Inglaterra registra otras 1000 muertes en exceso en una sola semana, lo que eleva el total a 26000 desde abril; La evidencia sugiere vacunas COVID

POR THE EXPOSÉ

La Oficina de Estadísticas Nacionales ha revelado que Inglaterra y Gales sufrieron otra semana récord de muertes en la semana que finalizó el 16 de septiembre de 2022, con 1.009 personas adicionales muriendo en comparación con el promedio de cinco años.

Excluyendo el Jubilee Bank Holiday a principios de junio, esto significa que Inglaterra y Gales ahora han registrado un número significativo de muertes en exceso cada semana durante las últimas 22 semanas, lo que eleva el total a 25,952 desde la semana que finalizó el 24 de abril.

Sin embargo, la cantidad real de exceso de muertes sería mucho mayor si no fuera por el hecho de que el promedio de cinco años ahora incluye las muertes que ocurrieron a lo largo de 2021, un año que registró un exceso significativo de muertes casi semanalmente.

No se sabe oficialmente por qué muere tanta gente, y solo 11.791 de las muertes desde abril se atribuyen al covid-19. Este es el 45% de todas las muertes en exceso y solo el 5% de todas las muertes durante este período de tiempo .

Sin embargo, otras cifras de la Oficina de Estadísticas Nacionales que prueban que el 94 % de todas las muertes por covid-19 desde abril han sido entre los vacunados triples/cuádruples, y que prueban que las tasas de mortalidad por cada 100 000 son más altas entre la población vacunada en todos los grupos de edad, sugieren fuertemente que la vacuna Covid-19 podría ser un factor que contribuye a por qué tantas personas están muriendo.


La Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS) publica cifras semanales sobre las muertes registradas en Inglaterra y Gales. Los datos más recientes muestran muertes hasta el 16 de septiembre de 2022.

En la semana que finalizó el 16 de septiembre, hubo 10.673 muertes en Inglaterra y Gales, lo que equivale a un exceso de 1.009 muertes frente al promedio de cinco años.

Este es un aumento del 10,4% en el promedio de cinco años 2016-2019 + 2021.

El aumento durante esta semana no se le puede achacar al Covid-19 porque solo se atribuyeron 309 muertes a la supuesta enfermedad. Esto equivale al 30% del exceso de muertes y al 2,8% de todas las muertes durante esa semana.

Fuente

El siguiente gráfico, elaborado por la ONS, muestra el número de muertes por semana en comparación con el promedio de 5 años desde principios de 2020 y prueba que la tendencia de exceso de muertes semanales en 2022 comenzó a fines de abril:

Debido a que el gráfico proporcionado por la ONS es deficiente para diseccionar las cifras de muertes, hemos descargado las cifras oficiales de la ONS sobre muertes, que puede hacerlo usted mismo aquí , y hemos creado gráficos para descubrir la verdadera gravedad de la situación desde abril de 2022.

El siguiente gráfico muestra el número total de muertes cada semana y el promedio de cinco años (2016-2019 + 2021) número de muertes cada semana:

La única semana en que Inglaterra y Gales no han registrado un exceso de muertes en las últimas 22 semanas es la semana 22. Sin embargo, es muy probable que esto se deba a la falta de informes de muertes debido a que esta semana es el fin de semana feriado bancario extendido para el jubileo de platino de la difunta reina Isabel II. .

El siguiente gráfico muestra el número de muertes en exceso cada semana entre la semana 16 y la semana 37 de 2022 en comparación con el promedio de cinco años:

La peor semana para el exceso de muertes durante este período fue la semana 19. Esta fue la semana que finalizó el 15 de mayo y vio un exceso de 2208 muertes en Inglaterra y Gales.

Desde entonces, el número promedio de muertes en exceso por semana ha sido de 1145,1, principalmente entre 1000 y más de 1700 por semana.

El siguiente gráfico muestra la cantidad total de muertes entre la semana 16 y la semana 37 de 2022 frente a la cantidad promedio de muertes de cinco años y la cantidad total de muertes en exceso en 2022:

Lamentablemente, han muerto casi 26.000 personas más de lo esperado.

El gobierno del Reino Unido y sus instituciones no se han molestado en investigar o proporcionar ninguna claridad o razones oficiales de por qué tanta gente está muriendo ahora.

Sin embargo, si se molestaran en abrir una investigación, una de las cosas que deberían investigar es la vacuna Covid-19. Esto se debe a que las vacunas son experimentales con una cantidad muy limitada de datos de seguridad y más de 44 millones de personas solo en Inglaterra han recibido al menos una dosis.

Esto sugiere un denominador común que podría estar causando un aumento en las muertes.

Desafortunadamente, más datos proporcionados por la ONS sugieren fuertemente que las vacunas contra el covid-19 podrían ser un factor contribuyente.

Un informe que fue publicado discretamente por el gobierno del Reino Unido, solo unas horas antes de que el primer ministro Boris Johnson anunciara su renuncia, reveló que las muertes por covid-19 aumentaron drásticamente entre la población triple vacunada en Inglaterra desde abril de 2022, mientras que disminuyó drásticamente entre la población no vacunada.

Las cifras más recientes revelan que la población vacunada en Inglaterra representó un impactante 94 % de todas las muertes por Covid-19 en abril y mayo, y el 90 % de esas muertes se produjeron entre la población triple/cuádruple vacunada.

Según la tabla 1 del último conjunto de datos publicado por la ONS titulado ‘ Muertes por estado de vacunación, Inglaterra, del 1 de enero de 2021 al 31 de mayo de 2022 ‘, que se puede acceder en el sitio de la ONS aquí , y descargar aquí ; hubo 4.935 muertes por Covid-19 entre el 1 de abril y el 31 de mayo de 2022 –

Sorprendentemente, la población vacunada representó 4.647 de estas muertes por Covid-19. Pero lo que es aún más impactante es el número de muertes entre la población triplemente vacunada, 4.215.

Las cifras publicadas discretamente revelan que la población vacunada en su conjunto representó un impactante 94% de todas las muertes por covid-19 en abril y mayo de 2022, y los no vacunados representaron solo el 6% de todas las muertes por covid-19. Pero la estadística más horrible aquí es que el 90% de las muertes entre los vacunados se produjeron entre personas a las que se les había administrado al menos tres dosis de una inyección de covid-19.

Pero solo 11,791 de todas las muertes desde abril se han atribuido a Covid-19, y esto es el 45% de todas las muertes en exceso y solo el 5% de todas las muertes durante este período de tiempo. Entonces, el hecho de que tantas personas vacunadas estén muriendo de covid-19 no explica por qué ha habido un exceso de 26,000 muertes desde finales de abril.

Desafortunadamente, más datos proporcionados por la ONS sobre muertes no relacionadas con Covid-19 sí lo hacen.

El siguiente gráfico muestra las tasas de mortalidad mensuales estandarizadas por edad por estado de vacunación entre cada grupo de edad para muertes no relacionadas con Covid-19 en Inglaterra entre enero y mayo de 2022, utilizando las cifras contenidas en la tabla 2 del conjunto de datos publicado recientemente recopilado por el Reino Unido . Agencia gubernamental, la Oficina de Estadísticas Nacionales –

Haga clic para ampliar

Las cifras anteriores revelan que durante meses, las tasas de mortalidad por 100.000 han sido las más bajas entre los no vacunados en cada grupo de edad.

Un análisis más detallado de las cifras desglosadas por grupos de edad se puede leer aquí .

Estas son cifras estandarizadas por edad. No se puede encontrar otra conclusión sobre el hecho de que las tasas de mortalidad por cada 100,000 son las más bajas entre los no vacunados, aparte de que las inyecciones de Covid-19 están matando personas.

Esta es una evidencia indiscutible de que las vacunas Covid-19 son mortales y probablemente estén matando a miles de personas. Combine eso con la cantidad excesiva de muertes por covid-19 desde abril entre los pinchados triples, y sugiere fuertemente que la vacunación contra covid-19 es, al menos en parte, la culpable del exceso de 26,000 muertes en Inglaterra y Gales desde finales de abril de 2022.

Fuente: https://expose-news.com/2022/09/29/record-breaking-excess-deaths-covid-vaccine/

 La “crisis migratoria” y el ennegrecimiento de Europa

F. Roger Devlin

Clare Ellis es una investigadora canadiense nacida en Escocia que obtuvo su doctorado en la Universidad de New Brunswick en 2017. Su asesor de tesis fue el profesor Ricardo Duchesne , que estaba a punto de ser cancelado ; el tema fue el multiculturalismo y la inmigración masiva en Europa. En una entrevista reciente, describe las pequeñas artimañas y las tácticas dilatorias que tuvo que soportar por parte de administradores y académicos izquierdistas antes de que se aceptara su trabajo [ The Fate Of Europe: A Conversation With Clare Ellis , Postil Magazine, 1 de abril de 2022] Arktos Media trae su investigación como una trilogía tituladaEl ennegrecimiento de Europa . El primer volumen, subtitulado “Ideologías y desarrollos internacionales”, salió hace dos años; el segundo, subtitulado  Inmigración, Islam y la crisis migratoria”, apareció a principios de este verano. El conjunto equivale a una poderosa descripción del suicidio, en realidad asesinato, de una civilización.

El Islam, tal como lo predicaba Mahoma , era tanto una religión como un proyecto político-militar destinado a la conquista del mundo. En su fase inicial de expansión, el Islam invadió Europa a través de la Península Ibérica en el año 711 d.C. antes de ser detenido por Carlos Martel cerca de Tours, Francia, en el año 732. Un segundo avance comenzó cuando los turcos otomanos cruzaron a Europa en 1354, y continuó hasta la captura de Constantinopla en 1453, y solo finalmente fue controlado en 1683en las puertas de Viena. Durante más de dos siglos después, mientras Occidente ascendía a una posición de liderazgo mundial, el Islam se encontraba en retirada. Como cuestión práctica, la doctrina de la guerra santa o yihad como deber religioso que incumbía a todos los musulmanes quedó en suspenso durante este período (sin ser nunca abandonada en teoría). Para 1920, como escribe el Dr. Ellis, solo quedaban cuatro estados musulmanes independientes en el mundo.

El siglo XX, por supuesto, vio el surgimiento de un movimiento anticolonial contra Occidente en gran parte del mundo. En tierras musulmanas, este movimiento tomó la forma de redescubrir la doctrina de la yihad tal como se formuló y practicó en el Islam anterior, pero le dio una nueva intensidad debido a las recientes humillaciones y el anhelo de venganza contra los «infieles» europeos. El renacimiento fue encabezado por la Hermandad Musulmana fundada en Egipto en 1928 . El fundador Hassan al-Banna lamentó que “hoy los musulmanes se ven obligados a humillarse ante los no musulmanes y son gobernados por incrédulos”. Su objetivo, que supuso también era la voluntad de Dios, era revertir este estado de cosas y obligar a Occidente a someterse al Islam.

La migración musulmana al norte y oeste de Europa es en gran medida un fenómeno posterior a la Segunda Guerra Mundial. Alemania Occidental invitó a los turcos como «trabajadores invitados» para ayudar a reconstruir el país después de la guerra, mientras que el Reino Unido y Francia aceptaron inmigrantes musulmanes de sus antiguas colonias . El Dr. Ellis registra que la población musulmana de Alemania aumentó de 20 513 en 1950 a 4 283 000 en 2010. Durante el mismo período de sesenta años, la población musulmana del Reino Unido aumentó de 100 000 a 2,5 millones, y la de Francia de 230 000 a 6,2 millones. , o alrededor del diez por ciento de la población.

El Dr. Ellis muestra que, en toda Europa, los musulmanes están constantemente sobrerrepresentados en las tasas de desempleo, los bajos niveles educativos , el consumo de asistencia social , los delitos violentos y las poblaciones carcelarias . En mayo de 2016, el gobierno de Suecia anunció que menos de 500 de los 163.000 solicitantes de asilo que llegaron en 2015 habían encontrado trabajo. Según un economista sueco, los recién llegados tardan una media de ocho años en integrarse en el mercado laboral. Hasta entonces, viven a expensas de los contribuyentes. En Reino Unido entre 1995 y 2011, los inmigrantes recibieron 100.000 millones de euros más en prestaciones y servicios de lo que pagaron en impuestos, una diferencia del 14% (los de Europa del Esteen realidad aportan un 4% más de lo que sacan).

Muchos musulmanes consideran que los pagos de asistencia social de sus anfitriones «infieles» no son más que lo que les corresponde. Históricamente, cuando los musulmanes conquistaban nuevos territorios, era una práctica normal someter a los no musulmanes a un impuesto especial conocido como jizya . En consecuencia, los pagos de asistencia social pueden interpretarse como una especie de jizya voluntario que anticipa una conquista política real. Anjem Choudary , un clérigo radical activo en el Reino Unido , es explícito al respecto:

Tomamos el jizya que es nuestro de todos modos. La situación normal es tomar dinero del kuffar [infiel]. Tú trabajas, danos el dinero. Allahu Akhbar [Dios es grande].

En otras palabras, estas personas se están riendo de nosotros.

En todas partes de Europa, los musulmanes tienen niveles más bajos de escolaridad completa que la población de acogida, y muchos recién llegados son analfabetos incluso en sus propios idiomas. Esto no sorprenderá a nadie que esté familiarizado con los estudios de Richard Lynn sobre la variación del coeficiente intelectual en todo el mundo. Los gobiernos europeos establecieron celosamente programas de capacitación laboral para “ integrar ” a los inmigrantes, pero la mayoría simplemente los abandona, incapaces de mantenerse al día.

Incluso cuando los inmigrantes musulmanes encuentran empleo, los problemas no terminan. El Dr. Ellis informa que en Francia los empleados musulmanes “utilizan su religión para justificar el robo, la malversación de fondos y el suministro de información privilegiada a las bandas criminales”. También intentan imponer prácticas islámicas en el lugar de trabajo, incluso a los compañeros de trabajo no musulmanes.

La criminalidad es alta entre los inmigrantes. En Suecia, por ejemplo, los delitos violentos se han multiplicado por 32 desde que comenzó la inmigración masiva en 1975. Un informe de la policía alemana de 2014 mostró que el 40 % de los inmigrantes de la región del Magreb en el norte de África cometieron delitos en el plazo de un año desde su llegada a Alemania. . Los delitos contra las mujeres son especialmente comunes y, a menudo, tienen una dimensión yihadista. Como explica la escritora egipcia Serenade Chafik, los violadores musulmanes “están manipulando un concepto de honor de Oriente Medio en el que el honor de una familia, una tribu o incluso una nación se encuentra entre las piernas de las mujeres”. En la mente de los violadores, están destruyendo el honor no solo de las mujeres que son sus víctimas inmediatas, sino también de los países occidentales.

De acuerdo con sus altos niveles de criminalidad, los musulmanes están ampliamente sobrerrepresentados en las prisiones europeas, que muchos yihadistas ven como objetivos convenientes para el proselitismo. Cuando Fouad Belkacem, líder de Sharia4Belgium, fue sentenciado a doce años en el slammer en 2015, comentó: “Todos los que están en prisión están en contra del sistema. Infieles y musulmanes por igual. Hay trabajo por hacer. Será genial.» En su caso, las autoridades captaron el mensaje y aislaron a Belkacem de los demás presos. Pero muchas prisiones europeas se han convertido en academias terroristas virtuales. El gobierno alemán ha intentado responder con «programas de desradicalización» administrados por imanes supuestamente moderados, pero el Dr. Ellis informa que «dichos programas han tenido poco éxito».

Las encuestas no respaldan la idea de que la mayoría de los musulmanes en Europa son «moderados» inofensivos. Una encuesta de seis países publicada en 2013 encontró que el 75% de los musulmanes europeos piensa que solo hay una interpretación posible del Corán que es vinculante para todos los musulmanes y el 65% dice que las reglas religiosas [Sharia] son ​​más importantes para ellos que las leyes de la país en el que viven. Los académicos que realizaron esta encuesta informan que

…mientras que aproximadamente uno de cada cinco nativos [europeos] puede considerarse islamófobo, el nivel de fobia contra Occidente entre los musulmanes es aún mucho más alto, con un 54% que cree que Occidente pretende destruir el Islam.

El 74 % de los musulmanes británicos preferiría que las mujeres musulmanas llevaran velo; el 40% quiere que se implemente la Sharia en Gran Bretaña; El 36% cree que un musulmán que se convierte a otra religión debe ser castigado con la muerte.

Significativamente, las opiniones de línea dura son más comunes entre los jóvenes: el 35% de los musulmanes británicos entre las edades de 18 y 29 expresan su apoyo a los atentados suicidas; en Francia la cifra asciende al 42%. En tales comunidades, los yihadistas activos fácilmente se infiltran y se mueven “como peces nadando en el mar”, como habría dicho Mao Tse-Tung.

La presencia musulmana en Europa aumentó drásticamente después de la llamada crisis de los refugiados de 2015. Anteriormente, las admisiones de refugiados en Europa occidental se regían por las normas de Dublín que estipulan que el estatuto de refugiado debe solicitarse en el primer país extranjero al que ingresa un refugiado. Esta regla sensata estaba destinada a desalentar a los inmigrantes económicos de hacer solicitudes de refugio falsas en países europeos ricos lejos de casa.

En agosto de 2015, la canciller alemana, Angela Merkel, dejó de aplicar unilateralmente las normas de Dublín. En unos pocos meses, entre uno y dos millones de personas entraron en la UE, la mayoría de ellas afirmando ser refugiados de la Guerra Civil Siria. Pero se cree que menos de la mitad eran en realidad de Siria, y el resto provenía de setenta países que se extienden desde África occidental hasta Bangladesh. Nadie lo sabe con certeza; muchos inmigrantes llevan pasaportes falsificados, mientras que muchos otros descartan deliberadamente toda identificación creyendo que esto les beneficiará.

Los informes de noticias europeos sobre los convoyes de «refugiados» centraron la atención en las mujeres y los niños, pero, de hecho, la mayoría de los que llegaron eran hombres solteros. Viajaron cientos o incluso miles de millas a través de múltiples terceros países seguros para llegar a Alemania y otros países ricos del norte de Europa. El comisario de la UE, Frans Timmermans, reconoció que el 60% o más de estos solicitantes de asilo eran inmigrantes económicos ilegales. Un ministro del gobierno griego estimó que en su país muy afectado la cifra estaba más cerca del 90%.

Europol, la agencia de aplicación de la ley de la UE, trató de tranquilizar al público al negar que “los viajeros terroristas utilizan sistemáticamente el flujo de refugiados para ingresar a Europa sin ser notados”, pero muchas pruebas indican lo contrario. En septiembre de 2015, el ministro de Educación del Líbano advirtió al primer ministro del Reino Unido, David Cameron, que uno de cada cincuenta en los convoyes de inmigrantes podría ser yihadista o combatientes de ISIS. ISIS incluso logró apoderarse de ciertas rutas de contrabando, especialmente a través de la costa libia.

Los periodistas de élite celebraron la invasión como una solución a las bajas tasas de natalidad nativa y una supuesta «escasez de mano de obra» (incluso cuando casi una cuarta parte de la población económicamente activa de la UE de 15 a 24 años estaba sin trabajo). En un mensaje de Nochevieja de 2015, Angela Merkel explicó con suavidad que “los países siempre se han beneficiado de una inmigración exitosa, tanto económica como socialmente”, instando a los alemanes a ver a los solicitantes de asilo como “una oportunidad para el mañana”.

Esa misma noche, unos dos mil migrantes participaron en ataques planificados y coordinados contra mujeres alemanas en ciudades de toda Alemania. Se estima que el 70% de los atacantes habían estado en Alemania menos de un año.

Los peores incidentes ocurrieron en Colonia, donde los celebrantes de Año Nuevo tuvieron que correr un desafío de 200 metros de hombres musulmanes agresivos e intoxicados fuera de la estación central de trenes. A las mujeres les arrancaron el pelo y la ropa; fueron manoseadas, robadas, golpeadas y violadas. Una víctima quedó desfigurada permanentemente. La policía antidisturbios respondió, pero fue superada en número e ineficaz. Incluso las ambulancias fueron atacadas.

A la mañana siguiente, la policía alemana informó que la víspera de Año Nuevo «la situación fue relajada, porque la policía estaba bien ubicada en lugares críticos y mostró su presencia». Solo una multitud de informes de testigos presenciales subidos a Internet finalmente los obligó a admitir la verdad.

Un clérigo musulmán local explicó amablemente el punto de vista islámico sobre lo que había ocurrido: «los hechos… fueron culpa de las chicas, porque estaban medio desnudas y con perfume».

Los esfuerzos oficiales para paliar los problemas causados ​​por la inmigración musulmana generalmente parten de la suposición de que el problema no es el Islam en sí mismo sino algo llamado “radicalización”. Al principio, se supuso que tal “radicalización” era causada por la pobreza y el desempleo, pero los estudios empíricos han revelado que los terroristas islámicos son reclutados de todos los estratos de las sociedades musulmanas.

Hoy en día, generalmente se considera que el problema es una falla por parte de los europeos nativos. Un tal Peter R. Neumann del Centro Internacional para el Estudio de la Radicalización y la Violencia Política en el King’s College de Londres, explica que los jóvenes musulmanes se sienten abandonados por las autoridades locales, y su enfado por esto les hace recurrir a la «radicalización». Otros lamentan que los gobiernos no estén patrocinando más programas de trabajo social a largo plazo con “comunidades desfavorecidas”. Aún otros argumentan que los musulmanes no pueden integrarse sin comprender su cultura e idiomas. ¡Los europeos solo tendrán que dominar el turco y el árabe!

Como explica el Dr. Ellis, las razones de la «radicalización» y el terrorismo deberían ser obvias: 1) la intervención militar occidental en el mundo musulmán y 2) la creencia en el Islam como la única fe verdadera destinada a conquistar el mundo entero.

La solución es igualmente obvia: eliminar las fuerzas militares occidentales del mundo musulmán, detener por completo la inmigración musulmana e iniciar un programa agresivo de repatriación. Pero nadie recibe financiación en ningún “Centro para el Estudio de la Radicalización y la Violencia Política” por decir lo obvio.

La presencia de más de 20 millones de musulmanes en Europa Occidental es una herida autoinfligida de la que la civilización europea quizás nunca se recupere. Como observa el Dr. Ellis:

Si esto se estuviera haciendo a los pueblos no europeos en sus propias patrias, habría un alboroto para denunciarlo por lo que realmente es: despojo, marginación, colonización e incluso una forma de genocidio.

Fuente: https://www.unz.com/article/clare-ellis-on-the-migrant-crisis-and-the-blackening-of-europe/

«La revolución ha comenzado»: 75,000 británicos dejarán de pagar las facturas de energía en medio de la tormenta inflacionaria

POR TYLER DURDEN

La resistencia está creciendo ya que más de 75.000 personas irritadas en el Reino Unido se han comprometido a no pagar su factura de electricidad este otoño cuando los precios vuelvan a subir. 

«¡75.000 personas se han comprometido a hacer huelga el 1 de octubre! ¡Si el gobierno y las empresas de energía se niegan a actuar, la gente común lo hará! Juntos podemos hacer cumplir un precio justo y una energía asequible para todos», tuiteó « Don’t Pay UK «, un anónimo grupo que encabeza el esfuerzo para que más de un millón de británicos boicoteen el pago de su factura de energía antes del 1 de octubre. 

https://platform.twitter.com/embed/Tweet

La huelga se produce cuando una tormenta inflacionaria de los altos precios de la energía ha  destruido  los ingresos de los hogares. Los británicos son los más  miserables  en tres décadas, ya que se espera que la inflación alcance el 13%. Y aunque el gobernador del Banco de Inglaterra (BoE), Andrew Bailey, aumentó las tasas de interés al máximo en 27 años para controlar la inflación, aumentan los riesgos de una recesión. 

El 1 de octubre, el hogar promedio pagará casi £300 al mes por energía, advirtió el BoE. Si se unen los crecientes costos de la energía con un crecimiento negativo del salario real, se hace evidente que los hogares están siendo exprimidos. Esto excluye los precios altísimos de la vivienda, los alimentos y la gasolina en el surtidor: esta tendencia es insostenible y podría provocar  inestabilidad social . 

El medio británico de noticias  Glasgow Live  dijo que la huelga es similar a la «acción de finales de los años 80 y 90 para luchar contra el impuesto de capitación presentado por la primera ministra Margaret Thatcher. En protesta, 17 millones de personas se negaron a pagar». 

El periodista financiero y locutor británico Martin Lewis dijo esto sobre la huelga:

«Creo que puedo categorizarlo con mayor precisión ahora, el gran movimiento que estoy viendo es un aumento en el crecimiento de personas que exigen el no pago de las facturas de energía, el impago masivo. Efectivamente, una huelga de consumidores en las facturas de energía y deshacerse de de la legitimidad de pagar eso.

«Nos estamos acercando a un momento de Poll Tax sobre las facturas de energía a partir de octubre y necesitamos que el gobierno controle eso, porque una vez que comience a ser socialmente aceptable no pagar las facturas de energía, la gente dejará de pagar las facturas de energía y no se va a cortar a todos».

Mientras tanto, el presidente ejecutivo de Ofgem (regulador de energía del Reino Unido), Jonathan Brearley, dijo el sábado a Today de BBC Radio 4 que la gente no debería unirse a la huelga por dos razones.

«En primer lugar, aumentará los costos para todos en todos los ámbitos. Y en segundo lugar, si tiene dificultades para pagar su factura, lo mejor que puede hacer es ponerse en contacto con su compañía de energía».

Agregó: «No alentaría a nadie a que no pague su factura porque eso solo daña aún más las cosas y los afectará personalmente».

La semana pasada, el gobierno del Reino Unido criticó el movimiento y lo calificó de «altamente irresponsable». 

«Este es un mensaje altamente irresponsable, que en última instancia solo hará subir los precios para todos los demás y afectará las calificaciones crediticias personales», citó The Independent a un portavoz del gobierno.

Don’t Pay UK cree que 6,3 millones de hogares del Reino Unido se verán empujados a la pobreza de facturas de energía este invierno, y millones más sentirán el estrés de la inflación fuera de control. 

La gente en Twitter respondió al momento diciendo: «la revolución ha comenzado » y «un poco de disturbios civiles en camino en nuestras calles y con razón». 

Tal vez la participación del movimiento sea un excelente indicador del creciente descontento que se está enconando entre los británicos y que podría provocar  disturbios civiles  este invierno, ya que millones lucharán por mantener las luces encendidas, el horno caliente y poner comida en la mesa. 

Fuente: https://www.zerohedge.com/political/revolution-has-begun-75000-brits-stop-paying-power-bills-amid-inflation-storm

El narrador de la verdad de COVID que nadie ha podido desafiar

Charlé con Joel Smalley del Grupo HART hoy. Ha escrito una tonelada de excelentes análisis estadísticos en su Substack. Pregunté si alguien había cuestionado su trabajo. No.

Por steve kirsch

Resumen ejecutivo

Joel Smalley, analista de datos cuantitativos del Grupo HART, ha escrito muchos análisis estadísticos que nunca han sido cuestionados. Su conclusión: “El remedio es peor que la enfermedad”.

Si las vacunas son tan seguras, ¿cómo es que nadie ha podido cuestionar su trabajo?

Introducción

Joel Smalley es miembro del Grupo HART y autor de la substack Dead Man Talking . Su especialidad es el análisis estadístico.

Le pregunté hoy: «¿Alguien ha cuestionado alguna vez algo que escribiste?»

Él respondió: “Nada más que piezas de golpe. Nunca un desafío sólido de mis análisis”.

El remedio es peor que la enfermedad

Recientemente, escribió una serie completa de artículos (que finalizaron el 5 de junio de 2022) sobre el exceso de muertes en varios lugares.

Su conclusión: “Es lo mismo sea cual sea el país, estado o provincia que elijas. El remedio es peor que la enfermedad .”

También escribió este artículo sobre el Reino Unido que muestra cómo las tasas de mortalidad esperadas y las tasas de mortalidad reales son muy diferentes, » Datos de mortalidad y COVID-19 » y leyó la sección «Datos de mortalidad durante el período de implementación de la vacuna».

Este gráfico, que muestra muertes inexplicables después del lanzamiento de la vacuna, es impresionante:

En particular, dice:

Desglosado por la cohorte de vacunación separada (por grupo de edad, y luego tomando hogares de cuidado como una unidad separada), la correlación entre la vacunación y las muertes por COVID-19 es aún más evidente y esta vez el modelo puede acomodar los datos con mucho más. facilitar.

Esta relación no se limita a Inglaterra. Es evidente en muchos países del mundo, independientemente de la ubicación, la temporada, las intervenciones y el alcance de la actividad previa de COVID-19.

Uruguay es un ejemplo perfecto, como lo analiza Mathew Crawford .

Resumen

¿Cómo podemos explicar todos estos datos que muestran que las vacunas se correlacionan con el aumento de muertes si las vacunas son seguras y efectivas?  

Las variantes de COVID son menos mortales, casi todos están vacunados y los más susceptibles ya están muertos. El exceso de mortalidad debería estar disminuyendo, no aumentando.

Bueno, nadie puede responder a esa pregunta.

Esta podría ser la razón por la que nadie quiere debatir con nosotros.

Fuente: https://stevekirsch.substack.com/p/joel-smalley-the-covid-truth-teller

Gran Bretaña teme crimen, muertes y disturbios por proyectos de ley «verde»

Por Eric Worrall

h/t Breitbart ; Según More In Common , los británicos esperan que las “facturas vertiginosas” desencadenen miseria, penurias, delincuencia y malestar social. Pero culpan a la codicia de las compañías energéticas en lugar de a las políticas de cero neto del gobierno.

PREDIGO UN MOVIMIENTO 

Los británicos preocupados esperan que la crisis del costo de vida desencadene una ola de crímenes, muertes y disturbios

Jonathan Reilly
Kate Ferguson
21:01, 31 de julio de 2022
Actualizado: 23:49, 31 de julio de 2022

PREOCUPADOS Los británicos esperan que la brutal crisis del costo de vida desencadene una ola de crímenes, muertes y disturbios, según revela una encuesta impactante.

Las familias temen  que las facturas vertiginosas  sumerjan al país en la miseria y el malestar.

Alrededor del 70 por ciento del público espera que muchos se nieguen a pagar  las facturas de energía , el 80 por ciento espera más  robos en las tiendas  y el 51 por ciento cree que se producirán disturbios.

Y tres de cada cuatro esperan que la gente muera de frío este invierno, sin poder pagar la  calefacción .

Más de la mitad de los encuestados (51 por ciento) dice  que las empresas de energía y petróleo  tienen la culpa del aumento de los costos, un día después de que  Shell y British Gas  reportaron ganancias récord. 

Casi nueve de cada diez (88 por ciento) están preocupados de que el costo de vida afecte directamente su vida cotidiana.

Lea más: https://www.thesun.co.uk/money/19379752/cost-living-riots-crime-poll-reveals/

Informar ganancias récord en medio de la miseria de la factura de energía no es una buena imagen. Pero los británicos culpan a las personas equivocadas: la política del gobierno británico es la verdadera culpable del aumento vertiginoso del costo de vida.

Hay mucho que el gobierno podría hacer, en este momento, para aliviar la miseria de la factura energética británica. Por ejemplo, WUWT ha informado repetidamente sobre el obstinado esfuerzo del CEO de Caudrilla, Francis Egan, para llevar gas de esquisto de Lancashire barato a la gente de Gran Bretaña , y la negativa del gobierno británico a otorgar permisos y amenazas repetidas de cerrarlo permanentemente.

Incluso los pequeños actos de mitigación fueron demasiado para la administración de BoJo. Hasta ahora, el gobierno británico se ha negado a cancelar el impuesto verde de Gran Bretaña , que agrega un estimado de £ 153 / año a las facturas de electricidad de todos.

Hace un año, el gabinete británico discutió la extensión del impuesto verde. Según Bloomberg , el canciller Rishi Sunak presionó para extender el impuesto verde a la gasolina , pero fue bloqueado por el gabinete británico. Rishi Sunak es uno de los dos candidatos de la ronda final en la carrera para reemplazar al primer ministro saliente, Boris Johnson .

Tengo esperanzas en la oponente de Sunak, Liz Truss , quien ha prometido eliminar el impuesto verde.

Hasta que el pueblo británico despierte y responsabilice a las personas adecuadas por su dolor, y exija soluciones que aborden los problemas reales, no habrá solución.

Fuente: https://wattsupwiththat.com/2022/08/03/green-britain-fears-crime-deaths-and-riots-over-soaring-bills/

IMPACTANTE: El gobierno de UK admite que los niños vacunados contra el COVID tienen un 4423 % más de probabilidades de morir y un 13 633 % más de probabilidades por COVID-19 que los niños no vacunados

POR THE EXPOSÉ

El gobierno del Reino Unido ha confirmado discretamente que las vacunas contra el covid-19 están matando niños a un ritmo sin precedentes.

