LONG COVID Y SÍNDROME DE LA HABANA

¿Estamos de acuerdo que los científicos no tienen ni idea de lo que está pasando? O son muchos factores que meten por vergüenza en un saco. Con unos intereses que ya huelen a macabro. Pues bien, si los científicos no vienen a nosotros, nosotros iremos a ellos, y en medio del camino, somos iguales, quiero decir, tenemos neuroderechos a decir lo que creamos que puede estar pasando en las mismas condiciones.

Como muy malo, será igual de desacertado de lo que dicen, y al día siguiente, todo lo contrario. Las vacunas es otro tema, peor que este. ¡Cómo está el patio! Quiero decir el mundo, con esto de la globalización, todos estamos en casa pero no para agradarnos precisamente sino para agredirnos unos a otros. Unos más que otros.

Abro el saco, el mío. El Covid es una enfermedad, pero es que el SARS es un síndrome, no un virus. Bien. Puede que haya virus nuevo, pero ¿y qué?, ¿Cuántos virus nuevos hay todos los años con sus concernientes mutaciones? También puede que no exista este virus en concreto, pero hay otros, o no. Lo que sí hay es enfermedad y muertes. Bueno, de momento esto lo dejamos ahí.

¿Qué pasaría si nuestro sistema inmunológico, el de todos en general, perdiera fuelle, fuerza? Pesticidas, radiaciones, poluciones, fumigaciones, (mala) dieta, ahora vacunas, etc. pueden bajar nuestras defensas. ¿Qué pasa? Pues que puedes tener tantas enfermedades y síntomas como tantas tiene el Covid.

El long covid o covid persistente tiene casi los mismos síntomas que el Síndrome de La Habana. ¿Estás loco? No. O dicho de otra manera, el Síndrome de La Habana se parece a una gripe mezclado con el persistente, Covid: niebla mental o cefaleas, alteraciones sensoriales, accidente cerebrovascular (ictus) y depresión y psicosis.

¿De veras creen que esto lo hace un coronavirus? Estamos peor de lo que imaginaba, que daño nos ha hecho la tele.

¿Qué crea, supuestamente el Síndrome de La Habana (¿ven, síndrome, igual que el otro síndrome, SARS?), un virus? Usted no está bien de la cabeza. Espera. Pues no, no es un virus, está creado, supuestamente como los delincuentes, por microondas. Saquen a este tío de aquí. Ya acabo.

No tengo más que decir Señor Juez. ¿Pero eres un ciudadano? De momento, supuestamente.

G.R.M.

Las secuelas neurológicas poscovid, un enigma abierto para la ciencia

El misterio del ‘síndrome de La Habana’: así es la inexplicable dolencia que afecta a los espías de EEUU

Más de mil (1000) estudios científicos demuestran que las «vacunas» contra el COVID-19 son peligrosas

La falsa propaganda «segura y efectiva», difundida por funcionarios públicos que ahora continúan impulsando esta vacuna, es un claro incumplimiento del deber. El titular de un cargo público está sujeto y es consciente de un deber de prevenir la muerte o las lesiones graves que surjan únicamente en virtud de las funciones del cargo público.

Muchos han incumplido ese deber y, al hacerlo, están causando imprudentemente un riesgo de muerte o lesiones graves, al continuar independientemente de los peligros ahora confirmados asociados con las inyecciones de COVID 19. Algunos de estos riesgos son coagulación de la sangre, miocarditis, pericarditis, trombosis, trombocitopenia, anafilaxia, parálisis de Bell, Guillain-Barré, cáncer incluyendo muertes, etc.

