Judíos y nazis (artículo de 2018)

LTC: Artículo muy interesante, esclarecedor y actual (Ucrania) de lo que históricamente ha ocurrido y se ha tapado. Vuelve a ocurrir con sus aristas a merced y a la vez esclavas de su tiempo (el ahora), su infinita acritud e incredulidad al pasado y la conveniencia del futuro.

Por: RON UNZ • AGOSTO 6, 2018

Líderes israelíes y la Alemania nazi

Hace unos 35 años, estaba sentado en el dormitorio de mi universidad leyendo de cerca el New York Times como lo hacía todas y cada una de las mañanas cuando noté un artículo asombroso sobre el controvertido nuevo primer ministro israelí, Yitzhak Shamir.

En aquellos días pasados, la Dama Gris era estrictamente una publicación impresa en blanco y negro, que carecía de las grandes fotografías en color de estrellas del rap y largas historias sobre técnicas de dieta que llenan gran parte de la cobertura de noticias de hoy, y también parecía tener una ventaja mucho más dura en sus informes de Medio Oriente. Un año más o menos antes, el predecesor de Shamir, Menacham Begin, había permitido que su ministro de Defensa, Ariel Sharon, lo convenciera para que invadiera el Líbano y sitiara Beirut, y la posterior masacre de mujeres y niños palestinos en los campos de refugiados de Sabra y Shatila había indignado al mundo y enfurecido al gobierno de Estados Unidos. Esto finalmente llevó a la renuncia de Begin, con Shamir, su Ministro de Relaciones Exteriores, tomando su lugar.

Antes de su sorprendente victoria electoral de 1977, Begin había pasado décadas en el desierto político como un derechista inaceptable, y Shamir tenía un trasfondo aún más extremo, con los principales medios de comunicación estadounidenses informando libremente de su larga participación en todo tipo de asesinatos de alto perfil y ataques terroristas durante la década de 1940, pintándolo como un hombre muy malo.

Dadas las notorias actividades de Shamir, pocas revelaciones me habrían sorprendido, pero esta lo hizo. Aparentemente, a finales de la década de 1930, Shamir y su pequeña facción sionista se habían convertido en grandes admiradores de los fascistas italianos y los nazis alemanes, y después de que estalló la Segunda Guerra Mundial, habían hecho repetidos intentos de ponerse en contacto con Mussolini y el liderazgo alemán en 1940 y 1941, con la esperanza de alistarse en las Potencias del Eje como su afiliado palestino. y emprender una campaña de ataques y espionaje contra las fuerzas británicas locales, para luego compartir el botín político tras el inevitable triunfo de Hitler.

Ahora el Times claramente veía a Shamir bajo una luz muy negativa, pero me parecía extremadamente improbable que hubieran publicado una historia tan notable sin estar absolutamente seguros de sus hechos. Entre otras cosas, había largos extractos de las cartas oficiales enviadas a Mussolini denunciando ferozmente los sistemas democráticos «decadentes» de Gran Bretaña y Francia a los que se oponía, y asegurando a Il Duce que tales nociones políticas ridículas no tendrían lugar futuro en el estado cliente judío totalitario que esperaban establecer bajo sus auspicios en Palestina.

Resulta que tanto Alemania como Italia estaban preocupadas por cuestiones geopolíticas más grandes en ese momento, y dado el pequeño tamaño de la facción sionista de Shamir, no parece haber salido mucho de esos esfuerzos. Pero la idea de que el Primer Ministro en funciones del Estado judío haya pasado sus primeros años de guerra como un aliado nazi no correspondido era ciertamente algo que se queda en la mente de uno, no conformándose con la narrativa tradicional de esa época que siempre había aceptado.

Lo más notable es que la revelación del pasado pro-Eje de Shamir parece haber tenido un impacto relativamente menor en su posición política dentro de la sociedad israelí. Pensaría que cualquier figura política estadounidense que se descubriera que había apoyado una alianza militar con la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial habría tenido muchas dificultades para sobrevivir al escándalo político resultante, y lo mismo seguramente sería cierto para los políticos en Gran Bretaña, Francia o la mayoría de las otras naciones occidentales. Pero aunque ciertamente hubo cierta vergüenza en la prensa israelí, especialmente después de que la impactante historia llegara a los titulares internacionales, aparentemente la mayoría de los israelíes tomaron todo el asunto con calma, y Shamir permaneció en el cargo por otro año, y luego sirvió un segundo mandato, mucho más largo como Primer Ministro durante 1986-1992. Los judíos de Israel aparentemente consideraban a la Alemania nazi de manera muy diferente a la mayoría de los estadounidenses, y mucho menos a la mayoría de los judíos estadounidenses.

Alrededor de ese mismo tiempo, un segundo ejemplo intrigante de esta perspectiva israelí bastante diferente hacia los nazis también me llamó la atención. En 1983, Amos Oz, a menudo descrito como el mejor novelista de Israel, había publicado En la tierra de Israel con críticas brillantes. Este libro fue una colección de largas entrevistas con varias figuras representativas de la sociedad israelí, tanto moderadas como extremas, así como una cierta cobertura de los palestinos que también vivían entre ellos.

De estos perfiles ideológicos, uno de los más cortos pero más ampliamente discutidos fue el de una figura política especialmente de línea dura, sin nombre pero casi universalmente se cree que es Ariel Sharon, una conclusión ciertamente respaldada por los detalles personales y la descripción física proporcionada. Casi al principio, esa figura mencionó que personas de su clase ideológica habían sido denunciadas recientemente como «judeo-nazis» por un prominente académico liberal israelí, pero en lugar de rechazar esa etiqueta, la acogió con satisfacción. Así que el tema generalmente se hizo conocido en las discusiones públicas como el «judeo-nazi».

Que se describiera a sí mismo en tales términos no era una exageración, ya que abogaba alegremente por la matanza de millones de enemigos de Israel, y la vasta expansión del territorio israelí por la conquista de las tierras vecinas y la expulsión de sus poblaciones, junto con el libre uso de armas nucleares si ellos o cualquier otra persona se resistía demasiado fuertemente a tales esfuerzos. En su audaz opinión, los israelíes y los judíos en general eran demasiado blandos y mansos, y necesitaban recuperar su lugar en el mundo convirtiéndose una vez más en un pueblo conquistador, probablemente odiado pero definitivamente temido. Para él, la gran masacre reciente de mujeres y niños palestinos en Sabra y Shatila no tuvo ninguna consecuencia, y el aspecto más desafortunado del incidente fue que los asesinos habían sido aliados falangistas cristianos de Israel en lugar de soldados israelíes.

Ahora el exceso retórico es bastante común entre los políticos y un manto de anonimato prometido obviamente aflojará muchas lenguas. Pero, ¿alguien puede imaginar a una figura pública estadounidense u otra figura pública occidental hablando en tales términos, y mucho menos a alguien que se mueve en círculos políticos superiores? En estos días, Donald Trump a veces tuitea un insulto crudo mal escrito a las 2 de la mañana, y los medios estadounidenses están horrorizados. Pero dado que su administración se filtra como un tamiz, si rutinariamente se jactara ante sus confidentes de la posibilidad de matar a millones, seguramente habríamos oído hablar de ello. Para el caso, no parece haber la más mínima evidencia de que los nazis alemanes originales hablaron de esa manera en privado, y mucho menos mientras un periodista tomaba notas cuidadosamente. Pero los «judeo-nazis» de Israel son otra historia.

Tan cerca como puedo recordar, la última figura, incluso ligeramente prominente en la vida pública estadounidense que se declaró «nazi» fue George Lincoln Rockwell durante la década de 1960, y fue mucho más un artista de performance política que un líder político real. Incluso una figura tan marginada como David Duke siempre ha negado acaloradamente tal acusación. Pero aparentemente la política en Israel es jugada por reglas diferentes.

En cualquier caso, las supuestas declaraciones de Sharon parecen haber tenido poco impacto negativo en su carrera política posterior, y después de pasar algún tiempo en el desierto político después del desastre del Líbano, finalmente sirvió cinco años como Primer Ministro durante 2001-2006, aunque en esa fecha posterior sus puntos de vista fueron denunciados regularmente como demasiado suaves y comprometedores debido a la constante deriva hacia la derecha del espectro político israelí.

El sionismo en la era de los dictadores

A lo largo de los años, ocasionalmente he hecho intentos poco entusiastas de localizar el artículo del Times sobre Shamir que se había quedado atrapado en mi memoria durante mucho tiempo, pero que no ha tenido éxito, ya sea porque fue eliminado de los archivos del Times o, más probablemente, porque mis mediocres habilidades de búsqueda resultaron inadecuadas. Pero estoy casi seguro de que la pieza había sido impulsada por la publicación en 1983 de Zionism in the Age of the Dictators por Lenni Brenner, un antisionista de la persuasión trotskista y los orígenes judíos. Hace muy poco descubrí ese libro, que realmente cuenta una historia extremadamente interesante.

Brenner, nacido en 1937, ha pasado toda su vida como un izquierdista de núcleo duro no reconstruido, con sus entusiasmos que van desde la revolución marxista hasta las Panteras Negras, y obviamente es un cautivo de sus puntos de vista y su ideología. A veces, este trasfondo perjudica el flujo de su texto, y las alusiones periódicas a las clases «proletaria», «burguesía» y «capitalista» a veces se vuelven un poco agotadoras, al igual que su aceptación irreflexiva de todas las creencias compartidas comunes a su círculo político. Pero seguramente solo alguien con ese tipo de ferviente compromiso ideológico habría estado dispuesto a dedicar tanto tiempo y esfuerzo a investigar ese controvertido tema e ignorar las interminables denuncias que resultaron, que incluso incluyeron agresiones físicas por parte de partisanos sionistas.

En cualquier caso, su documentación parece completamente hermética, y algunos años después de la aparición original de su libro, publicó un volumen complementario titulado 51 Documents: Zionist Collaboration with the Nazis, que simplemente proporciona traducciones al inglés de toda la evidencia cruda detrás de su marco analítico, permitiendo a las partes interesadas leer el material y sacar sus propias conclusiones.

Entre otras cosas, Brenner proporciona evidencia considerable de que la facción sionista de derecha más grande y algo más convencional dirigida más tarde por el futuro primer ministro israelí Menachem Begin fue casi invariablemente considerada como un movimiento fascista durante la década de 1930, incluso aparte de su cálida admiración por el régimen italiano de Mussolini. Este no era un secreto tan oscuro en ese período, dado que su principal periódico palestino publicaba una columna regular de un alto líder ideológico titulada «Diario de un fascista». Durante una de las principales conferencias sionistas internacionales, el líder de la facción Vladimir Jabotinsky entró en la sala con sus seguidores de camisa marrón en plena formación militar, lo que llevó a la silla a prohibir el uso de uniformes para evitar un motín, y su facción pronto fue derrotada políticamente y finalmente expulsada de la organización paraguas sionista. Este importante revés se debió en gran parte a la hostilidad generalizada que el grupo había despertado después de que dos de sus miembros fueran arrestados por la policía británica por el reciente asesinato de Chaim Arlosoroff, uno de los funcionarios sionistas de más alto rango con sede en Palestina.

De hecho, la inclinación de las facciones sionistas más derechistas hacia el asesinato, el terrorismo y otras formas de comportamiento esencialmente criminal fue realmente bastante notable. Por ejemplo, en 1943 Shamir había organizado el asesinato de su rival de facción, un año después de que los dos hombres escaparan juntos de la cárcel por un robo a un banco en el que habían muerto transeúntes, y afirmó que había actuado para evitar el asesinato planeado de David Ben-Gurion, el principal líder sionista y futuro primer ministro fundador de Israel. Shamir y su facción ciertamente continuaron este tipo de comportamiento en la década de 1940, asesinando con éxito a Lord Moyne, el ministro británico para el Medio Oriente, y al conde Folke Bernadotte, el negociador de paz de la ONU, aunque fracasaron en sus otros intentos de matar al presidente estadounidense Harry Truman y al ministro de Relaciones Exteriores británico Ernest Bevin, y sus planes para asesinar a Winston Churchill aparentemente nunca pasaron de la etapa de discusión. Su grupo también fue pionero en el uso de coches bomba terroristas y otros ataques explosivos contra objetivos civiles inocentes, todo mucho antes de que los árabes o los musulmanes hubieran pensado en utilizar tácticas similares; y la facción sionista más grande y «moderada» de Begin hizo lo mismo. Dados esos antecedentes, no fue sorprendente que Shamir más tarde se desempeñara como director de asesinatos en el Mossad israelí durante 1955-1965, por lo que si el Mossad realmente jugó un papel importante en el asesinato del presidente John F. Kennedy, es muy probable que estuviera involucrado.

La Asociación Económica Nazi-Sionista de la década de 1930

La portada de la edición de bolsillo de 2014 del libro de Brenner muestra la medalla conmemorativa golpeada por la Alemania nazi para marcar su alianza sionista, con una estrella de David en la cara frontal y una esvástica en el anverso. Pero, por extraño que parezca, este medallón simbólico en realidad no tenía absolutamente ninguna conexión con los intentos fallidos de la pequeña facción de Shamir de organizar una alianza militar nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

Aunque los alemanes prestaron poca atención a las súplicas de esa organización menor, el movimiento sionista dominante mucho más grande e influyente de Chaim Weizmann y David Ben-Gurion era algo completamente diferente. Y durante la mayor parte de la década de 1930, estos otros sionistas habían formado una importante asociación económica con la Alemania nazi, basada en una obvia coincidencia de intereses. Después de todo, Hitler consideraba a la población judía del uno por ciento de Alemania como un elemento perturbador y potencialmente peligroso que quería que desapareciera, y el Medio Oriente parecía un destino tan bueno para ellos como cualquier otro. Mientras tanto, los sionistas tenían objetivos muy similares, y la creación de su nueva patria nacional en Palestina obviamente requería tanto inmigrantes judíos como inversión financiera judía.

Después de que Hitler fue nombrado canciller en 1933, los judíos indignados de todo el mundo habían lanzado rápidamente un boicot económico, con la esperanza de poner a Alemania de rodillas, con el Daily Express de Londres publicando el famoso titular de la pancarta «Judea declara la guerra a Alemania». La influencia política y económica judía, entonces como ahora, era muy considerable, y en las profundidades de la Gran Depresión, la empobrecida Alemania necesitaba exportar o morir, por lo que un boicot a gran escala en los principales mercados alemanes representaba una amenaza potencialmente grave. Pero esta situación exacta proporcionó a los grupos sionistas una excelente oportunidad para ofrecer a los alemanes un medio para romper ese embargo comercial, y exigieron términos favorables para la exportación de productos manufacturados alemanes de alta calidad a Palestina, junto con los judíos alemanes acompañantes. Una vez que la noticia de este importante Ha’avara o «Acuerdo de Transferencia» con los nazis salió en una Convención Sionista de 1933, muchos judíos y sionistas se indignaron, y condujo a varias divisiones y controversias. Pero el acuerdo económico era demasiado bueno para resistirse, y siguió adelante y creció rápidamente.

La importancia del pacto nazi-sionista para el establecimiento de Israel es difícil de exagerar. Según un análisis de 1974 en Jewish Frontier citado por Brenner, entre 1933 y 1939 más del 60% de toda la inversión en la Palestina judía provino de la Alemania nazi. El empobrecimiento mundial de la Gran Depresión había reducido drásticamente el apoyo financiero judío en curso de todas las demás fuentes, y Brenner sugiere razonablemente que sin el respaldo financiero de Hitler, la naciente colonia judía, tan pequeña y frágil, podría haberse marchitado y muerto fácilmente durante ese difícil período.

Tal conclusión conduce a hipótesis fascinantes. Cuando me topé por primera vez con referencias al Acuerdo de Ha’avara en sitios web aquí y allá, uno de los comentaristas que mencionaban el tema medio en broma sugirió que si Hitler hubiera ganado la guerra, seguramente se le habrían construido estatuas en todo Israel y hoy sería reconocido por los judíos de todo el mundo como el heroico líder gentil que había desempeñado el papel central en el restablecimiento de una patria nacional para el pueblo judío en Palestina después de casi 2000. años de amargo exilio.

Este tipo de asombrosa posibilidad contra-fáctica no es tan totalmente absurda como podría sonar a nuestros oídos actuales. Debemos reconocer que nuestra comprensión histórica de la realidad está moldeada por los medios de comunicación, y los órganos de los medios de comunicación están controlados por los ganadores de las principales guerras y sus aliados, con detalles inconvenientes a menudo excluidos para evitar confundir al público. Es innegablemente cierto que en su libro de 1924 Mein Kampf, Hitler había escrito todo tipo de cosas hostiles y desagradables sobre los judíos, especialmente aquellos que eran inmigrantes recientes de Europa del Este, pero cuando leí el libro en la escuela secundaria, me sorprendió un poco descubrir que estos sentimientos antijudíos apenas parecían centrales para su texto. Además, solo un par de años antes, una figura pública mucho más prominente como el ministro británico Winston Churchill había publicado sentimientos casi tan hostiles y desagradables, centrándose en los monstruosos crímenes cometidos por los judíos bolcheviques. En Las lágrimas de Esaú de Albert Lindemann, me sorprendió descubrir que el autor de la famosa Declaración Balfour, la base del proyecto sionista, aparentemente también era bastante hostil a los judíos, con un elemento de su motivación probablemente siendo su deseo de excluirlos de Gran Bretaña.

Una vez que Hitler consolidó el poder en Alemania, rápidamente prohibió todas las demás organizaciones políticas para el pueblo alemán, con solo el Partido Nazi y los símbolos políticos nazis legalmente permitidos. Pero se hizo una excepción especial para los judíos alemanes, y al Partido Sionista local de Alemania se le otorgó un estatus legal completo, con marchas sionistas, uniformes sionistas y banderas sionistas totalmente permitidas. Bajo Hitler, hubo una estricta censura de todas las publicaciones alemanas, pero el periódico sionista semanal se vendía libremente en todos los quioscos y esquinas de las calles. La noción clara parecía ser que un Partido Nacionalsocialista Alemán era el hogar político adecuado para la mayoría alemana del 99% del país, mientras que el nacionalsocialismo sionista cumpliría el mismo papel para la pequeña minoría judía.

En 1934, los líderes sionistas invitaron a un importante funcionario de las SS a pasar seis meses visitando el asentamiento judío en Palestina, y a su regreso, sus impresiones muy favorables de la creciente empresa sionista se publicaron como una serie masiva de 12 partes en Der Angriff de Joseph Goebbel, el órgano de medios insignia del Partido Nazi, con el título descriptivo «Un nazi va a Palestina». En su muy enojada crítica de 1920 de la actividad bolchevique judía, Churchill había argumentado que el sionismo estaba encerrado en una feroz batalla con el bolchevismo por el alma de los judíos europeos, y solo su victoria podría asegurar relaciones futuras amistosas entre judíos y gentiles. Sobre la base de la evidencia disponible, Hitler y muchos de los otros líderes nazis parecían haber llegado a una conclusión algo similar a mediados de la década de 1930.

Durante esa época, los sentimientos extremadamente duros con respecto a los judíos de la diáspora a veces se encontraban en lugares bastante sorprendentes. Después de que la controversia en torno a los lazos nazis de Shamir estalló en los titulares, el material de Brenner se convirtió en el grano para un importante artículo de Edward Mortimer, el experto en Medio Oriente de larga data en el augusto Times de Londres, y la edición de 2014 del libro incluye algunos extractos de elección del artículo de Mortimer del 11 de febrero de 1984 del Times:

Quien le dijo a una audiencia de Berlín en marzo de 1912 que «cada país puede absorber solo un número limitado de judíos, si ella no quiere trastornos en su estómago. Alemania ya tiene demasiados judíos»?

No, no Adolf Hitler sino Chaim Weizmann, más tarde presidente de la Organización Sionista Mundial y más tarde todavía el primer presidente del estado de Israel.

Y dónde podría encontrar la siguiente afirmación, compuesta originalmente en 1917 pero republicada en 1936: «El judío es una caricatura de un ser humano normal y natural, tanto física como espiritualmente. Como individuo en la sociedad se rebela y se despoja del arnés de la obligación social, no conoce el orden ni la disciplina».

No en Der Sturmer sino en el órgano de la organización juvenil sionista, Hashomer Hatzair.

Como revela la declaración citada anteriormente, el sionismo mismo alentó y explotó el odio a sí mismo en la diáspora. Partió de la suposición de que el antisemitismo era inevitable e incluso en cierto sentido justificado mientras los judíos estuvieran fuera de la tierra de Israel.

Es cierto que solo una franja lunática extrema del sionismo llegó a ofrecer unirse a la guerra del lado de Alemania en 1941, con la esperanza de establecer «el estado judío histórico sobre una base nacional y totalitaria, y obligado por un tratado con el Reich alemán». Desafortunadamente, este fue el grupo al que el actual Primer Ministro de Israel decidió unirse.

La verdad muy incómoda es que las duras caracterizaciones de la diáspora judía que se encuentran en las páginas de Mein Kampf no eran tan diferentes de lo expresado por los padres fundadores del sionismo y sus líderes posteriores, por lo que la cooperación de esos dos movimientos ideológicos no fue realmente tan totalmente sorprendente.

Sin embargo, las verdades incómodas siguen siendo incómodas. Mortimer había pasado diecinueve años en el Times, la última docena de ellos como especialista extranjero y líder-escritor en asuntos de Oriente Medio. Pero el año después de que escribió ese artículo incluyendo esas citas controvertidas, su carrera en ese periódico terminó, lo que llevó a una brecha inusual en su historial laboral, y ese desarrollo puede o no ser pura coincidencia.

También fue bastante irónico el papel de Adolf Eichmann, cuyo nombre hoy probablemente se clasifica como uno de la media docena de nazis más famosos de la historia, debido a su secuestro de posguerra en 1960 por agentes israelíes, seguido de su juicio público y ejecución como criminal de guerra. Resulta que Eichmann había sido una figura nazi central en la alianza sionista, incluso estudiando hebreo y aparentemente convirtiéndose en una especie de filosemita durante los años de su estrecha colaboración con los principales líderes sionistas.

Brenner es un cautivo de su ideología y sus creencias, aceptando sin lugar a dudas la narrativa histórica con la que fue criado. Parece no encontrar nada tan extraño en que Eichmann fuera un socio filosemita de los sionistas judíos a fines de la década de 1930 y luego de repente se transformara en un asesino en masa de los judíos europeos a principios de la década de 1940, cometiendo voluntariamente los monstruosos crímenes por los que los israelíes más tarde lo mataron con justicia.

Esto es ciertamente posible, pero realmente me pregunto. Un observador más cínico podría encontrar una coincidencia muy extraña que el primer nazi prominente que los israelíes hicieron tal esfuerzo para rastrear y matar había sido su antiguo aliado político y colaborador más cercano. Después de la derrota de Alemania, Eichmann había huido a Argentina y vivió allí en silencio durante varios años hasta que su nombre resurgió en una célebre controversia de mediados de la década de 1950 en torno a uno de sus principales socios sionistas, que entonces vivía en Israel como un respetado funcionario del gobierno, que fue denunciado como un colaborador nazi, finalmente declarado inocente después de un célebre juicio. pero más tarde asesinado por antiguos miembros de la facción de Shamir.

Después de esa controversia en Israel, Eichmann supuestamente dio una larga entrevista personal a un periodista nazi holandés, y aunque no se publicó en ese momento, tal vez la noticia de su existencia pudo haber entrado en circulación. El nuevo estado de Israel tenía solo unos pocos años en ese momento, y era muy frágil política y económicamente, dependiente desesperadamente de la buena voluntad y el apoyo de Estados Unidos y los donantes judíos de todo el mundo. Su notable antigua alianza nazi era un secreto profundamente reprimido, cuya divulgación pública podría haber tenido consecuencias absolutamente desastrosas.

Según la versión de la entrevista publicada más tarde como una historia de dos partes en la revista Life, las declaraciones de Eichmann aparentemente no tocaron el tema mortal de la asociación nazi-sionista de la década de 1930. Pero seguramente los líderes israelíes deben haber estado aterrorizados de que podrían no tener tanta suerte la próxima vez, por lo que podemos especular que la eliminación de Eichmann de repente se convirtió en una prioridad nacional, y fue rastreado y capturado en 1960. Presumiblemente, se emplearon medios duros para persuadirlo de que no revelara ninguno de estos peligrosos secretos de antes de la guerra en su juicio de Jerusalén, y uno podría preguntarse si la razón por la que fue mantenido en una cabina de vidrio cerrada fue para asegurarse de que el sonido pudiera cortarse rápidamente si comenzaba a desviarse del guión acordado. Todo este análisis es puramente especulativo, pero el papel de Eichmann como figura central en la asociación nazi-sionista de la década de 1930 es un hecho histórico innegable.

Tal como podríamos imaginar, la industria editorial abrumadoramente pro-israelí de Estados Unidos apenas estaba ansiosa por servir como un conducto público para las impactantes revelaciones de Brenner de una estrecha asociación económica nazi-sionista, y menciona que su agente de libros recibió uniformemente rechazos de cada empresa a la que se acercó, basado en una amplia variedad de excusas diferentes. Sin embargo, finalmente logró localizar a un editor extremadamente oscuro en Gran Bretaña dispuesto a asumir el proyecto, y su libro fue lanzado en 1983, inicialmente sin recibir más críticas que un par de denuncias duras y superficiales, aunque la Izvestia soviética se interesó en sus hallazgos hasta que descubrieron que era un trotskista odiado.

Su gran oportunidad llegó cuando Shamir se convirtió repentinamente en el primer ministro de Israel, y trajo su evidencia de antiguos vínculos nazis a la prensa palestina en inglés, que la puso en circulación general. Varios marxistas británicos, incluido el notorio «Red Ken» Livingstone de Londres, organizaron una gira de conferencias para él, y cuando un grupo de militantes sionistas de derecha atacó uno de los eventos e infligió heridas, la historia de la pelea llamó la atención de los principales periódicos. Poco después, la discusión sobre los asombrosos descubrimientos de Brenner apareció en el Times de Londres y entró en los medios internacionales. Presumiblemente, el artículo del New York Times que originalmente me había llamado la atención se publicó en algún momento durante este período.

Los profesionales de las relaciones públicas son bastante hábiles para minimizar el impacto de las revelaciones dañinas, y las organizaciones pro-Israel no tienen escasez de tales individuos. Justo antes del lanzamiento en 1983 de su notable libro, Brenner descubrió de repente que un joven autor prosionista llamado Edwin Black estaba trabajando furiosamente en un proyecto similar, aparentemente respaldado por suficientes recursos financieros que estaba empleando un ejército de cincuenta investigadores para permitirle completar su proyecto en un tiempo récord.

Dado que todo el vergonzoso tema de una asociación nazi-sionista se había mantenido alejado del ojo público durante casi cinco décadas, este momento seguramente parece más que una mera coincidencia. Presumiblemente, la noticia de los numerosos esfuerzos infructuosos de Brenner para asegurar un editor convencional durante 1982 había circulado, al igual que su eventual éxito en la localización de uno pequeño en Gran Bretaña. Al no haber podido evitar la publicación de tal material explosivo, los grupos pro-Israel decidieron en silencio que su próxima mejor opción era tratar de tomar el control del tema por sí mismos, permitiendo la divulgación de aquellas partes de la historia que no podían ocultarse, pero excluyendo los elementos de mayor peligro, mientras retrataban la sórdida historia de la mejor manera posible.

El libro de Black, The Transfer Agreement, puede haber llegado un año más tarde que el de Brenner, pero estaba claramente respaldado por una publicidad y recursos mucho mayores. Fue lanzado por Macmillan, un editor líder, tenía casi el doble de longitud que el libro corto de Brenner, y llevaba poderosos respaldos de figuras destacadas del firmamento del activismo judío, incluido el Centro Simon Weisenthal, el Memorial del Holocausto de Israel y los Archivos Judíos Estadounidenses. Como consecuencia, recibió largas, si no necesariamente favorables, críticas en publicaciones influyentes como The New Republic y Commentary.

Para ser justos, debo mencionar que en el prólogo de su libro, Black afirma que sus esfuerzos de investigación habían sido totalmente desalentados por casi todos los que se acercaban y, como consecuencia, había estado trabajando en el proyecto con una intensidad solitaria durante muchos años. Esto implica que el lanzamiento casi simultáneo de los dos libros se debió puramente al azar. Pero tal imagen no es consistente con sus brillantes testimonios de tantos líderes judíos prominentes, y personalmente encuentro que la afirmación de Brenner de que Black fue asistido por cincuenta investigadores es mucho más convincente.

Dado que tanto Black como Brenner describían la misma realidad básica y se basaban en muchos de los mismos documentos, en la mayoría de los aspectos las historias que cuentan son generalmente similares. Pero Black excluye cuidadosamente cualquier mención de las ofertas de cooperación militar sionista con los nazis, y mucho menos los repetidos intentos de la facción sionista de Shamir de unirse oficialmente a las Potencias del Eje después de que estallara la guerra, así como muchos otros detalles de naturaleza particularmente vergonzosa.

Suponiendo que el libro de Black se publicara por las razones que sugerí, creo que la estrategia de los grupos pro-Israel tuvo mucho éxito, con su versión de la historia que parece haber suplantado rápidamente a la de Brenner, excepto tal vez en círculos fuertemente izquierdistas o antisionistas. Buscando en Google cada combinación del título y el autor, el libro de Black obtiene ocho veces más éxitos, y sus rangos de ventas de Amazon y el número de reseñas también son más grandes por aproximadamente ese mismo factor. En particular, ni los artículos de Wikipedia sobre «El Acuerdo de Transferencia» y «El Acuerdo de Ha’avara« contienen ninguna mención de la investigación de Brenner, a pesar de que su libro se publicó antes, fue mucho más amplio, y solo él proporcionó la evidencia documental subyacente. Como ejemplo personal de la situación actual, desconocía toda la historia de Ha’avara hasta hace solo unos años, cuando me encontré con algunos comentarios en el sitio web que mencionaban el libro de Black, lo que me llevó a comprarlo y leerlo. Pero incluso entonces, el volumen mucho más amplio y explosivo de Brenner permaneció totalmente desconocido para mí hasta hace muy poco.

