Macron le dice a la plebe que se prepare para un futuro como siervos feudales

Por Chris Menahan

No serás dueño de nada y serás feliz.

https://platform.twitter.com/embed/Tweet

De Lemonde/AFP, «Macron advierte que Francia se enfrenta a ‘sacrificios’ tras el ‘fin de la abundancia'» :

El presidente francés, Emmanuel Macron, advirtió el miércoles que Francia enfrentaba «sacrificios» en una nueva era marcada por el cambio climático y la inestabilidad provocada por la invasión rusa de Ucrania que marcó «el fin de la abundancia».[…] «Creo que estamos en el proceso de vivir un punto de inflexión o un gran trastorno. Primero porque estamos viviendo… el final de lo que podría parecer el final de la abundancia».Refiriéndose a la guerra en Ucrania, agregó: «Nuestro sistema basado en la libertad en el que nos hemos acostumbrado a vivir, a veces cuando necesitamos defenderlo, puede implicar hacer sacrificios».

Hacer colapsar la economía mundial en nombre de «luchar contra los rusos», cerrar la mitad de las plantas de energía nuclear de Francia en nombre de la «seguridad» , paralizar su economía en nombre de evitar que el clima cambie , anunciar el «fin de la abundancia». y culpar a Rusia y al «cambio climático» por el resultado inevitable de sus propias políticas.

¿Cómo de estúpido hay que ser para estar de acuerdo con esta mierda?

Fuente: http://www.informationliberation.com/?id=63300

 La “crisis migratoria” y el ennegrecimiento de Europa

F. Roger Devlin

Clare Ellis es una investigadora canadiense nacida en Escocia que obtuvo su doctorado en la Universidad de New Brunswick en 2017. Su asesor de tesis fue el profesor Ricardo Duchesne , que estaba a punto de ser cancelado ; el tema fue el multiculturalismo y la inmigración masiva en Europa. En una entrevista reciente, describe las pequeñas artimañas y las tácticas dilatorias que tuvo que soportar por parte de administradores y académicos izquierdistas antes de que se aceptara su trabajo [ The Fate Of Europe: A Conversation With Clare Ellis , Postil Magazine, 1 de abril de 2022] Arktos Media trae su investigación como una trilogía tituladaEl ennegrecimiento de Europa . El primer volumen, subtitulado “Ideologías y desarrollos internacionales”, salió hace dos años; el segundo, subtitulado  Inmigración, Islam y la crisis migratoria”, apareció a principios de este verano. El conjunto equivale a una poderosa descripción del suicidio, en realidad asesinato, de una civilización.

El Islam, tal como lo predicaba Mahoma , era tanto una religión como un proyecto político-militar destinado a la conquista del mundo. En su fase inicial de expansión, el Islam invadió Europa a través de la Península Ibérica en el año 711 d.C. antes de ser detenido por Carlos Martel cerca de Tours, Francia, en el año 732. Un segundo avance comenzó cuando los turcos otomanos cruzaron a Europa en 1354, y continuó hasta la captura de Constantinopla en 1453, y solo finalmente fue controlado en 1683en las puertas de Viena. Durante más de dos siglos después, mientras Occidente ascendía a una posición de liderazgo mundial, el Islam se encontraba en retirada. Como cuestión práctica, la doctrina de la guerra santa o yihad como deber religioso que incumbía a todos los musulmanes quedó en suspenso durante este período (sin ser nunca abandonada en teoría). Para 1920, como escribe el Dr. Ellis, solo quedaban cuatro estados musulmanes independientes en el mundo.

El siglo XX, por supuesto, vio el surgimiento de un movimiento anticolonial contra Occidente en gran parte del mundo. En tierras musulmanas, este movimiento tomó la forma de redescubrir la doctrina de la yihad tal como se formuló y practicó en el Islam anterior, pero le dio una nueva intensidad debido a las recientes humillaciones y el anhelo de venganza contra los «infieles» europeos. El renacimiento fue encabezado por la Hermandad Musulmana fundada en Egipto en 1928 . El fundador Hassan al-Banna lamentó que “hoy los musulmanes se ven obligados a humillarse ante los no musulmanes y son gobernados por incrédulos”. Su objetivo, que supuso también era la voluntad de Dios, era revertir este estado de cosas y obligar a Occidente a someterse al Islam.

La migración musulmana al norte y oeste de Europa es en gran medida un fenómeno posterior a la Segunda Guerra Mundial. Alemania Occidental invitó a los turcos como «trabajadores invitados» para ayudar a reconstruir el país después de la guerra, mientras que el Reino Unido y Francia aceptaron inmigrantes musulmanes de sus antiguas colonias . El Dr. Ellis registra que la población musulmana de Alemania aumentó de 20 513 en 1950 a 4 283 000 en 2010. Durante el mismo período de sesenta años, la población musulmana del Reino Unido aumentó de 100 000 a 2,5 millones, y la de Francia de 230 000 a 6,2 millones. , o alrededor del diez por ciento de la población.

El Dr. Ellis muestra que, en toda Europa, los musulmanes están constantemente sobrerrepresentados en las tasas de desempleo, los bajos niveles educativos , el consumo de asistencia social , los delitos violentos y las poblaciones carcelarias . En mayo de 2016, el gobierno de Suecia anunció que menos de 500 de los 163.000 solicitantes de asilo que llegaron en 2015 habían encontrado trabajo. Según un economista sueco, los recién llegados tardan una media de ocho años en integrarse en el mercado laboral. Hasta entonces, viven a expensas de los contribuyentes. En Reino Unido entre 1995 y 2011, los inmigrantes recibieron 100.000 millones de euros más en prestaciones y servicios de lo que pagaron en impuestos, una diferencia del 14% (los de Europa del Esteen realidad aportan un 4% más de lo que sacan).

Muchos musulmanes consideran que los pagos de asistencia social de sus anfitriones «infieles» no son más que lo que les corresponde. Históricamente, cuando los musulmanes conquistaban nuevos territorios, era una práctica normal someter a los no musulmanes a un impuesto especial conocido como jizya . En consecuencia, los pagos de asistencia social pueden interpretarse como una especie de jizya voluntario que anticipa una conquista política real. Anjem Choudary , un clérigo radical activo en el Reino Unido , es explícito al respecto:

Tomamos el jizya que es nuestro de todos modos. La situación normal es tomar dinero del kuffar [infiel]. Tú trabajas, danos el dinero. Allahu Akhbar [Dios es grande].

En otras palabras, estas personas se están riendo de nosotros.

En todas partes de Europa, los musulmanes tienen niveles más bajos de escolaridad completa que la población de acogida, y muchos recién llegados son analfabetos incluso en sus propios idiomas. Esto no sorprenderá a nadie que esté familiarizado con los estudios de Richard Lynn sobre la variación del coeficiente intelectual en todo el mundo. Los gobiernos europeos establecieron celosamente programas de capacitación laboral para “ integrar ” a los inmigrantes, pero la mayoría simplemente los abandona, incapaces de mantenerse al día.

Incluso cuando los inmigrantes musulmanes encuentran empleo, los problemas no terminan. El Dr. Ellis informa que en Francia los empleados musulmanes “utilizan su religión para justificar el robo, la malversación de fondos y el suministro de información privilegiada a las bandas criminales”. También intentan imponer prácticas islámicas en el lugar de trabajo, incluso a los compañeros de trabajo no musulmanes.

La criminalidad es alta entre los inmigrantes. En Suecia, por ejemplo, los delitos violentos se han multiplicado por 32 desde que comenzó la inmigración masiva en 1975. Un informe de la policía alemana de 2014 mostró que el 40 % de los inmigrantes de la región del Magreb en el norte de África cometieron delitos en el plazo de un año desde su llegada a Alemania. . Los delitos contra las mujeres son especialmente comunes y, a menudo, tienen una dimensión yihadista. Como explica la escritora egipcia Serenade Chafik, los violadores musulmanes “están manipulando un concepto de honor de Oriente Medio en el que el honor de una familia, una tribu o incluso una nación se encuentra entre las piernas de las mujeres”. En la mente de los violadores, están destruyendo el honor no solo de las mujeres que son sus víctimas inmediatas, sino también de los países occidentales.

De acuerdo con sus altos niveles de criminalidad, los musulmanes están ampliamente sobrerrepresentados en las prisiones europeas, que muchos yihadistas ven como objetivos convenientes para el proselitismo. Cuando Fouad Belkacem, líder de Sharia4Belgium, fue sentenciado a doce años en el slammer en 2015, comentó: “Todos los que están en prisión están en contra del sistema. Infieles y musulmanes por igual. Hay trabajo por hacer. Será genial.» En su caso, las autoridades captaron el mensaje y aislaron a Belkacem de los demás presos. Pero muchas prisiones europeas se han convertido en academias terroristas virtuales. El gobierno alemán ha intentado responder con «programas de desradicalización» administrados por imanes supuestamente moderados, pero el Dr. Ellis informa que «dichos programas han tenido poco éxito».

Las encuestas no respaldan la idea de que la mayoría de los musulmanes en Europa son «moderados» inofensivos. Una encuesta de seis países publicada en 2013 encontró que el 75% de los musulmanes europeos piensa que solo hay una interpretación posible del Corán que es vinculante para todos los musulmanes y el 65% dice que las reglas religiosas [Sharia] son ​​más importantes para ellos que las leyes de la país en el que viven. Los académicos que realizaron esta encuesta informan que

…mientras que aproximadamente uno de cada cinco nativos [europeos] puede considerarse islamófobo, el nivel de fobia contra Occidente entre los musulmanes es aún mucho más alto, con un 54% que cree que Occidente pretende destruir el Islam.

El 74 % de los musulmanes británicos preferiría que las mujeres musulmanas llevaran velo; el 40% quiere que se implemente la Sharia en Gran Bretaña; El 36% cree que un musulmán que se convierte a otra religión debe ser castigado con la muerte.

Significativamente, las opiniones de línea dura son más comunes entre los jóvenes: el 35% de los musulmanes británicos entre las edades de 18 y 29 expresan su apoyo a los atentados suicidas; en Francia la cifra asciende al 42%. En tales comunidades, los yihadistas activos fácilmente se infiltran y se mueven “como peces nadando en el mar”, como habría dicho Mao Tse-Tung.

La presencia musulmana en Europa aumentó drásticamente después de la llamada crisis de los refugiados de 2015. Anteriormente, las admisiones de refugiados en Europa occidental se regían por las normas de Dublín que estipulan que el estatuto de refugiado debe solicitarse en el primer país extranjero al que ingresa un refugiado. Esta regla sensata estaba destinada a desalentar a los inmigrantes económicos de hacer solicitudes de refugio falsas en países europeos ricos lejos de casa.

En agosto de 2015, la canciller alemana, Angela Merkel, dejó de aplicar unilateralmente las normas de Dublín. En unos pocos meses, entre uno y dos millones de personas entraron en la UE, la mayoría de ellas afirmando ser refugiados de la Guerra Civil Siria. Pero se cree que menos de la mitad eran en realidad de Siria, y el resto provenía de setenta países que se extienden desde África occidental hasta Bangladesh. Nadie lo sabe con certeza; muchos inmigrantes llevan pasaportes falsificados, mientras que muchos otros descartan deliberadamente toda identificación creyendo que esto les beneficiará.

Los informes de noticias europeos sobre los convoyes de «refugiados» centraron la atención en las mujeres y los niños, pero, de hecho, la mayoría de los que llegaron eran hombres solteros. Viajaron cientos o incluso miles de millas a través de múltiples terceros países seguros para llegar a Alemania y otros países ricos del norte de Europa. El comisario de la UE, Frans Timmermans, reconoció que el 60% o más de estos solicitantes de asilo eran inmigrantes económicos ilegales. Un ministro del gobierno griego estimó que en su país muy afectado la cifra estaba más cerca del 90%.

Europol, la agencia de aplicación de la ley de la UE, trató de tranquilizar al público al negar que “los viajeros terroristas utilizan sistemáticamente el flujo de refugiados para ingresar a Europa sin ser notados”, pero muchas pruebas indican lo contrario. En septiembre de 2015, el ministro de Educación del Líbano advirtió al primer ministro del Reino Unido, David Cameron, que uno de cada cincuenta en los convoyes de inmigrantes podría ser yihadista o combatientes de ISIS. ISIS incluso logró apoderarse de ciertas rutas de contrabando, especialmente a través de la costa libia.

Los periodistas de élite celebraron la invasión como una solución a las bajas tasas de natalidad nativa y una supuesta «escasez de mano de obra» (incluso cuando casi una cuarta parte de la población económicamente activa de la UE de 15 a 24 años estaba sin trabajo). En un mensaje de Nochevieja de 2015, Angela Merkel explicó con suavidad que “los países siempre se han beneficiado de una inmigración exitosa, tanto económica como socialmente”, instando a los alemanes a ver a los solicitantes de asilo como “una oportunidad para el mañana”.

Esa misma noche, unos dos mil migrantes participaron en ataques planificados y coordinados contra mujeres alemanas en ciudades de toda Alemania. Se estima que el 70% de los atacantes habían estado en Alemania menos de un año.

Los peores incidentes ocurrieron en Colonia, donde los celebrantes de Año Nuevo tuvieron que correr un desafío de 200 metros de hombres musulmanes agresivos e intoxicados fuera de la estación central de trenes. A las mujeres les arrancaron el pelo y la ropa; fueron manoseadas, robadas, golpeadas y violadas. Una víctima quedó desfigurada permanentemente. La policía antidisturbios respondió, pero fue superada en número e ineficaz. Incluso las ambulancias fueron atacadas.

A la mañana siguiente, la policía alemana informó que la víspera de Año Nuevo «la situación fue relajada, porque la policía estaba bien ubicada en lugares críticos y mostró su presencia». Solo una multitud de informes de testigos presenciales subidos a Internet finalmente los obligó a admitir la verdad.

Un clérigo musulmán local explicó amablemente el punto de vista islámico sobre lo que había ocurrido: «los hechos… fueron culpa de las chicas, porque estaban medio desnudas y con perfume».

Los esfuerzos oficiales para paliar los problemas causados ​​por la inmigración musulmana generalmente parten de la suposición de que el problema no es el Islam en sí mismo sino algo llamado “radicalización”. Al principio, se supuso que tal “radicalización” era causada por la pobreza y el desempleo, pero los estudios empíricos han revelado que los terroristas islámicos son reclutados de todos los estratos de las sociedades musulmanas.

Hoy en día, generalmente se considera que el problema es una falla por parte de los europeos nativos. Un tal Peter R. Neumann del Centro Internacional para el Estudio de la Radicalización y la Violencia Política en el King’s College de Londres, explica que los jóvenes musulmanes se sienten abandonados por las autoridades locales, y su enfado por esto les hace recurrir a la «radicalización». Otros lamentan que los gobiernos no estén patrocinando más programas de trabajo social a largo plazo con “comunidades desfavorecidas”. Aún otros argumentan que los musulmanes no pueden integrarse sin comprender su cultura e idiomas. ¡Los europeos solo tendrán que dominar el turco y el árabe!

Como explica el Dr. Ellis, las razones de la «radicalización» y el terrorismo deberían ser obvias: 1) la intervención militar occidental en el mundo musulmán y 2) la creencia en el Islam como la única fe verdadera destinada a conquistar el mundo entero.

La solución es igualmente obvia: eliminar las fuerzas militares occidentales del mundo musulmán, detener por completo la inmigración musulmana e iniciar un programa agresivo de repatriación. Pero nadie recibe financiación en ningún “Centro para el Estudio de la Radicalización y la Violencia Política” por decir lo obvio.

La presencia de más de 20 millones de musulmanes en Europa Occidental es una herida autoinfligida de la que la civilización europea quizás nunca se recupere. Como observa el Dr. Ellis:

Si esto se estuviera haciendo a los pueblos no europeos en sus propias patrias, habría un alboroto para denunciarlo por lo que realmente es: despojo, marginación, colonización e incluso una forma de genocidio.

Fuente: https://www.unz.com/article/clare-ellis-on-the-migrant-crisis-and-the-blackening-of-europe/

¿Cómo convertirse en antisemita?

Por TOM SUNIC

Los escritos críticos o laudatorios sobre los judíos parecen ser un tema inagotable, aunque a menudo se convierte en una diatriba repetitiva. Durante los últimos dos mil años, se han publicado toneladas de libros y artículos, ya sea alabando a los judíos que mejoran el alma y a sus apóstoles apóstatas en los cielos, o describiendo a sus primeros hermanos judíos como la escoria de la tierra. Junto con cada aumento histórico en la influencia judía, sigue, como se puede presenciar nuevamente en los EE. UU. hoy, el aumento inevitable del antisemitismo, sea lo que sea que signifique esta palabra, o a quien sea que se aplique esta etiqueta genérica con muchos significados. Cualquier relato objetivo sobre los judíos es una coincidencia oppositorum,o simplemente, una tensión conceptual resultante de la coexistencia de dos condiciones que son opuestas entre sí, pero que dependen una de la otra y se presuponen. Hablando objetivamente, cada libro y cada comentario a favor o en contra de los judíos depende de la objetividad autoproclamada de un autor citado. Carl Schmitt, un prominente erudito legal alemán conservador, ahora un nombre familiar para la Alt-Right y la Nueva Derecha en Europa y los EE. UU., poco después de la toma del poder por los nacionalsocialistas, escribió en una de las principales revistas legales alemanas de esa época:

La necesaria tarea de la bibliografía es muy difícil dado que sin duda es necesario que determinemos con la mayor precisión posible quién es judío y quién no.[1]

Sin embargo, lo más importante, que sale a la luz en estos días, es la comprensión clara y definitiva de que las opiniones judías no pueden ponerse al mismo nivel en su contenido intelectual con las opiniones de los autores alemanes o no judíos.[2]

Para evitar cualquier investigación crítica sobre la cuestión judía, llevada a cabo por numerosos antropólogos, biólogos, psiquiatras y estudiosos del derecho alemanes en la Alemania de Weimar y más tarde en la Alemania nacionalsocialista ( ver aquí ), muchos autores judíos y de izquierda, inmediatamente después del final de la Segunda Guerra Mundial, comenzó a inundar los mercados educativos y políticos con tratados demoníacos no solo sobre los «nazis feos», sino también sobre la amenaza de los gentiles blancos que siempre acecha. Uno de los más duros críticos del antisemitismo, muy en línea con los ukases reeducativos de sus correligionarios y coétnicos de la recién restablecida Escuela de Frankfurt, escribió : “La judeofobia es una aberración psíquica. Como aberración psíquica es hereditaria, y como enfermedad transmitida desde hace dos mil años es incurable . [3] El propósito principal del recién lanzado campo académico del psicoanálisis, que más tarde dio origen a la teoría crítica de la raza, y más tarde a un extraño plan de estudios de «Teoría francesa», era patologizar a los blancos en sentimientos perpetuos de culpa. Se extendió en la década de 1950 como un reguero de pólvora, particularmente en las universidades estadounidenses. Pronto, todo el plan de estudios de ciencias sociales en Occidente se convirtió en cursos de demonología con etiquetas como «antisemita» y «nazi» que se convirtieron en los símbolos del Mal Absoluto. De ello se deduce que es imposible conversar con el Mal Absoluto. Con los humanos etiquetados como monstruos extraterrestres o demonios subterráneos, uno no puede negociar; Las disposiciones legales de los derechos humanos no pueden aplicarse a las especies declaradas como no humanas de antemano. Necesitan ser destruidos. Tal visión maniquea, basada en la criminalización del adversario, pronto se convirtió en la base de la política exterior de los EE. UU. y su última rama ahora se observa en la actitud demoníaca de los EE. UU. hacia su ex aliado ruso de la Segunda Guerra Mundial. Los soldados soviético-rusos, después de su liberación de Auschwitz el 27 de enero de 1945, fueron cruciales para cimentar la narrativa antifascista liberal y comunista posterior a la Segunda Guerra Mundial; hoy, por el contrario, su descendencia rusa debe ser excluida de las protecciones del derecho internacional.

