EL EXTRAÑO VIAJE DE UNA LÁGRIMA FEMENINA

En muchas ocasiones, un actor de otro universo puede estudiar sin condición alguna de impregnarse a otro mundo, digamos desde un ángulo aséptico y no por ser coexistentes, puedan cohabitar en un mundo psicoesférico.

Tal podría ser un estudio del hombre sobre la mujer o viceversa. Un estudio imaginario, no por ser irreal, sino por estar tan cerca que sólo el sueño visceral de atracción mutua, puede construir una historia entre individuos criados uno al lado del otro pero a veces con una separación infinita y a la vez orbital. Siempre nos encontraremos en una línea imaginaria frente a frente. Es una ley implacable, desestimada por los dioses, por saturnina, anárquica, inestable, autárquica y entrópica. Dejen equivocarme, equivoquémonos. Disculpen las molestias.

Hay siempre un velo misterioso sin alardes, sin costuras en la mujer, semitransparente que nunca nos deja ver del todo el verdadero rostro, es quizá uno de sus múltiples atractivos, el estelar. En esto, el hombre es más simple y así, el universo sigue su juego. El deseo son nuestros ojos.

De un tiempo a esta tarde, he estado observando a las mujeres en un acto tremendamente sideral en el rostro femenino. Llorar. En estos tiempos, las lágrimas vuelan, navegan, inspeccionan el exterior. Ellas, vosotras, lloráis. Y os he estudiado, y he resuelto un enigma, mi enigma, sensorial, extraoficial, anodino, escondido, y a la vez hermoso.

Cuando una mujer llora, no llora por lo que parece que llora. Es tremendo, un exoplaneta con atmósfera de ternura, un gas licuado y licuoso recubre el aura de la cara femenina, es el velo de la supervivencia aprehendida. Es una tinta invisible con tentáculos que recogen a dios y al diablo.

Lloran dos veces, el despegue del cohete necesita una potencia extrema, la lágrima empieza su viaje pero este no es su destino, ni su objetivo. La lágrima estaba preparada, la inducción fue un chasquido de mechero, el viaje y el destino de esas lágrimas sólo lo sabe ella. Y queda para ella, dentro de su velo, y de su vuelo.

Un extraordinario viaje, bello, complejo, autista, exhibicionista, explosivo e implosivo, profundo y delicado, rocoso. Naturalmente consecuente y a la vez infantil. Madurez. Belleza. Inquietante.

El velo entra en acción, nadie sabe por qué llora nunca una mujer. Sólo ella. El acto de llorar no involucra inmediatez. Seguramente llevaba llorando un mes pero las lágrimas despegaron el día que programaron el viaje. Es parte del misterio de lo que se enseña y no se ve. Un universo recogido en el pañuelo de Isis.

Un mundo paralelo, solo para ellas, cosas de Diosas.

G.R.M.

THE STRANGE JOURNEY OF A FEMALE TEAR

On many occasions, an actor from another universe can study without any condition of being impregnated into another world, let’s say from an aseptic angle and not because they coexist, they can coexist in a psychospheric world. Such could be a study of man on woman or vice versa. An imaginary study, not because it is unreal, but because it is so close that only the visceral dream of mutual attraction can build a story between individuals raised side by side but sometimes with an infinite and at the same time orbital separation. We will always find ourselves in an imaginary line face to face. It is an implacable law, dismissed by the gods, as saturnine, anarchic, unstable, autarkic and entropic. Let me be wrong, let’s be wrong. Sorry for the inconvenience. There is always a mysterious veil without boasting, without seams in women, semitransparent that never lets us fully see her true face, it is perhaps one of her many attractions, her stellar one. In this, man is simpler and thus the universe follows his game. Desire is our eyes. For some time this afternoon, I have been observing women in a tremendously sidereal act on the female face. Cry. In these times, tears fly, sail, inspect the exterior. They, you, cry. And I have studied you, and I have solved an enigma, my enigma, sensory, unofficial, anodyne, hidden, and at the same time beautiful. When a woman cries, she does not cry so it seems that she cries. It is tremendous, an exoplanet with an atmosphere of tenderness, a liquefied and liquefied gas covers the aura of the female face, it is the veil of apprehended survival. It is an invisible ink with tentacles that collect God and the devil. They cry twice, the launch of the rocket requires extreme power, the tear begins its journey but this is not its destination, nor its objective. The tear was ready, the induction was a click of the lighter, the journey and the destination of those tears only she knows. And it remains for her, within her veil, and her flight. An extraordinary journey, beautiful, complex, autistic, exhibitionist, explosive and implosive, deep and delicate, rocky. Naturally consistent and at the same time childish. Maturity. Beauty. Disturbing. The veil kicks in, no one knows why a woman ever cries. Only her. The act of crying does not involve immediacy. She surely had been crying for a month but the tears took off the day they scheduled the trip. It is part of the mystery of what is taught and not seen. A universe collected in the handkerchief of Isis. A parallel world, just for them, things of Goddesses.

EL ALAMBRE

años20

No fue hasta ayer. Pero mañana también. Hoy fue y será. La verja ya estará allí, y estaba. Atrás una casona del XIX. Yo en el jardín frente a mi, una verja, no la verja.

Medio escondido en el pasado y las flores serpentinas de la verja en pie, no me dejaban sentir con los ojos el presente de lo que pasará. Admiraba pasos, paseantes escondidos, furtivos, clandestinos ante yo. Entonces claras, cristalinas y opacas coloridas con rocío a la espalda, bonitas, semitransparentes, diegéticas, simbólicas y preciosas, aparecen, digo, las flores. Dije.

Allí estuvo cuando las veo. Mi persona las ojeó. Pero detrás, y frente ocular, seguía el trasiego. Iban y venían y norte y sur. La rosa en la verja de los vientos, las espinas se clavaban a cada paso trasero. Iban y venían, no distinguía si anduvieron como siempre para atrás, o andarán para adelante. No lo sabía.forja

Pero allí estaré. Una gabardina, una guayabera, algún seno y sombreros de abajo arriba, este, oeste pero no distinguía más que su olor. Me verá. Pero está. Su presencia acallaba las sombras medio plazo y sonarán las doce. Calor. Estupor. Escalofrío, me pinchará.