Los soldados judíos de Hitler

Una vez que comenzó la Segunda Guerra Mundial, esta asociación nazi-sionista caducó rápidamente por razones obvias. Alemania estaba ahora en guerra con el Imperio Británico, y las transferencias financieras a la Palestina dirigida por los británicos ya no eran posibles. Además, los árabes palestinos se habían vuelto bastante hostiles a los inmigrantes judíos que temían legítimamente que eventualmente los desplazaran, y una vez que los alemanes se vieron obligados a elegir entre mantener su relación con un movimiento sionista relativamente pequeño o ganar la simpatía política de un vasto mar de árabes y musulmanes de Oriente Medio, su decisión fue natural. Los sionistas se enfrentaron a una elección similar, y especialmente una vez que la propaganda en tiempos de guerra comenzó a ennegrecer tanto a los gobiernos alemán e italiano, su asociación anterior no era algo que quisieran que se conociera ampliamente.

Sin embargo, exactamente en este mismo momento, una conexión algo diferente e igualmente olvidada entre los judíos y la Alemania nazi de repente pasó a primer plano.

Como la mayoría de la gente en todas partes, el alemán promedio, ya sea judío o gentil, probablemente no era tan político, y aunque al sionismo se le había otorgado durante años un lugar privilegiado en la sociedad alemana, no está del todo claro cuántos judíos alemanes comunes le prestaron mucha atención. Las decenas de miles de personas que emigraron a Palestina durante ese período probablemente fueron motivadas tanto por presiones económicas como por compromisos ideológicos. Pero los tiempos de guerra cambiaron las cosas de otras maneras.

Esto fue aún más cierto para el gobierno alemán. El estallido de una guerra mundial contra una poderosa coalición de los imperios británico y francés, más tarde aumentada por la Rusia soviética y los Estados Unidos, impuso el tipo de enormes presiones que a menudo podían superar los escrúpulos ideológicos. Hace unos años, descubrí un fascinante libro de 2002 de Bryan Mark Rigg, Hitler’s Jewish Soldiers, un tratamiento académico de exactamente lo que implica el título. La calidad de este controvertido análisis histórico está indicada por las brillantes revelaciones de numerosos expertos académicos y un trato extremadamente favorable por parte de un eminente erudito en The American Historical Review.

Obviamente, la ideología nazi estaba abrumadoramente centrada en la raza y consideraba la pureza racial un factor crucial en la cohesión nacional. Los individuos que poseían una ascendencia sustancial no alemana eran vistos con considerable sospecha, y esta preocupación se amplificaba en gran medida si esa mezcla era judía. Pero en una lucha militar contra una coalición opuesta que posee muchas veces la población y los recursos industriales de Alemania, tales factores ideológicos podrían ser superados por consideraciones prácticas, y Rigg argumenta persuasivamente que unos 150,000 semijudíos o cuartos judíos sirvieron en las fuerzas armadas del Tercer Reich, un porcentaje probablemente no muy diferente de su participación en la población general en edad militar.

La población judía de Alemania, largamente integrada y asimilada, siempre había sido desproporcionadamente urbana, rica y bien educada. Como consecuencia, no es del todo sorprendente que una gran proporción de estos soldados parcialmente judíos que sirvieron a Hitler fueran en realidad oficiales de combate en lugar de simplemente reclutas de base, e incluían al menos 15 generales y almirantes medio judíos, y otra docena de judíos de cuarto que tenían esos mismos altos rangos. El ejemplo más notable fue el mariscal de campo Erhard Milch, el poderoso segundo al mando de Hermann Goering, que desempeñó un papel operativo tan importante en la creación de la Luftwaffe. Milch ciertamente tenía un padre judío, y según algunas afirmaciones mucho menos fundamentadas, tal vez incluso una madre judía también, mientras que su hermana estaba casada con un general de las SS.

Es cierto que las propias SS de élite racial generalmente tenían estándares de ascendencia mucho más estrictos, con incluso un rastro de parentesco no ario que normalmente se considera que descalifica a un individuo de la membresía. Pero incluso aquí, la situación a veces era complicada, ya que había rumores generalizados de que Reinhard Heydrich, la segunda figura de rango en esa organización tan poderosa, en realidad tenía una ascendencia judía considerable. Rigg investiga esa afirmación sin llegar a ninguna conclusión clara, aunque parece pensar que la evidencia circunstancial involucrada puede haber sido utilizada por otras figuras nazis de alto rango como un punto de influencia o chantaje contra Heydrich, quien se erigió como una de las figuras más importantes del Tercer Reich.

Como ironía adicional, la mayoría de estos individuos rastrearon su ascendencia judía a través de su padre en lugar de su madre, por lo que aunque no eran judíos de acuerdo con la ley rabínica, sus apellidos a menudo reflejaban sus orígenes parcialmente semíticos, aunque en muchos casos las autoridades nazis intentaron pasar por alto esta situación evidentemente obvia. Como un ejemplo extremo señalado por un crítico académico del libro, un medio judío con el nombre claramente no ario de Werner Goldberg en realidad tuvo su fotografía destacada en un periódico de propaganda nazi de 1939, con la leyenda describiéndolo como el «Soldado Alemán Ideal».

El autor realizó más de 400 entrevistas personales de los parciales judíos sobrevivientes y sus familiares, y estas pintaron una imagen muy mixta de las dificultades que habían encontrado bajo el régimen nazi, que variaron enormemente dependiendo de las circunstancias particulares y las personalidades de aquellos en autoridad sobre ellos. Una fuente importante de quejas fue que, debido a su estatus, a los parciales judíos a menudo se les negaban los honores militares o los ascensos que se habían ganado legítimamente. Sin embargo, en condiciones especialmente favorables, también podrían ser reclasificados legalmente como de «Sangre Alemana», lo que eliminó oficialmente cualquier mancha en su estatus.

Incluso la política oficial parece haber sido bastante contradictoria y vacilante. Por ejemplo, cuando las humillaciones civiles a veces infligidas a los padres totalmente judíos de servir a los semijudíos fueron señaladas a la atención de Hitler, consideró que esa situación era intolerable, declarando que tales padres debían estar completamente protegidos contra esas indignidades o que todos los semijudíos debían ser dados de baja, y finalmente en abril de 1940 emitió un decreto exigiendo esto último. Sin embargo, esta orden fue ignorada en gran medida por muchos comandantes, o implementada a través de un sistema de honor que casi equivalía a «No preguntes, no digas», por lo que una fracción considerable de la mitad de los judíos permanecieron en el ejército si así lo deseaban. Y luego, en julio de 1941, Hitler se revirtió un poco, emitiendo un nuevo decreto que permitía a los semijudíos «dignos» que habían sido dados de baja regresar al ejército como oficiales, al tiempo que anunciaba que después de la guerra, todos los judíos del barrio serían reclasificados como ciudadanos arios completamente de «sangre alemana».

Se ha dicho que después de que se plantearon preguntas sobre la ascendencia judía de algunos de sus subordinados, Goering una vez respondió enojado «¡Yo decido quién es judío!» y esa actitud parece capturar razonablemente parte de la complejidad y la naturaleza subjetiva de la situación social.

Curiosamente, muchos de los parcialmente judíos entrevistados por Rigg recordaron que antes del ascenso de Hitler al poder, los matrimonios mixtos de sus padres a menudo habían provocado una hostilidad mucho mayor del lado judío en lugar del lado gentil de sus familias, lo que sugiere que incluso en la Alemania fuertemente asimilada, la tendencia judía tradicional hacia la exclusividad étnica todavía había seguido siendo un factor poderoso en esa comunidad.

Aunque los parciales judíos en el servicio militar alemán ciertamente estaban sujetos a diversas formas de maltrato y discriminación, tal vez deberíamos comparar esto con la situación análoga en nuestro propio ejército en esos mismos años con respecto a las minorías japonesas o negras de Estados Unidos. Durante esa época, los matrimonios mixtos raciales estaban legalmente prohibidos en una gran parte de los Estados Unidos, por lo que la población mestiza de esos grupos era casi inexistente o muy diferente en origen. Y cuando a los japoneses-estadounidenses se les permitió abandonar sus campos de concentración en tiempos de guerra y alistarse en el ejército, se restringieron por completo a unidades segregadas de todos los japoneses, pero con los oficiales generalmente siendo blancos. Mientras tanto, a los negros se les prohibió casi por completo el servicio de combate, aunque a veces servían en roles de apoyo estrictamente segregados. La noción de que un estadounidense con cualquier rastro apreciable de ascendencia africana, japonesa o, para el caso, china podría servir como general o incluso como oficial en el ejército de los Estados Unidos y, por lo tanto, ejercer autoridad de mando sobre las tropas estadounidenses blancas habría sido casi impensable. El contraste con la práctica en el propio ejército de Hitler es bastante diferente de lo que los estadounidenses podrían creer ingenuamente.

El enfoque racial del judaísmo tradicional

Esta paradoja no es tan sorprendente como uno podría suponer. Las divisiones no económicas en las sociedades europeas casi siempre habían estado a lo largo de líneas de religión, idioma y cultura en lugar de ascendencia racial, y la tradición social de más de un milenio no podía ser fácilmente barrida por solo media docena de años de ideología nacionalsocialista. Durante todos esos siglos anteriores, un judío sinceramente bautizado, ya sea en Alemania o en otro lugar, generalmente se consideraba un cristiano tan bueno como cualquier otro. Por ejemplo, Tomás de Torquemada, la figura más temible de la temida Inquisición española, en realidad provenía de una familia de judíos conversos.

Las diferencias raciales aún más amplias apenas se consideraron de importancia crucial. Algunos de los más grandes héroes de culturas nacionales particulares, como Alexander Pushkin de Rusia y Alejandro Dumas de Francia, habían sido individuos con ascendencia africana negra significativa, y esto ciertamente no se consideraba ningún tipo de característica descalificadora.

Por el contrario, la sociedad estadounidense desde sus inicios siempre había estado fuertemente dividida por raza, y otras diferencias generalmente constituían impedimentos mucho menores para los matrimonios mixtos y la amalgama. He visto afirmaciones generalizadas de que cuando el Tercer Reich ideó sus Leyes de Nuremberg de 1935 que restringían el matrimonio y otros arreglos sociales entre arios, no arios y parcialmente arios, sus expertos se basaron en parte de la larga experiencia legal de Estados Unidos en asuntos similares, y esto parece bastante plausible. Bajo ese nuevo estatuto nazi, los matrimonios mixtos preexistentes recibieron cierta protección legal, pero en adelante los judíos y los semijudíos solo podían casarse entre sí, mientras que los judíos de cuarto solo podían casarse con arios regulares. La intención obvia era absorber a este último grupo en la sociedad alemana dominante, mientras se aislaba a la población más fuertemente judía.

Irónicamente, Israel hoy es uno de los pocos países con un tipo similar de criterios estrictamente raciales para el estatus de ciudadanía y otros privilegios, con la política de inmigración solo para judíos ahora a menudo aplicada por pruebas de ADN, y los matrimonios entre judíos y no judíos legalmente prohibidos. Hace unos años, los medios de comunicación mundiales también publicaron la notable historia de un árabe palestino condenado a prisión por violación porque había tenido relaciones sexuales consensuadas con una mujer judía haciéndose pasar por un compañero judío.

Dado que el judaísmo ortodoxo es estrictamente matrilineal y controla la ley israelí, incluso los judíos de otras ramas pueden experimentar dificultades inesperadas debido a conflictos entre la identidad étnica personal y el estatus legal oficial. La gran mayoría de las familias judías más ricas e influyentes del mundo no siguen las tradiciones religiosas ortodoxas, y a lo largo de las generaciones, a menudo han tomado esposas gentiles. Sin embargo, incluso si estos últimos se hubieran convertido al judaísmo, sus conversiones son consideradas inválidas por el Rabinato Ortodoxo, y ninguno de sus descendientes resultantes se considera judío. Entonces, si algunos miembros de estas familias más tarde desarrollan un profundo compromiso con su herencia judía e inmigran a Israel, a veces se indignan al descubrir que están oficialmente clasificados como «goyim» (no judío) bajo la ley ortodoxa y legalmente prohibidos de casarse con judíos. Estas grandes controversias políticas estallan periódicamente y a veces llegan a los medios de comunicación internacionales.

Ahora me parece que cualquier funcionario estadounidense que propusiera pruebas de ADN raciales para decidir sobre la admisión o exclusión de posibles inmigrantes tendría muchas dificultades para permanecer en el cargo, con los activistas judíos de organizaciones como la ADL (Liga Antidifamación judía) probablemente liderando el ataque. Y lo mismo seguramente sería cierto para cualquier fiscal o juez que enviara a prisión a no blancos por el delito de «pasar» por blancos y así lograr seducir a mujeres de ese último grupo. Un destino similar ocurriría a los defensores de tales políticas en Gran Bretaña, Francia o la mayoría de las otras naciones occidentales, con la organización local de tipo ADL ciertamente desempeñando un papel importante. Sin embargo, en Israel, tales leyes existentes simplemente ocasionan un poco de vergüenza temporal cuando son cubiertas en los medios internacionales, y luego invariablemente permanecen en su lugar después de que la conmoción se haya calmado y haya sido olvidada. Este tipo de cuestiones se consideran de poca más importancia que los lazos nazis pasados en tiempos de guerra del primer ministro israelí durante la mayor parte de la década de 1980.

Pero tal vez la solución a esta desconcertante diferencia en la reacción pública radique en una vieja broma. Un ingenio izquierdista afirmó una vez que la razón por la que Estados Unidos nunca ha tenido un golpe militar es que es el único país del mundo que carece de una embajada estadounidense para organizar tales actividades. Y a diferencia de Los Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y muchos otros países predominantemente blancos, Israel no tiene una organización nacional de activistas judíos que desempeñe el poderoso papel de la ADL.

En los últimos años, muchos observadores externos han notado una situación política aparentemente muy extraña en Ucrania. Ese desafortunado país posee poderosos grupos militantes, cuyos símbolos públicos, ideología declarada y ascendencia política los marcan inequívocamente como neonazis. Sin embargo, todos esos elementos neonazis violentos están siendo financiados y controlados por un oligarca judío que tiene doble ciudadanía israelí. Además, esa peculiar alianza había sido partera y bendecida por algunas de las principales figuras neoconservadoras judías de Estados Unidos, como Victoria Nuland, que han utilizado con éxito su influencia mediática para mantener tales hechos explosivos alejados del público estadounidense.

A primera vista, una estrecha relación entre los judíos israelíes y los neonazis europeos parece una falta de confianza tan grotesca y extraña como uno podría imaginar, pero después de leer recientemente el fascinante libro de Brenner, mi perspectiva cambió sustancialmente. De hecho, la principal diferencia entre entonces y ahora es que durante la década de 1930, las facciones sionistas representaban un socio menor muy insignificante para un poderoso Tercer Reich, mientras que en estos días son los nazis quienes ocupan el papel de suplicantes ansiosos al formidable poder del sionismo internacional, que ahora domina tan fuertemente el sistema político estadounidense y a través de él, gran parte del mundo.

Lectura relacionada:

Fuente: https://www.unz.com/runz/american-pravda-jews-and-nazis/

La III Guerra Judía Mundial, de nuevo en Europa

Pravda estadounidense: ¿Putin como Hitler?

Por RON UNZ

La demonización de Vladimir Putin como otro Hitler

Durante años, el eminente erudito ruso Stephen Cohen había clasificado al presidente Vladimir Putin de la República Rusa como el líder mundial más importante de principios del siglo XXI. Elogió el enorme éxito del hombre en revivir su país después del caos y la indigencia de los años de Yeltsin y enfatizó su deseo de relaciones amistosas con Estados Unidos, pero temía cada vez más que estuviéramos entrando en una nueva Guerra Fría, aún más peligrosa que la anterior.

Ya en 2017, el difunto profesor Cohen argumentó que ningún líder extranjero había sido tan vilipendiado en la historia reciente de Estados Unidos como Putin, y la invasión rusa de Ucrania hace dos semanas ha aumentado exponencialmente la intensidad de tales denuncias mediáticas, casi igualando la histeria que nuestro país experimentó hace dos décadas después del ataque del 9/11 en la ciudad de Nueva York. Larry Romanoff ha proporcionado un catálogo útil de algunos ejemplos.

Hasta hace poco, esta demonización extrema de Putin se limitaba en gran medida a los demócratas y centristas, cuya extraña narrativa del Rusiagate lo había acusado de instalar a Donald Trump en la Casa Blanca. Pero la reacción ahora se ha vuelto completamente bipartidista, con el entusiasta partidario de Trump Sean Hannity utilizando recientemente su programa de FoxNews en horario estelar para pedir la muerte de Putin, un grito al que pronto se unió el senador Lindsey Graham, el republicano de mayor rango en el Comité Judicial del Senado. Estas son amenazas asombrosas contra un hombre cuyo arsenal nuclear podría aniquilar rápidamente a la mayor parte de la población estadounidense, y la retórica parece no tener precedentes en nuestra historia de posguerra. Incluso en los días más oscuros de la Guerra Fría, no recuerdo que tales sentimientos públicos se dirigieran hacia la URSS o su principal liderazgo comunista.

En muchos aspectos, la reacción occidental al ataque de Rusia ha estado más cerca de una declaración de guerra que simplemente de un retorno a la confrontación de la Guerra Fría. Las enormes reservas de divisas de Rusia en el extranjero han sido incautadas y congeladas, sus aerolíneas civiles excluidas de los cielos occidentales y sus principales bancos desconectados de las redes financieras globales. A los ciudadanos privados rusos ricos se les han confiscado sus propiedades, el equipo nacional de fútbol ha sido excluido de la Copa del Mundo y el director ruso de la Filarmónica de Munich fue despedido por negarse a denunciar a su propio país.

Tal represalia internacional contra Rusia y los rusos individuales parece extremadamente desproporcionada. Hasta ahora, los combates en Ucrania han infligido una muerte o destrucción mínima, mientras que las otras guerras importantes de las últimas dos décadas, muchas de ellas de origen estadounidense, han matado a millones y destruido por completo varios países, incluidos Irak, Libia y Siria. Pero el dominio global de la propaganda mediática estadounidense ha orquestado una respuesta popular muy diferente, produciendo este notable crescendo de odio.

De hecho, el paralelo más cercano que viene a la mente sería la hostilidad estadounidense dirigida contra Adolf Hitler y la Alemania nazi después del estallido de la Segunda Guerra Mundial, como lo indican las comparaciones generalizadas entre la invasión de Putin a Ucrania y el ataque de Hitler en 1939 contra Polonia. Una simple búsqueda en Google de «Putin y Hitler» devuelve decenas de millones de páginas web, con los mejores resultados que van desde el titular de un artículo del Washington Post hasta los Tweets de la estrella de la música pop Stevie Nicks. Ya en 2014, Andrew Anglin del Daily Stormer había documentado el meme emergente «Putin es el nuevo Hitler».

Aunque enormemente populares, tales analogías Putin-Hitler apenas han pasado desapercibidas, y algunos medios de comunicación como el London Spectator han estado en total desacuerdo, argumentando que los objetivos estratégicos de Putin han sido bastante limitados y razonables.

Muchos analistas estratégicos de mente sobria han hecho este mismo punto en detalle, y muy ocasionalmente sus puntos de vista contrarios han logrado deslizarse a través del bloqueo de los medios.

Aunque FoxNews se ha convertido en uno de los medios más rabiosamente hostiles a Rusia, una entrevista reciente con uno de sus invitados habituales proporcionó una perspectiva muy diferente. El coronel Douglas Macgregor había sido un ex asesor principal del Pentágono y explicó enérgicamente que Estados Unidos había pasado casi quince años ignorando las interminables advertencias de Putin de que no toleraría la membresía de Ucrania en la OTAN, ni el despliegue de misiles estratégicos en su frontera. Nuestro gobierno no había prestado atención a sus líneas rojas explícitas, por lo que Putin finalmente se vio obligado a actuar, lo que resultó en la calamidad actual:

El profesor John Mearsheimer de la Universidad de Chicago, uno de nuestros politólogos más distinguidos, había pasado muchos años haciendo exactamente estos mismos puntos y culpando a Estados Unidos y a la OTAN por la crisis de Ucrania a fuego lento, pero sus advertencias habían sido totalmente ignoradas por nuestro liderazgo político y medios de comunicación. Su conferencia de una hora de duración explicando estas realidades desagradables había permanecido silenciosamente en Youtube durante seis años, atrayendo relativamente poca atención, pero luego explotó repentinamente en popularidad en las últimas semanas a medida que se desarrollaba el conflicto, y ahora ha alcanzado una audiencia mundial de más de 17 millones. Sus otras conferencias en Youtube, algunas bastante recientes, han sido vistas por millones adicionales.

Tal atención global masiva finalmente obligó a nuestros medios a tomar nota, y el New Yorker solicitó una entrevista con Mearsheimer, lo que le permitió explicar a su incrédulo interrogador que las acciones estadounidenses habían provocado claramente el conflicto. Un par de años antes, ese mismo entrevistador había ridiculizado al profesor Cohen por dudar de la realidad del Rusiagate, pero esta vez parecía mucho más respetuoso, tal vez porque el equilibrio del poder de los medios ahora se invirtió; La base de suscriptores de su revista, que se vio empequeñecida por la audiencia global que escuchaba las opiniones de su tema.

Durante su larga y distinguida carrera en la CIA, el ex analista Ray McGovern había dirigido la Rama de Política Soviética y también se desempeñó como Asesor Presidencial, por lo que en diferentes circunstancias él o alguien como él estaría asesorando actualmente al presidente Joe Biden. En cambio, hace unos días se unió a Mearsheimer para presentar sus puntos de vista en una discusión en video organizada por el Comité para la República. Ambos expertos principales coincidieron en que Putin había sido empujado más allá de todos los límites razonables, provocando la invasión.

Antes de 2014, nuestras relaciones con Putin habían sido razonablemente buenas. Ucrania sirvió como un estado amortiguador neutral entre Rusia y los países de la OTAN, con la población dividida equitativamente entre elementos de tendencia rusa y occidental, y su gobierno electo oscilando entre los dos campos.

Pero mientras la atención de Putin se centraba en los Juegos Olímpicos de Sochi 2014, un golpe pro-OTAN derrocó al gobierno pro-ruso elegido democráticamente, con pruebas claras de que Victoria Nuland y los otros neoconservadores agrupados en torno a la secretaria de Estado Hillary Clinton lo habían orquestado. La península ucraniana de Crimea contiene la crucial base naval rusa de Sebastopol, y solo la rápida acción de Putin le permitió permanecer bajo control ruso, mientras que también brindó apoyo a los enclaves prorrusos en la región de Donbass. El acuerdo de Minsk firmado más tarde por el gobierno ucraniano otorgó autonomía a esas últimas áreas, pero Kiev se negó a cumplir sus compromisos, y en su lugar continuó bombardeando el área, infligiendo graves bajas a los habitantes, muchos de los cuales tenían pasaportes rusos. Diane Johnstone ha caracterizado acertadamente nuestra política como años de cebo de osos rusos.

Como Mearsheimer, McGovern y otros observadores han argumentado persuasivamente, Rusia invadió Ucrania solo después de que tales provocaciones y advertencias interminables siempre fueron ignoradas o descartadas por nuestro liderazgo estadounidense. Tal vez la gota que colmó el vaso había sido la reciente declaración pública del presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, de que tenía la intención de adquirir armas nucleares. ¿Cómo reaccionaría Estados Unidos si un gobierno pro-estadounidense elegido democráticamente en México hubiera sido derrocado en un golpe de Estado respaldado por China, con el nuevo gobierno mexicano ferozmente hostil pasando años matando a ciudadanos estadounidenses en su país y luego finalmente anunciando planes para adquirir un arsenal nuclear?

Además, algunos analistas como el economista Michael Hudson han sospechado fuertemente que elementos estadounidenses provocaron deliberadamente la invasión rusa por razones geoestratégicas, y Mike Whitney presentó argumentos similares en una columna que se volvió súper viral, acumulando más de 800,000 páginas vistas. El gasoducto Nord Stream 2 que transporta gas natural ruso a Alemania finalmente se había completado el año pasado y estaba a punto de entrar en funcionamiento, lo que habría aumentado en gran medida la integración económica euroasiática y la influencia rusa en Europa, al tiempo que eliminaba el mercado potencial para el gas natural estadounidense más caro. El ataque ruso y la histeria mediática masiva resultante ahora han excluido esa posibilidad.

Entonces, aunque fueron las tropas rusas las que cruzaron la frontera ucraniana, se puede argumentar que lo hicieron solo después de las provocaciones más extremas, y estas pueden haber sido deliberadamente destinadas a producir exactamente ese resultado. A veces, las partes responsables de iniciar una guerra no son necesariamente las que finalmente disparan el primer disparo.

Hitler y los orígenes de la Segunda Guerra Mundial

Irónicamente, los argumentos de Mearsheimer y otros de que Putin fue muy provocado o posiblemente incluso manipulado para atacar a Ucrania plantean ciertos paralelismos históricos intrigantes. Las legiones de occidentales ignorantes que confían sin pensar en nuestros falsos medios de comunicación pueden estar denunciando a Putin como «otro Hitler», pero creo que pueden haberse respaldado inadvertidamente en la verdad.

Hace un par de meses finalmente leí el excelente volumen de 2011 de Gerd Schultze-Rhonhof que analiza los años previos al estallido de la Segunda Guerra Mundial, un trabajo que recomendaría encarecidamente. El autor pasó su carrera como un militar profesional totalmente convencional, ascendiendo al rango de general de división en el ejército alemán antes de retirarse, y su relato evocó paralelos espeluznantes con el conflicto actual con Rusia.

Como la mayoría de nosotros sabemos, la Segunda Guerra Mundial comenzó cuando Alemania atacó Polonia en 1939 sobre Danzig, una ciudad fronteriza casi totalmente alemana controlada por los polacos.

Pero menos conocido es que Hitler en realidad había hecho enormes esfuerzos para evitar la guerra y resolver esa disputa, pasando muchos meses en negociaciones infructuosas y ofreciendo términos extremadamente razonables. De hecho, el dictador alemán había hecho numerosas concesiones que ninguno de sus predecesores democráticos de Weimar había estado dispuesto a considerar, pero todas fueron rechazadas, mientras que las provocaciones aumentaron hasta que la guerra con Polonia parecía la única opción posible. Y al igual que en el caso de Ucrania, los elementos políticamente influyentes en Occidente casi seguramente buscaron provocar esa guerra, utilizando Danzig como la chispa para encender el conflicto, al igual que el Donbass puede haber sido utilizado para forzar la mano de Putin.

Debemos reconocer que, en muchos aspectos, la narrativa histórica estándar de la Segunda Guerra Mundial es simplemente una versión congelada de la propaganda mediática de esa época. Si Rusia fuera derrotada y destruida como resultado del conflicto actual, podemos estar seguros de que los libros de historia posteriores demonizarían por completo a Putin y todas las decisiones que había tomado.

Aunque me impresionó mucho el análisis meticulosamente detallado de Schultze-Rhonhof de las circunstancias que condujeron al estallido de la guerra en 1939, su relato simplemente reforzó mis puntos de vista existentes, que ya habían estado en líneas completamente similares.

Por ejemplo, en 2019 había utilizado el controvertido bestseller de Pat Buchanan de 2008 sobre la Segunda Guerra Mundial como punto de partida para una discusión muy larga y detallada de los verdaderos orígenes de ese conflicto:

Sin embargo, la mayor parte del libro se centró en los eventos que condujeron a la Segunda Guerra Mundial, y esta fue la parte que había inspirado tanto horror en McConnell y sus colegas. Buchanan describió las escandalosas disposiciones del Tratado de Versalles impuestas a una Alemania postrada, y la determinación de todos los líderes alemanes posteriores de repararlo. Pero mientras que sus predecesores democráticos de Weimar habían fracasado, Hitler había logrado tener éxito, en gran parte a través del farol, mientras que también anexó la Austria alemana y los Sudetes alemanes de Checoslovaquia, en ambos casos con el apoyo abrumador de sus poblaciones.

Buchanan documentó esta controvertida tesis basándose en gran medida en numerosas declaraciones de destacadas figuras políticas contemporáneas, en su mayoría británicas, así como en las conclusiones de historiadores de la corriente principal altamente respetados. La demanda final de Hitler, que el 95% del Danzig alemán fuera devuelto a Alemania tal como sus habitantes deseaban, era absolutamente razonable, y solo un terrible error diplomático de los británicos había llevado a los polacos a rechazar la solicitud, provocando así la guerra. La afirmación posterior generalizada de que Hitler buscaba conquistar el mundo era totalmente absurda, y el líder alemán en realidad había hecho todo lo posible para evitar la guerra con Gran Bretaña o Francia. De hecho, en general era bastante amistoso con los polacos y había estado esperando reclutar a Polonia como aliado alemán contra la amenaza de la Unión Soviética de Stalin.

Aunque muchos estadounidenses podrían haberse sorprendido por este relato de los eventos que condujeron al estallido de la Segunda Guerra Mundial, la narrativa de Buchanan concordaba razonablemente bien con mi propia impresión de ese período. Como estudiante de primer año de Harvard, había tomado un curso introductorio de historia, y uno de los principales textos requeridos sobre la Segunda Guerra Mundial había sido el de A.J.P. Taylor, un renombrado historiador de la Universidad de Oxford. Su famosa obra de 1961 Orígenes de la Segunda Guerra Mundial había expuesto de manera muy persuasiva un caso bastante similar al de Buchanan, y nunca había encontrado ninguna razón para cuestionar el juicio de mis profesores que lo habían asignado. Entonces, si Buchanan simplemente parecía estar secundando las opiniones de un destacado don de Oxford y miembros de la facultad de historia de Harvard, no podía entender por qué su nuevo libro sería considerado como más allá de lo pálido.

El reciente 70 aniversario del estallido del conflicto que consumió tantas decenas de millones de vidas provocó naturalmente numerosos artículos históricos, y la discusión resultante me llevó a desenterrar mi vieja copia del breve volumen de Taylor, que releí por primera vez en casi cuarenta años. Lo encontré tan magistral y persuasivo como lo había hecho en mis días de dormitorio universitario, y las brillantes portadas sugirieron algunos de los elogios inmediatos que el trabajo había recibido. El Washington Post elogió al autor como «el historiador vivo más prominente de Gran Bretaña», World Politics lo llamó «Poderosamente argumentado, brillantemente escrito y siempre persuasivo», The New Statesman, la principal revista izquierdista de Gran Bretaña, lo describió como «Una obra maestra: lúcida, compasiva, bellamente escrita», y el augusto Times Literary Supplement lo caracterizó como «simple, devastador, superlativamente legible y profundamente perturbador». Como best-seller internacional, seguramente se clasifica como el trabajo más famoso de Taylor, y puedo entender fácilmente por qué todavía estaba en mi lista de lectura obligatoria de la universidad casi dos décadas después de su publicación original.

