un experimento que se sabía de un fracaso en el cual dichos regímenes no durarían más de cien años. La burguesa empezó en 1789.

La clase media también intentó su revolución, pero esta era más peligrosa, era la revolución del sustento de los parásitos. Había que atajarla sin miramientos. Todo el sistema de los de arriba se puso manos a la obra. La sangre debía seguir corriendo. Los de arriba necesitaban el flujo para respirar, las migajas para los de abajo estaría asegurada simplemente por inercia. Había que actuar.

Así se acabó con el intento de la revolución del que paga. Esto no son palabras menores. Se armó el lío y se intensificó a una alta escala jamás vista. Estos no lo van a intentar más en la vida. Le haremos creer (dicen los de arriba) que su yo va en contra de su de su misma clase, que la media no está hecha para pensar por y para ellos, tienen que pagar tributo tan alto que en el intento de alcanzar esa altura, mueran por agotamiento, como el ratón que cree avanzar en una rueda.

La clase media tiene un valor incalculable, es más, puede prescindir de los parásitos que no arreglan los problemas que les crean quienes les piden su sustento.

¿A qué no saben cual fue la revolución de la clase media? El fascismo y el socialismo nacional.

Átense los machos que vienen curvas, curvas deseadas, curvas donde la clase media maneje el auto, su auto, sus carreteras, su yo, borrado del sistema para que su identidad no coincida con la individualidad personal y de grupo. El grupo, el grueso del sistema, el motor, la conducción… Somos más.

* Con los “de abajo” no me refiero al obrero occidental, parte fundamental en esta clase tan amplia como explotada.

G.R.M. svastica2

 

MIDDLE CLASS

There are parasites in very good health. One would say that all bleed (taxes) to the same animal, docile, obedient, acclimated, indoctrinated, democratically attached. The middle class keeps the upper and lower classes*. They think they are imbeciles, working all day for almost nothing. They receive for doing nothing and for even trying. Those above can not live without these idiots. All day working for them. All social classes have had a revolution. The one of the poor was an experiment that was known of a failure in which these regimes would not last more than one hundred years. The bourgeois began in 1789. The middle class also tried their revolution, but this was more dangerous, it was the revolution of the livelihood of the parasites. It had to be stopped without regard. The entire system of those above went to work. The blood had to keep running. The ones above needed the flow to breathe, the crumbs for the ones below would be assured simply by inertia. You had to act. This is the end of the revolution’s attempt to pay. These are not minor words. The mess was armed and intensified on a high scale never seen. These are not going to try more in life. We will make you believe (say the above) that their self is against their class, that the average is not made to think for and for them, they have to pay tribute so high that in the attempt to reach that height, die by exhaustion, like the mouse that believes in advancing in a wheel. The middle class has an incalculable value, indeed, it can do without the parasites that do not solve the problems created by those who ask for their sustenance. Why do not you know what the middle class revolution was? Fascism and national socialism. Attach the males that come curves, curves wished, curves where the middle class handles the car, its car, its roads, its I, erased of the system so that its identity does not coincide with the personal and group individuality. The group, the thickness of the system, the engine, the driving … We are more.

* With the “from below” I do not mean the western worker, a fundamental part in this class as wide as exploited.

¿SONATA DE OTOÑO?

Siento un gran desazón al comprobar que lo que nos debería unir, nos separa y que todo lo que se realiza sobre estos temas no se Imagenacerca más a la realidad que enfrentarse a un sudoku o un crucigrama. La cabeza trabaja, pero no va más allá que a cerrar el periódico y volver a prestar atención a la tele.

Todos sabemos donde estamos y a qué queremos pertenecer y sobre a todo, a dónde queremos llegar. Por que si lo conseguimos, esto sería el Parlamento Europeo, la Revolución pertenecería a los de abajo, que también es lo que queremos, digo a los de abajo porque colocar a parlamentarios de nuestro signo a contra marea y contra administración es un logro del votante y relevante.

Ahora llega uno y dice que hay que erradicar Bruselas, otro que Franco debería estar vivo entre nosotros, otros que Tejero debería tener 30 años menos. Y saben lo que pienso, que estos tipos son unos iluminados y quieren vivir del cuento. No Tejero ni Franco, sino estos tipos que tienen unos dos mil seguidores y les basta con ellos. O ese párroco, el Sr, Calvo, que tiene contenta a su parroquia de tres alcahuetas. ¿Así queréis sacar votos?

¿Pues sabes lo que diría Franco y seguro que dice Tejero?. -Que os saquéis las castañas del fuego, que ellos o lo hicieron o lo intentaron. Y alguno hay de los que tienen morriña, morriña de no llevárselo -calentitos- ellos, de los buenos tiempos en que vivían bien y ahora no tanto. Y así nos va, que no cree nadie en ¿nosotros?-vosotros.Imagen

¿Cuántos grupúsculos somos? Y sobre todo, aunque me contradiga totalmente por lo que he puesto al principio, ¿quiénes somos realmente? ¿Sería un nacionalsocialista -de los de verdad, no punks de los 90′- bien acogido y viceversa por uno de extrema derecha? ¿Qué quiere SOLUCIONA y otros grupos, volver a la peor España de sacristía y pandereta? con el daño que se le hizo, de hecho, en esta jamás hubo un verdadero fascismo desgraciadamente por culpa de la iglesia, que se hizo defensora de la burguesía capitalista, prima hermana de la de ahora. Una cosa son valores cristianos, que son nuestros, como nuestros padres, y otra cosa es ser mayor de edad y funcionar en la vida por cuenta y riesgo.

O cambiamos, o somos y vamos a seguir siendo el hazmerreír de Europa. No podemos jugar al fascismo verdadero y a los tres minutos convertirnos en un capitalismo de tiburones. O si queremos un nacionalsocialismo de verdad y del siglo XXI. Aquí no se va a Imagenhacer ninguna mamarrachada ni se va a llevar a nadie al “paredón”. Aquí se van a hacer leyes que ayuden a los europeos y por ende a los nacidos en sus respectivos países. Y es posible que tengamos algunas injustas, pero necesarias para el vivir de un pueblo, un pueblo nuevo que pide a voces que se le escuche por alguna ranura del desquebrajado cerebro de nuestros dirigentes. Pero ya no hay marcha atrás. No queremos a los dirigentes estos europeos. Queremos algo nuevo, moderno. Lo caduco, caduco está. Y es que íbamos para quijotes y nos quedamos en bradomines, con todos mis respetos a Inclán.

Sé que mezclo muchos términos, no es lo mismo el nostálgico, el fascismo y el nacionalsocialismo, es un pensamiento generalizado. Imagen

¿Quién se beneficia de todo esto? Pues el PP. ¿Preferimos el PP al PSOE? Ahí está la cuestión. Esto es veneno y ahí está la clave de la desunión y un 90% del fracaso. Porque aquí nunca ha habido fascismo ni por supuesto nacionalsocialismo. En todo caso hay que crearlos, y los nostálgicos, normalmente no aportan nada nuevo.    G.R-M.

Imagen