Las impactantes cifras contenidas en un informe oficial, publicado pocas horas antes de que Boris Johnson anunciara su renuncia como primer ministro del Reino Unido, revelan que los niños vacunados contra el covid-19 tienen un 4423%/45 veces más probabilidades de morir por cualquier causa que los niños no vacunados y 13,6333/ 137 veces más probabilidades de morir de Covid-19 que los niños no vacunados.

Una agencia del gobierno del Reino Unido, conocida como la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS), publicó recientemente nuevos datos sobre muertes por estado de vacunación en Inglaterra.

El último conjunto de datos de la ONS se titula ‘ Muertes por estado de vacunación, Inglaterra, del 1 de enero de 2021 al 31 de mayo de 2022 ‘, y se puede acceder en el sitio de la ONS aquí y descargar aquí .

Fuente

La tabla 6 del conjunto de datos contiene datos sobre muertes relacionadas con Covid-19, muertes no relacionadas con Covid-19 y muertes por todas las causas por grupo de edad en Inglaterra entre el 1 de enero de 2021 y el 31 de mayo de 2022, e incluye el número de muertes entre niños de 10 años. a 14 años por estado de vacunación, y adolescentes de 15 a 19 años por estado de vacunación.

Sin embargo, es bastante claro a partir de los datos que el ONS no está siendo tan transparente como nos gustaría creer. Esto se debe a que no proporcionan la tasa de mortalidad por 100 000 años-persona entre niños o adolescentes, mientras que la han proporcionado para todos los demás grupos de edad de adultos en todas las demás tablas contenidas en el conjunto de datos.

Por ejemplo, aquí hay una instantánea de los datos de la tabla 1 del conjunto de datos que muestra la tasa de mortalidad por 100 000 años-persona por estado de vacunación en abril de 2022:

Fuente

Desafortunadamente para la ONS, han fracasado en sus intentos de disfrazar las horribles tasas de mortalidad entre los niños vacunados con Covid-19 porque todavía nos brindan información suficiente para que nosotros mismos calculemos las tasas de mortalidad.

Aquí hay una instantánea de los datos de la ONS sobre muertes entre niños de 10 a 14 años entre el 1 de enero de 2021 y el 31 de mayo de 2022 por estado de vacunación:

Fuente

Los datos anteriores incluyen el número de muertes y el número de años-persona entre cada grupo de vacunación.

Por lo tanto, todo lo que tenemos que hacer es dividir los ‘años-persona’ de cada grupo de vacunación por 100,000, y luego dividir el número de muertes entre cada grupo de vacunación por la respuesta a la ecuación anterior, para calcular las tasas de mortalidad por estado de vacunación.

Por ejemplo, 2.881.265 personas-año sin vacunar/100.000 = 28,81
muertes por Covid-19 sin vacunar (9)/28,81 = 0,3 muertes por 100.000 personas-año
.

Los dos gráficos siguientes muestran las tasas de mortalidad por estado de vacunación por 100.000 años-persona entre niños de 10 a 14 años en Inglaterra para el período del 1 de enero de 2021 al 31 de mayo de 2022, según las cifras proporcionadas por la ONS:

Click para agrandar
Click para agrandar

Debido a la gran cantidad de información contenida en los dos gráficos anteriores, hemos seleccionado los hallazgos más significativos para crear el siguiente gráfico:

En cuanto a las muertes por Covid-19, la ONS revela que la tasa de mortalidad entre los niños de 10 a 14 años no vacunados equivale a 0,31. Pero en lo que respecta a los niños vacunados con una dosis, la tasa de mortalidad equivale a 3,24 por 100.000 años-persona, y en lo que respecta a los niños vacunados triplemente, la tasa de mortalidad equivale a un sorprendente 41,29 por 100.000 años-persona.

Estas cifras revelan que los niños no vacunados tienen muchas menos probabilidades de morir de covid-19 que los niños que recibieron la inyección de covid-19.

Según la fórmula de eficacia de la vacuna de Pfizer, estos datos revelan que las inyecciones de Covid-19 ahora están demostrando tener una eficacia negativa contra la muerte entre los niños, siendo la eficacia en el mundo real entre enero de 2021 y mayo de 2022 la siguiente:

Fórmula: Tasa de mortalidad de no vacunados – Tasa de mortalidad de vacunados /
Tasa de mortalidad de no vacunados x 100 = Efectividad de la vacuna contra la muerte


Las inyecciones de Covid-19 están demostrando tener una efectividad negativa real contra la muerte de menos-966,67 % entre los niños parcialmente vacunados, y una impactante efectividad negativa real contra la muerte de menos-13 633,33 % entre los niños vacunados triplemente.

Esto no está ni cerca del 95% de efectividad contra la muerte que afirma Pfizer, ¿verdad?

En otras palabras, los niños parcialmente vacunados tienen 11x/966,67% más de probabilidades de morir de Covid-19 que los niños no vacunados, y los niños vacunados triplemente tienen 137,3x/13.633,33% más de probabilidades de morir de Covid-19 que los niños no vacunados.

Y desafortunadamente, hay pocas mejoras en lo que respecta a las muertes que no son de Covid-19. Aquí está el gráfico que muestra nuevamente las tasas de mortalidad por estado de vacunación entre los niños en Inglaterra:

La tasa de mortalidad por muerte por todas las causas equivale a 6,39 por 100.000 años-persona entre los niños no vacunados, y es ligeramente superior a 6,48 entre los niños parcialmente vacunados.

Sin embargo, la tasa va de mal en peor después de la administración de cada inyección. La tasa de mortalidad por muerte por todas las causas equivale a 97,28 entre los niños que recibieron la doble vacuna, y un impactante 289,02 por 100.000 años-persona entre los niños que recibieron la triple vacuna.

Esto significa que, según los propios datos oficiales del gobierno del Reino Unido, los niños con doble vacunación tienen un 1422 %/15,22 veces más probabilidades de morir por cualquier causa que los niños no vacunados. Mientras que los niños vacunados triplemente tienen un 4423% / 45.23x más de probabilidades de morir por cualquier causa que los niños no vacunados.

Desafortunadamente, vemos mucho de lo mismo cuando se trata de adolescentes vacunados.

Los dos gráficos siguientes muestran las tasas de mortalidad por estado de vacunación por 100.000 años-persona entre los adolescentes de 15 a 19 años en Inglaterra para el período del 1 de enero de 2021 al 31 de mayo de 2022, según las cifras proporcionadas por la ONS:

Click para agrandar
Click para agrandar

Nuevamente, debido a la gran cantidad de información contenida en los dos cuadros anteriores, hemos seleccionado los hallazgos más significativos para crear el siguiente cuadro:

Lo que descubrimos de lo anterior es que los adolescentes vacunados triplemente tienen un 136 %/2,35 veces más de probabilidades de morir de covid-19 que los adolescentes no vacunados, y un 38 % más de probabilidades de morir por cualquier causa que los adolescentes no vacunados.

Sin embargo, las peores cifras en términos de muertes por todas las causas se encuentran entre los adolescentes con doble vacunación. Los datos oficiales del gobierno del Reino Unido revelan que los adolescentes con doble vacunación, con una tasa de mortalidad de 36,17 por 100 000 años-persona, tienen un 149,3 %/2,5 veces más probabilidades de morir por cualquier causa que los adolescentes no vacunados con una tasa de mortalidad de 14,51 por 100 000 años-persona.

En resumen, las cifras oficiales del gobierno del Reino Unido publicadas por la Oficina de Estadísticas Nacionales del Reino Unido demuestran que los niños y adolescentes vacunados contra el COVID tienen más probabilidades de morir tanto por el Covid-19 como por cualquier otra causa que los niños y adolescentes no vacunados.

Esto indica que, con respecto al Covid-19, la vacunación en realidad está empeorando la respuesta inmunológica al supuesto virus y aumentando el riesgo tanto de hospitalización como de muerte. Pero con respecto a las muertes por todas las causas, esto indica que las inyecciones de Covid-19 están matando directamente a los niños.

Fuente: https://expose-news.com/2022/07/27/uk-gov-vaccinated-children-increased-mortality/

El gobierno británico ofrece a los agricultores pagos de «suma global» para dejar de cultivar alimentos y vender sus tierras

Por: Ethan Huff

El Reino Unido ha introducido un nuevo programa que ofrece pagos en efectivo fiduciarios a tanto alzado a los agricultores que aceptan dejar de cultivar y vender sus tierras, a menudo multigeneracionales, de propiedad familiar al gobierno.

Según los informes , los agricultores que aceptan el efectivo deben jubilarse o aceptar un trabajo diferente que el gobierno apruebe. El gobierno británico está llamando al programa un «Esquema de Pago Básico» (BPS).

“Supuestamente, el propósito es cumplir con las agendas políticas verdes”, escribe Mike Campbell para The Counter Signal .

“A los agricultores mayores, que no quieren cambiar sus métodos de cultivo, se les pide que renuncien o vendan sus tierras. A su vez, los nuevos agricultores pueden adoptar técnicas agrícolas alternativas y respetuosas con el medio ambiente”.

Los Países Bajos también están tratando de superar a la agricultura para volverse «verdes», aunque lo están haciendo por la fuerza en lugar de provocar al sector agrícola para que cumpla ofreciendo dinero en efectivo frente a los agricultores como incentivo.

Según el Secretario de Medio Ambiente de Inglaterra, el Reino Unido no puede avanzar con su agenda verde porque los agricultores mayores están «obstaculizando el cambio». En otras palabras, para volverse verde, la agricultura en Inglaterra debe terminar , lo que matará de hambre a la población y dará como resultado un nuevo orden mundial para que disfrute la élite.

Muchos agricultores británicos están tan endeudados debido a la corrupción del gobierno y del mercado que es posible que no tengan más remedio que cerrar la tienda.

Gracias a la pandemia del coronavirus (Covid-19), Gran Bretaña ya está en camino hacia la abolición de la agricultura. Los problemas de la cadena de suministro, junto con la corrupción del mercado y la inflación vertiginosa, ya están expulsando a muchos agricultores del negocio en contra de su voluntad.

James Melville, consultor de comunicaciones y patrocinio del Reino Unido, tuiteó que el diesel rojo, que se usa en maquinaria agrícola como tractores, ahora es el doble de lo que era antes de la situación inflacionaria actual.

“Los agricultores se ven obligados a racionar el diesel rojo”, agregó Melville. “Los precios de los fertilizantes se han disparado. Los agricultores están utilizando menos fertilizantes. Menos fertilizante significa un menor rendimiento en los cultivos = Crisis agrícola #NoFarmsNoFood”.

Dicho de otra manera, los caciques de los bancos centrales y otros arquitectos globalistas están obligando a los agricultores a abandonar el negocio, que a menudo es un negocio familiar , que han creado una situación de tormenta perfecta de precios vertiginosos, escasez de oferta y caos general en los mercados.

Todo esto es parte del «Gran Reinicio», por cierto, en el que todos los peones «no poseerán nada y serán felices» mientras que los peces gordos en la cima disfrutan de toda su riqueza y exceso a expensas de todos los demás.

“El aumento de los precios de los fertilizantes, la gasolina y casi todo lo que se necesita para hacer su trabajo ha hecho que la oferta del gobierno sea tentadora”, agrega Campbell sobre los pagos en efectivo que ahora ofrece el gobierno del Reino Unido a los agricultores familiares.

La encuesta sugiere que el 75% de los agricultores británicos están «seriamente interesados» en cerrar sus granjas por 30 piezas de «plata» del gobierno

BBC News , que a menudo informa noticias falsas, publicó los resultados de una encuesta realizada por The Tenant Farmer’s Association of England que sugiere que la mayoría de los agricultores están considerando seriamente tomar el dinero y correr.

Alrededor del 75 por ciento de los agricultores británicos dijeron a la Asociación que están «muy interesados» en abandonar la agricultura, vender sus tierras y tomar el dinero del gobierno.

Según los informes, los Países Bajos también ofrecen comprar tierras de cultivo, en algunos casos, al igual que Canadá. El exministro de Agricultura de Canadá, Devin Dreeshen, expresó su preocupación por el hecho de que el primer ministro Justin Trudeau siguiera los pasos de Gran Bretaña al ofrecer comprar las acciones de los agricultores canadienses.

Melville, en un tuit separado, llama a esta tendencia «la apropiación de activos de todo», lo que significa que los gobiernos comprometidos e infiltrados en todo Occidente están ofreciendo monedas fiduciarias altamente infladas que están al borde del dumping y se vuelven inútiles a cambio de activos tangibles como tierras de cultivo. .

“Mientras tanto, en Estados Unidos, Bill Gates ha comprado 242 000 acres de tierras de cultivo en 18 estados, y 268 984 de tierras de usos múltiples en 19 estados en total, lo que lo convierte en el mayor propietario agrícola de Estados Unidos”, tuiteó Melville.

Alguien más con el identificador de Twitter de «Gmewizard.loopring.eth» (@GmeWizard) tuiteó en respuesta a los tuits de Melville que las corporaciones están comprando tierras de cultivo «para plantar árboles y alquilarlas a otras empresas para compensar sus créditos de carbono».

“La falta de fertilizante en los pastizales y la sequía agotarán gravemente la alimentación del ganado de invierno, por lo que el número de existencias disminuirá, lo que significará una menor disponibilidad y un precio más alto”, agregó esta persona.

“Esto no es capitalismo, es amiguismo, manipulación, regulaciones estrictas a los agricultores para que renuncien y vendan”, escribió otro con el nombre de “Gee” (@CuriousMacaroon). “Es lo que sucede cuando los reguladores son financiados por las instituciones que regulan”.

Otra persona con el nombre de usuario «TechSavvy» (@PointClickDigi1) vinculó un artículo sobre cómo el régimen de Biden ofrece de manera similar pagar a los agricultores estadounidenses incluso más dinero de lo habitual para no cultivar.

Las últimas noticias sobre el derribo diseñado de las economías occidentales se pueden encontrar en Collapse.news .

Las fuentes para este artículo incluyen:

Gov.uk

LaContraSeñal.com

NaturalNews.com

Gobierno.com

Fuente: https://www.naturalnews.com/2022-07-24-british-government-paying-farmers-sell-land-stop.html

¿Viruela del mono? ¿Hepatitis? ¿Síndrome de muerte súbita del adulto? Algo anda muy mal y es por las Vacunas del Covid-19

POR THE EXPOSÉ

Parece que no podemos pasar una sola semana sin escuchar sobre el resurgimiento o el surgimiento de una enfermedad o dolencia en este momento.

Hemos tenido un misterioso brote de hepatitis entre los niños, un aumento del «Síndrome de muerte súbita del adulto» y el gobierno del Reino Unido declaró un «incidente nacional» después de supuestamente descubrir el virus de la poliomielitis en Inglaterra .

Y ahora, el Director General de la Organización Mundial de la Salud ha anulado la decisión de la Organización Mundial de la Salud de declarar por sí sola el presunto brote de viruela del simio como una emergencia de salud pública de importancia internacional.

Todos estos brotes siguen a una supuesta pandemia de covid-19, y todos ellos están ocurriendo «casualmente» después de que a millones de personas en todo el mundo se les haya inyectado una vacuna experimental de covid-19 de ARNm.

Pero esta es precisamente la razón por la que no deberíamos estar tan sorprendidos. Porque todo lo que estamos presenciando son las consecuencias del daño causado a millones de sistemas inmunológicos en todo el mundo por estas vacunas experimentales.

Los datos oficiales del Gobierno lo demuestran e indican que el daño es tan severo que los vacunados contra el Covid-19 están desarrollando el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida.

Echemos un vistazo a algunas de las enfermedades y virus recientes que se publicitan en los principales medios de comunicación.

El 22 de junio, la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA), en colaboración con la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA), anunció que había encontrado poliovirus en muestras de aguas residuales recogidas en London Beckton Sewage Treatment Works.

Fuente

El último caso de poliomielitis salvaje contraído en el Reino Unido se confirmó en 1984. El Reino Unido fue declarado libre de poliomielitis en 2003. La vigilancia de las aguas residuales se está ampliando para evaluar el alcance de la transmisión e identificar áreas locales para acciones específicas.

Desde mediados de mayo de 2022, lo más probable es que haya escuchado o visto la palabra Monkeypox mencionada varias veces en los principales medios de comunicación. Si no lo has hecho, estás a punto de hacerlo.

Esto se debe a que el sábado 23 de julio de 2022, el Director General de la Organización Mundial de la Salud, el Dr. Terdros, anuló la decisión de la Organización Mundial de la Salud de declarar por sí sola el presunto brote de viruela del simio como una emergencia de salud pública de importancia internacional. ( Fuente )

Supuestamente, por primera vez desde su descubrimiento entre humanos en África hace más de 50 años, el virus de la viruela del simio está circulando en varios países, incluidos EE. UU., Reino Unido, Canadá, Brasil, Australia y la mayor parte de Europa, todo al mismo tiempo.

Pero da la casualidad de que cada país donde supuestamente circula la viruela del simio también es un país que ha distribuido la inyección Pfizer Covid-19 a su población; excluyendo algunos países de África donde la enfermedad ha sido endémica durante los últimos 50 años.

Haga clic en la imagen a continuación y observe detenidamente para comparar qué países han informado casos de viruela del simio a la OMS desde mayo de 2022 y qué países han distribuido la inyección Pfizer Covid-19.

Todos los países que han informado casos de viruela símica también han distribuido el jab de Pfizer. Y solo hay un puñado de países donde se administró la inyección de Pfizer que no han informado un caso de viruela símica a la OMS.

A continuación tenemos la hepatitis.

El 15 de abril de 2022, la Organización Mundial de la Salud emitió una alerta mundial sobre una nueva forma de hepatitis aguda grave de etiología (causa) desconocida que afecta a niños previamente sanos. Las pruebas han excluido todos los virus de hepatitis previamente conocidos.

El anuncio se produjo después de que la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA) detectara recientemente tasas de inflamación del hígado (hepatitis) más altas de lo normal en los niños.

Se había confirmado que las infecciones de hepatitis afectaron a niños en al menos doce países diferentes, y la mayoría de esos casos aumentaron en el Reino Unido.

¿Recuerdas ese viejo dicho?

‘Esperas cien años para una pandemia y luego aparecen tres o cuatro a la vez’.

Por supuesto, no lo haces. Y no todas estas emergencias de salud ocurren debido a una desafortunada coincidencia. Están ocurriendo porque las inyecciones de Covid-19 hacen que los receptores desarrollen el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, y podemos probarlo.

Durante meses, los gobiernos han estado publicando datos que sugieren fuertemente que las inyecciones de Covid-19 dañan tanto el sistema inmunológico que los receptores están desarrollando alguna nueva forma de Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA). El ejemplo más fiable de esto proviene de la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA).

El siguiente gráfico muestra la eficacia de la vacuna contra el covid-19 entre la población triplemente vacunada en Inglaterra en los informes de vigilancia de vacunas de la semana 3 , semana 7 y semana 13 de la UKHSA de 2022:

Esto ciertamente no está cerca del 95% de efectividad declarado por Pfizer, ¿verdad?

El siguiente gráfico muestra la tasa de mortalidad de Covid-19 por cada 100,000 personas por estado de vacunación entre el 28 de febrero y el 27 de marzo de 22. La tasa de casos no vacunados se tomó de la página 45 del Informe de Vigilancia de Vacunas de UKHSA – Semana 13 – 2022 , y el doble vacunado La tasa de casos se ha calculado con el número de muertes proporcionado en la página 44 del mismo informe:

Las cifras anteriores prueban que las inyecciones de Covid-19 están dañando el sistema inmunológico porque la efectividad de la vacuna no es en realidad una medida de una vacuna, es una medida del sistema inmunológico.

Las vacunas Covid-19 le indican al cuerpo que produzca la proteína de pico (S) del virus Covid-19 original. Luego, se supone que el sistema inmunitario debe deshacerse del cuerpo de estas proteínas de punta fabricadas y recuerda hacerlo si alguna vez se encuentra con el virus «real» en el futuro.

Por lo tanto, las cifras de la UKHSA demuestran que el sistema inmunitario de los vacunados está funcionando mucho peor que el sistema inmunitario de los no vacunados.

Un estudio científico también encontró que las vacunas Covid-19 suprimen el sistema inmunológico innato.

El estudio titulado ‘ Supresión inmune innata por vacunas de ARNm de SARS-CoV-2: el papel de los cuádruplex G, exosomas y microARN ‘ se publicó el 21 de enero y presenta una serie de pruebas de que las modificaciones genéticas introducidas por el mRNA Covid -19 vacunas tienen diversas consecuencias para la salud humana.

Fuente

Éstos incluyen –

  • un vínculo causal potencialmente directo con la enfermedad neurodegenerativa;
  • miocarditis;
  • trombocitopenia inmune;
  • parálisis de Bell;
  • enfermedad del higado;
  • alteración de la inmunidad adaptativa;
  • aumento de la producción o formación de un tumor o tumores;
  • y daños en el ADN

Se puede leer un desglose completo del estudio aquí .

Es un error común pensar que el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) solo es causado por el virus del VIH. Esto simplemente no es cierto.

La inmunodeficiencia adquirida (o secundaria) es una de las principales causas de infecciones en adultos. Estos trastornos de inmunodeficiencia afectan su sistema inmunológico en forma parcial o total, lo que convierte a su cuerpo en un blanco fácil para varias enfermedades e infecciones. ( Fuente )

Cuando los trastornos de inmunodeficiencia afectan su sistema inmunológico, su cuerpo ya no puede combatir las bacterias y las enfermedades. ( Fuente )

Varios factores ambientales pueden causar trastornos de inmunodeficiencia secundaria. ‌ ( Fuente )

Algunos comunes son:

  • Radiación o quimioterapia, que pueden provocar un trastorno de inmunodeficiencia secundario conocido como neutropenia
  • Las infecciones por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) pueden provocar el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA)
  • Leucemia, un cáncer que comienza en las células de la médula ósea y que puede provocar hipogammaglobulinemia, un tipo de inmunodeficiencia secundaria.
  • Desnutrición, que afecta hasta al 50% de la población en países subdesarrollados y deja a las personas vulnerables a infecciones respiratorias y diarrea.

Pero algunas de las causas menos comunes incluyen drogas o medicamentos. Fuente )

Por lo tanto, es perfectamente posible que un medicamento o droga cause el síndrome de inmunodeficiencia adquirida. Y la evidencia anterior sugiere que la inyección de Covid-19 debería agregarse a la lista.

¿De qué otra manera explica los datos de los EE. UU. que muestran que el cincuenta y uno por ciento de todas las reacciones adversas asociadas con el SIDA notificadas desde el año 2000 se notificaron en 2021, y un 16 % más en 2022 hasta ahora?

Datos fuente

¿De qué otra manera explicaría un aumento del 1919 % en el cáncer común asociado con el SIDA que se informó al Sistema de Informes de Eventos Adversos de Vacunas de los Centros para el Control de Enfermedades de EE. UU. en 2021 en comparación con el promedio de 2000 a 2020?

Datos fuente

¿Realmente debemos creer que esto es solo una desafortunada coincidencia? ¿O estamos presenciando el informe público estadounidense a los Centros para el Control de Enfermedades de que las inyecciones de Covid-19 les están causando el síndrome de inmunodeficiencia adquirida?

A juzgar por el hecho de que no podemos pasar una sola semana sin escuchar sobre el resurgimiento o el surgimiento de una enfermedad o dolencia, vamos a optar por lo último.

Los datos del mundo real no mienten. Algo anda muy mal, y es por las Inyecciones de Covid-19.

Fuente: https://expose-news.com/2022/07/24/monkeypox-hep-sads-covid-vaccine-injury-coverup/

Saluda al oro ruso y al petroyuan chino

Por PEPE ESCOBAR

Tardó mucho en llegar, pero finalmente se están revelando algunos lineamientos clave de los nuevos fundamentos del mundo multipolar.

El viernes, después de una reunión por videoconferencia, la Unión Económica Euroasiática (UEEA) y China acordaron diseñar el mecanismo para un sistema monetario y financiero internacional independiente. La UEEA está formada por Rusia, Kazajstán, Kirguistán, Bielorrusia y Armenia, está estableciendo acuerdos de libre comercio con otras naciones euroasiáticas y se está interconectando progresivamente con la Iniciativa China de la Franja y la Ruta (BRI).

A todos los efectos prácticos, la idea proviene de Sergei Glazyev, el economista independiente más importante de Rusia, ex asesor del presidente Vladimir Putin y ministro de Integración y Macroeconomía de la Comisión Económica de Eurasia, el organismo regulador de la UEEA.

El papel central de Glazyev en el diseño de la nueva estrategia económica / financiera rusa y euroasiática ha sido examinado aquí. Vio la presión financiera occidental en Moscú llegando a años luz antes que otros.

Diplomáticamente, Glazyev atribuyó el fruto de la idea a «los desafíos y riesgos comunes asociados con la desaceleración económica mundial y las medidas restrictivas contra los estados de la UEEA y China».

Traducción: como China es tanto una potencia euroasiática como Rusia, necesitan coordinar sus estrategias para eludir el sistema unipolar de los Estados Unidos.

El sistema euroasiático se basará en «una nueva moneda internacional», muy probablemente con el yuan como referencia, calculado como un índice de las monedas nacionales de los países participantes, así como de los precios de las materias primas. El primer borrador ya se discutirá a finales de mes.

El sistema euroasiático está destinado a convertirse en una alternativa seria al dólar estadounidense, ya que la UEEA puede atraer no solo a las naciones que se han unido a la BRI (Kazajstán, por ejemplo, es miembro de ambas), sino también a los principales actores de la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS), así como de la ASEAN. Los actores de Asia Occidental –Irán, Irak, Siria, Líbano– estarán inevitablemente interesados.

A medio y largo plazo, la propagación del nuevo sistema se traducirá en el debilitamiento del sistema de Bretton Woods, que incluso los actores / estrategas serios del mercado estadounidense admiten que está podrido desde adentro. El dólar estadounidense y la hegemonía imperial se enfrentan a mares tormentosos.

Muéstrame ese oro congelado

Mientras tanto, Rusia tiene un grave problema que abordar. El fin de semana pasado, el ministro de Finanzas, Anton Siluanov, confirmó que la mitad de las reservas de oro y divisas de Rusia han sido congeladas por sanciones unilaterales. Sorprende que los expertos financieros rusos hayan colocado una gran parte de la riqueza de la nación donde puede ser fácilmente accedida, e incluso confiscada, por el «Imperio de las Mentiras» (copyright Putin).

Al principio no estaba exactamente claro lo que Siluanov había querido decir. ¿Cómo podrían Elvira Nabiulina del Banco Central y su equipo dejar que la mitad de las reservas extranjeras e incluso el oro se almacenaran en bancos y / o bóvedas occidentales? ¿O es esta una táctica de distracción furtiva de Siluanov?

Nadie está mejor equipado para responder a estas preguntas que el inestimable Michael Hudson, autor de la reciente edición revisada de Super Imperialism: The Economic Strategy of the American Empire.

Hudson fue bastante franco: «Cuando escuché por primera vez la palabra ‘congelado’, pensé que esto significaba que Rusia no iba a gastar sus preciosas reservas de oro en apoyar al rublo, tratando de luchar contra una incursión al estilo Soros desde el oeste. Pero ahora la palabra ‘congelado’ parece haber significado que Rusia lo había enviado al extranjero, fuera de su control».

«Parece que al menos a partir de junio pasado, todo el oro ruso se mantuvo en la propia Rusia. Al mismo tiempo, habría sido natural haber mantenido valores y depósitos bancarios en los Estados Unidos y Gran Bretaña, porque ahí es donde ocurre la mayor intervención en los mercados mundiales de divisas», agregó Hudson.

Esencialmente, todo sigue en el aire: «Mi primera lectura asumió que Rusia debe estar haciendo algo inteligente. Si era inteligente mover oro al extranjero, tal vez estaba haciendo lo que hacen otros bancos centrales: «prestarlo» a los especuladores, por un pago de intereses o una tarifa. Hasta que Rusia le diga al mundo dónde se puso su oro y por qué, no podemos entenderlo. ¿Estaba en el Banco de Inglaterra, incluso después de que Inglaterra confiscara el oro de Venezuela? ¿Fue en la Fed de Nueva York, incluso después de que la Fed confiscó las reservas de Afganistán?»

Hasta ahora, no ha habido ninguna aclaración adicional ni de Siluanov ni de Nabiulina. Los escenarios giran en torno a una serie de deportaciones al norte de Siberia por traición nacional. Hudson añade elementos importantes al rompecabezas:

«Si [las reservas] están congeladas, ¿por qué Rusia está pagando intereses sobre su deuda externa que vence? Puede dirigir al «congelador» a pagar, a echar la culpa del incumplimiento. Puede hablar sobre la congelación de Chase Manhattan de la cuenta bancaria de Irán desde la cual Irán trató de pagar intereses sobre su deuda denominada en dólares. Puede insistir en que cualquier pago de los países de la OTAN se liquide por adelantado con oro físico. O puede desembarcar paracaidistas en el Banco de Inglaterra y recuperar oro, algo así como Goldfinger en Fort Knox. Lo importante es que Rusia explique lo que sucedió y cómo fue atacado, como una advertencia a otros países».

Como clincher, Hudson no pudo sino guiñarle un ojo a Glazyev: «Tal vez Rusia debería nombrar a un no pro-occidental en el Banco Central».

El cambio de juego del petrodólar

Es tentador leer en las palabras del ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, en la cumbre diplomática en Antalya el jueves pasado, una admisión velada de que Moscú puede no haber estado totalmente preparado para la pesada artillería financiera desplegada por los estadounidenses:

«Resolveremos el problema, y la solución será ya no depender de nuestros socios occidentales, ya sean gobiernos o empresas que actúen como herramientas de agresión política occidental contra Rusia en lugar de perseguir los intereses de sus negocios. Nos aseguraremos de que nunca más nos encontremos en una situación similar y que ni un Tío Sam ni nadie más pueda tomar decisiones destinadas a destruir nuestra economía. Encontraremos una manera de eliminar esta dependencia. Deberíamos haberlo hecho hace mucho tiempo».

Entonces, «hace mucho tiempo» comienza ahora. Y uno de sus pilares será el sistema financiero euroasiático. Mientras tanto, «el mercado» (como en el casino especulativo estadounidense) ha «juzgado» (según sus oráculos hechos a sí mismos) que las reservas de oro rusas, las que se quedaron en Rusia, no pueden soportar el rublo.

Ese no es el problema, en varios niveles. Los oráculos hechos a sí mismos, con el cerebro lavado durante décadas, creen que el Hegemón dicta lo que hace «el mercado». Eso es mera propaganda. El hecho crucial es que en el nuevo paradigma emergente, las naciones de la OTAN representan, en el mejor de los casos, el 15 por ciento de la población mundial. Rusia no se verá obligada a practicar la autarquía porque no lo necesita: la mayor parte del mundo, como hemos visto representado en la fuerte lista de naciones no sancionadoras, está lista para hacer negocios con Moscú.

Irán ha demostrado cómo hacerlo. Los comerciantes del Golfo Pérsico confirmaron a The Cradle que Irán está vendiendo no menos de 3 millones de barriles de petróleo al día incluso ahora, sin un acuerdo firmado del JCPOA (Plan de Acción Integral Conjunto, actualmente en negociación en Viena). El petróleo se reetiqueta, se contrabandea y se transfiere de los petroleros en la oscuridad de la noche.

Otro ejemplo: la Indian Oil Corporation (IOC), una enorme refinería, acaba de comprar 3 millones de barriles de Urales rusos al comerciante Vitol para su entrega en mayo. No hay sanciones sobre el petróleo ruso, al menos no todavía.

El plan reduccionista y mackinderesco de Washington es manipular a Ucrania como un peón desechable para ir a tierra quemada en Rusia, y luego golpear a China. Esencialmente, divide y vencerás para aplastar no solo a uno, sino a dos competidores pares en Eurasia que están avanzando al unísono como socios estratégicos integrales.

Como lo ve Hudson: «China está en la mira, y lo que le sucedió a Rusia es un ensayo general de lo que le puede pasar a China. Lo mejor es romperse más temprano que tarde en estas condiciones. Porque el apalancamiento es más alto ahora».

Todo el alboroto sobre «colapsar los mercados rusos», poner fin a la inversión extranjera, destruir el rublo, un «embargo comercial completo», expulsar a Rusia de «la comunidad de naciones», y así sucesivamente, eso es para las galerías zombificadas. Irán ha estado lidiando con lo mismo durante cuatro décadas y sobrevivió.

La justicia poética histórica, como insinuó Lavrov, ahora dictamina que Rusia e Irán están a punto de firmar un acuerdo muy importante, que probablemente sea un equivalente de la asociación estratégica Irán-China. Los tres nodos principales de la integración de Eurasia están perfeccionando su interacción sobre la marcha, y más temprano que tarde, pueden estar utilizando un nuevo sistema monetario y financiero independiente.

Pero hay más justicia poética en camino, que gira en torno al cambio de juego definitivo. Y llegó mucho antes de lo que todos pensábamos.