Sin embargo, al revisar el estudio innovador de Taylor, hice un descubrimiento notable. A pesar de todas las ventas internacionales y la aclamación de la crítica, los hallazgos del libro pronto despertaron una tremenda hostilidad en ciertos sectores. Las conferencias de Taylor en Oxford habían sido enormemente populares durante un cuarto de siglo, pero como resultado directo de la controversia «el historiador vivo más prominente de Gran Bretaña» fue purgado sumariamente de la facultad poco después. Al comienzo de su primer capítulo, Taylor había notado lo extraño que le parecía que más de veinte años después del comienzo de la guerra más cataclísmica del mundo no se hubiera producido una historia seria analizando cuidadosamente el brote. Tal vez la represalia que encontró lo llevó a comprender mejor parte de ese rompecabezas.

Hace muy poco releí el libro de Pat Buchanan de 2008 condenando duramente a Churchill por su papel en la catastrófica guerra mundial e hice un descubrimiento interesante. Irving es seguramente uno de los biógrafos más autorizados de Churchill, con su exhaustiva investigación documental siendo la fuente de tantos nuevos descubrimientos y sus libros vendidos por millones. Sin embargo, el nombre de Irving nunca aparece ni en el texto de Buchanan ni en su bibliografía, aunque podemos sospechar que gran parte del material de Irving ha sido «lavado» a través de otras fuentes secundarias de Buchanan. Buchanan cita extensamente a A.J.P. Taylor, pero no menciona a Barnes, Flynn o varios otros destacados académicos y periodistas estadounidenses que fueron purgados por expresar puntos de vista contemporáneos no tan diferentes de los del propio autor.

Durante la década de 1990, Buchanan se había clasificado como una de las figuras políticas más prominentes de Estados Unidos, teniendo una enorme huella mediática tanto en la prensa como en la televisión, y con sus carreras insurgentes notablemente fuertes para la nominación presidencial republicana en 1992 y 1996 consolidando su estatura nacional. Pero sus numerosos enemigos ideológicos trabajaron incansablemente para socavarlo, y en 2008 su presencia continua como experto en el canal de cable MSNBC fue uno de sus últimos puntos de apoyo restantes de gran prominencia pública. Probablemente reconoció que publicar una historia revisionista de la Segunda Guerra Mundial podría poner en peligro su posición, y creía que cualquier asociación directa con figuras purgadas y vilipendiadas como Irving o Barnes seguramente conduciría a su destierro permanente de todos los medios electrónicos.

Hace una década me había impresionado bastante la historia de Buchanan, pero posteriormente había leído mucho sobre esa época y me encontré algo decepcionado la segunda vez. Aparte de su tono a menudo ventoso, retórico y poco académico, mis críticas más agudas no fueron con las posiciones controvertidas que tomó, sino con los otros temas y preguntas controvertidas que evitó con tanto cuidado.

Quizás el más obvio de ellos es la cuestión de los verdaderos orígenes de la guerra, que arrasó gran parte de Europa, mató tal vez a cincuenta o sesenta millones y dio lugar a la posterior era de la Guerra Fría en la que los regímenes comunistas controlaron la mitad de todo el mundo-continente euroasiático. Taylor, Irving y muchos otros han desacreditado a fondo la ridícula mitología de que la causa radicaba en el loco deseo de Hitler de conquistar el mundo, pero si el dictador alemán claramente tenía solo una responsabilidad menor, ¿había realmente algún verdadero culpable? ¿O esta guerra mundial masivamente destructiva se produjo de manera algo similar a su predecesora, que nuestras historias convencionales tratan como principalmente debido a una colección de errores, malentendidos y escaladas irreflexivas?

Durante la década de 1930, John T. Flynn fue uno de los periodistas progresistas más influyentes de Estados Unidos, y aunque había comenzado como un firme partidario de Roosevelt y su New Deal, gradualmente se convirtió en un crítico agudo, concluyendo que los diversos esquemas gubernamentales de FDR no habían logrado revivir la economía estadounidense. Luego, en 1937, un nuevo colapso económico disparó el desempleo a los mismos niveles que cuando el presidente había asumido el cargo por primera vez, confirmando a Flynn en su duro veredicto. Y como escribí el año pasado:

De hecho, Flynn alega que a finales de 1937, FDR se había vuelto hacia una política exterior agresiva destinada a involucrar al país en una gran guerra extranjera, principalmente porque creía que esta era la única ruta para salir de su desesperada caja económica y política, una estratagema no desconocida entre los líderes nacionales a lo largo de la historia. En su columna del 5 de enero de 1938 en La Nueva República, alertó a sus lectores incrédulos sobre la perspectiva inminente de una gran acumulación militar naval y una guerra en el horizonte después de que un alto asesor de Roosevelt se jactara en privado de que un gran ataque de «keynesianismo militar» y una gran guerra curarían los problemas económicos aparentemente insuperables del país. En ese momento, la guerra con Japón, posiblemente por intereses latinoamericanos, parecía el objetivo previsto, pero el desarrollo de los acontecimientos en Europa pronto persuadió a FDR de que fomentar una guerra general contra Alemania era el mejor curso de acción. Las memorias y otros documentos históricos obtenidos por investigadores posteriores parecen apoyar generalmente las acusaciones de Flynn al indicar que Roosevelt ordenó a sus diplomáticos ejercer una enorme presión sobre los gobiernos británico y polaco para evitar cualquier acuerdo negociado con Alemania, lo que llevó al estallido de la Segunda Guerra Mundial en 1939.

El último punto es importante, ya que las opiniones confidenciales de las personas más cercanas a acontecimientos históricos importantes deben tener un peso probatorio considerable. En un artículo reciente, John Wear reunió las numerosas evaluaciones contemporáneas que implicaban a FDR como una figura fundamental en la orquestación de la guerra mundial por su constante presión sobre el liderazgo político británico, una política que incluso admitió en privado que podría significar su juicio político si se revela. Entre otros testimonios, tenemos las declaraciones de los embajadores polaco y británico en Washington y del embajador estadounidense en Londres, que también transmitieron la opinión concurrente del propio primer ministro Chamberlain. De hecho, la captura y publicación alemana de documentos diplomáticos secretos polacos en 1939 ya había revelado gran parte de esta información, y William Henry Chamberlin confirmó su autenticidad en su libro de 1950. Pero dado que los principales medios de comunicación nunca informaron nada de esta información, estos hechos siguen siendo poco conocidos incluso hoy en día.

El papel judío oculto en la orquestación de estos conflictos

Los problemas económicos de Roosevelt lo habían llevado a buscar una guerra extranjera, pero probablemente fue la abrumadora hostilidad judía hacia la Alemania nazi lo que lo llevó en esa dirección en particular. El informe confidencial del embajador polaco en los Estados Unidos citado por John Wear proporciona una descripción sorprendente de la situación política en Estados Unidos a principios de 1939:

Hay un sentimiento que ahora prevalece en los Estados Unidos marcado por el creciente odio al fascismo, y sobre todo al canciller Hitler y todo lo relacionado con el nacionalsocialismo. La propaganda está principalmente en manos de los judíos que controlan casi el 100% [de] la radio, el cine, la prensa diaria y periódica. Aunque esta propaganda es extremadamente burda y presenta a Alemania lo más negra posible -sobre todo se explotan la persecución religiosa y los campos de concentración-, esta propaganda es, sin embargo, extremadamente efectiva ya que el público aquí es completamente ignorante y no sabe nada de la situación en Europa.

En el momento actual, la mayoría de los estadounidenses consideran al canciller Hitler y al nacionalsocialismo como el mayor mal y el mayor peligro que amenaza al mundo. La situación aquí proporciona una excelente plataforma para oradores públicos de todo tipo, para emigrantes de Alemania y Checoslovaquia que con muchas palabras y con la mayoría de las calumnias incitan al público. Elogian la libertad estadounidense que contrastan con los estados totalitarios.

Es interesante notar que en esta campaña extremadamente bien planificada que se lleva a cabo sobre todo contra el nacionalsocialismo, la Rusia soviética es casi completamente eliminada. La Rusia soviética, si se menciona en absoluto, se menciona de manera amistosa y las cosas se presentan de tal manera que parecería que la Unión Soviética estaba cooperando con el bloque de estados democráticos. Gracias a la inteligente propaganda, las simpatías del público estadounidense están completamente del lado de la España Roja.

Dada la fuerte participación judía en la financiación de Churchill y sus aliados y también en la dirección del gobierno y el público estadounidenses en la dirección de la guerra contra Alemania, los grupos judíos organizados probablemente tuvieron la responsabilidad central de provocar la guerra mundial, y esto seguramente fue reconocido por la mayoría de las personas conocedoras en ese momento. De hecho, los Diarios forrestales registraron la declaración muy reveladora de nuestro embajador en Londres: «Chamberlain, dice, declaró que Estados Unidos y los judíos habían forzado a Inglaterra a la guerra».

La lucha en curso entre Hitler y los judíos internacionales había estado recibiendo una considerable atención pública durante años. Durante su ascenso político, Hitler apenas había ocultado su intención de desalojar a la pequeña población judía de Alemania del dominio que habían ganado sobre los medios de comunicación y las finanzas alemanas, y en su lugar dirigir el país en el mejor interés de la mayoría alemana del 99%, una propuesta que provocó la amarga hostilidad de los judíos en todas partes. De hecho, inmediatamente después de que asumiera el cargo, un importante periódico londinense había publicado un memorable titular de 1933 anunciando que los judíos del mundo habían declarado la guerra a Alemania, y estaban organizando un boicot internacional para matar de hambre a los alemanes hasta la sumisión.

En los últimos años, esfuerzos algo similares organizados por judíos en sanciones internacionales destinadas a poner de rodillas a las naciones recalcitrantes se han convertido en una parte regular de la política global. Pero en estos días, el dominio judío del sistema político estadounidense se ha vuelto tan abrumador que en lugar de boicots privados, tales acciones son impuestas directamente por el gobierno estadounidense. Hasta cierto punto, este ya había sido el caso con Irak durante la década de 1990, pero se hizo mucho más común después del cambio de siglo.

Aunque nuestra investigación oficial del gobierno concluyó que el costo financiero total de los ataques terroristas del 9/11 había sido una suma absolutamente trivial, la Administración Bush dominada por los neoconservadores utilizó esto como una excusa para establecer una nueva e importante posición del Departamento del Tesoro, el Subsecretario de Terrorismo e Inteligencia Financiera. Esa oficina pronto comenzó a utilizar el control de Estados Unidos del sistema bancario global y el comercio internacional denominado en dólares para hacer cumplir las sanciones financieras y librar una guerra económica, y estas medidas generalmente se dirigen contra individuos, organizaciones y naciones consideradas hostiles hacia Israel, especialmente Irán, Hezbolá y Siria.

Tal vez por coincidencia, aunque los judíos comprenden solo el 2% de la población estadounidense, los cuatro individuos que ocupan ese puesto tan poderoso en los últimos 15 años desde su creación (Stuart A. Levey, David S. Cohen, Adam Szubin, Sigal Mandelker) han sido judíos, siendo el más reciente de ellos un ciudadano israelí. Levey, el primer subsecretario, comenzó su trabajo bajo el presidente Bush, luego continuó sin descanso durante años bajo el presidente Obama, subrayando la naturaleza totalmente bipartidista de estas actividades.

La mayoría de los expertos en política exterior ciertamente han sido conscientes de que los grupos y activistas judíos desempeñaron el papel central en conducir a nuestro país a su desastrosa guerra de Irak de 2003, y que muchos de estos mismos grupos e individuos han pasado los últimos doce años trabajando para fomentar un ataque estadounidense similar contra Irán, aunque aún sin éxito. Esto parece recordar bastante a la situación política de finales de la década de 1930 en Gran Bretaña y Estados Unidos.

Las personas indignadas por la cobertura engañosa de los medios de comunicación en torno a la guerra de Irak, pero que siempre han aceptado casualmente la narrativa convencional de la Segunda Guerra Mundial, deberían considerar un experimento mental que sugerí el año pasado:

Cuando buscamos entender el pasado, debemos tener cuidado de evitar recurrir a una selección estrecha de fuentes, especialmente si un lado resultó políticamente victorioso al final y dominó por completo la producción posterior de libros y otros comentarios. Antes de la existencia de Internet, esta era una tarea especialmente difícil, que a menudo requería una cantidad considerable de esfuerzo académico, aunque solo fuera para examinar los volúmenes encuadernados de publicaciones periódicas que alguna vez fueron populares. Sin embargo, sin tal diligencia, podemos caer en un error muy grave.

La guerra de Irak y sus secuelas fue sin duda uno de los eventos centrales en la historia de Estados Unidos durante la década de 2000. Sin embargo, supongamos que algunos lectores en un futuro lejano solo tuvieran los archivos recopilados de The Weekly StandardNational Review, la página de opinión del WSJ y las transcripciones de FoxNews para proporcionar su comprensión histórica de ese período, tal vez junto con los libros escritos por los colaboradores de esos medios. Dudo que más de una pequeña fracción de lo que leerían pueda ser categorizado como mentiras descaradas. Pero la cobertura masivamente sesgada, las distorsiones, las exageraciones y especialmente las impresionantes omisiones seguramente les proporcionarían una visión excepcionalmente poco realista de lo que realmente había sucedido durante ese importante período.

Otro paralelismo histórico sorprendente ha sido la feroz demonización del presidente ruso Vladimir Putin, quien provocó la gran hostilidad de los elementos judíos cuando derrocó al puñado de oligarcas judíos que habían tomado el control de la sociedad rusa bajo el desgobierno borracho del presidente Boris Yeltsin y empobrecieron totalmente a la mayor parte de la población. Este conflicto se intensificó después de que el inversionista judío William F. Browder arregló la aprobación en el Congreso de la Ley Magnitsky para castigar a los líderes rusos por las acciones legales que habían tomado contra su enorme imperio financiero en su país. Los críticos neoconservadores más duros de Putin a menudo lo han condenado como «un nuevo Hitler», mientras que algunos observadores neutrales han acordado que ningún líder extranjero desde el canciller alemán de la década de 1930 ha sido tan ferozmente vilipendiado en los medios de comunicación estadounidenses. Visto desde un ángulo diferente, de hecho puede haber una estrecha correspondencia entre Putin y Hitler, pero no de la manera que generalmente se sugiere.

Las personas bien informadas ciertamente han sido conscientes del papel judío crucial en la orquestación de nuestros ataques militares o financieros contra Irak, Irán, Siria y Rusia, pero ha sido excepcionalmente raro que figuras públicas prominentes o periodistas de renombre mencionen estos hechos para que no sean denunciados y vilipendiados por activistas judíos celosos y los medios de comunicación que dominan. Por ejemplo, hace un par de años, un solo tuit sugerente de la famosa agente antiproliferación de la CIA Valerie Plame provocó una ola tan enorme de vituperación que se vio obligada a renunciar a su puesto en una prominente organización sin fines de lucro. Un paralelo cercano que involucraba a una figura mucho más famosa había ocurrido tres generaciones antes:

Estos hechos, ahora firmemente establecidos por décadas de erudición, proporcionan un contexto necesario al famoso discurso controvertido de Lindbergh en un mitin de America First en septiembre de 1941. En ese evento, acusó que tres grupos en particular estaban «presionando a este país hacia la guerra a los británicos, los judíos y la Administración Roosevelt», y por lo tanto desató una enorme tormenta de ataques y denuncias de los medios, incluidas acusaciones generalizadas de antisemitismo y simpatías nazis. Dadas las realidades de la situación política, la declaración de Lindbergh constituyó una ilustración perfecta de la famosa broma de Michael Kinsley de que «una metedura de pata es cuando un político dice la verdad, una verdad obvia que se supone que no debe decir». Pero como consecuencia, la reputación una vez heroica de Lindbergh sufrió un daño enorme y permanente, con la campaña de vilipendio resonando durante las tres décadas restantes de su vida, e incluso mucho más allá. Aunque no fue completamente purgado de la vida pública, su posición nunca fue ni remotamente la misma.

Con tales ejemplos en mente, no debería sorprendernos que durante décadas esta enorme participación judía en la orquestación de la Segunda Guerra Mundial se omitiera cuidadosamente de casi todas las narrativas históricas posteriores, incluso aquellas que desafiaron agudamente la mitología del relato oficial. El índice de la obra iconoclasta de Taylor de 1961 no contiene absolutamente ninguna mención de los judíos, y lo mismo es cierto de los libros anteriores de Chamberlin y Grenfell. En 1953, Harry Elmer Barnes, el decano de los revisionistas históricos, editó su gran volumen destinado a demoler las falsedades de la Segunda Guerra Mundial, y una vez más faltaba casi por completo cualquier discusión sobre el papel judío, con solo una parte de una sola oración y la cita corta colgante de Chamberlain apareciendo en más de 200,000 palabras de texto. Tanto Barnes como muchos de sus colaboradores ya habían sido purgados y su libro solo fue lanzado por una pequeña editorial en Idaho, pero aún así trataron de evitar ciertos innombrables.

Incluso el archi-revisionista David Hoggan parece haber eludido cuidadosamente el tema de la influencia judía. Su índice de 30 páginas carece de cualquier entrada sobre judíos y sus 700 páginas de texto contienen solo referencias dispersas. De hecho, aunque cita las declaraciones privadas explícitas tanto del embajador polaco como del primer ministro británico enfatizando el enorme papel judío en la promoción de la guerra, luego afirma de manera bastante cuestionable que estas declaraciones confidenciales de individuos con la mejor comprensión de los acontecimientos simplemente deben ser ignoradas.

En la popular serie de Harry Potter, Lord Voldemort, el gran némesis de los jóvenes magos, a menudo se identifica como «El que no debe ser nombrado», ya que la mera vocalización de esas pocas sílabas particulares podría traer la perdición sobre el hablante. Los judíos han disfrutado durante mucho tiempo de un enorme poder e influencia sobre los medios de comunicación y la vida política, mientras que los activistas judíos fanáticos demuestran un afán de gatillo fácil para denunciar y vilipendiar a todos aquellos sospechosos de ser insuficientemente amigables con su grupo étnico. Por lo tanto, la combinación de estos dos factores ha inducido tal «Efecto Lord Voldemort» con respecto a las actividades judías en la mayoría de los escritores y figuras públicas. Una vez que reconozcamos esta realidad, debemos ser muy cautelosos al analizar cuestiones históricas controvertidas que posiblemente podrían contener una dimensión judía, y también ser particularmente cautelosos con los argumentos del silencio.

La demonización de Adolf Hitler

Otro aspecto del importante estudio de Schultze-Rhonhof que era nuevo para mí, pero que solidificó aún más mis conclusiones anteriores, fue su análisis de los discursos públicos de Hitler. Aunque el Führer alemán es notoriamente retratado como un horrible belicista, sus declaraciones reales no proporcionan absolutamente ninguna evidencia de ningún plan para la guerra de agresión, y en su lugar enfatizaron la importancia de mantener la paz internacional para fomentar el desarrollo económico interno alemán. En otro artículo de 2019, había sugerido de manera similar que cualquier examen de las fuentes contemporáneas de buena reputación revela que el Hitler de nuestros libros de historia es simplemente una caricatura política grotesca, similar a la que ahora se dibuja cada vez más de Putin:

Aunque la representación demoníaca del Kaiser alemán ya estaba siendo reemplazada por un tratamiento más equilibrado a los pocos años del Armisticio y había desaparecido después de una generación, no ha ocurrido tal proceso similar en el caso de su sucesor de la Segunda Guerra Mundial. De hecho, Adolf Hitler y los nazis parecen asomarse mucho más grandes en nuestro paisaje cultural e ideológico hoy que en el período inmediatamente posterior a la guerra, con su visibilidad creciendo incluso a medida que se vuelven más distantes en el tiempo, una extraña violación de las leyes normales de la perspectiva. Sospecho que las conversaciones informales en la mesa de la cena sobre temas de la Segunda Guerra Mundial que solía disfrutar con mis compañeros de clase de harvard College a principios de la década de 1980 serían completamente imposibles hoy en día.

Hasta cierto punto, la transformación de «la Buena Guerra» en una religión secular, con sus monstruos y mártires designados, puede ser análoga a lo que ocurrió durante la decadencia final de la Unión Soviética, cuando el evidente fracaso de su sistema económico obligó al gobierno a recurrir cada vez más a celebraciones interminables de su victoria en la Gran Guerra Patria como la fuente primaria de su legitimidad. Los salarios reales de los trabajadores estadounidenses comunes han estado estancados durante cincuenta años y la mayoría de los adultos tienen menos de $ 500 en ahorros disponibles, por lo que este empobrecimiento generalizado puede estar obligando a nuestros propios líderes a adoptar una estrategia similar.

Pero creo que un factor mucho mayor ha sido el asombroso crecimiento del poder judío en Estados Unidos, que ya era bastante sustancial incluso hace cuatro o cinco décadas, pero ahora se ha vuelto absolutamente abrumador, ya sea en política exterior, finanzas o medios de comunicación, con nuestra minoría del 2% ejerciendo un control sin precedentes sobre la mayoría de los aspectos de nuestra sociedad y sistema político. Solo una fracción de los judíos estadounidenses tienen creencias religiosas tradicionales, por lo que el culto gemelo del Estado de Israel y el Holocausto ha servido para llenar ese vacío, con los individuos y eventos de la Segunda Guerra Mundial constituyendo muchos de los elementos centrales del mito que sirve para unificar a la comunidad judía. Y como consecuencia obvia, ninguna figura histórica ocupa un lugar más alto en la demonología de esta religión secular que el histórico Führer y su régimen nazi.

Sin embargo, las creencias basadas en el dogma religioso a menudo divergen bruscamente de la realidad empírica. Los druidas paganos pueden adorar un roble sagrado en particular y afirmar que contiene el alma de su dríada tutelar; pero si un arborista toca el árbol, su savia puede parecer la de cualquier otro.

Nuestra doctrina oficial actual retrata a la Alemania nazi de Adolf Hitler como uno de los regímenes más crueles e implacablemente agresivos en la historia del mundo, pero en ese momento estos hechos sobresalientes aparentemente escaparon a los líderes de las naciones con las que estaba en guerra. La Operación Pike proporciona una enorme riqueza de material de archivo sobre las discusiones internas secretas de los líderes gubernamentales y militares británicos y franceses, y todo ello tiende a sugerir que consideraban a su adversario alemán como un país perfectamente normal, y tal vez ocasionalmente lamentaban que de alguna manera se hubieran involucrado en una gran guerra sobre lo que equivalía a una pequeña disputa fronteriza polaca.

A finales de 1939, un importante sindicato de noticias estadounidense había enviado a Stoddard a pasar unos meses en la Alemania de la guerra y proporcionar su perspectiva, con sus numerosos despachos apareciendo en The New York Times y otros periódicos líderes. A su regreso, publicó un libro de 1940 que resumía toda su información, aparentemente tan imparcial como su volumen anterior de 1917. Su cobertura probablemente constituye uno de los relatos estadounidenses más objetivos y completos de la naturaleza doméstica mundana de la Alemania nacionalsocialista, y por lo tanto puede parecer bastante impactante para los lectores modernos inmersos en ochenta años de propaganda de Hollywood cada vez más poco realista.

  • En la oscuridad
    Un informe sin censura desde el interior del Tercer Reich en guerra
    Lothrop Stoddard • 1940 • 79.000 palabras

Y aunque nuestras historias estándar nunca admitirían esto, el camino real hacia la guerra parece haber sido bastante diferente de lo que la mayoría de los estadounidenses creen. La extensa evidencia documental de funcionarios polacos, estadounidenses y británicos bien informados demuestra que la presión de Washington fue el factor clave detrás del estallido del conflicto europeo. De hecho, los principales periodistas estadounidenses e intelectuales públicos de la época, como John T. Flynn y Harry Elmer Barnes, habían declarado públicamente que temían que Franklin Roosevelt estuviera tratando de fomentar una gran guerra europea con la esperanza de que lo rescatara del aparente fracaso económico de sus reformas del New Deal y tal vez incluso le proporcionara una excusa para postularse para un tercer mandato sin precedentes. Dado que esto es exactamente lo que finalmente sucedió, tales acusaciones difícilmente parecerían totalmente irrazonables.

Y en un contraste irónico con los fracasos domésticos de FDR, los propios éxitos económicos de Hitler habían sido enormes, una comparación sorprendente desde que los dos líderes habían llegado al poder con pocas semanas de diferencia a principios de 1933. Como el izquierdista iconoclasta Alexander Cockburn señaló una vez en una columna de Counterpunch de 2004:

Cuando Hitler llegó al poder en 1933, el desempleo era del 40 por ciento. La recuperación económica se produjo sin el estímulo del gasto en armas… Había vastas obras públicas como las autopistas. Prestó poca atención al déficit o a las protestas de los banqueros sobre sus políticas. Las tasas de interés se mantuvieron bajas y, aunque los salarios estaban vinculados, los ingresos familiares aumentaron debido al pleno empleo. En 1936 el desempleo se había hundido al uno por ciento. El gasto militar alemán se mantuvo bajo hasta 1939.

No solo Bush, sino Howard Dean y los demócratas podrían aprender algunas lecciones de política económica de ese temprano Hitler keynesiano.

Al resucitar una Alemania próspera mientras casi todos los demás países permanecían sumidos en la Gran Depresión mundial, Hitler atrajo elogios brillantes de individuos de todo el espectro ideológico. Después de una extensa visita en 1936, David Lloyd George, ex primer ministro británico en tiempos de guerra, elogió plenamente al canciller como «el George Washington de Alemania», un héroe nacional de la mayor estatura. A lo largo de los años, he visto afirmaciones plausibles aquí y allá de que durante la década de 1930 Hitler fue ampliamente reconocido como el líder nacional más popular y exitoso del mundo, y el hecho de que fue seleccionado como el Hombre del Año de la revista Time para 1938 tiende a apoyar esta creencia.

Solo los judíos internacionales habían permanecido intensamente hostiles a Hitler, indignados por sus exitosos esfuerzos para desalojar al 1% de la población judía de Alemania del dominio absoluto que habían ganado sobre los medios de comunicación y las finanzas alemanas, y en su lugar dirigir el país en el mejor interés de la mayoría alemana del 99%. Un sorprendente paralelismo reciente ha sido la enorme hostilidad en la que vladimir putin incurrió después de derrocar al puñado de oligarcas judíos que habían tomado el control de la sociedad rusa y empobrecido a la mayor parte de la población. Putin ha intentado mitigar esta dificultad aliándose con ciertos elementos judíos, y Hitler parece haber hecho lo mismo al respaldar la asociación económica nazi-sionista, que sentó las bases para la creación del Estado de Israel y, por lo tanto, trajo a bordo a la pequeña pero creciente facción sionista judía.

A raíz de los ataques del 9/11, los neoconservadores judíos estamparon a Estados Unidos hacia la desastrosa guerra de Irak y la destrucción resultante del Medio Oriente, con las cabezas parlantes en nuestros televisores afirmando sin cesar que «Saddam Hussein es otro Hitler». Desde entonces, hemos escuchado regularmente el mismo eslogan repetido en varias versiones modificadas, diciéndonos que «Muammar Gaddafi es otro Hitler» o «Mahmoud Ahmadinejad es otro Hitler» o «Vladimir Putin es otro Hitler» o incluso «Hugo Chávez es otro Hitler». Durante los últimos años, nuestros medios estadounidenses se han llenado implacablemente con la afirmación de que «Donald Trump es otro Hitler».

A principios de la década de 2000, obviamente reconocí que el gobernante de Irak era un tirano duro, pero me reí de la absurda propaganda de los medios, sabiendo perfectamente que Saddam Hussein no era Adolf Hitler. Pero con el crecimiento constante de Internet y la disponibilidad de los millones de páginas de publicaciones periódicas proporcionadas por mi proyecto de digitalización, me ha sorprendido bastante descubrir gradualmente también que Adolf Hitler no era Adolf Hitler.

Podría no ser del todo correcto afirmar que la historia de la Segunda Guerra Mundial fue que Franklin Roosevelt trató de escapar de sus dificultades domésticas orquestando una gran guerra europea contra la próspera y amante de la paz Alemania nazi de Adolf Hitler. Pero sí creo que esa imagen es probablemente algo más cercana a la realidad histórica real que la imagen invertida que se encuentra más comúnmente en nuestros libros de texto.

Estados Unidos y el actual equilibrio de poder contra Rusia

Durante más de cien años, todas las muchas guerras de Estados Unidos se han librado contra adversarios totalmente superados, oponentes que poseían simplemente una fracción de los recursos humanos, industriales y naturales que nosotros y nuestros aliados controlábamos. Esta enorme ventaja compensó regularmente muchos de nuestros graves errores iniciales en esos conflictos. Así que la principal dificultad que enfrentaron nuestros líderes electos fue simplemente persuadir a la ciudadanía estadounidense, a menudo muy reacia, para que apoyara una guerra, razón por la cual muchos historiadores han alegado que incidentes como los hundimientos de Maine y el Lusitania, y los ataques en Pearl Harbor y Tonkin Bay fueron orquestados o manipulados exactamente para ese propósito.

Esta enorme ventaja en el poder potencial fue ciertamente el caso cuando estalló la Segunda Guerra Mundial en Europa, y Schultze-Rhonof y otros han enfatizado que los imperios británico y francés respaldados por Estados Unidos comandaban recursos militares potenciales muy superiores a los de Alemania, un país de tamaño mediano más pequeño que Texas. La sorpresa fue que, a pesar de tales probabilidades abrumadoras, Alemania demostró ser muy exitosa durante varios años, antes de finalmente caer en la derrota.

Sin embargo, las cosas casi tomaron un giro muy diferente. Como discutí en un artículo de 2019, durante más de tres generaciones todos nuestros libros de historia han excluido por completo cualquier mención de uno de los puntos de inflexión más cruciales del siglo XX. A principios de 1940, los británicos y los franceses estaban a punto de lanzar un gran ataque contra la NEUTRAL URSS, con la esperanza de destruir los campos petroleros de Stalin en Bakú por medio de la mayor campaña de bombardeos estratégicos de la historia mundial, y tal vez derrocar a su régimen como consecuencia. Solo la repentina invasión de Hitler a Francia impidió este plan, y si ese empuje Panzer se hubiera retrasado durante unas semanas, los soviéticos se habrían visto obligados a la guerra del lado de Alemania. Una alianza militar alemana-soviética completa habría igualado fácilmente los recursos de los Aliados, incluido Estados Unidos, lo que probablemente aseguraría la victoria de Hitler.

