Una profecía autocumplida: colapso sistémico y simulación de pandemias

Comentario de este blog: Esta guerra está llena de espigas, digo de aristas que las mantiene y erige un mismo tallo. Siempre he dicho que no se trataba de dinero, que ya lo poseían, que era otra cosa, como más poder o una especie de poder eterno, un juego de dioses, o más terrenal, un “capitalismo feudal” y un nuevo “neuro-capitalismo sanitario”. Con todo, hay que ir mirando con microscopio todas estas aristas, entre ellas, el colapso económico, por los que tienen el dinero pero más aún, por los que no lo tienen. Estamos en Guerra. El Globalismo contra el pueblo. Artículo importante.

POR FABIO VIGHI

Un año y medio después de la llegada de Virus, algunos pueden haber comenzado a preguntarse por qué las élites gobernantes generalmente sin escrúpulos decidieron congelar la máquina global de obtener ganancias frente a un patógeno que se dirige casi exclusivamente a los improductivos (mayores de 80 años). ¿Por qué tanto celo humanitario? Cui bono? Solo aquellos que no están familiarizados con las maravillosas aventuras de GloboCap pueden engañarse a sí mismos pensando que el sistema eligió cerrarse por compasión. Seamos claros desde el principio: los grandes depredadores del petróleo, las armas y las vacunas no podrían preocuparse menos por la humanidad.

Sigue el dinero

En tiempos pre-Covid, la economía mundial estaba al borde de otro colapso colosal. Aquí hay una breve crónica de cómo se estaba acumulando la presión:

Junio 2019: En su Informe Económico Anual, el Banco de Pagos Internacionales (BPI), con sede en Suiza, el “Banco Central de todos los bancos centrales”, hace sonar las alarmas internacionales. El documento destaca “el sobrecalentamiento […] en el mercado de préstamos apalancados”, donde “los estándares de crédito se han ido deteriorando” y “las obligaciones de préstamos garantizados (CLO) han aumentado, lo que recuerda el fuerte aumento de las obligaciones de deuda garantizada [CDO] que amplificaron la crisis subprime [en 2008]”. En pocas palabras, el vientre de la industria financiera está una vez más lleno de basura.

9 agosto 2019: El BPI publica un documento de trabajo en el que pide “medidas de política monetaria no convencionales” para “aislar a la economía real de un mayor deterioro de las condiciones financieras”. El documento indica que, al ofrecer “crédito directo a la economía” durante una crisis, los préstamos de los bancos centrales “pueden reemplazar a los bancos comerciales en la concesión de préstamos a las empresas”.

15 de agosto de 2019: Blackrock Inc., el fondo de inversión más poderoso del mundo (que administra alrededor de $ 7 billones en fondos de acciones y bonos), publica un libro blanco titulado Lidiar con la próxima recesión. Esencialmente, el documento instruye a la Reserva Federal de los Estados Unidos a inyectar liquidez directamente en el sistema financiero para evitar “una recesión dramática”. Una vez más, el mensaje es inequívoco: “Se necesita una respuesta sin precedentes cuando la política monetaria se agota y la política fiscal por sí sola no es suficiente. Esa respuesta probablemente implicará ‘ir directo'”: “encontrar formas de poner el dinero del banco central directamente en manos de los gastadores del sector público y privado” mientras se evita la “hiperinflación”. Los ejemplos incluyen la República de Weimar en la década de 1920, así como Argentina y Zimbabwe más recientemente”.

22-24 de agosto de 2019: Los banqueros centrales del G7 se reúnen en Jackson Hole, Wyoming, para discutir el documento de BlackRock junto con medidas urgentes para prevenir el colapso que se avecina. En las proféticas palabras de James Bullard, presidente de la Reserva Federal de San Luis: “Solo tenemos que dejar de pensar que el próximo año las cosas van a ser normales”.

15-16 de septiembre de 2019: La recesión se inaugura oficialmente por un aumento repentino en las tasas de repos (del 2% al 10,5%). ‘Repo’ es la abreviatura de ‘acuerdo de recompra’, un contrato en el que los fondos de inversión prestan dinero contra activos colaterales (normalmente valores del Tesoro). En el momento del intercambio, los operadores financieros (bancos) se comprometen a recomprar los activos a un precio más alto, generalmente de la noche a la mañana. En resumen, los repos son préstamos garantizados a corto plazo. Son la principal fuente de financiación para los comerciantes en la mayoría de los mercados, especialmente en la galaxia de los derivados. La falta de liquidez en el mercado de repos puede tener un efecto dominó devastador en todos los principales sectores financieros.

17 de septiembre de 2019: La Fed comienza el programa monetario de emergencia, inyectando cientos de miles de millones de dólares por semana en Wall Street, ejecutando efectivamente el plan “directo” de BlackRock. (Como era de esperar, en marzo de 2020 la Fed contratará a BlackRock para gestionar el paquete de rescate en respuesta a la “crisis de COVID-19”).

19 de septiembre de 2019: Donald Trump firma la Orden Ejecutiva 13887, que establece un Grupo de Trabajo Nacional de Vacunas contra la Influenza cuyo objetivo es desarrollar un “Plan nacional de 5 años (Plan) para promover el uso de tecnologías de fabricación de vacunas más ágiles y escalables y acelerar el desarrollo de vacunas que protejan contra muchos o todos los virus de la influenza”. Esto es para contrarrestar “una pandemia de gripe”, que, “a diferencia de la gripe estacional […] tiene el potencial de propagarse rápidamente por todo el mundo, infectar a un mayor número de personas y causar altas tasas de enfermedad y muerte en poblaciones que carecen de inmunidad previa”. Como alguien adivinó, la pandemia era inminente, mientras que en Europa también estaban en marcha los preparativos (ver aquí y aquí).

18 de octubre de 2019: En Nueva York, se simula una pandemia zoonótica global durante el Evento 201, un ejercicio estratégico coordinado por el Centro de Bioseguridad Johns Hopkins y la Fundación Bill y Melissa Gates.

21-24 de enero de 2020: La reunión anual del Foro Económico Mundial tiene lugar en Davos, Suiza, donde se discuten tanto la economía como las vacunas.

23 de enero de 2020: China pone Wuhan y otras ciudades de la provincia de Hubei en confinamiento.

11 de marzo de 2020: El director general de la OMS llama al Covid-19 una pandemia. El resto es historia.

Unir los puntos es un ejercicio bastante simple. Si lo hacemos, podríamos ver surgir un esquema narrativo bien definido, cuyo resumen sucinto dice lo siguiente: los bloqueos y la suspensión global de las transacciones económicas tenían la intención de 1) Permitir que la Fed inundara los mercados financieros enfermos con dinero recién impreso mientras aplazaba la hiperinflación; y 2) Introducir programas de vacunación masiva y pasaportes sanitarios como pilares de un régimen neofeudal de acumulación capitalista. Como veremos, los dos objetivos se funden en uno solo.

En 2019, la economía mundial estuvo plagada de la misma enfermedad que había causado la crisis crediticia de 2008. Se estaba asfixiando bajo una montaña insostenible de deuda. Muchas empresas públicas no podían generar suficientes beneficios para cubrir el pago de intereses de sus propias deudas y se mantenían a flote sólo mediante la adopción de nuevos préstamos. Las “empresas zombis” (con baja rentabilidad interanual, caída de la facturación, márgenes reducidos, flujo de caja limitado y balance altamente apalancado) estaban aumentando en todas partes. El colapso del mercado de repos de septiembre de 2019 debe ubicarse dentro de este frágil contexto económico.

Cuando el aire está saturado de materiales inflamables, cualquier chispa puede causar la explosión. Y en el mágico mundo de las finanzas, tout se tient:un aleteo de las alas de una mariposa en un determinado sector puede hacer que todo el casa de naipes se derrumbe. En los mercados financieros impulsados por préstamos baratos, cualquier aumento en las tasas de interés es potencialmente catastrófico para los bancos, los fondos de cobertura, los fondos de pensiones y todo el mercado de bonos del gobierno, porque el costo de los préstamos aumenta y la liquidez se agota. Esto es lo que sucedió con el ‘repocalypse’ de septiembre de 2019: las tasas de interés se dispararon a 10.5% en cuestión de horas, estalló el pánico afectando a futuros, opciones, divisas y otros mercados donde los operadores apuestan pidiendo prestado a los repos. La única forma de desactivar el contagio era arrojando tanta liquidez como fuera necesario al sistema, como helicópteros que arrojan miles de galones de agua en un incendio forestal. Entre septiembre de 2019 y marzo de 2020, la Fed inyectó más de 9 billones de dólares en el sistema bancario, lo que equivale a más del 40% del PIB estadounidense.

Por lo tanto, la narrativa dominante debe revertirse: el mercado de valores no colapsó (en marzo de 2020) porque se tuvieron que imponer confinamientos; más bien, hubo que imponer confinamientos porque los mercados financieros estaban colapsando. Con los confinamientos llegó la suspensión de las transacciones comerciales, que drenó la demanda de crédito y detuvo el contagio. En otras palabras, la reestructuración de la arquitectura financiera a través de una política monetaria extraordinaria dependía de que se apagara el motor de la economía. Si la enorme masa de liquidez inyectada en el sector financiero hubiera alcanzado transacciones sobre el terreno, se habría desatado un tsunami monetario con consecuencias catastróficas.

Como afirma la economista Ellen Brown, fue “otro rescate”, pero esta vez “al amparo de un virus”. Del mismo modo, John Titus y Catherine Austin Fitts señalaron que la “varita mágica” Covid-19 permitió a la Fed ejecutar el plan “directo” de BlackRock, literalmente: llevó a cabo una compra sin precedentes de bonos del gobierno, mientras que, en una escala infinitesimalmente menor, también emitió “préstamos COVID” respaldados por el gobierno a las empresas. En resumen, solo un coma económico inducido proporcionaría a la Fed el espacio para desactivar la bomba de tiempo que se está desvaneciendo en el sector financiero. Examinado por la histeria colectiva, el banco central de los Estados Unidos tapó los agujeros en el mercado de préstamos interbancarios, esquivando la hiperinflación, así como el “Consejo de Supervisión de la Estabilidad Financiera” (la agencia federal para monitorear el riesgo financiero creado después del colapso de 2008), como se discute aquí. Sin embargo, el plan de “ir directo” también debe enmarcarse como una medida desesperada, ya que solo puede prolongar la agonía de una economía global cada vez más rehén de la impresión de dinero y la inflación artificial de los activos financieros.

En el corazón de nuestra situación se encuentra un callejón sin salida estructural insuperable. La financiarización apalancada en la deuda es la única línea de vuelo del capitalismo contemporáneo, la inevitable ruta de escape hacia adelante para un modelo reproductivo que ha alcanzado su límite histórico. Los capitales se dirigen a los mercados financieros porque la economía basada en el trabajo es cada vez menos rentable. ¿Cómo llegamos a esto?

La respuesta se puede resumir de la siguiente manera: 1. La misión de la economía de generar plusvalía es tanto el impulso para explotar la fuerza de trabajo como para expulsarla de la producción. Esto es lo que Marx llamó la “contradicción en movimiento” del capitalismo. [1] Si bien constituye la esencia de nuestro modo de producción, esta contradicción hoy es contraproducente, convirtiendo la economía política en un modo de devastación permanente. 2. La razón de este cambio de fortuna es el fracaso objetivo de la dialéctica trabajo-capital: la aceleración sin precedentes en la automatización tecnológica desde la década de 1980 hace que se expulse más fuerza de trabajo de la producción que (re)absorbida. La contracción del volumen de salarios significa que el poder adquisitivo de una parte creciente de la población mundial está disminuyendo, con la deuda y la miseria como consecuencias inevitables. 3. A medida que se produce menos plusvalía, el capital busca rendimientos inmediatos en el sector financiero apalancado por la deuda en lugar de en la economía real o invirtiendo en sectores socialmente constructivos como la educación, la investigación y los servicios públicos.

La conclusión es que el cambio de paradigma en curso es la condición necesaria para la supervivencia (distópica) del capitalismo, que ya no es capaz de reproducirse a través del trabajo asalariado masivo y la utopía consumista concomitante. La agenda de la pandemia fue dictada, en última instancia, por la implosión sistémica: la caída de la rentabilidad de un modo de producción que la automatización desenfrenada está haciendo obsoleto. Por esta razón inmanente, el capitalismo depende cada vez más de la deuda pública, los bajos salarios, la centralización de la riqueza y el poder, un estado de emergencia permanente y las acrobacias financieras.

Si ‘seguimos el dinero’, veremos que el bloqueo económico atribuido desviadamente al Virus ha logrado resultados nada despreciables, no solo en términos de ingeniería social, sino también de depredación financiera. Rápidamente destacaré cuatro de ellos.

1) Como se anticipó, ha permitido a la Fed reorganizar el sector financiero imprimiendo un flujo continuo de miles de millones de dólares de la nada; 2) Ha acelerado la extinción de las pequeñas y medianas empresas, permitiendo a los grandes grupos monopolizar los flujos comerciales; 3) Ha deprimido aún más los salarios laborales y ha facilitado ahorros significativos de capital a través del “trabajo inteligente” (que es particularmente inteligente para aquellos que lo implementan); 4) Ha permitido el crecimiento del comercio electrónico, la explosión de big tech y la proliferación del dólar farmacéutico, que también incluye la muy despreciada industria del plástico, que ahora produce millones de nuevas máscaras faciales y guantes cada semana, muchos de los cuales terminan en los océanos (para deleite de los “nuevos distribuidores verdes”). Solo en 2020, la riqueza de los aproximadamente 2.200 multimillonarios del planeta creció en 1,9 billones de dólares,un aumento sin precedentes históricos. Todo ello gracias a un patógeno tan letal que, según datos oficiales, solo el 99,8% de los infectados sobreviven (ver aquí y aquí),la mayoría de ellos sin experimentar ningún síntoma.

Hacer el capitalismo de manera diferente

El motivo económico del whodunit Covid debe situarse en un contexto más amplio de transformación social. Si rascamos la superficie de la narrativa oficial, un escenario neofeudal comienza a tomar forma. Masas de consumidores cada vez más improductivos están siendo reglamentados y dejados de lado, simplemente porque Mr Global ya no sabe qué hacer con ellos. Junto con los subempleados y los excluidos, las clases medias empobrecidas son ahora un problema que debe manejarse con el palo de los confinamientos, los toques de queda, la vacunación masiva, la propaganda y la militarización de la sociedad, en lugar de con la zanahoria del trabajo, el consumo, la democracia participativa, los derechos sociales (reemplazados en el imaginario colectivo por los derechos civiles de las minorías) y las “vacaciones bien merecidas”.

Por lo tanto, es delirante creer que el propósito de los confinamientos es terapéutico y humanitario. ¿Cuándo se ha preocupado el capital por la gente? La indiferencia y la misantropía son los rasgos típicos del capitalismo, cuya única pasión real es la ganancia, y el poder que viene con ella. Hoy en día, el poder capitalista se puede resumir con los nombres de los tres fondos de inversión más grandes del mundo: BlackRock, Vanguard y State Street Global Advisor. Estos gigantes, que se encuentran en el centro de una enorme galaxia de entidades financieras, gestionan una masa de valor cercana a la mitad del PIB mundial y son accionistas importantes en alrededor del 90% de las empresas que cotizan en bolsa. A su alrededor gravitan instituciones transnacionales como el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, el Foro Económico Mundial, la Comisión Trilateral y el Banco de Pagos Internacionales, cuya función es coordinar el consenso dentro de la constelación financiera. Podemos asumir con seguridad que todas las decisiones estratégicas clave – económicas, políticas y militares – están al menos fuertemente influenciadas por estas élites. ¿O queremos creer que Virus los ha tomado por sorpresa? Más bien, el SARS-CoV-2 , que, según la admisión de los CDC y la Comisión Europea, nunca ha sido aislado ni purificado, es el nombre de un arma especial de guerra psicológica que se desplegó en el momento de mayor necesidad.

¿Por qué deberíamos confiar en un mega cártel farmacéutico (la OMS) que no se encarga de la “salud pública”, sino de comercializar productos privados en todo el mundo a las tasas más rentables posibles? Los problemas de salud pública se derivan de las pésimas condiciones de trabajo, la mala nutrición, el aire, el agua y la contaminación de los alimentos, y sobre todo de la pobreza desenfrenada; sin embargo, ninguno de estos “patógenos” está en la lista de preocupaciones humanitarias de la OMS. Los inmensos conflictos de intereses entre los depredadores de la industria farmacéutica, las agencias médicas nacionales y supranacionales, y los cínicos ejecutores políticos, es ahora un secreto a voces. No es de extrañar que el día en que el COVID-19 fue clasificado como una pandemia, el WEF, junto con la OMS, lanzó la Plataforma de Acción Covid, una coalición de “protección de la vida” dirigida por más de 1.000 de las empresas privadas más poderosas del mundo.

Lo único que importa para la camarilla que dirige la orquesta de emergencias sanitarias es alimentar la maquinaria lucrativa, y cada movimiento está planeado para este fin, con el apoyo de un frente político y mediático motivado por el oportunismo. Si la industria militar necesita guerras, la industria farmacéutica necesita enfermedades. No es casualidad que la “salud pública” sea, con mucho, el sector más rentable de la economía mundial, en la medida en que las grandes farmacéuticas gastan aproximadamente tres veces más que las grandes petroleras y el doble que las grandes tecnológicas en cabildeo. La demanda potencialmente interminable de vacunas y brebajes genéticos experimentales ofrece a los cárteles farmacéuticos la perspectiva de flujos de ganancias casi ilimitados, especialmente cuando están garantizados por programas de vacunación masiva subsidiados con dinero público (es decir, por más deuda que caerá sobre nuestras cabezas).

¿Por qué todos los tratamientos contra el Covid han sido prohibidos o saboteados penalmente? Como admite cándidamente la FDA, el uso de vacunas de emergencia solo es posible si “no hay alternativas adecuadas, aprobadas y disponibles”. Un caso de verdad oculto a plena vista. Además, la actual religión de la vacuna está estrechamente vinculada al aumento del dólar farmacéutico, que, al alimentarse de pandemias, está listo para emular las glorias del ‘petrodólar’, permitiendo a los Estados Unidos continuar ejerciendo la supremacía monetaria global. ¿Por qué toda la humanidad (¡incluidos los niños!) inyectar “vacunas” experimentales con efectos adversos cada vez más preocupantes pero sistemáticamente minimizados, cuando más del 99% de los infectados, la gran mayoría asintomáticos, se recuperan? La respuesta es obvia: porque las vacunas son el becerro de oro del tercer milenio, mientras que la humanidad es material de explotación de “última generación” en modalidad de conejillo de indias.

Ante este contexto, la puesta en escena de la pantomima de emergencia triunfa a través de una manipulación inaudita de la opinión pública. Cada “debate público” sobre la pandemia está descaradamente privatizado,o más bien monopolizado por la creencia religiosa en comités técnico-científicos financiados por las élites financieras. Toda “discusión libre” está legitimada por la adhesión a protocolos pseudocientíficas cuidadosamente purgados del contexto socioeconómico: uno “sigue a la ciencia” mientras finge no saber que “la ciencia sigue al dinero”. La famosa declaración de Karl Popper de que la “ciencia real” solo es posible bajo la égida del capitalismo liberal en lo que él llamó “la sociedad abierta”,[1] ahora se está haciendo realidad en la ideología globalista que anima, entre otros, la Open Society Foundation de George Soros. La combinación de “ciencia real” y “sociedad abierta e inclusiva” hace que la doctrina Covid sea casi imposible de desafiar.

Para el COVID-19, entonces, podríamos imaginar la siguiente agenda. Se prepara una narrativa ficticia basada en un riesgo epidémico presentado de tal manera que promueva el miedo y el comportamiento sumiso. Lo más probable es que se trata de un caso de reclasificación diagnóstica. Todo lo que se necesita es un virus de la gripe epidemiológicamente ambiguo, sobre el que construir una historia agresiva de contagio relacionable con áreas geográficas donde el impacto de las enfermedades respiratorias o vasculares en la población anciana e inmunocomprometa es alto, tal vez con el agravante de la fuerte contaminación. No hay necesidad de recuperar mucho, dado que las unidades de cuidados intensivos en los países ‘avanzados’ ya habían colapsado en los años previos a la llegada del Covid, con picos de mortalidad para los que nadie había soñado con exhumar la cuarentena. En otras palabras, los sistemas de salud pública ya habían sido demolidos y, por lo tanto, preparados para el escenario de pandemia.

Pero esta vez hay un método en la locura: se declara un estado de emergencia, que desencadena el pánico, causando a su vez la obstrucción de hospitales y residencias de ancianos (con alto riesgo de sepsis), la aplicación de protocolos nefastos y la suspensión de la atención médica. Et voilà, ¡el virus asesino se convierte en una profecía autocumplida! La propaganda que se extiende por los principales centros de poder financiero (especialmente América del Norte y Europa) es esencial para mantener el “estado de excepción” (Carl Schmitt), que se acepta inmediatamente como la única forma posible de racionalidad política y existencial. Poblaciones enteras expuestas al intenso bombardeo mediático se rinden a través de la autodisciplina, adhiriéndose con grotesco entusiasmo a formas de “responsabilidad cívica” en las que la coerción se transforma en altruismo.

Todo el guión de la pandemia, desde la ‘curva de contagio’ hasta las ‘muertes por Covid’, se basa en la prueba PCR, que fue autorizada para la detección del SARS-CoV-2 por un estudio elaborado en tiempo récord por encargo de la OMS. Como muchos ya sabrán, la falta de fiabilidad diagnóstica de la prueba PCR fue denunciada por su propio inventor, el premio Nobel Kary Mullis (lamentablemente fallecida el 7 de agosto de 2019), y recientemente reiterada por, entre otros, 22 expertos de renombre internacional que exigieron su eliminación por claros defectos científicos. Obviamente, la solicitud cayó en oídos sordos.

La prueba PCR es el motor de la pandemia. Funciona a través de los infames ‘umbrales de ciclo’: cuantos más ciclos haces, más falsos positivos (infecciones, muertes por Covid) produces, como incluso el gurú Anthony Fauci admitió imprudentemente cuando afirmó que los hisopos no valen nada por encima de los 35 ciclos. Ahora, ¿por qué durante la pandemia se realizaron rutinariamente amplificaciones de 35 ciclos o más en laboratorios de todo el mundo? Incluso el New York Times, ciertamente no una guarnda de peligrosos negadores del Covid, planteó esta pregunta clave el verano pasado. Gracias a la sensibilidad del hisopo, la pandemia se puede encender y apagar como un grifo, lo que permite al régimen de salud ejercer un control total sobre el “monstruo numerológico” de los casos y muertes por Covid, los instrumentos clave del terror cotidiano.

Todo este alarmismo continúa hoy, a pesar de la flexibilización de algunas medidas. Para entender por qué, deberíamos volver al motivo económico. Como se ha señalado, varios billones de efectivo recién impreso han sido creados con unos pocos clics de un ratón por los bancos centrales e inyectados en los sistemas financieros, donde en gran parte han permanecido. El objetivo de la ola de impresión era tapar las calamitosas brechas de liquidez. La mayor parte de este “dinero del árbol mágico” todavía está congelado dentro del sistema bancario en la sombra, las bolsas de valores y varios esquemas de moneda virtual que no están destinados a ser utilizados para el gasto y la inversión. Su función es únicamente proporcionar préstamos baratos para la especulación financiera. Esto es lo que Marx llamó “capital ficticio”, que continúa expandiéndose en un bucle orbital que ahora es completamente independiente de los ciclos económicos en el suelo.

La conclusión es que no se puede permitir que todo este efectivo inunde la economía real, ya que esta última se sobrecalentaría y desencadenaría la hiperinflación. Y aquí es donde Virus sigue siendo útil. Si inicialmente sirvió para “aislar la economía real” (para citar nuevamente el documento del BIS), ahora supervisa su reapertura tentativa, caracterizada por la sumisión al dogma de la vacunación y los métodos cromáticos de regimentación masiva, que pronto pueden incluir bloqueos climáticos. ¿Recuerdas cómo nos dijeron que solo las vacunas nos devolverían nuestra “libertad”? De manera demasiado predecible, ahora descubrimos que el camino hacia la libertad está lleno de “variantes”, es decir, iteraciones de Virus. Su propósito es aumentar el “recuento de casos” y, por lo tanto, prolongar los estados de emergencia que justifican la producción de dinero virtual de los bancos centrales destinado a monetizar la deuda y financiar los déficits. En lugar de volver a los tipos de interés normales, las élites optan por normalizar la emergencia sanitaria alimentando el fantasma del contagio. Por lo tanto, la tan publicitada “reducción” (reducción del estímulo monetario) puede esperar, al igual que Pandexit.

En la UE, por ejemplo, el «programa de compras de emergencia pandémica» del Banco Central Europeo de 1,85 billones de euros, conocido como PEPP, se prevé que continúe hasta marzo de 2022. Sin embargo, se ha insinuado que podría necesitar extenderse más allá de esa fecha. Mientras tanto, la variante Delta está causando estragos en la industria de viajes y turismo, con nuevas restricciones (incluida la cuarentena) que interrumpen la temporada de verano. Una vez más, parece que estamos atrapados dentro de una profecía autocumplida (especialmente si, como el premio Nobel Luc Montagnier y muchos otros han insinuado, las variantes, por leves que sean, son la consecuencia de agresivas campañas de vacunación masiva). Cualquiera que sea el caso, el punto fundamental es que el Virus sigue siendo necesario para el capitalismo senil, cuya única posibilidad de supervivencia depende de generar un cambio de paradigma del liberalismo al autoritarismo oligárquico.

Si bien su crimen está lejos de ser perfecto, los orquestadores de este golpe global deben, sin embargo, ser acreditados con una cierta brillantez sádica. Su prestidigitación tuvo éxito, tal vez incluso más allá de las expectativas. Sin embargo, cualquier poder que apunte a la totalización está destinado al fracaso, y esto se aplica también a los sumos sacerdotes de la religión Covid y a los títeres institucionales que han movilizado para desplegar el psyop de emergencia sanitaria. Después de todo, el poder tiende a engañarse a sí mismo acerca de su omnipotencia. Aquellos sentados en la sala de control no se dan cuenta de hasta qué punto su dominio es incierto. Lo que no ven es que su autoridad depende de una “misión superior”, a la que permanecen parcialmente ciegos, a saber, la auto reproducción anónima de la matriz capitalista. El poder de hoy reside en la máquina lucradora cuyo único propósito es continuar su viaje imprudente, lo que podría conducir a la extinción prematura del Homo sapiens. Las élites que han estafado al mundo en la obediencia al Covid son la manifestación antropomórfica del autómata capitalista, cuya invisibilidad es tan astuta como la del propio Virus. Y la novedad de nuestra era es que la “sociedad encerrada” es el modelo que mejor garantiza la reproducibilidad de la máquina capitalista, independientemente de su destino distópico.

Notas:

[1] Karl Marx, Grundrisse (Londres: Penguin, 1993), 706.

[2] Karl Popper, The Open Society and its Enemies,2 volúmenes (Princeton: Princeton UP, 2013).

Fuente: http://thephilosophicalsalon.com/a-self-fulfilling-prophecy-systemic-collapse-and-pandemic-simulation/

La narrativa sin sentido predominante del Coronavirus, desacreditada en 10 o 26 minutos

Doctor Thomas Binder

Todo prójimo enfermo y todo familiar de prójimo fallecido tiene mi más profunda empatía pero, ante todo, también tiene derecho a conocer la verdad.

Me gustaría presentar la realidad de la crisis de la corona, entrar en su cronología y confrontar sus numerosos mitos y absurdos intelectuales con la cientificidad. Los estudios más importantes están vinculados en el texto. Se puede encontrar más información científica, incluidos enlaces a otros estudios importantes, en las páginas de inicio de “Aletheia – Medicine and Science for Proportionality”, el “Corman-Drosten Review Report” y “Doctors for Covid Ethics”, de los cuales soy un miembro.

Epidemia de pruebas de PCR, 2006

Como médicos y científicos responsables, en el caso de infecciones diagnosticadas mediante pruebas rápidas de PCR en el contexto de una supuesta epidemia de alcance nacional o pandemia de alcance internacional, siempre debemos considerar la posibilidad de una pseudoepidemia o epidemia deTests.

El 27 de enero de 2007, el New York Times, virtualmente la biblia de los periodistas en cuya integridad todavía se podía confiar en ese momento, publicó un importante artículo titulado: ‘Faith in Quick Test Leads to Epidemic That Wasn’t’; “La fe en las pruebas rápidas conduce a una epidemia que no fue”.

El Dr. Herndon, internista de un centro médico en el estado estadounidense de New Hampshire, tose incesantemente durante quince días a partir de mediados de abril de 2006. Pronto, un especialista en enfermedades infecciosas tiene la inquietante idea de que esto podría ser el comienzo de una tos ferina. epidemia. A finales de abril, otros miembros del personal del hospital también estaban tosiendo. La tos intensa y persistente es un síntoma principal de la tos ferina. Y si se trata de tos ferina, el brote debe ser contenido de inmediato porque la enfermedad puede ser fatal para los bebés en el hospital y provocar una neumonía peligrosa en pacientes ancianos frágiles.

Es el comienzo de un extraño episodio en el centro médico: la historia de la epidemia que no lo fue. Durante meses, casi todos los involucrados creen que hay un gran brote de tos ferina en el centro médico con consecuencias de gran alcance. A casi 1.000 miembros del personal se les realiza una prueba rápida de PCR y se les apartó del trabajo hasta que se obtuviesen los resultados; 142 personas, el 14,2% de las examinadas, incluido el Dr. Herndon, dan positivo en la prueba de PCR rápida, por lo que se les diagnostica tos ferina. Miles, incluidos muchos niños, reciben antibióticos y una vacuna como protección. Las camas de hospital se retiran de servicio como medida de precaución, incluso algunas en la unidad de cuidados intensivos.

Meses después, todos los que aparentemente padecen tos ferina se quedan atónitos al saber que en cultivos bacterianos, el estándar de oro diagnóstico para la tos ferina, la bacteria que causa la tos ferina no se pudo detectar en una sola muestra. Toda la locura fue una falsa alarma.

La supuesta epidemia de tos ferina no había tenido lugar en la realidad, sino solo en las mentes de los involucrados, provocada por la fe ciega en una prueba de PCR rápida altamente sensible que se había vuelto tan moderna. En verdad, todos los que habían caído enfermos habían padecido un resfriado inofensivo. Los infecciosos y epidemiólogos habían dejado de lado su experiencia y sentido común y habían ignorado descaradamente este diagnóstico diferencial más probable del síntoma de tos.

Muchas de las nuevas pruebas moleculares son rápidas pero técnicamente exigentes. Cada laboratorio las elabora a su manera como las denominadas ‘cervezas caseras’. Por lo general, no están disponibles comercialmente y rara vez hay buenas estimaciones de sus tasas de error. Su alta sensibilidad hace que sean probables los falsos positivos. Cuando se hacen las pruebas a cientos o miles de personas, como sucedió aquí, los resultados falsos positivos pueden dar la apariencia de una epidemia.

Un infectólogo dijo: En ese momento tuve la sensación de que esto nos daba una sombra de lo que podría ser durante una epidemia de gripe pandémica.

Y un epidemiólogo explicó: Uno de los aspectos más preocupantes de la pseudoepidemia es que todas las decisiones parecían tan sensatas en ese momento.

La locura de una pseudoepidemia o una epidemia de Tests parecía perfectamente normal para muchos involucrados.

Le recomiendo que lea este artículo publicado en el New York Times en 2007 y se pregunte: “¿No deberíamos haber aprendido mucho de esto para el futuro?”

Escándalo de la gripe porcina, 2009

Como médicos y científicos responsables, en una supuesta o real epidemia de ámbito nacional o pandemia de alcance internacional debemos recordar siempre las presuntas o reales epidemias o pandemias anteriores. Aquí está el último.

En la primavera de 2009, un virus de influenza sumamente contagioso y peligroso, el H1N1, parece amenazar a la humanidad. La enfermedad que causa es clínicamente indistinguible de la gripe estacional y se llama gripe porcina.

Expertos como el virólogo alemán Prof. Christian Drosten difundieron escenarios de terror prediciendo millones de muertes en todo el mundo. En mayo, la OMS flexibiliza los criterios para declarar una pandemia por razones que nunca se han explicado. Elimina la peligrosidad del patógeno causante de la definición de pandemia. Ahora, la propagación rápida y masiva de un patógeno comparativamente inofensivo en al menos dos regiones de la OMS es suficiente. Cualquier endemia, cada ola estacional de cualquier gripe o virus del resfriado, sin importar cuán inofensivo sea, puede llamarse pandemia. Inmediatamente, la OMS declara una pandemia de H1N1 el 11 de junio.

Los políticos se toman en serio las advertencias de los expertos y de la OMS. Sin consultar a la población, están adquiriendo cientos de millones de paquetes de medicamentos antivirales costosos y escasamente efectivos y cientos de millones de dosis de vacunas aprobadas apresuradamente que, después de todo, se producen utilizando métodos convencionales.

Los críticos que describen el virus como comparativamente inofensivo son ridiculizados o ignorados inicialmente. Finalmente, los científicos, en Europa especialmente el microbiólogo y epidemiólogo de infecciones alemán Prof. Sucharit Bhakdi y el neumólogo y político alemán Dr. Wolfgang Wodarg, captan la atención en los medios de comunicación y la política. La locura global que ya amenazaba en ese momento puede evitarse justo a tiempo.

En todo el mundo, entre 150 y 600 mil personas murieron con o por el H1N1, que resultó ser menos peligroso que la influenza estacional. En consecuencia, la preparación para la vacunación fue baja. Sin embargo, solo en Suecia, unos 700 niños contrajeron narcolepsia incapacitante, enfermedad del sueño, causada por vacunas innecesarias e inseguras aprobadas apresuradamente. Solo en Suiza, se vendieron o regalaron 1,8 millones de dosis de vacunas en el extranjero y se eliminaron 8,9 millones.

Apenas hubo cobertura mediática del escándalo de la gripe porcina. El éxito temporal del pánico alimentado por los medios se debió principalmente a la interconexión de los expertos, la industria farmacéutica, la OMS y los políticos de la salud. Al final, las autoridades sanitarias aparentemente abrumadas se habían enamorado de una campaña de propaganda casi perfectamente orquestada.

Te recomiendo que veas el documental „Profiteure der Angst – das Geschäft mit der Schweinegrippe“; “Beneficiarios del miedo – El negocio de la gripe porcina”, producido en alemán por Arte en noviembre de 2009, y te preguntes: “¿No deberíamos haber aprendido mucho de esto para el futuro?”

‘Evento 201’: Simulación de la pandemia de Corona, 2019

La situación es amenazadora. Un nuevo virus corona se está extendiendo por todo el mundo. El número de casos en el panel de control de la Universidad Johns Hopkins está aumentando y aumentando. El peligroso virus altamente contagioso, inmunorresistente está paralizando el comercio y el transporte a nivel mundial y haciendo que la economía mundial caiga libremente.

Lo que suena como el supuesto brote de la supuesta pandemia de SARS-CoV-2 en la provincia china de Wuhan en diciembre de 2019, es el escenario del “Evento 201”.

El 18 de octubre de 2019, la Fundación Bill y Melinda Gates, la Universidad Johns Hopkins y el WEF están organizando una simulación de pandemia con este nombre. Después de la gripe española, la gripe aviar y la gripe porcina, como patógeno no eligen otro virus de la gripe, sino un coronavirus que hasta ahora es completamente desconocido para los profanos, sobre todo para políticos y periodistas.

Esta simulación de una pandemia de corona que estalló en Sudamérica no es atendida por médicos, sino por representantes occidentales de los organizadores, la ONU, la OMS, gobiernos, autoridades y corporaciones globales de los campos de las altas finanzas, farmacéutica, logística, turismo. y los medios de comunicación, así como por el Dr. George Gao, virólogo y director de los CDC chinos, el equivalente chino de la Oficina Federal Suiza de Salud Pública (BAG).

Los participantes están de acuerdo en que una pandemia de corona es disruptiva, solo puede superarse mediante la cooperación gubernamental y privada global, las corporaciones globales relevantes para el sistema deben apoyarse financieramente, las empresas medianas deben sacrificarse si es necesario, las voces que se desvían de la narrativa prevaleciente deben ser censurada constantemente en los medios de comunicación social y de masas, y la pandemia solo se puede acabar con la vacunación de toda la población mundial.

La simulación termina con 65 millones de muertes en todo el mundo.

Te recomiendo que veas el documental „Event 201: Corona-Pandemie vom Reissbrett“; “Evento 201: La pandemia de Corona desde el tablero de dibujo”, producido en alemán con subtítulos en inglés por ExpressZeitung en junio de 2020, y te preguntes: “¿No deberían los medios de comunicación informar sobre esto en detalle?”

Corona escándalo, 2020

Dos meses y medio después, el 31 de diciembre de 2019, los CDC chinos, dirigidos por el Dr. George Gao, informan a la OMS 27 casos de neumonía de causa desconocida, de una población china de 1.400 millones. El 7 de enero de 2020, las autoridades sanitarias chinas identificaron un nuevo coronavirus como agente causante.

El 21 de enero de 2020, el profesor Christian Drosten et al. Presentar un artículo , con cuya receta los laboratorios pueden producir una prueba rápida de RT-PCR para la detección del virus denominada 2019-nCoV. Se acepta al día siguiente y se publica en la revista Eurosurveillance otro día después.

La OMS ya había publicado la prueba rápida Drosten RT-PCR en su sitio web una semana antes y la recomendó como el estándar de oro de diagnóstico mundial.

El 30 de enero, Drosten et al. publicó la justificación de la narrativa de la transmisión asintomática epidemiológicamente relevante de 2019-nCoV en la carta al editor del New England Journal of Medicine, virtualmente una de las biblias de nosotros los médicos en cuya integridad todavía podíamos confiar en ese momento, con el título ‘Transmission of 2019-nCoV Infection from an Asymptomatic Contact in Germany’; “Transmisión de la infección por 2019-nCoV a partir de un contacto asintomático en Alemania”.

El 11 de febrero, la OMS nombra al nuevo virus corona SARS-CoV-2, la enfermedad que causa COVID-19; enfermedad del coronavirus. Lo hace en contra de la solicitud de los virólogos chinos. Prefirieron llamarlo HCoV-19, coronavirus humano, debido al peligro de que el nombre SARS-CoV-2 pudiera despertar temores infundados por su falta de similitud biológica y epidemiológica con el mucho más peligroso SARS-CoV-1.

El 11 de marzo, la OMS declara una pandemia de COVID. Mientras tanto, su Director General, el biólogo, inmunólogo y filósofo Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, fue acusado de genocidio en Etiopía ante la Corte Penal Internacional en La Haya. La presunción de inocencia se aplica, por supuesto.

Ahora, casi todo está sucediendo como sucedió durante el escándalo de la gripe porcina en 2009, pero de una manera aún más lubricada. Expertos, en su mayoría médicos de laboratorio y biólogos que trabajan como virólogos o epidemiólogos, que nunca han examinado a nadie que padezca una infección respiratoria, y mucho menos tratado, declaran que el SARS-CoV-2 es prácticamente un extraterrestre del que no sabemos absolutamente nada y que debemos considerar extremadamente peligroso, hasta que en gran parte los mismos expertos hayan demostrado lo contrario en algún momento. En Suiza, se constituyen como ‘Grupo de Trabajo Científico Nacional Suizo COVID-19’ y se ofrecen al Consejo Federal Suizo como asesores científicos.

Los políticos ejecutivos y legislativos, así como las autoridades sanitarias federales y cantonales, todos aterrorizados por ellos, aceptan su oferta y parecen seguirlos tan ciegamente como el Consejo Federal aparentemente siguió ciegamente a la OMS cuando declaró la pandemia de COVID. A diferencia de cualquier club de nueve bolos, el consejo científico asesor ahora oficial del gobierno suizo a través de lo que se supone que es la mayor crisis de Suiza desde la Segunda Guerra Mundial no mantiene ningún registro de sus actividades.

El 16 de marzo, el Consejo Federal Suizo declara la ‘situación excepcional’, el nivel de peligro más alto de la ley epidémica, basado en exactamente cero evidencia científica,

Los medios de comunicación, incluida la emisora ​​pública suiza SRG, asumen la tercera parte de este conglomerado de ignorancia, arrogancia, incompetencia e irresponsabilidad organizada que se intensifican mutuamente. Ellos mismos, sin cerebro y sin corazón, martillean en nuestras cabezas durante todo el día:

Existe una pandemia de un virus corona killer transmisible asintomáticamente, altamente contagioso e incluso epidemiológicamente relevante. ¡Todo ser humano aparentemente sano y cordial puede ser tu ángel de la muerte!

A diferencia de 2009, los medios de comunicación censuran, desacreditan y difaman constantemente a los médicos y científicos que cuestionan, incluidas luminarias como John Ioannidis, profesor de medicina, epidemiología y salud pública en la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford, uno de los científicos más reconocidos y citados del mundo, especializado en fraude científico; el Prof. Sucharit Bhakdi y el Dr. Wolfgang Wodarg. Después de haber sido difamado, incluyendo presuntas amenazas a políticos y mi familia, por parte de un particular muy conocido por mí, fui brutalmente arrestado por una unidad antiterrorista en mi consulta y, después de que inmediatamente resultó que no había amenazado a nadie, simplemente la visión del mundo de gente enferma, fui enviado a un pabellón psiquiátrico cerrado durante seis días debido a ‘ponerme en peligro mientras estaba en la locura COVID’.

Los gobiernos de casi todos los países parecen haber olvidado sus planes epidémicos, que sabiamente preservan a los individuos, la sociedad y la economía. En obediencia ciega a la OMS y a los grupos de presión, llamados expertos, están implementando intervenciones no farmacológicas autodestructivas, incluidos bloqueos nunca antes considerados, siguiendo el modelo autoritario chino. Lo están haciendo casi a nivel mundial, al mismo tiempo.

Sin consultar a la población, obtienen miles de millones de dosis de inyecciones de ARNm y ADN de emergencia, que incluso son aprobadas temporalmente por Swissmedic. Esta tecnología se está utilizando ampliamente en humanos por primera vez. Casi en todo el mundo, la constitución, el estado de derecho, los derechos humanos, las libertades civiles, la ética, la cientificidad y el sentido común están siendo sacrificados a favor de un régimen autoritario cuasi global bajo el control de la OMS: ¡Quién controla a la OMS, controla mundo!

Todos los elementos de la narrativa corona predominante se inventan a partir del vacío libre de hechos

1. El SARS-CoV-2 no surgió en Wuhan en diciembre de 2019. Primero, en noviembre de 2020, un estudio de Milán mostró que el SARS-CoV-2 era endémico en Italia ya en septiembre de 2019, antes de la temporada de gripe 2019/20. Otros estudios mostraron lo mismo más tarde, por ejemplo en Francia.

2. No hay una epidemia de SARS-CoV-2 de alcance nacional, por lo tanto, no hay una pandemia. Esto ya es evidente por la falta de exceso de mortalidad cuando se corrige por demografía, y por la baja ocupación de las unidades de cuidados intensivos, cuyas capacidades, además, se han reducido enormemente desde abril de 2020.

3. La indicación para realizar pruebas, es decir, no solo en pacientes hospitalizados críticamente enfermos con necesidad de una terapia antiviral específica, en el sistema de vigilancia y en una cohorte de estudio, sino también para realizar pruebas incluso asintomáticas, antes llamadas personas sanas y, además de eso, es incorrecto realizar una prueba para uno solo de todos los virus respiratorios que deben considerarse en el diagnóstico diferencial de las infecciones respiratorias .

4. La prueba Drosten RT-PCR no es diagnóstica de una infección por SARS-CoV-2 ni de una enfermedad o muerte por COVID-19. El 27 de noviembre de 2020, un grupo internacional de 22 científicos de la vida, incluyéndome a mí, publicó una “Revisión externa por pares del documento Corman-Drosten”.

Explicamos que existen conflictos de interés, que la supuesta revisión por pares dentro de las 24 horas es absurda, y diez fallas científicas fundamentales. Esta publicación médica más importante de 2020, que difícilmente puede ser superada en términos de falta de cientificidad, nunca debería haberse publicado.

El protocolo de prueba Corman-Drosten RT-PCR se fabrica de manera deficiente y vaga, sin validación ni estandarización. Como resultado de la reacción cruzada con otros coronavirus, su especificidad de aproximadamente el 98,6%, y un corresaondiente umbral de 1,4% de falsos positivos, que ya es bajo en ausencia de virus, se reduce aún más hasta el 92,4%, correspondiente a un 7,6% de falsos positivos, durante la temporada de gripe. En todas partes, la prueba se realiza de manera diferente y con umbrales de ciclo demasiado altos. Aunque los estudios han demostrado que no hay virus cultivables presentes en muestras con un valor de Ct superior a 28, las pruebas aún se llevan a cabo con valores de umbral de ciclo superiores a 35. Sus resultados se informan en todo el mundo sin hacer referencia a los síntomas clínicos.

5. Los síntomas, hallazgos clínicos de laboratorio y radiológicos del COVID-19 no se pueden distinguir claramente de las enfermedades causadas por otros virus respiratorios.

6. No hay transmisión asintomática epidemiológicamente relevante de virus respiratorios. Mientras tanto, lo que aprendimos en la escuela de medicina también ha sido confirmado para el SARS-CoV-2 por numerosos estudios. El ‘contacto asintomático’ inventado por el profesor Drosten en la carta al editor del 30 de enero de 2020 fue muy sintomático: la paciente había suprimido sus síntomas con medicación.

Por lo tanto, todas las intervenciones no farmacológicas para personas asintomáticas, antes llamadas sanas, más allá de las medidas efectivas comprobadas para contener la propagación del SARS-CoV-2, la higiene y el autoaislamiento de las personas enfermas, son ineficaces.

7. La alta tasa de letalidad (CFR) del 2%, citada durante mucho tiempo, era engañosa. Todo estudiante de escuela primaria sabe que no es el CFR lo que es relevante, sino la tasa de letalidad por infección (IFR), que fácilmente puede reducirse en un factor de aproximadamente cien debido al número de casos no detectados.

8. La afirmación inicial de que el 5% de las personas infectadas necesitaría un tratamiento de cuidados intensivos fue incorrecta , por las mismas razones que todo estudiante de primaria comprende. Condujo a la adquisición de alrededor de 1.000 ventiladores y al aplazamiento de operaciones que no eran de emergencia pero que eran necesarias.

9. El SARS-CoV-2 no es un asesino en masa. La estimación realista más reciente del IFR global es del 0,15%, por debajo del 0,05% para los menores de 70 años. Después de reemplazar el número de fallecidos en 28 días con una prueba de PCR positiva por cualquier causa por el número de fallecidos por COVID-19, es incluso mucho menor, muy por debajo del de la influenza estacional.

10. Una epidemia no se propaga exponencialmente, sino según una función logística o de Gompertz.

11. Debido a la inmunidad básica y cruzada, solo alrededor del 10-20% de las personas contraen los virus de la corona y la influenza estacionales durante cada temporada de influenza. Es probable que exista inmunidad colectiva desde el final de la temporada Corona-19, en nuestras latitudes medias del norte en abril de 2020. Por lo tanto, una ‘enésima ola de un virus respiratorio’ también es una imposibilidad biológica.

12. Existe una profilaxis eficaz: por ejemplo, estilo de vida saludable, muchos contactos sociales y vitamina D3.

13. Existe una terapia eficaz, bien tolerada y de bajo costo: por ejemplo, budesonida tópica, dosis normales de hidroxicloroquina e ivermectina.

14. Las inyecciones experimentales seriadas de ARNm y ADN son innecesarias (IFR 0.15%; para menores de 70 años menor del 0.05%, incluso mucho menor después de reemplazar el número de fallecidos por cualquier causa dentro de los 28 días con una prueba de PCR positiva por el número de fallecidos de COVID-19, además SARS-CoV-2 está mutando permanentemente y en el sentido de que se vuelve más infeccioso y menos peligroso), ineficaces (según los estudios de registro , que no valen el papel en el que están escritos, las inyecciones de ARNm reducen el riesgo de enfermedad leve COVID-19 absolutamente (!) en <1%, no hay datos para cursos severos y en > 75 años), e inseguras (reacciones anafilácticas, tromboembolismo, trombocitopenia, CID y miocarditis a corto plazo, posible ADE a mediano plazo, posibles enfermedades autoinmunes, cáncer y otras a mediano-largo plazo).

¡El SARS-CoV-2 no es un extraterrestre! Es un miembro recién descubierto de la conocida familia de coronavirus beta. Por lo tanto, evidentemente ocurre estacionalmente de noviembre a abril y muta, sin intervención humana, de tal manera que se vuelve cada vez más contagioso pero menos peligroso. Debido a la inmunidad básica y cruzada existente, solo una fracción de la población se enferma. La enfermedad suele ser autolimitada y deja inmunidad, posiblemente de por vida, y mejor que la mejor vacuna que haya existido. En comparación, mata a pocas personas y, a diferencia de la influenza, a ningún niño.

Toda la narrativa de la corona predominante es una tontería. Justifica la locura inhumana y anticientífica que domina a nivel mundial. Esto se puede ocurrir con cualquier virus respiratorio: si dejamos de hacer pruebas a todas las personas con una prueba RT-PCR hipersensible y poco específica que reacciona de forma cruzada con otros virus por homología con un fragmento de ARN del SARS-CoV-2, y las hacemos para uno de, por ejemplo, la gripe o el metapneumovirus, inmediatamente tendremos una pandemia de pruebas de gripe o metapneumo.

Por cierto, todos los estudiantes de medicina de segundo año deben estudiar los conceptos básicos de epidemiología. Allí se aprende que cuando se declara una epidemia de alcance nacional, se debe conformar inmediatamente una cohorte de estudio representativa de la población. Se utiliza para controlar el número de casos, la gravedad de la enfermedad y el estado de inmunidad, en este caso determinando los anticuerpos y la inmunidad de las células T.

Aunque ha pasado más de un año desde que la OMS declaró la pandemia de COVID, no existe una cohorte de vigilancia tan representativa. Peor aún: de la semana 13 a la 44, la BAG también había detenido el sistema de vigilancia, completando así el vuelo ciego total.

La epidemia es en gran parte una epidemia de pruebas de PCR irreal, pero las medidas opresivas que ha producido son reales; amenazan nuestra libertad, nuestros medios de subsistencia e incluso nuestras vidas.

¡Estimados compañeros responsables!

Recuerden el juramento hipocrático (“Primero, no hagas daño, para evitar la tercera cura”) y la Declaración de Ginebra de la Asociación Médica Mundial:

No utilizaré mis conocimientos médicos para violar los derechos humanos y las libertades civiles, incluso bajo amenaza.

¡Queridos compañeros humanos responsables!

Despertad, poneos en pie y luchad, pacíficamente pero con firmeza; si no es por ti mismo, ¡por el futuro de Tus hijos y el de sus nietos!

https://www.thomasbinder.ch/post/la-narrativa-sin-sentido-predominante-de-corona-desacreditada-en-10-o-26-minutos

Tres presidentes rechazan las vacunas. Mueren tres presidentes

Tres países que rechazaron las inyecciones experimentales de COVID han visto morir a sus presidentes

O crees que hay una conspiración real o crees que esto no es más que una coincidencia, que va en contra tanto de la lógica como de las Escrituras. Tres presidentes de tres países murieron en circunstancias misteriosas, y con pocos meses de distancia, después de que rechazaran las inyecciones experimentales de COVID para su pueblo.