Muchos judíos son muy conscientes de que los trabajos que critican su comportamiento, y especialmente los trabajos publicados por académicos alemanes antes y durante la Segunda Guerra Mundial, no fueron todos, y no siempre, productos de mentes aberrantes. Algunas de esas obras contienen verdades inquietantes sobre los judíos. De ahí la razón por la que el primer paso iniciado por los Aliados en la Europa devastada, después de la Segunda Guerra Mundial, fue destruir o hacer inaccesibles miles de libros considerados peligrosos para el establecimiento del orden mundial posterior a la Segunda Guerra Mundial.[4]ver también aquí ).

Jean Paul Sartre , uno de los primeros escritores comunistas y antifascistas franceses , fue uno de los primeros en proporcionar el guión para demonizar a los adversarios políticos, basándose más en su vendetta personal que en su verdadera preocupación por los judíos franceses. Mientras las tropas alemanas preparaban su retirada de Francia a fines del verano de 1944, redactó un breve libro en el que se compadecía de los judíos franceses, comparando su situación con la del héroe de la novela El juicio de Franz Kafka, “ quién sabe si es considerado culpable; el juicio se posterga continuamente, por una semana, dos semanas …[5]Muy probablemente Sartre se apresuró a publicar este pequeño manifiesto judeófilo suyo para adaptarse mejor al espíritu de los tiempos antifascistas vengativos en Europa, pero también para distraer a su audiencia del hecho de que a principios de la década de 1930 se benefició de la beca en un naciente Alemania nacionalsocialista. El gobierno pro-alemán de Vichy en Francia, de 1940 a 1944, nunca lo había molestado, dejando ilesa la representación de sus dramas. Sin embargo, esto no impidió que Sartre, a fines de 1944, junto con un grupo de sus compañeros de viaje comunistas y con la poca ayuda de las potencias de ocupación estadounidenses, lanzara una operación de inquisición intelectual a gran escala contra miles de autores anticomunistas franceses. , artistas y pensadores erróneos: el proceso se conocerá décadas más tarde en Estados Unidos con el nombre de cancelar cultura:

De todas las categorías profesionales, los periodistas y escritores fueron los más afectados. Esto subraya el carácter ideológico del conflicto y las consiguientes purgas. La proporción de escritores y periodistas que fueron fusilados, encarcelados y excluidos de su profesión supera a todas las demás categorías profesionales. ¿Necesitamos recordar el asesinato de Albert Clément, Philippe Henriot, Robert Denoël, el suicidio de Drieu La Rochelle, la muerte de Paul Allard en prisión antes de las audiencias judiciales y las ejecuciones de Georges Suarez, Robert Brasillach, Jean Luchaire […] [o] la pena de muerte pronunciada en rebeldía o la pena de prisión conmutada para Lucien Rebatet, Pierre-Antoine Cousteau, etc.?”[6]

Si uno está de acuerdo por un minuto en que el antisemitismo es de hecho una forma de trastorno mental que requiere el destierro de todos los autores antisemitas del dominio público, o enviarlos a pabellones psiquiátricos, entonces también debe concluir que cientos de libros que critican a los judíos, de la antigüedad a la modernidad, también necesitan un tratamiento similar en retrospectiva: de Tácito a Treitschke, de Dickens a Dostoievski, de Voltaire a Vacher de Lapouge. La lista alfabética de autores que han hecho comentarios críticos sobre los judíos se dispara hasta el infinito.

El grado de antisemitismo es difícil de medir, solo confirmando una y otra vez que esta palabra tiene una amplia capacidad para diversos significados. Hay antisemitas latentes que se limitan a criticar levemente a Israel con la esperanza de evitar la reprensión pública, y también hay quienes usan palabras explícitas y, a menudo, groseras para representar a los judíos. Hay una enorme diferencia en la sintaxis antisemita entre el educado escritor católico Hilaire Belloc y el escritor folklórico Louis Ferdinand Céline, quien, además de escribir sus panfletos antisemitas (todavía prohibidos en Francia), es considerado el mejor novelista francés del siglo XX. . Belloc, por el contrario, prefiere andarse con rodeos en torno a la cuestión judía, utilizando oraciones intrincadas desprovistas de palabras hiperbólicas que inciten a los judíos, siempre vigilando nerviosamente para no cruzar la línea.

Lamentablemente, ahora se ha convertido en un hábito para tantas generaciones, que casi se ha convertido en un instinto en todo el cuerpo judío, confiar en el arma del secreto. Sociedades secretas, un idioma mantenido en secreto en la medida de lo posible, el uso de nombres falsos para ocultar movimientos secretos, relaciones secretas entre varias partes del cuerpo judío…[7]

Céline, por el contrario, parece centrarse con demasiada frecuencia en su prosa antisemita desquiciada y extensa en las vías anales y los genitales judíos. En su peculiar jerga, a menudo difícil de traducir incluso a la jerga estadounidense más grosera, señala:

La jodida República Masónica, supuestamente francesa, está a merced de las sociedades secretas y los bancos judíos (Rothschild, Lazare, Barush, etc.) está en agonía.[8]

O incluso más:

Los Kikes que gobiernan el Universo, ellos los entienden, esos secretos de la opinión pública. Escondidos en las esquinas, tienen todos los cables en sus manos. Propaganda, oro, publicidad, radio, prensa, cine. De Hollywood la judía, a Moscú la yid, misma boutique, mismo teléfono, mismas agencias, mismos Kikes a cargo del puesto de vigilancia, de la caja registradora, de los negocios.[9]

Son raros los académicos contemporáneos que se atreverían a abordar de manera crítica, estudiosa pero desapasionada, el tema tabú más explosivo de nuestro tiempo: la cuestión judía. Por su innovador trabajo sobre los judíos y su papel en la formación del discurso académico y público en los EE. UU., Kevin MacDonald estaba destinado a recibir el beso de la muerte de sus colegas académicos estadounidenses. Toda la comunicación política después de la Segunda Guerra Mundial en todo Occidente se ha basado en el falso mimetismo de los gentiles judeófilos, por un lado, y el resentimiento oculto de los gentiles hacia los judíos, por el otro. Un autor francés que escribe bajo seudónimo señala:

A partir de 1945, ya no existe ninguna cuestión judía, el antisemitismo deja de ser una opinión y se convierte en un delito penal; es raro encontrar a alguien que se atreva a desafiar este tabú.[10]

Los políticos alemanes modernos son un buen ejemplo. Durante las últimas décadas, ni siquiera han pretendido participar en un mimetismo ficticio judeófilo; su veneración por los judíos es hiperreal, si no surrealista, con la existencia del estado de Israel como la razón de ser declarada de Alemania . Cada nuevo canciller alemán, cuando jura su cargo, se obliga a sí mismo a embarcarse en múltiples peregrinajes a Tel Aviv, donde afirma sin ambigüedades, como lo hizo la excanciller Angela Merkel en varias ocasiones, que “ el derecho de Israel a existir es la razón de Alemania de estado” .[11]

Judíos como doppelgangers gentiles

Los rituales de expiación de los políticos estadounidenses y europeos frente a los judíos pueden compararse con el falso comportamiento de ciudadanía en la antigua Europa del Este comunista, donde los comentarios críticos sobre la clase dominante comunista solo podían hacerse en privado y detrás de puertas cerradas. De manera similar, la cuestión judía hoy en día se discute críticamente en Estados Unidos y Europa solo en círculos muy unidos de personas de ideas afines. Por mucho que a las llamadas democracias occidentales les guste alardear en todas las frecuencias sobre la libertad de expresión y la libertad de investigación académica, cualquier comentario crítico sobre los judíos debe permanecer fuera de los límites. Con cualquier pequeño comentario crítico sobre los judíos, si se pronuncia en público, se establece un silencio mortal o se desata el infierno en los medios de comunicación. La censura en los estados comunistas seguramente fue bien descrita por algunos agudos observadores estadounidenses; la autocensura, por el contrario…

Seguramente, el Sistema, junto con sus amables escribas, se regocija al observar la proliferación de diversas sectas antisemitas y múltiples cultos del «Poder Blanco» o los «Nazis de Hollywood», o los judíos-baiters en Internet. Hay dos razones para ello: en primer lugar, el Sistema siempre da la bienvenida a los que se autodeclaran odiadores de los judíos, dado que le brindan el forraje legal necesario para reforzar aún más su gastado mantra de que “las democracias occidentales extienden la libertad de expresión a todos, incluso a sus enemigos.” Y en segundo lugar, cualquier insulto hostil contra los judíos siempre es útil para la policía del pensamiento del Sistema, que fácilmente puede establecer señuelos y acusar a los sospechosos antisemitas de tener un plan maestro para un acto terrorista contra los judíos.

Otro paralelo está en orden. Los antiguos burócratas comunistas de Europa del Este utilizaron la dialéctica marxista con mucha destreza. Al comienzo de su sangriento reinado, la dialéctica fue una herramienta para justificar la destrucción física de sus críticos anticomunistas. Después de la ruptura del comunismo, recurrieron a la misma dialéctica para renombrarse como liberales occidentales y exorcizarse de las acusaciones de haber cometido crímenes gigantescos en su pasado comunista reciente. Asimismo, muchos eruditos judíos recurren a invocaciones dialécticas similares sobre la “marea creciente de antisemitismo”, que les sirve como herramienta para fortalecer aún más la identidad nacional y racial de millones de judíos y llenar las arcas de las organizaciones judías. Se podría plantear una pregunta retórica: ¿Hasta cuándo prosperaría la identidad judía sin generar su antítesis en el Mal Absoluto encarnado hoy en el llamado Supremacista Blanco y su compañero de viaje, el Antisemita? Si uno asume que todos los antisemitas en América y Europa simplemente se desvanecieron en el aire, el Sistema probablemente resucitaría y reconstruiría una nueva marca de antisemitas de la nada. Así como el Sistema en la ex Unión Soviética y Europa del Este obtuvo su legitimidad negativa al reinventar constantemente al hombre del saco del fascismo y el nazismo contrarrevolucionarios, también lo hacen muchas agencias judías y grupos de presión pro judíos en los EE. UU., junto con innumerables organizaciones sociales de izquierda. profesores de ciencias, construyen su identidad, o mejor aún protegen su mandato, alimentando a su malvado hogar querido Hitler y evocando el peligro de sus compinches posmodernos.

De paso, debe afirmarse una y otra vez que la palabra peyorativa «nazismo», aunque no está legalmente prohibida en las comunicaciones privadas, nunca se usó oficialmente ni en un solo documento en la Alemania nacionalsocialista. El término «nazi» fue acuñado por primera vez por los primeros espartaquistas, es decir, los primeros bolcheviques alemanes dirigidos por Moscú en la Alemania de Weimar, para luego ser utilizado masivamente en la Unión Soviética, antes de que se estableciera cómodamente durante la década de 1950 en la lengua vernácula académica y mediática estadounidense. Su equivalente despectivo sería «comunista» para un comunista, aunque ni un solo artículo académico en los EE. UU. o la UE aceptaría un artículo en el que se use la palabra «comunista» como sinónimo de comunista. Además, el sustantivo compuesto Nacional-Socialismo incluye el sustantivo ‘Socialismo’, escrito con S mayúscula,[12]. A los soviéticos y su descendencia occidental moderna de los últimos días, los antifas, también les gusta adornarse con la palabra «socialismo», pero no pueden tolerar que los «nazis» también puedan ser socialistas. La palabra de dos sílabas “nazi” suena más demoníaca, por lo tanto, más aceptable en los principales medios de comunicación.

De manera similar, principalmente debido a la ignorancia deliberada del idioma alemán y la historia cultural alemana, muchos autoproclamados expertos modernos en nacionalsocialismo se refieren a él como una «ideología». Una vez más, ni un solo documento del gobierno nacionalsocialista, ni un solo artículo académico en Alemania, de 1933 a 1945 utilizó el término Ideologie ; el nombre oficial es “Weltanschauung” (cosmovisión) nacionalsocialista de Alemania. Sin embargo, la palabra inglesa “worldview” tampoco refleja mejor la palabra alemana “Anschauung”, una palabra que tiene un significado filosófico matizado, que conlleva una noción de percepción, imaginación, pensamiento figurativo o aprehensión pictórica. (ver aquí )

También se podría revertir la Anschauung antisemita y plantear otra pregunta retórica con respecto a las ilusiones sobre la tentativa desaparición de la influencia judía en Occidente. Si los judíos se fueran repentinamente, como anhelan en secreto muchos antisemitas cristianos blancos, aún quedarían incontables millones de evangélicos estadounidenses, cristianos-sionistas, millones de católicos tradicionales blancos en Europa, todos esperando en coro convertirse en ellos mismos frente a Israel, es decir, más judíos que los judíos y así esperan su turno para ser elegidos. Odiar o amar a los judíos y al judaísmo, pero citar todos los domingos sus guiones e inclinarse ante su dios celoso Yahvé, es sin duda una forma :si no de la mente paranoica blanca, al menos una forma seria de identidad dividida de gentiles blancos.

Credo quia Absurdum ("Creo porque es absurdo")
Credo quia Absurdum ("Creo porque es absurdo")

Credo quia Absurdum («Creo porque es absurdo»)

Las analogías del pene y el ano a las que recurren a menudo muchos antisemitas cuando describen a los judíos también fueron marcas registradas del principal psicoanalista judío, Sigmund Freud. Su obsesión con el complejo de Edipo proyectado sobre sus supuestos clientes gentiles incestuosos y parricidios reflejaba muy probablemente sus propios desórdenes sexuales ocultos. No obstante, Freud merece un gran crédito cuando describe el antisemitismo cristiano como una «neurosis» oculta en su mejor y último libro Moisés y el monoteísmo .[13]

El odio por el judaísmo es en el fondo odio por el cristianismo, y no es de extrañar que en la revolución nacionalsocialista alemana esta estrecha conexión de las dos religiones monoteístas encuentre una expresión tan clara en el trato hostil de ambas.

No es casualidad que los fundamentos intelectuales y culturales del fascismo y el nacionalsocialismo se puedan rastrear hasta el centro de Europa y el norte de Italia, conocidos históricamente por sus fuertes tradiciones católicas, pero que conservan fuertes corrientes paganas que el Vaticano tuvo que soportar durante siglos. , al menos hasta el Concilio Vaticano II en 1962-1965. Muchos eruditos alemanes siguiendo los pasos de Friedrich Nietzsche y simpatizantes del nacionalsocialismo temprano escribieron cientos de artículos y libros que vinculan el judeocristianismo con el surgimiento del bolchevismo temprano. “ La judería, en su búsqueda resuelta de la dominación mundial a través del engaño bolchevique de la humanidad, ha tenido su aliado más fuerte en la fe bíblica disruptiva. [14]

Por otro lado, tampoco es casualidad que en WASP América los judíos hayan tenido un territorio de proliferación mucho mejor que en Europa, mientras continúan prosperando con su celo desmedido, especialmente al enmarcar la narrativa social-jurídica estadounidense moderna. Como escribí hace algún tiempo, muchos eruditos judíos (J. Auerbach, M. Konvitz, JL Talmon) reconocieron correctamente los profundos vínculos teológicos entre la idea estadounidense y el judaísmo. Muchos conservadores tradicionales estadounidenses y nacionalistas blancos pueden tener razón al denunciar los mitos seculares, como el freudianismo, el marxismo y el neoliberalismo, que ven como ideologías manipuladas por escritores y políticos judíos y projudíos. No logran, sin embargo, ir un paso más allá y examinar los orígenes judaicos del cristianismo y la proximidad de estas dos religiones monoteístas. O para ponerlo en una verborrea más actualizada:[15]

Poner a todos los judíos en una sola canasta también es un grave error dado que algunos de ellos han mostrado fuertes sentimientos antisemitas, como los llamados judíos que “se odian a sí mismos”. Estos antisemitas judíos simplemente han agrupado a los apóstatas judíos que han abordado críticamente la mentalidad monoteísta judía en todas sus modalidades religiosas o seculares. Arthur Trebitsch, Otto Weininger, Gilad Atzmon, y mucho menos el erudito revisionista del Holocausto moderno, Gerard Menuhin, son solo algunos de los nombres judíos que se evitan sabiamente en los estudios de ciencias sociales, tanto en las universidades estadounidenses como en las de la UE en la actualidad. Hace mucho tiempo, un judío francés de tendencia izquierdista Bernard Lazar, después de publicar su clásico, fue criticado tanto por la izquierda como por la derecha por sus críticas a sus coetnistas:

Las causas generales del antisemitismo siempre han residido en el mismo Israel, y no en aquellos que lo antagonizaron. Esto no quiere decir que la justicia siempre estuvo del lado de los perseguidores de Israel, o que no se entregaron a todos los extremos nacidos del odio; simplemente se afirma que los judíos eran ellos mismos, en parte, al menos, la causa de sus propios males.[dieciséis]

Sería una pérdida de tiempo tratar de debatir interminablemente sobre la apariencia de Jesucristo. ¿Era su fenotipo similar al del turco-jázaro Bob Dylan, o al del sefardí-magrebí Enrico Macias? ¿Era hijo de Dios, o hijo de una prostituta y su pareja gentil? La discusión sobre su origen celestial o racial probablemente continuará durante otro milenio. El verdadero creyente, sin embargo, siempre sabe la respuesta correcta. Jesús ciertamente no tenía los rasgos faciales de un superhéroe nórdico rubio que observamos en los crucifijos de todas las iglesias de Manila, México o Munich, ni se parecía a Jim Caviezel. Además, su historicidad ha sido debatida acalorada y violentamente durante más de dos mil años por cristianos y no cristianos por igual.Iudeai ) y cristianos ( Chrestianos ) como la misma secta. Por lo tanto, la expresión “judeocristiano” no es de ninguna manera un oxímoron o una corrupción verbal deliberada de una sola denominación religiosa. Los primeros evangelistas no eran europeos; todos los primeros escribas y misioneros cristianos eran casi todos de origen norteafricano y levantino, incluidos Tertuliano, Cipriano, Agustín y Orígenes. En su último y más grueso libro, que contiene más de mil páginas y varios miles de citas de varias fuentes a menudo contradictorias, Alain de Benoist escribe:

De hecho, Jesús nunca polemizó contra el judaísmo, sino dentro de él. Nunca quiso crear una nueva religión, ni establecer una “Iglesia”. A lo sumo, quería reformar desde dentro la religión de Judea, siendo este su único objetivo.[17]

Tampoco la Iglesia, en las últimas décadas, se ha quedado atrás en sus declaraciones judeófilas a pesar de su propio legado grave de persecuciones de judíos a lo largo de la historia. Uno no puede negar para siempre los propios mitos fundacionales.