Pero este escape muy estrecho del desastre estratégico en la Segunda Guerra Mundial ha sido completamente arrojado por el agujero de la memoria, y dudo que uno de cada cien actuales responsables políticos de DC sea consciente de ello, y mucho menos reconozca adecuadamente su importancia. Esto refuerza la enorme arrogancia de que Estados Unidos nunca tendrá que enfrentarse a fuerzas opuestas de poder comparable.

Considere la actitud adoptada durante el conflicto actual con Rusia, una severa confrontación de la Guerra Fría que posiblemente podría calentarse. A pesar de su gran fuerza militar y su enorme arsenal nuclear, Rusia parece tan igualada como cualquier enemigo estadounidense del pasado. Incluyendo a los países de la OTAN y Japón, la alianza estadounidense tiene una ventaja de 6 a 1 en población y una superioridad de 12 a 1 en producto económico, los tendones clave del poder internacional. Una disparidad tan enorme está implícita en las actitudes de nuestros planificadores estratégicos y sus portavoces mediáticos.

Pero esta es una visión muy poco realista de la verdadera correlación de fuerzas. Antes del estallido de la guerra de Ucrania, Estados Unidos había pasado años centrando principalmente su hostilidad contra China, formando una alianza militar contra ese país, desplegando sanciones para paralizar a Huawei, el campeón tecnológico mundial de China, y trabajando para arruinar los Juegos Olímpicos de Beijing, al tiempo que se acercaba mucho a la línea roja de promover activamente la independencia taiwanesa. Incluso he argumentado que hay pruebas sólidas y quizás abrumadoras de que el brote de Covid en Wuhan fue probablemente el resultado de un ataque de guerra biológica por parte de elementos deshonestos de la Administración Trump. Así que solo dos semanas antes del ataque ruso contra Ucrania, Putin y el líder chino Xi Jinping celebraron su 39ª reunión personal en Beijing y declararon que su asociación «no tenía límites». China ciertamente apoyará a Rusia en cualquier conflicto global.

Mientras tanto, los interminables ataques y vilipendios de Estados Unidos a Irán han continuado durante décadas, culminando en nuestro asesinato hace dos años del principal comandante militar del país, Qasem Soleimani, quien había sido mencionado como un candidato líder en las elecciones presidenciales de Irán de 2021. Junto con nuestro aliado israelí, también hemos asesinado a muchos de los principales científicos de Irán en la última década, y en 2020 Irán acusó públicamente a Estados Unidos de haber desatado el arma de guerra biológica Covid contra su país, que infectó a gran parte de su parlamento y mató a muchos miembros de su élite política. Irán ciertamente también se pondría del lado de Rusia.

Estados Unidos, junto con sus aliados de la OTAN y Japón, posee una enorme superioridad en cualquier prueba de poder global solo contra Rusia. Sin embargo, ese no sería el caso contra una coalición compuesta por Rusia, China e Irán, y de hecho creo que este último grupo podría tener la ventaja, dado su enorme peso de población, recursos naturales y fuerza industrial.

Desde la caída de la Unión Soviética en 1991, Estados Unidos ha disfrutado de un momento unipolar, reinando como la única hiperpotencia del mundo. Pero este estatus ha fomentado nuestra arrogancia abrumadora y agresión internacional contra objetivos mucho más débiles, lo que finalmente ha llevado a la creación de un poderoso bloque de estados dispuestos a enfrentarse a nosotros.

Uno de los mayores activos estratégicos de Estados Unidos ha sido nuestro abrumador control de los medios de comunicación globales, que da forma a la naturaleza percibida de la realidad para muchos miles de millones, incluida la mayoría de las élites del mundo. Pero un peligro inherente de tal poder propagandístico indiscutible es la probabilidad de que nuestros líderes eventualmente lleguen a creer sus propias mentiras y exageraciones, tomando así decisiones basadas en suposiciones que no coinciden con la realidad.

Cuando finalmente salimos de Afganistán después de veinte años de ocupación y billones de dólares gastados, nuestros planificadores militares confiaban en que el régimen cliente fuertemente armado que habíamos dejado atrás permanecería en el poder durante al menos seis meses o más; en cambio, cayó en manos de los talibanes en cuestión de días.

Un ejemplo mucho más importante fue destacado por Ray McGovern en su presentación del 3 de marzo. Durante la cumbre Biden-Putin de junio pasado, nuestro presidente le dijo al líder ruso que entendíamos completamente la terrible presión que enfrentaba por parte de los chinos y su miedo a su amenaza militar. Tales declaraciones deben haber sido consideradas como pura locura por el liderazgo de la seguridad nacional rusa, y una fuerte señal de la naturaleza completamente delirante del establecimiento de la política exterior estadounidense que enfrentaron. Dado que tales creencias extrañas podrían llevar a Estados Unidos a tomar medidas perjudiciales para los intereses rusos, Putin intentó perforar esta burbuja de irrealidad organizando una declaración pública conjunta con su homólogo chino cercano afirmando que su relación era «más que una alianza».

Esta declaración altamente visible tenía la intención de obligar al establecimiento de DC a reconocer la existencia de un poderoso bloque Rusia-China y, por lo tanto, persuadirlo para que obtuviera importantes concesiones de su estado cliente de Ucrania, pero aparentemente en vano. En cambio, Ucrania declaró públicamente su intención de adquirir armas nucleares, y Putin decidió que la guerra era su única opción.

Bismarck supuestamente bromeó una vez que hay una Providencia especial para borrachos, tontos y los Estados Unidos de América. Pero me temo que ahora hemos recurrido a esa Providencia demasiadas veces, y ahora podemos sufrir las consecuencias.

Fuente: https://www.unz.com/runz/american-pravda-putin-as-hitler/

El judío no perdona. La franquicia-Covid Austria recibe órdenes. El país que vio nacer a Hitler seguirá siendo castigado

Austria declara la guerra a los no vacunados solo unos días después de una visita de Soros.

Fuente:

El hijo de George Soros, Alexander, ahora dirige la Open Society Foundation. Recientemente se reunió con el canciller de Austria, Alexander Schallenberg (ÖVP) y el nuevo ministro de Relaciones Exteriores, Michael Linhart (ÖVP).

Los amigos especiales de la familia Soros en los últimos años han incluido al ex canciller federal Christian Kern (SPÖ), el ex canciller federal Sebastian Kurz (ÖVP), el ex alcalde de la ciudad de Viena Michael Häupl (SPÖ) y, por último, pero no menos importante, el actual alcalde de Viena Michael Ludwig (SPÖ). Este último incluso otorgó a George Soros la Gran Condecoración de Honor en Oro por Servicios al Estado de Viena en 2019.

El 8 de noviembre, Alexander Soros se reunió con el Canciller Federal y, según Soros Junior, en su perfil de Twitter, los dos discutieron el deterioro de la situación en los Balcanes Occidentales y el futuro de la CEU, la Universidad Centroeuropea.

En 2017, después de que Hungría prohibiera la universidad de Soros CEU del país debido a sus constantes intenciones de desestabilización (ya había sumido a varios estados en profundas crisis y a menudo se beneficiaba económicamente), el ex canciller Christian Kern (SPÖ) abogó por la reubicación del CEU en Viena.

El contrato se celebró junto con el ex alcalde Michael Häupl. A expensas de los contribuyentes, el Hospital Otto Wagner también fue reconstruido para este propósito. Los académicos de Soros ahora tienen acceso a una lujosa y costosa universidad privada en Viena.

https://platform.twitter.com/embed/Tweet.html?dnt=false&embedId=twitter-widget-0&features=eyJ0ZndfZXhwZXJpbWVudHNfY29va2llX2V4cGlyYXRpb24iOnsiYnVja2V0IjoxMjA5NjAwLCJ2ZXJzaW9uIjpudWxsfSwidGZ3X2hvcml6b25fdHdlZXRfZW1iZWRfOTU1NSI6eyJidWNrZXQiOiJodGUiLCJ2ZXJzaW9uIjpudWxsfSwidGZ3X3NwYWNlX2NhcmQiOnsiYnVja2V0Ijoib2ZmIiwidmVyc2lvbiI6bnVsbH19&frame=false&hideCard=false&hideThread=false&id=1458440155065421835&lang=en-gb&origin=https%3A%2F%2Ffreewestmedia.com%2F2021%2F11%2F12%2Faustria-declares-war-on-unvaccinated-only-days-after-a-soros-visit%2F&sessionId=2de80f8ab01ef44e1b575b70a5b264606dba15d2&theme=light&widgetsVersion=f001879%3A1634581029404&width=550px

https://platform.twitter.com/embed/Tweet.html?dnt=false&embedId=twitter-widget-1&features=eyJ0ZndfZXhwZXJpbWVudHNfY29va2llX2V4cGlyYXRpb24iOnsiYnVja2V0IjoxMjA5NjAwLCJ2ZXJzaW9uIjpudWxsfSwidGZ3X2hvcml6b25fdHdlZXRfZW1iZWRfOTU1NSI6eyJidWNrZXQiOiJodGUiLCJ2ZXJzaW9uIjpudWxsfSwidGZ3X3NwYWNlX2NhcmQiOnsiYnVja2V0Ijoib2ZmIiwidmVyc2lvbiI6bnVsbH19&frame=false&hideCard=false&hideThread=false&id=1458486309186646017&lang=en-gb&origin=https%3A%2F%2Ffreewestmedia.com%2F2021%2F11%2F12%2Faustria-declares-war-on-unvaccinated-only-days-after-a-soros-visit%2F&sessionId=2de80f8ab01ef44e1b575b70a5b264606dba15d2&theme=light&widgetsVersion=f001879%3A1634581029404&width=550px

El ex canciller Sebastian Kurz y jefe del ÖVP, desde hace algún tiempo solo se ha estado comunicando en inglés en Twitter, independientemente de si los austriacos lo entienden o no. Fue «genial» «reconectarse» con su «viejo amigo» Alexander Soros. Según las imágenes de la reunión, los dos se conocieron en una acogedora habitación de hotel. Los austriacos deben preguntarse por qué su «vida académica» será en inglés a partir de ahora, especialmente porque su propio idioma ya les ha servido bien durante muchos siglos.

Si bien los austriacos no saben mucho sobre su nuevo ministro de Relaciones Exteriores Michael Linhart (ÖVP), también conoce a Alexander Soros. Es «bueno» conocer al nuevo ministro de Relaciones Exteriores de Austria, explicó Alex Soros en Instagram.

¿Mal momento para un nuevo confinamiento?

Solo unos días después de la visita supuestamente para discutir «cuestiones fronterizas», el gobierno austriaco anunció que tenía la intención de imponer confinamientos estrictos para 3,1 millones de austriacos que no están completamente vacunados. El canciller Alexander Schallenberg se quejó de la tasa de jab «vergonzosamente baja». El Covid-19 se ha convertido en la pandemia de las coincidencias.

«De acuerdo con el plan incremental, en realidad tenemos solo unos días hasta que tengamos que introducir el confinamiento para las personas no vacunadas», anunció Schallenberg durante una conferencia de prensa el jueves. Estas restricciones significan que «uno no puede salir de su casa a menos que vaya a trabajar, comprar (lo esencial), estirar las piernas, es decir, exactamente lo que todos tuvimos que sufrir en 2020».

Pero Austria tiene una tasa de jab más alta que los Estados Unidos. «Con una tasa de vacunación del 62,7 por ciento, Austria no solo tiene una tasa más alta que los Estados Unidos, sino que la mayoría de la población ha sido vacunada hace relativamente poco, lo que debería dar a esas personas una mejor protección. Sin embargo, el país está experimentando su brote más prolífico de la historia, como estamos viendo en todo el mundo, con una relación inversa casi perfecta entre las tasas de vacunación y las tasas de casos de Covid», señaló Daniel Horowitz.

Pero en lugar de cuestionar la vacunación, los líderes austriacos están redoblando la cuestión.

A partir del lunes, el gobierno de Alta Austria está planeando un confinamiento para los no vacunados que incluye a las personas solo parcialmente vacunadas también. El gobernador de Alta Austria, Thomas Stelzer (ÖVP), calificó la situación de «dramática».

El ministro de Salud, Wolfgang Mückstein (Verdes), también exigió confinamientos para los no vacunados en Alta Austria. Las declaraciones de la ministra de Turismo, Elisabeth Köstinger (ÖVP), también son claras y hablan a favor de un confinamiento de los no vacunados: «El tiempo de solidaridad con aquellos que no quieren vacunarse por razones endebles ha expirado. Podemos y las personas vacunadas no renunciarán a sus libertades porque una minoría rechaza constantemente y sin razón médica las medidas de protección y las vacunas. Eso sería injusto y también carecería de solidaridad con todos los demás».

Los jabs experimentales violan el Código de Nuremberg

El presidente del FPÖ, Herbert Kickl, ha sido cada vez más crítico con las medidas de Corona en las últimas semanas, en particular un confinamiento para las personas no vacunadas. El miembro del FPÖ Michael Schnedlitz incluso llamó a un levantamiento contra las medidas planeadas en un video. Bajo el lema «Bienvenidos a la dictadura», se opuso a las restricciones y calificó al gobierno de dictatorial. La vacunación sigue siendo una elección personal, dijo.

Los críticos de la política de vacunación obligatoria del gobierno afirman regularmente que viola el Código de Nuremberg. En agosto de 1947, el tribunal militar estadounidense enumeró diez elementos en su fallo sobre los médicos nazis alemanes en la sección titulada «Intentos médicos permitidos», que más tarde se conoció como el «Código de Nuremberg».

Mientras que los defensores de la política de vacunación afirman que las vacunas son preparaciones aprobadas y, por lo tanto, no un experimento, los críticos han señalado que incluso el futuro canciller alemán Olaf Scholz o virólogos progubernamentales como Alexander Kekulé han hablado de un «experimento» global.

Fuente: http://www.freewestmedia.com/

Mientras tanto en Alemania:

Le llega una segunda orden: https://www.msn.com/es-es/noticias/internacional/alemania-suspende-temporalmente-la-certificaci%C3%B3n-del-pol%C3%A9mico-gasoducto-ruso-nord-stream-2/ar-AAQLKNv?ocid=msedgntp

EL CUERNO DE HEIMDALL

Heimdall_

Los acontecimientos futuros proyectan antes su sombra. Goethe.

Antes, ¿pero siempre? Y, puede que, ¿los acontecimientos sean la sombra de lo porvenir? No en el sentido negativo, sino que no se hallan desarrollado en su totalidad. Sean el germen de una acción sin terminar y el gran error esté en darlos como pretéritos solo cuando el sol está naciendo. Pero, ¿Cuál es la sombra del sol? ¿Cuántos acontecimientos no han proyectado sombra porque no era el momento, no había luz, con lo cual, los acontecimientos son la sombra de lo que creímos hechos, históricos.

Otra cuestión es que el deseo se convierta en sombra. O viceversa, que no es lo mismo. O sea, que el deseo se convierta en proyección de un acto, algo lógico. Pero si la sombra se convierte en deseo, el acontecimiento no es el hecho final, concluido.Goethe

Hay textos que vuelves a leer y piensas ¿pero esto estaba escrito? ¡Y eso que lo habías leído con anterioridad! Pues bien, siendo acontecimientos, se espera que sean sombras, esto es, que no se han desarrollado del todo y tienen que volver a pasar en un estado superior, no en comedia porque no ha llegado en ser tragedia, solo era una sombra. Y las sombras de las ideas también son alargadas.

Esto es un acontecimiento: La Segunda Guerra Mundial la ganaron los judíos. Y tuvo su sombra.

Esto es una sombra que aún no ha tenido su acontecimiento, precisamente por el anterior: El judío nunca ha fundado civilización alguna, pero sí ha destruido cientos de ellas. No posee nada a lo que remitirse sino a su propia creación. Todo lo ha robado. Pueblos extranjeros, trabajadores extranjeros, ellos construyeron sus templos; son los extranjeros los que crean y trabajan para él. No tiene arte propio; poco a poco lo
ha ido robando de otros pueblos. Ni tan siquiera sabe cómo conservar las valiosas cosas que ha creado. En último caso, es el caucásico el que puede formar estados y dirigirlos por el camino que conduce a la grandeza. El judío no es capaz de hacerlo. Y dado que no puede hacerlo, su revolución tiene que ser por fuerza internacional (globalización). Tienen que extenderse al igual que una plaga. (Discurso de Hitler, Múnich, 1922).

Nietzsche

Y: Aquí sólo me ocupo de pasada del problema de la génesis del Cristianismo. El
primer principio para su solución es el siguiente: el Cristianismo sólo puede
entenderse como la semilla de la que ha crecido. No se trata de un movimiento
contrario al instinto judío, sino de su consecuencia.

Los judíos son el pueblo más extraño del mundo porque cuando se
enfrentaron a la cuestión del ser o no ser, eligieron ser a cualquier precio; este
precio era la falsificación de toda naturaleza, de toda realidad, del mundo tanto
interior como exterior.

Los judíos crearon por sí mismos un movimiento en contra de las condiciones
naturales; transformaron la religión, el culto, la moralidad, la historia y la
psicología en una incurable contradicción de sus propios valores naturales.

Nos encontramos con el mismo fenómeno otra vez, pero ahora tiene proporciones inconmensurables; la Iglesia cristiana no puede reclamar ninguna clase de originalidad si se compara a las «personas santas». Es por ello que los judíos son el pueblo más nefasto de la historia del mundo; han falseado de tal modo la humanidad que incluso hoy en día un cristiano puede sentirse antisemita sin darse cuenta de que él mismo es la consecuencia última de los judíos.

Lo que antes era tan sólo una locura, hoy resulta indecente. Es indecente ser cristiano en la actualidad. Y aquí es donde empieza mi náusea… Pronuncio mi veredicto. Condeno al Cristianismo. Alzo contra la Iglesia cristiana la más terrible de las acusaciones que se haya alzado jamás. A mi juicio, es la corrupción más terrible que uno pueda imaginar. Con sus ideales de anemia, de «santidad», de dar toda la sangre, todo el amor, toda la esperanza por la vida; la cruz es la marca que identifica a la conspiración más subterránea que ha existido jamás: contra la salud, la belleza, contra cualquier cosa que haya salido bien, contra el coraje, el espíritu, la amabilidad, contra la vida misma.

Escribiré esta eterna acusación contra el Cristianismo en todas las paredes,
mientras haya paredes… Y lo llamo la única mancha inmortal de la humanidad.

Nietzsche. Heimdall

¿Para cuando sonará el Cuerno de Heimdall? Pero lo más importante, ¿alguien ha visto su sombra?

G.R.M.

HEIMDALL’S HORN

Future events cast their shadow before. Goethe.

Before, but always? And, perhaps, events are the shadow of the future? Not in the negative sense, but they are not fully developed. Be the germ of an unfinished action and the great mistake is to give them as past only when the sun is rising. But what is the shadow of the sun? How many events have not cast a shadow because it was not the moment, there was no light, with which, the events are the shadow of what we believed to be historical facts.

Another issue is that desire becomes a shadow. Or vice versa, which is not the same. In other words, that desire becomes a projection of an act, something logical. But if the shadow turns into desire, the event is not the final, completed event.

There are texts that you read again and you think, but was this written? And that you had read before! Well, being events, they are expected to be shadows, that is, they have not fully developed and have to happen again in a higher state, not in comedy because it has not become a tragedy, it was only a shadow. And the shadows of the ideas are also elongated.

This is an event: World War II was won by the Jews. And it had its shadow.

This is a shadow that has not yet had its event, precisely because of the previous one: The Jew has never founded any civilization, but he has destroyed hundreds of them. He has nothing to refer to but his own creation. Everything has been stolen. Foreign peoples, foreign workers, they built their temples; it is foreigners who create and work for him. It has no art of its own; little by little
he has been stealing from other towns. You don’t even know how to keep the valuable things you have created. Ultimately, it is the Caucasian who can form states and lead them down the path that leads to greatness. The Jew is not capable of doing it. And since it cannot do it, its revolution must necessarily be international (globalization). They have to spread like a plague. (Hitler’s speech, Munich, 1922).

Y: Here I only deal in passing with the problem of the genesis of Christianity. He
The first principle for its solution is the following: Christianity can only
be understood as the seed from which it has grown. This is not a movement
contrary to Jewish instinct, but to its consequence.
Jews are the strangest people in the world because when they
they faced the question of being or not being, they chose to be at any price; East
price was the falsification of all nature, of all reality, of the world so much
inside as outside.
The Jews themselves created a movement against the conditions
natural; transformed religion, worship, morality, history, and
psychology in an incurable contradiction of its own natural values.
We encounter the same phenomenon again, but now it has immeasurable proportions; the Christian Church cannot claim any kind of originality when compared to «holy persons.» That is why the Jews are the most dire people in the history of the world; they have so misrepresented humanity that even today a Christian can feel anti-Semitic without realizing that he himself is the ultimate consequence of the Jews.
What used to be just crazy is now indecent. It is indecent to be a Christian today. And this is where my nausea begins … I pronounce my verdict. I condemn Christianity. I raise against the Christian Church the most terrible accusation that has ever been raised. In my opinion, it is the most terrible corruption that one can imagine. With its ideals of anemia, of «holiness», of giving all the blood, all the love, all the hope for life; the cross is the mark that identifies the most subterranean conspiracy that has ever existed: against health, beauty, against anything that has gone well, against courage, spirit, kindness, against life itself.
I will write this eternal accusation against Christianity on all the walls,
as long as there are walls … And I call it humanity’s only immortal stain.

Nietzsche.

When will the Horn of Heimdal sound? But most importantly, has anyone seen his shadow?

Hitler_

 

 

JOJO RABBIT (FILM) CINE SEMÍTICO

Jojo_RabbitLas personas mientras más incultas (funcionales) más permeables a la manipulación unidireccional.

Da igual que se trate de una película, documental, libro, canales TDT, distribuidoras, noticas periódicas sobre el tema judío que nos siguen cayendo desde todas las aristas posibles y únicas de las que somos receptores por y a la fuerza.

No podemos negarlo por el motivo de no haber espacio para la contrarréplica, y además te juegas tu puesto de trabajo y el desprestigio laboral y/o académico.

Y es que a los mass media les pasa como a la economía, está manejada y ajada por el 0,1% de la población mundial, por el pueblo elegido, por los judíos.

Esto no significa que el director una película lo sea, basta que les interese (a los judíos) para que con su capital se realice y entre en los circuitos para que el mundo completo la vea. Chaplin, otro judío ya hizo una película (El gran dictador, 1940) con el mismo dinero que Jojo Rabbit, y eso que todavía no había acabado la Segunda Guerra Mundial, por cierto, la guerra la ganaron los judíos.

Scarlett Johansson, también judía como casi el 100% de todo el cine que comercializan, muy buena actriz, secunda la película. Si investigan el capital de las películas, directores, actores, técnicos del cine desde que se creó, con lo que conlleva y ha conllevado la propaganda antinatural-natural (natural por creernos que la vida es como quieran que sea a través del cine manipulado a extremos insospechados). Como Spielberg*, otro judío con su falsa Lista.

Debería poner la lista de los judíos que manejan y están en el cine, os iba a sorprender.

Pondré un ejemplo. Después de la II GM, se da un caso insólito. Si escarban en todas las historias contadas en el cine, esto es por judíos, llegarán a una conclusión, una sinergia sin escapatoria posible que, y por arte de birlibirloque, sean «tirios y troyanos», dos bandas enfrentadas, películas de acción, japoneses contra chinos, etc., etc., etc… en una transformación sin igual, y sin que se vea una estrella de David, los buenos son judíos y los malos siempre (esto les queda un poco cómico para el que sabe ver) tienen un aire teutón (alemán) y en menor caso japonés.

Pero hay un caso peculiar donde los haya. El imperio romano. Estos, a todas luces siempre son «nazis», pero hay un caso de transmutación implacable, cuando Roma lucha contra los bárbaros (de nuevo otra vez alemanes) los romanos pasan a ser judíos y los bárbaros se transforman en «nazis», y eso muchas veces en la misma película.

Y visto así, digamos que todas las películas son cómicas, por falsas y manipuladoras. Vean cine y descubrirán.

PD: «La guerra de las galaxias». Los malos son nazis (fíjense en los cascos, claramente recuerda a los del ejército alemán incluso antes del nacionalsocialismo) y los buenos, judíos. George Lucas judío; Harrison Ford, judío; Carrie Fisher, judía…

Aquí les dejo un curioso documento de un soldado alemán que le escribió a Spielberg para corregirle sus falsedades sobre la real película «Salvar al Soldado Ryan».

G.R.M.

JOJO RABBIT

People the more uneducated (functional) more permeable to unidirectional manipulation.
It does not matter if it is a movie, documentary, book, DTT channels, distributors, periodic news on the Jewish theme that continue to fall from all possible and unique edges of which we are receivers by and by force.
We cannot deny it for the reason that there is no room for counter-replication, and you also play your job and job and / or academic discredit.
And it is that the mass media happens like the economy, it is managed and owned by 0.1%, by the chosen people, by the Jews.
This does not mean that the director of a film is, it is enough that they are interested (to the Jews) so that with their capital it is realized and it enters the circuits so that the whole world sees it. Chaplin, another Jew already made a movie (The Great Dictator, 1940) with the same money as Jojo Rabbit, and that was not yet over World War II, by the way, the war was won by the Jews.
Scarlett Johansson, also Jewish as almost 100% of all the movies they sell, very good actress, seconded the film. If you investigate the capital of films, directors, actors, film technicians since it was created, with what it entails and has led to unnatural-natural propaganda (natural for believing that life is as they want it to be through manipulated cinema to unsuspected extremes). Like Spielberg, another Jew with his fake List.
I should put the list of the Jews who drive and are in the cinema, I was going to surprise you.
I will give an example. After the Second GM, there is an unusual case. If they dig into all the stories told in the cinema, this is by Jews, they will come to a conclusion, a synergy without escape possible that, and by art of birlibirloque, they are «tyrannical and Trojan», two facing bands, action movies, Japanese against Chinese, etc., etc., etc … in a transformation like no other, and without a star of David being seen, the good guys are Jewish and the bad guys always (this is a bit funny for those who know how to see) They have a Teuton (German) air and in a lesser case Japanese.
But there is a peculiar case where there are. The Roman Empire. These, of course, are always «Nazis», but there is a case of relentless transmutation, when Rome fights the barbarians (again Germans again) the Romans become Jews and the barbarians become «Nazis», and that Many times in the same movie.
And seen this way, let’s say that all movies are funny, for fake and manipulative. Watch cinema and you will discover.

PD: «Star Wars.» The bad guys are Nazis (look at the helmets, it clearly reminds those of the German army even before National Socialism) and the good ones, Jews. George Lucas Jew; Harrison Ford, Jew; Carrie Fisher, Jew …

 

HITLER EL MAGO

Hitler_2El odio hacia Hitler es inversamente proporcional a la utilización que de la política imitan todos los líderes occidentales. El primero en hacer campaña electoral en avión para dar dos mítines el mismo día. Todos hoy copian a Goebbels, su ministro de propaganda y fundador de lo que hoy hacen todos los partidos en sus campañas electorales adaptadas a sus ideales y a las nuevas tecnologías, pero eso es el formato, la idea y como funciona es otra cosa.

Intento leer una biografía de Hitler y siempre veo el «plumero», hay capítulos estupendos, incluso libros, pero siempre y aunque no tenga que ver en esa parte del libro sacan el tema judío. Si quiere hacer carrera, vender libros, escribir en periódicos o seguir en su cátedra, tiene que escribir mal sobre Hitler y a renglón seguido la coletilla de los judíos.

Es curioso que no paramos de repetir que desde que existe la escritura la Historia la escriben los vencedores, entre otras cosas porque los que la escribían estaban a sueldo del vencedor. ¿Pero hoy en día se sigue haciendo lo mismo? ¿Con lo libres que somos y estamos?

Bien, pregúntense esto. ¿Nadie habla bien de Hitler en absolutamente nada? Es imposible e infantil creer que tenía rabo y cuernos. Estamos igual que hace 3000 años. Los ganadores y dueños de las riquezas siguen pagando a todo aquel que escribe Historia, sean catedráticos, novelistas de exito, directores de cine, documentales, etc.

Alemania quedó embrujada en dos periodos de tiempo muy corto, digamos desde 1931 (ya se que Hitler empezó a gobernar en 1933) hasta pongamos 1945. La segunda es de 1946 hasta ahora. Con Hitler fue una catarsis positiva. La segunda es negativa, es una especie de parálisis del sueño de lo que es ser alemán, el ser alemán. La tecnología no tanto.

¿Seguro que la Historia está escrita? Os daré una pista. La guerra la ganaron los judíos…

G.R.M.

HITLER THE MAGICIAN

Hatred of Hitler is inversely proportional to the use that all Western leaders imitate in politics. The first to campaign by plane to give two rallies the same day. All today copy Goebbels, his propaganda minister and founder of what all parties do today in their electoral campaigns adapted to their ideals and new technologies, but that is the format, the idea and how it works is something else.
I try to read a biography of Hitler and I always see the «duster», there are great chapters, even books, but as long as it doesn’t have to do with that part of the book they bring up the Jewish theme. If you want to make a career, sell books, write in newspapers or stay in your chair, you have to write badly about Hitler and then the line of the Jews.
It is curious that we do not stop repeating that since the writing exists the History is written by the victors, among other things because those who wrote it were paid by the winner. But today the same thing is still being done? With how free we are and we are?
Well, ask yourself this. Nobody speaks well of Hitler in absolutely nothing? It is impossible and childish to believe that he had a tail and horns. We are the same as 3000 years ago. Winners and owners of wealth continue to pay to everyone who writes History, whether they are professors, successful novelists, film directors, documentaries, etc.
Germany was bewitched in two very short periods of time, say from 1931 (I know Hitler began to govern in 1933) until we put 1945. The second is from 1946 until now. With Hitler it was a positive catharsis. The second is negative, it is a kind of sleep paralysis of what it is to be German, to be German. Technology not so much.
Are you sure history is written? I will give you a hint. The war was won by the Jews …

 

¿Murieron realmente seis millones de Judíos en la Segunda Guerra Mundial?

¡Angela Merkel, no es verdad que la memoria de los crímenes nazis sean «inseparables» de la identidad alemana. Lo que dice es tan inmoral como que la inmoralidad se hereda!

Al Otro Lado del Espejo

descarga¿Murieron realmente seis millones? es un libro revisionista del Holocausto judío, escrito por el británico Richard Harwood. Se trata de un completo trabajo de recopilación de documentos, testimonios y análisis, que según el autor, concluyen en la refutación de la versión oficial del Holocausto que defiende el Lobby judío. Desde el comienzo de la obra, Harwood advierte que mas allá de su orientación política y creencias, se ha comprometido a estudiar y analizar este acontecimiento histórico en forma objetiva y en búsqueda de la verdad. Intentando acallar la verdad fue asesinado con un coche bomba en 1978 el escritor revisionista François Duprat, que había publicado y difundido la versión en francés del libro.