  1. Trombosis venosa cerebral después de la vacunación contra la COVID-19 en el Reino Unido: un estudio de cohorte multicéntrico: https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(21)01608-1/
  2. Trombocitopenia trombótica inmunológica inducida por vacunación con coagulación intravascular diseminada y muerte después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1052305721003414
  3. Hemorragia cerebral fatal después de la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33928772/
  4. Miocarditis después de la vacunación con ARNm contra el SARS-CoV-2, una serie de casos: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2666602221000409
  5. Tres casos de tromboembolismo venoso agudo en mujeres después de la vacunación contra COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2213333X21003929
  6. Trombosis aguda del árbol coronario después de la vacunación contra COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S1936879821003988
  7. Informes de casos estadounidenses de trombosis del seno venoso cerebral con trombocitopenia después de la vacunación con Ad26.COV2.S (contra covid-19), del 2 de marzo al 21 de abril de 2020: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33929487/
  8. Trombosis de la vena porta asociada con la vacuna ChAdOx1 nCov-19: https://www.thelancet.com/journals/langas/article/PIIS2468-1253(21)00197-7/
  9. Manejo de la trombosis venosa cerebral y esplácnica asociada con trombocitopenia en sujetos previamente vacunados con Vaxzevria (AstraZeneca): declaración de posición de la Sociedad Italiana para el Estudio de la Hemostasia y la Trombosis (SISET): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33871350/
  10. Trombocitopenia inmunitaria trombótica inducida por vacunación y trombosis del seno venoso cerebral después de la vacunación con COVID-19; una revisión sistemática: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0022510X21003014
  11. Trombosis con síndrome de trombocitopenia asociada a las vacunas contra la COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0735675721004381
  12. Trombosis y trombocitopenia inducidas por la vacuna contra la Covid-19: un comentario sobre un dilema clínico importante y práctico: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0033062021000505
  13. Trombosis con síndrome de trombocitopenia asociada a vacunas de vectores virales COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0953620521001904
  14. Trombocitopenia trombótica inmunológica inmunológica inducida por la vacuna COVID-19: una causa emergente de trombosis venosa esplácnica: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1665268121000557
  15. El papel de las plaquetas en la coagulopatía asociada a COVID-19 y la trombocitopenia inmune trombótica inducida por la vacuna (covid): https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1050173821000967
  16. Raíces de la autoinmunidad de los eventos trombóticos después de la vacunación contra el COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S1568997221002160
  17. Trombosis del seno venoso cerebral después de la vacunación: la experiencia del Reino Unido: https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(21)01788-8/fulltext
  18. Trombocitopenia inmunitaria trombótica inducida por la vacuna contra el SARS-CoV-2: https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/nejme2106315
  19. Miocarditis después de la inmunización con vacunas de ARNm COVID-19 en miembros del ejército de los Estados Unidos. Este artículo informa que en «23 pacientes masculinos, incluidos 22 miembros militares previamente sanos, se identificó miocarditis dentro de los 4 días posteriores a la recepción de la vacuna»: https://jamanetwork.com/journals/jamacardiology/fullarticle/2781601
  20. Trombosis y trombocitopenia después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa2104882?query=recirc_curatedRelated_article
  21. Asociación de la miocarditis con la vacuna BNT162b2 arn mensajero COVID-19 en una serie de casos de niños: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34374740/
  22. Trombocitopenia trombótica después de la vacunación con ChAdOx1 nCov-19: https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa2104840?query=recirc_curatedRelated_article
  23. Hallazgos post mortem en la trombocitopenia trombótica inducida por la vacuna (covid-19): https://haematologica.org/article/view/haematol.2021.279075
  24. Trombocitopenia, incluida la trombocitopenia inmune después de recibir las vacunas de ARNm contra la COVID-19 notificadas al Sistema de Notificación de Eventos Adversos a las Vacunas (VAERS): https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0264410X21005247
  25. Miocarditis sintomática aguda en siete adolescentes tras la vacunación Pfizer-BioNTech contra la COVID-19: https://pediatrics.aappublications.org/content/early/2021/06/04/peds.2021-052478
  26. Afasia siete días después de la segunda dosis de una vacuna contra el SARS-CoV-2 basada en ARNm. La resonancia magnética cerebral reveló una hemorragia intracerebral (ICBH) en el lóbulo temporal izquierdo en un hombre de 52 años. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2589238X21000292#f0005
  27. Comparación de los episodios trombóticos inducidos por la vacuna entre las vacunas ChAdOx1 nCoV-19 y Ad26.COV.2.S: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0896841121000895
  28. Hipótesis detrás de los casos muy raros de trombosis con síndrome de trombocitopenia después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0049384821003315
  29. Coágulos sanguíneos y episodios hemorrágicos tras la vacunación con BNT162b2 y ChAdOx1 nCoV-19: análisis de datos europeos: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0896841121000937
  30. Trombosis venosa cerebral después de la vacuna BNT162b2 mRNA SARS-CoV-2: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S1052305721003098
  31. Insuficiencia suprarrenal primaria asociada con trombocitopenia inmune trombótica inducida por la vacuna Oxford-AstraZeneca ChAdOx1 nCoV-19 (VITT): https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0953620521002363
  32. Miocarditis y pericarditis después de la vacunación con ARNm DE COVID-19: consideraciones prácticas para los proveedores de atención: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0828282X21006243
  33. «Trombosis de la vena porta que ocurre después de la primera dosis de la vacuna de ARNm contra el SARS-CoV-2 en un paciente con síndrome antifosfolípido»: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2666572721000389
  34. Resultados tempranos del tratamiento con bivalirudina para la trombocitopenia trombótica y la trombosis venosa cerebral después de la vacunación con Ad26.COV2.S: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0196064421003425
  35. Miocarditis, pericarditis y miocardiopatía después de la vacunación contra el COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1443950621011562
  36. Mecanismos de inmunotrombosis en la trombocitopenia trombótica inducida por vacunación (VITT) en comparación con la infección natural por SARS-CoV-2: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0896841121000706
  37. Trombocitopenia inmunitaria protrombótica después de la vacunación contra la COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0006497121009411
  38. Trombocitopenia trombótica inducida por vacunas: el capítulo oscuro de una historia de éxito: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2589936821000256
  39. Trombosis venosa cerebral negativa para anticuerpos anti-PF4 sin trombocitopenia después de la inmunización con la vacuna COVID-19 en un hombre indio de edad avanzada no comórbido tratado con anticoagulación convencional a base de heparina-warfarina: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1871402121002046
  40. Trombosis después de la vacunación contra la COVID-19: posible vínculo con las vías de la ECA: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0049384821004369
  41. Trombosis venosa cerebral en la población estadounidense después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 con adenovirus y después de COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0735109721051949
  42. Un caso raro de un hombre asiático de mediana edad con trombosis venosa cerebral después de la vacunación contra el COVID-19 de AstraZeneca: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0735675721005714
  43. Trombosis del seno venoso cerebral y trombocitopenia tras la vacunación contra la COVID-19: informe de dos casos en el Reino Unido: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S088915912100163X
  44. Púrpura trombocitopénica inmune después de la vacunación con la vacuna contra la COVID-19 (ChAdOx1 nCov-19): https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0006497121013963.
  45. Anticuerpos antifosfolípidos y riesgo de trombofilia tras la vacunación contra el COVID-19: ¿la gota que colma el vaso?: https://docs.google.com/document/d/1XzajasO8VMMnC3CdxSBKks1o7kiOLXFQ
  46. Trombocitopenia trombótica inducida por vacunas, un caso raro pero grave de fuego amigo en la batalla contra la pandemia de COVID-19: ¿Qué patogénesis?: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0953620521002314
  47. Recomendaciones diagnóstico-terapéuticas del grupo de trabajo de expertos ad-hoc FACME sobre el manejo de la trombosis venosa cerebral relacionada con la vacunación contra la COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0213485321000839
  48. Trombocitopenia y trombosis venosa intracraneal tras la exposición a la «vacuna AstraZeneca COVID-19»: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33918932/
  49. Trombocitopenia tras la vacunación contra el SARS-CoV-2 de Pfizer y Moderna: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33606296/
  50. Trombocitopenia inmune grave y refractaria que ocurre después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33854395/
  51. Erupción purpúrica y trombocitopenia después de la vacuna CONTRA el COVID-19 mRNA-1273 (moderna): https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7996471/
  52. Vacunación contra la COVID-19: información sobre la aparición de trombosis arterial y venosa utilizando datos de VigiBase: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33863748/
  53. Trombosis venosa cerebral asociada a la vacuna contra la covid-19 en Alemania: https://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/ana.26172
  54. Trombosis venosa cerebral tras la vacunación con ARNm BNT162b2 de BNT162b2 contra el SARS-CoV-2: un evento de cisne negro: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34133027/
  55. La importancia de reconocer la trombosis venosa cerebral después de la vacunación anti-COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34001390/
  56. Trombosis con trombocitopenia después de la vacuna de ARN mensajero -1273: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34181446/
  57. Coágulos sanguíneos y sangrado después de la vacunación BNT162b2 y ChAdOx1 nCoV-19: un análisis de datos europeos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34174723/
  58. Primera dosis de las vacunas ChAdOx1 y BNT162b2 contra la COVID-19 y eventos trombocitopénicos, tromboembólicos y hemorrágicos en Escocia: https://www.nature.com/articles/s41591-021-01408-4
  59. Exacerbación de la trombocitopenia inmune después de la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34075578/
  60. Primer informe de un episodio de iTTP de novo asociado con una vacuna anti-COVID-19 basada en ARNm COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34105244/
  61. Inmunoensayos PF4 en trombocitopenia trombótica inducida por vacunación: https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMc2106383
  62. Epítopos de anticuerpos en la trombocitopenia trombótica inmune inducida por vacunas: https://www.nature.com/articles/s41586-021-03744-4
  63. Miocarditis con vacunas de ARNm contra la COVID-19: https://www.ahajournals.org/doi/pdf/10.1161/CIRCULATIONAHA.121.056135
  64. Miocarditis y pericarditis después de la vacunación contra la COVID-19: https://jamanetwork.com/journals/jama/fullarticle/2782900
  65. Miocarditis asociada temporalmente a la vacunación contra la COVID-19: https://www.ahajournals.org/doi/pdf/10.1161/CIRCULATIONAHA.121.055891.
  66. Vacunación contra la COVID-19 asociada con la miocarditis en adolescentes: https://pediatrics.aappublications.org/content/pediatrics/early/2021/08/12/peds.2021-053427.full.pdf
  67. Miocarditis aguda tras la administración de la vacuna BNT162b2 contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33994339/
  68. Asociación temporal entre la vacuna contra la COVID-19 Ad26.COV2.S y la miocarditis aguda: informe de caso y revisión de la literatura: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1553838921005789
  69. Miocarditis inducida por la vacuna COVID-19: un informe de caso con revisión de la literatura: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1871402121002253
  70. Posible asociación entre la vacuna contra la COVID-19 y la miocarditis: hallazgos clínicos y de CMR: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1936878X2100485X
  71. Recurrencia de la miocarditis aguda asociada temporalmente con la recepción de la vacuna contra la enfermedad por coronavirus mRNA 2019 (COVID-19) en un adolescente masculino: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S002234762100617X
  72. Miocarditis fulminante e hiperinflamación sistémica asociada temporalmente a la vacunación con ARNm BNT162b2 COVID-19 en dos pacientes: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0167527321012286.
  73. Miocarditis aguda después de la administración de la vacuna BNT162b2: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2214250921001530
  74. Miocarditis linfohistocítica después de la vacunación con COVID-19 Ad26.COV2.S vector viral: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2352906721001573
  75. Miocarditis después de la vacunación con BNT162b2 en un hombre sano: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0735675721005362
  76. Miocarditis aguda después de la vacunación de Comirnaty (Pfizer) en un hombre sano con infección previa por SARS-CoV-2: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1930043321005549
  77. Miopericarditis después de la vacunación pfizer contra la COVID-19 en adolescentes: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S002234762100665X
  78. Pericarditis después de la administración de la vacuna de ARNm contra el COVID-19 con ARNm BNT162b2: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1885585721002218
  79. Miocarditis aguda después de la vacunación con ARNm del SARS-CoV-2-1273: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2589790X21001931
  80. Relación temporal entre la segunda dosis de la vacuna BNT162b2 mRNA Covid-19 y la afectación cardíaca en un paciente con infección previa por SARS-COV-2: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2352906721000622
  81. Miopericarditis después de la vacunación con ARNm COVID-19 en adolescentes de 12 a 18 años de edad: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0022347621007368
  82. Miocarditis aguda tras la vacunación contra el SARS-CoV-2 en un hombre de 24 años: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0870255121003243
  83. Información importante sobre la miopericarditis después de la vacunación con ARNm COVID-19 de Pfizer en adolescentes: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0022347621007496
  84. Una serie de pacientes con miocarditis después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 con ARNm-1279 y BNT162b2: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1936878X21004861
  85. Miocardiopatía de Takotsubo después de la vacunación con ARNm COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1443950621011331
  86. Vacunación con ARNm y miocarditis por COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34268277/
  87. Vacuna contra la COVID-19 y miocarditis: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34399967/
  88. Epidemiología y características clínicas de la miocarditis/pericarditis antes de la introducción de la vacuna de ARNm contra la COVID-19 en niños coreanos: un estudio multicéntrico https://search.bvsalud.org/global-literature-on-novel-coronavirus-2019-ncov/resourc e/en/covidwho-1360706.
  89. Vacunas contra la COVID-19 y miocarditis: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34246566/
  90. La miocarditis y otras complicaciones cardiovasculares de las vacunas COVID-19 basadas en ARNm covid-19 https://www.cureus.com/articles/61030-myocarditis-and-other-cardiovascular-comp las vacunas covid-19 basadas en mrna https://www.cureus.com/articles/61030-myocarditis-and-other-cardiovascular-complications-of-the-mrna-based-covid-19-vaccines
  91. Miocarditis, pericarditis y miocardiopatía después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34340927/
  92. Miocarditis con vacunas de ARNm contra el covid-19: https://www.ahajournals.org/doi/10.1161/CIRCULATIONAHA.121.056135
  93. Asociación de la miocarditis con la vacuna de ARNm COVID-19 en niños: https://media.jamanetwork.com/news-item/association-of-myocarditis-with-mrna-co vid-19-vaccine-in-children/
  94. Asociación de la miocarditis con la vacuna de ARN mensajero COVID-19 BNT162b2 en una serie de casos de niños: https://jamanetwork.com/journals/jamacardiology/fullarticle/2783052
  95. Miocarditis después de la inmunización con vacunas de ARNm COVID-19 en miembros del ejército de los Estados Unidos: https://jamanetwork.com/journals/jamacardiology/fullarticle/2781601%5C
  96. Miocarditis que ocurre después de la inmunización con vacunas COVID-19 basadas en ARNm COVID-19: https://jamanetwork.com/journals/jamacardiology/fullarticle/2781600
  97. Miocarditis tras la inmunización con ARNm De Covid-19: https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMc2109975
  98. Pacientes con miocarditis aguda después de la vacunación con ARNm del COVID-19: https://jamanetwork.com/journals/jamacardiology/fullarticle/2781602
  99. Miocarditis asociada a la vacunación con ARNm COVID-19: https://pubs.rsna.org/doi/10.1148/radiol.2021211430
  100. Miocarditis aguda sintomática en 7 adolescentes después de la vacunación Pfizer-BioNTech COVID-19: https://pediatrics.aappublications.org/content/148/3/e2021052478
  101. Hallazgos de imágenes de resonancia magnética cardiovascular en pacientes adultos jóvenes con miocarditis aguda después de la vacunación con ARNm covid-19: una serie de casos: https://jcmr-online.biomedcentral.com/articles/10.1186/s12968-021-00795-4
  102. Guía clínica para jóvenes con miocarditis y pericarditis después de la vacunación con ARNm DE COVID-19: https://www.cps.ca/en/documents/position/clinical-guidance-for-youth-with-myocarditis-and-pericarditis
  103. Imágenes cardíacas de la miocarditis aguda después de la vacunación con ARNm de COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34402228/
  104. Informe del caso: miocarditis aguda después de la segunda dosis de la vacuna de ARNm contra el SARS-CoV-2 mRNA-1273: https://academic.oup.com/ehjcr/article/5/8/ytab319/6339567
  105. Miocarditis / pericarditis asociada a la vacuna COVID-19: https://science.gc.ca/eic/site/063.nsf/eng/h_98291.html
  106. Lesión cardíaca transitoria en adolescentes que reciben la vacuna BNT162b2 mRNA COVID-19: https://journals.lww.com/pidj/Abstract/9000/Transient_Cardiac_Injury_in_Adolesce nts_Receiving.95800.aspx
  107. Perimiocarditis en adolescentes tras la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19: https://academic.oup.com/jpids/advance-article/doi/10.1093/jpids/piab060/6329543
  108. La nueva plataforma de vacunas de ARNm contra la COVID-19 y la miocarditis: pistas sobre el posible mecanismo subyacente: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34312010/
  109. Lesión miocárdica aguda después de la vacunación contra la COVID-19: un informe de caso y una revisión de la evidencia actual de la base de datos del Sistema de Notificación de Eventos Adversos a las Vacunas: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34219532/
  110. Esté alerta al riesgo de eventos cardiovasculares adversos después de la vacunación contra el COVID-19: https://www.xiahepublishing.com/m/2472-0712/ERHM-2021-00033
  111. Miocarditis asociada con la vacunación contra la COVID-19: hallazgos ecocardiográficos, tomografías cardíacas y resonancia magnética: https://www.ahajournals.org/doi/10.1161/CIRCIMAGING.121.013236
  112. Evaluación en profundidad de un caso de presunta miocarditis después de la segunda dosis de la vacuna de ARNm covid-19: https://www.ahajournals.org/doi/10.1161/CIRCULATIONAHA.121.056038
  113. Aparición de miocarditis aguda similar a un infarto después de la vacunación contra el COVID-19: ¿solo una coincidencia accidental o más bien una miocarditis autoinmune asociada a la vacunación?: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34333695/
  114. Recurrencia de la miocarditis aguda asociada temporalmente con la recepción de la vacuna contra la enfermedad por coronavirus mRNA 2019 (COVID-19) en un adolescente masculino: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC8216855/
  115. Miocarditis después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: ¿una reacción inducida por la vacuna?: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34118375/
  116. Miocarditis autolimitada que se presenta con dolor torácico y elevación del segmento ST en adolescentes después de la vacunación con la vacuna BNT162b2 mRNA: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34180390/
  117. Miopericarditis en un varón adolescente previamente sano después de la vacunación contra la COVID-19: Informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34133825/
  118. Miocarditis linfocítica comprobada por biopsia después de la primera vacunación con ARNm de COVID-19 en un hombre de 40 años: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34487236/
  119. Información de un modelo murino de miopericarditis inducida por la vacuna de ARNm COVID-19: ¿podría la inyección intravenosa accidental de una vacuna inducir miopericarditis https://academic.oup.com/cid/advance-article/doi/10.1093/cid/ciab741/6359059
  120. Presentación inusual de la perimiocarditis aguda después de la vacunación moderna con ARNm-1237 por SARS-COV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34447639/
  121. Perimiocarditis después de la primera dosis de la vacuna mRNA-1273 SARS-CoV-2 (Moderna) mRNA-1273 en un hombre joven sano: informe de caso: https://bmccardiovascdisord.biomedcentral.com/articles/10.1186/s12872-021-02183
  122. Miocarditis aguda después de la segunda dosis de la vacuna contra el SARS-CoV-2: serendipia o relación causal: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34236331/
  123. Rabdomiólisis y fascitis inducida por la vacuna de ARNm COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34435250/
  124. Rabdomiólisis inducida por la vacuna COVID-19: informe de caso con revisión de la literatura: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34186348/.
  125. Anticuerpo gangliósido GM1 y síndrome de Guillain Barré relacionado con COVID-19: informe de caso, revisión sistémica e implicaciones para el desarrollo de vacunas: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2666354621000065
  126. Síndrome de Guillain-Barré tras la vacunación contra la COVID-19 de AstraZeneca: asociación causal o casual: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0303846721004169
  127. Síndrome sensorial de Guillain-Barré tras la vacuna ChAdOx1 nCov-19: informe de dos casos y revisión de la literatura: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0165572821002186
  128. Síndrome de Guillain-Barré después de la primera dosis de la vacuna contra el SARS-CoV-2: una ocurrencia temporal, no una asociación causal: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2214250921000998.
  129. Síndrome de Guillain-Barré que se presenta como diplejía facial tras la vacunación con COVID-19: un caso clínico: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0736467921006442
  130. Síndrome de Guillain-Barré tras la primera inyección de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19: primer informe: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0035378721005853.
  131. Las vacunas contra el SARS-CoV-2 no son seguras para las personas con síndrome de Guillain-Barré después de la vacunación: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2049080121005343
  132. Acute hyperactive encephalopathy following COVID-19 vaccination with dramatic response to methylprednisolone: a case report: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2049080121007536
  133. Facial nerve palsy following administration of COVID-19 mRNA vaccines: analysis of self-report database: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1201971221007049
  134. Síntomas neurológicos y alteraciones de neuroimagen relacionadas con la vacuna COVID-19: causa o coincidencia: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0899707121003557.
  135. Estado epiléptico refractario de nueva aparición después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0165572821001569
  136. Mielitis aguda y vacuna ChAdOx1 nCoV-19: asociación casual o causal: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0165572821002137
  137. La parálisis de Bell y las vacunas contra el SARS-CoV-2: una historia en desarrollo: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1473309921002735
  138. Parálisis de Bell después de la segunda dosis de la vacuna Pfizer COVID-19 en un paciente con antecedentes de parálisis recurrente de Bell: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S266635462100020X
  139. Retinopatía serosa central de inicio agudo después de la inmunización con la vacuna de ARNm COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2451993621001456.
  140. Parálisis de Bell después de la vacunación contra el COVID-19: informe de caso: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S217358082100122X.
  141. Una experiencia hospitalaria académica que evalúa el riesgo de la vacuna de ARNm COVID-19 utilizando el historial de alergias del paciente: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2213219821007972
  142. Linfadenopatía axilar y pectoral inducida por la vacuna COVID-19 en PET: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1930043321002612
  143. Vasculitis asociada a ANCA después de la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0272638621007423
  144. Reacciones cutáneas tardías después de la administración de vacunas de ARNm contra la COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2213219821007996
  145. Rabdomiólisis inducida por la vacuna COVID-19: informe de caso con revisión de la literatura: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1871402121001880
  146. Correlatos clínicos y patológicos de las reacciones cutáneas a la vacuna COVID-19, incluido V-REPP: un estudio basado en registro: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0190962221024427
  147. Trombosis con síndrome de trombocitopenia asociada a vacunas contra la COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0735675721004381.
  148. Anafilaxia asociada a la vacuna COVID-19: una declaración del Comité de Anafilaxia de la Organización Mundial de Alergias: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1939455121000119.
  149. Trombosis venosa cerebral negativa para anticuerpos anti-PF4 sin trombocitopenia después de la inmunización con la vacuna COVID-19 en un hombre indio anciano no comórbido tratado con anticoagulación convencional a base de heparina-warfarina: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1871402121002046.
  150. Miocarditis aguda después de la administración de la vacuna BNT162b2 contra COVID-19:. https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S188558572100133X
  151. Coágulos sanguíneos y sangrado después de la vacuna BNT162b2 y ChAdOx1 nCoV-19: un análisis de datos europeos: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0896841121000937.
  152. trombocitopenia inmune asociada con la vacuna de ARNm BNT162b2 BNT162b2 de Pfizer-BioNTech:. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2214250921002018.
  153. Erupción de fármaco ampolloso después de la segunda dosis de la vacuna COVID-19 mRNA-1273 (Moderna): Informe del caso: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1876034121001878.
  154. Vacunas basadas en ARN COVID-19 y el riesgo de enfermedad priónica: https://scivisionpub.com/pdfs/covid19rna-based-vaccines-and-the-risk-of-prion-dis facilidad-1503.pdf
  155. This study notes that 115 pregnant women lost their babies, out of 827 who participated in a study on the safety of covid-19 vaccines: https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa2104983.
  156. Process-related impurities in the ChAdOx1 nCov-19 vaccine: https://www.researchsquare.com/article/rs-477964/v1
  157. Vacuna de ARNm COVID-19 que causa inflamación del SNC: una serie de casos: https://link.springer.com/article/10.1007/s00415-021-10780-7
  158. Reacciones alérgicas, incluida la anafilaxia, después de recibir la primera dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33475702/
  159. Reacciones alérgicas a la primera vacuna contra la COVID-19: un papel potencial del polietilenglicol: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33320974/
  160. La vacuna de Pfizer plantea problemas de alergia: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33384356/
  161. Reacciones alérgicas, incluida la anafilaxia, después de recibir la primera dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19 – Estados Unidos, 14-23 de diciembre de 2020: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33444297/
  162. Reacciones alérgicas, incluida la anafilaxia, después de recibir la primera dosis de la vacuna Moderna covid-19 – Estados Unidos, 21 de diciembre de 2020-10 de enero de 2021: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33507892/
  163. Informes de anafilaxia después de la vacunación contra la enfermedad por coronavirus 2019, Corea del Sur, del 26 de febrero al 30 de abril de 2021: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34414880/
  164. Informes de anafilaxia después de recibir vacunas de ARNm COVID-19 en los EE. UU.-14 de diciembre de 2020-18 de enero de 2021: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33576785/
  165. Prácticas de inmunización y riesgo de anafilaxia: una actualización actual y completa de los datos de vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34269740/
  166. Relación entre alergias preexistentes y reacciones anafilácticas tras la administración de la vacuna de ARNm contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34215453/
  167. Anafilaxia asociada con las vacunas de ARNm COVID-19: Enfoque para la investigación de alergias: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33932618/
  168. Reacciones alérgicas graves después de la vacunación COVID-19 con la vacuna de Pfizer / BioNTech en Gran Bretaña y los EE. UU.: Declaración de posición de las Sociedades Alemanas de Alergia: Asociación Médica Alemana de Alergólogos (AeDA), Sociedad Alemana de Alergología e Inmunología Clínica (DGAKI) y Sociedad de Alergología Pediátrica y Medicina Ambiental (GPA): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33643776/
  169. Reacciones alérgicas y anafilaxia a las vacunas CONTRA el COVID-19 basadas en LNP: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33571463/
  170. Efectos adversos orofaciales reportados de las vacunas COVID-19: lo conocido y lo desconocido: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33527524/
  171. Efectos adversos cutáneos de las vacunas disponibles contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34518015/
  172. Informe de eventos adversos acumulativos de anafilaxia después de las inyecciones de la vacuna de ARNm COVID-19 (Pfizer-BioNTech) en Japón: informe del primer mes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34347278/
  173. Las vacunas contra la COVID-19 aumentan el riesgo de anafilaxia: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33685103/
  174. Anafilaxia bifásica después de la exposición a la primera dosis de la vacuna de ARNm COVID-19 de Pfizer-BioNTech COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34050949/
  175. Componentes alergénicos de la vacuna mRNA-1273 para COVID-19: posible implicación de la activación del complemento mediada por polietilenglicol e IgG: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33657648/
  176. El polietilenglicol (PEG) es una causa de anafilaxia a la vacuna Pfizer / BioNTech mRNA COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33825239/
  177. Reacciones alérgicas agudas a las vacunas de ARNm contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33683290/
  178. Alergia al polietilenglicol del receptor de la vacuna contra el SARS CoV2: informe de caso de un receptor adulto joven y manejo de la exposición futura al SARS-CoV2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33919151/
  179. Tasas elevadas de anafilaxia después de la vacunación con la vacuna de ARNm BNT162b2 de Pfizer contra COVID-19 en trabajadores de la salud japoneses; un análisis secundario de los datos iniciales de seguridad posteriores a la aprobación: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34128049/
  180. Reacciones alérgicas y eventos adversos asociados con la administración de vacunas basadas en ARNm. Una experiencia en el sistema de salud: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34474708/
  181. Reacciones alérgicas a las vacunas contra la COVID-19: declaración de la Sociedad Belga de Alergia e Inmunología Clínica (BelSACI): https://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/17843286.2021.1909447
  182. . Alergia mediada por IgE al polietilenglicol (PEG) como causa de anafilaxia a las vacunas de ARNm contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34318537/
  183. Reacciones alérgicas después de la vacunación contra el COVID-19: poner el riesgo en perspectiva: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34463751/
  184. Reacciones anafilácticas a las vacunas de ARNm contra la COVID-19: una convocatoria para más estudios: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33846043/ 188.
  185. Riesgo de reacciones alérgicas graves a las vacunas COVID-19 entre pacientes con enfermedad alérgica de la piel: recomendaciones prácticas. Una declaración de posición de ETFAD con expertos externos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33752263/
  186. Vacuna contra la COVID-19 y muerte: algoritmo de causalidad según el diagnóstico de elegibilidad de la OMS: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34073536/
  187. Hemorragia cerebral fatal después de la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33928772/
  188. Una serie de casos de reacciones cutáneas a la vacuna COVID-19 en el Departamento de Dermatología de la Universidad de Loma Linda: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34423106/
  189. Reacciones cutáneas reportadas después de la vacunación contra la COVID-19 de Moderna y Pfizer: un estudio basado en un registro de 414 casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33838206/
  190. Correlatos clínicos y patológicos de las reacciones cutáneas a la vacuna COVID-19, incluido V-REPP: un estudio basado en registro: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34517079/
  191. Reacciones cutáneas tras la vacunación contra el SARS-COV-2: un estudio transversal español de 405 casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34254291/
  192. Reactivación del virus de la varicela zóster y del virus del herpes simple tras la vacunación con COVID-19: revisión de 40 casos en un registro dermatológico internacional: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34487581/
  193. Trombosis inmune y trombocitopenia (VITT) asociada a la vacuna contra la COVID-19: recomendaciones diagnósticas y terapéuticas para un nuevo síndrome: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33987882/
  194. Pruebas de laboratorio para la sospecha de trombocitopenia trombótica (inmune) inducida por la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34138513/
  195. Hemorragia intracerebral por trombosis con síndrome de trombocitopenia tras la vacunación contra la COVID-19: el primer caso mortal en Corea: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34402235/
  196. Riesgo de trombocitopenia y tromboembolismo tras la vacunación contra la covid-19 y pruebas positivas de SARS-CoV-2: estudio de series de casos autocontrolados: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34446426/
  197. Trombocitopenia trombótica inmune inducida por la vacuna y trombosis del seno venoso cerebral después de la vacunación contra el covid-19; una revisión sistemática: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34365148/.
  198. Eventos adversos nerviosos y musculares después de la vacunación con COVID-19: una revisión sistemática y un metanálisis de ensayos clínicos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34452064/.
  199. Un caso raro de trombosis venosa cerebral y coagulación intravascular diseminada asociada temporalmente con la administración de la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33917902/
  200. Insuficiencia suprarrenal primaria asociada con trombocitopenia inmune trombótica inducida por la vacuna Oxford-AstraZeneca ChAdOx1 nCoV-19 (VITT): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34256983/
  201. Trombosis venosa cerebral aguda y embolia de la arteria pulmonar asociada a la vacuna contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34247246/.
  202. Infusión de tromboaspiración y fibrinólisis para la trombosis portomesentérica después de la administración de la vacuna AstraZeneca COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34132839/
  203. Mujer de 59 años con trombosis venosa profunda extensa y tromboembolismo pulmonar 7 días después de una primera dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech BNT162b2 mRNA COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34117206/
  204. Trombosis venosa cerebral y trombocitopenia inducida por vacunas.a. Oxford-AstraZeneca COVID-19: una oportunidad perdida para un rápido retorno de la experiencia: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34033927/
  205. Miocarditis y otras complicaciones cardiovasculares de las vacunas contra la COVID-19 basadas en ARNm: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34277198/
  206. Pericarditis después de la administración de la vacuna COVID-19 mRNA BNT162b2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34364831/
  207. Presentación inusual de pericarditis aguda después de la vacunación contra el ARNm-1237 del SARS-COV-2 Moderno: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34447639/
  208. Informe del caso: miocarditis aguda después de la segunda dosis de la vacuna contra el SARS-CoV-2 mRNA-1273 mRNA-1273: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34514306/
  209. Brotes de enfermedades inmunomediadas o enfermedades de inicio reciente en 27 sujetos después de la vacunación de ARNm/ADN contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33946748/
  210. Información de un modelo murino de miopericarditis inducida por la vacuna de ARNm COVID-19: ¿podría la inyección intravenosa accidental de una vacuna inducir miopericarditis: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34453510/
  211. Trombocitopenia inmune en una vacuna post Covid-19 de 22 años: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33476455/
  212. vasculitis asociada a anticuerpos anticitoplasmáticos de neutrófilos inducida por propiltiouracilo después de la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34451967/
  213. Trombocitopenia inmune secundaria (PTI) asociada a la vacuna ChAdOx1 Covid-19: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34377889/
  214. Trombosis con síndrome de trombocitopenia (TTS) tras la vacunación contra la COVID-19 de AstraZeneca ChAdOx1 nCoV-19 (AZD1222): análisis de riesgo-beneficio para personas <60 años en Australia: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34272095/
  215. Asociación de vacunación contra la COVID-19 y parálisis del nervio facial: un estudio de casos y controles: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34165512/
  216. La asociación entre la vacunación contra la COVID-19 y la parálisis de Bell: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34411533/
  217. Parálisis de Bell después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33611630/
  218. Mielitis transversa aguda (ATM): revisión clínica de 43 pacientes con ATM asociada a COVID-19 y 3 eventos adversos graves de ATM posterior a la vacunación con la vacuna ChAdOx1 nCoV-19 (AZD1222): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33981305/
  219. Parálisis de Bell después de 24 horas de la vacuna mRNA-1273 SARS-CoV-2 mRNA-1273: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34336436/
  220. Parálisis secuencial del nervio facial contralateral después de la primera y segunda dosis de la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34281950/.
  221. Mielitis transversa inducida por la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34458035/
  222. Parálisis del nervio facial periférico después de la vacunación con BNT162b2 (COVID-19): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33734623/
  223. Parálisis nerviosa aguda por abducens después de la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34044114/.
  224. Parálisis del nervio facial después de la administración de vacunas de ARNm COVID-19: análisis de la base de datos de autoinforme: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34492394/
  225. Parálisis oculomotora transitoria después de la administración de la vacuna mensajera DE ARN-1273 para la diplopía del SARS-CoV-2 después de la vacuna contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34369471/
  226. Parálisis de Bell después de la vacunación contra el COVID-19 de Ad26.COV2.S: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34014316/
  227. Parálisis de Bell después de la vacunación contra el COVID-19: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34330676/
  228. Un caso de polirradiculoneuropatía desmielinizante aguda con parálisis facial bilateral después de la vacunación ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34272622/
  229. Síndrome de Guillian Barré tras la vacunación con ARNm-1273 contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34477091/
  230. Parálisis facial aguda como posible complicación de la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33975372/.
  231. Parálisis de Bell después de la vacunación contra el COVID-19 con alta respuesta de anticuerpos en LCR: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34322761/.
  232. Síndrome de Parsonage-Turner asociado con la vacunación contra el SARS-CoV-2 o el SARS-CoV-2. Comentario sobre: «Amiotrofia neurálgica e infección por COVID-19: 2 casos de parálisis nerviosa espinal accesoria» por Coll et al. Articular Spine 2021; 88: 10519: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34139321/.
  233. Parálisis de Bell después de una dosis única de ARNm de la vacuna. SARS-CoV-2: caso clínico: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34032902/.
  234. Hepatitis autoinmune en desarrollo después de la vacuna contra la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19): ¿causalidad o víctima?: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33862041/
  235. Hepatitis autoinmune desencadenada por la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34332438/
  236. Hepatitis autoinmune aguda con anticuerpos antimitocondriales atípicos tras la vacunación con ARNm de COVID-19: una nueva entidad clínica: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34293683/.
  237. Hepatitis autoinmune después de la vacuna COVID: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34225251/
  238. Un nuevo caso de diplejía bifacial variante del síndrome de Guillain-Barré tras la vacunación con Janssen COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34449715/
  239. Comparación de los eventos trombóticos inducidos por la vacuna entre las vacunas ChAdOx1 nCoV-19 y Ad26.COV.2.S: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34139631/.
  240. Trombosis venosa oftálmica superior bilateral, accidente cerebrovascular isquémico y trombocitopenia inmune después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33864750/
  241. Diagnóstico y tratamiento de la trombosis del seno venoso cerebral con trombocitopenia trombótica inmunemunológica inducida por vacunación: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33914590/
  242. Trombosis venosa del seno después de la vacunación con ChAdOx1 nCov-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34420802/
  243. Trombosis del seno venoso cerebral tras la vacunación contra el SARS-CoV-2: un análisis de los casos notificados a la Agencia Europea de Medicamentos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34293217/
  244. Riesgo de trombocitopenia y tromboembolismo tras la vacunación contra la covid-19 y pruebas positivas de SARS-CoV-2: estudio de series de casos autocontrolados: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34446426/
  245. Coágulos sanguíneos y sangrado después de la vacunación BNT162b2 y ChAdOx1 nCoV-19: un análisis de datos europeos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34174723/
  246. Eventos arteriales, tromboembolismo venoso, trombocitopenia y sangrado después de la vacunación con Oxford-AstraZeneca ChAdOx1-S en Dinamarca y Noruega: estudio de cohorte poblacional: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33952445/
  247. Primera dosis de las vacunas ChAdOx1 y BNT162b2 contra la COVID-19 y eventos trombocitopénicos, tromboembólicos y hemorrágicos en Escocia: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34108714/
  248. Trombosis venosa cerebral asociada a la vacuna contra la COVID-19 en Alemania: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34288044/
  249. Infarto cerebral maligno después de la vacunación con ChAdOx1 nCov-19: una variante catastrófica de la trombocitopenia trombótica inmunomediada inducida por la vacuna: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34341358/
  250. arteria celíaca y trombosis de la arteria esplénica complicada por infarto esplénico 7 días después de la primera dosis de la vacuna de Oxford, relación causal o coincidencia: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34261633/.
  251. Insuficiencia suprarrenal primaria asociada con la trombocitopenia trombótica inducida por la vacuna Oxford-AstraZeneca ChAdOx1 nCoV-19 (VITT): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34256983/
  252. Trombocitopenia después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34332437/.
  253. Trombosis del seno venoso cerebral asociada a trombocitopenia tras la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33845870/.
  254. Trombosis con síndrome de trombocitopenia después de la inmunización contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34236343/
  255. Infarto agudo de miocardio dentro de las 24 horas posteriores a la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34364657/.
  256. Neurorretinopatía macular aguda bilateral después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34287612/
  257. trombosis del seno venoso central con hemorragia subaracnoidea después de la vacunación con ARNm COVID-19: ¿son estos informes meramente casuales: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34478433/
  258. Hemorragia intracerebral por trombosis con síndrome de trombocitopenia tras la vacunación contra la COVID-19: el primer caso mortal en Corea: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34402235/
  259. Trombosis venosa cerebral negativa para anticuerpos anti-PF4 sin trombocitopenia después de la inmunización con la vacuna COVID-19 en un hombre indio de edad avanzada no comórbido tratado con anticoagulación convencional a base de heparina-warfarina: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34186376/
  260. Trombosis venosa cerebral 2 semanas después de la primera dosis de la vacuna contra el SARS-CoV-2 mRNA: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34101024/
  261. Un caso de trombocitopenia múltiple y trombosis después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19 contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34137813/
  262. Trombocitopenia trombótica inducida por vacunación: el vínculo elusivo entre la trombosis y las vacunas contra el SARS-CoV-2 basadas en adenovirus: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34191218/
  263. Accidente cerebrovascular isquémico agudo que revela trombocitopenia trombótica inmune inducida por la vacuna ChAdOx1 nCov-19: impacto en la estrategia de recanalización: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34175640/
  264. Estado epiléptico refractario de nueva aparición después de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34153802/
  265. Trombosis con síndrome de trombocitopenia asociada a vacunas de vectores virales COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34092488/
  266. Embolia pulmonar, ataque isquémico transitorio y trombocitopenia después de la vacuna Johnson & Johnson COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34261635/
  267. Infusión de tromboaspiración y fibrinólisis para la trombosis portomesentérica tras la administración de la vacuna AstraZeneca COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34132839/.
  268. Síndrome de TIH espontánea: reemplazo de rodilla, infección y paralelismos con la trombocitopenia trombótica inmune inducida por la vacuna: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34144250/
  269. Trombosis venosa profunda (TVP) que ocurre poco después de la segunda dosis de la vacuna contra el SARS-CoV-2 mRNA: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33687691/
  270. Plaquetas procoagulantes mediadas por anticuerpos procoagulantes en trombocitopenia trombótica inmune asociada con la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34011137/.
  271. Trombocitopenia trombótica inmune inducida por vacunación que causa una forma grave de trombosis venosa cerebral con alta tasa de mortalidad: una serie de casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34393988/.
  272. Micropartículas procoagulantes: un posible vínculo entre la trombocitopenia inmune inducida por la vacuna (VITT) y la trombosis venosa del seno cerebral: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34129181/.
  273. Trombosis atípica asociada a la vacuna VaxZevria® (AstraZeneca): datos de la red francesa de centros regionales de farmacovigilancia: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34083026/.
  274. Trombosis venosa cerebral aguda y embolia de la arteria pulmonar asociada a la vacuna contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34247246/.
  275. Trombosis inducida por vacunación y trombocitopenia con hemorragia suprarrenal bilateral: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34235757/.
  276. Trombosis venosa digital palmar tras la vacunación contra la COVID-19 de Oxford-AstraZeneca: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34473841/.
  277. Trombosis cutánea asociada a necrosis cutánea tras la vacunación Oxford-AstraZeneca contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34189756/