El 17 de noviembre de 1980, en Maguncia, el Papa Juan Pablo II habló del “pueblo de Dios de la Antigua Alianza que nunca ha sido revocado por Dios”. En junio de 2006, Benedicto XVI recordó a su vez la “relación inseparable que une al cristianismo con la religión judía como su matriz eternamente viva y válida”.[18]

De Benoist escribe además:

En otras palabras, en sus comienzos, el judeocristianismo no era una forma de cristianismo, sino más bien una forma de judaísmo. Por eso, más que hablar de judeocristianismo, sería mucho mejor hablar de judaísmo cristiano.[19]

Pero en algún momento, los hermanos gemelos deben buscar el divorcio y las guerras violentas, que mucho más tarde se convirtieron en una marca registrada mutua de todas las creencias cristianas durante el período medieval temprano y tardío en Europa. Pero primero había que eliminar al padre fundador judío.

La ruptura entre “judíos” y “cristianos” fue, por tanto, parte de un proceso mucho más largo de lo que se pensaba, ya que recién en el siglo IV los dos sistemas se separaron definitivamente. Este fue un punto de inflexión decisivo, ya que en este momento, en el año 325 d.C., se celebró el Concilio de Nicea y, posteriormente, en el año 380 d.C., el cristianismo fue declarado por Teodosio la religión del Estado.[20]

Por terrible que esto pueda sonar en los oídos de muchos devotos anticomunistas cristianos modernos y muchos nacionalistas blancos, Cristo puede calificar como uno de los primeros paleobolcheviques de la antigüedad y sus apóstoles apodados como los primeros cripto-comisarios. Cristianos y comunistas, tras el largo proceso de secularización a lo largo del período de la Ilustración, se convirtieron, sin embargo, en enemigos mortales en la primera mitad del siglo XX. Esto era de esperar ya que tanto los predicadores comunistas como los cristianos habían competido de manera diferente por la salvación de sus ovejas. Sin embargo, su dogma subyacente, supuestamente pacificador, se ha mantenido igual a pesar del uso de diferentes significantes respectivamente: multirracialismo, multiculturalismo, ecumenismo, es decir, comunismo y globalismo. Junto a los agitadores antifa de hoy en día y varias agencias judías, Bischofskonferenz (DBK) es hoy el portavoz más elocuente de las migraciones no blancas hacia Occidente, conocidas ahora con el nombre de Gran Reemplazo.

Notas:

[1] Carl Schmitt. „Die deutsche Rechtwissenschaft im Kampf gegen den jüdischen Geist“, Deutsche Juristen-Zeitung (München und Berlin: CH Beck’sche Verlagsbuchhandlunog; vol.20/41, 1936), p.1194.

[2] Ibíd., pág. 1196.

[3] Rudolph M. Loewenstein, cristianos y judíos; Un estudio psicoanalítico (Nueva York: International Universities Press, Inc., 1951), pág. 15.

[4] Liste der auszusondernden Literatur (Berlín: Zentralverlag, 1946).

[5] Jean Paul Sartre , Antisemita y judío , trad. Georg J. Becker (1948 NY: Libros Schocken, 1976). pág.63

[6] Dominique Venner, Histoire de la Collaboration (París: Pygmalion, 200p), p. 515-516.

[7] Hilaire Belloc, Los judíos (Londres: Constable & Company, Ltd, 1922), pág. 100.

[8] Louis Ferdinand Céline , Escuela de cadáveres , trad. Szandoer Kuragin (Publicado por primera vez en francés en 1938). https://schoolforcorpses.wordpress.com/

[9] LF Céline, Trifles for a Massacre, de Traductor Anónimo (AAARGH, Editorial, Internet, 2006), p. 37. (Publicado por primera vez en francés, 1937). https://aaargh.vho.org/fran/livres6/CELINEtrif.pdf

[10] Henry Boulade, “Petit inventaire de l’antisémitisme”, en Écrits de Paris , n° 656 (julio de 2003), pp. 29-37.

[11] Thorsten Schmitz, „Das neue Israel“, Süddeutsche Zeitung , 17 de mayo de 2010.

[12] Nikica Mihaljević, Ustaški put u socijalizam : U teoriji i praksi NDH : Zbirka rasprava i članaka nikad objavljenih poslije 1945. (Zagreb: Nakladnik: Naklada Pavičić, 2016).

[13] Sigmund Freud, trad. por K. Jones, Moses and Monotheism (Londres: Publicado por Hogarth Press y el Instituto de Psicoanálisis, 1939), p.148.

[14] Hans Hauptmann, Bolschewismus in der Bibel (A. Klein Verlag, Archiv Edition 1937), p.117-118.

[15] T. Sunic, prefacio de K. MacDonald, Homo americanus; Child of the Postmodern Age (Londres; Arktos media, 2018), pág. 120 y passim.

[16] Bernard Lazare, Antisemitism, Its History and Causes (Nueva York; The International Library Publishing Co., 1903) p. 8.

[17] Alain de Benoist, L’Homme qui n’avait pas de père (París: Krisis, 2021), p. 44.

[18] Ibíd., pág. 55.

[19] Ibíd., pág. 873.

[20] Ibíd., pág. 933.

(Reeditado de The Occidental Observer con permiso del autor o representante)

Fuente: https://www.unz.com/article/how-to-become-an-anti-semite/

Escrito por un europeo para europeos

Por JARED TAYLOR 

Dominique Venner fue un historiador, ensayista y activista francés que, el 21 de mayo de 2013, se quitó la vida, en la Catedral de Notre Dame, en protesta por la degradación de Occidente. En la nota de suicidio que dejó en el altar, Venner escribió:

En la noche de mi vida, enfrentando inmensos peligros para mi patria francesa y europea, siento el deber de actuar mientras todavía tenga fuerzas. Creo que es necesario sacrificarme para romper el letargo que nos atormenta… Elegí un lugar altamente simbólico, la Catedral de Notre Dame de París, que respeto y admiro: fue construida por el genio de mis antepasados en el sitio de cultos aún más antiguo, recordando nuestros orígenes inmemoriales.

Varios de sus libros están ahora disponibles en inglés. Su más reciente, A Handbook for Dissidents, acaba de estar disponible en una edición cuidadosamente ilustrada disponible aquí. Tuve el honor de que me pidieran que escribiera lo siguiente.

«Este Manual fue escrito por un europeo para europeos», escribe el patriota y ensayista francés Dominique Venner. «Otros, provenientes de otros pueblos, otras culturas, otras civilizaciones, podrán leerlo, por supuesto, pero solo por curiosidad intelectual». Un manual es una guía o un conjunto de instrucciones, y esta es una guía para enfrentar la mayor amenaza que los europeos han enfrentado: «El Gran Reemplazo«, el proceso de sustitución demográfica nombrado por otro gran francés, Renaud Camus.

Venner lo califica de «diferente a todo lo que se ha visto en el pasado». Esto se debe a que, a diferencia de las amenazas potencialmente mortales que los europeos encontraron en Maratón en 490 aC, en Tours en 732 y antes de las puertas de Viena en 1683, El Gran Reemplazo es algo que permitimos. Venner escribe: «Si esta empresa monstruosa… se puede llevar a cabo, es por la connivencia de élites retorcidas o decadentes, pero también y sobre todo porque los europeos, a diferencia de otros pueblos, han perdido su memoria identitaria, su conciencia de lo que son».

Venner confía en que su pueblo se levantará y salvará su civilización, pero advierte que «no hay soluciones políticas esbozadas en este volumen, sino una visión diferente del mundo y de la vida». Este libro es, por lo tanto, un desafío, un desafío para los europeos de hoy para ser dignos de su pasado y construir un futuro del que sus antepasados estarían orgullosos. Creo que este libro también fue un desafío para el propio Venner, un recordatorio de los estándares por los que vive un verdadero europeo y, en el caso de Venner, especialmente, los estándares por los que muere.

Venner dice que escribe para europeos, pero también escribe principalmente para hombres, porque hemos dejado que hombres y mujeres se desequilibren:

Lo masculino por sí solo produciría un mundo de brutalidad y muerte. Lo femenino es nuestro mundo: los padres han desaparecido y los niños se han convertido en pequeños monstruos mimados, débiles y tiránicos; los delincuentes no son culpables, sino víctimas de la sociedad o enfermos a los que debemos cuidar… Sin el manto de las mujeres que avanzan, el feminismo ha extendido la hostilidad hacia la masculinidad y la degradación de la feminidad. Hablar, como a veces hacemos, de una «feminización» de nuestras sociedades me parece inapropiado. El verdadero problema es la emasculación.

Venner incluso escribe: «La presencia de la guerra, aunque solo sea como una sombra, es lo que le da a una sociedad su significado y poesía. Esto es lo que le permite unirse y mantenerse como algo más que una turba sin forma: un pueblo, una ciudad, una nación».

Dominique Venner

Dominique Venner

Los europeos de hoy libran guerras absurdas destinadas a convertir a todas las personas en consumidores intercambiables de bienes inútiles y fetiches ideológicos. Venner explica por qué:

La creencia en nuestro llamado universal es errónea y peligrosa. Encarcela a los occidentales en un etnocentrismo paradójico que les impide reconocer que otros hombres no sienten, no piensan y no viven como ellos.

Venner agrega: «Los hombres viven solo por lo que los distingue: clanes, pueblos, naciones, culturas y civilizaciones, no por lo que tienen superficialmente en común. La humanidad común es mera animalidad».

Cualquiera que entienda esto y levante su voz contra la capitulación se encuentra en guerra con su propio pueblo. Venner escribe que:

descubrió que el coraje requerido de un disidente radical en tiempos de guerra civil empequeñece al de los héroes de las guerras regulares. Estos últimos reciben de la sociedad legitimidad y testimonios de gloria. Por el contrario, el disidente radical debe encontrar dentro de sí mismo su justificación, y enfrentar la represión encubierta, así como la culpa y el odio de las masas.

Cualquiera que hoy luche por Europa lo sabe.

¿Cómo redescubrimos quiénes somos? Para Venner, la respuesta está en Homero, porque La Ilíada y La Odisea no son solo las historias fundacionales de nuestra civilización; son escrituras. Homero revela «el núcleo de la civilización europea»:

¿Quién soy? ¿Qué somos? ¿Adónde vamos? A estas preguntas, Homero nos ha dado respuestas siempre válidas, y él es el único que lo hace con tanta profundidad. A los europeos que se cuestionan a sí mismos y a su identidad, sus dos grandes poemas ofrecen un espejo en el que encontrar nuestro verdadero rostro interior, el coraje estoico frente a lo inevitable, la fascinación por lo noble y bello, el desprecio por la bajeza y la fealdad.

Para Homero, la vida, esta cosa pequeña, efímera y tan común, no tiene valor en sí misma. Llega a valer algo sólo por su intensidad, su belleza y el aliento de grandeza que cada uno puede darle, sobre todo a sus propios ojos.

Aunque la mayoría de los héroes de Homero son hombres, Penélope es también un modelo de feminidad fuerte, fiel y admirable.

"Odiseo y Penélope" de Johann H.W. Tischbein, 1802.

«Odiseo y Penélope» de Johann H.W. Tischbein, 1802.

En unas pocas palabras sobre Homero, Venner describe todo lo que el europeo de hoy no es: «[Homero] despierta en nosotros una sed de heroísmo y belleza… A los europeos, el poeta fundador les recuerda que no nacieron ayer. Les transmite el núcleo de su identidad, la primera expresión perfecta de una herencia ética y estética de coraje trágico frente a un destino ineludible». Homero también enfatiza «la importancia de que un individuo sienta un sentido vital de pertenencia a un pueblo o una ciudad que lo precede y lo sobrevivirá».

Venner también admiraba a los estoicos que creían que «todo lo que no depende de nuestra libertad de acción (por ejemplo, accidentes, enfermedades, a veces incluso riqueza o pobreza) no es ni bueno ni malo en sí mismo; es indiferente. Entonces debemos dejar de preocuparnos por eso». Venner parafrasea a Epicteto: «Gente, las cosas pueden matarme, no afectarme en mi alma, porque la he hecho invulnerable, inviolable».

Venner cita un pasaje de una de las novelas de André Maurois sobre los jóvenes oficiales británicos que Maurois conoció durante la Primera Guerra Mundial:

Su juventud sirvió para engrosar su piel y endurecer su corazón. No temen ni el puño ni el destino. Consideran la exageración como el peor de los vicios, y la frialdad como un signo de aristocracia. Cuando están abatidos, usan la máscara del humor. Cuando están extasiados, no dicen nada, no todos. . . .

Venner agrega: «Incapaces de controlar el destino, se les enseñó a controlarse a sí mismos».

No podemos leer algunos pasajes de Samurai of the West sin pensar en el propio final trágico-heroico de Venner. Escribe que fueron los romanos «quienes convirtieron el suicidio en el acto filosófico por excelencia, un privilegio humano negado a los dioses» que nunca pueden morir. Venner también admiraba el espíritu guerrero japonés.

Altar de la Catedral de Notre Dame. (Imagen de crédito: Nmillarbc, CC BY-SA 3.0, vía Wikimedia Commons)

Altar de la Catedral de Notre Dame. (Imagen de crédito: Nmillarbc, CC BY-SA 3.0, vía Wikimedia Commons)

«Seppuku [el suicidio ritual de un guerrero] no era solo un medio para escapar de la deshonra para el bushi [guerrero]», escribe. «También fue una forma extrema de demostrar su autenticidad con un acto libre y heroico». Cita de la guía del siglo 18 para el guerrero, el Hagakure: «Es necesario prepararse para la muerte todo el día, y día tras día», y agregando en sus propias palabras, «Así superaremos la angustia de vivir y el miedo a morir. . . . Sólo si estamos sometidos a ella la muerte carece de sentido. Si es querida, tiene el significado que le damos, incluso cuando no tiene ningún uso práctico».

En un pasaje más suave, Venner escribe: «La muerte pone fin a las enfermedades crueles y a la decadencia de la vejez, dando así paso a las nuevas generaciones. La muerte también puede llegar a ser una liberación cuando el destino de uno se vuelve demasiado doloroso o deshonroso».

Para Venner, el cristianismo se ha convertido en un obstáculo para el heroísmo europeo. Cita a Celine:

Difundida entre las razas viriles, las odiadas razas arias, la religión de «Pedro y Pablo» cumplió su deber admirablemente: redujo a los pueblos subyugados a subhumanos pobres y sumisos, comenzando desde la cuna; envió a estas hordas, confundidas y embrutecidas, borrachas con la literatura de Cristo, en busca de la Sábana Santa y las huestes mágicas; les hizo abandonar para siempre a sus dioses de sangre, a sus dioses de raza… Aquí está la triste verdad: los arios nunca supieron amar o adorar, pero el dios de otros pueblos, nunca tuvo su propia religión, una religión blanca. . . .

Venner también cita a Jean Raspail, autor de El campamento de los santos: «[Los inmigrantes] están protegidos por la caridad cristiana. ¡En cierto modo, la caridad cristiana nos está llevando al desastre!»

Pero si Venner es ateo, es un ateo cristiano respetuoso: «No rasco los siglos cristianos en absoluto. La catedral de Chartres es tan parte de mi mundo como lo es Stonehenge o el Partenón. Esta es la herencia que debemos recibir». También escribe que «No es necesario ser cristiano para entrar [en una iglesia]… La calma, el silencio y la belleza arquitectónica hacen de una iglesia un retiro beneficioso. . . . Siéntate aparte y deja que el silencio entre en ti».

Pero los cristianos deben cambiar:

Espero que en el futuro, desde la iglesia de mi pueblo, así como desde nuestras catedrales, sigamos escuchando el sonido tranquilizador de las campanas. Pero aún más espero que las oraciones que se escuchan bajo sus bóvedas cambien. Espero que la gente deje de pedir perdón y misericordia, y en su lugar pida vigor, dignidad y energía.

Fue, por supuesto, en una de las iglesias más famosas de la cristiandad donde Venner se quitó la vida.

Dominique Venner creía que mientras el hombre europeo no se extinguiera, sus formas externas degeneradas pueden volver a ponerse en conformidad con su espíritu antiguo e indomable. Él compró este libro hasta el final con palabras para que viviéramos:

Hagas lo que hagas, tu prioridad debe ser cultivar dentro de ti mismo, todos los días, como un augurio de buena fortuna, una fe indestructible en la permanencia de la Tradición europea.

Sabemos que individualmente somos mortales, pero que el espíritu de nuestro espíritu es imperecedero, como lo es el de todos los grandes pueblos y todas las grandes civilizaciones. ¿Cuándo ocurrirá el gran despertar? No lo sé, pero de este despertar no tengo ninguna duda.

Fuente: https://www.unz.com/jtaylor/written-by-a-european-for-europeans/

Sanciones de la OTAN y el próximo desastre mundial del combustible diésel

Por F. William Engdahl

En medio de la actual crisis de inflación mundial, los jefes de Estado de la OTAN y los principales medios de comunicación repiten un mantra de que los altos precios de la energía son un resultado directo de las acciones de Putin en Ucrania desde finales de febrero. La realidad es que son las sanciones occidentales las responsables. Esas sanciones, incluida la reducción del acceso interbancario de SWIFT para los principales bancos rusos y algunas de las sanciones más severas jamás impuestas, apenas están teniendo un impacto en las acciones militares en Ucrania.

Lo que muchos pasan por alto es el hecho de que están afectando cada vez más a las economías de Occidente, especialmente a la UE y los Estados Unidos. Una mirada más cercana al estado del suministro mundial de combustible diesel es alarmante. Pero los planificadores de sanciones occidentales en el Tesoro de los Estados Unidos y la UE saben muy bien lo que están haciendo. Y es un mal augurio para la economía mundial.

Si bien la mayoría de nosotros rara vez pensamos en el combustible diésel como algo más que un contaminante, de hecho es esencial para toda la economía mundial de una manera que pocas fuentes de energía lo son. El director general de Fuels Europe, parte de la Asociación Europea de Refinadores de Petróleo, declaró recientemente: «… hay un vínculo claro entre el diésel y el PIB, porque casi todo lo que entra y sale de una fábrica va utilizando diésel«.

Al final de la primera semana de la acción militar de Rusia en Ucrania, sin sanciones aún específicas para las exportaciones de combustible diesel de Rusia, el precio europeo del diesel ya estaba en su máximo de treinta años. No tenía nada que ver con la guerra. Tuvo que ver con los draconianos confinamientos globales por covid desde marzo de 2020 y la desinversión simultánea de Wall Street y las firmas financieras globales en compañías de petróleo y gas, la llamada Agenda Verde o ESG. Casi en el primer día de las acciones de las tropas rusas en Ucrania, dos de las compañías petroleras más grandes del mundo, BP y Shell, ambas británicas, detuvieron las entregas de combustible diesel a Alemania alegando temor a la escasez de suministro. Rusia suministraba entre el 60 y el 70% de todo el diésel de la UE antes de la guerra de Ucrania.

En 2020, Rusia fue el segundo mayor exportador mundial de combustible diesel detrás de Estados Unidos, enviando más de 1 millón de barriles diarios. La mayor parte, alrededor del 70%, se destinó a la UE y Turquía. Francia fue el mayor importador, seguido de Alemania y el Reino Unido. En Francia, alrededor del 76% de todos los vehículos de carretera (automóviles, camiones) utilizan diesel. La demanda de diésel de la UE es mucho mayor que en los Estados Unidos, ya que la mayoría de los automóviles también utilizan el combustible diesel más económico y eficiente. En la primera semana de abril, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anunció con orgullo nuevas sanciones contra la energía rusa que comenzarían con una prohibición del carbón. La UE es el mayor importador de carbón ruso. El petróleo y el gas dijeron que seguirían en una fecha posterior. Esa medida tonta simplemente aumentará los costos de la energía, que ya están en un nivel récord, para la mayor parte de la UE, ya que obligará a los precios del petróleo y el gas mucho más altos.