Arabia Saudita está considerando aceptar yuanes chinos, y no dólares estadounidenses, para vender petróleo a China. Traducción: Beijing le dijo a Riad que este es el nuevo surco. El fin del petrodólar está cerca, y ese es el clavo certificado en el ataúd de la indispensable Hegemonía.

Mientras tanto, hay un misterio por resolver: ¿Dónde está ese oro ruso congelado?

Fuente: https://www.unz.com/pescobar/say-hello-to-russian-gold-and-chinese-petroyuan/

Un patrón de muertes que debería hacer reaccionar a las autoridades

Datos impactantes de mortalidad de Alemania, Austria, Israel, Inglaterra: miles de muertes no relacionadas con Covid posteriores a las ‘vacunas’ parecen estar siendo encubiertas, clasificadas erróneamente como muertes de no vacunados … Según el profesor alemán Christof Kuhbandner, de la Universidad de Regensberg, estamos ante una “situación extremadamente alarmante”.

El profesor de la Universidad de Regensberg Christof Kuhbandner descubrió lo que él llama una situación extremadamente alarmante, en la que miles y miles de muertes que se están ocultando en las estadísticas.

Informe de Inglaterra enciende las alarmas

Según este informe austriaco transmitido por servus.tv, el profesor Kuhbandner se encontró con un estudio preliminar reciente en la revista ResearchGate, donde los autores examinaron el informe de vigilancia de mortalidad por vacunas ONS del Reino Unido.

Aunque a primera vista la mortalidad por todas las causas parecía mucho más baja en los vacunados que en los no vacunados, en una inspección más cercana encontraron inconsistencias y anomalías fundamentales en los datos y que había habido una «categorización errónea sistémica de muertes entre las diferentes categorías de no vacunados y vacunados», entre otros factores.

Para el período de las semanas 1-38 de 2021, las Figuras 8 y 9 muestran fuertes picos en la mortalidad no relacionada con Covid para los grupos de edad de 60-69 y 70-79 años no vacunados, mientras que la mortalidad entre los vacunados se mantuvo estable.

A primera vista, esto sugeriría que las vacunas estaban funcionando bien en Inglaterra y Gales. Pero el final no es feliz …

Inquietante: los picos se produjeron al mismo tiempo

El Prof. Kuhbandner notó que algo muy inusual estaba sucediendo y examinó la tendencia también para el grupo de edad de más de 80 años. Las siguientes son las parcelas para los tres grupos de edad. Los picos y las muertes fueron compensados.

Además, los autores del artículo también comentaron:

«En años anteriores, cada uno de los grupos de 60-69, 70-79 y 80+ tiene picos de mortalidad al mismo tiempo durante el año (incluido 2020 cuando todos sufrieron el pico de covid de abril al mismo tiempo). Sin embargo, en 2021, cada grupo de edad tiene picos de mortalidad no relacionados con Covid para los no vacunados en un momento diferente, es decir, el momento en que los programas de vacunación para esas cohortes alcanzan su pico”.

Es decir, las vacunas se implementaron por etapas, primero se administraron a los más ancianos (más de 80 años) y luego al siguiente grupo (70-79) y luego al grupo de 60-69 algunas semanas después. Los picos de muerte siguieron luego a las etapas de vacunación.

Entonces, ¿por qué según la historia oficial las personas que NO reciben la vacuna son las que mueren en grandes cantidades y no las que reciben la vacuna?

Esto se debe a que en Europa, el estado de «vacunado» se asigna por primera vez 14 días después de recibir la vacuna final. ¡Por lo tanto, cualquier muerte que ocurra antes de esto termina contándose como una «muerte no vacunada»! Entonces, si un paciente que recibió una vacuna muere menos de 14 días después, se cuenta como una muerte sin vacunar. Así es como se ocultan las muertes por vacunas. Y hay muchos miles.

Como muestran las Figuras 5 a 7 anteriores, se produjeron miles de muertes poco después de que se administraron las vacunas, y muchas de ellas probablemente estaban relacionadas con la vacuna misma. Si este es el caso a nivel mundial, y no solo en Gran Bretaña, entonces la cantidad de muertes por vacunas puede ser profunda. La pesadilla parece ser cierta, muestra el profesor Kuhbandner.

Mismo patrón en Alemania

El Prof. Kuhbandner luego examinó los datos de mortalidad de Alemania y encontró el mismo patrón: grandes saltos en la mortalidad inmediatamente después de las campañas de vacunación. Estas muertes parecen ser el resultado directo de las vacunas. Es demasiada coincidencia como para descartarlo.

“Cuando expresas esto en números, se traduce en un promedio de 700 muertes más por día”, le dijo Kuhbandner a servus.tv, mirando solo los números alemanes.

“Sería como dos aviones comerciales llenos de gente estrellándose todos los días”.

Kuhbandner también encontró el mismo patrón de muerte posterior a la vacunación en Israel.

El profesor de la Universidad de Ratisbona se puso en contacto con los institutos Robert Koch y Paul Ehrlich alemanes para presentar sus hallazgos, pero hasta ahora los han ignorado. El Instituo Robert Koch escribió que no “tenía la capacidad de evaluar las sospechas de cada individuo”.

“Situación extremadamente alarmante”

Tal como están las cosas, nadie sabe cuándo las autoridades responsables tomarán en serio estos hallazgos extremadamente inquietantes. Sin embargo, hasta que lo hagan, muchos miles más van a morir todos los días.

“Si resulta que hay un efecto causal con las vacunas, entonces nos enfrentamos a una situación extremadamente alarmante”, dice Kuhbandner. “Entonces tenemos un caso aquí en el que miles de personas mueren diariamente por la vacuna sin que nos demos cuenta”.

Vídeo: Prof-Kuhbandner-Tote-nach-Impfungen-Servus-TV-01-2022/11

Klark Jouss

(Fuentes: http://astillasderealidad2.blogspot.com/;  https://msyc1.wordpress.com/; visto en https://trikoobanews.com/)

Más de mil (1000) estudios científicos demuestran que las «vacunas» contra el COVID-19 son peligrosas

La falsa propaganda «segura y efectiva», difundida por funcionarios públicos que ahora continúan impulsando esta vacuna, es un claro incumplimiento del deber. El titular de un cargo público está sujeto y es consciente de un deber de prevenir la muerte o las lesiones graves que surjan únicamente en virtud de las funciones del cargo público.

Muchos han incumplido ese deber y, al hacerlo, están causando imprudentemente un riesgo de muerte o lesiones graves, al continuar independientemente de los peligros ahora confirmados asociados con las inyecciones de COVID 19. Algunos de estos riesgos son coagulación de la sangre, miocarditis, pericarditis, trombosis, trombocitopenia, anafilaxia, parálisis de Bell, Guillain-Barré, cáncer incluyendo muertes, etc.