  278. Trombosis venosa cerebral tras la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34045111/.
  279. Úlceras de Lipschütz después de la vacunación contra la COVID-19 de AstraZeneca: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34366434/.
  280. Neuralgia amiotrófica secundaria a la vacuna Vaxzevri (AstraZeneca) COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34330677/
  281. Trombosis con trombocitopenia después de la vacuna Messenger RNA-1273: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34181446/
  282. Hemorragia intracerebral doce días después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34477089/
  283. Trombocitopenia trombótica después de la vacunación con COVID-19: en busca del mecanismo subyacente: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34071883/
  284. Coronavirus (COVID-19) Trombocitopenia trombótica inmunótica inducida por la vacuna (VITT): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34033367/
  285. Comparación de reacciones adversas a medicamentos entre cuatro vacunas contra la COVID-19 en Europa utilizando la base de datos EudraVigilance: Trombosis en sitios inusuales: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34375510/
  286. Adyuvante de inmunoglobulina para la trombocitopenia trombótica inmunitaria inducida por vacunación: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34107198/
  287. Trombocitopenia trombótica grave inducida por la vacunación después de la vacunación con COVID-19: un informe de caso de autopsia y revisión de la literatura: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34355379/.
  288. Un caso de embolia pulmonar aguda después de la inmunización con ARNm del SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34452028/
  289. Consideraciones neuroquirúrgicas con respecto a la craneectomía descompresiva para la hemorragia intracerebral después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 en la trombocitopenia trombótica inducida por la vacuna-VITT: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34202817/
  290. Trombosis y vacunas contra el SARS-CoV-2: trombocitopenia trombótica inmunitaria inducida por vacunación: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34237213/.
  291. Púrpura trombocitopénica trombocitopénica trombótica adquirida: una enfermedad rara asociada con la vacuna BNT162b2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34105247/.
  292. Complejos inmunes, inmunidad innata y NETosis en la trombocitopenia inducida por la vacuna ChAdOx1: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34405870/.
  293. Síndrome sensorial de Guillain-Barré tras la vacuna ChAdOx1 nCov-19: informe de dos casos y revisión de la literatura: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34416410/.
  294. Síndrome de Vogt-Koyanagi-Harada tras la vacunación contra la COVID-19 y ChAdOx1 nCoV-19 (AZD1222): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34462013/.
  295. Reactivación de la enfermedad de Vogt-Koyanagi-Harada bajo control durante más de 6 años, después de la vacunación anti-SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34224024/.
  296. Encefalitis postvacuna después de ChAdOx1 nCov-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34324214/
  297. Síntomas neurológicos y alteraciones de neuroimagen relacionadas con la vacuna COVID-19: ¿causa o coincidencia?: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34507266/
  298. Síndrome de fuga capilar sistémica mortal después de la vacunación contra el SARS-COV-2 en un paciente con mieloma múltiple: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34459725/
  299. Síndrome de poliartralgia y mialgia después de la vacunación con ChAdOx1 nCOV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34463066/
  300. Tres casos de tiroiditis subaguda después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: síndrome ASIA posterior a la vacunación: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34043800/.
  301. Diplejía facial: una variante rara y atípica del síndrome de Guillain-Barré y la vacuna Ad26.COV2.S: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34447646/
  302. Asociación entre la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19 y los episodios hemorrágicos: estudio de cohorte poblacional grande: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34479760/.
  303. miocarditis fulminante e hiperinflamación sistémica asociada temporalmente a la vacunación con ARNm BNT162b2 COVID-19 en dos pacientes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34416319/.
  304. Efectos adversos notificados después de la vacunación contra la COVID-19 en un hospital de atención terciaria, centrados en la trombosis del seno venoso cerebral (CVST): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34092166/
  305. Inducción y exacerbación del lupus eritematoso cutáneo subagudo después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 basada en vectores arnm o adenovirales: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34291477/
  306. Petequias y descamación de los dedos después de la inmunización con la vacuna CONTRA el COVID-19 basada en ARN mensajero (ARNm) BTN162b2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34513435/
  307. Reactivación del virus de la hepatitis C después de la vacunación contra la COVID-19: un informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34512037/
  308. Queratólisis inmunomediada bilateral después de la inmunización con la vacuna contra vectores virales recombinantes contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34483273/.
  309. Púrpura trombocitopénica inmunomediada después de la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19 en una anciana: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34513446/
  310. Activación plaquetaria y modulación en trombosis con síndrome de trombocitopenia asociada a la vacuna ChAdO × 1 nCov-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34474550/
  311. Artritis reactiva después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34033732/.
  312. Dos casos de enfermedad de Graves después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: un síndrome autoinmune / inflamatorio inducido por adyuvantes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33858208/
  313. Recaída aguda y alteración de la inmunización después de la vacunación contra la COVID-19 en un paciente con esclerosis múltiple tratado con rituximab: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34015240/
  314. Erupción generalizada del fármaco ampolloso fijo después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34482558/
  315. Vacuna de ARNm COVID-19 que causa inflamación del SNC: una serie de casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34480607/
  316. Hiperplasia tímica después de la vacunación basada en ARNm de Covid-19 con Covid-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34462647/
  317. Encefalomielitis aguda diseminada tras la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34325334/
  318. Síndrome de Tolosa-Hunt que ocurre después de la vacunación contra covid-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34513398/
  319. Síndrome de extravasación capilar sistémica tras la vacunación con ChAdOx1 nCOV-19 (Oxford-AstraZeneca): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34362727/
  320. Trombocitopenia inmunomediada asociada con la vacuna Ad26.COV2.S (Janssen; Johnson & Johnson): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34469919/.
  321. Trombocitopenia transitoria con autoanticuerpos plaquetarios específicos de glicoproteínas después de la vacunación con Ad26.COV2.S: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34516272/.
  322. Encefalopatía hiperactiva aguda después de la vacunación contra la COVID-19 con respuesta dramática a la metilprednisolona: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34512961/
  323. Lesión cardíaca transitoria en adolescentes que reciben la vacuna BNT162b2 mRNA COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34077949/
  324. Desarrollo de hepatitis autoinmune después de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19 (Oxford-AstraZeneca): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34171435/
  325. Recaída grave de la esclerosis múltiple después de la vacunación contra la COVID-19: un informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34447349/
  326. Miocarditis linfohistocítica después de la vacunación con el vector viral COVID-19 Ad26.COV2.S: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34514078/
  327. Linfohistiocitosis hemofagocítica después de la vacunación con ChAdOx1 nCov-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34406660/.
  328. Vasculitis por IgA en paciente adulto después de la vacunación con ChadOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34509658/
  329. Un caso de vasculitis leucocitoclástica después de la vacunación con una vacuna contra el SARS-CoV2: informe del caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34196469/.
  330. Inicio / brote de psoriasis después de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19 del virus Corona (Oxford-AstraZeneca / Covishield): informe de dos casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34350668/
  331. Exacerbación de la enfermedad de Hailey-Hailey después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34436620/
  332. Linfadenopatía supraclavicular tras la vacunación contra la COVID-19 en Corea: seguimiento en serie por ecografía: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34116295/.
  333. Vacuna COVID-19, trombocitopenia trombótica inmune, ictericia, hiperviscosidad: preocupación en casos con problemas hepáticos subyacentes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34509271/.
  334. Informe del Consorcio Internacional de Trombosis Venosa Cerebral sobre trombosis venosa cerebral después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34462996/
  335. Trombocitopenia inmune después de la vacunación durante la pandemia de COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34435486/
  336. COVID-19: las lecciones de la tragedia noruega deben tenerse en cuenta en la planificación del lanzamiento de la vacuna en los países menos desarrollados / en desarrollo: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34435142/
  337. Linfólisis aguda inducida por rituximab y pancitopenia después de la vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34429981/
  338. Exacerbación de la psoriasis en placas tras las vacunas inactivadas de ARNm y BNT162b2 por COVID-19: informe de dos casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34427024/
  339. Enfermedad pulmonar intersticial inducida por vacunación: una reacción rara a la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34510014/.
  340. Reacciones cutáneas vesiculobullosas inducidas por la vacuna de ARNm COVID-19: informe de cuatro casos y revisión de la literatura: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34236711/
  341. Trombocitopenia inducida por vacunación con dolor de cabeza intenso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34525282/
  342. Perimiocarditis aguda después de la primera dosis de la vacuna de ARNm contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34515024/
  343. Rabdomiólisis y fascitis inducida por la vacuna de ARNm COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34435250/.
  344. Efectos adversos cutáneos raros de las vacunas contra la COVID-19: una serie de casos y revisión de la literatura: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34363637/
  345. Trombocitopenia inmune asociada con la vacuna de ARNm COVID-19 de Pfizer-BioNTech BNT162b2: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2214250921002018
  346. Trombocitopenia inmune secundaria supuestamente atribuible a la vacunación contra la COVID-19: https://casereports.bmj.com/content/14/5/e242220.abstract.
  347. Trombocitopenia inmune tras la vacuna Pfizer-BioNTech BNT162b2 mRNA COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34155844/
  348. Trombocitopenia idiopática recién diagnosticada después de la administración de la vacuna COVID-19: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC8176657/.
  349. Púrpura trombocitopénica idiopática y la vacuna moderna contra el Covid-19: https://www.annemergmed.com/article/S0196-0644(21)00122-0/fulltext.
  350. Trombocitopenia tras la vacunación contra el SARS de Pfizer y Moderna – CoV -2: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC8014568/.
  351. Púrpura trombocitopénica inmune y lesión hepática aguda después de la vacunación contra covid-19: https://casereports.bmj.com/content/14/7/e242678.
  352. Recopilación de afecciones hematológicas mediadas por complemento y autoinmunes después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://ashpublications.org/bloodadvances/article/5/13/2794/476324/Autoimmune-and-complement-mediated-hematologic
  353. Erupción petequial asociada con la vacunación con CoronaVac: primer informe de efectos secundarios cutáneos antes de los resultados de la fase 3: https://ejhp.bmj.com/content/early/2021/05/23/ejhpharm-2021-002794
  354. Las vacunas contra la COVID-19 inducen hemólisis grave en la hemoglobinuria paroxística nocturna: https://ashpublications.org/blood/article/137/26/3670/475905/COVID-19-vaccines-induce-severe-hemolysis-in
  355. Trombosis venosa cerebral asociada a la vacuna contra la COVID-19 en Alemania: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34288044/.
  356. Trombosis venosa cerebral tras la vacunación contra la COVID-19: Manejo neurológico y radiológico: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34327553/.
  357. Trombosis venosa cerebral y trombocitopenia después de la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33878469/.
  358. Trombosis del seno venoso cerebral y trombocitopenia tras la vacunación contra la COVID-19: informe de dos casos en el Reino Unido: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33857630/.
  359. Trombosis venosa cerebral inducida por la vacuna contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34090750/.
  360. Trombosis inmunitaria de la arteria carótida inducida por la vacuna COVID-19 vectorizada por adenovirus: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34312301/.
  361. Trombosis del seno venoso cerebral asociada con trombocitopenia trombótica inducida por vacunación: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34333995/
  362. Las funciones de las plaquetas en la coagulopatía asociada a COVID-19 y la trombocitopenia trombótica inmunoinmunológica inducida por vacunas: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34455073/
  363. Trombosis venosa cerebral después de la vacuna BNT162b2 mRNA SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34111775/.
  364. Trombosis venosa cerebral después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34045111/
  365. Trombosis venosa cerebral letal después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33983464/
  366. Trombosis venosa cerebral en la población de LOS ESTADOS UNIDOS, después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 con adenovirus y después de COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34116145/
  367. Trombosis venosa cerebral tras la vacunación contra la COVID-19: es el riesgo de trombosis aumentado por la administración intravascular de la vacuna: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34286453/.
  368. Trombosis del seno venoso central con hemorragia subaracnoidea después de la vacunación con ARNm COVID-19: ¿son estos informes meramente casuales: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34478433/
  369. Trombosis venosa cerebral después de la vacunación chAdOx1 nCov-19 con una primera resonancia magnética cerebral engañosa: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34244448/
  370. Resultados tempranos del tratamiento con bivalirudina para la trombocitopenia trombótica y la trombosis venosa cerebral después de la vacunación con Ad26.COV2.S: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34226070/
  371. Trombosis venosa cerebral asociada a trombocitopenia postvacunación por COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33845870/.
  372. Trombosis venosa cerebral 2 semanas después de la primera dosis de la vacuna contra el SARS-CoV-2 mRNA: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34101024/.
  373. Trombocitopenia trombótica inmune inducida por la vacuna que causa una forma grave de trombosis venosa cerebral con una alta tasa de mortalidad: una serie de casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34393988/.
  374. Interacciones del adenovirus con plaquetas y coagulación y síndrome de trombocitopenia autoinmune asociada a la vacuna: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34407607/.
  375. Dolor de cabeza atribuido a la vacunación contra el COVID-19 (coronavirus SARS-CoV-2) con la vacuna ChAdOx1 nCoV-19 (AZD1222): un estudio de cohorte observacional multicéntrico: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34313952/
  376. Efectos adversos notificados después de la vacunación contra la COVID-19 en un hospital de atención terciaria, centrados en la trombosis del seno venoso cerebral (CVST): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34092166/
  377. Trombosis del seno venoso cerebral tras la vacunación contra el SARS-CoV-2: un análisis de los casos notificados a la Agencia Europea de Medicamentos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34293217/
  378. Un caso raro de un hombre asiático de mediana edad con trombosis venosa cerebral después de la vacunación COVID-19 AstraZeneca: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34274191/
  379. Trombosis venosa cerebral negativa para anticuerpos anti-PF4 sin trombocitopenia después de la inmunización con la vacuna COVID-19 en un hombre indio de edad avanzada no comórbido tratado con anticoagulación convencional a base de heparina-warfarina: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34186376/
  380. Eventos arteriales, tromboembolismo venoso, trombocitopenia y sangrado después de la vacunación con Oxford-AstraZeneca ChAdOx1-S en Dinamarca y Noruega: estudio de cohorte poblacional: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33952445/
  381. Micropartículas procoagulantes: un posible vínculo entre la trombocitopenia inmune inducida por la vacuna (VITT) y la trombosis venosa del seno cerebral: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34129181/
  382. S. casos de trombosis del seno venoso cerebral con trombocitopenia después de la vacunación con Ad26.COV2.S, 2 de marzo al 21 de abril de 2021: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33929487/.
  383. Infarto cerebral maligno después de la vacunación con ChAdOx1 nCov-19: una variante catastrófica de la trombocitopenia trombótica inmunomediada inducida por la vacuna: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34341358/
  384. Accidente cerebrovascular isquémico agudo que revela trombocitopenia trombótica inmune inducida por la vacuna ChAdOx1 nCov-19: impacto en la estrategia de recanalización: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34175640/
  385. Trombocitopenia inmunótica inducida por vacunación (TRV): una nueva entidad clínico-patológica con presentaciones clínicas heterogéneas: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34159588/.
  386. Diagnóstico por imágenes y hallazgos hematológicos en trombosis y trombocitopenia después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19 (AstraZeneca): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34402666/
  387. Raíces de autoinmunidad de eventos trombóticos después de la vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34508917/
  388. Trombosis del seno venoso cerebral después de la vacunación: la experiencia del Reino Unido: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34370974/
  389. Trombosis venosa cerebral masiva e infarto de cuenca venosa como complicaciones tardías de COVID-19: un informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34373991/
  390. Enfoque australiano y neozelandés para el diagnóstico y tratamiento de la trombosis inmune inducida por vacunas y la trombocitopenia inmune: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34490632/
  391. Un estudio observacional para identificar la prevalencia de trombocitopenia y anticuerpos anti-PF4 / polianión en trabajadores de la salud noruegos después de la vacunación contra covid-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33909350/
  392. Mielitis transversa aguda (ATM): revisión clínica de 43 pacientes con ATM asociada a COVID-19 y 3 eventos adversos graves de ATM post-vacunación con vacuna ChAdOx1 nCoV-19 (AZD1222): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33981305/.
  393. Un caso de polirradiculoneuropatía desmielinizante aguda con parálisis facial bilateral después de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34272622/
  394. Trombocitopenia con ictus isquémico agudo y hemorragia en un paciente recientemente vacunado con una vacuna contra la COVID-19 basada en vectores adenovirales:. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33877737/
  395. Incidencia predicha y observada de eventos tromboembólicos entre los coreanos vacunados con la vacuna ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34254476/
  396. Primera dosis de las vacunas ChAdOx1 y BNT162b2 contra la COVID-19 y eventos trombocitopénicos, tromboembólicos y hemorrágicos en Escocia: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34108714/
  397. Trombocitopenia asociada a la vacuna ChAdOx1 nCoV-19: tres casos de trombocitopenia inmune después de 107.720 dosis de vacunación con ChAdOx1 en Tailandia: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34483267/.
  398. Embolia pulmonar, ataque isquémico transitorio y trombocitopenia después de la vacuna Johnson & Johnson COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34261635/
  399. Consideraciones neuroquirúrgicas con respecto a la craniectomía descompresiva para la hemorragia intracerebral después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 en la trombocitopenia trombótica inducida por la vacuna-VITT: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34202817/
  400. Accidente cerebrovascular hemorrágico grande después de la vacunación contra ChAdOx1 nCoV-19: un informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34273119/
  401. Síndrome de poliartralgia y mialgia después de la vacunación con ChAdOx1 nCOV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34463066/
  402. Un caso raro de trombosis y trombocitopenia de la vena oftálmica superior después de la vacunación ChAdOx1 nCoV-19 contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34276917/
  403. Trombosis y síndrome respiratorio agudo grave Vacunas contra el coronavirus 2: trombocitopenia trombótica inmunológica inducida por vacunación: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34237213/.
  404. Trombosis venosa renal y embolia pulmonar secundaria a trombocitopenia inmunitaria trombótica inducida por vacunación (VITT): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34268278/.
  405. Isquemia de las extremidades y trombosis de la arteria pulmonar después de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19 (Oxford-AstraZeneca): un caso de trombocitopenia trombótica inmune inducida por la vacuna: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33990339/.
  406. Asociación entre la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19 y los episodios hemorrágicos: estudio de cohorte poblacional grande: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34479760/.
  407. Trombocitopenia secundaria tras la vacunación contra el SARS-CoV-2: caso clínico de hemorragia y hematoma tras cirugía oral menor: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34314875/.
  408. Tromboembolismo venoso y trombocitopenia leve después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34384129/
  409. Exacerbación fatal del síndrome de trombocitopenia trombótica inducida por ChadOx1-nCoV-19 después de una terapia inicial exitosa con inmunoglobulinas intravenosas: una justificación para monitorear los niveles de inmunoglobulina G: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34382387/
  410. Un caso de vasculitis asociada a ANCA después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 con AZD1222 (Oxford-AstraZeneca): ¿víctima o causalidad?: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34416184/.
  411. Hemorragia intracerebral asociada con trombocitopenia trombótica inducida por la vacuna después de la vacunación con ChAdOx1 nCOVID-19 en una mujer embarazada: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34261297/
  412. Trombosis venosa cerebral masiva debido a trombocitopenia trombótica inmune inducida por vacunación: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34261296/
  413. Síndrome nefrótico después de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19 contra el SARScoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34250318/.
  414. Un caso de trombocitopenia trombótica inmune-inmune inducida por la vacuna con trombosis arteriovenosa masiva: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34059191/
  415. Trombosis cutánea asociada a necrosis cutánea tras la vacunación Oxford-AstraZeneca contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34189756/
  416. Trombocitopenia en un adolescente con anemia de células falciformes después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34331506/
  417. Trombocitopenia inducida por vacunación con dolor de cabeza intenso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34525282/
  418. Miocarditis asociada a la vacunación con ARNm contra el SARS-CoV-2 en niños de 12 a 17 años: análisis estratificado de una base de datos nacional: https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2021.08.30.21262866v1
  419. Vacunación con ARNm COVID-19 y desarrollo de miopericarditis confirmada por CMR: https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2021.09.13.21262182v1.full?s=09.
  420. Anemia hemolítica autoinmune grave después de recibir la vacuna de ARNm contra el SARS-CoV-2: https://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/trf.16672
  421. La inyección intravenosa de la vacuna de ARNm de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) puede inducir miopericarditis aguda en un modelo de ratón: https://t.co/j0IEM8cMXI
  422. Un informe de eventos adversos de miocarditis en el Sistema de Notificación de Eventos Adversos de Vacunas de los Estados Unidos. (VAERS) en asociación con productos biológicos inyectables COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34601006/
  423. Este estudio concluye que: «La vacuna se asoció con un exceso de riesgo de miocarditis (1 a 5 eventos por cada 100,000 personas). El riesgo de este evento adverso potencialmente grave y de muchos otros eventos adversos graves aumentó sustancialmente después de la infección por SARS-CoV-2»: https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa2110475
  424. Uveítis bilateral después de la inoculación con la vacuna COVID-19: un informe de caso: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1201971221007797
  425. Miocarditis asociada a la vacunación con ARNm del SARS-CoV-2 en niños de 12 a 17 años: análisis estratificado de una base de datos nacional: https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2021.08.30.21262866v1.
  426. La hepatitis inmunomediada con la vacuna de Moderna ya no es una coincidencia sino que se confirma: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0168827821020936
  427. Extensas investigaciones revelaron alteraciones fisiopatológicas consistentes después de la vacunación con vacunas COVID-19: https://www.nature.com/articles/s41421-021-00329-3
  428. Hemorragia lobar con rotura ventricular poco después de la primera dosis de una vacuna contra el SARS-CoV-2 basada en ARNm: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/labs/pmc/articles/PMC8553377/
  429. Las vacunas MRna COVID aumentan drásticamente los marcadores inflamatorios endoteliales y el riesgo de síndrome coronario agudo medido por las pruebas cardíacas PULS: una precaución: https://www.ahajournals.org/doi/10.1161/circ.144.suppl_1.10712
  430. ChAdOx1 interactúa con CAR y PF4 con implicaciones para la trombosis con síndrome de trombocitopenia:https://www.science.org/doi/10.1126/sciadv.abl8213
  431. Trombocitopenia inmunótica inmunótica inducida por la vacuna letal (VITT) tras el anuncio 26.COV2. S: primer caso documentado fuera de los EE.UU.: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34626338/
  432. Un trastorno trombocitopénico protrombótico que se asemeja a la trombocitopenia inducida por heparina después de la vacunación contra el coronavirus-19: https://europepmc.org/article/PPR/PPR304469 435.
  433. VITT (trombocitopenia trombótica inmunitaria inducida por la vacunación) después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34731555/
  434. Trombocitopenia trombótica inducida por vacunación (TRV): una nueva entidad clínico-patológica con presentaciones clínicas heterogéneas: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34159588/
  435. Tratamiento del accidente cerebrovascular isquémico agudo asociado con la trombocitopenia trombótica inmunótica inducida por la vacuna ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34461442/
  436. Espectro de complicaciones neurológicas después de la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34719776/.
  437. Trombosis del seno venoso cerebral después de la vacunación: la experiencia del Reino Unido: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34370974/
  438. Trombosis venosa cerebral/seno venoso con síndrome de trombocitopenia después de la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34373413/
  439. Trombosis de la vena porta debido a la trombocitopenia inmunitaria trombótica inducida por la vacunación (VITT) después de la vacunación contra el Covid con ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34598301/
  440. Hematuria, una erupción petequial generalizada y dolores de cabeza después de la vacuna Oxford AstraZeneca ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34620638/
  441. Infarto de miocardio y trombosis venosa por ácigos después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19 en un paciente en hemodiálisis: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34650896/
  442. Miocardiopatía de Takotsubo (estrés) después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34625447/
  443. Respuesta humoral inducida por la vacunación Prime-Boost con las vacunas ChAdOx1 nCoV-19 y BNT162b2 mRNA en un paciente con esclerosis múltiple tratado con teriflunomida: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34696248/
  444. Síndrome de Guillain-Barré tras la vacunación ChAdOx1 nCoV-19 contra la COVID-19: una serie de casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34548920/
  445. Trombocitopenia trombótica inducida por vacunas refractarias (TPT) tratada con recambio plasmático terapéutico retardado (TPE): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34672380/.
  446. Caso raro de hemorragia intracraneal asociada a la vacuna COVID-19 con trombosis venosa del seno: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34556531/.
  447. Retraso en el dolor de cabeza después de la vacunación contra el COVID-19: una señal de advertencia para la trombosis venosa cerebral inducida por la vacuna: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34535076/.
  448. Características clínicas de la trombocitopenia inducida por la vacuna y la trombosis inmune: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34379914/.
  449. Predictores de mortalidad en trombocitopenia trombótica después de la vacunación adenoviral contra la COVID-19: la puntuación FAPIC: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34545400/
  450. Accidente cerebrovascular isquémico como característica presentadora de la trombocitopenia trombótica inmune inducida por la vacunación ChAdOx1-nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34035134/
  451. Estudio observacional hospitalario de trastornos neurológicos en pacientes vacunados recientemente con vacunas de ARNm contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34688190/
  452. Tratamiento endovascular para la trombosis del seno venoso cerebral inducida por la vacuna y la trombocitopenia después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: informe de tres casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34782400/
  453. Eventos cardiovasculares, neurológicos y pulmonares después de la vacunación con vacunas BNT162b2, ChAdOx1 nCoV-19 y Ad26.COV2.S: un análisis de datos europeos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34710832/
  454. Trombosis venosa cerebral que se desarrolla después de la vacunación. COVID-19: VITT, VATT, TTS y más: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34695859/
  455. Trombosis venosa cerebral y neoplasias mieloproliferativas: un estudio de tres centros de 74 casos consecutivos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34453762/.
  456. Possible triggers of thrombocytopenia and/or hemorrhage by BNT162b2 vaccine, Pfizer-BioNTech: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34660652/.
  457. Multiple sites of arterial thrombosis in a 35-year-old patient after vaccination with ChAdOx1 (AstraZeneca), which required emergency femoral and carotid surgical thrombectomy: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34644642/
  458. Case series of vaccine-induced thrombotic thrombocytopenia in a London teaching hospital: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34694650/
  459. Neuro-ophthalmic complications with thrombocytopenia and thrombosis induced by ChAdOx1 nCoV-19 vaccine: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34726934/
  460. Thrombotic events after COVID-19 vaccination in over 50 years of age: results of a population-based study in Italy: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34835237/
  461. Intracerebral hemorrhage associated with vaccine-induced thrombotic thrombocytopenia after ChAdOx1 nCOVID-19 vaccination in a pregnant woman: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34261297/
  462. Age- and sex-specific incidence of cerebral venous sinus thrombosis associated with Ad26.COV2.S COVID-19 vaccination: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34724036/.
  463. Genital necrosis with cutaneous thrombosis following vaccination with COVID-19 mRNA: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34839563/
  464. Cerebral venous sinus thrombosis after mRNA-based COVID-19 vaccination: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34783932/.
  465. COVID-19 vaccine-induced immune thrombosis with thrombocytopenia thrombosis (VITT) and shades of gray in thrombus formation: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34624910/
  466. Miositis inflamatoria después de la vacunación con ChAdOx1: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34585145/
  467. Infarto agudo de miocardio con elevación del segmento ST secundario a trombosis inmune inducida por vacunación con trombocitopenia (VITT): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34580132/.
  468. Un caso raro de trombocitopenia trombótica inducida por la vacuna COVID-19 (VITT) que afecta a la circulación arterial venosplancnic y pulmonar de un hospital general de distrito del Reino Unido: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34535492/
  469. Trombocitopenia trombótica inducida por la vacuna COVID-19: una serie de casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34527501/
  470. Trombosis con síndrome de trombocitopenia (TTS) después de la vacunación con AstraZeneca ChAdOx1 nCoV-19 (AZD1222) COVID-19: un análisis de riesgo-beneficio para personas <60% de análisis de riesgo-beneficio para personas <60 años en Australia: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34272095/
  471. Trombocitopenia inmune después de la inmunización con la vacuna Vaxzevria ChadOx1-S (AstraZeneca), Victoria, Australia: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34756770/
  472. Características y resultados de los pacientes con trombosis venosa cerebral en trombocitopenia inmunitaria trombótica inducida por la vacuna contra el SARS-CoV-2: https://jamanetwork.com/journals/jamaneurology/fullarticle/2784622
  473. Estudio de caso de trombosis y síndrome de trombocitopenia tras la administración de la vacuna AstraZeneca COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34781321/
  474. Trombosis con síndrome de trombocitopenia asociada con las vacunas COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34062319/
  475. Trombosis del seno venoso cerebral tras la vacunación con ChAdOx1: el primer caso de trombosis definitiva con síndrome de trombocitopenia en la India: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34706921/
  476. Trombosis asociada a la vacuna COVID-19 con síndrome de trombocitopenia (TTS): revisión sistemática y análisis post hoc: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34698582/.
  477. Caso clínico de trombocitopenia inmunitaria tras la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34751013/.
  478. Mielitis transversa aguda después de la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34684047/.
  479. Preocupaciones por los efectos adversos de la trombocitopenia y la trombosis después de la vacunación contra la COVID-19 vectorizada por adenovirus: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34541935/
  480. Accidente cerebrovascular hemorrágico mayor después de la vacunación chAdOx1 nCoV-19: un informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34273119/
  481. Trombosis del seno venoso cerebral después de la vacunación contra la COVID-19: manejo neurológico y radiológico: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34327553/.
  482. Trombocitopenia con accidente cerebrovascular isquémico agudo y hemorragia en un paciente vacunado recientemente con una vacuna COVID-19 basada en vectores adenovirales: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33877737/
  483. Hemorragia intracerebral y trombocitopenia después de la vacuna AstraZeneca COVID-19: desafíos clínicos y diagnósticos de la trombocitopenia trombótica inducida por la vacuna: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34646685/
  484. Enfermedad de cambio mínimo con lesión renal aguda grave después de la vacuna Oxford-AstraZeneca COVID-19: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34242687/.
  485. Informe de caso: trombosis venosa sinusal cerebral en dos pacientes con la vacuna AstraZeneca CONTRA el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34609603/
  486. Informe del caso: Pitiriasis cutánea similar a la pitiriasis después de la vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34557507/
  487. Mielitis transversa longitudinal extensa después de la vacuna ChAdOx1 nCOV-19: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34641797/.
  488. Neumonía eosinofílica aguda asociada a la vacuna anti-COVID-19 AZD1222: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34812326/.
  489. Trombocitopenia, incluida la trombocitopenia inmune después de recibir las vacunas de ARNm contra la COVID-19 notificadas al Sistema de Notificación de Eventos Adversos a las Vacunas (VAERS): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34006408/
  490. Un caso de vasculitis asociada a ANCA después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 con AZD1222 (Oxford-AstraZeneca): ¿víctima o causalidad?: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34416184/
  491. Trombosis inmune inducida por vacunación y síndrome de trombocitopenia después de la vacunación contra el coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave vectorizado por adenovirus: una nueva hipótesis sobre los mecanismos e implicaciones para el desarrollo futuro de vacunas: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34664303/.
  492. Trombosis en la enfermedad arterial periférica y trombocitopenia trombótica tras la vacunación adenoviral contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34649281/.
  493. Trombocitopenia inmune recién diagnosticada en una paciente embarazada después de la vacunación contra la enfermedad por coronavirus 2019: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34420249/
  494. Trombosis del seno venoso cerebral y eventos trombóticos después de vacunas contra la COVID-19 basadas en vectores: revisión sistemática y metanálisis: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34610990/.
  495. Síndrome de Sweet tras la vacuna Oxford-AstraZeneca COVID-19 (AZD1222) en una anciana: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34590397/
  496. Pérdida auditiva neurosensorial repentina después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34670143/.
  497. Prevalencia de eventos adversos graves entre los profesionales de la salud después de recibir la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus ChAdOx1 nCoV-19 (Covishield) en Togo, marzo de 2021: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34819146/.
  498. Hemichorea-hemibalismus agudo después de la vacunación contra la COVID-19 (AZD1222): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34581453/
  499. Recurrencia de la alopecia areata después de la vacunación contra la covid-19: un informe de tres casos en Italia: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34741583/
  500. Lesión cutánea similar a la culebrilla después de la vacunación con AstraZeneca para COVID-19: un informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34631069/
  501. Trombosis después de la vacunación contra la COVID-19: posible vínculo con las vías de la ECA: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34479129/
  502. Trombocitopenia en un adolescente con anemia de células falciformes después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34331506/
  503. Vasculitis leucocitoclástica como manifestación cutánea de la vacuna contra el virus corona ChAdOx1 nCoV-19 (recombinante): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34546608/
  504. Dolor abdominal y hemorragia suprarrenal bilateral por trombocitopenia trombótica inmune inducida por la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34546343/
  505. Mielitis cervical longitudinalmente extensa después de la vacunación con la vacuna covid-19 basada en virus inactivados: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34849183/
  506. Inducción de vasculitis leucocitoclástica cutánea después de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34853744/.
  507. Un caso de necrólisis epidérmica tóxica después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19 (AZD1222): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34751429/.
  508. Eventos adversos oculares después de la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34559576/
  509. Depresión después de la vacunación ChAdOx1-S / nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34608345/.
  510. Tromboembolismo venoso y trombocitopenia leve después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34384129/.
  511. Vasculitis recurrente asociada a ANCA después de la vacunación Contra el COVID-19 de Oxford AstraZeneca ChAdOx1-S: una serie de casos de dos pacientes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34755433/
  512. Trombosis arterial mayor y vacunación contra ChAdOx1 nCov-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34839830/
  513. Caso raro de linfadenopatía supraclavicular contralateral después de la vacunación con COVID-19: hallazgos de tomografía computarizada y ultrasonido: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34667486/
  514. Vasculitis linfocítica cutánea después de la administración de la segunda dosis de AZD1222 (Oxford-AstraZeneca) Vacuna contra el síndrome respiratorio agudo severo Coronavirus 2: probabilidad o causalidad: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34726187/.
  515. Rechazo del aloinjerto de páncreas después de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34781027/
  516. Comprender el riesgo de trombosis con síndrome de trombocitopenia después de la vacunación con Ad26.COV2.S: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34595694/
  517. Reacciones adversas cutáneas de 35.229 dosis de COVID-19 Sinovac y la vacuna de AstraZeneca COVID-19: un estudio de cohorte prospectivo en trabajadores de la salud: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34661934/
  518. Comentarios sobre la trombosis después de la vacunación: la secuencia líder de la proteína espiga podría ser responsable de la trombosis y la trombocitopenia mediada por anticuerpos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34788138
  519. Dermatosis eosinofílica después de la vacunación contra la COVID-19 de AstraZeneca: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34753210/.
  520. Trombocitopenia inmune grave tras la vacunación contra la COVID-19: informe de cuatro casos y revisión de la literatura: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34653943/.
  521. Recaída de la trombocitopenia inmune después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34591991/
  522. Trombosis en fase pre y post vacunación de la COVID-19; https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34650382/
  523. Una mirada al papel de la inmunohistoquímica postmortem en la comprensión de la fisiopatología inflamatoria de la enfermedad COVID-19 y los eventos adversos trombóticos relacionados con la vacuna: una revisión narrativa: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34769454/
  524. Vacuna CONTRA la COVID-19 en pacientes con trastornos de hipercoagulabilidad: una perspectiva clínica: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34786893/
  525. Trombocitopenia y trombosis asociadas a la vacuna: endoteliopatía venosa que conduce a microrromtrombosis venosa combinada: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34833382/
  526. Trombosis y síndrome de trombocitopenia que causa oclusión carótida sintomática aislada después de la vacuna COVID-19 Ad26.COV2.S (Janssen): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34670287/
  527. Una presentación inusual de trombosis venosa profunda aguda después de la vacuna moderna contra el COVID-19: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34790811/
  528. Las inmunoglobulinas intravenosas inmediatas en dosis altas seguidas de tratamiento directo con inhibidores de la trombina son cruciales para la supervivencia en la trombocitopenia trombótica inmune inducida por la vacuna Sars-Covid-19-vector ADENoviral VITT con trombosis venosa del seno cerebral y la vena porta: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34023956/.
  529. Formación de trombosis después de la vacunación contra la COVID-19 aspectos inmunológicos: artículo de revisión: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34629931/
  530. Diagnóstico por imágenes y hallazgos hematológicos en trombosis y trombocitopenia después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19 (AstraZeneca): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34402666/
  531. Espectro de hallazgos de neuroimagen en la vacunación post-CoVID-19: una serie de casos y revisión de la literatura: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34842783/
  532. Trombosis del seno venoso cerebral, embolia pulmonar y trombocitopenia después de la vacunación contra la COVID-19 en un hombre taiwanés: un informe de caso y revisión de la literatura: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34630307/
  533. Trombosis venosa cerebral mortal después de la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33983464/
  534. Raíces autoinmunes de eventos trombóticos después de la vacunación contra covid-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34508917/.
  535. Nueva trombosis de la vena porta en cirrosis: es trombofilia exacerbada por vacuna o COVID-19: https://www.jcehepatology.com/article/S0973-6883(21)00545-4/fulltext.
  536. Imágenes de trombocitopenia trombótica inmune inducida por Oxford / AstraZeneca® vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33962903/.
  537. Trombosis del seno venoso cerebral después de la vacunación con ARNm COVID-19 de BNT162b2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34796065/.
  538. Aumento del riesgo de urticaria/angioedema después de la vacunación contra el ARNm BNT162b2 contra la COVID-19 en trabajadores de la salud que toman inhibidores de la ECA: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34579248/
  539. Un caso de presentación clínica leve inusual de trombocitopenia trombótica inmune inducida por la vacuna COVID-19 con trombosis venosa esplácnica: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34843991/
  540. Trombosis venosa cerebral tras la vacunación con Pfizer-BioNTech COVID-19 (BNT162b2): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34595867/
  541. Un caso de púrpura trombocitopénica idiopática después de una dosis de refuerzo de la vacuna COVID-19 BNT162b2 (Pfizer-Biontech): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34820240/
  542. Trombocitopenia inmunitaria trombótica inducida por vacunación (VITT): dirigida a mecanismos patológicos con inhibidores de la tirosina cinasa de Bruton: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33851389/
  543. Púrpura trombocitopénica trombótica después de la vacunación con Ad26.COV2-S: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33980419/
  544. Eventos tromboembólicos en mujeres más jóvenes expuestas a las vacunas Pfizer-BioNTech o Moderna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34264151/
  545. Riesgo potencial de eventos trombóticos después de la vacunación contra la COVID-19 con Oxford-AstraZeneca en mujeres que reciben estrógeno: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34734086/
  546. Trombosis después de la vacunación contra la COVID-19 vectorizada por adenovirus: una preocupación por la enfermedad subyacente: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34755555/
  547. Interacciones del adenovirus con plaquetas y coagulación y síndrome de trombocitopenia trombótica inmunológica inducida por vacunas: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34407607/
  548. Púrpura trombocitopénica trombótica: una nueva amenaza tras la vacuna COVID bnt162b2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34264514/.
  549. Sitio inusual de trombosis venosa profunda después de la vacunación contra la enfermedad por coronavirus mRNA-2019 (COVID-19): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34840204/
  550. Efectos secundarios neurológicos de las vacunas contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34750810/
  551. Las coagulopatías después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 pueden derivarse de un efecto combinado de la proteína espiga del SARS-CoV-2 y las vías de señalización activadas por el vector del adenovirus: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34639132/
  552. Embolia pulmonar aislada después de la vacunación contra la COVID: 2 informes de casos y una revisión de las complicaciones y el seguimiento de la embolia pulmonar aguda: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34804412/