El cauce inevitable brotó. Me contagió su bermejo color. Femenino en cursi, pitiminí y robusta me desafía y se crece hacia el hastío de allá, pasada la valla. Verja antes. Frente a mí me raspó la espalda, miré y me vi, vi la rosa, los pasos rodeaban mi aura y las espinas lloraban. No había tregua.

El jardín se perdió. Estaba allí. Murmuró humedad. No querrá molestar. Bombachos ajustados echan raíces con rebelión. Y no consintió. Lo veo, lo toqué, lo sentiré.

 

Allí estaba, entre flores, casonas con tacto exterior y elegancia e interior contacto, nobleza desfilaba. Focalicé y encuadré, y se descubrirá. Allí permanecía. Entre abanicos, galanterías, capullos, tabiques y muros, esencias, ponzoñas y encornaduras, armaduras y asonantas y puntos. Y puntas.

Y entre ellas, malabarista iconoclasta estaba él, no me sorprendió, el alambre, dije. Entrópico.flores

G.R.M.

THE WIRE* (*Translation is difficult)

It wasn’t until yesterday. But tomorrow too. Today was and will be. The gate will already be there, and it was. Behind a XIX century house. I in the garden in front of me, a fence, not the fence.
Half hidden in the past and the serpentine flowers of the standing fence, they did not let me feel with my eyes the present of what will happen. I admired steps, hidden walkers, furtive, clandestine before me. Then clear, crystalline and opaque colors with dew on the back, beautiful, semi-transparent, diegetic, symbolic and precious, appear, I say the flowers. Said.
There it was when I see them. My person flipped through them. But behind, and eye front, followed the racking. They came and went and north and south. The rose in the gate of the winds, the thorns were nailed with each rear step. They came and went, he did not distinguish if they went back as always, or will go forward. I did not know, I did not know it.
But there I will be. A raincoat, a guayabera, some bosom and hats from bottom to top, east, west, but I could only distinguish its smell. Will see me. But this. His presence quieted the shadows mid-term and twelve will ring. Hot. Stupor. Chill, it will prick me.
The inevitable channel flowed out. Its vermilion color infected me. Feminine in cheesy, pitimini and robust it challenges to me and it grows towards the boredom of there, past the fence. Gate before. In front of me he scratched my back, I looked and I saw myself, I saw the rose, the footsteps surrounded my aura and the thorns wept. There was no truce.
The garden was lost. It was there. He murmured moisture. You don’t want to disturb. Tight bloomers take root with rebellion. And he did not consent. I see it, I touched it, I will feel it.
There it was, among flowers, large houses with an exterior touch and elegance and interior contact, nobility paraded. I focused and framed, and it will be discovered. There it remained. Among fans, gallantries, cocoons, partitions and walls, essences, poisons and enclosures, armor and asonantas and points. And tips.
And among them, iconoclastic juggler was he, I was not surprised, the wire, I said. Entropic.

rosa

 

LA DIMENSIÓN DE LO ESTRECHO

imageskoz261caCuando todo lo que engloba el viento que nos envuelve se descifra en abstracto no conseguimos ver más allá del polvo que levanta nuestro propio entendimiento en aras de la misma tormenta que se nos crea alrededor del mismo significado que se torna de nuevo en abstracto.

Esto es la ya anticuada globalización. Anticuada por dañina.

Conceptos como cristianismo, islam, Europa, judaísmo, América, guerra, paz, etc., no son más que granos de arena que levanta el viento, nos envuelve y se los vuelve a llevar el aire.

Ahora bien, y es lo difícil de comprender. Hay veces, que lo abstracto, hace daño a lo personal de un grupo, entonces hablamos de individuos perjudicados por un tercero que abrigado por ese significado abstracto, no llegamos a percibirlo como un puñal que se nos clava a cada uno de nosotros pero que siendo el “vecino” acuchillado vuelve a ser abstracto el dolor del conjunto y por tanto diluido el sentimiento de ataque.

Si Europa y el islam lo decretamos como unos términos abstractos conseguiremos que lo segundo dañe sin pestañear al primero. Nos estaríamos autoinmolándonos (los europeos).merkel

Debemos o deberíamos conseguir un término concreto y preciso de Europa para sentir quién es nuestro enemigo. Nuestro enemigo, a parte de nosotros mismos, es el sándwich semita (Europa en medio de las dos rebanadas) y son el Islam y el sionismo.

Por una Europa libre de semitismos. Libre de islam y libre de judaísmo.

Hagamos un perímetro de la amplitud.imagesundsp97l

No es negociable el tema del cristianismo en estos momentos (el tiempo corre en contra de Occidente y no es conveniente perderlo) ¿pero no es también una religión semítica en las entrañas de Europa y en el corazón de los europeos? En un futuro habrá que estudiar el tema.

Europa tiene personalidad propia y no debe tener por religión a una “secta” judaica-semítica. El enemigo por tanto viene de fuera pero emerge también desde dentro. Y esto último no es abstracto. Lo sabe bien Saulo*, semilla semita que cuajó en Occidente.

*Este tema lo trataremos más adelante.

¡¡¡EUROPA CONTRA EL ISLAM!!!imagesbivkzd3e

¡¡¡FUERA MOROS DE OCCIDENTE!!!

 

G.R.M.

 

LAS ESTRÍAS DE LA DEMOCRACIA

Runa_vida Nadie quiere nacer ni puede pretenderlo, otra cosa es que una vez en el mundo, desee vivir. Y muy pocos desean morir, pero aun sin querer ni pretenderlo se acelera o fina por disfunción de sus órganos desgastados y usados por el tiempo.