Ver la entrada original 1.484 palabras más

ADOLF HITLER

Hitler_1

Adolf Hitler. Braunau am Inn, Austria 20 de abril de 1889 – Berlín, Alemania, 30 de abril de 1945. Europa.

«Nosotros somos socialistas, somos enemigos del sistema económico capitalista actual porque explota al que es débil desde el punto de vista económico, con sus salarios desiguales, con su evaluación indecente de un ser humano según tenga riqueza o no la tenga, en vez de evaluar la responsabilidad y la actuación de la persona, y estamos decididos a destruir este sistema capitalista en todos sus aspectos» A.H.

Aquí está la clave. De ninguna de las maneras podía permitir el sistema que una persona pudiera poner en alta voz la destrucción del carril que debía llevar el tren del capitalismo. Esta y no otra fue el target que puso a Alemania en el punto de mira, y su destrucción adivinada.

ADOLF HITLER. DEP / RIP

Adolf Hitler Braunau am Inn, Austria April 20, 1889 – Berlin, Germany, April 30, 1945. Europe.

«We are socialists, we are enemies of the current capitalist economic system because it exploits the weak from the economic point of view, with their unequal salaries, with their indecent evaluation of a human being according to whether they have wealth or not, instead of evaluating the responsibility and the performance of the person, and we are determined to destroy this capitalist system in all its aspects «A.H.

Here is the key. In no way could the system allow a person to voice the destruction of the lane that the capitalist train should carry. This and not another was the target that put Germany in the spotlight, and its destruction guessed.

ADOLF HITLER. DEP / RIP

 

TETRIS PARA LA ÉLITE

elite1Es muy complicado encontrar un hueco cognitivo para dilucidar el caos controlado al que estamos impregnados sin una salida real ni una idea a la que acogerse.

Quizás para salir haya que retroceder, que la huida encuentre su zenit en una entrada, para salir hay que adentrarse hasta el centro del engaño. La salida está en un pasadizo justo en el embrión de los círculos cerrados del sistema.

La corrupción es de tal magnitud que los ojos y la visión traducida al cerebro no abarca la angulación necesaria para verla, comprenderla y por supuesto asimilarla, cosa harto imposible por nacer con el paraguas que en apariencia da cobijo al hombre de ayer y de hoy.

Es un lunar nacido con nosotros pero estirpable. Una mancha, un signo de esclavitud perpetua insertada como un ship. Una especie de acritud dormida y encubada como parásito en nuestro cuerpo.elite4

Una corrupción espiritual, mundial, internacional sin salida para el que la padece, que afecta al 98% de la población mundial. El 2% restante nos marca como a res descarriada.

Es tal la imbricación de la estafa que nunca nos pondremos de acuerdo para derribarla. Así está estructurada de tal forma que los acomodados no lucharan por los desafortunados y estos tampoco lo harán por sus supuestos explotadores.

Ahí está una de las claves para la confusión. El 2% necesita de controladores, capataces, banqueros, presidentes, ministros, empresarios, intelectuales, medios de comunicación a nivel mundial y por supuesto pobres, que como tetris, hacen una pieza mayor y aparentemente congruente, una cárcel invertida. El que está dentro inspira creer que se encuentra fuera.elite3

Pero todos estamos ahí. No es una queja utópica, es real.

La cuestión es que somos más. Totalmente desunidos, que es una de la estrategia.

El miedo que a veces tienen es la unión al menos de una parte importante de una importante porción que desestabilice sus puestos de vigilancia de esta cárcel donde vivimos. Donde creamos la vida de la verdadera élite.

La élite tuvo mucho miedo con la llegada del nacionalsocialismo en un país (Alemania) donde se daba un cierto aroma a poder destruir lo construido en miles de años.elite

Desde luego no lo iban a permitir. La guerra y la destrucción total y a la vez las mentiras de toda la rueda del sistema informativo de comunicación da la suma del horror que invierte el horror.

«Game over». La partida encajó como no podía ser de otra manera.

Es menester que una pieza vertical la tumbemos entre todos para que «su» tetris no encaje y la partida haga «tilt».tetris

¿Alguna moneda para jugar?

G.R-M.

 

TETRIS FOR THE ELITE
It is very difficult to find a cognitive gap to elucidate the controlled chaos to which we are impregnated without a real outlet or an idea to which to benefit.
Maybe to leave you have to go back, that the escape find your zenith in an entrance, to get out you have to go to the center of the deception. The exit is in a passage just in the embryo of the closed circles of the system.
Corruption is of such magnitude that the eyes and the vision translated into the brain do not include the necessary angulation to see it, understand it and of course assimilate it, which is quite impossible to be born with the umbrella that apparently gives shelter to the man of yesterday and today.
It is a mole born with us but can be traced. A stain, a sign of perpetual bondage inserted as a ship. A kind of acrimony asleep and embedded as a parasite in our body.
A spiritual, global, international corruption with no way out for the sufferer, which affects 98% of the world’s population. The remaining 2% marks us as deviated.
Such is the imbrication of the scam that we will never agree to tear it down. This is structured in such a way that the well-off will not fight for the unfortunate and these will not fight for their supposed exploiters either.
There is one of the keys to confusion. The 2% need controllers, foremen, bankers, presidents, ministers, businessmen, intellectuals, media worldwide and of course poor, who like tetris, make a bigger and apparently congruent piece, an inverted jail. The one inside inspires to believe that he is outside.
But we are all there. It is not a utopian complaint, it is real.
The question is that we are more. Totally disunited, which is one of the strategy.
The fear that they sometimes have is the union of at least a significant part of an important portion that destabilizes their surveillance posts in this prison where we live. Where we create the life of the true elite.
The elite was very afraid of the arrival of National Socialism in a country (Germany) where there was a certain aroma to be able to destroy what was built in thousands of years.
Of course they would not allow it. The war and the total destruction and at the same time the lies of the whole wheel of the communication information system gives the sum of the horror that inverts the horror.
«Game over». The game fit like it could not be otherwise.
It is necessary that a vertical piece we knock together so that «his» tetris does not fit and the game does «tilt».
Any coin to play?

elite2

 

CÓMO HITLER DESAFIÓ A LOS BANQUEROS – y le mostró al mundo una mejor manera

Se aplastó la verdadera Revolución. Todo fue por desafiar a las altas finanzas. Atacado por el trust estatal del comunismo, que no desafió a las finanzas internacionales y por el capitalismo (democracias).

MEIN KAMPF-Mi Lucha-Unser Kampf

«El Mein Kampf de Adolf Hitler rompe récord de ventas en Alemania».

De nuevo mi enhorabuena al autor de la obra. Es nuestra lucha.

 

G.R-M.

https://actualidad.rt.com/actualidad/227597-mein-kampf-hitler-rompe-record-ventas-alemania

 

 

 

 

 

LOS TRES DARDOS ABRAHÁMICOS

En la entrada anterior dije que tocaría un tema.arcotriunfo

No va de ciencia ficción aunque el hilo conductor sea Isaac Asimov. Ateo, judío de nacimiento (lo es hasta la muerte). Lo que importa aquí es que un judío, a veces, comprende mejor el origen del cristianismo que los propios, pues es al fin, una secta judía.

En su «Historia Universal Asimov», de quince libros detalla con una precisión de bisturí electrónico el relato de la Historia como pocos se atreverían a operar. Y encima con éxito. Se le nota un poco de «ojeriza» – que dura ya miles de años- a todo lo nórdico y germano (me refiero a toda creación europea que no esté manchada de tintes semíticos) como buen judío, pero sabiendo esto, se salva de toda manipulación, más allá y a su «pesar» de su estado-ser (judío) que no de la religión.tierracanaan

Dicho esto, Asimov es una de las personas más inteligentes que haya leído.

En «La Tierra de Canaán»*, escribe sobre Saulo de Tarso (judío):

[«Si la muerte de Herodes Agripa fue un momento decisivo para los judíos, pronto iba a surgir un momento decisivo de otra clase para la nueva secta judía de los cristianos que llevaría a una victoria que ningún no cristiano habría imaginado por entonces.»

«Saulo, que antes había perseguido a los cristianos y luego se había convertido a sus creencias, se vio obligado a retirarse a Tarso, pero reapareció en Antioquia por el 46. Los cristianos eran allí más fuertes que en cualquier otra parte fuera de Judea, tanto que hasta comenzaron a pensar en enviar misioneros a otras comunidades judías del mundo griego. Fue Saulo quien, en compañía de un compañero llamado Bernabé y luego solo, emprendió esa tarea.»

«En tres viajes, Saulo fue a la isla de Chipre, recorrió toda Asia Menor y llegó a Macedonia y Grecia. En todas partes encontró comunidades y sinagogas judías en las que pudo predicar sobre la muerte y la resurrección de Jesús, su segundo advenimiento y el fin inminente del mundo. Pero en casi todas partes los judíos fueron hostiles a esa doctrina: Jesús no respondía a su idea del Mesías.»tarso

«Casi desde el comienzo, Saulo, que se había criado en una ciudad griega, comprendió que si los judíos no lo escuchaban, habría gentiles que lo harían. La cultura clásica de Grecia estaba en decadencia desde hacía tiempo, y sus dioses y titulares ya no eran satisfactorios. Los griegos hallaban mucho más atractivas las nuevas creencias del Este, más místicas, más confiadas, más coloridas y prometedoras de una vida después de la muerte. Como resultado de esto, en todo el Imperio se estaban difundiendo los ritos de las deidades orientales, como el de Isis, de Egipto, o el de Cibeles, de Asia Menor.»

«También el judaísmo tuvo sus adeptos y hubo un sorprendente número de conversiones a esta religión. Habría habido más, sin duda, pero los judíos consideraban indispensable la circuncisión de todo varón converso. Esta es una operación que es desagradable para muchos y penosa para todos, y era menester ser un verdadero creyente para aceptar la conversión en esos términos. Por esta razón, la mayoría de los conversos eran mujeres. Pero esto también servía a los fines del judaísmo, porque los hijos de mujeres judías eran considerados judíos, y los niños muy pequeños podían ser circuncidados fácilmente y se los aceptaba como judíos de nacimiento. La segunda dificultad que planteaban las conversiones al judaísmo era que el judío era tanto miembro de una nación como de una religión. Un convertido al judaísmo hallaba que el centro de su patriotismo, tanto como de su religión, debía ser el Templo de Jerusalén, de modo que esas conversiones tenían un tufillo de traición a Roma.»svastica2

«Saulo parece haber comprendido estas dificultades. Para él, la cuestión del mesianismo era universal, y no meramente judía. Creer en Jesús no exigía (en su opinión) aceptar las aspiraciones políticas y nacionales del judaísmo. Para él la circuncisión, en y por sí misma, era un ritual sin importancia; lo que contaba era la creencia interna: «…es judío el que lo es internamente; y es circuncisión, la del corazón, en el espíritu, y no en la letra…» (Romanos 2, 29).»

«Saulo, pues, adoptó el nombre romano de Pablo y comenzó a predicar abiertamente a los gentiles, instándolos a aceptar a Jesús sin necesidad de la circuncisión ni de observar las minucias del ritual adoptado por los fariseos. Ofrecía la conversión al judaísmo sin las dificultades mencionadas y tuvo un éxito extraordinario. Allí adonde fue surgieron comunidades cristianas cuya fuerza derivaba de los gentiles.»cruz

«La ausencia de circuncisión entre los conversos gentiles era horrenda para los judíos, y como resultado de ello se ensanchó el abismo que los separaba de los cristianos. En verdad, hasta aquellos judíos que aceptaban a Jesús estaban horrorizados, por lo que durante un tiempo los cristianos se dividieron en dos grupos: los cristianos judíos circuncisos, que aceptaban totalmente la ley mosaica junto con el mesianismo de Jesús, y los cristianos gentiles incircuncisos, dispuestos a interpretar las enseñanzas de Jesús a la luz de la filosofía griega.»

«Las dos concepciones chocaron frontalmente en el concilio realizado en Jerusalén en el 48. Santiago, un hermano de Jesús, fue el exponente de la concepción judeo-cristiana, y Pablo el de la gentil-cristiana. El resultado fue la victoria de Pablo, y el cristianismo se apartó del judaísmo nacional.»]

* No hay nada mejor que leer este libro para darse cuenta que las religiones priedranegramonoteístas semitas abrahámicas (judíos, cristianos -secta judaica- y musulmanes -mezcla judía y cristiana con ideas sui géneris del desierto), deberían haberse quedado de donde salieron, de tribus beduinas allá en sus páramos áridos y no contaminar Europa. Una cuña en su talón, que traspasa la columna vertebral hasta perjudicar su cerebro, que ya lo tenía formado antes de estos cuentos semitas y que ni con el mejor cirujano, será difícil de extirpar. Pero todo es posible.

La Tierra de Canaán. Asimov. pdf                                                                           G.R-M.

cruz1

THE THREE ABRAHAMIC DARTS
In the previous post I said that I would play a theme.
It does not go science fiction even if the thread is Isaac Asimov. Atheist, Jew from birth (it is to death). What matters here is that a Jew sometimes understands the origin of Christianity better than his own, for it is at last a Jewish sect.
In his «Historia Universal Asimov» of fifteen books he details with an accuracy of electronic scalpel the story of History as few would dare to operate. And on top with success. It shows a bit of «loathing» – which lasts for thousands of years – to all the Nordic and Germanic (I mean any European creation that is not stained with Semitic dyes) as a good Jew, but knowing this, it is saved from all Manipulation, beyond and to their «regret» of their state-being (Jewish) than of religion.
That said, Asimov is one of the smartest people I’ve ever read.
In «The Land of Canaan,» he writes of Saul of Tarsus (Jew):

[«…»]

* There is nothing better than reading this book to realize that the Semitic Abrahamic monotheistic religions (Jews, Christians – Jewish sect – and Muslims – Jewish and Christian mixture with sui generis ideas of the desert) should have stayed where they left, from tribes Bedouins there in their barren wasteland and not pollute Europe. A wedge in his heel, which pierces the spinal column to the detriment of his brain, which had already formed before these Semitic tales and that even with the best surgeon, will be difficult to remove. But everything is possible.

 

 

SOCIALISMO Y NACIONALISMO

caballo_troyaEuropa tiene el deber de sobrevivir, esto significa que está amenazada por circunstancias exteriores e interiores. Estas últimas son las peores, pues la conclusión que une a las dos es que no sabemos defendernos y no comprendemos que en el valor de la convivencia sobresale el bien común sobre el individual y los «comunes» somos más que los que se benefician individualmente de la masa europea, del ciudadano de a pie. Esto es incomprensible, que unos pocos, sean los que vivan a costa del todo, de los ciudadanos normales y corrientes. Por tanto, somos más y en «democracia» debería estar plasmado en resultados aplastantes a favor del pueblo europeo.

Como se ve, hablamos de un todo con interconexión bifurcada con dos temas que en un principio casi nada tienen que ver, pero lo es todo, si queremos una Europa donde los europeos vivan en paz y con todo su potencial social e individual repartido con el sudor de cada ciudadano. No se trata de regalar nada, sino de oportunidades que pertenecen a un pueblo como colectivo vía satisfacción individual. Nada nuevo, pero lo viejo es siempre lo contrario. ¿Por qué? nacionalsocialista

Hay un nacionalismo que une, que no excluye, el decimonónico ya pasó, pero con cada peculiaridad nacional, Europa ha de recuperar un cuerpo único correlativo al mundo que le rodea. No debe dejarse vampirizar por el islamismo y en consecuencia ha de luchar por si misma con toda la fuerza que deba imponerse, o sea, por nosotros mismos. Europa no son los otros, somos todos y los demás no son Europa y los europeos no son los que obtienen una nacionalidad, eso son papeles, no hay sentimiento ni vanagloria por medio.

Por otra parte, como decía más arriba, el pueblo es mayoritario en comparación con los «privilegiados» que también vampirizan a Europa, aun siendo ellos mismos europeos y aquí entraría el socialismo, real, justo en la medida de dar a cada uno lo que le pertenece, y Europa se fue transformando, logrando con mucha sangre en una «nación» justa en lo social y en sociedad y el trabajo con un sueldo digno es parte de la idea social de una Europa que no se puede permitir el abuso a sus ciudadanos.

Nuestros estigmas son prueba de una debilidad creada por una fuerza desviadora y desestabilizadora creada por conexiones exteriores e interiores que bien canalizadas y destruido el canal por donde fluye, debemos construir nuestro propio viaducto para que nuestra fuerza social, mental y nacional vuelva y mueva el molino que hemos construido entre todos y con nombre femenino, Europa, sin contaminar, un río con la fuerza que arrastra su propia emanación de propiedad, conciencia y personalidad de nuestro continente. Tenemos que ser dueños de abrir compuertas de esa corriente que mueva otros molinos y que estos retroalimenten a la fuerza de donde viene, Europa.multiculturalismo

Por si no ha quedado claro, Europa es un sándwich semítico, que no hay que comer. Por arriba el supracapitalismo hebreo, por abajo las bombas islamistas e invasión. Europa debe quitarse las losas que la comprimen y donde el bocado es muy jugoso. Europa no debe ser mordida, debe morder a quien venga a comer y no esté invitado.

G.R-M.

 

SOCIALISM UND NATIONALISMUS
Europa hat die Pflicht, um zu überleben, bedeutet dies, dass es durch äußere und innere Umstände bedroht ist. Letztere sind die schlimmsten, weil die Schlussfolgerung, dass die beiden verbindet, ist, dass wir wissen, uns zu verteidigen, und wir verstehen nicht, dass der Wert der Koexistenz, das Gemeinwohl über das Individuum steht und den «gemeinsamen» sind mehr als die einzeln profitieren von Europäische Masse, der normale Bürger. Das ist unverständlich, dass ein paar, die sind, die auf Kosten von allen gewöhnlichen Bürger leben. Deshalb sind wir mehr und «Demokratie» sollte in überwältigenden Ergebnisse zugunsten der Menschen in Europa widerspiegeln.
Wie Sie sehen, sprechen wir über eine ganze mit gegabelten Verbindung mit zwei Fragen, die zunächst fast nichts zu tun, aber es ist alles, wenn wir ein Europa wollen, wo die Europäer in Frieden leben und mit all ihren sozialen und individuellen Potential behandelt Schweiß eines jeden Bürgers. Es gibt nichts weg, sondern Möglichkeiten zu einem Volk als eine kollektive Art und Weise individuelle Zufriedenheit gehören. Nichts Neues, aber der alte ist immer das Gegenteil. Warum?
Es gibt einen Nationalismus, der, nicht ausschließen, aus dem neunzehnten Jahrhundert ist vergangen, aber mit jeder nationalen Eigenart verbindet, muss Europa einen einzigen Körper Korrelat zu der Welt um ihn herum zu erholen. Es sollte nicht durch den Islam vampirizar werden und daher für sich mit aller Kraft kämpfen müssen verhängt werden, das heißt, von uns selbst. Europa ist nicht andere, wir alle sind und andere nicht Europa und die Europäer sind nicht diejenigen, die eine Staatsangehörigkeit erhalten, das Papier ist, gibt es kein Gefühl oder Prahlerei durch.
Außerdem ist, wie ich oben sagte, ist die Stadt im Vergleich Mehrheit der «privilegierten» auch nach Europa vampirize, auch selbst die Europäer zu sein und hier kommen Sozialismus, real, wie viel jeder geben, was gehört, und wurde Europa verwandelt, viel Blut in einem fairen «Nation» in der sozialen und der Gesellschaft und der Arbeit mit einem existenzsichernden Lohn zu erreichen ist Teil der sozialen Idee von einem Europa, das sich nicht leisten können, um ihren Missbrauch Bürger.
Unsere Stigmen sind ein Beweis für eine Schwäche durch eine Weiche und destabilisierende Kraft, erstellt durch die gut gezielte externe und interne Verbindungen und zerstört den Kanal, durch die es fließt, müssen wir unser eigenes Viadukt zu unserer sozialen, geistigen und nationale Stärke bauen wieder und die Mühle bewegen wir haben zusammen mit weiblichen Namen, Europa, unverschmutzten Fluss mit der Kraft aufgebaut, das seine eigene Ausstrahlung von Eigentum, das Bewusstsein und die Persönlichkeit unseres Kontinents zieht. Wir müssen sicherstellen, dass aktuelle offene Tore zu besitzen, die anderen Mühlen bewegen und diese zurück in die Kraft zugeführt, wo es aus Europa kommt.
Wenn es nicht klar ist, ist Europa ein semitisch Sandwich, das nicht essen. Hebräisch supracapitalismo oben, unten und Invasion Islamist Bomben. Europa muss nehmen die Platten zu komprimieren und wo der Biss ist sehr saftig. Europa sollte nicht gebissen werden, müssen Sie beißen, wer zum Essen kommt und nicht eingeladen werden.
G.R-M.

SOCIALISM AND NATIONALISM
Europe has a duty to survive, this means that it is threatened by external and internal circumstances. The latter are the worst, because the conclusion that joins the two is that we know to defend ourselves and we do not understand that the value of coexistence stands the common good over the individual and the «common» are more than those individually benefit from European mass, the ordinary citizen. This is incomprehensible that a few, are those who live at the expense of all the ordinary citizens. Therefore, we are more and «democracy» should be reflected in overwhelming results in favor of the European people.
As you see, we are talking about a whole with bifurcated interconnection with two issues that initially almost nothing to do, but it’s all, if we want a Europe where Europeans live in peace and with all their social and individual potential dealt with sweat of every citizen. It is not giving away anything, but opportunities belonging to a people as a collective way individual satisfaction. Nothing new, but the old is always the opposite. Why?
There is a nationalism that unites, not exclude, the nineteenth-century has passed, but with every national peculiarity, Europe must recover a single body correlative to the world around him. It should not be vampirizar by Islam and therefore must fight for itself with all the force to be imposed, that is, by ourselves. Europe is not others, we all are and others are not Europe and the Europeans are not those who obtain a nationality, that is paper, there is no feeling or vainglory through.
Moreover, as I said above, the town is majority compared to the «privileged» also vampirize to Europe, even being themselves Europeans and here come socialism, real, just as much give everyone what belongs, and Europe was transformed, achieving much blood in a fair «nation» in the social and society and work with a living wage is part of the social idea of ​​a Europe that can not afford to abuse their citizens.
Our stigmas are evidence of a weakness created by a diverter and destabilizing force created by that well targeted external and internal connections and destroyed the channel through which it flows, we must build our own viaduct to our social, mental and national strength again and move the mill we have built together with feminine name, Europe, unpolluted river with the force that pulls its own emanation of property, consciousness and personality of our continent. We need to own that current open gates that move other mills and these fed back to the force where it comes from Europe.
If it is not clear, Europe is a Semitic sandwich, which must not eat. Hebrew supracapitalismo above, below and invasion Islamist bombs. Europe must take the slabs compress and where the bite is very juicy. Europe should not be bitten, you must bite whoever comes to eat and not be invited.
G.R-M.

HISTORIA PSICOESFÉRICA

pensador Si como dicen algunos autores, todo está en nosotros, nada sale ni entra nuevo, el pasado, presente y futuro está en este mundo y por tanto podemos descifrar la tríada del espacio-tiempo, es tan fácil como difícil dilucidar lo acaecido como lo por venir, y no digamos el presente, que no por «vivirlo» in situ, logramos percibirlo como en realidad es.

Es entonces, en una realidad sensitiva, como el hombre perdido que sin noción de orientación, por unas cualidades innatas que no sabía que poseía o que la ha activado por supervivencia, llega a un destino sin artilugios que se lo pongan fácil para salvar la vida en un lugar inhóspito y cruel por naturaleza, pongamos un lugar de montañas nevadas.

Ha logrado descifrar pasado (llegó hasta allí), presente (ha de sobrevivir) y futuro (si no toma una desición no salvará la vida y no podrá ver de nuevo a sus hijos). Como se ve, todo está mezclado como un cóctel en su mente y hechos, en la psicoesfera, donde nada salió ni entró, donde al interpretar el presente, logra descifrar el pasado y el futuro con el espacio-tiempo a su favor. psicoesfera

Es así como algunos individuos sin una alta capacidad técnica son capaces de pronosticar situaciones venideras anticipándose a los gurús del momento en cualquier espacio de temas variados, algunos muy serios otros no tanto. Y aunque no acierten en la forma, sienten que se acercan o rozan lo que viene dado, y digo sin menospreciar a los analistas expertos pues estos se equivocan tanto o más como podría hacerlo la persona sensitiva, por tanto vale el que tenga esa capacidad como la del experto, pues la credibililad de estos se mengua al tener todos los datos a su dispocisión, pero no aciertan en el equilibrio interpretativo psicoesférico, pasado, presente y futuro de unos hechos vitales.

Es así, como un analista político o financiero no vio el presente porque no previó el pasado y no avistó el futuro y lo confunde todo y a todos, pero como les pasa a la gran mayoría, se escudan en el bosque de la primavera eterna, pero algunos sí viven otras estaciones y es que cada año, el bosque se deshoja y se les ve correr como roedores a sus escondrijos. oro

Y así también es que ya escribí (1) hace tiempo que no es que volviera el «patrón oro» (2), sino que en relidad nunca ha dejado de existir con su engaño prolongado en el «patrón confianza», en papeles que en realidad no valen nada, y la confianza es tan volátil como la gasolina.

Porque el presente no existe en la psicoesfera sin el pasado ni el futuro. Es más, ahora que estás leyendo esto, ya no es presente, ¿es pasado o futuro?. Interpreta y saca tu propia conclusión… oro2

…Será importante para que tengas un Norte.

G.R-M.

 

 

HISTORY PSICOESFÉRICA
If, as some authors say, everything is within us, nothing comes and goes again, the past, present and future in this world and therefore we can decipher the triad of space-time, is as easy as difficult to figure out what happened as by come, let alone the present, not «live» in situ, we perceive it as it actually is.
It is then, in a sensitive reality, as the man lost without notion of guidance, innate qualities he did not know he possessed or who has activated survival reaches a destination without gadgets that put it easier for their lives in an inhospitable and cruel by nature, say a place of snowy mountains.
He has managed to decipher past (he got there), this (is to survive) and future (if not take a decision not save your life and you can not look back to their children). As you see, everything is mixed as a cocktail in his mind and made in psychosphere where nothing went neither came where to interpret the present, unable to decipher the past and the future with the space-time on his side.
This is how some individuals without a high technical capacity are able to forecast future situations anticipating gurus anytime space varied topics, some serious others less so. And although not guess right in form, feel they are approaching or are close to what is given, and I say without underestimating the expert analysts as these are wrong as much or more as a sensitive person could do it, so worth having that ability as the expert, since these are waning credibililad to have all the facts at your disposal, but misses an interpretive psicoesférico balance, past, present and future of a vital facts.
Thus, as a financial policy analyst or did not see this because it did not foresee the past and spotted the future and confuses everything and everyone, but as happens to the vast majority, are hiding in the forest of eternal spring, but some do live other seasons and each year, the forest loses its leaves and you see them run like rodents to their hiding places.
And that’s also already wrote (1) has long been not to return the «gold standard» (2) but in actuality never ceased to exist with prolonged in the «pattern trust» deception, in roles in actually worthless, and trust is as volatile as gasoline.
Because this does not exist in psychosphere without past or future. Moreover, now that you’re reading this, it is no longer present, is past or future ?. Interprets and get your own conclusion …
… It will be important for you to have a north.

G.R-M.

LA SABIDURÍA (H)

Runa_Origen No escribiré sobre un conocimiento que atisban unos pocos sino para todos los que deseen saber resumido, lo que ocurrió hace mucho, mucho tiempo, y atraviesa los confines del espacio-tiempo hasta el futuro sin dejar atrás el presente.

Se puede morir y nacer sin absorver este conocimiento al igual que cualquier mamífero, pero el verdaddero saber sí ocupa lugar, en el espíritu, y es necesario para no caer en la materia, que el esfuerzo del conocimiento individual, se almacene en un terreno increado, imaginario, con la fuerza, la capacidad y el recuerdo de la sangre, que nos hace despertar al que se esfuerza en saber una verdad para no seguir siendo un simple homínido.

Como digo, hace miles, millones de años ocurrieron hechos en este mundo que no quieren que llegue al conocimiento general, pues desbarataría la red creada para atrapar y/o no escapar al engaño universal. Este engaño está creado como siempre, por el que gana la «guerra». En realidad esta historia es la teoría de los vencedores de una batalla pues el «mundo» no ha escrito, ni voceado que los que no ganaron esa guerra, les hagan frente de nuevo en otra batalla, de la cual, a vista de millones años luz, es la Historia de la humanidad. Con esta perspectiva y sólo alejados a esa distancia, puede uno percatarse de la «verdad». Sería como ver un «dibujo» en un bosque propiciado por árboles con ojas de otro color, sólo visible en una estación del año, que muestra lo que el ojo humano no puede ver si no está a una distancia imposibilitada al acance del entendimiento mesocerebral, al hombre medio, de a pie, pero que existe, por lo tanto es real, escondido para nuestro entendimiento y posible reacción. Odal

La descripción será más corta que la «entrada». Hay dos razas (concepto mental que no siempre coincide con la tradición del significado) y dos caminos. Dos formas de entender el universo y la vida que siguió a este. La lid a veces es espiritual, otras física y material. Esta es la que menos importa, pues tienen tiempos limitados, la otra es atemporal e infinita en el espacio. Las dos se entrelazan, pero importa la imperecedera, la espiritual, la que siempre vive en la psicoesfera.

Si esto se descubre, sería el fin de las tres religiones abrahámicas (por no decir semíticas): judía, cristiana y musulmana. Por tanto sería el fin del «engaño» y el fin del predominio de la mentira, y con esto el fin de unos privilegios espirituales «anidados» en el tiempo-espacio terrenal.

La religíón judía es la que empieza a «borrar» del cerebro humano los acontecimientos que llevamos grabados en nuestros genes de millones de años. Tergiversa la Historia con tal potencia y arrogancia que somos incapaces de pensar y recrear nuestro pasado. Ellos ganaron esa «guerra» a la que aludí, reescriben los resultados y eliminan cualquier atisbo en que existió contrincante a la altura de su intelecto. Es por esto que se autoproclaman el pueblo elegido y el primero en ser «monoteísta». Todo falso. Un ejemplo es que el Gran Diluvio existió, pero no Noé. No diré más. Esto es una experiencia que ha de encontrarse individualmente y por distintos caminos para llegar al entendimiento unívoco y contractual de lo escrito y enseñado por las religiones «semíticas». Runass

La mentira está tan incrustada, que el más docto es incapaz de percibir que tal verdad es imposible de existir y que la «cortina de humo» es el aire fresco que respiramos a diario.