  553. Oclusión de la vena central de la retina después de la vacunación con ARNm del SARS-CoV-2: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34571653/.
  554. Informe de caso complicado de trombocitopenia inmune trombótica inducida por vacunación a largo plazo A: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34835275/.
  555. Trombosis venosa profunda después de la vacunación con Ad26.COV2.S en varones adultos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34659839/.
  556. Enfermedades neurológicas autoinmunes después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: una serie de casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34668274/.
  557. Anemia autoinmune autoinmune grave después de recibir la vacuna de ARNm contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34549821/
  558. Aparición de variantes de COVID-19 entre los receptores de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19 (recombinante): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34528522/
  559. Prevalencia de trombocitopenia, anticuerpos antiplaquetarios del factor 4 y dímero D elevado en tailandeses después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34568726/
  560. Epidemiología de la miocarditis/pericarditis aguda en adolescentes de Hong Kong después de la covacunación: https://academic.oup.com/cid/advance-article-abstract/doi/10.1093/cid/ciab989/644 5179.
  561. Miocarditis después de la vacuna de ARNm de la enfermedad por coronavirus 2019: una serie de casos y determinación de la tasa de incidencia: https://academic.oup.com/cid/advance-article/doi/10.1093/cid/ciab926/6420408
  562. Miocarditis y pericarditis después de la vacunación contra la COVID-19: desigualdades en la edad y los tipos de vacuna: https://www.mdpi.com/2075-4426/11/11/1106
  563. Epidemiología y características clínicas de la miocarditis/pericarditis antes de la introducción de la vacuna de ARNm contra la COVID-19 en niños coreanos: un estudio multicéntrico: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34402230/
  564. Arrojando luz sobre la miocarditis y la pericarditis posteriores a la vacuna en los receptores de vacunas COVID-19 y no COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34696294/
  565. Miocarditis después de la vacuna de ARNm COVID-19: https://journals.lww.com/pec-online/Abstract/2021/11000/Myocarditis_Following_ mRNA_COVID_19_Vaccine.9.aspx.
  566. Miocarditis después de la vacuna de ARNm Covid-19 de ARNm BNT162b2 mRNA en Israel: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34614328/.
  567. Miocarditis, pericarditis y miocardiopatía tras la vacunación contra la COVID-19: https://www.heartlungcirc.org/article/S1443-9506(21)01156-2/fulltext
  568. Miocarditis y otras complicaciones cardiovasculares de las vacunas COVID-19 basadas en ARNm COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34277198/
  569. Posible asociación entre la vacuna COVID-19 y la miocarditis: hallazgos clínicos y de CMR: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34246586/
  570. Vacunas contra la miocarditis por hipersensibilidad y COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34856634/.
  571. Miocarditis grave asociada a la vacuna COVID-19: ¿cebra o unicornio?: https://www.internationaljournalofcardiology.com/article/S0167-5273(21)01477-7/fulltext.
  572. Infarto agudo de miocardio y miocarditis después de la vacunación contra la COVID-19: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/labs/pmc/articles/PMC8522388/
  573. Miocarditis después de la vacunación contra el Covid-19 en una gran organización de atención médica: https://www.nejm.org/doi/10.1056/NEJMoa2110737
  574. Asociación de la miocarditis con la vacuna de ARN mensajero BNT162b2 de COVID-19 en una serie de casos de niños: https://jamanetwork.com/journals/jamacardiology/fullarticle/2783052
  575. Sospecha clínica de miocarditis temporalmente relacionada con la vacunación contra la COVID-19 en adolescentes y adultos jóvenes: https://www.ahajournals.org/doi/abs/10.1161/CIRCULATIONAHA.121.056583?url_ver=Z39.88-2003&rfr_id=ori:rid:crossref.org&rfr_dat=cr_pub%20%200pubmed
  576. Mimetismo STEMI: miocarditis focal en un paciente adolescente después de la vacunación con ARNm COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34756746/
  577. Miocarditis y pericarditis en asociación con la vacunación con ARNm COVID-19: casos de un centro regional de farmacovigilancia: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/labs/pmc/articles/PMC8587334/
  578. Miocarditis después de las vacunas de ARNm contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34546329/.
  579. Pacientes con miocarditis aguda después de la vacunación con ARNm COVID-19: https://jamanetwork.com/journals/jamacardiology/fullarticle/2781602.
  580. Myocarditis after COVID-19 vaccination: a case series: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0264410X21011725?via%3Dihub.
  581. Miocarditis asociada a la vacunación contra la COVID-19 en adolescentes: https://publications.aap.org/pediatrics/article/148/5/e2021053427/181357
  582. Hallazgos de miocarditis en imágenes de resonancia magnética cardíaca después de la vacunación con ARNm COVID-19 en adolescentes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34704459/
  583. Miocarditis después de la vacunación contra la COVID-19: estudio de resonancia magnética: https://academic.oup.com/ehjcimaging/advance-article/doi/10.1093/ehjci/jeab230/6 421640.
  584. Miocarditis aguda después de la administración de la segunda dosis de la vacuna BNT162b2 COVID-19: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/labs/pmc/articles/PMC8599115/
  585. Miocarditis después de la vacunación contra el COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2352906721001603
  586. Caso clínico: probable miocarditis tras la vacuna de ARNm por Covid-19 en un paciente con miocardiopatía arritmogénica del ventrículo izquierdo: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34712717/.
  587. Miocarditis aguda tras la administración de la vacuna BNT162b2 contra la COVID-19: https://www.revespcardiol.org/en-linkresolver-acute-myocarditis-after-administration-bnt162b2-S188558572100133X.
  588. Miocarditis asociada con la vacunación con ARNm COVID-19: https://pubs.rsna.org/doi/10.1148/radiol.2021211430
  589. Miocarditis aguda después de la vacunación contra la COVID-19: un informe de caso: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0248866321007098
  590. Miopericarditis aguda después de la vacunación contra la COVID-19 en adolescentes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34589238/.
  591. Perimiocarditis en adolescentes tras la vacunación Pfizer-BioNTech contra la COVID-19: https://academic.oup.com/jpids/article/10/10/962/6329543.
  592. Miocarditis aguda asociada a la vacunación anti-COVID-19: https://ecevr.org/DOIx.php?id=10.7774/cevr.2021.10.2.196.
  593. Miocarditis asociada con la vacunación contra el COVID-19: hallazgos ecocardiográficos, de TC cardíaca y de resonancia magnética: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34428917/.
  594. Miocarditis sintomática aguda en 7 adolescentes tras la vacunación Pfizer-BioNTech contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34088762/.
  595. Miocarditis y pericarditis en adolescentes después de la primera y segunda dosis de vacunas de ARNm COVID-19: https://academic.oup.com/ehjqcco/advance-article/doi/10.1093/ehjqcco/qcab090/64 42104.
  596. Vacuna COVID 19 para adolescentes. Preocupación por la miocarditis y la pericarditis: https://www.mdpi.com/2036-7503/13/3/61.
  597. Imágenes cardíacas de la miocarditis aguda después de la vacunación con ARNm de COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34402228/
  598. Miocarditis asociada temporalmente con la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34133885/
  599. Lesión miocárdica aguda después de la vacunación contra la COVID-19: un informe de caso y revisión de la evidencia actual de la base de datos del sistema de notificación de eventos adversos de la vacuna: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34219532/
  600. Miocarditis aguda asociada a la vacunación contra la COVID-19: informe de un caso: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/labs/pmc/articles/PMC8639400/
  601. Miocarditis después de la vacunación con ARN mensajero COVID-19: una serie de casos japoneses: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34840235/.
  602. Miocarditis en el contexto de una vacuna reciente contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34712497/.
  603. Miocarditis aguda después de una segunda dosis de la vacuna de ARNm COVID-19: informe de dos casos: https://www.clinicalimaging.org/article/S0899-7071(21)00265-5/texto completo.
  604. Prevalencia de trombocitopenia, anticuerpos antiplaquetarios del factor 4 y dímero D elevado en tailandeses después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34568726/
  605. Epidemiología de la miocarditis/pericarditis aguda en adolescentes de Hong Kong después de la covacunación: https://academic.oup.com/cid/advance-article-abstract/doi/10.1093/cid/ciab989/6445179
  1. Miocarditis después de la vacuna de ARNm de la enfermedad por coronavirus 2019: una serie de casos y determinación de la tasa de incidencia: https://academic.oup.com/cid/advance-article/doi/10.1093/cid/ciab926/6420408.
  2. Miocarditis y pericarditis después de la vacunación contra la COVID-19: desigualdades en la edad y los tipos de vacuna: https://www.mdpi.com/2075-4426/11/11/1106
  3. Epidemiología y características clínicas de la miocarditis/pericarditis antes de la introducción de la vacuna de ARNm contra la COVID-19 en niños coreanos: un estudio multicéntrico: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34402230/
  4. Arrojando luz sobre la miocarditis y la pericarditis posteriores a la vacuna en los receptores de vacunas COVID-19 y no COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34696294/
  5. Síndrome protrombótico difuso después de la administración de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34615534/
  6. Tres casos de tromboembolismo venoso agudo en mujeres después de la vacunación contra el coronavirus 2019: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34352418/
  7. Características clínicas y biológicas de la trombosis venosa cerebral después de la vacunación con ChAdOx1 nCov-19; https://jnnp.bmj.com/content/early/2021/09/29/jnnp-2021-327340.
  8. La vacunación con COV2-S puede revelar trombofilia hereditaria: trombosis venosa cerebral masiva en un hombre joven con recuento plaquetario normal: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34632750/
  9. Hallazgos post mortem en la trombocitopenia trombótica inducida por la vacuna: https://haematologica.org/article/view/haematol.2021.279075
  10. Trombosis inducida por la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34802488/.
  11. Inflamación y activación plaquetaria después de las vacunas COVID-19: posibles mecanismos detrás de la trombocitopenia inmune inducida por la vacuna y la trombosis: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34887867/.
  12. Reacción anafilactoide y trombosis coronaria relacionada con la vacuna de ARNm COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34863404/.
  13. Trombosis venosa cerebral inducida por vacunación y trombocitopenia. Oxford-AstraZeneca COVID-19: una oportunidad perdida para un rápido retorno de la experiencia: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S235255682100093X
  14. Aparición de infarto esplénico por trombosis arterial tras la vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34876440/
  15. Trombosis venosa profunda más de dos semanas después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33928773/
  16. Informe de caso: Eche un segundo vistazo: Trombosis venosa cerebral relacionada con la vacunación contra Covid-19 y el síndrome de trombocitopenia trombótica: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34880826/
  17. Información sobre la trombocitopenia trombótica inmunomediada por la vacuna ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34587242/
  18. Cambio en la viscosidad de la sangre después de la vacunación contra la COVID-19: estimación para personas con síndrome metabólico subyacente: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34868465/
  19. Manejo de un paciente con un raro síndrome de malformación congénita de las extremidades después de la trombosis y trombocitopenia inducidas por la vacuna contra el SARS-CoV-2 (VITT): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34097311/
  20. Accidente cerebrovascular talámico bilateral: un caso de trombocitopenia trombótica inmune inducida por la vacuna COVID-19 (VITT) o una coincidencia debido a factores de riesgo subyacentes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34820232/.
  21. Trombocitopenia y trombosis esplácnica después de la vacunación con Ad26.COV2.S tratadas con éxito con derivación portosistémica intrahepática intrahepática transyugular y trombectomía: https://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/ajh.26258
  22. Incidencia de accidente cerebrovascular isquémico agudo después de la vacunación contra el coronavirus en Indonesia: serie de casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34579636/
  23. Tratamiento exitoso de la trombocitopenia trombótica inmune inducida por la vacuna en una paciente femenina de 26 años: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34614491/
  24. Informe de caso: trombocitopenia inmunitaria inmunológica inducida por la vacuna en un paciente con cáncer de páncreas después de la vacunación con ARN mensajero-1273: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34790684/
  25. Tromboflebitis de la vena yugular externa idiopática idiopática después de la vacunación contra la enfermedad por coronavirus (COVID-19): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33624509/.
  26. Carcinoma de células escamosas de pulmón con hemoptisis tras la vacunación con tozinameran (BNT162b2, Pfizer-BioNTech): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34612003/
  27. Trombocitopenia trombótica inducida por la vacunación después de la vacunación con Ad26.COV2.S en un hombre que se presenta como tromboembolismo venoso agudo: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34096082/
  28. Miocarditis asociada a la vacunación contra el COVID-19 en tres adolescentes varones: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34851078/.
  29. Hallazgos de resonancia magnética cardiovascular en pacientes adultos jóvenes con miocarditis aguda después de la vacunación con ARNm por COVID-19: una serie de casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34496880/
  30. Perimiocarditis después de la vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34866957/
  31. Epidemiología de la miocarditis/pericarditis aguda en adolescentes de Hong Kong después de la covacunación: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34849657/.
  32. Muerte súbita inducida por miocarditis después de la vacunación con ARNm BNT162b2 COVID-19 en Corea: informe de caso centrado en hallazgos histopatológicos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34664804/
  33. Miocarditis aguda después de la vacunación con ARNm de COVID-19 en adultos de 18 años o más: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34605853/
  34. Recurrencia de la miocarditis aguda asociada temporalmente con la recepción de la vacuna contra la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) en un varón adolescente: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34166671/
  35. Hombre joven con miocarditis después de la vacunación con ARNm de la enfermedad por coronavirus mRNA-1273-2019 (COVID-19): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34744118/
  36. Miocarditis aguda tras la vacunación contra el SARS-CoV-2 en un varón de 24 años: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34334935/.
  37. Imágenes pet digitales ga-DOTATOC de infiltrados de células inflamatorias en la miocarditis después de la vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34746968/
  38. Aparición de miocarditis aguda similar a un infarto después de la vacunación con COVID-19: ¿solo una coincidencia accidental o más bien una miocarditis autoinmune asociada a la vacunación?»: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34333695/.
  39. Miocarditis autolimitada que se presenta con dolor torácico y elevación del segmento ST en adolescentes después de la vacunación con la vacuna BNT162b2 mRNA: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34180390/
  40. Miocarditis después de la inmunización con vacunas de ARNm COVID-19 en miembros del ejército de los EE. UU.: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34185045/
  41. Miocarditis después de la vacunación BNT162b2 en un hombre sano: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34229940/
  42. Miopericarditis en un varón adolescente previamente sano después de la vacunación contra la COVID-19: Informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34133825/
  43. Miocarditis aguda después de la vacunación con ARNm del SARS-CoV-2-1273: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34308326/.
  44. Dolor en el pecho con redesarrollo anormal del electrocardiograma después de la inyección de la vacuna COVID-19 fabricada por Moderna: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34866106/
  45. Miocarditis linfocítica comprobada por biopsia después de la primera vacunación con ARNm de COVID-19 en un hombre de 40 años: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34487236/
  46. Imágenes multimodalidad e histopatología en un joven que presenta miocarditis linfocítica fulminante y shock cardiogénico después de la vacunación con ARNm-1273: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34848416/
  47. Informe de un caso de miopericarditis después de la vacunación con ARNm BNT162b2 COVID-19 en un joven coreano: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34636504/
  48. Miocarditis aguda después de la vacunación de Comirnaty en un hombre sano con infección previa por SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34367386/
  49. Miocarditis aguda en un adulto joven dos días después de la vacunación con Pfizer: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34709227/
  50. Informe de caso: miocarditis fulminante aguda y shock cardiogénico después de la vacunación contra el coronavirus de ARN mensajero en 2019 que requiere reanimación cardiopulmonar extracorpórea: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34778411/
  51. Miocarditis aguda después de la vacunación contra la enfermedad por coronavirus 2019: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34734821/
  52. Una serie de pacientes con miocarditis después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 con ARNm-1279 y BNT162b2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34246585/
  53. Miopericarditis después de la vacuna contra el coronavirus por coronavirus mensajero de Pfizer en adolescentes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34228985/
  54. Síndrome inflamatorio multisistémico posterior a la vacunación en adultos sin evidencia de infección previa por SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34852213/
  55. Miocarditis aguda definida después de la vacunación con ARNm 2019 de la enfermedad por coronavirus: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34866122/
  56. Disfunción sistólica biventricular en la miocarditis aguda después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 mRNA-1273: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34601566/
  57. Miocarditis tras la vacunación contra la COVID-19: estudio de resonancia magnética: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34739045/.
  58. Miocarditis aguda después de la vacunación contra la COVID-19: informe de caso: https://docs.google.com/document/d/1Hc4bh_qNbZ7UVm5BLxkRdMPnnI9zcCsl/e
  59. Asociación de la miocarditis con la vacuna COVID-19 de ARN mensajero BNT162b2 COVID-19 en una serie de casos de niños: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34374740/
  60. Sospecha clínica de miocarditis temporalmente relacionada con la vacunación contra la COVID-19 en adolescentes y adultos jóvenes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34865500/
  61. Miocarditis tras la vacunación con Covid-19 en una gran organización sanitaria: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34614329/
  62. Vacuna AstraZeneca COVID-19 y síndrome de Guillain-Barré en Tasmania: una relación causal: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34560365/
  63. COVID-19, Guillain-Barré y vacunaUna mezcla peligrosa: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34108736/.
  64. Síndrome de Guillain-Barré tras la primera dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19: informe de caso y revisión de casos notificados: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34796417/.
  65. Síndrome de Guillain-Barré después de la vacuna BNT162b2 COVID-19: https://link.springer.com/article/10.1007%2Fs10072-021-05523-5.
  66. Vacunas contra el adenovirus COVID-19 y síndrome de Guillain-Barré con parálisis facial: https://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/ana.26258.
  67. Asociación de la asociación de recepción de la vacuna Ad26.COV2.S COVID-19 con presunto síndrome de Guillain-Barré, febrero-julio de 2021: https://jamanetwork.com/journals/jama/fullarticle/2785009
  68. Un caso de síndrome de Guillain-Barré tras la vacuna de Pfizer contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34567447/
  69. Síndrome de Guillain-Barré asociado a la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34648420/.
  70. Tasa de síndrome de Guillain-Barré recurrente tras la vacuna de ARNm BNT162b2 por COVID-19: https://jamanetwork.com/journals/jamaneurology/fullarticle/2783708
  71. Síndrome de Guillain-Barré después de la vacunación contra el COVID-19 en un adolescente: https://www.pedneur.com/article/S0887-8994(21)00221-6/texto completo.
  72. Síndrome de Guillain-Barré después de la vacunación ChAdOx1-S / nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34114256/.
  73. Síndrome de Guillain-Barré tras la vacuna COVID-19 mRNA-1273: caso clínico: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34767184/.
  74. Síndrome de Guillain-Barré tras la vacunación contra el SARS-CoV-2 en 19 pacientes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34644738/.
  75. Síndrome de Guillain-Barré que presenta diplejía facial tras la vacunación con COVID-19 en dos pacientes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34649856/
  76. Un caso raro de síndrome de Guillain-Barré después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34671572/
  77. Complicaciones neurológicas de COVID-19: Síndrome de Guillain-Barré después de la vacuna Pfizer COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33758714/
  78. Vacuna COVID-19 que causa el síndrome de Guillain-Barré, un efecto secundario potencial poco común: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34484780/
  79. Síndrome de Guillain-Barré después de la primera dosis de vacunación contra el COVID-19: informe de caso; https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34779385/.
  80. Síndrome de Miller Fisher tras la vacuna pfizer contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34817727/.
  81. Síndrome de Miller Fisher después de la vacunación contra el coronavirus BNT162b2 mRNA 2019: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34789193/.
  82. Debilidad facial bilateral con una variante de parestesia del síndrome de Guillain-Barré después de la vacuna vaxzevria COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34261746/
  83. Síndrome de Guillain-Barré después de la primera inyección de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19: primer informe: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34217513/.
  84. Un caso de síndrome de Guillain-Barré atáxico sensorial con anticuerpos anti-GM1 de inmunoglobulina G después de la primera dosis de la vacuna de ARNm BNT162b2 COVID-19 (Pfizer): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34871447/
  85. Notificación de neuropatías inflamatorias agudas con vacunas contra la COVID-19: análisis de desproporcionalidad de subgrupos en VigiBase: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34579259/
  86. Una variante del síndrome de Guillain-Barré después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: AMSAN: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34370408/.
  87. Una variante rara del síndrome de Guillain-Barré después de la vacunación con Ad26.COV2.S: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34703690/.
  88. Síndrome de Guillain-Barré después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 en un paciente con síndrome de Guillain-Barré asociado a la vacuna previa: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34810163/
  89. Síndrome de Guillain-Barré en un estado australiano utilizando vacunas de ARNm y adenovirus-vector SARS-CoV-2: https://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/ana.26218.
  90. Mielitis transversa aguda después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: informe de caso y revisión de la literatura: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34482455/.
  91. Variante del síndrome de Guillain-Barré que ocurre después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34114269/.
  92. Síndrome de Guillian-Barré con variante axonal asociada temporalmente con la vacuna moderna basada en ARNm contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34722067/
  93. Síndrome de Guillain-Barré después de la primera dosis de la vacuna contra el SARS-CoV-2: una ocurrencia temporal, no una asociación causal: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33968610/
  94. Las vacunas contra el SARS-CoV-2 pueden complicarse no solo por el síndrome de Guillain-Barré, sino también por la neuropatía distal de fibras pequeñas: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34525410/
  95. Variante clínica del síndrome de Guillain-Barré con diplejía facial prominente después de la vacuna contra la enfermedad por coronavirus AstraZeneca 2019: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34808658/
  96. Notificación de eventos adversos y riesgo de parálisis de Bell después de la vacunación contra el COVID-19: https://www.thelancet.com/journals/laninf/article/PIIS1473-3099(21)00646-0/texto completo.
  97. Parálisis bilateral del nervio facial y vacunación contra el COVID-19: causalidad o coincidencia: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34522557/
  98. Parálisis de Bell izquierda después de la primera dosis de la vacuna contra el SARS-CoV-2 con ARNm-1273: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34763263/.
  99. Parálisis de Bell después de la vacunación inactivada con COVID-19 en un paciente con antecedentes de parálisis recurrente de Bell: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34621891/
  100. Complicaciones neurológicas tras la primera dosis de las vacunas contra la COVID-19 y la infección por SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34697502/
  101. Interferones de tipo I como mecanismo potencial que vincula las vacunas de ARNm contra la COVID-19 con la parálisis de Bell: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33858693/
  102. Mielitis transversa aguda tras la vacuna inactivada contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34370410/
  103. Mielitis transversa aguda después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34579245/.
  104. Un caso de mielitis transversa longitudinalmente extensa después de la vacunación contra el Covid-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34182207/
  105. Mielitis transversa post COVID-19; un informe de caso con revisión de la literatura: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34457267/.
  106. Tenga cuidado con el trastorno del espectro de la neuromielitis óptica después de la vacunación con virus inactivado para COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34189662/
  107. Neuromielitis óptica en una mujer sana después de la vacunación contra el coronavirus del síndrome respiratorio agudo severo 2 ARNm-1273: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34660149/
  108. Neuritis/quiasma óptica bilateral bilateral aguda con mielitis transversa extensa longitudinal en la esclerosis múltiple estable de larga data después de la vacunación basada en vectores contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34131771/
  109. Una serie de casos de pericarditis aguda después de la vacunación con COVID-19 en el contexto de informes recientes de Europa y estados Unidos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34635376/
  110. Pericarditis aguda y taponamiento cardíaco después de la vacunación con Covid-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34749492/
  111. Miocarditis y pericarditis en adolescentes después de la primera y segunda dosis de vacunas de ARNm contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34849667/
  112. Perimiocarditis en adolescentes tras la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34319393/
  113. Miopericarditis aguda después de la vacuna contra la COVID-19 en adolescentes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34589238/
  114. Pericarditis tras la administración de la vacuna de ARNm BNT162b2 COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34149145/
  115. Caso clínico: pericarditis sintomática post vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34693198/.
  116. Un brote de la enfermedad de Still después de la vacunación contra el COVID-19 en un paciente de 34 años: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34797392/
  117. Linfohistiocitosis hemofagocítica tras la vacunación contra la COVID-19 (ChAdOx1 nCoV-19): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34862234/
  118. Miocarditis después de la vacunación con ARNm del SARS-CoV-2, una serie de casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34396358/.
  119. Síndrome de Miller-Fisher y síndrome de Guillain-Barré síndrome de superposición en un paciente después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 de Oxford-AstraZeneca: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34848426/.
  120. Brotes de enfermedades inmunomediadas o enfermedades de nueva aparición en 27 sujetos después de la vacunación de ARNm/ADN contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33946748/
  121. Investigación post mortem de muertes después de la vacunación con vacunas COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34591186/
  122. Lesión renal aguda con hematuria macroscópica y nefropatía por IgA después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34352309/
  123. Recaída de la trombocitopenia inmune después de la vacunación contra el covid-19 en pacientes varones jóvenes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34804803/.
  124. Púrpura trombocitopénica inmune asociada a la vacuna de ARNm COVID-19 Pfizer-BioNTech BNT16B2b2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34077572/
  125. Hemorragia retiniana después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34884407/.
  126. Informe de caso: la vasculitis asociada a anticuerpos citoplasmáticos antineutrófilos con insuficiencia renal aguda y hemorragia pulmonar puede ocurrir después de la vacunación contra covid-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34859017/
  127. Hemorragia intracerebral por vasculitis tras la vacunación contra la COVID-19: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34783899/
  128. Sangrado cavernoso peduncular y sintomático después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 inducida por trombocitopenia inmune: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34549178/.
  129. Muerte cerebral en un paciente vacunado con infección por COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34656887/
  130. Púrpura anular telangiectodes generalizada después de la vacunación con ARNm del SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34236717/.
  131. Hemorragia lobar con rotura ventricular poco después de la primera dosis de una vacuna contra el SARS-CoV-2 basada en ARNm contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34729467/.
  132. Un caso de brote de hematuria macroscópica y nefropatía por IgA después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33932458/
  133. Hemorragia acral después de la administración de la segunda dosis de la vacuna contra el SARS-CoV-2. Una reacción posterior a la vacunación: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34092400/742.
  134. Púrpura trombocitopénica inmune grave después de la vacuna contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34754937/
  135. Hematuria macroscópica después de la vacunación contra el coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave en 2 pacientes con nefropatía por IgA: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33771584/
  136. Encefalitis autoinmune después de la vacunación ChAdOx1-S contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34846583/
  137. Vacuna contra la COVID-19 y muerte: algoritmo de causalidad según el diagnóstico de elegibilidad de la OMS: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34073536/
  138. Parálisis de Bell después de la vacunación con ARNm (BNT162b2) y vacunas inactivadas (CoronaVac) contra el SARS-CoV-2: una serie de casos y un estudio de casos y controles anidados: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34411532/
  139. Epidemiología de la miocarditis y la pericarditis después de las vacunas de ARNm en Ontario, Canadá: por producto de la vacuna, calendario e intervalo: https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2021.12.02.21267156v1
  140. Anafilaxia tras la vacuna contra el Covid-19 en un paciente con urticaria colinérgica: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33851711/
  141. Anafilaxia inducida por la vacuna CoronaVac COVID-19: características clínicas y resultados de la revacunación: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34675550/.
  142. Anafilaxia después de la vacuna moderna contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34734159/.
  143. Asociación de antecedentes autoinformados de alergia de alto riesgo con síntomas de alergia después de la vacunación contra covid-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34698847/
  144. Diferencias de sexo en la incidencia de anafilaxia a las vacunas LNP-ARNm COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34020815/
  145. Reacciones alérgicas, incluida la anafilaxia, después de recibir la primera dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19 – Estados Unidos, 14 al 23 de diciembre de 2020: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33641264/
  146. Reacciones alérgicas, incluida la anafilaxia, después de recibir la primera dosis de la vacuna Moderna COVID-19 – Estados Unidos, del 21 de diciembre de 2020 al 10 de enero de 2021: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33641268/
  147. Anafilaxia prolongada a la vacuna contra la enfermedad por coronavirus de Pfizer 2019: un informe de caso y mecanismo de acción: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33834172/
  148. Reacciones de anafilaxia a la vacuna de Pfizer BNT162b2: informe de 3 casos de anafilaxia después de la vacunación con Pfizer BNT162b2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34579211/
  149. Anafilaxia bifásica después de la primera dosis de la vacuna contra la enfermedad por coronavirus de ARN mensajero 2019 con resultado positivo de la prueba cutánea de polisorbato 80: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34343674/
  150. Infarto agudo de miocardio y miocarditis después de la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34586408/
  151. Síndrome de Takotsubo después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34539938/.
  152. Miocardiopatía de Takotsubo tras la vacunación contra el coronavirus 2019 en paciente en hemodiálisis de mantenimiento: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34731486/.
  153. Infarto de miocardio prematuro o efecto secundario de la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33824804/
  154. Infarto de miocardio, accidente cerebrovascular y embolia pulmonar después de la vacuna BNT162b2 mRNA COVID-19 en personas de 75 años o más: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34807248/
  155. Síndrome de Kounis tipo 1 inducido por la vacuna inactivada contra el SARS-COV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34148772/
  156. Infarto agudo de miocardio dentro de las 24 horas posteriores a la vacunación contra el COVID-19: ¿es el síndrome de Kounis el culpable: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34702550/
  157. Muertes asociadas con la vacunación contra el SARS-CoV-2 recientemente lanzada (Comirnaty®): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33895650/
  158. Muertes asociadas con la vacunación contra el SARS-CoV-2 recientemente lanzada: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34425384/
  159. Un caso de encefalopatía aguda e infarto de miocardio sin elevación del segmento ST después de la vacunación con ARNm-1273: posible efecto adverso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34703815/
  160. Vasculitis urticarial inducida por la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34369046/.
  161. Vasculitis asociada a ANCA después de la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34280507/.
  162. Vasculitis leucocitoclástica de nueva aparición después de la vacuna contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34241833/
  163. Vasculitis cutánea de vasos pequeños después de la vacuna contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34529877/.
  164. Brote de vasculitis leucocitoclástica después de la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33928638/
  165. Vasculitis leucocitoclástica después de la exposición a la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34836739/
  166. Vasculitis y bursitis en [ 18 F] FDG-PET/CT después de la vacuna de ARNm COVID-19: post hoc ergo propter hoc?; https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34495381/.
  167. Vasculitis linfocítica cutánea después de la administración de la vacuna de ARNm COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34327795
  168. Vasculitis leucocitoclástica cutánea inducida por la vacuna Sinovac COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34660867/.
  169. Caso clínico: Vasculitis asociada a ANCA que se presenta con rabdomiólisis y glomerulonefritis pauci-inmune creciente después de la vacunación con ARNm COVID-19 de Pfizer-BioNTech: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34659268/
  170. Reactivación de la vasculitis por IgA después de la vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34848431/
  171. Vasculitis de vasos pequeños relacionada con el virus de la varicela-zóster después de la vacunación Pfizer-BioNTech COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34310759/.
  172. Imágenes en medicina vascular: vasculitis leucocitoclástica después del refuerzo de la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34720009/
  173. Un caso raro de púrpura de Henoch-Schönlein después de un informe de caso de la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34518812/
  174. Vasculitis cutánea tras la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34611627/.
  175. Posible caso de vasculitis de vasos pequeños inducida por la vacuna de ARNm COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34705320/.
  176. Vasculitis por IgA después de la vacunación contra la COVID-19 en un adulto: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34779011/
  177. Vasculitis asociada a anticuerpos citoplasmáticos antinutrófilos inducida por propiltiouracilo después de la vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34451967/
  178. Vacuna contra la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) en la vasculitis asociada al lupus eritematoso sistémico y anticuerpos anticitoplasmáticos de neutrófilos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33928459/
  179. Reactivación de la vasculitis por IgA tras la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34250509/
  180. Espectro clínico e histopatológico de reacciones cutáneas adversas retardadas después de la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34292611/.
  181. Primera descripción de la vasculitis del complejo inmunitario después de la vacunación contra la COVID-19 con BNT162b2: informe del caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34530771/.
  182. Síndrome nefrótico y vasculitis tras la vacuna contra el SARS-CoV-2: asociación verdadera o circunstancial: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34245294/.
  183. Aparición de vasculitis cutánea de novo después de la vacunación contra la enfermedad por coronavirus (COVID-19): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34599716/.
  184. Vasculitis cutánea asimétrica después de la vacunación contra la COVID-19 con preponderancia inusual de eosinófilos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34115904/.
  185. Púrpura de Henoch-Schönlein que ocurre después de la vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34247902/.
  186. Púrpura de Henoch-Schönlein después de la primera dosis de la vacuna contra vectores virales COVID-19: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34696186/.
  187. Vasculitis granulomatosa después de la vacuna anti-SARS-CoV-2 de AstraZeneca: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34237323/.
  188. Necrosis retiniana aguda por reactivación del virus de la varicela zóster tras la vacunación con ARNm BNT162b2 COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34851795/.
  189. Un caso de síndrome de Sweet generalizado con vasculitis desencadenado por la reciente vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34849386/
  190. Vasculitis de vasos pequeños tras la vacunación de Oxford-AstraZeneca contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34310763/
  191. Recaída de poliangeítis microscópica después de la vacunación contra la COVID-19: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34251683/.
  192. Vasculitis cutánea después de la vacuna contra el coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34557622/.
  193. Herpes zóster recurrente después de la vacunación contra el COVID-19 en pacientes con urticaria crónica en tratamiento con ciclosporina – Un informe de 3 casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34510694/
  194. Vasculitis leucocitoclástica después de la vacunación contra la enfermedad por coronavirus 2019: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34713472/803
  195. Brotes de vasculitis por crioglobulinemia mixta después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34819272/
  196. Vasculitis cutánea de vasos pequeños después de la vacunación con una dosis única de Janssen Ad26.COV2.S: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34337124/
  197. Caso de vasculitis por inmunoglobulina A tras la vacunación contra la enfermedad por coronavirus 2019: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34535924/
  198. Progresión rápida del linfoma angioinmunoblástico de células T después de la vacunación de refuerzo con ARNm BNT162b2: informe de caso: https://www.frontiersin.org/articles/10.3389/fmed.2021.798095/
  199. La linfadenopatía inducida por la vacunación con ARNm covid-19 imita la progresión del linfoma en FDG PET / CT: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33591026/
  200. Linfadenopatía en receptores de la vacuna COVID-19: dilema diagnóstico en pacientes oncológicos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33625300/
  201. Linfadenopatía hipermetabólica después de la administración de la vacuna BNT162b2 mRNA Covid-19: incidencia evaluada por [ 18 F] FDG PET-CT y relevancia para la interpretación del estudio: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33774684/
  202. Linfadenopatía después de la vacunación contra la COVID-19: revisión de los hallazgos de la imagen: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33985872/
  203. Evolución de la linfadenopatía hipermetabólica hipermetabólica bilateral en la PET/TC con FDG tras la vacunación contra la COVID-19 en 2 dosis: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34735411/
  204. Linfadenopatía asociada a la vacunación contra la COVID-19 en FDG PET/CT: características distintivas en la vacuna vectorizada por adenovirus: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34115709/.
  205. Linfadenopatía inducida por la vacunación CONTRA el COVID-19 en una clínica especializada en imágenes mamarias en Israel: análisis de 163 casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34257025/.
  206. Linfadenopatía axilar relacionada con la vacuna COVID-19 en pacientes con cáncer de mama: serie de casos con revisión bibliográfica: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34836672/.
  207. La vacuna contra la enfermedad por coronavirus 2019 imita las metástasis de los ganglios linfáticos en pacientes sometidos a seguimiento del cáncer de piel: un estudio de un solo centro: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34280870/
  208. Linfadenopatía postvacunación por COVID-19: informe de hallazgos citológicos de biopsia por aspiración con aguja fina: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34432391/
  209. Linfadenopatía regional después de la vacunación contra la COVID-19: revisión de la literatura y consideraciones para el manejo del paciente en la atención del cáncer de mama: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34731748/
  210. Linfadenopatía axilar subclínica asociada con la vacunación contra la COVID-19 en la mamografía de detección: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34906409/
  1. Eventos adversos de la inyección de COVID que pueden ocurrir en niños. La linfadenopatía supraclavicular de inicio agudo coincidente con la vacunación intramuscular de ARNm contra la COVID-19 puede estar relacionada con la técnica de inyección de la vacuna, España, enero y febrero de 2021: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33706861/
  2. Linfadenopatía supraclavicular tras la vacunación contra la COVID-19 en Corea: seguimiento en serie por ecografía: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34116295/
  3. La vacunación contra el COVID-19 de Oxford-AstraZeneca indujo linfadenopatía en [18F] pet / CT de colina, no solo un hallazgo de FDG: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33661328/
  4. Anafilaxia bifásica después de la exposición a la primera dosis de la vacuna de ARNm COVID-19 de Pfizer-BioNTech COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34050949/
  5. Adenopatía axilar asociada a la vacunación contra la COVID-19: hallazgos de imágenes y recomendaciones de seguimiento en 23 mujeres: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33624520/
  6. Un caso de linfadenopatía cervical después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34141500/
  7. Hallazgos únicos de imágenes de la fantosmia neurológica después de la vacunación pfizer-BioNtech COVID-19: un informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34096896/
  8. Eventos adversos trombóticos informados para las vacunas COVID-19 de Moderna, Pfizer y Oxford-AstraZeneca: comparación de la ocurrencia y los resultados clínicos en la base de datos EudraVigilance: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34835256/
  9. Linfadenopatía unilateral tras la vacunación contra la COVID-19: un plan de manejo práctico para radiólogos de todas las especialidades: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33713605/
  10. Adenopatía axilar unilateral en el contexto de la vacunación contra la COVID-19: seguimiento: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34298342/
  11. Una revisión sistemática de los casos de desmielinización del SNC después de la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34839149/
  12. Linfadenopatía supraclavicular después de la vacunación contra la COVID-19: una presentación creciente en la clínica de bultos en el cuello de dos semanas de espera: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33685772/
  13. Linfadenopatía axilar y cervical relacionada con la vacuna COVID-19 en pacientes con cáncer de mama actual o anterior y otras neoplasias malignas: hallazgos de imágenes transversales en RM, TC y PET-CT: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34719892/
  14. Adenopatía después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33625299/.
  15. Incidencia de adenopatía axilar en imágenes mamarias después de la vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34292295/.
  16. Vacunación contra el COVID-19 y linfadenopatía cervical inferior en la clínica de bultos en el cuello de dos semanas: una auditoría de seguimiento: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33947605/.
  17. Linfadenopatía cervical después de la vacunación contra la enfermedad por coronavirus 2019: características clínicas e implicaciones para los servicios de cáncer de cabeza y cuello: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34526175/
  18. Linfadenopatía asociada a la vacuna contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33786231/
  19. Evolución de la linfadenopatía en PET/RM tras la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33625301/.
  20. Hepatitis autoinmune desencadenada por la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34332438/.
  21. Síndrome nefrótico de nueva aparición después de la vacunación contra janssen contra el COVID-19: informe de caso y revisión de la literatura: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34342187/.
  22. Linfadenopatía cervical masiva tras la vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34601889/
  23. Glomerulonefritis por ANCA tras la vacunación moderna contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34081948/
  24. Mielitis transversa longitudinal extensa después de la vacunación contra la COVID-19 de AstraZeneca: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34507942/.
  25. Síndrome de extravasación capilar sistémica después de la vacunación con ChAdOx1 nCOV-19 (Oxford-AstraZeneca): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34362727/
  26. Linfadenopatía axilar unilateral relacionada con la vacuna COVID-19: patrón en la resonancia magnética mamaria de detección que permite una evaluación benigna: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34325221/
  27. Linfadenopatía axilar en pacientes con vacunación reciente contra el Covid-19: un nuevo dilema diagnóstico: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34825530/.
  28. Enfermedad de cambio mínimo y lesión renal aguda después de la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34000278/
  29. Adenopatía axilar unilateral inducida por la vacuna COVID-19: evaluación de seguimiento en los Estados Unidos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34655312/.
  30. Gastroparesia tras la vacunación Pfizer-BioNTech contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34187985/.