La vida y la muerte son conceptos vitales o mortales. Esta idea, tan clara que no se percibe, tiene un significado entre el principio y el fin que no establece si antes de nacer estamos muertos o en vez de ir viviendo, vamos muriendo.

Esto física y espiritualmente. Traspasado a naciones, imperios, estados, ideas o formas de gobierno y transformado el individuo en una parte del todo, puede aplicarse al monopolio de la política, y esta dividida en su propio ser, volvemos al individuo, que se relaciona con lo que se expone a continuación:

¿Puede la democracia dar más de sí? ¿Depende de ella o de los ciudadanos que la hacen representar? ¿Se puede romper si se estira demasiado, a propósito o sin pretenderlo? ¿Son los atomizados individuos los causantes, o es la propia institución la que rompe su epidermis enferma dejando pasar al cuerpo las enfermedades que la corrompen y su vida tiene sentido porque muere? ¿Morimos y vivimos todos a una, o la democracia muere y vive a pesar de los que la componen? ¿Cuánto tiempo se puede alargar la vida, y la muerte venga antes que la decadencia, o estos dos principios, el primero físico y el segundo espiritual se den a la vez?

¿La hacen renacer (antes de morir) células nuevas? ¿Y estas, podrán darle vida potencial para sobrevivir, o serán parte y principio de la decadencia y/o indicio de su muerte?

Las estrías son parte de la vida y de la muerte, ésta como banda vieja elástica que pierde su elasticidad, disminución de peso o musculación, aquellas por estiramiento del embarazo, la pubertad o el crecimiento rápido.

Como se puede deducir, estas atrofias (estrías) vienen dadas por por el hecho de estar y ser. Pero una ideocracia está clara, se da entre la vida y la muerte, esto es en una etapa en la que ocupas un lugar en un tiempo y en un espacio, pero no en la vida como símbolo intermedio entre nacer y morir sino como acotación de un tiempo que quiere apropiarse de un espacio, físico, con el cual al nacer y al dictado, nos hacen demócratas sin ser preguntados.

Es la dictadura prenatal con un fin nacido, vivido y finado. La dictadura de las finanzas de la globalización, las que democratizan tu periodo vital para que con tu piel estiren la democracia por venir y las estrías cicatricen la muerte del individuo como colectivo y tensen la vida hasta romper la piel del que se ha creído (y así ha sido) parte del cuerpo interdemocratizado con un fin.

Dar vida a un cadáver que se retroalimenta de cadáveres vivos que aún no han muerto pero sirven para dar forma al instrumento democrático del que la piel es lo único que les interesa. Por eso muere con estrías, pero estas no son la causa.

Es el síntoma de una agresión que hace estirar y sangrar al ciudadano que da la vida y la muerte por una gobierno que sólo existe en el continente, el contenido está repartido en tratados internacionales y supranacionales que hacen de este régimen tensar tanto al individuo que espero que algunos gritemos, actuemos y nos movilicemos.

Cada cual ha de ser su propio dermatólogo, y en consecuencia y de dentro hacia fuera, esto es, en el periodo expansivo del ser (entre nacido y muerto), prevenir la enfermedad y una vez todos sanos luchar conta la supradecadencia que reaviva al muerto con la sangre de los nacidos y los por nacer.

Otros seguirán muriendo con estrías… Algunos viviremos a pesar y contra ellas.

G.R-M.

Runa_muerte

EL PERFIL DE LA DERECHA O LA IZQUIERDA DE PERFIL

No están todos los que deberían ser. Nos han robado, que no hurtado, una ideología. El Partido Popular (PP) tiene la gran ventaja de no ver a su derecha un partido como el FN francés. Franco hizo el milagro y un milagro le dio a Franco su tiempo, pèro esto es otra historia aunque sociológica y psíquicamente está ahí, al menos en cierto target, pero que engulle a los círculos concéntricos de la diana. España

En estos tiempos de cambio falta una ideología y quizás, sobre alguna por repetida. Pero son tiempos de clonación, de globalización y de no sacar la patita para calentarse aunque el frío esté dentro. No te dan permiso para salir. El mito de Platón y sus sombras nos la pintan demoníacas, fuera del límite que pone el miedo a ser libre. Miedo que utiliza magistralmente la globalización entendida como igualdad neonata pero una vez en el mundo, la libertdad se trocea como un sistema métrico y mental, el primero por la cualidad numérica impuesta (de ideologías) y el segundo a no pasar de cierta latitud, pues más allá no hay nada. Pero había. Y aún hay.

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y el PP son dos máquinas gigantes bien engrasadas que necesitan mucho combustible, les falta agilidad, velocidad y reflejos. Son como dos grúas que se necesitan para mover una carga pesada a la que luego no saben donde depositarla. El vaivén hace rozarla en las torres del homenaje donde descansan y reconfortan los maquinistas en su añorado decanso del guerrero. Los_cuatro

Podemos y Ciudadanos orbitan entre dichas torres que circumbalan la gran máquina sostenida por las dos grúas. A veces la gravedad del asunto parece hacerles precipitarse al mundo conocido, a veces cruzan este saltando chispas en las capas celestes, unas veces impactan con algún daño y otras se desintegran en el intento.

Quieren hacerse con el control de la máquina pero les falta músculo. Pero una de las fuerzas es siniestra y la otra sinicéntrica (a veces) con lo cual se quema el fuselaje al entrar en la atmósfera, al no estar la nave nivelada.

Los de dentro, los de la grúa, hacen girar y marear al gran peso que sostienen (España) por girar uno a la diestra y el otro a la izquierda, dándose un fenómeno llamado dicéntrico contrapuesto al sinicéntrico pero con los mismos resultados finales, que hace que, gires donde gires acabes absorbido por una fuerza presisamente contraria a la centrífuga, opuesta hacia afuera, implosiva y atomizada en una diana, amplia, pero engullida hacia el target marcado por la globalización normalizada y estandarizada.