Una lucha, dos enemigos (a muy largo plazo) uno semita, el otro… investiguen y vean si la sangre les llama.

P.D.: No hay racismo en este escrito (y aquí revelo la incógnita), pues un «semita» puede ser llamado por el caminio de la verdad y un «ario» estar imbuído en la mentira y no desear «ser despertado». Por tanto es un problema de sangre espiritual, aunque por lógica la balanza suele caer al lado de la lógica racial.

G.R-M.

 

Hiperboria WISDOM (H)
I will not write about knowledge peeping few but for all who want to know summarized what happened a long, long time, and crosses the boundaries of space-time into the future without leaving the present.
You can die and be born without absorb this knowledge as any mammal, but verdaddero know itself takes place in the spirit, and it is necessary to avoid falling into the matter, the effort of individual knowledge, is stored on a uncreated imaginary, with force, and the memory capacity of the blood, which awakens us to that strives to know a truth to no longer be a simple hominid.
As I say, thousands, millions of years things happened in this world who do not want to reach the general knowledge, as would disrupt the network created to catch and / or not escape the universal deception. This deception is created as usual, by winning the «war». Actually this story is the theory of the winners of a battle as the «world» has not written or voiced that they did not win that war, make them in front again in another battle, which, in view of million years light, is the history of humanity. With this in mind, and only at that distance away, one can notice the «truth». It would be like watching a «drawing» in the woods led by trees with leaves of different color, only visible in a season, which shows what the human eye can not see if you are not at a distance unable to acance the mesocerebral understanding, the average man on the street, but there is, so it is real, hidden for our understanding and possible reaction.
The description will be shorter than the «input». There are two races (mental concept that does not always coincide with the tradition of meaning) and two roads. Two ways of understanding the universe and the life that followed this. The lid is sometimes spiritual, physical and other material. This is the least important, as they have limited time, the other is timeless and infinite in space. The two are intertwined, but mind the imperishable, spiritual, which always lives in the psychosphere.
If this is discovered, it would be the end of the three Abrahamic religions (if not Semitic): Jewish, Christian and Muslim. Therefore it would be the end of «deception» and end the dominance of the lie, and thus the order of about spiritual privileges «nested» in the earthly time-space.
The Jewish religion is beginning to «erase» the human brain events that we recorded in our genes for millions of years. Misrepresents history with such power and arrogance that we are incapable of thinking and recreate our past. They won the «war» to which I alluded, rewrite the results and eliminate any hint that existed opponent to match his intellect. That is why the chosen people and the first to be «monotheistic» call themselves. All false. One example is the Great Flood existed, but Noah. I will not say more. This is an experience that has to be individually and found different ways to reach the unequivocal and contractual understanding of what is written and taught by the «Semitic» religions.
The lie is so entrenched, that the most learned is unable to perceive that such truth is impossible to exist and that the «smoke» is the fresh air we breathe every day.
A fight two enemies (long term) Semitic one, the other … investigate and see if the blood called.
P.D .: There is racism in this paper (and here reveal the unknown), as a «Semitic» can be called by the path of la true and an «Aryan» being imbued in lying and not want «to be awakened.» It is therefore a problem of spiritual blood, although logically the balance tends to fall off the racial logic.

G.R-M.

images (3)              Runasss

EL LENGUAJE DE «OCCIDENTE» (RUNAS)

wotan Vengo a traer una tesis donde el mundo académico de la Historia Antigua tiene una gran pereza en adoptar cualquier cambio en la estructura mental (hay muchos hallazgos nuevos que hacen cambiar de parecer y los habrá) en que se hayan imbuidos, fuerzan la entrada de nuevas formas de entender cómo la civilización europea no es como la cuentan.

Pequeños detalles pero que son grandes fallas que no hacen entender la verdad de nuestra civilización y no cambia el todo de Europa pero dando un rodeo incomprensible, le dan a «oriente» una medalla que no se merece simplemente por no haber llegadeo a la meta en esta competición.

Si se mantiene que la «lucha» de la humanidad antigua, y no tanto, es una partida entre la raza semítica y la indoeuropea, aria o nórdica, aquella metida en lo que nos respecta con calzador, siempre gana triunfos que no le pertenecen en aras de un «occidente» donde la infravalorada Thule, hiperbóreos, pueblos del norte o del mar Thuleson fábulas inventadas por los mismos descendientes y de sus enemigos los semitas. Esto no tiene sentido. Unos enemigos nunca pueden coincidir con sus contrarios en una «historia» inventada bien para elevar a un pueblo o para destruirlo mediante el recuerdo de sus azañas. O unos u otros, pero no ambos a la vez. Sería un sinsentido.

Europa no es orientalizada en absoluto en el II milenio antes de Cristo, en todo caso sería «occidentalizada» y crean las bases para lo que es la Europa de hoy en día. Pero los académicos, ridiculizan incluso a sus colegas, a los que se les ha ocurrido alguna vez, algo que hasta un niño de doce años podría al menos preguntarse que casi todo, fue al revés de como lo cuentan (ahora con internet se puede llegar a muchos documentos antiguos) para colgarle un premio al que no participó en dicho juego. A lo más serían árbitros, pero no jugadores.

Más extraño aún, cuando los propios occidentales, precisamente se ponen la indumentaria de juez y manipulan la lid contra ellos mismos por ser políticamente incorrecto siempre impulsado por una fuerza semítica (y judaica) que vino muy temprano a Europa con el cristianismo. Juez de línea o cuarto árbitro en la cancha y destructor y tejedora de velos semi-opacos para confundir (por miedo a que se idealice alguna ideología que ellos no quieren que aparezca en Europa, aunque se lleva en la sangre) el inicio de nuestra civilización y darle el podium al que no llegó primero.

No voy a juzgar si Jürgen Spanuth encontró Thule allá por el mar del norte pero sí meHelgoland guiaré de su espléndido trabajo por demostrarlo en su «La Atlántida«. El fin es el mismo, pero yo dejo a un lado este tema para fijarme en su estudio para sacar paralelamente una tesis pareja en el fondo y en la forma, aunque como digo, deformada con nocturnidad y alevosía. este autor dice:

«Las expediciones militares de los atlantes, igual que ocurre con los cataclismos naturales y las catástrofes mencionadas por Platón, se han considerado sin más como del dominio de la fábula. Incluso los eruditos que llegan a admitir que dentro del relato de Platón «hay algún atisbo de verdad», como Adolf Schulten y Wilhelm Brandenstein —este último, titular de la cátedra de filología de la Universidad de Graz y el primero profesor de Historia Antigua residente durante muchos años en España— consideran todo lo que hace referencia a las campañas de los atlantes como «algo que flota entre las nubes» o niegan por completo tales expediciones. Hay que confesar que los datos que poseemos hasta ahora de las relaciones existentes entre las diversas potencias de la Edad del Bronce nos inclinan a este escepticismo. El hecho de que un pueblo haya atravesado toda Europa, luego el Asia Menor y haya llegado por fin a las puertas de Egipto con la intención de poner bajo su dominio «vuestro territorio (Grecia), el nuestro (Egipto) y todos los otros países que se hallan más acá del  estrecho» (Turneo, 25) parece a primera vista inverosímil. Se considera que el proyecto encaminado a unificar todos los países europeos y mediterráneos bajo un solo y único cetro es una concepción demasiado moderna para ser verdad entonces. Si es bastante sorprendente ya de por sí encontrar esta concepción escrita por Platón, lo es aún más si se reflexiona en los años transcurridos desde que se puso en ejecución y que tan cerca estuvo de verse coronada por el éxito. La cosa parecía increíble y por ello la opinión unánime ha rehusado admitir este pasaje del relato de Platón. Ha habido algunos que han intentado sacar partido incluso de esta inverosimilitud para demostrar el valor nulo en cuanto a documento histórico de la descripción platónica referente a la Atlántida.

Y no obstante, los papiros y los escritos contemporáneos demuestran que esta opinión tomada a la ligera es errónea. Examinaremos por unos momentos los datos relativos a las campañas bélicas de los atlantes y de este plan «paneuropeo», suministrados por Platón, comparándolos con las precisiones facilitadas por los documentos contemporáneos. Así podremos llegar a demostrar que Platón no ha sido más que un fiel transcriptor del relato hecho a Solón por el sacerdote egipcio de Sais. Platón aduce a este respecto lo siguiente: runas_2

1. Los pueblos del imperio atlántico habíanse «reunido y formado una potencia única con el propósito de dominar vuestro territorio (Grecia) y el nuestro (Egipto), así como a todos los países que se hallaban más acá del estrecho (de Gibraltar), en el curso de una expedición guerrera» (Timeo, 25).

2. En el curso de esta campaña los atlantes habían atravesado toda Europa, y habían dominado a toda Grecia con excepción de Atenas y habían pasado luego por Asia Menor hasta llegar a las fronteras de Egipto; país al que pusieron en un gran aprieto, pero al que no pudieron someter (Timeo, 24, 25; Cutías, 108).

3. Entre los países mediterráneos sometidos a los reyes de la Atlántida figuran: «Libia hasta Egipto y Europa hasta Tirrenia (Etruria)» (Timeo, 25, y Critias, 114). Las gentes de estos países tomaron parte también en la gran expedición militar.

4. La potencia atlante estaba constituida por un ejército muy bien organizado y equipado. Contaba con dotaciones de carros de combate y disponía de una flota guerrera poderosísima. Diez reyes —denominados «los diez»— bajo el mando supremo del rey de la Atlántida, tenían a su cargo la dirección de las operaciones (Critias, 119, 120).runas_1

5. La expedición de los atlantes tuvo lugar en el mismo tiempo en que ocurrieron las grandes catástrofes de la naturaleza. Es decir, hacia el año 1200 a. C., según hemos establecido antes.

Es un hecho innegable que alrededor del año 1200 tienen lugar sobre la tierra una serie de acontecimientos que guardan estrecha similitud con los que nos describe Platón en su relato sobre la Atlántida.

Los acontecimientos a que nos referimos son los que se denominan en historia con el nombre de «gran migración», «invasión doria», «invasión egea», «invasión iliria». Y en cuanto a los pueblos que tomaron parte en este éxodo en masa en sus momentos iniciales, se los designa como «pueblos del norte» o «pueblos del mar». runasf

Al lado de las inscripciones contemporáneas ya citadas, a las que Bilabel califica de «documentos del más alto valor histórico», nos ayudan en esta tarea infinidad de descubrimientos arqueológicos que contribuyen a levantar un velo sobre este período capital de la historia europea. Con estos datos nos será posible llegar a una reconstrucción de los mencionados acontecimientos.

Bajo el reinado del faraón Merneptah de la XIX dinastía, los libios y sus aliados penetraron en territorio egipcio procedentes del oeste. El agostamiento que sufría su país les impelió a buscar más al este, hacia Egipto, su subsistencia. En esta emigración les acompañaban sus mujeres e hijos. A las órdenes del príncipe Merije consiguieron los libios llegar hasta Menfis y Heliópolis, en donde se instalaron. runas

Momento crucial por el que Egipto nunca había atravesado desde los tiempos de la invasión de los hicsos. Merneptah, hallándose en el quinto año de su reinado, es decir, en el año 1227 antes de Jesucristo, resolvió alejar al invasor. Al tercer día de «epifi» (abril) tuvo lugar un gran encuentro cerca de Perir. Al cabo de seis horas de encarnizado combate el enemigo fue derrotado y buscó la salvación en la huida. Un rico botín cayó en las manos del victorioso faraón: 9.111 espadas de tres a cuatro «espanes» (de 22 a 24 cm.) de longitud, todas ellas de bronce. El número de los caídos fue el de 6.359 libios, 2.370 «gente del norte, originarios de los países del mar (atlantes)», 222 chekelescha (sicilianos) y 742 turuschas (etruscos).

Pero a pesar de que el enemigo (o sea la federación de libios y gente del norte) sufrió una gran derrota, volvió a reagruparse. La batalla de Perir fue sólo una entre muchas y sangrientas batallas. Fue asimismo el anuncio de una revolución mundial, de cuya magnitud y trascendencia no hay otro ejemplo en la historia antigua de la humanidad. Thule_1

Por las medidas que se tomaron por parte de los Estados situados en la región oriental del Mediterráneo, se deduce que no fue una cuestión sin importancia y que preveían, por el contrario, un terrible peligro.

 

En Asia Menor, los reyes hititas intentan conjurar el peligro firmando alianzas militares con Egipto y realizando grandes fortificaciones en su capital Boghaz-köy. Por último, en Egipto los faraones refuerzan el efectivo de sus ejércitos, reconstruyen las ciudades fronterizas, reclutan mercenarios y movilizan grandes contingentes de tropas. «Todo ello no son más que los signos precursores de la tempestad», según afirma el historiador Schachermeyr.

Hacia el año 1200 la tempestad prevista estalla con una violencia insospechada. Procedentes del norte penetran en Grecia poderosas formaciones de guerreros que invaden todo el territorio con la única excepción de Atenas, cuyos habitantes se hacen fuertes y resisten con gran heroísmo al invasor. esvastica_runa

Los pueblos del norte invasores llegan por vía terrestre, pero deben haber sido expertos constructores de naves y diestros marinos. Si escuchamos la leyenda, en Naupaktos, en el golfo de Corinto, construyeron una imponente flota con la que se hicieron dueños del Peloponeso, destruyendo y aniquilando a las flotas aquea y cretense. Luego desembarcaron en Creta, las islas del Egeo y Chipre.

Todo nos induce a creer que una parte muy importante de los conquistadores habíase segregado del cuerpo principal antes de que éste se dirigiese a Grecia. Atravesando el Bósforo, los invasores asolaron Troya (Troya VII b según los estratos arqueológicos)*. Ochenta años antes (Troya VII a) había sido ya destruida por la invasión micénica helena. Una cadena de ruinas y de destrucciones jalona esta ruta seguida por los invasores. Parece ser que éstos, «los que seguían la ruta terrestre», operaban conjuntamente con «los llegados por el mar», es decir, aquellos que, partiendo del Peloponeso, navegaban hacia Creta y Chipre.» ibera

Por tanto, existe una teoría que hubo una civilización desarrollada antes o en paralelo a la consagada semítica, creadora de toda inteligencia versus los «bárbaros» del norte. Y esta es que es total y radicalmente al contrario. Fue la civilización de los pueblos del Norte, lo arios los que trajeron la primera escritura al mundo conocido con intento de borrarlo por parte del academicismo de la Historia.

Ya lo expuso Donnelly en su obra publicada en 1882 y sus trece proposiciones, pues bien, en la décima, expone «Que el alfabeto fenicio, padre de todos los europeos, proviene del que ya se utilizaba en la isla-continente». Se refiere a los nórdicos hiperbóreos. ibera_meridional

Las pinceladas y los autores empiezan a coincidir en el tema expuesto y por supuesto son ridiculizados académicamente no sólo al exponer nuevas ideas, sino por el simple hecho de tratar a la Atlántida como fenómeno plausible, y por esta fuerza, acorralar por los cuatro costados cualquier teoría que provenga, pueda ser acertada o no, del tema a tratar.

Dice Charles Berlitz en su libro «El misterio de la Atlántida»: «Todas las tribus primitivas trazaron dibujos, y en ocasiones los hicieron casi de la misma forma. Wirth, entre otros, ha llevado a cabo exhaustivos estudios sobre el uso de figuras y símbolos simples, como la cruz, la svástica, las rosetas, los círculos cruzados, etc. Todos ellos sugieren la relación existente entre la escritura a base de dibujos y los símbolos, que él llamó «la sagrada escritura primitiva de la Humanidad». Como argumento en favor de la teoría de la difusión cultural a partir de la Atlántida, que él elaboró, cita entre otros ejemplos ciertos dibujos antiguos o tallas en que se representan barcos ceremoniales. Algunos muestran similitudes asombrosas, como si los artistas que trabajaban en puertos geográficos muy distantes hubiesen visto y dibujado las mismas embarcaciones:

barcosdelsol

Representaciones prehistóricas y primitivas de barcos sagrados o «barcos del Sol», encontrados en zonas tan distantes como Egipto, Súmer, California, España y Suecia.»

Sigue Berlitz: «Dado que, a diferencia de lo que le ocurría a Donnelly, ahora conocemos las numerosas conexiones existentes entre las lenguas indogermánicas y semíticas, no debemos asombrarnos cuando nos encontramos con palabras que se remontan hasta diversos y muy distintos lenguajes. Lo que aún nos sorprende, a pesar de todo, es el encontrar vocablos comunes allí donde no existió comunicación ni en forma de lenguaje ni ninguna otra, cual es el caso entre Europa y la América precolombina«. Y… «Pero el verdadero alfabeto, en que un número relativamente pequeño de letras separadas sirven para componer palabras, parece que fue inventado por los fenicios, alrededor del año 2000 o 1800 a.C., para luego difundirse en todas direcciones desde el Mediterráneo. Así se formaron una gran variedad de alfabetos, todos relacionados entre sí, pese a su diverso aspecto. Se cree que todos los verdaderos sistemas alfabéticos del mundo estarían vinculados al primero, que constituye la base y al que habitualmente se llama fenicio porque los mercaderes de Fenicia fueron al parecer los primeros que lo utilizaronruna_3

Todo esto lleva a una teoría que va más allá. Si los egipcios no tenían la forma «rúnica» de escritura, que era como todos sabemos la cuneiforme y la geroglífica, estamos en un posible fraude histórico con doble sentido. Si los pueblos nórdicos emigraron y conquistaron Europa y Asia Menor por motivos de unos desastres naturales desde septentrión, al menos, que se sepa del 2000 al 1200 a de C. con una escritura muy marcada con el nombre de Runas, cómo es posible que fenicios, íberos, dorios, etruscos, celtas, frisios, germanos, tartesos y toda clase de pueblos indoeuropeos y semíticos tuvieran una variante practicamente tan similar, que hay que estar ciego para no ver que son runas toda escritura de la época, menos la egipcia, precisamente, ellos, que no fueron «conquistados» por la migración nórdica.egipto

Esta sería la prueba de que la idea a ser impuesta, cambia de sur a norte. Hubo una civilización hiperbórea, aria que choca frontalmente en todo aspecto ético y estético y que fueron ellos los que trajeron la escritura a Europa. No fue semítica la creación de la escritura en Europa. Los hijos de Sem, la absorvieron de estos invasores del norte que empezaron a darle forma a Europa.

Aquí entra el tema espiritual y metafísico. La lucha de los pueblos arios contra los semíticos. Gracias a estas migraciones-conquistas, Europa no se orientalizó y dio lugar a las civilizaciones que dieron forma al continente con Grecia y Roma a la cabeza. Pero las medallas de Olimpia se la tenía que colgar la raza semítica. Más incomprensible si cabe. Esas fuerzas del destino. Pero a cada uno lo suyo.runas_3

Por tanto la semilla semítica entra en Europa con el cristianismo como idea y ahora se nota que estamos sucumbiendo a la llamada de las ramas que crecen hace 2000 años. Sigue Berlitz: «El papa san Gregorio Magno, por ejemplo, ordenó la destrucción de la literatura clásica, «por temor a que distraiga a los fieles de la contemplación del cielo». Amru, el conquistador musulmán de Alejandría, donde se hallaba la mayor biblioteca de la Antigüedad —más de un millón de volúmenes— utilizó los rollos de manuscritos de los clásicos como combustible para calentar los cuatro mil baños de la ciudad durante seis meses. Amru argumentó que si los libros antiguos contenían información ya existente en el Corán, eran superfluos, y si la que encerraban no estaba allí, no tenía valor alguno para los verdaderos creyentes». griego_VII_a_C_

Así es como deconstruyen la civilización sabiendo muy bien lo que hacían.

Berlitz: «Nadie sabe qué referencias a la Atlántida pueden haber ido a parar al agua caliente de los baños de los conquistadores árabes, ya que Alejandría era tanto un centro científico como literario. Los conquistadores españoles del Nuevo Mundo continuaron esta destrucción de antiguos documentos. El obispo Landa destruyó todos los escritos mayas que pudo encontrar en la península del Yucatán, con la excepción de unos seis que ahora se guardan en museos europeos.»

Y Donnelly en sus puntos: ibera_1

3. Que la Atlántida fue el lugar en donde el hombre se elevó por vez primera de un estado de barbarie a la civilización.

4. Que con el discurrir del tiempo la isla se convirtió en una nación poderosa y muy poblada. La gran densidad demográfica impulsó a los viajes, lo que hizo posible que las costas del Golfo de México, de los ríos Missisipi y Amazonas, las del Pacífico en Sudamérica, las del Occidente de Europa y África, las del Báltico, el Mar Negro y el Caspio fueran pobladas por comunidades civilizadas.

Y los judíos a lo suyo, lo que mejor hacen. El trabajo se lo realizan las otras dos religiones semíticas. Y el hecho de no poder entenderse como trinidad religiosa es que al final se han convertido en secta triangular, amén quien es la más antigua. Entre sectas que vienen de la misma raíz, no pueden más que no entenderse, y por abajo, hasta odiarse. Pero sí pueden obtener resultados y objetivos comunes. Y esto es, que los arios sean una raza secundaria (doblegada) por el semitismo, y cuando saca la cabeza, se la corta con hierro cristiano, mano musulmana y cerebro hebreo. Como quedó demostrado con la Paz de Westfalia, el Dictado de Versalles o la gran Guerra que va de 1914 a 1945, y ahora dormida con opio musulmán soplado por la sinarquía judía. esvastica_runa_1

Y aunque todo esto fuera una ilusión, es cieto que tras la sombra hay una luz, un sol, y entre los dos, la idea está como monolito que perdura en el tiempo, entrópico que aterriza en el espacio, terrenal. La cabeza aria, vuelve a renacer.

G.R-M.

 

* Las excavaciones emprendidas por Schliemann pusieron de manifiesto en el emplazamiento de Troya varias ciudades superpuestas, construidas en épocas diferentes. Esos niveles arqueológicos se indican con las cifras I, II, III, etc., empezando por el nivel inferior. Los vestigios de Troya VII a corresponden a los de la ciudad contemporánea de Homero; los del nivel VII b a la ciudad destruida por los «pueblos del norte» en el momento de su llegada a Asia Menor.

runa_odal

 

ESTO ES NACIONALSOCIALISMO (I)

Mi_lucha_2Ahora que se ha vuelto a reeditar «Mi lucha» (Mein Kampf) de Adolf Hitler en Alemania (cualquier libro es bienvenido) voy a dar la cita y clave del texto con la cual Hitler pasa de ser un activista político a ver la posibilidad de convertir sus ideas en un partido de Estado. El paso de gigante para dar el verdadero salto a la política para todo un país pasa por la economía. Y si este partido se basa en este tema en lo social y abre la «Caja de Pandora» que choca frontalmente con los «intereses de la deuda» y su entramado con las «finanzas internacionales» (tema de máxima actualidad) manejada (y lo sigue, ¡oh casualidad!) por entramados judaicos, sabemos por qué le declara la guerra a Alemania el judaismo internacional en 1933, nada más llegar al poder el NSDAP (Partido Nacional Socialista Obrero Alemán). Judea

Es por esto que el Nacional Socialismo es una idea abortada y aniquilada por unos intereses de unos pocos a costa del resto. Por tanto, no la dejaron acabar y poder ver sus resultados (muy positivos económicamente para los ciudadanos alemanes) en contra del comunismo y las democracias liberales, ideas probadas y no con buenos resultados en términos económicos sobre todo en lo social para la mayoría por culpa de lo que denuncia Hitler y a causa de sus efectos sobre el pueblo, soberano último de sus destinos sin intermediarios por medio de la usura semítica (práctica muy habitual en ellos sobre los demás).4531660

El Socialismo Nacional tiene la Historia para con él, el darle otra oportunidad.

Hitler dice esto:

«Al principio no había podido yo distinguir con la claridad deseada la diferencia existente entre el capital propiamente dicho, resultado del trabajo productivo, y aquel capital cuya existencia y naturaleza descansan exclusivamente en la especulación. Me hacía falta pues, una sugestión inicial que aún no había llegado a mí.

Esta sugestión la recibí al fin, y muy amplia, gracias a uno de los varios conferenciantes que actuaron en el ya mencionado curso del 2° Regimiento de Infantería: Gottfried Feder.

Por primera vez en mi vida, asistí a una exposición de principios relativos al capital internacional, en lo que respecta a las transacciones de la bolsa y los préstamos.

Después de escuchar la primera conferencia de Feder quedé convencido de haberencontrado la clave de una de las premisas esenciales para la fundación de un nuevopartido».

G.R-M.

esvastica_3

DIES IST NATIONALSOZIALISMUS (I)

Nun, da wurde nachträglich bearbeitet «Mein Kampf» von Adolf Hitler in Deutschland (jedes Buch ist willkommen) bringt die Preisangabe und Schlüsseltext, der Hitler geht davon entfernt, ein politischer Aktivist, um die Möglichkeit zu sehen geben, Ihre Ideen in eine Staatspartei. Der Riesenschritt, um den realen Sprung in die Politik, um ein ganzes Land geben, geht durch die Wirtschaft. Und wenn das Spiel wird zu diesem Thema in der Sozial basiert und öffnen Sie die «Büchse der Pandora», die mit dem «Sollzinsen» und sein Netzwerk mit der «International Finance» (aktuelles Thema) gehandhabt kollidiert (und noch, oh Zufall!) von jüdischen Frameworks, warum Deutschland den Krieg erklärt auf das internationale Judentum im Jahr 1933 kommen sie an die Macht der NSDAP (Nationalsozialistische Arbeiterpartei Deutschland). Das ist, warum der Nationalsozialismus ist eine gescheiterte Idee und von einigen Interessen einiger weniger auf Kosten der Rest vernichtet. Deshalb durften sie nicht zu beenden und die Ergebnisse (sehr positiv wirtschaftlich für Deutsche) gegen den Kommunismus und liberalen Demokratien zu sehen, Ideen getestet und nicht mit guten Ergebnissen in wirtschaftlicher Hinsicht vor allem im sozialen, da für die meisten was Hitler Beschwerde und wegen seiner Auswirkungen auf die Menschen, souveränen letzte von ihr Schicksal ohne Zwischenhändler durch Wucher semitischen (sehr üblich, sie auf andere). Der Nationalsozialismus hat die Geschichte mit ihm, geben Sie ihm eine Chance. Hitler sagte dazu: «Auf den ersten nicht in der Lage, um die gewünschte Klarheit den Unterschied zu unterscheiden war ich die zwischen der Hauptstadt selbst, ergeben sich aus der produktiven Arbeit, und das Vorhandensein und die Natur des Kapitals, die ausschließlich vertrauen auf Spekulationen. Ich brauchte als Anfangs Vorschlag, der noch nicht hatten komm zu mir. Dieser Vorschlag schließlich erhielt sie, und sehr geräumig, dank einer von mehreren Dozenten, die in der oben erwähnten Laufe des 2. Infanterie-Regiment gehandelt: Gottfried Feder. Zum ersten Mal in meinem Leben, nahm ich an einer Präsentation der Grundsätze in Bezug auf den internationalen Kapital, im Hinblick auf die Börsengeschäfte und Kredite. Nach dem Hören Feders erste Vorlesung war ich er überzeugt, den Schlüssel gefunden, um eine der wesentlichen Voraussetzungen für die Gründung einer neuen Spiel. » G.R-M.

THIS IS NATIONAL SOCIALISM (I)
Now that has been re-edited «My Struggle» (Mein Kampf) of Adolf Hitler in Germany (any book is welcome) will give the quotation and key text which Hitler goes from being a political activist to see the possibility of turn your ideas into a state party. The giant step to give the real leap into politics to a whole country goes through the economy. And if this game is based on this theme in social and open the «Pandora’s Box» that clashes with the «interest on debt» and its network with the «International Finance» (topical theme) handled (and still, oh coincidence!) by Jewish frameworks, know why declares war on Germany on international Jewry in 1933, they arrive to power the NSDAP (National Socialist Workers Party of Germany).
That is why National Socialism is an abortive idea and annihilated by some interests of the few at the expense of the rest. Therefore, they were not allowed to finish and to view the results (very positive economically for Germans) against communism and liberal democracies, ideas tested and not with good results in economic terms especially in social for most because what Hitler complaint and because of its effects on the people, sovereign last of their destinies without intermediaries through usury Semitic (very common practice them on others).
National Socialism has history to with it, give it another chance.
Hitler said this:
«At first I was unable to distinguish the desired clarity the difference
existing between capital itself, result from productive work, and that existence and nature of capital that rely exclusively
on speculation. I needed as an initial suggestion that had not yet
come to me.
This suggestion finally received it, and very spacious, thanks to one of several
lecturers who acted in the aforementioned course of the 2nd Infantry Regiment: Gottfried Feder.
For the first time in my life, I attended a presentation of principles relating to international capital, with regard to stock market transactions and loans.
After listening to Feder’s first lecture I was convinced he
found the key to one of the essential prerequisites for the founding of a new
game».
G.R-M.

images (1)

COLONIA (EUROPA HUELE MAL)

Colonia_ No me gusta moverme (escribir) por hechos de actualidad, pero el silencio de los medios al redactar estas noticias, sabe el propio periodista que estará «vigilado» por sus superiores que a la vez lo estarán por los accionistas y estos a la vez por lo «políticamente correcto» que en espiral y aún más arriba por unos pocos seleccionados que manejan el espíritu de confraternidad judaico, que siempre es lo contrario a lo que exponen públicamente. Y con esto y como un bucle, el «pequeño» periodista se autocensura, que es la peor de todas las murallas, por no perder su trabajo. Colonia_1

Entramos en el sandwich europeo, que ya expuse en este blog (Europa antisemita, Islamofobia ). Por arriba los judíos, sí, judíos, ¿pasa algo? que son mayoría por ejemplo en los mass media y en casi todos los grandes trust. Pregunten si no en la City londinense, Amsterdam, etc. y en cualquier capital de la Europa vendida desde hace 2000 años o más al judaismo más trasparente pero «invisible» que ha conocido continente. Europa es un mosquito atrapado en un ámbar, precioso, modelado por orfebrería fina oriental. «Piedra» europea pero «vendida» al mejor postor y estos son siempre los judíos (algunos), pero qué casualidad, JUDÍOS. esvastica_2

Ahí tenemos la rebanada de arriba, la de abajo (y recuerden, en medio de merienda Europa) los moros, mahometanos, MUSULMANES, árabes, subsaharianos o como quieran llamarlos.