Al comienzo de la crisis de Ucrania, las existencias mundiales de combustible diésel ya eran las más bajas desde 2008, ya que los bloqueos de covid habían causado un daño importante a la situación de demanda y suministro de la producción de petróleo y gas. Ahora el escenario está preparado para una crisis sin precedentes en el diésel. Las consecuencias serán asombrosas para la economía mundial.

El diésel mueve el comercio mundial

Los motores diésel tienen la mayor eficiencia de motor de los motores convencionales. Se basan en el principio de compresión desarrollado en 1897 por Rudolf Diesel. Debido a su mayor eficiencia y mayor kilometraje por galón, el diesel alimenta casi todos los motores de camiones de carga. Alimenta la mayoría de los equipos agrícolas, desde tractores hasta máquinas cosechadoras. Es ampliamente utilizado en la UE, casi el 50% para el combustible de automóviles, ya que es mucho más eficiente en el consumo de combustible que los motores de gasolina. Se utiliza en la mayoría de las máquinas mineras pesadas, como los transportadores de tierras Caterpillar. Se utiliza en equipos de construcción. Los motores diésel han reemplazado a las máquinas de vapor en todos los ferrocarriles no electrificados del mundo, especialmente los trenes de carga. El diesel se utiliza en algunas generaciones de energía eléctrica y en la mayoría de los vehículos militares pesados.

Una escasez mundial de combustible diésel, temporal o a más largo plazo, es, por lo tanto, un evento catastrófico. Las mercancías no pueden trasladarse de los puertos de contenedores a destinos interiores. Sin combustible diésel, los camiones no pueden entregar alimentos al supermercado, ni nada más. Toda la cadena de suministro está congelada. Y no hay posibilidad de sustituir la gasolina en un motor diésel sin arruinar el motor.

Hasta los mal concebidos confinamientos globales por covid de la industria y el transporte que comenzaron en marzo de 2020, la demanda y la oferta de combustible diesel estaban bien equilibradas. Sin embargo, los cierres repentinos colapsaron la demanda de diesel para el transporte de camiones, automóviles, construcción e incluso agricultura. Se cerraron refinerías no rentables. Capacidad disminuida. Ahora, a medida que la producción mundial vuelve a una apariencia de normal pre-covid, las existencias de reserva de diesel en todo el mundo son peligrosamente bajas, especialmente en la UE, que es el mayor consumidor de diesel del mundo, pero también en los Estados Unidos.

¿Racionamiento?

A principios de este año, las existencias mundiales de diésel ya eran peligrosamente bajas y eso hizo que los precios subieran por las nubes. A partir de febrero de 2022 antes del impacto de la guerra de Ucrania, el diésel y las acciones relacionadas en los Estados Unidos estaban un 21% por debajo del promedio estacional pre-covid. En la UE, las existencias fueron del 8% o 35 millones de barriles por debajo del nivel medio anterior a la covid. En Singapur, las acciones del centro asiático estaban un 32% por debajo de lo normal. En conjunto, las existencias de diésel de las tres regiones fueron alarmantemente bajas, unos 110 millones de barriles por debajo del mismo punto del año pasado.

Entre enero de 2021 y enero de 2022, los precios del combustible diésel de la UE casi se habían duplicado, y eso, antes de las sanciones a Ucrania. Hubo varias razones, pero la principal fue el aumento del precio del petróleo crudo y las interrupciones del suministro debido a los bloqueos globales de covid y la posterior reanudación de los flujos comerciales mundiales. Para aumentar el problema, a principios de marzo el gobierno central chino impuso una prohibición a sus exportaciones de combustible diésel, para «garantizar la seguridad energética» en medio de las sanciones occidentales a Rusia. Agregue a eso la reciente prohibición de la administración Biden sobre las importaciones de todo el petróleo y el gas rusos, que en 2021 incluyó aproximadamente el 20% de todas las exportaciones rusas de petróleo pesado. Al mismo tiempo, la UE, en su sabiduría siempre ideológica, está finalizando una prohibición de las importaciones de carbón ruso con prohibiciones sobre el petróleo crudo, el combustible diésel y el gas rusos.

El 4 de abril el precio medio por litro de gasóleo en Alemania era de 2,10 €. El 27 de diciembre de 2021 era de 1,50 euros, una subida del 40% en semanas. Tras las sanciones sin precedentes de Estados Unidos y la UE contra Rusia tras la campaña militar de Ucrania después del 24 de febrero, cada vez más compañías petroleras occidentales y comerciantes de petróleo se niegan a manejar el petróleo crudo ruso o el combustible diesel por temor a represalias. Es seguro que esto se intensificará mientras continúen los combates en Ucrania.

El CEO de Vitol, con sede en Rotterdam, la compañía independiente de comercio de energía más grande del mundo, advirtió el 27 de marzo que el racionamiento del combustible diésel en los próximos meses a nivel mundial era cada vez más probable. Señaló: «Europa importa aproximadamente la mitad de su diésel de Rusia y aproximadamente la mitad de su diésel de Medio Oriente. Ese déficit sistémico de diésel está ahí«.

El 7 de abril, David McWilliams, un destacado economista irlandés que anteriormente trabajaba en el banco nacional irlandés, emitió una nota alarmante. «No solo está subiendo el petróleo, el diésel está subiendo y existe una amenaza real de que el diésel se agote en Europa Occidental en el transcurso de las próximas dos o tres semanas, o tal vez antes de eso… Importamos una cantidad significativa de nuestro diésel, proviene de dos refinerías en el Reino Unido, donde se procesa por primera vez. Esas refinerías no tienen crudo en este momento. Así que básicamente estamos manejando la economía en el día a día, hora a hora». Y agregó: «No solo tenemos una crisis del petróleo, tenemos una crisis energética como la que no hemos visto en 50 años». Según él, la razón por la que las existencias de diesel son tan bajas es que a los países de la UE les resultó mucho más barato subcontratar petróleo y diesel a Rusia con su enorme suministro.

La situación en los Estados Unidos no es mejor. Por razones políticas, el verdadero estado de la crisis del combustible diesel está siendo minimizado por la administración Biden y la UE. La inflación ya está en máximos de 40 años en los Estados Unidos. Lo que significará la crisis mundial del combustible diesel en desarrollo, salvo un cambio importante, es un impacto dramático en todas las formas de transporte de camiones y automóviles, agricultura, minería y similares. Significará una catástrofe para una economía mundial que ya está fallando. Sin embargo, gobiernos como la coalición alemana «Ampel» (semáforo), con su demencial agenda de Carbono Cero, y sus planes para eliminar gradualmente el petróleo, el carbón y el gas, o la cábala de Biden, ven en privado la explosión de los precios de la energía como un argumento adicional para abandonar los hidrocarburos como el petróleo por la energía eólica y solar poco confiable y costosa. La verdadera economía global industrial interconectada no es como un juego de juguetes lego. Es altamente complejo y finamente afinado. Ese ajuste fino está siendo sistemáticamente destruido, y toda evidencia es que es deliberado. Bienvenidos a la agenda eugenésica del Gran Reinicio de Davos.

***

F. William Engdahl es consultor de riesgo estratégico y conferencista, tiene un título en política de la Universidad de Princeton y es un autor de best-sellers sobre petróleo y geopolítica. Es Investigador Asociado del Centro de Investigación sobre la Globalización (CRG).

Fuente: https://www.globalresearch.ca/nato-sanctions-coming-global-diesel-fuel-disaster/5777305

McKinseyGate: El gobierno en la sombra de Francia y el ascenso del estado corporativo

En Francia, a las consultoras se les han pagado miles de millones de euros para asesorar a los gobiernos sobre políticas que van desde la vacuna contra el coronavirus hasta el cambio climático y el despliegue de la vacuna, así como la transformación digital, según un nuevo informe publicado por el Senado francés. Si bien las sumas financieras son asombrosas, el verdadero escándalo es el nivel de influencia en la política que estos oscuros actores corporativos ejercen en lo profundo de los pasillos del gobierno.

Las revelaciones contenidas en este informe son extraordinarias y exponen el funcionamiento interno de los niveles más altos del estado francés, en lo que solo puede describirse como la captura corporativa casi completa de la burocracia.

Desde entonces, los hallazgos del informe del Senado han sido adoptados por unanimidad por los miembros del comité el 16 de marzo, y se traducirán en una propuesta legislativa y un proyecto de ley transpartidista que ya ha sido anunciado.

Lo que se ha revelado es impresionante, y abre la puerta a lo que podría ser uno de los escándalos más trascendentes en décadas.

Este artículo no solo examinará la adquisición corporativa de departamentos gubernamentales completos, sino que también analizará el análisis de riesgo-beneficio del gobierno en su uso liberal de los servicios de consultoría, y describirá el peligro que radica en tales asociaciones público-privadas. También proporcionará evidencia concreta de los profundos y problemáticos vínculos comerciales de las empresas de consultoría con el Poder Ejecutivo del Gobierno francés.

Es importante examinar cómo estas poderosas empresas de consultoría sustentan una red transnacional mucho más grande. Esto plantea una serie de preguntas importantes: ¿cuál es la probabilidad de que se produzca un conflicto de intereses y representan un peligro para la seguridad nacional de los países? ¿Están los funcionarios electos y los funcionarios públicos pasando a un segundo plano frente a los particulares no electos y sus empresas a quienes se les permite dirigir las políticas públicas a favor de una agenda corporativa transnacional mucho más amplia?

Después de una investigación parlamentaria de cuatro meses que investiga los lucrativos contratos otorgados a firmas de consultoría como Accenture, Bain & Company, Boston Consulting Group (BCG), Cap Gemini, Deloitte, Eurogroup, EY, McKinsey & Company, PwC, Roland Berger y Wavestone, la Comisión del Senado francés ha publicado sus hallazgos, y el resultado es bastante condenatorio. La investigación fue dirigida por senadores y la bancada opositora del gobierno francés.

El uso de empresas de consultoría por parte de la administración francesa se ha más que duplicado desde el comienzo del mandato presidencial de cinco años de Macron. Según el informe de la comisión del Senado, se ha identificado un aumento notable del 45% en 2021, algunos de los cuales pueden atribuirse a la pandemia de Covid-19.

Muchas preguntas y hallazgos serios han surgido del informe de investigación del comité del Senado, incluida la probabilidad de que Karim Tadjeddine, director asociado de McKinsey & Company, se haya perjurado durante una audiencia en el Senado cuando, según la senadora Éliane Assassi, afirmó bajo juramento que McKinsey estaba pagando impuestos en Francia.

https://platform.twitter.com/embed/Tweet.html

A pesar de que McKinsey recibió muchos contratos en Francia, la investigación de la comisión sobre este asunto, con la ayuda del departamento de presupuesto del gobierno, revelará que McKinsey no ha pagado ningún impuesto en Francia durante al menos 10 años. ¿Cómo puede ser esto?

En una conferencia de prensa, Eliane Assasi describió el uso gubernamental de estas firmas de consultoría como un «reflejo» y describió cómo estas compañías están integradas al más alto nivel dentro del gobierno, y participan integralmente en la mayoría de los principales proyectos de reforma del gobierno, incluido el plan de reforma de pensiones, la reforma de los beneficios de vivienda y varios aspectos clave del plan de recuperación económica del gobierno.

La conclusión del informe de 350 páginas es muy alarmante. Naturalmente, el pueblo de Francia quiere respuestas.

La puerta giratoria público-privada

Tras la elección del presidente Nicolas Sarkozy en 2007, el uso de empresas de consultoría se convirtió en un fenómeno con firmas como McKinsey, Deloitte, Cap Gemini, BCG y Accenture que aseguraron acuerdos por valor de unos 250 millones de euros durante su mandato. Las empresas buscaron crear un mercado en crecimiento con impulsores de crecimiento del gobierno, con el fin de compensar la caída en el sector empresarial.

Los niveles sin precedentes de pagos a empresas como McKinsey son parte de un presupuesto mucho más amplio que fue asignado por el gobierno francés para contratar empresas de consultoría para ayudar en el diseño e implementación (incluso operativa) de proyectos de política pública en apoyo de la DITP (Dirección Interministerial para la Transformación Pública) y la Dirección Digital Interministerial (DINUM), y la modernización de todos sus departamentos.

Más alarmante es el hecho de que tales empresas fueron contratadas para trabajar directamente en reformas legislativas. Si bien estas empresas pueden afirmar que su búsqueda para asegurar contratos gubernamentales lucrativos no está motivada por ganancias financieras, sino más bien como una inversión en una Asociación Público Privada, la realidad es que esta es una forma de cabildeo que garantiza que numerosos funcionarios gubernamentales de alto nivel estén bien atendidos, ya que eventualmente regresan al mundo corporativo durante unos años ocupando la primera posición en las 40 principales empresas francesas de CAC. antes de volver a la escena política. Esta «puerta giratoria» entre el gobierno y la industria de la consultoría es donde se hace el dinero real para las empresas de consultoría y sus directores. En realidad, solo el 5% de los ingresos de McKinsey se generan en el sector público, el resto está asegurado con grandes cuentas corporativas. Sin embargo, el ir y venir entre el sector público y privado está tan bien establecido que los franceses le han dado un nombre: «Pantouflage».

El llamado «Pantouflage» ha estado cada vez más en el centro de muchos escándalos en Francia; El constante ir y venir incestuoso de los funcionarios gubernamentales entre el mundo corporativo y el gobierno se ha erosionado gradualmente en los cimientos de la democracia, permitiendo que tengan lugar todas las formas de conflictos de intereses. Por supuesto, podemos aceptar el hecho de que los políticos tienen, en algún momento, que volver a trabajar en el sector privado, lo cual no es un delito en sí mismo, pero volver a la etapa política después ni siquiera debería ser una opción.


«Pantouflage» es cuando un alto funcionario público deja su puesto en el estado y se une a una empresa privada, un ejemplo de corrupción de la élite institucional.

En el contexto de la pandemia de COVID-19, podemos ver a los gobiernos de todo el mundo recurriendo a la dependencia de empresas de consultoría de alto poder para formular e implementar estrategias de vacunación, el controvertido programa de implementación y su adquisición y logística asociadas.

El gobierno de Macron gastó 2.400 millones de euros en firmas consultoras

En los Estados Unidos, McKinsey obtuvo contratos por valor de $ 19.3 millones que resultaron ser un mero pago inicial, ya que 10 días después la Agencia de Salud de Defensa de los Estados Unidos agregó más fondos, lo que elevó el valor del Contrato VA a un insoportable $ 22.5 millones, y todo esto en solo los primeros meses de la pandemia, según el sitio de investigación ProPublica.

En cuanto al Reino Unido, las facturas del Boston Consulting Group, también conocido como BCG, ascendían a £ 10 millones, para que 40 personas trabajaran en el programa de pruebas de Covid del gobierno. Los honorarios de los consultores se estimaron en £ 6,250 por día en el transcurso de cuatro meses, según un informe en The Guardian.

Es importante señalar aquí los cientos de millones de euros que los proveedores corporativos privilegiados obtuvieron de estas pruebas sin precedentes, aplicaciones de seguimiento y rastreo, EPP y programas de vacunación, con firmas de consultoría extranjeras integradas en el centro del proceso gubernamental para la selección y adjudicación de estos súper contratos.

Entre los países con mejor desempeño del mercado alemán se encuentran Boston Consulting Group y Bain & Company, que registraron sus mejores años durante la pandemia. Se asignaron 550.000 millones de euros para proteger la economía de los efectos del nuevo coronavirus en Alemania, según el panel interactivo DEVEX, que realiza un seguimiento de a dónde va dicha financiación, quién suministra el dinero y el enfoque estratégico para la financiación.

Como informó Consultancy.eu en marzo de 2020, un fuerte crecimiento en los mercados de consultoría más grandes de Europa había elevado la industria de consultoría del continente a una facturación récord de $ 45 mil millones durante este período, con las potencias de consultoría europeas Francia y Alemania liderando el camino.

Durante la crisis de la «salud pública», el llamado a emplear más firmas de consultoría no solo se limitó a la primera ola de la pandemia de Covid, un período en el que se vio que el Estado no estaba preparado, y cuando Europa parecía estar sorprendida por la magnitud del supuesto contagio. Sin embargo, el uso de consultores privados continuó durante toda la crisis. Entra McKinsey, quien fue reclutado para intervenir resolviendo toda la organización logística y el monitoreo de la campaña nacional de vacunación de Francia, que abarca desde noviembre de 2020 hasta el 4 de febrero de 2022. Se vio que los nuevos ‘gabinetes McKinsey’ habían echado una mano al Estado en los aspectos clave de la crisis, y todavía están a cargo hoy en día.

Los informes del Senado también indican que Accenture intervino para dirigir la implementación de sistemas de información como el pasaporte de vacunación o un ‘pass sanitaire’ francés (que es una versión del nuevo Certificado Digital Covid de la UE), mientras que los consultores Citywell asesoraron al Estado en el suministro y gestión de equipos EPI como máscaras, de marzo a octubre de 2020.

Según un informe presentado por Mediapart (revista de investigación en línea francesa independiente), Accenture ha sido seleccionada para realizar 800 millones de euros en ahorros en servicios estatales, para una misión cuyo importe se estima en 25 millones de euros, según la investigación. No en vano, McKinsey consiguió obtener la segunda parte de ese mercado cuya misión era conseguir ahorros en 484 instituciones públicas por un importe mínimo de ahorro estimado por Bercy en 200 millones de euros. El informe del Senado revela unos 68 pedidos realizados por el Estado a diversas consultoras, por un importe total de 41,05 millones de euros en honorarios. Según los senadores, basándose en la práctica de facturación de cinco empresas de consultoría, pudieron determinar que los consultores individuales facturaban al gobierno francés un estimado de 2.168 euros por día.

En 2021, se registraron más de 1.000 millones de euros como mínimo en gastos de consultoría para ministerios y operadores públicos (teniendo en cuenta que la investigación del Senado investigó solo el 10% de los operadores públicos franceses). La pregunta sigue siendo: ¿a dónde fue a parar este dinero y qué tenemos que mostrar para ello? ¿Cuál fue el impacto notable en todas estas supuestas estrategias de reducción de costos del gobierno?

Considere lo siguiente: mientras que Estados Unidos le está pidiendo a McKinsey que pague una compensación de $ 573 millones para resolver una disputa sobre su participación en el desastroso escándalo de los opiáceos, el gobierno francés está contratando a McKinsey para ejecutar su despliegue nacional de vacunas.

Es justo que nos preguntemos las razones por las que se ha asignado una cantidad tan asombrosa de dinero de los contribuyentes a estas empresas bien conectadas, y a McKinsey en particular (que recibe aproximadamente € 250,000 euros por semana laboral, € 50,000 euros por día) para hacer un trabajo que nuestro Ministerio de Salud está más que bien equipado para emprender. ¿Es el Estado francés ahora ConsultoDependent?

Los problemas no terminan ahí. Varios funcionarios electos sospechan de graves conflictos de intereses y estrechos vínculos entre ciertas firmas de consultoría y miembros del gobierno, incluido el propio presidente Emmanuel Macron, sospechoso de tales vínculos.

De hecho, hubo vínculos durante la campaña presidencial entre Macron y McKinsey, como lo demuestra un informe del medio de comunicación francés LeMonde, que publicó un artículo explosivo donde aprendemos cómo el programa de campaña de Macron fue escrito «gratis» por 20 empleados de McKinsey.