España prisionera de sí misma pero a su pesar y sin conocimiento. También Europa.Europa

Falta una ideología. Siempre la han querido robar y siempre lo han conseguido. A veces por la fuerza y otras por el hurto. En estos tiempos de cambio debería renacer para grabitar y sin lastre, las fuerzas se dirijan a un punto fijo, común, diverso en su conjunto pero con rumbo al bien común.

Sin izquierdas, derechas ni círculos concéntricos. Un ecuador sin perfiles y un perfil sin límites, políticamente incorrecto, como el interior de los individuos, que no siempre coincide con el centro y en el centro está la similitud, no la igualdad, la ingrabedad, no la fuerza, la ley, no la justicia, el poder, no la legitimidad.

Y todos forman un centro, un círculo con cuatro vértices y cuando rodeas el cuadrado a todos los ves de perfil. Ninguno de frente, y el perfil es estético, pero estático no es ético (en política).

G.R-M.

 

UNSER KAMPF (Nuestra lucha)

Mi_lucha_1 En 2016 expiran los derechos de autor de “Mein Kampf” (Mi lucha)* y la editorial francesa Fayard lo va a publicar. Estará acompañada de un prólogo, que ya sabemos o intuimos lo que va a decir, que si es un documento histórico de un “loco” y como siempre, los judíos son unos señores angelicales…, estos prólogos hacen más daño que la misma obra por una sencilla razón: la obra no miente, los prólogos sí. Pensarán estos “catedráticos” que una mentira piadosa merece la pena, ¿pues qué más da?, si la “estafa” está ya en nuestra mente, ¿para qué tumbar un mito, el mayor del siglo XX?, ¿para qué destruir las ruinas de un “monumento” semiótico que está construido ladrillo a ladrillo en las cabezas humanas?

Sería una barbaridad, un acto salvaje al estilo del Estado Islámico destruyendo ruinas por doquier. Aunque en aquella ruina psicológica, a modo de andamio se sustituya la Verdad por un concepto no real pero que merece la pena preservar y conservar. Así es la arqueología mental, una vez construida, es inmoral destruir traviesas que mantienen un edificio diluido en venganza.

Dicho esto, aconsejo leer la obra con los ojos y el espíritu limpio y estos prólogos leerlos “con pinzas”, pues intentan reconstruir la mentira más grande orquestada por tan pocos pero aceptada como acto de fe, un acto histórico al cual, si lo rebates con datos, puedes acabar en la cárcel en esta Europa edificada con adobe de mala calidad, a conciencia. Claro que me estoy refiriendo al “holocausto judío”, que sólo haciendo números, se cae por su propio peso. ¿Cuántos judíos había antes de…? ¿Cuántos sobrevivieron? Y ¿Cuántos quedaron? Hay censos. Sumen y resten y verán que son unas cifras que no aguantan una revisión. Pero ellos siguen, y siguen, y con pilares virtuales consiguen esta obra colectiva con millones de cimientos para el edificio desde el cual, como Torre de Babel “implosiva”, construyen un pozo, un habitáculo para la mentira. Mi_lucha_2

Bueno, dicho esto, ¿el libro es uno más? ¿Histórico, biográfico, político, aventurero, económico, psicológico, futurista, preventivo, novela, propagandístico, causal, casual o simplemente un libro? Me quedo con lo último. Esto es importante, pues un libro puede tener la influencia o importancia que cada cual quiera darle.

Hemos dicho que el libro “es verdad”, La Verdad no existe pues hay tantas verdades que no es posible hablar de ella con mayúsculas, eso es parte de las religiones y esto está dentro de cada individuo al igual que una lectura individual sin prejuicios. Ahí no se puede prologar. Cada persona realiza a posteriori su versión. Un libro es un tejado de pensamientos y la idea que cada cual tenga son los planos del edificio. La casa se construye y se mantiene con los muros intelectuales colectivos enfilados a mantener la idea que el libro expulsa y retiene al mismo tiempo, el poder que emana de un libro. Un libro perseguido lo multiplica por dos.

Y este es un libro perseguido. Unos para desvirtuarlo y otros para leerlo. Desvirtuarlo, al modo sacerdotal, que te dicen lo que significa cada párrafo, como si los demás no tuviéramos capacidad para entender lo que leemos. Y sin querer, lo convierten en biblia. La “religión del libro”, persigue un libro. Saben el poder que tiene un papel negro sobre blanco, y ya que no lo pueden destruir, construyen con “piedad” lo que como planta crece “natural”, imparable, buscando el sol, el intelecto de cada cual.

Símbolo, religión, mito, falsedades constituyen estos prólogos de la obra. Se invierten los roles. Aquel es ficción y esta relata la realidad. Como la vida misma, como quieren que sea y la veamos.

Cada uno con su conciencia, cada cual que arrastre los “muertos” virtuales que sumados hacen el mito de una ficción. Si el mito es ficticio o no, hay que darle prioridad a la veracidad que tiene la construcción y sus materiales plasmados en el libro y este puede convertirse real en el complejo mundo de “la línea roja”.

Pasen y anden por el alambre, lean sin prejuicios y posean el vértigo de la caída. Caigan del lado que caigan dará lo mismo, pues por debajo de la cuerda no hay muro ni pared y todos iremos a parar al mismo lugar: un sillón y un libro, nada más y nada menos.

Un simple libro. Y esto no es poco.

Y ya que hemos llegado hasta aquí, en un contexto donde con la “democracia” cada vez poseemos menos libertad, menos derechos, menos poder adquisitivo, no está más decir que esta forma de gobierno se está convirtiendo en un arquetipo, irreal, intocable, con su casta sacerdotal, como druidas, dando lecciones de moral e impartiendo justicia… pues sin ser racista diré que la raza, al menos simbólicamente, será de lo poco que nos quede en un futuro, pues a base de robarnos todo lo que poseemos, también quieren nuestra sangre, como un ritual sangriento y sacerdotal para darle el sacrificio a su dios.