  31. La linfadenopatía supraclavicular de inicio agudo coincidente con la vacunación intramuscular de ARNm contra la COVID-19 puede estar relacionada con la técnica de inyección de la vacuna, España, enero y febrero de 2021: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33706861/
  32. Linfadenopatía supraclavicular tras la vacunación contra la COVID-19 en Corea: seguimiento en serie por ecografía: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34116295/
  33. La vacunación contra el COVID-19 de Oxford-AstraZeneca indujo linfadenopatía en [18F] pet / CT de colina, no solo un hallazgo de FDG: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33661328/
  34. Anafilaxia bifásica después de la exposición a la primera dosis de la vacuna de ARNm COVID-19 de Pfizer-BioNTech COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34050949/
  35. Adenopatía axilar asociada a la vacunación contra la COVID-19: hallazgos de imágenes y recomendaciones de seguimiento en 23 mujeres: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33624520/
  36. Un caso de linfadenopatía cervical después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34141500/
  37. Hallazgos únicos de imágenes de la fantosmia neurológica después de la vacunación pfizer-BioNtech COVID-19: un informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34096896/
  38. Eventos adversos trombóticos informados para las vacunas COVID-19 de Moderna, Pfizer y Oxford-AstraZeneca: comparación de la ocurrencia y los resultados clínicos en la base de datos EudraVigilance: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34835256/
  39. Linfadenopatía unilateral tras la vacunación contra la COVID-19: un plan de manejo práctico para radiólogos de todas las especialidades: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33713605/
  40. Adenopatía axilar unilateral en el contexto de la vacunación contra la COVID-19: seguimiento: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34298342/
  41. Una revisión sistemática de los casos de desmielinización del SNC después de la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34839149/
  42. Linfadenopatía supraclavicular después de la vacunación contra la COVID-19: una presentación creciente en la clínica de bultos en el cuello de dos semanas de espera: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33685772/
  43. Linfadenopatía axilar y cervical relacionada con la vacuna COVID-19 en pacientes con cáncer de mama actual o anterior y otras neoplasias malignas: hallazgos de imágenes transversales en RM, TC y PET-CT: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34719892/
  44. Adenopatía después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33625299/.
  45. Incidencia de adenopatía axilar en imágenes mamarias después de la vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34292295/.
  46. Vacunación contra el COVID-19 y linfadenopatía cervical inferior en la clínica de bultos en el cuello de dos semanas: una auditoría de seguimiento: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33947605/.
  47. Linfadenopatía cervical después de la vacunación contra la enfermedad por coronavirus 2019: características clínicas e implicaciones para los servicios de cáncer de cabeza y cuello: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34526175/
  48. Linfadenopatía asociada a la vacuna contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33786231/
  49. Evolución de la linfadenopatía en PET/RM tras la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33625301/.
  50. Hepatitis autoinmune desencadenada por la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34332438/.
  51. Síndrome nefrótico de nueva aparición después de la vacunación contra janssen contra el COVID-19: informe de caso y revisión de la literatura: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34342187/.
  52. Linfadenopatía cervical masiva tras la vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34601889/
  53. Glomerulonefritis por ANCA tras la vacunación moderna contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34081948/
  54. Mielitis transversa longitudinal extensa después de la vacunación contra la COVID-19 de AstraZeneca: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34507942/.
  55. Síndrome de extravasación capilar sistémica después de la vacunación con ChAdOx1 nCOV-19 (Oxford-AstraZeneca): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34362727/
  56. Linfadenopatía axilar unilateral relacionada con la vacuna COVID-19: patrón en la resonancia magnética mamaria de detección que permite una evaluación benigna: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34325221/
  57. Linfadenopatía axilar en pacientes con vacunación reciente contra el Covid-19: un nuevo dilema diagnóstico: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34825530/.
  58. Enfermedad de cambio mínimo y lesión renal aguda después de la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34000278/
  59. Adenopatía axilar unilateral inducida por la vacuna COVID-19: evaluación de seguimiento en los Estados Unidos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34655312/.
  60. Gastroparesia tras la vacunación Pfizer-BioNTech contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34187985/.
  61. Abbate, A., Gavin, J., Madanchi, N., Kim, C., Shah, P. R., Klein, K., . . . Danielides, S. (2021). Miocarditis fulminante e hiperinflamación sistémica asociada temporalmente con la vacunación con BNT162b2 mRNA COVID-19 en dos pacientes. Int J Cardiol, 340, 119-121. doi:10.1016/j.ijcard.2021.08.018. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34416319
  62. Abu Mouch, S., Roguin, A., Hellou, E., Ishai, A., Shoshan, U., Mahamid, L., . . . Berar Yanay, N. (2021). Miocarditis después de la vacunación con ARNm contra la COVID-19. Vacuna, 39(29), 3790-3793. doi:10.1016/j.vaccine.2021.05.087. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34092429
  63. Albert, E., Aurigemma, G., Saucedo, J., & Gerson, D. S. (2021). Miocarditis después de la vacunación contra el COVID-19. Radiol Case Rep, 16(8), 2142-2145. doi:10.1016/j.radcr.2021.05.033. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34025885
  64. Aye, Y. N., Mai, A. S., Zhang, A., Lim, O. Z. H., Lin, N., Ng, C. H., . . . Chew, N. W. S. (2021). Infarto agudo de miocardio y miocarditis después de la vacunación contra el COVID-19. QJM. doi:10.1093/qjmed/hcab252. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34586408
  65. Azir, M., Inman, B., Webb, J. y Tannenbaum, L. (2021). STEMI Mimic: Miocarditis focal en un paciente adolescente después de la vacuna de ARNm COVID-19. J Emerg Med, 61(6), e129-e132. doi:10.1016/j.jemermed.2021.09.017. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34756746
  66. Barda, N., Dagan, N., Ben-Shlomo, Y., Kepten, E., Waxman, J., Ohana, R., . . . Balicer, R. D. (2021). Seguridad de la vacuna BNT162b2 mRNA Covid-19 en un entorno nacional. N Engl J Med, 385(12), 1078-1090. doi:10.1056/NEJMoa2110475. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34432976
  67. Bhandari, M., Pradhan, A., Vishwakarma, P., & Sethi, R. (2021). Coronavirus y manifestaciones cardiovasculares: llegar al meollo del asunto. Mundo J Cardiol, 13(10), 556-565. doi:10.4330/wjc.v13.i10.556. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34754400
  68. Bozkurt, B., Kamat, I., & Hotez, P. J. (2021). Miocarditis con vacunas de ARNm COVID-19. Circulación, 144(6), 471-484. doi:10.1161/CIRCULATIONAHA.121.056135. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34281357
  69. Buchhorn, R., Meyer, C., Schulze-Forster, K., Junker, J., & Heidecke, H. (2021). Liberación de autoanticuerpos en niños después de la vacunación con ARNm del virus Corona: ¿un factor de riesgo del síndrome inflamatorio multisistémico? Vacunas (Basilea), 9(11). doi:10.3390/vaccines9111353. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34835284
  70. Calcaterra, G., Bassareo, P. P., Barilla, F., Romeo, F., & Mehta, J. L. (2022). Sobre el inesperado estado protrombótico tras algunas vacunas contra la enfermedad por coronavirus 2019. J Cardiovasc Med (Hagerstown), 23(2), 71-74. doi:10.2459/JCM.000000000000001232. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34366403
  71. Calcaterra, G., Mehta, J. L., de Gregorio, C., Butera, G., Neroni, P., Fanos, V., & Bassareo, P. P. (2021). Vacuna COVID 19 para adolescentes. Preocupación por la miocarditis y la pericarditis. Pediatr Rep, 13(3), 530-533. doi:10.3390/pediátrico13030061. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34564344
  72. Chai, Q., Nygaard, U., Schmidt, R.C., Zaremba, T., Moller, A.M., & Thorvig, C.M. (2022). Síndrome inflamatorio multisistémico en un adolescente masculino después de su segunda vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19. Acta Paediatr, 111(1), 125-127. doi:10.1111/apa.16141. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34617315
  73. Chamling, B., Vehof, V., Drakos, S., Weil, M., Stalling, P., Vahlhaus, C., . . . Yilmaz, A. (2021). Aparición de miocarditis aguda similar a un infarto después de la vacunación contra la COVID-19: ¿solo una coincidencia accidental o más bien una miocarditis autoinmune asociada a la vacunación? Clin Res Cardiol, 110(11), 1850-1854. doi:10.1007/s00392-021-01916-w. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34333695
  74. Chang, J.C., & Hawley, H.B. (2021). Trombocitopenia y trombosis asociadas a la vacuna: endoteliopatía venosa que conduce a microrromtrombosis venosa combinada. Medicina (Kaunas), 57(11). doi:10.3390/medicina57111163. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34833382
  75. Chelala, L., Jeudy, J., Hossain, R., Rosenthal, G., Pietris, N., & White, C. (2021). Hallazgos de resonancia magnética cardíaca de miocarditis después de la vacunación con ARNm de COVID-19 en adolescentes. AJR Am J Roentgenol. doi:10.2214/AJR.21.26853. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34704459
  76. Choi, S., Lee, S., Seo, J. W., Kim, M. J., Jeon, Y. H., Park, J. H., . . . Yeo, N. S. (2021). Muerte súbita inducida por miocarditis después de la vacunación contra el COVID-19 con ARNm BNT162b2 en Corea: informe de caso centrado en hallazgos histopatológicos. J Korean Med Sci, 36(40), e286. doi:10.3346/jkms.2021.36.e286. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34664804
  77. Chouchana, L., Blet, A., Al-Khalaf, M., Kafil, T. S., Nair, G., Robblee, J., . . . Liu, P. P. (2021). Características de las reacciones cardíacas inflamatorias después de la vacunación con ARNm contra la COVID-19 a nivel mundial. Clin Pharmacol Ther. doi:10.1002/cpt.2499. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34860360
  78. Chua, G. T., Kwan, M. Y. W., Chui, C. S. L., Smith, R. D., Cheung, E.C., Tian, T., . . . Ip, P. (2021). Epidemiología de la miocarditis/pericarditis aguda en adolescentes de Hong Kong después de la vacunación contra comirnaty. Clin Infect Dis. doi:10.1093/cid/ciab989. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34849657
  79. Clarke, R., & Ioannou, A. (2021). ¿Se debe utilizar el mapeo T2 en casos de miocarditis recurrente para diferenciar entre la inflamación aguda y la cicatriz crónica? J Pediatr. doi:10.1016/j.jpeds.2021.12.026. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34933012
  80. Colaneri, M., De Filippo, M., Licari, A., Marseglia, A., Maiocchi, L., Ricciardi, A., . . . Bruno, R. (2021). Vacunación contra el COVID y exacerbación del asma: ¿podría haber un vínculo? Int J Infect Dis, 112, 243-246. doi:10.1016/j.ijid.2021.09.026. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34547487
  81. Das, B.B., Kohli, U., Ramachandran, P., Nguyen, H. H., Greil, G., Hussain, T., . . . Khan, D. (2021). Miopericarditis después de la enfermedad por coronavirus de ARN mensajero 2019 Vacunación en adolescentes de 12 a 18 años de edad. J Pediatr, 238, 26-32 e21. doi:10.1016/j.jpeds.2021.07.044. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34339728
  82. Das, B.B., Moskowitz, W.B., Taylor, M.B., & Palmer, A. (2021). Miocarditis y pericarditis después de la vacunación de ARNm contra el COVID-19: ¿Qué sabemos hasta ahora? Niños (Basilea), 8(7). doi:10.3390/niños8070607. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34356586
  83. Deb, A., Abdelmalek, J., Iwuji, K., & Nugent, K. (2021). Lesión miocárdica aguda después de la vacunación contra covid-19: un informe de caso y revisión de la evidencia actual de la base de datos del sistema de notificación de eventos adversos de vacunas. J Prim Care Community Health, 12 años, 21501327211029230. doi:10.1177/21501327211029230. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34219532
  84. Dickey, J.B., Albert, E., Badr, M., Laraja, K.M., Sena, L.M., Gerson, D. S., . . . Aurigemma, G. P. (2021). Una serie de pacientes con miocarditis después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 con ARNm-1279 y BNT162b2. JACC Cardiovasc Imaging, 14(9), 1862-1863. doi:10.1016/j.jcmg.2021.06.003. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34246585
  85. Dimopoulou, D., Spyridis, N., Vartzelis, G., Tsolia, M. N., & Maritsi, D. N. (2021). Seguridad y tolerabilidad de la vacuna de ARNm contra la COVID-19 en adolescentes con artritis idiopática juvenil en tratamiento con inhibidores del TNF. Artritis Reumatol. doi:10.1002/art.41977. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34492161
  86. Dimopoulou, D., Vartzelis, G., Dasoula, F., Tsolia, M., & Maritsi, D. (2021). Inmunogenicidad de la vacuna de ARNm COVID-19 en adolescentes con artritis idiopática juvenil en tratamiento con inhibidores del TNF. Ann Rheum Dis. doi:10.1136/annrheumdis-2021-221607. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34844930
  87. Ehrlich, P., Klingel, K., Ohlmann-Knafo, S., Huttinger, S., Sood, N., Pickuth, D., & Kindermann, M. (2021). Miocarditis linfocítica comprobada por biopsia después de la primera vacunación de ARNm contra la COVID-19 en un hombre de 40 años: informe de caso. Clin Res Cardiol, 110(11), 1855-1859. doi:10.1007/s00392-021-01936-6. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34487236
  1. El Sahly, H.M., Baden, L. R., Essink, B., Doblecki-Lewis, S., Martin, J.M., Anderson, E. J., . . . Grupo, C. S. (2021). Eficacia de la vacuna contra el SARS-CoV-2 mRNA-1273 al finalizar la fase cegada. N Engl J Med, 385(19), 1774-1785. doi:10.1056/NEJMoa2113017. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34551225
  2. Facetti, S., Giraldi, M., Vecchi, A. L., Rogiani, S., & Nassiacos, D. (2021). [Miocarditis aguda en un adulto joven dos días después de la vacunación con Pfizer]. G Ital Cardiol (Roma), 22(11), 891-893. doi:10.1714/3689.36746. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34709227
  3. Fazlollahi, A., Zahmatyar, M., Noori, M., Nejadghaderi, S. A., Sullman, M. J.M., Shekarriz-Foumani, R., . . . Safiri, S. (2021). Complicaciones cardíacas después de las vacunas de ARNm contra la COVID-19: una revisión sistemática de los informes de casos y las series de casos. Rev Med Virol, e2318. doi:10.1002/rmv.2318. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34921468
  4. Fazolo, T., Lima, K., Fontoura, J.C., de Souza, P. O., Hilario, G., Zorzetto, R., . . . Bonorino, C. (2021). Los pacientes pediátricos con COVID-19 en el sur de Brasil muestran abundante ARNm viral y fuertes respuestas antivirales específicas. Nat Commun, 12(1), 6844. doi:10.1038/s41467-021-27120-y. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34824230
  5. Fikenzer, S., & Laufs, U. (2021). Corrección a: Respuesta a la carta a los editores refiriéndose a Fikenzer, S., Uhe, T., Lavall, D., Rudolph, U., Falz, R., Busse, M., Hepp, P., & Laufs, U. (2020). Efectos de las mascarillas quirúrgicas y FFP2/N95 sobre la capacidad de ejercicio cardiopulmonar. Investigación clínica en cardiología: revista oficial de la Sociedad Alemana de Cardiología, 1-9. Publicación anticipada en línea. https://doi.org/10.1007/s00392-020-01704-y. Clin Res Cardiol, 110(8), 1352. doi:10.1007/s00392-021-01896-x. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34170372
  6. Foltran, D., Delmas, C., Flumian, C., De Paoli, P., Salvo, F., Gautier, S., . . . Montastruc, F. (2021). Miocarditis y pericarditis en adolescentes después de la primera y segunda dosis de las vacunas de ARNm contra la COVID-19. Eur Heart J Qual Care Clin Outcomes. doi:10.1093/ehjqcco/qcab090. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34849667
  7. Forgacs, D., Jang, H., Abreu, R.B., Hanley, H.B., Gattiker, J. L., Jefferson, A.M., & Ross, T.M. (2021). Las vacunas de ARNm contra el SARS-CoV-2 provocan diferentes respuestas en humanos inmunológicamente ingenuos y preinmunes. Immunol frontal, 12, 728021. doi:10.3389/fimmu.2021.728021. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34646267
  8. Furer, V., Eviatar, T., Zisman, D., Peleg, H., Paran, D., Levartovsky, D., . . . Elkayam, O. (2021). Inmunogenicidad y seguridad de la vacuna BNT162b2 mRNA COVID-19 en pacientes adultos con enfermedades reumáticas inflamatorias autoinmunes y en la población general: un estudio multicéntrico. Ann Rheum Dis, 80(10), 1330-1338. doi:10.1136/annrheumdis-2021-220647. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34127481
  9. Galindo, R., Chow, H., & Rongkavilit, C. (2021). COVID-19 en niños: manifestaciones clínicas e intervenciones farmacológicas, incluidos los ensayos de vacunas. Pediatr Clin North Am, 68(5), 961-976. doi:10.1016/j.pcl.2021.05.004. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34538306
  10. Gargano, J. W., Wallace, M., Hadler, S.C., Langley, G., Su, J. R., Oster, M. E., . . . Oliver, S. E. (2021). Uso de la vacuna DE ARNm CONTRA EL COVID-19 después de informes de miocarditis entre los receptores de la vacuna: actualización del Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización – Estados Unidos, junio de 2021. MMWR Morb Mortal Wkly Rep, 70(27), 977-982. doi:10.15585/mmwr.mm7027e2. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34237049
  11. Gatti, M., Raschi, E., Moretti, U., Ardizzoni, A., Poluzzi, E., & Diemberger, I. (2021). Vacunación contra la influenza y miopericarditis en pacientes que reciben inhibidores del punto de control inmunitario: investigación de la probabilidad de interacción a través del sistema de notificación de eventos adversos de la vacuna y VigiBase. Vacunas (Basilea), 9(1). doi:10.3390/vacunas9010019. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/33406694
  12. Gautam, N., Saluja, P., Fudim, M., Jambhekar, K., Pandey, T., & Al’Aref, S. (2021). Una presentación tardía de la miocarditis inducida por la vacuna COVID-19. Cureus, 13(9), e17890. doi:10.7759/cureus.17890. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34660088
  13. Gellad, W. F. (2021). Miocarditis después de la vacunación contra el covid-19. BMJ, 375, n3090. doi:10.1136/bmj.n3090. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34916217
  14. Greenhawt, M., Abrams, E.M., Shaker, M., Chu, D. K., Khan, D., Akin, C., . . . Golden, D.B. K. (2021). El riesgo de reacción alérgica a las vacunas contra el SARS-CoV-2 y la evaluación y el tratamiento recomendados: una revisión sistemática, un metanálisis, una evaluación GRADE y un enfoque de consenso internacional. J Allergy Clin Immunol Pract, 9(10), 3546-3567. doi:10.1016/j.jaip.2021.06.006. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34153517
  15. Haaf, P., Kuster, G.M., Mueller, C., Berger, C. T., Monney, P., Burger, P., . . . Tanner, F.C. (2021). El riesgo muy bajo de miocarditis y pericarditis después de la vacunación con ARNm contra la COVID-19 no debe desalentar la vacunación. Swiss Med Wkly, 151, w30087. doi:10.4414/smw.2021.w30087. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34668687
  16. Hasnie, A. A., Hasnie, U. A., Patel, N., Aziz, M. U., Xie, M., Lloyd, S. G., & Prabhu, S. D. (2021). Perimiocarditis después de la primera dosis de la vacuna mRNA-1273 SARS-CoV-2 (Moderna) en un hombre joven sano: un informe de caso. BMC Cardiovasc Disord, 21(1), 375. doi:10.1186/s12872-021-02183-3. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34348657
  17. Hause, A.M., Gee, J., Baggs, J., Abara, W. E., Márquez, P., Thompson, D., . . . Shay, D. K. (2021). Seguridad de la vacuna COVID-19 en adolescentes de 12 a 17 años – Estados Unidos, 14 de diciembre de 2020-16 de julio de 2021. MMWR Morb Mortal Wkly Rep, 70(31), 1053-1058. doi:10.15585/mmwr.mm7031e1. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34351881
  18. Helms, J.M., Ansteatt, K. T., Roberts, J.C., Kamatam, S., Foong, K. S., Labayog, J. S. & Tarantino, M. D. (2021). Trombocitopenia inmune refractaria grave que ocurre después de la vacuna contra el SARS-CoV-2. J Blood Med, 12, 221-224. doi:10.2147/JBM. Expediente S307047. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/33854395
  19. Hippisley-Cox, J., Patone, M., Mei, X. W., Saatci, D., Dixon, S., Khunti, K., . . . Coupland, C. A.C. (2021). Riesgo de trombocitopenia y tromboembolismo después de la vacunación contra el covid-19 y pruebas positivas para el SARS-CoV-2: estudio de series de casos autocontrolados. BMJ, 374, n1931. doi:10.1136/bmj.n1931. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34446426
  20. Ho, J. S., Sia, C. H., Ngiam, J. N., Loh, P. H., Chew, N. W., Kong, W. K. y Poh, K. K. (2021). Una revisión de la vacunación contra el COVID-19 y las manifestaciones cardíacas reportadas. Singapur Med J. doi:10.11622/smedj.2021210. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34808708
  21. Iguchi, T., Umeda, H., Kojima, M., Kanno, Y., Tanaka, Y., Kinoshita, N., & Sato, D. (2021). Informe de eventos adversos acumulativos de anafilaxia después de las inyecciones de la vacuna COVID-19 de ARNm (Pfizer-BioNTech) en Japón: el informe del primer mes. Droga Saf, 44(11), 1209-1214. doi:10.1007/s40264-021-01104-9. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34347278
  22. En resumen: Miocarditis con las vacunas Pfizer/BioNTech y Moderna COVID-19. (2021). Med Lett Drugs Ther, 63(1629), e9. Recuperado de https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34544112https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/3454412
  23. Ioannou, A. (2021a). La miocarditis debe considerarse en aquellos con un aumento de troponina y arterias coronarias sin obstrucciones después de la vacunación Pfizer-BioNTech COVID-19. QJM. doi:10.1093/qjmed/hcab231. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34463755
  24. Ioannou, A. (2021b). El mapeo T2 debe utilizarse en casos de sospecha de miocarditis para confirmar un proceso inflamatorio agudo. QJM. doi:10.1093/qjmed/hcab326. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34931681
  25. Isaak, A., Feisst, A. y Luetkens, J. A. (2021). Miocarditis después de la vacunación contra el COVID-19. Radiología, 301(1), E378-E379. doi:10.1148/radiol.2021211766. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34342500
  26. Istampoulouoglou, I., Dimitriou, G., Spani, S., Cristo, A., Zimmermanns, B., Koechlin, S., . . . Leuppi-Taegtmeyer, A.B. (2021). Miocarditis y pericarditis en asociación con la vacunación con ARNm COVID-19: casos de un centro regional de farmacovigilancia. Glob Cardiol Sci Pract, 2021(3), e202118. doi:10.21542/gcsp.2021.18. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34805376
  27. Jaafar, R., Boschi, C., Aherfi, S., Bancod, A., Le Bideau, M., Edouard, S., . . . La Scola, B. (2021). Alta heterogeneidad individual de las actividades neutralizantes frente a la cepa original y nueve variantes diferentes del SARS-CoV-2. Virus, 13(11). doi:10.3390/v13112177. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34834983
  28. Jain, S. S., Steele, J.M., Fonseca, B., Huang, S., Shah, S., Maskatia, S. A., . . . Grosse-Wortmann, L. (2021). Miocarditis asociada a la vacunación contra la COVID-19 en adolescentes. Pediatría, 148(5). doi:10.1542/peds.2021-053427. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34389692
  29. Jhaveri, R., Adler-Shohet, F.C., Blyth, C.C., Chiotos, K., Gerber, J. S., Green, M., . . . Zaoutis, T. (2021). Sopesando los riesgos de la perimiocarditis con los beneficios de la vacunación con ARNm del SARS-CoV-2 en adolescentes. J Pediatric Infect Dis Soc, 10(10), 937-939. doi:10.1093/jpids/piab061. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34270752
  30. Kaneta, K., Yokoi, K., Jojima, K., Kotooka, N., & Node, K. (2021). Hombre joven con miocarditis después de la vacunación mRNA-1273 contra la enfermedad por coronavirus-2019 (COVID-19). Circ J. doi:10.1253/circj. CJ-21-0818. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34744118
  31. Kaul, R., Sreenivasan, J., Goel, A., Malik, A., Bandyopadhyay, D., Jin, C., . . . Panza, J. A. (2021). Miocarditis después de la vacunación contra el COVID-19. Int J Cardiol Heart Vasc, 36 años, 100872. doi:10.1016/j.ijcha.2021.100872. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34568540
  32. Khogali, F., & Abdelrahman, R. (2021). Presentación inusual de la perimiocarditis aguda después de la vacunación sars-COV-2 mRNA-1237 Moderna. Cureus, 13(7), e16590. doi:10.7759/cureus.16590. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34447639
  33. Kim, H. W., Jenista, E. R., Wendell, D.C., Azevedo, C. F., Campbell, M. J., Darty, S. N., . . . Kim, R. J. (2021). Pacientes con miocarditis aguda después de la vacunación de ARNm contra el COVID-19. JAMA Cardiol, 6(10), 1196-1201. doi:10.1001/jamacardio.2021.2828. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34185046
  34. Kim, I.C., Kim, H., Lee, H. J., Kim, J. Y., & Kim, J. Y. (2021). Imágenes cardíacas de la miocarditis aguda después de la vacunación con ARNm de COVID-19. J Korean Med Sci, 36(32), e229. doi:10.3346/jkms.2021.36.e229. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34402228
  35. King, W. W., Petersen, M. R., Matar, R.M., Budweg, J.B., Cuervo Pardo, L., & Petersen, J. W. (2021). Miocarditis después de la vacunación con ARNm contra el SARS-CoV-2, una serie de casos. Am Heart J Plus, 8 años, 100042. doi:10.1016/j.ahjo.2021.100042. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34396358
  36. Klein, N. P., Lewis, N., Goddard, K., Fireman, B., Zerbo, O., Hanson, K. E., . . . Weintraub, E. S. (2021). Vigilancia de eventos adversos después de la vacunación con ARNm de COVID-19. JAMA, 326(14), 1390-1399. doi:10.1001/jama.2021.15072. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34477808
  37. Klimek, L., Bergmann, K.C., Brehler, R., Pfutzner, W., Zuberbier, T., Hartmann, K., . . . Gusano, M. (2021). Manejo práctico de reacciones alérgicas a las vacunas COVID-19: un documento de posición de las Sociedades alemanas y austriacas de alergia aeDA, DGAKI, GPA y OGAI. Allergo J Int, 1-17. doi:10.1007/s40629-021-00165-7. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/33898162
  38. Klimek, L., Novak, N., Hamelmann, E., Werfel, T., Wagenmann, M., Taube, C., . . . Gusano, M. (2021). Reacciones alérgicas graves después de la vacunación contra el COVID-19 con la vacuna de Pfizer /BioNTech en Gran Bretaña y EE. UU.: Declaración de posición de las Sociedades Alemanas de Alergia: Asociación Médica de Alergólogos Alemanes (AeDA), Sociedad Alemana de Alergología e Inmunología Clínica (DGAKI) y Sociedad de Alergología Pediátrica y Medicina Ambiental (GPA). Allergo J Int, 30(2), 51-55. doi:10.1007/s40629-020-00160-4. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/33643776
  39. Kohli, U., Desai, L., Chowdhury, D., Harahsheh, A. S., Yonts, A.B., Ansong, A., . . . Ang, J. Y. (2021). MRNA Coronavirus-19 Vaccine-Associated Myopericarditis in Adolescents: A Survey Study. J Pediatr. doi:10.1016/j.jpeds.2021.12.025. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34952008
  40. Kostoff, R. N., Calina, D., Kanduc, D., Briggs, M.B., Vlachoyiannopoulos, P., Svistunov, A. A., & Tsatsakis, A. (2021a). Fe de erratas a «¿Por qué estamos vacunando a los niños contra el COVID-19?» [Toxicol. Rep. 8C (2021) 1665-1684 / 1193]. Toxicol Rep, 8, 1981. doi:10.1016/j.toxrep.2021.10.003. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34642628
  41. Kostoff, R. N., Calina, D., Kanduc, D., Briggs, M.B., Vlachoyiannopoulos, P., Svistunov, A. A., & Tsatsakis, A. (2021b). ¿Por qué estamos vacunando a los niños contra el COVID-19? Toxicol Rep, 8, 1665-1684. doi:10.1016/j.toxrep.2021.08.010. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34540594
  42. Kremsner, P. G., Mann, P., Kroidl, A., Leroux-Roels, I., Schindler, C., Gabor, J. J., . . . Grupo, C.-N.-S. (2021). Seguridad e inmunogenicidad de una vacuna candidata a nanopartícula lipídica de ARNm contra el SARS-CoV-2: un ensayo clínico aleatorizado de fase 1. Wien Klin Wochenschr, 133(17-18), 931-941. doi:10.1007/s00508-021-01922-y. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34378087
  43. Kustin, T., Harel, N., Finkel, U., Perchik, S., Harari, S., Tahor, M., . . . Stern, A. (2021). Evidencia de un aumento de las tasas de avance de las variantes de SARS-CoV-2 de preocupación en individuos vacunados con BNT162b2-ARNm. Nat Med, 27(8), 1379-1384. doi:10.1038/s41591-021-01413-7. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34127854
  44. Kwan, M. Y. W., Chua, G. T., Chow, C.B., Tsao, S. S. L., To, K. K. W., Yuen, K. Y., . . . Ip, P. (2021). Vacuna CONTRA el ARNm COVID y miocarditis en adolescentes. Hong Kong Med J, 27(5), 326-327. doi:10.12809/hkmj215120. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34393110
  1. Lee, E., Chew, N. W. S., Ng, P. y Yeo, T. J. (2021). Respuesta a «Carta al editor: La miocarditis debe considerarse en aquellos con un aumento de troponina y arterias coronarias sin obstrucciones después de la vacunación PfizerBioNTech COVID-19». QJM. doi:10.1093/qjmed/hcab232. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34463770
  2. Lee, E. J., Cines, D.B., Gernsheimer, T., Kessler, C., Michel, M., Tarantino, M. D., . . . Bussel, J.B. (2021). Trombocitopenia tras la vacunación contra el SARS-CoV-2 de Pfizer y Moderna. Am J Hematol, 96(5), 534-537. doi:10.1002/ajh.26132. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/33606296
  3. Levin, D., Shimon, G., Fadlon-Derai, M., Gershovitz, L., Shovali, A., Sebbag, A., . . . Gordon, B. (2021). Miocarditis después de la vacunación contra la COVID-19: una serie de casos. Vacuna, 39(42), 6195-6200. doi:10.1016/j.vaccine.2021.09.004. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34535317
  4. Li, J., Hui, A., Zhang, X., Yang, Y., Tang, R., Ye, H., . . . Zhu, F. (2021). Seguridad e inmunogenicidad de la vacuna de ARNm del SARS-CoV-2 BNT162b1 en adultos chinos jóvenes y mayores: un estudio aleatorizado, controlado con placebo, doble ciego de fase 1. Nat Med, 27(6), 1062-1070. doi:10.1038/s41591-021-01330-9. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/33888900
  5. Li, M., Yuan, J., Lv, G., Brown, J., Jiang, X. y Lu, Z. K. (2021). Miocarditis y pericarditis después de la vacunación contra la COVID-19: desigualdades en la edad y los tipos de vacunas. J Pers Med, 11(11). doi:10.3390/jpm11111106. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34834458
  6. Lim, Y., Kim, M.C., Kim, K. H., Jeong, I. S., Cho, Y. S., Choi, Y. D., & Lee, J. E. (2021). Informe de caso: Miocarditis fulminante aguda y shock cardiogénico después de la enfermedad por coronavirus de ARN mensajero 2019 Vacunación que requiere reanimación cardiopulmonar extracorpórea. Frente Cardiovasc Med, 8, 758996. doi:10.3389/fcvm.2021.758996. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34778411
  7. Long, S. S. (2021). Información importante sobre la miopericarditis después de la vacunación pfizer contra el ARNm COVID-19 en adolescentes. J Pediatr, 238, 5. doi:10.1016/j.jpeds.2021.07.057. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34332972
  8. Luk, A., Clarke, B., Dahdah, N., Ducharme, A., Krahn, A., McCrindle, B., . . . McDonald, M. (2021). Miocarditis y pericarditis después de la vacunación con ARNm covid-19: consideraciones prácticas para los proveedores de atención. Can J Cardiol, 37(10), 1629-1634. doi:10.1016/j.cjca.2021.08.001. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34375696
  9. Madelon, N., Lauper, K., Breville, G., Sabater Royo, I., Goldstein, R., Andrey, D. O., . . . Eberhardt, C. S. (2021). Respuestas robustas de células T en pacientes tratados con anti-CD20 después de la vacunación contra la COVID-19: un estudio de cohorte prospectivo. Clin Infect Dis. doi:10.1093/cid/ciab954. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34791081
  10. Mangat, C., & Milosavljevic, N. (2021). La vacunación BNT162b2 durante el embarazo protege tanto a la madre como al bebé: anticuerpos anti-SARS-CoV-2 S persistentemente positivos en un bebé a los 6 meses de edad. Caso Rep Pediatr, 2021, 6901131. doi:10.1155/2021/6901131. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34676123
  11. Mark, C., Gupta, S., Punnett, A., Upton, J., Orkin, J., Atkinson, A., . . . Alexander, S. (2021). Seguridad de la administración de la vacuna contra el ARNm BNT162b2 (Pfizer-BioNTech) contra la COVID-19 en jóvenes y adultos jóvenes con antecedentes de leucemia linfoblástica aguda y alergia a la PEG-asparaginasa. Pediatr Blood Cancer, 68(11), e29295. doi:10.1002/pbc.29295. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34398511
  1. Martins-Filho, P. R., Quintans-Junior, L. J., de Souza Araujo, A. A., Sposato, K.B., Souza Tavares, C. S., Gurgel, R. Q., . . . Santos, V. S. (2021). Desigualdades socioeconómicas e incidencia y mortalidad de COVID-19 en niños brasileños: un estudio nacional basado en registros. Salud Pública, 190, 4-6. doi:10.1016/j.puhe.2020.11.005. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/33316478
  2. McLean, K., & Johnson, T. J. (2021). Miopericarditis en un varón adolescente previamente sano después de la vacunación contra el COVID-19: un informe de caso. Acad Emerg Med, 28(8), 918-921. doi:10.1111/acem.14322. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34133825
  3. Mevorach, D., Anis, E., Cedar, N., Bromberg, M., Haas, E. J., Nadir, E., . . . Alroy-Preis, S. (2021). Miocarditis después de la vacuna BNT162b2 mRNA contra Covid-19 en Israel. N Engl J Med, 385(23), 2140-2149. doi:10.1056/NEJMoa2109730. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34614328
  4. Minocha, P. K., Better, D., Singh, R. K. y Hoque, T. (2021). Recurrencia de la miocarditis aguda asociada temporalmente con la recepción de la vacuna contra la enfermedad por coronavirus mRNA 2019 (COVID-19) en un adolescente masculino. J Pediatr, 238, 321-323. doi:10.1016/j.jpeds.2021.06.035. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34166671
  5. Mizrahi, B., Lotan, R., Kalkstein, N., Peretz, A., Perez, G., Ben-Tov, A., . . . Patalon, T. (2021). Correlación de las infecciones por SARS-CoV-2 con el tiempo transcurrido desde la vacuna. Nat Commun, 12(1), 6379. doi:10.1038/s41467-021-26672-3. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34737312
  6. Moffitt, K., Cheung, E., Yeung, T., Stamoulis, C., & Malley, R. (2021). Análisis del transcriptoma de Staphylococcus aureus en abscesos pediátricos de tejidos blandos y comparación con infecciones murinas. Infectar a Immun, 89(4). doi:10.1128/IAI.00715-20. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/33526560
  7. Mohamed, L., Madsen, A.M. R., Schaltz-Buchholzer, F., Ostenfeld, A., Netea, M. G., Benn, C. S., & Kofoed, P. E. (2021). Reactivación de las cicatrices de la vacunación BCG después de la vacunación con vacunas mRNA-Covid: dos informes de casos. BMC Infect Dis, 21(1), 1264. doi:10.1186/s12879-021-06949-0. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34930152
  8. Montgomery, J., Ryan, M., Engler, R., Hoffman, D., McClenathan, B., Collins, L., . . . Cooper, L. T., Jr. (2021). Miocarditis después de la inmunización con vacunas de ARNm CONTRA EL COVID-19 en miembros del ejército de los Estados Unidos. JAMA Cardiol, 6(10), 1202-1206. doi:10.1001/jamacardio.2021.2833. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34185045
  9. Murakami, Y., Shinohara, M., Oka, Y., Wada, R., Noike, R., Ohara, H., . . . Ikeda, T. (2021). Miocarditis después de una vacuna de ARN mensajero COVID-19: una serie de casos japoneses. Intern Med. doi:10.2169/internalmedicine.8731-21. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34840235
  10. Nagasaka, T., Koitabashi, N., Ishibashi, Y., Aihara, K., Takama, N., Ohyama, Y., . . . Kaneko, Y. (2021). Miocarditis aguda asociada con la vacunación contra el COVID-19: un informe de caso. J Casos cardiovasculares. doi:10.1016/j.jccase.2021.11.006. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34876937
  1. Ntouros, P. A., Vlachogiannis, N. I., Pappa, M., Nezos, A., Mavragani, C. P., Tektonidou, M. G., . . . Sfikakis, P. P. (2021). Respuesta efectiva al daño del ADN después de un desafío inmune agudo pero no crónico: vacuna contra el SARS-CoV-2 versus lupus eritematoso sistémico. Clin Immunol, 229, 108765. doi:10.1016/j.clim.2021.108765. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34089859
  2. Nygaard, U., Holm, M., Bohnstedt, C., Chai, Q., Schmidt, L. S., Hartling, U.B., . . . Stensballe, L. G. (2022). Incidencia poblacional de miopericarditis después de la vacunación contra la COVID-19 en adolescentes daneses. Pediatr Infect Dis J, 41(1), e25-e28. doi:10.1097/INF.00000000000003389. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34889875
  3. Oberhardt, V., Luxenburger, H., Kemming, J., Schulien, I., Ciminski, K., Giese, S., . . . Hofmann, M. (2021). Movilización rápida y estable de linfocitos T CD8(+) mediante la vacuna de ARNm contra el SARS-CoV-2. Naturaleza, 597(7875), 268-273. doi:10.1038/s41586-021-03841-4. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34320609
  4. Park, H., Yun, K. W., Kim, K. R., Song, S. H., Ahn, B., Kim, D. R., . . . Kim, Y. J. (2021). Epidemiología y características clínicas de la miocarditis/ pericarditis antes de la introducción de la vacuna de ARNm CONTRA la COVID-19 en niños coreanos: un estudio multicéntrico. J Korean Med Sci, 36(32), e232. doi:10.3346/jkms.2021.36.e232. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34402230
  5. Park, J., Brekke, D. R., & Bratincsak, A. (2021). Miocarditis autolimitada que se presenta con dolor torácico y elevación del segmento ST en adolescentes después de la vacunación con la vacuna BNT162b2 mRNA. Cardiol Joven, 1-4. doi:10.1017/S1047951121002547. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34180390
  6. Patel, Y. R., Louis, D. W., Atalay, M., Agarwal, S., & Shah, N. R. (2021). Hallazgos de resonancia magnética cardiovascular en pacientes adultos jóvenes con miocarditis aguda después de la vacunación de ARNm contra la COVID-19: una serie de casos. J Cardiovasc Magn Reson, 23(1), 101. doi:10.1186/s12968-021-00795-4. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34496880
  7. Patone, M., Mei, X. W., Handunnetthi, L., Dixon, S., Zaccardi, F., Shankar-Hari, M., . . . Hippisley-Cox, J. (2021). Riesgos de miocarditis, pericarditis y arritmias cardíacas asociados con la vacunación contra el COVID-19 o la infección por SARS-CoV-2. Nat Med. doi:10.1038/s41591-021-01630-0. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34907393
  8. Patrignani, A., Schicchi, N., Calcagnoli, F., Falchetti, E., Ciampani, N., Argalia, G., & Mariani, A. (2021). Miocarditis aguda después de la vacunación de Comirnaty en un hombre sano con infección previa por SARS-CoV-2. Radiol Case Rep, 16(11), 3321-3325. doi:10.1016/j.radcr.2021.07.082. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34367386
  9. Pérez, Y., Levy, E. R., Joshi, A. Y., Virk, A., Rodríguez-Porcel, M., Johnson, M., . . . Swift, M. D. (2021). Miocarditis después de la vacuna de ARNm covid-19: una serie de casos y determinación de la tasa de incidencia. Clin Infect Dis. doi:10.1093/cid/ciab926. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34734240
  10. Perrotta, A., Biondi-Zoccai, G., Saade, W., Miraldi, F., Morelli, A., Marullo, A. G., . . . Peruzzi, M. (2021). Una encuesta global instantánea sobre los efectos secundarios de las vacunas COVID-19 entre profesionales de la salud y fuerzas armadas con un enfoque en el dolor de cabeza. Panminerva Med, 63(3), 324-331. doi:10.23736/S0031-0808.21.04435-9. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34738774
  1. Pinana, J. L., López-Corral, L., Martino, R., Montoro, J., Vázquez, L., Pérez, A., . . . Terapia celular, G. (2022). Detección de anticuerpos reactivos al SARS-CoV-2 tras la vacunación contra el SARS-CoV-2 en receptores de trasplante de células madre hematopoyéticas: Encuesta prospectiva del Grupo Español de Trasplante y Terapia Celular de Células Madre Hematopoyéticas. Am J Hematol, 97(1), 30-42. doi:10.1002/ajh.26385. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34695229
  2. Revon-Riviere, G., Ninove, L., Min, V., Rome, A., Coze, C., Verschuur, A., . . . André, N. (2021). La vacuna BNT162b2 mRNA COVID-19 en adolescentes y adultos jóvenes con cáncer: Una experiencia monocéntrica. Eur J Cáncer, 154, 30-34. doi:10.1016/j.ejca.2021.06.002. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34233234
  3. Sánchez Tijmes, F., Thavendiranathan, P., Udell, J. A., Seidman, M. A. y Hanneman, K. (2021). Evaluación de la resonancia magnética cardíaca de la inflamación miocárdica no isquémica: revisión y actualización del estado del arte sobre la miocarditis asociada con la vacunación contra covid-19. Imágenes de cardiotorrac radiol, 3(6), e210252. doi:10.1148/ryct.210252. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34934954
  4. Schauer, J., Buddhe, S., Colyer, J., Sagiv, E., Law, Y., Mallenahalli Chikkabyrappa, S., & Portman, M. A. (2021). Miopericarditis después de la vacuna contra la enfermedad por coronavirus del ácido ribonucleico mensajero de Pfizer en adolescentes. J Pediatr, 238, 317-320. doi:10.1016/j.jpeds.2021.06.083. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34228985
  5. Schneider, J., Sottmann, L., Greinacher, A., Hagen, M., Kasper, H. U., Kuhnen, C., . . . Schmeling, A. (2021). Investigación post mortem de muertes después de la vacunación con vacunas COVID-19. Int J Legal Med, 135(6), 2335-2345. doi:10.1007/s00414-021-02706-9. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34591186
  6. Schramm, R., Costard-Jackle, A., Rivinius, R., Fischer, B., Muller, B., Boeken, U., . . . Gummert, J. (2021). Mala respuesta humoral y de células T a la vacuna de ARN mensajero del SARS-CoV-2 de dos dosis BNT162b2 en receptores de trasplante cardiotorácico. Clin Res Cardiol, 110(8), 1142-1149. doi:10.1007/s00392-021-01880-5. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34241676
  7. Sessa, F., Salerno, M., Esposito, M., Di Nunno, N., Zamboni, P., & Pomara, C. (2021). Hallazgos de la autopsia y relación de causalidad entre la muerte y la vacunación contra la COVID-19: una revisión sistemática. J Clin Med, 10(24). doi:10.3390/jcm10245876. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34945172
  8. Sharif, N., Alzahrani, K. J., Ahmed, S. N. y Dey, S. K. (2021). Eficacia, inmunogenicidad y seguridad de las vacunas contra la COVID-19: una revisión sistemática y un metanálisis. Immunol frontal, 12, 714170. doi:10.3389/fimmu.2021.714170. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34707602
  9. Shay, D. K., Gee, J., Su, J. R., Myers, T. R., Márquez, P., Liu, R., . . . Shimabukuro, T. T. (2021). Monitoreo de seguridad de la vacuna Janssen (Johnson & Johnson) COVID-19 – Estados Unidos, marzo-abril de 2021. MMWR Morb Mortal Wkly Rep, 70(18), 680-684. doi:10.15585/mmwr.mm7018e2. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/33956784
  10. Shazley, O., & Alshazley, M. (2021). Un hombre de 52 años con COVID positivo presentó tromboembolismo venoso y coagulación intravascular diseminada después de la vacunación de Johnson & Johnson: un estudio de caso. Cureus, 13(7), e16383. doi:10.7759/cureus.16383. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34408937
  11. Shiyovich, A., Witberg, G., Aviv, Y., Eisen, A., Orvin, K., Wiessman, M., . . . Hamdan, A. (2021). Miocarditis tras la vacunación contra la COVID-19: estudio de resonancia magnética. Eur Heart J Cardiovasc Imaging. doi:10.1093/ehjci/jeab230. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34739045
  12. Simone, A., Herald, J., Chen, A., Gulati, N., Shen, A. Y., Lewin, B., & Lee, M. S. (2021). Miocarditis aguda después de la vacunación con ARNm de COVID-19 en adultos de 18 años o más. JAMA Intern Med, 181(12), 1668-1670. doi:10.1001/jamainternmed.2021.5511. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34605853
  13. Singer, M. E., Taub, I.B., & Kaelber, D.C. (2021). Riesgo de miocarditis por infección por COVID-19 en personas menores de 20 años: un análisis basado en la población. medRxiv. doi:10.1101/2021.07.23.21260998. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34341797
  14. Smith, C., Odd, D., Harwood, R., Ward, J., Linney, M., Clark, M., . . . Fraser, L. K. (2021). Muertes en niños y jóvenes en Inglaterra después de la infección por SARS-CoV-2 durante el primer año pandémico. Nat Med. doi:10.1038/s41591-021-01578-1. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34764489
  15. Snapiri, O., Rosenberg Danziger, C., Shirman, N., Weissbach, A., Lowenthal, A., Ayalon, I., . . . Bilavsky, E. (2021). Lesión cardíaca transitoria en adolescentes que reciben la vacuna BNT162b2 mRNA COVID-19. Pediatr Infect Dis J, 40(10), e360-e363. doi:10.1097/INF.00000000000003235. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34077949
  16. Spinner, J. A., Julien, C. L., Olayinka, L., Dreyer, W. J., Bocchini, C. E., Muñoz, F.M., & Devaraj, S. (2021). Anticuerpos anti-pico del SARS-CoV-2 después de la vacunación en el trasplante cardíaco pediátrico: un primer informe. J Trasplante de Corazón y Pulmón. doi:10.1016/j.healun.2021.11.001. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34911654
  17. Starekova, J., Bluemke, D. A., Bradham, W. S., Grist, T.M., Schiebler, M. L. y Reeder, S.B. (2021). Miocarditis asociada con la vacunación contra el ARNm covid-19. Radiología, 301(2), E409-E411. doi:10.1148/radiol.2021211430. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34282971
  18. Sulemankhil, I., Abdelrahman, M., & Negi, S. I. (2021). Asociación temporal entre la vacuna COVID-19 Ad26.COV2.S y la miocarditis aguda: un informe de caso y una revisión de la literatura. Cardiovasc Revasc Med. doi:10.1016/j.carrev.2021.08.012. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34420869
  19. Tailor, P. D., Feighery, A.M., El-Sabawi, B., & Prasad, A. (2021). Caso clínico: miocarditis aguda tras la segunda dosis de la vacuna contra el ARNm-1273 contra el SARS-CoV-2. Eur Heart J Case Rep, 5(8), ytab319. doi:10.1093/ehjcr/ytab319. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34514306
  20. Takeda, M., Ishio, N., Shoji, T., Mori, N., Matsumoto, M., & Shikama, N. (2021). Miocarditis eosinofílica después de la vacunación contra la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19). Circ J. doi:10.1253/circj. CJ-21-0935. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34955479
  21. Equipo, C.C.-R., Food, & Drug, A. (2021). Reacciones alérgicas, incluida la anafilaxia después de recibir la primera dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19 – Estados Unidos, del 14 al 23 de diciembre de 2020. MMWR Morb Mortal Wkly Rep, 70(2), 46-51. doi:10.15585/mmwr.mm7002e1. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/33444297
  22. Thompson, M. G., Burgess, J. L., Naleway, A. L., Tyner, H., Yoon, S. K., Meece, J., . . . Gaglani, M. (2021). Prevención y Atenuación del Covid-19 con las Vacunas BNT162b2 y mRNA-1273. N Engl J Med, 385(4), 320-329. doi:10.1056/NEJMoa2107058. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34192428
  23. Tinoco, M., Leite, S., Faria, B., Cardoso, S., Von Hafe, P., Dias, G., . . . Lourenco, A. (2021). Perimiocarditis después de la vacunación contra el COVID-19. Clin Med Insights Cardiol, 15 años, 11795468211056634. doi:10.1177/11795468211056634. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34866957
  24. Truong, D. T., Dionne, A., Muniz, J.C., McHugh, K. E., Portman, M. A., Lambert, L.M., . . . Newburger, J. W. (2021). Miocarditis clínicamente presunta relacionada temporalmente con la vacunación contra el COVID-19 en adolescentes y adultos jóvenes. Circulación. doi:10.1161/CIRCULATIONAHA.121.056583. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34865500
  25. Tutor, A., Unis, G., Ruiz, B., Bolaji, O. A., & Bob-Manuel, T. (2021). Espectro de sospecha de miocardiopatía por COVID-19: una serie de casos. Curr Probl Cardiol, 46(10), 100926. doi:10.1016/j.cpcardiol.2021.100926. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34311983
  26. Umei, T.C., Kishino, Y., Shiraishi, Y., Inohara, T., Yuasa, S., & Fukuda, K. (2021). Recurrencia de la miopericarditis después de la vacunación con ARNm contra la COVID-19 en un adolescente varón. CJC Abierto. doi:10.1016/j.cjco.2021.12.002. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34904134
  27. Vidula, M. K., Ambrose, M., Glassberg, H., Chokshi, N., Chen, T., Ferrari, V. A., & Han, Y. (2021). Miocarditis y otras complicaciones cardiovasculares de las vacunas COVID-19 basadas en ARNm. Cureus, 13(6), e15576. doi:10.7759/cureus.15576. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34277198
  28. Visclosky, T., Theyyunni, N., Klekowski, N., & Bradin, S. (2021). Miocarditis después de la vacuna de ARNm contra el COVID-19. Pediatr Emerg Care, 37(11), 583-584. doi:10.1097/PEC.00000000000002557. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34731877
  29. Warren, C.M., Snow, T. T., Lee, A. S., Shah, M.M., Heider, A., Blomkalns, A., . . . Nadeau, K.C. (2021). Evaluación de reacciones alérgicas y anafilácticas a las vacunas de ARNm COVID-19 con pruebas confirmatorias en un sistema de salud regional de ee. UU. JAMA Netw Open, 4(9), e2125524. doi:10.1001/jamanetworkopen.2021.25524. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34533570
  30. Watkins, K., Griffin, G., Septaric, K., & Simon, E. L. (2021). Miocarditis después de la vacunación BNT162b2 en un hombre sano. Am J Emerg Med, 50, 815 e811-815 e812. doi:10.1016/j.ajem.2021.06.051. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34229940
  31. Weitzman, E. R., Sherman, A.C., & Levy, O. (2021). Actitudes de la vacuna contra el ARNm del SARS-CoV-2 expresadas en el comentario público de la FDA de ee. UU.: Necesidad de una asociación público-privada en un sistema de inmunización de aprendizaje. Frente salud pública, 9, 695807. doi:10.3389/fpubh.2021.695807. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34336774
  32. Welsh, K. J., Baumblatt, J., Chege, W., Goud, R., & Nair, N. (2021). Trombocitopenia, incluida la trombocitopenia inmune después de recibir las vacunas de ARNm contra la COVID-19 notificadas al Sistema de Notificación de Eventos Adversos a las Vacunas (VAERS). Vacuna, 39(25), 3329-3332. doi:10.1016/j.vaccine.2021.04.054. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34006408
  33. Witberg, G., Barda, N., Hoss, S., Richter, I., Wiessman, M., Aviv, Y., . . . Kornowski, R. (2021). Miocarditis después de la vacunación contra el Covid-19 en una gran organización de atención médica. N Engl J Med, 385(23), 2132-2139. doi:10.1056/NEJMoa2110737. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34614329
  34. Zimmermann, P., & Curtis, N. (2020). ¿Por qué el COVID-19 es menos grave en los niños? Una revisión de los mecanismos propuestos que subyacen a la diferencia relacionada con la edad en la gravedad de las infecciones por SARS-CoV-2. Arch Dis Child. doi:10.1136/archdischild-2020-320338. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/33262177 Fuente: https://www.saveusnow.org.uk/covid-vaccine-scientific-proof-lethal/

