Twitter suspende a científico de renombre mundial por conectar la viruela del mono con la vacuna COVID

Aumento de casos de viruela del simio ‘no es una coincidencia’, dice científico

Publicado por Yudi Sherman

La semana pasada, Twitter suspendió al profesor Shmuel Shapira por un tuit en el que el principal científico y coronel israelí retirado sugirió que la viruela del mono es un efecto secundario de las inyecciones de COVID-19, según KanekoaTheGreat . 

El Prof. Shmuel Shapira, MD, MPH se desempeñó como Director General del Instituto de Investigación Biológica de Israel (IIBR) hasta el año pasado.  

Es fundador y director del Departamento de Medicina Militar de la Facultad de Medicina de la Universidad Hebrea y del Cuerpo Médico de las FDI.  

Es investigador sénior en el Instituto Internacional para la Lucha contra el Terrorismo (ICT) de la Universidad Reichman en Israel. 

Anteriormente se desempeñó como Director de la Escuela de Salud Pública Hadassah de la Universidad Hebrea y Director General Adjunto de la Organización Médica Hadassah.  

También se desempeñó como Jefe de la Rama de Trauma de las FDI y es Coronel Titular (Res.) en las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI). 

Ha publicado más de 110 artículos revisados ​​por pares. 

West Point lo describe como una «autoridad en terror, trauma, medicina de emergencia y medicina militar, e instruye a estudiantes de medicina, médicos, EMS, líderes médicos y equipos de rescate en medicina terrorista, manejo de eventos con víctimas en masa, medicina militar, vida traumatológica avanzada». apoyo y gestión de riesgos”. 

La semana pasada, Twitter suspendió a Shapira de la plataforma por sugerir que la viruela símica es en parte causada por las inyecciones de COVID-19, que dañan el sistema inmunológico. 

“Los casos de viruela del mono fueron raros durante años”, escribió. “Durante los últimos años, se documentó un solo caso en Israel. Está bien establecido que las vacunas de ARNm afectan el sistema inmunológico natural. no es una coincidencia». 

Shapira se vio obligado a eliminar el tuit ofensivo antes de que Twitter restableciera su cuenta.  

“T me advirtió que eliminara la T que conecta MP con C. Cada día entiendo mejor dónde vivimos y en qué año”, tuiteó Shapira el jueves pasado, lo que significa que “Twitter me advirtió que eliminara el tuit que conecta la viruela del mono con COVID”. 

El profesor Shapira también es víctima de la vacuna COVID-19, aunque se desconoce la naturaleza de sus lesiones. 

“Recibí 3 vacunas, me lesioné físicamente de una manera muy significativa como muchos otros resultaron heridos”, escribió en mayo. “Y además, mi confianza en la naturaleza de las decisiones y en los procesos para tomarlas se ha visto gravemente afectada. erosionado. Nadie preguntó y verificó. Lucharé con todas mis fuerzas para que se den respuestas veraces sobre todas las decisiones y no solo sobre la vacuna[.]» 

El Prof. Shapira no es el único científico de clase mundial que ofende a Twitter con la ciencia médica. 

El renombrado médico Dr. Andrew Bostom, MD, MS es un afiliado del Centro de Prevención y Atención Primaria de la Universidad de Brown. 

Completó el ensayo controlado aleatorio más grande jamás realizado en receptores de trasplante renal crónico.  

Ha publicado 115 estudios revisados ​​por pares sobre epidemiología y ensayos clínicos. 

Recientemente presentó un escrito de amicus curiae ante la Corte Suprema en un caso de mandato de vacunación. 

Hasta el año pasado, fue Profesor Asociado de Medicina y Medicina Familiar en la Facultad de Medicina Warren Alpert de la Universidad de Brown desde 1997. Su CV enumera otros logros. 

En junio, Bostom fue suspendido por Twitter luego de que publicara un estudio revisado por pares que mostraba que la vacuna COVID-19 afecta el conteo de espermatozoides en los hombres. Bostom tenía más de 47.000 seguidores.  

Twitter restableció la cuenta de Bostom después de que el experto médico amenazara con emprender acciones legales. 

Fuente: https://americasfrontlinenews.com/post/twitter-suspends-world-renowned-scientist-for-connecting-monkeypox-to-covid-shot

Médico advierte: los cánceres agresivos e inusuales después de la ‘vacunación’ contra el covid están en aumento en Suecia

Por miranda sellick

“Estudié medicina porque quería ayudar a la gente, pero ahora siento que solo estoy viendo cómo los matan y no puedo hacer mucho al respecto”. – Dra. Ute Kruger

Un médico e investigador sueco de alto nivel está haciendo sonar la alarma sobre el vínculo entre las vacunas contra el covid-19, los cánceres de crecimiento rápido y las afecciones inflamatorias de los vasos sanguíneos en pacientes que murieron después de la vacunación con el ARNm del covid-19. 

La Dra. Ute Kruger trabaja en el hospital regional de Kalmar, Suecia. En una entrevista reciente con la Asociación Noruega de Médicos y Trabajadores de la Salud (dada en sueco y traducida por RAIR Foundation USA), la Dra. Kruger expresó alarma por las tasas extraordinarias de cánceres agresivos que ahora está viendo. La Dra. Kruger, que ha trabajado en patología durante 25 años y 18 años en el diagnóstico del cáncer de mama, ha estudiado 8000 autopsias y ahora está convencida del vínculo entre la vacunación y la muerte, por no hablar de su convicción de que muchos de sus colegas médicos continúan negar estos enlaces. 