Estos MOROS odian a Europa, aunque sea de segunda generación. Esto es una afirmación. Es diferente que te odien desde su país o región, que millones de ellos estén en nuestra casa odiándonos.

Mil hombres en Colonia (Alemania, Europa) han atacado, violado, robado, agredido sexualmente a europeas-europeas. En fin de año ocurrió este suceso. Dividido entre unos cinco moros, esto son doscientos grupos que hicieron este gesto por supuesto ideado, estudiado, programado conta Europa y sus mujeres, sobre todo jóvenes. Imaginen al novio, padre y sobre todo, ellas.esvastica_romana

Se dice que la Historia, vista desde unos prismáticos del revés, digo a gran distancia, es la lucha en la tierra de los arios contra los semitas, fue, sigue y seguirá. Recuerdo que estos hijos de Sem son tanto hebreos como árabes seguidos por la religión musulmana de lo que se denomina en España MOROS.

Pues bien, no queremos moros en Europa. La razón es sencilla, ellos no nos quieren y nos están dando detalles bastante claros. ¿Esos mil hombres eran terroristas? No, no lo eran. Eran moros normales y corrientes, bebidos y nos mandan un mensaje claro.

La táctica, caso extremo, unirse con los judíos (en realidad ellos no quieren, pues desean una Europa convulsa donde las redes de «la bolsa» pesque más y mejor en ríos revueltos) para echar de Europa a los moros. He de decir que cada vez admiro más a los chiítas (también en sus casas). La estrategia, que Europa esté libre de sangre semítica, incluidos en este caso el sionismo sinárquico.

Despierta Alemania, despierta Europa. Está claro que los mejores murieron hace setenta años. Espero que nos quede algo de sangre pura y sobre todo un espíritu europeo limpio y preclaro. esvastica_4

Todo lo que expongo se haría con leyes y sin violencia.

EUROPA NO QUIERE MOROS. MUSLIMS GO HOME.

Europa ha de oler bien. A Colonia, a lo que somos. No dejemos que el sudor de nuestros esfuerzos huela con más intensidad a «morería» que a fragancia pura y al elixir de miles de años de conquistas. Estas se las merecen quien las ha trabajado y luchado por ellas. La Europa del contenido, la mental nos tiene que atraer.

Los hijos de los hijos europeos nos encontramos con algo adqurido. Los hijos de los hijos moros se encuentran con un regalo.

Estos hijos, volverán a luchar como hace miles y miles de años. O una raza, u otra. Esto no vende, pero es lo que queda en el mercado. No se trata de aniquilarse. Cada uno en su sitio. Europeo no es el que nace en Europa, eso son «papeles» y burocracia. Europeo es una persona con sangre, las que haya, europea con cientos o miles de años rondando por su casa.esvastica_3

Otra Europa es posible.

G.R-M.

COLOGNE (EUROPE smelly)
I do not like to move (write) by current events, but the silence of the media to write this news, knows the journalist himself to be «watched» by his superiors at the same time it will be for shareholders and these both by «political correctness» that spiral and even higher by a select few who manage the spirit of Jewish fellowship, which is always the opposite of what exposed publicly. And with this and as a loop, the «small» journalist self-censorship, which is the worst of all the walls, not to lose their job.
We enter the European sandwich, which I explained in this post (Europa antisemita, Islamofobia). Above the Jews, yes, Jews, something wrong? Most are for example in the media and in almost all major trust. Ask if not in the City of London, Amsterdam, etc. and in any capital of Europe sold for 2,000 years or more a more transparent but «invisible» Judaism has known continent. Europe is trapped in amber, beautiful, fine metalwork modeling oriental mosquito. European «stone» but «sold» to the highest bidder and these are always the Jews (some), but what a coincidence, JEWS.
There we slice up, the bottom (and remember, amid snack Europe) the Moors, Muslims, Muslims, Arabs, or whatever you call SSA.
These MOROS hate Europe, even second generation. This is a statement. Is different from you hate your country or region, millions of them are in our hating home.
A thousand men in Cologne (Germany, Europe) have attacked, raped, robbed, sexually assaulted European-European. At year end this event occurred. Divided between about five Moors, these are two hundred groups that made this gesture of course devised, studied, slated conta Europe and its women, especially young people. Imagine the groom, father and especially them.
It is said that history, binoculars view from inside out, say a great distance, is the struggle in the land of the Aryans against the Semites, was, is and will. I remember that these sons of Shem are both Jews and Arabs Islam followed by what is called in Spain Moors.
Well, we do not want Moors in Europe. The reason is simple, they do not like us and are giving us quite clear details. Are those thousand men were terrorists? No, they were not. They were ordinary Moors, drunk and they send a clear message.
The tactic, extreme, join with the Jews (in fact they do not want, because they want a turbulent Europe where networks of «bag» more and better fish in troubled rivers) to take Europe to the Moors. I must say that every time I admire most Shi’ites (also at home). The strategy that Europe is free of Semitic blood, including in this case the synarchic Zionism.
Germany Awake, awake Europe. Clearly, the best died seventy years ago. I hope it is something we thoroughbreds and especially a clean and illustrious European spirit.
Everything would expose laws without violence.
Europe does not want Moors. MUSLIMS GO HOME.
Europe must smell good. A Cologne, who we are. Do not let the sweat of our efforts smell more intensely to «Moorish» than pure fragrance and the elixir of thousands of years of conquest. These are the deserving who has worked and fought for them. The European content, mental we have to attract.
The children of European children we find something adqurido. The children of the Moors children are a gift.
These children fight back as thousands of years ago. Or a race, either. This does not sell, but what remains on the market. It is not annihilated. Each one in its place. Europe is not born in Europe, that are «papers» and bureaucracy. Europe is a person with blood, there, European hundreds or thousands of years hanging around your house.
Another Europe is possible.

G.R-M.

LAS ESTRÍAS DE LA DEMOCRACIA

Runa_vida Nadie quiere nacer ni puede pretenderlo, otra cosa es que una vez en el mundo, desee vivir. Y muy pocos desean morir, pero aun sin querer ni pretenderlo se acelera o fina por disfunción de sus órganos desgastados y usados por el tiempo.

La vida y la muerte son conceptos vitales o mortales. Esta idea, tan clara que no se percibe, tiene un significado entre el principio y el fin que no establece si antes de nacer estamos muertos o en vez de ir viviendo, vamos muriendo.

Esto física y espiritualmente. Traspasado a naciones, imperios, estados, ideas o formas de gobierno y transformado el individuo en una parte del todo, puede aplicarse al monopolio de la política, y esta dividida en su propio ser, volvemos al individuo, que se relaciona con lo que se expone a continuación:

¿Puede la democracia dar más de sí? ¿Depende de ella o de los ciudadanos que la hacen representar? ¿Se puede romper si se estira demasiado, a propósito o sin pretenderlo? ¿Son los atomizados individuos los causantes, o es la propia institución la que rompe su epidermis enferma dejando pasar al cuerpo las enfermedades que la corrompen y su vida tiene sentido porque muere? ¿Morimos y vivimos todos a una, o la democracia muere y vive a pesar de los que la componen? ¿Cuánto tiempo se puede alargar la vida, y la muerte venga antes que la decadencia, o estos dos principios, el primero físico y el segundo espiritual se den a la vez?

¿La hacen renacer (antes de morir) células nuevas? ¿Y estas, podrán darle vida potencial para sobrevivir, o serán parte y principio de la decadencia y/o indicio de su muerte?

Las estrías son parte de la vida y de la muerte, ésta como banda vieja elástica que pierde su elasticidad, disminución de peso o musculación, aquellas por estiramiento del embarazo, la pubertad o el crecimiento rápido.

Como se puede deducir, estas atrofias (estrías) vienen dadas por por el hecho de estar y ser. Pero una ideocracia está clara, se da entre la vida y la muerte, esto es en una etapa en la que ocupas un lugar en un tiempo y en un espacio, pero no en la vida como símbolo intermedio entre nacer y morir sino como acotación de un tiempo que quiere apropiarse de un espacio, físico, con el cual al nacer y al dictado, nos hacen demócratas sin ser preguntados.

Es la dictadura prenatal con un fin nacido, vivido y finado. La dictadura de las finanzas de la globalización, las que democratizan tu periodo vital para que con tu piel estiren la democracia por venir y las estrías cicatricen la muerte del individuo como colectivo y tensen la vida hasta romper la piel del que se ha creído (y así ha sido) parte del cuerpo interdemocratizado con un fin.

Dar vida a un cadáver que se retroalimenta de cadáveres vivos que aún no han muerto pero sirven para dar forma al instrumento democrático del que la piel es lo único que les interesa. Por eso muere con estrías, pero estas no son la causa.

Es el síntoma de una agresión que hace estirar y sangrar al ciudadano que da la vida y la muerte por una gobierno que sólo existe en el continente, el contenido está repartido en tratados internacionales y supranacionales que hacen de este régimen tensar tanto al individuo que espero que algunos gritemos, actuemos y nos movilicemos.

Cada cual ha de ser su propio dermatólogo, y en consecuencia y de dentro hacia fuera, esto es, en el periodo expansivo del ser (entre nacido y muerto), prevenir la enfermedad y una vez todos sanos luchar conta la supradecadencia que reaviva al muerto con la sangre de los nacidos y los por nacer.

Otros seguirán muriendo con estrías… Algunos viviremos a pesar y contra ellas.

G.R-M.

Runa_muerte

ESTO ES NACIONAL-SOCIALISMO

images (1)Si lo nuevo en Europa es el marxismo, le gana en novedad y modernidad el nacional-socialismo. Esto no le da a nadie ni a ideología alguna legitimidad metafísica más allá de una cuestión de estilo de vida, y entender esta como un todo en torno a un individuo y la suma a los ciudadanos (antes pueblo).

El problema es la Economía. El empleo, la riqueza repartida, no regalada y justamente ganada con trabajo y que todos lo tengan digno, y dignamente remunerado. El empresario también es ciudadano (pueblo) y por tanto parte de la inercia nacional-socialista. A cada uno lo suyo. Y esto no es baladí. A cada uno lo suyo justamente estipulado y penado en caso contrario. También hay empresarios ineficaces que no dan más de sí y por lo tanto perjudican a la sociedad como conjunto.

Si vuelve el (neo)marxismo-comunismo (Podemos en España ha sido la canalización del malestar del capitalismo por el supracapitalismo y detrás está la masonería aunque ni Pablo Iglesias lo sepa), hay que explicar a los jóvenes qué es el nacional-socialismo, que el judaismo se ha encargado de destruir. Y el nacional-socialismo es de las pocas ideologías modernas creadas por europeos. En las demás, hay un componente muy alto de judíos, europeos, pero un judío es antes judío que cualquier otra premisa que en Europa prevalece ante un continente y su contenido con sus naciones. images (17)

Y todo está en base a la economía, pero hete aquí, que la economía, el capitalismo a ultranza, es guiada (como Moisés) por un reducido trust de conglomerados financieros de usura que como mucho componen un uno por ciento de la población. Y esto lo denuncia el nacional-socialismo e intenta corregirlo, de ahí que siempre este capitalismo apoye al marxismo (ya ha pasado en la historia) antes y en contra que a su verdadero enemigo: El NACIONAL-SOCIALISMO.3444505

Poco a poco iremos viendo de qué trata esta ideología o forma de ser sin tergiversar nada en su esencia. La juventud tendrá que valorar el precio que ha de pagar por dejarse engañar sin quererlo y sin saberlo. Por eso no está de más conocer algunos principios de esta ideología, contraria al neomarxismo pero intensa como requieren estos tiempos.

Tomaré prestada la palabra de Salvador Borrego y su libro «Inflación empobrecedora, deflación empobrecedora» (2003):

Kenneth Galbraith, eminente economista, dice en sus ‘Memorias’: «No hay en ese dominio (el de la economía) ninguna idea que no pueda ser expresada en lenguaje común y corriente, aunque ello exija algún esfuerzo. La obscuridad que caracteriza a la prosa económica profesional no deriva de la dificultad del tema. Es consecuencia de un pensamiento no del todo madurado; o bien, refleja el deseo del iniciado de elevarse por encima del vulgo; o también puede ser debida a temor de que se descubran sus insuficiencias». (‘ Memorias’, pág. 599).

Ludwig von Mises, escribió: «La economía, agrádenos o no, ha dejado de ser esotérica rama del saber, accesible tan solo a una minoría de estudiosos y especialistas. Porque la ciencia económica se ocupa precisamente de los problemas básicos de la sociedad humana».

Y desde un ángulo muy diferente Hitler dijo que se puede hablar de economía sin utilizar términos inaccesibles para la mayoría: «Suele ocurrir que lo que en apariencia parece tan difícil, es muy sencillo en la realidad; que la dificultad ha sido originada al correr de los siglos por los hombres mismos, muchas veces por un cierto orgullo, debido a que consideran magnífico hablar de ciertas cosas no comprendidas por todos… Yo juzgo la economía desde el punto de vista del provecho que proporciona y no partiendo de una teoría… Las personas no están al servicio de la economía, sino la economía al servicio de las personas… Todas las teorías no sirven para nada cuando no hay qué comer».images (8)

Así, pues, no le está vedado al sentido común hablar claramente de que la práctica económica llamada «liberal» esconde un factor capcioso que ha venido sometiendo al mundo a cíclicas presiones empobrecedoras. Una presión que se ejerce en pinzas: por un lado la Inflación y por el otro la Depresión. O hay más dinero del que la producción de bienes apoya, y consecuentemente todo se encarece, o escasea el dinero y entonces baja el consumo, disminuye la producción y aumenta el desempleo.

Dogma: no hay más que esas opciones.

Ese dogma subsiste porque la economía de cada país está sujeta a un centro económico Supranacional, a una cúpula Supracapitalista que rige sobre el interés de los pueblos.

Todas esas crisis de Inflación-Depresión han sido estudiadas milímetro a, milímetro con el auxilio de las matemáticas y de variadas teorías económicas, y siempre hay economistas que convergen en las más abstrusas interpretaciones, como quien se encuentra ante un dogma de dos tenazas, imposible de conjurar.

No es tan impenetrable el misterio. Lo que se esconde detrás de él es una determinada manera de planear y manipular la economía(«macroeconomía») desde las altas cúpulas internacionales, las cuales crecen más a costa del empobrecimiento organizado.

Siempre hay alguien que planea y dirige. La economía internacional no vaga sin rumbo ni piloto. Una minoría, de poder concentrado, le va marcando derroteros.

Todos los países sufren, de tiempo en tiempo, el fenómeno empobrecedor de la Inflación o el otro extremo de la tenaza, llamado Deflación (recesión).

Ahora bien, lo que los pueblos pierden en su poder adquisitivo no se va a Saturno, ni se esfuma por un fenómeno sobrenatural. («Nada se crea, nada se acaba,todo se transforma»). Parte de lo que los pueblos pierden cíclicamente con la tenaza Inflación-Deflación va a parar a manos de la cúpula financiera internacional.images (4)

A ese poder económico-político se le puede llamar Supracapitalismo. Es un poder que va mucho más allá de la usura. No es propiamente la esencia del capitalismo (que sencillamente requiere de propiedad privada, producción, utilidad y libre competencia), sino que opera por encima de estos fenómenos para manipularlos. Y su móvil no es desde luego la utilidad lícita, ni la usura desbocada -aunque se valga de ésta-, sino un propósito mesiánico de obtener poder en todas las áreas: políticas, ideológicas, filosóficas y educativas. Es decir, poder mundial…

Ese propósito de dominio es una Revolución Mundial. Y es importante reconocer que el término «revolución» (originalmente aplicado al cambio violento de un régimen de gobierno y de política) tiene desde hace siglos una nueva acepción esotérica (secreta), o sea su vinculación al movimiento que ha venido buscando la hegemonía de una estirpe, desde hace dos mil años.

Inflación-Deflación, ¿alternativa imposible de esquivar?. Hitler se encontró con ella en 1933 (empobrecimiento de ambos signos) y la rechazó diciendo: «En el campo económico no existe dogma alguno para perjudicar a un pueblo… Lo decisivo en la vida del individuo no es el billete de banco que se le entrega, sino lo que puede adquirir con él… Es imposible comprar más de lo producido. El total de la producción nacional determina el nivel de vida de la nación». images

Consecuentemente, decidió que la solución no estaba en producir más billetes (Inflación), ni tampoco en mutilar la actividad económica (Deflación), sino en aumentar vigorosamente la producción de bienes y servicios, para lo cual necesitaba dejar a un lado el dogma (Inflación-Deflación) y desvincularse de la cúpula del poder económico internacional, que él denunció como economía «esencialmente judaica». Los hechos parecieron darle la razón, pues en 5 años convirtió a la Alemania arruinada en una potencia de primer orden, aunque se había atraído sobre sí a un enemigo implacable.

En este punto hay qué hacer hincapié en que por ahora ningún país puede ya desvincularse del control económico internacional para practicar una economía realmente propia, ajena a la cíclica tenaza empobrecedora. La oportunidad de lograrlo se perdió en la segunda guerra mundial.

Ahora todas las naciones se encuentran firmemente uncidas al control Supracapitalista y no pueden eludir la tenaza que de tiempo en tiempo les mutila su patrimonio. Todas tienen economías de tipo colonial… En todo caso se hallan«enganchados», víctimas del «servicio de la deuda». images (1)

Unicamente creyendo que los fenómenos económicos ocurren debido al puro azar, y que son tan imprevisibles como inevitables, y que suceden forzosamente en los países grandes, medianos y pequeños, en los más cultos y en los más incultos, se puede afirmar que no existe nadie que los provoque.

El sentido común se niega a hacer tal afirmación.

Puede formularse -como ocurre con la Ciencia cuando enfrenta un fenómeno de oscuros orígenes-la hipótesis de que la existencia del Supracapitalismo es la causa de que el avance de las ciencias no haya sido capaz de librar al ser humano de la tenazaempobrecedora de la Inflación y la Deflación.

Se ha dicho que la economía marxista es la antítesis de la economía capitalista y que se excluyen en lucha a muerte, pero sistemáticamente el marxismo ha venido recibiendo ayuda a manos llenas, de parte de las más elevadas cúpulas del capital internacional.

Bajo el término «capitalismo» operan dos elementos distintos. Uno de ellos puede describirse así:

  1. Propiedad privada. Producir y prestar servicios libremente y obtener utilidades. Cultivar la tierra y disponer de ella y de su producto, etc. (Estas actividades han existido siempre, según el desarrollo de los diversos pueblos. Antes eran formas incipientes, pero con mecanismo substancialmente idéntico al de los tiempos modernos. Siempre se ha buscado un beneficio económico).
  2. Acciones internacionales que manipulan la economía para obtener poder mundial. (Estas acciones se abrieron paso con el «dejad hacer, dejad pasar». En segundo plano abusan quienes rebasan los límites de la lícita ganancia, aunque no con fines políticos,sino únicamente por avaricia).

De esa manera resulta que la acción sana productiva se encuentra adulterada por la acción especulativa que busca dominio universal. Son dos tendencias que coexisten bajo el mismo nombre de «capitalismo».

La acción económica no tiene por qué reñir con la moral. Su meta natural, lícita, es producir más y poner al alcance del hombre los bienes de la producción. Por la vía de la utilidad propia puede elevar el nivel de vida en general.

Pero a esa acción se le encimó un cáncer, el del Supracapitalismo, que se ha adueñado del control de la economía internacional; que burla la ley de la oferta y la demanda; que gana más especulando que los demás produciendo; que manipula la moneda y que provoca una sucesión interminable de crisis. De este modo su poder económico-político no ha cesado de crecer, monstruosamente, a costa del patrimonio de los cuidadanos, de tiempo en tiempo cercenado.images (9)

Por otra parte, el marxismo planteó un sistema económico que también consta de dos elementos:

  1. Propaganda para hacer creer que si el Estado monopoliza todos los medios de producción «se obtendrá un creciente bienestar y una alegría de vivir cada vezmayores. Marx y Engels convirtieron el socialismo de utopía en ciencia… la renta nacional crece, en el socialismo, a un ritmo considerablemente mayor que en la sociedad capitalista.»
  2. Detrás del engañoso primer punto actúa una acción monopolizadora total, o sea la apoteosis del Supracapitalismo, ya sin mezcla de economía libre como ocurre en el «capitalismo liberal».

El marxismo ha cambiado su forma externa, pero su esencia está nutriendo al «Nuevo Orden» y se halla como reserva que habrá de ser «despertad a» dónde y cuándo el «Nuevo Orden» la necesite en su antigua forma violenta.

El «ENTE» que dirige la globalización tiene un brazo derecho y un brazo izquierdo. Es un grave error pensar que este último ha sido amputado. En 1848 el Manifiesto Comunista-y luego Engels, Lenin y Stalin- anunciaron y reiteraron sus siguientes puntos de acción: images (4)

= Lucha contra las Religiónes.

= Supresión del nacionalismo.

= Centralización de la Economía.

= Abolición de valores morales.

= Ruptura de ideas tradicionales.

= Monopolio estatal educativo.

= Multicultura.

= Transformación de relaciones entre los sexos.

= Ruptura de las relaciones niños-padres.

= Vigencia mundial de todo lo anterior.images (11)

Pues bien, todos esos puntos están siendo llevados a la práctica por los constructores de la Globalización. La ONU dispone de organismos especializados en cada una de esas tareas.

Si al Nacional-Socialismo se le destruyó y aniquiló como idea (hoy es la única prohibida en Europa y parte del mundo) y tiene que ver con lo arriba descrito (muy escueto y resumido del libro antes citado) nuestro objetivo es darlo de nuevo a conocer.images

Por tanto, tratamos de esclarecer que el Nacional-Socialismo fue y es atacado por cuestiones ajenas a las que nos quieren hacer creer. Es la única ideología que se opone verdaderamente al Nuevo Orden Mundial (en realidad muy antiguo) y aquel sólo perdió una batalla, que no la guerra, pues la que quiere el judaísmo capitalista a ultranza va camino de ganarla pero le quedan sorpresas a estos elegidos de dios. Y tenemos tiempo, ya que los planes de los dioses son a largo plazo.

Ni PP, ni PSOE, ni Podemos ni Ciudadanos cuentan toda la verdad, están bendecidos por el círculo del que la deuda manejada por judíos biológicos y manipulada por judíos psicológicos, no quieres que salgas.

G.R-M.

5130421

¿DÓNDE ESTÁ EL NACIONALSOCIALISMO?

8145447He tenido algunos comentarios en este modesto blog de nacionalsocialistas (presuntos) que me han atacado precisamente donde quiero que lo hagan, con lo cual siento que el blog está cumpliendo la función en la que pretendí, naciera, para diagnosticar dónde se encuentra y en qué estado la ideología Nacional Socialista (Socialista Nacional en castellano).

Lo primero, que el nacionalsocialismo es un todo, no se puede ser mas nacionalista que socialista y viceversa, actuando al 50% en un principio, pero se puede desgajar uno de los dos al 100% en cada parcela a la que está encadenada la voluntad y la praxis al que está destinado el concepto en sí de cada parte. Es una ideología simple, pues simple es hacer justicia social a una idisiosincracia que posee cada pueblo, estado o uniones posibles entre países (aquí entraría el nacionalismo) para el bien común de dichos individuos. Dos cualidades positivas complementarias tan antigua para las sociedades que el tiempo las hizo olvidar y borrar, o mejor desmontar (deconsntruir) de nuestro cerebro para reemplazarlas por teorías o políticas que como se ha demostrado, son la antítesis de lo que debería ser lo «normal» (reconstruir) entre hombres que conviven unos con otros.

Una política o forma de vida que está moribunda, no porque se nos haya enlosado tan grande peso en forma negativa como todos sabemos, y que esto nos tendría que llevar a revolvernos y entusiasmarnos en tan fuerte contratiempo (esto sí es verdad que todos lo intentamos) pero falla el cómo, y por tanto quiénes intentan abrir el camino a esta noble ideología.3228950

Partiendo que el nacionalsocismo es una apuesta de las clases medias, que se supone que es lo que más abunda y aprovechando el renacimiento de otras ideologías que sí han sabido renovarse y empiezan a conseguir un alto apoyo en la sociedad, el nacionalsocialismo se ha criogenizado para morir en el intento, ahora que la ciudadanía está ávida y se atreve a proponer cambios, nosotros somos una foto en blanco y negro sin movimiento y con tanto polvo que sólo distinguimos unos pocos a los personajes, porque nos la sabemos de memoria.

Pero esos personajes ahora son lo de menos. No podemos avanzar con macarras y pseudointelectuales (lo contrario a la clase media) con estos personajes que dicen nos representan a los nacionalsociaalistas. Es para salir corriendo. Y yo amo a esta ideología. Lucharé contra estos tipos que hacen que esta no avance y se estanque en la nada.

Hay que renovarse, reciclarse, espabilarse para no perder un tren, Europa, que descarrilará. Estamos a tiempo y todos debemos hacer un esfuerzo para normalizar al nacionalsocialismo.

Se me ha tachado de judío e incluso que traiciono a los héroes que dieron la vida por esta idelogía. Pero son estos «intelectuales» los que están traicionando a los muertos, pues dieron la vida por algo que si se quiere que funcione, tiene que cambiar. Aquellos finados darían la vida por un Socialismo Nacional nuevo, nuevo porque se volvió antiguo, no por traición. Con el inmovilismo están traicionando a la ideología en sí, y por tanto a todos los que dieron la vida por ella.

Este blog intenta dar lo mejor del Socialismo Nacional, que no es por supuesto confundirlo con la Segunda Guerra Mundial ni con muchos iluminados que tuvo el régimen, héroes morfinómanos o pedantes ideólogos. Lo importante fue el pueblo, y este fue el que quiso que gobernara esta ideología y a ella nos debemos, no a hombres, pues estos mueren, las ideologías viven y a muy pocas las matan los que creen en ella por un desvío intelectual o un macarreo dirigido. ¡Qué mala suerte tenemos los nacionalsocialistas en este tema!, pues sólo me encuentro (hay excepciones) con estas dos clases de tipos, y no os merecéis esta ideología.

Por tanto estoy feliz. El nacionalsocialismo se merece algo mejor y el veneno discriminatorio que lancé hizo diana y escuece.4434959

Si Hitler volviera a nacer no os querría a su lado. Fue novedoso y futurista. Y utilizó y revolucionó el engraneje político mundial. Supo mirar atrás pero sin dejar de avanzar y quería el presente, que no es más que el futuro planificado ayer.

Tiendo la mano a todos, pues esta ideología es de todos los que la sienten y propongo ideas nuevas sin desvistuar la esencia, que no la doctrina. A lo largo de unos años he propuesto ideas nacionalsocialistas adaptadas a nuestro tiempo (p. ej. aquí) y no dejaré de realizarlas, analizarlas y discutirlas si es preciso.

Si hay sangre en las venas nos sobra tiempo. Descolguemos el marco de la foto al cual hemos metido a esta ideología llena de vida, rompámoslo y pintemos un nuevo cuadro a todo color, con vida propia, o al menos que el receptor que visione la obra de arte se entusiasme y se den sentido mutuamente.

Puede que Europa y Occidente tengan a priori los mismos males y otros nuevos pero vienen de otra manera y de otra manera hay que solucionarlos.

No hay que coleccionar emblemas ni eslóganes, hay que crearlos, no hay que dar conferencias, hay que dar mítines, hay que ir al corazón de las personas no a las vísceras. Quiero sentarme en una mesa, que uno diga que es socialista, otro comunista, otro de derechas y cuando yo diga que soy nacionalsocialista nadie me mire mal ni se levanten de la mesa o piensen que no estoy bueno de la cabeza.

Normalizar el Socialismo Nacional. Ese es el principio de este modestímo blog, y por un futuro mejor normalizar Europa con esta ideología. Todo lo demás es mercadería.

G.R-M.

4131398

 

UNSER KAMPF (Nuestra lucha)

Mi_lucha_1 En 2016 expiran los derechos de autor de «Mein Kampf» (Mi lucha)* y la editorial francesa Fayard lo va a publicar. Estará acompañada de un prólogo, que ya sabemos o intuimos lo que va a decir, que si es un documento histórico de un «loco» y como siempre, los judíos son unos señores angelicales…, estos prólogos hacen más daño que la misma obra por una sencilla razón: la obra no miente, los prólogos sí. Pensarán estos «catedráticos» que una mentira piadosa merece la pena, ¿pues qué más da?, si la «estafa» está ya en nuestra mente, ¿para qué tumbar un mito, el mayor del siglo XX?, ¿para qué destruir las ruinas de un «monumento» semiótico que está construido ladrillo a ladrillo en las cabezas humanas?

Sería una barbaridad, un acto salvaje al estilo del Estado Islámico destruyendo ruinas por doquier. Aunque en aquella ruina psicológica, a modo de andamio se sustituya la Verdad por un concepto no real pero que merece la pena preservar y conservar. Así es la arqueología mental, una vez construida, es inmoral destruir traviesas que mantienen un edificio diluido en venganza.

Dicho esto, aconsejo leer la obra con los ojos y el espíritu limpio y estos prólogos leerlos «con pinzas», pues intentan reconstruir la mentira más grande orquestada por tan pocos pero aceptada como acto de fe, un acto histórico al cual, si lo rebates con datos, puedes acabar en la cárcel en esta Europa edificada con adobe de mala calidad, a conciencia. Claro que me estoy refiriendo al «holocausto judío», que sólo haciendo números, se cae por su propio peso. ¿Cuántos judíos había antes de…? ¿Cuántos sobrevivieron? Y ¿Cuántos quedaron? Hay censos. Sumen y resten y verán que son unas cifras que no aguantan una revisión. Pero ellos siguen, y siguen, y con pilares virtuales consiguen esta obra colectiva con millones de cimientos para el edificio desde el cual, como Torre de Babel «implosiva», construyen un pozo, un habitáculo para la mentira. Mi_lucha_2

Bueno, dicho esto, ¿el libro es uno más? ¿Histórico, biográfico, político, aventurero, económico, psicológico, futurista, preventivo, novela, propagandístico, causal, casual o simplemente un libro? Me quedo con lo último. Esto es importante, pues un libro puede tener la influencia o importancia que cada cual quiera darle.