  1. Trombosis venosa cerebral después de la vacunación contra la COVID-19 en el Reino Unido: un estudio de cohorte multicéntrico: https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(21)01608-1/
  2. Trombocitopenia trombótica inmunológica inducida por vacunación con coagulación intravascular diseminada y muerte después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1052305721003414
  3. Hemorragia cerebral fatal después de la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33928772/
  4. Miocarditis después de la vacunación con ARNm contra el SARS-CoV-2, una serie de casos: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2666602221000409
  5. Tres casos de tromboembolismo venoso agudo en mujeres después de la vacunación contra COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2213333X21003929
  6. Trombosis aguda del árbol coronario después de la vacunación contra COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S1936879821003988
  7. Informes de casos estadounidenses de trombosis del seno venoso cerebral con trombocitopenia después de la vacunación con Ad26.COV2.S (contra covid-19), del 2 de marzo al 21 de abril de 2020: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33929487/
  8. Trombosis de la vena porta asociada con la vacuna ChAdOx1 nCov-19: https://www.thelancet.com/journals/langas/article/PIIS2468-1253(21)00197-7/
  9. Manejo de la trombosis venosa cerebral y esplácnica asociada con trombocitopenia en sujetos previamente vacunados con Vaxzevria (AstraZeneca): declaración de posición de la Sociedad Italiana para el Estudio de la Hemostasia y la Trombosis (SISET): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33871350/
  10. Trombocitopenia inmunitaria trombótica inducida por vacunación y trombosis del seno venoso cerebral después de la vacunación con COVID-19; una revisión sistemática: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0022510X21003014
  11. Trombosis con síndrome de trombocitopenia asociada a las vacunas contra la COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0735675721004381
  12. Trombosis y trombocitopenia inducidas por la vacuna contra la Covid-19: un comentario sobre un dilema clínico importante y práctico: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0033062021000505
  13. Trombosis con síndrome de trombocitopenia asociada a vacunas de vectores virales COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0953620521001904
  14. Trombocitopenia trombótica inmunológica inmunológica inducida por la vacuna COVID-19: una causa emergente de trombosis venosa esplácnica: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1665268121000557
  15. El papel de las plaquetas en la coagulopatía asociada a COVID-19 y la trombocitopenia inmune trombótica inducida por la vacuna (covid): https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1050173821000967
  16. Raíces de la autoinmunidad de los eventos trombóticos después de la vacunación contra el COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S1568997221002160
  17. Trombosis del seno venoso cerebral después de la vacunación: la experiencia del Reino Unido: https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(21)01788-8/fulltext
  18. Trombocitopenia inmunitaria trombótica inducida por la vacuna contra el SARS-CoV-2: https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/nejme2106315
  19. Miocarditis después de la inmunización con vacunas de ARNm COVID-19 en miembros del ejército de los Estados Unidos. Este artículo informa que en «23 pacientes masculinos, incluidos 22 miembros militares previamente sanos, se identificó miocarditis dentro de los 4 días posteriores a la recepción de la vacuna»: https://jamanetwork.com/journals/jamacardiology/fullarticle/2781601
  20. Trombosis y trombocitopenia después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa2104882?query=recirc_curatedRelated_article
  21. Asociación de la miocarditis con la vacuna BNT162b2 arn mensajero COVID-19 en una serie de casos de niños: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34374740/
  22. Trombocitopenia trombótica después de la vacunación con ChAdOx1 nCov-19: https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa2104840?query=recirc_curatedRelated_article
  23. Hallazgos post mortem en la trombocitopenia trombótica inducida por la vacuna (covid-19): https://haematologica.org/article/view/haematol.2021.279075
  24. Trombocitopenia, incluida la trombocitopenia inmune después de recibir las vacunas de ARNm contra la COVID-19 notificadas al Sistema de Notificación de Eventos Adversos a las Vacunas (VAERS): https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0264410X21005247
  25. Miocarditis sintomática aguda en siete adolescentes tras la vacunación Pfizer-BioNTech contra la COVID-19: https://pediatrics.aappublications.org/content/early/2021/06/04/peds.2021-052478
  26. Afasia siete días después de la segunda dosis de una vacuna contra el SARS-CoV-2 basada en ARNm. La resonancia magnética cerebral reveló una hemorragia intracerebral (ICBH) en el lóbulo temporal izquierdo en un hombre de 52 años. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2589238X21000292#f0005
  27. Comparación de los episodios trombóticos inducidos por la vacuna entre las vacunas ChAdOx1 nCoV-19 y Ad26.COV.2.S: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0896841121000895
  28. Hipótesis detrás de los casos muy raros de trombosis con síndrome de trombocitopenia después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0049384821003315
  29. Coágulos sanguíneos y episodios hemorrágicos tras la vacunación con BNT162b2 y ChAdOx1 nCoV-19: análisis de datos europeos: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0896841121000937
  30. Trombosis venosa cerebral después de la vacuna BNT162b2 mRNA SARS-CoV-2: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S1052305721003098
  31. Insuficiencia suprarrenal primaria asociada con trombocitopenia inmune trombótica inducida por la vacuna Oxford-AstraZeneca ChAdOx1 nCoV-19 (VITT): https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0953620521002363
  32. Miocarditis y pericarditis después de la vacunación con ARNm DE COVID-19: consideraciones prácticas para los proveedores de atención: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0828282X21006243
  33. «Trombosis de la vena porta que ocurre después de la primera dosis de la vacuna de ARNm contra el SARS-CoV-2 en un paciente con síndrome antifosfolípido»: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2666572721000389
  34. Resultados tempranos del tratamiento con bivalirudina para la trombocitopenia trombótica y la trombosis venosa cerebral después de la vacunación con Ad26.COV2.S: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0196064421003425
  35. Miocarditis, pericarditis y miocardiopatía después de la vacunación contra el COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1443950621011562
  36. Mecanismos de inmunotrombosis en la trombocitopenia trombótica inducida por vacunación (VITT) en comparación con la infección natural por SARS-CoV-2: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0896841121000706
  37. Trombocitopenia inmunitaria protrombótica después de la vacunación contra la COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0006497121009411
  38. Trombocitopenia trombótica inducida por vacunas: el capítulo oscuro de una historia de éxito: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2589936821000256
  39. Trombosis venosa cerebral negativa para anticuerpos anti-PF4 sin trombocitopenia después de la inmunización con la vacuna COVID-19 en un hombre indio de edad avanzada no comórbido tratado con anticoagulación convencional a base de heparina-warfarina: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1871402121002046
  40. Trombosis después de la vacunación contra la COVID-19: posible vínculo con las vías de la ECA: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0049384821004369
  41. Trombosis venosa cerebral en la población estadounidense después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 con adenovirus y después de COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0735109721051949
  42. Un caso raro de un hombre asiático de mediana edad con trombosis venosa cerebral después de la vacunación contra el COVID-19 de AstraZeneca: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0735675721005714
  43. Trombosis del seno venoso cerebral y trombocitopenia tras la vacunación contra la COVID-19: informe de dos casos en el Reino Unido: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S088915912100163X
  44. Púrpura trombocitopénica inmune después de la vacunación con la vacuna contra la COVID-19 (ChAdOx1 nCov-19): https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0006497121013963.
  45. Anticuerpos antifosfolípidos y riesgo de trombofilia tras la vacunación contra el COVID-19: ¿la gota que colma el vaso?: https://docs.google.com/document/d/1XzajasO8VMMnC3CdxSBKks1o7kiOLXFQ
  46. Trombocitopenia trombótica inducida por vacunas, un caso raro pero grave de fuego amigo en la batalla contra la pandemia de COVID-19: ¿Qué patogénesis?: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0953620521002314
  47. Recomendaciones diagnóstico-terapéuticas del grupo de trabajo de expertos ad-hoc FACME sobre el manejo de la trombosis venosa cerebral relacionada con la vacunación contra la COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0213485321000839
  48. Trombocitopenia y trombosis venosa intracraneal tras la exposición a la «vacuna AstraZeneca COVID-19»: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33918932/
  49. Trombocitopenia tras la vacunación contra el SARS-CoV-2 de Pfizer y Moderna: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33606296/
  50. Trombocitopenia inmune grave y refractaria que ocurre después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33854395/
  51. Erupción purpúrica y trombocitopenia después de la vacuna CONTRA el COVID-19 mRNA-1273 (moderna): https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7996471/
  52. Vacunación contra la COVID-19: información sobre la aparición de trombosis arterial y venosa utilizando datos de VigiBase: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33863748/
  53. Trombosis venosa cerebral asociada a la vacuna contra la covid-19 en Alemania: https://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/ana.26172
  54. Trombosis venosa cerebral tras la vacunación con ARNm BNT162b2 de BNT162b2 contra el SARS-CoV-2: un evento de cisne negro: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34133027/
  55. La importancia de reconocer la trombosis venosa cerebral después de la vacunación anti-COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34001390/
  56. Trombosis con trombocitopenia después de la vacuna de ARN mensajero -1273: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34181446/
  57. Coágulos sanguíneos y sangrado después de la vacunación BNT162b2 y ChAdOx1 nCoV-19: un análisis de datos europeos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34174723/
  58. Primera dosis de las vacunas ChAdOx1 y BNT162b2 contra la COVID-19 y eventos trombocitopénicos, tromboembólicos y hemorrágicos en Escocia: https://www.nature.com/articles/s41591-021-01408-4
  59. Exacerbación de la trombocitopenia inmune después de la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34075578/
  60. Primer informe de un episodio de iTTP de novo asociado con una vacuna anti-COVID-19 basada en ARNm COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34105244/
  61. Inmunoensayos PF4 en trombocitopenia trombótica inducida por vacunación: https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMc2106383
  62. Epítopos de anticuerpos en la trombocitopenia trombótica inmune inducida por vacunas: https://www.nature.com/articles/s41586-021-03744-4
  63. Miocarditis con vacunas de ARNm contra la COVID-19: https://www.ahajournals.org/doi/pdf/10.1161/CIRCULATIONAHA.121.056135
  64. Miocarditis y pericarditis después de la vacunación contra la COVID-19: https://jamanetwork.com/journals/jama/fullarticle/2782900
  65. Miocarditis asociada temporalmente a la vacunación contra la COVID-19: https://www.ahajournals.org/doi/pdf/10.1161/CIRCULATIONAHA.121.055891.
  66. Vacunación contra la COVID-19 asociada con la miocarditis en adolescentes: https://pediatrics.aappublications.org/content/pediatrics/early/2021/08/12/peds.2021-053427.full.pdf
  67. Miocarditis aguda tras la administración de la vacuna BNT162b2 contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33994339/
  68. Asociación temporal entre la vacuna contra la COVID-19 Ad26.COV2.S y la miocarditis aguda: informe de caso y revisión de la literatura: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1553838921005789
  69. Miocarditis inducida por la vacuna COVID-19: un informe de caso con revisión de la literatura: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1871402121002253
  70. Posible asociación entre la vacuna contra la COVID-19 y la miocarditis: hallazgos clínicos y de CMR: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1936878X2100485X
  71. Recurrencia de la miocarditis aguda asociada temporalmente con la recepción de la vacuna contra la enfermedad por coronavirus mRNA 2019 (COVID-19) en un adolescente masculino: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S002234762100617X
  72. Miocarditis fulminante e hiperinflamación sistémica asociada temporalmente a la vacunación con ARNm BNT162b2 COVID-19 en dos pacientes: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0167527321012286.
  73. Miocarditis aguda después de la administración de la vacuna BNT162b2: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2214250921001530
  74. Miocarditis linfohistocítica después de la vacunación con COVID-19 Ad26.COV2.S vector viral: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2352906721001573
  75. Miocarditis después de la vacunación con BNT162b2 en un hombre sano: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0735675721005362
  76. Miocarditis aguda después de la vacunación de Comirnaty (Pfizer) en un hombre sano con infección previa por SARS-CoV-2: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1930043321005549
  77. Miopericarditis después de la vacunación pfizer contra la COVID-19 en adolescentes: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S002234762100665X
  78. Pericarditis después de la administración de la vacuna de ARNm contra el COVID-19 con ARNm BNT162b2: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1885585721002218
  79. Miocarditis aguda después de la vacunación con ARNm del SARS-CoV-2-1273: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2589790X21001931
  80. Relación temporal entre la segunda dosis de la vacuna BNT162b2 mRNA Covid-19 y la afectación cardíaca en un paciente con infección previa por SARS-COV-2: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2352906721000622
  81. Miopericarditis después de la vacunación con ARNm COVID-19 en adolescentes de 12 a 18 años de edad: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0022347621007368
  82. Miocarditis aguda tras la vacunación contra el SARS-CoV-2 en un hombre de 24 años: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0870255121003243
  83. Información importante sobre la miopericarditis después de la vacunación con ARNm COVID-19 de Pfizer en adolescentes: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0022347621007496
  84. Una serie de pacientes con miocarditis después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 con ARNm-1279 y BNT162b2: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1936878X21004861
  85. Miocardiopatía de Takotsubo después de la vacunación con ARNm COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1443950621011331
  86. Vacunación con ARNm y miocarditis por COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34268277/
  87. Vacuna contra la COVID-19 y miocarditis: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34399967/
  88. Epidemiología y características clínicas de la miocarditis/pericarditis antes de la introducción de la vacuna de ARNm contra la COVID-19 en niños coreanos: un estudio multicéntrico https://search.bvsalud.org/global-literature-on-novel-coronavirus-2019-ncov/resourc e/en/covidwho-1360706.
  89. Vacunas contra la COVID-19 y miocarditis: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34246566/
  90. La miocarditis y otras complicaciones cardiovasculares de las vacunas COVID-19 basadas en ARNm covid-19 https://www.cureus.com/articles/61030-myocarditis-and-other-cardiovascular-comp las vacunas covid-19 basadas en mrna https://www.cureus.com/articles/61030-myocarditis-and-other-cardiovascular-complications-of-the-mrna-based-covid-19-vaccines
  91. Miocarditis, pericarditis y miocardiopatía después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34340927/
  92. Miocarditis con vacunas de ARNm contra el covid-19: https://www.ahajournals.org/doi/10.1161/CIRCULATIONAHA.121.056135
  93. Asociación de la miocarditis con la vacuna de ARNm COVID-19 en niños: https://media.jamanetwork.com/news-item/association-of-myocarditis-with-mrna-co vid-19-vaccine-in-children/
  94. Asociación de la miocarditis con la vacuna de ARN mensajero COVID-19 BNT162b2 en una serie de casos de niños: https://jamanetwork.com/journals/jamacardiology/fullarticle/2783052
  95. Miocarditis después de la inmunización con vacunas de ARNm COVID-19 en miembros del ejército de los Estados Unidos: https://jamanetwork.com/journals/jamacardiology/fullarticle/2781601%5C
  96. Miocarditis que ocurre después de la inmunización con vacunas COVID-19 basadas en ARNm COVID-19: https://jamanetwork.com/journals/jamacardiology/fullarticle/2781600
  97. Miocarditis tras la inmunización con ARNm De Covid-19: https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMc2109975
  98. Pacientes con miocarditis aguda después de la vacunación con ARNm del COVID-19: https://jamanetwork.com/journals/jamacardiology/fullarticle/2781602
  99. Miocarditis asociada a la vacunación con ARNm COVID-19: https://pubs.rsna.org/doi/10.1148/radiol.2021211430
  100. Miocarditis aguda sintomática en 7 adolescentes después de la vacunación Pfizer-BioNTech COVID-19: https://pediatrics.aappublications.org/content/148/3/e2021052478
  101. Hallazgos de imágenes de resonancia magnética cardiovascular en pacientes adultos jóvenes con miocarditis aguda después de la vacunación con ARNm covid-19: una serie de casos: https://jcmr-online.biomedcentral.com/articles/10.1186/s12968-021-00795-4
  102. Guía clínica para jóvenes con miocarditis y pericarditis después de la vacunación con ARNm DE COVID-19: https://www.cps.ca/en/documents/position/clinical-guidance-for-youth-with-myocarditis-and-pericarditis
  103. Imágenes cardíacas de la miocarditis aguda después de la vacunación con ARNm de COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34402228/
  104. Informe del caso: miocarditis aguda después de la segunda dosis de la vacuna de ARNm contra el SARS-CoV-2 mRNA-1273: https://academic.oup.com/ehjcr/article/5/8/ytab319/6339567
  105. Miocarditis / pericarditis asociada a la vacuna COVID-19: https://science.gc.ca/eic/site/063.nsf/eng/h_98291.html
  106. Lesión cardíaca transitoria en adolescentes que reciben la vacuna BNT162b2 mRNA COVID-19: https://journals.lww.com/pidj/Abstract/9000/Transient_Cardiac_Injury_in_Adolesce nts_Receiving.95800.aspx
  107. Perimiocarditis en adolescentes tras la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19: https://academic.oup.com/jpids/advance-article/doi/10.1093/jpids/piab060/6329543
  108. La nueva plataforma de vacunas de ARNm contra la COVID-19 y la miocarditis: pistas sobre el posible mecanismo subyacente: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34312010/
  109. Lesión miocárdica aguda después de la vacunación contra la COVID-19: un informe de caso y una revisión de la evidencia actual de la base de datos del Sistema de Notificación de Eventos Adversos a las Vacunas: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34219532/
  110. Esté alerta al riesgo de eventos cardiovasculares adversos después de la vacunación contra el COVID-19: https://www.xiahepublishing.com/m/2472-0712/ERHM-2021-00033
  111. Miocarditis asociada con la vacunación contra la COVID-19: hallazgos ecocardiográficos, tomografías cardíacas y resonancia magnética: https://www.ahajournals.org/doi/10.1161/CIRCIMAGING.121.013236
  112. Evaluación en profundidad de un caso de presunta miocarditis después de la segunda dosis de la vacuna de ARNm covid-19: https://www.ahajournals.org/doi/10.1161/CIRCULATIONAHA.121.056038
  113. Aparición de miocarditis aguda similar a un infarto después de la vacunación contra el COVID-19: ¿solo una coincidencia accidental o más bien una miocarditis autoinmune asociada a la vacunación?: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34333695/
  114. Recurrencia de la miocarditis aguda asociada temporalmente con la recepción de la vacuna contra la enfermedad por coronavirus mRNA 2019 (COVID-19) en un adolescente masculino: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC8216855/
  115. Miocarditis después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: ¿una reacción inducida por la vacuna?: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34118375/
  116. Miocarditis autolimitada que se presenta con dolor torácico y elevación del segmento ST en adolescentes después de la vacunación con la vacuna BNT162b2 mRNA: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34180390/
  117. Miopericarditis en un varón adolescente previamente sano después de la vacunación contra la COVID-19: Informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34133825/
  118. Miocarditis linfocítica comprobada por biopsia después de la primera vacunación con ARNm de COVID-19 en un hombre de 40 años: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34487236/
  119. Información de un modelo murino de miopericarditis inducida por la vacuna de ARNm COVID-19: ¿podría la inyección intravenosa accidental de una vacuna inducir miopericarditis https://academic.oup.com/cid/advance-article/doi/10.1093/cid/ciab741/6359059
  120. Presentación inusual de la perimiocarditis aguda después de la vacunación moderna con ARNm-1237 por SARS-COV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34447639/
  121. Perimiocarditis después de la primera dosis de la vacuna mRNA-1273 SARS-CoV-2 (Moderna) mRNA-1273 en un hombre joven sano: informe de caso: https://bmccardiovascdisord.biomedcentral.com/articles/10.1186/s12872-021-02183
  122. Miocarditis aguda después de la segunda dosis de la vacuna contra el SARS-CoV-2: serendipia o relación causal: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34236331/
  123. Rabdomiólisis y fascitis inducida por la vacuna de ARNm COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34435250/
  124. Rabdomiólisis inducida por la vacuna COVID-19: informe de caso con revisión de la literatura: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34186348/.
  125. Anticuerpo gangliósido GM1 y síndrome de Guillain Barré relacionado con COVID-19: informe de caso, revisión sistémica e implicaciones para el desarrollo de vacunas: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2666354621000065
  126. Síndrome de Guillain-Barré tras la vacunación contra la COVID-19 de AstraZeneca: asociación causal o casual: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0303846721004169
  127. Síndrome sensorial de Guillain-Barré tras la vacuna ChAdOx1 nCov-19: informe de dos casos y revisión de la literatura: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0165572821002186
  128. Síndrome de Guillain-Barré después de la primera dosis de la vacuna contra el SARS-CoV-2: una ocurrencia temporal, no una asociación causal: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2214250921000998.
  129. Síndrome de Guillain-Barré que se presenta como diplejía facial tras la vacunación con COVID-19: un caso clínico: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0736467921006442
  130. Síndrome de Guillain-Barré tras la primera inyección de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19: primer informe: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0035378721005853.
  131. Las vacunas contra el SARS-CoV-2 no son seguras para las personas con síndrome de Guillain-Barré después de la vacunación: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2049080121005343
  132. Acute hyperactive encephalopathy following COVID-19 vaccination with dramatic response to methylprednisolone: a case report: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2049080121007536
  133. Facial nerve palsy following administration of COVID-19 mRNA vaccines: analysis of self-report database: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1201971221007049
  134. Síntomas neurológicos y alteraciones de neuroimagen relacionadas con la vacuna COVID-19: causa o coincidencia: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0899707121003557.
  135. Estado epiléptico refractario de nueva aparición después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0165572821001569
  136. Mielitis aguda y vacuna ChAdOx1 nCoV-19: asociación casual o causal: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0165572821002137
  137. La parálisis de Bell y las vacunas contra el SARS-CoV-2: una historia en desarrollo: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1473309921002735
  138. Parálisis de Bell después de la segunda dosis de la vacuna Pfizer COVID-19 en un paciente con antecedentes de parálisis recurrente de Bell: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S266635462100020X
  139. Retinopatía serosa central de inicio agudo después de la inmunización con la vacuna de ARNm COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2451993621001456.
  140. Parálisis de Bell después de la vacunación contra el COVID-19: informe de caso: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S217358082100122X.
  141. Una experiencia hospitalaria académica que evalúa el riesgo de la vacuna de ARNm COVID-19 utilizando el historial de alergias del paciente: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2213219821007972
  142. Linfadenopatía axilar y pectoral inducida por la vacuna COVID-19 en PET: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1930043321002612
  143. Vasculitis asociada a ANCA después de la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0272638621007423
  144. Reacciones cutáneas tardías después de la administración de vacunas de ARNm contra la COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2213219821007996
  145. Rabdomiólisis inducida por la vacuna COVID-19: informe de caso con revisión de la literatura: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1871402121001880
  146. Correlatos clínicos y patológicos de las reacciones cutáneas a la vacuna COVID-19, incluido V-REPP: un estudio basado en registro: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0190962221024427
  147. Trombosis con síndrome de trombocitopenia asociada a vacunas contra la COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0735675721004381.
  148. Anafilaxia asociada a la vacuna COVID-19: una declaración del Comité de Anafilaxia de la Organización Mundial de Alergias: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1939455121000119.
  149. Trombosis venosa cerebral negativa para anticuerpos anti-PF4 sin trombocitopenia después de la inmunización con la vacuna COVID-19 en un hombre indio anciano no comórbido tratado con anticoagulación convencional a base de heparina-warfarina: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1871402121002046.
  150. Miocarditis aguda después de la administración de la vacuna BNT162b2 contra COVID-19:. https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S188558572100133X
  151. Coágulos sanguíneos y sangrado después de la vacuna BNT162b2 y ChAdOx1 nCoV-19: un análisis de datos europeos: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0896841121000937.
  152. trombocitopenia inmune asociada con la vacuna de ARNm BNT162b2 BNT162b2 de Pfizer-BioNTech:. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2214250921002018.
  153. Erupción de fármaco ampolloso después de la segunda dosis de la vacuna COVID-19 mRNA-1273 (Moderna): Informe del caso: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1876034121001878.
  154. Vacunas basadas en ARN COVID-19 y el riesgo de enfermedad priónica: https://scivisionpub.com/pdfs/covid19rna-based-vaccines-and-the-risk-of-prion-dis facilidad-1503.pdf
  155. This study notes that 115 pregnant women lost their babies, out of 827 who participated in a study on the safety of covid-19 vaccines: https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa2104983.
  156. Process-related impurities in the ChAdOx1 nCov-19 vaccine: https://www.researchsquare.com/article/rs-477964/v1
  157. Vacuna de ARNm COVID-19 que causa inflamación del SNC: una serie de casos: https://link.springer.com/article/10.1007/s00415-021-10780-7
  158. Reacciones alérgicas, incluida la anafilaxia, después de recibir la primera dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33475702/
  159. Reacciones alérgicas a la primera vacuna contra la COVID-19: un papel potencial del polietilenglicol: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33320974/
  160. La vacuna de Pfizer plantea problemas de alergia: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33384356/
  161. Reacciones alérgicas, incluida la anafilaxia, después de recibir la primera dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19 – Estados Unidos, 14-23 de diciembre de 2020: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33444297/
  162. Reacciones alérgicas, incluida la anafilaxia, después de recibir la primera dosis de la vacuna Moderna covid-19 – Estados Unidos, 21 de diciembre de 2020-10 de enero de 2021: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33507892/
  163. Informes de anafilaxia después de la vacunación contra la enfermedad por coronavirus 2019, Corea del Sur, del 26 de febrero al 30 de abril de 2021: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34414880/
  164. Informes de anafilaxia después de recibir vacunas de ARNm COVID-19 en los EE. UU.-14 de diciembre de 2020-18 de enero de 2021: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33576785/
  165. Prácticas de inmunización y riesgo de anafilaxia: una actualización actual y completa de los datos de vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34269740/
  166. Relación entre alergias preexistentes y reacciones anafilácticas tras la administración de la vacuna de ARNm contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34215453/
  167. Anafilaxia asociada con las vacunas de ARNm COVID-19: Enfoque para la investigación de alergias: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33932618/
  168. Reacciones alérgicas graves después de la vacunación COVID-19 con la vacuna de Pfizer / BioNTech en Gran Bretaña y los EE. UU.: Declaración de posición de las Sociedades Alemanas de Alergia: Asociación Médica Alemana de Alergólogos (AeDA), Sociedad Alemana de Alergología e Inmunología Clínica (DGAKI) y Sociedad de Alergología Pediátrica y Medicina Ambiental (GPA): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33643776/
  169. Reacciones alérgicas y anafilaxia a las vacunas CONTRA el COVID-19 basadas en LNP: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33571463/
  170. Efectos adversos orofaciales reportados de las vacunas COVID-19: lo conocido y lo desconocido: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33527524/
  171. Efectos adversos cutáneos de las vacunas disponibles contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34518015/
  172. Informe de eventos adversos acumulativos de anafilaxia después de las inyecciones de la vacuna de ARNm COVID-19 (Pfizer-BioNTech) en Japón: informe del primer mes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34347278/
  173. Las vacunas contra la COVID-19 aumentan el riesgo de anafilaxia: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33685103/
  174. Anafilaxia bifásica después de la exposición a la primera dosis de la vacuna de ARNm COVID-19 de Pfizer-BioNTech COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34050949/
  175. Componentes alergénicos de la vacuna mRNA-1273 para COVID-19: posible implicación de la activación del complemento mediada por polietilenglicol e IgG: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33657648/
  176. El polietilenglicol (PEG) es una causa de anafilaxia a la vacuna Pfizer / BioNTech mRNA COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33825239/
  177. Reacciones alérgicas agudas a las vacunas de ARNm contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33683290/
  178. Alergia al polietilenglicol del receptor de la vacuna contra el SARS CoV2: informe de caso de un receptor adulto joven y manejo de la exposición futura al SARS-CoV2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33919151/
  179. Tasas elevadas de anafilaxia después de la vacunación con la vacuna de ARNm BNT162b2 de Pfizer contra COVID-19 en trabajadores de la salud japoneses; un análisis secundario de los datos iniciales de seguridad posteriores a la aprobación: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34128049/
  180. Reacciones alérgicas y eventos adversos asociados con la administración de vacunas basadas en ARNm. Una experiencia en el sistema de salud: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34474708/
  181. Reacciones alérgicas a las vacunas contra la COVID-19: declaración de la Sociedad Belga de Alergia e Inmunología Clínica (BelSACI): https://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/17843286.2021.1909447
  182. . Alergia mediada por IgE al polietilenglicol (PEG) como causa de anafilaxia a las vacunas de ARNm contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34318537/
  183. Reacciones alérgicas después de la vacunación contra el COVID-19: poner el riesgo en perspectiva: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34463751/
  184. Reacciones anafilácticas a las vacunas de ARNm contra la COVID-19: una convocatoria para más estudios: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33846043/ 188.
  185. Riesgo de reacciones alérgicas graves a las vacunas COVID-19 entre pacientes con enfermedad alérgica de la piel: recomendaciones prácticas. Una declaración de posición de ETFAD con expertos externos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33752263/
  186. Vacuna contra la COVID-19 y muerte: algoritmo de causalidad según el diagnóstico de elegibilidad de la OMS: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34073536/
  187. Hemorragia cerebral fatal después de la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33928772/
  188. Una serie de casos de reacciones cutáneas a la vacuna COVID-19 en el Departamento de Dermatología de la Universidad de Loma Linda: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34423106/
  189. Reacciones cutáneas reportadas después de la vacunación contra la COVID-19 de Moderna y Pfizer: un estudio basado en un registro de 414 casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33838206/
  190. Correlatos clínicos y patológicos de las reacciones cutáneas a la vacuna COVID-19, incluido V-REPP: un estudio basado en registro: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34517079/
  191. Reacciones cutáneas tras la vacunación contra el SARS-COV-2: un estudio transversal español de 405 casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34254291/
  192. Reactivación del virus de la varicela zóster y del virus del herpes simple tras la vacunación con COVID-19: revisión de 40 casos en un registro dermatológico internacional: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34487581/
  193. Trombosis inmune y trombocitopenia (VITT) asociada a la vacuna contra la COVID-19: recomendaciones diagnósticas y terapéuticas para un nuevo síndrome: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33987882/
  194. Pruebas de laboratorio para la sospecha de trombocitopenia trombótica (inmune) inducida por la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34138513/
  195. Hemorragia intracerebral por trombosis con síndrome de trombocitopenia tras la vacunación contra la COVID-19: el primer caso mortal en Corea: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34402235/
  196. Riesgo de trombocitopenia y tromboembolismo tras la vacunación contra la covid-19 y pruebas positivas de SARS-CoV-2: estudio de series de casos autocontrolados: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34446426/
  197. Trombocitopenia trombótica inmune inducida por la vacuna y trombosis del seno venoso cerebral después de la vacunación contra el covid-19; una revisión sistemática: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34365148/.
  198. Eventos adversos nerviosos y musculares después de la vacunación con COVID-19: una revisión sistemática y un metanálisis de ensayos clínicos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34452064/.
  199. Un caso raro de trombosis venosa cerebral y coagulación intravascular diseminada asociada temporalmente con la administración de la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33917902/
  200. Insuficiencia suprarrenal primaria asociada con trombocitopenia inmune trombótica inducida por la vacuna Oxford-AstraZeneca ChAdOx1 nCoV-19 (VITT): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34256983/
  201. Trombosis venosa cerebral aguda y embolia de la arteria pulmonar asociada a la vacuna contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34247246/.
  202. Infusión de tromboaspiración y fibrinólisis para la trombosis portomesentérica después de la administración de la vacuna AstraZeneca COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34132839/
  203. Mujer de 59 años con trombosis venosa profunda extensa y tromboembolismo pulmonar 7 días después de una primera dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech BNT162b2 mRNA COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34117206/
  204. Trombosis venosa cerebral y trombocitopenia inducida por vacunas.a. Oxford-AstraZeneca COVID-19: una oportunidad perdida para un rápido retorno de la experiencia: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34033927/
  205. Miocarditis y otras complicaciones cardiovasculares de las vacunas contra la COVID-19 basadas en ARNm: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34277198/
  206. Pericarditis después de la administración de la vacuna COVID-19 mRNA BNT162b2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34364831/
  207. Presentación inusual de pericarditis aguda después de la vacunación contra el ARNm-1237 del SARS-COV-2 Moderno: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34447639/
  208. Informe del caso: miocarditis aguda después de la segunda dosis de la vacuna contra el SARS-CoV-2 mRNA-1273 mRNA-1273: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34514306/
  209. Brotes de enfermedades inmunomediadas o enfermedades de inicio reciente en 27 sujetos después de la vacunación de ARNm/ADN contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33946748/
  210. Información de un modelo murino de miopericarditis inducida por la vacuna de ARNm COVID-19: ¿podría la inyección intravenosa accidental de una vacuna inducir miopericarditis: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34453510/
  211. Trombocitopenia inmune en una vacuna post Covid-19 de 22 años: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33476455/
  212. vasculitis asociada a anticuerpos anticitoplasmáticos de neutrófilos inducida por propiltiouracilo después de la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34451967/
  213. Trombocitopenia inmune secundaria (PTI) asociada a la vacuna ChAdOx1 Covid-19: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34377889/
  214. Trombosis con síndrome de trombocitopenia (TTS) tras la vacunación contra la COVID-19 de AstraZeneca ChAdOx1 nCoV-19 (AZD1222): análisis de riesgo-beneficio para personas <60 años en Australia: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34272095/
  215. Asociación de vacunación contra la COVID-19 y parálisis del nervio facial: un estudio de casos y controles: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34165512/
  216. La asociación entre la vacunación contra la COVID-19 y la parálisis de Bell: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34411533/
  217. Parálisis de Bell después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33611630/
  218. Mielitis transversa aguda (ATM): revisión clínica de 43 pacientes con ATM asociada a COVID-19 y 3 eventos adversos graves de ATM posterior a la vacunación con la vacuna ChAdOx1 nCoV-19 (AZD1222): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33981305/
  219. Parálisis de Bell después de 24 horas de la vacuna mRNA-1273 SARS-CoV-2 mRNA-1273: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34336436/
  220. Parálisis secuencial del nervio facial contralateral después de la primera y segunda dosis de la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34281950/.
  221. Mielitis transversa inducida por la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34458035/
  222. Parálisis del nervio facial periférico después de la vacunación con BNT162b2 (COVID-19): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33734623/
  223. Parálisis nerviosa aguda por abducens después de la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34044114/.
  224. Parálisis del nervio facial después de la administración de vacunas de ARNm COVID-19: análisis de la base de datos de autoinforme: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34492394/
  225. Parálisis oculomotora transitoria después de la administración de la vacuna mensajera DE ARN-1273 para la diplopía del SARS-CoV-2 después de la vacuna contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34369471/
  226. Parálisis de Bell después de la vacunación contra el COVID-19 de Ad26.COV2.S: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34014316/
  227. Parálisis de Bell después de la vacunación contra el COVID-19: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34330676/
  228. Un caso de polirradiculoneuropatía desmielinizante aguda con parálisis facial bilateral después de la vacunación ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34272622/
  229. Síndrome de Guillian Barré tras la vacunación con ARNm-1273 contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34477091/
  230. Parálisis facial aguda como posible complicación de la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33975372/.
  231. Parálisis de Bell después de la vacunación contra el COVID-19 con alta respuesta de anticuerpos en LCR: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34322761/.
  232. Síndrome de Parsonage-Turner asociado con la vacunación contra el SARS-CoV-2 o el SARS-CoV-2. Comentario sobre: «Amiotrofia neurálgica e infección por COVID-19: 2 casos de parálisis nerviosa espinal accesoria» por Coll et al. Articular Spine 2021; 88: 10519: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34139321/.
  233. Parálisis de Bell después de una dosis única de ARNm de la vacuna. SARS-CoV-2: caso clínico: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34032902/.
  234. Hepatitis autoinmune en desarrollo después de la vacuna contra la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19): ¿causalidad o víctima?: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33862041/
  235. Hepatitis autoinmune desencadenada por la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34332438/
  236. Hepatitis autoinmune aguda con anticuerpos antimitocondriales atípicos tras la vacunación con ARNm de COVID-19: una nueva entidad clínica: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34293683/.
  237. Hepatitis autoinmune después de la vacuna COVID: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34225251/
  238. Un nuevo caso de diplejía bifacial variante del síndrome de Guillain-Barré tras la vacunación con Janssen COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34449715/
  239. Comparación de los eventos trombóticos inducidos por la vacuna entre las vacunas ChAdOx1 nCoV-19 y Ad26.COV.2.S: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34139631/.
  240. Trombosis venosa oftálmica superior bilateral, accidente cerebrovascular isquémico y trombocitopenia inmune después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33864750/
  241. Diagnóstico y tratamiento de la trombosis del seno venoso cerebral con trombocitopenia trombótica inmunemunológica inducida por vacunación: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33914590/
  242. Trombosis venosa del seno después de la vacunación con ChAdOx1 nCov-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34420802/
  243. Trombosis del seno venoso cerebral tras la vacunación contra el SARS-CoV-2: un análisis de los casos notificados a la Agencia Europea de Medicamentos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34293217/
  244. Riesgo de trombocitopenia y tromboembolismo tras la vacunación contra la covid-19 y pruebas positivas de SARS-CoV-2: estudio de series de casos autocontrolados: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34446426/
  245. Coágulos sanguíneos y sangrado después de la vacunación BNT162b2 y ChAdOx1 nCoV-19: un análisis de datos europeos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34174723/
  246. Eventos arteriales, tromboembolismo venoso, trombocitopenia y sangrado después de la vacunación con Oxford-AstraZeneca ChAdOx1-S en Dinamarca y Noruega: estudio de cohorte poblacional: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33952445/
  247. Primera dosis de las vacunas ChAdOx1 y BNT162b2 contra la COVID-19 y eventos trombocitopénicos, tromboembólicos y hemorrágicos en Escocia: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34108714/
  248. Trombosis venosa cerebral asociada a la vacuna contra la COVID-19 en Alemania: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34288044/
  249. Infarto cerebral maligno después de la vacunación con ChAdOx1 nCov-19: una variante catastrófica de la trombocitopenia trombótica inmunomediada inducida por la vacuna: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34341358/
  250. arteria celíaca y trombosis de la arteria esplénica complicada por infarto esplénico 7 días después de la primera dosis de la vacuna de Oxford, relación causal o coincidencia: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34261633/.
  251. Insuficiencia suprarrenal primaria asociada con la trombocitopenia trombótica inducida por la vacuna Oxford-AstraZeneca ChAdOx1 nCoV-19 (VITT): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34256983/
  252. Trombocitopenia después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34332437/.
  253. Trombosis del seno venoso cerebral asociada a trombocitopenia tras la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33845870/.
  254. Trombosis con síndrome de trombocitopenia después de la inmunización contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34236343/
  255. Infarto agudo de miocardio dentro de las 24 horas posteriores a la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34364657/.
  256. Neurorretinopatía macular aguda bilateral después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34287612/
  257. trombosis del seno venoso central con hemorragia subaracnoidea después de la vacunación con ARNm COVID-19: ¿son estos informes meramente casuales: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34478433/
  258. Hemorragia intracerebral por trombosis con síndrome de trombocitopenia tras la vacunación contra la COVID-19: el primer caso mortal en Corea: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34402235/
  259. Trombosis venosa cerebral negativa para anticuerpos anti-PF4 sin trombocitopenia después de la inmunización con la vacuna COVID-19 en un hombre indio de edad avanzada no comórbido tratado con anticoagulación convencional a base de heparina-warfarina: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34186376/
  260. Trombosis venosa cerebral 2 semanas después de la primera dosis de la vacuna contra el SARS-CoV-2 mRNA: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34101024/
  261. Un caso de trombocitopenia múltiple y trombosis después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19 contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34137813/
  262. Trombocitopenia trombótica inducida por vacunación: el vínculo elusivo entre la trombosis y las vacunas contra el SARS-CoV-2 basadas en adenovirus: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34191218/
  263. Accidente cerebrovascular isquémico agudo que revela trombocitopenia trombótica inmune inducida por la vacuna ChAdOx1 nCov-19: impacto en la estrategia de recanalización: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34175640/
  264. Estado epiléptico refractario de nueva aparición después de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34153802/
  265. Trombosis con síndrome de trombocitopenia asociada a vacunas de vectores virales COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34092488/
  266. Embolia pulmonar, ataque isquémico transitorio y trombocitopenia después de la vacuna Johnson & Johnson COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34261635/
  267. Infusión de tromboaspiración y fibrinólisis para la trombosis portomesentérica tras la administración de la vacuna AstraZeneca COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34132839/.
  268. Síndrome de TIH espontánea: reemplazo de rodilla, infección y paralelismos con la trombocitopenia trombótica inmune inducida por la vacuna: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34144250/
  269. Trombosis venosa profunda (TVP) que ocurre poco después de la segunda dosis de la vacuna contra el SARS-CoV-2 mRNA: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33687691/
  270. Plaquetas procoagulantes mediadas por anticuerpos procoagulantes en trombocitopenia trombótica inmune asociada con la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34011137/.
  271. Trombocitopenia trombótica inmune inducida por vacunación que causa una forma grave de trombosis venosa cerebral con alta tasa de mortalidad: una serie de casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34393988/.
  272. Micropartículas procoagulantes: un posible vínculo entre la trombocitopenia inmune inducida por la vacuna (VITT) y la trombosis venosa del seno cerebral: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34129181/.
  273. Trombosis atípica asociada a la vacuna VaxZevria® (AstraZeneca): datos de la red francesa de centros regionales de farmacovigilancia: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34083026/.
  274. Trombosis venosa cerebral aguda y embolia de la arteria pulmonar asociada a la vacuna contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34247246/.
  275. Trombosis inducida por vacunación y trombocitopenia con hemorragia suprarrenal bilateral: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34235757/.
  276. Trombosis venosa digital palmar tras la vacunación contra la COVID-19 de Oxford-AstraZeneca: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34473841/.
  277. Trombosis cutánea asociada a necrosis cutánea tras la vacunación Oxford-AstraZeneca contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34189756/