Eliane Assassi (ponente) y Arnaud Bazin (Presidente) de la comisión de investigación del Senado recordaron a cada uno de sus conclusiones, que el propósito de su investigación no era cuestionar el uso de empresas de consultoría privadas, sino primero evaluar su relevancia y documentar cualquier interferencia de las empresas consultoras privadas en la formación de políticas públicas. Su objetivo es poner fin a la opacidad que rodea la relación entre las consultoras y nuestro gobierno.

Desglose de los gastos de consultoría durante la crisis
sanitaria
 (excluyendo Public Health France y en millones de euros)

Fuente. Informe del Senado

¿Cuál fue el papel de McKinsey en la estrategia de vacunación de Francia?

Organización Logística – Estudio de escenarios logísticos para la distribución de vacunas, seguimiento de entregas, stocks, inyecciones y citas

Indicators & Monitoring Tools – Producción diaria de indicadores de gestión del rendimiento de la campaña de vacunación, seguimiento de un registro de alrededor de 250 acciones y decisiones clave

Sector AnalysisRequested by the Ministry of Health – Plan de acción para la 3ª campaña de retirada de dosis, actualización sobre los territorios de ultramar en el verano de 2021

Proyecto Management – Preparación de reuniones, apoyo a la reestructuración del grupo de trabajo «vacunas»

El Senado concluye su informe acusando a las filiales francesas de la estadounidense McKinsey & Company de evasión fiscal, y la denuncia ha sido remitida ahora al fiscal.

La facturación francesa de McKinsey alcanzó los 329 millones de euros en 2020, de los cuales alrededor del 5% está en el sector público, y emplea a unos 600 empleados con sede en el país, y sin embargo, durante más de 10 años nunca han pagado impuestos corporativos en Francia.

El ministro francés de Salud, Olivier Véran, fue entrevistado en febrero de 2022 por el comité del Senado sobre el uso excesivo y la influencia potencial de empresas de consultoría como McKinsey, que parecen controlar los mecanismos clave de toma de decisiones relacionados con la estrategia de vacunación de Francia (y otras áreas estratégicas francesas).

https://platform.twitter.com/embed/Tweet.html

¿Quién es McKinsey en Francia?

A la compañía, apodada «The Firm», aparentemente no le gusta el centro de atención, sin embargo, está ubicada en los Campos sobre un centro comercial, con una vista impresionante de París. Durante mucho tiempo ha sido considerada como una compañía que cultiva el secreto a lo largo de sus 100 años de historia después de su fundación en los Estados Unidos. Como socio del Foro Económico Mundial (WEF), McKinsey es una firma de consultoría para los jefes del mercado de valores francés CAC40, jefes de estado y ministros de gobierno.


En su página web, la compañía asegura que está «comprometida con las transformaciones decisivas de sus clientes» y «Mejorando el Mundo». La transformación digital es el camino que tomó el gobierno de Macron desde 2017 en adelante, que parece estar simplificado con la agenda del WEF conocida como el «Gran Reinicio», y cuya publicación de mesa de café se puede encontrar en el escritorio presidencial de muchos líderes mundiales. Es lógico entonces que la preparación de Macron como joven líder del WEF en Davos, Suiza, tenga cierta influencia en la dirección en la que se tomen estas iniciativas gubernamentales radicales.

¿Cómo pudo McKinsey escapar de las autoridades fiscales francesas?

«McKinsey está sujeta al impuesto de sociedades en Francia, pero sus pagos han sido cero euros durante al menos 10 años», dijo la Comisión del Senado sobre la «creciente influencia de las empresas de consultoría privadas en las políticas públicas».

Los documentos que revisó la comisión se refieren al período que se extendió entre 2011 y 2020, y se refieren a «las dos principales entidades de McKinsey registradas en Francia: McKinsey & Company Inc. France y McKinsey & Company SAS».

McKinsey utiliza un mecanismo de «optimización fiscal» popular entre muchas multinacionales: la declaración de los «precios de transferencia» de sus entidades en Francia a la empresa matriz con sede en el estado de Delaware, un paraíso fiscal registrado en los Estados Unidos. La firma asegura que muchos gastos como los gastos de administración general o la provisión de personal aparecen como gastos en las cuentas anuales de la empresa, y le permite reducir a cero sus impuestos corporativos.

Los vínculos de McKinsey con la inteligencia

En un artículo de julio de 2019 de Politico, nos enteramos de que, «Durante los últimos cuatro años, la poderosa firma McKinsey and Co. ha ayudado a reestructurar la burocracia de espionaje del país, con el objetivo de mejorar el tiempo de respuesta y la comunicación fluida» en agencias clave como la CIA, la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) y la Oficina del Director de Inteligencia Nacional. En este artículo, un informante reveló cómo los «esfuerzos de McKinsey han obstaculizado la toma de decisiones en estas agencias», describiendo además los esfuerzos de McKinsey como una pérdida colosal de tiempo y dinero.

En cuanto a Francia, la pregunta es si McKinsey también podría ser utilizado como una puerta trasera para que las agencias de inteligencia estadounidenses recopilen inteligencia política y económica, o influyan o dirijan las políticas políticas, comerciales o exteriores de Francia.

Matthieu Aron Caroline Michel-Aguirre, coautores del libro «Les infiltrés«, publicaron una lectura obligada para comprender cómo estas consultoras han tomado el control del Estado.

Aron comentó recientemente: «Es esta empresa [refiriéndose a McKinsey] la que puso a prueba la estrategia de vacunación en Francia. Docenas de consultores llegaron a Salud Pública Francia [Ministerio de Salud] y tomaron el lugar de los funcionarios públicos, y decidieron cómo organizar este despliegue de vacunación en todo el país. Esto nunca ha sucedido antes, ¿por qué ahora?»

También señala cómo McKinsey, una empresa estadounidense, ha sido galardonada con una misión estratégica por el Ministerio de Defensa francés, lo que ha provocado nuevas alarmas de la comunidad de seguridad nacional Este ha sido un tema de gran preocupación, ya que expone nuestra estructura de seguridad nacional y estrategias de defensa a agentes extranjeros completamente irresponsables.

Debemos cuestionar la naturaleza de todos estos contratos, incluyendo por qué y cómo se adjudicaron. Por lo tanto, es extremadamente difícil pasar por alto el hecho de que el director asociado de McKinseyKarim Tadjeddine, el hombre responsable del contrato de servicios públicos, es un colega cercano del presidente francés Emmanuel Macron.

Resulta que la pareja se conoce desde hace mucho tiempo y es probable que sean amigos cercanos. Tadjeddine incluso coescribió un libro prologado por Emmanuel Macron, y también estuvo muy involucrado en la campaña presidencial de Macron de 2016-2017.

Matthieu Aron agregó en una entrevista que le dio a Léa Salamé en France Inter en febrero de 2022:

«¿Qué formamos estas consultoras en todos nuestros ministerios, incluido el sector de las Fuerzas Armadas, salud o Educación, y eso ya no se puede ignorar? ¿Cómo puede el Gobierno justificar 496.000 euros gastados en un informe sobre «la evaluación de la futura profesión de profesorado» o 235.000 euros en «una guía para el teletrabajo»? Se ha vuelto sistemático que el Estado ya no puede hacer nada por sí solo sin pedir un informe».

Los resultados y conclusiones de tales informes son extremadamente discutibles y correctos. Por lo tanto, muchos ciudadanos franceses luchan por ver algún beneficio.

Pero, ¿qué es exactamente lo que estos consultores están vendiendo realmente?

En términos generales, están vendiendo las estrategias mayoristas de transformación, reinicio y reemplazo para los ministerios, bajo el pretexto de supuestamente ahorrar dinero y ayudar a la administración al «seguir siendo un proveedor de servicios competitivo».

Gabriel Attal, portavoz del gobierno de Macron, confirmó el 18 de Marzo de 2022 durante una entrevista en BFMTV que estaban planeando reducir su dotación de consultoría y crear una mesa de consultoría interna del gobierno, afirmando nuevamente que esto era un esfuerzo para reducir los costos.

https://platform.twitter.com/embed/Tweet.html

El proyecto ‘Consultancy Advisory Desk’ está siendo dirigido por Amelie de Montchalin, la Ministra francesa de Transformación y Servicio Público, cuyo esposo acaba de pasar 10 años en la industria de la consultoría, en las oficinas de Boston Consulting Group en París. ¿Otra coincidencia?

IMAGEN: El presidente francés, Emmanuel Macron, con la ministra francesa de Transformación y Servicio Público, Amelie de Montchalin.

Tras abril de 2016, cuando Emmanuel Macron lanzó su movimiento político «La Republique En Marche», apenas dos meses después, Guillaume de Montchalin, entonces director y ahora socio del Boston Consulting Group, propuso en junio de 2016 al joven equipo de En Marche, que Emmanuel Macron participara en uno de sus «Office Fridays». .» El intercambio se organizó entre el personal de la firma y personalidades prominentes (empresarios de alto nivel, filántropos y políticos).

Según un artículo de «Consultor«, la solicitud estaba dirigida a un tal Stéphane Charbit, una persona cercana a la campaña y actual director gerente de Rothschild Bank, Stéphane Charbit, quien luego lo apoyó con Cédric O, el tesorero de En Marche en ese momento, que ahora es Secretario de Estado para la transformación digital. Sabiendo que Macron fue entrenado y preparado en la rama de fusiones y adquisiciones del Banco Rothschild, uno podría preguntarse si los banqueros querían vigilar a su muy prometedor candidato presidencial, o simplemente monitorear su inversión.

Esto no es simplemente una señal de interés de las empresas de consultoría estratégica. Guillaume Kasbarian, entonces gerente de la consultora PMP y ex consultor de Monitor, recuerda haber estado entre las «primeras 100 personas en unirse» a la campaña de Macron.

«Estuve detrás de Emmanuel Macron desde el primer día», dijo Kasbarian.

Resulta que, en 2016, Karim Tadjeddine y Emmanuel Macron de McKinsey fueron miembros prominentes de la Junta Directiva de «En Temps Réel» (En tiempo real), un grupo de expertos en tecnocracia francés de alto nivel que fue presidido por el CEO de EURO NEXT, Stéphane Boujnah, hasta septiembre de 2016. De agosto de 2014 a agosto de 2016, Macron fue ministro de Economía e Industria y Asuntos Digitales de Francia antes de asumir el cargo presidencial el 14 de mayo de 2017. ¿Es este increíble calendario una coincidencia?

IMAGEN: Think Tank «En Temps Réel» con Macron junto al propio Karim Tadjeddine de McKinsey.

¿Quién es esta misteriosa firma Mckinsey, que acompaña a Macron desde la creación de su partido político «En Marche», hasta la estrategia nacional de vacunación de Francia?

IMAGEN: Emmanuel Macron en un simposio coorganizado por la firma McKinsey, en París, el 23 de junio de 2016.


La primera reunión de Emmanuel Macron y McKinsey & Co en 2007

Los vínculos entre Emmanuel Macron y la firma McKinsey se remontan a 2007. Emmanuel Macron, entonces inspector de finanzas, tenía solo 29 años. En este punto se convirtió en relator general adjunto de la «Comisión para la Liberación del Crecimiento Francés», conocida como la Comisión Attali, que lleva el nombre de su líder, el politólogo y economista Jacques Attali, considerado como un actor central en el estado profundo francés, cuyo papel era proponer reformas económicas al entonces presidente Nicolas Sarkozy sobre cómo modernizar el gobierno y hacerlo «más eficiente». Macron impresionó a la audiencia cuyos miembros incluían a Éric Labaye, un veterano de la Promoción X de Macron (para aquellos que saben) y luego director de McKinsey en Francia.

Un ex miembro de la Comisión Attali fue entrevistado por Le Monde, quien dijo:

«Nos reunimos por la noche hasta la medianoche en una sala del Senado con Attali y Macron. En los asientos públicos, había tres o cuatro jóvenes de McKinsey. Estaban haciendo simulaciones en Excel. Su líder era tan brillante que la gente lo escuchaba como si fuera un miembro de pleno derecho. Su mánager era un hombre llamado Karim Tadjeddine».

Esta serie de eventos definitivamente no fue una coincidencia.

La Gran Puerta Giratoria: De McKinsey a los Ministerios

La relación entre Macron y McKinsey es aún más profunda.

Otro colaborador cercano de Emmanuel Macron es Éric Labaye (imagen, izquierda), ex socio principal de McKinsey & Company y presidente del McKinsey Global Institute conocido como MGI; un brazo estratégico de la investigación económica global de la empresa. Labaye también fue director general de McKinsey Francia en 2002. 

Éric permaneció con McKinsey hasta el 16ésimo Septiembre 2018. Una vez que Emmanuel Macron fue elegido en 2017, los jóvenes consultores de McKinsey ya estaban rodeando al nuevo presidente, ya que habían jugado un papel crucial en ponerlo en el cargo.

Labaye, socio de McKinsey, también fue director general de La Republique En Marche de Macron, y finalmente fue nombrado presidente de Polytechnique por el Consejo de Ministros en agosto de 2018 (básicamente nombrado por Emmanuel Macron). Polytechnique es la escuela de ingeniería más prestigiosa de Francia. Tal vez el trabajo de Éric estaba hecho: McKinsey estaba incrustado dentro del gobierno para siempre, y Éric fue recompensado por ello con este nombramiento tan codiciado (otro escándalo por sí solo, pero voy a omitir esto por ahora ya que quiero mantenerme en el buen camino).

Aquí tenemos un diagrama de la conexión de Macron con McKinsey, pero también las conexiones entre McKinsey y otras instituciones gubernamentales en Francia y más allá.

(NOTA: No pude encontrar el nombre de la persona que realmente redactó este diagrama, me lo enviaron sin fuente referenciada, pero el diagrama es preciso, por lo tanto, me siento cómodo agregándolo aquí. El crédito es para él / ella, por supuesto)

Teniendo en cuenta todo esto, no fue una gran sorpresa cuando la comisión del Senado francés finalmente decidió lanzar una investigación de 4 meses sobre la influencia de McKinsey en los asuntos del estado francés.

El diagrama anterior es la razón por la que el Senado habla de «conexiones en expansión» cuando habla de McKinsey en Francia. Parece que si la CIA hubiera planeado infiltrarse en el gobierno francés (independientemente de si ya lo había hecho o no), ahora está muy claro que McKinsey sería su punto de entrada ideal.

La influencia de McKinsey en las políticas públicas, así como sus motivos, está realmente en duda en esta etapa, y el pueblo de Francia está cada vez más inquieto, y ahora quiere respuestas.

Por lo tanto, McKinseyGate, junto con las conclusiones preliminares de la investigación del Senado es un escándalo de Estado y se espera que rueden cabezas.

Otro ejemplo de un flagrante conflicto de intereses es Victor Fabius, hijo de Laurent Fabius, presidente del Consejo Constitucional de Francia, una institución crucial cuyo papel es proteger a la ciudadanía francesa del mal uso del poder del gobierno. Increíblemente, Victor también acaba de trabajar para McKinsey, la misma compañía que impulsa el lanzamiento de la vacuna Covid, a pesar de un rechazo masivo de millones de franceses, incluidos 300,000 cuidadores y personal médico obligados a tomar la controvertida vacuna para mantener su trabajo, y mucho más. Curiosamente, el Consejo Constitucional no se presentó durante el proceso de aprobación de los implacables proyectos de ley de emergencia pandémica de Macron, a pesar del hecho de que muchos expertos legales consideraron que tales proyectos de ley eran inconstitucionales en Francia y también en la UE.

Es importante reiterar que ninguna de las personas de McKinsey son funcionarios electos en Francia, por lo que la pregunta es ¿por qué deberían tener voz en la política de inmunización de nuestro país, o en las políticas de vivienda, o en cualquier tema fundamental de política pública en Francia?

Ahora estamos viendo surgir una imagen vívida y altamente inquietante con McKinseyGate: bajo los auspicios de la inocua «Asociación Público Privada», ahora podemos ver la formación de un gobierno en la sombra en Francia, una verdadera quinta columna corporativa extranjera firmemente instalada dentro de la estructura del gobierno francés.

Cuando Macron creó su partido político En Marche en abril de 2016, ese verano, ya se habían establecido grupos de trabajo con no menos de una docena de empleados de McKinsey alineados para su consideración sobre propuestas para la economía o los principales temas soberanos, informó la revista Le Monde. Al mismo tiempo, Macron fue visto organizando una «gran marcha» en Francia para simbolizar la colección de quejas de los franceses. Un ex McKinsey, Guillaume Liegey, uno de los notorios «Tres Bostonianos» que participó en la campaña presidencial de Barak Obama en 2008, fue responsable de recopilar y procesar los datos. McKinsey luego dio formato al informe. La candidatura presidencial oficial de Emmanuel Macron fue anunciada el 16 de noviembre de 2016.

La corporatización del gobierno

Antes de la elección de Emmanuel Macron, cada ministerio era responsable de organizar sus propias licitaciones, pero Macron no perdió el tiempo en lanzar su «reforma» de las estructuras burocráticas del Estado, y creó una Dirección Interministerial para la Transformación Pública (DITP) cuyo papel era supervisar todas las misiones encargadas por el Estado a empresas privadas para evitar cualquier posición dominante de cualquier empresa consultora. Fue en este contexto particular que la estrategia vacunal francesa fue otorgada a McKinsey & Co.

El agente integrado de McKinsey para el contrato DITP en ese momento no era otro que Karim Tadjeddine, el líder que tanto había impresionado a la Comisión Attali, y que hoy se encuentra en el centro de un nuevo escándalo estatal en Francia.

Technocracy Inc: McKinsey & Company France Inc ubicada en Wilmington, Delaware, EE. UU.

Es curioso cómo se necesitó una investigación de la Comisión del Senado para descubrir que la oficina central de McKinsey & Company France no está registrada en París, sino en los Estados Unidos y en un estado de paraíso fiscal llamado Delaware. ¡Qué conveniente!

A estas alturas, no sorprendería a muchos en Francia si McKinsey de hecho ha estado trabajando incansablemente para impulsar la rápida implementación del Foro Económico Mundial y el «Gran Reinicio» de Klaus Schwab en Francia, ya que nuestro propio gobierno permitió que McKinsey se infiltrara en el corazón mismo de la administración francesa y se colocó juiciosamente al frente de nuestra estrategia de vacunación. así como otros proyectos estratégicos en áreas como educación y defensa.

¿Fue Macron quien eligió a McKinsey, o McKinsey quien eligió a Macron?

Además de Guillaume Liegey, Arthur Muller (actualmente CEO y cofinanciador de eXplain) y Eric Labaye, que ya hemos mencionado anteriormente, debemos echar un vistazo a abril de 2016, la fecha de la creación del partido de Emmanuel Macron, En Marche, en el que participaron una docena de empleados de McKinsey France, incluidos consultores senior y junior que participaron en cenas de recaudación de fondos para la campaña de Macron en 2016 y 2017, de Londres a París, y de Madrid a Bruselas.

¿Quién más tenía antecedentes de McKinsey?