* Es uno de los libros más leído.

G.R-M.

Don Otancredo y Doña Marussia (Cap. 1)

Pastel_1Había un pastel que era todo un reino. Con rey propio. En el convivían el azúcar moreno y la azúcar blanca, la crema, la canela, los huevos, y todo tipo de ingredientes que mantenían al país en pie. Dentro, unos subían y otros bajaban, el que viajaba a su interior a probarlo quedaba maravillado de sabores que una vez probado cambiaban de gozo y explotaba en el gusto un sin fin de extrañas proporciones que por irresistible, era menester dar un solo bocado a cada visitante. Era la única forma que el reino perdurara. Los visitantes querían siempre repetir pero las leyes del pastel eran muy rígidas en este tema.

A veces había discordia entre los ingredientes pero la mano dura del rey aplacaba los ánimos de venganza y los reproches de quién le daba mayor dulzura y consistencia al reino. Pastel_2

Otancredo no era un turista más. Quiso repetir. Fuerte, orgulloso, fiero, altivo, había visitado todo tipo de pasteles y era especialista en su cata. Eso decía a todo el que se encontraba en su camino. A los oídos del rey llegó noticia de su entrada. Otro pastel había conseguido comunicarse para decir que el turista en poco menos de un año había hecho desmoronarse al reino que llevaba en pie cientos de años. Y no crean, no era nada fácil mantener un país tierno tanto tiempo. De padres a hijos hacían maravillas para ser un verdadero pastel de repostería.

Otancredo comió su porción y esperó. El rey le puso de escolta dos azucarillos y les decía después de un año, que aun estaba degustando tan rico bocado. Hasta que le dijo a uno de ellos que quería conversar con el rey. Este accedió a regañadientes, pues ya estaba avisado y no para bien. Dio consentimiento. Algo le decía por dentro que su pastel iba a ser troceado. Tenía esa intuición. A un antepasado, muy lejano en el tiempo el Duque de Gula masacró al condado del Sabor, y este linaje sobrevivió porque un hijo suyo estaba visitando el reino del Horno para aprender el grado perfecto de calor. Nuestro rey del pastel, es su antepasado. Otan2

Otancredo tenía sus planes bien dispuesto para que el rey y su pastel tuviera una negativa por respuesta pero en realidad lo que quería aquel era que se la diese, pues el plan iba un paso por delante…

La Asamblea pastelera gritaba:¡¡¡”menudo pastel”!!!

Seguirá…

G.R-M.

SI(BE)RIA. Diágolo libre

To BE or not to BE, that is the…

¿Así andamos aún? No se si reptilianos o no, pero a todos se les está poniendo cara de lagartos y lagartas. Debe ser por el sufrimiento de los demás, esa empatía que se desparrama por el mundo.

Europa no cabalga a Zeus, es el espíritu de Stalin quien la transporta a Creta pero esta se hundió con la Atlántida y ha de posarla en algún lugar de “La Mancha”.

Siria, Cibeles, Afrodita o Astarté, cuatro diosas con la misma cara y un país dividido en cuatro. Dos “orientales”, dos “occidentales” y dos semitas. ¡Pero eso suman seis! O restan. Porque el espíritu de Washington quiere cabalgar sobre un pollino y en la grupa va un judío, el otro semita es suní.

No te entiendo. Yo tampoco. Pues deja de escribir. Pues deja de leer. ¿A que te disparo letras? ¿A que te detono el alfabeto? Haya paz, hay palabras para todos. Pero no todos escriben tan mal como tu. Me importa la idea, el contenido. Son locuras ininteligibles. Por eso, sólo al loco de le da la razón en cuestiones irracionales. Estás peor de lo que pensaba. Así está el mundo. ¡Ah!, ¿entonces lo que quieres describir es una metáfora “globácea”? Pues ni eso te sale. A ver, contéstame, ¿Y Siria? Te he dicho que es una virgen. ¡Si, claro, y sin estrenar! No, abierta en canal. Ya no te aguanto más, apago tu blog. Pero antes, dime al menos que pretendes, ya que me has hecho perder cinco minutos. Alicia_tiempo

Crear un nuevo orden. ¡Anda que no eres antiguo! Además creo que te estás traicionando. Espera que termine… Un Nuevo Orden Moral. Eso ya lo dijo un tal Moyano. ¿Y qué? No puedo inventar nada futuro. Si este está escrito, sólo hay que leer. Tu lo que quieres es realizar la danza de la perdiz. ¿Ves como tu también has leído el futuro? No me hagas perder más tiempo. Estás perdiendo el futuro. Lo que tu pareces es un futurista, estéticamente, claro, porque estás más perdido que Alicia en el reloj de las maravillas.

Empieza la cuenta atrás del país. La Materia o el Espíritu. De un minuto, treinta segundos pertenecen a estos dos conceptos. Pero el tiempo se puede parar y sólo así ves el futuro, y este será de materia o de espíritu, dependiendo de la importancia que le des al tiempo y de la parte del minuto, por la que te decantes, los restantes segundos se lo das al espacio.

Definitivamente apago. De un lado tendrás la Sabiduría, del otro el Oro. Yo me quedo con lo último. Entonces monta en el jumento, aún caben tres. ¿Dónde dices eso? Arriba, escrito en el futuro. Seréis un trino. Eso me suena, ¿es pasado o futuro? Presente.

¿Y entonces quién es el cuarto a repartir Siria? ¡Hombre! déjale algo a Al-Assad. Pero entonces hay tres semitas. No, ese va con Irán, que es ario. Eres más antiguo que el hambre.

También lo es la Sabiduría Hiperbórea. ¿La qué? Lo innombrable “nombrable”, al contrario que Yahvé. Definitivamente me voy. Pues definitivamente que tengas buen viaje. Y nos veremos en una parte del Reloj que parte en dos el País. ¿El de Alicia? Efectivamente, el de la Verdad. Hiperboria

Que sepas que esto es un diálogo de locos. ¡Ay amigo! ¿Y por qué querrán entrar en el manicomio de Siria? Eso es tu blog, un manicomio. Sí, pero de letras. De sopas. ¿Quita el hambre? Depende de la digestión. Yo estoy indigesto. Pues toma pastillas alfa y caga omegas. Que te den. Pues eso.