“Las vacunas contra el covid-19 parecen desencadenar cánceres de crecimiento rápido o porocarcinoma (un tipo de cáncer de piel) y también afecciones inflamatorias en el cuerpo, las llamadas enfermedades autoinmunes”, dijo el Dr. Kruger. “Tal vez este desarrollo de cáncer esté relacionado con las condiciones inflamatorias. He hablado con otros patólogos que están viendo un mayor número de tumores que casi nunca antes se habían visto. Me refiero a tumores raros, y que el número de casos de cáncer ha aumentado en diferentes órganos”. 

Esto es ciertamente cierto para un médico jubilado de Edmonton, Canadá. Este hombre de unos 80 años, antes sano, ha sido diagnosticado recientemente con cáncer de próstata. “Tomé mi tercera dosis a fines del año pasado”, dice. “Estaba libre de cáncer antes de eso. Sospecho que existe un vínculo entre estos eventos porque parece más que una coincidencia que mi hijo haya recibido el mismo diagnóstico a fines del año pasado. A esto le siguió mi hija, que recientemente se sometió a una mastectomía por cáncer de mama. Entonces, la única persona de los cuatro miembros sobrevivientes de mi familia que no ha sido diagnosticada con cáncer es uno de mis hijos que sigue sin vacunarse”.  

En los EE. UU., el Dr. Ryan Cole, un patólogo de Idaho, confirma los hallazgos del Dr. Kruger. “Como patólogo, veo patrones todo el día. Después de que se aplicaron las inyecciones, comencé a ver cambios en los patrones de la enfermedad. Me di cuenta desde el principio de que había una supresión inmunológica y que la memoria de las células T había desaparecido. Entonces, normalmente veía ciertos tipos de cáncer, pero el cáncer de endometrio, del cual normalmente veía dos o tres por mes, ahora veía dos o tres por semana”, dijo el Dr. Cole en una entrevista reciente con Chris . Wark “Las células T que normalmente controlan el cáncer ya no estaban allí. Hay ciertos tipos de cáncer que están apareciendo de forma más rápida y agresiva y a un ritmo más alto en edades más jóvenes en comparación con lo que he visto en casi tres décadas de hacer esto”. 

La Dra. Kruger no solo está viendo un cambio en los tipos de cáncer, sino que también ve un problema con el proceso de autopsia, lo que permitiría que estos cambios se hicieran evidentes. “Veo tres grandes problemas con respecto a las autopsias”, dice ella. “La primera es información incorrecta e incompleta de las clínicas. Por ejemplo, si el paciente estaba vacunado o no”. 

El Dr. Kruger ha tenido varios casos en los que los pacientes fueron designados como no vacunados en la referencia de la autopsia y posteriormente se descubrió que habían sido vacunados. 

“Otro problema es que muchos de mis colegas en patología no lo toman para el examen histológico”, dice ella. Esto significa que los patólogos no toman tejido para análisis microscópico, lo que determinaría si hubo problemas de inflamación alrededor de los vasos. Estos problemas de inflamación podrían, a su vez, ser la causa de los coágulos de sangre que conducen a la muerte. “El tercer problema es el desconocimiento de la evaluación de los hallazgos microscópicos”, dice. Durante la entrevista, la Dra. Kruger guía a los espectadores a través de imágenes de autopsias que muestran la inflamación de los vasos sanguíneos que causó miocarditis, hemorragia en el pulmón y en la espalda, el cuello y la columna vertebral de otro paciente.

Pero igual de malo es el sentimiento que tiene el Dr. Kruger de que “la gente no quiere ver ni interpretar los cambios en su contexto. Nadie escucha lo que digo y mis colegas incluso cuestionan mi competencia”. A modo de ejemplo, la Dra. Kruger cuenta la historia de un colega que la consultó sobre el informe de una autopsia. Demostró miocarditis y sugirió que la muerte podría estar relacionada con la vacunación contra el covid-19. El colega consideró que esta conclusión era «demasiado descabellada». 

Sin embargo, las estadísticas más recientes del Sistema de Informe de Eventos Adversos de Vacunas ( VAERS) hasta el 15 de julio indican que muy poco es exagerado y que la gente muere en masa: cerca de 30,000 informes de muerte. Y eso sin mencionar los 50 647 informes de miocarditis y pericarditis, otras 55 540 personas discapacitadas permanentemente por otras razones y 33 009 más con reacciones adversas potencialmente mortales. Los resultados hasta el 18 de junio de la base de datos europea comparable registran 45.752 muertes. Es probable que estas cifras incluyan pocas víctimas, si es que hay alguna, de los cánceres raros y agresivos que el Dr. Kruger está presenciando porque estas muertes generalmente tardan más en manifestarse, y el vínculo causal es más difícil de establecer cuanto más tiempo después de la vacunación ocurre la muerte. 

“Los cambios que estoy describiendo que muy probablemente estén relacionados con la vacunación contra el covid-19 aparentemente son solo una fracción de lo que está sucediendo en el cuerpo”, dice el Dr. Kruger. “Estudié medicina porque quería ayudar a la gente, pero ahora siento que solo estoy viendo cómo los matan y no puedo hacer mucho al respecto”. El Dr. Cole está de acuerdo. “Dondequiera que viajo, los médicos me dicen: ‘Estoy viendo lo que usted está viendo’. El patrón está ahí”. 

Fuente: https://rairfoundation.com/senior-physician-warns-aggressive-and-unusual-cancers-following-covid-vaccination-are-on-the-rise-in-sweden-video/