  • Mathieu Maucourt subdirector de la secretaría Digital State, proviene de McKinsey
  • Ariane Komorn, jefa del departamento de proyectos de LREM (el partido político de La Republique en Marche Macron), proviene de McKinsey
  • Paul Midy director general de LREM (La Répulique en Marche), proviene de McKinsey
  • Martin Bohmert, el ex presidente juvenil de Macron, se unió a McKinsey en 2020
  • Guillaume de Ranieri, líder de Aeroespacial y Defensa en McKinsey & Company
  • Jean-Christophe Pierron, gerente de compromiso en McKinsey
  • Maël de Calan, socio asociado de McKinsey desde 2018 ex director financiero de la biotecnológica ManRos

Mathieu Maucort, ex gerente de proyectos de McKinsey, es sin duda el ejemplo más significativo de este fenómeno. Estuvo a cargo de la estrategia de comunicaciones en 2017 en En Marche antes de convertirse en jefe de gabinete de Mounir Mahjoubi en la Secretaría de Estado para Lo Digital, un puesto que aún ocupa.

El movimiento implacable entre En Marche y el consejo de estado es también una calle de doble sentido. Algunos que no eran consultores de estrategia lo hicieron después de mayo de 2017. Prueba adicional de la compatibilidad entre los dos mundos: la llegada, anunciada a finales de septiembre, del ex asesor de Emmanuel Macron, Ismaël Emelien, como consultor en estrategia, específicamente en el sector ambiental, con el magnate de los negocios Bernard Arnault, es una brillante ilustración de esto. Me detendré aquí por ahora, ya que creo que he ilustrado mi caso.

Uno solo puede preguntarse sobre el enorme peso de McKinsey en las decisiones que se tomaron, y aún se toman, en la gestión de la crisis del Covid-19 en Francia, todo hecho detrás del opaco búnker corporativo erigido por Macron y McKinsey.

McKinsey y el Consejo de Defensa de la Salud

Durante las primeras horas de la pandemia de COVID, el primer paso dado por el presidente Macron fue establecer un «Consejo de Defensa de la Salud», otra capa más de burocracia que proporcionó el secreto requerido para operar en la oscuridad, con cada participante sujeto a una forma de autorización de seguridad que el secreto de defensa y el aparato de seguridad nacional les proporcionaron. Esto no puede ser una coincidencia, ya que garantiza que todas las reuniones se llevarán a cabo bajo una no divulgación y una «base de necesidad de saber».

Por supuesto, se puede solicitar el levantamiento de la capa de secreto de defensa, y legalmente hablando, el Elíseo no puede vetarlo. Sin embargo, por otro lado, políticamente, el Ministro de Defensa buscará la aprobación del Presidente de la República, lo que significa que Macron habría tenido la última palabra de todos modos.

Estaban trabajando en un vacío completamente irresponsable, lejos de todos los controles y equilibrios, sin restricciones y a gusto para hacer lo que quisieran. Normalmente, esto sería inaceptable, pero bajo el disfraz de la «pandemia global», los gobiernos suspendieron efectivamente los debidos procesos burocráticos y legales normales, disfrutando de sus nuevos poderes estatutarios y de emergencia. Pero este velo de secreto debe levantarse de inmediato para restaurar la transparencia y ver si se ha producido una extralimitación del poder.

Aquí debemos hacer una pregunta crucial: ¿se permitieron estas empresas de consultoría y fabricantes de vacunas en estas llamadas «Reuniones del Consejo de Defensa de la Salud»? ¿Cuáles fueron los verdaderos motivos detrás de la elección de Macron de celebrar estas reuniones bajo un velo completo de secreto? ¿Qué estaban ocultando al público? A medida que continúan las consecuencias del lanzamiento mundial de la vacuna, y los ensayos clínicos y los datos de seguridad de las empresas farmacéuticas transnacionales como Pfizer se vuelven más escrutinios, el caso contra el tráfico de influencias, la malversación corporativa y el fraude se vuelven más convincentes.

La investigación del Senado acaba de iniciar un debate que deberíamos haber tenido hace 10 años, y ciertamente al comienzo de la pandemia. Estas empresas de consultoría han vaciado la bóveda de la república francesa durante años, y ciertamente han contribuido a muchos requisitos cosméticos del gobierno, pero ¿qué pasa con el pueblo de Francia? ¿Qué obtuvimos realmente de esta amplia «reforma» de las estructuras de toma de decisiones y formación de políticas de nuestro país?

Es probable que McKinsey se vea obligado a pagar los impuestos corporativos que han estado evitando durante un período de tiempo, pero esto no aborda de ninguna manera el problema real de la colusión presente en esta tendencia muy popular de erigir una Asociación Público Privada.

Las plantillas ‘Cut & Paste’ de McKinsey que cuestan millones a los contribuyentes franceses

La Comisión de Investigación del Senado sobre la influencia de las firmas consultoras en las políticas públicas entregó sus conclusiones el jueves 17 de marzo, después de cuatro meses de trabajo. La senadora Éliane Assassi saca a la luz un «fenómeno en expansión», en sus palabras, y revela el apoyo de las firmas consultoras en «secciones enteras de la política pública». Increíblemente, pocos fuera de los pasillos del poder eran conscientes de que este silencioso golpe corporativo había estado teniendo lugar.

En el siguiente video, (abajo, subtitulado en inglés), Assassi confirma tener en su poder documentos creados por McKinsey Australia que se utilizaron para asesorar a los ministerios de salud australianos, antes de pasar a explicar que estos mismos documentos fueron utilizados por McKinsey France, con el único cambio de que la nueva versión mostraba el logotipo del Ministerio de Salud francés donde el logotipo de McKinsey había estado anteriormente. Utiliza el término «cortar y pegar» para describir cómo los documentos de McKinsey están siendo percibidos como el trabajo emitido por el Ministerio de Salud francés, cuando en realidad no podría estar más lejos de la verdad.

El problema ni siquiera se detiene aquí, ya que dichos documentos se envían al Consejo de Defensa de la Salud, que celebró una reunión bajo un estricto velo de secreto que prohíbe a los contribuyentes franceses ver quién asiste a estas Reuniones de Defensa de la Salud y qué se está discutiendo.

A continuación, la senadora Éliane Assassi habla sobre la insuficiencia ética de este increíble farago.

https://platform.twitter.com/embed/Tweet.html

De hecho, la opacidad del gobierno de Macron se ha convertido en una marca registrada de su administración. Esencialmente, es una burocracia de caja negra.

Macron y Zelensky: líneas de actores con guión de McKinsey

Macron & Co. se reúne con Zelensky & Co.

Teniendo en cuenta la evidencia presentada anteriormente, se puede decir que McKinsey creó el fenómeno Macron desde cero, con la redacción de la controvertida ley «Macron 2» en 2015 y la creación de su partido político En Marche. Esto es ahora indiscutible.

A la luz del conflicto actual en Europa del Este, si uno tuviera que echar un vistazo serio a Ucrania y su gobierno, encontraríamos nada menos que McKinsey & Co., reproduciendo los mismos patrones con el gobierno de Volodymyr Zelensky. De esta manera, estos dos «jefes» de Estado no son más que actores que regurgitan a la perfección escenarios prefabricados guionizados por McKinsey.

Muchos han observado el nivel abierto de control e influencia sobre el gobierno en Kiev por parte de la Embajada de los Estados Unidos en Kiev, Victoria Nuland y el Departamento de Estado de los Estados Unidos, pero pocos han notado dónde están instaladas las palancas occidentales de control dentro del propio gobierno. Tomemos el ejemplo de Oleksandr Danylyuk, ex Secretario del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa y Ministro de Finanzas de Ucrania.

Bajo el liderazgo de Zelensky y el asesor cercano de Oleksandr Danylyuk, el gobierno ucraniano entró en suspensión de pagos al acumular una enorme deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) e ideó una estrategia mortal en la región de Donbass, inflamando aún más la violenta guerra civil en el este de Ucrania.

Increíblemente, Danylyuk había trabajado previamente tres años en las oficinas de McKinsey en Londres y Moscú. Sus proyectos incluyeron la reforma del sistema tributario del Reino Unido, así como el desarrollo de estrategias y la optimización de las operaciones en los sectores de energía y telecomunicaciones.

Además, Danylyuk y McKinsey desarrollaron la estrategia para el Centro de Coordinación de la Reforma Económica de Ucrania. La firma redactó el acuerdo de cooperación con el FMI, y fue Danylyuk quien apoyó activamente la firma del acuerdo de asociación UE-Ucrania, a pesar de la oposición activa dentro del gobierno de los grupos de presión prorrusos.

No termina ahí, ya que las huellas dactilares de McKinsey están en todas partes para ser vistas, incluida su intervención oportuna detrás de la cortina para detener el proyecto conjunto del gasoducto Nord Stream 2 de Alemania y Rusia.


Una vez más, fue Oleksandr Danyliuk, Secretario del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania, a quien se le pudo escuchar decir en varias ocasiones que: «Vemos Nord Stream 2 como una amenaza para la seguridad».

«Polonia, Estados Unidos y Ucrania consideran que el gasoducto North Stream 2 es una amenaza para la seguridad nacional en la región», exclamó Danyliuk.

Donde la UE adquiere sus suministros de energía normalmente no sería de interés para un país como Ucrania, pero es un tema central para lograr los objetivos de política exterior de Washington y Londres.

De hecho, los comentarios de Danyliuk resuenan mucho, y hoy podemos ver los resultados obvios al observar el nuevo compromiso de los Estados Unidos y la Comisión Europea de reducir severamente la dependencia de Europa de la energía rusa.

Su última declaración conjunta hecha durante la visita de Biden a Bruselas es una clara indicación de que a través de la Acción Europea Conjunta sobre Energía Más Asequible, Segura y Sostenible (REPowerEU), la UE ha confirmado su objetivo de ser completamente independiente de los combustibles fósiles rusos. En cuanto a los Estados Unidos, sin lugar a dudas, aprovecharán la situación e intentarán aumentar sus exportaciones de gas GNL más caras a Europa en un intento de reemplazar el combustible ruso.

El anuncio de la Casa Blanca el 26 de Marzo de 2022 confirma la intención de Estados Unidos de aumentar rápidamente las exportaciones de gas natural licuado a Europa, ya que Alemania y otras naciones de la UE intentan desesperadamente disminuir su dependencia de los combustibles fósiles rusos.

En muchos sentidos, esta reciente revisión de la política energética europea también está armonizando con la agenda de «Gran Reinicio» del Foro Económico Mundial y los compromisos de descarbonización «Net Zero» de los gobiernos interesados. Aquí podemos recordarle de nuevo, que McKinsey & Co. es el principal asesor estratégico del WEF.

Dirección del Complejo Médico Industrial

Su proximidad con los fabricantes de medicamentos y vacunas da lugar a más conflictos de intereses. Ojalá terminara ahí.

Según el sitio web de McKinsey, la firma también está apoyando a los principales actores de la industria farmacéutica y de dispositivos médicos para ayudarlos a anticipar los cambios en el sector, diseñar enfoques innovadores y desarrollar las habilidades que garantizarán su «rendimiento sostenible» y un crecimiento más rentable.

Por ejemplo, Aamir Malik, vicepresidente ejecutivo y director de innovación empresarial de Pfizer, es responsable de la estrategia y el desarrollo comercial de la compañía. Pero al observar su experiencia profesional, descubrimos que fue el socio gerente de la operación de McKinsey & Company en los Estados Unidos, y anteriormente dirigió la práctica global de productos farmacéuticos y médicos de la firma.

Un alto ejecutivo de McKinsey en Pfizer debería encender muchas alarmas, especialmente sabiendo que McKinsey fue nombrado por el gobierno de Macron y el Ministerio de Salud francés para planificar e implementar la estrategia nacional de vacunación.

¿Quién sería lo suficientemente ingenuo como para creer que no hay ningún conflicto de intereses aquí?

¿Fue la pandemia de COVID-19 la Asociación Público Privada más lucrativa jamás concebida?

¿Y por qué nos quedamos con la sensación de que todo esto fue orquestado para ayudarnos a tragar otra píldora azul? Pregúntese, ¿cómo es que McKinsey, Macron y Zelensky son miembros activos del Foro Económico Mundial?

En la era moderna, la transparencia y la rendición de cuentas en el gobierno han sido consideradas durante mucho tiempo como los pilares mismos de nuestra democracia, y hoy puedo decir con confianza que Francia, mi hermoso país, ha sido víctima de un golpe de Estado a partir de 2017, cuando un grupo de conspiradores ayudó a Macron a ascender al trono, y con la ayuda de individuos muy inescrupulosos, empresas consultoras, bancos y representantes gubernamentales, promovieron e implementaron una agenda perniciosa encabezada por el Foro Económico Mundial en Davos y un poderoso lobby farmacéutico transnacional, y redactada por el bloque corporativo McKinsey-Accenture.

McKinseyGate no ha hecho más que empezar.

Continuará….

Fuente: https://geopolitics.co/2022/04/02/mckinseygate-frances-shadow-government-the-rise-of-the-corporate-state/

Martinica y Guadalupe: Las existencias de ivermectina se requisan para forzar la vacunación

Un poco demasiado resistente para Olivier Véran, Guadalupe y Martinica no tienen prisa por ser inyectados con un producto en su fase de prueba. En medio del clima de mentiras, los antillanos no se han librado. Todo lo contrario. Así lo denuncia el diputado martinicano Jean-Philippe Nilor en un vídeo publicado en Facebook: «Un día después de la visita relámpago de dos ministros, hay algunas preguntas por responder. Obviamente, estos ministros no vendieron a ver, a entender, ni a escuchar… pero para darnos un discurso bien afinado, bien preparado desde París. Y este discurso cumple dos grandes objetivos. La primera es hacernos sentir culpables. Es por nosotros, porque no estamos suficientemente vacunados. El segundo objetivo es promover la acción de Francia como si viniera a salvarnos a los irresponsables. El Ministro de Salud va aún más allá, despotricando contra los funcionarios electos que no transmiten claramente el discurso a favor de la vacunación forzada, y estos funcionarios electos deben ser considerados responsables de la situación. Pero, ¿Quién es responsable de la gestión de los hospitales? ¿Quién es responsable de que estos hospitales de Martinica y Guadalupe tengan menos personal? ¿Quién es responsable de que al comienzo de la crisis nos hayamos quedo sin oxígeno? ¡La gente ha muerto por falta de oxígeno! Quién es el responsable, aunque existan protocolos con Ivermectina, zinc… que reducen el riesgo de desarrollar una forma grave de la enfermedad? ¿Por qué hoy, en Martinica y Guadalupe, nos encontramos sin existencias de Ivermectina? ¿Por qué? Y en lugar de reabastecer las farmacias con Ivermectina u otros medicamentos alternativos, enviamos doscientos soldados que, irónicamente, no están vacunados. No necesitamos lecciones de nadie, especialmente de aquellos más altos que no hacen nada para evitar que la situación se deteriore, aquellos más arriba que impiden que los cuidadores traten a las personas. Nou là, nou doubout! Tchimbé raid pa moli! («¡Aquí estamos, páranos! ¡Espera, no flaquees!»).

La ivermectina parece ser el enemigo a batir, peor que el Covid-19. https://www.facebook.com/plugins/video.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2F297068797117195%2Fvideos%2F235615711769090%2F&show_text=0&width=560

Así que las existencias de Ivermectina han sido requisadas. Ahora llega el testimonio de una mujer que vive en Martinica. «Todas las existencias de Ivermectina han sido requisadas por el Estado, a través de la gendarmería, en todas las farmacias.

Porque los médicos estaban empezando a recetar Ivermectina, azitromicina y todos los protocolos que impiden que las personas sean hospitalizadas. Esta es la situación real en Martinica. Se hace todo lo posible para escalar las cosas, para que podamos convertirnos en un ejemplo y puedan decir: «Look, no están vacunados, y se están muriendo!». Esto es falso, ya que somos la región 17 de Francia en términos de tasa de mortalidad, es decir, en el penúltimo lugar, donde hay menos mortalidad. Así que el confinamiento es un castigo político, porque la gente no se vacuna aquí. Otra cosa que no te dicen en Francia es que tenemos una gran epidemia de dengue. La gente se está muriendo de dengue y lo achaca al Covid. Así que no te preocupes! En Martinica, los muertos no están ensuciando las calles».

Como comprenderán, todo está muy bien organizado para que el caos se arraiga en las Antillas, para justificar la vacunación y silenciar a los recalcitrantes. Y todo con la ayuda maliciosa de unos medios de comunicación dispuestos a contar las muertes que producen.

                                                                *** 

Martinicans protestan contra la vacunación obligatoria contra el COVID-19 (TeleSur)

Martinicanos explican por qué son hostiles a la vacunación contra el «Covid-19»

Fuentes: https://lemediaen442.fr/en-martinique-et-en-guadeloupe-requisition-des-stocks-divermectine-pour-forcer-a-la-vaccination/

https://yvymaraey.blogspot.com/2021/08/martinique-and-guadeloupe-ivermectin.html

SOCIALISMO Y NACIONALISMO

caballo_troyaEuropa tiene el deber de sobrevivir, esto significa que está amenazada por circunstancias exteriores e interiores. Estas últimas son las peores, pues la conclusión que une a las dos es que no sabemos defendernos y no comprendemos que en el valor de la convivencia sobresale el bien común sobre el individual y los «comunes» somos más que los que se benefician individualmente de la masa europea, del ciudadano de a pie. Esto es incomprensible, que unos pocos, sean los que vivan a costa del todo, de los ciudadanos normales y corrientes. Por tanto, somos más y en «democracia» debería estar plasmado en resultados aplastantes a favor del pueblo europeo.

Como se ve, hablamos de un todo con interconexión bifurcada con dos temas que en un principio casi nada tienen que ver, pero lo es todo, si queremos una Europa donde los europeos vivan en paz y con todo su potencial social e individual repartido con el sudor de cada ciudadano. No se trata de regalar nada, sino de oportunidades que pertenecen a un pueblo como colectivo vía satisfacción individual. Nada nuevo, pero lo viejo es siempre lo contrario. ¿Por qué? nacionalsocialista

Hay un nacionalismo que une, que no excluye, el decimonónico ya pasó, pero con cada peculiaridad nacional, Europa ha de recuperar un cuerpo único correlativo al mundo que le rodea. No debe dejarse vampirizar por el islamismo y en consecuencia ha de luchar por si misma con toda la fuerza que deba imponerse, o sea, por nosotros mismos. Europa no son los otros, somos todos y los demás no son Europa y los europeos no son los que obtienen una nacionalidad, eso son papeles, no hay sentimiento ni vanagloria por medio.

Por otra parte, como decía más arriba, el pueblo es mayoritario en comparación con los «privilegiados» que también vampirizan a Europa, aun siendo ellos mismos europeos y aquí entraría el socialismo, real, justo en la medida de dar a cada uno lo que le pertenece, y Europa se fue transformando, logrando con mucha sangre en una «nación» justa en lo social y en sociedad y el trabajo con un sueldo digno es parte de la idea social de una Europa que no se puede permitir el abuso a sus ciudadanos.

Nuestros estigmas son prueba de una debilidad creada por una fuerza desviadora y desestabilizadora creada por conexiones exteriores e interiores que bien canalizadas y destruido el canal por donde fluye, debemos construir nuestro propio viaducto para que nuestra fuerza social, mental y nacional vuelva y mueva el molino que hemos construido entre todos y con nombre femenino, Europa, sin contaminar, un río con la fuerza que arrastra su propia emanación de propiedad, conciencia y personalidad de nuestro continente. Tenemos que ser dueños de abrir compuertas de esa corriente que mueva otros molinos y que estos retroalimenten a la fuerza de donde viene, Europa.multiculturalismo

Por si no ha quedado claro, Europa es un sándwich semítico, que no hay que comer. Por arriba el supracapitalismo hebreo, por abajo las bombas islamistas e invasión. Europa debe quitarse las losas que la comprimen y donde el bocado es muy jugoso. Europa no debe ser mordida, debe morder a quien venga a comer y no esté invitado.