  278. Trombosis venosa cerebral tras la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34045111/.
  279. Úlceras de Lipschütz después de la vacunación contra la COVID-19 de AstraZeneca: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34366434/.
  280. Neuralgia amiotrófica secundaria a la vacuna Vaxzevri (AstraZeneca) COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34330677/
  281. Trombosis con trombocitopenia después de la vacuna Messenger RNA-1273: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34181446/
  282. Hemorragia intracerebral doce días después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34477089/
  283. Trombocitopenia trombótica después de la vacunación con COVID-19: en busca del mecanismo subyacente: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34071883/
  284. Coronavirus (COVID-19) Trombocitopenia trombótica inmunótica inducida por la vacuna (VITT): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34033367/
  285. Comparación de reacciones adversas a medicamentos entre cuatro vacunas contra la COVID-19 en Europa utilizando la base de datos EudraVigilance: Trombosis en sitios inusuales: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34375510/
  286. Adyuvante de inmunoglobulina para la trombocitopenia trombótica inmunitaria inducida por vacunación: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34107198/
  287. Trombocitopenia trombótica grave inducida por la vacunación después de la vacunación con COVID-19: un informe de caso de autopsia y revisión de la literatura: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34355379/.
  288. Un caso de embolia pulmonar aguda después de la inmunización con ARNm del SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34452028/
  289. Consideraciones neuroquirúrgicas con respecto a la craneectomía descompresiva para la hemorragia intracerebral después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 en la trombocitopenia trombótica inducida por la vacuna-VITT: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34202817/
  290. Trombosis y vacunas contra el SARS-CoV-2: trombocitopenia trombótica inmunitaria inducida por vacunación: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34237213/.
  291. Púrpura trombocitopénica trombocitopénica trombótica adquirida: una enfermedad rara asociada con la vacuna BNT162b2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34105247/.
  292. Complejos inmunes, inmunidad innata y NETosis en la trombocitopenia inducida por la vacuna ChAdOx1: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34405870/.
  293. Síndrome sensorial de Guillain-Barré tras la vacuna ChAdOx1 nCov-19: informe de dos casos y revisión de la literatura: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34416410/.
  294. Síndrome de Vogt-Koyanagi-Harada tras la vacunación contra la COVID-19 y ChAdOx1 nCoV-19 (AZD1222): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34462013/.
  295. Reactivación de la enfermedad de Vogt-Koyanagi-Harada bajo control durante más de 6 años, después de la vacunación anti-SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34224024/.
  296. Encefalitis postvacuna después de ChAdOx1 nCov-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34324214/
  297. Síntomas neurológicos y alteraciones de neuroimagen relacionadas con la vacuna COVID-19: ¿causa o coincidencia?: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34507266/
  298. Síndrome de fuga capilar sistémica mortal después de la vacunación contra el SARS-COV-2 en un paciente con mieloma múltiple: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34459725/
  299. Síndrome de poliartralgia y mialgia después de la vacunación con ChAdOx1 nCOV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34463066/
  300. Tres casos de tiroiditis subaguda después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: síndrome ASIA posterior a la vacunación: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34043800/.
  301. Diplejía facial: una variante rara y atípica del síndrome de Guillain-Barré y la vacuna Ad26.COV2.S: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34447646/
  302. Asociación entre la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19 y los episodios hemorrágicos: estudio de cohorte poblacional grande: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34479760/.
  303. miocarditis fulminante e hiperinflamación sistémica asociada temporalmente a la vacunación con ARNm BNT162b2 COVID-19 en dos pacientes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34416319/.
  304. Efectos adversos notificados después de la vacunación contra la COVID-19 en un hospital de atención terciaria, centrados en la trombosis del seno venoso cerebral (CVST): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34092166/
  305. Inducción y exacerbación del lupus eritematoso cutáneo subagudo después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 basada en vectores arnm o adenovirales: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34291477/
  306. Petequias y descamación de los dedos después de la inmunización con la vacuna CONTRA el COVID-19 basada en ARN mensajero (ARNm) BTN162b2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34513435/
  307. Reactivación del virus de la hepatitis C después de la vacunación contra la COVID-19: un informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34512037/
  308. Queratólisis inmunomediada bilateral después de la inmunización con la vacuna contra vectores virales recombinantes contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34483273/.
  309. Púrpura trombocitopénica inmunomediada después de la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19 en una anciana: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34513446/
  310. Activación plaquetaria y modulación en trombosis con síndrome de trombocitopenia asociada a la vacuna ChAdO × 1 nCov-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34474550/
  311. Artritis reactiva después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34033732/.
  312. Dos casos de enfermedad de Graves después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: un síndrome autoinmune / inflamatorio inducido por adyuvantes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33858208/
  313. Recaída aguda y alteración de la inmunización después de la vacunación contra la COVID-19 en un paciente con esclerosis múltiple tratado con rituximab: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34015240/
  314. Erupción generalizada del fármaco ampolloso fijo después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34482558/
  315. Vacuna de ARNm COVID-19 que causa inflamación del SNC: una serie de casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34480607/
  316. Hiperplasia tímica después de la vacunación basada en ARNm de Covid-19 con Covid-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34462647/
  317. Encefalomielitis aguda diseminada tras la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34325334/
  318. Síndrome de Tolosa-Hunt que ocurre después de la vacunación contra covid-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34513398/
  319. Síndrome de extravasación capilar sistémica tras la vacunación con ChAdOx1 nCOV-19 (Oxford-AstraZeneca): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34362727/
  320. Trombocitopenia inmunomediada asociada con la vacuna Ad26.COV2.S (Janssen; Johnson & Johnson): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34469919/.
  321. Trombocitopenia transitoria con autoanticuerpos plaquetarios específicos de glicoproteínas después de la vacunación con Ad26.COV2.S: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34516272/.
  322. Encefalopatía hiperactiva aguda después de la vacunación contra la COVID-19 con respuesta dramática a la metilprednisolona: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34512961/
  323. Lesión cardíaca transitoria en adolescentes que reciben la vacuna BNT162b2 mRNA COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34077949/
  324. Desarrollo de hepatitis autoinmune después de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19 (Oxford-AstraZeneca): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34171435/
  325. Recaída grave de la esclerosis múltiple después de la vacunación contra la COVID-19: un informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34447349/
  326. Miocarditis linfohistocítica después de la vacunación con el vector viral COVID-19 Ad26.COV2.S: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34514078/
  327. Linfohistiocitosis hemofagocítica después de la vacunación con ChAdOx1 nCov-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34406660/.
  328. Vasculitis por IgA en paciente adulto después de la vacunación con ChadOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34509658/
  329. Un caso de vasculitis leucocitoclástica después de la vacunación con una vacuna contra el SARS-CoV2: informe del caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34196469/.
  330. Inicio / brote de psoriasis después de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19 del virus Corona (Oxford-AstraZeneca / Covishield): informe de dos casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34350668/
  331. Exacerbación de la enfermedad de Hailey-Hailey después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34436620/
  332. Linfadenopatía supraclavicular tras la vacunación contra la COVID-19 en Corea: seguimiento en serie por ecografía: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34116295/.
  333. Vacuna COVID-19, trombocitopenia trombótica inmune, ictericia, hiperviscosidad: preocupación en casos con problemas hepáticos subyacentes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34509271/.
  334. Informe del Consorcio Internacional de Trombosis Venosa Cerebral sobre trombosis venosa cerebral después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34462996/
  335. Trombocitopenia inmune después de la vacunación durante la pandemia de COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34435486/
  336. COVID-19: las lecciones de la tragedia noruega deben tenerse en cuenta en la planificación del lanzamiento de la vacuna en los países menos desarrollados / en desarrollo: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34435142/
  337. Linfólisis aguda inducida por rituximab y pancitopenia después de la vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34429981/
  338. Exacerbación de la psoriasis en placas tras las vacunas inactivadas de ARNm y BNT162b2 por COVID-19: informe de dos casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34427024/
  339. Enfermedad pulmonar intersticial inducida por vacunación: una reacción rara a la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34510014/.
  340. Reacciones cutáneas vesiculobullosas inducidas por la vacuna de ARNm COVID-19: informe de cuatro casos y revisión de la literatura: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34236711/
  341. Trombocitopenia inducida por vacunación con dolor de cabeza intenso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34525282/
  342. Perimiocarditis aguda después de la primera dosis de la vacuna de ARNm contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34515024/
  343. Rabdomiólisis y fascitis inducida por la vacuna de ARNm COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34435250/.
  344. Efectos adversos cutáneos raros de las vacunas contra la COVID-19: una serie de casos y revisión de la literatura: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34363637/
  345. Trombocitopenia inmune asociada con la vacuna de ARNm COVID-19 de Pfizer-BioNTech BNT162b2: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2214250921002018
  346. Trombocitopenia inmune secundaria supuestamente atribuible a la vacunación contra la COVID-19: https://casereports.bmj.com/content/14/5/e242220.abstract.
  347. Trombocitopenia inmune tras la vacuna Pfizer-BioNTech BNT162b2 mRNA COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34155844/
  348. Trombocitopenia idiopática recién diagnosticada después de la administración de la vacuna COVID-19: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC8176657/.
  349. Púrpura trombocitopénica idiopática y la vacuna moderna contra el Covid-19: https://www.annemergmed.com/article/S0196-0644(21)00122-0/fulltext.
  350. Trombocitopenia tras la vacunación contra el SARS de Pfizer y Moderna – CoV -2: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC8014568/.
  351. Púrpura trombocitopénica inmune y lesión hepática aguda después de la vacunación contra covid-19: https://casereports.bmj.com/content/14/7/e242678.
  352. Recopilación de afecciones hematológicas mediadas por complemento y autoinmunes después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://ashpublications.org/bloodadvances/article/5/13/2794/476324/Autoimmune-and-complement-mediated-hematologic
  353. Erupción petequial asociada con la vacunación con CoronaVac: primer informe de efectos secundarios cutáneos antes de los resultados de la fase 3: https://ejhp.bmj.com/content/early/2021/05/23/ejhpharm-2021-002794
  354. Las vacunas contra la COVID-19 inducen hemólisis grave en la hemoglobinuria paroxística nocturna: https://ashpublications.org/blood/article/137/26/3670/475905/COVID-19-vaccines-induce-severe-hemolysis-in
  355. Trombosis venosa cerebral asociada a la vacuna contra la COVID-19 en Alemania: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34288044/.
  356. Trombosis venosa cerebral tras la vacunación contra la COVID-19: Manejo neurológico y radiológico: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34327553/.
  357. Trombosis venosa cerebral y trombocitopenia después de la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33878469/.
  358. Trombosis del seno venoso cerebral y trombocitopenia tras la vacunación contra la COVID-19: informe de dos casos en el Reino Unido: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33857630/.
  359. Trombosis venosa cerebral inducida por la vacuna contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34090750/.
  360. Trombosis inmunitaria de la arteria carótida inducida por la vacuna COVID-19 vectorizada por adenovirus: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34312301/.
  361. Trombosis del seno venoso cerebral asociada con trombocitopenia trombótica inducida por vacunación: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34333995/
  362. Las funciones de las plaquetas en la coagulopatía asociada a COVID-19 y la trombocitopenia trombótica inmunoinmunológica inducida por vacunas: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34455073/
  363. Trombosis venosa cerebral después de la vacuna BNT162b2 mRNA SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34111775/.
  364. Trombosis venosa cerebral después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34045111/
  365. Trombosis venosa cerebral letal después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33983464/
  366. Trombosis venosa cerebral en la población de LOS ESTADOS UNIDOS, después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 con adenovirus y después de COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34116145/
  367. Trombosis venosa cerebral tras la vacunación contra la COVID-19: es el riesgo de trombosis aumentado por la administración intravascular de la vacuna: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34286453/.
  368. Trombosis del seno venoso central con hemorragia subaracnoidea después de la vacunación con ARNm COVID-19: ¿son estos informes meramente casuales: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34478433/
  369. Trombosis venosa cerebral después de la vacunación chAdOx1 nCov-19 con una primera resonancia magnética cerebral engañosa: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34244448/
  370. Resultados tempranos del tratamiento con bivalirudina para la trombocitopenia trombótica y la trombosis venosa cerebral después de la vacunación con Ad26.COV2.S: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34226070/
  371. Trombosis venosa cerebral asociada a trombocitopenia postvacunación por COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33845870/.
  372. Trombosis venosa cerebral 2 semanas después de la primera dosis de la vacuna contra el SARS-CoV-2 mRNA: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34101024/.
  373. Trombocitopenia trombótica inmune inducida por la vacuna que causa una forma grave de trombosis venosa cerebral con una alta tasa de mortalidad: una serie de casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34393988/.
  374. Interacciones del adenovirus con plaquetas y coagulación y síndrome de trombocitopenia autoinmune asociada a la vacuna: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34407607/.
  375. Dolor de cabeza atribuido a la vacunación contra el COVID-19 (coronavirus SARS-CoV-2) con la vacuna ChAdOx1 nCoV-19 (AZD1222): un estudio de cohorte observacional multicéntrico: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34313952/
  376. Efectos adversos notificados después de la vacunación contra la COVID-19 en un hospital de atención terciaria, centrados en la trombosis del seno venoso cerebral (CVST): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34092166/
  377. Trombosis del seno venoso cerebral tras la vacunación contra el SARS-CoV-2: un análisis de los casos notificados a la Agencia Europea de Medicamentos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34293217/
  378. Un caso raro de un hombre asiático de mediana edad con trombosis venosa cerebral después de la vacunación COVID-19 AstraZeneca: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34274191/
  379. Trombosis venosa cerebral negativa para anticuerpos anti-PF4 sin trombocitopenia después de la inmunización con la vacuna COVID-19 en un hombre indio de edad avanzada no comórbido tratado con anticoagulación convencional a base de heparina-warfarina: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34186376/
  380. Eventos arteriales, tromboembolismo venoso, trombocitopenia y sangrado después de la vacunación con Oxford-AstraZeneca ChAdOx1-S en Dinamarca y Noruega: estudio de cohorte poblacional: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33952445/
  381. Micropartículas procoagulantes: un posible vínculo entre la trombocitopenia inmune inducida por la vacuna (VITT) y la trombosis venosa del seno cerebral: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34129181/
  382. S. casos de trombosis del seno venoso cerebral con trombocitopenia después de la vacunación con Ad26.COV2.S, 2 de marzo al 21 de abril de 2021: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33929487/.
  383. Infarto cerebral maligno después de la vacunación con ChAdOx1 nCov-19: una variante catastrófica de la trombocitopenia trombótica inmunomediada inducida por la vacuna: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34341358/
  384. Accidente cerebrovascular isquémico agudo que revela trombocitopenia trombótica inmune inducida por la vacuna ChAdOx1 nCov-19: impacto en la estrategia de recanalización: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34175640/
  385. Trombocitopenia inmunótica inducida por vacunación (TRV): una nueva entidad clínico-patológica con presentaciones clínicas heterogéneas: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34159588/.
  386. Diagnóstico por imágenes y hallazgos hematológicos en trombosis y trombocitopenia después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19 (AstraZeneca): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34402666/
  387. Raíces de autoinmunidad de eventos trombóticos después de la vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34508917/
  388. Trombosis del seno venoso cerebral después de la vacunación: la experiencia del Reino Unido: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34370974/
  389. Trombosis venosa cerebral masiva e infarto de cuenca venosa como complicaciones tardías de COVID-19: un informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34373991/
  390. Enfoque australiano y neozelandés para el diagnóstico y tratamiento de la trombosis inmune inducida por vacunas y la trombocitopenia inmune: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34490632/
  391. Un estudio observacional para identificar la prevalencia de trombocitopenia y anticuerpos anti-PF4 / polianión en trabajadores de la salud noruegos después de la vacunación contra covid-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33909350/
  392. Mielitis transversa aguda (ATM): revisión clínica de 43 pacientes con ATM asociada a COVID-19 y 3 eventos adversos graves de ATM post-vacunación con vacuna ChAdOx1 nCoV-19 (AZD1222): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33981305/.
  393. Un caso de polirradiculoneuropatía desmielinizante aguda con parálisis facial bilateral después de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34272622/
  394. Trombocitopenia con ictus isquémico agudo y hemorragia en un paciente recientemente vacunado con una vacuna contra la COVID-19 basada en vectores adenovirales:. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33877737/
  395. Incidencia predicha y observada de eventos tromboembólicos entre los coreanos vacunados con la vacuna ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34254476/
  396. Primera dosis de las vacunas ChAdOx1 y BNT162b2 contra la COVID-19 y eventos trombocitopénicos, tromboembólicos y hemorrágicos en Escocia: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34108714/
  397. Trombocitopenia asociada a la vacuna ChAdOx1 nCoV-19: tres casos de trombocitopenia inmune después de 107.720 dosis de vacunación con ChAdOx1 en Tailandia: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34483267/.
  398. Embolia pulmonar, ataque isquémico transitorio y trombocitopenia después de la vacuna Johnson & Johnson COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34261635/
  399. Consideraciones neuroquirúrgicas con respecto a la craniectomía descompresiva para la hemorragia intracerebral después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 en la trombocitopenia trombótica inducida por la vacuna-VITT: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34202817/
  400. Accidente cerebrovascular hemorrágico grande después de la vacunación contra ChAdOx1 nCoV-19: un informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34273119/
  401. Síndrome de poliartralgia y mialgia después de la vacunación con ChAdOx1 nCOV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34463066/
  402. Un caso raro de trombosis y trombocitopenia de la vena oftálmica superior después de la vacunación ChAdOx1 nCoV-19 contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34276917/
  403. Trombosis y síndrome respiratorio agudo grave Vacunas contra el coronavirus 2: trombocitopenia trombótica inmunológica inducida por vacunación: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34237213/.
  404. Trombosis venosa renal y embolia pulmonar secundaria a trombocitopenia inmunitaria trombótica inducida por vacunación (VITT): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34268278/.
  405. Isquemia de las extremidades y trombosis de la arteria pulmonar después de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19 (Oxford-AstraZeneca): un caso de trombocitopenia trombótica inmune inducida por la vacuna: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33990339/.
  406. Asociación entre la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19 y los episodios hemorrágicos: estudio de cohorte poblacional grande: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34479760/.
  407. Trombocitopenia secundaria tras la vacunación contra el SARS-CoV-2: caso clínico de hemorragia y hematoma tras cirugía oral menor: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34314875/.
  408. Tromboembolismo venoso y trombocitopenia leve después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34384129/
  409. Exacerbación fatal del síndrome de trombocitopenia trombótica inducida por ChadOx1-nCoV-19 después de una terapia inicial exitosa con inmunoglobulinas intravenosas: una justificación para monitorear los niveles de inmunoglobulina G: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34382387/
  410. Un caso de vasculitis asociada a ANCA después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 con AZD1222 (Oxford-AstraZeneca): ¿víctima o causalidad?: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34416184/.
  411. Hemorragia intracerebral asociada con trombocitopenia trombótica inducida por la vacuna después de la vacunación con ChAdOx1 nCOVID-19 en una mujer embarazada: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34261297/
  412. Trombosis venosa cerebral masiva debido a trombocitopenia trombótica inmune inducida por vacunación: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34261296/
  413. Síndrome nefrótico después de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19 contra el SARScoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34250318/.
  414. Un caso de trombocitopenia trombótica inmune-inmune inducida por la vacuna con trombosis arteriovenosa masiva: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34059191/
  415. Trombosis cutánea asociada a necrosis cutánea tras la vacunación Oxford-AstraZeneca contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34189756/
  416. Trombocitopenia en un adolescente con anemia de células falciformes después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34331506/
  417. Trombocitopenia inducida por vacunación con dolor de cabeza intenso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34525282/
  418. Miocarditis asociada a la vacunación con ARNm contra el SARS-CoV-2 en niños de 12 a 17 años: análisis estratificado de una base de datos nacional: https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2021.08.30.21262866v1
  419. Vacunación con ARNm COVID-19 y desarrollo de miopericarditis confirmada por CMR: https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2021.09.13.21262182v1.full?s=09.
  420. Anemia hemolítica autoinmune grave después de recibir la vacuna de ARNm contra el SARS-CoV-2: https://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/trf.16672
  421. La inyección intravenosa de la vacuna de ARNm de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) puede inducir miopericarditis aguda en un modelo de ratón: https://t.co/j0IEM8cMXI
  422. Un informe de eventos adversos de miocarditis en el Sistema de Notificación de Eventos Adversos de Vacunas de los Estados Unidos. (VAERS) en asociación con productos biológicos inyectables COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34601006/
  423. Este estudio concluye que: «La vacuna se asoció con un exceso de riesgo de miocarditis (1 a 5 eventos por cada 100,000 personas). El riesgo de este evento adverso potencialmente grave y de muchos otros eventos adversos graves aumentó sustancialmente después de la infección por SARS-CoV-2»: https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa2110475
  424. Uveítis bilateral después de la inoculación con la vacuna COVID-19: un informe de caso: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1201971221007797
  425. Miocarditis asociada a la vacunación con ARNm del SARS-CoV-2 en niños de 12 a 17 años: análisis estratificado de una base de datos nacional: https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2021.08.30.21262866v1.
  426. La hepatitis inmunomediada con la vacuna de Moderna ya no es una coincidencia sino que se confirma: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0168827821020936
  427. Extensas investigaciones revelaron alteraciones fisiopatológicas consistentes después de la vacunación con vacunas COVID-19: https://www.nature.com/articles/s41421-021-00329-3
  428. Hemorragia lobar con rotura ventricular poco después de la primera dosis de una vacuna contra el SARS-CoV-2 basada en ARNm: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/labs/pmc/articles/PMC8553377/
  429. Las vacunas MRna COVID aumentan drásticamente los marcadores inflamatorios endoteliales y el riesgo de síndrome coronario agudo medido por las pruebas cardíacas PULS: una precaución: https://www.ahajournals.org/doi/10.1161/circ.144.suppl_1.10712
  430. ChAdOx1 interactúa con CAR y PF4 con implicaciones para la trombosis con síndrome de trombocitopenia:https://www.science.org/doi/10.1126/sciadv.abl8213
  431. Trombocitopenia inmunótica inmunótica inducida por la vacuna letal (VITT) tras el anuncio 26.COV2. S: primer caso documentado fuera de los EE.UU.: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34626338/
  432. Un trastorno trombocitopénico protrombótico que se asemeja a la trombocitopenia inducida por heparina después de la vacunación contra el coronavirus-19: https://europepmc.org/article/PPR/PPR304469 435.
  433. VITT (trombocitopenia trombótica inmunitaria inducida por la vacunación) después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34731555/
  434. Trombocitopenia trombótica inducida por vacunación (TRV): una nueva entidad clínico-patológica con presentaciones clínicas heterogéneas: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34159588/
  435. Tratamiento del accidente cerebrovascular isquémico agudo asociado con la trombocitopenia trombótica inmunótica inducida por la vacuna ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34461442/
  436. Espectro de complicaciones neurológicas después de la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34719776/.
  437. Trombosis del seno venoso cerebral después de la vacunación: la experiencia del Reino Unido: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34370974/
  438. Trombosis venosa cerebral/seno venoso con síndrome de trombocitopenia después de la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34373413/
  439. Trombosis de la vena porta debido a la trombocitopenia inmunitaria trombótica inducida por la vacunación (VITT) después de la vacunación contra el Covid con ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34598301/
  440. Hematuria, una erupción petequial generalizada y dolores de cabeza después de la vacuna Oxford AstraZeneca ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34620638/
  441. Infarto de miocardio y trombosis venosa por ácigos después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19 en un paciente en hemodiálisis: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34650896/
  442. Miocardiopatía de Takotsubo (estrés) después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34625447/
  443. Respuesta humoral inducida por la vacunación Prime-Boost con las vacunas ChAdOx1 nCoV-19 y BNT162b2 mRNA en un paciente con esclerosis múltiple tratado con teriflunomida: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34696248/
  444. Síndrome de Guillain-Barré tras la vacunación ChAdOx1 nCoV-19 contra la COVID-19: una serie de casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34548920/
  445. Trombocitopenia trombótica inducida por vacunas refractarias (TPT) tratada con recambio plasmático terapéutico retardado (TPE): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34672380/.
  446. Caso raro de hemorragia intracraneal asociada a la vacuna COVID-19 con trombosis venosa del seno: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34556531/.
  447. Retraso en el dolor de cabeza después de la vacunación contra el COVID-19: una señal de advertencia para la trombosis venosa cerebral inducida por la vacuna: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34535076/.
  448. Características clínicas de la trombocitopenia inducida por la vacuna y la trombosis inmune: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34379914/.
  449. Predictores de mortalidad en trombocitopenia trombótica después de la vacunación adenoviral contra la COVID-19: la puntuación FAPIC: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34545400/
  450. Accidente cerebrovascular isquémico como característica presentadora de la trombocitopenia trombótica inmune inducida por la vacunación ChAdOx1-nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34035134/
  451. Estudio observacional hospitalario de trastornos neurológicos en pacientes vacunados recientemente con vacunas de ARNm contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34688190/
  452. Tratamiento endovascular para la trombosis del seno venoso cerebral inducida por la vacuna y la trombocitopenia después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: informe de tres casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34782400/
  453. Eventos cardiovasculares, neurológicos y pulmonares después de la vacunación con vacunas BNT162b2, ChAdOx1 nCoV-19 y Ad26.COV2.S: un análisis de datos europeos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34710832/
  454. Trombosis venosa cerebral que se desarrolla después de la vacunación. COVID-19: VITT, VATT, TTS y más: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34695859/
  455. Trombosis venosa cerebral y neoplasias mieloproliferativas: un estudio de tres centros de 74 casos consecutivos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34453762/.
  456. Possible triggers of thrombocytopenia and/or hemorrhage by BNT162b2 vaccine, Pfizer-BioNTech: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34660652/.
  457. Multiple sites of arterial thrombosis in a 35-year-old patient after vaccination with ChAdOx1 (AstraZeneca), which required emergency femoral and carotid surgical thrombectomy: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34644642/
  458. Case series of vaccine-induced thrombotic thrombocytopenia in a London teaching hospital: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34694650/
  459. Neuro-ophthalmic complications with thrombocytopenia and thrombosis induced by ChAdOx1 nCoV-19 vaccine: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34726934/
  460. Thrombotic events after COVID-19 vaccination in over 50 years of age: results of a population-based study in Italy: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34835237/
  461. Intracerebral hemorrhage associated with vaccine-induced thrombotic thrombocytopenia after ChAdOx1 nCOVID-19 vaccination in a pregnant woman: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34261297/
  462. Age- and sex-specific incidence of cerebral venous sinus thrombosis associated with Ad26.COV2.S COVID-19 vaccination: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34724036/.
  463. Genital necrosis with cutaneous thrombosis following vaccination with COVID-19 mRNA: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34839563/
  464. Cerebral venous sinus thrombosis after mRNA-based COVID-19 vaccination: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34783932/.
  465. COVID-19 vaccine-induced immune thrombosis with thrombocytopenia thrombosis (VITT) and shades of gray in thrombus formation: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34624910/
  466. Miositis inflamatoria después de la vacunación con ChAdOx1: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34585145/
  467. Infarto agudo de miocardio con elevación del segmento ST secundario a trombosis inmune inducida por vacunación con trombocitopenia (VITT): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34580132/.
  468. Un caso raro de trombocitopenia trombótica inducida por la vacuna COVID-19 (VITT) que afecta a la circulación arterial venosplancnic y pulmonar de un hospital general de distrito del Reino Unido: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34535492/
  469. Trombocitopenia trombótica inducida por la vacuna COVID-19: una serie de casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34527501/
  470. Trombosis con síndrome de trombocitopenia (TTS) después de la vacunación con AstraZeneca ChAdOx1 nCoV-19 (AZD1222) COVID-19: un análisis de riesgo-beneficio para personas <60% de análisis de riesgo-beneficio para personas <60 años en Australia: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34272095/
  471. Trombocitopenia inmune después de la inmunización con la vacuna Vaxzevria ChadOx1-S (AstraZeneca), Victoria, Australia: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34756770/
  472. Características y resultados de los pacientes con trombosis venosa cerebral en trombocitopenia inmunitaria trombótica inducida por la vacuna contra el SARS-CoV-2: https://jamanetwork.com/journals/jamaneurology/fullarticle/2784622
  473. Estudio de caso de trombosis y síndrome de trombocitopenia tras la administración de la vacuna AstraZeneca COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34781321/
  474. Trombosis con síndrome de trombocitopenia asociada con las vacunas COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34062319/
  475. Trombosis del seno venoso cerebral tras la vacunación con ChAdOx1: el primer caso de trombosis definitiva con síndrome de trombocitopenia en la India: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34706921/
  476. Trombosis asociada a la vacuna COVID-19 con síndrome de trombocitopenia (TTS): revisión sistemática y análisis post hoc: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34698582/.
  477. Caso clínico de trombocitopenia inmunitaria tras la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34751013/.
  478. Mielitis transversa aguda después de la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34684047/.
  479. Preocupaciones por los efectos adversos de la trombocitopenia y la trombosis después de la vacunación contra la COVID-19 vectorizada por adenovirus: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34541935/
  480. Accidente cerebrovascular hemorrágico mayor después de la vacunación chAdOx1 nCoV-19: un informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34273119/
  481. Trombosis del seno venoso cerebral después de la vacunación contra la COVID-19: manejo neurológico y radiológico: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34327553/.
  482. Trombocitopenia con accidente cerebrovascular isquémico agudo y hemorragia en un paciente vacunado recientemente con una vacuna COVID-19 basada en vectores adenovirales: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33877737/
  483. Hemorragia intracerebral y trombocitopenia después de la vacuna AstraZeneca COVID-19: desafíos clínicos y diagnósticos de la trombocitopenia trombótica inducida por la vacuna: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34646685/
  484. Enfermedad de cambio mínimo con lesión renal aguda grave después de la vacuna Oxford-AstraZeneca COVID-19: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34242687/.
  485. Informe de caso: trombosis venosa sinusal cerebral en dos pacientes con la vacuna AstraZeneca CONTRA el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34609603/
  486. Informe del caso: Pitiriasis cutánea similar a la pitiriasis después de la vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34557507/
  487. Mielitis transversa longitudinal extensa después de la vacuna ChAdOx1 nCOV-19: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34641797/.
  488. Neumonía eosinofílica aguda asociada a la vacuna anti-COVID-19 AZD1222: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34812326/.
  489. Trombocitopenia, incluida la trombocitopenia inmune después de recibir las vacunas de ARNm contra la COVID-19 notificadas al Sistema de Notificación de Eventos Adversos a las Vacunas (VAERS): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34006408/
  490. Un caso de vasculitis asociada a ANCA después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 con AZD1222 (Oxford-AstraZeneca): ¿víctima o causalidad?: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34416184/
  491. Trombosis inmune inducida por vacunación y síndrome de trombocitopenia después de la vacunación contra el coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave vectorizado por adenovirus: una nueva hipótesis sobre los mecanismos e implicaciones para el desarrollo futuro de vacunas: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34664303/.
  492. Trombosis en la enfermedad arterial periférica y trombocitopenia trombótica tras la vacunación adenoviral contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34649281/.
  493. Trombocitopenia inmune recién diagnosticada en una paciente embarazada después de la vacunación contra la enfermedad por coronavirus 2019: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34420249/
  494. Trombosis del seno venoso cerebral y eventos trombóticos después de vacunas contra la COVID-19 basadas en vectores: revisión sistemática y metanálisis: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34610990/.
  495. Síndrome de Sweet tras la vacuna Oxford-AstraZeneca COVID-19 (AZD1222) en una anciana: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34590397/
  496. Pérdida auditiva neurosensorial repentina después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34670143/.
  497. Prevalencia de eventos adversos graves entre los profesionales de la salud después de recibir la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus ChAdOx1 nCoV-19 (Covishield) en Togo, marzo de 2021: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34819146/.
  498. Hemichorea-hemibalismus agudo después de la vacunación contra la COVID-19 (AZD1222): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34581453/
  499. Recurrencia de la alopecia areata después de la vacunación contra la covid-19: un informe de tres casos en Italia: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34741583/
  500. Lesión cutánea similar a la culebrilla después de la vacunación con AstraZeneca para COVID-19: un informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34631069/
  501. Trombosis después de la vacunación contra la COVID-19: posible vínculo con las vías de la ECA: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34479129/
  502. Trombocitopenia en un adolescente con anemia de células falciformes después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34331506/
  503. Vasculitis leucocitoclástica como manifestación cutánea de la vacuna contra el virus corona ChAdOx1 nCoV-19 (recombinante): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34546608/
  504. Dolor abdominal y hemorragia suprarrenal bilateral por trombocitopenia trombótica inmune inducida por la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34546343/
  505. Mielitis cervical longitudinalmente extensa después de la vacunación con la vacuna covid-19 basada en virus inactivados: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34849183/
  506. Inducción de vasculitis leucocitoclástica cutánea después de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34853744/.
  507. Un caso de necrólisis epidérmica tóxica después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19 (AZD1222): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34751429/.
  508. Eventos adversos oculares después de la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34559576/
  509. Depresión después de la vacunación ChAdOx1-S / nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34608345/.
  510. Tromboembolismo venoso y trombocitopenia leve después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34384129/.
  511. Vasculitis recurrente asociada a ANCA después de la vacunación Contra el COVID-19 de Oxford AstraZeneca ChAdOx1-S: una serie de casos de dos pacientes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34755433/
  512. Trombosis arterial mayor y vacunación contra ChAdOx1 nCov-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34839830/
  513. Caso raro de linfadenopatía supraclavicular contralateral después de la vacunación con COVID-19: hallazgos de tomografía computarizada y ultrasonido: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34667486/
  514. Vasculitis linfocítica cutánea después de la administración de la segunda dosis de AZD1222 (Oxford-AstraZeneca) Vacuna contra el síndrome respiratorio agudo severo Coronavirus 2: probabilidad o causalidad: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34726187/.
  515. Rechazo del aloinjerto de páncreas después de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34781027/
  516. Comprender el riesgo de trombosis con síndrome de trombocitopenia después de la vacunación con Ad26.COV2.S: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34595694/
  517. Reacciones adversas cutáneas de 35.229 dosis de COVID-19 Sinovac y la vacuna de AstraZeneca COVID-19: un estudio de cohorte prospectivo en trabajadores de la salud: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34661934/
  518. Comentarios sobre la trombosis después de la vacunación: la secuencia líder de la proteína espiga podría ser responsable de la trombosis y la trombocitopenia mediada por anticuerpos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34788138
  519. Dermatosis eosinofílica después de la vacunación contra la COVID-19 de AstraZeneca: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34753210/.
  520. Trombocitopenia inmune grave tras la vacunación contra la COVID-19: informe de cuatro casos y revisión de la literatura: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34653943/.
  521. Recaída de la trombocitopenia inmune después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34591991/
  522. Trombosis en fase pre y post vacunación de la COVID-19; https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34650382/
  523. Una mirada al papel de la inmunohistoquímica postmortem en la comprensión de la fisiopatología inflamatoria de la enfermedad COVID-19 y los eventos adversos trombóticos relacionados con la vacuna: una revisión narrativa: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34769454/
  524. Vacuna CONTRA la COVID-19 en pacientes con trastornos de hipercoagulabilidad: una perspectiva clínica: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34786893/
  525. Trombocitopenia y trombosis asociadas a la vacuna: endoteliopatía venosa que conduce a microrromtrombosis venosa combinada: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34833382/
  526. Trombosis y síndrome de trombocitopenia que causa oclusión carótida sintomática aislada después de la vacuna COVID-19 Ad26.COV2.S (Janssen): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34670287/
  527. Una presentación inusual de trombosis venosa profunda aguda después de la vacuna moderna contra el COVID-19: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34790811/
  528. Las inmunoglobulinas intravenosas inmediatas en dosis altas seguidas de tratamiento directo con inhibidores de la trombina son cruciales para la supervivencia en la trombocitopenia trombótica inmune inducida por la vacuna Sars-Covid-19-vector ADENoviral VITT con trombosis venosa del seno cerebral y la vena porta: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34023956/.
  529. Formación de trombosis después de la vacunación contra la COVID-19 aspectos inmunológicos: artículo de revisión: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34629931/
  530. Diagnóstico por imágenes y hallazgos hematológicos en trombosis y trombocitopenia después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19 (AstraZeneca): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34402666/
  531. Espectro de hallazgos de neuroimagen en la vacunación post-CoVID-19: una serie de casos y revisión de la literatura: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34842783/
  532. Trombosis del seno venoso cerebral, embolia pulmonar y trombocitopenia después de la vacunación contra la COVID-19 en un hombre taiwanés: un informe de caso y revisión de la literatura: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34630307/
  533. Trombosis venosa cerebral mortal después de la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33983464/
  534. Raíces autoinmunes de eventos trombóticos después de la vacunación contra covid-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34508917/.
  535. Nueva trombosis de la vena porta en cirrosis: es trombofilia exacerbada por vacuna o COVID-19: https://www.jcehepatology.com/article/S0973-6883(21)00545-4/fulltext.
  536. Imágenes de trombocitopenia trombótica inmune inducida por Oxford / AstraZeneca® vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33962903/.
  537. Trombosis del seno venoso cerebral después de la vacunación con ARNm COVID-19 de BNT162b2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34796065/.
  538. Aumento del riesgo de urticaria/angioedema después de la vacunación contra el ARNm BNT162b2 contra la COVID-19 en trabajadores de la salud que toman inhibidores de la ECA: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34579248/
  539. Un caso de presentación clínica leve inusual de trombocitopenia trombótica inmune inducida por la vacuna COVID-19 con trombosis venosa esplácnica: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34843991/
  540. Trombosis venosa cerebral tras la vacunación con Pfizer-BioNTech COVID-19 (BNT162b2): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34595867/
  541. Un caso de púrpura trombocitopénica idiopática después de una dosis de refuerzo de la vacuna COVID-19 BNT162b2 (Pfizer-Biontech): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34820240/
  542. Trombocitopenia inmunitaria trombótica inducida por vacunación (VITT): dirigida a mecanismos patológicos con inhibidores de la tirosina cinasa de Bruton: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33851389/
  543. Púrpura trombocitopénica trombótica después de la vacunación con Ad26.COV2-S: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33980419/
  544. Eventos tromboembólicos en mujeres más jóvenes expuestas a las vacunas Pfizer-BioNTech o Moderna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34264151/
  545. Riesgo potencial de eventos trombóticos después de la vacunación contra la COVID-19 con Oxford-AstraZeneca en mujeres que reciben estrógeno: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34734086/
  546. Trombosis después de la vacunación contra la COVID-19 vectorizada por adenovirus: una preocupación por la enfermedad subyacente: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34755555/
  547. Interacciones del adenovirus con plaquetas y coagulación y síndrome de trombocitopenia trombótica inmunológica inducida por vacunas: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34407607/
  548. Púrpura trombocitopénica trombótica: una nueva amenaza tras la vacuna COVID bnt162b2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34264514/.
  549. Sitio inusual de trombosis venosa profunda después de la vacunación contra la enfermedad por coronavirus mRNA-2019 (COVID-19): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34840204/
  550. Efectos secundarios neurológicos de las vacunas contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34750810/
  551. Las coagulopatías después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 pueden derivarse de un efecto combinado de la proteína espiga del SARS-CoV-2 y las vías de señalización activadas por el vector del adenovirus: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34639132/
  552. Embolia pulmonar aislada después de la vacunación contra la COVID: 2 informes de casos y una revisión de las complicaciones y el seguimiento de la embolia pulmonar aguda: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34804412/