Ya me has hecho perder diez minutos. ¿De materia o de espíritu? ¡Mira, el tiempo es oro! Entonces no has entendido nada… Mañana te explico.

G.R-M.

TARTUS (Telegrama)

Putin_1 Vengo a darle la bienvenida a Rusia en el conflicto de Siria. Sin Assad Siria se “libianizaría”. Occidente tendría que haber actuado hace unos cuatro años. No tendríamos esos refugiados. Todo se desplaza hacia Oriente. También Europa. Esta está “guiada” por una raza semita. La verdadera Europa ahora es Rusia. Muchos europeos estamos y nos identificamos con Putin. Razón sencilla. Hace lo que creemos justo. Justo lo contario de los que nos gobiernan en esta Europa. La Europa de ellos. No es la mía. No la reconozco. No creer la propaganda-noticia que nos dan: Las bombas de los “occidentales” no matan civiles. Las de los rusos muchos. Soy prorruso. ¿Y tu?.

G.R-M

FALSO PIE DE FOTO #

was_right Resumiendo y asumiendo ideas llegaremos a una cuestión importante. No hay mentira que cien años dure, nos quedan treinta años que debemos aprovechar.

Cada vez hay mas personas e “internetespectadores” que se preguntan (y la frase se ha hecho célebre) por qué “Hitler tenía razón”. Pero la pregunta se derivaría ¿en qué tenía razón?

Hitler, con su “diletantismo”, es tan vasto el arco al que nos podemos preguntar esto que no habría “servidor” en la red que lo soportara. Por tanto hay que esquematizar sobre unos supuestos arquetipos al que todos nos imaginamos o intuimos a lo que va referida la pregunta, que se transforma en una afirmación. Hitler_1

Como veis, no es fácil, pues cada persona en sí puede referirse a cualquier situación desde que por allá casi cien años ya, saltó Hitler a la palestra.

Ni un Socialista Nacional convencido puede afirmar que un hombre a la largo de su vida, pública o privada lo ha hecho todo correcto. Hitler erró en muchas casos, y acertó en otros como hombre que era.

¿Entonces?.¿Hitler tenía razón en qué? ¿Y ahora, por qué se afirma? Arriesgaremos a intentar esclarecer a qué se refieren estas “constantes vitales” en la red: No hubo asesinatos en masa planificados estatalmente de judíos desde el poder real de Hitler*.

¿Y esto qué significa? Sería el desmantelamiento y transformación de lo que acaeció desde el triunfo de la “Carta Atlántica”, más tarde OTAN. 1941 hasta hoy en día. 2821179

Aunque parezca mentira, Rusia “pasaba por allí”. En la Historia, no estaba que los bolcheviques ganaran la guerra civil. Stalin desechó las “Internacionales” para declarar “el comunismo en un solo país”. Por tanto, Rusia políticamente era un actor invitado, un cameo, pero eso sí, un factor desencadenante y determinante al “hecho” que nos referimos.

Aclarado esto, vamos acotando el terreno.

Entiendo que para el profano (que ni se pregunta el por qué ni para qué de unos hechos generales o concretos) sea un shock para su cerebro decir que no hubo la tal famosa y mencionada cifra de judíos asesinados en el III Reich. Pero la verdad es la antítesis de los prejuicios.Hitler_2

Esto quiere decir, que Hitler entendió que si diez “familias” concentraban el poder económico, político y social mundial, nueve eran judías. ¿Cómo puede ser que menos del 1 % controle al 99 % de las decisiones que se mueven a nivel internacional? ¿Por intentar descompensar esto Alemania fue destruida?

A rasgos generales, y con una política agresiva a lo que consideraba uno de los “males” de Alemania, a los judíos los consideró extranjeros, nada tuvo que ver la religión (que ninguna fue prohibida) sino la raza. Ellos podían salir libremente de Alemania (y les dio tiempo más que suficiente) pues al ser “extranjeros”, con el derecho internacional no pueden permanecer en un país sin ciertos documentos administrativos. Judea

También aclarado esto, el sionismo internacional le declara la guerra a Alemania (no al Socialismo Nacional) en 1933, no en el 39 . Esto es sintomático que algo le estaba moviendo los cimientos a los judíos en el centro de Europa. Alemania no quería acomodarse con el juego del “patrón oro” que los judíos impusieron y en realidad siguen con el mismo “patrón” en todos los sentidos, el patrón que les da esta vez sí, su religión, que al creerse “el pueblo elegido” no es una simple frase, es la “fuerza” que se adueñan para tener derecho a “dominar” el mundo.

Hay una guerra Norte-Sur o nórdica-semítica implícita en todo esto y la balanza con el poco peso físico que poseen en población los judíos, se compensa con el de los “metales” para que caiga de su lado. Jews

Alemania no cedió, Alemania fue aniquilada. El sionismo ganó la Segunda Guerra Mundial.

Simplemente para ver la mentira del holocausto, han de cotejar datos y ponerlos en una calculadora, verán que como maestros de los números “mágicos” que saben manejar ellos te hacen ver que dos más dos son trescientos. Pero déjense de magias y vean que la cifra no cuadra.

Ha sido la mentira mejor organizada de la Historia con un fin (aprovechando, claro está las circunstancias dadas). Pero las personas están percibiendo intuitivamente (esta vez nada de números) que algo no encaja con lo que cuenta el judaísmo con la realidad.

Sin más divagaciones, digo que no hubo una matanza organizada por el Estado ni finaron seis millones de judíos, ni existieron las cámaras de gas (hay estudios sobre ello y no hay ni un parte médico a un solo cuerpo con autopsias de tales maquinaciones) ni órdenes escritas (el régimen Socialista Nacional escribía toda orden por muy secreta que ahora queramos creer que querían esconder).