Aquí están estos hombres.

En Burundi fue presidente Pierre Nkurunziza

En Tanzania, fue el presidente John Magufuli (El que osó ridiculizar a la OMS con sus test PCR positivos a una papaya, una cabra, codorniz y dicen que hasta a aceite de coche usado).

En Haití, fue el presidente Jovenel Moïse

Los tres presidentes están ahora MUERTOS.

¿Coincidencia?

¿Cuáles son las probabilidades de que estos tres hombres en particular, todos mueran en el cargo. . . y lo único que tienen en común es que se negaron a aceptar la vacuna para sus países?

Para muchas personas, sus muertes parecen un asesinato; aunque el de Haití fue directamente asesinado, fue asesinado por hombres con armas de fuego.

Todo este esfuerzo y gasto, todo este soborno y coerción, toda esta manipulación e intimidación, toda esta presión y fuerza para protegerse contra un virus que tiene una tasa de supervivencia del 99%.

Y ahora parece haber una clara probabilidad de que tres presidentes hayan sido asesinados porque cada uno rechazó la distribución de las vacunas contra el Covid en sus respectivos países.

A pesar de una densidad de población similar, una mayor población total y una peor atención médica disponible, Haití ha tenido el 1,8% de los casos de Covid que ha tenido Nueva Jersey. Dicho de otra manera, los ciudadanos de Nueva Jersey con una alta tasa de vacunación tienen 53 veces más probabilidades de contraer Covid-19 que los haitianos que no tienen acceso a una vacuna.

Moïse lo sabía. Es una de las razones por las que rechazó las vacunas gratuitas en mayo y junio. Pero no oirán hablar de eso. Ya no. La historia oficial sobre la reticencia a las vacunas en Haití ha cambiado repentinamente tras el asesinato de Moïse. Ahora, los funcionarios de salud en el país afirman que no rechazaron TODAS las vacunas, solo las vacunas de AstraZeneca debido a los mayores riesgos que supuestamente tienen. Por supuesto, esta narrativa no se materializó hasta después de que Moïse fue asesinado.

Con Moïse fuera del camino, las puertas se están abriendo de par en par para la nación que no necesita ni quiere que las vacunas de repente las tengan disponibles. Como si fuera poco, el régimen de Biden ha ofrecido enviar millones de vacunas a la nación muy pronto.

Sorprendentemente, casi todo el mundo está ignorando el hecho de que más estadounidenses han muerto por las vacunas contra el Covid en los primeros CINCO MESES de este año que por todas las vacunas durante los últimos DIEZ AÑOS.

Casi todo el mundo está ignorando el hecho de que un tribunal en Lisboa, Portugal, ha determinado que solo el 0,9% de los “casos verificados” murieron realmente de Covid, que su cifra es de 152, no los 17.000 reclamados. Y la gente también ignora el hecho de que las denuncias fraudulentas sobre muertes por Covid como las de Portugal son universales y se están produciendo donde viven.

Casi todo el mundo está ignorando el hecho de que la Unión Europea ha informado de que hasta el 19 de junio de 2021, ha habido 1,5 millones de heridos por vacuna y más de 15.000 muertes.

Informes como estos son interminables, y casi todo el mundo los ignora por completo.

Y ahora, es cuando Haití se va a contagiar ¿SERÁ HAITÍ LA PRÓXIMA INDIA? | Las termitas del cielo (wordpress.com) escrito el 9 de mayo. En este caso, muerto el perro aparece la rabia.

Conclusión, es la vacuna ¿Qué hay en la vacuna?

Fuentes: (Tres presidentes rechazan las vacunas contra el Covid; Mueren tres presidentes – LewRockwell); (Hal Turner Radio Show – Three Countries on Earth Declined the COVID Vax; Los tres de sus presidentes ahora están MUERTOS)

Esto hace saltar por los aires la estafa del Covid. Se acabó.

No creo que sea por dinero, en esto del Covid-19 hay algo más. Es la vacuna, o más bien, la vacunación ¿Qué hay en la vacuna? Lo que ellos quieran y cuando quieran. Pero antes de llegar a esta conclusión, lean.

Todas las patentes, todos los criminales, todas las empresas, y citas como esta: “La declaración que fue hecha por Peter Daszak en 2015 informó en la Publicación de Prensa de las Academias Nacionales, 12 de febrero de 2016. Y cito: “necesitamos aumentar la comprensión pública de la necesidad de contramedidas médicas, como una vacuna pan-Coronavirus. Un factor clave son los medios de comunicación y la economía seguirá el bombo. Tenemos que utilizar ese bombo a nuestro favor para llegar a los problemas reales. Los inversores responderán si ven ganancias al final del proceso”.

Reiner Fuellmich entrevista al Dr. David Martin – Fraude de patentes de los CDC

https://www.bitchute.com/embed/GmcSTZv5FuPM/ (En inglés y alemán)

Ponentes:

Reiner Fuellmich, Dr. David Martin, Prof. Martin Schwab, Dr. Wolfgang Wodarg, Viviane Fischer

Reiner Fuellmich  00:09

Así que creo que es mejor si te presentas. Sé que eres el presidente de M-CAM International Innovation Risk Management, pero eso no le dice a mucha gente lo que realmente estás haciendo?

Dr David Martin  00:25

Sí, bueno, desde un punto de vista corporativo, desde 1998, hemos sido el mayor suscriptor del mundo de activos intangibles utilizados en finanzas en 168 países. Así que en la mayoría de los países de todo el mundo, nuestros sistemas de suscripción, que incluyen todo el corpus de todas las patentes, solicitudes de patentes, subvenciones federales, registros de adquisiciones, registros de gobierno electrónico, etc. Tenemos la capacidad no solo de rastrear lo que está sucediendo y quién está involucrado en lo que está sucediendo, sino que monitoreamos una serie de intereses temáticos para una variedad de organizaciones e individuos, así como para nuestro propio uso comercial, porque como probablemente sepa, mantenemos tres índices de renta variable global, que son los índices de renta variable de gran capitalización y mediana capitalización de mejor rendimiento en todo el mundo. Así que nuestro negocio es monitorear la innovación que está sucediendo en todo el mundo y específicamente monitorear la economía de esa innovación, el grado en que, ya saben, los intereses financieros están siendo atendidos, ya saben, los intereses corporativos están siendo dislocados, etc. Por lo tanto, nuestro negocio es el negocio de la innovación y sus finanzas.

Reiner Fuellmich  02:03

Reiner traduce. Bueno, lo conseguí. Sí.

Dr David Martin  02:53

Así que, obviamente desde el punto de vista de esta presentación, como saben, hemos revisado las más de 4000 patentes que se han emitido en torno al Coronavirus del SARS. Y hemos hecho una revisión muy exhaustiva de la financiación de todas las manipulaciones del Coronavirus que dieron lugar al SARS como un subclado de la familia beta del Coronavirus. Así que lo que quería hacer era darles una visión general rápida de la línea de tiempo porque no vamos a pasar por 4000 patentes en esta conversación, pero les he enviado a ustedes y a su equipo, un documento que es excepcionalmente importante. Esto se hizo público en la primavera de 2020. Este documento que usted tiene y puede ser publicado en el registro público es bastante crítico en el sentido de que tomamos la secuencia genética reportada, que al parecer fue aislada como un nuevo Coronavirus, indicada como tal por el ICTV, el Comité Internacional de Taxonomía de Virus de la Organización Mundial de la Salud, tomamos las secuencias genéticas reales que supuestamente eran nuevas y revisamos las que estaban disponibles en comparación con los registros de patentes que estaban disponibles a partir de la primavera de 2020. Y lo que encontramos, como verán en este informe, son más de 120 pruebas patentadas que sugieren que la declaración de un nuevo Coronavirus fue en realidad una falacia. No hubo nuevo Coronavirus. Hay innumerables modificaciones muy sutiles de las secuencias de Coronavirus que se han subido, pero no hubo un solo nuevo Coronavirus identificado en absoluto. De hecho, encontramos registros en los registros de patentes de secuencias atribuidas a la novedad que iban a patentes que se solicitaron ya en 1999. Entonces, esto no solo no era una novela, sino que en realidad no solo no ha sido novela, sino que no ha sido novela durante más de dos décadas. Pero tomemos un paso muy corto, y lo que haré es llevarlos en un viaje muy corto a través del panorama de las patentes para asegurarme de que la gente entienda lo que sucedió. Pero como saben, hasta 1999, el tema de Coronavirus vs V [VSV?] la actividad de patentamiento en torno al Coronavirus se aplicaba de manera única a las ciencias veterinarias. La primera vacuna patentada para coronavirus fue buscada por Pfizer. La aplicación de la primera vacuna para coronavirus, que fue específicamente esta proteína pico s. Así que exactamente lo mismo que supuestamente nos hemos apresurado a la invención. La primera solicitud se presentó el 28 de enero de 2000, hace 21 años. Así que la idea de que misteriosamente tropezamos en la forma de intervenir en las vacunas no solo es ridícula, es incrédula porque Timothy Millor, Sharon Klepfer, Albert Paul Reed y Elaine Jones el 28 de enero de 2000, presentaron lo que finalmente se emitió como la patente estadounidense 6372224, que era el virus de la proteína spike, una vacuna para el Coronavirus canino, que en realidad es una de las múltiples formas de Coronavirus. Pero como dije, el trabajo inicial hasta 1999 se centró en gran medida en el área de las vacunas para animales, los dos animales que recibieron la mayor atención fueron probablemente el trabajo de Ralph Barics sobre los conejos y la miocardiopatía del conejo que se asoció con problemas significativos entre los criadores de conejos, y luego el Coronavirus canino en el trabajo de Pfizer para identificar cómo desarrollar candidatos a diana de vacunas de proteína s y spike, dando lugar a la evidencia obvia que dice que ni el concepto de Coronavirus de una vacuna, ni el principio del Coronavirus en sí como un patógeno de interés con respecto al comportamiento de las proteínas spike es nada nuevo en absoluto. De hecho, tiene 22 años, según las solicitudes de patente. Lo que es más problemático, y lo que en realidad es el problema más atroz es que Anthony Fauci y el NIAID encontraron que la maleabilidad del Coronavirus era un candidato potencial para las vacunas contra el VIH. Así que el SARS en realidad no es una progresión natural de una modificación zoonética del Coronavirus. De hecho, muy específicamente en 1999 Anthony Fauci financió una investigación en la Universidad de Carolina del Norte Chapel Hill, específicamente para crear, y no puedes evitar, ya sabes, lamentar lo que estoy a punto de leer porque esto viene directamente de una solicitud de patente presentada el 19 de abril de 2002. Y ustedes escucharon correctamente la fecha de 2002 en la que el NIAID construyó una replicación infecciosa defectuosa del Coronavirus que estaba específicamente dirigida al epitelio pulmonar humano. En otras palabras, fabricamos el SRAS y lo patentamos el 19 de abril de 2002, antes de que se hubiera producido ningún supuesto brote en Asia, que, como saben, le siguió varios meses. Esa patente emitida es la patente estadounidense 7279327. Esa patente establece claramente en una secuenciación genética muy específica, el hecho de que sabíamos que el receptor ACE, el dominio de unión a ACE2, la proteína espiga s1 y otros elementos de lo que hemos llegado a conocer como este patógeno azote no solo se diseñó, sino que podría modificarse sintéticamente en el laboratorio, utilizando nada más que tecnologías de secuenciación de genes, tomando código informático y convirtiéndolo en un patógeno o un intermediario del patógeno. Y esa tecnología se financió exclusivamente en los primeros días como un medio por el cual podríamos aprovechar el Coronavirus como un vector para distribuir la vacuna contra el VIH. Les dejé traducir eso porque eso es mucho material.

Reiner Fuellmich  11:30

Bien. Reiner traduce. Bien.

Reiner Fuellmich  15:32

(inaudible) Sequoia Pharmaceuticals.

Dr David Martin  15:32

Bien. Así que la cosa empeora. Se nos pidió a mi organización que vigilara las violaciones de los tratados sobre armas biológicas y químicas en los primeros días del año 2000. Recordarán los eventos de ántrax en septiembre de 2001. Y fuimos parte de una investigación que dio lugar a la investigación del Congreso no solo sobre los orígenes del ántrax, sino también sobre lo que era un comportamiento inusual en torno al medicamento de ciprofloxacina Bayers, que era un medicamento utilizado como tratamiento potencial para el envenenamiento por ántrax. Y a lo largo del otoño de 2001, comenzamos a monitorear una enorme cantidad de patógenos bacterianos y virales que estaban siendo patentados a través de los NIH, NIAID, US AMRIID, el Programa de Enfermedades Infecciosas de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos y una serie de otras agencias internacionales que colaboraron con ellos. Y nuestra preocupación era que el Coronavirus estaba siendo visto no solo como un potencial agente manipulable para su uso potencial como vector de vacuna, sino que también estaba siendo considerado muy claramente como un candidato a arma biológica. Así que nuestro primer informe público sobre esto tuvo lugar antes del brote de SRAS en la última parte de 2001. Así que pueden imaginarse lo decepcionado que estoy de estar sentado aquí 20 años después de haber señalado 20 años antes que había un problema que se avecinaba en el horizonte con respecto al Coronavirus. Pero después del supuesto brote y siempre diré supuesto brote porque creo que es importante que entendamos que el Coronavirus como patógeno circulante dentro del modelo viral que tenemos en realidad no es nuevo en la condición humana y no es nuevo en las últimas dos décadas. En realidad ha sido parte de la secuencia de proteínas que circula durante mucho tiempo. Sin embargo, el supuesto brote que tuvo lugar en China en 2002, hasta 2003, dio lugar a una presentación muy problemática en abril de 2003 por parte del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos. Y este tema es de importancia crítica para obtener el matiz muy preciso, porque además de archivar toda la secuencia genética en lo que se convirtió en coronavirus SARS, que en realidad es una violación de 35 US Code Sección 101. No se puede patentar una sustancia natural. La violación de la Sección 101 del Código de los Estados Unidos 35 fue el número de patente 7220852. Ahora bien, esa patente también tenía una serie de patentes derivadas asociadas a ella, estas son nuestras solicitudes de patente que se separaron porque eran de múltiples materias patentables. Pero estos incluyen la patente de EE.UU. 46592703p, que en realidad es una designación muy interesante, patente de EE.UU. 7776521. Estas patentes no solo cubrían la secuencia genética del Coronavirus SARS, sino que también cubrían los medios para detectarlo mediante RT-PCR. Ahora, la razón por la que eso es un problema es que si ambos poseen la patente sobre el gen en sí, y poseen la patente sobre su detección, tienen una ventaja cortante para poder controlar el 100 por ciento de la procedencia no solo del virus en sí, sino también de su detección, lo que significa que tienen todo el control científico y de mensajes. Y esta patente solicitada por los CDC supuestamente fue justificada por su equipo de relaciones públicas como buscada para que todos fueran libres de poder investigar el Coronavirus. El único problema con esa afirmación es que es una mentira y la razón por la que es una mentira es porque la oficina de patentes no una sino dos veces rechazó la patente sobre la secuencia genética como no patentable porque la secuencia genética ya estaba en el dominio público. En otras palabras, antes de que los CDCs solicitaron una patente, la oficina de patentes encontró un 99.9 por ciento de identidad con el Coronavirus ya existente registrado en el dominio público, y sobre el rechazo del examinador de patentes. Y después de tener que pagar una multa de apelación en 2006 y 2007, los CDC anularon el rechazo de las oficinas de patentes de su patente y finalmente en 2007 obtuvieron la patente sobre el Coronavirus SARS. Ahora, cada declaración pública que los CDC han hecho que dijo que esto era de interés público es falsificable por su propio soborno pagado a la oficina de patentes. Esto no es algo que es sutil, y para empeorar las cosas que pagaron una tarifa adicional para mantener su solicitud privada. La última vez que lo comprobé, si está tratando de hacer que la información esté disponible para la investigación pública, no pagaría una tarifa para mantener la información privada. Me hubiera gustado haber inventada cualquier cosa que acabo de decir, pero todo eso está disponible en el registro del archivo público de patentes que cualquier miembro del público puede revisar. Y el PAR Público, como se le llama en la Oficina de Patentes de los Estados Unidos, no sólo tiene la evidencia, sino los documentos reales que tengo en mi poder. Ahora, esto es críticamente importante. Es de vital importancia porque los verificadores de hechos han declarado repetidamente que el nuevo Coronavirus, designado como SARS CoV 2, es de hecho distinto de la patente de los CDC. Y aquí está el problema genético y el problema de las patentes. Si nos fijamos en la secuencia de genes que es presentada por los CDC en 2003, de nuevo en 2005 y luego de nuevo en 2006, lo que se encuentra es la identidad en algún lugar entre el 89 y el 99 por ciento de las superposiciones de secuencias que se han identificado en lo que se llama el nuevo subclado de SARS CoV 2. Lo que sabemos es que la designación central de SARS Coronavirus, que en realidad es el clado de la familia de los betacoronavirus y el subclado que se ha llamado SARS CoV 2 tienen que superponerse desde un punto de vista taxonómico. No se puede tener la designación del SRAS en una cosa sin que primero sea el SRAS. Así que la verificación de hechos falsos que se ha hecho diciendo que de alguna manera u otro CDC no tiene nada que ver con esta patente en particular, o este patógeno en particular, está más allá de la credibilidad literal de las secuencias publicadas. Y también está más allá de la credulidad cuando se trata de la taxonomía de ICTV porque establece muy claramente que este es de hecho un subclado del clado llamado Coronavirus SARS. Ahora, lo importante es el 28 de abril, y escuchen la fecha con mucha atención porque esta fecha es problemática. Tres días después de que los CDC presentaron la patente sobre el Coronavirus sars en 2003. Tres días más tarde, Sequoia Pharmaceuticals, una compañía que se estableció en Maryland, Sequoia pharmaceuticals el 28 de abril de 2003, presentó una patente sobre agentes antivirales de tratamiento y control de infecciones por coronavirus. Los CDC presentaron tres días antes, y luego el tratamiento estuvo disponible tres días después. Ahora, solo mantenga ese pensamiento por un segundo.

Dr David Martin  25:26

Bueno, ahí lo tienes. Esa es una buena pregunta porque Sequoia Pharmaceuticals y, en última instancia, Ablynx Pharmaceuticals se convirtieron en las tenencias propietarias de Pfizer, Crucell y Johnson and Johnson.

Reiner Fuellmich  25:43

uau.

Dr David Martin  25:45

Así que hágase una pregunta simple. ¿Cómo se tendría una patente sobre un tratamiento para una cosa que se había inventado tres días antes?

Reiner Fuellmich  25:55

Sí.

Dr David Martin  25:57

La patente en cuestión, la patente del 28 de abril de 2003 7151163,emitida a Sequoia Pharmaceuticals tiene otro problema. El problema es que se emitió y publicó antes de que se permitiera la patente de los CDC sobre coronavirus. Por lo tanto, el grado en que la información podría haber sido conocida por cualquier medio que no sea información privilegiada entre esas partes es cero. No es físicamente posible patentar una cosa que trata una cosa que no había sido publicada, porque los CDC habían pagado para mantenerla en secreto. Esta, mis amigos es la definición de conspiración criminal extorsión y colusión. Esto no es una teoría. Esto es una prueba. No se puede tener información en el futuro en forma [para] un tratamiento para una cosa que no existía.

Reiner Fuellmich  27:16

Esto bien podría estallar en un caso Rico, en última instancia.

Dr David Martin  27:20

Es decir, es un caso Rico. No se puede explotar, es un caso de Rico. Y el patrón Rico, que se estableció en abril de 2003 para el primer Coronavirus, se jugó exactamente en el mismo horario cuando vemos que el SARS CoV 2 aparece cuando tenemos a Moderna recibiendo la secuencia de proteínas spike por teléfono del centro de investigación de vacunas del NIAID antes de la definición del nuevo subclado. ¿Cómo tratas una cosa antes de que realmente la tengas?

Reiner Fuellmich  28:04

Tengo que traducir esto, ¿no puedes inventar esto? Definitivamente no. Reiner traduce.

Reiner Fuellmich  33:22

Sí, bueno, va a empeorar aquí.

Reiner Fuellmich  33:22

Oh no, no puede empeorar.

Dr David Martin  33:24

Oh, lo hace. El 5 de junio de 2008, que es una fecha importante porque en realidad es alrededor de la época en que DARPA el Programa de Investigación Avanzada de Defensa en los Estados Unidos se hizo activamente un interés en coronavirus como un arma biológica. 5 de junio 2008 Ablynx, que como usted sabe ahora es parte de Sanofi, presentó una serie de patentes que se dirigieron específicamente a lo que nos han dicho es la característica novedosa del virus SARS CoV 2. Y escucharon lo que acabo de decir, este es el 5 de junio de 2008.

Reiner Fuellmich  34:09

¿Encontraron qué?

Dr David Martin  34:10

Específicamente se dirigieron a lo que se llamó el sitio de escisión poli básica para el SARS Cov, la nueva proteína spike y el dominio de unión al receptor ACE2 que supuestamente es nuevo para el SARS CoV 2, y todo eso fue patentado el 5 de junio de 2008. Y esas patentes en secuencia se emitieron entre el 24 de noviembre de 2015, que fue la patente estadounidense 9193780. De modo que uno saliera después del aumento de la moratoria de la función. Ese se produjo después del brote de MERS en Oriente Medio, pero lo que se encuentra es que luego, en 2016, 2017, 2019, se emitió una serie de patentes que cubren no solo las hebras de ARN, sino también los subcomponentes de las hebras genéticas, a Ablynx y Sanofi. Y luego tenemos a Crucell. Tenemos Rubius Therapeutics. Tenemos Children’s Medical Corporation. Tenemos muchos otros que incluyen la Universidad Ludwig Maximillans en Munchen, Protein Sciences Corporation, Dana-Farber Cancer Institute, La Universidad de Iowa, la Universidad de Hong Kong, el Centro Nacional chino del Genoma Humano en Shanghai, todos los que se identifican en las solicitudes de patente que van desde 2008 hasta 2017. Cada atributo que supuestamente fue publicado de forma única por la publicación de referencia única, el nuevo murciélago Coronavirus, revela inserciones naturales de la s1 s2 al sitio de escisión de la proteína spike y posibles tres orígenes recombinantes del virus SARS CoV 2, el artículo que se ha utilizado rutinariamente para identificar el nuevo virus. Desafortunadamente, si realmente tomas lo que informan como novedoso, encuentras 73 patentes emitidas entre 2008 y 2019, que tienen los elementos que supuestamente eran novedosos en el SARS CoV 2, específicamente en lo que se refiere al sitio de escisión poli básico basado en tu dominio de unión al receptor y la proteína spike. Así que los componentes clínicamente nuevos de lo clínicamente único, clínicamente contagioso, ¿saben a dónde voy con esto? Bien. No hubo brote de SRAS, porque habíamos diseñado todos los elementos de eso. Y en 2016, el documento que se financió durante la moratoria de ganancia de función, que decía que el Coronavirus del SARS estaba listo para la emergencia humana escrito nada menos que por Ralph Baric, no solo estaba listo para la emergencia humana, sino que fue patentado para la explotación comercial 73 veces.

Reiner Fuellmich  38:07

Ralph Baric, creo que vi un videoclip con él dando un discurso en el que le dijo explícitamente a la audiencia que se puede ganar mucho dinero con esto.

Dr David Martin  38:17

Sí se puede. Y ha hecho mucho dinero haciendo esto.

Reiner Fuellmich  38:22

oh.

Dr David Martin  38:25

Así que para aquellos que quieran vivir en la ilusión de que de una manera u otra ese es el final de la historia, prepárese para una decepción mayor porque alguien sabía algo en 2015 y 2016, lo que dio lugar a mi cita favorita de toda esta pandemia. Y por eso no estoy siendo lindo. Mi cita favorita de esta pandemia fue una declaración hecha en 2015 por Peter Daszak. La declaración que fue hecha por Peter Daszak en 2015 informó en la Publicación de Prensa de las Academias Nacionales, 12 de febrero de 2016. Y cito: “necesitamos aumentar la comprensión pública de la necesidad de contramedidas médicas, como una vacuna pan-Coronavirus. Un factor clave son los medios de comunicación y la economía seguirá el bombo. Tenemos que utilizar ese bombo a nuestro favor para llegar a los problemas reales. Los inversores responderán si ven ganancias al final del proceso”. fin de la cita.

Viviane Fischer  39:47

Eso es bastante impactante, porque pensé que –

Reiner Fuellmich  39:49

Eso es realmente quiero decir, Peter Doshi, no era él el uno –

Dr David Martin 39:49

– déjame leer eso de nuevo, solo porque no sé si podría perderme en la traducción. Así que déjenme seguir adelante y leerlo lentamente. Sí, y como a los estadounidenses les encanta hacer cuando hablan a una audiencia multilingüe, tal vez debería decirlo más fuerte. No lo haré. “Necesitamos aumentar la comprensión pública de la necesidad de contramedidas médicas, como una vacuna pan-Coronavirus. Un factor clave son los medios de comunicación y la economía seguirá el bombo. Tenemos que utilizar ese bombo a nuestro favor para llegar a los problemas reales. los inversionistas responderán si ven ganancias al final del proceso”. Fin de la cita.

Reiner Fuellmich  40:45

– no no no Peter Daszak.

Viviane Fischer  40:46

Oh Daszak?

Dr David Martin  40:47

Peter Daszak el jefe de Eco Health Alliance?

Reiner Fuellmich  40:49

Peter Doshi es el bueno.

Viviane Fischer  40:51

Sí, yo era sólo –

Dr David Martin  40:52

– Peter Daszak la persona que estaba corroborando de forma independiente la teoría de la fuga china no de laboratorio porque no había una fuga de laboratorio. Esta fue una bio-militarización intencional de proteínas espiga para inyectar en las personas para que sean adictas a una vacuna pan-Coronavirus. Esto no tiene nada que ver con un patógeno que se liberó y cada estudio que se ha lanzado para tratar de verificar una fuga de laboratorio es una pista falsa.

Viviane Fischer  41:26

¿Y realmente no hay nada que sea nuevo en esto?

Dr David Martin 41:29

nada. cero. 73 patentes sobre todo lo clínicamente novedoso. 73, todos emitidos antes de 2019. Y les voy a dar la bomba más grande de todas para demostrar que esto en realidad no fue una liberación de nada porque la Patente 7279327, la patente sobre la naturaleza recombinante de ese pulmón dirigido al Coronavirus, fue transferida misteriosamente de la Universidad de Carolina del Norte, Chapel Hill a los Institutos Nacionales de Salud en 2018. Ahora, aquí está el problema con eso. Bajo la Ley Bayh-Dole, el gobierno de los Estados Unidos ya tiene lo que se llama una disposición de derecho de margen. Eso significa que si se paga al gobierno estadounidense por la investigación, tienen derecho a beneficiarse de esa investigación a petición suya o a su antojo. Así que explique por qué, en 2017 y 2018, de repente los Institutos Nacionales de Salud tienen que tomar posesión de la patente que ya tenían derechos sobre la Universidad de Carolina del Norte, Chapel Hill. ¿Y cómo tenían que presentar un Certificado de Corrección para asegurarse de que era legalmente ejecutable? Porque hubo un error tipográfico en la referencia de concesión en la primera presentación. Por lo tanto, necesitaban asegurarse de que no solo lo hacían bien, sino que también debían asegurarse de que cada tipo de error gráfico que figuraba en la patente fuera correcto. Sobre la patente única requerida para desarrollar el mandato del Instituto de Investigación de Vacunas, que fue compartido entre la Universidad de Carolina del Norte, Chapel Hill en noviembre de 2019 y Moderna en noviembre de 2019 cuando UNC Chapel Hill, NIAID y Moderna comenzaron la secuenciación de una vacuna de proteína spike un mes antes de que ocurriera un brote.

Reiner Fuellmich  43:51

Tienes toda la evidencia, ¿verdad?

Dr David Martin  43:53

sí.

Reiner Fuellmich  43:55

Tendré que traducir esto. Así que todo es sobre dinero.

Dr David Martin 49:25

Siempre ha sido cuestión de dinero, y sólo para responder a una pregunta que se ha formulado un poco antes. El guion de esto fue escrito el 6 de enero de 2004.

Reiner Fuellmich  49:39

¿6 de enero de 2004? ¿Quién escribió el guion?

Dr David Martin  49:42

Merck, en una conferencia llamada SARS y bioterrorismo, bioterrorismo enfermedades infecciosas emergentes, antimicrobianos, terapéutica y moduladores inmunológicos. Merck introdujo la noción de lo que llamaron la nueva normalidad. Propio sustantivo de la nueva normalidad, que es el lenguaje que se convirtió en la campaña de marca que fue adoptada por la Organización Mundial de la Salud, la Junta de Monitoreo de la Preparación Global, que fue la junta en la que se sentaron juntos el Director del Centro para el Control de Enfermedades de China, el Dr. Elias de Bill Gates, de la Fundación Gates, y Anthony Fauci en esa junta directiva. Pero la primera introducción de la campaña de la nueva normalidad, que trataba de hacer que la gente aceptara una vacuna universal contra el pan-coronavirus, en realidad se adoptó el 6 de enero de 2004. Así que ha existido bastante tiempo. No voy a decir muchos más puntos, aparte de decir que estaba muy claro que Merck lo sabía, lamento que Moderna supiera que se iba a poner al frente de la línea con respecto al desarrollo de una vacuna en marzo de 2019. Y esta es una fecha muy importante, porque en marzo de 2019, por razones que no son transparentes, de repente modificaron una serie de solicitudes de patentes rechazadas, lo cual es un comportamiento muy extraño, pero modificaron una serie de solicitudes de patentes para hacer referencia específicamente a una liberación intencional o accidental, lo siento, su término liberación intencional de Coronavirus. Así que en marzo, enmendaron cuatro solicitudes de patente fallidas para comenzar el proceso de desarrollo de una vacuna contra el Coronavirus. Y empezaron a lidiar con un problema muy importante que tenían, que era que dependían de tecnología que no poseían. Dos compañías canadienses Arbutus Pharmaceuticals y Acuitas Pharmaceuticals en realidad poseen la patente sobre la envoltura de nanopartículas lipídicas que se requiere para administrar la inyección del fragmento de ARNm. Y esas patentes se han emitido tanto en Canadá como en los Estados Unidos y luego en todo el mundo en su equivalencia mundial de propiedad intelectual. Moderna sabía que no poseía los derechos y comenzó a tratar de negociar con Arbutus y Acuitas para obtener la resolución de la tecnología patentada de nanopartículas lipídicas disponible para ser puesta en una vacuna. Y sabemos, como hice referencia antes, que en noviembre, firmaron un acuerdo de investigación y cooperación de investigación y desarrollo con UNC Chapel Hill con respecto a conseguir que la proteína espiga se pusiera dentro de la nanopartícula lipídica para que realmente tuvieran una vacuna candidata antes de que tuviéramos un patógeno, supuestamente que estaba corriendo alrededor. Lo que hace que esa historia sea más problemática más allá de la naturaleza evidente de la misma es que sabemos que desde 2016 hasta 2019, en cada una de las reuniones de la junta del Consejo Asesor del NIAID, Anthony Fauci lamentó el hecho de que no pudo encontrar una manera de hacer que la gente aceptara la vacuna universal contra la influenza, que es lo que era su objetivo favorito. , estaba tratando de que la población se involucrara en este proceso. Y lo que se hace muy evidente con Peter Daszak Eco Health Alliance, UNC Chapel Hill y otros, y luego más específicamente, en marzo de 2019, en las solicitudes de patentes enmendadas de Moderna, vemos que hay una epifanía que dice: ¿Qué pasaría si hubiera una liberación accidental o intencional de un patógeno respiratorio? Y lo que hace que esa frase en particular sea problemática es que se recita exactamente en el libro Un mundo en riesgo, que es el escenario que armó la Organización Mundial de la Salud en septiembre de 2019. Así que meses antes hay un supuesto patógeno, que dice que necesitamos tener una experiencia global coordinada de la liberación de un patógeno respiratorio, que para septiembre de 2020, debe poner en marcha una capacidad universal para la gestión de las relaciones públicas, el control de multitudes y la aceptación de un mandato de vacuna universal. Eso fue septiembre de 2019. Y el lenguaje de una liberación intencional de un patógeno respiratorio se escribió en el escenario que cita “debe estar terminado para septiembre de 2020”.

Dr. Wolfgang Wodarg 55:44

Este era un texto para la sra. Brundtland estaba al frente de esta comisión, ¿no es así?

Dr David Martin  55:50

Bueno, esta es la declaración unificada de las juntas de monitoreo de preparación global. Hay una serie de personas que han tomado crédito y luego se han alejado del crédito por ello, pero sí, tienes razón.

Dr Wolfgang Wodarg  56:00

¿Estoy en lo cierto también cuando digo que también el receptor ACE2 que ya estaba descrito en las patentes antes de 2019?

Dr David Martin  56:11

Sí, tenemos 117 patentes con el mecanismo de focalización del receptor ACE2 específicamente para el Coronavirus SARS.

Dr Wolfgang Wodarg  56:20

Porque siempre dicen que esto es lo nuevo con el virus.

Dr David Martin  56:24

Ahora, no es nuevo, y no ha sido ni remotamente nuevo. Está en publicaciones que se remontan a 2008. En las conferencias sobre emplazamiento de armas que tuvieron lugar en Eslovenia, en Europa, en toda Europa y en toda la infraestructura de DARPA. Lo sabemos desde 2013. Es aislamiento y amplificación.

Viviane Fischer  56:49

Y esta, la enmienda que Merck hizo a esto, [donde] rechazaron las solicitudes de patente, entonces, ¿fue solo por el hecho de que es como deliberadamente, ya saben, como, poner en el medio ambiente o algo así, o agregaron algo más?

Dr David Martin  57:05

Pues bien, se trata de cuatro solicitudes de patente fallidas que se revitalizaron esencialmente en marzo de 2019. Y fue Moderna, me equivoco. Hablé de Merck, era Moderna, y traté de corregir que lamento que eso no salió adelante. Pero son las solicitudes de patente de Moderna las que fueron modificadas en marzo de 2019 para incluir la liberación intencional de un lenguaje de patógeno respiratorio.

Viviane Fischer  57:35

Si eso no hubiera sido rechazado por alguna razón, simplemente no estarían sentados allí básicamente.

Dr David Martin  57:41

No, hacen procesos similares a otras compañías farmacéuticas, donde se utilizan de hoja perenne y modifican continuamente las aplicaciones para disfrutar de las primeras fechas de prioridad disponibles. Pero es por eso que tienes que volver atrás y mirar la enmienda de los registros de solicitud para averiguar cuándo se puso en marcha el lenguaje de enmienda real. Pero sí, quiero decir, el hecho del asunto es, y como dije, no voy a ser belabour todos los datos de patentes, pero cualquier afirmación de que este patógeno es de alguna manera único o novedoso se desmorona en las secuencias de genes reales, que se publican en el registro de patentes, y luego más atrozmente se desmorona en el hecho de que tenemos Peter Daszak mismo afirmando que tenemos que crear publicidad pública para obtener el público para aceptar la contramedida médica de una vacuna pan-Coronavirus. Y lo que hace que eso sea más ridículo es el hecho de que, como sabemos, la Organización Mundial de la Salud había declarado el Coronavirus, ya saben, una especie de interés muerto. Es decir, dijeron que habíamos erradicado el Coronavirus como una preocupación. Entonces, ¿por qué haberlo erradicado en 2007 y 2008? ¿Por qué empezamos a gastar miles de millones de dólares a nivel mundial en una vacuna para una cosa que había sido erradicada por declaración en 2008? Ya saben, como que cae en la zona de la incredulidad, por decir lo menos.

Reiner Fuellmich  59:23

¿No significa eso también si se toma la totalidad de la evidencia, entonces esta es una herramienta el Coronavirus y las vacunas, esta es una herramienta, y el interés de DARPA en crear un arma biológica a partir de esto, esta es una herramienta para todo lo demás que se aferra a esto, incluido el control de la población, por ejemplo?

Dr David Martin  59:50

Bueno, escuchen, tenemos que dejar de caer incluso en la narrativa convencional en nuestra propia línea de cuestionamiento porque el hecho es que esto fue visto como una fuente biológica altamente maleable. No cabe duda de que en 2005 era, sin lugar a dudas, un arma preferida. Y la ilusión de que desafortunadamente seguimos viendo a personas muy bien intencionadas que quedan atrapadas en conversaciones sobre si estamos teniendo una vacuna para un virus. El hecho es que no lo estamos, estamos inyectando una secuencia de ARNm de proteína spike, que es una simulación por computadora, no se deriva de la naturaleza. Es una simulación por ordenador de una secuencia que se conoce y patenta desde hace años. Y lo que sabemos es que esa secuencia, como se informó, se informa a través de cosas como ustedes saben, las conversaciones telefónicas muy confiables que tuvieron lugar entre Moderna y el centro de investigación de vacunas por autoinforme, donde no sé si usted estaba en una llamada telefónica y escuchó ATTCCGGTTCCGABBB, ya sabes, ¿hay alguna posibilidad de que puedas obtener una carta de valor una consonante caída aquí o allá? La naturaleza ridícula de la historia de que esto es de alguna manera profiltivo o preventivo va en contra del 100 por ciento de la evidencia, porque la evidencia deja muy claro que no ha habido ningún esfuerzo por parte de ninguna compañía farmacéutica para combatir el virus. Se trata de conseguir que las personas se inyecten con la proteína espiga s1 que se sabe que es dañina. Así que la historia de portada es que si obtienes una expresión de una proteína espiga, vas a tener algún tipo de alivio sintomático general. Pero el hecho es que nunca ha habido una intención de vacunar a una población como la define el universo de vacunación. Y es importante, quiero decir, repasemos solo para que conste, cuando Anthony Fauci intentó desesperadamente que se publicaran algunas de sus citas, “vacunas de ARN sintético”, la oficina de patentes le rechazó sus propias patentes. Y quiero leer lo que le dijo la oficina de patentes. Cuando el propio Anthony Fauci del NIAID pensó que podía obtener una vacuna similar al ARNm patentada como vacuna. Y aquí está la cita, “estos argumentos son persuasivos en la medida en que un péptido antigénico estimula una respuesta inmune que puede producir anticuerpos que se unen a un péptido o proteína específica, pero no es persuasivo en lo que respecta a una vacuna”. Bien, esta es la oficina de patentes. No se trata de una especie de agencia de salud pública. Esta es la oficina de patentes. “La respuesta inmune producida por una vacuna debe ser algo más que una simple respuesta inmune, sino que también debe ser protectora. Como se señaló en la acción anterior de la Oficina, el arte reconoce que el término vacuna es un compuesto que previene la infección. El solicitante no ha demostrado que la vacuna reclamada instantáneamente cumpla ni siquiera con el estándar más bajo establecido en la especificación, y mucho menos con la definición estándar para ser operativa. En lo que respecta, por lo tanto, las reivindicaciones cinco, siete y nueve no están operativas, ya que la vacuna contra el VIH, que es en lo que estaba trabajando, no es una utilidad patentable”. Así que el propio Anthony Fauci fue informado por la oficina de patentes, que lo que estaba proponiendo como una vacuna no cumple con el estándar patentable, el estándar legal o el estándar clínico.

Prof. Martin Schwab 1:04:10

Oh, ¿podemos traducir esto para nuestra audiencia? Esto podría ser muy importante.

Reiner Fuellmich  1:04:20

Por cierto, David, ese es nuestro amigo, Martin Schwab, el profesor Martin Schwab de, es nuestro asesor legal más importante de la Universidad de Bielefeld.

Dr. David Martin 1:04:34

Oh, cierto.

Reiner Fuellmich  1:04:36

Es muy inteligente. Lo sé, David sé que muchos de nuestros espectadores están realmente sorprendidos. Lo veo en las respuestas. Uno de nuestros espectadores es nuestro especialista en pruebas PCR, el profesor Kemera. Ella no puede creer lo que está pasando aquí.

Dr David Martin  1:09:51

Bueno, la triste y sobria ironía es que planteé estas cuestiones a partir de 2002, después del susto del ántrax, y la tragedia es que ahora estamos sentados en un mundo donde tenemos cientos de millones de personas a las que se les está inyectando una secuencia informática estimulante de patógenos, que se está vendiendo bajo lo que la oficina de patentes , lo que la profesión médica, y lo que la FDA y sus propias normas clínicas no sugerirían es una vacuna, pero al usar el término en realidad ahora estamos sometiendo a cientos de millones de personas a lo que se sabía que era en 2005 un arma biológica.

Reiner Fuellmich  1:10:54

Reiner traduce.

Dr David Martin  1:11:44

Así que obviamente tengo cientos de horas de estas cosas comprometidas con la memoria porque lo he estado haciendo durante dos décadas. Pero si tiene alguna pregunta, estaré encantado de responderlas.

Reiner Fuellmich  1:11:55

Estoy seguro de que va a haber cientos de preguntas, David. Vamos a estar en contacto. Creo que vas a ser inundado por la gente, por los correos electrónicos de la gente, etc. Solo voy a adelantar lo que entra o vamos a presentar lo que entra, pero creo que, oh, sí, tenemos un Martin Schwab, probablemente tiene una pregunta muy seria.

Prof Martin Schwab  1:12:16

Y después de mí Wolfgang también. Bien. Soy profesor de derecho en la Facultad de Derecho aquí en Bieldfeld, tengo que decirles que las Unidades de Protección Constitucional del Ministerio del Interior ahora observan la llamada escena negacionista de Corona. La negación de corona es todo aquel que se atreve a no estar de acuerdo con el –

Reiner Fuellmich  1:12:54

– con la línea oficial –

Prof Martin Schwab  1:12:55

– con la línea oficial. Sí. Ahora. Si esta Unidad de Protección Constitucional toma nota de que participe en una discusión de que esta pandemia se puso en escena intencionalmente, probablemente intentarán despedirme de mi trabajo. Así que al menos tengo que hacer algunas preguntas. Mientras te oía hablar, eché un vistazo al número de patente, oh, cuál era, 7220852 7151163. Y 7220852 se presentó el 12 de abril y 715 y así sucesivamente se presentó el 28 de abril de 2004. Veo una diferencia entre 16, no 3 días, ¿qué entendí mal?

Dr David Martin  1:14:03

No. ¿El 23 de abril de 2003 fue la fecha de presentación maestra de los CDC?

Prof Martin Schwab  1:14:09

Bien. Bien. Hice esta pregunta porque si tratan de hacerme bajar por mi trabajo, tengo que proporcionar pruebas sólidas.

Dr David Martin  1:14:22

Ahora tenemos todo esto enviado a, sé que el Dr. Fuellmich tiene todo el registro en el expediente fauci. El 100 por ciento de este registro está ahí. El apéndice adicional que envié a través de todos tiene los registros allí incluyendo todas las fechas de presentación de prioridad, así como la fecha de emisión. Así que el 100 por ciento de esto está en registros escritos publicados y ustedes tienen los registros escritos.

Prof Martin Schwab  1:14:26

Bien.

Reiner Fuellmich  1:14:28

He creado mi propio archivo, y está etiquetado como David Martin.

Prof Martin Schwab  1:15:00

Bueno, hay, hice [un] análisis de los informes de los medios aquí, y puedo confirmar que dan una cuenta muy unilateral sobre la pandemia. Todos los que se atreven a declarar que la amenaza es menos peligrosa que el gobierno serán denunciados como teóricos de la conspiración, pecaminosos, etc. Así que los medios de comunicación hicieron exactamente lo que usted señaló en la frase que repitió dos veces antes de ahora. En realidad, nos cuentan la historia de la variante Delta, que se dice que es mucho más contagiosa que todo lo demás. Los expertos con los que he hablado me dijeron que las bases de datos contienen hasta más o 40.000 cepas de virus.

Dr David Martin  1:16:01

correcto.

Prof Martin Schwab  1:16:02

Entonces, ¿podría esta variante delta ser algún tipo de bombo mediático del que nos hablaste antes?

Dr David Martin  1:16:12

No existe tal cosa como una alfa o una beta o una gamma o una variante delta. Este es un medio por el cual lo que se busca desesperadamente es un grado en el que los individuos puedan ser coaccionados para que acepten algo que de otra manera no aceptarían. No ha habido en ninguno de los estudios publicados sobre lo que se ha reportado la variante Delta, no ha habido una población no se calculan, que es la tasa de replicación real. Lo que se ha estimado son simulaciones por ordenador. Pero desafortunadamente, si nos fijamos en GISAID, que es la fuente pública de subir cualquiera de una serie de variaciones, lo que encontrarán es que no ha habido capacidad para identificar ninguna secuencia de genes clínicamente alterada, que luego tiene una variación clínicamente expresada. Y este es el problema desde el principio. Este es el problema que se remonta al comienzo de lo que se alega que es una pandemia, es que no tenemos ninguna evidencia de que la alteración de la secuencia genética tuviera importancia clínica alguna. No ha habido un solo artículo publicado por nadie que realmente haya establecido que cualquier cosa novedosa desde noviembre de 2019, tiene distinción clínica de cualquier cosa que sea anterior a noviembre de 2019. El problema con las 73 patentes que describí es que esas 73 patentes contienen lo que se informó que era novedoso en diciembre de 2019 y 2020, respectivamente. Así que el problema es que incluso si aceptáramos que hay neumonías idiopáticas, incluso si aceptáramos que hay algún conjunto de síntomas inducidos por patógenos, no tenemos una sola evidencia publicada que nos diga que cualquier cosa sobre el subclado SARS CoV 2 tiene distinción clínica de todo lo que se sabía y se publicó antes de noviembre de 2019 en 73 patentes que datan de 2008.

Viviane Fischer  1:18:56

¿Podría ser que la variante Delta es que solo las diferencias, saben que los síntomas clínicos son los mismos, pero que tiene la capacidad de infectar a alguien que ya ha pasado por la variante B?

Dr David Martin  1:19:14

Bueno, aquí es donde vemos una enorme cantidad de respuesta y comportamiento reflexivo al bombo de los medios. No hay, y voy a repetir esto, no hay evidencia de que la variante Delta sea de alguna manera distinta de cualquier otra cosa en GISAID. El hecho de que ahora estemos buscando una cosa no significa que sea una cosa porque estemos viendo fragmentos de cosas. Y el hecho es que si elegimos cualquier fragmento que se me ocurrió, ya saben, podría llegar a la variante Omega mañana. Y podría llegar a la variante Omega y podría decir que estoy buscando esta subcatenía de ADN o ARN, o incluso una proteína. Y podía correr alrededor del mundo yendo, “oh, Dios mío, miedo a la variante Omega”.

Prof Martin Schwab  1:20:15

Sí.

Dr David Martin  1:20:16

Y el problema es que debido a la naturaleza de la forma en que actualmente secuenciamos genomas, que en realidad es un proceso de composición, es lo que llamamos en matemáticas y entrelazado. No tenemos ningún punto de referencia para saber realmente si lo que estamos viendo es, de hecho, distinto del sentido clínico o incluso genómico. Y entonces estamos atrapados en un mundo donde desafortunadamente, si van y miran como yo los papeles que aislaron la variante Delta, y en realidad hacen la pregunta, ¿es la variante Delta algo más que la selección de una secuencia en un cambio sistemático de una otra secuencia ya revelada? La respuesta es, es sólo una alteración, y cuando se inicia y se detiene lo que se llama el marco de lectura. No hay nada novedoso. Sí, bueno

Dr. Wolfgang Wodarg 1:21:20

El Dr. Wolfgang Wodarg traduce.

Reiner Fuellmich  1:28:41

David, voy a hacer una larga historia muy corta. Él está totalmente de acuerdo con su análisis. Él entiende tu angustia con respecto a que le hayas dicho al mundo sobre esto hace 20 años, casi. Y admira su tenacidad. Y está muy agradecido por haber tomado esta mirada tan de cerca al problema a través de la ley de patentes. El Dr. Wodarg cree que las patentes son realmente problemáticas, porque resulta que probablemente sea cinco veces más caro patentar medicamentos, en lugar de tener universidades públicas, no públicas, privadas, sino públicas, que obtengan los estipendios obteniendo el dinero que necesitan para desarrollar estas vacunas.

Dr David Martin  1:29:38

Sí, voy a hacer algo que es muy injusto, pero voy a mantener el documento muy cerca de la pantalla. Y es sólo para fines de representación. Pero quiero que vean que esta es la patente del cuartel que los NIH necesitaban haberles devuelto por razones misteriosas en 2018, esta es la 7279327. Y la gente puede buscar esto por su cuenta. Pero si realmente miras las secuencias que están patentadas, que es una de las cosas que hemos hecho, en realidad miramos las secuencias publicadas, y nos damos cuenta de que dependiendo de dónde recortes la cadena de secuencia real, tendrás lo mismo o tendrás una cosa diferente basada nada más que en dónde decidas analizar el clip. Y quiero leerles, quiero decir, esto es algo que viene directamente de su solicitud de patente. Cuando en realidad hablan de las hebras de ADN, que llaman números de identificación de secuencia. En realidad, dicen específicamente que el organismo es una secuencia artificial, una secuencia artificial, lo que significa que no es una secuencia que tiene una base de reglas en la naturaleza, no es algo que se manifestó para una proteína derivada natural en particular o una secuencia de ARNm derivada natural que se aisló, cada una de ellas es de hecho una secuencia sintética y artificial. Y si volvemos atrás y miramos cada una de ellas, lo que hemos hecho, lo que encontraremos es que las secuencias, de hecho, son contiguas, en muchos casos, pero se superponen en otras, donde es simplemente una determinación de Capricho que dice que algo es o no es parte de un marco de lectura abierto, o es o no es parte de una secuencia de oligonucleótidos en particular. Ahora, la razón por la que eso es importante es porque si vamos a examinar lo que finalmente se está inyectando en los individuos, necesitamos la secuencia exacta, no un tipo de similar a, necesitamos la secuencia exacta. Y si nos fijamos en el requisito de la FDA, y si nos fijamos en el entorno regulatorio europeo, y si nos fijamos en el resto del entorno regulatorio del mundo, por razones que no se pueden explicar, la secuencia exacta que ha entrado en lo que se amplifica dentro de la inyección parece ser esquiva, parece ser algo que alguien no puede, de hecho, afirmar con 100 por ciento de certeza, la secuencia es x. El problema que esto presenta es que en este momento, por mucho que se nos pueda decir que hay, ya saben, ensayos clínicos en curso, y hay todo tipo de otras cosas sucediendo, no tenemos forma de verificar que una secuencia completa ha sido, es, o potencialmente incluso podría ser fabricada en lo que en última instancia se convierte en la nanopartícula lipídica que es la frecuencia portadora en la que se administra la inyección. Y es importante que la gente entienda que ya en 2002, y a lo largo de las solicitudes de patentes de 2003, y luego las patentes de armamentización que comenzaron en 2008, en cada uno de estos casos, se identifican fragmentos, pero se identifican sin especificidad. Así que no tenemos extremos terminales directos de los fragmentos, tenemos fragmentos que tienen, ya saben, brechas esencialmente hipotéticas en las que se puede colocar cualquier cosa. Y esa es la razón por la que encuentro que la verificación de hechos en torno a la situación de las patentes es muy decepcionante. Debido a que la razón por la que los verificadores de hechos entre sus atributos perezosos generales, la razón por la que los verificadores de hechos no están verificando realmente los hechos cuando se trata de los asuntos de patentes es porque las secuencias reales no están representadas en una forma digital que facilita hacer esta comparación. Literalmente, tuvimos que tomar imágenes de papel mecanografiado enviado, y luego codificarlas para hacer nuestra propia evaluación. No se puede hacer esto en el sitio de patentes de la OEP. No se puede hacer esto con los datos de la OMPI de Ginebra. No se puede hacer esto con los datos de la Oficina de Patentes de los Estados Unidos. En realidad tienes que entrar y reconstruir las secuencias genéticas reales a mano y luego compararlas con lo que se ha subido a los servidores públicos y ahí es donde encuentras que la cuestión de la novedad es algo que no se abordó. Era una ilusión fabricada.