Ehud Quimron, prestigioso inmunólogo israelí: «es hora de admitir el fracaso»

Ehud Quimron es jefe del Departamento de Microbiología e Inmunología de la Universidad de Tel Aviv y uno de los principales inmunólogos israelíes. Acaba de publicar una carta abierta en la que presenta duras críticas al Ministerio de Salud del gobierno de Israel y le exige que admita de una vez el fracaso en sus políticas adoptadas ante la pandemia de Covid-19.

La carta original, en hebreo, puede leerse aquí. Lo que sigue es la traducción publicada por Las Repúblicas.

Ministerio de Salud, es hora de admitir el fracaso

Al final, la verdad siempre sale a la luz y la verdad sobre la política de coronavirus comienza a revelarse. Cuando los conceptos destructivos se derrumban uno a uno, no queda más que decirles a los expertos que lideraron la gestión de la pandemia: se lo advertimos.

Dos años después, finalmente es obvio que un virus respiratorio no se puede derrotar y que cualquier intento de este tipo está condenado al fracaso. No lo admiten, porque no han admitido casi ningún error en los últimos dos años, pero en retrospectiva está claro que ha fallado estrepitosamente en casi todas sus acciones, e incluso los medios ya están teniendo dificultades para cubrir su vergüenza.

Se negaron a admitir que la infección llega en oleadas que se desvanecen por sí solas, a pesar de años de observaciones y conocimientos científicos. Insisten en atribuir cada declive de una ola únicamente a sus medidas, y así, a través de la falsa propaganda, «la plaga es vencida». Y otra vez lo venciste, y otra y otra y otra vez.

Ustedes se niegan a admitir que las pruebas masivas son ineficaces, a pesar de que sus propios planes de contingencia así lo indican claramente («Plan de preparación del sistema de salud contra la influenza pandémica, 2007», p. 26).

Ustedes se niegan a admitir que la recuperación ante la enfermedad es más protectora que una vacuna, a pesar de que el conocimiento previo y las observaciones muestran que las personas vacunadas que no han pasado la enfermedad tienen más probabilidad de infectarse que las personas que sí han superado la infección. Se niegan a admitir que los vacunados son contagiosos a pesar de las observaciones. En base a esto, esperaban lograr la inmunidad colectiva mediante la vacunación, y también fracasaron en eso.

Insisten en ignorar que la enfermedad es decenas de veces más peligrosa para los grupos de riesgo y adultos mayores que para los jóvenes que no están en grupos de riesgo, a pesar del conocimiento que llegó desde China ya en 2020.

Ustedes se negaron a adoptar la “Declaración de Barrington”, firmada por más de 60.000 científicos y profesionales médicos, así como otros programas de sentido común. Elegisteis ridiculizarlos, calumniarlos, distorsionarlos y desacreditarlos. En lugar de los programas y las personas adecuadas han elegido profesionales que carecen de la formación pertinente para la gestión de una pandemia (físicos como principales asesores gubernamentales, veterinarios, agentes de seguridad, personal de los medios de comunicación, etc.).

No se ha establecido un sistema efectivo para informar de los efectos secundarios de las vacunas e incluso se han eliminado los informes sobre los efectos secundarios de su página de Facebook. Los médicos evitan vincular los efectos secundarios a la vacuna, no sea que los persigan como lo hicieron con algunos de sus colegas. Han ignorado muchos informes de cambios en la intensidad menstrual y los tiempos del ciclo menstrual. Ocultaron datos que permiten una investigación objetiva y adecuada (por ejemplo, eliminaron los datos de los pasajeros en el aeropuerto Ben Gurion). En su lugar, se seleccionaron artículos publicados sin objetivos junto con altos ejecutivos de Pfizer sobre la eficacia y seguridad de las vacunas.

Sin embargo, desde las alturas de su arrogancia, también han ignorado el hecho de que al final se revelará la verdad. Y comienza a revelarse. La verdad es que han llevado la confianza del público en ustedes a un nivel sin precedentes y ha erosionado su estatus como fuente de autoridad. La verdad es que han quemado cientos de miles de millones de shekels en vano: por publicar intimidaciones, por pruebas ineficaces, por cierres destructivos y por interrumpir la rutina de la vida en los últimos dos años.

Han destruido la educación de nuestros hijos y su futuro. Hicieron que los niños se sintieran culpables, asustados, fumaran, bebieran, se volvieran adictos, abandonaran la escuela y se pelearan, como atestiguan los directores de escuelas de todo el país. Han dañado los medios de subsistencia, la economía, los derechos humanos, la salud mental y la salud física.

Calumniaron a compañeros que no se rendían frente a ustedes, pusieron al pueblo en contra, dividieron a la sociedad y polarizaron el discurso. Ustedes calificaron, sin ninguna base científica, a las personas que optaron por no vacunarse como enemigos público y como propagadores de enfermedades. Ustedes promueven, de manera sin precedentes, una política draconiana de discriminación, negación de derechos y selección de personas, incluidos niños, para su elección médica. Una selección que carece de toda justificación epidemiológica.

Cuando se comparan las políticas destructivas que siguen con las políticas sanas de algunos otros países, puede ver claramente que la destrucción que han causado solo ha agregado víctimas más allá de las vulnerables al virus. La economía que destrozaron, los desempleados que causaron y los niños cuya educación destruyeron son las víctimas excedentes como resultado de sus acciones.

Actualmente no hay una emergencia médica, pero han estado cultivando tal situación durante dos años debido al ansia de poder, de beneficios económicos y control. La única emergencia ahora es mantener las políticas que han puesto en marcha y destinarán grandes inversiones para propaganda e ingeniería social en lugar de dirigirlas para fortalecer el sistema de atención médica.

¡Esta locura debe parar!

https://www.lasrepublicas.com/

Fuente: http://astillasderealidad2.blogspot.com/2022/01/ehud-quimron-prestigioso-inmunologo.html

Ahora la gente está muriendo por la vacuna

Por PAUL CRAIG ROBERTS

OneAmerica es una gran compañía de seguros de vida en Indianápolis. El director ejecutivo, Scott Davison, acaba de anunciar que, a juzgar por las afirmaciones políticas, los estadounidenses en edad de trabajar están muriendo repentinamente en números sin precedentes. Informa que todas las compañías de seguros de vida están experimentando un aumento del 40% en la tasa de mortalidad. «Solo para darle una idea de lo malo que es eso, una catástrofe de tres sigma o una de uno en 200 años sería un aumento del 10% con respecto a la pandemia. Así que el 40% es simplemente inaudito». Estas no son muertes por Covid. Son muertes por afecciones causadas por la vacuna.

Brian Tabor, presidente de la Asociación de Hospitales de Indiana, informa un enorme aumento correspondiente en el número de casos hospitalarios, no por Covid sino por todo tipo de cosas, cosas que se sabe que son riesgos de la vacuna.

Es decir, el extraordinario aumento de muertes y hospitalizaciones se asocia a las vacunas contra el Covid.

Durante el último año y tal vez más tiempo he informado de los hallazgos y predicciones de los mejores científicos médicos que no están en las nóminas de Big Pharma o Fauci. Los hallazgos de estos científicos han sido suprimidos por Fauci y los presstitutes. En pocas palabras, la vacuna socava el sistema inmunológico humano y lo convierte en un arma contra su propio cuerpo. El resultado son ataques cardíacos y la gama de efectos adversos ahora asociados con la vacuna. Un exasperado y enojado Dr. Sucharit Bhakdi explica el proceso aquí:

https://www.globalresearch.ca/video-dr-sucharit-bhakdi-these-vaccines-are-killing-the-young-and-the-old-they-are-killing-our-children/5765866

Varios expertos han concluido que un gran porcentaje de los vacunados van a experimentar discapacidad y muerte. Como explica el Dr. Bhakdi, no le sucede a todos de inmediato. Algunos experimentan muerte o discapacidad inmediatamente, algunos un mes después, algunos un año después y algunos durante más tiempo.

Según tengo entendido, la tasa de mortalidad y discapacidad de las personas vacunadas contra el Covid aumentará con el tiempo. Si el proceso es rápido, una consecuencia podría ser el colapso social. Si el proceso es lento, entonces las poblaciones más vacunadas experimentarían una disminución numérica.

Claramente, la campaña de vacunación fue un gran error, o una operación intencional de control de la población. Pero ahora que se sabe que hay más peligro en la vacuna que en el virus, toda vacunación debe detenerse.

La censura de expertos médicos de renombre debe detenerse para que podamos escapar de la propaganda de marketing y llegar a una comprensión de la verdadera situación.

El Covid no fue mortal, excepto para las personas no tratadas con comorbilidades. La variante actual, Omicron, parece ser más leve que el resfriado común, y como la vacuna no protege contra ninguno de los dos, su uso es completamente irresponsable. La humanidad pagará el costo de las vacunas de ARNm en las próximas décadas.

Fuente: https://www.unz.com/proberts/now-people-are-dying-from-the-vaccine/

El exceso de mortalidad en España que desconcierta a los expertos ¿Si no es culpa del coronavirus, qué es?

España registra un desconcertante exceso de mortalidad que cuadruplica los fallecimientos por covid

Operación Exterminio: el plan para diezmar el sistema inmunológico humano con un patógeno generado en laboratorio

Por MIKE WHITNEY

«Si alguien quisiera matar a una parte significativa de la población mundial en los próximos años, los sistemas que se están implementando en este momento lo permitirían». Dr. Mike Yeadon, ex vicepresidente de Pfizer

«Y este es el espíritu del anticristo, del cual habéis oído venir; y ahora ya está en el mundo». 1 Juan 4:2–3

Pregunta– ¿La vacuna contra el Covid-19 daña el sistema inmunológico?

Respuesta– Lo hace. Afecta la capacidad del cuerpo para combatir infecciones, virus y enfermedades.

Pregunta– Si eso es cierto, entonces ¿por qué no han muerto más personas después de vacunarse?

Respuesta– ¿No estoy seguro de lo que quieres decir? La vacuna ha matado a más personas que cualquier otra vacuna en la historia. «Hasta ahora, en los Estados Unidos, el número de muertos es tres veces mayor que el total de todas las vacunas en los últimos 35 años». Eso es simplemente asombroso. También hemos visto un aumento constante en la mortalidad por todas las causas y el exceso de muertes en los países que lanzaron campañas de vacunación masiva a principios de año. A veces, el aumento es de hasta un 20 por ciento sobre el promedio de cinco años. Eso es un aumento masivo en las muertes, y es en gran parte atribuible a la vacuna. Entonces, ¿a qué te refieres cuando dices: «¿Por qué no han muerto más personas»? ¿Esperabas ver a la gente agarrándose el corazón y cayendo muerta después de ser golpeada? Esa es una comprensión muy ingenua de cómo funciona la inyección. (Ver: «Muertes por COVID antes y después de los programas de vacunación», You Tube; 2 minutos)

Pregunta– Todo lo que estoy diciendo es que el porcentaje de personas que han muerto es bastante pequeño en comparación con las decenas de millones que han sido vacunadas.

Respuesta– Y todo lo que estoy diciendo es que si la vacuna es un patógeno generado por el laboratorio, y creo que lo es, entonces ciertamente no fue diseñada para matar a las personas en el acto. Fue diseñado para producir una reacción tardía que erosiona gradual pero implacablemente la salud de los vacunados. En otras palabras, el impacto total de los coágulos de sangre, el sangrado, los problemas autoinmunes y otras lesiones generadas por la vacuna solo se sentirá completamente en una fecha posterior a través del aumento de los incidentes de ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, enfermedades vasculares e incluso cáncer. (Echa un vistazo a la «última tendencia de asistencias cardíacas por parte del Servicio de Ambulancias de Escocia: esto es * exceso * por encima de la norma 2018/19. Gran aumento en verano, 500 llamadas de ambulancia por semana por encima de lo normal, principalmente de 15 a 64 años. Se estaba asentando, luego volvió a subir desde finales de octubre». Unidad Escocesa – Grupo de Edimburgo)

Respuesta– La tabla anterior muestra por qué los problemas cardíacos han atraído mucha atención últimamente, pero el daño al sistema inmunológico es aún más preocupante.

Pregunta– ¿Puedes explicar a qué te refieres sin ser demasiado técnico?

Respuesta– Puedo hacerlo mejor que eso. Puedo darle un breve clip de un artículo que cubre las últimas investigaciones. Mira esto:

«Un estudio de laboratorio sueco (titulado «SARS-CoV-2 Spike Impairs DNA Damage Repair and Inhibits V(D)J Recombination In Vitro», NIH) publicado a mediados de octubre encontró que la proteína espiga … entra en el núcleo de las células e interfiere significativamente con las funciones de reparación del daño del ADN comprometiendo la inmunidad adaptativa de una persona y tal vez fomentando la formación de células cancerosas.

«Mecánicamente, encontramos que la proteína espiga se localiza en el núcleo e inhibe la reparación del daño en el ADN», escribieron. «Nuestros hallazgos revelan un mecanismo molecular potencial por el cual la proteína espiga podría impedir la inmunidad adaptativa y subrayar los posibles efectos secundarios de las vacunas basadas en espigas de longitud completa». («La proteína espiga en el virus COVID y las inyecciones debilita el sistema inmunológico, puede estar relacionada con el cáncer: estudio sueco», Lifesite News)

Lo que los investigadores encontraron es que la proteína espiga bloquea la producción de las enzimas que se necesitan para reparar el ADN roto que, a su vez, previene la «proliferación» de células B y T que se necesitan para combatir la infección.

Pregunta– ¿Puedes explicarlo en un lenguaje sencillo?

Respuesta– Seguro. Significa que la vacuna cortocircuita su sistema inmunológico, lo que despeja el camino para la infección, la enfermedad y una muerte prematura. Tal vez, piensas que puedes tener una vida larga y feliz con un sistema inmunológico disfuncional, pero creo que estás equivocado. El sistema inmunológico es el escudo que lo protege de todo tipo de virus, bacterias e infecciones potencialmente letales. No es solo la primera línea de defensa, es la única línea de defensa. En ausencia de la protección total de las células B y T para combatir a los intrusos extranjeros, las perspectivas de supervivencia son minúsculas en el mejor de los casos.

Para subrayar ese punto, echa un vistazo a este video del director funerario británico, John O’ Looney, quien ha proporcionado actualizaciones periódicas sobre lo que está viendo en el terreno 10 meses después del lanzamiento de la vacunación. Es un relato inquietante de la catástrofe que ahora se está desarrollando ante nuestros ojos:

(Marca de 30 segundos) «Entonces, lo que estamos viendo es un número anormalmente grande de muertes debido a ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, aneurismas; y todos estos son el resultado de la trombosis … Embolias en los pulmones, las piernas, varios lugares que están causando estas muertes que están bien documentadas por los forenses locales y bien documentadas en todo el país. Y nadie parece estar preocupado por el alarmante aumento de (coágulos de sangre) que he visto más en este año que en los últimos 14 años….

Ese es un tipo de muerte que estamos viendo, el otro tipo son las personas que se están enfermando ahora a medida que sus sistemas inmunológicos finalmente se rinden. Entonces, han tenido los pinchazos tal vez hace 6 u 8 meses, y ha estado carcomiendo su sistema inmunológico, y ahora están luchando para combatir cosas como el resfriado común. Entonces, estamos en invierno y hay resfriados y gripes alrededor y estas personas no pueden combatirlos. El gobierno se apresura a etiquetarlo como «Omicron»… pero están enfermos con el resfriado común. Sus sistemas inmunológicos están diezmados. Es muy parecido a un paciente con cáncer, que pasa por la quimioterapia y diezma su sistema inmunológico. Y tienen que tener mucho cuidado porque el resfriado común o la gripe pueden matarlos. Y esto es lo que estamos viendo ahora…

Han pasado casi 12 meses desde que comenzaron los primeros pinchazos, por lo que sus sistemas inmunológicos se están desmoronando; esa es la realidad y eso es lo que estoy viendo. y ya no pueden hacer frente a un resfriado. … Cuando fui a la reunión en Westminster en septiembre, el científico predijo que esto es lo que sucedería y, he aquí, eso es lo que está sucediendo. La gente se está enfermando y muriendo… Es aterrador». («Omicron es ‘lesión por vacuna’; no es más que eso». John Looney, Rumble)

¿Tiene razón? ¿El aumento en las muertes NO es otra ola de Covid, sino los efectos en cadena de una inyección citotóxica que se dirige al sistema inmunológico dejando a millones de personas indefensas contra infecciones y enfermedades de rutina?

Suena factible y ciertamente encaja con la agenda de despoblación que requiere un biológico híbrido que no mate a su objetivo directamente, sino que básicamente desmantele los sistemas de defensa críticos que hacen posible la supervivencia humana. Al disfrazar una «proteína asesina» como un antígeno inofensivo, nuestros administradores de la pandemia han podido acceder al torrente sanguíneo de millones de personas, lo que les permite insertar una bomba de tiempo que devasta poblaciones cruciales de células T y B, dejando a las víctimas vulnerables a cualquier insecto que circule en la población. Como señala Looney, los científicos advirtieron de este mismo resultado cuando se propuso por primera vez la vacunación masiva. Naturalmente, los puntos de vista opuestos fueron ignorados y censurados. Aquí hay más de un documento de investigación de preimpresión en el servidor medRxiv. Ayuda a explicar el impacto de la vacuna en el sistema inmunológico:

«Investigadores en los Países Bajos y Alemania han advertido que Pfizer-BioNTech … (COVID-19) la vacuna induce una reprogramación compleja de las respuestas inmunes innatas que deben considerarse en el desarrollo y uso de vacunas basadas en ARNm. Después de la vacunación, las células inmunes innatas tuvieron una respuesta reducida al receptor tipo toll 4 (TLR4), TLR7 y TLR8, todos ligandos que desempeñan un papel importante en la respuesta inmune a la infección viral.

«Múltiples estudios han demostrado que las respuestas inmunes innatas a largo plazo pueden aumentar (inmunidad entrenada) o regularse a la baja (tolerancia inmune innata) después de ciertas vacunas o infecciones». …

Estos resultados demuestran colectivamente que los efectos de la vacuna BNT162b2 van más allá del sistema inmune adaptativo. La vacuna BNT162b2 también induce la reprogramación de las respuestas inmunes innatas, y esto debe tenerse en cuenta». … («La investigación sugiere que la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19 reprograma las respuestas inmunes innatas», New-Medical net)

¿Cuántas personas se habrían vacunado si hubieran sabido que reprogramaría su sistema inmunológico?

Probablemente, nadie, por lo que nuestros funcionarios de salud pública nunca abordan el tema. Cualquier cosa que se desvíe incluso ligeramente de la narrativa de «las vacunas son buenas para ti» se omite de la cobertura general y se borra en las redes sociales. Pero, ¿no tienen derecho las personas a saber qué está pasando, qué se está inyectando en sus cuerpos y qué impacto tendrá en sus vidas y salud? ¿No es eso lo que se entiende por «consentimiento informado» o es otra víctima de la prisa por inocular a las 7 personas en el planeta tierra? Aquí hay un clip de una breve entrevista con el patólogo, el Dr. Ryan Cole:

«Cuando administramos estas inyecciones, podemos ver los tipos de glóbulos blancos en el cuerpo … y usted tiene una amplia gama de células inmunes que trabajan juntas para combatir los virus y mantener los cánceres bajo control. Ya estamos viendo las señales en el laboratorio de disminuciones en las células T de importancia crítica que necesita … en su sistema inmune innato. Estos son los marines en su cuerpo; luchando contra los virus que combaten el cáncer…. Pero lo que estamos viendo en el laboratorio después de que las personas reciben estas inyecciones, estamos viendo un perfil muy preocupante y bajo de estas importantes células T asesinas que desea en su cuerpo. (Células CD8) Y lo que hacen es mantener a todos los demás virus bajo control.

¿Qué estoy viendo en el laboratorio? Estoy viendo un aumento de los virus de la familia del herpes, estoy viendo herpes zóster, estoy viendo Mono, estoy viendo un gran aumento en el virus del papiloma humano … Literalmente estamos debilitando el sistema inmunológico de estos individuos.

Lo más preocupante de todo es que hay un patrón de estos tipos de células inmunes en el cuerpo que mantienen el cáncer bajo control. Desde el 1 de enero (en el laboratorio) he visto un aumento de 20 veces del cáncer de endometrio sobre lo que veo anualmente». («Patólogo Ryan N Cole de la Clínica Mayo sobre lo que estamos viendo en los resultados de laboratorio», Rumble; 2 minutos)

«¡Herpes, culebrilla, mono e incluso cáncer!» ¿Qué diablos está pasando? Esto no puede ser cierto, ¿verdad?

Sí, es cierto; la inmunosupresión conduce a todo tipo de resultados de salud terribles. Algunos lectores pueden recordar cómo el vacunólogo canadiense Dr. Byram Bridle hizo afirmaciones similares en una entrevista hace solo unas semanas. Esto es lo que dijo:

«Lo que he visto demasiado es gente que tenía cánceres que estaban en remisión, o que estaban siendo bien controlados; sus cánceres se han salido completamente de control después de recibir esta vacuna. Y sabemos que la vacuna causa una caída en el número de células T, y esas células T son parte de nuestro sistema inmunológico y son parte de las armas críticas que nuestro sistema inmunológico tiene para combatir las células cancerosas; así que hay un mecanismo potencial allí. Todo lo que puedo decir es que he tenido demasiadas personas que me contactan con estos informes para que me sienta cómodo. Diría que esa es mi mayor preocupación de seguridad más reciente, y también es la que va a ser la más poco informada en la base de datos adversa, porque si alguien ha tenido cáncer antes de la vacuna, no hay forma de que los funcionarios de salud pública lo vinculen con la vacuna». («Dr Byram Bridle speaks», Bitchute, :55 segunda marca)

Una vez más, ¿Cuántas personas habrían decidido vacunarse si supieran que podría desencadenar un brote de virus latentes o cánceres en remisión? ¿Quién correría ese riesgo?

Pero no saben que se están arriesgando, ¿verdad?, porque no se les ha dicho la verdad. Y la razón por la que no se les ha dicho la verdad es porque son un objetivo en una guerra de exterminio que se les está librando. A veces es muy difícil para las personas admitir lo que saben que es la verdad, pero la verdad es evidente. Nuestros gerentes de la pandemia y sus soldados de a pie en los medios de comunicación, la salud pública y el gobierno quieren hacernos daño, quieren inyectarnos una sustancia misteriosa que causará estragos en nuestro sistema inmunológico y acortará nuestras vidas. Esto no es solo una lucha por la libertad personal o la autonomía corporal, es una batalla por la supervivencia. Estamos defendiendo nuestro derecho a vivir. Aquí hay más de la inmunóloga viral Dra. Jessica Rose:

«Hay estudios que están saliendo ahora, y hay amplias señales en los datos de eventos adversos, de que estos productos (vacunas Covid) no solo están inmunomodulando el sistema inmunológico y causando hiperinflamación; ahora hay señales de que están afectando muy negativamente a las poblaciones de células T CD8. Para aquellos que no lo saben, esta es una muy mala noticia. Es solo en unas pocas personas hasta ahora, pero los datos no se ven bien hasta ahora. Estas células T son las llamadas «células asesinas». Su trabajo… es matar células infectadas viralmente que muestran marcadores extraños en su superficie. Entonces, si estas poblaciones se agotan, entonces eso es una muy mala noticia, porque no tenemos una población de células en el sistema inmunológico adquirido para eliminar las células infectadas viralmente. …

Hay signos claros que están empezando a surgir, de que hay un «síndrome de deficiencia de inmunidad» que se produce como resultado de estos productos (vacunas) Como resultado de la hiperestimulación … Las células T están (disminuidas), y la presencia constante de inyecciones repetidas de una proteína citotóxica… Nunca, nunca recomendaría que alguien que está inmunocomprometido se acerque a estas cosas, porque casi puedo garantizarle que su condición va a empeorar. Otra cosa que estamos viendo en VAERS es cánceres que salen de la remisión y muchos médicos están informando esto en el terreno. Y, por cierto, esto nunca ha sucedido antes, ni en esta escala; ni siquiera cerca … Entonces, hay algo que está sucediendo aquí que merece una mayor investigación, y no se ve bien». Jessica Rose explica la información preocupante que surge sobre la inmunidad comprometida de los vacunados», Odysee)

¿Puedes ver el patrón todavía? ¿Puedes ver cómo todos dicen lo mismo? ¿Por qué es eso, crees?

Es porque es la verdad, la verdad pura y sin adornos.

El punto que estamos tratando de hacer no puede ser exagerado: la vacuna es un arma biológica hecha por el hombre, generada en laboratorio, que desactiva el sistema de defensa crítico del cuerpo que aumenta la susceptibilidad a la enfermedad en muchos órdenes de magnitud. Con cada inyección adicional, uno es menos capaz de montar una respuesta suficiente a infecciones de rutina, gripes o virus. Eso conducirá a un tsunami de enfermedades que probablemente abrumará nuestro sistema de salud pública y hundirá al país más profundamente en la crisis. ¿Es ese el plan? ¿Es eso lo que nuestros señores globalistas tienen reservado para nosotros?

Veremos. Ahora echa un vistazo a este último clip del video del vacunólogo Geert Vanden Bossche:

«Lo primero que me gustaría destacar es que el Covid-19 no es una enfermedad de personas sanas. Las personas que están en buen estado de salud tienen un sistema inmunológico innato saludable que puede hacer frente a una serie de virus respiratorios sin ningún problema. Estas personas no solo están protegidas contra la enfermedad, sino que incluso, en muchos casos, pueden prevenir la infección. Estas son personas que pueden contribuir a la esterilización de la inmunidad y a la inmunidad de rebaño, que es muy, muy importante. Entonces, escucha: Nunca, nunca permitas que nadie o algo interfiera o suprima tu sistema inmunológico innato. Usted puede hacer un mal trabajo usted mismo llevando una vida poco saludable, que va a suprimir su inmunidad innata, pero aún peor, son los anticuerpos inducidos por la vacuna que suprimen su inmunidad innata. Y estos anticuerpos vacunanos no pueden sustituirlo porque pierden su eficacia contra el virus y se vuelven cada vez menos efectivos. A diferencia de los anticuerpos innatos, no pueden prevenir la infección, no pueden esterilizar el virus. Por lo tanto, contribuyen a la inmunidad de rebaño …

Si suprimimos estos anticuerpos innatos en los niños, podría conducir a enfermedades autoinmunes. Este es un absoluto «No ir» No podemos vacunar a nuestros hijos con estas vacunas. La supresión de la inmunidad innata ya es un problema entre los vacunados, y de hecho, van a tener dificultades para controlar una serie de enfermedades, no solo Covid-19, sino también otras enfermedades … y requerirá un cambio muy dramático en las estrategias para ayudar a los vacunados, y mi corazón está con ellos, porque necesitarán un tratamiento extenso en muchos casos.

… Potenciarlos , lo que significa darles una tercera dosis – es absolutamente una locura, porque lo que hará, es aumentar la presión inmune de los anticuerpos vacunales, sobre su inmunidad innata. Así que impulsar es una tontería absoluta; es peligroso y no debe hacerse….

Entonces, ¿qué nos dice la ciencia? Nos dice que es la inmunidad innata la que nos protegerá, no la vacuna». («Geert Vanden Bossche sobre las vacunas y la supresión de la inmunidad innata», Rumble)

Entonces, ahora sabemos que, junto con los coágulos de sangre, el sangrado, los ataques cardíacos, los accidentes cerebrovasculares, las enfermedades vasculares y neurológicas, la vacuna también está diseñada para destripar el sistema que nos protege de la enfermedad y la muerte, el sistema inmunológico. Cuán inmerso en la negación uno debe estar para no ver el mal que está ahora entre nosotros.

Vea también: Dr. Nathan Thompson: la vacuna Covid induce autoinmunidad, Odysee https://odysee.com/@EndYourSlavery:8/My-Jaw-DROPPED-when-I-Tested-Someone’s-Immune-System-After-the-2nd-Jab:d

Y esto: Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida por Vacuna (VAIDS): ‘Deberíamos anticipar ver esta erosión inmune más ampliamente'», https://americasfrontlinedoctors.org/news/post/vaccine-acquired-immune-deficiency-syndrome-vaids-we-should-anticipate-seeing-this-immune-erosion-more-widely/ Los Médicos de Primera Línea de las Américas https://americasfrontlinedoctors.org/news/post/vaccine-acquired-immune-deficiency-syndrome-vaids-we-should-anticipate-seeing-this-immune-erosion-more-widely/

Fuente: https://www.unz.com/mwhitney/operation-extermination-the-plan-to-decimate-the-human-immune-system-with-a-lab-generated-pathogen/

¡LOS NIÑOS NO SE TOCAN! BASTARDOS

Las «vacunas» contra el COVID son una guerra contra los niños

Los tiranos han sido consistentes en su ataque de mensajes desde el principio: la vida saludable y la inmunidad natural no juegan ningún papel en la superación del Covid; solo el don divino de los experimentos farmacéuticos puede conferir la redención del demonio viral. Ahora los tiranos están salivando ante las ganancias que se obtienen al sumergir a los lucrativos moduladores genéticos en la carne de los niños. Pfizer ya se jacta de que ganará tanto dinero con su vacuna contra el Covid en 2021 como con todos sus productos en 2020. ¡Y espera hasta 2022, cuando Fauci nos asegura que incluso los bebés y niños pequeños serán apuñalados con el jab! Los tiranos han decretado su derecho a colonizar y explotar los cuerpos de sus hijos, y su trabajo como padres es agradecerles, pagarles y someterse.

Ante esta guerra relámpago de intimidación, coerción y propaganda, ¿Cómo pueden los padres proteger a sus hijos? ¿Qué armas tienen los padres para defenderse? Como en cualquier guerra, la forma de ganar es a través del coraje, la unidad y el conocimiento del enemigo. Por lo tanto, he proporcionado algunos datos para fortalecer su información y compartirla con otros.

La vacuna ya ha demostrado ser peligrosa. El 12 de noviembre, los CDC publicaron las últimas cifras del VAERS (Vaccine Adverse Event Reporting System). Hasta la fecha, los niños de 12 a 17 años han sufrido 22.782 eventos adversos totales, incluidos 1.400 calificados como graves, y 29 muertes reportadas. Entre las muertes: una niña de 17 años de Washington, una niña de 12 años de Carolina del Sur, una niña de 13 años de Maryland y una niña de 17 años de Texas. Se notificaron 59 casos de anafilaxia potencialmente mortal en este grupo de edad, con un 96% atribuido a la vacuna de Pfizer. Se notificaron 552 casos de miocarditis y pericarditis (inflamación del corazón), todos menos 10 vinculados a Pfizer, y 131 casos de trastornos de la coagulación de la sangre, con un 100% vinculado a Pfizer.

Las lesiones causadas por las vacunas en los niños están siendo censuradas por los medios de comunicación y enterradas por la FDA. Maddie de Garay es una niña de 13 años en Ohio cuya madre la inscribió en el ensayo clínico de la vacuna Covid de Pfizer. Ahora está catastróficamente discapacitada y ha sido hospitalizada tres veces en los últimos meses. Sin embargo, Comcast se negó a mostrar un anuncio sobre Maddie, frustrando a la madre de Maddie que esperaba que obligara a los responsables a admitir las lesiones de Maddie. Puedes ver el anuncio de Maddie aquí. La Sra. de Garay documentó los registros médicos de Maddie y los envió a los CDC, la FDA y el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares de los NIH sin obtener ninguna respuesta significativa. Pfizer ha categorizado las lesiones sistémicas de Maddie como «dolor abdominal funcional».

