EL TEMPORIZADOR INFINITO

Incrustaré un artículo de PAT BUCHANAN de la revista digital https://www.unz.com/ e intentaré darle una repuesta quizás insatisfactoria a nivel sentimental y racional, pero en su antítesis, como el dinero, tras un velo que todos vemos y pocos llegamos a él se esconde el enigma. Sigue el dinero, o más bien el sistema que lo abarca y empodera unilateralmente. Pero hay otras fórmulas. Y aquí es donde se colocan los temporizadores…

¿Provocamos la guerra de Putin en Ucrania? Por Pat Buchanan

«[Cuando la Rusia de Vladimir Putin exigió que Estados Unidos descartara a Ucrania como futuro miembro de la alianza de la OTAN, Estados Unidos respondió con arco: la OTAN tiene una política de puertas abiertas. Cualquier nación, incluida Ucrania, puede solicitar la membresía y ser admitida. No estamos cambiando eso.

En la declaración de Bucarest de 2008, la OTAN había puesto a Ucrania y Georgia, cada vez más al este en el Cáucaso, en el camino hacia la membresía en la OTAN y la cobertura bajo el Artículo 5 del tratado, que declara que un ataque contra cualquier miembro es un ataque contra todos.

Incapaz de obtener una respuesta satisfactoria a su demanda, Putin invadió y resolvió el problema. Ni Ucrania ni Georgia se convertirán en miembros de la OTAN. Para evitar eso, Rusia irá a la guerra, como lo hizo Rusia anoche.

Putin hizo exactamente lo que nos había advertido que haría.

Cualquiera que sea el carácter del presidente ruso, que ahora se debate acaloradamente aquí en los Estados Unidos, ha establecido su credibilidad.

Cuando Putin advierte que hará algo, lo hace.

Treinta y seis horas después de esta guerra entre Rusia y Ucrania, potencialmente la peor en Europa desde 1945, dos preguntas deben ser respondidas:

¿Cómo hemos llegado hasta aquí? ¿Y a dónde vamos?

¿Cómo llegamos a esta Rusia, creyendo que su espalda está contra una pared y los Estados Unidos, al acercar cada vez más a la OTAN, la pusieron allí, llegaron a un punto en el que eligió la guerra con Ucrania en lugar de aceptar el destino y el futuro que cree que Occidente tiene reservado para la Madre Rusia?

Considerar. Entre 1989 y 1991, Mijaíl Gorbachov dejó que se derribara el Muro de Berlín, alemania se reuniera y todas las «naciones cautivas» de Europa del Este quedaran libres.

Habiendo colapsado el imperio soviético, Gorbachov permitió que la Unión Soviética se disolviera en 15 naciones independientes. Se permitió que el comunismo expirara como la ideología dominante de Rusia, la tierra donde el leninismo y el bolchevismo se arraigaron por primera vez en 1917.

Gorbachov canceló la Guerra Fría en Europa eliminando todas las causas del lado de Moscú de la división histórica.

Putin, un ex coronel de la KGB, llegó al poder en 1999 después del desastroso gobierno de una década de Boris Yeltsin, quien llevó a Rusia al suelo.

En ese año, 1999, Putin vio cómo Estados Unidos llevaba a cabo una campaña de bombardeos de 78 días en Serbia, la nación balcánica que históricamente había sido un protectorado de la Madre Rusia.

Ese año, también, tres antiguas naciones del Pacto de Varsovia, la República Checa, Hungría y Polonia, fueron incorporadas a la OTAN.

Contra quién debían proteger estos países por las armas de Estados Unidos y la alianza de la OTAN, la pregunta fue bastante hecha.

La pregunta pareció ser respondida plenamente en 2004, cuando Eslovenia, Eslovaquia, Lituania, Letonia, Estonia, Rumania y Bulgaria fueron admitidas en la OTAN, una agrupación que incluía tres ex repúblicas de la propia URSS, así como tres naciones más del antiguo Pacto de Varsovia.

Luego, en 2008, vino la declaración de Bucarest que puso a Georgia y Ucrania, ambas fronterizas con Rusia, en un camino hacia la membresía de la OTAN.

Georgia, el mismo año, atacó su provincia separada de Osetia del Sur, donde las tropas rusas actuaban como fuerzas de paz, matando a algunos.

Esto desencadenó un contraataque de Putin a través del túnel Roki en Osetia del Norte que liberó Osetia del Sur y se trasladó a Georgia hasta Gori, el lugar de nacimiento de Stalin. George W. Bush, que se había comprometido a «poner fin a la tiranía en nuestro mundo», no hizo nada. Después de ocupar brevemente parte de Georgia, los rusos partieron pero se quedaron como protectores de los osetios del sur.

El establishment estadounidense ha declarado que esta fue una guerra de agresión rusa, pero una investigación de la UE culpó al presidente georgiano Mikheil Saakashvili por comenzar la guerra.

En 2014, un presidente prorruso democráticamente elegido de Ucrania, Viktor Yanukovich, fue derrocado en Kiev y reemplazado por un régimen pro-occidental. En lugar de perder Sebastopol, la histórica base naval de Rusia en Crimea, Putin se apoderó de la península y la declaró territorio ruso.

Teddy Roosevelt robó Panamá con similar remordimiento.

Lo que nos lleva a la actualidad.