Dr Wolfgang Wodarg  1:35:03

Tengo una pregunta más. ¿Es posible que veamos que la gripe ha desaparecido? Ya no tenemos gripe. La gripe seguro que los virus también están secuenciados. Y es posible que esas secuencias de partes de las que ahora hablamos puedan existir en ambos tipos de virus, de modo que es solo una cuestión de pruebas y [una] cuestión de instrumentos para observar lo que encontramos, si encontramos influenza o si encontramos Corona. Si tenemos un cierto, si usted tiene un libro, usted tiene una palabra con cinco letras, y usted encontrará estas cinco letras en muchos libros,

Dr David Martin  1:35:49

¿Correcto? exactamente. Sí. Wolfgang, tu pregunta es una hermosa metáfora de exactamente el problema. El problema es que, si lo que estamos buscando es algo que hemos decidido que ha decidido que vale la pena buscar, entonces lo encontraremos. Y la buena noticia es que lo encontraremos [en] un montón de lugares. Y si hemos decidido que ya no estamos buscando nada, no es del todo sorprendente que no lo encontremos porque no lo estamos buscando. El hecho del asunto es si es las pruebas de PCR rt que decidimos que hay fragmentos, que por cierto, he mirado cada una de las presentaciones regulatorias, que se ha presentado a la FDA, para tratar de averiguar cuál era el estándar de oro para obtener la autorización de uso de emergencia. Y qué fragmento de SARS CoV 2 era oficialmente el fragmento oficial que era el estándar comparativo. Y el problema es que no se puede obtener un solo estándar. Así que la pregunta se convierte en, en un mundo donde no hay un estándar único, ¿qué es lo que realmente encuentras? Porque si estoy buscando y ¿por qué no acabo de leer esto? Si estoy buscando un CCACGCTTTG? ¿Agrego la siguiente hebra G o voy no, no, el siguiente bit es GTTTATTCG. Y entiendes el punto. El punto es que donde elijo comenzar y detenerme, puedo decir que lo encontré. No, no lo encontré.

Dr Wolfgang Wodarg  1:37:33

Sí.

Dr David Martin  1:37:35

Y no encontré la coincidencia que proyecté sobre los datos porque elegí mirar los datos de una manera que no pude encontrar la coincidencia. La gripe no abandonó a la población humana. La influenza fue un mandato fallido de una década de vacuna contra la influenza que fue promovido desesperadamente, desesperadamente por los gobiernos de todo el mundo, fracasaron y decidieron que si la influenza no cumple con la promesa pública de hacer que todos se inyecten, cambiemos el patógeno.

Dr Wolfgang Wodarg  1:38:19

Hay muchos más que pueden cambiar.

Dr David Martin  1:38:21

Oh, Dios mío, tenemos toneladas más por venir.

Reiner Fuellmich  1:38:24

Sí, pero ahora estamos en ellos.

Viviane Fischer  1:38:27

Me gustaría decirles algo sobre este desarrollo de la prueba PCR de drosten, ya saben, porque lo analizamos brevemente, no en la medida en que ahora miraron las patentes que acaban de describir, sino que observamos este tipo de milagro, o como quiero decir, aspecto extraño de como el desarrollo de la prueba de Drosten , porque él, a pesar del hecho de que habría necesitado básicamente, a través de su empleador, The Charite tendría derecho a tener las patentes sobre este, ya saben, su invento, acaba de publicar la instrucción a la casa (inaudible) para que todos pudieran verla. Así que básicamente, toda la invención perdió su posibilidad de ser patentada, y eso es un poco extraño, ya sabes, cuando lo miras, así que le pedimos a la Charita en una solicitud de ley de Libertad de Información, y entonces dijeron, Bueno, ya sabes, porque había mucha prisa por sacar la, ya sabes, esta prueba porque había esto –

Reiner Fuellmich  1:39:34

– pandemia en marcha –

Viviane Fischer  1:39:34

– pandemia en marcha, así que fue como, no miramos las finanzas, ya sabes, simplemente no nos importaba. Así que eso es un poco extraño como procedimiento, porque quiero decir, básicamente esta prueba vale como miles de millones, saben, cómo podrían, quiero decir, este es un hospital financiado con fondos públicos, cómo pueden dar, ya saben, regalar todo esto, y luego porque también estaba en estrecha cooperación con una empresa privada TIB Molbiol. Es el mismo con el que había desarrollado todas las pruebas PCR desde 2002 desde el primer SARS, y luego MERS, (inaudible) y así sucesivamente y así sucesivamente. Así que es muy extraño, ya saben, porque básicamente estaba como, funcionando como un abridor de puertas para esta compañía, ya saben, porque también nos dijeron, así que básicamente, fue Drosten quien decidió a qué posible país o como laboratorio o lo que sea la prueba, esta compañía TIB Molbiol enviaría los kits de prueba para luego, por supuesto, , ganar más dinero, porque él era básicamente como, tenía una ventaja de ser el primero en moverse, ya sabes, Drosten y o esta compañía. Así que está claro ahora, quiero decir, tal vez no había nada en ese momento, porque ya había muchas patentes en marcha. Así que básicamente, a partir de este virus no nuevo o una prueba PCR, no pudo patentar nada que hubiera sido nuevo. Así que, básicamente, era realmente como una cosa muy lógica para hacer entonces usar todo el asunto como un solo para, ya saben, obtener ganancias de esta ventaja de ser el primero en moverse. Y tal vez Drosten está de alguna manera involucrado en toda esta estafa legal, financiera –

Reiner Fuellmich  1:41:16

– oh, es una de las personas más importantes en este juego, porque él es el que está tirando de las cuerdas que tiraron primero.

Dr David Martin  1:41:22

Sí, necesitas crear la ilusión de la demanda, y no hay nada en este momento que haga un mejor trabajo de crear la ilusión de la demanda que la urgencia de un evento que has fabricado.

Reiner Fuellmich  1:41:43

Esto suena casi como comedia, pero no lo es.

Dr David Martin  1:41:47

Bueno, es en que tenemos que darnos cuenta de que parte de la razón por la que fue tan fácil para nosotros monitorear y rastrear esta campaña particular de coerción y terror es porque lo hemos hecho antes. Ya saben, comencé mis comentarios asegurándome de que la gente lo recordara cuando se trataba de resolver el brote de ántrax. Ahora recuerden, que mientras teníamos cientos de 1000 militares en Oriente Medio, supuestamente incluso por los acontecimientos de septiembre de 2001, teníamos dos inspectores postales investigando el ántrax. ¡Dos! El mayor ataque de supuestas pinzas biológicas en suelo estadounidense y tuvimos dos Inspectores Postales. No se puede creer genuinamente que dos Inspectores Postales son los, ya saben, el crimen que detiene, ya saben, individuos alucinantemente poderosos en el universo. Ahora no tengo nada en contra de los inspectores postales, pero puedo garantizarles que si estuviera investigando un ataque bioterroroso, no tendría la oficina de correos, teniendo dos inspectores postales como su equipo de crack, haciendo la investigación. Ya saben, era falso, y el Congreso lo sabía. Y esa es la razón por la que, ya saben, publicamos una cosa que no es necesariamente un éxito de ventas, pero publicamos un informe de inteligencia sobre cada violación de los tratados de armas biológicas y químicas que la gente ha firmado en todo el mundo. Y es una guía telefónica que te dice dónde y quién y quién está financiando, por lo que para nosotros no fue difícil entender que esto no era una crisis de salud pública. Esta fue una campaña de marketing oportunista para abordar un objetivo declarado, y es por eso que esto es una maquinilla de afeitar occams. Es lo más fácil de describir, porque son ellos los que lo establecen. Y la realidad es que dijeron que necesitaban que el público aceptara una contramedida de vacuna contra el Coronavirus, y que necesitaban que los medios crearan el bombo, y que los inversores siguieran donde vieran ganancias. Usted no tiene nada más en lo que deba confiar para explicar los eventos de los últimos 20 meses, que la declaración real del perpetrador real. Y no hago el ejercicio de mirarme el ombligo de entrar para tratar de entender si había problemas de mamá detrás de un ladrón de bancos si están sosteniendo una bolsa de dinero fuera de un banco. De hecho, hago la loca suposición de que tal vez son un ladrón de bancos. Del mismo modo, si tengo a alguien que dice que necesitamos usar los medios de comunicación para promocionar una contramedida médica, que es de hecho la inyección de una proteína quimérica sintética y recombinante desarrollada a partir de una simulación por computadora. Si realmente voy a escuchar la motivación de por qué eso podría estar haciéndose, voy a escuchar a la persona que hace la manipulación que dice que los inversores seguirán donde ven las ganancias? No necesito más explicación.

Reiner Fuellmich  1:45:28

Yo tampoco. Bueno, esto es alucinante. Estoy muy contento, David, [quiero decir] hablamos hace un par de meses, tal vez hace 3 o 4 meses, y nos presentó un David, lo siento, James Henry.

Dr David Martin  1:45:52

Correcto.

Reiner Fuellmich  1:45:52

Y estaba tratando de encontrar abogados de patentes en este país que pudieran estar interesados en este caso. Ahora, hay algunos abogados de patentes que lo entienden, pero aparentemente no hay nadie hasta ahora, pero tal vez esto va a cambiar. Pero no había nadie dispuesto a abordar esto en el contexto de Corona. Ese es el problema.

Dr Wolfgang Wodarg  1:46:17

Esto no es nuevo. He tratado de encontrar un abogado así para especializarme en patentes para la Comisión (inaudible) para el Bundestag alemán hace 10 años, o hace más de 15 años. Y no lo encontramos porque tenían miedo de ser críticos con el sistema. Destruirían su propio trabajo. Esto fue muy difícil.

Reiner Fuellmich  1:46:38

Sí, tenga en cuenta que este es un problema antiguo, porque ahí es donde entra el problema. Desde la creación de la Oficina Europea de Patentes, los alemanes y los franceses, como era de esperar, han mantenido la animosidad que, ya saben, ha sido solo esta nueva versión de la animosidad que se remonta a siglos atrás. Pero cuando se creó la OEP, el papel de la oficina de patentes de Múnich se convirtió en una cuestión muy nacionalista para Alemania. Y la noción de que los examinadores de patentes alemanes y los profesionales de patentes alemanes todavía gozaban de supremacía sobre el resto de Europa se volvió dogmática. En 2003, en 2004, cuando mi organización auditó por primera vez la Oficina Europea de Patentes, y en la que demostramos que entre el 20 y el 30 por ciento de las patentes en Europa eran falsificaciones funcionales, lo que significa que se copiaron de patentes anteriores, la representación alemana de la Oficina Europea de Patentes perdió la cabeza ante la idea de que estaban haciendo algo remotamente mal. Cuando la Unión Europea nos encargó un examen de las patentes de software unos años más tarde, a petición de la delegación sueca ante la Unión Europea, y mostramos cientos y cientos de patentes de software que fueron concedidas ilegalmente por la Unión Europea a través de la OEP. Y luego descubrimos que eran los examinadores de patentes alemanes y los profesionales de patentes alemanes los responsables de su presentación. Una vez más vimos que había una enorme protesta. Y lo que ocurre es que tenemos una posición dogmáticamente sostenida, que dice que aunque se supone que la Oficina Europea de Patentes es paneuropea, todavía hay en la mente del sistema de patentes alemán una supremacía sobre el resto de Europa. Y si pones en duda algo, incluidas las patentes concedidas sobre un arma biológica, estás pisando un terreno por el que no hay perdón.

Dr Wolfgang Wodarg  1:49:09

Sí. Teníamos algunas preguntas de Transparencia Internacional, y fuimos borrados; no se siguió el tema.

Dr David Martin  1:49:17

sí. Simplemente no se puede. No es accesible, y esa es solo la tragedia de lo que desafortunadamente se ha convertido en una organización de captura regulatoria. En realidad no está haciendo el servicio público.

Reiner Fuellmich  1:50:24

Reiner traduce.

Dr David Martin  1:50:53

Bueno, gracias por el tiempo que has pasado y espero que haya sido útil.

Reiner Fuellmich  1:50:57

Fue muy útil.

Dr Wolfgang Wodarg  1:50:59

Muy servicial, muchas gracias.

Reiner Fuellmich  1:51:00

Vamos a escuchar muchos ecos. Gracias David, y que tengas un gran fin de semana.

Dr David Martin  1:51:07

Bien, cuídense todos.

Dr David Martin  1:51:08

Sí, tú también. Adiós.

Viviane Fischer  1:51:10

Adiós.

Dr Wolfgang Wodarg  1:51:11

Adiós.

Fuente: Reiner Fuellmich entrevista al Dr. David Martin – Fraude de patentes de los CDC – (covidtruths.co.uk)

“El pangolín volador”

Es el título de un gran artículo de Andreas Canetti, profesor emérito de política exterior. Con más de 26.000 palabras y 283 notas, el escrito es indispensable para el tema Covid-19, y sin ironía alguna, intuyes que poco se sabe del virus y que nada es lo que parece. La geopolítica, estrategia, guerra y economía juega y está jugando a pesar del virus. ¿Y si digo, jugó? Esto quiere decir que había personas que conocían la futura pandemia, no alguna futurible, sino esta. Y a otros que deberían saberlo, se lo ocultaron y otros o los mismos no actuaron a tiempo para no descubrir o desenmascararse a tiempo, tiempo que los acusaban de una actuación “criminal” velando la verdad o poniendo otra arista como una viga de grande en las ecuaciones, largas como el genoma de un pequeño virus.

Pero más allá de esta tesina y por ende nacida de ella hay algo intuitivo en el fin de lo que voy a exponer en dos palabras, pero antes citaré a Canetti:

…El 10 de enero, la OMS recomendó precauciones basadas en la experiencia del SRAS y el MERS. Fauci tomó la decisión de desarrollar una vacuna. El 12 de enero (hora estadounidense del 11 de enero), las autoridades chinas compartieron la secuencia genética del nuevo virus, que fue publicada por la OMS y la biblioteca pública de genes GISAID. Al día siguiente, el Centro de Investigación de Vacunas de Fauci y “el equipo de investigación de enfermedades infecciosas de Moderna finalizaron la secuencia para la vacuna contra el SARS-CoV-2 y Moderna se movilizó hacia la fabricación clínica”, escribió Moderna. Un día después de que los chinos identificaran la secuencia genética y la hicieran pública, Moderna había finalizado las secuencias de la nueva vacuna y había avanzado “hacia la fabricación clínica”. ¿Cómo es esto posible? Un productor europeo de vacunas dijo que Moderna debe haber tenido el virus antes de enero. La vacuna de Moderna había recibido subvenciones de DARPA de Michael Callahan. ¿Por qué el Departamento de Defensa estaba financiando esta vacuna? El 14 de enero, la OMS propuso nuevas precauciones”…

La investigación científica disponible, incluidos varios estudios filogenéticos, apunta a un virus de Guangdong (o más bien a un virus de Yunnan/Laos/Camboya) como el “tipo ancestral” que había mutado y luego se había propagado a otros países, o a que dicho virus había pasado por un laboratorio estadounidense y luego se había sembrado como arma biológica en muchos países, sobre todo en China, donde el brote en Wuhan en el mercado de mariscos de Huanan primero hizo que este mercado apareciera como el origen del virus. Pero en diciembre de 2019, el SARS CoV-2 en Wuhan resultó ser dos virus genéticamente distantes que indicaban un ancestro común mucho más temprano que no era de Wuhan. Los virus italianos, franceses y estadounidenses aparecieron simultáneamente o más bien antes de cualquier “virus de Wuhan” conocido, y estaban genéticamente distantes de él. No fue esto último lo que se había extendido a Italia, Francia o Estados Unidos. El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, describió estas nuevas revelaciones científicas como “brotes separados en múltiples lugares del mundo”.280 Y sea lo que sea, ciertamente no fueron los virus los que saltaron simultáneamente de los murciélagos a los humanos en “múltiples lugares del mundo”. Sin embargo, los halcones de China, como Pompeo y Pottinger, habían utilizado deliberada y persistentemente el término, “el virus de Wuhan”, y la solicitud de Pompeo al G7 de usar este término y su negativa a firmar su documento (que no se refería a “el virus de Wuhan”), nos dicen que esta expresión había estado en camino durante algún tiempo. Su persistente petición a todos los estados occidentales de responsabilizar a China por “el virus de Wuhan” indica que este era en realidad el punto con el virus ya antes de los primeros informes en China.

Trump dice: “Esto es peor que Pearl Harbor, esto es peor que el World Trade Center [911 …]. Debería haberse detenido justo en la fuente [en China]”.Como si esta pandemia, como la de Pearl Harbor y el 11 de septiembre, estuviera a punto de desencadenar una nueva guerra estadounidense, no una participación estadounidense en la Guerra Mundial como en 1941, no una “Guerra contra el Terrorismo” como en 2001, sino una “guerra híbrida” (una guerra económico-biológica) de 2021 con China que rehaga la geopolítica global. Los veinte años de “guerra contra el terrorismo” pueden ser reemplazados por veinte años de “guerra híbrida” contra China. A nivel nacional, sin embargo, el virus parece haber sido un vehículo para derribar a un Presidente errático y menos confiable. La cobertura de los medios de comunicación (el “thriller de noticias en vivo” en curso) muestra que este no es un brote viral regular. Otra cosa es otra cosa. Se trata de una Operación Especial convertida en un psyop importante. Esto no es sólo una gripe grave. Es un “ejercicio en vivo”, pero “podría ser mucho peor”, por citar a Kadlec: “habrá otra pandemia, garantizada”.

Las dos palabras que han recorrido mi columna vertebral con un sonido ronco como cuando trocean un atún de cientos de kilos a la última frase del artículo, ha sido, “La vacuna”*.

*Ni promuevo ni niego la vacuna, todos somos muy mayorcitos. Los niños son otra cosa.

G.R.M.

The Flying Pangolin, by Andreas Canetti – The Unz Review

The Flying Pangolin

It’s the title of a great article by Andreas Canetti, Emeritus Professor of Foreign Policy. With more than 26,000 words and 283 notes, the writing is essential for the Covid-19 issue, and without any irony, you sense that little is known about the virus and that nothing is what it seems. Geopolitics, strategy, war and economics play and are playing despite the virus. What if I say, he played? This means that there were people who knew about the future pandemic, not some future pandemic, but this one. And to others who should know it, they hid it from them and others or they did not act in time so as not to discover or unmask themselves in time, while they were accused of a “criminal” action, veiling the truth or putting another edge like a large beam in the equations as long as the genome of a small virus.

But beyond this thesis and therefore born from it, there is something intuitive in the end of what I am going to explain in two words, but first I will quote Canetti:

 …On January 10, WHO recommended precaution based on experience from SARS and MERS. Fauci took the decision to develop a vaccine. On January 12 (January 11 US time), Chinese authorities shared the genetic sequence of the new virus, which was published by the WHO and the public gene library GISAID. The next day, Fauci’s Vaccine Research Center and “Moderna’s infectious disease research team finalized the sequence for the SARS-CoV-2 vaccine and Moderna mobilized toward clinical manufacture”, Moderna wrote.A day after the Chinese had identified the genetic sequence and made it public, Moderna had finalized sequences for the new vaccine and moved “towards clinical manufacture”. How is this possible? A European vaccine producer told that Moderna must have had the virus before January. The Moderna vaccine had received grants from Michael Callahan’s DARPA. Why was the Defense Department financing this vaccine? On January 14, WHO proposed further precaution”…

Available scientific research, including several phylogenetic studies, point either to a Guangdong (or rather to a Yunnan/Laos/Cambodia) virus as the “ancestral type” that had mutated and then spread to other countries, or to such a virus having passed through a US lab and then been seeded as a bioweapon in many countries, not least in China, where the outbreak in Wuhan at the Huanan seafood market first made this market appear as the origin of the virus. But in December 2019, the SARS CoV-2 in Wuhan turned out to be two genetically distant viruses indicating a much earlier common ancestor that wasn’t from Wuhan. The Italian, French, and US viruses appeared simultaneous or rather before any known “Wuhan virus”, and they were genetically distant from it. It was not the latter that had spread to Italy, France, or to the US. China’s Foreign Minister Wang Yi described these new scientific revelations as “separate outbreaks in multiple places in the world”. And whatever it was, it was certainly not viruses that simultaneously jumped from bats to humans at “multiple places in the world”. However, the China hawks, like Pompeo and Pottinger, had deliberately and persistently used the term, “the Wuhan virus”, and Pompeo’s request to G7 to use this term and his refusal to sign its document (that did not refer to “the Wuhan virus”), tell us that this expression had been in the pipeline for some time. His persistent request to all Western states to hold China accountable for “the Wuhan virus” indicates that this was actually the point with the virus already before the very first reports in China. 

Trump says: “This is worse than Pearl Harbor, this is worse than the World Trade Center [911 …]. It should have been stopped right at the source [in China],” as if this pandemic, like Pearl Harbor and September 11, is about to trigger a new US war, not a US participation in World War as in 1941, not a “War on Terror” as in 2001, but a 2021 “hybrid war” (an economic-biological war) with China that will remake global geopolitics. The twenty years of “War on Terror” may be replaced by twenty years of “hybrid war” against China. Domestically, however, the virus appears to have been a vehicle to bring down an erratic and less trustworthy President. The media coverage (the ongoing “live news thriller”) shows that this is not a regular viral outbreak. It is something else. It is a Special Operation made into a major PSYOP. This is not just a serious flu. It is a “live exercise”, but “it could be much worse”, to quote Kadlec: “there will be another pandemic, guaranteed”.

The two words that have crossed my spine with a hoarse sound like when they chop a tuna of hundreds of kilos to the last sentence of the article, has been, “The vaccine”*.

* I neither promote nor deny the vaccine, we are all very old. Children are something else.

The Flying Pangolin, by Andreas Canetti – The Unz Review

El genocidio continúa a través de las vacunas, mientras los CDC luchan por engañar al público

The genocide continues through the vaccines, as the CDC scrambles to deceive the public

05/04/2021 / Por Lance D Johnson

  • En pocos meses, los CDC han divulgado 118.902 reacciones adversas y 3.848 muertes tras la vacunación covid-19. Desde sus inicios, el Sistema de Notificación de Sucesos Adversos de Vacunas (VAERS) nunca ha visto un aumento tan enorme en los informes sobre lesiones de vacunas. Desde diciembre de 2020, el total de muertes registradas tras las inyecciones experimentales de COVID es superior a las muertes registradas por todas las vacunas observadas en los últimos 15 años y medio.

Estos datos incluyen ahora a cinco niños que fueron esencialmente asesinados debido a las inyecciones. Estos niños podrían estar vivos hoy en día, enfrentando coronavirus con un sistema inmunológico saludable y ganando inmunidad de por vida, pero sus vidas fueron robadas de ellos debido a este impulso masivo y coercitivo para experimentar con adultos y niños sanos. El genocidio continúa a través de las vacunas.

Genocidio causado por investigación de vacuna contra coronavirus se convierte en genocidio por inyección

La investigación sobre el aumento de la función del coronavirus existía con el único propósito del desarrollo de vacunas. Cuando el SARS-CoV-2 escapó de la contención, los desarrolladores de vacunas ya estaban preparados para completar un experimento de vacunación en vivo utilizando código genético de la proteína de pico coronavirus. Este código genético de la proteína spike se transcribe a través de ardor o un adenovirus-vector, obligando a las células humanas a eliminar las propiedades del arma biológica. Estas vacunas experimentales tienen un historial pobre de seguridad y eficacia, pero estaban listas para ser implementadas tan pronto como se declaró la pandemia. En los meses posteriores a los encierros iniciales, se censuraron los protocolos de tratamiento eficaces y las estrategias de inmunidad natural, y se censuró a los médicos que tuvieron un éxito de tratamiento del 100%. Este apagón allanó el camino para la autorización de uso de emergencia para las vacunas, permitiendo que la investigación de ganancia de función del coronavirus pasara por su siguiente fase.

La investigación de vacunas a través de la ingeniería del virus de ganancia de función conduce a la liberación accidental o intencional de armas biológicas, causando genocidio en todo el mundo. La segunda mitad de este experimento en vivo llega a través de la “solución” en sí. Las vacunas, utilizando código genético de la bio-arma, han demostrado ser ineficaces e inseguras en un corto período de tiempo. El genocidio que se originó con la investigación inicial de la vacuna se ve agravado aún más por las propias vacunas. Es un escándalo de proporción masiva, que cobra vidas todos los días. Es un escándalo que carga los sistemas hospitalarios que no están preparados para lidiar adecuadamente con el sistema inmunológico del paciente. A pesar de que el tratamiento ha avanzado y las tasas de mortalidad han disminuido en el último año, las vacunas ahora están tomando crédito por estos aumentos, al tiempo que añaden nuevas muertes y causan inflamación sistémica en el cuerpo de las personas, inflamación que conduce a nuevos problemas de salud y complicaciones futuras de infecciones.

CDC usa fraude médico engañoso para encubrir el genocidio

Cuando llegó el momento de contabilizar muertes por covid-19, los CDC aceptaron todos los casos provisionales, casos en disputa, casos sospechosos y casos falsos positivos como la causa de la muerte de una persona, sin importar cuántos problemas de salud subyacentes contribuyeran a su muerte. Una persona que se recuperó de covid pero murió meses después podría ser codificada como una muerte covid-19. Una persona cuyos pulmones fueron destruidos en un respirador, que contrajo neumonía por esta negligencia médica, a menudo fue codificada como una muerte covid-19. Las muertes por gripe desaparecieron en 2020 y fueron codificadas como muertes por covid-19.

Sin embargo, cuando una persona muere en las horas y días posteriores a la vacunación, la vacuna se descarta inmediatamente como la causa de la muerte. Pero los adultos sanos sin problemas de salud subyacentes están muriendo después de la vacunación. Muchas muertes después de la vacunación ya ni siquiera se reportan porque los CDC mantienen la posición de que NINGUNA de estas muertes está relacionada con las vacunas; son sólo “coincidencias”. El síndrome de muerte súbita de los adultos es el nuevo síndrome de muerte súbita del lactante, y ambos fenómenos comparten un denominador común.

Este fraude médico se ve agravado por el hecho de que los CDC están instruyendo a los laboratorios de todo el país a reportar sólo pruebas posteriores a la vacunación positivas covid-19 si estas pruebas se calibran con un recuento de ciclo de amplificación inferior a veintiocho. Esto reducirá artificialmente el número de casos y muertes covid innovadores que se están notificando después de la vacunación, al tiempo que inflará artificialmente la eficacia de la vacuna. Si se utilizara el mismo estándar para las pruebas de PCR a lo largo del escándalo covid-19, entonces no habría “pandemia” y las vacunas se revelarían como la fuente de este genocidio en curso.

The genocide continues through the vaccines, as the CDC scrambles to deceive the public (vaccinedamage.news)

Vacunas COVID: Necesidad, Eficacia y Seguridad

Médicos por la Ética Covid

Este documento fue alojado originalmente en la cuenta de Doctors for Covid Ethics Medium, pero la plataforma censuró al grupo de expertos y retiró el documento, alegando que el puesto estaba “bajo investigación”.

Una versión archivada todavía está disponible aquí.

Resumen: Los fabricantes de vacunas COVID-19 han estado exentos de responsabilidad legal por los daños causados por la vacuna. Por lo tanto, es en interés de todos aquellos que autorizan, aplican y administran vacunas COVID-19 para comprender las pruebas relativas a los riesgos y beneficios de estas vacunas, ya que la responsabilidad por los daños recaerá sobre ellas.

En resumen, la evidencia y la ciencia disponibles indican que las vacunas COVID-19 son innecesarias, ineficaces e inseguras.

  • Necesidad: Los individuos inmunocompetentos están protegidos contra el SARS-CoV-2 por inmunidad celular. Por lo tanto, es innecesario vacunar a grupos de bajo riesgo. Para las personas inmunodeprimidas que caen enfermas con COVID-19 hay una gama de tratamientos médicos que se han demostrado seguros y eficaces. Por lo tanto, vacunar a los vulnerables es igualmente innecesario. Tanto los grupos inmunocompetentntes como los vulnerables están mejor protegidos contra variantes del SRAS-CoV-2 mediante inmunidad adquirida naturalmente y por medicamentos que por vacunación.
  • Eficacia: Las vacunas Covid-19 carecen de un mecanismo de acción viable contra la infección por SARS-CoV-2 de las vías respiratorias. La inducción de anticuerpos no puede prevenir infecciones por parte de un agente como el SRAS-CoV-2 que invade a través de las vías respiratorias. Además, ninguno de los ensayos vacunales ha proporcionado ninguna evidencia de que la vacunación prevenga la transmisión de la infección por individuos vacunados; por lo tanto, la vacunación para “proteger a los demás” no tiene ninguna base.
  • Seguridad: Las vacunas son peligrosas tanto para individuos sanos como para aquellos con enfermedades crónicas preexistentes, por razones como las siguientes: riesgo de alteraciones letales y no letales de la coagulación de la sangre, incluidos trastornos hemorrágicos, trombosis en el cerebro, accidente cerebrovascular y ataque cardíaco; reacciones autoinmunes y alérgicas; mejora de la enfermedad dependiente de anticuerpos; e impurezas de vacunación debido a la fabricación apresurada y a las normas de producción no reguladas.

Por lo tanto, el cálculo de riesgo-beneficio es claro: las vacunas experimentales son innecesarias, ineficaces y peligrosas. Los actores que autorizan, coaccionan o administran la vacunación experimental COVID-19 están exponiendo a las poblaciones y pacientes a riesgos médicos graves, innecesarios e injustificados.

1. LAS VACUNAS SON INNECESARIAS

1. Múltiples líneas de investigación indican que las personas inmunocompetentntes muestran inmunidad celular (células T) “robustas” y duraderas a los virus SARS-CoV [1], incluyendo SARS-CoV-2 y sus variantes [2]. La protección de células T se debe no sólo a la exposición al SARS-CoV-2 en sí, sino también a la inmunidad interactiva tras la exposición previa a coronavirus comunes de resfriado y SRAS [1,3-10]. Dicha inmunidad era detectable después de infecciones hasta 17 años antes[1,3]. Por lo tanto, las personas inmunocompetents no necesitan vacunación contra el SRAS-Cov-2.

2. La inmunidad natural de las células T proporciona una protección más fuerte y completa contra todas las cepas sars-cov-2 que las vacunas,porque la inmunidad preparada naturalmente reconoce múltiples epítopos de virus y señales costimulatorias, no sólo una sola proteína (pico). Por lo tanto, las personas inmunocompetents están mejor protegidas contra el SRAS-CoV-2 y cualquier variante que pueda surgir por su propia inmunidad que por el cultivo actual de vacunas.

3.Las vacunas han sido promocionadas como un medio para prevenir la infección asintomática [11], y por extensión “transmisión asintomática.” Sin embargo, la “transmisión asintomática” es un artefacto de procedimientos e interpretaciones de pruebas de PCR inválidos y poco fiables, lo que conduce a altas tasas de falsos positivos[12-15]. La evidencia indica que las personas asintomáticas y positivas por PCR son falsos positivos saludables, no portadoras. Un estudio exhaustivo de 9.899.828 personas en China encontró que individuos asintomáticos que dieron positivo para COVID-19 nunca infectaron a otros[16].

En cambio, los documentos citados por el Centro para el Control de Enfermedades[17,18]para justificar las afirmaciones de transmisión asintomática se basan en modelos hipotéticos, no en estudios empíricos; presentan suposiciones y estimaciones en lugar de pruebas. Prevenir la infección asintomática no es una razón viable para promover la vacunación de la población en general.

4. En la mayoría de los países, la mayoría de las personas ahora tienen inmunidad al SRAS-CoV-2[19]. Dependiendo de su grado de inmunidad cruzada adquirida previamente, no habrán tenido síntomas, síntomas leves y poco característicos, o síntomas más graves, posiblemente incluyendo anosmia (pérdida del sentido del olfato) u otros signos algo característicos de la enfermedad covid-19. Independientemente de la gravedad de la enfermedad, ahora tendrán suficiente inmunidad para protegerse de enfermedades graves en caso de exposición renovada. Esta mayoría de la población no se beneficiará en absoluto de ser vacunada.

5. La supervivencia poblacional de COVID-19 supera el 99,8% a nivel mundial[20-22]. En los países que han sido intensamente infectados durante varios meses, menos del 0,2% de la población ha muerto y sus muertes se han clasificado como “con covid19”. Covid-19 también es típicamente una enfermedad leve a moderadamente grave. Por lo tanto, la inmensa mayoría de las personas no están en riesgo por COVID-19 y no requieren vacunación para su propia protección.

6. En aquellos susceptibles a una infección grave, Covid-19 es una enfermedad tratable. Una convergencia de la evidencia indica que el tratamiento temprano con los medicamentos existentes reduce la hospitalización y la mortalidad en ~85% y 75%, respectivamente[23-27]. Estos medicamentos incluyen muchos medicamentos antiinflamatorios, antivirales y anticoagulantes probados y verdaderos, así como anticuerpos monoclonales, zinc y vitaminas C y D.

Las decisiones de la industria y del gobierno de marginar estos tratamientos probados a través del apoyo selectivo a la investigación[24],el sesgo regulatorio e incluso las sanciones directas contra los médicos que se atreven a utilizar tales tratamientos por iniciativa propia, han estado fuera de lugar con las leyes, la práctica médica estándar y la investigación existentes; el requisito legal de considerar las pruebas del mundo real ha disminuido por el camino[28].

La negación sistemática y la denigración de estas terapias eficaces ha sustentado la justificación falsa para la autorización de uso de emergencia de las vacunas, que exige que “no se disponga de un tratamiento aceptable estándar”[29]. Claramente dicho, las vacunas no son necesarias para prevenir enfermedades graves.

2. LAS VACUNAS CARECEN DE EFICACIA

1. A nivel mecanicista, el concepto de inmunidad al COVID-19 mediante inducción de anticuerpos, según la vacuna COVID-19, es un disparate médico. Virus en el aire como el SARS-CoV-2 entran en el cuerpo a través de las vías respiratorias y los pulmones, donde las concentraciones de anticuerpos son demasiado bajas para prevenir la infección. Los anticuerpos inducidos por la vacuna circulan principalmente en el torrente sanguíneo, mientras que las concentraciones en las membranas mucosas de los pulmones y las vías respiratorias son bajas.

Dado que el COVID-19 se propaga principalmente y causa enfermedades infectando estas membranas mucosas, las vacunas no tienen la marca inmunológica. Los documentos presentados por los fabricantes de vacunas a los distintos organismos reguladores no contienen pruebas de que la vacunación prevenga la infección de las vías respiratorias, lo que sería crucial para romper la cadena de transmisión. Por lo tanto, las vacunas son inmunológicamente inadecuadas para covid-19.

2. Se desconoce la eficacia de la vacuna a medio y largo plazo. La fase 3, los ensayos a medio plazo y 24 meses no estarán completos hasta 2023: No hay datos longitudinales a medio o largo plazo sobre la eficacia de la vacuna COVID-19.

3. Los datos a corto plazo no han establecido la prevención de enfermedades graves. La Agencia Europea de Medicamentos ha observado de la vacuna Comirnaty (ARN de Pfizer) que los casos graves de COVID-19 “eran raros en el estudio, y estadísticamente no se puede extraer cierta conclusión” de ella[30]. Del mismo modo, el documento de Pfizer presentado a la FDA[31] concluye que no se pudo demostrar la eficacia contra la mortalidad. Por lo tanto, no se ha demostrado que las vacunas prevengan la muerte o enfermedades graves, incluso a corto plazo.

4. Se desconocen los correlatos de protección contra el COVID-19. Los investigadores aún no han establecido cómo medir la protección contra el COVID-19. Como resultado, los estudios de eficacia están apuñalando en la oscuridad. Después de la finalización de los estudios de fase 1 y 2, por ejemplo, un artículo publicado en la revista Vaccine señaló que “sin entender los correlatos de la protección, es imposible abordar actualmente las cuestiones relativas a la protección asociada a la vacuna, el riesgo de reinserción covid-19, la inmunidad del rebaño y la posibilidad de eliminar el SARS-CoV-2 de la población humana”[32]. Por lo tanto, la eficacia de la vacuna no se puede evaluar porque aún no hemos establecido cómo medirla.

3. LAS VACUNAS SON PELIGROSAS

1. Así como el tabaquismo podría ser y se predijo que causaría cáncer de pulmón sobre la base de los primeros principios, se puede esperar que todas las vacunas basadas en genes causen coagulación de la sangre y trastornos hemorrágicos [33],basados en sus mecanismos moleculares de acción. En consonancia con esto, se han observado enfermedades de este tipo en todos los grupos de edad, lo que ha llevado a suspensiones temporales de vacunas en todo el mundo: Las vacunas no son seguras.

2. Contrariamente a las afirmaciones de que los trastornos sanguíneos después de la vacunación son “raros”, muchos efectos secundarios comunes de la vacuna (dolores de cabeza, náuseas, vómitos y “erupciones” similares al hematoma sobre el cuerpo) pueden indicar trombosis y otras anomalías graves. Además, las micrombosis difusas inducidas por la vacuna en los pulmones pueden imitar la neumonía y pueden diagnosticarse erróneamente como COVID-19. Los eventos de coagulación que actualmente reciben atención de los medios de comunicación son probablemente sólo la “punta de un enorme iceberg”[34]: Las vacunas no son seguras.

3. Debido al cebado inmunológico, se puede esperar que los riesgos de coagulación, sangrado y otros eventos adversos aumenten con cada revacunación y cada exposición intervenida al coronavirus. Con el tiempo, ya sean meses o años[35],esto hace que tanto la vacunación como los coronavirus sean peligrosos para los grupos de edad jóvenes y saludables, para quienes sin vacunación covid-19 no representa ningún riesgo sustantivo. Desde el despliegue de la vacuna, la incidencia de COVID-19 ha aumentado en numerosas zonas con altas tasas de vacunación[36-38].

Además, se han producido varias series de muertes por COVID-19 poco después de la vacunación de inicio en los hogares de la tercera edad[39,40]. Estos casos pueden haberse debido no sólo a la mejora dependiente de anticuerpos, sino también a un efecto inmunosupresor general de las vacunas, que se sugiere por el aumento de la aparición de herpes zóster en ciertos pacientes[41].

La inmunosupresión puede haber causado que una infección asintomática previamente se manifestara clínicamente. Independientemente del mecanismo exacto responsable de estas muertes notificadas, debemos esperar que las vacunas aumenten en lugar de disminuir la letalidad del COVID-19— las vacunas no son seguras.

4. Las vacunas son experimentales por definición. Permanecerán en los ensayos de fase 3 hasta 2023. Los beneficiarios son sujetos humanos con derecho a consentimiento fundamentado gratuito en virtud de Nuremberg y otras protecciones, incluida la Resolución 2361[43] de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa y la autorización de uso de emergencia de la FDA[29]. Con respecto a los datos de seguridad de los ensayos de fase 1 y 2, a pesar de los tamaños de muestra inicialmente grandes, la revista Vaccine informa de que “la estrategia de vacunación elegida para un mayor desarrollo puede haber sido dada sólo a tan solo 12 participantes”[32].

Con tamaños de muestra extremadamente pequeños, la revista señala que “serán necesarios estudios más grandes de fase 3 realizados durante períodos de tiempo más largos” para establecer la seguridad. Los riesgos que quedan por evaluar en los ensayos de fase 3 hasta 2023, con poblaciones enteras como sujetos, incluyen no sólo trombosis y anomalías hemorrágicos, pero otras respuestas autoinmunes, reacciones alérgicas, tropos desconocidos (destinos tisulares) de nanopartículas lipídicas[35], mejora dependiente de anticuerpos [43-46] y el impacto de los métodos de fabricación apresurados, dudosamente ejecutados y mal regulados[47]y al parecer inconsistentes, confiriendo riesgos de impurezas potencialmente dañinas como residuos de ADN incontrolados[48]. Las vacunas no son seguras, ni para los receptores ni para quienes las administran o autorizan su uso.

5. La experiencia inicial podría sugerir que las vacunas derivadas del adenovirus (AstraZeneca/Johnson & Johnson) causan efectos adversos más graves que las vacunas contra el ARNM (Pfizer/Moderna). Sin embargo, tras la inyección repetida, el primero pronto inducirá anticuerpos contra las proteínas del vector del adenovirus. Estos anticuerpos neutralizarán la mayoría de las partículas del virus de la vacuna y causarán su eliminación antes de que puedan infectar cualquier células, limitando así la intensidad del daño tisular.

Por el contrario, en las vacunas contra el ARNM, no hay antígeno proteico para que los anticuerpos lo reconozcan. Por lo tanto, independientemente del grado de inmunidad existente, el ARNM vacunal va a alcanzar su objetivo: las células corporales. Estos luego expresarán la proteína de pico y posteriormente sufrirán la embestida completa del sistema inmune.

Con las vacunas contra el ARNM, prácticamente se garantiza que el riesgo de eventos adversos graves aumente con cada inyección sucesiva. A largo plazo, por lo tanto, son aún más peligrosos que las vacunas vectoriales. Su aparente preferencia por este último es preocupante en el grado más alto; estas vacunas no son seguras.

4. ÉTICA Y PUNTOS JURÍDICOS A CONSIDERAR

Los conflictos de interés abundan en la literatura científica y dentro de organizaciones que recomiendan y promueven vacunas, al tiempo que demonizan estrategias alternativas (dependencia de la inmunidad natural y el tratamiento temprano). Las autoridades, los médicos y el personal médico deben protegerse evaluando muy de cerca las fuentes de su información para los conflictos de intereses.

Las autoridades, los médicos y el personal médico deben tener el mismo cuidado de no ignorar la literatura creíble e independiente sobre la necesidad, la seguridad y la eficacia de las vacunas, dadas las previsibles muertes y daños masivos que deben esperarse a menos que se detenga la campaña de vacunación.

Los fabricantes de vacunas se han eximido de responsabilidad legal por eventos adversos por una razón. Cuando se produzcan muertes y daños en las vacunas, la responsabilidad recaerá en los responsables de la autorización, administración y/o coerción de las vacunas a través de pasaportes de vacunas, ninguno de los cuales puede justificarse en un análisis sobrio de riesgo-beneficio basado en la evidencia.

Todos los actores políticos, reglamentarios y médicos que participan en la vacunación COVID-19 deben familiarizarse con el código de Nuremberg y otras disposiciones legales para protegerse.

Referencias:-

[1] Le Bert, N.; Tan, A.T.; Kunasegaran, K.; Tham, C.Y.L.; Hafezi, M.; Chía, A.; Chng, M.H.Y.; Lin, M.; Tan, N.; Linster, M.; Chia, W.N.; Chen, M.I.; Wang, L.; Ooi, E.E.; Kalimuddin, S.; Tambyah, P.A.; Bajo, J.G.; Tan, Y. y Bertoletti, A. (2020) Inmunidad de células T específica del SARS-CoV-2 en los casos de COVID-19 y SARS, y controles no infectados. Naturaleza 584:457–462. [atrás]

[2] Tarke, A.; Sidney, J.; Methot, N.; Zhang, Y.; Dan, J.M.; Goodwin, B.; Rubiro, P.; Sutherland, A.; da Silva Antunes, R.; Frazier, A. y al., e. (2021) Impacto insignificante de las variantes SARS-CoV-2 en la reactividad celular T CD4+ y CD8+ en donantes expuestos y vacunas COVID-19. bioRxiv -:x-x. [atrás]

[3] Anonymous, (2020) Los científicos descubren la inmunidad de células T específica del SARS-CoV-2 en pacientes recuperados con COVID-19 y SRAS. [atrás]

[4] Beasley, D. (2020) Los científicos se centran en cómo las células T del sistema inmunitario combaten el coronavirus en ausencia de anticuerpos. Reuters, 10/07/2020. [atrás]

[5] Bozkus, C.C. (2020) Células T específicas del SARS-CoV-2 sin anticuerpos. Nat. Rev. Inmunol. 20:463. [atrás]

[6] Grifoni, A.; Weiskopf, D.; Ramírez, S.I.; Mateus, J.; Dan, J.M.; Moderbacher, C.R.; Rawlings, S.A.; Sutherland, A.; Premkumar, L.; Jadi, R.S. y al., e. (2020) Objetivos de respuestas de células T al coronavirus SARS-CoV-2 en seres humanos con enfermedad COVID-19 y individuos no expuestos. Celda 181:1489–1501.e15. [atrás]

[7] Mateus, J.; Grifoni, A.; Tarke, A.; Sidney, J.; Ramírez, S.I.; Dan, J.M.; Hamburguesa, Z.C.; Rawlings, S.A.; Smith, D.M.; Phillips, E. y al., e. (2020) Epitopos selectivos y reactivos de células SARS-CoV-2 T en humanos no expuestos. [atrásCiencia 370:89–94. [atrás]

[8] McCurry-Schmidt, M. (2020) La exposición a coronavirus fríos comunes puede enseñar al sistema inmunitario a reconocer el SRAS-CoV-2Instituto de Inmunología La Jolla. [atrás]

[9] Palmer, S.; Cunniffe, N. y Donnelly, R. (2021) Las tasas de hospitalización covid-19 aumentan exponencialmente con la edad, inversamente proporcional a la producción de células T ttímicas. J. R. Soc. Interfaz 18:20200982. [atrás]

[10] Sekine, T.; Pérez-Potti, A.; Rivera-Ballesteros, O.; Strålin, K.; Gorin, J.; Olsson, A.; Llewellyn-Lacey, S.; Kamal, H.; Bogdanovic, G.; Muschiol, S. y al., e. (2020) Inmunidad robusta de células T en individuos convalecientes con COVID asintomático o leve-19Celda 183:158–168.e14. [atrás]

[11] Drake, J. (2021) Ahora sabemos: Las vacunas Covid-19 también previenen la infección asintomática. [atrás]

[12] Las pruebas de Bossuyt, P.M. (2020) Testing COVID-19 se enfrentan a desafíos metodológicos. Revista de epidemiología clínica 126:172–176. [atrás]

[13] Jefferson, T.; Spencer, E.; Cultivos virales brassey, J. y Heneghan, C. (2020) Cultivos virales para la evaluación de la infectividad COVID-19. Revisión sistemática. Clin. Infecta. Dis. ciaa1764:x-x. [atrás]

[14] Borger, P.; Malhotra, R.K.; Yeadon, M.; Craig, C.; McKernan, K.; Steger, K.; McSheehy, P.; Angelova, L.; Franchi, F.; Aglutinante, T.; Ullrich, H.; Ohashi, M.; Scoglio, S.; Doesburg-van Kleffens, M.; Gilbert, D.; Klement, R.J.; Schrüfer, R.; Pieksma, B.W.; Bonte, J.; Dalle Carbonare, B.H.; Corbett, K.P. y Kämmer, U. (2020) Revisión externa por pares de la prueba RTPCR para detectar el SARS-CoV-2 revela 10 defectos científicos importantes a nivel molecular y metodológico: consecuencias para resultados falsos positivos. [atrás]

[15] Mandavilli, A. (2020) Su prueba de coronavirus es positiva. Tal vez no debería ser. [atrás]

[16] Cao, S.; Gan, Y.; Wang, C.; Bachmann, M.; Wei, S.; Gong, J.; Huang, Y.; Wang, T.; Li, L.; Lu, K.; Jiang, H.; Gong, Y.; Xu, H.; Shen, X.; Tian, Q.; Lv, C.; Canción, F.; Yin, X. y Lu, Z. (2020) Postbloqueo SARS-CoV-2 detección de ácido nucleico en casi diez millones de residentes de Wuhan, China. Commun. 11:5917. [atrás]

[17] Moghadas, S.M.; Fitzpatrick, M.C.; Sah, P.; Pandey, A.; Shoukat, A.; Singer, B.H. y Galvani, A.P. (2020) Las implicaciones de la transmisión silenciosa para el control de brotes covid-19. Proc. Natl. Acad. Ciencia. U. S. A. 117:17513–17515. [atrás]

[18] Johansson, M.A.; Quandelacy, T.M.; Kada, S.; Prasad, P.V.; Steele, M.; Brooks, J.T.; Slayton, R.B.; Mayor transmisión de personal, M. y Butler, J.C. (2021) Transmisión SARS-CoV-2 de personas sin síntomas COVID-19. JAMA red abierta 4:e2035057. [atrás]

[19] Yeadon, M. (2020). Lo que SAGE se equivocó. Escepticismo de bloqueo. [atrás]

[20] Ioannidis, J.P.A. (2020) Perspectiva global de la epidemiología COVID‐19 para una pandemia de ciclo completo. Eur. J. Clin. invertir. 50:x-x. [atrás]

[21] Ioannidis, J.P.A. (2021) Conciliar las estimaciones de las tasas mundiales de propagación y mortalidad por infecciones de COVID‐19: Una visión general de las evaluaciones sistemáticas. Eur. J. Clin. invertir. -:x-x. [atrás]

[22] CDC, (2020) Resumen científico: Uso comunitario de máscaras de tela para controlar la propagación del SARS-CoV-2. [atrás]

[23] Oriente, J.; McCullough, P. y Vliet, E. (2020) Una guía para el tratamiento de COVID a domicilio. [atrás]

[24] McCullough, P.A.; Alexander, P.E.; Armstrong, R.; Arvinte, C.; Bain, A.F.; Bartlett, R.P.; Berkowitz, R.L.; Berry, A.C.; Borody, T.J.; Brewer, J.H.; Brufsky, A.M.; Clarke, T.; Derwand, R.; Eck, A.; Eck, J.; Eisner, R.A.; Fareed, G.C.; Farella, A.; Fonseca, S.N.S.; Geyer, C.E.; Gonnering, R.S.; Graves, K.E.; Bruto, K.B.V.; Hazan, S.; Held, K.S.; Hight, H.T.; Immanuel, S.; Jacobs, M.M.; Ladapo, J.A.; Lee, L.H.; Littell, J.; Lozano, yo.; Mangat, H.S.; Mármol, B.; McKinnon, J.E.; Merritt, L.D.; Oriente, J.M.; Oskoui, R.; Pompán, D.C.; Procter, B.C.; Prodromos, C.; Rajter, J.C.; Rajter, J.; Ram, C.V.S.; Ríos, S.S.; Risch, H.A.; Robb, M.J.A.; Rutherford, M.; Scholz, M.; Singleton, M.M.; Tumlin, J.A.; Tyson, B.M.; Urso, R.G.; Victoria, K.; Vliet, E.L.; Cera, C.M.; Wolkoff, A.G.; Wooll, V. y Zelenko, V. (2020) Tratamiento multirresurgente secuencial multirresurgente multifacético multifacético de la infección temprana ambulatoria de alto riesgo SARS-CoV-2 (COVID-19). Reseñas en cardiovascular medicine 21:517–530. [atrás] [atrás]

[25] Procter, {.B.C.; {APRN}, {.C.R.{.; {PA}-C, {.V.P.; {PA}-C, {.E.S.; {PA}-C, {.C.H. and McCullough, {.{.P.A. (2021) Early Ambulatory Multidrug Therapy Reduces Hospitalization and Death in High-Risk Patients with SARS-CoV-2 (COVID-19). International journal of innovative research in medical science 6:219–221. [back]

[26] McCullough, P.A.; Kelly, R.J.; Ruocco, G.; Lerma, E.; Tumlin, J.; Wheelan, K.R.; Katz, N.; Lepor, N.E.; Vijay, K.; Carter, H.; Singh, B.; McCullough, S.P.; Bhambi, B.K.; Palazzuoli, A.; De Ferrari, G.M.; Milligan, G.P.; Safder, T.; Tecson, K.M.; Wang, D.D.; McKinnon, J.E.; O’Neill, W.W.; Zervos, M. and Risch, H.A. (2021) Pathophysiological Basis and Rationale for Early Outpatient Treatment of SARS-CoV-2 (COVID-19) InfectionAm. J. Med. 134:16–22. [back]

[27] Anónimo, (2020) Base de datos en tiempo real y metanálisis de 588 estudios COVID-19. [atrás]

[28] Escándalo covid de Hirschhorn, J.S. (2021): Los federales ignoraron la ley de 2016 que exigía el uso de pruebas del mundo real. [atrás]

[29] Anónimo, (1998) Uso de emergencia de un medicamento en investigación o biológico: Orientación para juntas de revisión institucional e investigadores clínicos. [atrás] [atrás]

[30] Anónimo, (2021) Informe de evaluación de la EMA: Comirnaty. [atrás]

[31] Anónimo, (2020) Documento informativo de la FDA: Vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19. [atrás]

[32] Giurgea, L.T. y Memoli, M.J. (2020) Navegando por el Quagmire: Comparación e Interpretación de ensayos clínicos de fase 1/2 de la vacuna COVID-19. Vacunas 8:746. [atrás] [atrás]

[33] Bhakdi, S.; Chiesa, M.; Escarcha, S.; Griesz-Brisson, M.; Haditsch, M.; Hockertz, S.; Johnson, L.; Kämmerer, Ee.UU.; Palmer, M.; Reiss, K.; Sönnichsen, A.; Wodarg, W. y Yeadon, M. (2021) Carta abierta urgente de médicos y científicos a la Agencia Europea de Medicamentos sobre las preocupaciones sobre la seguridad de las vacunas COVID-19. [atrás]

[34] Bhakdi, S. (2021) Carta de refutación a la Agencia Europea de Medicamentos de Médicos por la Ética Covid, 1 de abril de 2021. [atrás]

[35] Ulm, J.W. (2020) Respuesta rápida a: ¿Las vacunas covid-19 salvarán vidas? Los ensayos actuales no están diseñados para decirnos. [atrás] [atrás]

[36] Reimann, n. (2021) Covid espió en más de una docena de estados , la mayoría con altas tasas de vacunación. [atrás]

[37] Meredith, S. (2021) Chile tiene una de las mejores tasas de vacunación del mundo. Covid está subiendo allí de todos modos. [atrás]

[38] Bhuyan, A. (2021) Covid-19: La India ve un nuevo aumento de los casos a pesar de la implantación de la vacuna. BMJ 372:n854. [atrás]

[39] Morrissey, K. (2021) Carta abierta a la Dra. Karina Butler. [back]

[40] Anónimo, (2021) Carta abierta de la Alianza de Libertad Médica del Reino Unido: Advertencia urgente de muertes relacionadas con la vacuna Covid-19 en los hogares de ancianos y cuidados. [atrás]

[41] Furer, V.; Zisman, D.; Kibari, A.; Rimar, D.; Paran, Y. y Elkayam, O. (2021) Herpes zoster después de la vacunación BNT162b2 mRNA Covid-19 en pacientes con enfermedades reumáticas inflamatorias autoinmunes: una serie de casos. Reumatología -:x-x. [atrás]

[42] Anonymous, (2021) Vacunas Covid-19: consideraciones éticas, legales y prácticas. [atrás]

[43] Tseng, C.; Sbrana, E.; Iwata-Yoshikawa, N.; Newman, P.C.; Garron, T.; Atmar, R.L.; .B La inmunización con vacunas contra el coronavirus sars conduce a la inmunopatología pulmonar en desafío con el virus del SRAS. (2012). PLoS Uno 7:e35421. [atrás]

[44] Bolles, M.; Deming, D.; Largo, K.; Agnihothram, S.; Whitmore, A.; Ferris, M.; Funkhouser, W.; Gralinski, L.; Totura, A.; Heise, M. y Baric, R.S. (2011) Una vacuna contra el coronavirus de síndrome respiratorio agudo grave doblemente inactivado proporciona protección incompleta en ratones e induce una mayor respuesta pulmonar proinoinófila eosinofílica tras el desafío. J. Virol. 85:12201–15. [atrás]

[45] Weingartl, H.; Czub, M.; Czub, S.; Neufeld, J.; Marszal, P.; Granada, J.; Smith, G.; Jones, S.; Proulx, R.; Deschambault, Y.; Grudeski, E.; Andonov, A.; Él, R.; Li, Y.; Copps, J.; Grolla, A.; Dick, D.; Berry, J.; Ganske, S.; Manning, L. y Cao, J. (2004) Inmunización con vacuna recombinante modificada del virus de la vaccinia con sede en Ankara contra el síndrome respiratorio agudo grave se asocia con hepatitis mejorada en hurones. J. Virol. 78:12672–6. [atrás]

[46] Czub, M.; Weingartl, H.; Czub, S.; Él, R. y Cao, J. (2005) Evaluación de la vacuna modificado contra el SARS recombinante basada en el virus de la vaccinia en Hurones. ]

[47] Tinari, S. (2021) La fuga de datos EMA covid-19, y lo que nos dice sobre la inestabilidad del ARNm. BMJ 372:n627 [atrás]

[48] Anonymous, (2021) Entrevista con la Dra. Vanessa Schmidt-Krüger, Audiencia #37 de la Comisión de Investigación Extraparlamentaria corona alemana 30 de enero de 2021. [atrás]

COVID Vaccines: Necessity, Efficacy and Safety – OffGuardian (off-guardian.org)

La proteína de pico SARS-CoV-2 por sí sola puede causar daño pulmonar

Utilizando un modelo de ratón recientemente desarrollado de lesión pulmonar aguda, los investigadores encontraron que la exposición a la proteína de pico SARS-CoV-2 por sí sola era suficiente para inducir síntomas similares al COVID-19, incluida la inflamación grave de los pulmones.

El SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19, está cubierto de diminutas proteínas de espiga. Estas proteínas se unen con los receptores de nuestras células, iniciando un proceso que permite al virus liberar su material genético en una célula sana.

“Nuestros hallazgos muestran que la proteína de pico SARS-CoV2 causa lesiones pulmonares incluso sin la presencia de virus intactos”, dijo Pavel Solopov, Ph.D., DVM, profesor asistente de investigación en el Centro de Investigación Frank Reidy para Bioeléctricos de la Universidad old dominion. “Este mecanismo previamente desconocido podría causar síntomas antes de que ocurra una replicación viral sustancial.”

Solopov presentará la nueva investigación en la reunión anual de la Sociedad Americana de Farmacología y Terapéutica Experimental durante la reunión virtual de Biología Experimental (EB) 2021, que se celebrará del 27 al 30 de abril.

Estudiar el SARS-CoV-2 puede ser un desafío porque los experimentos que involucran el virus intacto requieren un laboratorio de nivel 3 de bioseguridad. Para superar este obstáculo, los investigadores crearon un nuevo modelo de lesión pulmonar aguda que utiliza ratones transgénicos que expresan el receptor humano para el SARS-CoV-2 en sus pulmones.

“Nuestro modelo de ratón reduce drásticamente el peligro de hacer este tipo de investigación al permitir que la lesión pulmonar COVID-19 sea estudiada sin usar el virus intacto y vivo”, dijo Solopov. “Esto aumentará en gran medida y diversificará la capacidad de hacer investigación covid-19. Nuestro modelo también probablemente será útil para estudiar otros coronavirus”.

Los investigadores inyectaron a los ratones genéticamente modificados un segmento de la proteína de pico y analizaron su respuesta 72 horas después. Otro grupo de ratones recibió sólo solución salina para servir como control.

Los investigadores encontraron que los ratones genéticamente modificados inyectados con la proteína de pico mostraron síntomas similares al COVID-19 que incluían inflamación severa, una afluencia de glóbulos blancos en sus pulmones y evidencia de una tormenta de citoquinas, una respuesta inmune en la que el cuerpo comienza a atacar sus propias células y tejidos en lugar de simplemente luchar contra el virus. Los ratones que sólo recibieron solución salina se mantuvieron normales.

“Estos hallazgos muestran que el ratón genéticamente modificado junto con solo un segmento de la proteína spike se pueden utilizar para estudiar la lesión pulmonar SARS-CoV-2”, dijo Solopov. “Podemos utilizar esta herramienta para desarrollar una mejor comprensión de cómo la proteína del pico causa síntomas pulmonares, incluso sin el virusintacto, con el fin de desarrollar nuevas dianas y terapias para COVID-19.”

Los investigadores planean continuar esta línea de investigación mediante el uso del nuevo modelo de ratón para estudiar la eficacia de varios fármacos en la reducción de la gravedad de la lesión pulmonar aguda y COVID-19.

SARS-CoV-2 spike protein alone may cause lung damage (medicalxpress.com)

La simplicidad de una cadena argumental. Covid-19

Hay comentarios de los internautas sobre artículos que merecen el artículo en sí. Este es a mi modo de parecer el de un tal “Willen”, que ilustro a continuación:

‘Carl Sagan sobre el tema del razonamiento científico dice (entre otras cosas) que

“Si hay una cadena argumental, cada eslabón de la cadena debe funcionar (incluida la premisa), no solo la mayoría de ellos”.

Considero que ese punto es muy útil. Así que a pesar de que no sé (exactamente) cómo funciona el PCR, qué son las vacunas contra el ARNm y lo que realmente hay en ella, no necesito saber todo esto (aunque si quiero, siempre puedo intentarlo, por supuesto). Sólo tengo que encontrar el eslabón más débil para saber si Covid es el virus asesino o no para el que tenemos que bloquear países, etc.

Y el eslabón más débil para Covid19 es la premisa. Es decir, si el promedio de morir con Covid (en Países Bajos) es de 82 años, mientras que la edad promedio de muerte (en Países Bajos) fue de 80 años en el 2019, usted sabe que no hay exceso de mortalidad por Covid y que el riesgo de morir desde la vejez es el mismo que el riesgo de morir con Covid.

Todo lo demás que se desprende de esto, incluidos los encierros, los tipos de pruebas, la vacunación y el miedo de la población, es claramente absurdo’.

What’s up with our fact-checking blind spots? – OffGuardian (off-guardian.org)

The simplicity of a story line. Covid-19

There are comments from Internet users about articles that deserve the article itself. This is in my opinion that of a certain “Willen”, which I put below:

‘Carl Sagan on the issue of scientific reasoning says (amongst others) that

‘If there’s a chain of argument, every link in the chain must work (including the premise)—not just most of them.’

I consider that point as very useful. So even though I do not know (exactly) how the pcr thingy works, what mRNA vaccines are and what is actually in it, I do not need to know all this (although if I want to, I can always try of course). I only have to find the weakest link in order to know if covid is the killer virus or not for which we have to lockdown countries, etc.

And the weakest link for covid19=the premise. That is, if the average of dying with covid (in NL) is 82 years, while the average age of death (in NL) was 80 years in 2019, you know that there is no excess mortality from covid and that the risk of dying from old age is the same as the risk of dying with covid.

All the rest that follows from this, including lockdowns, types of testing, vaccination, and the population being (made) frightened, is plainly absurd’.

¿Podrían las vacunas contra el ARNm alterar permanentemente el ADN? La ciencia reciente sugiere que podrían.

Could mRNA Vaccines Permanently Alter DNA? Recent Science Suggests They Might.

Por Equipo de Defensa de la Salud Infantil

La investigación sobre el ARN SARS-CoV-2 realizada por científicos de Harvard y el MIT tiene implicaciones sobre cómo las vacunas contra el ARNM podrían alterar permanentemente el ADN genómico, según Doug Corrigan, Ph.D., un biólogo bioquímico-molecular que dice que se necesita más investigación.

Durante el año pasado, sería casi imposible para los estadounidenses no darse cuenta de la decisión de los medios de comunicación de hacer de las vacunas la narrativa dominante de COVID, apresurada a hacerlo incluso antes de que ocurrieran muertes atribuidas al coronavirus.

La cobertura inclinada de los medios de comunicación ha proporcionado un impulso particularmente fructífero de las relaciones públicas para las vacunas con ARN mensajero (ARNM), décadas en desarrollo pero nunca aprobadas para uso humano, ayudando a acercar la tecnología experimental a la línea de meta regulatoria.

En circunstancias ordinarias, el cuerpo produce (“transcribes”) ARNm a partir del ADN en el núcleo de una célula. A continuación, el ARNM viaja fuera del núcleo hacia el citoplasma, donde proporciona instrucciones sobre qué proteínas hacer.

En comparación, las vacunas contra el ARNM envían su carga útil de ARNm sintetizada químicamente (incluida con instrucciones de fabricación de proteínas de pico) directamente al citoplasma.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y la mayoría de los científicos de vacunas contra el ARNM, el dinero se detiene allí: las vacunas contra el ARNM “no afectan ni interactúan con nuestro ADN de ninguna manera”, dicen los CDC. Los CDC afirman primero que el ARNM no puede entrar en el núcleo de la célula (donde reside el ADN), y segundo, que la célula , al estilo Misión Imposible, “se deshace del ARNm poco después de que termine de usar las instrucciones”.

Una preimpresión de diciembre sobre el SARS-CoV-2, por científicos del Instituto Tecnológico de Harvard y Massachusetts (MIT), produjo hallazgos sobre coronavirus salvajes que plantean preguntas sobre cómo funciona el ARN viral.

Los científicos llevaron a cabo el análisis porque estaban “perplejos por el hecho de que hay un número respetable de personas que están dio positivo para COVID-19 por PCR mucho después de que la infección se había ido”.

Sus hallazgos clave fueron los siguientes: los RNAs SARS-CoV-2 “pueden ser transcritos inversamente en células humanas”, “estas secuencias de ADN se pueden integrar en el genoma celular y posteriormente ser transcritas” (un fenómeno llamado “integración retro”) y hay vías celulares viables para explicar cómo sucede esto.

Según el doctor en bioquímica y biólogo molecular Dr. Doug Corrigan,estos importantes hallazgos (que van en contra del “dogma biológico actual”) pertenecen a la categoría de “Cosas que estábamos absolutamente e inequívocamente seguros de que no podían suceder lo que realmente sucedió”.

Los hallazgos de los investigadores de Harvard y el MIT también pusieron las suposiciones de los CDC sobre las vacunas contra el ARNM en terreno más inestable, según Corrigan. De hecho, un mes antes de que apareciera la preimpresión Harvard-MIT, Corrigan ya había escrito un blog en el que se esbozaban posibles mecanismos y vías por las que las vacunas contra el ARNM podían producir el fenómeno idéntico.

En una segunda entrada de blog, escrita después de que la preimpresión salió a la bolsa, Corrigan enfatizó que los hallazgos de Harvard-MIT sobre el ARN coronavirus tienen implicaciones importantes para las vacunas contra el ARNM, un hecho que describe como “el gran elefante en la habitación”. Aunque no afirma que el ARN de la vacuna necesariamente se comportará de la misma manera que el ARN coronavirus , es decir, alterando permanentemente el ADN genómico, Corrigan cree que la posibilidad existe y merece un escrutinio estrecho.

En opinión de Corrigan, la contribución de la preimpresión es que “valida que esto es al menos plausible, y muy probablemente probable”.

transcripción inversa

Como la frase “transcripción inversa” implica, la vía de ADN a ARNm no siempre es una calle de un solo sentido. Las enzimas llamadas transcriptasas inversas también pueden convertir el ARN en ADN, permitiendo que esta última se integre en el ADN en el núcleo celular.

Tampoco es poco frecuente la transcripción inversa. Los genetistas informan que “más del 40% de los genomas de mamíferos comprenden los productos de la transcripción inversa”.

La evidencia preliminar citada por los investigadores de Harvard-MIT indica que las enzimas transcriptasa inversas endógenas pueden facilitar la transcripción inversa de los ANR coronavirus y desencadenar su integración en el genoma humano.

Los autores sugieren que si bien las consecuencias clínicas requieren más estudio, los efectos perjudiciales son una posibilidad distinta y, dependiendo de los “sitios de inserción en el genoma humano” de los fragmentos virales integrados y del estado de salud subyacente de un individuo, podrían incluir “una respuesta inmune más grave … como una ‘tormenta de citoquinas’ o reacciones autoinmunes”.

En 2012, un estudio sugirió que la integración del genoma viral podría “conducir a consecuencias drásticas para la célula huésped, incluyendo la alteración genética, la mutagénesis insertal y la muerte celular”.

Corrigan hace un punto de decir que las vías hipotizadas para facilitar la retro-integración del ARN viral – o vacuna – en el ADN “no son desconocidas para las personas que entienden la biología molecular a un nivel más profundo”.

Aun así, la discusión de la preimpresión sobre la transcripción inversa y la integración del genoma provocó una vorágine de comentarios negativos de lectores reacios a repensar el dogma biológico, algunos de los cuales incluso abogaron por la retractación (aunque las preimpresiones son, por definición, inéditas) con el argumento de que “teóricos de la conspiración … llevará este documento a la “prueba” de que las vacunas contra el ARNM pueden, de hecho, alterar su código genético”.

Los lectores más reflexivos estuvieron de acuerdo con Corrigan en que el documento plantea preguntas importantes. Por ejemplo, un lector declaró que falta evidencia confirmatoria “para mostrar que la proteína de pico sólo se expresa por un corto período de tiempo (digamos 1-3 días) después de la vacunación”, y agregó: “Creemos que este es el caso, pero no hay evidencia para eso”.

De hecho, el tiempo que el ARNm sintético de las vacunas —y por lo tanto las instrucciones para que las células sigan fabricando proteína de espiga— persisten dentro de las células es una pregunta abierta.

Normalmente, el ARN es una molécula “notoriamente frágil” e inestable. Según los científicos, “esta fragilidad es cierta en el ARNm de cualquier ser vivo, ya sea que pertenezca a una planta, bacterias, virus o humanos”.

Pero el ARN sintético en las vacunas COVID es una historia diferente. De hecho, el paso que finalmente permitió a los científicos y fabricantes de vacunas resolver su impasse de la vacuna contra el ARNM de décadas fue cuando descubrieron cómo modificar químicamente el ARNM para aumentar su estabilidad y longevidad, es decir, producir ARN “que se queda en la célula mucho más tiempo que el ARN viral, o incluso arneses que nuestra célula normalmente produce para la producción normal de proteínas”.

Nadie sabe lo que está haciendo el ARNm sintético mientras está “dando vueltas”, pero Corrigan especula que su mayor longevidad aumenta la probabilidad de que “se convierta en ADN”.

Además, debido a que el ARNM de la vacuna también está diseñado para ser más eficiente al traducirse en proteínas, “los efectos negativos podrían ser más frecuentes y más pronunciados con la vacuna en comparación con el virus natural”.

Señales de dólar

Corrigan reconoce que algunas personas pueden rechazar sus advertencias, diciendo: “Si el virus es capaz de lograr esto, entonces ¿por qué debería importarme si la vacuna hace lo mismo?”

Tiene una respuesta lista y convincente:

“Hay una gran diferencia entre el escenario en el que las personas al azar, y sin darse cuenta, tienen su genética en mono porque estaban expuestas al coronavirus, y el escenario en el que vacunamos deliberadamente a miles de millones de personas mientras les decimos que esto no está sucediendo”.

Lamentablemente, la actitud predominante parece ser que la “carrera para vacunar al público” justifica la asunción de estos riesgos adicionales.

A mediados de noviembre, después de que el Jerusalem Post dijera a los lectores que “cuando el mundo comience a inocularse con estas vacunas completamente nuevas y revolucionarias, no sabrá prácticamente nada sobre sus efectos a largo plazo”, un director de hospital israelí argumentó que no vale la pena esperar dos años más para eliminar los “riesgos únicos y desconocidos” o los posibles efectos a largo plazo de las vacunas contra el ARNM.

En los Estados Unidos, el entusiasmo por la tecnología de ARNm es igualmente sin restricciones. Apenas unos días después de que los CDC publicaran datos actualizados que mostraban que más de 2.200 muertes de personas que habían recibido las vacunas contra el ARNm Pfizer o Moderna habían sido reportadas a partir del 26 de marzo, The Atlantic elogió la tecnología, sugiriendo que la “ingeniosa” tecnología sintética de ARNM detrás de las vacunas COVID de Pfizer y Moderna representaba un “avance” que podría “cambiar el mundo”.

En lugar de descartar la perspectiva de la integración retro del ADN extranjero como una “teoría de la conspiración”, los científicos deberían estar llevando a cabo estudios con el ARNm vacunado para evaluar los riesgos reales.

Por ejemplo, Corrigan cree que si bien los datos in vitro en líneas celulares humanas (una de las fuentes de datos examinadas por los investigadores de Harvard-MIT) ofrecen resultados “herméticos”, todavía hay una necesidad de demostrar concluyentemente la alteración genómica de la vida real a través de “PCR, secuenciación de ADN o Blot del Sur … ADN genómico purificado de pacientes con COVID-19″ y individuos vacunados.

Sin embargo, en lugar de abordar estas brechas de investigación, las empresas están salivando sobre el potencial de utilizar el ARNm editado por humanos para “comandar nuestra maquinaria celular” y “hacer casi cualquier proteína bajo el sol”.

Un comunicado de prensa del 10 de marzo en el que se pronunciaban las vacunas contra el ARNM, los claros ganadores de la carrera vacunal COVID-19 señalaron que todas las principales compañías farmacéuticas están ahora “probando la tecnología [mRNA] mediante la celebración de acuerdos de licencia y/o colaboración con empresas de ARN bien establecidas”.

En viejos dibujos animados de Disney, los espectadores a menudo presenciaban al tío rico del Pato Donald, Scrooge McDuck, “ojos abultados [se convierten] en signos de dólares de máquinas tragamonedas de Las Vegas de gran tamaño” al contemplar oportunidades para aumentar su ya inmensa riqueza.

A juzgar por la disposición de los ejecutivos de las compañías farmacéuticas a pasar por alto los riesgos a largo plazo y posiblemente multigeneracionales de las vacunas contra el ARNM, deben estar igualmente atraídos por visiones de signo de dólar de una interminable cartera de productos de ARNm “plug and play”.

Could mRNA Vaccines Permanently Alter DNA? Recent Science Suggests They Might. • Children’s Health Defense

Ex vicepresidente de Pfizer: ‘Totalmente posible, esto se utilizará para la despoblación a gran escala’

Exclusive: Former Pfizer VP to AFLDS: ‘Entirely possible this will be used for massive-scale depopulation’

por Mordechai Sones

Los Médicos de Primera Línea de Estados Unidos (AFLDS) hablaron con el ex Vicepresidente y Director científico de Pfizer, Dr. Mike Yeadon, sobre sus puntos de vista sobre la vacuna COVID-19, hidroxicloroquina e ivermectina, las autoridades reguladoras y más.

Al principio, el Dr. Yeadon dijo: “Soy muy consciente de los crímenes globales contra la humanidad perpetrados contra una gran proporción de la población mundial.

“Siento un gran miedo, pero no me disuaden de dar testimonio de expertos a múltiples grupos de abogados capaces como Rocco Galati en Canadá y Reiner Fuellmich en Alemania.

“No tengo ninguna duda de que estamos en presencia del mal (no una determinación que he tomado antes en una carrera de investigación de 40 años) y productos peligrosos.

“En el Reino Unido, está muy claro que las autoridades están empeñadas en un curso que dará lugar a la administración de ‘vacunas’ a tanta población como puedan. Esto es una locura, porque incluso si estos agentes fueran legítimos, la protección sólo es necesaria por aquellos con un riesgo notablemente elevado de muerte por el virus. En esas personas, incluso podría haber un argumento de que vale la pena asumir los riesgos. Y definitivamente hay riesgos que son lo que yo llamo “mecanicista”: incorporado en la forma en que funcionan.

“Pero todas las demás personas, las que están en buen estado de salud y menores de 60 años, tal vez un poco mayores, no perecen por el virus. En este gran grupo, es totalmente poco ético administrar algo novedoso y para el que el potencial de efectos no deseados después de unos meses es completamente poco característico.

“En ninguna otra época sería prudente hacer lo que se dice como la intención.

“Como lo sé con certeza, y sé que los que lo conducen también lo saben, tenemos que preguntar: ¿Cuál es su motivo?

“Aunque no lo sé, tengo respuestas teóricas fuertes, sólo una de las cuales se relaciona con el dinero y ese motivo no funciona, porque el mismo cuántico se puede llegar duplicando el costo unitario y dando el agente a la mitad de la gente. Dilema resuelto. Así que es otra cosa.
Apreciando que, por toda la población, también se pretende que los niños menores y eventualmente los bebés sean incluidos en la red, y eso es lo que interpreto como un acto malvado.

“No hay ninguna razón médica para ello. Sabiendo como lo hago que el diseño de estas “vacunas” resulta, en la expresión en los cuerpos de los receptores, la expresión de la proteína de pico, que tiene efectos biológicos adversos propios que, en algunas personas, son perjudiciales (iniciar la coagulación de la sangre y activar el ‘sistema de complemento’ inmune), estoy decidido a señalar que aquellos que no están en riesgo de este virus no deben estar expuestos al riesgo de efectos no deseados de estos agentes.”

AFLDS: La decisión de la Corte Suprema de Israel la semana pasada de cancelar las restricciones de vuelo covid dijo: “En el futuro, cualquier nueva restricción a los viajes hacia o fuera de Israel necesita, en términos legales, una base integral, fáctica y basada en datos”.

En una charla que dio hace cuatro meses, dijiste

“La duración más probable de la inmunidad a un virus respiratorio como el SARS CoV-2 es de varios años. ¿Por qué digo eso? En realidad tenemos los datos de un virus que arrasó partes del mundo hace diecisiete años llamado SARS, y recordamos que el SARS CoV-2 es un 80% similar al SRAS, así que creo que esa es la mejor comparación que cualquiera puede proporcionar.

“La evidencia es clara: estos inmunólogos celulares muy inteligentes estudiaron a todas las personas que podían conseguir que habían sobrevivido al SRAS hace 17 años. Tomaron una muestra de sangre, y analizaron si respondieron o no al SRAS original y todos lo hicieron; todos tenían una memoria celular T perfectamente normal y robusta. En realidad también estaban protegidos contra el SARS CoV-2, porque son muy similares; es inmunidad cruzada.

“Por lo tanto, yo diría que los mejores datos que existen es que la inmunidad debe ser robusta durante al menos 17 años. Creo que es totalmente posible que sea de por vida. El estilo de las respuestas de las células T de estas personas era el mismo que si te hubieran vacunado y luego vuelves años más tarde para ver si esa inmunidad se ha conservado. Así que creo que la evidencia es realmente fuerte de que la duración de la inmunidad será de varios años, y posiblemente de por vida.

En otras palabras, la exposición previa al SRAS – es decir, una variante similar al SARS CoV-2 – otorgó inmunidad al SARS CoV-2.

El gobierno de Israel cita nuevas variantes para justificar bloqueos, cierres de vuelos, restricciones y emisión de pasaportes verdes. Dado el veredicto de la Corte Suprema, ¿cree que es posible adelantar futuras medidas gubernamentales con información precisa sobre variantes, inmunidad, inmunidad de rebaño, etc. que podrían proporcionarse a los abogados que impugnarán esas medidas futuras?

Yeadon: “Lo que delineé en relación con la inmunidad al SRAS es precisamente lo que estamos viendo con el SARS-CoV-2.
El estudio es de uno de los mejores laboratorios en su campo.

“Por lo tanto, teóricamente, las personas podrían probar su inmunidad de células T midiendo las respuestas de las células en una pequeña muestra de su sangre. Hay tales pruebas, no son de “alto rendimiento” y es probable que cueste unos pocos cientos de USD cada una en escala. Pero no miles. La prueba que conozco aún no está disponible comercialmente, pero la investigación sólo en el Reino Unido.

“Sin embargo, espero que la compañía pueda ser inducida a proporcionar kits de prueba “para la investigación” a escala, sujeto a un acuerdo. Si usted fuera a organizar para probar unos pocos miles de israelíes no vacunados, puede ser una espada de doble filo. Según otras experiencias de los países, el 30-50% de las personas tenían inmunidad previa y además alrededor del 25% han sido infectadas y ahora son inmunes.

“Personalmente, no me gustaría tratar con las autoridades en sus propios términos: que se sospecha que usted es una fuente de infección hasta que se demuestre lo contrario. No deberías estar demostrando que no eres un riesgo para la salud de los demás. Aquellos sin síntomas nunca son una amenaza para la salud de los demás. Y en cualquier caso, una vez que los que están preocupados por el virus son vacunados, simplemente no hay argumentos para que nadie más necesite ser vacunado”.

Mi comprensión de una “vacuna con fugas” es que sólo disminuye los síntomas en los vacunados, pero no detiene la transmisión; por lo tanto, permite la propagación de lo que luego se convierte en un virus más mortal.

Por ejemplo, en China utilizan deliberadamente vacunas con fugas contra la gripe aviar para sacrificar rápidamente bandadas de pollo, porque los no vacunados mueren en un plazo de tres días. En la enfermedad de Marek, de la que necesitaban salvar a todos los pollos, la única solución era vacunar al 100% del rebaño, porque todos los no vacunados tenían un alto riesgo de muerte. Así que cómo se utiliza un vax con fugas es impulsado por la intención, es decir, es posible que la intención puede ser causar un gran daño a los no vacunados.

Por lo general, las cepas más fuertes no se propagan a través de una población porque matan al huésped demasiado rápido, pero si los vacunados experimentan sólo una enfermedad menos grave, entonces propagan estas cepas a los no vacunados que contraen enfermedades graves y mueren.

¿Está de acuerdo con esta evaluación? Además, ¿está de acuerdo en que si los no vacunados se convierten en los susceptibles, la única manera de avanzar es la profilaxis HCQ para aquellos que aún no han tenido COVID-19?

¿Funcionaría el Protocolo Zelenko contra estas cepas más fuertes si este es el caso?

Y si muchos ya tienen la mencionada “inmunidad sars de 17 años”, ¿no protegería eso de ninguna súper variante?

“Creo que la historia de Gerrt Vanden Bossche es altamente sospechosa. No hay ninguna evidencia de que la vacunación esté liderando o conduzca a “variantes peligrosas”. Me preocupa que sea una especie de truco.

“Como regla general, las variantes se forman muy a menudo, rutinariamente, y tienden a volverse menos peligrosas y más infecciosas con el tiempo, a medida que entra en equilibrio con su huésped humano. Las variantes generalmente no se vuelven más peligrosas.

“Ninguna variante difiere de la secuencia original en más de un 0,3%. En otras palabras, todas las variantes son al menos un 99,7% idénticas a la secuencia wuhan.

“Es una ficción, y una malvada en eso, que las variantes son probables para “escapar de la inmunidad”.

“No sólo es intrínsecamente improbable – porque este grado de similitud de variantes significa cero posibilidades de que una persona inmune (ya sea de infección natural o de vacunación) se enferme por una variante – sino que está empíricamente apoyada por investigaciones de alta calidad.

“La investigación a la que me refiero muestra que las personas que se recuperan de una infección o que han sido vacunadas todos tienen una amplia gama de células inmunes que reconocen TODAS las variantes.

Este trabajo muestra POR QUÉ el amplio reconocimiento molecular por parte del sistema inmune hace que los pequeños cambios en las variantes sean irrelevantes.

“No puedo decir lo suficiente: Las historias en torno a las variantes y la necesidad de recargar las vacunas son FALSAS. Me preocupa que haya una razón muy maligna detrás de todo esto. Ciertamente no está respaldado por las mejores maneras de mirar la inmunidad. Las afirmaciones siempre carecen de sustancia cuando se examinan, y utilizan varios trucos, como la manipulación de condiciones para probar la eficacia de los anticuerpos. Los anticuerpos probablemente no tienen importancia en la protección del huésped contra este virus. Ha habido algunos “experimentos naturales”, personas que desafortunadamente no pueden fabricar anticuerpos, pero son capaces con bastante éxito de repeler este virus. Definitivamente están mejor con anticuerpos que sin ellos. Menciono a estos pacientes raros porque muestran que los anticuerpos no son esenciales para albergar inmunidad, por lo que algunas pruebas inventadas en un laboratorio de anticuerpos y virus variantes diseñados NO justifican la necesidad de recargar las vacunas.

“Las únicas personas que pueden seguir siendo vulnerables y necesitan profilaxis o tratamiento son las personas mayores y/o enfermas y no desean recibir una vacuna (como es su derecho).

“La buena noticia es que hay múltiples opciones disponibles: hidroxicloroquina, ivermectina, budesonida (esteroide inhalado utilizado en asmáticos), y por supuesto vitamina D oral, zinc, azitromicina, etc. Estos reducen la gravedad hasta tal punto que este virus no necesitaba convertirse en una crisis de salud pública”.

¿Siente que la FDA hace un buen trabajo regulando las grandes farmacéuticas? ¿De qué manera se sortean las grandes farmacéuticas alrededor del regulador? ¿Siente que lo hicieron por la inyección de ARNM?

“Hasta hace poco, tenía un gran respeto por los reguladores mundiales de medicamentos. Cuando estaba en Pfizer, y más tarde CEO de una biotecnología que fundé (Ziarco, más tarde adquirida por Novartis), interactuamos respetuosamente con la FDA, la EMA y la MHRA del Reino Unido.
Siempre interacciones de buena calidad.

“Recientemente, me di cuenta de que la Fundación Bill & Melinda Gates (BMGF) había hecho una subvención a la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA)! ¿Puede ser apropiado? Están financiados con dinero público. Nunca deben aceptar dinero de un organismo privado.

“Así que aquí hay un ejemplo donde el regulador del Reino Unido tiene un conflicto de intereses.

“La Agencia Europea de Medicamentos no requirió ciertas cosas como se revela en el ‘hackeo’ de sus archivos durante la revisión de la vacuna Pfizer.

“Puedes encontrar ejemplos en el “Comité Corona” de Reiner Fuellmich en línea.

“Así que ya no creo que los reguladores sean capaces de protegernos. Por lo tanto, la «aprobación» no tiene sentido.

“El Dr. Wolfgang Wodarg y yo solicitamos a la EMA el 1 de diciembre de 2020 sobre las vacunas genéticas. Nos ignoraron.

“Recientemente, les escribimos en privado, advirtiendo de coágulos de sangre, nos ignoraron. Cuando hicimos pública nuestra carta, fuimos completamente censurados. Días después, más de diez países detuvieron el uso de una vacuna citando coágulos sanguíneos.

“Creo que el gran dinero de las farmacéuticas más el efectivo de BMGF crea el entorno donde decir que no simplemente no es una opción para el regulador.

“Debo volver al tema de las ‘vacunas de recarga’ (inyecciones de refuerzo) y es toda esta narrativa la que me temo que explotará y utilizó para ganar un poder sin precedentes sobre nosotros.

“Por favor, advierta a cada persona que no se acerque a las vacunas de recarga. No hay absolutamente ninguna necesidad de ellos.

“Como no hay necesidad de ellos, sin embargo, se están haciendo en las farmacéuticas, y los reguladores se han mantenido a un lado (sin pruebas de seguridad), sólo puedo deducir que se utilizarán con fines nefastos.

“Por ejemplo, si alguien quisiera dañar o matar a una proporción significativa de la población mundial en los próximos años, los sistemas que se están poniendo en marcha en este momento lo permitirán.

“Mi opinión es que es totalmente posible que esto se utilice para la despoblación a gran escala”.

Exclusive: Former Pfizer VP to AFLDS: ‘Entirely possible this will be used for massive-scale depopulation’ – America’s Frontline Doctors

Oponerse a la dictadura sanitaria perjudica gravemente la salud

Opposing the health dictatorship seriously harms health

Burundi y Tanzania compartieron la oposición de sus dirigentes ante las medidas de la OMS. El presidente de Burundi, Pierre Nkurunziza, expulsó a los sicarios de la OMS de su país, mientras que el presidente tanzano, John Magufuli, químico, hizo lo propio, tras demostrar al mundo que los test PCR con los que querían justificar la inexistente epidemia, ofrecían falsos positivos, tanto en muestras obtenidas en papayas, como en aceite de coche o en cabras. Twitter.

La osadía de estos presidentes les ha costado la vida, ambos han sufrido un desafortunado “infarto” como advertencia al resto sobre que va a suceder a cualquiera que no colabore con los psicópatas que controlan el mundo

Estamos ante dos mártires de la lucha contra la dictadura mundial, pero una historia escrita por estos asesinos, olvidará pronto y pervertirá la memoria sobre estos y todos los que se oponen a el N.O.M.

Por supuesto sus sucesores han tomado buena nota de lo que les espera si no colaboran y de lo rentable que puede resultar para ellos que lo hagan. No habrá que extrañarse, pues, de que de las ínfimas cifras de muertes atribuidas al coronavirus en dichos países (recordemos que los diez países más pobres de Africa han tenido, en conjunto, menos víctimas mortales del Covid que la Comunidad Autónoma de Madrid, por tener un referente) pasemos en breve a elevadas tasas de mortalidad que “obliguen” a las autoridades a abrir las puertas a las “salvadoras” compañías farmacéuticas.

A estas alturas debería entenderse que a pesar de ser un negocio millonario, no se trata solo de dinero. También que estamos solo al principio de algo mucho peor de lo que las mentes más retorcidas puedan sospechar.

(Fuente: Astillas de realidad)

Cronología de la vacuna COVID-19: Objetivo final

COVID-19 Vaccine Timeline: Final Goal

Cronología y objetivo final de la vacuna COVID 19

La cronología y el objetivo final de la vacuna COVID 19,  es el único propósito de este informe. Dando a conocer al mundo el resultado de una seria, objetiva y minuciosa investigación. Realizada  por especialistas en el campo de la virología y la genética que arroja devastadoras conclusiones sobre el actual desarrollo de la vacuna para el virus SARS-COV 2 .

Este estudio se ha dado en el marco del más riguroso análisis de los datos objetivos y de las publicaciones científicas que lo comprometen.

Es de sumo interés público la difusión de este informe, así como su evaluación por parte de la comunidad científica y de todas las autoridades de carácter tanto públicas como privadas. Exhortamos, por otra parte, a todos los medios de comunicación a dar conocimiento público de forma urgente este documento, ya que sus conclusiones finales evidencian con total claridad que el desarrollo por demás apresurado y falto de todos los estándares apropiados para llevar adelante la vacuna para el virus SARS-COV 2 comprometiendo gravemente la salud pública actual y el futuro de la humanidad.

La hipótesis planteada: La enzima convertidora de angiotensina 2 (ACE2) es el objetivo (target) de acción del desarrollo de la vacuna para la prevención del Covid-19.

El presente documento posibilitará la lectura e interpretación  de publicaciones científicas ordenadas cronológicamente. Ello  mostrará los distintos aspectos que tienen que ver con el relato científico de todo lo que hoy está ocurriendo con la pandemia.

Este informe será distribuido a través de los diferentes medios de difusión. Mostrándose primero  en el ámbito científico y luego para todo el público en general.  Su difusión será  a través de las redes sociales, plataformas web, y por cualquier otro medio de comunicación visual, oral o escrito.

Ver estudio completo

Virus archivos – Médicos Por La Verdad España (medicosporlaverdad.net)

La COVID-19 es un Síndrome de Inmunodeficiencia Mediada por Tóxicos y/o por Vacunas

COVID-19 IS AN IMMUNODEFICIENCY SYNDROME MEDIATED BY TOXIC AND / OR VACCINES.

¿Por qué los científicos que discuten el discurso oficial sobre el SARS-Cov-2 y la Covid-19 son silenciados, censurados y ocultados? ¿No deberían tener una sola oportunidad de exponer y debatir sus teorías? Aquí, un artículo por científicos con un extracto lleno de sentido común:

“Es absurdo decir que un mismo virus puede producir cuadros clínicos tan diversos
como la ausencia de síntomas, el resfriado leve, la neumonía intersticial bilateral y la
vasculitis multiorgánica con tormenta de citoquinas aguda y mortal. Si se producen
estas enormes diferencias clínicas es debido al paciente, a su estado inmunológico, no
al virus. Por lo tanto urge estudiar qué determina dicho estado inmune.”

Cuando empezamos a saber de la “nueva enfermedad” supuestamente producida por el nuevo virus chino Sars-CoV-2, apenas sabíamos que era una neumonía intersticial bilateral. Luego supimos que había enfermos que fallecían por un síndrome inflamatorio hiperagudo o “Tormenta de Citocinas” y finalmente, cuando desoyendo las recomendaciones de la OMS un grupo de patólogos italianos empezaron a hacer autopsias supimos que los endotelios de diversos vasos sanguíneos, incluidas arterias, estaban dañados, trombosados y en ellos se producía acúmulo de NETs (trampas o redes de cromatina de neutrófilos apoptóticos).

Durante el verano y otoño de 2020, aunque se ha estado repitiendo reiterativamente por el oficialismo y los mass media que estábamos inmersos en supuestos rebrotes y “segundas olas” de covid-19, la clínica y fisiopatología de la citada covid no tenía nada que ver con la epidemia primaveral que se produjo de forma cuasi sincrónica, en muchos países del viejo mundo. Apenas catarros y asintomáticos: casos PCR positivo y alguna neumonía.

Un virólogo de la universidad de Zürich, nos confirma en el otoño-invierno de 2020 que el SarsCov2, según el modelo elaborado en Wuhan con la supuesta intención de crear una vacuna contra el VIH, se había extinguido por sí mismo. Su amiga, la patóloga Dra. Schmied de la Universidad de Ulm, utilizando fotos con el electromicroscopio del lavado bronquial de pacientes con Covid y haciendo posteriormente un cultivo celular, encuentra sólo en pacientes inmunodeprimidos con sintomatologia pulmonar, algunas particulas virales, de las cuales las menos son coronavirus. Sobre todo encuentra estafilococos, estreptococos, adenovirus y sorprendentemente, muy frecuentemente, Borrelia, y las Borrelias sabemos que aparecen en inmunosupresión. Curiosamente en el Lyme crónico (en relación con Borrelia burgdorferi) se observa un aumento de la actividad de Nagalasa y parece ser que la nagalasa se comporta como antagonista de la vitamina D activa. (1-25-dihidroxi vitamina D).

También sabemos que la bacteria Prevotella spp. (germen oportunista en flora bucal) se ha asociado frecuentemente con covid-grave: (1)

Por otra parte, sabemos que los pesticidas y herbicidas contienen sustancias que se comportan como lipoxinas, es decir, como citocinas depresoras del sistema inmune, y que las personas con obesidad sufren una covid más grave. Como los pesticidas son liposolubles y se acumulan en el tejido adiposo, ésta puede ser una razón de dicha susceptibilidad.

Ver documento completo

Virus archivos – Médicos Por La Verdad España (medicosporlaverdad.net)

¿POR QUÉ NO HAY UNA VACUNA CON VIRUS ATENUADO? (Covid19)

Supongo que en el mundo en el que vivimos hoy en día, se puede preguntar sin ser borrado de Internet y sin que te señalen como “negacionista”. Peligro.

Según la CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU.), hay o habrá tres clases de vacunas para el COVID-19: 1) Las vacunas ARNm; 2) Las vacunas de subunidades proteicas y 3) Las vacunas de vectores.

Como bien dice la CDC, Para despertar la respuesta inmunitaria, el sistema de muchas vacunas consiste en inyectar el germen atenuado o inactivado en nuestros organismos. Pero ninguna de las tres vacunas propuestas, son del tipo “tradicional”. Pero ¿Por qué?

Hay tres opciones, empecemos por la última, no les da la gana. La primera, el virus SARS-Cov-2 no existe y la segunda, no han conseguido secuenciarlo y aislarlo al completo. Creo que la última es la correcta. No se puede hacer una vacuna de virus atenuado si este no se conoce del todo. Lógico.

Y hay más preguntas ¿saben los Gobiernos y estas grandes farmacéuticas algo que el vulgo no sabe? ¿Se ha traficado con información? ¿Puede que el SARS-Cov-2 sea una quimera de tres virus y al menos uno de ellos no tenga vacuna descubierta ni “futurible” ni “tradicional”?

Como alguien dijo, las preguntas no son indiscretas, lo son las respuestas… Pero en este caso, ¿Por qué?

G.R.M.

WHY IS THERE NO VACCINE WITH VIRUS ATTENUATED? (Covid19)

I suppose that in the world we live in today, you can ask without being deleted from the Internet and without being singled out as a “denier”. Danger.

According to the CDC, there are or will be three classes of vaccines for COVID-19: 1) mRNA vaccines; 2) Protein subunit vaccines and 3) Vector vaccines.

As the CDC says, To awaken the immune response, the system of many vaccines consists of injecting the attenuated or inactivated germ into our organisms. But none of the three proposed vaccines are of the “traditional” type. But why?

There are three options, let’s start with the last one, they don’t feel like it. The first, the SARS-Cov-2 virus does not exist and the second, they have not managed to sequence and isolate it completely. I think the last one is correct. An attenuated virus vaccine cannot be made if the virus is not fully known. Logical.

And there are more questions. Do the governments and these big pharmaceutical companies know something that the common people do not? Has information been trafficked? Could it be that SARS-Cov-2 is a chimera of three viruses and at least one of them does not have a discovered, “future” or “traditional” vaccine?

As someone said, the questions are not indiscreet, the answers are … But in this case, why?

¿Una vacuna contra el ARN alterará permanentemente mi ADN?

Will an RNA vaccine permanently alter my DNA?

Dr. Doug Corrigan

“Las probabilidades de que esto ocurra pueden ser de 1 en 1 seguida de muchos ceros; sin embargo, esa minúscula probabilidad vuela por la ventana cuando se entiende que el cuerpo humano promedio tiene 30 billones de células, y la vacuna se desplegará en hasta 7 mil millones de personas”.

Cuando la gente escucha las palabras vacuna contra el ARN, la primera pregunta que viene a la mente de la persona promedio es: “¿Esta vacuna alterará permanentemente mi ADN?” La segunda pregunta es: “Si la vacuna altera mi ADN, ¿Cuáles son los posibles impactos a largo plazo en la salud?”

Estas son preguntas justas. Desafortunadamente, estas preguntas generalmente son dejadas a un lado, ignoradas, minimizadas o descontadas por el ecosistema farmacéutico. Esta preocupación por la modificación genética es normalmente respondida por el siguiente argumento: el ARN no alterará permanentemente su ADN porque es una molécula temporal que rápidamente se destruye en la célula, y porque es fundamentalmente diferente del ADN. El ARN no se integra en el ADN, y el ARN no permanece en la célula permanentemente porque la célula destruye el ARN relativamente rápido. Por lo tanto, no existe el riesgo potencial de que una vacuna contra el ARN modifique genéticamente el genoma de una persona.

En la superficie, esto parece una respuesta sólida. Es la respuesta de libro de texto que ganaría un 100% de grado en un examen para una clase de biología molecular a nivel universitario.

Sin embargo, las células de nuestro cuerpo no saben nada de los exámenes que están realizando los estudiantes de posgrado.

En primer lugar, permítanme describir brevemente cómo funciona una vacuna contra el ARN. En segundo lugar, permítanme mostrarles vías celulares viables donde una vacuna contra el ARN podría abrirse camino en el material genético permanente de alguien.

Una vacuna contra el ARN funciona convirtiendo una pequeña porción de las células de nuestro cuerpo en una fábrica de producción de vacunas. Tanto el ARN como el ADN son moléculas portadoras de información. Llevan instrucciones sobre cómo construir proteínas específicas. Nuestras células leen esta información, y luego construyen proteínas de acuerdo con las instrucciones. En el caso de una vacuna contra el ARN, las instrucciones de ARN entregado instruyen a nuestras células a construir una réplica casi perfecta de una proteína muy específica que reside en el exterior del virus SARS-CoV-2 llamada proteína “Spike”. Esta proteína Spike normalmente reside en el exterior del virus y funciona como una correa que permite que el virus entre en una célula humana. Debido a que la proteína Spike reside en el exterior del virus, es un inmueble de primera para nuestro sistema inmunológico para apuntar.

Por lo tanto, cuando se le administre una vacuna contra el ARN, este ARN entrará en una pequeña porción de las células, y estas células comenzarán a eliminar una réplica de la proteína púa viral spike. Es importante darse cuenta de que las células no están produciendo todo el virus, solo una porción del virus: la proteína Spike. Debido a que es extraño al cuerpo, esta proteína Spike producida celularmente le pedirá a las células inmunitarias que aprendan a desarrollar anticuerpos que reconozcan específicamente la proteína Spike. En este punto, usted está “vacunado” porque ha adquirido anticuerpos que reconocen el virus (a través de la proteína Spike), así como células de memoria que pueden producir más del anticuerpo en caso de estar infectado con el virus real. Si su cuerpo está expuesto al coronavirus, estos anticuerpos reconocerán la proteína Spike en el exterior del virus. Cuando el virus está recubierto de anticuerpos, es “neutralizado” y ya no puede infectar a otras células.

La mayoría de las otras vacunas funcionan administrando la proteína Spike directamente en el cuerpo o introduciendo un virus atenuado o inactivado que contiene la proteína Spike. En estos tipos de vacunas tradicionales, la proteína Spike se fabricaba previamente en un centro de producción de vacunas. En una vacuna contra el ARN, no hay proteína Spike en la vacuna. En su lugar, la vacuna proporciona a las células instrucciones sobre cómo construir la proteína Spike. Esencialmente, sus células se han convertido en la fábrica de producción de vacunas. Después de algún tiempo, este ARN entregado será destruido por nuestras células, y las células dejarán de producir la proteína Spike. Nuestro cuerpo debe permanecer inalterado, excepto por la presencia de anticuerpos y células inmunitarias que ahora reconocen la proteína Spike del virus.

En teoría, así es como debería funcionar la vacuna. Suena genial en el papel, ¿no?

Antes de llegar a conclusiones reduccionistas, vayamos un nivel más profundo en la biología molecular para responder a la pregunta de si este ARN extraño podría alterar potencialmente nuestro ADN de forma permanente. Creo que la respuesta a esta pregunta es sí.