  553. Oclusión de la vena central de la retina después de la vacunación con ARNm del SARS-CoV-2: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34571653/.
  554. Informe de caso complicado de trombocitopenia inmune trombótica inducida por vacunación a largo plazo A: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34835275/.
  555. Trombosis venosa profunda después de la vacunación con Ad26.COV2.S en varones adultos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34659839/.
  556. Enfermedades neurológicas autoinmunes después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: una serie de casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34668274/.
  557. Anemia autoinmune autoinmune grave después de recibir la vacuna de ARNm contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34549821/
  558. Aparición de variantes de COVID-19 entre los receptores de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19 (recombinante): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34528522/
  559. Prevalencia de trombocitopenia, anticuerpos antiplaquetarios del factor 4 y dímero D elevado en tailandeses después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34568726/
  560. Epidemiología de la miocarditis/pericarditis aguda en adolescentes de Hong Kong después de la covacunación: https://academic.oup.com/cid/advance-article-abstract/doi/10.1093/cid/ciab989/644 5179.
  561. Miocarditis después de la vacuna de ARNm de la enfermedad por coronavirus 2019: una serie de casos y determinación de la tasa de incidencia: https://academic.oup.com/cid/advance-article/doi/10.1093/cid/ciab926/6420408
  562. Miocarditis y pericarditis después de la vacunación contra la COVID-19: desigualdades en la edad y los tipos de vacuna: https://www.mdpi.com/2075-4426/11/11/1106
  563. Epidemiología y características clínicas de la miocarditis/pericarditis antes de la introducción de la vacuna de ARNm contra la COVID-19 en niños coreanos: un estudio multicéntrico: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34402230/
  564. Arrojando luz sobre la miocarditis y la pericarditis posteriores a la vacuna en los receptores de vacunas COVID-19 y no COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34696294/
  565. Miocarditis después de la vacuna de ARNm COVID-19: https://journals.lww.com/pec-online/Abstract/2021/11000/Myocarditis_Following_ mRNA_COVID_19_Vaccine.9.aspx.
  566. Miocarditis después de la vacuna de ARNm Covid-19 de ARNm BNT162b2 mRNA en Israel: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34614328/.
  567. Miocarditis, pericarditis y miocardiopatía tras la vacunación contra la COVID-19: https://www.heartlungcirc.org/article/S1443-9506(21)01156-2/fulltext
  568. Miocarditis y otras complicaciones cardiovasculares de las vacunas COVID-19 basadas en ARNm COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34277198/
  569. Posible asociación entre la vacuna COVID-19 y la miocarditis: hallazgos clínicos y de CMR: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34246586/
  570. Vacunas contra la miocarditis por hipersensibilidad y COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34856634/.
  571. Miocarditis grave asociada a la vacuna COVID-19: ¿cebra o unicornio?: https://www.internationaljournalofcardiology.com/article/S0167-5273(21)01477-7/fulltext.
  572. Infarto agudo de miocardio y miocarditis después de la vacunación contra la COVID-19: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/labs/pmc/articles/PMC8522388/
  573. Miocarditis después de la vacunación contra el Covid-19 en una gran organización de atención médica: https://www.nejm.org/doi/10.1056/NEJMoa2110737
  574. Asociación de la miocarditis con la vacuna de ARN mensajero BNT162b2 de COVID-19 en una serie de casos de niños: https://jamanetwork.com/journals/jamacardiology/fullarticle/2783052
  575. Sospecha clínica de miocarditis temporalmente relacionada con la vacunación contra la COVID-19 en adolescentes y adultos jóvenes: https://www.ahajournals.org/doi/abs/10.1161/CIRCULATIONAHA.121.056583?url_ver=Z39.88-2003&rfr_id=ori:rid:crossref.org&rfr_dat=cr_pub%20%200pubmed
  576. Mimetismo STEMI: miocarditis focal en un paciente adolescente después de la vacunación con ARNm COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34756746/
  577. Miocarditis y pericarditis en asociación con la vacunación con ARNm COVID-19: casos de un centro regional de farmacovigilancia: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/labs/pmc/articles/PMC8587334/
  578. Miocarditis después de las vacunas de ARNm contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34546329/.
  579. Pacientes con miocarditis aguda después de la vacunación con ARNm COVID-19: https://jamanetwork.com/journals/jamacardiology/fullarticle/2781602.
  580. Myocarditis after COVID-19 vaccination: a case series: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0264410X21011725?via%3Dihub.
  581. Miocarditis asociada a la vacunación contra la COVID-19 en adolescentes: https://publications.aap.org/pediatrics/article/148/5/e2021053427/181357
  582. Hallazgos de miocarditis en imágenes de resonancia magnética cardíaca después de la vacunación con ARNm COVID-19 en adolescentes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34704459/
  583. Miocarditis después de la vacunación contra la COVID-19: estudio de resonancia magnética: https://academic.oup.com/ehjcimaging/advance-article/doi/10.1093/ehjci/jeab230/6 421640.
  584. Miocarditis aguda después de la administración de la segunda dosis de la vacuna BNT162b2 COVID-19: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/labs/pmc/articles/PMC8599115/
  585. Miocarditis después de la vacunación contra el COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2352906721001603
  586. Caso clínico: probable miocarditis tras la vacuna de ARNm por Covid-19 en un paciente con miocardiopatía arritmogénica del ventrículo izquierdo: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34712717/.
  587. Miocarditis aguda tras la administración de la vacuna BNT162b2 contra la COVID-19: https://www.revespcardiol.org/en-linkresolver-acute-myocarditis-after-administration-bnt162b2-S188558572100133X.
  588. Miocarditis asociada con la vacunación con ARNm COVID-19: https://pubs.rsna.org/doi/10.1148/radiol.2021211430
  589. Miocarditis aguda después de la vacunación contra la COVID-19: un informe de caso: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0248866321007098
  590. Miopericarditis aguda después de la vacunación contra la COVID-19 en adolescentes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34589238/.
  591. Perimiocarditis en adolescentes tras la vacunación Pfizer-BioNTech contra la COVID-19: https://academic.oup.com/jpids/article/10/10/962/6329543.
  592. Miocarditis aguda asociada a la vacunación anti-COVID-19: https://ecevr.org/DOIx.php?id=10.7774/cevr.2021.10.2.196.
  593. Miocarditis asociada con la vacunación contra el COVID-19: hallazgos ecocardiográficos, de TC cardíaca y de resonancia magnética: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34428917/.
  594. Miocarditis sintomática aguda en 7 adolescentes tras la vacunación Pfizer-BioNTech contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34088762/.
  595. Miocarditis y pericarditis en adolescentes después de la primera y segunda dosis de vacunas de ARNm COVID-19: https://academic.oup.com/ehjqcco/advance-article/doi/10.1093/ehjqcco/qcab090/64 42104.
  596. Vacuna COVID 19 para adolescentes. Preocupación por la miocarditis y la pericarditis: https://www.mdpi.com/2036-7503/13/3/61.
  597. Imágenes cardíacas de la miocarditis aguda después de la vacunación con ARNm de COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34402228/
  598. Miocarditis asociada temporalmente con la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34133885/
  599. Lesión miocárdica aguda después de la vacunación contra la COVID-19: un informe de caso y revisión de la evidencia actual de la base de datos del sistema de notificación de eventos adversos de la vacuna: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34219532/
  600. Miocarditis aguda asociada a la vacunación contra la COVID-19: informe de un caso: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/labs/pmc/articles/PMC8639400/
  601. Miocarditis después de la vacunación con ARN mensajero COVID-19: una serie de casos japoneses: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34840235/.
  602. Miocarditis en el contexto de una vacuna reciente contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34712497/.
  603. Miocarditis aguda después de una segunda dosis de la vacuna de ARNm COVID-19: informe de dos casos: https://www.clinicalimaging.org/article/S0899-7071(21)00265-5/texto completo.
  604. Prevalencia de trombocitopenia, anticuerpos antiplaquetarios del factor 4 y dímero D elevado en tailandeses después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34568726/
  605. Epidemiología de la miocarditis/pericarditis aguda en adolescentes de Hong Kong después de la covacunación: https://academic.oup.com/cid/advance-article-abstract/doi/10.1093/cid/ciab989/6445179
  1. Miocarditis después de la vacuna de ARNm de la enfermedad por coronavirus 2019: una serie de casos y determinación de la tasa de incidencia: https://academic.oup.com/cid/advance-article/doi/10.1093/cid/ciab926/6420408.
  2. Miocarditis y pericarditis después de la vacunación contra la COVID-19: desigualdades en la edad y los tipos de vacuna: https://www.mdpi.com/2075-4426/11/11/1106
  3. Epidemiología y características clínicas de la miocarditis/pericarditis antes de la introducción de la vacuna de ARNm contra la COVID-19 en niños coreanos: un estudio multicéntrico: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34402230/
  4. Arrojando luz sobre la miocarditis y la pericarditis posteriores a la vacuna en los receptores de vacunas COVID-19 y no COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34696294/
  5. Síndrome protrombótico difuso después de la administración de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34615534/
  6. Tres casos de tromboembolismo venoso agudo en mujeres después de la vacunación contra el coronavirus 2019: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34352418/
  7. Características clínicas y biológicas de la trombosis venosa cerebral después de la vacunación con ChAdOx1 nCov-19; https://jnnp.bmj.com/content/early/2021/09/29/jnnp-2021-327340.
  8. La vacunación con COV2-S puede revelar trombofilia hereditaria: trombosis venosa cerebral masiva en un hombre joven con recuento plaquetario normal: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34632750/
  9. Hallazgos post mortem en la trombocitopenia trombótica inducida por la vacuna: https://haematologica.org/article/view/haematol.2021.279075
  10. Trombosis inducida por la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34802488/.
  11. Inflamación y activación plaquetaria después de las vacunas COVID-19: posibles mecanismos detrás de la trombocitopenia inmune inducida por la vacuna y la trombosis: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34887867/.
  12. Reacción anafilactoide y trombosis coronaria relacionada con la vacuna de ARNm COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34863404/.
  13. Trombosis venosa cerebral inducida por vacunación y trombocitopenia. Oxford-AstraZeneca COVID-19: una oportunidad perdida para un rápido retorno de la experiencia: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S235255682100093X
  14. Aparición de infarto esplénico por trombosis arterial tras la vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34876440/
  15. Trombosis venosa profunda más de dos semanas después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33928773/
  16. Informe de caso: Eche un segundo vistazo: Trombosis venosa cerebral relacionada con la vacunación contra Covid-19 y el síndrome de trombocitopenia trombótica: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34880826/
  17. Información sobre la trombocitopenia trombótica inmunomediada por la vacuna ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34587242/
  18. Cambio en la viscosidad de la sangre después de la vacunación contra la COVID-19: estimación para personas con síndrome metabólico subyacente: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34868465/
  19. Manejo de un paciente con un raro síndrome de malformación congénita de las extremidades después de la trombosis y trombocitopenia inducidas por la vacuna contra el SARS-CoV-2 (VITT): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34097311/
  20. Accidente cerebrovascular talámico bilateral: un caso de trombocitopenia trombótica inmune inducida por la vacuna COVID-19 (VITT) o una coincidencia debido a factores de riesgo subyacentes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34820232/.
  21. Trombocitopenia y trombosis esplácnica después de la vacunación con Ad26.COV2.S tratadas con éxito con derivación portosistémica intrahepática intrahepática transyugular y trombectomía: https://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/ajh.26258
  22. Incidencia de accidente cerebrovascular isquémico agudo después de la vacunación contra el coronavirus en Indonesia: serie de casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34579636/
  23. Tratamiento exitoso de la trombocitopenia trombótica inmune inducida por la vacuna en una paciente femenina de 26 años: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34614491/
  24. Informe de caso: trombocitopenia inmunitaria inmunológica inducida por la vacuna en un paciente con cáncer de páncreas después de la vacunación con ARN mensajero-1273: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34790684/
  25. Tromboflebitis de la vena yugular externa idiopática idiopática después de la vacunación contra la enfermedad por coronavirus (COVID-19): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33624509/.
  26. Carcinoma de células escamosas de pulmón con hemoptisis tras la vacunación con tozinameran (BNT162b2, Pfizer-BioNTech): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34612003/
  27. Trombocitopenia trombótica inducida por la vacunación después de la vacunación con Ad26.COV2.S en un hombre que se presenta como tromboembolismo venoso agudo: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34096082/
  28. Miocarditis asociada a la vacunación contra el COVID-19 en tres adolescentes varones: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34851078/.
  29. Hallazgos de resonancia magnética cardiovascular en pacientes adultos jóvenes con miocarditis aguda después de la vacunación con ARNm por COVID-19: una serie de casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34496880/
  30. Perimiocarditis después de la vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34866957/
  31. Epidemiología de la miocarditis/pericarditis aguda en adolescentes de Hong Kong después de la covacunación: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34849657/.
  32. Muerte súbita inducida por miocarditis después de la vacunación con ARNm BNT162b2 COVID-19 en Corea: informe de caso centrado en hallazgos histopatológicos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34664804/
  33. Miocarditis aguda después de la vacunación con ARNm de COVID-19 en adultos de 18 años o más: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34605853/
  34. Recurrencia de la miocarditis aguda asociada temporalmente con la recepción de la vacuna contra la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) en un varón adolescente: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34166671/
  35. Hombre joven con miocarditis después de la vacunación con ARNm de la enfermedad por coronavirus mRNA-1273-2019 (COVID-19): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34744118/
  36. Miocarditis aguda tras la vacunación contra el SARS-CoV-2 en un varón de 24 años: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34334935/.
  37. Imágenes pet digitales ga-DOTATOC de infiltrados de células inflamatorias en la miocarditis después de la vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34746968/
  38. Aparición de miocarditis aguda similar a un infarto después de la vacunación con COVID-19: ¿solo una coincidencia accidental o más bien una miocarditis autoinmune asociada a la vacunación?»: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34333695/.
  39. Miocarditis autolimitada que se presenta con dolor torácico y elevación del segmento ST en adolescentes después de la vacunación con la vacuna BNT162b2 mRNA: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34180390/
  40. Miocarditis después de la inmunización con vacunas de ARNm COVID-19 en miembros del ejército de los EE. UU.: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34185045/
  41. Miocarditis después de la vacunación BNT162b2 en un hombre sano: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34229940/
  42. Miopericarditis en un varón adolescente previamente sano después de la vacunación contra la COVID-19: Informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34133825/
  43. Miocarditis aguda después de la vacunación con ARNm del SARS-CoV-2-1273: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34308326/.
  44. Dolor en el pecho con redesarrollo anormal del electrocardiograma después de la inyección de la vacuna COVID-19 fabricada por Moderna: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34866106/
  45. Miocarditis linfocítica comprobada por biopsia después de la primera vacunación con ARNm de COVID-19 en un hombre de 40 años: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34487236/
  46. Imágenes multimodalidad e histopatología en un joven que presenta miocarditis linfocítica fulminante y shock cardiogénico después de la vacunación con ARNm-1273: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34848416/
  47. Informe de un caso de miopericarditis después de la vacunación con ARNm BNT162b2 COVID-19 en un joven coreano: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34636504/
  48. Miocarditis aguda después de la vacunación de Comirnaty en un hombre sano con infección previa por SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34367386/
  49. Miocarditis aguda en un adulto joven dos días después de la vacunación con Pfizer: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34709227/
  50. Informe de caso: miocarditis fulminante aguda y shock cardiogénico después de la vacunación contra el coronavirus de ARN mensajero en 2019 que requiere reanimación cardiopulmonar extracorpórea: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34778411/
  51. Miocarditis aguda después de la vacunación contra la enfermedad por coronavirus 2019: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34734821/
  52. Una serie de pacientes con miocarditis después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 con ARNm-1279 y BNT162b2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34246585/
  53. Miopericarditis después de la vacuna contra el coronavirus por coronavirus mensajero de Pfizer en adolescentes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34228985/
  54. Síndrome inflamatorio multisistémico posterior a la vacunación en adultos sin evidencia de infección previa por SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34852213/
  55. Miocarditis aguda definida después de la vacunación con ARNm 2019 de la enfermedad por coronavirus: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34866122/
  56. Disfunción sistólica biventricular en la miocarditis aguda después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 mRNA-1273: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34601566/
  57. Miocarditis tras la vacunación contra la COVID-19: estudio de resonancia magnética: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34739045/.
  58. Miocarditis aguda después de la vacunación contra la COVID-19: informe de caso: https://docs.google.com/document/d/1Hc4bh_qNbZ7UVm5BLxkRdMPnnI9zcCsl/e
  59. Asociación de la miocarditis con la vacuna COVID-19 de ARN mensajero BNT162b2 COVID-19 en una serie de casos de niños: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34374740/
  60. Sospecha clínica de miocarditis temporalmente relacionada con la vacunación contra la COVID-19 en adolescentes y adultos jóvenes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34865500/
  61. Miocarditis tras la vacunación con Covid-19 en una gran organización sanitaria: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34614329/
  62. Vacuna AstraZeneca COVID-19 y síndrome de Guillain-Barré en Tasmania: una relación causal: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34560365/
  63. COVID-19, Guillain-Barré y vacunaUna mezcla peligrosa: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34108736/.
  64. Síndrome de Guillain-Barré tras la primera dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19: informe de caso y revisión de casos notificados: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34796417/.
  65. Síndrome de Guillain-Barré después de la vacuna BNT162b2 COVID-19: https://link.springer.com/article/10.1007%2Fs10072-021-05523-5.
  66. Vacunas contra el adenovirus COVID-19 y síndrome de Guillain-Barré con parálisis facial: https://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/ana.26258.
  67. Asociación de la asociación de recepción de la vacuna Ad26.COV2.S COVID-19 con presunto síndrome de Guillain-Barré, febrero-julio de 2021: https://jamanetwork.com/journals/jama/fullarticle/2785009
  68. Un caso de síndrome de Guillain-Barré tras la vacuna de Pfizer contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34567447/
  69. Síndrome de Guillain-Barré asociado a la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34648420/.
  70. Tasa de síndrome de Guillain-Barré recurrente tras la vacuna de ARNm BNT162b2 por COVID-19: https://jamanetwork.com/journals/jamaneurology/fullarticle/2783708
  71. Síndrome de Guillain-Barré después de la vacunación contra el COVID-19 en un adolescente: https://www.pedneur.com/article/S0887-8994(21)00221-6/texto completo.
  72. Síndrome de Guillain-Barré después de la vacunación ChAdOx1-S / nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34114256/.
  73. Síndrome de Guillain-Barré tras la vacuna COVID-19 mRNA-1273: caso clínico: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34767184/.
  74. Síndrome de Guillain-Barré tras la vacunación contra el SARS-CoV-2 en 19 pacientes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34644738/.
  75. Síndrome de Guillain-Barré que presenta diplejía facial tras la vacunación con COVID-19 en dos pacientes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34649856/
  76. Un caso raro de síndrome de Guillain-Barré después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34671572/
  77. Complicaciones neurológicas de COVID-19: Síndrome de Guillain-Barré después de la vacuna Pfizer COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33758714/
  78. Vacuna COVID-19 que causa el síndrome de Guillain-Barré, un efecto secundario potencial poco común: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34484780/
  79. Síndrome de Guillain-Barré después de la primera dosis de vacunación contra el COVID-19: informe de caso; https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34779385/.
  80. Síndrome de Miller Fisher tras la vacuna pfizer contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34817727/.
  81. Síndrome de Miller Fisher después de la vacunación contra el coronavirus BNT162b2 mRNA 2019: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34789193/.
  82. Debilidad facial bilateral con una variante de parestesia del síndrome de Guillain-Barré después de la vacuna vaxzevria COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34261746/
  83. Síndrome de Guillain-Barré después de la primera inyección de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19: primer informe: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34217513/.
  84. Un caso de síndrome de Guillain-Barré atáxico sensorial con anticuerpos anti-GM1 de inmunoglobulina G después de la primera dosis de la vacuna de ARNm BNT162b2 COVID-19 (Pfizer): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34871447/
  85. Notificación de neuropatías inflamatorias agudas con vacunas contra la COVID-19: análisis de desproporcionalidad de subgrupos en VigiBase: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34579259/
  86. Una variante del síndrome de Guillain-Barré después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: AMSAN: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34370408/.
  87. Una variante rara del síndrome de Guillain-Barré después de la vacunación con Ad26.COV2.S: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34703690/.
  88. Síndrome de Guillain-Barré después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 en un paciente con síndrome de Guillain-Barré asociado a la vacuna previa: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34810163/
  89. Síndrome de Guillain-Barré en un estado australiano utilizando vacunas de ARNm y adenovirus-vector SARS-CoV-2: https://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/ana.26218.
  90. Mielitis transversa aguda después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: informe de caso y revisión de la literatura: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34482455/.
  91. Variante del síndrome de Guillain-Barré que ocurre después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34114269/.
  92. Síndrome de Guillian-Barré con variante axonal asociada temporalmente con la vacuna moderna basada en ARNm contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34722067/
  93. Síndrome de Guillain-Barré después de la primera dosis de la vacuna contra el SARS-CoV-2: una ocurrencia temporal, no una asociación causal: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33968610/
  94. Las vacunas contra el SARS-CoV-2 pueden complicarse no solo por el síndrome de Guillain-Barré, sino también por la neuropatía distal de fibras pequeñas: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34525410/
  95. Variante clínica del síndrome de Guillain-Barré con diplejía facial prominente después de la vacuna contra la enfermedad por coronavirus AstraZeneca 2019: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34808658/
  96. Notificación de eventos adversos y riesgo de parálisis de Bell después de la vacunación contra el COVID-19: https://www.thelancet.com/journals/laninf/article/PIIS1473-3099(21)00646-0/texto completo.
  97. Parálisis bilateral del nervio facial y vacunación contra el COVID-19: causalidad o coincidencia: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34522557/
  98. Parálisis de Bell izquierda después de la primera dosis de la vacuna contra el SARS-CoV-2 con ARNm-1273: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34763263/.
  99. Parálisis de Bell después de la vacunación inactivada con COVID-19 en un paciente con antecedentes de parálisis recurrente de Bell: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34621891/
  100. Complicaciones neurológicas tras la primera dosis de las vacunas contra la COVID-19 y la infección por SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34697502/
  101. Interferones de tipo I como mecanismo potencial que vincula las vacunas de ARNm contra la COVID-19 con la parálisis de Bell: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33858693/
  102. Mielitis transversa aguda tras la vacuna inactivada contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34370410/
  103. Mielitis transversa aguda después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34579245/.
  104. Un caso de mielitis transversa longitudinalmente extensa después de la vacunación contra el Covid-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34182207/
  105. Mielitis transversa post COVID-19; un informe de caso con revisión de la literatura: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34457267/.
  106. Tenga cuidado con el trastorno del espectro de la neuromielitis óptica después de la vacunación con virus inactivado para COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34189662/
  107. Neuromielitis óptica en una mujer sana después de la vacunación contra el coronavirus del síndrome respiratorio agudo severo 2 ARNm-1273: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34660149/
  108. Neuritis/quiasma óptica bilateral bilateral aguda con mielitis transversa extensa longitudinal en la esclerosis múltiple estable de larga data después de la vacunación basada en vectores contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34131771/
  109. Una serie de casos de pericarditis aguda después de la vacunación con COVID-19 en el contexto de informes recientes de Europa y estados Unidos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34635376/
  110. Pericarditis aguda y taponamiento cardíaco después de la vacunación con Covid-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34749492/
  111. Miocarditis y pericarditis en adolescentes después de la primera y segunda dosis de vacunas de ARNm contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34849667/
  112. Perimiocarditis en adolescentes tras la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34319393/
  113. Miopericarditis aguda después de la vacuna contra la COVID-19 en adolescentes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34589238/
  114. Pericarditis tras la administración de la vacuna de ARNm BNT162b2 COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34149145/
  115. Caso clínico: pericarditis sintomática post vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34693198/.
  116. Un brote de la enfermedad de Still después de la vacunación contra el COVID-19 en un paciente de 34 años: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34797392/
  117. Linfohistiocitosis hemofagocítica tras la vacunación contra la COVID-19 (ChAdOx1 nCoV-19): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34862234/
  118. Miocarditis después de la vacunación con ARNm del SARS-CoV-2, una serie de casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34396358/.
  119. Síndrome de Miller-Fisher y síndrome de Guillain-Barré síndrome de superposición en un paciente después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 de Oxford-AstraZeneca: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34848426/.
  120. Brotes de enfermedades inmunomediadas o enfermedades de nueva aparición en 27 sujetos después de la vacunación de ARNm/ADN contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33946748/
  121. Investigación post mortem de muertes después de la vacunación con vacunas COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34591186/
  122. Lesión renal aguda con hematuria macroscópica y nefropatía por IgA después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34352309/
  123. Recaída de la trombocitopenia inmune después de la vacunación contra el covid-19 en pacientes varones jóvenes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34804803/.
  124. Púrpura trombocitopénica inmune asociada a la vacuna de ARNm COVID-19 Pfizer-BioNTech BNT16B2b2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34077572/
  125. Hemorragia retiniana después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34884407/.
  126. Informe de caso: la vasculitis asociada a anticuerpos citoplasmáticos antineutrófilos con insuficiencia renal aguda y hemorragia pulmonar puede ocurrir después de la vacunación contra covid-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34859017/
  127. Hemorragia intracerebral por vasculitis tras la vacunación contra la COVID-19: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34783899/
  128. Sangrado cavernoso peduncular y sintomático después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 inducida por trombocitopenia inmune: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34549178/.
  129. Muerte cerebral en un paciente vacunado con infección por COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34656887/
  130. Púrpura anular telangiectodes generalizada después de la vacunación con ARNm del SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34236717/.
  131. Hemorragia lobar con rotura ventricular poco después de la primera dosis de una vacuna contra el SARS-CoV-2 basada en ARNm contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34729467/.
  132. Un caso de brote de hematuria macroscópica y nefropatía por IgA después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33932458/
  133. Hemorragia acral después de la administración de la segunda dosis de la vacuna contra el SARS-CoV-2. Una reacción posterior a la vacunación: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34092400/742.
  134. Púrpura trombocitopénica inmune grave después de la vacuna contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34754937/
  135. Hematuria macroscópica después de la vacunación contra el coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave en 2 pacientes con nefropatía por IgA: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33771584/
  136. Encefalitis autoinmune después de la vacunación ChAdOx1-S contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34846583/
  137. Vacuna contra la COVID-19 y muerte: algoritmo de causalidad según el diagnóstico de elegibilidad de la OMS: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34073536/
  138. Parálisis de Bell después de la vacunación con ARNm (BNT162b2) y vacunas inactivadas (CoronaVac) contra el SARS-CoV-2: una serie de casos y un estudio de casos y controles anidados: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34411532/
  139. Epidemiología de la miocarditis y la pericarditis después de las vacunas de ARNm en Ontario, Canadá: por producto de la vacuna, calendario e intervalo: https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2021.12.02.21267156v1
  140. Anafilaxia tras la vacuna contra el Covid-19 en un paciente con urticaria colinérgica: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33851711/
  141. Anafilaxia inducida por la vacuna CoronaVac COVID-19: características clínicas y resultados de la revacunación: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34675550/.
  142. Anafilaxia después de la vacuna moderna contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34734159/.
  143. Asociación de antecedentes autoinformados de alergia de alto riesgo con síntomas de alergia después de la vacunación contra covid-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34698847/
  144. Diferencias de sexo en la incidencia de anafilaxia a las vacunas LNP-ARNm COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34020815/
  145. Reacciones alérgicas, incluida la anafilaxia, después de recibir la primera dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19 – Estados Unidos, 14 al 23 de diciembre de 2020: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33641264/
  146. Reacciones alérgicas, incluida la anafilaxia, después de recibir la primera dosis de la vacuna Moderna COVID-19 – Estados Unidos, del 21 de diciembre de 2020 al 10 de enero de 2021: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33641268/
  147. Anafilaxia prolongada a la vacuna contra la enfermedad por coronavirus de Pfizer 2019: un informe de caso y mecanismo de acción: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33834172/
  148. Reacciones de anafilaxia a la vacuna de Pfizer BNT162b2: informe de 3 casos de anafilaxia después de la vacunación con Pfizer BNT162b2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34579211/
  149. Anafilaxia bifásica después de la primera dosis de la vacuna contra la enfermedad por coronavirus de ARN mensajero 2019 con resultado positivo de la prueba cutánea de polisorbato 80: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34343674/
  150. Infarto agudo de miocardio y miocarditis después de la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34586408/
  151. Síndrome de Takotsubo después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34539938/.
  152. Miocardiopatía de Takotsubo tras la vacunación contra el coronavirus 2019 en paciente en hemodiálisis de mantenimiento: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34731486/.
  153. Infarto de miocardio prematuro o efecto secundario de la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33824804/
  154. Infarto de miocardio, accidente cerebrovascular y embolia pulmonar después de la vacuna BNT162b2 mRNA COVID-19 en personas de 75 años o más: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34807248/
  155. Síndrome de Kounis tipo 1 inducido por la vacuna inactivada contra el SARS-COV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34148772/
  156. Infarto agudo de miocardio dentro de las 24 horas posteriores a la vacunación contra el COVID-19: ¿es el síndrome de Kounis el culpable: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34702550/
  157. Muertes asociadas con la vacunación contra el SARS-CoV-2 recientemente lanzada (Comirnaty®): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33895650/
  158. Muertes asociadas con la vacunación contra el SARS-CoV-2 recientemente lanzada: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34425384/
  159. Un caso de encefalopatía aguda e infarto de miocardio sin elevación del segmento ST después de la vacunación con ARNm-1273: posible efecto adverso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34703815/
  160. Vasculitis urticarial inducida por la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34369046/.
  161. Vasculitis asociada a ANCA después de la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34280507/.
  162. Vasculitis leucocitoclástica de nueva aparición después de la vacuna contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34241833/
  163. Vasculitis cutánea de vasos pequeños después de la vacuna contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34529877/.
  164. Brote de vasculitis leucocitoclástica después de la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33928638/
  165. Vasculitis leucocitoclástica después de la exposición a la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34836739/
  166. Vasculitis y bursitis en [ 18 F] FDG-PET/CT después de la vacuna de ARNm COVID-19: post hoc ergo propter hoc?; https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34495381/.
  167. Vasculitis linfocítica cutánea después de la administración de la vacuna de ARNm COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34327795
  168. Vasculitis leucocitoclástica cutánea inducida por la vacuna Sinovac COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34660867/.
  169. Caso clínico: Vasculitis asociada a ANCA que se presenta con rabdomiólisis y glomerulonefritis pauci-inmune creciente después de la vacunación con ARNm COVID-19 de Pfizer-BioNTech: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34659268/
  170. Reactivación de la vasculitis por IgA después de la vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34848431/
  171. Vasculitis de vasos pequeños relacionada con el virus de la varicela-zóster después de la vacunación Pfizer-BioNTech COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34310759/.
  172. Imágenes en medicina vascular: vasculitis leucocitoclástica después del refuerzo de la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34720009/
  173. Un caso raro de púrpura de Henoch-Schönlein después de un informe de caso de la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34518812/
  174. Vasculitis cutánea tras la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34611627/.
  175. Posible caso de vasculitis de vasos pequeños inducida por la vacuna de ARNm COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34705320/.
  176. Vasculitis por IgA después de la vacunación contra la COVID-19 en un adulto: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34779011/
  177. Vasculitis asociada a anticuerpos citoplasmáticos antinutrófilos inducida por propiltiouracilo después de la vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34451967/
  178. Vacuna contra la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) en la vasculitis asociada al lupus eritematoso sistémico y anticuerpos anticitoplasmáticos de neutrófilos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33928459/
  179. Reactivación de la vasculitis por IgA tras la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34250509/
  180. Espectro clínico e histopatológico de reacciones cutáneas adversas retardadas después de la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34292611/.
  181. Primera descripción de la vasculitis del complejo inmunitario después de la vacunación contra la COVID-19 con BNT162b2: informe del caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34530771/.
  182. Síndrome nefrótico y vasculitis tras la vacuna contra el SARS-CoV-2: asociación verdadera o circunstancial: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34245294/.
  183. Aparición de vasculitis cutánea de novo después de la vacunación contra la enfermedad por coronavirus (COVID-19): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34599716/.
  184. Vasculitis cutánea asimétrica después de la vacunación contra la COVID-19 con preponderancia inusual de eosinófilos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34115904/.
  185. Púrpura de Henoch-Schönlein que ocurre después de la vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34247902/.
  186. Púrpura de Henoch-Schönlein después de la primera dosis de la vacuna contra vectores virales COVID-19: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34696186/.
  187. Vasculitis granulomatosa después de la vacuna anti-SARS-CoV-2 de AstraZeneca: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34237323/.
  188. Necrosis retiniana aguda por reactivación del virus de la varicela zóster tras la vacunación con ARNm BNT162b2 COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34851795/.
  189. Un caso de síndrome de Sweet generalizado con vasculitis desencadenado por la reciente vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34849386/
  190. Vasculitis de vasos pequeños tras la vacunación de Oxford-AstraZeneca contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34310763/
  191. Recaída de poliangeítis microscópica después de la vacunación contra la COVID-19: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34251683/.
  192. Vasculitis cutánea después de la vacuna contra el coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34557622/.
  193. Herpes zóster recurrente después de la vacunación contra el COVID-19 en pacientes con urticaria crónica en tratamiento con ciclosporina – Un informe de 3 casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34510694/
  194. Vasculitis leucocitoclástica después de la vacunación contra la enfermedad por coronavirus 2019: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34713472/803
  195. Brotes de vasculitis por crioglobulinemia mixta después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34819272/
  196. Vasculitis cutánea de vasos pequeños después de la vacunación con una dosis única de Janssen Ad26.COV2.S: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34337124/
  197. Caso de vasculitis por inmunoglobulina A tras la vacunación contra la enfermedad por coronavirus 2019: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34535924/
  198. Progresión rápida del linfoma angioinmunoblástico de células T después de la vacunación de refuerzo con ARNm BNT162b2: informe de caso: https://www.frontiersin.org/articles/10.3389/fmed.2021.798095/
  199. La linfadenopatía inducida por la vacunación con ARNm covid-19 imita la progresión del linfoma en FDG PET / CT: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33591026/
  200. Linfadenopatía en receptores de la vacuna COVID-19: dilema diagnóstico en pacientes oncológicos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33625300/
  201. Linfadenopatía hipermetabólica después de la administración de la vacuna BNT162b2 mRNA Covid-19: incidencia evaluada por [ 18 F] FDG PET-CT y relevancia para la interpretación del estudio: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33774684/
  202. Linfadenopatía después de la vacunación contra la COVID-19: revisión de los hallazgos de la imagen: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33985872/
  203. Evolución de la linfadenopatía hipermetabólica hipermetabólica bilateral en la PET/TC con FDG tras la vacunación contra la COVID-19 en 2 dosis: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34735411/
  204. Linfadenopatía asociada a la vacunación contra la COVID-19 en FDG PET/CT: características distintivas en la vacuna vectorizada por adenovirus: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34115709/.
  205. Linfadenopatía inducida por la vacunación CONTRA el COVID-19 en una clínica especializada en imágenes mamarias en Israel: análisis de 163 casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34257025/.
  206. Linfadenopatía axilar relacionada con la vacuna COVID-19 en pacientes con cáncer de mama: serie de casos con revisión bibliográfica: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34836672/.
  207. La vacuna contra la enfermedad por coronavirus 2019 imita las metástasis de los ganglios linfáticos en pacientes sometidos a seguimiento del cáncer de piel: un estudio de un solo centro: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34280870/
  208. Linfadenopatía postvacunación por COVID-19: informe de hallazgos citológicos de biopsia por aspiración con aguja fina: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34432391/
  209. Linfadenopatía regional después de la vacunación contra la COVID-19: revisión de la literatura y consideraciones para el manejo del paciente en la atención del cáncer de mama: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34731748/
  210. Linfadenopatía axilar subclínica asociada con la vacunación contra la COVID-19 en la mamografía de detección: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34906409/
  1. Eventos adversos de la inyección de COVID que pueden ocurrir en niños. La linfadenopatía supraclavicular de inicio agudo coincidente con la vacunación intramuscular de ARNm contra la COVID-19 puede estar relacionada con la técnica de inyección de la vacuna, España, enero y febrero de 2021: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33706861/
  2. Linfadenopatía supraclavicular tras la vacunación contra la COVID-19 en Corea: seguimiento en serie por ecografía: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34116295/
  3. La vacunación contra el COVID-19 de Oxford-AstraZeneca indujo linfadenopatía en [18F] pet / CT de colina, no solo un hallazgo de FDG: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33661328/
  4. Anafilaxia bifásica después de la exposición a la primera dosis de la vacuna de ARNm COVID-19 de Pfizer-BioNTech COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34050949/
  5. Adenopatía axilar asociada a la vacunación contra la COVID-19: hallazgos de imágenes y recomendaciones de seguimiento en 23 mujeres: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33624520/
  6. Un caso de linfadenopatía cervical después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34141500/
  7. Hallazgos únicos de imágenes de la fantosmia neurológica después de la vacunación pfizer-BioNtech COVID-19: un informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34096896/
  8. Eventos adversos trombóticos informados para las vacunas COVID-19 de Moderna, Pfizer y Oxford-AstraZeneca: comparación de la ocurrencia y los resultados clínicos en la base de datos EudraVigilance: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34835256/
  9. Linfadenopatía unilateral tras la vacunación contra la COVID-19: un plan de manejo práctico para radiólogos de todas las especialidades: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33713605/
  10. Adenopatía axilar unilateral en el contexto de la vacunación contra la COVID-19: seguimiento: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34298342/
  11. Una revisión sistemática de los casos de desmielinización del SNC después de la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34839149/
  12. Linfadenopatía supraclavicular después de la vacunación contra la COVID-19: una presentación creciente en la clínica de bultos en el cuello de dos semanas de espera: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33685772/
  13. Linfadenopatía axilar y cervical relacionada con la vacuna COVID-19 en pacientes con cáncer de mama actual o anterior y otras neoplasias malignas: hallazgos de imágenes transversales en RM, TC y PET-CT: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34719892/
  14. Adenopatía después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33625299/.
  15. Incidencia de adenopatía axilar en imágenes mamarias después de la vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34292295/.
  16. Vacunación contra el COVID-19 y linfadenopatía cervical inferior en la clínica de bultos en el cuello de dos semanas: una auditoría de seguimiento: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33947605/.
  17. Linfadenopatía cervical después de la vacunación contra la enfermedad por coronavirus 2019: características clínicas e implicaciones para los servicios de cáncer de cabeza y cuello: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34526175/
  18. Linfadenopatía asociada a la vacuna contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33786231/
  19. Evolución de la linfadenopatía en PET/RM tras la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33625301/.
  20. Hepatitis autoinmune desencadenada por la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34332438/.
  21. Síndrome nefrótico de nueva aparición después de la vacunación contra janssen contra el COVID-19: informe de caso y revisión de la literatura: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34342187/.
  22. Linfadenopatía cervical masiva tras la vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34601889/
  23. Glomerulonefritis por ANCA tras la vacunación moderna contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34081948/
  24. Mielitis transversa longitudinal extensa después de la vacunación contra la COVID-19 de AstraZeneca: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34507942/.
  25. Síndrome de extravasación capilar sistémica después de la vacunación con ChAdOx1 nCOV-19 (Oxford-AstraZeneca): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34362727/
  26. Linfadenopatía axilar unilateral relacionada con la vacuna COVID-19: patrón en la resonancia magnética mamaria de detección que permite una evaluación benigna: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34325221/
  27. Linfadenopatía axilar en pacientes con vacunación reciente contra el Covid-19: un nuevo dilema diagnóstico: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34825530/.
  28. Enfermedad de cambio mínimo y lesión renal aguda después de la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34000278/
  29. Adenopatía axilar unilateral inducida por la vacuna COVID-19: evaluación de seguimiento en los Estados Unidos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34655312/.
  30. Gastroparesia tras la vacunación Pfizer-BioNTech contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34187985/.