Independientemente de lo que pensemos de Putin, él no es Stalin. No ha asesinado a millones ni ha creado un archipiélago gulag.

Tampoco es «irracional», como algunos expertos critican. Él no quiere una guerra con nosotros, que sería peor que ruinosa para los dos.

Putin es un nacionalista ruso, patriota, tradicionalista y un realista frío y despiadado que busca preservar a Rusia como el gran y respetado poder que una vez fue y cree que puede volver a serlo.

Pero no puede ser que si la expansión de la OTAN no se detenga o si su estado hermano de Ucrania se convierte en parte de una alianza militar cuyo alarde más orgulloso es que ganó la Guerra Fría contra la nación a la que Putin ha servido toda su vida.

El presidente Joe Biden promete casi cada hora: «No vamos a la guerra en Ucrania». ¿Por qué entonces no descartaría fácilmente la membresía de Ucrania en la OTAN, lo que requeriría que hiciéramos algo que el propio Biden dice que los estadounidenses, para nuestra propia supervivencia, nunca deberíamos hacer: ir a la guerra con Rusia?]»

Hasta aquí el artículo de Pat.

¿Rusia es una bomba con detonador infinito? No, bueno, sí, pero la bomba la ha colocado Occidente. Putin la ha activado, el error de Rusia es el acierto de su antagonista. ¿Pero por qué, o mejor, quién es su enemigo? Su enemigo es la no deuda.

Sigue el dinero. En un mundo globalizado y dominado por las finanzas internacionales es inviable a ojos de la unipolaridad, que un país de primer orden sobreviva con un 20% de deuda pública (o deuda soberana) cuando los países que representan a Occidente sobrepasen el 100% de esta.

Los tentáculos o las llaves del temporizador son incalculables e impredecibles a ojos velados, que somos mayoría, sólo hay que apartar el paño o encender una luz. La OTAN, Unión Europea y demás organismos son brazos ejecutores de un mismo deseo a base de libertad individual mal entendida y un sometimiento, dependencia y en grado extremo, esclavitud de la soberanía nacional.

A Putin se le quiere y se le está comparando con Hitler, pero lo único que tienen en común es el enemigo. Y esto no le hace ser igual. ¿Alemania soberana? Se la aniquila. ¿Irak quiere que le compren con euros el petróleo? Se la aniquila. ¿Libia crear una moneda africana? Se la aniquila.

Los bloques son, globalismo contra soberanismo.

Hace mucho tiempo que la bomba ha sido colocada en el pie de Putin. El detonador infinito ha llegado a su fin.

G.R.M.

NACIONALSOCIALISMO: UNA IDEA, MUCHAS FORMAS DE VIDA (2ª parte)

Seamos claros y concisos. El sionismo (o llámenle como quieran) ha ganado la guerra a images (8)Hitler. Pero las personas somos prescindibles, esto es porque tenemos fecha de caducidad. A Hitler tenemos que empezar a verlo como a un Napoleón. Historia.

Pero a diferencia de este y consustancial a su tiempo, había por medio una ideología. Una forma de Estado creada por un hombre, si muere, lo hacen los dos a la vez. Pero una ideología vive en el tiempo.

Reconozcamos la audacia de los enemigos de esta forma de pensar y de actuación pragmática. El sionismo (o llámenle como gusten) ha conseguido que sea residual y además, como siempre, juega a su favor. Me explico. Viendo el residuo de los que se dicen seguidores, más bien son admiradores de la forma de luchar de los alemanes en la II Guerra Mundial y de sus símbolos y marcialidad. Nada nuevo que no tuviera la idiosincrasia de las armas prusianas. images (2)

Ahí queda todo, los perdedores. Y una propaganda atroz, al igual que al finalizar la Gran Guerra contra los vencidos. Y esto también es historia.

¿Se puede decir que Socialismo Nacional es una medicina para un cuerpo cadavérico? Afirmativo. ¿Tomarías la medicina si te salva la vida y sanas? Toda política es una operación de quirófano y no todas salen bien. Pero volverán a intentarlo con otro enfermo.

Retomando el Socialismo Nacional, y dejando muy atrás toda la Historia, porque la política es presente y futuro, hay que analizar y limpiar esta praxis. ¿Tiene futuro? ¿A quién molesta esta ideología? Y sobre todo ¿por qué?images (5)

Los comunistas están en los parlamentos europeos y esta doctrina tiene más muertes violentas que todas las demás reunidas. Pero fueron vencedores y “planificaron” el mundo para los siguientes cincuenta años en la conferencia de Yalta. Pero no quiero caer en lo que quiero negar anteriormente. Esto ya es historia.

Que una ideología no esté institucionalizada y mire por el bien del pueblo y no le guste el Sistema de las Finanzas Internacionales es un blanco a batir. Un ejemplo claro: con lo que pagamos de intereses, o sea, la deuda, que es el doble de lo que revierte en la ciudadanía, y pagando la mitad de los impuestos que pagamos, habría para pagar el desempleo a todos los parados de un país. Y sobraría… y será para nosotros (y esto es el verdadero Socialismo Nacional).images (4)

Olvidemos uniformes, medallas, banderas, desfiles y centrémosnos en la ideología en sí. Hagamos verdadera reverencia al pasado para servir al presente. Es lento, pero factible.  G.R-M

 

images (7) images (6)