Es bien sabido que el ARN puede ser “transcrito” en el ADN. En nuestras células se encuentran enzimas llamadas “transcriptasas inversas”. Estas enzimas convierten el ARN en ADN. Existen múltiples fuentes para esta clase de enzimas dentro de nuestras células. Estas transcriptasas inversas normalmente son hechas por otros virus llamados “retrovirus”. El VIH es un retrovirus y también la hepatitis B, pero hay muchos otros retrovirus que caen en esta categoría. Además de estos virus externos, hay virus que están cableados en nuestro ADN genómico llamados retrovirus endógenos (ERV). Estos ERVs albergan instrucciones para producir transcriptasa inversa. Además de los ERVs, hay elementos genéticos móviles que residen en nuestro ADN llamados LTR-retrotransposones que también codifican para las enzimas transcriptasa inversa. Para árcerlo todo, la transcriptasa inversa es utilizada naturalmente por nuestras células para extender los telómeros al final de los cromosomas.

Estas enzimas endógenas de la transcriptasa inversa pueden esencialmente tomar ARN de una sola cadena y convertirlo en ADN de doble cadena. Este ADN se puede integrar en el ADN en el núcleo a través de una enzima llamada integrasa de ADN.

Con tantas fuentes de transcriptasa inversa, es muy probable que el ARN introducido en nuestras células a través de la vacuna podría ser transcrito inversamente en un segmento de ADN de doble cadena, y luego integrado en nuestro material genético central en el núcleo de la célula. Una variedad de condiciones específicas necesitan estar presentes para que esto ocurra, pero es posible si ocurre la convergencia correcta. La biología es desordenada y no siempre perfectamente predecible, incluso cuando las “reglas” se conocen a priori.

A pesar de que la vacuna inicial sólo se introduce en una porción relativamente pequeña de nuestras células, si este proceso de transcripción inversa se produce en las células madre, entonces esta célula modificada genéticamente puede ser replicada y amplificada a una porción más grande de células que componen los tejidos del cuerpo. Las células madre sirven como un reservorio para producir nuevas células de manera perpetua. De esta manera, con el tiempo, un mayor porcentaje de nuestras células somáticas puede ser reemplazado por estos precursores de células madre modificados genéticamente. Este tipo de reemplazo modificado genéticamente de células se observa en algunos pacientes que han recibido trasplantes de médula ósea de otros pacientes. En estos pacientes, incluso las células germinales como los espermatozoides pueden heredar estas modificaciones genéticas, a pesar de que la vía para esta modificación de la línea germinal todavía no se entiende. En estos pacientes, se violaron las llamadas “reglas” que presumiblemente presumían prevenir tal resultado.

Creo que la mayoría de los biólogos moleculares miraban mi tesis y la descontaban como improbables, y no discutía con ellas con demasiada fuerza. Después de todo, si estas vías inversas del ARN al ADN fueran activamente posibles, ¿no causaría el mismo problema una infección normal por el virus? ¿No serviría el ARN introducido por una infección viral del SARS-CoV-2 como sustrato potencial para la modificación genética permanente del ADN celular, al igual que el ARN de la vacuna?

Yo también respondería que esta posibilidad existe. Sin embargo, creo que la probabilidad de ARN viral en este proceso es mucho menor por varias razones. En primer lugar, el ARN viral se empaqueta en partículas virales que actúan como una cáscara. Estas moléculas de ARN se desenvasan temporalmente de esta cáscara mientras que dentro de la célula para producir más ARN viral y proteínas virales, que se secuestran rápidamente y se vuelvan a empaquetar en nuevas partículas virales. Además, el ARN viral es inherentemente inestable debido a las peculiaridades específicas de la secuencia exclusivas del ARN viral, y es rápidamente reconocido por las enzimas celulares para su destrucción.

Por lo tanto, la cantidad de tiempo disponible para que la transcriptasa inversa trabaje en ARN viral “bare” es muy baja. En contraste con esto, el ARN proporcionado a las células a través de una vacuna ha sido alterado en el laboratorio para aumentar su estabilidad de tal manera que persiste en la célula durante mucho más tiempo. Se realizan una serie de modificaciones para aumentar la estabilidad y la longevidad de este ARN suministrado por la vacuna. Esta ingeniería artificial de ARN está diseñada para producir ARN que cuelga en la célula mucho más tiempo que el ARN viral, o incluso el ARN que nuestra célula produce normalmente para la producción normal de proteínas. El propósito de esta longevidad diseñada es aumentar la producción de proteína Spike por nuestras células para maximizar la eficacia de la vacuna. Además, este ARN no secuestra rápidamente en nuevas partículas virales. Por lo tanto, la probabilidad de que se pueda encontrar una vía molecular que resulte en que este ARN se convierta en ADN es mucho mayor, en mi opinión.

Esta probabilidad puede ser minúscula, y puede que ni siquiera se note en experimentos in vitro, o incluso en ensayos clínicos en decenas de miles de pacientes. Las probabilidades de que esto ocurra pueden ser de 1 en 1 seguida de muchos ceros; sin embargo, esa minúscula probabilidad vuela por la ventana cuando se entiende que el cuerpo humano promedio tiene 30 billones de células, y la vacuna se desplegará en hasta 7 mil millones de personas. Si multiplicas estas pequeñas probabilidades a través de estos grandes números, la probabilidad de que esto pueda ocurrir en un número modestamente grande de personas es muy real.

¿Qué sucede si esto ocurre? Hay dos posibles resultados que no son mutuamente excluyentes. En primer lugar, la modificación de las células somáticas, y en particular, las células madre, podría dar lugar a un segmento de la población con un porcentaje cada vez mayor de sus tejidos convertidos en células modificadas genéticamente. Estas células modificadas genéticamente poseen la secuencia genética para producir Spike Protein. Debido a que la proteína Spike es una proteína extraña para el cuerpo humano, los sistemas inmunes de estos individuos atacarán las células de su cuerpo que expresan esta proteína. Estas personas casi inevitablemente desarrollarán condiciones autoinmunes que son irreversibles, ya que este antígeno proteico extraño está ahora permanentemente conectado a las instrucciones contenidas en su ADN.

La segunda posibilidad se basa en una vía que se encuentra que transfiere esta modificación genética a las células germinales (huevo y espermatozoides). Esta es sin duda una posibilidad más remota, pero si ocurriera, esta mutación genética de inserción se encontraría en todas las generaciones futuras derivadas de este individuo o individuos. Debido a que se trata de una modificación de la línea germinal y no una modificación somática, este nuevo elemento genético estará presente en cada célula de estos individuos. Esto significa que potencialmente cada tejido en su cuerpo podría expresar la proteína Spike. Debido a que esta proteína está presente desde el nacimiento, el sistema inmunitario reconocerá esta nueva proteína como “yo” en lugar de no ser uno mismo (extranjero). Si estos individuos están infectados con coronavirus, su sistema inmunitario no reconocería la proteína Spike del virus como extraña, y estos individuos tendrán una capacidad sustancialmente menor para defenderse del coronavirus. Por lo tanto, con el tiempo en las generaciones futuras, un porcentaje creciente de la población sería más susceptible a una infección grave por el coronavirus debido a la función inmune limitada.

Ahora, ninguno de los escenarios descritos anteriormente se basa en el riesgo posterior de desarrollar una mejora dependiente de los anticuerpos (ADE), que es un problema importante con cualquier vacuna desarrollada para coronavirus. ADE es un riesgo para cualquier tipo de vacuna, incluidas las vacunas contra el ARN. Las vacunas actuales contra el ARN que se están avanzando sólo se han probado durante unos meses, y ADE no levantaría su fea cabeza durante varios años, aunque podría ocurrir antes. Por lo tanto, los datos actuales de los ensayos clínicos no están cerca de ser suficientes para descartar el riesgo para la salud de ADE. Si ade ocurre en un individuo, entonces su respuesta al virus podría ser fatal cuando realmente están expuestos al virus después de la vacunación. Para obtener más información sobre la posibilidad de ADE, haga clic aquí para leer mi artículo —> “Es una vacuna contra el coronavirus una bomba de tiempo de marca.”

Además de los riesgos mencionados anteriormente, otro riesgo se hace evidente: Si la célula está infectada con un virus externo, o retrovirus endógenos, mientras que la vacuna está activa en la célula, esto de la vacuna podría ser empalmado genéticamente en el genoma existente de otro virus. Este virus entonces ganaría una proteína de Spike funcional, que luego le permitiría infectar los tejidos respiratorios y otros órganos del cuerpo. Esto significa que los virus que normalmente estaban aislados a ciertos tejidos de repente ganarían la capacidad de infectar una gama mucho más amplia de tejidos, haciéndolos más patógenos o mortales.

Probablemente sea bueno señalar en esta etapa de la discusión que una vacuna contra el ARN nunca ha sido aprobada para su uso en seres humanos. Esta sería la primera vez en la historia que tal enfoque se utilizaría a gran escala. Se han realizado aproximadamente 50 ensayos clínicos en vacunas contra el ARN para el tratamiento del cáncer, y alrededor de una docena de vacunas basadas en ARN están en desarrollo para SARS-CoV-2. Dos candidatos, uno de Pfizer/BioNTech (BNT162b2) y el otro de Moderna (mRNA-1273), son los más lejanos, y han demostrado una eficacia decente en los ensayos clínicos de Fase III (aunque yo diría firmemente que los tamaños de muestra de individuos infectados en ambos experimentos eran tan pequeños que hacer esta afirmación de eficacia es bastante dudosa en esta etapa). Si ha leído las noticias últimamente, estas vacunas se están apresurando de cabeza para ser desplegadas a gran escala con poca atención a las posibles ramificaciones.

Mi opinión profesional es que dado que las vacunas contra el ARN son un nuevo modo de administrar vacunas, deben someterse a pruebas de prueba durante 5-10 años para demostrar que la modificación genética no es una preocupación importante. Además, todas las vacunas contra el coronavirus, independientemente del tipo, deben analizarse durante la misma duración para demostrar que ade ades no es una preocupación. Es absolutamente imposible descartar estas preocupaciones de seguridad en menos de un año.

Solo comparto esta información para que las personas estén informadas y puedan sopesar los riesgos y beneficios potenciales. La conclusión es que la elección depende de usted; sin embargo, para que las personas toban una decisión tan importante, necesitan poseer toda la información.

Fuente: Ciencia con el Dr. Doug

Will an RNA Vaccine Permanently Alter My DNA? – Anti-Empire (anti-empire.com)

La extraña muerte por coronavirus de un anciano argentino que vivía aislado.

A veces, a los medios masivos de desinformación se le escapan las evidencias que deberían tapar por ¿decreto ley?. Este caso, por sí solo, desmonta a la omnipresente y prepotente OMS y a cualquier Gobierno con sus expertos de turno. ¿Funcionan verdaderamente los test PCR? ¿Qué está pasando en realidad? ¿Hay tres enfermedades distintas? A saber, la que dice que es pero no está, la que está pero no es y la que mata en dos días. La confusión y el juego de vanidades es tremendo. Ahí va la noticia:

“Inexplicable. Pedro Troncoso es un argentino de 96 años que falleció de covid-19 hace unas semanas en su localidad, Yahuincolo, situada en la región de Neuquén. Se trata de un caso desconcertante puesto que hay pocos residentes en el lugar, que solo aloja varias familias. La ubicación ha sido el principal factor de extrañeza, está muy alejada de los grandes radios urbanos y, de hecho, ni siquiera sale en Google Maps. Troncoso era el más longevo de la zona y, según informa Infobae, era conocido por sus casas confeccionadas con adobe. A su alrededor no contaba con conexión wifi ni tampoco línea telefónica, y para ser atendido por algún médico tendría que haber caminado varias horas hasta llegar al centro de salud más cercano. Trabajó hasta el último día y después fue internado de urgencia, al que ingresó por problemas respiratorios. Un equipo médico se trasladó en ambulancia hasta la casa del anciano para atenderle, llegaron al sitio con ayuda de un chófer que conocía el lugar. “Al examinarlo, noté que tenía sus pulmones comprometidos y que estaba oxigenando bajo. Me imaginaba una gripe común, pero no que podía tener coronavirus”, aseguró el doctor. La sorpresa llegó al realizar el test rápido de Covid-19, que salió positivo. Los sanitarios se quedaron atónitos al no entender cómo el virus había llegado hasta allí, porque la gente apenas tiene contacto con otras localidades. “Quedé asombrado porque se trata de un virus que se gestó del otro lado del mundo y terminó acá, en el medio de la nada. El recorrido fue inmenso. Era ver el resultado del test y no poder creerlo”, agregó. Fue trasladado hasta el Hospital Ramón Carrillo, donde falleció semanas después. Su familia estuvo informada en todo momento de la evolución a través de las dos llamadas diarias que realizaba el médico de Troncoso. Aunque ya preveían lo peor por varias patologías que padecía el anciano, entre ellas hipertensión y diabetes. “Me partía el alma porque nadie lo podía acompañar. Ellos, incluso, tuvieron que aislarse también por prevención, en ese lugar donde ya de por sí viven aislados”, recordó el médico”.

https://www.msn.com/es-es/entretenimiento/noticias/la-extra%C3%B1a-muerte-por-coronavirus-de-un-anciano-argentino-que-viv%C3%ADa-aislado/ar-BB1aIm4l?ocid=msedgntp

The strange death by coronavirus of an elderly Argentine man who lived in isolation.

Sometimes, the mass media of disinformation escape the evidence that they should cover up by decree law? This case, by itself, dismantles the omnipresent and arrogant WHO and any government with its experts on duty. Do PCR tests really work? What is really happening? Are there three different diseases? Namely, the one that says it is but is not there, the one that is there but is not and the one that kills in two days. The confusion and vanity game is tremendous. Here’s the news:

“Inexplicable. Pedro Troncoso is a 96-year-old Argentine who died of covid-19 a few weeks ago in his town, Yahuincolo, located in the Neuquén region. It is a disconcerting case since there are few residents in the place, who only It houses several families. The location has been the main factor of strangeness, it is very far from the large urban radii and, in fact, it does not even appear on Google Maps. Troncoso was the oldest in the area and, according to Infobae, was known For his houses made of adobe. Around him he had no Wi-Fi connection or telephone line, and to be seen by a doctor he would have to walk several hours to get to the nearest health center. He worked until the last day and then went A medical team traveled by ambulance to the old man’s house to treat him, arrived at the site with the help of a driver who knew the place. Innate him, I noticed that he had his lungs compromised and that he was oxygenating low. I imagined a common flu, but not that he could have coronavirus, “said the doctor. The surprise came when performing the rapid test for Covid-19, which came out positive. The toilets were stunned by not understanding how the virus had gotten there, because people hardly have contact with other localities. “I was amazed because it is a virus that originated on the other side of the world and ended up here, in the middle of nowhere. The tour was immense. It was seeing the result of the test and not being able to believe it, “he added. He was transferred to the Ramón Carrillo Hospital, where he died weeks later. His family was informed at all times of the evolution through the two daily calls made by the doctor from Troncoso. Although they already foresaw the worst due to various pathologies suffered by the elderly, including hypertension and diabetes. “He broke my soul because no one could accompany him. They even had to isolate themselves also for prevention, in that place where they already live in isolation, “the doctor recalled”.

CARTAS A LA OMS Y MÁS

Destinatarios


  • Tedros Adhanom Ghebreyesus , Organización Mundial de la Salud;
  • Mario Monti , Jefe de Salud de la Organización Mundial de la Salud;
  • Ursula Von der Leyen , presidenta de la Comisión Europea;
  • David Sassoli , presidente del Parlamento Europeo;
  • a los Presidentes de cada Nación;
  • a los Ministros de Salud de cada nación.

Carta de:

Luc Montagnier ,
Premio Nobel de Medicina, Francia

Estimados presidentes y ministros:

Como grupo internacional de científicos, médicos y abogados, nos comunicamos con usted hoy con respecto a la epidemia de SARS-CoV-2, que ha cambiado la vida de personas en todo el mundo.

Después de un período de perplejidad al formular tanto el diagnóstico de infección por covid-19 como la terapia para los pacientes, parece que, como ocurre con muchas otras infecciones virales, existen tres tipos de características clínicas de esta infección:

  1. asintomático en pacientes con PCR positiva;
  2. sintomático con signos clínicos leves;
  3. sintomático con insuficiencia orgánica grave.

Una terapia experimentada por primera vez en China y desarrollada en Francia por Pr Didier Raoult ha demostrado tener cierta eficacia en los dos primeros grupos de pacientes. Esta terapia implica el uso de hidroxicloroquina en dosis moderadas en combinación con azitromicina, inmunomoduladores y antioxidantes, y tiene como objetivo evitar que estos pacientes evolucionen a la fase tres más grave.

Proponemos que una comisión médica desarrolle un protocolo terapéutico basado en la experiencia clínica. Este comité debe ser independiente de la presión económica de las empresas farmacéuticas, los grupos políticos y los editores de revistas científicas.

Se ha demostrado que la evolución de los pacientes de la fase 2 a la fase 3 podría verse bloqueada por la terapia anterior. Como resultado, la letalidad (proporción de muertes por pacientes con PCR positiva) podría ser un parámetro importante de eficacia de este protocolo.

Si no hay respuesta lo consideraremos de acuerdo con nuestras conclusiones.

Sinceramente

Más cartas y firmas aquí https://www.internationalfreechoice.com/

Covid-19: ¿Tiene Suecia inmunidad de rebaño?

Dr. Sebastian Rushworth

Covid is over in Sweden. No sign of it on the front pages of newspapers.

A principios de agosto escribí un artículo sobre mis experiencias trabajando como médico de emergencia en Estocolmo, Suecia durante la pandemia covid. Para aquellos que no son conscientes, Suecia nunca entró a un encierro completo. En cambio, el país impuso un cierre parcial que era casi totalmente voluntario. Se recomendó a las personas con trabajos de oficina que trabajaran desde casa, y se recomendó a las personas en general que evitaran el transporte público a menos que fuera necesario. Se recomendó a aquellos que tenían más de 70 años, o que tenían condiciones subyacentes graves, que limitaran los contactos sociales.

La única restricción forzada impuesta por el gobierno desde el principio fue el requisito de que la gente no se reúna en grupos de más de 50 a la vez. Después de que se hizo evidente que covid era sobre todo peligroso para las personas en los hogares de ancianos, se impuso una restricción adicional a las visitas a residencias de ancianos. En ningún momento ha habido ningún requisito en la gente de usar máscaras faciales en público. Restaurantes, cafeterías, peluquerías y tiendas han permanecido abiertos durante toda la pandemia. Las escuelas preescolares y las escuelas para niños de hasta 16 años han permanecido abiertas, mientras que las escuelas para niños de 16 a 19 años cambiaron al aprendizaje a distancia.

Mi experiencia personal es que la gente siguió muy bien las restricciones voluntarias al principio, pero que se han vuelto cada vez más laxas a medida que el tiempo ha pasado. Como ejemplo personal, mi madre y mis suegras se quedaron encerrados en sus casas durante las primeras seis semanas más o menos de la pandemia. Después de eso ya no podían soportar estar lejos de sus nietos.

En mi artículo anterior en agosto, mencioné que después de un pico inicial que duró un mes más o menos, de marzo a abril, las visitas a la sala de emergencias debido a covid habían estado disminuyendo continuamente, y las muertes en Suecia habían disminuido de más de 100 al día en el pico en abril, a alrededor de cinco por día en agosto.

En el momento de agosto, cuando escribí ese artículo, no había visto a un solo paciente covid en más de un mes. Especulé que Suecia había desarrollado inmunidad en el rebaño, ya que la enorme y continua caída estaba ocurriendo a pesar del hecho de que Suecia no estaba tomando realmente ninguna medida seria para prevenir la propagación de la infección.

Entonces, ¿cómo se han desarrollado las cosas en las seis semanas desde ese primer artículo?

Bueno, tal como están las cosas ahora, no he visto a un solo paciente covid en la Sala de Emergencias en más de dos meses y medio. Las personas han seguido cada vez más relajadas en su comportamiento, lo que se nota en el aumento de los volúmenes en la sala de emergencias. En el pico de la pandemia en abril, estaba viendo aproximadamente la mitad de pacientes por turno como de costumbre, probablemente porque mucha gente tenía miedo de ir a Urgencias por miedo a atrapar a covid. Ahora los volúmenes han vuelto a la normalidad.

Cuando me siento en el tubo de camino a y desde el trabajo, está lleno de gente. Tal vez una de cada cien personas está eligiendo usar una máscara facial en público. En Estocolmo, la vida vuelve en gran medida a la normalidad. Si nos fijamos en las portadas de los tabloides, en muchos días no hay una sola mención de covid en cualquier lugar. Mientras escribo esto (19 de septiembre de 2020) las portadas de los dos tabloides principales tienen grandes diferenciales sobre la artritis y las pensiones. Aparentemente la artritis y las pensiones son actualmente más emocionantes que covid-19 en Suecia.

A pesar de esta actitud relajada, la tasa de mortalidad ha seguido bajando. Cuando escribí el primer artículo, escribí que Covid había matado a menos de 6.000 personas. ¿Cuántas personas han muerto ahora, seis semanas después? En realidad, todavía estamos en menos de 6.000 muertes. En promedio, una o dos personas por día están muriendo de covid en Suecia en la actualidad, y ese número sigue bajando.

En el hospital donde trabajo, no hay una sola persona que esté siendo tratada para covid. De hecho, en el conjunto de Estocolmo, un condado con 2,4 millones de habitantes, actualmente sólo hay 28 personas que reciben tratamiento para el covid en todos los hospitales combinados. En el pico, en abril, ese número era de más de 1.000. Si 28 personas están actualmente hospitalizadas, de los 2,4 millones que viven en Estocolmo, eso significa que las probabilidades de tener un caso de covid tan grave que requiere tratamiento hospitalario son en este momento aproximadamente una de cada 86.000.

Desde marzo, la Sala de Emergencias donde trabajo se ha dividido en una sección “covid” y una sección “no covid”. Cualquier persona con fiebre, tos o dolor de garganta ha terminado en la sección de covid, y se nos ha exigido usar equipo de protección personal completo al interactuar con pacientes de esa sección. El miércoles pasado el hospital cerró la sección de covid. Tan pocos casos verdaderos de covid están llegando a través de la Sala de Emergencias que ya no tiene sentido tener una sección separada para covid.

¿Qué hay de las pocas restricciones formales que se impusieron al principio de la pandemia? La restricción de las visitas a residencias de ancianos se levantará a partir del 1 de octubre. Los niños mayores, de entre 16 y 19 años, que estaban participando en el aprendizaje a distancia durante parte de la primavera, ahora están de vuelta en la escuela, viéndose y sus maestros cara a cara. La autoridad sueca de salud pública ha recomendado que el gobierno levante la restricción de las concentraciones de 50 a 500 personas.

Cuando escribí mi primer artículo, me involucré en la especulación de que la razón por la que Suecia parecía estar desarrollando inmunidad de rebaño, a pesar del hecho de que sólo una minoría tenía anticuerpos, se debía a las células T. Desde que escribí ese artículo, han aparecido estudios que apoyan ese argumento. Esto es bueno, porque las células T tienden a durar más que los anticuerpos. De hecho, estudios de personas que fueron infectadas con SARS-CoV-1 en 2003 han encontrado que todavía tienen células T diecisiete años después de ser infectados. Esto sugiere que la inmunidad es duradera, y probablemente explica por qué sólo ha habido un puñado de casos reportados de reinserción con covid, a pesar de que el virus ha pasado los últimos nueve meses rebotando en todo el planeta infectando a muchos millones de personas.

En cuanto al puñado de personas que han sido reportadas como re-infectadas. Casi todos esos casos han sido completamente asintomáticos. Eso no es un signo de disminución de la inmunidad, como algunos afirman. De hecho, es todo lo contrario. Muestra que las personas desarrollan una inmunidad funcional después de la primera infección, que les permite luchar contra la segunda infección sin desarrollar nunca ningún síntoma.

Entonces, si Suecia ya tiene inmunidad de rebaño, ¿qué pasa con otros países? ¿Qué tan cerca están de la inmunidad del rebaño? Los lugares que han experimentado una gran cantidad de infecciones de covid, como Inglaterra e Italia, tienen curvas de mortalidad que son muy similares a las de Suecia, a pesar del hecho de que entraron a encierro. Mi interpretación es que entraron en el encierro demasiado tarde para que tuviera un impacto notable en la propagación de la enfermedad. Si ese es el caso, entonces es probable que también hayan desarrollado inmunidad de rebaño por ahora. Lo que haría extraños los bloqueos en curso en esos países.

¿Y la vacuna? ¿Llegará a tiempo para marcar la diferencia? Como mencioné en mi primer artículo, el encierro sólo tiene sentido si usted está dispuesto a permanecer encerrado hasta que haya una vacuna efectiva. De lo contrario, simplemente está posponiendo lo inevitable. Como muy pronto, una vacuna estará ampliamente disponible en algún momento a mediados del próximo año. ¿Cuántos gobiernos están dispuestos a mantener a sus poblaciones encerradas hasta entonces? ¿Y si la vacuna es sólo un 30% efectiva? ¿O el 50%? ¿Decidirán los gobiernos que es lo suficientemente bueno para que terminen con el encierro? ¿O querrán permanecer encerrados hasta que haya una vacuna que sea al menos 90% efectiva? ¿Cuántos años tomará eso?

Por lo tanto, para concluir: Covid ha terminado en Suecia. Tenemos inmunidad de rebaño. Lo más probable es que muchas otras partes del mundo también lo hagan, incluyendo Inglaterra, Italia y partes de los Estados Unidos, como Nueva York. Y los países que han contenido con éxito la propagación de la enfermedad, como Alemania, Dinamarca, Nueva Zelanda y Australia, van a tener que permanecer encerrados por lo menos otro año, y posiblemente varios años, si no quieren desarrollar la inmunidad del rebaño de la manera natural.

También podría estar interesado en ver la entrevista que hice con Sky News sobre covid-19 o leer mi artículo sobre el papel de la vitamina D en el tratamiento de covid-19.

Estoy implementando un grupo de nuevos contenidos respaldados por la ciencia en los próximos meses, incluyendo:

– Análisis de los beneficios y riesgos de

todos los suplementos y medicamentos comunes – Las claves

para una vida más larga y saludable (posiblemente muy diferente de lo que usted puede haber oído) – Un seguimiento a largo plazo de las consecuencias para la salud de la pandemia covid y el bloqueo global.

COVID-21 ¿Película basada en hechos reales?

Traigo aquí un supuesto correo-e de un político del Partido Liberal Canadiense. Como el virus decían que supuestamente declinaría en la época estival y así no ha sido, ya me espero cualquier cosa. Tal texto puede ser una realidad en la estrategia, las tácticas pueden variar dependiendo de muchos factores. Lean como ficción y entiendan como realidad fronteriza que nos ha tocado ver, leer y escuchar en el limbo de la percepción vital. El guion de la película está escrito…

De una fuente anónima:

Comité Estratégico de LPC LeakInboxLPC leaker <LPC_leaker@protonmail.com>1:47 PM (7 horas hace )toHello,

Mensaje Original ‐‐‐‐‐‐‐

El sábado 10 de octubre de 2020 1:38 PM,

REMOVED <REMOVED>

escribió: Querido *******, Quiero proporcionarle información muy importante. Soy miembro del comité dentro del Partido Liberal de Canadá. Me siento dentro de varios grupos de comités, pero la información que estoy proporcionando proviene del comité de Planificación Estratégica (que es dirigido por la PMO).

Necesito empezar diciendo que no soy feliz haciendo esto, pero tengo que
hacerlo. Como canadiense y lo que es más importante como padre que quiere un futuro mejor no sólo para mis hijos, sino también para otros niños. La otra razón por la que estoy haciendo esto es porque aproximadamente el 30% de los miembros del comité no están satisfechos con la dirección que esto llevará a Canadá, pero nuestras opiniones han sido ignoradas y planean avanzar hacia sus metas. También han dejado muy claro que nada detendrá los resultados previstos.

La hoja de ruta y el objetivo fueron establecidos por la PMO y es el siguiente: – Fase en las restricciones de bloqueo secundario sobre una base de rodadura, comenzando con las principales áreas metropolitanas primero y expandiéndose hacia el exterior.

Se espera para noviembre de 2020.

Apresurar la adquisición (o construcción de) instalaciones de aislamiento en todas las provincias y territorios.

Se espera para diciembre de 2020.

– Los nuevos casos diarios de COVID-19 aumentarán más allá de la capacidad de las pruebas, incluyendo aumentos en las muertes relacionadas con COVID después de las mismas curvas de

crecimiento. Se espera para finales de noviembre de 2020. – Bloqueo secundario completo y total (mucho más estricto que la primera y segunda restricciones de fase rodante).

Previsto para finales de diciembre de 2020

– principios de enero de 2021 – Reforma y ampliación del programa de desempleo que se convertirá en el programa de renta básica universal. Se espera para el primer trimestre de 2021.

– Mutación COVID-19 proyectada y/o coinución con virus secundarios(denominado COVID-21)dando lugar a una tercera onda con una tasa de mortalidad mucho mayor y una mayor tasa de infección.

Se espera para febrero de 2021.

– Los nuevos casos diarios de hospitalizaciones COVID-21 y muertes relacionadas con COVID-19 y COVID-21 superarán la capacidad de los centros de atención médica. Esperado Q1 – Q2 2021.

– Se implementarán restricciones de bloqueo mejoradas (denominadas Tercer Bloqueo). Se impondrán restricciones de viaje completas (incluidas las interridades y las interesoreidades). Se espera el segundo trimestre de 2021. – Transición de individuos al programa universal de renta básica.

Se espera a mediados del segundo trimestre de 2021. – Projected cadena de suministro descomponeciones, escasez de inventario, gran inestabilidad económica.

Se espera a finales del segundo trimestre de 2021. – Despliegue de personal militar en las principales áreas metropolitanas, así como en todas las carreteras principales para establecer puestos de control de viaje.

Restringir el viaje y el movimiento. Proporcionar apoyo logístico a la zona. Se espera para el tercer trimestre de 2021.

Junto con eso, se pidió a la comisión de Planificación Estratégica que diseñara una forma eficaz de hacer la transición de los canadienses para hacer frente a un esfuerzo económico sin precedentes.

Uno que cambiaría el rostro de Canadá y alteraría para siempre la vida de los canadienses. Lo que se nos dijo fue que para compensar lo que era esencialmente un colapso económico a escala internacional, que el gobierno federal iba a ofrecer a los canadienses un alivio total de la deuda.

Así es como funciona: el gobierno federal ofrecerá eliminar todas las deudas personales (hipotecas, préstamos, tarjetas de crédito, etc.) que todos los fondos serán proporcionados a Canadá por el FMI bajo lo que se conocerá como el programa de Restablecimiento Mundial dela Deuda .

A cambio de la aceptación de esta condonación total de la deuda, el individuo perdería la propiedad de todos y cada uno de los bienes y activos para siempre.

La persona también tendría que aceptar participar en el calendario de vacunación COVID-19 y COVID-21, que proporcionaría a la persona un viaje sin restricciones y una vida sin restricciones incluso bajo un bloqueo completo (mediante el uso de la identificación con foto conocida como HealthPass de Canadá).

Los miembros del Comité preguntaron quién se convertiría en el propietario de los bienes y activos perdidos en ese escenario y qué sucedería con los prestamistas o instituciones financieras, simplemente nos dijeron “el programa de Restablecimiento Mundial de la Deuda manejará todos los detalles”.

Varios miembros del comité también cuestionaron lo que les pasaría a las personas si se negaban a participar en el programa World Debt Reset, o el HealthPass, o el calendario de vacunación, y la respuesta que obtuvimos fue muy

preocupante. Esencialmente nos dijeron que era nuestro deber asegurarnos de que se nos ocurrió un plan para asegurar que eso nunca sucedería. Nos dijeron que era en el mejor interés para los individuos participar.

Cuando varios miembros del comité presionaron implacablemente para obtener una respuesta, nos dijeron que aquellos que se negaran vivirían primero bajo las restricciones de bloqueo indefinidamente.

Y que en un corto período de tiempo a medida que más canadienses pasaran al programa de condonación de la deuda, los que se negaran a participar se considerarían un riesgo para la seguridad pública y serían reubicados en instalaciones de aislamiento.

Una vez en esas instalaciones se les darían dos opciones, participarían en el programa de condonación de deudas y serían liberados, o permanecerían indefinidamente en la instalación de aislamiento bajo la clasificación de un grave riesgo para la salud pública y tener todos sus activos confiscados.

Así que como pueden imaginar después de escuchar todo esto se convirtió en una discusión acalorada y se intensificó más allá de cualquier cosa que he presenciado
antes. Al final, la OMG insinuó que todo el programa avanzará sin importar quién esté de acuerdo o no. Que no será sólo Canadá, sino que, de hecho, todas las naciones tendrán hojas de ruta y agendas similares.

Que tenemos que aprovechar las situaciones que tenemos ante nosotros para promover el cambio a una escala más grande para el mejoramiento de todos. Los miembros que se opusieron y los que plantearon cuestiones clave que surgirían de tal cosa fueron completamente ignorados. Nuestras opiniones e inquietudes fueron ignoradas. Simplemente nos dijeron que lo hiciéramos.

Todo lo que sé es que no me gusta y creo que va a colocar a los canadienses en un futuro oscuro.

COVID-21 Movie based on real events?

I bring here an alleged e-mail from a politician from the Canadian Liberal Party. As they said the virus would supposedly decline in the summer season and it has not, I expect anything. Such text can be a reality in strategy, tactics can vary depending on many factors. Read as fiction and understand as a border reality that we have had to see, read and hear in the limbo of vital perception. The script for the film is written …

https://www.nexusnewsfeed.com/article/geopolitics/canadian-control-measures-just-the-tip-of-the-earth-sized-iceberg

Interpretación Errónea del Virus Parte II: Principio y Fin de la Crisis del Coronavirus

Por Dr. Stefan Lanka

Artículo original publicado en la revista: Wissenschafftplus
Enlace al artículo original: https://wissenschafftplus.de/uploads/article/wissenschafftplus-fehldeutung-virus-teil-2.pdf Fuente de la traducción al español: desconocido.

La definición del SARS y del coronavirus o covid-19 significa que se considera que la neumonía atípica es el cuadro clínico que caracteriza a la enfermedad. Si se pueden detectar patógenos conocidos en la neumonía, ésta se considera típica, si no atípica. Uno de los dos hechos decisivos para el SARS y la crisis del coronavirus es que al menos el 20- 30% de todas las neumonías son atípicas. Las causas de la neumonía atípica son claramente conocidas y por lo tanto NO deben presentarse como la causa de un virus desconocido.

Este hecho es suprimido por los infectólogos y virólogos y es la base del miedo y el pánico actuales, porque se crea la impresión entre los afectados, el público y los políticos, de que la neumonía atípica sería especialmente peligrosa y a menudo mortal porque todavía no hay medicamentos ni vacunas para la supuesta nueva enfermedad.

Desde el momento en que se ofrece un procedimiento de prueba para el supuesto nuevo virus, que, oculto por los implicados, también prueba “positivamente” a personas sanas, el número de casos aumenta automáticamente. Inicialmente, las personas con neumonía típica también serán examinadas, luego más y más personas con otras enfermedades.

Esto se considera una prueba práctica de la propagación del virus. Automáticamente, más y más de otras enfermedades se añaden a la enfermedad original “neumonía atípica” y este “síndrome” se muestra como “la nueva enfermedad viral”.

El otro hecho decisivo, no sólo para el SARS y la crisis del coronavirus, es que los virólogos que afirman que los virus causan enfermedades, están suprimiendo una situación obvia abiertamente mentirosa por razones comprensibles.

El método de prueba de virus que se ofrece es un método de detección genética. No aíslan de un virus las secuencias de genes que utilizan para la prueba de detección. Aíslan secuencias genéticas que se liberan típicamente en mayores cantidades cuando los tejidos y las células mueren. Estas secuencias genéticas, generalmente cortas, y componentes del metabolismo humano, constituyen la base para el trabajo de laboratorio posterior.

Sin embargo, con la ayuda de programas informáticos, los virólogos sólo pueden construir mentalmente largas cadenas de material genético a partir de muchas secuencias cortas de genes. Estas son entonces producidas como verdaderas cadenas de ADN viral. Esta es la razón por la que los resultados positivos de las pruebas se obtienen repetidamente incluso en individuos sanos probados.

Para evitar refutarse a sí mismos, estos virólogos ignoran constantemente dos reglas prescritas por la ciencia. Uno es verificar sistemáticamente todas las afirmaciones por sí mismas. La otra es probar todos los supuestos y métodos utilizados mediante experimentos de control.

Si realizaran los experimentos de control, descubrirían que TODAS las secuencias genéticas cortas, que sólo unen mentalmente, para formar una cadena genética viral se originan en el metabolismo humano y no en el exterior, de un supuesto virus.

El impulso de la crisis del coronavirus fue desencadenado por un mensaje de un joven oftalmólogo el 30/12/2019 en Internet, que se difundió de forma inmediata y muy rápidamente. Éste dijo a sus amigos que varias personas estaban en cuarentena en su hospital, que se confirmaron siete casos de SARS, que se cuidaran y protegieran.

El profesor Christian Drosten, de la Charité de Berlín, se enteró de ello e inmediatamente comenzó a elaborar procedimientos de prueba para los virus del SARS antes de que estuviera claro y pudiera determinarse si el informe de China sobre el SARS era verdadero y estaba probado, y especialmente antes de que los virólogos chinos publicaran sus resultados.

Los virólogos autorizados de la Comisión de Control de Enfermedades de China (CCDC) publicaron sus resultados el 24 de enero de 2020 y el 3 de febrero de 2020.

Informan sobre el aislamiento de muchas secuencias genéticas cortas, que, cuando se ensamblan, podrían representar una cadena genética de un nuevo tipo de virus. Los autores señalan expresamente -y todos los demás virólogos implicados hasta la fecha- que aún no se han realizado los experimentos absolutamente necesarios que permitan afirmar que se trata efectivamente de una cadena genética de un virus causante de enfermedades.

Por el contrario: los virólogos chinos incluso señalan explícitamente que la cadena genética construida tiene hasta un 90% de similitud con las cadenas genéticas de los inofensivos y por decenios de antigüedad, reivindicados corona virus en los murciélagos.

El 21/01/2020 (¡3 días antes de la primera publicación de la CCDC!) la OMS recomendó a todas las naciones usar el procedimiento de prueba desarrollado por el Prof. Drosten. Al afirmar que había desarrollado un procedimiento de prueba fiable para el virus, que se estaba extendiendo rápidamente en China, el profesor Drosten, haciendo caso omiso de las normas claramente definidas de la labor científica, que forman parte de su contrato de trabajo, y violando las leyes del pensamiento y la lógica de la virología, ha desencadenado y causado el aumento y la globalización del pánico epidémico chino.



1. El comienzo de la crisis del Coronavirus

Cuando el joven oftalmólogo Li Wenliang informó a siete médicos de Wuhan a través de WhatsApp el 30/12/2019 de que varias personas estaban en cuarentena en su hospital, que se habían confirmado siete casos de SARS, y que debían tener cuidado y protegerse, no tenía la intención de causar pánico.

Si lo hubiera hecho, habría publicado el anuncio en Internet y advertido al público. Uno de los siete destinatarios de este mensaje privado de WhatsApp publicó una “captura de pantalla”, es decir, una foto del mensaje, en Internet sin ser consciente de las posibles consecuencias. Por supuesto, esta información se difundió muy rápidamente dentro de China y luego en todo el mundo.

Este mensaje desencadenó una ola de temor, pánico e indagaciones a las autoridades sanitarias chinas y al gobierno debido al pánico causado por una crisis de SARS en 2003, que la Organización Mundial de la Salud (OMS) clasificó como “amenaza mundial” el 12 de marzo de 2003.

En consecuencia, el Gobierno de Beijing envió una “fuerza de reacción rápida” integrada por epidemiólogos y virólogos del Centro de Control de Enfermedades de China a Wuhan el 31 de diciembre de 2019 para apoyar a las autoridades sanitarias locales y a la provincia circundante de Hubei. El objetivo era comprobar y verificar las afirmaciones de un brote de una epidemia. Si efectivamente se hubiera producido un brote, la situación debería controlarse adecuadamente.

En la primera publicación autorizada de los autores del CCDC sobre los resultados de su investigación, “A New Coronavirus from Patients with Pneumonia in China, 2019”, no se informa de una acumulación de pacientes con neumonía de causa desconocida.

Informan que los pacientes encontrados pueden ser agrupados en un “grupo” con características comunes. La característica común era la visita más o menos frecuente de un mercado mayorista de mariscos en Wuhan. Lo pequeño que era el grupo de pacientes con neumonía atípica puede verse por el hecho de que el CCDC tomó frotis y líquidos del tracto respiratorio inferior de sólo cuatro pacientes, para buscar patógenos conocidos y desconocidos.

Mientras tanto, el pánico en Wuhan y sus alrededores aumentó extremadamente. Ni siquiera las medidas adoptadas por la policía, que el 3 de enero de 2020 pidió al oftalmólogo Li Wenliang que se comprometiera por escrito firmando una declaración punible de cese y desistimiento para no difundir nada más sobre un posible brote de SARS, pudieron frenar la dinámica de pánico que se había desarrollado y que empeoraba peligrosamente.

El 10/01/2020 Wenliang, y poco después también sus padres, desarrollaron los síntomas de la neumonía. Li Wenliang se aisló porque estaba convencido de que había sido infectado con el virus del SARS el día anterior por un paciente ocular. Esto también aumentó el pánico.

Los doctores que lo atendieron realizaron un gran número de pruebas diferentes, todas las cuales resultaron negativas. A medida que su estado de salud se deterioraba y cada vez más personas mostraban la simpatía del público por su destino, las pruebas se continuaron hasta que una primera prueba de SARS, el 30/01/2020, se consideró “positiva”. El desastre del creciente pánico del SARS, que mutó en la crisis mundial del coronavirus, siguió su curso.

Li Wenliang difundió este resultado en Internet con las siguientes palabras: “Hoy las pruebas de ácido nucleico han dado un resultado positivo, el polvo se ha asentado, finalmente diagnosticado”.

Este anuncio aumentó el pánico ya existente. Todo se descontroló por completo cuando publicó su declaración firmada de cese y desistimiento del 03/01/2020 en Internet. Esta publicación de su declaración de cesación, que era peligrosa para él, fue y sigue siendo considerada por todas las personas presas del pánico, como prueba de que hay una nueva epidemia de SARS, porque un médico, que a su vez está afectado, sigue informando y advirtiendo al público a pesar de la amenaza de sanciones.

El pánico aumentó aún más porque la salud de Li Wenliang se deterioró a pesar del uso intensivo de una variedad de sustancias antibióticas y el público participó regularmente de esto. La situación estaba al borde de la escalada porque el informe de su muerte fue más que caótico y contradictorio.

Esta fue y sigue siendo la razón central por la que el público chino y mundial asumió que se había producido otro brote de SARS en Wuhan, pero que se había redefinido como una nueva epidemia, una pandemia con un nuevo nombre, Covid-19.



2. Una, de dos posibles causas del miedo de Li Wenliang

El temor del oftalmólogo Li Wenliang se basa en los acontecimientos de 2003 en China, cuando los científicos occidentales afirmaron que se había producido una acumulación de neumonía atípica en el sur de China. Dos días después de la creación mental de una cadena genética del supuesto nuevo virus (SARS-CoV-1), en la que el Prof. Drosten estuvo significativamente involucrado, el Prof. Drosten ofreció un supuesto procedimiento de prueba para este supuesto virus.

Aproximadamente 800 personas con neumonía atípica, es decir, neumonía en la que no se detectan patógenos conocidos, pero que resultó “positiva” con la prueba del Prof. Drosten, murieron, por lo tanto -posiblemente de forma incorrecta y sobre tratada- con el diagnóstico de SARS en lugar de “neumonía atípica”.

La base de que el temor al SARS se mantuviese y aumentara hasta 2019, son dos publicaciones de 2013 y 2017 que dieron lugar a especulaciones sobre la posibilidad de que aparecieran nuevos coronavirus del SARS. Los autores de ambas publicaciones afirman que los murciélagos sanos proporcionan pruebas de la existencia de secuencias genéticas cortas que pueden ser interpretadas como componentes de un virus.

Estas secuencias genéticas cortas tendrían similitudes con las secuencias genéticas cortas que se declararon componentes del supuesto coronavirus del SRAS-1 (SARS-CoV-1) en 2003.

SARS significa Síndrome Respiratorio Agudo Severo, que es otra descripción de los síntomas de la neumonía atípica.

Se dice que estas hebras genéticas mentales (ficticias, transformadas en realidad) son capaces de desarrollarse en la realidad y formar un virus real. Este virus, que se afirma está en murciélagos y otros animales salvajes pero que sigue siendo inofensivo, podría saltar a los humanos a través de la mordedura, el contacto o el consumo y convertirse en un asesino mortal.

En los seres humanos, este inofensivo virus podría, a través de cambios (mutaciones), convertirse en un coronavirus del SARS que es realmente nuevo y podría causar una enfermedad. Tal acontecimiento y la consiguiente oleada de enfermedades, como la neumonía atípica, deben esperarse en cualquier momento.

Hasta la fecha, los virólogos no han podido aislar un virus del SARS de un paciente, un murciélago, otro animal o en el laboratorio, ni han podido detectar una cadena genética intacta y completa de un virus del SARS. Hasta la fecha no se ha podido confirmar la suposición de los virólogos de que existen de hecho cadenas genéticas virales que están construidas de la misma manera que las cadenas genéticas compuestas de secuencias genéticas cortas.

Hay otras formas en que aún no se ha demostrado la existencia y la presencia de una cadena genética completa de un virus del SARS, aunque desde hace mucho tiempo se dispone de técnicas estándar muy sencillas para determinar la longitud de las secuencias genéticas.

Los temores alimentados masivamente por tales afirmaciones falsas fueron la base de los temores del oftalmólogo Li Wenliang, así como de otros médicos e infectólogos no sólo en Wuhan.

Estas alegaciones son la razón por la que los epidemiólogos y virólogos de la CCDC, a partir del 31 de diciembre de 2019, se centraron en encontrar secuencias de genes similares que se definieron como componentes del coronavirus del SARS en 2003 (véanse las explicaciones que figuran a continuación).



3. La segunda de las posibles causas de miedo de Li Wenliang

Las crisis del SARS y del Coronavirus comenzaron con la afirmación en los medios de comunicación de que hay una acumulación de pacientes con neumonía atípica. Esta alegación nunca fue corroborada. Sólo se afirmó que la neumonía atípica que se produjo podía explicarse por la suposición de la aparición de un nuevo virus, porque algunas de las personas con neumonía atípica tenían contacto con los mercados de animales.

Para poder confirmar la suposición de que un virus desconocido podría ser la causa de la neumonía atípica, se suprimieron los hechos conocidos descritos en la literatura médica y científica. De hecho, hay varios y amplios espectros de causas no infecciosas de neumonía atípica. Por varias razones, esta neumonía atípica tiene más probabilidades de ser mortal que la típica.

Las causas son, entre otras, la inhalación de vapores, disolventes y sustancias tóxicas. La entrada de alimentos, bebidas o contenidos estomacales en los pulmones en caso de dificultades para tragar o de la pérdida del conocimiento también puede causar una neumonía extremadamente grave (neumonía por aspiración).

El agua por sí sola es suficiente, si entra en los pulmones de las personas que se están ahogando, para causar una neumonía atípica grave. Otra causa es el reconocido espectro de disfunciones inmunológicas, como las alergias y las reacciones auto-inmunes. También se sabe que la radiación desencadena una inflamación de los pulmones en el cáncer, que no puede distinguirse de la típica neumonía.

La neumonía congestiva es particularmente conocida en las personas mayores. Éstas se desarrollan debido a la retención de agua (edema), a la permanencia prolongada en cama, a la debilidad del corazón y/o de los riñones, que puede conducir a una ventilación y circulación sanguínea inadecuadas en los pulmones, y como consecuencia directa de la inflamación de los pulmones, es decir, de la neumonía atípica.

Lógicamente, una combinación de causas subyacentes también causa neumonía atípica. Una neumonía atípica puede convertirse rápidamente en una neumonía típica si se produce una colonización secundaria del pulmón inflamado. Esta es la razón por la que el porcentaje de neumonía atípica es probablemente más alto que el 20-30% estimado.

En los estudios de las cinco personas documentadas en las dos publicaciones pertinentes a la crisis del coronavirus, no se investigaron la posible presencia o la historia, los signos, los mecanismos y los efectos de estas causas conocidas de la neumonía atípica. Los virólogos no suelen hacerlo de todos modos, y los miembros de la CCDC no pudieron hacerlo ni siquiera en las circunstancias de pánico.

Excluir la mención de la neumonía atípica demuestra una grave negligencia médica e impide el tratamiento correcto de los pacientes. Por consiguiente, los afectados corren el riesgo de que se les manipule mal con un cóctel de sustancias antibióticas ricas en efectos secundarios, que es capaz de causar de forma independiente la muerte de los pacientes, especialmente en caso de sobredosis. El pánico puede ser incluso fatal en muy poco tiempo, no sólo en el caso de problemas cardiovasculares.

La respuesta a la pregunta crucial de si se ha detectado realmente un nuevo virus o si sólo se emiten piezas cortas y endógenas de material genético como componentes de un virus o se interpretan erróneamente como tales, es decisiva para que la crisis del coronavirus pueda terminar rápidamente. Al igual que con el H1N1, los responsables de la crisis del coronavirus dicen que ésta sólo se puede acabar con la vacunación. Sin embargo, la idea de la vacunación ha sido refutada tanto como la de los virus.

Para la evaluación y clasificación de los acontecimientos que rodearon el desencadenamiento y el mantenimiento de la crisis del coronavirus es útil el recuerdo de la pandemia de gripe porcina de 2009, que ya ha sido olvidada.

La mayoría de la población en ese momento estaba preparada para vacunarse contra los supuestos virus de la gripe porcina. Luego hubo un retraso en la entrega anunciada de las vacunas. Las vacunas no podían llenarse en jeringas listas para usar, ya que los nuevos potenciadores de ingredientes activos utilizados por primera vez dañaban la mezcla de la vacuna y la inutilizaban. Por esta razón, la vacuna se llenó en ampollas para 10 personas cada una, a las que sólo se permitió añadir los potenciadores de la sustancia activa poco antes del acto de la vacunación.

Durante este tiempo se supo que los potenciadores del principio activo, llamados adyuvantes, sin los cuales una vacuna no podría desarrollar su efecto, son nuevos y no han sido probados. Se supo que estos novedosos amplificadores de drogas consisten en nanopartículas. Se sabe que las nanopartículas son muy reactivas debido a su diminuto tamaño y, por lo tanto, se utilizan como catalizadores en muchas reacciones químicas. En los procesos técnicos, por ejemplo, hacen que las superficies se comporten de forma completamente diferente a la que se puede conseguir con los métodos convencionales.

Entonces se supo que la Canciller alemana Angela Merkel y las Fuerzas Armadas alemanas iban a recibir esta vacuna, pero sin el novedoso potenciador de sustancias activas de nanopartículas, mientras que la policía y la población iban a recibir la vacuna con las nanopartículas no probadas.