Suecia, Dinamarca, Finlandia y Taiwán han dejado de vacunar a los grupos más jóvenes debido al daño cardíaco reportado y otras lesiones. (Ver aquí, aquíaquí.) Los cuatro países reportan tasas preocupantes de miocarditis y pericarditis, que causan inflamación cardíaca, en personas más jóvenes inyectadas con vacunas Covid. Y en Alemania, los datos federales muestran que los niños de 12 a 17 años tenían muchas más probabilidades de sufrir daños por las vacunas Covid que por Covid. Los niños fueron hospitalizados después de la vacuna con miocarditis, pericarditis, trombosis, embolia pulmonar y síndrome de Guillain-Barré. En todo el mundo, los niños sufren las vacunas contra el Covid.

Pfizer NO realizó estudios a largo plazo sobre el impacto de su vacuna en los niños: ninguno, nada. Pfizer admite en su solicitud a la FDA que estudiarán los efectos a largo plazo en los niños DESPUÉS de que reciban la autorización. Los ensayos clínicos de Pfizer consisten en solo dos pequeños estudios de aproximadamente 2,000 niños cada uno. Un grupo fue seguido durante aproximadamente dos semanas después de la vacunación; el otro durante dos meses. Eso es todo. ¡Dos meses! Esa es toda la base para inyectar a millones de niños con vacunas experimentales que tienen consecuencias desconocidas para su salud genética, reproductiva, neurológica, inmunológica, respiratoria y cardiovascular. ¿Qué demonios le sucede a nuestro futuro si algo sale mal?

Fauci y la FDA admiten que no saben si las vacunas son seguras para los niños. «La verdadera pregunta que aún no hemos respondido son los datos de seguridad de una vacuna de ARNm en jóvenes frente a la miocarditis», dijo Fauci a Reuters en octubre. Y el Dr. Eric Rubin, miembro con derecho a voto del panel de la FDA que respaldó la vacuna y editor en jefe de The New England Journal of Medicine, señaló casualmente: «Nunca vamos a aprender sobre cuán segura es la vacuna a menos que comencemos a administrarla. Así es como va». En otras palabras, lo que es importante para estos «expertos» no es proteger a sus hijos. Es proteger la vacuna, con sus hijos como los desafortunados conejillos de indias.

El riesgo de muerte o enfermedad grave de los niños sigue siendo extremadamente bajo. Grandes estudios en Gran Bretaña confirman que el riesgo de los niños de ser hospitalizados o morir de Covid es insignificante. 25 niños de los 12 millones de niños en Gran Bretaña murieron de Covid, y la mayoría de ellos tenían comorbilidades graves. Además, los niños no son factores importantes de infección y casi no representan ningún riesgo para los adultos. No se infectan con frecuencia, y si lo hacen, generalmente tienen síntomas leves.

Médicos prominentes han formado The Unity Project para ayudar a los participantes y grupos a luchar contra los mandatos de vacunas para los niños.

Los tiranos que quieren los cuerpos de sus hijos son implacables. Han orquestado el campo de batalla para que tenga el mandato de alterar permanentemente la biología de sus hijos con sustancias desconocidas para protegerse contra una enfermedad de la que no están en riesgo. En tiempos de caos y desesperación, regrese a los conceptos básicos probados por el tiempo. La mejor manera de proteger a sus hijos es reforzando su sistema inmunológico dado por Dios con alimentos integrales saludables, sol, juego alegre y ejercicio, sueño y tiempo familiar para la gratitud. La guerra la ganarán los padres que protejan a sus hijos.

Fuente: https://www.globalresearch.ca/covid-vaccines-war-children/5762644?utm_campaign=magnet&utm_source=article_page&utm_medium=related_articles

¿Qué sucede cuando las vacunas comienzan a ser contraproducentes?

Hay mucha gente por ahí que está preocupada por la aparición de alguna nueva variante del SARS-COV2 que evada las vacunas. Además, hay personas que sugieren que esto no es motivo de preocupación: simplemente encontraremos una nueva vacuna contra esta nueva variante. Pero tengo la impresión de que a todo el mundo parece que le falta algo.

«Si aparece una nueva variante que evade las vacunas, simplemente desplegaremos una nueva vacuna contra esa cepa» es una mala línea de razonamiento, porque no hay una sola forma particular de evadir nuestra respuesta de anticuerpos, hay numerosas. Lo que estamos presenciando es que cada nueva subesta de Delta está evolucionando a su manera única, para replicarse en nuestros cuerpos a pesar de la presencia de nuestros anticuerpos.

Si está esperando un momento en el que anuncien que «se ha detectado una nueva cepa en Manchester que es totalmente resistente a las vacunas y pronto reemplazará a todas las demás cepas», entonces eso probablemente no sucederá. Más bien, va a ser más de lo habitual. Con cada bit de información publicada, encontrará que cada vez más personas vacunadas sufren infecciones irruptivas y hospitalización.

De hecho, con la evidencia disponible para nosotros ahora, podemos decir que las vacunas no han logrado proteger al grupo demográfico exacto que se suponía que debían proteger: los ancianos. Los ancianos vacunados siguen teniendo menos probabilidades de morir per cápita que los ancianos no vacunados en el futuro previsible, simplemente porque menos del 10% de las personas mayores en Europa occidental que permanecen sin vacunar generalmente tienen una salud más pobre: son principalmente minorías étnicas y personas que viven en la pobreza o el aislamiento.

Podemos observar la mortalidad acumulada no COVID en ancianos británicos para ver qué está pasando:

Imagen

Si observa esto, notará que los ancianos vacunados mayores de 70 años tienen aproximadamente un 55% menos de probabilidades de morir que los ancianos no vacunados, por causas no COVID. Y aquí tienes la tabla más reciente de las tasas de mortalidad por COVID para las personas mayores:

Para el grupo de más de 80 años en particular, queda claro que el riesgo de muerte no COVID muestra un patrón idéntico al riesgo de muerte por COVID. Mientras ese siga siendo el caso, las autoridades nunca tendrán que admitir que las vacunas fallaron: aún podrán señalar algún gráfico que dice que los ancianos vacunados tienen un 50% más o menos de probabilidades de muerte en comparación con aquellos que no fueron vacunados.

Con las medidas de intimidación que se están tomando actualmente contra las personas no vacunadas, están eliminando a las últimas personas sanas del grupo demográfico no vacunado: si no puedes salir a un pub o un restaurante y no puedes mantener un trabajo sin ser vacunado, ¿qué tipo de personas se ven obligadas a vacunarse? Personas no vacunadas con una vida social activa y saludable, que trabajan en un trabajo regular.

El tipo de personas que no se verán obligadas a pasar por estas medidas para vacunarse son las personas que están desempleadas debido a enfermedades crónicas u otros factores y las personas mayores no vacunadas que viven en aislamiento social. En otras palabras: estas medidas eliminan a las personas sanas del grupo demográfico no vacunado. Esto asegura que los números continuarán mostrando que las vacunas lo «protegen», incluso cuando no lo hacen.

No debe esperar ver algún tipo de actualización del gobierno en la que eventualmente admitan que las personas no vacunadas ahora tienen un menor riesgo de morir por el virus que las personas vacunadas: las medidas que están tomando tienen el efecto de dejar solo un pequeño grupo de personas no vacunadas que naturalmente tienen un riesgo muy alto de morir por este virus debido a su mala salud.

¿Por qué harían eso? ¿Por qué ahora están obligando repentinamente a los jóvenes sanos a tomar estas vacunas? Bueno, aquí hay una posible explicación. Míralo de esta manera: Imagina que tus políticos realmente creyeran que la crisis terminaría después de vacunar a todos los ancianos. Comenzaron a vacunar a las personas inicialmente, detuvieron el programa de vacunación varias veces porque muchas personas murieron repentinamente después de recibir las vacunas, pero luego continuaron los programas de todos modos porque no tenían alternativa y pensaron que sacrificar algunas vidas para poner fin a la pandemia vale la pena el costo.

Pero luego queda claro que las vacunas no resuelven el problema, porque la inmunidad no dura. Peor aún, a partir de los datos de exceso de mortalidad queda claro que las personas están muriendo a causa de las vacunas. Eres un político. Cometiste un terrible error. Entonces, ¿qué haces a continuación? ¿Admite que cometió el peor error de salud pública de la historia, o comienza a tratar de descubrir cómo encubrir el problema? Todas estas medidas que obligan a los adultos sanos de bajo riesgo con una vida social activa y un empleo estable a tomar esta vacuna aseguran que las únicas personas no vacunadas que quedan sean las personas en la demografía de alto riesgo. Este es un efecto secundario casual realmente conveniente para su gobierno, o simplemente están tratando activamente de ocultar lo que realmente está sucediendo. Si quisieran confundir activamente los datos, no podrían estar haciendo un mejor trabajo del que están haciendo actualmente.

Sin embargo, cuando observa el exceso de mortalidad total en la población en un momento dado (el número que es muy difícil de manipular para ellos) en comparación con un año antes, notará que nada ha cambiado sustancialmente para mejor. Como ejemplo, aquí está el exceso de mortalidad en los Países Bajos:

Normalmente, un invierno mortal es seguido por un invierno suave, pero ahora vemos que está sucediendo exactamente lo mismo que el invierno pasado. Lo que te van a decir después de que termine la ola de invierno es: «seguro que se ve básicamente igual que el invierno pasado, ¡pero imagínate cuánto más mortal habría sido si no hubiéramos vacunado a todos»!

Lo que ha sucedido aquí en Europa es lo siguiente. Al principio fuimos testigos de la aparición de un nuevo virus. Casi ninguno de nosotros tenía inmunidad real contra él y el virus ya estaba prácticamente optimizado para infectar a seres humanos ingenuos. Para cuando entramos en invierno, muchas personas tenían cierto grado de inmunidad y comenzaron a surgir diferentes variantes como Alpha, todas las cuales cambiaron de diferentes maneras para sobrevivir a nuestras diversas respuestas inmunes a este virus.

Luego, eventualmente, comenzamos a implementar vacunas. Esto llevó a un aumento repentino masivo de la inmunidad. El virus comenzó a extinguirse. Casi todas las variantes desaparecieron, con la excepción de una, que tenía una ventaja única sobre todas las demás. Como han demostrado los científicos japoneses, Delta tenía la capacidad única de hacer uso de nuestra respuesta de anticuerpos a la región NTD. Si estás esperando una «mejora dependiente de anticuerpos», bueno, ya está aquí. Simplemente no se ve como esperabas que se viera.

Esta capacidad de hacer uso de nuestros anticuerpos contra la región NTD de la proteína Spike parece ser la razón principal por la que Delta logró reemplazar a todas las demás cepas. También parece ser la razón por la que es mucho más infeccioso. El despliegue de las vacunas representó un evento de selección masiva, que hizo que una variante creciera dominante a costa de todas las demás variantes.

La gente te dirá «bueno, las vacunas no son tan efectivas como habían prometido, debido a una nueva variante» como si estas dos fueran ocurrencias separadas. Esta es la mentira de la omisión: ¿Por qué esta nueva variante se convirtió repentinamente en dominante? La respuesta es: Debido a estas vacunas. La respuesta inmune de los seres humanos es lo que impone una presión selectiva sobre este virus. Cuanto más se parece nuestra respuesta inmune a la de otras personas, más forzamos la presión selectiva sobre este virus en una dirección particular. A través de las vacunas, que homogeneizan nuestra respuesta inmune contra una versión particular de la proteína espiga, creamos el tipo de condiciones en las que las versiones del virus que se parecen a Delta comienzan a prosperar a expensas de otras cepas del virus.

Y esa es la etapa a la que hemos llegado ahora. En todo el mundo occidental, diferentes cepas descendientes de Delta están en una carrera por acumular diferentes mutaciones que superen nuestra respuesta inmune humana contra la proteína espiga. Es poco probable que veas que una cepa en particular tenga una ventaja muy fuerte contra otras cepas ahora y elimine a las demás. La fruta de bajo costo ya ha sido cosechada por el virus en forma de Delta convirtiéndose en dominante. Ahora se trata de adquirir diferentes mutaciones, cada una con una leve ventaja.

Lo que va a parecer es que en toda Europa Occidental, gradualmente se va a ver que el porcentaje de personas vacunadas en los hospitales se acerca a la marca del 80-90%. Es muy poco probable que se mueva por encima del 90% de las hospitalizaciones, porque el 7% no vacunado más o menos de los ancianos tienen una salud mucho más pobre que los ancianos vacunados. Pero si no supiera nada mejor y se despertara de un coma y mirara las estadísticas de mortalidad, dudaría de que se hubiera implementado una vacuna.

Desafortunadamente, por varias razones, las vacunas permiten una situación que no habría existido si hubiéramos construido inmunidad natural. Hay una serie de razones para esperar que el virus crezca más mortal en los próximos meses, en comparación con la ola de invierno anterior:

-La inmunidad natural es muy diversa. El sistema inmunológico de una persona se centrará en la proteína Nucleocápside, el sistema inmunológico de otra persona se centrará en la proteína Spike o en una de las otras proteínas. La inmunidad natural también se desarrolla contra diferentes variantes, mientras que la inmunidad artificial se desarrolla contra una proteína espiga que es idéntica en todos los que reciben estas vacunas. Debido a que la inmunidad natural es diversa, los cambios sutiles en el virus no pueden causar el tipo de beneficio de aptitud física que puede causar en condiciones de inmunidad artificial generalizada contra una versión específica de la proteína Spike.

Como todo el mundo tiene una respuesta inmune muy similar, llegamos a una situación en la que el virus puede usar activamente nuestra respuesta inmune para su propio beneficio, a través de la mejora dependiente de anticuerpos. Tales mutaciones que permiten la mejora dependiente de anticuerpos generalmente solo tienen una ventaja de aptitud si casi todos tienen estos anticuerpos. Ya existe un grado de mejora dependiente de anticuerpos, porque casi todos los anticuerpos inducidos por las vacunas contra la región NTD son utilizados por las cepas Delta actualmente dominantes en su beneficio.

https://platform.twitter.com/embed/Tweet.html?dnt=true&embedId=twitter-widget-0&features=eyJ0ZndfZXhwZXJpbWVudHNfY29va2llX2V4cGlyYXRpb24iOnsiYnVja2V0IjoxMjA5NjAwLCJ2ZXJzaW9uIjpudWxsfSwidGZ3X2hvcml6b25fdHdlZXRfZW1iZWRfOTU1NSI6eyJidWNrZXQiOiJodGUiLCJ2ZXJzaW9uIjpudWxsfSwidGZ3X3NwYWNlX2NhcmQiOnsiYnVja2V0Ijoib2ZmIiwidmVyc2lvbiI6bnVsbH19&frame=false&hideCard=false&hideThread=false&id=1456312682513063943&lang=en&origin=https%3A%2F%2Fwww.rintrah.nl%2Fwhat-happens-when-the-vaccines-start-to-backfire%2F&sessionId=7c48783e802c4b858d9d3a970a425420a8effeb5&theme=light&widgetsVersion=f001879%3A1634581029404&width=550px

La campaña de vacunación dificulta el desarrollo de la inmunidad completa, ya que la respuesta inmune normal a las proteínas más allá de la proteína Spike se previene debido al pecado antigénico original. Esto hace que las infecciones repetidas sean más probables. La evidencia de que esto ya sucede se puede ver en el hecho de que los británicos vacunados tienen tasas de casos más altas que los británicos no vacunados. También se puede ver en el hecho de que los niveles de ARN en las aguas residuales escocesas y holandesas ahora superan los niveles observados durante el pico de invierno.

Entonces, ¿cómo va a terminar este experimento? Los adultos sanos no vacunados se infectan con el virus con el tiempo y desarrollan una inmunidad duradera genuina. Después de un año más o menos, serás vulnerable a la reinfección, pero estas reinfecciones son más leves, como un resfriado común normal. La razón principal por la que este virus se comportó de manera diferente a otros virus corona en adultos es porque teníamos menos inmunidad a este virus.

Los adultos vacunados están al principio protegidos, pero la inmunidad es temporal, ya que se basa en una respuesta en la sangre, centrada únicamente en una versión antigua de la proteína espiga. Esto conduce gradualmente a la siguiente etapa de la pandemia, donde el virus no tiene a nadie más que infectar, excepto a las personas vacunadas con inmunidad menguante. Esto es inevitable, porque casi todas las personas no vacunadas desarrollarán inmunidad esterilizante eventualmente.

Una vez que haya muchas personas con inmunidad inducida por la vacuna menguante en comparación con las personas no vacunadas que aún son susceptibles a la infección, puede ocurrir una selección adicional para la mejora dependiente de anticuerpos y la evasión de anticuerpos. Las mutaciones que habrían tenido un efecto negativo en la condición física cuando todavía había muchos jóvenes no vacunados para infectar ahora comenzarán a tener una ventaja de transmisión en la población general y serán seleccionadas.

Este es el punto al que hemos llegado ahora: no quedan suficientes personas susceptibles no vacunadas en la población, para forzar una presión selectiva suficiente contra la propagación de nuevas mutaciones de ADE y evasión de anticuerpos. El virus ahora se está propagando de una persona vacunada a la siguiente persona vacunada de forma continua. Estas son las circunstancias bajo las cuales el virus cambia para evadir la respuesta inmune inducida por la vacuna. Tales nuevos cambios no ocurren cuando el virus se propaga de una persona no vacunada a una persona vacunada, ¡porque esos cambios no mejoran la replicación en la persona no vacunada!

Este proceso solo comienza realmente una vez que la mayoría de la población ha sido vacunada y un número significativo de personas móviles con muchos contactos han comenzado a desarrollar una inmunidad menguante. Este proceso lleva un tiempo, porque el virus tarda en pasar por este filtro selectivo: tarda unos días en pasar de una persona a otra. Este proceso conduce lentamente a una situación en la que comenzará a ver un aumento en las personas mayores vacunadas hospitalizadas debido a Covid.

He realizado el siguiente gráfico, para ilustrar cómo funciona el proceso:

Si entiendes esto, entonces entiendes que lo que te están diciendo es exactamente al revés: las personas no vacunadas no son un peligro para las personas vacunadas. Las personas vacunadas dependen de un gran reservorio de personas no vacunadas, para que las vacunas sigan siendo efectivas. Esta es, por ejemplo, la razón por la que la vacuna parecía altamente efectiva en los Estados del Sur de Estados Unidos este verano, pero parece altamente ineficaz en Escocia.

Para que las personas vacunadas permanezcan a salvo de este virus, serán necesarias campañas de migración masiva: las personas vacunadas tendrán que propagarse entre las personas no vacunadas. Mientras las personas vacunadas solo interactúen con otras personas vacunadas, la selección natural provocará la propagación de variantes de este virus que evadan su respuesta inmune. Cambiar su respuesta inmune a una respuesta inmune más efectiva es muy difícil y con cada refuerzo que reciban se volverá más difícil.

Una vez que queda claro que las vacunas están fallando, esto lleva a sus responsables políticos al siguiente gran dilema: aumentar o no impulsar.

-Si decides no impulsar, te enfrentas al mismo tipo de situación que vimos el invierno pasado o peor. Las vacunas no serán efectivas y los hospitales no podrán lidiar con la carga de los pacientes, porque los hospitales tienen poco personal y tratan de tratar a los pacientes cuyo tratamiento se retrasó.

-Si decides aumentar, simplemente pateas la lata por el pasillo hasta el próximo invierno. Cada vez que inyectas a alguien con la misma versión antigua de la proteína Spike, el sistema inmunológico aprende a acercarse más a esta versión de la proteína Spike, a expensas de su capacidad para ajustarse a cualquier variante novedosa que surja. Parece funcionar bien a corto plazo, como lo demuestra Israel, pero no es una solución sostenible, porque obstaculiza el sistema inmunológico en su capacidad de adaptarse a la inevitable evolución de este virus.

Además de esto, parece haber una ventana de dos semanas después de la inyección durante la cual tiene un mayor riesgo de infectarse, porque muchos de sus glóbulos blancos se mueven a la ubicación de la inyección en su brazo. Por lo tanto, una campaña de refuerzo masivo puede causar un aumento adicional en las infecciones.

Lo que ha sucedido es lo siguiente: un nuevo virus saltó a la población humana, contra la cual teníamos muy poca inmunidad preexistente. Es el tipo de virus contra el que nuestros cuerpos no desarrollan una respuesta inmune duradera, porque es el tipo de virus que puede usar tales anticuerpos para su propio beneficio cuando muta.

Normalmente los seres humanos desarrollarían una respuesta inmune muy diversa, en respuesta a las diversas variantes que circularán en la población a lo largo del tiempo. Debido a esta respuesta inmune diversa, sería imposible que las pequeñas mutaciones conduzcan a un aumento dramático en la evasión inmune.

Debido a las vacunas, la respuesta inmune de todos ahora se ve muy similar. Esto tiene el efecto de permitir que las mutaciones simples causen efectos dramáticos. Nunca antes habíamos tenido una situación como esta en la historia. Es a través del desarrollo gradual de diversa inmunidad que los virus normalmente se vuelven endémicos. Ahora interferimos con este proceso y estamos a punto de descubrir las consecuencias.

Si vives en una nación de Europa Occidental, ahora puedes esperar aproximadamente la siguiente línea de eventos para proceder:

Las infecciones y hospitalizaciones aumentarán a medida que el clima empeore y la protección inducida por la vacuna disminuya.

Los políticos enfatizarán inicialmente que la mayoría de los pacientes no están vacunados. Eventualmente, esta narrativa progresa a «todavía es más probable que termine hospitalizado si no está vacunado», ya que los pacientes completamente vacunados se convierten en la mayoría. Entonces probablemente redoblan la presión y deciden apresurar los refuerzos, mientras insisten en que la vacuna aún lo protege adecuadamente.

Los medios de comunicación y los políticos insistirán en que todo esto se debe a las personas que permanecen sin vacunar, incluso cuando la evidencia comienza a demostrar que las vacunas no hacen una diferencia sustancial, siempre y cuando se ajusten a los factores de confusión demográfica (lo que generalmente se niegan a hacer, prefieren mostrarle los números brutos). Se implementarán nuevas medidas dirigidas a los no vacunados, pero estas medidas no tendrán un impacto significativo en la ola invernal. En todo caso, aislar a los no vacunados de los vacunados facilita que las mutaciones resistentes a las vacunas se vuelvan dominantes.

Países como los Países Bajos, donde los políticos fueron lo suficientemente tontos como para creer genuinamente que estas vacunas serían el final de este lío, estarán en grandes problemas. Eventualmente, se ven obligados a abandonar su negación e implementar un nuevo confinamiento que afecta a las personas vacunadas y no vacunadas por igual. Los confinamientos se utilizan para ganar tiempo, para desplegar nuevos refuerzos para los ancianos e impulsar la vacunación de los niños. Sin embargo, la vacunación de los niños es la forma más efectiva posible de crear variantes de evasión inmune, porque los niños no vacunados son un baluarte de la selección natural contra las mutaciones que evaden la vacuna. Cuantos más niños vacunamos, más aceleramos la catástrofe que está a punto de suceder.

Después de un invierno horrible con un exceso de mortalidad que excede el invierno anterior, las hospitalizaciones finalmente disminuyen nuevamente. Pero el problema no ha desaparecido.

-Los diferentes descendientes circulantes de Delta continúan divergiendo entre sí. Otras variantes como Beta también pueden aparecer en Europa. Esto ahora prohíbe el despliegue de una nueva vacuna efectiva contra Delta, porque estas cepas están evolucionando en direcciones exactamente opuestas a la versión de Wuhan. El virus ahora desarrollará tal variación que ya no es posible implementar una vacuna efectiva.

-Mientras que la diversidad genética del virus habrá aumentado, la diversidad de nuestra respuesta inmune contra el virus habrá disminuido. La mayoría de los adultos se habrán inyectado tres o incluso cuatro veces, con una versión de Wuhan de la proteína espiga. Con cada vez que se le inyectan estas vacunas, su sistema inmunológico se ve obligado a centrar más de su respuesta en esta versión de Wuhan de la proteína espiga, a expensas de la capacidad de su sistema inmunológico para responder a todas las demás partes del virus y todas las demás variantes que evolucionan con el tiempo.

Los políticos se darán cuenta de que las viejas vacunas ya no funcionarán para el próximo invierno, pero no son inmunólogos y esperan que simplemente se pueda idear una nueva vacuna una vez que los descendientes de Delta hayan evolucionado para ya no verse afectados por esta vacuna. Sin embargo, esto no es posible por dos razones:

1. A medida que aumenta la diversidad genética, se vuelve imposible predecir por qué cepa se verá afectada una región o individuo en particular, por lo que se vuelve difícil optimizar la vacuna.

2. Debido al pecado antigénico original, la primera exposición limita la capacidad de ajustarse a las exposiciones posteriores. La respuesta a las exposiciones posteriores será moldeada por la primera exposición. En términos generales, la vacunación con nuevas cepas simplemente recuerda la respuesta de la vacunación con cepas viejas, en lugar de crear una nueva respuesta.

Debido a que no será posible usar vacunas efectivas, el invierno de 2022 a 2023 conduce a una ola masiva de muertes diferente a todo lo que hemos visto hasta ahora.

Nunca antes habíamos hecho algo así en la historia de la humanidad. Hemos inyectado a toda la población con «vacunas», que hacen que sea un poco más difícil que este virus se replique en el cuerpo de una persona, pero aún así permiten que una persona se infecte y lo transmita. Así es como se genera una explosión en nuevas variantes.

Imagen

Lo que es importante entender es que las vacunas también sirven como un trampolín evolutivo: las mutaciones intermedias que nunca podrían haber sobrevivido el tiempo suficiente para desarrollar más mutaciones ahora pueden sobrevivir en este nuevo entorno de inmunidad inducida por vacunas artificiales. Recuerde, las personas no están desarrollando la amplia inmunidad esterilizante natural que involucra casi todas las proteínas del virus en sus membranas mucosas, que les prohíbe infectarse. Tal inmunidad impide que sus cuerpos sirvan como campos de entrenamiento para que el virus evolucione aún más.

No, están desarrollando inmunidad en la sangre, en lugar de en las membranas mucosas del tracto respiratorio superior, en lugar de en las membranas mucosas del tracto respiratorio superior. Así es como se genera una explosión de variantes, con cambios en la proteína espiga. Variantes que pueden saltar a otras especies animales donde pueden evolucionar aún más. Variantes que evolucionan para hacer uso de su respuesta de anticuerpos. Las variantes con todo tipo de ventajas ahora pueden evolucionar, porque las personas con inmunidad inducida por la vacuna menguante contra la proteína Spike son un trampolín evolutivo perfecto.

Uno de los factores necesarios para que nuestra especie alcance densidades de población tan altas como las que hemos alcanzado hoy en día es la diversidad de nuestra respuesta inmune de persona a persona:

Los loci MHC son algunos de los loci codificantes más variables genéticamente en mamíferos, y los loci HLA humanos no son excepciones. A pesar del hecho de que la población humana pasó por una constricción varias veces durante su historia que fue capaz de arreglar muchos loci, los loci HLA parecen haber sobrevivido a tal constricción con una gran variación. [20] De los 9 loci mencionados anteriormente, la mayoría retuvo una docena o más de grupos de alelos para cada locus, una variación mucho más conservada que la gran mayoría de los loci humanos. Esto es consistente con un coeficiente de selección heterocigoto o de equilibrio para estos loci. Además, algunos loci HLA se encuentran entre las regiones codificantes de más rápida evolución en el genoma humano. Se ha observado un mecanismo de diversificación en el estudio de tribus amazónicas de América del Sur que parecen haber sufrido una intensa conversión de genes entre alelos variables y loci dentro de cada clase de genes HLA.[21] Con menos frecuencia, se han observado recombinaciones productivas de mayor alcance a través de genes HLA que producen genes quiméricos.

Si tuviéramos genes HLA con muy poca diversidad, todos tendríamos una respuesta inmune muy similar a los patógenos. La falta de diversidad en sus genes HLA es uno de los factores que hicieron que los nativos americanos fueran tan vulnerables a los virus introducidos por los colonizadores europeos: estos virus podrían propagarse en un entorno de respuesta inmune homogénea, lo que permitió que estos virus evolucionaran para hacer un uso óptimo de ese entorno en particular.

Si tuviéramos genes HLA con poca diversidad, los patógenos desarrollarían variantes que superarían esa respuesta inmune en particular. La diversidad de nuestra respuesta inmune prohíbe que esto suceda: cualquier cambio en particular no puede ayudar mucho a un patógeno, cuando todos responden al patógeno de una manera diferente.

Con las vacunas basadas en picos, hemos hecho exactamente lo peor que podría hacer: homogeneizamos la respuesta inmune humana a un nuevo virus que se está volviendo rápidamente más diverso genéticamente. Esto es algo de lo que llegaremos a arrepentirnos, porque estaremos lidiando con las consecuencias de ese error en forma de inmunidad deteriorada contra este virus durante décadas. Con cada nuevo refuerzo que inyectamos a las personas, homogeneizamos la respuesta inmune nuevamente y hacemos que sea aún más difícil para el sistema inmunológico responder a las nuevas variantes que surgirán.

Los desarrolladores de vacunas no están muy preocupados por lo que sucede cuando su campaña de vacunas falla, porque nunca antes habían visto una situación en la que una vacuna desplegada a cientos de millones de personas haya fallado. Las vacunas que fracasaron y empeoraron la enfermedad (ver Dengue en Filipinas y Virus Respiratorio Sincitial en los Estados Unidos) siempre fallaron durante los primeros ensayos, en los que solo un par de miles de personas como máximo fueron inyectadas con la vacuna. Esta es la primera vez en la historia que le sucede a cientos de millones de personas simultáneamente.

Sin embargo, la realidad es la siguiente: cuando se inyecta a cientos de millones de personas con una vacuna que se supone que los protege contra una nueva enfermedad infecciosa, pero la vacuna no los protege y las personas vacunadas aún pueden propagar este virus debido al fracaso de la vacuna, se están creando las condiciones exactas en las que el virus crecerá mucho más mortal.

Pero espera, ¿cómo es esto posible? ¿No tiene este virus una tasa de mortalidad por infección de ~ 0.2%? ¿El 99.8% de las personas no sobreviven a una infección por coronavirus? Sí, eso solía ser cierto, antes de que comenzáramos nuestra campaña de vacunación masiva y el virus comenzara a evolucionar en respuesta a nuestros errores. La realidad es ahora que estamos viendo que las infecciones irruptivas son muy graves.

https://platform.twitter.com/embed/Tweet.html?dnt=true&embedId=twitter-widget-1&features=eyJ0ZndfZXhwZXJpbWVudHNfY29va2llX2V4cGlyYXRpb24iOnsiYnVja2V0IjoxMjA5NjAwLCJ2ZXJzaW9uIjpudWxsfSwidGZ3X2hvcml6b25fdHdlZXRfZW1iZWRfOTU1NSI6eyJidWNrZXQiOiJodGUiLCJ2ZXJzaW9uIjpudWxsfSwidGZ3X3NwYWNlX2NhcmQiOnsiYnVja2V0Ijoib2ZmIiwidmVyc2lvbiI6bnVsbH19&frame=false&hideCard=false&hideThread=false&id=1458200182407893001&lang=en&origin=https%3A%2F%2Fwww.rintrah.nl%2Fwhat-happens-when-the-vaccines-start-to-backfire%2F&sessionId=7c48783e802c4b858d9d3a970a425420a8effeb5&theme=light&widgetsVersion=f001879%3A1634581029404&width=550px

Las personas vacunadas que se infectan ahora tienen un 9% de probabilidades de necesitar ser hospitalizadas en los Estados Unidos. Parte de esto se debe al hecho de que las infecciones irruptivas ocurren principalmente en personas mayores, pero también es producto del hecho de que las vacunas prohíben el desarrollo de una respuesta inmune efectiva.

Las infecciones irruptivas son más graves que las infecciones antes de que tuviéramos vacunas. Estas infecciones irruptivas se volverán más comunes con el tiempo. Sin embargo, lo más importante es que podemos esperar que las infecciones innovadoras comiencen a ser más graves con el tiempo, porque ya no tenemos suficientes personas susceptibles no vacunadas cuyos cuerpos imponen una presión selectiva negativa contra las mutaciones de proteína espiga de anticuerpos / ADE. Por lo tanto, la carga sobre los hospitales aumentará y, en última instancia, llegará al punto en que los hospitales ya no puedan hacer frente a todos los pacientes, lo que llevará a un mayor aumento de la mortalidad.

Necesitamos que los jóvenes sanos permanezcan sin vacunar, no solo para proteger a las personas vacunadas e imponer una presión selectiva contra las mutaciones de la proteína espiga ADE evadidos de anticuerpos/ ADE, sino por la siguiente razón:

¡Los jóvenes sanos no vacunados son los únicos que pueden revelar lo que sucedió!

Si casi no quedan jóvenes sanos no vacunados en países donde la mayoría de las personas recibieron estas vacunas, será difícil probar lo que hicieron: le dieron a la gente una vacuna que empeoró la pandemia. Mientras queden muchos jóvenes sanos no vacunados, será obvio a partir de las estadísticas y de las propias interacciones sociales cotidianas de las personas que los jóvenes sanos no vacunados no están sufriendo los efectos de este virus.

Sin suficientes jóvenes sanos no vacunados, será más fácil para los gobiernos pretender que estas nuevas olas mortales fueron simplemente un producto de alguna nueva variante más mortal que evolucionó espontáneamente, completamente sin relación con la campaña de vacunación.


Lo importante es entender que nada de esto era necesario. Realmente no tenía que ser así. Hubiera sido muy sencillo abordar esta situación, para políticos competentes.

Hágase las siguientes preguntas: ¿Por qué Suecia está bien, sin ningún confinamiento? Japón, el país con la población más envejecida del planeta, tiene 18.000 muertes por COVID, tantas como los Países Bajos. ¿Cómo escapó el África subsahariana de esta plaga?

Es realmente muy simple. Realmente no tienes que ser un genio para descubrir esto. Estos políticos y científicos podrían haber sido aclamados como héroes, si hubieran hecho las cosas muy simples que el tipo promedio en la calle ya descubrió:

-Asegúrese de que todos reciban suficiente vitamina D y vitamina K2.

-Fomentar una dieta y un estilo de vida saludables.

-Animar a los jóvenes a infectarse y volverse inmunes.

No voy a discutir todos los detalles específicos con respecto a la nutrición, pero debería quedar claro para cualquiera que mire la evidencia de que conocemos varios nutrientes que reducen enormemente el riesgo de enfermedades graves. Sin embargo, a los políticos no parece importarles esto: quieren una solución fácil de alta tecnología que sea consistente, confiable y fácil de forzar a las personas.

Los seres humanos pueden elegir someterse a las demandas de su cuerpo. El cuerpo anhela ciertos nutrientes, a cambio nos entrega la inmunidad que necesitamos para sobrevivir en este mundo. Por otro lado, la respuesta que elegimos fue el transhumanismo ordenado por el gobierno: forzamos a nuestros cuerpos a cambiar, engañamos a las células de nuestro cuerpo para que comenzaran a expresar material genético extraño: ARNm encapsulado en lípidos y ADN de una vacuna vectora de adenovirus.