G.R-M.

 

SOCIALISM UND NATIONALISMUS
Europa hat die Pflicht, um zu überleben, bedeutet dies, dass es durch äußere und innere Umstände bedroht ist. Letztere sind die schlimmsten, weil die Schlussfolgerung, dass die beiden verbindet, ist, dass wir wissen, uns zu verteidigen, und wir verstehen nicht, dass der Wert der Koexistenz, das Gemeinwohl über das Individuum steht und den «gemeinsamen» sind mehr als die einzeln profitieren von Europäische Masse, der normale Bürger. Das ist unverständlich, dass ein paar, die sind, die auf Kosten von allen gewöhnlichen Bürger leben. Deshalb sind wir mehr und «Demokratie» sollte in überwältigenden Ergebnisse zugunsten der Menschen in Europa widerspiegeln.
Wie Sie sehen, sprechen wir über eine ganze mit gegabelten Verbindung mit zwei Fragen, die zunächst fast nichts zu tun, aber es ist alles, wenn wir ein Europa wollen, wo die Europäer in Frieden leben und mit all ihren sozialen und individuellen Potential behandelt Schweiß eines jeden Bürgers. Es gibt nichts weg, sondern Möglichkeiten zu einem Volk als eine kollektive Art und Weise individuelle Zufriedenheit gehören. Nichts Neues, aber der alte ist immer das Gegenteil. Warum?
Es gibt einen Nationalismus, der, nicht ausschließen, aus dem neunzehnten Jahrhundert ist vergangen, aber mit jeder nationalen Eigenart verbindet, muss Europa einen einzigen Körper Korrelat zu der Welt um ihn herum zu erholen. Es sollte nicht durch den Islam vampirizar werden und daher für sich mit aller Kraft kämpfen müssen verhängt werden, das heißt, von uns selbst. Europa ist nicht andere, wir alle sind und andere nicht Europa und die Europäer sind nicht diejenigen, die eine Staatsangehörigkeit erhalten, das Papier ist, gibt es kein Gefühl oder Prahlerei durch.
Außerdem ist, wie ich oben sagte, ist die Stadt im Vergleich Mehrheit der «privilegierten» auch nach Europa vampirize, auch selbst die Europäer zu sein und hier kommen Sozialismus, real, wie viel jeder geben, was gehört, und wurde Europa verwandelt, viel Blut in einem fairen «Nation» in der sozialen und der Gesellschaft und der Arbeit mit einem existenzsichernden Lohn zu erreichen ist Teil der sozialen Idee von einem Europa, das sich nicht leisten können, um ihren Missbrauch Bürger.
Unsere Stigmen sind ein Beweis für eine Schwäche durch eine Weiche und destabilisierende Kraft, erstellt durch die gut gezielte externe und interne Verbindungen und zerstört den Kanal, durch die es fließt, müssen wir unser eigenes Viadukt zu unserer sozialen, geistigen und nationale Stärke bauen wieder und die Mühle bewegen wir haben zusammen mit weiblichen Namen, Europa, unverschmutzten Fluss mit der Kraft aufgebaut, das seine eigene Ausstrahlung von Eigentum, das Bewusstsein und die Persönlichkeit unseres Kontinents zieht. Wir müssen sicherstellen, dass aktuelle offene Tore zu besitzen, die anderen Mühlen bewegen und diese zurück in die Kraft zugeführt, wo es aus Europa kommt.
Wenn es nicht klar ist, ist Europa ein semitisch Sandwich, das nicht essen. Hebräisch supracapitalismo oben, unten und Invasion Islamist Bomben. Europa muss nehmen die Platten zu komprimieren und wo der Biss ist sehr saftig. Europa sollte nicht gebissen werden, müssen Sie beißen, wer zum Essen kommt und nicht eingeladen werden.
G.R-M.

SOCIALISM AND NATIONALISM
Europe has a duty to survive, this means that it is threatened by external and internal circumstances. The latter are the worst, because the conclusion that joins the two is that we know to defend ourselves and we do not understand that the value of coexistence stands the common good over the individual and the «common» are more than those individually benefit from European mass, the ordinary citizen. This is incomprehensible that a few, are those who live at the expense of all the ordinary citizens. Therefore, we are more and «democracy» should be reflected in overwhelming results in favor of the European people.
As you see, we are talking about a whole with bifurcated interconnection with two issues that initially almost nothing to do, but it’s all, if we want a Europe where Europeans live in peace and with all their social and individual potential dealt with sweat of every citizen. It is not giving away anything, but opportunities belonging to a people as a collective way individual satisfaction. Nothing new, but the old is always the opposite. Why?
There is a nationalism that unites, not exclude, the nineteenth-century has passed, but with every national peculiarity, Europe must recover a single body correlative to the world around him. It should not be vampirizar by Islam and therefore must fight for itself with all the force to be imposed, that is, by ourselves. Europe is not others, we all are and others are not Europe and the Europeans are not those who obtain a nationality, that is paper, there is no feeling or vainglory through.
Moreover, as I said above, the town is majority compared to the «privileged» also vampirize to Europe, even being themselves Europeans and here come socialism, real, just as much give everyone what belongs, and Europe was transformed, achieving much blood in a fair «nation» in the social and society and work with a living wage is part of the social idea of ​​a Europe that can not afford to abuse their citizens.
Our stigmas are evidence of a weakness created by a diverter and destabilizing force created by that well targeted external and internal connections and destroyed the channel through which it flows, we must build our own viaduct to our social, mental and national strength again and move the mill we have built together with feminine name, Europe, unpolluted river with the force that pulls its own emanation of property, consciousness and personality of our continent. We need to own that current open gates that move other mills and these fed back to the force where it comes from Europe.
If it is not clear, Europe is a Semitic sandwich, which must not eat. Hebrew supracapitalismo above, below and invasion Islamist bombs. Europe must take the slabs compress and where the bite is very juicy. Europe should not be bitten, you must bite whoever comes to eat and not be invited.
G.R-M.

EN FRÍO (Y FORJADO)

daesh_1Después de lo acaecido y lo que se verterá en una vasija asiria, no está mal algún pensamiento en frío, que no es más que lo que llevamos diciendo unos cuantos desde hace tiempo. Tan frío como el material que contiene un artefacto explosivo antes de estallar.

Hay una diferencia extensa y quizá no visible entre Al-Qaeda y Daesh (Estado Islámico) que es importante reproducir. La hacen actuar dos fuerzas que aún complementarias, son diametralmente opuestas en sus principios y por tanto imprescindible para entender y atajar problemas que atienden al principio que nos atenaza y desea nuestro fin en contrapocisión a su nacimiento.

El principio que movía a Al-Qaeda era el resentimiento, que se puede autoaplacar con un acto en sí. A Daesh lo mueve el idealismo. Esta última frase de veinticuatro palabras es clave e irreverentemente importante para entenderlos y ¿combatirlos?

¿Y cómo se combate un idealismo? Con otro idealismo. ¿Y de qué vasija mágica saca Europa esa palabra que sólo existe en nuestro territorio en los diccionarios? Una palabra muerta para nosotros con un significado vivo, que incluso reposa en el futuro, tanta es la fuerza del hecho en sí, más que la palabra escrita, la que mueve a un cerebro y por tanto a un cuerpo.

El idealismo es más que una fuerza política y religiosa unidas, sumadas no hacen a aquel, siquiera con la fe se puede comparar y si esta la sumas a las otras dos tampoco sale la ecuación. Al Estado Islámico (Daesh) lo mueven los idealistas que lo componen y el idealismo va unido a la inteligencia, que no al resentimiento, de ahí la peligrocidad del producto que beberemos en recipiente made in Europe.Europa

Escribir sobre el pasado me gusta, pero aquí hay que apostar. También es fácil equivocarse en estas jugadas, pero no se trata de acertar sino de proponer, prevenir y actuar.

Si Europa va a estar en guerra, en toda lucha ha habido voluntarios. A parte del ejército convencional, debería Europa crear una fuerza para el terreno de voluntarios europeos con una ideología totalmente opuesta al Daesh y por tanto querer ofrecer sus vidas luchando contra nuestro enemigo. Legal y aprobada por la Unión Europea. A quien le corresponda.

Al igual que ellos, unos meses de preparación, idealismo y al terreno. También al igual que ellos con sueldo, bien para el que vuelva, si no, para su familia, sobre todo ascendente, pues irán… ¿solteros?.

Es muy fácil, propongo idealismo contra idealismo, pero ¿Cuánto tiempo hace que se cortó ese grifo en Europa?

Se que esto suena anacrónico, pero no somos nosotros lo que decidimos lo que nos quiera que nos pase, son ellos los que van por delante y nos hacen bailar al son de su armamento, que no es otro que ese idealismo y las ideas se quedan para largo tiempo.

Por cierto, le pido una reflexión al Señor Don Pablo Iglesias: ante un europeo cristiano y otro europeo racionalista, nihilista, ateo, bohemio y burgués, ¿a quén degollaría antes un terrorista del Daesh? No cabe duda que al segundo, por ser el último producto de la Europa que odian. El primero también pasaría por el hierro, pero lo respetarían en el fondo por tener fe en un dios. Así que déjate de buenismo porque es posible que vayan a por vosotros antes que a las Iglesias (templos).

Como ocurrió con la Sala Bataclan en París, que no era precisamente una basílica cristiana. (Esto lo digo con todos los respetos pero quiero que se me entienda bien).

No hablo en nombre de ninguna religión, ni idea política. Hablo sólo como occidental y europeo. Tampoco nací en el mejor de los lugares ni en el mejor tiempo que ha tocado vivir pero donde nací no lo elegí yo, pero sí elijo lo que me ha tocado defender.

                                                                              G.R-M.

 

UNSER KAMPF (Nuestra lucha)

Mi_lucha_1 En 2016 expiran los derechos de autor de «Mein Kampf» (Mi lucha)* y la editorial francesa Fayard lo va a publicar. Estará acompañada de un prólogo, que ya sabemos o intuimos lo que va a decir, que si es un documento histórico de un «loco» y como siempre, los judíos son unos señores angelicales…, estos prólogos hacen más daño que la misma obra por una sencilla razón: la obra no miente, los prólogos sí. Pensarán estos «catedráticos» que una mentira piadosa merece la pena, ¿pues qué más da?, si la «estafa» está ya en nuestra mente, ¿para qué tumbar un mito, el mayor del siglo XX?, ¿para qué destruir las ruinas de un «monumento» semiótico que está construido ladrillo a ladrillo en las cabezas humanas?

Sería una barbaridad, un acto salvaje al estilo del Estado Islámico destruyendo ruinas por doquier. Aunque en aquella ruina psicológica, a modo de andamio se sustituya la Verdad por un concepto no real pero que merece la pena preservar y conservar. Así es la arqueología mental, una vez construida, es inmoral destruir traviesas que mantienen un edificio diluido en venganza.

Dicho esto, aconsejo leer la obra con los ojos y el espíritu limpio y estos prólogos leerlos «con pinzas», pues intentan reconstruir la mentira más grande orquestada por tan pocos pero aceptada como acto de fe, un acto histórico al cual, si lo rebates con datos, puedes acabar en la cárcel en esta Europa edificada con adobe de mala calidad, a conciencia. Claro que me estoy refiriendo al «holocausto judío», que sólo haciendo números, se cae por su propio peso. ¿Cuántos judíos había antes de…? ¿Cuántos sobrevivieron? Y ¿Cuántos quedaron? Hay censos. Sumen y resten y verán que son unas cifras que no aguantan una revisión. Pero ellos siguen, y siguen, y con pilares virtuales consiguen esta obra colectiva con millones de cimientos para el edificio desde el cual, como Torre de Babel «implosiva», construyen un pozo, un habitáculo para la mentira. Mi_lucha_2

Bueno, dicho esto, ¿el libro es uno más? ¿Histórico, biográfico, político, aventurero, económico, psicológico, futurista, preventivo, novela, propagandístico, causal, casual o simplemente un libro? Me quedo con lo último. Esto es importante, pues un libro puede tener la influencia o importancia que cada cual quiera darle.

Hemos dicho que el libro «es verdad», La Verdad no existe pues hay tantas verdades que no es posible hablar de ella con mayúsculas, eso es parte de las religiones y esto está dentro de cada individuo al igual que una lectura individual sin prejuicios. Ahí no se puede prologar. Cada persona realiza a posteriori su versión. Un libro es un tejado de pensamientos y la idea que cada cual tenga son los planos del edificio. La casa se construye y se mantiene con los muros intelectuales colectivos enfilados a mantener la idea que el libro expulsa y retiene al mismo tiempo, el poder que emana de un libro. Un libro perseguido lo multiplica por dos.

Y este es un libro perseguido. Unos para desvirtuarlo y otros para leerlo. Desvirtuarlo, al modo sacerdotal, que te dicen lo que significa cada párrafo, como si los demás no tuviéramos capacidad para entender lo que leemos. Y sin querer, lo convierten en biblia. La «religión del libro», persigue un libro. Saben el poder que tiene un papel negro sobre blanco, y ya que no lo pueden destruir, construyen con «piedad» lo que como planta crece «natural», imparable, buscando el sol, el intelecto de cada cual.

Símbolo, religión, mito, falsedades constituyen estos prólogos de la obra. Se invierten los roles. Aquel es ficción y esta relata la realidad. Como la vida misma, como quieren que sea y la veamos.

Cada uno con su conciencia, cada cual que arrastre los «muertos» virtuales que sumados hacen el mito de una ficción. Si el mito es ficticio o no, hay que darle prioridad a la veracidad que tiene la construcción y sus materiales plasmados en el libro y este puede convertirse real en el complejo mundo de «la línea roja».

Pasen y anden por el alambre, lean sin prejuicios y posean el vértigo de la caída. Caigan del lado que caigan dará lo mismo, pues por debajo de la cuerda no hay muro ni pared y todos iremos a parar al mismo lugar: un sillón y un libro, nada más y nada menos.

Un simple libro. Y esto no es poco.

Y ya que hemos llegado hasta aquí, en un contexto donde con la «democracia» cada vez poseemos menos libertad, menos derechos, menos poder adquisitivo, no está más decir que esta forma de gobierno se está convirtiendo en un arquetipo, irreal, intocable, con su casta sacerdotal, como druidas, dando lecciones de moral e impartiendo justicia… pues sin ser racista diré que la raza, al menos simbólicamente, será de lo poco que nos quede en un futuro, pues a base de robarnos todo lo que poseemos, también quieren nuestra sangre, como un ritual sangriento y sacerdotal para darle el sacrificio a su dios.

* Es uno de los libros más leído.

G.R-M.

1914 (EUROPA)

1914_ Es curioso y a la vez certero: nos rebelamos (si hay que hacerlo) contra nuestros padres, y la unión se acerca más a nuestros abuelos cercenando y a la vez uniendo lo que nadie, tal pieza de ajedrez, salta una casilla como quien separa una generación para matar o luego ser comido. Ley de vida y riesgo consumado: el perecer o vivir en el intento de hacerlo (si hay que rebelarse).

Nuestra sociedad, el occidente globalizado se parece más a nuestra abuela La Gran Guerra que a nuestra madre La Segunda Guerra Mundial. A mitad del libro 1914 de la catedrática Margaret MacMillan (editorial Turner, 2013) siente uno que en los veinte años previos al estallido de esta anciana ya Primera Guerra Mundial, ha pasado por el quirófano y se nos vuelve sana y lozana para retomar la vida como amante madura que por su belleza atrae a toda la gama de hombres sexualmente activos, jóvenes y maduros se la rifan. Tal es el atractivo de esta señora. Y después,… la muerte, la guerra. Muertes

Aunque para mi, la Primera y la Segunda Guerra Mundial son dos «batallas» de una misma guerra (Gran Bretaña, Francia y Rusia jamás quisieron una Alemania unida y fuerte, y la prueba es que en 1914, Rusia era conservadora y reaccionaria y Hitler aún no estaba en escena y en 1939 Rusia era comunista y el socialismo nacional ya actuaba por sí solo, Gran Bretaña nunca ha permitido una nación continental más fuerte que ella y Francia casi siempre fue la enemiga eterna de «Alemania» como tal. Tanto en las dos «batallas» fueron los mismos enemigos con unos actores tan diferentes que da igual quien estuviera de rey en el tablero, demostrando que hasta que no se destruyó a la Alemania «prusiana» unida, no acabó la Guerra que como dice nuestra catedrática fue la nueva Guerra de los Treinta Años. Recuérdese que Alemania como nación sólo tiene 144 años, Francia nunca dejó que se uniera y en 1914 cumplía la edad de 43 primaveras u otoños, como quieran). Pero este es otro tema. imagesJ61CRI3U

Para hoy, demodé ha quedado el periodo de entre guerras, sin sentido, sin raíces, aun siendo hija de la Primera y nosotros nietos. En ideas, contenidos, avances técnicos, médicos, transportes, opinión pública y publicada, filosofía con todos sus efectos positivos y negativos e influencias con polos opuestos tienen más paralelismo al mundo de hoy (antes de 1914) que nuestros cercanos padres de 1945. Un salto natural en la evolución del hombre. Con esto no quiero decir que hoy estallara una guerra con los mismos actores pero sí por el mismo pensamiento y estilo de vida, por la misma prensa que aprieta.cine

Para muestra un botón (o una ficha de ajedrez): Justo antes de la guerra (1914), el prominente intelectual alemán Alfred Kerr declaró a un periodista de Le Figaro que lo lamentable de la civilización francesa (léase hoy europea) era su decadencia. «Un pueblo cuyos hombres no quieren ser soldados y cuyas mujeres se resisten a tener hijos es un pueblo con la vitalidad embotada, condenado a ser dominado por una raza más fresca y joven. ¡Acuérdense de Grecia y del imperio romano! Es ley de la historia que las sociedades más antiguas cedan el paso a las nuevas; esta es la condición de la regeneración perpetua de la humanidad. Más tarde llegará nuestro turno, y la brutal regla se nos aplicará a nosotros. Será entonces el momento del reino de los asiáticos, o quizá de los negros (léase ¿musulmanes?), quién sabe». Los paréntesis son míos, cita del libro 1914.

O, En opinión de algunos especialistas en medicina, la velocidad de los cambios -o, más exactamente, la velocidad en sí misma: la de los automóviles, las bicicletas, los trenes y los aviones- resultaba perturbadora para el sistema nervioso de los seres humanos. «La neurosis nos espera», escribía un médico francés en 1910. «Nunca antes este monstruo había causado tantas víctimas; lo cierto es que la acumulación de defectos ancestrales o los estímulos de nuestra civilización, mortales para la mayoría, nos precipitan hacia un ocio y un temor debilitadores». Esta vez los paréntesis los pone el lector. Cita del libro 1914. gente

Lo cierto es que el libro estremece por la similitud que hipotéticamente puede reflejar nuestro tiempo. La Gran Guerra se ve lejana en sí, hay otro pariente directo por medio pero la antesala de esta masacre tiene visos de parecerse a nuestros tiempos más que el periodo de entre guerras y qué decir de la guerra fría, que no fría, sino helada (por muerta) se ve todavía.