Como resultado, el 93% de la población rechazó la vacuna producida para ellos. Sólo al 7% de los alemanes se les ha administrado esta vacuna.

El metabolismo humano no puede metabolizar y excretar nanopartículas. Debido a esta negativa por parte de casi toda la población, la gripe porcina en realidad desapareció de la noche a la mañana siguiente, como por arte de magia, de los medios de comunicación al basurero y las vacunas al alto horno.

(Se permite una pequeña polémica: sorprendentemente, el virus de la gripe porcina H1N1 despegó al galope de los cerdos, ya no infectó a otras personas, no enfermó a los infectados y su presencia en los medios de comunicación se detuvo inmediatamente. Tal vez el virus de la gripe porcina se ha convertido en virus de la gripe de los peces, para nadar por los ríos en los cuerpos de los salmones, sólo para atacar de nuevo con fuerza concentrada en el mercado de pescado en Wuhan).

Los epidemiólogos, infectólogos y virólogos implicados han aprendido del fracaso de la planificación de la pandemia, que no culminó con la vacunación. Analizaron las causas y publicaron sus conclusiones y recomendaciones para el futuro en el número 12 de diciembre de 2010 del Bundesgesundheitsblatt (Gaceta Federal de Salud). El significativo título de este número: “Pandemias. Lecciones aprendidas” Lo que significa tanto como: ¡Las lecciones que hemos aprendido de la debacle de la gripe porcina H1N1!

Algunos de los artículos de este número están disponibles en Internet, pero no los más importantes. Las principales recomendaciones para la gestión de la pandemia son:

• Asegurarse de que los expertos no se contradigan entre sí en los debates públicos.

• Participación temprana de los medios de comunicación social y de los líderes. – Control de la red Internet. Esto con el fin de evitar que las reivindicaciones y las críticas pongan en peligro el consenso y la aceptación de las medidas en la política y la sociedad.

¡Estas recomendaciones ya se han aplicado con éxito! Se censura en Internet, se excluye a los críticos con insultos, entre otras cosas. Los argumentos obligatorios que refutan la suposición de la pandemia y que han pasado al dominio público simplemente no se abordan. Sólo un experto, el Prof. Drosten, es escuchado en los medios y en la política. La única “crítica” que se le hizo, expresada por un virólogo especializado en VIH, tuvo la función de reforzar la afirmación central de la existencia de un nuevo virus, el SARS-CoV-2.



4. La globalización del pánico por los virus chinos del SARS y la creación de la crisis del coronavirus por el Prof. Drosten

El profesor Christian Drosten, de la Charité de Berlín, afirma que desde el 1/01/2020 ha desarrollado un método de detección genética con el que puede detectar con fiabilidad la presencia del nuevo coronavirus en los seres humanos.

Para a) poder comprender qué supuestos y qué acciones constituyen la base de las afirmaciones del Prof. Drosten y b) comprobar si sus conclusiones de haber desarrollado un procedimiento de prueba seguro para el nuevo coronavirus están lógica y científicamente probadas o no, o incluso refutadas, es necesario explicar los términos y técnicas utilizadas, presentar su argumentación y analizar las dos publicaciones decisivas a las que se refiere el Prof. Drosten.

¿Cómo se definen un virus y un coronavirus?

¿Cómo se definen las secuencias en este contexto? – ¿Cómo funcionan los métodos de detección de secuencias llamadas PCR, RT-PCR y RT-PCR en tiempo real?

¿Cuándo se puede emitir la detección de la presencia de secuencias en humanos como prueba de la presencia de un virus?

¿Cómo se demuestra científicamente la existencia de un virus?

 
Términos

– En la ciencia, un virus se define por su material genético específico, que es único para ese virus.

– El material genético de un virus también se conoce como la cadena genética viral, la molécula genética viral o su genoma. – El material genético viral de un virus contiene las distintas secuencias genéticas para la formación de las distintas proteínas virales, conocidas como genes virales.

– El material genético de un virus puede consistir en ADN o ARN.

– Los virus corona se definen por el hecho de que consisten en una molécula específica de ARN rodeada por una envoltura.

– El material genético de un determinado virus se define por su longitud determinada con precisión y la determinación exacta de la estructura de la cadena del genoma viral.

– La composición del material genético de un virus resulta de la determinación exacta del número y la secuencia específica de los cuatro bloques de construcción que componen un material genético. Los cuatro bloques de construcción de un material genético se llaman nucleótidos. – El proceso de determinar la secuencia específica de los cuatro componentes básicos de un material genético se denomina secuenciación.

– El resultado de la determinación de la secuencia de los componentes básicos de una sustancia hereditaria se denomina secuencia o secuencia genética.

– Los virus patógenos se definen por el hecho de que su secuencia es única y no se da en organismos sanos. – Para detectar y determinar la presencia del material genético de un virus, de acuerdo con las leyes del pensamiento y la lógica que precede a toda ciencia como regla fundamental, este virus debe ser aislado y estar presente en forma pura para que las propias secuencias de genes de la célula no se malinterpreten como componentes de un virus.

– Sólo es posible determinar la secuencia de una sustancia genética si está presente en forma de ADN. – Para determinar la secuencia de una sustancia genética que está presente en forma de ARN, primero debe ser convertida bioquímicamente en ADN.

– El proceso de conversión de una sustancia genética de ARN en ADN se denomina “transcripción inversa” y se abrevia como “RT”.


Las técnicas utilizadas por el Prof. Drosten y las primeras conclusiones

– La presencia y la longitud de un material genético se determina separándolo longitudinalmente en un campo eléctrico. Los trozos cortos migran más rápido, los más largos más lentamente. Al mismo tiempo, para determinar la longitud del material genético a examinar, se añaden piezas de material genético de longitud conocida de diferentes longitudes. Esta fiable técnica estándar para detectar y determinar la longitud del material genético se llama “electroforesis en gel”.

– Si la concentración de un determinado material genético es demasiado baja para ser detectada por la técnica de “electroforesis en gel”, puede ser multiplicada a voluntad por la técnica de multiplicación ilimitada de ADN, llamada Reacción en Cadena de la Polimerasa. De esta manera, el ADN indetectable puede hacerse visible en la electroforesis en gel. Este es un requisito previo para hacer accesible el material genético para investigaciones posteriores, especialmente para la posterior determinación decisiva de su longitud y secuencia. Este método también se conoce como PCR para abreviar.

El inventor de la técnica de la PCR, Kary Mullis, que fue galardonado con el Premio Nobel de Química en 1993 por este invento, señaló desde el principio que este, su método desarrollado para el análisis en sala blanca en las fábricas de chips de ordenador es muy propenso a errores. En su discurso del Premio Nobel, que está documentado en la página del Comité del Premio Nobel, también señaló que no hay ninguna prueba verificable, en realidad científica, de que la sustancia genética conocida como genoma del VIH desencadene realmente una inmunodeficiencia o una de las diversas enfermedades que se agrupan de manera inadmisible bajo el término “SIDA” y se tratan con quimioterapia altamente tóxica. Señaló que sólo hay consenso entre los científicos participantes en que el “VIH” desencadenaría una inmunodeficiencia.

Para poder reproducir un ADN con la técnica de PCR, se requiere el conocimiento de la composición, la secuencia del ADN. Esto se debe a que un ADN sólo puede propagarse por PCR si fragmentos cortos de genes producidos artificialmente se unen al principio y al final del ADN, que corresponden exactamente a la secuencia del principio y del final del ADN que se va a propagar. Estos cortos trozos de ADN producidos artificialmente se llaman, por lo tanto, primers, las moléculas iniciadoras de la PCR. Tienen una media de entre 24 y 30 nucleótidos de largo (los bloques de construcción del material genético).

Así pues, la PCR no puede utilizarse para detectar secuencias o virus desconocidos. Sólo la determinación de la secuencia de un virus permite desarrollar una prueba de PCR para la detección de la secuencia de un gen originado en un virus. – En los primeros días de la PCR, sólo era posible determinar la cantidad de ADN amplificado mediante electroforesis en gel después de que se hubiera detenido la reacción de amplificación de la PCR. Mientras tanto, se añaden ciertos colorantes a las enzimas y sustancias necesarias para la PCR. La detección de estos tintes durante el curso de la PCR muestra aproximadamente qué concentraciones de ADN reproducido artificialmente se produjeron y cuánto ADN estaba realmente presente aproximadamente al comienzo de la PCR. Dado que la cantidad de ADN producido artificialmente puede determinarse aproximadamente mientras la técnica de PCR sigue funcionando, esta extensión de la técnica de PCR se denomina “PCR en tiempo real”. Por lo tanto, una “PCR en tiempo real” que va precedida de otro paso, la conversión de ARN en ADN mediante “transcripción inversa” (RT), se denomina “RTPCR en tiempo real”.

– El Prof. Drosten utiliza la técnica de “RT-PCR en tiempo real” en la prueba que ha desarrollado para la detección del nuevo virus corona. Con ese fin, ha seleccionado secuencias genéticas cortas de un conjunto de datos de Internet del 1/01/2020 que se atribuyen a los virus del SARS. Sobre la base de esas secuencias de fragmentos genéticos cortos, que se interpretan como posibles componentes de los virus del SARS, él diseñó las secuencias de cebadores de la PCR decisivas para la PCR a fin de detectar el virus “todavía” desconocido en China con su “RT-PCR en tiempo real”.

Cuando aparecieron en Internet compilaciones preliminares de secuencias el 10/01/2020 y el 12/01/2020, que posteriormente fueron modificadas y publicadas el 24/01/2020 y el 3/02/2020, esto representó el resultado de los dos primeros intentos de identificar el virus aún desconocido. Con este fin, los virólogos de la CCDC usaron programas de computadora para ensamblar teóricamente las secuencias de fragmentos cortos de genes en una posible cadena genética.

En ambas publicaciones, los virólogos de la CCDC afirman que no hay evidencia de que estas sugerencias de secuencias puedan realmente causar enfermedades. El 10/01/2020 y el 12/01/2020, las propuestas de secuencias chinas eran todavía provisionales y no se habían sometido todavía al estricto proceso de revisión prescrito científicamente.

El hecho de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomiende la prueba de detección PCR desarrollada por el Prof. Drosten para la detección del nuevo virus el 21/01/2020, incluso antes de la publicación de las publicaciones de las dos primeras propuestas de secuencias chinas, demuestra un primer hecho: El Prof. Drosten utilizó datos no verificados científicamente para su prueba de PCR rápidamente globalizada del 2019-nCoV, que fue rebautizada como SARS-CoV-2 el 7 de febrero de 2020 con la participación del mismo Prof. Drosten.

El cambio de nombre el 7 de febrero de 2020 de la designación de “nCoV” a “SARS-CoV-2”, una mera presunción de virus posiblemente defectuoso o inofensivo, en un patógeno peligroso, dio a la opinión pública la impresión de que se había descubierto un virus real del SARS en China, que causa una enfermedad peligrosa, a saber, el SARS, y mató al nuevo ídolo de China, Li Wenliang, que empequeñeció a la dirección del partido.

El Prof. Drosten y sus colegas del Grupo de Nomenclatura de Virus cumplieron así las expectativas de la población, que estaba aterrorizada hasta la médula: “finalmente diagnosticado”, “finalmente diagnosticado”. Esta expectativa fue despertada por el impulso del pánico masivo desencadenado por el Dr. med. Li Wengling y aparentemente cumplido por el Prof. Drosten.

El factor decisivo en la evaluación de este acto es el hecho de que en aquel momento todos los virólogos directamente implicados testificaron -y todavía testifican hoy- que no hay pruebas de que este nuevo virus cause realmente la enfermedad. ¿O sólo ocurre en paralelo en enfermedades, en procesos de curación, después de procesos de curación, en algunas personas sanas, en muchas personas sanas o en todas las personas?

Esto demuestra que el Prof. Drosten ha cruzado la línea claramente reconocible de la acción científicamente justificada en un fraude reconocible y trascendental. También no podrá salir de esto utilizando una revista para la publicación de su procedimiento de prueba del 23/01/2020 que no comprueba las declaraciones hechas en ella antes de ir a la imprenta.



5. Las preguntas decisivas para un rápido final de la crisis del Coronavirus

La cuestión central y decisiva es si el Prof. Drosten ha cumplido con su deber científico, que forma parte de su contrato de trabajo, consigo mismo y verifica sistemáticamente todas las afirmaciones hechas en su publicación sobre el método de detección que desarrolló y las declaraciones públicas basadas en él.

Este deber científico central da lugar a tres preguntas centrales:

¿Comprobó el Prof. Drosten si las secuencias de genes que forman la base de su procedimiento de prueba y que le fueron proporcionadas por virólogos chinos son en realidad secuencias que se originan en un virus?

¿Llevó a cabo el Prof. Drosten los experimentos de control que son obligatorios en la ciencia y que prueban si las secuencias que utilizó realmente se originan en un virus? ¿Llevó a cabo los experimentos de control que prueban si las secuencias que utiliza, que atribuye al nuevo virus, son en realidad secuencias que no son secuencias que se producen en todos los metabolismos, tal vez incluso en plantas, como las papayas de Tanzanía o que se producen en mayor número en el metabolismo de las enfermedades?

¿En base a qué suposiciones, experimentos y controles puede el Prof. Drosten afirmar que su método de prueba, con el que sólo detecta áreas parciales de 2 (dos) genes del genoma de un total de 10 (diez) genes del coronavirus, detecta un virus completo, activo y causante de la enfermedad? ¿Y no sólo fragmentos de un virus, después de una supuesta batalla exitosa del sistema inmunológico o la presencia de virus “defectuosos” o “incompletos” o “inofensivos” en nuestro material genético, que son típicos y constituyen el 50% de las masas genéticas de nuestros cromosomas?

Las respuestas son el resultado de la realización documentada del Prof. Drosten durante el desarrollo del procedimiento de la prueba y de la no realización documentada del Prof. Drosten hasta hoy. El virólogo Prof. Drosten, que desarrolló el método de detección del nuevo coronavirus (primero llamado 2019-nCoV y luego, a partir del 7/02/2020 llamado SARS- CoV-2), describe el desarrollo del método de prueba en una publicación publicada el 23/01/2020 en la página 3 de este artículo, en la columna de la izquierda, a 8 líneas de distancia, describe el primer y decisivo paso de su enfoque:

“Antes del anuncio público de las secuencias del virus de 2019-nCoV, nos basamos en los informes de los medios de comunicación social que anunciaban la detección de un virus similar al SARS. Por lo tanto, asumimos que un CoV relacionado con el SARS estuvo involucrado en el brote”.

Esto significa que el Prof. Drosten y sus colaboradores han asumido, basándose en los informes de los medios de comunicación social, que un coronavirus relacionado con el SARS podría estar implicado en el supuesto brote de neumonía atípica. En ese momento no se disponía de datos clínicos que apoyaran esa hipótesis. ¿Cuál era su siguiente paso?

“Descargamos todas las secuencias completas y parciales (longitud media >400 nucleótidos) de virus relacionados con el SARS que estaban disponibles en el GenBank el 1 de enero de 2020.”

Continúa en la columna derecha de la página 3, tercera fila desde la parte superior:

“Alineamos estas secuencias [Nota mía, SL: contra una secuencia estándar dada del virus del SARS] y utilizamos las secuencias alineadas para desarrollar nuestras pruebas (Figura S1 en el suplemento de esta publicación).

“Tras la publicación de la primera secuencia de 2019 nCoV en virological.org, seleccionamos tres pruebas basadas en lo bien que se ajustaban al genoma de 2019 nCoV (Figura 1). (“Descargamos todas las secuencias completas y parciales (si >400 nt) de virus relacionados con el SARS disponibles en el GenBank antes del 1 de enero de 2020 […] Estas secuencias fueron alineadas y la alineación se utilizó para el diseño del ensayo (Figura suplementaria S1).

De sus explicaciones se pueden extraer respuestas, conclusiones y consecuencias claras:

¿Comprobó el Prof. Drosten si las secuencias de genes, que son la base de su procedimiento de prueba y que fueron proporcionadas por virólogos chinos, son en realidad secuencias de un virus? ¡La respuesta es NO! No pudo comprobar si las secuencias proporcionadas eran de un virus, porque las dos publicaciones decisivas que describían la extracción de las secuencias de genes que utilizó no estaban disponibles para él antes de que su prueba fuera lanzada al mercado.

¿Llevó a cabo el Prof. Drosten los experimentos de control obligatorios en la ciencia para probar si las secuencias que usó realmente se originaron de un virus? ¿Llevó a cabo los experimentos de control para averiguar si las secuencias que utilizó, que atribuyó al nuevo virus, son en realidad secuencias que se producen en cualquier metabolismo, tal vez incluso en las plantas, o que se producen de forma metabolizada en las enfermedades?

La respuesta es: ¡NO! Ni él, ni los virólogos de la CCDC, ni otros han llevado a cabo de forma demostrable estos experimentos de control necesarios hasta el día de hoy, y si lo han hecho, no los han publicado. Para estos cruciales experimentos de control, deben utilizarse secuencias genéticas cortas del metabolismo de individuos sanos para secuenciarlos. Estas cortas secuencias genéticas, como las de los enfermos, deben ser ensambladas con los mismos programas informáticos para formar una larga cadena genética de un virus. Este experimento nunca se llevó a cabo o nunca se publicó. Ni siquiera se menciona este experimento de control obligatorio, que resulta de las leyes del pensamiento y la lógica de la virología – para controlar consistentemente los propios resultados. En el momento en que este experimento se lleva a cabo y se publica, la crisis del coronavirus termina inmediatamente.

El otro experimento de control resultante de la lógica científica es el ensayo intensivo, mediante el procedimiento PCR desarrollado (RT-PCR en tiempo real), con muestras clínicas de personas con enfermedades distintas de las atribuidas al virus y utilizando muestras de personas, animales y plantas sanas para comprobar si estas muestras no dan también resultados “positivos”.

Estos nuevos experimentos de control, que son lógicamente necesarios para validar un procedimiento de prueba, es decir, para comprobar si es válido y tiene alguna importancia, aún no se han realizado y ni siquiera se ha afirmado que se hayan realizado. Por consiguiente, los inventores y productores de estos procedimientos de prueba se han asegurado, mediante la información apropiada en los rótulos, por ejemplo, que la prueba sólo debe utilizarse para fines de estudio y no es adecuada para fines de diagnóstico.

Puedo predecir con certeza que las personas que liberan mayores cantidades de secuencias genéticas del tipo de tejido de los epitelios escamosos, por ejemplo, los pacientes renales, darán “positivo” con la PCR desarrollada por el Prof. Drosten a más tardar cuando su cantidad de frotis se multiplique y se concentre un poco. Es muy probable que incluso todos los organismos puedan dar positivo.

Hago un llamamiento a bioquímicos, bioinformáticos, virólogos y especialistas en cultivos celulares para que lleven a cabo estos experimentos de control, los publiquen y me informen sobre ellos. He diseñado un experimento de control que excluye de entrada la excusa de que el material de muestra utilizado ha sido contaminado con el virus del SARS Cov-2 antes o durante el experimento de control.

Los costos de la realización de los experimentos de control están cubiertos si se permite que yo y observadores neutrales estemos presentes durante la realización de los experimentos de control y se documenta cada paso. Por favor, póngase en contacto con la editorial para que se ponga en contacto. Los resultados pondrán fin a la crisis del coronavirus inmediatamente. No sirve de nada si sólo presento los resultados de los experimentos de control.

¿En base a qué suposiciones, experimentos y controles puede el Prof. Drosten afirmar que su procedimiento de prueba, con el que sólo detecta áreas parciales de sólo 2 (dos) genes del genoma de un total de 10 (diez) genes del virus del Corona, detecta un virus completo, activo y causante de enfermedad y no sólo fragmentos de un virus después de una supuesta batalla exitosa del sistema inmunológico o debido a la presencia de numerosos virus “defectuosos”, “incompletos” e “inofensivos” en nuestro material genético?

El Prof. Drosten no consideró estas preguntas lógicas en absoluto, porque no aparecen en ninguna parte de sus publicaciones y afirmaciones. La detección de sólo secuencias genéticas cortas de una cadena genética larga de un virus nunca puede probar la presencia de un virus intacto y por lo tanto reproducible. Para poder calificar de válida una prueba de PCR de este tipo, habría que realizar primero estudios cuyos resultados demuestren que la detección de secuencias genéticas cortas prueba automáticamente la presencia de una cadena genómica completa e intacta de un virus. Esos estudios lógicamente convincentes aún no se han realizado ni mencionado.

Al comienzo de la crisis del coronavirus, la principal viróloga, la Prof. Karin Mölling, una destacada experta en el campo de los virus asociados a las células, inofensivos, incompletos o defectuosos conocidos como endógenos, describió las medidas adoptadas como injustificadas. Ha demostrado en publicaciones y en un libro, que la mitad del material genético de los humanos, es decir, la mitad de las secuencias de la que están formados nuestros cromosomas consiste en secuencias genéticas inactivas y defectuosas de virus.

Lo que no sabe, o está ocultando, es que el metabolismo produce constantemente una gran cantidad de secuencias genéticas de ARN de cualquier composición, que no aparecen en forma de secuencias de ADN en los cromosomas.

Este hecho pone en tela de juicio las afirmaciones de existencia de todos los virus ARN, como los coronavirus, el virus del Ébola, el VIH, el virus del sarampión y los virus del SARS.

Este hecho es también la base por la que, con los experimentos de control, se pone fin inmediatamente no sólo a la crisis del coronavirus, sino también al miedo y al mal manejo por parte de toda la virología de los supuestos virus de la enfermedad. Puedo asegurarle que las causas reales y los fenómenos de infección atribuidos a los virus han sido probados en el sentido “positivo” de la palabra “ciencia”.

Referencias

https://www.loveproductions.org/english/articles/misinterpretation-of-virus/

Wrong Interpretation of the Virus Part II: Beginning and End of the Coronavirus Crisis

COMPARTIR

MÉDICOS Y PROFESIONALES DE LA SALUD AFIRMAN QUE LA “PANDEMIA COVID-19” ES LA MAYOR ESTAFA SANITARIA DEL SIGLO EN CURSO

Centenares de médicos y profesionales de la salud de todo el mundo, reunidos en el Colectivo “United Health Professionnals” publicaron el mes pasado un extenso comunicado (en francés y en inglés) en el que piden que se detenga de inmediato “el clima de terror, la sinrazón, la manipulación y las mentiras” ligadas a “la mayor estafa sanitaria del siglo XXI”. En el comunicado, hecho público en diferentes idiomas a través de Change.org, los firmantes dicen “‘alto’ a todas las medidas demenciales y desproporcionadas que se han tomado desde un principio para luchar contra el (coronavirus) SARS-CoV-2 (encierro, bloqueo de la economía y la educación, distanciamiento social, uso de mascarillas para todos, etc.) porque están completamente injustificadas, no se basan en ninguna evidencia científica y violan los principios básicos de la medicina basada en la evidencia. Por otro lado, por supuesto, apoyan medidas razonables, como las recomendaciones de lavarse las manos, estornudar o toser en el codo, utilizar un pañuelo desechable, etc”. 

Los firmantes iniciales del documento, más casi el millar de profesionales que lo han hecho a través de Change.org, recuerdan que la Humanidad se ha enfrentado en numerosas ocasiones a nuevos virus, y que no es cierto que en esta ocasión sea distinto por un mayor contagio del Covid. “Es absolutamente falso. Una simple comparación con otros virus deja ver que la contagiosidad del SARS-CoV-2 es moderada. Son enfermedades como el sarampión las que pueden describirse como altamente contagiosas. Por ejemplo, una persona con sarampión puede infectar hasta a 20 personas, mientras que una persona infectada con este coronavirus solo infecta a 2 o 3: 10 veces menos que el sarampión”.

Los profesionales de la salud de Europa y América que hasta el momento se han sumado al comunicado niegan, además, la premisa mayor: “Es absolutamente falso que el Covid-19 sea mucho más mortal que otros virus”. Solo en comparación con la gripe, explican estos expertos, y si tenemos en cuenta el período comprendido entre el 1 de noviembre de 2019 y el 31 de marzo de 2020, hubo a nivel mundial 860.000 casos y 40.000 muertes de Covid-19, mientras que la gripe en el mismo período de cinco meses, infectó, en promedio, a 420 millones de personas y mató a 270.000. Además, la tasa de letalidad anunciada por la OMS (3,4%) estaba “muy sobreestimada y fue rechazada desde el principio por eminentes expertos en epidemiología. Pero, incluso aceptando esta tasa de letalidad, vemos que este coronavirus es tres veces menos mortal que el de 2003 (10%) y 10 veces menos mortal que el de 2012 (35%)”.

Los firmantes del documento explican que es absolutamente falso que el Covid-19 conlleve la saturación de los hospitales. “La saturación sólo afecta a algunos hospitales, pero se hace creer a la gente que todo el sistema hospitalario está saturado o que la saturación es inminente, cuando hay miles de hospitales en algunos países. ¿Es razonable y verdadero atribuir, por ejemplo, a 1.000 o 2.000 hospitales una situación que solo afecta a 4 o 5 hospitales? Tampoco es de extrañar que algunos hospitales estén saturados por ser centros epidémicos (como la región de la Lombardía en Italia o Nueva York en Estados Unidos). No hay que olvidar que los hospitales de muchos países se han visto desbordados (incluidos los cuidados intensivos) en anteriores epidemias de gripe y que en esas épocas se hablaba también de ‘tsunami’ de pacientes en los hospitales, ‘hospitales saturados’, carpas levantadas fuera de los hospitales, ‘zonas de guerra’, ‘hospitales colapsados’ y un ‘estado de emergencia’. Y, sin embargo, no confinamos países enteros, no bloqueamos la economía mundial, no paralizamos el sistema educativo, no practicamos el distanciamiento social y no les dijimos a las personas sanas que usaran mascarillas”.

Los firmantes del documento, todos ellos médicos y profesionales de la salud de múltiples países del mundo, explican que “las medidas demenciales” que se han tomado tienen “catastróficas consecuencias que ya han comenzado a aparecer: suicidio de personas angustiada como se ha reportado en China, desarrollo de patologías psiquiátricas, paralización de los itinerarios educativos de los escolares y estudiantes universitarios, impactos negativos y peligros en los animales, desatención de otras enfermedades (especialmente crónicas) y aumento de su mortalidad, violencia doméstica, pérdidas económicas, desempleo, crisis económica importante (pocas personas saben que la crisis económica de 2007-2008 conllevó el suicidio de al menos 13.000 personas sólo en Europa y América del Norte), graves consecuencias para la agricultura, desestabilización de países y paz social y riesgo de estallido de guerras. Un editorial publicado en el European Journal Of Clinical Investigation denunció, desde el principio, las daños de las medidas extremas tomadas sin fundamento en evidencias, información exagerada sobre la peligrosidad real del virus y difusión de noticias falsas (incluso por revistas prestigiosas). Algunos incluso llegaron a comparar esta pandemia con la de la gripe de 1918, lo que es una mentira y una manipulación, ya que aquella mató a 50 millones de personas, cosa que no tiene absolutamente nada que ver con la tasa de muertos de este coronavirus”.

Los profesionales firmantes del llamamiento señalan que “compartimos la opinión de los expertos que denuncian el hecho de que no se hace distinción entre personas que han muerto ‘por’ el virus y personas que han muerto ‘con’ el virus (con patologías concomitantes), el hecho de que la causa de la muerte se atribuya al SARS-CoV-2 sin una prueba o autopsia y que se presione a los médicos para que marquen el Covid-19 como la causa de la muerte, a pesar de que el paciente haya muerto por otras causas. Esto lleva a una sobreestimación del número de muertes y constituye una manipulación escandalosa de las cifras porque durante las epidemias de gripe estacional, por ejemplo, no se obra de la misma manera. Incluso más del 20% de los pacientes con Covid-19 también están coinfectados con otros virus respiratorios. Después de la reevaluación, solo el 12% de los certificados de defunción en un país europeo (Italia) mostraron una causa directa del coronavirus. El director de los CDC (Centres for Disease Control and Prevention, Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) de un país de América del Norte reconoció el 31 de julio que los hospitales tenían un incentivo financiero perverso para inflar las cifras de muertes por coronavirus”.

“Les decimos a los Gobiernos: levantad todas las restricciones y obligaciones a los ciudadanos (estado de emergencia, uso obligatorio de la mascarilla, distanciamiento social, etc.) porque son estúpidas y puramente dictatoriales y no tienen nada que ver con la medicina o la higiene o la preservación de la salud pública. No hay ninguna razón científica o médica para que los ciudadanos no enfermos usen una mascarilla. El doctor Pascal Sacré, anestesiólogo-reanimador, dijo: ‘obligar a todos a usarlas todo el tiempo, mientras la epidemia desaparece, es una aberración científica y médica’. El profesor Didier Raoult dice: ‘La decisión de confinar, como la decisión de usar mascarillas… no se basan en datos científicos…’. Las Dra. Lisa Brosseau y Margaret Sietsema, expertas en protección respiratoria, dicen: ‘No recomendamos exigir al público en general que no tenga síntomas de la enfermedad Covid-19 que usen con regularidad mascarillas de tela o quirúrgicas porque: no hay ninguna evidencia científica de que sean efectivas para reducir el riesgo de transmisión del SARS-CoV-2… ‘. El profesor Maël Lemoine también precisó que el cambio de discurso sobre las mascarillas es ‘político, no científico’. 

En algunos países asiáticos, las personas usan mascarillas durante todo el año (para protegerse de la contaminación, entre otras cosas). ¿Este uso generalizado de mascarillas en estos países les impide que tengan epidemias de coronavirus? ¿Este uso generalizado de mascarillas en estos países evita que cada año tengan epidemias de gripe u otros virus respiratorios? La respuesta es, por supuesto, no. Por otro lado, con los 8 millones de toneladas de plástico que ya se vierten en los océanos cada año, las mascarillas y guantes añaden una nueva amenaza y constituyen una contaminación particularmente peligrosa para nuestra salud y para la vida silvestre. Solo en Italia, si solo el 1% de las mascarillas actualmente en uso fueran arrojadas a la naturaleza, 10 millones de mascarillas terminarían en el océano cada mes. Además, las mascarillas quirúrgicas tardan hasta 450 años en descomponerse. Por lo tanto, decimos a los gobiernos: alto a estas medidas ilegales y peligrosas de uso obligatorio de mascarillas”.

“Decimos que es necesaria una reforma total de la OMS. Los éxitos de la OMS son indiscutibles: se han salvado millones de vidas gracias a los programas de vacunación contra la viruela y se ha reducido el consumo de tabaco en todo el mundo. Pero el mayor problema de la OMS es que durante varios años ha sido financiada en un 80% por empresas (especialmente farmacéuticas) y donantes privados (en concreto, la “filantrópica” undación Bill y Melinda Gates) y los escándalos se van acumulando: falsa alarma sobre el H1N1 bajo la influencia de los grupos de presión farmacéuticos, inquietante complacencia hacia el glifosato que la OMS había declarado seguro a pesar de las víctimas del herbicida, ceguera ante las consecuencias de la contaminación vinculada a las empresas petroleras en África, minusvaloración de la mortalidad humana de los desastres nucleares de Chernobyl a Fukushima y los desastres del uso de municiones de uranio empobrecido en Irak o los Balcanes, no reconocimiento de la ‘Artemisia’ para proteger los intereses de las empresas farmacéuticas a pesar de su probada eficacia en el tratamiento de la malaria.

La independencia de la organización se ve comprometida tanto por la influencia de los grupos de presión industriales, especialmente farmacéuticos, como por los intereses de sus estados miembros, en particular China. El presidente de un país dijo: ‘Creo que la Organización Mundial de la Salud debería avergonzarse de sí misma porque se han convertido en portavoz de China’. La institución ginebrina, que había subestimado la amenaza del ébola (más de once mil muertos) también está acusada de desatender las enfermedades tropicales en pos de mercados más jugosos. Una encuesta realizada en 2016 (La OMS en las garras de los grupos de presión) proporcionó una radiografía edificante de la OMS al dibujar el retrato de una estructura debilitada, sujeta a múltiples conflictos de intereses. Esta investigación ha demostrado cuánto y cómo predominan los intereses privados sobre los problemas de salud pública en la OMS. No es aceptable que el dinero que la financia provenga principalmente de un único empresario, y que esté infiltrada por ‘lobbies’”.

“Recientemente, la OMS se desacreditó aún más al caer en la trampa de Lancet Gate cuando un simple estudiante podría haber descubierto que era un estudio fraudulento. En el momento de la gripe H1N1, el Dr. Wolfgang Wodarg, presidente del Comité de Salud de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, criticó la influencia de la industria farmacéutica en los científicos y funcionarios de la OMS, diciendo que ha llevado a una situación en la que ‘innecesariamente millones de personas sanas estaban en riesgo por vacunas mal probadas’ (…) También culpó a la OMS de alimentar los temores de una ‘falsa pandemia’, lo llamó ‘uno de los mayores escándalos médicos de este siglo’ y pidió que se abriera una investigación. 

De hecho, la OMS ha cambiado los criterios para declarar una pandemia (así como la gravedad) bajo la influencia de los grupos de presión farmacéuticos para que puedan vender vacunas a países de todo el mundo. Según un informe de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa sobre el manejo de la gripe H1N1, la OMS incurrió en ‘el desperdicio de importantes fondos públicos y la existencia de temores injustificados relacionados con los riesgos para la salud… Se han identificado graves lagunas con respecto a la transparencia de los procesos de toma de decisiones relacionados con la pandemia, lo que suscita preocupaciones sobre la posible influencia que la industria farmacéutica podría haber ejercido en las decisiones clave relacionadas con la pandemia. La Asamblea teme que esta falta de transparencia y rendición de cuentas debilite la confianza de los ciudadanos en las opiniones de las principales organizaciones de salud pública’”.

“Decimos que se debe abrir una investigación y que se interrogue a ciertos funcionarios de la OMS, en particular al que ha estado promoviendo el confinamiento internacional, lo que es una herejía desde el punto de vista médico y una estafa que ha llevado al mundo por mal camino. De hecho, el 25 de febrero de 2020, el jefe de la misión internacional de observación del coronavirus en China elogió la respuesta de Beijing a la epidemia. Dijo que China ha tenido éxito con métodos ‘anticuados’, enfatizó que ‘el mundo necesitaba las lecciones de China’, de las que se debía aprender y que si él tuviera el Covid-19, buscaría tratamiento gustosamente en China. Otra vez, también describió a China como ‘muy abierta’ y ‘muy transparente’. ¿Cómo podemos creer estas declaraciones? ¿Cómo puede alguien creer que si él tuviera COVID-19 iría a China para recibir tratamiento? ¿Cómo puede alguien creer que el mundo debería inspirarse en China y que la lucha contra la epidemia debería hacerse ‘con métodos anticuados’? Lo que es alucinante es que consiguió hacer tragar sus mentiras al mundo entero. Porque, lamentablemente, desde sus declaraciones y el informe que supervisó (donde podemos leer que los métodos chinos son: ‘ágiles y ambiciosos’), los países del mundo han puesto en marcha medidas desproporcionadas y han seguido ciegamente a la OMS confinando sus poblaciones. 

El miedo y la psicosis se han propagado al presentar el SARS-CoV-2 como un virus muy peligroso o de mortalidad masiva, cuando no lo es en absoluto. Afortunadamente, una entrevista con el vicedirector de la OMS, Bruce Aylward mostró una parte significativa de la verdad y el conflicto de intereses de la OMS con China cuando una periodista le preguntó sobre la negativa de la adhesión de Taiwán (que está en conflicto con China) por la OMS: fingió no escuchar la pregunta y, cuando se le volvió a hacer, ¡cortó la comunicación! (el vídeo ha sido visto más de 8 millones de veces). Él también dijo a fines de febrero: ‘Actualmente, solo hay un medicamento que creemos que podría tener alguna efectividad real: el Remdesivir’. ¿Cómo puede decir eso incluso antes de que salgan los resultados? ¿Y por qué lo dijo?

”https://www.youtube.com/embed/VM8G73hdXro

“Los canadienses electos en la Cámara de los Comunes incluso convocaron a este funcionario de la OMS a comparecer después de que rechazara las invitaciones a testificar ante el Comité Permanente de Salud. Incluso el líder interino del Partido Conservador Canadiense ha cuestionado la exactitud de los datos de la OMS sobre el Covid-19. De hecho, decir que China ha reducido el número de casos o gestionado bien la epidemia y aplanado la curva gracias al confinamiento es pura mentira, y no se basa en ninguna evidencia porque nadie es capaz de dar la cifra del número de casos o muertes en China si no hubiera impuesto el confinamiento. Además, meses después: ¡el mundo descubrió que esos números ni siquiera eran ciertos! Recientemente, tres países africanos expulsaron a funcionarios de la OMS porque, según algunos de estos estados, estaban falsificando el número de casos inflándolos”.

Los científicos firmantes del comunicado concluyen señalando que “las personas que están detrás de este encierro, de la psicosis y el terror global, cuando ven la avalancha de gente hacia las tiendas, la gente discutiendo por harina o papel higiénico, las distancias de un metro como si fuera la peste, personas confinadas como si fueran animales, calles desinfectadas, policías golpeando a los ciudadanos que salen, drones y helicópteros movilizados, personas que salen con salvoconductos, la utilización de mascarillas a pesar del final de la epidemia y el hecho de que la gente no esté enferma, no se excluye que se rían de la facilidad con la que han manejado países enteros cuyos ciudadanos son manejados como borregos … 

La locura ha llegado al punto de que en algunos países las playas han sido desinfectadas con lejía, se ha prohibido la barba y bigote a los bomberos, se ha instalado plexiglás en todas partes (incluso en las aulas de las escuelas) como si fuese la Peste Negra, se detuvo un tren porque una persona no llevaba la mascarilla puesta, familias privadas de ver a sus muertos (como si el virus fuera a saltar de su cuerpo y morderlos), septuagenarios multados por haber salido a tirar la basura y ¡hasta se han ‘aislado’ monedas y billetes procedentes del extranjero! ¿Cómo han podido los países aceptar caer en este nivel de locura, estupidez y dictadura? Especialmente aquellos que dicen ser democráticos. 

Todo esto por un virus que causa el 85% de las formas leves y del que se recupera más del 99% de las personas infectadas. 

La OMS instó al mundo a copiar la respuesta de China al Covid -19 y lo ha logrado: todos los países del mundo, siguiendo ciegamente a la OMS, se han convertido en una copia certificada de China. Solo unos pocos países se han negado a imitar tontamente a otros, como Suecia o Bielorrusia, por lo que pueden ser elogiados. 

El presidente de un país europeo tenía razón al decir: ‘Esto es solo una psicosis más peligrosa que el propio virus’”.

(Visto en https://www.prevencia.net/)

https://astillasderealidad.blogspot.com/2020/10/medicos-y-profesionales-de-la-salud.html

DOCTORS AND HEALTH PROFESSIONALS AFFIRM THAT THE “COVID-19 PANDEMIC” IS THE LARGEST SANITARY SCAM OF THE CURRENT CENTURY

Médico denuncia la correlación entre las fases del Covid y las de la irradiación 5G

Hasta ahora, la incidencia de leucemia infantil, derrames cerebrales, cánceres de todo tipo y otras enfermedades producidas por las radiaciones de las ondas de telefonía móvil, habían quedado medio solapadas debido a varios factores: la falta de estudios oficiales concluyentes, el soborno de las operadoras y el silencio de los medios de comunicación. Añadiría quizá un cuarto factor: la falta de formación e información de los usuarios. A estas alturas y con los datos en la mano no es difícil concluir que somos una sociedad de irresponsables que solo se preocupa por lo inmediato, por lo lúdico y las distracciones, en definitiva, por el “pan y circo”. No es un juicio, y mucho menos una condena, sino una descripción de la realidad.

Información sobre ello hay para dar y regalar. El estudio CERENAT, del 2014, fue publicado en “Ocupational Environnement Medicine” y concluye que el uso del móvil, aunque sea solo durante treinta minutos, duplica o triplica el riesgo de padecer un tumor cerebral. Pero casi nadie se ha enterado.

En el 2018, el Instituto Ramazzini también vinculó el padecimiento de schwannoma maligno de corazón y el glioma al teléfono móvil. Por su parte, el macroestudio del National Toxicology Program del Instituto Nacional para la Salud y Seguridad Ambiental de Estados Unidos constata las evidencias de carcinogenidad y daños cardiacos por el uso de la radiación del móvil. Pero esto no se cuenta.

En cuanto al sector más joven de la población, la Comisión Europea tiene en su poder el estudio Mobi-Kids, un trabajo muy interesante realizado en catorce países con niños y adolescentes de edades comprendidas entre los siete y los veinticuatro años, que vincula la relación entre los tumores cerebrales y la telefonía móvil. La exdirectora de epidemiología del Instituto Nacional de la Salud y la Investigación médica de Francia, manifiesta que la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) podría elevar la clasificación de “probablemente cancerígeno” por su mecanismo de neurotoxicidad. Pero esto se silencia.

La implantación de la red 5G ha vuelto a abrir el debate sobre la peligrosidad de los campos electromagnéticos, sobre todo, cuando se empezaron a relacionar estas radiaciones con el desarrollo de los virus, extremo en el que coinciden varios investigadores. Veamos someramente en qué consiste la 5G, por qué es peligrosa, quiénes lo dicen y en qué se basan. Se trata de una supertecnología que implica el uso de altas frecuencias, entre 53 y 58 GHz, las cuales tienen mayor capacidad para penetrar en toda la materia viva. Las personas con sensibilidad electromagnética (CEM) tendrán que meterse en una burbuja para sobrevivir, y no estamos exagerando. Muchos científicos han dado la voz de alarma, entre ellos, Ceferino Maeztu, director del laboratorio de bioelectromagnetismo del Centro de Tecnología Biomédica dependiente de la Universidad Politécnica de Madrid. La preocupación es compartida por David Carpenter, coautor del informe internacional “Bioinitiativa” y director del Instituto de Salud y Medio Ambiente de Nueva York, centro colaborador de la OMS. Según sus palabras “ya es imposible decir que las radiofrecuencias no producen cáncer”. Pero de esto no se informa a los ciudadanos.

Los científicos no adscritos al sistema coinciden en que cada vez habrá más casos de leucemia infantil, infertilidad, cardiopatías, enfermedades neurológicas, psiquiátricas, cognitivas y más cánceres de todo tipo, especialmente, cerebrales. Pero está prohibido hablar de esto.

La doctora Magda Havas, profesora de ciencias ambientales de las universidades canadienses de Toronto y Trent hace tiempo que alertó sobre la aparición de un tercer tipo de diabetes, desencadenada por la contaminación electromagnética. Silencio ante esto.

La tecnología 5G ya está implantada en varios países. En España se está instalando y piensan tener todo listo en diciembre. Habrá que hacer un seguimiento por zonas y observar la incidencia de ingresados. En algunos lugares, como Suiza, se paralizó su instalación y, curiosamente, han tenido mucha menos incidencia de Covid, no han estado confinados y no utilizan mascarilla. Según tomamos de una ficha técnica, la 5G es “una tecnología inalámbrica que, en lugar de emitir cientos de vatios de radiaciones de microondas, emitirá haces con una potencia efectiva de hasta decenas de miles de vatios de radiación de onda milimétrica, con lo cual se pretende que 20.000 satélites en órbita baja irradien cada centímetro cuadrado del planeta”. Lo aterrador de esto es que las pruebas de esta tecnología han provocado una repentina muerte de miles de aves, aparte de los síntomas humanos de fatiga, hipoxia, trombosis, desorientación e inquietud, y otros. Tampoco sobre esto es consciente el ciudadano.

La ONU y su organismo la OMS, así como la UE, el Consejo de Europa, los gobiernos de todas las naciones y los medios de comunicación tienen en su poder el dosier que los científicos conocedores de estos efectos devastadores para la vida humana y la del planeta han elaborado y enviado. Nosotros lo hemos recibido en su día y publicamos al respecto. Es una declaración de alarma, en la que solicitan que se paralice con carácter de urgencia el despliegue de la red inalámbrica 5G, incluida la red 5G de los satélites espaciales. La razón es el incremento de la exposición a la radiación de radiofrecuencia de las telecomunicaciones, la cual se acumula a las que ya están implantadas: 2G, 3G y 4G. Inciden en su perjuicio para el medio ambiente y tachan la 5G de un experimento que tiene a la sociedad como conejillo de Indias, lo cual podría definirse como un crimen contra la humanidad, si nos atenemos a la letra del Derecho Internacional.

EL DOCTOR SEVILLANO ENTRA EN ACCIÓN

Pero ¿y si no fuera la 5G la causante de la Covid-19, y el quid estuviera en las antenas ya instaladas desde las que se está irradiando? Es una nueva hipótesis y muy interesante. Hace muchos meses que leo y escucho todo lo alternativo que se publica sobre el desarrollo de esta epidemia y sus múltiples flecos. Este nuevo planteamiento añade una nueva pieza al fresco de la epidemia. La hipótesis de trabajo es del doctor español, afincado en Francia, José Luis Sevillano. La entrevista que le hizo José Miguel, del canal Apellido Obligatorio, de donde tomo estos datos, dio la vuelta al mundo y así le conocimos.

El doctor Sevillano, desde su propia experiencia con enfermos de Covid en los últimos meses, y haciendo uso de la epidemiología y la radiología médica, ha llegado a unas conclusiones provisionales que deben tenerse en cuenta. La ciencia se basa en la observación y en la comprobación, por tanto, esto es pura ciencia. Al cabo de unas semanas de examinar pacientes con síntomas Covid, el doctor observó que una buena parte de ellos vivía en una zona concreta y esto le llamó la atención. Ante la duda de si pudiera haber algún foco en ese entorno que estuviese causando la enfermedad, decidió inspeccionar el lugar y comprobó que había una antena de telefonía móvil. En la localidad hay tres en total y aún no existe la red 5G.

Con esta pista en la mano, la deducción no fue difícil, máxime conociendo la radiología médica y la cronología de los efectos que causa que, coincidentemente, son los mismos que se están viendo en los enfermos de Covid en sus diferentes fases. También la 5G produce estos efectos, pero en la zona no está desplegada. ¿Podría ser se estuviera irradiando en tiempos determinados desde esas antenas? Dejamos la pregunta en el aire.

En una irradiación, cuanto más potente sea la emisión, mayor es el daño causado, y este depende de tres factores: la proximidad al foco, el tiempo de exposición y la edad de la persona. Existe un cuarto factor radiomédico que es la radiosensibilidad, es decir, la reacción del tejido humano ante la misma radiación, ya que no todos los tejidos reaccionan igual.

Oficialmente, la Covid-19 es una enfermedad respiratoria aguda grave, producida por el Sars-Cov-2. Sin embargo, el doctor Sevillano, como muchos otros profesionales de la salud, entre ellos la brillante doctora María José Martínez Albarracín, sostiene que no es una enfermedad respiratoria, sino una enfermedad inflamatoria sistémica, esto es, “afecta a todo el organismo, es decir, desde un pelo a las uñas de los pies”. Por eso se habla de endotelitis, miocarditis, arteritis, embolias, infartos o incluso dermatitis, amén de síntomas neurológicos, como mareos, vértigos, cefaleas, nerviosismo, agitación o pérdida de conciencia. ¿Puede un virus ser el causante de todo esto o habría que dirigir el foco a una radiación electromagnética como causa de esta complicada enfermedad?

El doctor Sevillano, con su nomenclatura particular, nos habla de los diferentes cuadros de los pacientes diagnosticados de Covid-19. Los hiperagudos son aquellos que mueren en cuestión de horas o que incluso caen redondos en la calle asfixiados. Hemos visto algunas de estas imágenes, sobre todo, en países de Hispanoamérica. “Cuando una persona es sometida a una radiación electromagnética en proximidad de alta o media energía, es fácil que muera en poco tiempo, a las pocas horas o a los pocos días. Puede ser que muera ahogada, por efecto de las ondas electromagnéticas o de la hemoglobina. La hemoglobina tiene átomos de hierro y esto supondría una desnaturalización de estas proteínas o un bloqueo de la liberación del intercambio de oxígeno”, asegura el doctor Sevillano, y añade que, personalmente, no ha tenido casos de este tipo, quizá porque las antenas de la localidad de Francia donde vive, se encuentran a unos trescientos metros de distancia. Como hemos expresado, cuanto más lejos, menor es el daño. Cosa distinta es cuando la antena se encuentra en el tejado de enfrente. Esto se denomina efecto gradiente, que no se da si el causante es un agente biológico. Habría que investigar si estos casos extremos de muerte fulminante, están relacionados con las antenas. También ha habido muertes súbitas por fallo en el sistema de conducción eléctrica del corazón, cosa que también se da en los casos de radiación.

Los cuadros agudos de Covid se presentan en dos o tres días y cursan con vómitos, diarreas, tos seca, fiebre y disnea, o sea, dificultad para respirar. Según la explicación de la radiación electromagnética, esto ocurre porque “los primeros tejidos afectados por una radiación son los que tienen mayor índice mitótico, es decir, aquellos que se reproducen más rápidamente porque están expuestos a mayores agresiones. Son los epitelios, o sea, las cubiertas respiratoria y digestiva principalmente. Estas células están habituadas a que al menor traumatismo se eliminan, se caen, se pelan, es decir, hay que intercambiarlas rápido, están hechas para eso. Cuando el cuerpo recibe una agresión, es lo primero que se elimina. Así, cuando se ataca con una radiación electromagnética se tiene tos seca no reproductiva, se vomita y se tiene diarrea porque todos los epitelios del digestivo y el respiratorio se están eliminando”. El doctor pone el ejemplo de la película The Widowmaker, basada en la historia real del K-19, en la que los marineros vomitaban tras acercarse al reactor nuclear. Esto ocurre en cuestión de horas o de días.

En la fase aguda, el cuerpo se deshace de todo el material de desecho, por la vía respiratoria y digestiva. Algunas personas pueden recuperarse en esta etapa sin más complicaciones, pero en cambio otras, aparte de toser, su pulmón empieza a encharcarse por una reacción natural ante la agresión. La inflamación produce una vasodilatación que hace que todo el líquido de los vasos del pulmón pase al espacio respiratorio, donde se hace el intercambio gaseoso. Muchos de estos pacientes pasan a la fase de neumonía bilateral, intersticial. Como no pueden respirar, sobre todo al principio de la epidemia, que andaban tan perdidos, se les reanimaba e intubaba, “y salían o no salían”.

La siguiente fase es la inflamación de otras cubiertas del tejido intersticial, los tejidos más profundos y más difíciles de atacar. Son los endotelios, es decir, el revestimiento de los vasos sanguíneos, arterias, venas, vasos linfáticos, todos los conductos del cuerpo. Se habla de endotelitis, porque cuando se hacían las autopsias veían que las arterias y, sobre todo, las venas estaban llenas de trombos, pero no porque hubiese nada en la sangre que los estuviera produciendo, sino porque el endotelio se estaba “barriendo”, como el epitelio de los tractos respiratorio y digestivo que acabamos de explicar. El endotelio es el segundo tejido más radiosensible del organismo y cuando se daña propicia los fenómenos de coagulación.