En las actuales circunstancias debo decir, que ahora Rusia (Irán por supuesto también) es la que le molesta y Ucrania es el enlace para desestabilizarla con Siria y Libia como puerta masiva para los próximos refugiados. Con esto quiero decir que los judíos tienen los mismos fines con otras estratagemas, pues ellos saben muy bien que los tiempos cambian y China entra también en un juego como le pasó a Rusia en aquellos tiempos, “pasaba por allí” pero puede ser determinante para un juego donde tras el gran farol, pueden perder la partida. Holocausto

Pero acuérdense, nunca pierde el jugador si es dueño del casino (sionismo). Y para cambiar las reglas, se ha de cerrar el casino y construir otro donde las acciones del negocio estén más repartidas y paritarias.

Pues bien, sólo por esto son capaces de urdir la mentira más grande jamás contada por tan pocos.

Por lo tanto, no es que Hitler tuviera razón a pesar de esos 6 millones de judíos gaseados, sino que superada esa falsa cifra y el hecho en sí, sobre todo la incursión del Estado en la falsa matanza, Hitler tenía razón en el control judaico sionista internacional que ahora, la opinión empieza a descubrir la verdadera condición de lo que una minoría quiere imponer al total de un mundo donde para defenderse de aquella, no le queda más remedio que volver a encajar su puerta y volver a las naciones, pues cualquier unión artificial supranacional es más fácil de dominar y las fronteras aunque sean intelectuales, frenan al judaísmo internacional, sionismo que sabe moverse por los vericuetos o puertas abiertas que le deja un puente para llevar a cabo las argucias de las que la gente normal (¡¡¡¿goyim?!!!), no quiere aguantar más.

En pocas palabras ¿Por qué mentir? o ¿Para qué? Para que nunca más en la tierra alguien pudiera decir: “Hitler tenía razón”. Pero hete aquí que el velo del odio del templo de Jerusalén vuelve a levantarlo un viento fresco que deja ver los pies del ídolo de barro. Y oro… Europa_1

El que quiera entender, que entienda.

* ¡Claro que murieron judíos!, ¿Quién puede negar eso en una guerra con tantos millones de muertos? Y gitanos, alemanes, británicos, búlgaros, españoles, letones, rusos, americanos, franceses, rumanos, escoceses, austriacos, japoneses, etc., etc. Incluso podemos decir, que un grupo se extralimitara en un fanatismo que está en toda sociedad y nación (por ejemplo, también la Israel actual). Que se siga hablando de los judíos es una ofensa a los sesenta millones de muertos en aquella guerra. Ellos saben jugar con la inercia y aprovechan cualquier hecho (transformándolo a su antojo) para ganar terreno, esta vez también físico (el Estado de Israel) y moral para unos fines inmorales o acaso no verdaderos desde su origen. Porque el final del “beneficio” no ha terminado.

Por cierto, todo esto se puede debatir como todo hecho histórico. Pero ellos, los judíos, han dado un acto de fe irreductible y no se puede discutir ni dialogar sobre este tema. Esto no ha ocurrido (en la época “moderna”) con ningún otro acto. images (3)

# El título del artículo va referido a las fotos de los amontonamientos de cadáveres muertos por tifus (los masivos bombardeos aliados dejaron las infraestructuras civiles y militares destruidas y no podían llegar ni medicamentos ni alimentos a ninguna parte de Alemania y sus territorios ocupados) pero en el pie de foto pone “judíos gaseados”.

Amo la verdad, pues amo la imperfección, ya que nada es verdadero.

G.R-M.

LA INDESCRIPTIBLE CERTIDUMBRE O VICEVERSA (Escritura autodescompulsiva)

He llegado a la conclusión de explicar el por qué de este blog. Es muy sencillo. Dar a una ideología la misma oportunidad que a las demás.

Que uno piense como yo, se pueda sentar en una mesa y no lo tilden de lo peor e incluso lo inviten a marcharse*. Es la única ideología política del mundo que aún sigue prohibida en muchos estados y en casi todos los ámbitos de las sociedad. Thule

Dar normalidad y expresión a un tema reprimido por las augustas majestades de lo correcto políticamente hablando. Y dar brazo libre a una parte del cerebro acorralada sin más explicación que la muerte antes de nacer.

Y esto acarrea un vacío intelectual de largo imperceptible cuanto más dañino no por el acto de prohibir sino por no alcanzar a saber que un miembro de un cuerpo crece y lo amputas o lo reprimes con “camisa de fuerza”.

Más es el daño que puede provocar en la sociedad, que en el individuo que profesa esa ideología, pues fue creada para aquella y seccionas una parte del futuro de una militancia en cuestión. Individualmente no tiene cabida el sufrimiento o la coacción de un punto muerto a conciencia de una paralización de un estado de ideas comunes, pero sí, si esta idea es patrocinadora para muchos o pocos (que juzgue la historia y esto es futurible, con o cual no hay derecho en contra) de conceptos que hacen o pueden hacer avanzar una sociedad en un determinado momento de la historia.

No se puede cercenar la Historia, y con ella el pensamiento del hombre a gusto de modas imperantes. Es una censura mayor de la que puede traer cualquier ideología o, al modo de los conglomerados de los mass media, comprimidos al máximo en un punto en común y dirigidos hacia ese centro de la diana.

En esta no sólo está ese centro, sin los círculos concéntricos de esta no habría juego ni competición. Y este es el dilema, se tiran dardos con una diana distorsionada y verticalizada rectangularmente.

Y este no es el juego de la política. Es el del dardo sin retorno, un dardo envenenado. Sólo si no aciertas en el centro.