  31. La linfadenopatía supraclavicular de inicio agudo coincidente con la vacunación intramuscular de ARNm contra la COVID-19 puede estar relacionada con la técnica de inyección de la vacuna, España, enero y febrero de 2021: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33706861/
  32. Linfadenopatía supraclavicular tras la vacunación contra la COVID-19 en Corea: seguimiento en serie por ecografía: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34116295/
  33. La vacunación contra el COVID-19 de Oxford-AstraZeneca indujo linfadenopatía en [18F] pet / CT de colina, no solo un hallazgo de FDG: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33661328/
  34. Anafilaxia bifásica después de la exposición a la primera dosis de la vacuna de ARNm COVID-19 de Pfizer-BioNTech COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34050949/
  35. Adenopatía axilar asociada a la vacunación contra la COVID-19: hallazgos de imágenes y recomendaciones de seguimiento en 23 mujeres: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33624520/
  36. Un caso de linfadenopatía cervical después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34141500/
  37. Hallazgos únicos de imágenes de la fantosmia neurológica después de la vacunación pfizer-BioNtech COVID-19: un informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34096896/
  38. Eventos adversos trombóticos informados para las vacunas COVID-19 de Moderna, Pfizer y Oxford-AstraZeneca: comparación de la ocurrencia y los resultados clínicos en la base de datos EudraVigilance: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34835256/
  39. Linfadenopatía unilateral tras la vacunación contra la COVID-19: un plan de manejo práctico para radiólogos de todas las especialidades: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33713605/
  40. Adenopatía axilar unilateral en el contexto de la vacunación contra la COVID-19: seguimiento: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34298342/
  41. Una revisión sistemática de los casos de desmielinización del SNC después de la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34839149/
  42. Linfadenopatía supraclavicular después de la vacunación contra la COVID-19: una presentación creciente en la clínica de bultos en el cuello de dos semanas de espera: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33685772/
  43. Linfadenopatía axilar y cervical relacionada con la vacuna COVID-19 en pacientes con cáncer de mama actual o anterior y otras neoplasias malignas: hallazgos de imágenes transversales en RM, TC y PET-CT: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34719892/
  44. Adenopatía después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33625299/.
  45. Incidencia de adenopatía axilar en imágenes mamarias después de la vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34292295/.
  46. Vacunación contra el COVID-19 y linfadenopatía cervical inferior en la clínica de bultos en el cuello de dos semanas: una auditoría de seguimiento: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33947605/.
  47. Linfadenopatía cervical después de la vacunación contra la enfermedad por coronavirus 2019: características clínicas e implicaciones para los servicios de cáncer de cabeza y cuello: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34526175/
  48. Linfadenopatía asociada a la vacuna contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33786231/
  49. Evolución de la linfadenopatía en PET/RM tras la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33625301/.
  50. Hepatitis autoinmune desencadenada por la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34332438/.
  51. Síndrome nefrótico de nueva aparición después de la vacunación contra janssen contra el COVID-19: informe de caso y revisión de la literatura: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34342187/.
  52. Linfadenopatía cervical masiva tras la vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34601889/
  53. Glomerulonefritis por ANCA tras la vacunación moderna contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34081948/
  54. Mielitis transversa longitudinal extensa después de la vacunación contra la COVID-19 de AstraZeneca: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34507942/.
  55. Síndrome de extravasación capilar sistémica después de la vacunación con ChAdOx1 nCOV-19 (Oxford-AstraZeneca): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34362727/
  56. Linfadenopatía axilar unilateral relacionada con la vacuna COVID-19: patrón en la resonancia magnética mamaria de detección que permite una evaluación benigna: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34325221/
  57. Linfadenopatía axilar en pacientes con vacunación reciente contra el Covid-19: un nuevo dilema diagnóstico: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34825530/.
  58. Enfermedad de cambio mínimo y lesión renal aguda después de la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34000278/
  59. Adenopatía axilar unilateral inducida por la vacuna COVID-19: evaluación de seguimiento en los Estados Unidos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34655312/.
  60. Gastroparesia tras la vacunación Pfizer-BioNTech contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34187985/.
  61. Abbate, A., Gavin, J., Madanchi, N., Kim, C., Shah, P. R., Klein, K., . . . Danielides, S. (2021). Miocarditis fulminante e hiperinflamación sistémica asociada temporalmente con la vacunación con BNT162b2 mRNA COVID-19 en dos pacientes. Int J Cardiol, 340, 119-121. doi:10.1016/j.ijcard.2021.08.018. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34416319
  62. Abu Mouch, S., Roguin, A., Hellou, E., Ishai, A., Shoshan, U., Mahamid, L., . . . Berar Yanay, N. (2021). Miocarditis después de la vacunación con ARNm contra la COVID-19. Vacuna, 39(29), 3790-3793. doi:10.1016/j.vaccine.2021.05.087. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34092429
  63. Albert, E., Aurigemma, G., Saucedo, J., & Gerson, D. S. (2021). Miocarditis después de la vacunación contra el COVID-19. Radiol Case Rep, 16(8), 2142-2145. doi:10.1016/j.radcr.2021.05.033. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34025885
  64. Aye, Y. N., Mai, A. S., Zhang, A., Lim, O. Z. H., Lin, N., Ng, C. H., . . . Chew, N. W. S. (2021). Infarto agudo de miocardio y miocarditis después de la vacunación contra el COVID-19. QJM. doi:10.1093/qjmed/hcab252. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34586408
  65. Azir, M., Inman, B., Webb, J. y Tannenbaum, L. (2021). STEMI Mimic: Miocarditis focal en un paciente adolescente después de la vacuna de ARNm COVID-19. J Emerg Med, 61(6), e129-e132. doi:10.1016/j.jemermed.2021.09.017. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34756746
  66. Barda, N., Dagan, N., Ben-Shlomo, Y., Kepten, E., Waxman, J., Ohana, R., . . . Balicer, R. D. (2021). Seguridad de la vacuna BNT162b2 mRNA Covid-19 en un entorno nacional. N Engl J Med, 385(12), 1078-1090. doi:10.1056/NEJMoa2110475. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34432976
  67. Bhandari, M., Pradhan, A., Vishwakarma, P., & Sethi, R. (2021). Coronavirus y manifestaciones cardiovasculares: llegar al meollo del asunto. Mundo J Cardiol, 13(10), 556-565. doi:10.4330/wjc.v13.i10.556. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34754400
  68. Bozkurt, B., Kamat, I., & Hotez, P. J. (2021). Miocarditis con vacunas de ARNm COVID-19. Circulación, 144(6), 471-484. doi:10.1161/CIRCULATIONAHA.121.056135. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34281357
  69. Buchhorn, R., Meyer, C., Schulze-Forster, K., Junker, J., & Heidecke, H. (2021). Liberación de autoanticuerpos en niños después de la vacunación con ARNm del virus Corona: ¿un factor de riesgo del síndrome inflamatorio multisistémico? Vacunas (Basilea), 9(11). doi:10.3390/vaccines9111353. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34835284
  70. Calcaterra, G., Bassareo, P. P., Barilla, F., Romeo, F., & Mehta, J. L. (2022). Sobre el inesperado estado protrombótico tras algunas vacunas contra la enfermedad por coronavirus 2019. J Cardiovasc Med (Hagerstown), 23(2), 71-74. doi:10.2459/JCM.000000000000001232. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34366403
  71. Calcaterra, G., Mehta, J. L., de Gregorio, C., Butera, G., Neroni, P., Fanos, V., & Bassareo, P. P. (2021). Vacuna COVID 19 para adolescentes. Preocupación por la miocarditis y la pericarditis. Pediatr Rep, 13(3), 530-533. doi:10.3390/pediátrico13030061. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34564344
  72. Chai, Q., Nygaard, U., Schmidt, R.C., Zaremba, T., Moller, A.M., & Thorvig, C.M. (2022). Síndrome inflamatorio multisistémico en un adolescente masculino después de su segunda vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19. Acta Paediatr, 111(1), 125-127. doi:10.1111/apa.16141. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34617315
  73. Chamling, B., Vehof, V., Drakos, S., Weil, M., Stalling, P., Vahlhaus, C., . . . Yilmaz, A. (2021). Aparición de miocarditis aguda similar a un infarto después de la vacunación contra la COVID-19: ¿solo una coincidencia accidental o más bien una miocarditis autoinmune asociada a la vacunación? Clin Res Cardiol, 110(11), 1850-1854. doi:10.1007/s00392-021-01916-w. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34333695
  74. Chang, J.C., & Hawley, H.B. (2021). Trombocitopenia y trombosis asociadas a la vacuna: endoteliopatía venosa que conduce a microrromtrombosis venosa combinada. Medicina (Kaunas), 57(11). doi:10.3390/medicina57111163. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34833382
  75. Chelala, L., Jeudy, J., Hossain, R., Rosenthal, G., Pietris, N., & White, C. (2021). Hallazgos de resonancia magnética cardíaca de miocarditis después de la vacunación con ARNm de COVID-19 en adolescentes. AJR Am J Roentgenol. doi:10.2214/AJR.21.26853. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34704459
  76. Choi, S., Lee, S., Seo, J. W., Kim, M. J., Jeon, Y. H., Park, J. H., . . . Yeo, N. S. (2021). Muerte súbita inducida por miocarditis después de la vacunación contra el COVID-19 con ARNm BNT162b2 en Corea: informe de caso centrado en hallazgos histopatológicos. J Korean Med Sci, 36(40), e286. doi:10.3346/jkms.2021.36.e286. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34664804
  77. Chouchana, L., Blet, A., Al-Khalaf, M., Kafil, T. S., Nair, G., Robblee, J., . . . Liu, P. P. (2021). Características de las reacciones cardíacas inflamatorias después de la vacunación con ARNm contra la COVID-19 a nivel mundial. Clin Pharmacol Ther. doi:10.1002/cpt.2499. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34860360
  78. Chua, G. T., Kwan, M. Y. W., Chui, C. S. L., Smith, R. D., Cheung, E.C., Tian, T., . . . Ip, P. (2021). Epidemiología de la miocarditis/pericarditis aguda en adolescentes de Hong Kong después de la vacunación contra comirnaty. Clin Infect Dis. doi:10.1093/cid/ciab989. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34849657
  79. Clarke, R., & Ioannou, A. (2021). ¿Se debe utilizar el mapeo T2 en casos de miocarditis recurrente para diferenciar entre la inflamación aguda y la cicatriz crónica? J Pediatr. doi:10.1016/j.jpeds.2021.12.026. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34933012
  80. Colaneri, M., De Filippo, M., Licari, A., Marseglia, A., Maiocchi, L., Ricciardi, A., . . . Bruno, R. (2021). Vacunación contra el COVID y exacerbación del asma: ¿podría haber un vínculo? Int J Infect Dis, 112, 243-246. doi:10.1016/j.ijid.2021.09.026. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34547487
  81. Das, B.B., Kohli, U., Ramachandran, P., Nguyen, H. H., Greil, G., Hussain, T., . . . Khan, D. (2021). Miopericarditis después de la enfermedad por coronavirus de ARN mensajero 2019 Vacunación en adolescentes de 12 a 18 años de edad. J Pediatr, 238, 26-32 e21. doi:10.1016/j.jpeds.2021.07.044. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34339728
  82. Das, B.B., Moskowitz, W.B., Taylor, M.B., & Palmer, A. (2021). Miocarditis y pericarditis después de la vacunación de ARNm contra el COVID-19: ¿Qué sabemos hasta ahora? Niños (Basilea), 8(7). doi:10.3390/niños8070607. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34356586
  83. Deb, A., Abdelmalek, J., Iwuji, K., & Nugent, K. (2021). Lesión miocárdica aguda después de la vacunación contra covid-19: un informe de caso y revisión de la evidencia actual de la base de datos del sistema de notificación de eventos adversos de vacunas. J Prim Care Community Health, 12 años, 21501327211029230. doi:10.1177/21501327211029230. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34219532
  84. Dickey, J.B., Albert, E., Badr, M., Laraja, K.M., Sena, L.M., Gerson, D. S., . . . Aurigemma, G. P. (2021). Una serie de pacientes con miocarditis después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 con ARNm-1279 y BNT162b2. JACC Cardiovasc Imaging, 14(9), 1862-1863. doi:10.1016/j.jcmg.2021.06.003. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34246585
  85. Dimopoulou, D., Spyridis, N., Vartzelis, G., Tsolia, M. N., & Maritsi, D. N. (2021). Seguridad y tolerabilidad de la vacuna de ARNm contra la COVID-19 en adolescentes con artritis idiopática juvenil en tratamiento con inhibidores del TNF. Artritis Reumatol. doi:10.1002/art.41977. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34492161
  86. Dimopoulou, D., Vartzelis, G., Dasoula, F., Tsolia, M., & Maritsi, D. (2021). Inmunogenicidad de la vacuna de ARNm COVID-19 en adolescentes con artritis idiopática juvenil en tratamiento con inhibidores del TNF. Ann Rheum Dis. doi:10.1136/annrheumdis-2021-221607. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34844930
  87. Ehrlich, P., Klingel, K., Ohlmann-Knafo, S., Huttinger, S., Sood, N., Pickuth, D., & Kindermann, M. (2021). Miocarditis linfocítica comprobada por biopsia después de la primera vacunación de ARNm contra la COVID-19 en un hombre de 40 años: informe de caso. Clin Res Cardiol, 110(11), 1855-1859. doi:10.1007/s00392-021-01936-6. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34487236
  1. El Sahly, H.M., Baden, L. R., Essink, B., Doblecki-Lewis, S., Martin, J.M., Anderson, E. J., . . . Grupo, C. S. (2021). Eficacia de la vacuna contra el SARS-CoV-2 mRNA-1273 al finalizar la fase cegada. N Engl J Med, 385(19), 1774-1785. doi:10.1056/NEJMoa2113017. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34551225
  2. Facetti, S., Giraldi, M., Vecchi, A. L., Rogiani, S., & Nassiacos, D. (2021). [Miocarditis aguda en un adulto joven dos días después de la vacunación con Pfizer]. G Ital Cardiol (Roma), 22(11), 891-893. doi:10.1714/3689.36746. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34709227
  3. Fazlollahi, A., Zahmatyar, M., Noori, M., Nejadghaderi, S. A., Sullman, M. J.M., Shekarriz-Foumani, R., . . . Safiri, S. (2021). Complicaciones cardíacas después de las vacunas de ARNm contra la COVID-19: una revisión sistemática de los informes de casos y las series de casos. Rev Med Virol, e2318. doi:10.1002/rmv.2318. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34921468
  4. Fazolo, T., Lima, K., Fontoura, J.C., de Souza, P. O., Hilario, G., Zorzetto, R., . . . Bonorino, C. (2021). Los pacientes pediátricos con COVID-19 en el sur de Brasil muestran abundante ARNm viral y fuertes respuestas antivirales específicas. Nat Commun, 12(1), 6844. doi:10.1038/s41467-021-27120-y. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34824230
  5. Fikenzer, S., & Laufs, U. (2021). Corrección a: Respuesta a la carta a los editores refiriéndose a Fikenzer, S., Uhe, T., Lavall, D., Rudolph, U., Falz, R., Busse, M., Hepp, P., & Laufs, U. (2020). Efectos de las mascarillas quirúrgicas y FFP2/N95 sobre la capacidad de ejercicio cardiopulmonar. Investigación clínica en cardiología: revista oficial de la Sociedad Alemana de Cardiología, 1-9. Publicación anticipada en línea. https://doi.org/10.1007/s00392-020-01704-y. Clin Res Cardiol, 110(8), 1352. doi:10.1007/s00392-021-01896-x. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34170372
  6. Foltran, D., Delmas, C., Flumian, C., De Paoli, P., Salvo, F., Gautier, S., . . . Montastruc, F. (2021). Miocarditis y pericarditis en adolescentes después de la primera y segunda dosis de las vacunas de ARNm contra la COVID-19. Eur Heart J Qual Care Clin Outcomes. doi:10.1093/ehjqcco/qcab090. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34849667
  7. Forgacs, D., Jang, H., Abreu, R.B., Hanley, H.B., Gattiker, J. L., Jefferson, A.M., & Ross, T.M. (2021). Las vacunas de ARNm contra el SARS-CoV-2 provocan diferentes respuestas en humanos inmunológicamente ingenuos y preinmunes. Immunol frontal, 12, 728021. doi:10.3389/fimmu.2021.728021. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34646267
  8. Furer, V., Eviatar, T., Zisman, D., Peleg, H., Paran, D., Levartovsky, D., . . . Elkayam, O. (2021). Inmunogenicidad y seguridad de la vacuna BNT162b2 mRNA COVID-19 en pacientes adultos con enfermedades reumáticas inflamatorias autoinmunes y en la población general: un estudio multicéntrico. Ann Rheum Dis, 80(10), 1330-1338. doi:10.1136/annrheumdis-2021-220647. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34127481
  9. Galindo, R., Chow, H., & Rongkavilit, C. (2021). COVID-19 en niños: manifestaciones clínicas e intervenciones farmacológicas, incluidos los ensayos de vacunas. Pediatr Clin North Am, 68(5), 961-976. doi:10.1016/j.pcl.2021.05.004. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34538306
  10. Gargano, J. W., Wallace, M., Hadler, S.C., Langley, G., Su, J. R., Oster, M. E., . . . Oliver, S. E. (2021). Uso de la vacuna DE ARNm CONTRA EL COVID-19 después de informes de miocarditis entre los receptores de la vacuna: actualización del Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización – Estados Unidos, junio de 2021. MMWR Morb Mortal Wkly Rep, 70(27), 977-982. doi:10.15585/mmwr.mm7027e2. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34237049
  11. Gatti, M., Raschi, E., Moretti, U., Ardizzoni, A., Poluzzi, E., & Diemberger, I. (2021). Vacunación contra la influenza y miopericarditis en pacientes que reciben inhibidores del punto de control inmunitario: investigación de la probabilidad de interacción a través del sistema de notificación de eventos adversos de la vacuna y VigiBase. Vacunas (Basilea), 9(1). doi:10.3390/vacunas9010019. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/33406694
  12. Gautam, N., Saluja, P., Fudim, M., Jambhekar, K., Pandey, T., & Al’Aref, S. (2021). Una presentación tardía de la miocarditis inducida por la vacuna COVID-19. Cureus, 13(9), e17890. doi:10.7759/cureus.17890. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34660088
  13. Gellad, W. F. (2021). Miocarditis después de la vacunación contra el covid-19. BMJ, 375, n3090. doi:10.1136/bmj.n3090. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34916217
  14. Greenhawt, M., Abrams, E.M., Shaker, M., Chu, D. K., Khan, D., Akin, C., . . . Golden, D.B. K. (2021). El riesgo de reacción alérgica a las vacunas contra el SARS-CoV-2 y la evaluación y el tratamiento recomendados: una revisión sistemática, un metanálisis, una evaluación GRADE y un enfoque de consenso internacional. J Allergy Clin Immunol Pract, 9(10), 3546-3567. doi:10.1016/j.jaip.2021.06.006. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34153517
  15. Haaf, P., Kuster, G.M., Mueller, C., Berger, C. T., Monney, P., Burger, P., . . . Tanner, F.C. (2021). El riesgo muy bajo de miocarditis y pericarditis después de la vacunación con ARNm contra la COVID-19 no debe desalentar la vacunación. Swiss Med Wkly, 151, w30087. doi:10.4414/smw.2021.w30087. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34668687
  16. Hasnie, A. A., Hasnie, U. A., Patel, N., Aziz, M. U., Xie, M., Lloyd, S. G., & Prabhu, S. D. (2021). Perimiocarditis después de la primera dosis de la vacuna mRNA-1273 SARS-CoV-2 (Moderna) en un hombre joven sano: un informe de caso. BMC Cardiovasc Disord, 21(1), 375. doi:10.1186/s12872-021-02183-3. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34348657
  17. Hause, A.M., Gee, J., Baggs, J., Abara, W. E., Márquez, P., Thompson, D., . . . Shay, D. K. (2021). Seguridad de la vacuna COVID-19 en adolescentes de 12 a 17 años – Estados Unidos, 14 de diciembre de 2020-16 de julio de 2021. MMWR Morb Mortal Wkly Rep, 70(31), 1053-1058. doi:10.15585/mmwr.mm7031e1. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34351881
  18. Helms, J.M., Ansteatt, K. T., Roberts, J.C., Kamatam, S., Foong, K. S., Labayog, J. S. & Tarantino, M. D. (2021). Trombocitopenia inmune refractaria grave que ocurre después de la vacuna contra el SARS-CoV-2. J Blood Med, 12, 221-224. doi:10.2147/JBM. Expediente S307047. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/33854395
  19. Hippisley-Cox, J., Patone, M., Mei, X. W., Saatci, D., Dixon, S., Khunti, K., . . . Coupland, C. A.C. (2021). Riesgo de trombocitopenia y tromboembolismo después de la vacunación contra el covid-19 y pruebas positivas para el SARS-CoV-2: estudio de series de casos autocontrolados. BMJ, 374, n1931. doi:10.1136/bmj.n1931. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34446426
  20. Ho, J. S., Sia, C. H., Ngiam, J. N., Loh, P. H., Chew, N. W., Kong, W. K. y Poh, K. K. (2021). Una revisión de la vacunación contra el COVID-19 y las manifestaciones cardíacas reportadas. Singapur Med J. doi:10.11622/smedj.2021210. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34808708
  21. Iguchi, T., Umeda, H., Kojima, M., Kanno, Y., Tanaka, Y., Kinoshita, N., & Sato, D. (2021). Informe de eventos adversos acumulativos de anafilaxia después de las inyecciones de la vacuna COVID-19 de ARNm (Pfizer-BioNTech) en Japón: el informe del primer mes. Droga Saf, 44(11), 1209-1214. doi:10.1007/s40264-021-01104-9. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34347278
  22. En resumen: Miocarditis con las vacunas Pfizer/BioNTech y Moderna COVID-19. (2021). Med Lett Drugs Ther, 63(1629), e9. Recuperado de https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34544112https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/3454412
  23. Ioannou, A. (2021a). La miocarditis debe considerarse en aquellos con un aumento de troponina y arterias coronarias sin obstrucciones después de la vacunación Pfizer-BioNTech COVID-19. QJM. doi:10.1093/qjmed/hcab231. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34463755
  24. Ioannou, A. (2021b). El mapeo T2 debe utilizarse en casos de sospecha de miocarditis para confirmar un proceso inflamatorio agudo. QJM. doi:10.1093/qjmed/hcab326. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34931681
  25. Isaak, A., Feisst, A. y Luetkens, J. A. (2021). Miocarditis después de la vacunación contra el COVID-19. Radiología, 301(1), E378-E379. doi:10.1148/radiol.2021211766. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34342500
  26. Istampoulouoglou, I., Dimitriou, G., Spani, S., Cristo, A., Zimmermanns, B., Koechlin, S., . . . Leuppi-Taegtmeyer, A.B. (2021). Miocarditis y pericarditis en asociación con la vacunación con ARNm COVID-19: casos de un centro regional de farmacovigilancia. Glob Cardiol Sci Pract, 2021(3), e202118. doi:10.21542/gcsp.2021.18. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34805376
  27. Jaafar, R., Boschi, C., Aherfi, S., Bancod, A., Le Bideau, M., Edouard, S., . . . La Scola, B. (2021). Alta heterogeneidad individual de las actividades neutralizantes frente a la cepa original y nueve variantes diferentes del SARS-CoV-2. Virus, 13(11). doi:10.3390/v13112177. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34834983
  28. Jain, S. S., Steele, J.M., Fonseca, B., Huang, S., Shah, S., Maskatia, S. A., . . . Grosse-Wortmann, L. (2021). Miocarditis asociada a la vacunación contra la COVID-19 en adolescentes. Pediatría, 148(5). doi:10.1542/peds.2021-053427. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34389692
  29. Jhaveri, R., Adler-Shohet, F.C., Blyth, C.C., Chiotos, K., Gerber, J. S., Green, M., . . . Zaoutis, T. (2021). Sopesando los riesgos de la perimiocarditis con los beneficios de la vacunación con ARNm del SARS-CoV-2 en adolescentes. J Pediatric Infect Dis Soc, 10(10), 937-939. doi:10.1093/jpids/piab061. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34270752
  30. Kaneta, K., Yokoi, K., Jojima, K., Kotooka, N., & Node, K. (2021). Hombre joven con miocarditis después de la vacunación mRNA-1273 contra la enfermedad por coronavirus-2019 (COVID-19). Circ J. doi:10.1253/circj. CJ-21-0818. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34744118
  31. Kaul, R., Sreenivasan, J., Goel, A., Malik, A., Bandyopadhyay, D., Jin, C., . . . Panza, J. A. (2021). Miocarditis después de la vacunación contra el COVID-19. Int J Cardiol Heart Vasc, 36 años, 100872. doi:10.1016/j.ijcha.2021.100872. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34568540
  32. Khogali, F., & Abdelrahman, R. (2021). Presentación inusual de la perimiocarditis aguda después de la vacunación sars-COV-2 mRNA-1237 Moderna. Cureus, 13(7), e16590. doi:10.7759/cureus.16590. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34447639
  33. Kim, H. W., Jenista, E. R., Wendell, D.C., Azevedo, C. F., Campbell, M. J., Darty, S. N., . . . Kim, R. J. (2021). Pacientes con miocarditis aguda después de la vacunación de ARNm contra el COVID-19. JAMA Cardiol, 6(10), 1196-1201. doi:10.1001/jamacardio.2021.2828. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34185046
  34. Kim, I.C., Kim, H., Lee, H. J., Kim, J. Y., & Kim, J. Y. (2021). Imágenes cardíacas de la miocarditis aguda después de la vacunación con ARNm de COVID-19. J Korean Med Sci, 36(32), e229. doi:10.3346/jkms.2021.36.e229. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34402228
  35. King, W. W., Petersen, M. R., Matar, R.M., Budweg, J.B., Cuervo Pardo, L., & Petersen, J. W. (2021). Miocarditis después de la vacunación con ARNm contra el SARS-CoV-2, una serie de casos. Am Heart J Plus, 8 años, 100042. doi:10.1016/j.ahjo.2021.100042. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34396358
  36. Klein, N. P., Lewis, N., Goddard, K., Fireman, B., Zerbo, O., Hanson, K. E., . . . Weintraub, E. S. (2021). Vigilancia de eventos adversos después de la vacunación con ARNm de COVID-19. JAMA, 326(14), 1390-1399. doi:10.1001/jama.2021.15072. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34477808
  37. Klimek, L., Bergmann, K.C., Brehler, R., Pfutzner, W., Zuberbier, T., Hartmann, K., . . . Gusano, M. (2021). Manejo práctico de reacciones alérgicas a las vacunas COVID-19: un documento de posición de las Sociedades alemanas y austriacas de alergia aeDA, DGAKI, GPA y OGAI. Allergo J Int, 1-17. doi:10.1007/s40629-021-00165-7. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/33898162
  38. Klimek, L., Novak, N., Hamelmann, E., Werfel, T., Wagenmann, M., Taube, C., . . . Gusano, M. (2021). Reacciones alérgicas graves después de la vacunación contra el COVID-19 con la vacuna de Pfizer /BioNTech en Gran Bretaña y EE. UU.: Declaración de posición de las Sociedades Alemanas de Alergia: Asociación Médica de Alergólogos Alemanes (AeDA), Sociedad Alemana de Alergología e Inmunología Clínica (DGAKI) y Sociedad de Alergología Pediátrica y Medicina Ambiental (GPA). Allergo J Int, 30(2), 51-55. doi:10.1007/s40629-020-00160-4. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/33643776
  39. Kohli, U., Desai, L., Chowdhury, D., Harahsheh, A. S., Yonts, A.B., Ansong, A., . . . Ang, J. Y. (2021). MRNA Coronavirus-19 Vaccine-Associated Myopericarditis in Adolescents: A Survey Study. J Pediatr. doi:10.1016/j.jpeds.2021.12.025. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34952008
  40. Kostoff, R. N., Calina, D., Kanduc, D., Briggs, M.B., Vlachoyiannopoulos, P., Svistunov, A. A., & Tsatsakis, A. (2021a). Fe de erratas a «¿Por qué estamos vacunando a los niños contra el COVID-19?» [Toxicol. Rep. 8C (2021) 1665-1684 / 1193]. Toxicol Rep, 8, 1981. doi:10.1016/j.toxrep.2021.10.003. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34642628
  41. Kostoff, R. N., Calina, D., Kanduc, D., Briggs, M.B., Vlachoyiannopoulos, P., Svistunov, A. A., & Tsatsakis, A. (2021b). ¿Por qué estamos vacunando a los niños contra el COVID-19? Toxicol Rep, 8, 1665-1684. doi:10.1016/j.toxrep.2021.08.010. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34540594
  42. Kremsner, P. G., Mann, P., Kroidl, A., Leroux-Roels, I., Schindler, C., Gabor, J. J., . . . Grupo, C.-N.-S. (2021). Seguridad e inmunogenicidad de una vacuna candidata a nanopartícula lipídica de ARNm contra el SARS-CoV-2: un ensayo clínico aleatorizado de fase 1. Wien Klin Wochenschr, 133(17-18), 931-941. doi:10.1007/s00508-021-01922-y. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34378087
  43. Kustin, T., Harel, N., Finkel, U., Perchik, S., Harari, S., Tahor, M., . . . Stern, A. (2021). Evidencia de un aumento de las tasas de avance de las variantes de SARS-CoV-2 de preocupación en individuos vacunados con BNT162b2-ARNm. Nat Med, 27(8), 1379-1384. doi:10.1038/s41591-021-01413-7. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34127854
  44. Kwan, M. Y. W., Chua, G. T., Chow, C.B., Tsao, S. S. L., To, K. K. W., Yuen, K. Y., . . . Ip, P. (2021). Vacuna CONTRA el ARNm COVID y miocarditis en adolescentes. Hong Kong Med J, 27(5), 326-327. doi:10.12809/hkmj215120. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34393110
  1. Lee, E., Chew, N. W. S., Ng, P. y Yeo, T. J. (2021). Respuesta a «Carta al editor: La miocarditis debe considerarse en aquellos con un aumento de troponina y arterias coronarias sin obstrucciones después de la vacunación PfizerBioNTech COVID-19». QJM. doi:10.1093/qjmed/hcab232. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34463770
  2. Lee, E. J., Cines, D.B., Gernsheimer, T., Kessler, C., Michel, M., Tarantino, M. D., . . . Bussel, J.B. (2021). Trombocitopenia tras la vacunación contra el SARS-CoV-2 de Pfizer y Moderna. Am J Hematol, 96(5), 534-537. doi:10.1002/ajh.26132. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/33606296
  3. Levin, D., Shimon, G., Fadlon-Derai, M., Gershovitz, L., Shovali, A., Sebbag, A., . . . Gordon, B. (2021). Miocarditis después de la vacunación contra la COVID-19: una serie de casos. Vacuna, 39(42), 6195-6200. doi:10.1016/j.vaccine.2021.09.004. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34535317
  4. Li, J., Hui, A., Zhang, X., Yang, Y., Tang, R., Ye, H., . . . Zhu, F. (2021). Seguridad e inmunogenicidad de la vacuna de ARNm del SARS-CoV-2 BNT162b1 en adultos chinos jóvenes y mayores: un estudio aleatorizado, controlado con placebo, doble ciego de fase 1. Nat Med, 27(6), 1062-1070. doi:10.1038/s41591-021-01330-9. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/33888900
  5. Li, M., Yuan, J., Lv, G., Brown, J., Jiang, X. y Lu, Z. K. (2021). Miocarditis y pericarditis después de la vacunación contra la COVID-19: desigualdades en la edad y los tipos de vacunas. J Pers Med, 11(11). doi:10.3390/jpm11111106. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34834458
  6. Lim, Y., Kim, M.C., Kim, K. H., Jeong, I. S., Cho, Y. S., Choi, Y. D., & Lee, J. E. (2021). Informe de caso: Miocarditis fulminante aguda y shock cardiogénico después de la enfermedad por coronavirus de ARN mensajero 2019 Vacunación que requiere reanimación cardiopulmonar extracorpórea. Frente Cardiovasc Med, 8, 758996. doi:10.3389/fcvm.2021.758996. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34778411
  7. Long, S. S. (2021). Información importante sobre la miopericarditis después de la vacunación pfizer contra el ARNm COVID-19 en adolescentes. J Pediatr, 238, 5. doi:10.1016/j.jpeds.2021.07.057. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34332972
  8. Luk, A., Clarke, B., Dahdah, N., Ducharme, A., Krahn, A., McCrindle, B., . . . McDonald, M. (2021). Miocarditis y pericarditis después de la vacunación con ARNm covid-19: consideraciones prácticas para los proveedores de atención. Can J Cardiol, 37(10), 1629-1634. doi:10.1016/j.cjca.2021.08.001. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34375696
  9. Madelon, N., Lauper, K., Breville, G., Sabater Royo, I., Goldstein, R., Andrey, D. O., . . . Eberhardt, C. S. (2021). Respuestas robustas de células T en pacientes tratados con anti-CD20 después de la vacunación contra la COVID-19: un estudio de cohorte prospectivo. Clin Infect Dis. doi:10.1093/cid/ciab954. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34791081
  10. Mangat, C., & Milosavljevic, N. (2021). La vacunación BNT162b2 durante el embarazo protege tanto a la madre como al bebé: anticuerpos anti-SARS-CoV-2 S persistentemente positivos en un bebé a los 6 meses de edad. Caso Rep Pediatr, 2021, 6901131. doi:10.1155/2021/6901131. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34676123
  11. Mark, C., Gupta, S., Punnett, A., Upton, J., Orkin, J., Atkinson, A., . . . Alexander, S. (2021). Seguridad de la administración de la vacuna contra el ARNm BNT162b2 (Pfizer-BioNTech) contra la COVID-19 en jóvenes y adultos jóvenes con antecedentes de leucemia linfoblástica aguda y alergia a la PEG-asparaginasa. Pediatr Blood Cancer, 68(11), e29295. doi:10.1002/pbc.29295. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34398511
  1. Martins-Filho, P. R., Quintans-Junior, L. J., de Souza Araujo, A. A., Sposato, K.B., Souza Tavares, C. S., Gurgel, R. Q., . . . Santos, V. S. (2021). Desigualdades socioeconómicas e incidencia y mortalidad de COVID-19 en niños brasileños: un estudio nacional basado en registros. Salud Pública, 190, 4-6. doi:10.1016/j.puhe.2020.11.005. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/33316478
  2. McLean, K., & Johnson, T. J. (2021). Miopericarditis en un varón adolescente previamente sano después de la vacunación contra el COVID-19: un informe de caso. Acad Emerg Med, 28(8), 918-921. doi:10.1111/acem.14322. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34133825
  3. Mevorach, D., Anis, E., Cedar, N., Bromberg, M., Haas, E. J., Nadir, E., . . . Alroy-Preis, S. (2021). Miocarditis después de la vacuna BNT162b2 mRNA contra Covid-19 en Israel. N Engl J Med, 385(23), 2140-2149. doi:10.1056/NEJMoa2109730. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34614328
  4. Minocha, P. K., Better, D., Singh, R. K. y Hoque, T. (2021). Recurrencia de la miocarditis aguda asociada temporalmente con la recepción de la vacuna contra la enfermedad por coronavirus mRNA 2019 (COVID-19) en un adolescente masculino. J Pediatr, 238, 321-323. doi:10.1016/j.jpeds.2021.06.035. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34166671
  5. Mizrahi, B., Lotan, R., Kalkstein, N., Peretz, A., Perez, G., Ben-Tov, A., . . . Patalon, T. (2021). Correlación de las infecciones por SARS-CoV-2 con el tiempo transcurrido desde la vacuna. Nat Commun, 12(1), 6379. doi:10.1038/s41467-021-26672-3. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34737312
  6. Moffitt, K., Cheung, E., Yeung, T., Stamoulis, C., & Malley, R. (2021). Análisis del transcriptoma de Staphylococcus aureus en abscesos pediátricos de tejidos blandos y comparación con infecciones murinas. Infectar a Immun, 89(4). doi:10.1128/IAI.00715-20. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/33526560
  7. Mohamed, L., Madsen, A.M. R., Schaltz-Buchholzer, F., Ostenfeld, A., Netea, M. G., Benn, C. S., & Kofoed, P. E. (2021). Reactivación de las cicatrices de la vacunación BCG después de la vacunación con vacunas mRNA-Covid: dos informes de casos. BMC Infect Dis, 21(1), 1264. doi:10.1186/s12879-021-06949-0. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34930152
  8. Montgomery, J., Ryan, M., Engler, R., Hoffman, D., McClenathan, B., Collins, L., . . . Cooper, L. T., Jr. (2021). Miocarditis después de la inmunización con vacunas de ARNm CONTRA EL COVID-19 en miembros del ejército de los Estados Unidos. JAMA Cardiol, 6(10), 1202-1206. doi:10.1001/jamacardio.2021.2833. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34185045
  9. Murakami, Y., Shinohara, M., Oka, Y., Wada, R., Noike, R., Ohara, H., . . . Ikeda, T. (2021). Miocarditis después de una vacuna de ARN mensajero COVID-19: una serie de casos japoneses. Intern Med. doi:10.2169/internalmedicine.8731-21. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34840235
  10. Nagasaka, T., Koitabashi, N., Ishibashi, Y., Aihara, K., Takama, N., Ohyama, Y., . . . Kaneko, Y. (2021). Miocarditis aguda asociada con la vacunación contra el COVID-19: un informe de caso. J Casos cardiovasculares. doi:10.1016/j.jccase.2021.11.006. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34876937
  1. Ntouros, P. A., Vlachogiannis, N. I., Pappa, M., Nezos, A., Mavragani, C. P., Tektonidou, M. G., . . . Sfikakis, P. P. (2021). Respuesta efectiva al daño del ADN después de un desafío inmune agudo pero no crónico: vacuna contra el SARS-CoV-2 versus lupus eritematoso sistémico. Clin Immunol, 229, 108765. doi:10.1016/j.clim.2021.108765. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34089859
  2. Nygaard, U., Holm, M., Bohnstedt, C., Chai, Q., Schmidt, L. S., Hartling, U.B., . . . Stensballe, L. G. (2022). Incidencia poblacional de miopericarditis después de la vacunación contra la COVID-19 en adolescentes daneses. Pediatr Infect Dis J, 41(1), e25-e28. doi:10.1097/INF.00000000000003389. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34889875
  3. Oberhardt, V., Luxenburger, H., Kemming, J., Schulien, I., Ciminski, K., Giese, S., . . . Hofmann, M. (2021). Movilización rápida y estable de linfocitos T CD8(+) mediante la vacuna de ARNm contra el SARS-CoV-2. Naturaleza, 597(7875), 268-273. doi:10.1038/s41586-021-03841-4. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34320609
  4. Park, H., Yun, K. W., Kim, K. R., Song, S. H., Ahn, B., Kim, D. R., . . . Kim, Y. J. (2021). Epidemiología y características clínicas de la miocarditis/ pericarditis antes de la introducción de la vacuna de ARNm CONTRA la COVID-19 en niños coreanos: un estudio multicéntrico. J Korean Med Sci, 36(32), e232. doi:10.3346/jkms.2021.36.e232. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34402230
  5. Park, J., Brekke, D. R., & Bratincsak, A. (2021). Miocarditis autolimitada que se presenta con dolor torácico y elevación del segmento ST en adolescentes después de la vacunación con la vacuna BNT162b2 mRNA. Cardiol Joven, 1-4. doi:10.1017/S1047951121002547. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34180390
  6. Patel, Y. R., Louis, D. W., Atalay, M., Agarwal, S., & Shah, N. R. (2021). Hallazgos de resonancia magnética cardiovascular en pacientes adultos jóvenes con miocarditis aguda después de la vacunación de ARNm contra la COVID-19: una serie de casos. J Cardiovasc Magn Reson, 23(1), 101. doi:10.1186/s12968-021-00795-4. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34496880
  7. Patone, M., Mei, X. W., Handunnetthi, L., Dixon, S., Zaccardi, F., Shankar-Hari, M., . . . Hippisley-Cox, J. (2021). Riesgos de miocarditis, pericarditis y arritmias cardíacas asociados con la vacunación contra el COVID-19 o la infección por SARS-CoV-2. Nat Med. doi:10.1038/s41591-021-01630-0. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34907393
  8. Patrignani, A., Schicchi, N., Calcagnoli, F., Falchetti, E., Ciampani, N., Argalia, G., & Mariani, A. (2021). Miocarditis aguda después de la vacunación de Comirnaty en un hombre sano con infección previa por SARS-CoV-2. Radiol Case Rep, 16(11), 3321-3325. doi:10.1016/j.radcr.2021.07.082. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34367386
  9. Pérez, Y., Levy, E. R., Joshi, A. Y., Virk, A., Rodríguez-Porcel, M., Johnson, M., . . . Swift, M. D. (2021). Miocarditis después de la vacuna de ARNm covid-19: una serie de casos y determinación de la tasa de incidencia. Clin Infect Dis. doi:10.1093/cid/ciab926. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34734240
  10. Perrotta, A., Biondi-Zoccai, G., Saade, W., Miraldi, F., Morelli, A., Marullo, A. G., . . . Peruzzi, M. (2021). Una encuesta global instantánea sobre los efectos secundarios de las vacunas COVID-19 entre profesionales de la salud y fuerzas armadas con un enfoque en el dolor de cabeza. Panminerva Med, 63(3), 324-331. doi:10.23736/S0031-0808.21.04435-9. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34738774
  1. Pinana, J. L., López-Corral, L., Martino, R., Montoro, J., Vázquez, L., Pérez, A., . . . Terapia celular, G. (2022). Detección de anticuerpos reactivos al SARS-CoV-2 tras la vacunación contra el SARS-CoV-2 en receptores de trasplante de células madre hematopoyéticas: Encuesta prospectiva del Grupo Español de Trasplante y Terapia Celular de Células Madre Hematopoyéticas. Am J Hematol, 97(1), 30-42. doi:10.1002/ajh.26385. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34695229
  2. Revon-Riviere, G., Ninove, L., Min, V., Rome, A., Coze, C., Verschuur, A., . . . André, N. (2021). La vacuna BNT162b2 mRNA COVID-19 en adolescentes y adultos jóvenes con cáncer: Una experiencia monocéntrica. Eur J Cáncer, 154, 30-34. doi:10.1016/j.ejca.2021.06.002. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34233234
  3. Sánchez Tijmes, F., Thavendiranathan, P., Udell, J. A., Seidman, M. A. y Hanneman, K. (2021). Evaluación de la resonancia magnética cardíaca de la inflamación miocárdica no isquémica: revisión y actualización del estado del arte sobre la miocarditis asociada con la vacunación contra covid-19. Imágenes de cardiotorrac radiol, 3(6), e210252. doi:10.1148/ryct.210252. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34934954
  4. Schauer, J., Buddhe, S., Colyer, J., Sagiv, E., Law, Y., Mallenahalli Chikkabyrappa, S., & Portman, M. A. (2021). Miopericarditis después de la vacuna contra la enfermedad por coronavirus del ácido ribonucleico mensajero de Pfizer en adolescentes. J Pediatr, 238, 317-320. doi:10.1016/j.jpeds.2021.06.083. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34228985
  5. Schneider, J., Sottmann, L., Greinacher, A., Hagen, M., Kasper, H. U., Kuhnen, C., . . . Schmeling, A. (2021). Investigación post mortem de muertes después de la vacunación con vacunas COVID-19. Int J Legal Med, 135(6), 2335-2345. doi:10.1007/s00414-021-02706-9. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34591186
  6. Schramm, R., Costard-Jackle, A., Rivinius, R., Fischer, B., Muller, B., Boeken, U., . . . Gummert, J. (2021). Mala respuesta humoral y de células T a la vacuna de ARN mensajero del SARS-CoV-2 de dos dosis BNT162b2 en receptores de trasplante cardiotorácico. Clin Res Cardiol, 110(8), 1142-1149. doi:10.1007/s00392-021-01880-5. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34241676
  7. Sessa, F., Salerno, M., Esposito, M., Di Nunno, N., Zamboni, P., & Pomara, C. (2021). Hallazgos de la autopsia y relación de causalidad entre la muerte y la vacunación contra la COVID-19: una revisión sistemática. J Clin Med, 10(24). doi:10.3390/jcm10245876. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34945172
  8. Sharif, N., Alzahrani, K. J., Ahmed, S. N. y Dey, S. K. (2021). Eficacia, inmunogenicidad y seguridad de las vacunas contra la COVID-19: una revisión sistemática y un metanálisis. Immunol frontal, 12, 714170. doi:10.3389/fimmu.2021.714170. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34707602
  9. Shay, D. K., Gee, J., Su, J. R., Myers, T. R., Márquez, P., Liu, R., . . . Shimabukuro, T. T. (2021). Monitoreo de seguridad de la vacuna Janssen (Johnson & Johnson) COVID-19 – Estados Unidos, marzo-abril de 2021. MMWR Morb Mortal Wkly Rep, 70(18), 680-684. doi:10.15585/mmwr.mm7018e2. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/33956784
  10. Shazley, O., & Alshazley, M. (2021). Un hombre de 52 años con COVID positivo presentó tromboembolismo venoso y coagulación intravascular diseminada después de la vacunación de Johnson & Johnson: un estudio de caso. Cureus, 13(7), e16383. doi:10.7759/cureus.16383. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34408937
  11. Shiyovich, A., Witberg, G., Aviv, Y., Eisen, A., Orvin, K., Wiessman, M., . . . Hamdan, A. (2021). Miocarditis tras la vacunación contra la COVID-19: estudio de resonancia magnética. Eur Heart J Cardiovasc Imaging. doi:10.1093/ehjci/jeab230. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34739045
  12. Simone, A., Herald, J., Chen, A., Gulati, N., Shen, A. Y., Lewin, B., & Lee, M. S. (2021). Miocarditis aguda después de la vacunación con ARNm de COVID-19 en adultos de 18 años o más. JAMA Intern Med, 181(12), 1668-1670. doi:10.1001/jamainternmed.2021.5511. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34605853
  13. Singer, M. E., Taub, I.B., & Kaelber, D.C. (2021). Riesgo de miocarditis por infección por COVID-19 en personas menores de 20 años: un análisis basado en la población. medRxiv. doi:10.1101/2021.07.23.21260998. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34341797
  14. Smith, C., Odd, D., Harwood, R., Ward, J., Linney, M., Clark, M., . . . Fraser, L. K. (2021). Muertes en niños y jóvenes en Inglaterra después de la infección por SARS-CoV-2 durante el primer año pandémico. Nat Med. doi:10.1038/s41591-021-01578-1. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34764489
  15. Snapiri, O., Rosenberg Danziger, C., Shirman, N., Weissbach, A., Lowenthal, A., Ayalon, I., . . . Bilavsky, E. (2021). Lesión cardíaca transitoria en adolescentes que reciben la vacuna BNT162b2 mRNA COVID-19. Pediatr Infect Dis J, 40(10), e360-e363. doi:10.1097/INF.00000000000003235. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34077949
  16. Spinner, J. A., Julien, C. L., Olayinka, L., Dreyer, W. J., Bocchini, C. E., Muñoz, F.M., & Devaraj, S. (2021). Anticuerpos anti-pico del SARS-CoV-2 después de la vacunación en el trasplante cardíaco pediátrico: un primer informe. J Trasplante de Corazón y Pulmón. doi:10.1016/j.healun.2021.11.001. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34911654
  17. Starekova, J., Bluemke, D. A., Bradham, W. S., Grist, T.M., Schiebler, M. L. y Reeder, S.B. (2021). Miocarditis asociada con la vacunación contra el ARNm covid-19. Radiología, 301(2), E409-E411. doi:10.1148/radiol.2021211430. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34282971
  18. Sulemankhil, I., Abdelrahman, M., & Negi, S. I. (2021). Asociación temporal entre la vacuna COVID-19 Ad26.COV2.S y la miocarditis aguda: un informe de caso y una revisión de la literatura. Cardiovasc Revasc Med. doi:10.1016/j.carrev.2021.08.012. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34420869
  19. Tailor, P. D., Feighery, A.M., El-Sabawi, B., & Prasad, A. (2021). Caso clínico: miocarditis aguda tras la segunda dosis de la vacuna contra el ARNm-1273 contra el SARS-CoV-2. Eur Heart J Case Rep, 5(8), ytab319. doi:10.1093/ehjcr/ytab319. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34514306
  20. Takeda, M., Ishio, N., Shoji, T., Mori, N., Matsumoto, M., & Shikama, N. (2021). Miocarditis eosinofílica después de la vacunación contra la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19). Circ J. doi:10.1253/circj. CJ-21-0935. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34955479
  21. Equipo, C.C.-R., Food, & Drug, A. (2021). Reacciones alérgicas, incluida la anafilaxia después de recibir la primera dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19 – Estados Unidos, del 14 al 23 de diciembre de 2020. MMWR Morb Mortal Wkly Rep, 70(2), 46-51. doi:10.15585/mmwr.mm7002e1. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/33444297
  22. Thompson, M. G., Burgess, J. L., Naleway, A. L., Tyner, H., Yoon, S. K., Meece, J., . . . Gaglani, M. (2021). Prevención y Atenuación del Covid-19 con las Vacunas BNT162b2 y mRNA-1273. N Engl J Med, 385(4), 320-329. doi:10.1056/NEJMoa2107058. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34192428
  23. Tinoco, M., Leite, S., Faria, B., Cardoso, S., Von Hafe, P., Dias, G., . . . Lourenco, A. (2021). Perimiocarditis después de la vacunación contra el COVID-19. Clin Med Insights Cardiol, 15 años, 11795468211056634. doi:10.1177/11795468211056634. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34866957
  24. Truong, D. T., Dionne, A., Muniz, J.C., McHugh, K. E., Portman, M. A., Lambert, L.M., . . . Newburger, J. W. (2021). Miocarditis clínicamente presunta relacionada temporalmente con la vacunación contra el COVID-19 en adolescentes y adultos jóvenes. Circulación. doi:10.1161/CIRCULATIONAHA.121.056583. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34865500
  25. Tutor, A., Unis, G., Ruiz, B., Bolaji, O. A., & Bob-Manuel, T. (2021). Espectro de sospecha de miocardiopatía por COVID-19: una serie de casos. Curr Probl Cardiol, 46(10), 100926. doi:10.1016/j.cpcardiol.2021.100926. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34311983
  26. Umei, T.C., Kishino, Y., Shiraishi, Y., Inohara, T., Yuasa, S., & Fukuda, K. (2021). Recurrencia de la miopericarditis después de la vacunación con ARNm contra la COVID-19 en un adolescente varón. CJC Abierto. doi:10.1016/j.cjco.2021.12.002. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34904134
  27. Vidula, M. K., Ambrose, M., Glassberg, H., Chokshi, N., Chen, T., Ferrari, V. A., & Han, Y. (2021). Miocarditis y otras complicaciones cardiovasculares de las vacunas COVID-19 basadas en ARNm. Cureus, 13(6), e15576. doi:10.7759/cureus.15576. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34277198
  28. Visclosky, T., Theyyunni, N., Klekowski, N., & Bradin, S. (2021). Miocarditis después de la vacuna de ARNm contra el COVID-19. Pediatr Emerg Care, 37(11), 583-584. doi:10.1097/PEC.00000000000002557. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34731877
  29. Warren, C.M., Snow, T. T., Lee, A. S., Shah, M.M., Heider, A., Blomkalns, A., . . . Nadeau, K.C. (2021). Evaluación de reacciones alérgicas y anafilácticas a las vacunas de ARNm COVID-19 con pruebas confirmatorias en un sistema de salud regional de ee. UU. JAMA Netw Open, 4(9), e2125524. doi:10.1001/jamanetworkopen.2021.25524. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34533570
  30. Watkins, K., Griffin, G., Septaric, K., & Simon, E. L. (2021). Miocarditis después de la vacunación BNT162b2 en un hombre sano. Am J Emerg Med, 50, 815 e811-815 e812. doi:10.1016/j.ajem.2021.06.051. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34229940
  31. Weitzman, E. R., Sherman, A.C., & Levy, O. (2021). Actitudes de la vacuna contra el ARNm del SARS-CoV-2 expresadas en el comentario público de la FDA de ee. UU.: Necesidad de una asociación público-privada en un sistema de inmunización de aprendizaje. Frente salud pública, 9, 695807. doi:10.3389/fpubh.2021.695807. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34336774
  32. Welsh, K. J., Baumblatt, J., Chege, W., Goud, R., & Nair, N. (2021). Trombocitopenia, incluida la trombocitopenia inmune después de recibir las vacunas de ARNm contra la COVID-19 notificadas al Sistema de Notificación de Eventos Adversos a las Vacunas (VAERS). Vacuna, 39(25), 3329-3332. doi:10.1016/j.vaccine.2021.04.054. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34006408
  33. Witberg, G., Barda, N., Hoss, S., Richter, I., Wiessman, M., Aviv, Y., . . . Kornowski, R. (2021). Miocarditis después de la vacunación contra el Covid-19 en una gran organización de atención médica. N Engl J Med, 385(23), 2132-2139. doi:10.1056/NEJMoa2110737. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34614329
  34. Zimmermann, P., & Curtis, N. (2020). ¿Por qué el COVID-19 es menos grave en los niños? Una revisión de los mecanismos propuestos que subyacen a la diferencia relacionada con la edad en la gravedad de las infecciones por SARS-CoV-2. Arch Dis Child. doi:10.1136/archdischild-2020-320338. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/33262177 Fuente: https://www.saveusnow.org.uk/covid-vaccine-scientific-proof-lethal/