A las dos o tres semanas, pueden aparecer pericarditis y derrames pleurales, que a falta de un test positivo, sobre todo en personas de edad, suelen atribuirse a insuficiencias cardiacas. Cuando los endotelios del pulmón y el corazón, esto es, las membranas que los cubren, están dañados producen agua, la cual causa derrames pleurales y pericárdicos. También pueden aparecer infartos de miocardio y cerebrales.

Para José Luis Sevillano la evolución de la enfermedad no tiene una fácil explicación si tomamos como origen un agente biológico, en este caso un virus. En cambio, todo queda mucho más diáfano si se tiene en cuenta la cronología de una irradiación.

En cuanto a la fase crónica aún no se conoce. Se habla de fibrosis pulmonar. La fibrosis pulmonar está descrita en todos los cuadros de irradiación por radioterapia como neumonitis por radiación. Los síntomas son fiebre, tos seca y dificultad para respirar. Esta secuela puede aparecer al cabo de meses o incluso de años.

Esta investigación no debe caer en saco roto, y alguien debería ponerse manos a la obra para despejar toda sombra de duda. El doctor está esperando que más médicos se unan para establecer protocolos de futuro ante nuevos rebrotes. Ahora bien, personalmente, sigo creyendo que la red 5G está unida íntimamente a la Covid y que forman parte del mismo plan, y lo mismo los famosos chemtrails, de los que nadie habla. Todo está en el HAARP, que solo unos cuantos “locos” conocen. Es perfectamente compatible con el bombardeo electromagnético que, supuestamente, se estaría emitiendo desde las antenas “antiguas”. Hay que llegar al fondo de esto. Es muy preocupante que nos estén dando gato por liebre, lo que equivale a decir que desde el sistema de salud se puedan estar haciendo pasar cuadros radiológicos por cuadros virales. Para ello hacen falta muchos cómplices y ya no estaríamos hablando de desconocimiento, sino de traición a los ciudadanos. ¡Médicos del mundo, no consistáis esto!

Magdalena del Amo
(Fuente: https://www.periodistadigital.com/)

Reblogueado de https://astillasderealidad.blogspot.com/2020/10/medico-denuncia-la-correlacion-entre.html

DOCTOR DECLINES THE CORRELATION BETWEEN THE PHASES OF COVID AND THOSE OF 5G IRRADIATION

Until now, the incidence of childhood leukemia, strokes, cancers of all kinds and other diseases caused by radiation from mobile phone waves, had been partially overlapped due to several factors: the lack of conclusive official studies, the bribery of the operators and the silence of the media. I would perhaps add a fourth factor: the lack of user training and information. At this point and with the data in hand, it is not difficult to conclude that we are an irresponsible society that only cares about the immediate, the playful and distractions, in short, about the “bread and circuses.” It is not a trial, much less a conviction, but a description of reality.

Information about it is there to give and give away. The CERENAT study, from 2014, was published in “Occupational Environnement Medicine” and concludes that the use of a mobile phone, even for only thirty minutes, doubles or triples the risk of suffering from a brain tumor. But hardly anyone has found out.

In 2018, the Ramazzini Institute also linked malignant heart schwannoma and glioma to mobile phones. For its part, the macro-study of the National Toxicology Program of the National Institute for Environmental Health and Safety in the United States confirms the evidence of carcinogenicity and heart damage due to the use of mobile radiation. But this is not counted.

As for the youngest sector of the population, the European Commission has in its possession the Mobi-Kids study, a very interesting study carried out in fourteen countries with children and adolescents between the ages of seven and twenty-four, which links the relationship between brain tumors and mobile phones. The former director of epidemiology at the French National Institute of Health and Medical Research, states that the International Agency for Research on Cancer (IARC, for its acronym in English) could raise the classification of “probably carcinogenic” due to its neurotoxicity mechanism . But this is silenced.

The implementation of the 5G network has reopened the debate on the dangerousness of electromagnetic fields, especially when these radiations began to be related to the development of viruses, an end in which several researchers agree. Let’s see briefly what 5G consists of, why it is dangerous, who says it and what they are based on. It is a super-technology that involves the use of high frequencies, between 53 and 58 GHz, which have a greater capacity to penetrate all living matter. People with electromagnetic sensitivity (EMF) will have to get into a bubble to survive, and we are not exaggerating. Many scientists have sounded the alarm, among them Ceferino Maeztu, director of the bioelectromagnetism laboratory at the Center for Biomedical Technology under the Polytechnic University of Madrid. The concern is shared by David Carpenter, co-author of the international report “Bioinitiativa” and director of the New York Institute for Health and Environment, a WHO collaborating center. In his words “it is impossible to say that radio frequencies do not cause cancer.” But citizens are not informed of this.

Scientists not attached to the system agree that there will be more and more cases of childhood leukemia, infertility, heart disease, neurological, psychiatric, cognitive diseases and more cancers of all kinds, especially brain. But it is forbidden to talk about this.

Dr. Magda Havas, a professor of environmental sciences at the Canadian universities of Toronto and Trent, has long warned of the appearance of a third type of diabetes, triggered by electromagnetic pollution. Silence at this.

5G technology is already implemented in several countries. In Spain it is being installed and they plan to have everything ready in December. It will be necessary to do a follow-up by areas and observe the incidence of admitted. In some places, such as Switzerland, their installation was paralyzed and, curiously, they have had much less incidence of Covid, they have not been confined and do not use a mask. As we take from a datasheet, 5G is “a wireless technology that, instead of emitting hundreds of watts of microwave radiation, will emit beams with an effective power of up to tens of thousands of watts of millimeter wave radiation, thereby 20,000 satellites in low orbit are expected to radiate every square centimeter of the planet ”. The scary thing about this is that testing of this technology has resulted in the sudden death of thousands of birds, apart from human symptoms of fatigue, hypoxia, thrombosis, disorientation and restlessness, and others. The citizen is not aware of this either.

The UN and its body the WHO, as well as the EU, the Council of Europe, the governments of all nations and the media have in their possession the dossier that scientists aware of these devastating effects on human life and that of the planet have drawn up and shipped. We have received it in its day and we publish about it. It is a declaration of alarm, in which they request that the deployment of the 5G wireless network, including the 5G network of space satellites, be stopped as a matter of urgency. The reason is the increase in exposure to radiofrequency radiation from telecommunications, which is added to those that are already implemented: 2G, 3G and 4G. They affect their detriment to the environment and cross out 5G as an experiment that has society as a guinea pig, which could be defined as a crime against humanity, if we abide by the letter of International Law.

DOCTOR SEVILLANO TAKES ACTION

But what if 5G were not the cause of Covid-19, and the crux was in the antennas already installed from which it is being irradiated? It is a new and very interesting hypothesis. For many months I have been reading and listening to everything alternative that is published about the development of this epidemic and its many fringes. This new approach adds a new piece to the fresco of the epidemic. The working hypothesis is that of the Spanish doctor, based in France, José Luis Sevillano. The interview that José Miguel, from the Surname Obligatorio channel, from which he took this data, went around the world and that’s how we met him.

Dr. Sevillano, from his own experience with Covid patients in recent months, and using epidemiology and medical radiology, has reached some provisional conclusions that must be taken into account. Science is based on observation and verification, therefore, this is pure science. After a few weeks of examining patients with Covid symptoms, the doctor observed that a good part of them lived in a specific area and this caught his attention. Doubting whether there could be any source in that environment that was causing the disease, he decided to inspect the place and found that there was a mobile phone antenna. In the town there are three in total and the 5G network does not yet exist.

With this clue in hand, the deduction was not difficult, especially knowing medical radiology and the chronology of the effects it causes, which, coincidentally, are the same as those seen in Covid patients in their different phases. 5G also produces these effects, but it is not deployed in the area. Could it be that it was radiating at certain times from those antennas? We leave the question in the air.

In an irradiation, the more powerful the emission, the greater the damage caused, and this depends on three factors: the proximity to the source, the exposure time and the age of the person. There is a fourth radiomedical factor which is radiosensitivity, that is, the reaction of human tissue to the same radiation, since not all tissues react the same.

Officially, Covid-19 is a serious acute respiratory disease, caused by Sars-Cov-2. However, Dr. Sevillano, like many other health professionals, including the brilliant Dr. María José Martínez Albarracín, maintains that it is not a respiratory disease, but a systemic inflammatory disease, that is, “it affects the entire organism, it is say, from a hair to the toenails ”. That is why we speak of endothelitis, myocarditis, arteritis, emboli, heart attacks or even dermatitis, in addition to neurological symptoms, such as dizziness, vertigo, headaches, nervousness, agitation or loss of consciousness. Can a virus be the cause of all this or should the focus be directed to electromagnetic radiation as the cause of this complicated disease?

Dr. Sevillano, with his particular nomenclature, tells us about the different pictures of patients diagnosed with Covid-19. The hyperacute are those who die in a matter of hours or even fall round the street asphyxiated. We have seen some of these images, especially in Latin American countries. “When a person is subjected to electromagnetic radiation in high or medium energy proximity, it is easy for him to die in a short time, a few hours or a few days. It may be that he dies from drowning, caused by electromagnetic waves or hemoglobin. Hemoglobin has iron atoms and this would mean a denaturation of these proteins or a blockage of the release of oxygen exchange ”, says Dr. Sevillano, adding that, personally, he has not had cases of this type, perhaps because the antennas of the town in France where you live, are about three hundred meters away. As we have expressed, the further away, the less the damage. A different thing is when the antenna is on the opposite roof. This is called the gradient effect, which does not occur if the cause is a biological agent. It would be necessary to investigate whether these extreme cases of sudden death are related to antennas. There have also been sudden deaths due to failure in the electrical conduction system of the heart, which is also the case in radiation cases.

Acute Covid pictures appear in two or three days and present with vomiting, diarrhea, dry cough, fever and dyspnea, that is, difficulty breathing. According to the explanation of electromagnetic radiation, this occurs because “the first tissues affected by radiation are those with the highest mitotic index, that is, those that reproduce more quickly because they are exposed to greater aggressions. They are the epithelia, that is, the respiratory and digestive covers mainly. These cells are used to the fact that at the slightest trauma they are eliminated, they fall off, they peel, that is, they have to be exchanged quickly, they are made for that. When the body receives an attack, it is the first thing that is eliminated. Thus, when you attack with electromagnetic radiation you have a non-reproductive dry cough, you vomit and you have diarrhea because all the digestive and respiratory epithelia are being eliminated ”. The doctor uses the example of the movie The Widowmaker, based on the true story of the K-19, in which the sailors vomited after approaching the nuclear reactor. This happens in a matter of hours or days.

In the acute phase, the body gets rid of all waste material, through the respiratory and digestive routes. Some people can recover in this stage without further complications, but others, apart from coughing, their lungs begin to flood due to a natural reaction to the aggression. The inflammation produces a vasodilation that causes all the fluid in the lung vessels to pass into the respiratory space, where gas exchange takes place. Many of these patients progress to the phase of bilateral, interstitial pneumonia. Since they cannot breathe, especially at the beginning of the epidemic, when they were so lost, they were resuscitated and intubated, “and they came out or they didn’t come out.”

The next phase is the inflammation of other coverings of the interstitial tissue, the deeper and more difficult tissues to attack. They are the endotheliums, that is, the lining of the blood vessels, arteries, veins, lymphatic vessels, all the ducts of the body. There is talk of endothelitis, because when the autopsies were done they saw that the arteries and, above all, the veins were full of thrombi, but not because there was nothing in the blood that was producing them, but because the endothelium was being “swept”. as the epithelium of the respiratory and digestive tracts that we have just explained. The endothelium is the second most radiosensitive tissue in the body and when it is damaged it favors coagulation phenomena.

After two or three weeks, pericarditis and pleural effusions may appear, which in the absence of a positive test, especially in the elderly, are usually attributed to heart failure. When the endotheliums of the lung and heart, that is, the membranes that cover them, are damaged they produce water, which causes pleural and pericardial effusions. Myocardial and cerebral infarcts can also appear.

For José Luis Sevillano the evolution of the disease does not have an easy explanation if we take as its origin a biological agent, in this case a virus. On the other hand, everything is much more transparent if the chronology of an irradiation is taken into account.

As for the chronic phase, it is not yet known. There is talk of pulmonary fibrosis. Pulmonary fibrosis is described in all radiotherapy irradiation conditions as radiation pneumonitis. Symptoms are fever, dry cough, and shortness of breath. This sequel can appear after months or even years.

This investigation should not fall on deaf ears, and someone should get down to business to dispel any shadow of doubt. The doctor is waiting for more doctors to come together to establish future protocols for new outbreaks. Now, personally, I still believe that the 5G network is closely linked to the Covid and that they are part of the same plan, and the same are the famous chemtrails, which nobody talks about. Everything is in HAARP, which only a few “crazy” know. It is perfectly compatible with the electromagnetic bombardment that, supposedly, would be emitting from the “old” antennas. You have to get to the bottom of this. It is very worrying that they are giving us a hoot, which is to say that the health system may be passing radiological pictures through viral pictures. For this, many accomplices are needed and we would no longer be talking about ignorance, but about betrayal of the citizens. Doctors of the world, do not consist of this!

¿Te acuerdas de un invierno sin un resfriado común?

Reflexiones sobre la crisis del coronavirus y cómo seguir adelante a partir de ahora.

Dr. Daniel Jeanmonod

En el contexto de la actual ola de pánico mundial del COVID-19 abrumadora, este texto tiene como objetivo proporcionar, sobre una base científica diferenciada, una visión diferente de la crisis del coronavirus que la que todavía se presenta de manera predominante en los principales medios de comunicación y es utilizada por muchos gobiernos. y sus expertos para mantener las medidas de protección impuestas a poblaciones enteras.

Se presentarán tanto datos científicos como propuestas basadas en ellos, reuniendo lo que muchos científicos, médicos, economistas y abogados ya han afirmado en los últimos meses. La ola de pánico y el posterior alarmismo no han permitido hasta hoy que estas voces se escuchen lo suficiente. La presente contribución específica se referirá al papel potencialmente nocivo e incluso fatal de las emociones en el contexto de la pandemia de COVID-19.

El Dr. Joel Kettner, profesor de Ciencias de la Salud Comunitaria en la Universidad de Manitoba y Director Médico del Centro Internacional de Enfermedades Infecciosas declaró en marzo de 2020 :

Nunca había visto nada como esto… no hablo de la pandemia, porque he visto 30 de ellas, una cada año… Pero nunca he visto esta reacción, y estoy tratando de entender por qué… ”

El Dr. David Jones declaró recientemente, con respecto a la crisis de la corona, en el New England Journal of Medicine :

La historia sugiere que, en realidad, corremos un riesgo mucho mayor de tener miedos exagerados y prioridades fuera de lugar ”.

Los virus del resfriado común invaden el planeta cada año causando múltiples “pandemias” anuales predominantemente benignas (usando como el Dr. Kettner el término pandemia para definir una distribución viral mundial, sin considerar su peligrosidad). De hecho, producen, en una gran mayoría ( hasta el 99,5% ) de sus infecciones, síntomas leves o nulos como dolor de garganta, secreción / congestión nasal, tos, estornudos o dolor de cabeza.

Representan la enfermedad infecciosa humana más común, los adultos suelen tener dos o tres infecciones por año y los niños incluso más. Están implicados más de 200 tipos de virus, los principales son rino, corona, adeno y enterovirus, así como influenza, parainfluenza, sincitial respiratorio humano y metapneumovirus. Pueden volverse peligrosos principalmente para personas frágiles, enfermas y ancianas, y su letalidad puede llegar hasta el 8% en los hogares de ancianos ( Ioannidis ).

Al igual que el virus de la influenza, mutan regularmente para contrarrestar la protección obtenida por la población humana gracias a su inmunización. Los virus del resfriado común y la influenza producen infecciones del tracto respiratorio (ITR), que son fatales para 2,6 millones de seres humanos por año en todo el mundo ( Roussel ).

LA PANDEMIA DE COVID-19

Algunas epidemias o pandemias virales del resfriado común (y la gripe) son más fuertes que otras. Duran al menos dos meses, subiendo, estabilizándose y retrocediendo espontáneamente. El episodio pandémico COVID-19 tiene como origen el virus SARS-CoV-2, la última mutación corona. En muchos puntos, obedece a las características típicas de las infecciones por resfriado común.

Por ejemplo, en Italia, el 95% de las muertes ocurrieron en pacientes que padecían de una a tres o más morbilidades preexistentes, y la edad media de los pacientes fallecidos era de 82 años . Esta edad media de mortalidad está muy cerca de la esperanza de vida media de los países desarrollados, por ejemplo, europeos (83,6 años para Suiza).

Muchos estudios han indicado recientemente que al menos el 80% de las infecciones por COVID-19 son de hecho asintomáticas, lo que lleva a una tasa final de letalidad por infección corregida (IFR) de entre 0,1 y 0,2% . Esto es comparable a una pandemia de gripe.

INMUNIDAD Y LA “SEGUNDA OLA”

Recientemente, ha surgido la evidencia de que la respuesta inmunológica del organismo humano sigue al menos 4 mecanismos, tres usando anticuerpos y un cuarto un tipo de linfocito, la célula T. Boyman y sus colaboradores estiman que los porcentajes publicados de presencia de anticuerpos positivos en varias poblaciones se pueden multiplicar por 5 (por ejemplo, un resultado del 15% equivale a una inmunización de la población del 60%).

Esto va bien con la evidencia presentada anteriormente de un gran número de infecciones con pocos o ningún síntoma, y ​​representa un porcentaje capaz de proporcionar la denominada inmunidad colectiva.

También se está acumulando firmemente más evidencia de que las inmunizaciones cruzadas entre diferentes cepas corona son frecuentes, de modo que los seres humanos ya infectados anteriormente por otra cepa corona estarán protegidos contra el riesgo de contraer una forma grave e incluso podrían permanecer asintomáticos (ver aquí , aquí , aquí y aquí ).

Esto puede explicar la gran cantidad de formas benignas o incluso asintomáticas en los niños, que comparten sus cargas de virus de manera frecuente y eficiente gracias a sus comportamientos de juego e interacción cercanos.

El hecho de que se pueda desarrollar una cantidad suficiente y eficiente de inmunidad colectiva en la población humana actual encaja bien con la presencia de curvas completas de número de muertes diarias (número de muertes por día) del episodio epidémico de COVID-19 en un gran número de países. De hecho, las curvas de número de muertes diarias han comenzado su regresión desde principios de abril en muchos países del mundo.

Estas curvas manifiestan la dinámica típica de los sistemas biológicos autoorganizados en desequilibrio, desarrollados en este caso entre la población humana y un virus [ 1 ]: la población humana reacciona inmunizando contra el virus, que para su próxima invasión desarrolla una mutación que permite para colonizar nuevamente los organismos humanos.

Para seguir teniendo nuevos huéspedes humanos, tiene sentido que el virus sea letal solo para una pequeña proporción de ellos y mute para contrarrestar la inmunización colectiva humana. Como se mencionó en la Introducción, los virus del resfriado común están continuamente presentes entre nosotros, con fluctuaciones estacionales, y las pruebas positivas recolectadas hoy bien pueden representar la cantidad de presencia viral estacional (ver más abajo).

Las mutaciones y propagaciones virales, así como la inmunización de la población humana, son parte de nuestra realidad biológica planetaria desde que sabemos. La inmunidad obtenida actualmente permite constatar que la mutación corona del SARS-CoV-2 es ahora bien conocida por la población humana, eliminando así el riesgo de una “segunda ola” severa, perfilada repetidamente estos días.

La temerosa expectativa de una “segunda ola” tan severa descansa en la historia de la gripe española: no hay base para una comparación adecuada entre entonces y hoy: en ese momento, no había antibióticos, y la gripe, peor que el resfriado común virus, mata las células de la mucosa, abriendo los tejidos pulmonares a la agresión de bacterias, con estimaciones de hasta el 97% de las muertes en 1918 causadas por sobreinfecciones bacterianas [ 2 ].

Para cuestionar aún más este temor de la “segunda ola”, hay evidencia de la presencia de otra epidemia viral entre las dos guerras mundiales, que causó una infección cerebral y proporcionó una explicación adicional para la presencia de más de un pico.

PRUEBAS POSITIVAS

El recuento de pruebas de PCR positivas, que se presentan regularmente en los medios y que los políticos utilizan actualmente para reinstalar medidas, no es un marcador adecuado para tal fin. Debe usarse solo para contextos de diagnóstico basados ​​en pacientes.

Como se describió anteriormente, los virus del resfriado común están presentes todos los años en la población humana, con máximos invernales. Como hasta hace poco no han recibido mucha atención por parte de virólogos y epidemiólogos, no tenemos idea de cómo se distribuyen exactamente y fluctúan a lo largo de todo el año.

Por lo tanto, no disponemos de datos de referencia o de normas sobre la situación habitual para compararlos con las pruebas positivas registradas ahora: no hay forma de afirmar que los datos actuales sean normales o anormales. Por lo tanto, carece de base científica para introducir la obligación de usar máscaras en diferentes actividades al aire libre y al aire libre, particularmente en un momento en que muchos países presentan una curva de mortalidad diaria completa.

El número de pruebas positivas, que depende directamente del número de pruebas que se realicen, nunca debe utilizarse, sino solo el porcentaje de pruebas positivas. Por el momento, por ejemplo, el porcentaje de pruebas positivas en Suiza es del 3,1% .

Este pequeño porcentaje comprenderá, además de las infecciones activas, una serie de falsos positivos de la prueba de PCR (resultados erróneamente positivos de la prueba), pruebas positivas por reacción a fragmentos virales no infecciosos residuales y otras adicionales debidas a la reacción cruzada con otras cepas corona. .

Como mencionó recientemente el Prof. Gupta , solo la tasa de mortalidad (dada por las cifras de muertes diarias y por el exceso de mortalidad de la población) es realmente relevante para monitorear una situación pandémica. Usar pruebas positivas para hacer esto representa un enfoque científicamente poco sólido. Un enfoque que mantiene una activación permanente de amenaza y miedo en la población.

ESTRÉS, PÁNICO Y EXCESO DE MORTALIDAD

Al igual que otros virus, incluido el virus de la influenza, la infección por coronavirus puede activar, en un pequeño porcentaje de personas infectadas, una sobrerrespuesta inflamatoria e inmunológica (autoinmune), denominada “tormenta de citocinas”. Éste puede conducir a daños transitorios o potencialmente mortales en los tejidos de los pulmones , y es el mecanismo que origina diferentes trastornos autoinmunes.

En experimentos con animales, se ha demostrado que el estrés activa la muerte celular en el cerebro límbico (conductual / emocional) (ver aquí , aquí y aquí ).

En los seres humanos, hay evidencia firme de que los correlatos de estrés con la aparición de muchas enfermedades [ 3 ] [ 4 ] [ 5 ], incluyendo auto-inmunes queridos .

Un cerebro humano emocional estresado (paralímbico) puede volverse hiperactivo , alterar los tejidos corporales y causar la muerte celular a través de sus múltiples vías de salida.

Estos pueden activar mecanismos excitotóxicos, oxidativos, autoinmunes, inflamatorios, endocrinos y vegetativos. Por lo tanto, las emociones humanas negativas como el miedo, la tristeza y la ira están en condiciones de poner en peligro la salud humana, hasta un nivel fatal . Esto ha sido descrito en el campo de la antropología a través de la descripción de la evolución potencialmente fatal después de la práctica chamánica de los hombres kurdaitcha llamada “señalar el hueso” . Consiste en señalar a la víctima un hueso ritual que activa una letal “lanza del pensamiento” que le induce a la muerte, sin gran sufrimiento, durante días o semanas.

Este ritual puede haber servido a los hombres kurdaitcha a lo largo de los milenios cuando un miembro de su comunidad se volvía peligroso. El poder de una idea y su emoción relacionada, es decir, el miedo y la convicción de la necesidad de morir, se ejemplifica aquí de la manera más impresionante.

También se pueden citar, entre muchas otras enfermedades basadas en el estrés, la miocardiopatía por estrés de Takotsubo o síndrome del corazón roto.

Una integración del factor psicoemocional, tan importante en la medicina humana en general, se vuelve inmensamente relevante en el contexto de la crisis de la corona: las evoluciones dramáticas hasta fatales (ver más abajo) deben ser consideradas como causadas por el aislamiento social y las medidas de confinamiento que conducen a la reducción / supresión de la libertad democrática y los derechos y actividades humanos básicos. Aquí se proponen tres factores para co-influir directamente en la cantidad de casos críticos y muertes:

  1. el nivel de referencia de ansiedad en una población humana determinada
  2. la supresión de la libertad mediante la limitación de los derechos humanos democráticos
  3. la supresión de interacciones humanas básicas mediante el aislamiento y el confinamiento.

La ruptura de los lazos sociales es un problema grave para todas las sociedades de primates, y en los primates no humanos, el aislamiento en sí mismo puede conducir a la muerte.

El análisis de la mortalidad de una población con el objetivo de comprobar si existe el llamado exceso de mortalidad, permite documentar si una determinada epidemia es particularmente peligrosa y, por lo tanto, provoca una tasa de muertes inusual. En algunos países o regiones, efectivamente se han registrado picos de mortalidad excesiva, que han retrocedido por completo desde mediados de mayo .

Tenemos que integrar que un porcentaje del exceso de mortalidad secundaria relacionado con el COVID-19 se deberá 1) al estrés, principalmente miedo y pánico, asociado a la amenaza de pandemia, pero también 2) a las consecuencias del bloqueo general aplicado y medidas de aislamiento.

Solo por mencionar algunos: desestabilización psicosocial y económica con aumentos de violencia, estados ansio-depresivos y suicidios, descompensación de la fragilidad de la salud por aislamiento social, desestabilización de individuos psiquiátricos y dementes, reducción de la atención médica a toda la población (principalmente en el dominios de la atención del cáncer y los trastornos cardiovasculares) y la reducción de la calidad de la atención en los hogares y hospitales.

Después de haber sobrecargado hospitales y consultorios médicos, la gente los rehuía y se mostraba reacia a visitarlos, se quedaba en casa y corría el riesgo de evoluciones peligrosas y muerte sin las intervenciones terapéuticas adecuadas.

Además, los gobiernos bloquearon los tratamientos electivos y las intervenciones en los hospitales, con el riesgo de una mayor morbilidad y mortalidad. Estudios recientes indican una mayor mortalidad de la técnica de intubación, que inicialmente fue promulgada ampliamente por los médicos chinos, en comparación con el suministro mucho menos drástico de oxígeno mediante máscara o tubo nasal . El bloqueo general impidió también una optimización de la protección de los asilos de ancianos, donde, como se esperaba, ocurrieron la mayoría de las muertes.

Se puede esperar que el exceso de mortalidad como consecuencia de las medidas de bloqueo general , ya en la actualidad , esté en el rango de los 100 mil (por ejemplo, entre muchos otros, 10,000 muertes adicionales por demencia no causadas por COVID en el Reino Unido).

Se deben hacer dos últimos comentarios sobre la letalidad / exceso de mortalidad de COVID-19:

  1. En muchos países se han implementado diferentes métodos de certificación cuestionables hasta totalmente inadecuados (por ejemplo, certificados de defunción COVID-19 basados ​​en sospecha, sin pruebas ni autopsias), lo que ha dado lugar a valores de letalidad inapropiadamente altos.
  2. un análisis italiano ha demostrado que 88% de todas las muertes atribuidas al virus SARS-CoV-2 ocurrió de hecho en presencia de, pero no debido a que, por lo tanto las expresiones a morir de o a morir con el virus.

Aquí hay que integrar un contexto multicausal que conduce a un problema fatal, siendo el virus la gota de agua que hace que el jarrón se desborde [ 6 ] para personas frágiles, enfermas y ancianas, debido a condiciones premórbidas, combinaciones virales 46 y sobreinfecciones bacterianas [ 2 ].

ENCIERRO, DISTANCIAMIENTO Y AISLAMIENTO

Las medidas generales de confinamiento / encierro y aislamiento han llevado a la distribución mundial por los medios de imágenes y situaciones aterradoras, por ejemplo, familias chinas encerradas (¡con pernos y tornillos!) En sus apartamentos, calles muertas de Wuhan barridas con desinfectantes, pacientes rodeados de extraterrestres. médicos y enfermeras totalmente enmascarados y disfrazados, control policial que mantiene el cierre total de las aldeas del norte de Italia, etc.

Cualquier ser humano llevado a la unidad de cuidados intensivos y al darse cuenta de que ya no es libre para dejar toda esta pesadilla, para volver a casa con su familia, experimentó sin ninguna duda el peor estrés emocional posible: estar atrapado indefenso en una vida. -Situación amenazante.

El miedo a no sobrevivir, la soledad desesperada y el pánico invaden el cerebro emocional, los mecanismos de defensa caen y pueden abrir el camino a una infección viral en toda regla potencialmente mortal . El confinamiento puede aumentar además la vulnerabilidad del organismo humano a nuevos patógenos, como pudo haber sido el caso del confinamiento de guerra al final de la Primera Guerra Mundial durante el desarrollo de la pandemia de gripe de 1918 .

La evidencia de la relevancia y la eficiencia muy parcial de las medidas generales de confinamiento la proporciona la ausencia de un mayor número de muertos experimentado por Suecia, que tiene una tasa de mortalidad incluso más baja que países como el Reino Unido y España, donde estas medidas se aplicaron en gran medida.

La aplicación de medidas generales de distanciamiento y confinamiento conduce inevitablemente a una gran cantidad de decisiones cuestionables o incluso inmanejables. El tema de la adopción de medidas más o menos estrictas crea inevitablemente fracturas dentro de los grupos sociales.

Peor aún, diferentes medidas, que tienen un mínimo o incluso ningún sentido, han sido impuestas por los estados y empujadas por personas y grupos temerosos, invadiendo la libertad democrática y los derechos humanos básicos. Es evidente que no es deseable que la gente se vea limitada, controlada o amenazada por el gobierno que ha elegido.

Un ejemplo de una medida de bloqueo cuestionable son los cierres de escuelas. Esta medida no está basada en evidencias, es decir, no hay ningún estudio científico disponible que demuestre su eficacia, se ha introducido de un país a otro porque otro país lo había hecho antes.

Dejar que los niños interactúen en la escuela y en el patio de recreo (y dejar que los adultos activos trabajen y también interactúen) puede verse como la mejor manera de promover la inmunidad colectiva, que debe desarrollarse lo más rápido posible para reducir el tiempo de exposición de las personas mayores, frágiles y enfermas. .

Por casualidad y lo que es más importante, los niños y los adultos activos sanos tienen un riesgo absolutamente mínimo de estar en peligro por el SARS-CoV-2 . Por tanto, existen sólidas razones para dudar de la utilidad de la introducción de esta medida e incluso para considerarla contraproducente.

Encerrar a las personas en el interior y cerrar los espacios públicos y naturales, especialmente los parques de las ciudades, son medidas sin sentido: el contacto con la naturaleza y el aire puro y los movimientos son tan imprescindibles como ir al trabajo, son de suma importancia para la salud de todos, optimizando las defensas corporales contra las agresiones. Se ha exigido a la gente que mantenga la distancia en las calles, pero no se confiaba en que hiciera lo mismo en los parques o en las playas, donde había más espacio para mantener la distancia.

Encerrar a las personas en el interior ha sido una medida sin sentido y deletérea, y uno puede preguntarse cómo los habitantes de las grandes ciudades podrían enfrentarlo. Se ha escuchado de las experiencias de personas mayores encerradas en sus habitaciones en hogares de ancianos, recibiendo su comida frente a su puerta cerrada en ausencia del proveedor, y visitas de familias que se asemejan a una visita a la cárcel …

La supresión / limitación del acceso a los dominios médico y espiritual fue totalmente inapropiada, perjudicial e inhumana. No respetó los derechos humanos básicos del cuidado del cuerpo, la mente y el alma. No solo los pacientes con COVID-19, sino también todos los demás pacientes hospitalizados por otras razones, no pudieron obtener sus visitas.

En general, pero particularmente en medio de una crisis, el apoyo de los seres queridos satisface las necesidades sociales y espirituales que nunca deben ser tocadas o retiradas, corriendo el riesgo de alienar al ser humano de su entorno vital psicosocial y espiritual.

¿Por qué un familiar cercano que lo visita no puede aplicar las mismas precauciones de seguridad en el hospital que el personal médico? Y los servicios religiosos podrían haberse realizado con las mismas recomendaciones a distancia que para otras sesiones civiles, que se han mantenido por considerarse indispensables.

Las medidas generales de confinamiento, debido a su peligrosidad psicosocial, deben mantenerse solo en el contexto de una letalidad epidémica excepcionalmente alta. Ahora que está claro, al contrario de lo que ha propagado la OMS, que no estamos ante un virus asesino con una tasa de letalidad del 3,4% y, por tanto, 30 veces más mortal que la gripe, estas medidas impuestas deberían abandonarse por completo.

Obviamente, el aislamiento de las personas enfermas y las medidas habituales de precaución o aislamiento para reducir la transmisión viral alrededor de las personas ancianas, enfermas y frágiles siguen siendo relevantes como siempre.

Vista en el plano ético, la crisis de la corona resalta el hecho de que cualquier limitación considerada del derecho a la autodeterminación, la libertad y los derechos humanos básicos debería basarse en un análisis multidisciplinario sólido, profundo, abierto y equilibrado, con un claro positivo. relación riesgo / beneficio. Tendría que ser presentado a la gente y votado.

Con la crisis de la corona, hemos acumulado, en ausencia de tal análisis, daños colaterales severos, con medidas aplicadas contra una amenaza que no las justificaba.

SEGUIMIENTO DE CONTACTOS

El seguimiento de las personas infectadas puede cuestionarse tanto desde el punto de vista ético como desde el de la eficiencia.

Primero, el control de la población en sí mismo representa una brecha inaceptable en la esfera privada de los ciudadanos, y todo grupo humano debe defenderse de cualquier intento de limitar su libertad democrática.

En segundo lugar, la rapidez con la que los países europeos, por ejemplo, perdieron la pista de la cadena desde los “pacientes 1” en adelante, subraya una propagación viral extremadamente rápida y eficiente bien conocida, cuestionando la posibilidad de detenerla rastreando virus y portadores en la población humana.

Esto sucedió en el norte de Italia en cuestión de uno o dos días ya pesar de las medidas de confinamiento muy rápidas y extensas. Se han mencionado muchos ejemplos adicionales en los que no se pudieron encontrar explicaciones para la transmisión viral. Al igual que para las medidas de confinamiento (ver arriba), tal rastreo solo debería ser considerado en el caso de alta peligrosidad, ausente para COVID-19.

Finalmente, la OMS no recomienda el rastreo de contactos en el manejo de epidemias de influenza .

CIENCIA, POLÍTICA Y MEDIOS

En el campo mundial intensivo y extenso de la crisis de la corona, es fundamental un estudio abierto, profundo, cuidadoso, multidimensional y, por lo tanto, imparcial de toda la situación con presentación de pros y contras y análisis de balance de riesgo / beneficio.

Esto no se proporcionó y no se han proporcionado diálogos abiertos entre diferentes puntos de vista de la situación. Los expertos científicos y médicos, principalmente microbiólogos y epidemiólogos, son los que brindan información relevante a los políticos. Tendrán que darse cuenta de que han tenido en sus manos el poder de modular el estado mental de todo el planeta humano, activando una poderosa reacción en cadena mundial de miedo y pánico.

Los medios tienen y aún transmiten una cantidad muy dominante de información que activa el pánico y mantiene el miedo en toda la población humana. Los hechos de la corona se distorsionan continuamente, números sacados del contexto epidemiológico habitual para inducir miedo.

La amenaza se ha mantenido hasta el día de hoy sobre la inminente posibilidad de reinstalaciones impuestas de medidas de protección, aislamiento y confinamiento y ampliamente retransmitida por los principales medios de comunicación, consolidando un estado de expectación temerosa y de amenaza y fatalidad a largo plazo. Ahora el pueblo debe quedar en paz y debe recuperar su autodeterminación.

Ha habido muy poco debate sobre el tema de la ética en relación con las limitaciones de la libertad, la libre determinación y los derechos humanos básicos. Recientemente, por ejemplo en Alemania y en nuestro país, los movimientos populares y políticos han comenzado a levantarse contra el insidioso riesgo para la democracia de una dictadura de salud impuesta por el estado.

Algunos epidemiólogos que gozan de posiciones de poder como asesores estatales han perfilado repetidamente pronósticos de muerte catastrófica, basándolos en modelos digitales y, afortunadamente, en gran medida más allá de la realidad biológica. En nuestro país, los pronósticos se produjeron efectivamente con un número de muertos entre 22.000 y 60.000 con pico en junio o julio , mientras que hasta el día de hoy el número de muertos en Suiza se sitúa entre 1.700 y 1.800.

Evidentemente, se han aplicado postulados de modelos cuestionables e incluso erróneos, pero estos expertos no parecen estar preparados para reconocer sus errores, con sus devastadoras consecuencias a nivel mundial.

En diferentes países se ha desarrollado un episodio preocupante relacionado con el tratamiento del COVID-19 con el fármaco hidroxicloroquina (HCQ), conocido desde hace años en el tratamiento de la malaria. Es muy interesante y probablemente directamente relevante que esta molécula haya sido reconocida desde hace años como eficaz también contra enfermedades autoinmunes (ver arriba). Al principio, colegas chinos , franceses ( dos veces ), alemanes y estadounidenses (nuevamente, dos veces ) han tratado a pacientes con COVID con HCQ y han publicado sus resultados positivos.

La evidencia de que el tratamiento con HCQ puede reducir la tasa de mortalidad hospitalaria está creciendo de manera constante , lo que plantea una pregunta central sobre la resistencia o incluso la prohibición de usar esta opción de medicación en algunos países.

Por ejemplo, un gobierno europeo y sus expertos, insistiendo en la necesidad de esperar estudios sólidos basados ​​en evidencia pero sin considerar la urgencia de la situación, prohibieron la prescripción de HCQ por parte de los médicos. Esto fue respaldado por un estudio en The Lancet, que afirma no solo la ausencia de beneficio con la ingesta de HCQ, sino también un aumento de las complicaciones cardíacas y una mayor mortalidad . Pronto, se presentó la evidencia de que esta publicación era fraudulenta y tuvo que ser retractada.

Aquí se deben hacer dos observaciones muy preocupantes:

1) se cuestiona la ética de publicación de grupos médicos y científicos que reclaman el más alto nivel de calidad científica, y

2) los gobiernos, al prohibir la prescripción de HCQ, han bloqueado la relación paciente-médico, éticamente fundamental e intocable.

Los expertos políticos y médicos se han presentado aquí bajo la peor luz posible. También debe destacarse que la disponibilidad actual de un medicamento de bajo costo contra el SARS-CoV-2 muestra todo el tema de la vacunación bajo una luz diferente, dejando tiempo para realizar una investigación adecuada hacia una vacunación segura y eficiente para personas frágiles, enfermas y ancianas, simplemente en cuanto a la gripe. De hecho, la letalidad de COVID-19 no implica ningún requisito para una vacunación de amplio espectro.

No es una locura preguntarse por un posible brote de SARS-CoV-2 en un laboratorio, ya que se han considerado posibles manipulaciones de laboratorio o errores de contención para la gripe porcina o incluso afirmados para la gripe aviar y la primera mutación corona del SARS60.

Es el papel de los expertos científicos y políticos descubrir y suprimir cualquier investigación sobre virus que pueda dar lugar a nuevas cepas potencialmente peligrosas, y la OMS debería hacer cumplir ese control en todo el mundo. Además, las reflexiones sobre el cuidado y el mantenimiento de los animales en todo el mundo son muy relevantes.

PROPUESTAS PARA HOY Y MAÑANA

El miedo y el pánico por el COVID-19, avivado por comunicaciones científicas inexactas se extendieron por todo el planeta como un incendio forestal, provocando el caos que observamos todos los días en las noticias. La crisis de la corona ha sacado a la luz que el planeta humano tiene actualmente un alto nivel de ansiedad y debe ser tratado con delicadeza, ¡como un paciente humano en una fase sensible de su vida!

Sobre la base de los datos mencionados anteriormente, se puede afirmar que la pandemia de COVID-19 debería haberse tratado desde el principio como una pandemia de gripe habitual, con protección centrada en los frágiles, enfermos y ancianos, que habrían exigido y recibido los medidas de protección para sí mismos, pero sin obligaciones contraproducentes y limitación de sus actividades y libertad.

Las personas ancianas y debilitadas pueden exigir en cualquier momento medidas de aislamiento voluntarias de su entorno familiar, social y de enfermería. Los hogares de ancianos deben tener máscaras y desinfección de manos a disposición del personal y las familias, si los residentes desean protección. Los miembros del personal no deben trabajar en más de una casa. Se debe inducir a los residentes a salir y caminar (¡por ejemplo, en los parques de la ciudad que se mantienen abiertos!).

La restricción de la libertad y el aislamiento impuestos son inhumanos, contraproducentes y hasta letales para los residentes ancianos y debilitados. En Alemania, ciudadanos alemanes de entre 64 y 78 años dirigieron una petición a la Sra. Merkel, exigiendo autodeterminación y elección en temas relacionados con el final de la vida, y reclamando su preferencia por una muerte digna en medio de sus seres queridos. en lugar de un fallecimiento aislado y despiadado impuesto por el estado.

La propuesta aquí no es extender reproches sobre las medidas tomadas abruptamente y bajo una enorme presión por parte de los gobiernos durante los primeros dos o tres meses del desarrollo de la pandemia. Sin embargo, con los datos disponibles hoy y de hecho concluyentes al menos desde mayo, debe tenerse en cuenta que las medidas generales de confinamiento, aislamiento, distanciamiento y localización deben detenerse en todos los países donde se ha superado el pico de muertes diarias.

Las medidas generales de bloqueo contra COVID-19 ya han contribuido al exceso de mortalidad experimentado en diferentes países y discutido anteriormente. Mantenerlos sería inútil y perjudicial. Los niños y los adultos que trabajan deben interactuar para que la población humana obtenga lo antes posible una inmunidad colectiva suficiente, protegiendo así a los ancianos y frágiles.

La salida progresiva del encierro es una trampa emocional: regocijarse de que las cosas vuelvan a ser más normales se opone constantemente a la ansiosa expectativa de que el desbloqueo sea demasiado rápido, a pesar de la tranquilizadora evidencia científica mencionada anteriormente.

Los medios de comunicación deben transmitir información de todos los entornos y tendencias posibles. Sin embargo, han proporcionado a la población mundial una avalancha de información sesgada homogéneamente que mantiene el mensaje dominante que activa el pánico sobre una supuesta peligrosidad alta del COVID-19.

Con suerte, pronto recibirán el mensaje de no ejercer presiones sobre los políticos en el futuro, y de ser profundamente conscientes de que pueden contribuir a la activación mundial de poderosos mecanismos ansiogénicos, si no proporcionan información equilibrada de fuentes controladas.

Una “nueva normalidad” para nuestro futuro solo puede tener sentido si se centra en una comprensión más profunda de la dinámica integradora entre nosotros y los virus.

Como los virus necesitan que existamos, y como los procesos de la vida siempre parecen tener sentido, podemos considerar que la pesadilla del virus asesino planetario global seguirá siendo objeto de interés para los productores de películas y los aficionados a las emociones fuertes. De hecho, no hay forma de que podamos concebir la vida sin virus. Están en todas partes, alrededor del 50% de nuestro propio genoma es de origen viral, y bien pueden ser “más amigos que enemigos” [ 7 ].

Nuestro principal enemigo es el miedo activado por una ciencia sesgada y despiadada, por los medios propagandistas y por políticos temerosos. Las pandemias más antiguas, que son la fuente de profundos recuerdos de la plaga atávica, se debieron en la mayoría de los casos a bacterias y estaban estrechamente relacionadas con las precarias condiciones de vida humana.

La única pandemia viral catastrófica fue la gripe H1N1 de 1918, que mató a millones de personas, pero se desarrolló en las caóticas y malsanas secuelas de la Primera Guerra Mundial. El pánico no es una forma apropiada, ni siquiera factible, de integrar nuestra vida con los virus.

Traería un futuro lleno de temor por la próxima pandemia y la desestabilización del entorno psicológico y económico humano en todo el mundo. Un cambio de actitud profundo y definitivo debe suscitarse ahora en los contextos científicos y sociopolíticos adecuados, para evitar un futuro tan sombrío e indeseable.

8 MENSAJES PARA LLEVAR A CASA

1. Los virus corona son uno de los agentes virales del resfriado común que, al igual que la gripe, invade cada año todo el planeta. Causan pandemias anuales de infecciones del tracto respiratorio ampliamente generalizadas, en su mayoría benignas.

2. COVID-19, la infección causada por el SARS-CoV-2, la actual mutación corona, no es más letal que la gripe, con una tasa de mortalidad por infección del 0,1% al 0,2%.

3. Una inmensa mayoría (95%) de las evoluciones fatales ocurren en personas ancianas y frágiles con premorbilidades, con una edad promedio de muerte de 80 años o más.

4. Los estudios de anticuerpos, la inmunización cruzada con otras cepas corona y la finalización de la curva del número de muertos en muchos países son pruebas sólidas de que la población humana está desarrollando inmunidad colectiva contra el SARS-CoV-2. En este contexto, es improbable que se produzca una “segunda ola” severa de SARS-CoV-2. Más bien podemos esperar un nuevo episodio de resfriado como cada año, pero de intensidad regular o incluso débil gracias a la inmunidad colectiva ganada.

5. La prueba de PCR de la presencia de SARS-CoV-2 no proporciona ninguna evidencia de pronóstico confiable de su poder infeccioso y letalidad. El seguimiento del estado y la evolución de la pandemia viene dado únicamente por la evolución diaria de las muertes. En Suiza, como en muchos otros países, ya no existe un exceso de mortalidad atribuible a la pandemia de COVID-19. La tasa de pruebas positivas es baja (alrededor del 3%), y las pruebas tienen como siempre una tasa técnica de falsos positivos y reaccionan a fragmentos virales inactivos oa otras cepas corona.

6. Solo en un pequeño porcentaje de pacientes con COVID-19, el virus SARS-CoV-2 puede, al igual que el virus de la gripe, activar una sobrerrespuesta inmunológica e inflamatoria, causando en el peor de los casos una falla orgánica pulmonar fatal.

El estrés y las emociones como el miedo, la ira y la tristeza pueden 1) estimular esta respuesta exagerada, 2) causar la muerte celular en el cerebro emocional y 3) desencadenar en él hiperactividades deletéreas, con el resultado de daños celulares en los tejidos corporales.

Las medidas generales de aislamiento, distanciamiento y encierro, al limitar los contactos sociales, la libertad y los derechos humanos básicos, aumentan el número de muertos a través de un aumento de la desestabilización psicosocial y económica, el empeoramiento de las personas psiquiátricas y dementes y la reducción de la atención médica a toda la población. Por lo tanto, tenemos una causalidad combinada para un exceso de mortalidad de COVID-19, una parte significativa no se debe al virus SARS-CoV-2 en sí, sino a la ola de pánico mundial del COVID-19 y la introducción impuesta de medidas drásticas e inhumanas. .

7. No estamos ante el temido virus asesino planetario, a pesar del inapropiado mensaje inicial de la OMS y diferentes expertos. Los datos presentados hablan de una parada urgente de todas las medidas generales de encierro, distanciamiento y aislamiento. El mundo debería volver al enfoque apropiado y aplicado de forma rutinaria a los virus respiratorios: mantener medidas de protección óptimas para los ancianos, los frágiles y los enfermos, como todos hemos aprendido a hacer año tras año contra la gripe.

8. Los virus del resfriado común (y la gripe) son omnipresentes en el espacio (en todo el planeta) y en el tiempo (año tras año). Por tanto, son inevitables, pero afortunadamente provocan en su mayoría infecciones benignas. Solo necesitamos proteger específicamente a las poblaciones en riesgo cuando una ola viral se vuelve más fuerte de lo habitual.

Texto actualizado y ampliado a partir de la contribución “¡Piensa en profundidad, haz buena ciencia y no te asustes!”, De D. Jeanmonod, R. Jeanmonod y F. Neirynck, publicado por off-guardian.org el 7 de abril de 2020 .
Daniel Jeanmonod MD, profesor emérito de neurocirugía en la Universidad de Zürich y de fisiología y neurociencia en la Universidad de Nueva York

Referencias: –

[1] Smolin L. La vida del cosmos . Prensa de la Universidad de Oxford (1997).

[2] Raoult D. Épidémies, vrais danger et fausses alertes. De la grippe aviaire au COVID-19 . Michel Lafon (2020).

[3] Medicina holística Pelletier KR , del estrés a la salud óptima . Prensa Delacorte (1979)

[4] Pelletier KR Mind como Healer, Mind como Slayer . Allen y Unwin (1979)

[5] Simonton OC y col. Mejorarse de nuevo . Libros bantam (1978)

[6] Reiss K. y Bhakdi S. Corona Fehlalarm? Zahlen, Daten und Hintergründe . Goldegg Verlag (2020)

[7] Moelling K. Virus, más amigos que enemigos . Publicaciones científicas mundiales (2017).

https://off-guardian.org/

Al fin algo de cordura: carta de médicos y profesionales de la salud belgas sobre COVID

Nosotros, médicos y profesionales de la salud belgas, deseamos expresar nuestra seria preocupación por la evolución de la situación en los últimos meses en torno al brote del virus SARS-CoV-2. Hacemos un llamado a los políticos para que estén informados de manera independiente y crítica en el proceso de toma de decisiones y en la implementación obligatoria de las medidas corona. Solicitamos un debate abierto, donde todos los expertos estén representados sin ningún tipo de censura. Después del pánico inicial que rodeó al covid-19, los hechos objetivos ahora muestran una imagen completamente diferente: ya no hay justificación médica para ninguna política de emergencia .

La actual gestión de crisis se ha vuelto totalmente desproporcionada y causa más daño que bien.

Pedimos el fin de todas las medidas y pedimos una restauración inmediata de nuestra gobernanza democrática y estructuras legales normales y de todas nuestras libertades civiles.

Libertades civiles

‘Pedimos la restauración inmediata de nuestras libertades civiles’

‘Una cura no debe ser peor que el problema’ es una tesis más actual que nunca en la situación actual. Sin embargo, observamos que el daño colateral que ahora se está causando a la población tendrá un mayor impacto a corto y largo plazo en todos los sectores de la población que el número de personas que ahora están protegidas del corona virus

En nuestra opinión, las actuales medidas sobre el corona y las estrictas sanciones por su incumplimiento son contrarias a los valores formulados por el Consejo Supremo de Salud de Bélgica, que, hasta hace poco, como autoridad sanitaria, siempre ha asegurado una medicina de calidad en nuestro país: “Ciencia – Experiencia – Calidad – Imparcialidad – Independencia – Transparencia”. (1)

Creemos que la política ha introducido medidas obligatorias que no están suficientemente fundamentadas científicamente, dirigidas unilateralmente, y que no hay suficiente espacio en los medios para un debate abierto en el que se escuchen diferentes puntos de vista y opiniones. Además, cada municipio y provincia tiene ahora la autorización para incorporar sus propias medidas, fundamentadas o no.