Hemos dicho que el libro «es verdad», La Verdad no existe pues hay tantas verdades que no es posible hablar de ella con mayúsculas, eso es parte de las religiones y esto está dentro de cada individuo al igual que una lectura individual sin prejuicios. Ahí no se puede prologar. Cada persona realiza a posteriori su versión. Un libro es un tejado de pensamientos y la idea que cada cual tenga son los planos del edificio. La casa se construye y se mantiene con los muros intelectuales colectivos enfilados a mantener la idea que el libro expulsa y retiene al mismo tiempo, el poder que emana de un libro. Un libro perseguido lo multiplica por dos.

Y este es un libro perseguido. Unos para desvirtuarlo y otros para leerlo. Desvirtuarlo, al modo sacerdotal, que te dicen lo que significa cada párrafo, como si los demás no tuviéramos capacidad para entender lo que leemos. Y sin querer, lo convierten en biblia. La «religión del libro», persigue un libro. Saben el poder que tiene un papel negro sobre blanco, y ya que no lo pueden destruir, construyen con «piedad» lo que como planta crece «natural», imparable, buscando el sol, el intelecto de cada cual.

Símbolo, religión, mito, falsedades constituyen estos prólogos de la obra. Se invierten los roles. Aquel es ficción y esta relata la realidad. Como la vida misma, como quieren que sea y la veamos.

Cada uno con su conciencia, cada cual que arrastre los «muertos» virtuales que sumados hacen el mito de una ficción. Si el mito es ficticio o no, hay que darle prioridad a la veracidad que tiene la construcción y sus materiales plasmados en el libro y este puede convertirse real en el complejo mundo de «la línea roja».

Pasen y anden por el alambre, lean sin prejuicios y posean el vértigo de la caída. Caigan del lado que caigan dará lo mismo, pues por debajo de la cuerda no hay muro ni pared y todos iremos a parar al mismo lugar: un sillón y un libro, nada más y nada menos.

Un simple libro. Y esto no es poco.

Y ya que hemos llegado hasta aquí, en un contexto donde con la «democracia» cada vez poseemos menos libertad, menos derechos, menos poder adquisitivo, no está más decir que esta forma de gobierno se está convirtiendo en un arquetipo, irreal, intocable, con su casta sacerdotal, como druidas, dando lecciones de moral e impartiendo justicia… pues sin ser racista diré que la raza, al menos simbólicamente, será de lo poco que nos quede en un futuro, pues a base de robarnos todo lo que poseemos, también quieren nuestra sangre, como un ritual sangriento y sacerdotal para darle el sacrificio a su dios.

* Es uno de los libros más leído.

G.R-M.

FALSO PIE DE FOTO #

was_right Resumiendo y asumiendo ideas llegaremos a una cuestión importante. No hay mentira que cien años dure, nos quedan treinta años que debemos aprovechar.

Cada vez hay mas personas e «internetespectadores» que se preguntan (y la frase se ha hecho célebre) por qué «Hitler tenía razón». Pero la pregunta se derivaría ¿en qué tenía razón?

Hitler, con su «diletantismo», es tan vasto el arco al que nos podemos preguntar esto que no habría «servidor» en la red que lo soportara. Por tanto hay que esquematizar sobre unos supuestos arquetipos al que todos nos imaginamos o intuimos a lo que va referida la pregunta, que se transforma en una afirmación. Hitler_1

Como veis, no es fácil, pues cada persona en sí puede referirse a cualquier situación desde que por allá casi cien años ya, saltó Hitler a la palestra.

Ni un Socialista Nacional convencido puede afirmar que un hombre a la largo de su vida, pública o privada lo ha hecho todo correcto. Hitler erró en muchas casos, y acertó en otros como hombre que era.

¿Entonces?.¿Hitler tenía razón en qué? ¿Y ahora, por qué se afirma? Arriesgaremos a intentar esclarecer a qué se refieren estas «constantes vitales» en la red: No hubo asesinatos en masa planificados estatalmente de judíos desde el poder real de Hitler*.

¿Y esto qué significa? Sería el desmantelamiento y transformación de lo que acaeció desde el triunfo de la «Carta Atlántica», más tarde OTAN. 1941 hasta hoy en día. 2821179

Aunque parezca mentira, Rusia «pasaba por allí». En la Historia, no estaba que los bolcheviques ganaran la guerra civil. Stalin desechó las «Internacionales» para declarar «el comunismo en un solo país». Por tanto, Rusia políticamente era un actor invitado, un cameo, pero eso sí, un factor desencadenante y determinante al «hecho» que nos referimos.

Aclarado esto, vamos acotando el terreno.

Entiendo que para el profano (que ni se pregunta el por qué ni para qué de unos hechos generales o concretos) sea un shock para su cerebro decir que no hubo la tal famosa y mencionada cifra de judíos asesinados en el III Reich. Pero la verdad es la antítesis de los prejuicios.Hitler_2

Esto quiere decir, que Hitler entendió que si diez «familias» concentraban el poder económico, político y social mundial, nueve eran judías. ¿Cómo puede ser que menos del 1 % controle al 99 % de las decisiones que se mueven a nivel internacional? ¿Por intentar descompensar esto Alemania fue destruida?

A rasgos generales, y con una política agresiva a lo que consideraba uno de los «males» de Alemania, a los judíos los consideró extranjeros, nada tuvo que ver la religión (que ninguna fue prohibida) sino la raza. Ellos podían salir libremente de Alemania (y les dio tiempo más que suficiente) pues al ser «extranjeros», con el derecho internacional no pueden permanecer en un país sin ciertos documentos administrativos. Judea

También aclarado esto, el sionismo internacional le declara la guerra a Alemania (no al Socialismo Nacional) en 1933, no en el 39 . Esto es sintomático que algo le estaba moviendo los cimientos a los judíos en el centro de Europa. Alemania no quería acomodarse con el juego del «patrón oro» que los judíos impusieron y en realidad siguen con el mismo «patrón» en todos los sentidos, el patrón que les da esta vez sí, su religión, que al creerse «el pueblo elegido» no es una simple frase, es la «fuerza» que se adueñan para tener derecho a «dominar» el mundo.

Hay una guerra Norte-Sur o nórdica-semítica implícita en todo esto y la balanza con el poco peso físico que poseen en población los judíos, se compensa con el de los «metales» para que caiga de su lado. Jews

Alemania no cedió, Alemania fue aniquilada. El sionismo ganó la Segunda Guerra Mundial.

Simplemente para ver la mentira del holocausto, han de cotejar datos y ponerlos en una calculadora, verán que como maestros de los números «mágicos» que saben manejar ellos te hacen ver que dos más dos son trescientos. Pero déjense de magias y vean que la cifra no cuadra.

Ha sido la mentira mejor organizada de la Historia con un fin (aprovechando, claro está las circunstancias dadas). Pero las personas están percibiendo intuitivamente (esta vez nada de números) que algo no encaja con lo que cuenta el judaísmo con la realidad.

Sin más divagaciones, digo que no hubo una matanza organizada por el Estado ni finaron seis millones de judíos, ni existieron las cámaras de gas (hay estudios sobre ello y no hay ni un parte médico a un solo cuerpo con autopsias de tales maquinaciones) ni órdenes escritas (el régimen Socialista Nacional escribía toda orden por muy secreta que ahora queramos creer que querían esconder).

En las actuales circunstancias debo decir, que ahora Rusia (Irán por supuesto también) es la que le molesta y Ucrania es el enlace para desestabilizarla con Siria y Libia como puerta masiva para los próximos refugiados. Con esto quiero decir que los judíos tienen los mismos fines con otras estratagemas, pues ellos saben muy bien que los tiempos cambian y China entra también en un juego como le pasó a Rusia en aquellos tiempos, «pasaba por allí» pero puede ser determinante para un juego donde tras el gran farol, pueden perder la partida. Holocausto

Pero acuérdense, nunca pierde el jugador si es dueño del casino (sionismo). Y para cambiar las reglas, se ha de cerrar el casino y construir otro donde las acciones del negocio estén más repartidas y paritarias.

Pues bien, sólo por esto son capaces de urdir la mentira más grande jamás contada por tan pocos.

Por lo tanto, no es que Hitler tuviera razón a pesar de esos 6 millones de judíos gaseados, sino que superada esa falsa cifra y el hecho en sí, sobre todo la incursión del Estado en la falsa matanza, Hitler tenía razón en el control judaico sionista internacional que ahora, la opinión empieza a descubrir la verdadera condición de lo que una minoría quiere imponer al total de un mundo donde para defenderse de aquella, no le queda más remedio que volver a encajar su puerta y volver a las naciones, pues cualquier unión artificial supranacional es más fácil de dominar y las fronteras aunque sean intelectuales, frenan al judaísmo internacional, sionismo que sabe moverse por los vericuetos o puertas abiertas que le deja un puente para llevar a cabo las argucias de las que la gente normal (¡¡¡¿goyim?!!!), no quiere aguantar más.

En pocas palabras ¿Por qué mentir? o ¿Para qué? Para que nunca más en la tierra alguien pudiera decir: «Hitler tenía razón». Pero hete aquí que el velo del odio del templo de Jerusalén vuelve a levantarlo un viento fresco que deja ver los pies del ídolo de barro. Y oro… Europa_1

El que quiera entender, que entienda.

* ¡Claro que murieron judíos!, ¿Quién puede negar eso en una guerra con tantos millones de muertos? Y gitanos, alemanes, británicos, búlgaros, españoles, letones, rusos, americanos, franceses, rumanos, escoceses, austriacos, japoneses, etc., etc. Incluso podemos decir, que un grupo se extralimitara en un fanatismo que está en toda sociedad y nación (por ejemplo, también la Israel actual). Que se siga hablando de los judíos es una ofensa a los sesenta millones de muertos en aquella guerra. Ellos saben jugar con la inercia y aprovechan cualquier hecho (transformándolo a su antojo) para ganar terreno, esta vez también físico (el Estado de Israel) y moral para unos fines inmorales o acaso no verdaderos desde su origen. Porque el final del «beneficio» no ha terminado.

Por cierto, todo esto se puede debatir como todo hecho histórico. Pero ellos, los judíos, han dado un acto de fe irreductible y no se puede discutir ni dialogar sobre este tema. Esto no ha ocurrido (en la época «moderna») con ningún otro acto. images (3)

# El título del artículo va referido a las fotos de los amontonamientos de cadáveres muertos por tifus (los masivos bombardeos aliados dejaron las infraestructuras civiles y militares destruidas y no podían llegar ni medicamentos ni alimentos a ninguna parte de Alemania y sus territorios ocupados) pero en el pie de foto pone «judíos gaseados».

Amo la verdad, pues amo la imperfección, ya que nada es verdadero.

G.R-M.

LA GRAN ESTAFA (III GM)

Evidentemente no soy experto en economía, pero hay algo que no encaja del todo. Falta una pieza. Ahora hay crisis, pero esta pieza a la que aludo tampoco estaba en los tiempos de «bonanza».

En realidad falla algo en este sistema, el liberal capitalista «democrático». Pero yerra para el noventa y nueve por ciento de la población. La pieza existe, pero la conserva el uno restante. Y no quieren que la veamos. Ni olerla de lejos.

Pero algo novedoso está pasando y es que como una adivinanza o un objeto escondido en un cuadro, hay personas, que se están acercando a la verdadera acción por parte de unos pocos contra la mayoría del planeta.

Saldrán contradiciéndome legiones de economistas liberales y políticos (si leyeran esto, claro) de altísimo nivel europeos y norteamericanos. Ellos viven del sistema y lo representan. Es posible también que esto ya lo hayan dicho otros (es imposible estar al tanto de toda la mastodóntica información y contrainformación que se da y en tantos canales a la vez y por día). No quiero por tando ni mérito ni demérito.

Quiero decirlo, contarlo.

Repito, algo está ocurriendo en el planeta y no es nada aleatorio ni va a ser bueno, pues insisto en que al revelarse el «truco» por donde nos han estado guiando, estos mismos «porteadores» quieren dar una vuelta a todo al modo «lampedusiano» y jugárselo todo a una carta.

Claro que ellos juegan a la ruleta pero a la vez son los dueños del casino. Así nunca pierden. Pueden arriesgarse. Hubieran seguido como siempre, pero saben que una mentira puede durar cien, doscientos años… pero entra dentro de las posibilidades que se descubra.

Y esto o ya ha pasado, o falta poco para que ocurra. Y desean una gran cortina de humo para que sus hijos y nietos sigan con «el negocio». Esto sería una tercera guerra mundial. Así, podrían vivir cicuenta o cien años más a costa de los demás. Y esto, ya creo que ha ocurrido otra vez.

No quiero mezclar política con economía pues de esa manera tendré menos lectores. A la Alemania Socialista Nacional no se la atacó por otra cuestión que no sea la económica, al querer salirse del patrón oro. Al igual que a Sadam Huisein y a Irak, no se la destruyó como todos sabemos por las armas de «destrucción masiva», no estaba aún «el mundo preparado» para una falta de confianza en el dólar, al querer a cambio de petróleo la moneda europea.

A parte, ya que sale a colación, el «patrón confianza», trozos de papel que no es más que otra patraña más de este uno por ciento, en cuestión unas familias. Sigue en pie el «patrón oro». Nunca ha dejado de existir. De hecho, en una Gran Tercera Guerra Mundial dicen que sólo sobrevivirá el que tenga tierra y oro. Yo digo que sólo lo hará el que posea ese metal. Por tanto, nunca ha dejado de existir este patrón. Cuando en 1973 se cambió por el de «confianza», ellos sabían que tampoco se estaba preparado la para confirmación de la mentira (la verdad).

Con ello, y la caída del comunismo por su propio peso (la URSS sólo fue una «China» en sus zapatos) sabían que les quedaba poco tiempo para que alguien denunciara este «sistema» de opresión amparado y viviendo de la libertad denominada «democracia». Ellos no creen en ella, sólo se sirven de la «estafa» y esta respira muy bien en aquella.

Todos sabemos que sólo se puede jugar con un «patrón». La «confianza» es un telón del «patrón oro». Hitler quería destronar a este por el «patrón trabajo», justo, digamos que la moneda vale lo que aporta la producción y el trabajo de las personas.

Bien, la estafa es esta, jugar con dos patrones. Esto lo manejan, digamos que diez «familias» en el planeta y nueve son judías (no estoy contra el judío de a pie).

Estas familias han tardado unos trescientos años en conseguir que todo, absolutamente todo lo que necesite y pueda consumir una persona normal, pase por sus manos y por supuesto por sus bolsillos, haciendo caja. Desde el combustible hasta una patata, desde una aspirina al dinero de los bancos.

Esto es: Nos dan el patrón oro y nosotros le devolvemos este con intereses más el patrón trabajo. En latín paladino, le damos el dinero (ganado con nuestro esfuerzo) con intereses más nuestra productividad. En realidad, ese dinero que «nos» prestan lo han conseguido con nuestro «patrón trabajo», con nuestro esfuerzo. Nos cobran dos veces. Todo vuelve hacia ellos. El oro (con intereses) y nuestro esfuerzo.

Tienen el negocio de los siglos. Redondo. Y no lo van a soltar.

Hay que quitárselo.

G.R-M.

LISTOS ÚTILES (¿PERIODISMO?)

Hay un señor, con todos mis respetos, economista, filósofo y articulista de casi todos los periódicos importantes del mundo, partidario del liberalismo y del capitalismo clásico, nacido en Francia en 1944 y resulta que sus padres son judíos. Por tanto él, aunque fuera ateo, también lo es. Guy Sorman.Guy_Sorman

Esto tan rotundo y en apariencia políticamente anticorrecto, tiene su por qué. Leyéndolo atentamente casi a diario en sus artículos de política internacional y geoestrategia, empecé a percibir un aire de occidentalismo pero que en el fondo, siente un gran desprecio por lo que realmente significa esa palabra.imagesVRLZ58K5

Los judíos han crecido en Europa como si fuera su agua, pero ellos saben que no lo es. Se acostumbraron al agua dulce, pero venían de la salada. En nombre y en beneficio del capitalismo, no les importa llevarnos a una guerra más. Los judíos y su «moneda de cambio» ya lo han hecho otras veces.

Ataca a Rusia de una manera sin igual, con Putin como cabeza visible de toda la maldad de un pueblo (antes Hitler), odia a China como si le debiera dinero (quizás) y lo que me pareció de acto circense y llenó la gota del vaso, fue cuando leí el día 12 de junio en la Guillermo II«tercera» del diario ABC (también con todos mis respetos) a un tal Alejandro Muñoz-Alonso en su artículo intitulado «La Yihad del Káiser». Su tesis: la Yihad moderna mahometana, viene, o más bien la provocó ¿saben quién? ¿se lo imaginan? ¡¡¡Alemania!!!. La Alemania de Guillermo II, allá por 1914. Pero no lo tuvo el colonialismo agresivo de La Gran Bretaña, Francia, Holanda o Estados Unidos. A estas potencias ni las nombra en dicho artículo.

Este hombre -Muñoz- es un goyim (no judío) que actúa como tal en el sentido del odio a lo germano en contraposición al capitalismo Internacional liberal (globalización) que es capaz de destruir naciones enteras, como le pasó a Alemania en la Gran Guerra, imagesRFSZXE6Dque fue de 1914 a 1945. Sólo fue una guerra, el intento de acabar de una vez por todas con la Alemania-Alemania, antónimo del israelita sionista. Por cierto, el capital del noventa por ciento de los mass medias del globo terráqueo es de capital judío. Con esto llega la peor de las censuras, que es la autocensura individual, por miedo a tocar ciertos temas no dicen la verdad aunque la huelan a dos metros.imagesPBRBWHKJ

Se nota, se ve , se siente que este pez (Sorman) nada en las corrientes que mueven las finanzas internacionales, judías por supuesto con agua de mar salada. Alemania es agua dulce para ellos, no saben qué hacer para despretigiar el germanismo, (sus enemigos naturales creen los judíos) no la Alemania actual, metida ya en vereda liberal capitalista y a su pesar anti-germánica, algo de lo que tendrán que liberarse ellos mismos después del lavado de cabeza y de la culpabilidad que les causaron y acusaron los «aliados» y «vencedores». No fue una desnazificación, fue una desgermanización.imagesT82T9Q7I

Estoy seguro que ningún alemán ha respondido a esta mequetrefe mentira de opereta que escribió este Muñoz. Por que a el germanismo lo mataron en 1945 que es lo que deseaban hace miles de años. Norte contra Sur. Semitas contra nórdicos.

P.D. No es racismo, es cómo actúan unos hombres sean judíos o no, en apoyar en realidad un viejo orden mundial, ahora llamado Nuevo, que es el control del uno por ciento de la población sobre los demás mortales. Casualidad que ese uno, sea judío.NWO

Son dos simples ejemplos de dos eminencias que escriben hacia donde va la marea. Las cosas hay que decirlas por su nombre. Un cobarde muere todos los días. Que alguien demuestre lo contrario.

G.R-M.

PutinCampo_concentracion_aliadoimagesOOW7N7NK

ENTREVISTA A URSULA HAVERBECK

Dije que no me gustan los vídeos en mi blog, pero este merece la pena. En España quieren prohibir la libertad de expresión y la libertad de pensar y preguntar.

LA INVISIBILIDAD DEL PODER

imagesNU92BTI2Se da la circunstancia de ideologías totalmente contrapuestas que si utilizas el algodón o más bien una estropajo de níquel con disolvente, depende de la capacidad del receptor, tengan y denuncien un fin común. La paradoja, que si se encuentran frente a frente, la dialéctica llegue a las manos o las manos al cerebro.

Me refiero a algo tan antisocial como es el dominio del 1 por ciento de personas sobre el 80 por ciento de la población total. Con una cada vez más avanzada desigualdad impulsada por gobiernos democráticos (Occidente) que cuando no puedenimages5H9IW94L exprimir más a los de fuera, se ceban contra los propios ciudadanos a los que dicen representar (¿Colonialismo y/o Protectorado interno?), que no son más que las grandes Corporaciones industriales, banqueras, alimenticias, petroleras, mass media, etc. controladas en su mayoría por familias endogámicas o más bien interendogámicas: familias de la élite judía.

Sionistas, a veces a su pesar por lo que representan.

Hitler no era racista, y prescindamos de la palabra antisemita, tenía o percibíaimagesRNKLSRX4 judeofobia y por supuesto en una idea de Estado, antisionista. ¿Pero por qué? ¿Y por qué de este escrito y título de este artículo?

Muy fácil. Estos grupos socialistas, desde los comunistas, pasando por los más nuevos (que en realidad son tan antiguos como ellos, pero han olvidado el modernismo que supuso tanto el fascismo -nada que ver con el Socialismo Nacional, más modernos aún que estos-, comunismo, etc.), digo que estos nuevos grupos de izquierdas vuelven a sus orígenes, por eso parecen si no modernos, al menos ¡¿nuevos?!.imagesIJSE96U0

Pues bien, luchan contra la invisibilidad del poder o el efecto pulpo antes de atraparlo. Tienen tanta judeofobia como Hitler y son tan antisemitas como el Socialismo Nacional del siglo pasado.

Este efecto está operado de la siguiente manera. Se nombra a las multinacionales, images7HYKH9B9lobbyes y adláteres y quizás a los que los dirigen y gestionan pero no a sus dueños. No a los que mandan en ellas simplemente por ser sus propietarios. Y estos son judíos.

Hitler sabía todo esto. Lo observó en el descompuesto Imperio Austro-Húngaro y en la Baviera alemana. La valentía está en decirlo.

Los otros, disfrazados de sandías, rojos por dentro y verdes por fuera, no tienen el images4EML9LULvalor de poner negro sobre blanco, la verdad o una parte importante de la verdad. Entonces luchan contra algo abstracto, multinacionales asesinas y frases similares que escriben en la arena.

La invisibilidad del poder es la contraposición de la frase: Hitler tenía razón… Quieran o no.

Y otra cuestión, la demonización de este político-estadista y su ideología (de las más justas del mundo conocido -quitando si queréis imagesuna parte de la cúpula contra los judíos de a pie, que condeno-) ha sido aniquilada por estas multinacionales y sus protectoradísimos Estados, que no naciones, con la fuerza de todo su poder, porque iba en contra de la globalización internacional.

Lean sin prejuicios que pueden llegar a decir, incluido a predecir esta palabras: Socialismo Nacional.

Recapaciten, piensen dos veces.

G.R-M.

imagesGN2RVSCIimagesAW322JBR

HITLER (SETENTA AÑOS DESPUÉS) Aniversario

6983722El 30 de abril de 2015 se cumplen 70 años del fallecimiento de Adolfo Hitler. Ya es tiempo de limpiar el cadáver de la pátina virtual dada por advenedizos, enemigos y simpatizantes de un hombre de su tiempo. De los pocos que impuso su ser al espacio-temporal.

Un hombre a la altura de Napoleón, pero este pertenecía al Estado francés. Alemania siempre es otra cosa. Hitler es hijo del Dictado de Versalles, pero bisnieto de la Paz de Westfalia, hablamos no ya de 70 años si no de 367 donde se les impuso a los más de 300 Estados alemanes no poder unirse sin permiso de Francia y Suecia, con el visto bueno de la Gran Bretaña. Esta última como siempre, jugando en el continente una partida de ajedrez desde su casa.6394832

Quien no tenga la empatía de saber transportarse a la Europa de los años veinte del siglo pasado, que deje de leer este artículo. Sería inútil y una pérdida de tiempo pues las pátinas del original y la «inintelectualidad» del lector susodicho, le hace ser un receptor incapaz de recibir las ondas estipuladas para la transmisión correcta.

Pasemos a que ya es nieto de la Confederación del Rin, de 1806, donde Westfalia deja de tener ya sentido. Emerge una nueva Alemania. Y unida y fuerte, ya al nacer, es enemiga de toda nación puntera en el comercio mundial. Las antiguas y las porvenir. Dígase, Francia, Inglaterra y EE.UU. Unida, todos la miran de reojo. Tiende a ser la primera potencia mundial. Siempre intentarán aplastarla, aún a fuerza de martillo.4131398

Vemos que Hitler y Alemania van unidas de la mano en el tiempo (pasado-presente-futuro) y el espacio. Un parto, vida y muerte, que como todo ser viviente va con el roce de un entorno que lima nuestra existencia, la de las personas y la de las naciones.

Hitler nunca quiso la guerra contra los países occidentales, sólo con la Rusia bolchevique, el mal de los países civilizados de Europa. Ningún país como Alemania en los años treinta tuvo tantos derechos sociales, el trabajador estuvo amparado por el Estado y la economía y política social jamás ha sido superada. El bien común estaba por encima del personal. Esto no es falta de libertad, es solidaridad. Por eso la gran mayoría de los alemanes lo apoyaron siempre.6121882

Por eso el hijo de Hitler, el Juicio de Núremberg, juzgó a un pueblo entero, condenó a Alemania, no a sus dirigentes. Fue una venganza, no un juicio.

Los nietos de Hitler, tenemos el deber de limpiar y restaurar como a un óleo antiguo y quitar los barnices que se le han procesado para volver a ver el original ya en un museo, pero disfrutar de una gran pintura del siglo XX. Un cuadro firmado por uno de los mayores estadistas de la Historia.4531660

No era más que un socialismo aplicado a un Estado concreto. El defecto era Alemania (de nación, nacional). Y esta, debía perecer.

G.R-M.

7984504

3228950

HITLER… Y PÍO BAROJA

6658424En este espacio dejaremos una huella clara y concisa de lo que veían o podían imaginar lo que después de masacrar y arrasar a Alemania y a una ideología, han conseguido borrar de la realidad, los mismos que la provocaron (y provocarán si hace falta, por ejemplo, ahora con Rusia, que les estorba) y que es la masonería hebrea, judía o el llamado sionismo.

Por cierto, todo es discutible y nadie tiene una razón al cien por cien, menos los judíos con el problema alemán, que a un tema ya histórico le han dado un dogma de fe y esa creencia la imponen al mundo entero. descarga (1)Investiguen.                                G.R-M.

 

descarga (2)– PÍO BAROJA Y NESSI. Este eminente escritor español nacido en 1872 y muerto en 1956, ha sido causa de vivas polémicas a causa de su obra «Comunistas, judíos y demás ralea». Dicha obra es una recopilación de artículos aislados del gran escritor y todos los intentos de sus images (1)descendientes por borrar estas líneas de sus obras completas han sido infructuosos. Pio Baroja no sólo se ocupa del problema judío sino que, además, lo hace en profundidad y con gran conocimiento del problema.

“Al judío, para mandar, le estorban las diferenciaciones nacionales de Europa que fueron humillantes para ellos. De aquí ese fondo de odio semítico contra las naciones europeas, el deseo de que se hundan. El judío quiere pasar a ser apisonadora por el continente, que no haya particularismo, que no haya más valor que el dinero.5505810

El judío cree que está destinada para él la soberanía de los pueblos. Tiene una gran idea de su superioridad, un profundo desprecio por los demás y es hombre de pocos escrúpulos.»

Comunistas, judíos y demás ralea.  1938.

Del libro 150 Genios opinan sobre los judíos.

Haz clic para acceder a 150%20GENIOS%20OPINAN%20SOBRE%20LOS%20JUDIOS.pdf

images  6047059

ESPAÑA Y WEIMAR (REPÚBLICA)

Lo intentaré explicar con pocas palabras y salvando las grandes distancias en todo images (3)sentido y aspecto político, sociológico, etc. Y haciendo un gran esfuerzo mental subjetivo haré una comparación de sentimiento individual y sumados colectivamente de la similitud entre la República de Weimar de la Alemania de aquel paréntesis con la España presente donde no se ha cerrado ese signo ortográfico,  pero Podemos (el de Iglesias, Monedero, etc.) puede hacerlo.

No hay virtud alguna para bien o para mal en este escrito, sólo es una opinión y/o una sensación.images (6)

El partido Socialista Nacional, que se crea en la dicha República, nace auspiciado por muchas y variantes cuestiones. La principal (y si no jamás hubiera ganado unas elecciones dicho partido) es que no se gobernaba para el pueblo. No había un Estado con mercado, sino un Estado de mercado, como bien dice que ahora hay Pablo Iglesias.images (1)

Las semejanzas con una tercera vía con posibilidad de gobernar se acentúan en ambos casos. Y obtienen (obtendrán) votos de la izquierda y de la derecha, desencantados con una política obtusa de bajo nivel intelectual y peor pragmatismo.images (10)

Hitler gana unas elecciones, donde no hacía muchos años, se reían de él y de sus seguidores, literalmente. La venganza se dio en pocos años con millones de afiliados antes de llegar al poder. Lo demás tocaría en otro artículo.

El problema de nombrar a Hitler o al nacionalsocialismo, es el miedo mezclado con la incultura o cultura incubada, y es que lo que pide Podemos, al menos económicamente y socialmente, es lo más parecido hasta ahora que he visto en cualquier programa político a dicho Socialismo Nacional. El bien general de la nación, está por encima de los particulares. Así nació un partido y así nacerá otro.images (5)

Y es de sentido común. Este axioma se reclama desde el núcleo más pequeño de una sociedad hasta el mayor. Con esto y un pragmatismo verdadero político se puede acabar con las “Repúblicas podridas”, donde se gobierna primero para las Corporaciones y luego las sobras para los ciudadanos.images (2)

Yo aplaudo a Podemos (hasta este momento, no sé qué pasará en el futuro), pero todo es posible, toda política es posible. Todo el que niega a Podemos, es porque le teme, le van a quitar su trozo de pastel, que le pertenece a otro conciudadano.

Ahora bien. A Hitler ya le declararon la guerra los judíos en 1933, nada más llegar al poder.images (9) Este poder, lanzará globos sondas sobre Podemos, luego mentiras, calumnias, y si tienen que enchufarnos otra guerra civil, no dudéis en que este poder omnívoro de las Corporaciones Internacionales mandadas por judíos os/nos joderán vivos.

Y una vez triturado, dirán que Podemos taló 6 millones de árboles del Coto de Doñana y que por eso tuvieron que intervenir por la democracia y los derechos de los hombres. Y vuelta a empezar con aquestas pestilentes Repúblicas del no-pueblo (España es una Reypública).images

Cualquiera diría que no soy el mejor amigo de Pablo Iglesias y de Podemos y que la comparación les hace más daño que bien. Pero la fuerza que da las ganas de cambiar algo injusto y cómo llegar a conseguirlo de la nada son dos cerezas del mismo tallo.

Mis respetos a Podemos por intentar cambiar “lo establecido”, que no lo conveniente al interés común sentido.

Considero suficientemente inteligente al que tenga la capacidad de encajar dicha comparación sin que le perjudique seriamente la salud. Si fuera lo contrario que se lea concienzudamente el prospecto del lado de su cerebro que no entiende, el derecho o el izquierdo.

G.R-M.

images (7)images (4)