Y el centro, en este caso, se ha alejado del pueblo. O viceversa y conversa sin verbo y preconiza el estado de opinión, o lo que es lo mismo, no hay otra opción (no sólo la que predigo) de rasgar los telones que marcaron las pautas que no dejan ver el rostro y sus aristas del pensamiento a que el ciudadano (antes pueblo) puede elegir para lanzar el dardo de sus esperanzas.

Normalizar un legado de nuestra inconsciencia (por fuerza mayor) de la verdadera tercera vía que fue cerrada al tráfico: el Socialismo Nacional.

Y los trenes no dejan de pasar, pero ¿Cuál es el tuyo?: El de la trayectoria del dardo que no va dirigido al centro pero sí a la diana (grandes espacios) aun rompiendo y rasgando todo lo que se ponga por delante.

Y siempre, una sonrisa… Et in Europa ego. Maria_Orsic

*Una vez me apearon de un taxi (hace tres años) tanto mi amiga interlocutora que me acompañaba como el mismo taxista por comentar que mi ideología era Socialista Nacional. Orgulloso, y con dos palmos de narices anduve el tramo que ansiaba rodar hasta mi casa. En otras tengo que cambiar el tema (si ha salido el de la política) porque siempre sale a colación los millones de muertos, cuando al lado hay sentado un comunista (con sus millones de muertos, que nadie se acuerda) y un demócrata (con sus millones de muertos en nombre de la “libertad”).

G.R-M.

LA GRAN ESTAFA (III GM)

Evidentemente no soy experto en economía, pero hay algo que no encaja del todo. Falta una pieza. Ahora hay crisis, pero esta pieza a la que aludo tampoco estaba en los tiempos de “bonanza”.

En realidad falla algo en este sistema, el liberal capitalista “democrático”. Pero yerra para el noventa y nueve por ciento de la población. La pieza existe, pero la conserva el uno restante. Y no quieren que la veamos. Ni olerla de lejos.

Pero algo novedoso está pasando y es que como una adivinanza o un objeto escondido en un cuadro, hay personas, que se están acercando a la verdadera acción por parte de unos pocos contra la mayoría del planeta.

Saldrán contradiciéndome legiones de economistas liberales y políticos (si leyeran esto, claro) de altísimo nivel europeos y norteamericanos. Ellos viven del sistema y lo representan. Es posible también que esto ya lo hayan dicho otros (es imposible estar al tanto de toda la mastodóntica información y contrainformación que se da y en tantos canales a la vez y por día). No quiero por tando ni mérito ni demérito.

Quiero decirlo, contarlo.

Repito, algo está ocurriendo en el planeta y no es nada aleatorio ni va a ser bueno, pues insisto en que al revelarse el “truco” por donde nos han estado guiando, estos mismos “porteadores” quieren dar una vuelta a todo al modo “lampedusiano” y jugárselo todo a una carta.

Claro que ellos juegan a la ruleta pero a la vez son los dueños del casino. Así nunca pierden. Pueden arriesgarse. Hubieran seguido como siempre, pero saben que una mentira puede durar cien, doscientos años… pero entra dentro de las posibilidades que se descubra.

Y esto o ya ha pasado, o falta poco para que ocurra. Y desean una gran cortina de humo para que sus hijos y nietos sigan con “el negocio”. Esto sería una tercera guerra mundial. Así, podrían vivir cicuenta o cien años más a costa de los demás. Y esto, ya creo que ha ocurrido otra vez.

No quiero mezclar política con economía pues de esa manera tendré menos lectores. A la Alemania Socialista Nacional no se la atacó por otra cuestión que no sea la económica, al querer salirse del patrón oro. Al igual que a Sadam Huisein y a Irak, no se la destruyó como todos sabemos por las armas de “destrucción masiva”, no estaba aún “el mundo preparado” para una falta de confianza en el dólar, al querer a cambio de petróleo la moneda europea.

A parte, ya que sale a colación, el “patrón confianza”, trozos de papel que no es más que otra patraña más de este uno por ciento, en cuestión unas familias. Sigue en pie el “patrón oro”. Nunca ha dejado de existir. De hecho, en una Gran Tercera Guerra Mundial dicen que sólo sobrevivirá el que tenga tierra y oro. Yo digo que sólo lo hará el que posea ese metal. Por tanto, nunca ha dejado de existir este patrón. Cuando en 1973 se cambió por el de “confianza”, ellos sabían que tampoco se estaba preparado la para confirmación de la mentira (la verdad).

Con ello, y la caída del comunismo por su propio peso (la URSS sólo fue una “China” en sus zapatos) sabían que les quedaba poco tiempo para que alguien denunciara este “sistema” de opresión amparado y viviendo de la libertad denominada “democracia”. Ellos no creen en ella, sólo se sirven de la “estafa” y esta respira muy bien en aquella.

Todos sabemos que sólo se puede jugar con un “patrón”. La “confianza” es un telón del “patrón oro”. Hitler quería destronar a este por el “patrón trabajo”, justo, digamos que la moneda vale lo que aporta la producción y el trabajo de las personas.

Bien, la estafa es esta, jugar con dos patrones. Esto lo manejan, digamos que diez “familias” en el planeta y nueve son judías (no estoy contra el judío de a pie).

Estas familias han tardado unos trescientos años en conseguir que todo, absolutamente todo lo que necesite y pueda consumir una persona normal, pase por sus manos y por supuesto por sus bolsillos, haciendo caja. Desde el combustible hasta una patata, desde una aspirina al dinero de los bancos.

Esto es: Nos dan el patrón oro y nosotros le devolvemos este con intereses más el patrón trabajo. En latín paladino, le damos el dinero (ganado con nuestro esfuerzo) con intereses más nuestra productividad. En realidad, ese dinero que “nos” prestan lo han conseguido con nuestro “patrón trabajo”, con nuestro esfuerzo. Nos cobran dos veces. Todo vuelve hacia ellos. El oro (con intereses) y nuestro esfuerzo.

Tienen el negocio de los siglos. Redondo. Y no lo van a soltar.

Hay que quitárselo.

G.R-M.