Además, la estricta política represiva sobre el corona contrasta fuertemente con la política mínima del gobierno en lo que respecta a la prevención de enfermedades, fortaleciendo nuestro propio sistema inmunológico a través de un estilo de vida saludable, una atención óptima con atención al individuo y la inversión en personal de atención. (2)

El concepto de salud

En 1948, la OMS definió la salud de la siguiente manera: “La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social y no meramente la ausencia de enfermedad u otro impedimento físico”. (3) La salud, por tanto, es un concepto amplio que va más allá de lo físico y también se relaciona con el bienestar emocional y social del individuo. Bélgica también tiene el deber, desde el punto de vista de la suscripción de los derechos humanos fundamentales, de incluir estos derechos humanos en su toma de decisiones cuando se trata de medidas adoptadas en el contexto de la salud pública. (4)

Las actuales medidas globales adoptadas para combatir el SARS-CoV-2 violan en gran medida esta visión de la salud y los derechos humanos. Las medidas incluyen el uso obligatorio de máscarillas  (también al aire libre y durante las actividades deportivas, y en algunos municipios, incluso cuando no hay otras personas en los alrededores), el distanciamiento físico, el aislamiento social, la cuarentena obligatoria para algunos grupos y las medidas de higiene.

La pandemia predicha con millones de muertes

Al comienzo de la pandemia, las medidas eran comprensibles y contaban con un amplio apoyo, incluso si había diferencias en la implementación en los países que nos rodean. La OMS predijo originalmente una pandemia que cobraría un 3,4% de víctimas, es decir, millones de muertes, y un virus altamente contagioso para el que no se disponía de tratamiento ni vacuna. Esto pondría una presión sin precedentes sobre las unidades de cuidados intensivos (UCI) de nuestros hospitales.

Esto condujo a una situación de alarma global, nunca vista en la historia de la humanidad: el “aplanamiento” de  la curva” estuvo representado por un bloqueo que cerró a toda la sociedad y la economía y puso en cuarentena a las personas sanas. El distanciamiento social se convirtió en la nueva normalidad antes de una vacuna de rescate.

Los hechos sobre covid-19

Gradualmente, la campana de alarma fue sonando desde muchas fuentes: los hechos objetivos mostraban una realidad completamente diferente. (5, 6)

El curso de covid-19 siguió el curso de una ola normal de infección similar a una temporada de gripe. Como cada año, vemos una mezcla de virus de la gripe siguiendo la curva: primero los rinovirus, luego los virus de influenza A y B, seguidos de los coronavirus. No hay nada diferente a lo que vemos normalmente.

John Magufuli

Presidente John Magufuli de Tanzania: “Incluso la papaya y las cabras están dando resultado corona positiva”

El uso de la prueba de PCR inespecífica, que produce muchos falsos positivos, mostró un panorama exponencial. Esta prueba se apresuró a realizar con un procedimiento de emergencia y nunca se autocomprobó seriamente. El creador advirtió expresamente que esta prueba estaba destinada a la investigación y no al diagnóstico. (7)

La prueba de PCR funciona con ciclos de amplificación de material genético: cada vez se amplifica una parte del genoma. Cualquier contaminación (por ejemplo, otros virus, restos de genomas de virus antiguos) puede dar como resultado falsos positivos. (8)

La prueba no mide cuántos virus hay en la muestra. Una infección viral real significa una presencia masiva de virus, la llamada carga de virus.Si alguien da positivo, esto no significa que esa persona en realidad esté clínicamente infectada, esté enferma o vaya a enfermarse . El postulado de Koch no se cumplió (“El agente puro que se encuentra en un paciente con quejas puede provocar las mismas quejas en una persona sana”).

Dado que una prueba de PCR positiva no indica automáticamente una infección activa o infectividad, esto no justifica las medidas sociales tomadas, que se basan únicamente en estas pruebas. (9, 10)

Bloqueo

Si comparamos las oleadas de infección en países con políticas estrictas de bloqueo con países que no impusieron bloqueos (Suecia, Islandia…), vemos curvas similares. Por tanto, no existe ningún vínculo entre el bloqueo impuesto y el curso de la infección. El bloqueo no ha dado lugar a una tasa de mortalidad más baja.

Si miramos la fecha de aplicación de los bloqueos impuestos, vemos que los bloqueos se establecieron después de que el pico ya había pasado y el número de casos disminuyó. Por tanto, la caída no fue el resultado de las medidas adoptadas. (11)

Como cada año, parece que las condiciones climáticas (clima, temperatura y humedad) y la creciente inmunidad tienen más probabilidades de reducir la ola de infección.

Nuestro sistema inmunológico

Durante miles de años, el cuerpo humano ha estado expuesto diariamente a la humedad y a las gotitas que contienen microorganismos infecciosos (virus, bacterias y hongos).

La penetración de estos microorganismos se evita mediante un mecanismo de defensa avanzado: el sistema inmunológico. Un sistema inmunológico fuerte depende de la exposición diaria normal a estas influencias microbianas. Las medidas excesivamente higiénicas tienen un efecto perjudicial sobre nuestra inmunidad. (12, 13) Solo las personas con un sistema inmunológico débil o defectuoso deben protegerse mediante una higiene intensiva o un distanciamiento social.

La influenza reaparecerá en otoño (en combinación con el covid-19) y una posible disminución de la capacidad de recuperación natural puede provocar más víctimas.

Nuestro sistema inmunológico consta de dos partes: un sistema inmunológico congénito no específico y un sistema inmunológico adaptativo.

El sistema inmunológico inespecífico forma una primera barrera: piel, saliva, jugo gástrico, moco intestinal, células ciliadas vibratorias, flora comensal,… y evita la adhesión de microorganismos a los tejidos.

Nuestro sistema inmunológico puede vencer al covid 19

Nuestro sistema inmunológico encuentra naturalmente
sus defensas contra el covid-19

Si se adhieren, los macrófagos pueden hacer que los microorganismos se encapsulen y destruyan.

El sistema inmunológico adaptativo está formado por inmunidad de las mucosas (anticuerpos IgA, producidos principalmente por células en el intestino y el epitelio pulmonar), inmunidad celular (activación de células T), que puede generarse en contacto con sustancias extrañas o microorganismos, e inmunidad humoral (IgM y anticuerpos IgG producidos por las células B).

Investigaciones recientes muestran que ambos sistemas están muy enredados.

Parece que la mayoría de las personas ya tienen inmunidad congénita o general a, por ejemplo, la influenza y otros virus. Esto es confirmado por los hallazgos en el crucero Diamond Princess, que fue puesto en cuarentena debido a que algunos pasajeros murieron de covid-19. La mayoría de los pasajeros eran ancianos y se encontraban en una situación ideal de transmisión en el barco. Sin embargo, el 75% no parecía estar infectado. Entonces, incluso en este grupo de alto riesgo, la mayoría eran resistentes al virus.

Un estudio en la revista Cell muestra que la mayoría de las personas neutralizan el coronavirus mediante la inmunidad mucosa (IgA) y celular (células T), mientras experimentan pocos o ningún síntoma. (14)

Los investigadores encontraron hasta un 60% de reactividad del SARS-Cov-2 con las células T CD4 + en una población no infectada, lo que sugiere una reactividad cruzada con otros virus del resfriado (corona). (15)

Por lo tanto, la mayoría de las personas ya tienen una inmunidad congénita o cruzada porque ya estaban en contacto con variantes del mismo virus.

La formación de anticuerpos (IgM e IgG) por las células B solo ocupa una parte relativamente pequeña de nuestro sistema inmunológico. Esto puede explicar por qué, con un porcentaje de anticuerpos del 5-10%, puede haber una inmunidad de grupo de todos modos. La eficacia de las vacunas se evalúa precisamente en función de si tenemos o no estos anticuerpos. Esta es una tergiversación.

La mayoría de las personas que dan positivo en la prueba (PCR) no tienen quejas. Su sistema inmunológico es lo suficientemente fuerte. Fortalecer la inmunidad natural es un enfoque mucho más lógico. La prevención es un pilar importante, insuficientemente destacado: nutrición sana y completa, ejercicio al aire libre, sin mascarilla, reducción del estrés y contactos emocionales y sociales nutritivos.

Consecuencias del aislamiento social en la salud física y mental

El aislamiento social y el daño económico llevaron a un aumento de la depresión, la ansiedad, los suicidios, la violencia intrafamiliar y el abuso infantil. (16) Los estudios han demostrado que cuanto más compromisos sociales y emocionales tienen las personas, más resistentes son a los virus. Es mucho más probable que el aislamiento y la cuarentena tengan consecuencias fatales. (17)

Las medidas de aislamiento también han llevado a la inactividad física de muchas personas mayores debido a que se han visto obligadas a permanecer en el interior. Sin embargo, el ejercicio suficiente tiene un efecto positivo sobre el funcionamiento cognitivo, reduciendo los síntomas depresivos y la ansiedad y mejorando la salud física, los niveles de energía, el bienestar y, en general, la calidad de vida. (18) El miedo, el estrés persistente y la soledad inducidos por el distanciamiento social tienen una influencia negativa demostrada en la salud psicológica y general. (19) ¿

Un virus altamente contagioso con millones de muertes sin ningún tratamiento?

La mortalidad resultó ser muchas veces menor de lo esperado y cercana a la de una gripe estacional normal (0,2%) . (20)

El número de muertes por corona registradas, por lo tanto, todavía parece estar sobreestimado.

Número de muertos Covid-19

El número de muertos por covid-19 fue muy exagerado y sembró el pánico

Existe una diferencia entre la muerte por un corona y la muerte por otro  corona. Los seres humanos a menudo son portadores de múltiples virus y bacterias potencialmente patógenas al mismo tiempo. Teniendo en cuenta el hecho de que la mayoría de las personas que desarrollaron síntomas graves sufrieron patologías adicionales, no se puede simplemente concluir que la corona-infección fue la causa de la muerte. En la mayoría de los casos, esto no se tuvo en cuenta en las estadísticas.

Los grupos más vulnerables pueden identificarse claramente. La gran mayoría de los pacientes fallecidos tenían 80 años o más. La mayoría (70%) de los fallecidos, menores de 70 años, tenían algún trastorno subyacente, como sufrimiento cardiovascular, diabetes mellitus, enfermedad pulmonar crónica u obesidad. La gran mayoría de las personas infectadas (> 98%) no se enfermaron o apenas se enfermaron o se recuperaron espontáneamente.

Mientras tanto, existe una terapia asequible, segura y eficiente disponible para aquellos que muestran síntomas graves de enfermedad en forma de HCQ (hidroxicloroquina), zinc y AZT (azitromicina). Esta terapia aplicada rápidamente conduce a la recuperación y, a menudo, evita la hospitalización. Casi nadie tiene que morir ahora.

Esta terapia eficaz ha sido confirmada por la experiencia clínica de colegas en el campo con resultados impresionantes. Esto contrasta fuertemente con la crítica teórica (fundamentación insuficiente de estudios doble ciego) que en algunos países (por ejemplo, los Países Bajos) incluso ha llevado a la prohibición de esta terapia. Un metaanálisis en The Lancet, que no pudo demostrar un efecto de HCQ, fue retirado. Las fuentes de datos primarias utilizadas demostraron ser poco fiables y 2 de cada 3 autores estaban en conflicto de intereses. Sin embargo, la mayoría de las pautas basadas en este estudio se mantuvieron sin cambios … (48, 49)

Tenemos serias dudas sobre este estado de cosas.

En los EE. UU., Un grupo de médicos en el campo, que atienden a los pacientes a diario, se unieron en “los médicos de primera línea de Estados Unidos” y dieron una conferencia de prensa que ha sido vista millones de veces. (21, 51)

Prof. Didier Rauolt

EPIDEMIAS – Peligros reales y alertas falsas – De la gripe aviar a Covid-19

El profesor francés Didier Raoult del Institut d’Infectiologie de Marseille (IHU) también presentó esta prometedora terapia combinada ya en abril. El médico de cabecera holandés Rob Elens, que curó a muchos pacientes en su consulta con HCQ y zinc, llamó a sus colegas en una petición por la libertad de terapia. (22)

La evidencia definitiva proviene del seguimiento epidemiológico en Suiza: tasas de mortalidad en comparación con y sin esta terapia. (23)

A partir de las imágenes angustiosas de los medios de comunicación de SDRA (síndrome de dificultad respiratoria aguda), donde las personas se asfixiaban y recibían respiración artificial en agonía, ahora sabemos que esto fue causado por una respuesta inmune exagerada con coagulación intravascular en los vasos sanguíneos pulmonares. La administración de anticoagulantes y dexametasona y la evitación de la ventilación artificial, que se encontró que causa daño adicional al tejido pulmonar, significa que esta temida complicación tampoco es virtualmente fatal. (47)

Por lo tanto, no es un virus asesino, sino una afección que se puede tratar bien.

Propagación

La propagación se produce por infecciones por goteo (solo para pacientes que tosen o estornudan) y aerosoles en habitaciones cerradas y sin ventilación. Por tanto, la contaminación no es posible al aire libre. Los estudios epidemiológicos y de rastreo de contactos muestran que las personas sanas (o portadores asintomáticos sometidos a pruebas positivas) son prácticamente incapaces de transmitir el virus. Las personas sanas, por tanto, no se ponen en peligro unas a otras. (24, 25) La transferencia a través de objetos (por ejemplo, dinero, carritos de la compra o de la compra) no está científicamente probada. (26, 27, 28)

Todo esto cuestiona seriamente toda la política de distanciamiento social y mascarillas bucales obligatorias para las personas sanas; no hay base científica para ello.

Mascarillas

Las máscaras orales pertenecen a contextos donde tienen lugar contactos con grupos de riesgo comprobados o personas con problemas de las vías respiratorias superiores, y en un contexto médico / entorno de hospital-casa de retiro. Reducen el riesgo de infección por gotitas al estornudar o toser. Las mascarillas orales en individuos sanos son ineficaces contra la propagación de infecciones virales. (29, 30, 31)

Las mascarillas son ineficaces

Las mascarillas son ineficaces para el covid-19 y producen efectos secundarios nocivos para la salud

El uso de una máscara no está exento de efectos secundarios. (32, 33) La deficiencia de oxígeno (dolor de cabeza, náuseas, fatiga, pérdida de concentración) ocurre con bastante rapidez, un efecto similar al mal de altura. Todos los días vemos a pacientes que se quejan de dolores de cabeza, problemas de los senos nasales, problemas respiratorios e hiperventilación debido al uso de máscaras. Además, el CO2 acumulado provoca una acidificación tóxica del organismo que afecta nuestra inmunidad. Algunos expertos incluso advierten de un aumento de la transmisión del virus en caso de uso inadecuado de la máscara. (34)

Nuestro Código Laboral (Codex 6) se refiere a un contenido de CO2 (ventilación en los lugares de trabajo) de 900 ppm, máximo 1200 ppm en circunstancias especiales. Después de usar una máscara durante un minuto, este límite tóxico se supera considerablemente a valores que son de tres a cuatro veces superiores a estos valores máximos. Cualquiera que use una máscara se encuentra, por lo tanto, en una habitación extremadamente mal ventilada. (35)

Por lo tanto, especialistas reconocidos en seguridad no recomiendan a los trabajadores el uso inadecuado de máscaras sin un archivo completo de pruebas cardiopulmonares médicas.

Los hospitales tienen un ambiente estéril en sus quirófanos donde el personal usa máscaras y hay una regulación precisa de la humedad / temperatura con un flujo de oxígeno monitoreado adecuadamente para compensar esto, cumpliendo así con estrictos estándares de seguridad. (36) ¿

Una segunda oleada corona?

Ahora se está debatiendo una segunda ola en Bélgica, con un mayor endurecimiento de las medidas como resultado. Sin embargo, un examen más detenido de las cifras de Sciensano (último informe del 3 de septiembre de 2020) (37) muestra que, aunque ha habido un aumento en el número de infecciones desde mediados de julio, no hubo un aumento en los ingresos hospitalarios o muertes en ese momento. Por lo tanto, no se trata de una segunda ola de corona, sino de la denominada “química del caso” debido a un mayor número de pruebas. (50)

El número de ingresos hospitalarios o defunciones mostró un aumento mínimo de corta duración en las últimas semanas, pero al interpretarlo hay que tener en cuenta la reciente ola de calor. Además, la gran mayoría de las víctimas aún se encuentran en el grupo de población> 75 años.

Esto indica que la proporción de las medidas adoptadas en relación con la población activa y los jóvenes es desproporcionada con los objetivos previstos.

La gran mayoría de las personas “infectadas” con pruebas positivas se encuentran en el grupo de edad de la población activa, que no desarrolla ningún síntoma o simplemente presenta síntomas limitados, debido al buen funcionamiento del sistema inmunológico.

Así que nada ha cambiado, se acabó el pico.

Fortalecimiento de una política de prevención

Las medidas de la corona contrastan notablemente con la política mínima seguida por el gobierno hasta ahora, cuando se trata de medidas bien fundamentadas con beneficios para la salud comprobados como el impuesto al azúcar, la prohibición de los cigarrillos (electrónicos) y la elaboración de alimentos saludables, ejercicio. y redes de apoyo social económicamente atractivas y ampliamente accesibles. Es una oportunidad perdida para una mejor política de prevención que podría haber provocado un cambio de mentalidad en todos los sectores de la población con resultados claros en términos de salud pública. En la actualidad, solo el 3% del presupuesto sanitario se destina a la prevención. (2)

El juramento hipocrático

Hipócrates

Los médicos están moralmente obligados a seguir el juramento hipocrático

Como médico, hicimos el Juramento Hipocrático:

“Sobre todo cuidaré a mis pacientes, promoveré su salud y aliviaré su sufrimiento”.

“Informaré a mis pacientes correctamente”.

“Incluso bajo presión, no usaré mis conocimientos médicos para prácticas que sean contra la humanidad”.

Las medidas actuales nos obligan a actuar contra este juramento.

Otros profesionales de la salud tienen un código similar.

El ‘ primum non nocere ‘, que todo médico y profesional de la salud asume, también se ve socavado por las medidas actuales y por la perspectiva de la posible introducción de una vacuna generalizada, que no está sujeta a extensas pruebas previas.

Vacuna

Los estudios de encuestas sobre vacunas contra la influenza muestran que en 10 años solo hemos logrado tres veces desarrollar una vacuna con una tasa de eficiencia de más del 50%. Vacunar a nuestros ancianos parece ineficaz. Más de 75 años, la eficacia es casi inexistente. (38)

Debido a la continua mutación natural de los virus, como también vemos todos los años en el caso del virus de la influenza, una vacuna es a lo sumo una solución temporal, que requiere nuevas vacunas cada vez después. Una vacuna no probada, que se implementa mediante un procedimiento de emergencia y para la cual los fabricantes ya obtuvieron inmunidad legal ante posibles daños, plantea serias preguntas. (39, 40) No deseamos utilizar a nuestros pacientes como conejillos de indias.

A escala mundial, se esperan 700.000 casos de daño o muerte como resultado de la vacuna. (41)

Si el 95% de las personas experimentan covid-19 prácticamente sin síntomas, el riesgo de exposición a una vacuna no probada es irresponsable.

El papel de los medios de comunicación y el plan oficial de comunicación

En los últimos meses, los fabricantes de periódicos, radio y televisión parecían estar casi acríticamente detrás del panel de expertos y del gobierno, allí donde es precisamente la prensa la que debe ser crítica y prevenir comunicación gubernamental unilateral. Esto ha llevado a una comunicación pública en nuestros medios de comunicación, que era más una propaganda que un informe objetivo.

En nuestra opinión, es tarea del periodismo llevar las noticias de la manera más objetiva y neutral posible, con el objetivo de encontrar la verdad y controlar críticamente el poder, y los expertos disidentes también tienen un foro en el que expresarse.

Esta visión está respaldada por los códigos deontológicos periodísticos. (42)

La historia oficial de que era necesario un bloqueo, que ésta era la única solución posible y que todos estaban detrás de este bloqueo, dificultaba que las personas con una visión diferente, así como los expertos, expresaran una opinión diferente.

Las opiniones alternativas fueron ignoradas o ridiculizadas. No hemos visto debates abiertos en los medios de comunicación, donde se puedan expresar diferentes puntos de vista.

Los medios propagan el pánico

Un medio poco ético propaga el pánico y censura la información objetiva

También nos sorprendieron los muchos videos y artículos de muchos expertos científicos y autoridades, que fueron y aún están siendo eliminados de las redes sociales. Creemos que esto no encaja con un Estado constitucional democrático libre, tanto más cuanto conduce a una visión de túnel. Esta política también tiene un efecto paralizante y alimenta el miedo y la preocupación en la sociedad. En este contexto, ¡rechazamos la intención de censurar a los disidentes en la Unión Europea! (43)

La forma en que los políticos y los medios de comunicación han retratado a covid-19 tampoco le ha hecho ningún bien a la situación. Los términos bélicos eran populares y no faltaba el lenguaje bélico. A menudo se ha mencionado una “guerra” con un “enemigo invisible” que debe ser “derrotado”. El uso en los medios de comunicación de frases como ‘héroes del cuidado en primera línea’ y ‘víctimas de la corona’ ha alimentado aún más el miedo, al igual que la idea de que estamos lidiando globalmente con un ‘virus asesino’.

El implacable bombardeo con cifras, que se desató sobre la población día tras día, hora tras hora, sin interpretar esas cifras, sin compararlas con las muertes por gripe en otros años, sin compararlas con las muertes por otras causas, ha inducido una verdadera psicosis de miedo en la población. Esto no es información, es manipulación.

Deploramos el papel de la OMS en esto, que ha pedido que la infodemia (es decir, todas las opiniones divergentes del discurso oficial, incluidas las de expertos con puntos de vista diferentes) sea silenciada por una censura de medios sin precedentes. (43, 44) ¡

Hacemos un llamado urgente a los medios de comunicación para que asuman sus responsabilidades aquí!

Exigimos un debate abierto en el que se escuche a todos los expertos.

Ley de emergencia versus derechos humanos

El principio general de buena gobernanza exige sopesar la proporcionalidad de las decisiones gubernamentales a la luz de los estándares legales más altos: cualquier interferencia del gobierno debe respetar los derechos fundamentales protegidos en el Convenio Europeo de Derechos Humanos (CEDH). La interferencia de las autoridades públicas solo está permitida en situaciones de crisis. En otras palabras, las decisiones discrecionales deben ser proporcionadas a una necesidad absoluta.

Las medidas actualmente adoptadas se refieren a la injerencia en el ejercicio, entre otras cosas, del derecho al respeto de la vida privada y familiar, la libertad de pensamiento, conciencia y religión, la libertad de expresión y la libertad de reunión y asociación, el derecho a la educación, etc. , y por tanto debe respetar los derechos fundamentales protegidos por el Convenio Europeo de Derechos Humanos (CEDH).

Estado de emergencia de Covid

No hay emergencia, no debe haber violaciones de los derechos de las personas.

Por ejemplo, de conformidad con el artículo 8 (2) del CEDH, la injerencia en el derecho a la vida privada y familiar solo está permitida si las medidas son necesarias en interés de la seguridad nacional, la seguridad pública y el bienestar económico del país. , la protección del orden público y la prevención de delitos, la protección de la salud o la protección de los derechos y libertades de los demás, el texto normativo en el que se base la injerencia debe ser suficientemente claro, previsible y proporcionado a los objetivos perseguidos. (45)

La pandemia predicha de millones de muertes pareció responder a estas condiciones de crisis, lo que llevó al establecimiento de un gobierno de emergencia. Ahora que los hechos objetivos muestran algo completamente diferente, la condición de incapacidad para actuar de otra manera (no hay tiempo para evaluar a fondo si hay una emergencia) ya no existe. El Covid-19 no es un virus del resfriado, sino una afección bien tratable con una tasa de mortalidad comparable a la de la gripe estacional. En otras palabras, ya no existe un obstáculo insuperable para la salud pública.

No hay estado de emergencia. Inmenso daño causado por las políticas actuales

Una discusión abierta sobre las medidas de corona significa que, además de los años de vida ganados por los pacientes de corona, también debemos tener en cuenta otros factores que afectan la salud de toda la población. Estos incluyen daños en el dominio psicosocial (aumento de la depresión, ansiedad, suicidios, violencia intrafamiliar y abuso infantil) (16) y daños económicos.

Si tenemos en cuenta este daño colateral, la política actual está fuera de toda proporción, el proverbial uso de un mazo para romper una nuez.

Nos sorprende que el gobierno invoque la salud como motivo de la ley de emergencia.

Como médicos y profesionales de la salud, ante un virus que, en términos de nocividad, mortalidad y transmisibilidad, se acerca a la influenza estacional, solo podemos rechazar estas medidas extremadamente desproporcionadas.

  • Por tanto, exigimos el fin inmediato de todas las medidas.
  • Estamos cuestionando la legitimidad de los expertos asesores actuales, que se reúnen a puerta cerrada.
  • A raíz de ACU 2020 46 pedimos un examen en profundidad del papel de la OMS y la posible influencia de los conflictos de intereses en esta organización. También estuvo en el centro de la lucha contra la “infodemia”, es decir, la censura sistemática de todas las opiniones disidentes en los medios de comunicación. Esto es inaceptable para un Estado democrático gobernado por el estado de derecho. (43)

Distribución de esta carta

Nos gustaría hacer un llamamiento público a nuestras asociaciones profesionales y compañeros cuidadores para que den su opinión sobre las medidas actuales.

Llamamos la atención y pedimos un debate abierto en el que los cuidadores puedan y se atrevan a hablar.

Con esta carta abierta, enviamos la señal de que el progreso en pie de igualdad hace más daño que bien, y pedimos a los políticos que se informen de forma independiente y crítica sobre la evidencia disponible, incluida la de expertos con diferentes puntos de vista, siempre que sea posible. basado en ciencia sólida – al implementar una política, con el objetivo de promover una salud óptima.

Con preocupación, esperanza y a título personal [firmamos esta carta].

Unas preguntitas para los covidianos

1) ¿Cómo es posible que, ante un virus que dicen que viene de fuera, las zonas donde más tránsito de personas hay del exterior, como Baleares y Canarias, sean precisamente las zonas donde menos muertos ha habido, y luego zonas a dónde no va casi nadie en invierno como la Rioja, Castilla la Mancha, Castilla y León o Aragón rural el bicho haya arrasado?.

2) ¿Cómo es posible que una pandemia que dicen ha surgido en China haya causado más muertes en Soria (o mejor dicho, en los asilos de ancianos de Soria, porque fuera de los mismos no ha pasado nada anormal) que tiene 20.000 habitantes que en Shanghai que tiene 20 millones, o que en Pekín?.

3) ¿Cómo es posible que en enero de 2020 hubiera 7.000 turistas chinos de la zona de Wuhan que visitaron Tailandia de turismo, y que en Tailandia, a día de hoy, con más de 60 millones de habitantes y una densidad de población elevadísima haya solo 58 muertos?.

4) ¿Cómo es posible que en el entorno de China no haya habido prácticamente muertos (Vietnam, Camboya, Mongolia, Turkmenistán, … todos ellos limítrofes con China cero muertos, sí, sí, ningún muerto en ninguno de ellos), luego tenemos Japón que no llega al millar de muertos, corea del Sur no llega a dos millares de muertos, Corea del Norte ninguno y Filipinas una cifra ridícula?.

5) ¿Cómo es posible que haya 20.000 muertes atribuídas al virus fantasma no aislado ni secuenciado de residencias de ancianos, y luego resulta que en los centros de día de ancianos, que están mucho más expuestos a un posible contagio, no haya apenas muertes?.

6) ¿Cómo es posible que haya residencias de ancianos con 70-80 ancianos muertos y luego resulta que en la población donde está radicada esa residencias solo han muerto uno, dos o incluso nadie por el virus? Es como si el virus tuviera un GPS.

7) ¿Cómo es posible que en España haya 29.000 muertos y en Portugal solo 1.000, y todo ello a pesar del libre tránsito de personas y mercancías a través de la frontera. En Gibraltar ni uno?. La libre circulación solo se interrumpió a partir del 15 de marzo cuando el virus ya estaba extendido lo cual el cierre tardío de la frontera no es disculpa para explicar esta caprichosa distribución.

8) ¿Cómo es posible que según la versión oficial todo Madrid se contagió por el 8-M y sin embargo el carnaval de Cádiz o Canarias, que acabaron ya entrado marzo, o las mascletadas de Valencia, que se prolongaron por lo menos hasta el 10 de marzo no dispararan los contagios? Además el Valencia CF jugó en Bérgamo a finales de febrero cuando allí supuestamente ya había una pandemia y fueron 3.000 aficionados muchos de los cuales fueron después a las mascletadas.

9)  ¿Cómo es posible que los tests de ampliación de polimerasa, supuestamente más fiables den positvo tomando muestras de papayas, aceite de motor de coche, animales varios y ¡hasta una milenaria momia egipcia!?.

10)  ¿Cómo es posible que países tan diversos como Bielorrusia, y varios africanos hayan denunciado sobornos de la OMS y del FMI para practicar contabilidad creativa y montar un circo covidiano como los países de Europa occidental y Sudamérica? ¿Qué hay de las denuncias de dinero a cambio de falsificar certificados de defunción que ocurren en no pocos países sudamericanos, en EE.UU., en Rumanía y en otros?

11) ¿Por qué aparecen ahora compras relacionadas con el covid-19 en la contabilidad de 2018?

12) ¿Cómo es posible que estén hablando de una vacuna para dentro de seis meses cuando una vacuna tarda no menos de seis años en desarrollarse? ¿Por que no hay vacuna contra el virus del sida después de casi 40 años? ¿Por que no hay vacuna contra el Sars-cov-1 o contra el Mers después de casi 20 años?

13) ¿Por qué cuando vas a donar sangre no te hacen pruebas para detectar el virus? ¿Por qué para las pruebas fraudulentas para detectar el virus te meten un palillo casi hasta el cerebro, cuando supuestamente es un virus tan contagioso que estornudas y puedes contagiar a 20 alrededor?

14) ¿Cómo es posible que países como Suecia, Bielorusia, Tailandia o Turquía (por citar solo algunos) que no han hecho nada para parar el virus tengan cifras de muertes tan bajas comparadas con España o Italia? En Bielorrusia hace dos semanas había un millón de personas manifestándose contra Lukashenko, sin bozales y todos pegaditos, hoy, a dos semanas vista, los hospitales deberían estar colapsados, y sin embargo están vacíos.

15) En España viven unos 330.000 ancianos internados en residencias, sobre un total de unos 9.200.000 mayores de 65 años que viven en nuestro país (consulte el INE), es decir no llegan al 4% los ancianos que viven en residencias. Aquí tiene una estimación de la población de ancianos que viven en residencias de ancianos, en 2019 eran unos 322.000, como cada año suele subir (porque la población envejece, con lo cual también sube la mortalidad) en 2020 serán unos 330.000. No llegan al 4% los ancianos que viven en residencias, son un 3.8% aproximadamente.

http://envejecimientoenred.es/una-estimacion-de-la…/

En las residencias de ancianos murieron unas 20.000 personas que fueron atribuídas al virus fantasma, de un total de 28.000 muertos, esto es un 70%. Se da la paradoja de que en centros de día de ancianos no hubo prácticamente muertes, ni tampoco en ninguna de las miles de asociaciones de mayores/jubilados/antiguos empleados que hay por todo el país.

En las residencias: 7% de muertos.

En los centros y clubs de bingo de jubilados (donde los mayores se pasan el día ahí metidos y luego van a comer, cenar y dormir a sus casa): 0,004% de muertos.

¿De verdad os estáis creyendo lo que cuentan los medios de desinformación? 
@Profesor Bacterio(Visto en  https://www.burbuja.info/) y Astillas de Realidad http://astillasderealidad.blogspot.com/2020/09/unas-preguntitas-para-los-creyentes.html?m=1

PANDEMIA 5.0

1.0) Las muertes en Europa han caído a casi CERO.

2.0) Los MEDIOS DE COMUNICACIÓN y sus titulares de “Segunda Ola*” están contando “nuevos casos”, NO MUERTES.

3.0) Estos casos son casi todas personas jóvenes y sanas que NO presentan SÍNTOMAS.

4.0) Los POLÍTICOS están siendo irresponsables y asustando a los ciudadanos INNECESARIAMENTE.

5.0) Los CIENTÍFICOS no creen en las medidas que están prescribiendo y están rompiendo sus propias REGLAS.

“La sociedad ha aprendido que la ciencia no produce verdades últimas, sino que gracias al método científico se gestionan de manera racional, rigurosa y metódica las incertidumbres sobre la COVID-19

Ahí radica el problema, “la ciencia no produce verdades últimas”, esto es, no produce verdades. Y si no se parte de una primera verdad, por supuesto por desconocimiento, como en el caso del virus SARS-CoV-2, ya se puede racionalizar la gestión rigurosa y metódicamente, que en vez de ser incertidumbres, se convierten en errores.

* Ahora viene la “Tercera Ola” en las escuelas. Supongo que los medios de comunicación tendrán ya sus titulares preparados. Va a haber tantas olas como sean necesarias para un fin que desconozco, pero imagino.

G.R.M.

PANDEMIC 5.0

1.0) Deaths in Europe have fallen to almost ZERO.

2.0) The MEDIA and their “Second Wave *” headlines are counting “new cases”, NO DEATHS.

3.0) These cases are almost all young and healthy people with NO SYMPTOMS.

4.0) POLITICIANS are being irresponsible and scaring citizens UNNECESSARILY.

5.0) SCIENTISTS do not believe in the measures they are prescribing and are breaking their own RULES.

“Society has learned that science does not produce ultimate truths, but rather that, thanks to the scientific method, uncertainties about COVID-19

Therein lies the problem, “science does not produce ultimate truths”, that is, it does not produce truths. And if one does not start from a first truth, of course due to ignorance, as in the case of the SARS-CoV-2 virus, management can now be rigorously and methodically rationalized, which instead of being uncertainties, turn into errors.

* Now comes the “Third Wave” in schools. I guess the media will already have their headlines ready. There will be as many waves as are necessary for a purpose that I do not know, but imagine.

ELOGIO DE LA COVID-19

A Desiderius Erasmus Roterodamus se le puede considerar protestante sin serlo pero obrando y siendo católico en ejercicio se le estima consecuente crítico de la autoridad, arbitrariedad, despotismo, opresión y dominación que la religión católica convertía en “Línea Editorial Universal” (LEU). Pópulo término, CENSURA.

Por tanto y por esto, Erasmus protestaba o NEGABA. Postulaba un cisma ondulatorio que la autoridad espiritual, ahora los MASS MEDIA, tenían necesidad de cortar, cercenar y aplastar, o denigrar, difamar, desacreditar y mofar a cualquiera que desafiara su dogma y precepto.

Erasmus, más que protestante con todas las palabras de la Ley -pues nunca llegó a posicionarse en este sentido y falleció con hábitos sacerdotales católicos-, negó la autoridad mal ejercida y peor ejecutada de la superior jerárquica, no el código genético del cuerpo sino la enfermedad y dolencia del espíritu pestilente y sórdido, enclaustrado y ponzoñoso por no airear los estamentos del alma, más cercana al cuerpo, pues la iglesia secuestró el Espíritu de todos para beneficio propio, ya que este podía estar en contacto con Dios, y siglos atrás, en sínodos, asambleas y demás contubernios, decidieron que sólo a través de la Iglesia se podía “hablar” por esta vía con Dios. Quiere decir que el Hombre se conformaba de cuerpo y alma, el espíritu era un Don de la Iglesia, una especie de antena 5G.

Limpia y aireada el alma, queda libre el espíritu. Esto significa que podemos ver no solo otros puntos de vistas del dogma sino poder criticarlo e incluso negarlo.

Tenemos el Espíritu, tenemos la conexión sin interferencias, podemos llegar a ver otra verdad complementaria quizá con otros axiomas o mezclados, que salgan al menos verdades ondulantes sincopadas y estriadas mínimamente comunes, populares.

Dice la locura que Erasmo era NEGACIONISTA. También susurraba en alta voz que “se puede ser todo lo loco que se quiera con tal de reconocerlo.” Pero también que negar al “negacionista” es aplicar la “Ley Editorial Universal”, censura aplicada al espíritu, sinónimo de verdad impugnable pero no en su totalidad o no totalmente una verdad.

Pero ser dueños de decidir y resolver, existir, ser y acabar. Y en arbitrio, habitar, llenar, afirmar… Y NEGAR. Una vida plena.

Clases de NEGACIONISTAS (N) CONTRA AFIRMACIONISTAS O UNIVERSALES (A)

(N): No existe pandemia. (A): Existe Pandemia.

(N): Existe pandemia pero no se sabe qué causa la enfermedad. (A): Existe pandemia causada por el virus SARS-COV-2.

(N): No existe pandemia ni virus SARS-COV-2. (A) Existe pandemia y existe el virus SARS-COV-2.

(N): Existe el SARS-COV-2 pero no existe pandemia. (A): El SARS-COV-2 ha creado la COVID-19 y la pandemia.

(N): Se puede negar y por tanto cuestionar algo. (A) No se puede negar ni por tanto cuestionar nada que no esté en la Ley Editorial Universal (LEU).

(N): Queremos LEY. (A): Queremos LEU.

(N): Se admiten sugerencias. (A): Sólo se admiten nuestras sugerencias bajo espina de anatema.

G.R.M.

IN PRAISE OF COVID-19

Desiderius Erasmus Roterodamus can be considered a Protestant without being one, but acting and being a practicing Catholic, he is considered a consequent critic of the authority, arbitrariness, despotism, oppression and domination that the Catholic religion turned into “Universal Editorial Line” (LEU*). Populo term, CENSORSHIP.

Therefore and for this, Erasmus protested or REFUSED. It posited a wave schism that the spiritual authority, now the MASS MEDIA, had a need to cut, sever and crush, or denigrate, defame, discredit and mock anyone who defied its dogma and precept.

Erasmus, more than a Protestant with all the words of the Law -because he never took a position in this sense and died with Catholic priestly habits-, he denied the badly exercised and worse executed authority of the hierarchical superior, not the genetic code of the body but the disease and disease of the pestilential and sordid spirit, cloistered and poisonous because it does not air the estates of the soul, closer to the body, since the church kidnapped the Spirit of all for its own benefit, since it could be in contact with God, and centuries ago, in synods, assemblies and other collusions, they decided that only through the Church could one “speak” in this way with God. It means that Man was made up of body and soul, the spirit was a Gift of the Church, a kind of 5G antenna.

Clean and airy the soul, the spirit is free. This means that we can see not only other views of the dogma but also be able to criticize and even deny it.

We have the Spirit, we have the connection without interference, we can get to see another complementary truth, perhaps with other axioms or mixed, that at least minimally common, popular undulating syncopated and striated truths come out.

The madness says that Erasmus was a NEGATIONIST. He also whispered aloud that “you can be as crazy as you want as long as you admit it.” But also that to deny the “denier” is to apply the “Universal Editorial Law”, censorship applied to the spirit, synonymous with a challengeable truth but not in its entirety or not entirely a truth.

But being the owners of deciding and resolving, existing, being and ending. And at will, inhabit, fill, affirm … AND DENY. A full life.

Classes of NEGATIONISTS (N) AGAINST AFFIRMATIONISTS OR UNIVERSALS (A)

(N): There is no pandemic. (A): There is a pandemic.

(N): There is a pandemic but it is not known what causes the disease. (A): There is a pandemic caused by the SARS-COV-2 virus.

(N): There is no SARS-COV-2 pandemic or virus. (A) There is a pandemic and there is the SARS-COV-2 virus.

(N): There is SARS-COV-2 but there is no pandemic. (A): SARS-COV-2 has created COVID-19 and the pandemic.

(N): You can deny and therefore question something . (A) You cannot deny or therefore question anything that is not in the Universal Editorial Law (LEU).

(N): We want LAW. (A): We want LEU.

(N): Suggestions are allowed. (A): Only our suggestions are allowed under the thorn of anathema.

*(Pun)

Caballo de Troya aquí, caballo de Troya allí, caballos de Troya en todas partes

Casi todo el mundo conoce la historia épica del caballo de Troya. A medida que crecí sin una educación clásica, no aprendí sobre esta historia de engaño hasta que era un adulto. De hecho, experimenté y observé este fenómeno en mi propia vida… MUCHO antes de conocer la referencia literaria.

Cambiando a un contexto más reciente y relevante, de malwarebytes.com, los troyanos se definen como “programas que pretenden realizar una función pero en realidad hacen otra, típicamente maliciosa. Los troyanos pueden tomar la forma de archivos adjuntos, descargas y videos / programas falsos.”

El paradigma Coronavirus refleja el icónico cuento de caballos de Troya, pero ha sido invertido. Es un virus de paradoja – un virus troyano, si se quiere. Por lo tanto, mientras que los virus informáticos troyanos son programas aparentemente benignos que ocultan una intención más maliciosa, este virus novedoso ha sido retratado como malicioso, pero puede ser más de una exageración, y potencialmente incluso una tergiversación de una amenaza. Ya sea que creas o no que hay una pandemia fabricada, o si te suscribes a la noción de “Nunca dejes que una crisis se desperdicie”, ambas perspectivas son consistentes con un virus troyano, ya que ha hackeado las mentes de casi toda la población mundial. Es el epítome del malware, ya sea concebido en un laboratorio de computación, o como una forma de pensamiento, o de otra manera. Ha cobrado vida y ha puesto al mundo de rodillas, a mente de la élite “científica”. Incluso ha afectado a aquellos de nosotros que parecen inmunes a su impacto que altera la mente.

Richard Brodie, en Virus of the Mind: The New Science of the Meme, analiza cómo el método de programación del caballo de Troya se cuela en nuestra psique y “empuja nuestros botones” a través del uso de memes y técnicas de PNL como “incrustar” y “anclar”. Como practicante certificado de PNL, soy sensible a notar cuando tales técnicas están siendo armadas. En el caso del escenario COVID-19, planté que las masas han sido infectadas a través de técnicas de propagación de meme altamente eficaces (software memético AKA), diseñado para reprogramar sus comportamientos.

Entonces, ¿cuál es el verdadero trato con este virus troyano que está programado con viriones de miedo y sumisión? ¿Qué se esconde dentro de su chapa exterior con púas? El virus troyano sirve como cobertura ideal para dar inicio a la Cuarta Revolución Industrial (4IR),incluyendo la Sociedad 5.0. Esto ha sido discutido por varios investigadores.

El investigador más importante sobre tecnocracia es Patrick Wood. Como Wood afirma profundamente en Technocracy Rising: The Trojan Horse of Global Transformation“El caballo oscuro del Nuevo Orden Mundial no es comunismo, socialismo o fascismo. Es la tecnocracia”.

Mientras que los de la izquierda ven el fascismo, y los de la derecha ven el comunismo, lo que es mucho más profundo es lo que une a todas las élites, la de la tecnocracia. La tecnocracia une a casi todos los países y a todos los líderes del mundo moderno. Es el hilo conductor universal de la opresión. Le imploro (rara vez insisto) que vea la entrevista más reciente de Patrick Wood, “The Global Elite & The Coronavirus Coup D’état”. Como la serendipidad lo tendría, había escrito la mayor parte de este ensayo antes de ver esta discusión exhaustiva, así que llegó en un momento oportuno. Wood también mencionó a Parag Khanna (alrededor de la marca de 23 minutos), cuyos libros había comprado recientemente para la investigación en este sentido.

Parag Khanna, un destacado estratega mundial y joven líder mundial del Foro Económico Mundial, ejemplifica la ideología tecnocrática. En su libroConnectography: Mapping the Future of Global Civilization, Khanna afirma alegremente: “Con el auge de la red global de sensores apodado el‘Internet de todo’(Internet de las cosas + Internet de las personas), nuestros mapas se actualizarán perpetuamente, proporcionando una visión animada de nuestro mundo tal como es realmente, incluso los cinco mil aviones comerciales en el cielo y los más de diez mil barcos que cruzan los mares en un momento dado. Estas son las arterias y venas, capilares y células, de una economía planetaria sustentada por una red de infraestructura que eventualmente puede llegar a ser tan eficiente como el cuerpo humano”. Khanna agregó: “Eventualmente, es posible que no necesitemos satélites para el posicionamiento y la navegación con la llegada de la detección asistida por cuántica de menor costo pero extremadamente precisa que determina la ubicación midiendo el impacto del campo magnético de la Tierra en los átomos”.

En el libro anterior de Khanna, How to Run the World: Charting a Course to the Next Renaissanceél establece su “manifiesto de vanguardia para la diplomacia en un mundo sin fronteras”. Cuando escribió este libro en 2011, expresó: “Algunos temen ahora una ruptura de nuestro orden global, pero ¿no es más aterrador darse cuenta de que el orden actual ya se ha roto durante años? Es el tipo de momento que tuvo en mente el filósofo Karl Popper cuando argumentó que derribar nuestro orden existente y construir uno nuevo desde cero podría conducir a un sistema más viable”. Khanna continuó: “Henry Kissinger lo dijo mejor: ‘No diseñas un nuevo orden mundial como medida de emergencia. Pero se necesita una emergencia para lograr un nuevo orden mundial. Por último, se está llevando a cabo un debate mundial sobre cómo rediseñar la forma en que manejamos el mundo”.

Un punto más muy relevante y oportuno que Khanna hace, “Norte y Sur, público y privado, Oeste y Este: Todos los nuevos centros de poder están presentes dentro de las actividades del WEF [Foro Económico Mundial], lo que la convierte en la única organización del mundo verdaderamente dedicada a la megadi diplomacia. Mientras que las Naciones Unidas y el Banco Mundial hablan de “reforma” como un código para fortalecerse, el WEF crea el espacio para pensar en un rediseño genuino de cómo manejamos el mundo, siempre colaborando a gobiernos, empresas y organizaciones… El WEF nunca recibirá ningún crédito, pero ¿a quién le importa?”

En Shaping the Future of the Fourth Industrial Revolution, Klaus Schwab (Fundador y Presidente Ejecutivo del Foro Económico Mundial), declaró: “Encontrar soluciones para los desafíos de gobernanza de la Cuarta Revolución Industrial requerirá que los gobiernos, las empresas y los individuos tomen las decisiones estratégicas correctas sobre cómo desarrollar e implementar nuevas tecnologías. Pero esto requerirá adoptar una postura sobre los valores sociales y mejorar la creación de mecanismos de acción colaborativa… las corporaciones multinacionales y los Estados-nación tendrán que ser más eficaces en la construcción de acuerdos internacionales formales e informales.”

¿Qué mejor manera de crear esta iniciativa que una pandemia global? Parece que marca todas las casillas necesarias de inclusión a una escala tan grande. Una aclaración vital es que este evento, y la extensa planificación que dio origen a esta operación, va mucho más allá de cualquier partido político, o cualquier entidad gubernamental. El alcance panóptico de esto se ha evidenciado en la escritura de Khanna y Schwab, y necesita ser reconocido.

Podría escribir un tratado completo sobre el libro de Schwab. Es un plan detallado para lo que está por venir: cómo los controladores planean “reformar el mundo físico” a través de blockchain, el Internet de las cosas, la IA, la robótica, la biotecnología, la neurotecnología, las realidades virtuales y aumentadas, la geoingeniería y las tecnologías espaciales. Como Schwab transmite con convicción, “las tecnologías de la Cuarta Revolución Industrial no se detendrán en formar parte del mundo físico que nos rodea: se convertirán en parte de nosotros… Los dispositivos externos de hoy . . . será… se vuelven implantables en nuestros cuerpos y cerebros . . . Vamos a ser más capaces de manipular nuestros propios genes, y los de nuestros hijos”. Toda la obra de Schwab se centra en el concepto de que este cambio en la sociedad no puede ocurrir de manera incremental, sino que DEBE ser perjudicial para el status quo, y debe ser revolucionario.

Lo que me pareció más inquietante en el libro fue lo casual que Schwab discutió “alterar al ser humano”. En sus propias palabras, “las líneas entre las tecnologías y los seres se están volviendo borrosas, y no sólo por la capacidad de crear robots realistas u organismos sintéticos. En cambio, se trata de la capacidad de las nuevas tecnologías para literalmente convertirse en parte de nosotros … podemos comenzar a integrar las tecnologías digitales en nuestros cuerpos . . . el futuro puede ver curiosas mezclas de vida digital y analógica que redefinirán nuestra propia naturaleza… Estas tecnologías funcionarán dentro de nuestra propia biología y cambiarán la forma en que nos interrelacionamos con el mundo”.

¿Alguien está familiarizado con Neil Harbisson, elprimer cyborgdel mundo?” Harbisson afirma que sería mejor para el medio ambiente y el planeta, si re-diseñamos a la humanidad, como una nueva especie. Esto parece alinearse perfectamente con lo que quieren los controladores tecnocráticos. ¿Este es el tipo de vida que queremos? Para aquellos que desean profundizar en sus planes de rediseñar a los seres humanos (incluyendo la erradicación de virus), lea Regenesis: Cómo la Biología Sintética reinventará la Naturaleza y nosotros mismos por George Church.

Tanto Harbisson como la Iglesia encarnan la doctrina del transhumanismo, que parece estar casada alquímicamente con la tecnocracia. Aunque no delinearé el credo del transhumanismo en este ensayo, sugiero que sus raíces se remontan mucho más allá de la tecnocracia. David Livingstone, en su prolífico y bien-resourced libro, Transhumanism: The History of a Dangerous Idea, proporciona mucha evidencia para apoyar la noción de que la ciencia ha alcanzado un estatus casi culto- arraigado en el misticismo y lo oculto. Livingstone expone la influencia de lo oculto y la Era de la Ilustración, y en particular, el papel del “Colegio Invisible” con sede en Rosicrucian, y su impacto en el científico que está apoyado por la fe, no diferente de cualquier otra religión. Baste decir, después de leer Transhumanismo, Me pregunto si la noción de tecnocracia puede ser en sí misma otro troyano colocado en nuestra conciencia para engañar y cifrar aún más los motivos ulteriores de sus arquitectos.

Los caballos de Troya adicionales empaquetados en la tecnología, por ejemplo, incluyen moneda sin efectivo y sin monedas (criptomoneda), y supuestamente vacunas “más seguras” integradas con nanotecnología. Estas tecnologías avanzadas apoyarán la agenda transhumanista, con un objetivo final potencial es la creación del“Cerebro Global”conectado artificialmente. Escuche esta reciente discusión con Ben Goertzel (CEO y fundador de SingularityNET) con respecto a sus intenciones.

Esta agenda del Nuevo Orden Mundial ya no es una teoría amorfa. Ha sido diseñado de forma transparente con inmenso detalle por los controladores. Sus planes están avanzando a un ritmo exponencial.

CUIDADO CON los caballos de Troya. Están EN TODAS PARTES.

—————————————————————–

Addendum (añadido 7/23): Descuidé incluir esta breve presentación,“Mirando hacia el fin de la humanidad”(sólo 20 minutos de duración), de James Corbett. Es esencial ver, en mi opinión.

Referencias para lectura/escucha adicional:

Technocracy: The Hard Road to World Order de Patrick Wood

Orden Mundial Escolar: La Globalización Tecnocrática de la Educación Corporatizada por John Klyczek

Llave en los engranajes

“Cómo el ‘Gran Reinicio’ está apuntando a nuestros hijos y planea ‘reimaginar’ a la humanidad”

 

“Un inquietante vistazo al futuro: Bill Gates, Elon Musk y la 4a Revolución Industrial”