Pensadores, escritores, pintores, escultores, Intelectuales (con mayúsculas) por ejemplo Spengler, mostraban su camino y estuvieron a la altura de sus circunstancias no así los políticos y algunos militares. Y la decisión, como cuenta MacMillan estuvo al alcance de muy pocas personas, haciendo más grande el error de acabar con la época más próspera que ha vivido (en comparación con las adelantos ofrecidos a futuro perdido) Europa. Y la catedrática siempre ve otras salidas que no fuese la guerra, siempre posibles, pero o no la percibieron o no quisieron verla.

Un libro que recomiendo encarecidamente. Es más, obligaría -con perdón- a su lectura en colegios o si para estos nuestros adolescentes de ahora, no entienden ni pueden leer un libro de este asunto por su profundidad, en las universidades. Y si ya no lo consiguiesen entender o no les interesara unos hechos de un calado tan hondo en estos estudios mayores, pobre de ti, Europa.

¿Nietzsche ha muerto? Nietzsche

Lo dudo, por el bien de este continente nuestro. Quien perdió la guerra todos lo sabemos, ¿pero quien la ganó? Europa desde luego que no. Europa no debe mirarse en sí misma para destruirse, tiene otras miras más lejanas en donde mirar que la odien o admiren y ella debe sobresalir o perecer en el intento. El darwinismo social, aunque no se nombre, existe y se le puede llamar nacional o continental.

El tablero de ajedrez, con la globalización tiene menos casillas pero tiene el mismo perímetro y mismos peones y reyes, con lo cual hay menos vericuetos pero más peligro, porque todo puede caer de una vez nada más empezar el juego.

G.R-M.

ENTREVISTA A URSULA HAVERBECK

Dije que no me gustan los vídeos en mi blog, pero este merece la pena. En España quieren prohibir la libertad de expresión y la libertad de pensar y preguntar.

PEGIDA

imagesVivimos momentos turbios, con falta de claridad natural o transparencia. Pero la política es todo menos natural. Es una creación humana para llevar y mantener una idea sobre un fin y, aquella también se enturbia cuando hay hechos que no nos dejan ver el final.

Es entonces cuando aflora la naturalidad del ser humano, del no dejarse llevar, de alejarte del camino trazado por una línea construida por otros, pero con los impuestos del pueblo.images (1)

Y es este pueblo el que a veces sorprende a los mismos políticos, conservadores (ahora mismo todos en Europa lo son) bisnietos del cambio, no presuponen otra forma de ver el mundo.

Sólo unos pocos se dieron cuenta del cambio de la Edad Media al Renacimiento. Siendo testigos de una turbulencia imparable que iba hacia adelante sin mirar para atrás. Visto en un todo, cien años en la Historia no es nada, se puede resumir en un titular, a veces mil años, otras hasta millones.images (3)

No es fácil percatarse de un cambio que camina despacio pero da señales de la otra vida. Avisa, se puede detectar. Y estos hombres son testigos privilegiados de la historia. La sienten, ven cómo la falla se abre cada centímetro. La mayoría la verán cuando la abertura tenga cinco kilómetros de distancia.images (7)

Y PEGIDA es un claro signo de esto. También Podemos en España y Syriza en Grecia. Aquí cabe todo, los grandes cambios no siempre vienen de la misma dirección, más bien son choques de ideas y/o de civilizaciones.

Y PEGIDA lucha por esto último. Tan antiguo como el hombre, tan moderno como el humano.

Patriotas Europeos contra la islamización de Occidente (PEGIDA) es un movimiento images (6)creado en Alemania, creado por tanto en Europa y creado para los europeos. Un movimiento nuevo que ha mimetizado alarma en toda Europa al decir una verdad y donde muchos han encontrado y encontrarán un camino fabricado por ellos/nosotros mismos sobre una amenaza que planea sobre Europa como volaron los bombarderos sobre Dresde o los cohetes sobre Londres. Hacía tiempo images (8)que el enemigo no venía de fuera.

Quien quiera ver, que vea, quien quiera sentir, que disfrute. Digamos que es un movimiento a la vez actor y testigo de la Historia.

El camino lo ha marcado el Islam, el final ya se verá.

Yo soy PEGIDA.

P.D. Europeo es quien se siente así, no el que nace aquí (lo normal es que coincida).

G.R-M.      images (4)

images (12)

CHARLIE HEBDO

EUROPA NO SE TOCA. Pero vaya la verdad por delante, esta revista puede parodiar al cristianismo y a los musulmanes pero no al judaísmo.

EUROPE IS NOT TOUCHED. But let the truth go, this magazine can parody Christianity and Muslims but not Judaism.

Mahoma

images (2)

.images

images (1)

¿POR QUÉ?

Interesante capítulo del libro «Los crímenes de los buenos» del autor Joaquín Bochaca. Declaración de Joe Kennedy, padre del famoso asesinado presidente de los EE.UU. del mismo apellido, que ahora se cumplen 50 años del crimen. La Segunda Guerra Mundial la impulsó el sionismo, pero, ¿por qué?. Pasen y lean.Imagen

Sí; ¿ por qué ?. ¿ Por qué esa declaración de guerra ? ¿ Por qué Inglaterra y Francia, los dos mayores imperios coloniales del momento, se meten, sin preparación, en una guerra contra un país que no les pide nada, más aún, que les ofrece su amistad? ¿Por qué el Sionismo se erige súbitamente, en defensor de Polonia, el país de los progroms? ¿Por qué los paladines de la Democracia y del derecho de autodeterminación de los pueblos se oponen al derecho de autodeterminación de Dantzig y hacen una guerra por un ferrocarril y una carretera ? ¿ Por qué las plañideras internacionales que arman un escándalo espantoso por los excesos -indiscutibles- de la «Kristallnacht», guardan distraído silencio ante las exacciones polacas contra su minoría alemana y pasan, como sobre ascuas, sobre el crimen de Bromberg ? ¿ Por qué un ferrocarril y una carretera y, si se quiere, un pequeño territorio – Dantzig – con un máximo total de unos ochenta kilómetros cuadrados es motivo de una guerra, mientras las anexiones soviéticas, anteriores y posteriores al 3 de Septiembre de 1939, y hasta el momento del ataque alemán a la URSS, que totalizan 6.349.000 kilómetros cuadrados poblados por más de 62.000.000 de habitantes (328), merecen el placet y la alianza de los campeones de la Democracia ? ¿ Por qué un ataque a Polonia desde el Oeste merece la guerra, mientras otro ataque al mismo país merece Imagenel aplauso de las democracias por el mero hecho de haberse realizado desde el Este ? Podríamos continuar inquiriendo porqués que, creemos, han quedado expresa y tácitamente contestados en las páginas precedentes. La guerra se hizo por que los poderes fácticos repetidamente aludidos y expresamente nombrados arrastraron a la misma a los poderes legales, a los gobiernos de Inglaterra y Francia. Por si no bastan los testimonios aducidos hasta ahora, vamos a añadir unos cuantos testimonios de parte contraria, absolutamente irrebatibles que remachan lo ya demostrado: que la Segunda Guerra Mundial fue desencadenada por los BUENOS. Los BUENOS según la tesis masificadora e idiotizante de los «mass media». En anteriores obras ya hemos dicho quien forzó, obligó, a Chamberlain a dar el paso funesto del 3 de Septiembre de 1939; pero en el contexto de la actual considero imprescindible repetir una de las revelaciones más asombrosas de la Historia, entresacada del diario de James Forrestal, el Secretario de Defensa de los Estados Unidos. «27 de Diciembre de 1945.- Hoy he Jugado al golf con Joe Kennedy, embajador de Roosevelt en Gran Bretaña en los años Imageninmediatos al estallido de la guerra. Le pregunté sobre la conversación sostenida con Roosevelt y Sir Neville Chamberlain en 1938. Me dijo que la posición de Chamberlain en 1938 era la de que Inglaterra no tenía que luchar y que no debería arriesgarse a entrar en guerra con Hitler.

Opinión de Kennedy: Que Hitler habría combatido a Rusia sin ningún conflicto ulterior con Inglaterra, si no hubiese sido por la instigación de Bullitt sobre Roosevelt en el verano de 1939 para que hiciese frente a los alemanes en Polonia, pues ni los franceses ni los ingleses hubieran considerado a Polonia causa de una guerra si no hubiese sido por la constan- te presión de Washington. Bullitt dijo que debía informar a Roosevelt de que los alemanes no lucharían; Kennedy replicó que ellos lo harían y que invadirían Europa. CHAMBERLAIN DECLARO QUE AMÉRICA Y EL MUNDO JUDÍO HABÍAN FORZADO A INGLATERRA A ENTRAR EN LA GUERRA. » (329).

Todo un Secretario de Defensa de los Estados Unidos da fe, de su puño y letra, de la confesión que le hizo uno de los tres hombres que, mecánicamente, intervinieron en el hecho de forzar a Inglaterra a entrar en la guerra; nada menos que Kennedy, embajador norteamericano en Londres, personalidad política de primer rango y padre de un futuro presidente de los Estados Unidos. Chamberlain, el hombre que técnicamente cursó la declaración de guerra – ¡si lo Imagen
sabrá el !- afirma que quienes le forzaron a ello fueron «América y el mundo judío». De las dos entidades aludidas por el Premier Británico, una, «el mundo judío», es de fácil identificación: el Sionismo. Pero… ¿ América ?. ¿ A qué América podía referirse Chamberlain ? No, ciertamente, a la América real, no ciertamente al pueblo americano, cuya actitud conocemos por los resultados de las encuestas Gallup y Roper, ya mencionadas anteriormente. Por «América» sólo podía entender Chamberlain al gobierno americano de entonces, y no creemos que esa interpretación constituya un juicio temerario. Pues bien, aparte Roosevelt, cuya ascendencia Judaica ya se ha mencionando, y su Brain Trust, cuya aplastante mayoría de miembros eran igualmente judíos, aparte del omnipresente Bullitt, en París y en todas partes a la vez, aparte Davies, en Moscú, aparte los dos tercios de los ministros norteamericanos, judíos, debía contarse con el formidable poder del Dinero, el Money Power. La Finanza internacional, hostil por motivos económicos, políticos y raciales a la Alemania Nacionalsocialista. Esta era la «América» aludida por Chamberlain. No podía ser la América real, la de los descendientes de dignos emigrantes europeos, que inequívocamente quería la paz, como lo demostraba al dar sus votos al candidato Imagenque, como Roosevelt, les prometía que «no mandaría a los ciudadanos americanos a luchar en guerras europeas». La «otra América» fue la que forzó a Inglaterra a declarar la guerra. Creemos es imprescindible traer a colación unos testimonios típicos, testimonios, como siempre, de parte contraria, que reforzaran este aserto que creemos haber ya demostrado, en esta obra y en las precedentes. Por ejemplo, en ocasión de ofrecer una medalla del Instituto Nacional de Ciencias Sociales a Bernard M. Baruch, el apodado «Procónsul de Judá en América», en Mayo de 1944, el General George Catlett Marshall dijo a los asistentes que, «ya en 1938 Baruch me dijo que Íbamos a destrozar a ese fulano, a Hitler. No se saldrá con la suya» (330). Entre los asistentes se encontraban cinco ministros del gobierno. Quien hacía la sensacional revelación era nada menos que el General Marshall, Jefe del Alto Estado Mayor del Ejército de los Estados Unidos. El mismo Baruch, en Septiembre de 1939, tras una conferencia con Roosevelt hizo la siguiente manifestación a la prensa: «Si mantenemos nuestros precios bajos, aún perdiendo dinero, no hay ninguna razón para que no podamos quitarles sus clientes a los beligerantes. De tal modo, el sistema alemán del barter será destruido. Hace años que luchamos para conseguirlo. Habrá costado una guerra, pero lo habremos logrado» (331).Imagen

Hitler ponía en práctica el patrón-trabajo, opuesto al patrón-oro. En sus relaciones comerciales internacionales preconizaba el barter (intercambio) y estaba dispuesto a no aceptar préstamos bancarios extranjeros (la banca alemana había sido embridada y puesta al servicio del Reich). Esto era fatal para la Alta Finanza Internacional, no ya por el hecho de haber perdido el importante mercado alemán, sino por el peligro que representaba el Reich, en su doble vertiente de su expansión económica y de ejemplo para otros países que desearan romper las cadenas de la Kapintern. La verdad siempre acaba por salir a la superficie. Así, un año después de iniciada la guerra, nada menos que el Times londinense- y el Times, en Inglaterra es, por múltiples razones, bastante más que un simple periódico, como expresión de los poderes fácticos de la Isla- publicó estas reveladoras líneas: «Una de las causas fundamentales de esta guerra ha sido el esfuerzo permanente hecho por Alemania desde 1918, y agravado desde 1933, para asegurarse importantes mercados extranjeros y fortalecer así su comercio, eliminando el paro interno, al mismo tempo que sus competidores se veían obligados, a causa de sus deudas, a adoptar el mismo camino. Era inevitable que que se produjeran fricciones, dado que los productos alemanes eran más baratos y estaban bien hechos» (332). En otro artículo, el mismo periódico hizo la siguiente sorprendente revelación: «En plena guerra, en Alemania, no se habla de la Imagen
necesidad de aumentar los impuestos, ni de estimular el ahorro ni de lanzar enormes
empréstitos de guerra. Muy al contrario. Recientemente acaba de abolirse un importante impuesto. El dinero es tan abundante que, desde nuestro punto de vista no tiene explicación. Hitler parece haber descubierto el secreto de trabajar sin un sistema financiero clásico y haber puesto en marcha un sistema basado en el movimiento perpetuo» (333).
El Times, el órgano de la Finanza inglesa -o radicada en Inglaterra- sabia porqué había estallado la guerra. Se sabe, por ejemplo, que Baruch dijo a Hopkins -llamado la » mano derecha» de Roosevelt- que » estaba plenamente de acuerdo con su amigo, Winston Churchill en que la guerra llegara pronto. Pronto estaremos de lleno en ella y los Estados Unidos también, más pronto o más tarde. Tú (Baruch) dirigirás el cotarro en América, y yo (Churchill), en Inglaterra » (334). Churchill le decía ésto a Baruch en 1937, cuando no era ni ministro, sino simplemente un miembro del Partido en el poder, el Conservador, pero opuesto a la política oficial de dicho partido. Churchill no era ni siquiera un jefe de la Oposición. No era nada. Pero él y Baruch sabían que uno dirigiría el cotarro en América ( como realmente lo hizo, antes y después de Roosevelt) y que el otro lo haría en Inglaterra (como así fue, mientras fue necesario). En otro lugar nos ocuparemos con cierto detenimiento de la figura de Churchill, que era de los buenos hasta que los poderes tácticos dejaron de necesitarlo y lo echaron por la borda, tras otorgarle un ridículo Premio Nobel de Literatura. Hoy en día, ser churchilliano en Inglaterra es símbolo de
«fascismo reaccionario». Imagen
Pero volvamos a los azarosos tiempos de la preguerra, en que Churchill, el todopoderoso político que nunca fue votado por el pueblo británico, le decía al General Robert E. Wood, en Noviembre de 1936, que «Alemania se está haciendo demasiado fuerte y deberemos aplastarla otra vez». Esto lo atestiguó bajo juramento ese general norteamericano ante una comisión
investigadora del Senado de su país (335). Algo similar le dijo Churchill al propio von Ribbentrop, cuando éste era embajador en Londres, pero no lo aducimos como testimonio por no ser de parte contraria. Churchill era el hombre de la Finanza Internacional en Inglaterra y amigo personal de Baruch; él era el instigador de Chamberlain, apoyado en tal menester por el embajador americano Kennedy, por el «itinerante» Bullitt y, naturalmente, por la majestuosa influencia de la Casa Rothschild. Mucho se ha hablado de los «negocios de guerra» y de los beneficios de los fabricantes de armamento, pero ésta es una causa circunstancial. La razón principal siempre estribó en que la política financiera de Hitler significaba, a la corta o a la larga -y más a la corta que a la larga- el fin de lo que actualmente se denomina el Establishment: la Finanza Internacional. Añádase a ésto los mesianismos sionistas y, en menor grado, los intereses circunstanciales de los pequeños nacionalismos, a su vez explotados por los grandes nacionalismos, igualmente explotados o embridados por los Poderes Fácticos. Esta es la respuesta al » ¿ por qué ? » del epígrafe. No hay otra.Imagen

__________________________________

328 / Desde su nacimiento, la URSS se había anexionado Carelia Meridional y Ucrania, y posteriormeníe Georgia,
Armenia del Norte. Kazakhstan, Uzbekistán, Azerbidjan, Tadjikistan, Kirghizia, Turkmenistán, Tanutuva y la
Mongolia exterior. Si añadimos las anexiones llevadas a cabo entre el 3-1X-1939 y el momento de la invasión
alemana de Rusia, es decir, Besarabia/Bukobina, Carelia Septentrional y media Polonia, mas los tres estados bálticos.
Estonia, Letonia y Lituania, llegamos a más de siete millones de kilómetros cuadrados y a 85 millones de habitantes.-
¡Algo mas que Dantzig! En extensión, y aritméticamente, 87.500 veces más (N. del A.).

329 / James V. Forrestal: ‘»The Forrestal Diaries», Págs. 221-222.
330 / Citado por Francis Neilson in «The Tragedy of Europe», Vol V. p. 302.
331 / The New York Times», 14-IX-1939.

332 / «The Times», Londres, 11 y 13-X-1940.
333 / «The Times» Londres, 15-X- 1940.
334 / Robert E. Sherwood: «Roosevelt & Hopkins», p. 113
335 / «The New York Times»; 5-II-1941.

YO SOY NACIONAL-EUROPEO

Por fin leo una noticia que me satisface. El próximo reto está en Europa. Vamos a empezar de arriba abajo porque en nuestros Imagenpaíses no nos dejan de abajo a arriba, pero que conste que esta es nuestra condición.

Se acabaron los miedos de la incertidumbre intelectual. Esto es, que sientes y piensas de una manera pero tu ficha no encaja en el puzle. Y te sientes raro. Te moldeas como ellos quieren y como puedes, y entonces encajas. Pero hete aquí que alguien alza la voz y otros le siguen y vemos, que entre todos, diferentes piezas, pero de un mismo mosaico, hacemos un gran mural. Encajamos y además nos damos cuenta que formamos Europa. La Nuestra, no la de ellos.

Y ese es nuestro gran paso. El Parlamento Europeo. Y desde este aparato legislador, llegar hasta las naciones que la forman y vertebran. Nadie está en contra de Europa, de hecho es el futuro. Es de la Europa que llevan creando años de la que renegamos. Pero una Nueva Europa nacerá de la lógica y el sentimiento.Imagen

Hacen falta 25 eurodiputados para formar grupo. Y se logrará en 2014. Francia y Holanda han dado el primer paso. Gran parte de sus electores quieren otra unión europea y los dirigentes de ambos partidos se han reunido y confirmado dicha unión en el futuro Parlamento. La tecnocracia es la que nos desune y aburre, la pasión intelectual volverá a unirnos de verdad. A sentirnos nación, continente, y por supuesto nacional-europeos.

Seamos valientes, seamos piezas merecedoras del lugar que nos corresponde, no nos amoldemos más. Todas las piezas encajan. Antes no, salgamos antes de que se derrumbe y construyamos de nuevo lo que nuevo hay en nosotros.

Europa tiene futuro. Yo soy nacional-europeo. ¿Y tú?         G.R-M.

Imagen                                ImagenImagen