HITLER… Y LORD BYRON

En este espacio dejaremos una huella clara y concisa de lo que veían o podían imaginar imageslo que después de masacrar y arrasar a Alemania y a una ideología, han conseguido borrar de la realidad, los mismos que la provocaron (y provocarán si hace falta, por ejemplo, ahora con Rusia, que les estorba) y que es la masonería hebrea, judía o el llamado sionismo.

7984504Por cierto, todo es discutible y nadie tiene una razón al cien por cien, menos los judíos con el problema alemán, que a un tema ya histórico le han dado un dogma de fe y esa creencia la imponen al mundo entero. Investiguen.                                G.R-M.

– LORD BYRON. De auténtico nombre George NoeI Gordon, es uno de los más célebres poetas ingleses, apreciado en su país y en todo el mundo. Nacido en 1788 y muerto en 1824, sus principales obras son Childe Harold y Don Juan.images (2)

¿Cómo es rica Inglaterra? No en piedras preciosas, Tampoco en abundancia y paz, aceite y vino, en leche y miel, como la tierra de Kanaá una vez, tampoco en dinero efectivo, que no en dinero de papel; Entretanto, si nos vemos privados de estos tesoros, ¿hubo jamás un país cristiano tan rico en judíos? Ellos disponen a su antojo del Trono y del bien de los pueblos; ¡Su pagaré vuela desde el Indo hasta el Polo!

descargaY Bolsa y Banca, Barón y Compañeros se apresuran a salvar al príncipe de los mendigos de la bancarrota; El oro; no el acero, les abre la puerta del triunfo; Un pueblo elegido, un simple par de judíos, encontrará su tierra de promisión, en cualquier país.

Dos judíos, bien se ve que no samaritanos, son ahora dueños judíos del globo terrestre. ¿La felicidad de los pueblos? La menosprecian; Su Nueva Jerusalén es un Congreso, donde se ostenta el orden y el derecho de los hombres libres.images (1)

Uno de los héroes declama: «¿Quién es el fiel de la balanza en el mundo? ¿Quién reina sobre los congresos reales y liberales? . . . El judío Rothschild y su colega cristiano Baring. Ellos y el gran liberal Lafitte son los verdaderos dueños de Europa. Cada préstamo no es una mera especulación: cuando no crea un trono, hunde una nación».

«La Edad de Bronce». 18234131398

Cogido de 150 Genios opinan sobre los judíos.

http://www.nacionalsocialismo.org/150%20GENIOS%20OPINAN%20SOBRE%20LOS%20JUDIOS.pdf

2991391594284

¿POR QUÉ?

Interesante capítulo del libro «Los crímenes de los buenos» del autor Joaquín Bochaca. Declaración de Joe Kennedy, padre del famoso asesinado presidente de los EE.UU. del mismo apellido, que ahora se cumplen 50 años del crimen. La Segunda Guerra Mundial la impulsó el sionismo, pero, ¿por qué?. Pasen y lean.Imagen

Sí; ¿ por qué ?. ¿ Por qué esa declaración de guerra ? ¿ Por qué Inglaterra y Francia, los dos mayores imperios coloniales del momento, se meten, sin preparación, en una guerra contra un país que no les pide nada, más aún, que les ofrece su amistad? ¿Por qué el Sionismo se erige súbitamente, en defensor de Polonia, el país de los progroms? ¿Por qué los paladines de la Democracia y del derecho de autodeterminación de los pueblos se oponen al derecho de autodeterminación de Dantzig y hacen una guerra por un ferrocarril y una carretera ? ¿ Por qué las plañideras internacionales que arman un escándalo espantoso por los excesos -indiscutibles- de la «Kristallnacht», guardan distraído silencio ante las exacciones polacas contra su minoría alemana y pasan, como sobre ascuas, sobre el crimen de Bromberg ? ¿ Por qué un ferrocarril y una carretera y, si se quiere, un pequeño territorio – Dantzig – con un máximo total de unos ochenta kilómetros cuadrados es motivo de una guerra, mientras las anexiones soviéticas, anteriores y posteriores al 3 de Septiembre de 1939, y hasta el momento del ataque alemán a la URSS, que totalizan 6.349.000 kilómetros cuadrados poblados por más de 62.000.000 de habitantes (328), merecen el placet y la alianza de los campeones de la Democracia ? ¿ Por qué un ataque a Polonia desde el Oeste merece la guerra, mientras otro ataque al mismo país merece Imagenel aplauso de las democracias por el mero hecho de haberse realizado desde el Este ? Podríamos continuar inquiriendo porqués que, creemos, han quedado expresa y tácitamente contestados en las páginas precedentes. La guerra se hizo por que los poderes fácticos repetidamente aludidos y expresamente nombrados arrastraron a la misma a los poderes legales, a los gobiernos de Inglaterra y Francia. Por si no bastan los testimonios aducidos hasta ahora, vamos a añadir unos cuantos testimonios de parte contraria, absolutamente irrebatibles que remachan lo ya demostrado: que la Segunda Guerra Mundial fue desencadenada por los BUENOS. Los BUENOS según la tesis masificadora e idiotizante de los «mass media». En anteriores obras ya hemos dicho quien forzó, obligó, a Chamberlain a dar el paso funesto del 3 de Septiembre de 1939; pero en el contexto de la actual considero imprescindible repetir una de las revelaciones más asombrosas de la Historia, entresacada del diario de James Forrestal, el Secretario de Defensa de los Estados Unidos. «27 de Diciembre de 1945.- Hoy he Jugado al golf con Joe Kennedy, embajador de Roosevelt en Gran Bretaña en los años Imageninmediatos al estallido de la guerra. Le pregunté sobre la conversación sostenida con Roosevelt y Sir Neville Chamberlain en 1938. Me dijo que la posición de Chamberlain en 1938 era la de que Inglaterra no tenía que luchar y que no debería arriesgarse a entrar en guerra con Hitler.

Opinión de Kennedy: Que Hitler habría combatido a Rusia sin ningún conflicto ulterior con Inglaterra, si no hubiese sido por la instigación de Bullitt sobre Roosevelt en el verano de 1939 para que hiciese frente a los alemanes en Polonia, pues ni los franceses ni los ingleses hubieran considerado a Polonia causa de una guerra si no hubiese sido por la constan- te presión de Washington. Bullitt dijo que debía informar a Roosevelt de que los alemanes no lucharían; Kennedy replicó que ellos lo harían y que invadirían Europa. CHAMBERLAIN DECLARO QUE AMÉRICA Y EL MUNDO JUDÍO HABÍAN FORZADO A INGLATERRA A ENTRAR EN LA GUERRA. » (329).

Todo un Secretario de Defensa de los Estados Unidos da fe, de su puño y letra, de la confesión que le hizo uno de los tres hombres que, mecánicamente, intervinieron en el hecho de forzar a Inglaterra a entrar en la guerra; nada menos que Kennedy, embajador norteamericano en Londres, personalidad política de primer rango y padre de un futuro presidente de los Estados Unidos. Chamberlain, el hombre que técnicamente cursó la declaración de guerra – ¡si lo Imagen
sabrá el !- afirma que quienes le forzaron a ello fueron «América y el mundo judío». De las dos entidades aludidas por el Premier Británico, una, «el mundo judío», es de fácil identificación: el Sionismo. Pero… ¿ América ?. ¿ A qué América podía referirse Chamberlain ? No, ciertamente, a la América real, no ciertamente al pueblo americano, cuya actitud conocemos por los resultados de las encuestas Gallup y Roper, ya mencionadas anteriormente. Por «América» sólo podía entender Chamberlain al gobierno americano de entonces, y no creemos que esa interpretación constituya un juicio temerario. Pues bien, aparte Roosevelt, cuya ascendencia Judaica ya se ha mencionando, y su Brain Trust, cuya aplastante mayoría de miembros eran igualmente judíos, aparte del omnipresente Bullitt, en París y en todas partes a la vez, aparte Davies, en Moscú, aparte los dos tercios de los ministros norteamericanos, judíos, debía contarse con el formidable poder del Dinero, el Money Power. La Finanza internacional, hostil por motivos económicos, políticos y raciales a la Alemania Nacionalsocialista. Esta era la «América» aludida por Chamberlain. No podía ser la América real, la de los descendientes de dignos emigrantes europeos, que inequívocamente quería la paz, como lo demostraba al dar sus votos al candidato Imagenque, como Roosevelt, les prometía que «no mandaría a los ciudadanos americanos a luchar en guerras europeas». La «otra América» fue la que forzó a Inglaterra a declarar la guerra. Creemos es imprescindible traer a colación unos testimonios típicos, testimonios, como siempre, de parte contraria, que reforzaran este aserto que creemos haber ya demostrado, en esta obra y en las precedentes. Por ejemplo, en ocasión de ofrecer una medalla del Instituto Nacional de Ciencias Sociales a Bernard M. Baruch, el apodado «Procónsul de Judá en América», en Mayo de 1944, el General George Catlett Marshall dijo a los asistentes que, «ya en 1938 Baruch me dijo que Íbamos a destrozar a ese fulano, a Hitler. No se saldrá con la suya» (330). Entre los asistentes se encontraban cinco ministros del gobierno. Quien hacía la sensacional revelación era nada menos que el General Marshall, Jefe del Alto Estado Mayor del Ejército de los Estados Unidos. El mismo Baruch, en Septiembre de 1939, tras una conferencia con Roosevelt hizo la siguiente manifestación a la prensa: «Si mantenemos nuestros precios bajos, aún perdiendo dinero, no hay ninguna razón para que no podamos quitarles sus clientes a los beligerantes. De tal modo, el sistema alemán del barter será destruido. Hace años que luchamos para conseguirlo. Habrá costado una guerra, pero lo habremos logrado» (331).Imagen

Hitler ponía en práctica el patrón-trabajo, opuesto al patrón-oro. En sus relaciones comerciales internacionales preconizaba el barter (intercambio) y estaba dispuesto a no aceptar préstamos bancarios extranjeros (la banca alemana había sido embridada y puesta al servicio del Reich). Esto era fatal para la Alta Finanza Internacional, no ya por el hecho de haber perdido el importante mercado alemán, sino por el peligro que representaba el Reich, en su doble vertiente de su expansión económica y de ejemplo para otros países que desearan romper las cadenas de la Kapintern. La verdad siempre acaba por salir a la superficie. Así, un año después de iniciada la guerra, nada menos que el Times londinense- y el Times, en Inglaterra es, por múltiples razones, bastante más que un simple periódico, como expresión de los poderes fácticos de la Isla- publicó estas reveladoras líneas: «Una de las causas fundamentales de esta guerra ha sido el esfuerzo permanente hecho por Alemania desde 1918, y agravado desde 1933, para asegurarse importantes mercados extranjeros y fortalecer así su comercio, eliminando el paro interno, al mismo tempo que sus competidores se veían obligados, a causa de sus deudas, a adoptar el mismo camino. Era inevitable que que se produjeran fricciones, dado que los productos alemanes eran más baratos y estaban bien hechos» (332). En otro artículo, el mismo periódico hizo la siguiente sorprendente revelación: «En plena guerra, en Alemania, no se habla de la Imagen
necesidad de aumentar los impuestos, ni de estimular el ahorro ni de lanzar enormes
empréstitos de guerra. Muy al contrario. Recientemente acaba de abolirse un importante impuesto. El dinero es tan abundante que, desde nuestro punto de vista no tiene explicación. Hitler parece haber descubierto el secreto de trabajar sin un sistema financiero clásico y haber puesto en marcha un sistema basado en el movimiento perpetuo» (333).
El Times, el órgano de la Finanza inglesa -o radicada en Inglaterra- sabia porqué había estallado la guerra. Se sabe, por ejemplo, que Baruch dijo a Hopkins -llamado la » mano derecha» de Roosevelt- que » estaba plenamente de acuerdo con su amigo, Winston Churchill en que la guerra llegara pronto. Pronto estaremos de lleno en ella y los Estados Unidos también, más pronto o más tarde. Tú (Baruch) dirigirás el cotarro en América, y yo (Churchill), en Inglaterra » (334). Churchill le decía ésto a Baruch en 1937, cuando no era ni ministro, sino simplemente un miembro del Partido en el poder, el Conservador, pero opuesto a la política oficial de dicho partido. Churchill no era ni siquiera un jefe de la Oposición. No era nada. Pero él y Baruch sabían que uno dirigiría el cotarro en América ( como realmente lo hizo, antes y después de Roosevelt) y que el otro lo haría en Inglaterra (como así fue, mientras fue necesario). En otro lugar nos ocuparemos con cierto detenimiento de la figura de Churchill, que era de los buenos hasta que los poderes tácticos dejaron de necesitarlo y lo echaron por la borda, tras otorgarle un ridículo Premio Nobel de Literatura. Hoy en día, ser churchilliano en Inglaterra es símbolo de
«fascismo reaccionario». Imagen
Pero volvamos a los azarosos tiempos de la preguerra, en que Churchill, el todopoderoso político que nunca fue votado por el pueblo británico, le decía al General Robert E. Wood, en Noviembre de 1936, que «Alemania se está haciendo demasiado fuerte y deberemos aplastarla otra vez». Esto lo atestiguó bajo juramento ese general norteamericano ante una comisión
investigadora del Senado de su país (335). Algo similar le dijo Churchill al propio von Ribbentrop, cuando éste era embajador en Londres, pero no lo aducimos como testimonio por no ser de parte contraria. Churchill era el hombre de la Finanza Internacional en Inglaterra y amigo personal de Baruch; él era el instigador de Chamberlain, apoyado en tal menester por el embajador americano Kennedy, por el «itinerante» Bullitt y, naturalmente, por la majestuosa influencia de la Casa Rothschild. Mucho se ha hablado de los «negocios de guerra» y de los beneficios de los fabricantes de armamento, pero ésta es una causa circunstancial. La razón principal siempre estribó en que la política financiera de Hitler significaba, a la corta o a la larga -y más a la corta que a la larga- el fin de lo que actualmente se denomina el Establishment: la Finanza Internacional. Añádase a ésto los mesianismos sionistas y, en menor grado, los intereses circunstanciales de los pequeños nacionalismos, a su vez explotados por los grandes nacionalismos, igualmente explotados o embridados por los Poderes Fácticos. Esta es la respuesta al » ¿ por qué ? » del epígrafe. No hay otra.Imagen

__________________________________

328 / Desde su nacimiento, la URSS se había anexionado Carelia Meridional y Ucrania, y posteriormeníe Georgia,
Armenia del Norte. Kazakhstan, Uzbekistán, Azerbidjan, Tadjikistan, Kirghizia, Turkmenistán, Tanutuva y la
Mongolia exterior. Si añadimos las anexiones llevadas a cabo entre el 3-1X-1939 y el momento de la invasión
alemana de Rusia, es decir, Besarabia/Bukobina, Carelia Septentrional y media Polonia, mas los tres estados bálticos.
Estonia, Letonia y Lituania, llegamos a más de siete millones de kilómetros cuadrados y a 85 millones de habitantes.-
¡Algo mas que Dantzig! En extensión, y aritméticamente, 87.500 veces más (N. del A.).

329 / James V. Forrestal: ‘»The Forrestal Diaries», Págs. 221-222.
330 / Citado por Francis Neilson in «The Tragedy of Europe», Vol V. p. 302.
331 / The New York Times», 14-IX-1939.

332 / «The Times», Londres, 11 y 13-X-1940.
333 / «The Times» Londres, 15-X- 1940.
334 / Robert E. Sherwood: «Roosevelt & Hopkins», p. 113
335 / «The New York Times»; 5-II-1941.