Esto ahora es contraproducente. La naturaleza se niega a plegarse a nuestra voluntad y el resultado de este experimento fallido será la muerte en masa.

Fuente: https://www.rintrah.nl/what-happens-when-the-vaccines-start-to-backfire/

‘Como ver una película de terror’: objeto con tentáculos en movimiento, fragmentos metálicos encontrados en ‘vacunas’ COVID

Fecha: 23 de octubre de 2021

Autor: Informe Nwo

Fuente: Emily Mangiaracina

La Dra. Carrie Madej echó un vistazo al contenido de las inyecciones de Moderna, Pfizer y J&J bajo un microscopio, y lloró después de confirmar con un segundo lote lo que había visto en el primero.

LifeSiteNews ) – Una internista que miró varios pinchazos de COVID bajo un microscopio está dando la voz de alarma después de su descubrimiento de objetos extraños no identificados en las tomas, incluidos fragmentos metálicos, estructuras «parecidas al grafeno» en cada pinchazo y un tentáculo que se mueve criatura parecida a un organismo en el jab de Moderna.

La Dra. Carrie Madej, quien dijo haber examinado el contenido ampliado de las tomas de Moderna, Pfizer y Johnson & Johnson, encontró «muy molesto» ver cosas en cada golpe que los fabricantes no han sido francos, tan molesto que ella Dijo que lloró luego de verificar con una segunda tanda de disparos lo que había visto en la primera.

Ella  explicó  en el programa Guiso Peters que se le preguntó por primera vez por un laboratorio local de Georgia para examinar al microscopio el contenido de un vial “fresco” Moderna, que se verificó fue modificado antes de ser colocado en una lámina portaobjetos bajo un microscopio compuesto. “No se agregó nada a la solución, no se diluyó nada”, dijo.

“Primero se veía simplemente translúcido. Y luego, a medida que pasaba el tiempo, durante dos horas, aparecieron los colores. Nunca había visto nada como esto. No sucedió ninguna reacción química. Era de un azul brillante y púrpura real, amarillo y, a veces, verde ”, dijo.

Más tarde compartió que cuando preguntó a los ingenieros de nanotecnología de qué podrían provenir los colores brillantes emergentes, los ingenieros dijeron que «lo único que sabían que podía hacer eso» era una luz blanca, con el tiempo, provocando una reacción en «un material superconductor . » En este caso, señaló Madej, la luz blanca provenía del propio microscopio.

Señaló que un ejemplo de sustancia superconductora sería «un sistema informático inyectable».

Madej prosiguió: “Estas fibras aparecían cada vez más. Algunas de las fibras tenían una pequeña estructura de cubo, no estoy seguro de qué era eso. Y también había fragmentos metálicos allí. No eran fragmentos metálicos que estoy acostumbrado a ver, eran exóticos. Eran muy opacos «.

Con el tiempo, dijo Madej, «todas las partículas, todos estos colores comenzaron a moverse hacia el borde» de la diapositiva de la cubierta. “Había un autoensamblaje en marcha, las cosas estaban creciendo. Parecían sintéticos «.

Madej notó algo más bastante extraño: “Había un objeto u organismo en particular, no estoy seguro de cómo llamarlo, que tenía tentáculos saliendo de él. Pudo levantarse del portaobjetos de vidrio. Parecía ser consciente de sí mismo, o ser capaz de crecer o moverse en el espacio «.

Lo encontró perturbador, pero dijo que pensó: «Tal vez fue una casualidad de alguna manera, tal vez solo fue ese vial».

Algún tiempo después, el mismo laboratorio obtuvo más viales de un lote diferente de inyecciones de Moderna, así como un vial de J&J. A Madej le preocupaba ver las mismas cosas que había observado en el primer vial.

“Apareció otra de esas estructuras parecidas a tentáculos”, dijo. “Esto ahora estaba completamente debajo del cubreobjetos, por lo que no había movimiento porque no estaba en el borde, pero no podía creer que vi otro. La misma cosa.» Madej también vio aparecer los “mismos colores” con el tiempo, así como las fibras.

En el frasco de J&J, dijo Madej, había “definitivamente una sustancia que se parecía al grafeno. Todos tenían estructuras similares al grafeno allí. Ya sea que lo fueran o no, no tengo la capacidad de probarlos para saberlo en este laboratorio, pero eso es lo que parecían ser «.

El contenido del vial también tenía «sustancias grasas, una sustancia pegajosa parecida a un pegamento que se consideraría un hidrogel en ambos». 

El vial de J&J “también tenía colores”. “Sus colores eran diferentes, como un tipo de color pastel fluorescente. Una vez más, también hay muchas estructuras sintéticas «. Madej también notó muchas «estructuras de anillos esféricos» en el contenido de J&J.

“Nunca había visto nada como esto antes. Se supone que no deben estar en estas inyecciones. ¿Qué le van a hacer a alguien? ¿Qué le van a hacer a un niño? Comencé a llorar cuando los vi por segunda vez bajo un microscopio, porque era la confirmación de todo lo que vi la primera vez ”, dijo Madej.

Madej apareció nuevamente en el programa de Stew Peters el 20 de octubre para discutir sus hallazgos de un frasco de jab de Pfizer, así como otro frasco de J&J. “Lo que veo en todos estos fabricantes son sustancias sintéticas, como el grafeno, también estos tubos de nanocarbono”, dijo Madej.

«En este vial en particular de J&J», Madej vio «esferas redondas, que no eran burbujas de aire». Continuó: «Hay muchos de estos anillos y, a medida que pasaba el tiempo, se volvían más y más delgados y se expandían y finalmente sacaban algo de material gelatinoso. No estoy segura de qué era, pero había diferentes tipos de cosas dentro de estos. esferas. Así que son casi como una estructura de entrega, eso es lo que estaban haciendo «.

En uno de estos anillos, Madej vio lo que «parecía un organismo traslúcido que iba y venía». Madej primero «pensó que era otro parásito del agua», pero después de seguir observando sus movimientos, «pensó que tal vez se estaba moviendo de una manera más robótica».

Madej vio “el mismo tipo de cosas sintéticas” en el jab de Pfizer, así como “algo que se parece a la teslaforesis. Ahí es cuando estas pequeñas partículas metálicas negras parecidas al grafito comienzan a fusionarse en cuerdas, como una telaraña. Lo hacen a través de cualquier fuerza externa: podría ser luz, podría ser una fuerza magnética, podría ser un impulso, como una frecuencia. De todos modos, todas estas pequeñas partículas se fusionarían y formarían su propia red neuronal, o sus propias fibras o cables «.

Después de escuchar los hallazgos de Madej y ver la documentación de fotos y videos que proporcionó, Peters comentó: «Es como si estuviera viendo una película B seriamente mala, un thriller de terror».

¿Son las criaturas con tentáculos de la ‘vacuna’ Moderna experimentos de hidra ‘inmortales’?

Madej cree que la entidad con tentáculos que encontró en los golpes de Moderna tiene una conexión con el organismo  hydra  vulgaris . “Es uno de los organismos modelo que a los transhumanistas les gusta estudiar y mirar. Sienten que este es un organismo asombroso para la humanidad ”, dijo Madej, en parte porque“ es inmortal en el laboratorio ”y“ produce continuamente sus propias células madre ”.

“Nunca se detiene. Puedes cortarlo en pedacitos, ponerlo en una placa de Petri y se forma una y otra vez ”, continuó. «Están pensando, ¿no sería genial si pudiéramos poner esto dentro del genoma de un cuerpo humano, y luego, si tu mano fuera cortada por un trauma, podrías desarrollar una nueva mano».

La otra razón por la que los transhumanistas están interesados ​​en la hidra, dijo Madej, es que «tiene su propia red neuronal», que parece un nervio humano, y cuando [reunidos] «pueden formar una red en malla, en realidad pueden comunicarse entre ellos. entre sí, casi como si tuvieras tu propia intranet dentro de tu cuerpo «. Señaló que entonces “algo externo podría afectarlo, como un impulso, una frecuencia, algo de 5G, una luz, un imán. ¿Y si algo influyera en esa red de comunicación? «

El 21 de octubre, Karen Kingston  señaló  en el programa Stew Peters que los Institutos Nacionales de Salud (NIH), que  poseen  una participación del 50% en la vacuna mRNA-1273 de Moderna y que ayudaron a desarrollarse bajo el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) ) dirigido por el Dr. Anthony Fauci, «ha patrocinado la investigación sobre la hidra durante más de dos décadas».

De hecho, el NIH tiene una  subsección completa  de su sitio web dedicada al Proyecto Hydra 2.0 Genome.

Kingston también señaló un estudio que encontró que Hydra tiene «aproximadamente la misma cantidad de genes que los humanos, compartiendo muchos de los mismos», y que también encontraron en los genes de Hydra «relacionados con la enfermedad de Huntington» y con la formación de placa observada en Enfermedad de Alzheimer. Ella comparó los síntomas asociados con estas enfermedades con los que experimentan algunos que han recibido golpes de COVID, como temblores corporales, en aquellos que han «perdido el control de su sistema neurológico».

Ella cree que las personas están siendo inyectadas a través de las inyecciones de COVID con «hidra transgénica», que ella describe como un organismo con ADN de otro organismo incorporado.

Hallazgos de la ‘estructura del parto’ de otro médico en Johnson & Johnson jab 

Madej no es el primero en observar objetos metálicos no identificados, sustancias similares al grafeno, partículas autoensambladas y entidades similares a organismos en los pinchazos COVID.

La Dra. Jane Botha  informó  en el programa de Stew Peters el 4 de octubre que cuando puso una gota de un frasco de inyección de J&J bajo el microscopio y dejó la gota descubierta, vio «discos negros muy simétricos» que «parecen estar unidos». por lo que Peters notó parecían ser conectores de metal.

Botha no sabía qué pensar de lo que estaba viendo, pero notó que reflejaban la luz cuando se observaban bajo un campo oscuro y que parecían «autoensamblarse». Vio los mismos discos cuatro veces diferentes, usando cuatro gotas diferentes del mismo vial.

Cuando la muestra se secó, dijo Botha, ya no podía ver las estructuras del disco, pero «comenzaron a formarse líneas negras».

Botha estaba especialmente preocupada por lo que encontró porque cuando vio el fluido del pinchazo a través de una técnica de microscopio diferente, las “estructuras negras” de aspecto más amorfo parecían ser “exactamente la misma estructura” que observó en la sangre de sus pacientes pinchados que estaban experimentando síntomas después de las inyecciones de COVID. Estos síntomas incluyeron coágulos de sangre, dificultad para respirar, dolor de nervios, trombosis severa, embolias severas y dificultades cognitivas, incluyendo pérdida de memoria y depresión.

La investigadora farmacéutica, la Dra. Jane Ruby, compartió en el programa Stew Peters el 6 de octubre que las personas han realizado «búsquedas inversas» y han «reunido mucha ciencia diferente para demostrar que se trata de una tecnología que se llama microburbujas», que dice. es un sistema de administración utilizado para el cuerpo humano.

Ruby dijo que la Dra. Botha «tiene la hipótesis» de que la razón por la que ya no podía ver los discos, sino sólo las líneas negras una vez que se secaba la muestra del pinchazo de J&J, es que «tal vez estaban programados para abrirse» y «derramar su contenido, su carga útil «.

Esta hipótesis se correspondería con la observación del Dr. Madej en la muestra de «anillos» de J&J jab de que «a medida que pasaba el tiempo, se volvían más y más delgados y se expandían y luego finalmente extruían algo de material gelatinoso», que describió como «casi como una estructura de entrega «.

El International Journal of Pharmaceutical Sciences and Research ha publicado una » descripción general » del «concepto de microburbujas como un sistema de administración de medicamentos», que describe las microburbujas como un «tipo esférico pequeño de burbuja», «capaz de penetrar incluso en los capilares sanguíneos más pequeños y liberar fármacos o genes, incorporados en su superficie, bajo la acción del ultrasonido ”.

Hallazgos repetidos de sustancias similares al óxido de grafeno en pinchazos

Otros han observado sustancias en los golpes de COVID que creen que son óxido de grafeno, que se ha  demostrado  en varios experimentos que tiene efectos tóxicos.

El primer hallazgo de este tipo que salió a la luz fue la  observación  del Dr. Pablo Campra Madrid, publicada en el blog español  La Quinta Columna,  que el contenido de lo que fue etiquetado como un pinchazo de Pfizer, visto bajo un microscopio electrónico, “presenta [ed ] una gran similitud con imágenes de óxido de grafeno de la literatura obtenidas por la misma técnica TEM, con aumentos similares ”.

Agregaron que en ambas imágenes “se puede observar una intrincada matriz o malla de láminas flexibles translúcidas dobladas”. Los investigadores concluyeron que aunque la «microscopía no proporciona evidencia concluyente», «proporciona una fuerte evidencia de la probable presencia de derivados del grafeno».

El óxido de grafeno, uno de los muchos derivados del grafeno, es elogiado por sus cualidades que se prestan bien a aplicaciones biomédicas como biosensores, administración de fármacos y transferencia de material genético. Por ejemplo, el Comité Asesor Científico  describe  el diseño realizado por investigadores del Centro Nacional de Neurociencia y Tecnología en China de un «hidrogel que contiene una vacuna de ARN» que utiliza óxido de grafeno, favorecido al menos en parte por su «alta eficiencia de carga de fármacos». debido a su «gran superficie».

De hecho,  se ha dedicado un estudio completo  al «potencial de los materiales basados ​​en grafeno para combatir el COVID-19», que afirma que «el grafeno y los materiales relacionados con el grafeno (GRM) exhiben extraordinarios efectos fisicoquímicos, eléctricos, ópticos, antivirales, antimicrobianos, y otras propiedades fascinantes que los justifican como candidatos potenciales para el diseño y desarrollo de componentes y dispositivos de alto rendimiento necesarios para la pandemia de COVID-19 y otras calamidades futuristas «.

Dr. Robert Young, un Ph.D. y médico naturópata, también ha  examinado  cada pinchazo COVID disponible con microscopía y espectroscopía de rayos X, encontrando objetos en la muestra de Pfizer que tienen similitudes con imágenes de óxido de grafeno. Las imágenes del microscopio y el contenido químico / elemental que encontró a través de la espectroscopia de rayos X lo llevaron a creer que el pinchazo de Pfizer contiene óxido de grafeno.

El Dr. Ruby ha notado que varios  estudios  han  encontrado  efectos tóxicos del óxido de grafeno, incluida su tendencia a provocar la coagulación de la sangre.

Un estudio de 2016   titulado «Toxicidad de las nanopartículas de la familia del grafeno: una revisión general de los orígenes y mecanismos» ha señalado que «debido a su tamaño nanométrico, los GFN pueden llegar a órganos más profundos al atravesar las barreras fisiológicas normales», como «la sangre-cerebro barrera y barrera hematoplacentaria «.

El estudio encontró que «el óxido de grafeno (GO) puede provocar una respuesta inflamatoria aguda y una lesión crónica al interferir con las funciones fisiológicas normales de órganos importantes». “Muchos experimentos han demostrado que los GFN tienen efectos secundarios tóxicos en muchas aplicaciones biológicas”, concluyó.

La propia publicación oficial de la Administración de Drogas y Alimentos de Taiwán (TFDA) también ha  señalado  los efectos tóxicos del óxido de grafeno.

Cabe señalar que Graphene Flagship, financiado por la Unión Europea, ha descrito uno de los principales desarrollos del uso del grafeno como su contribución a los “transmisores y receptores” 5G: “Los transmisores y receptores de ultra alta capacidad que usan grafeno ofrecen una solución única para futuras comunicaciones 5G ”,  dice \ el desarrollo de 2018 en la línea de tiempo del grafeno.

La contribución del grafeno a los “transmisores y receptores de datos” 5G también ha sido  discutida  por el portal de noticias científicas de Radiodifusión Pública de Estonia Novaator.

Fuente: https://nworeport.me/2021/10/23/like-watching-a-horror-thriller-moving-tentacled-object-metallic-fragments-found-in-covid-jabs/

Visto: https://t.me/s/laquintacolumna

¡CUIDADO, EL HAARP ANDA POR AQUÍ!

Las Islas Canarias, La Palma y ahora Andalucía y el Golfo de Cádiz. También se adentra en el Mediterráneo. Y posible maremoto.

Si ven en las capturas, no hay nubes, ni lluvia pero el radar del tiempo detecta algo y algunas veces con figuras caprichosas.

Aquí otro ejemplo hoy en Turquía

Otro, si se dan cuenta, ese «algo» está sobre la falla. Dos terremotos en menos de cinco horas en Turquía. Es posible que cuando esas ráfagas se alineen con fallas produzca lo «deseado». Seguiremos investigando.

Creta parece que es un objetivo también. Por otro lado Grecia continental lleva con el radar apagado dos días.

El Ministerio de Sanidad español reconoce que no dispone de cultivos del virus SARS-COV-2

Fuente: http://astillasderealidad.blogspot.com/?m=1

Este blog informó en su día del requerimiento judicial hecho por Liberum al Ministerio de Sanidad español dando cauce a la pregunta remitida por los biólogos Almudena Zaragoza y Jon Ander Etxebarría, la asociación Biólogos por la Verdad y los médicos María José Martínez Albarracín y Alejandro Sousa de si tiene muestras del virus SARS-Cov-2 debidamente aislado disponibles para su estudio. La respuesta recibida es demoledora:

«El Ministerio de Sanidad no dispone de cultivo de SARS-CoV-2 para ensayos y no tiene un registro de los laboratorios con capacidad de cultivo y aislamiento»

En otras palabras, no tienen muestra alguna de un supuesto virus que nos han dicho que circula entre la población, que ha infectado a centenares de miles de personas y que tendría que estar presente en los 80.000 cadáveres que se le atribuyen solo en España -80.000 reservorios del patógeno, que se dice pronto-, pese a lo cual ni hay muestras del teóricamente sobreabundante virus ni se sabe quién podría tenerlas.

Resultado que este blog anunció que se iba a producir, sumando al Ministerio de Sanidad de España a las 87 instituciones a las que se les hizo previamente la misma petición sin que ninguna pudiera contestarla afirmativamente, instituciones que que no han logrado citar un solo caso de aislamiento/purificación del «SARS-COV-2», por parte de nadie, en ningún lugar, nunca.

http://astillasderealidad.blogspot.com/2021/09/noticia-bomba-el-ministerio-de-sanidad.html?m=1

Lo que Japón encontró en los viales de Moderna es probable que sea óxido de grafeno

septiembre 05, 2021

En un programa especial en el canal de Fritz Iribar, El Punto Blanco, el Dr. Martín Monteverde y La Quinta Columna explicaron por qué el material que Japón encontró en los viales de vacunación es, efectivamente, óxido de grafeno.

Son muchas las pistas dadas que dejan claro que existe una crisis política en el fondo desencadenada por el descubrimiento de este nanomaterial, entre ellas la ruptura de la cadena de frío que permitió que las nanopartículas de óxido de grafeno adquirieran propiedades magnéticas a mayor temperatura y se agruparan en los viales, siendo evidente a simple vista.

Transcripción al inglés de Orwell City a continuación: Enlace original: Rumble

Fritz Iribar: También hay un detalle, doctor, que he escuchado varias veces. Sería necesario… Me gustaría tratar de formar un debate con un médico como el que estuvo en Canal 7 de Salta. Creo que puedo conseguir a alguien que pueda estar allí y tratar de tener un pequeño debate. Porque hay muchas cosas que los médicos no sé si no saben o no quieren saber.

Por ejemplo, estas supuestas vacunas tenían que estar, decían al principio, bajo una refrigeración muy baja…, es decir, a una temperatura muy baja. Y no sé si están cumpliendo con eso primero. Luego, también, en algunos países, los gobiernos compraron vacunas y habían expirado. El período en el que podían inyectarlos ya había pasado. Entonces, ¿cómo es que los médicos no se dan cuenta de esto? Al ver todo eso, no se dan cuenta de que esto no es normal. No se trata de ‘cuidarse a sí mismo’. Hay mucho más detrás de todo esto. Es desafortunado porque todo eso está ahí para que todos lo vean.

Y donde vivo, que es un lugar pequeño, estoy a 40 km de Córdoba Capital. Es un lugar pequeño. Es un lugar muy tranquilo, un lugar casi rural. Y en el lugar donde solían vacunarse, tenían las instalaciones adecuadas para tener una vacuna, como decían, a -20ºC o -50ºC. Los traslados que hicieron fueron algo muy especial. Entonces, ¿cómo no se dan cuenta de que están —como dicen con los alimentos— cortando la cadena de frío? Y eso no garantiza el buen estado de los viales. Así que es algo muy, muy extraño. ¿Por qué los médicos no se dan cuenta de eso? ¿O es que no quieren?

Dr. Martín Monteverde: Mire, primero compartiría con ustedes dos pensamientos, y luego, si quieren, hablamos del papel de los médicos en todo esto. Primero, todo este tema del enfriamiento, de casi congelar la vacuna, es un tema extraño que, en algún momento, vamos a saber la verdad. Pero es un tema extraño.

He visto que en las vacunas —cuando no están tan frías o congeladas—, si acercas un imán a un vial, las nanopartículas de grafeno se agrupan y forman formas realmente extrañas. Parecen tijeras que se forman dentro del pequeño vial. Y, además, se puede ver el color negro porque se agrupan muchas nanopartículas. Si acercas un imán al vial y si no está congelado…

Fritz Iribar: Esa es la explicación.

Ricardo Delgado: Como ha pasado en Japón, Martín. De hecho, han encontrado, visualmente, algunos rastros de un material negruzco. Hablaban de partículas magnetometálicas, pero ya hablaban de magnetismo. Y esa fue la razón por la que el Primer Ministro de Japón renunció a su cargo, eh. No va a renovar su cargo a partir del 29 de septiembre.

Todo eso viene del Dr. Campra y del análisis que se hizo aquí. De eso no tenemos ninguna duda. De hecho, no quiero interrumpir al Dr. Martin, pero estamos en el mismo tema.

Probablemente, esa refrigeración es para que el magnetismo no hiciera saltar la alarma con los médicos cuando iban a inyectar la sustancia. Porque sabemos que con el calor, el óxido de grafeno adquiere propiedades magnéticas. Todo se está uniendo una vez más.

Fritz Iribar: Sí, bueno. Pero, entonces, se sabe que en muchos casos, por ejemplo, no obtuvieron el enfriamiento deseado. No sé —sinceramente—, personalmente no sé si eso podría provocar algo diferente en las personas. Tal vez no. Pero a lo que me estoy metiendo es que se rompieron muchos protocolos en eso, ¿verdad? En todo lo que se decía que se hacía. Y, sin embargo, los médicos siguieron vacunando y aconsejando que tenías que vacunarte. Esa es mi pregunta.

Dr. Martín Monteverde: Sí, ahí es donde te contestaré, Fritz. Primero, aprovechando que surgió el tema de Japón —y un poco volviendo a lo que dijimos al principio sobre la élite mundial—, nótese que hace 6 días, el gobierno de Japón devolvió 1.600.000 dosis a Moderna. Porque el gobierno de Japón dice que encontraron partículas metálicas magnéticas. No menciona la palabra grafeno, pero todos sabemos lo que es. Partículas metálicas magnéticas. Y fíjate que después de 48 horas pasaron… Y hace 4 días, el Gobierno de Japón anuncia que retira otro millón de dosis de Moderna. Eso es 2.600.000 en total. Pero en esas 48 horas, el Gobierno de Japón recibió llamadas telefónicas de la élite mundial. Y ahora, en lugar de decir que eran partículas metálicas magnéticas, el gobierno japonés dice, 48 horas después, que era acero. Eso es todo. Y un día después, el primer ministro de Japón anuncia que va a dimitir.

Por lo tanto, podemos ver claramente cómo la élite mundial presiona a los gobiernos. Este caballero, el Primer Ministro de Japón, renuncia a su cargo. Tal vez pueda salvar su vida. Y usted sabe que de los 7 presidentes que se opusieron a las órdenes de la OMS, 5 fueron asesinados. El presidente de Tanzania… Justo cuando el presidente de Tanzania recibió los kits de PCR de la OMS del personal de la OMS y la máquina de PCR —que es una máquina—, el presidente de Tanzania, solo por sus antecedentes… Era químico y sabía mucho de biología. El presidente de Tanzania dijo al personal de la OMS: «Bueno, está bien. Dame unos hisopos’. Fue y frotó una fruta, la papaya. Hisopó un pájaro llamado kware africano.

Hisopó varias formas de vida que no son seres humanos, incluso el aceite de automóvil, también. Y llevó esos hisopos al personal de la OMS y les dijo que había hecho los hisopos. Y dio las muestras nombres y apellidos. Algunos de una mujer de 30 años, otros bajo el nombre de un hombre de 45 años. Bueno, el personal de la OMS puso las muestras de hisopo en la máquina de PCR, y la máquina informó que eran positivas. Entonces, el presidente de Tanzania dijo: ‘Esto es muy extraño’.

Y le dijo a la gente de la OMS que por favor saliera del país y se llevara los kits de PCR con ellos. Y, además, lo hizo público. Filmó un video que se volvió viral en todo el mundo. Esto fue el año pasado. Esto fue 3 meses después de la pandemia. O 2 meses. Bueno, el presidente de Tanzania murió extrañamente. Todavía no sabemos muy bien cómo murió.

Fritz Iribar: Y no era Walt Disney, ¿verdad?

Dr. Martín Monteverde: No. Dos presidentes más de África, de países de África, que no querían cumplir con las órdenes de la OMS, también murieron.

El presidente de Haití fue asesinado hace un mes porque no quería vacunar al pueblo de Haití.

El presidente de Madagascar dijo públicamente hace unos 20 días que la OMS le había ofrecido 70 millones de dólares para vacunar a la población de Madagascar. Lo dijo públicamente. Lo atacaron, casi lo matan hace 10 días.

Y el presidente de Bielorrusia, que tampoco quería cumplir con todas las órdenes de la OMS, fue atacado. Casi lo matan.

                                                             ***

Fuente: https://www.orwell.city/2021/09/japan.html

Relacionado:Las partículas que reaccionan a los imanes llevan a Japón a suspender la vacuna de Moderna

Óxido de grafeno y las inyecciones experimentales de ARNm

Fuente de este blog: https://yvymaraey.blogspot.com/2021/09/what-japan-found-in-moderna-vials-is.html

Testimonios: La gente cuenta las muertes y los daños de la vacuna

Esto nunca va a salir en los medios de comunicación. El pueblo habla.

Aquí están los testimonios recogidos del 23 agosto al 3 de septiempre en el 2º canal de Telegram del que tomamos testimonios: https://t.me/Afectados_Vacunas.

La gente habla sobre los daños de las vacunas. Es bueno darse cuenta de que estos testimonios no necesitan ningún aval ni ningún título ni ningún autor para que sintamos su honradez y sintamos que esto es hablar de verdad de lo que pasa, en contra del Poder y de las istituciones y personas que callan y mienten a su servicio. Sentir (como se siente) lo que valen y hacen estos testimonios cuando se leen, tiene que recordarnos que sin hablar no hay nada que hacer. Que no hay mentira que se sostenga cuando se habla des-mandadamente, y que por eso la primera preocupación de los de arriba es que no se hable: que no nos juntemos (porque hablamos).

Por eso, a la vez que hablamos de verdad soltando la voz, no se nos ocurre que haya algo más útil para leer que estos testimonios. ¡Ojalá corran de cualquier manera! (Por ejemplo, esta misma página se puede copiar y pegar en un mail y mandar a mucha gente).

Del del 23 agosto al 3 de septiembre


Carl, [23.08.21 13:07]
Ayer falleció el sobrino de una gran amiga y colega, el joven de 24 años, sano, sin patologías de base,ni comorbilidades, se vacuno con Jonson y Jhonson, a la semana de vacunarse una mañana le dió una convulsión en la que su cuerpo se contorsiono de tal manera que la lengua le llegaba a la oreja, desde ese momento lo llevaron a la clínica donde nunca lo pudieron estabilizar, en ninguno de los estudios que le hicieron se reflejo enfermedad alguna, le tuvieron que inducir un coma, porque al parecer tenía inflamado el cerebro, el joven entro pesando 67 kilos a los quince días estaba en 120 kilos debido a la retención de líquidos, lo tuvieron que hacer diálisis porque los riñones le dejaron de funcionar, se le dañaron el hígado, los pulmones, y después de un mes cinco días falleció, sin que los médicos dieran explicación alguna.

Ivi, [23.08.21 16:16]
El suegro de mi amigo. Un lunes se puso segunda dosis de astrazeneca y el viernes falleció sentado en el sofá ?? unos 60 años más o menos tenia

Maria Vega, [23.08.21 17:36]
Buen día desde Chile, les comento el caso de un adulto mayor, amigo de la familia, hombre autovalente, sin patologías crónicas, salvó algunas molestias típicas de la edad, tenía 82 años, se mantenía muy bien, se vacunó ambas dosis no se bien con cuál, pero en menos de dos meses comenzó con cansancio, mucho sueño, casi no se levantaba de su cama, inapetente, náuseas, vomitos, diarreas, lo ve un médico diagnostica infección intestinal, pero con los medicamentos su condición se agrava, lo hospitalizan le hacen muchos exámenes y descubren que en menos de un mes se le ha declarado leucemia fulminante, sus plaquetas bajaron a 10000…el 14 de agosto cumplió un mes de fallecido…sus hijos no creen que fue la vacuna…

Viviana Cillo, [24.08.21 09:37]
[Reenviado de Viviana Cillo]
Acaba de fallecer el suegro de una prima,estaba vacunado con las dos dosis de Sputnik V pero no lo vinculan con la vacuna dicen que ya estaba mal del corazón qué casualidad que después de la segunda dosis tuvo una descompensación por falta de potasio y se le descompaginó todo es tal cual lo predijo la dra Judy Mikovits la vacuna produce dentro de otras cosas inflamación en ciertos órganos y se aceleran los problemas que la persona tenía

Oscar, [24.08.21 11:05]
Yo tuve a mi abuelo que se vacuno de la astrazeneca el 20 de Enero y el 29 de Enero murió.

flaca ??, [24.08.21 12:19]
Hola buenos días.
Me ha hablado una amiga de este grupo y quería contar dos experiencias muy cercanas.
No son familiares por lo tanto no puedo dar datos personales cómo el nombre.
Pero sí contaré.


En primer lugar el amiguito de la hija de una vecina del pueblo 18 años,futbolista federado en un equipo de prestigio en la ciudad.
Tal que hoy pasa el reconocimiento médico de la ficha técnica (exhaustivo sobre todo de corazón y pulmón que es lo que pide este deporte)
10 días después se pone segunda dosis «obligatoria» (lo pongo entre comillas porque ya sabéis que no obligan pero sí presionan) la cual se la tiene que poner porque empieza el campeonato y tienen que viajar y jugar contra otros equipos de fuera.
5 días después de la vacuna, desvanece en casa con sus padres, lo llevan al hospital e ingresa en uci, cinco días después muere de un fallo pulmonar. Diagnóstico del fallecimiento, muerte por insuficiencia respiratoria.


El hijo de una mamá del cole de mi hijo.
Con enfermedad mental pero nada de salud física, hoy se encuentra mal y con dolor de barriga… Llaman al médico y la atención es telefónica, que no le den de comer, que le den suero cada media hora tragos pequeños. Decide dormir porque no se encuentra bien.
Jamás despertó, muere en casa.
Causa de la muerte, fallo respiratorio, ataque de epilepsia silencioso (no sé si eso existe, si alguien puede decirme se lo agradecería)

Ambos incinerados y «nada que ver con el covid y la vacuna»
#cominidadvalenciana

Raquel, [24.08.21 12:23]
Mamá 63 años, primera dosis de AZ en abril, con diarrea y cólicos desde entonces, la doctora le dice q ya sabía el riesgo de vacuna experimental. No se pone segunda dosis ni quiere

annyyyy ?, [24.08.21 16:04]
Compañera de trabajo. Vacuna a su hijo de 14 años el viernes, el sábado le salen al niño 2 bultos bajo la axila de la inoculación. Lo relaciona con los desodorantes y le dice a su hijo que no utilice más. Le pregunto que si le ha pasado otras veces y me dice que no, le digo que puede ser por la vacuna y que NO que estoy loca. No lo piensa llevar al médico y ella convencida que esos bultos son del uso del desodorante ???????

Vanesa Calleja, [24.08.21 16:53]
Ramón, 43 años (discapacitado psiquico)
España
Esparreguera ( Barcelona)
Pfizer
Muerte x cardiopatia isquemica

NOTAS: El día 4 de junio, a las 22 horas, murió mi cuñado x un trombo. Lo habían vacunado en febrero (1a dosis) y marzo (2a dosis). A pesar de su discapacidad, era una persona muy sana, hacía basquet con el centro donde estaba, y andaba diariamente unos 5 km y el fin de semana una media de 16 km. Todas las analíticas y revisiones del mes de abril eran perfectas. Nadie ha dicho aún xq se produjo ese trombo.

Ladybug, [24.08.21 18:13]
Abuela murió en abril. Tenía 77 años. Sólo tenía Parkinson. Se puso vacuna y murió a la semana de trombo intestinal. Incinerada después. ??????

Sara Ro Bi, [24.08.21 18:48]
Sara Rodríguez, 30 años
España
Vacunada en Barcelona con Pfizer, primera dosis, el 28 de junio. Desde entonces: mareos, vértigos, visión borrosa y cefalea. También se me inflamó la parte derecha de la cara, me salió un eczema en la piel y diarrea. Han pasado dos meses y aún no estoy recuperada

Apm, [24.08.21 20:46]
Hemos enterrado al padre d un amigo intimo, jimi con 63 años se vacuno 1 mes antes con la Astra-zmuerte esta, y namas ponérsela empezo a encontrarse mal y dolores de cabeza mareos y flojera general, no acabó ahí la cosa, siguió asi durante 1 mes, fue al hospital le dijeron que hiciera reposo que seria una bajada de defensas, nada grave y acabó desmayándose y se empezó hacer como trombos en los pulmones lo ingresaron, lo intubaron y el 3 dia muere… jimi era una roca, un hombre fuerte, toda la familia y todos sabemos que desde que se vacuno se fue a – y tuvieron los cojones a decir que murió por l covid…. manda cojones

cris md, [25.08.21 11:26]
Mujer 30 años,mamá de una compañera del Cole de mi hija
Pfizer 1 dosis hace 20 días
Ingresa en el hospital hace 15 días con pancreatitis aguda.
A día de ayer la dan el alta diciéndola que le han aparecido derrepente varios quistes de un tamaño considerable,uno de ellos en el corazón y otro en el riñón…no lo achacan a la vacuna

D R, [25.08.21 11:58]
Maria del Carmen
82 años
México CDMX
SINOVAC

Mujer, tía de una señora que me ha escrito por error a mi en telegram, supongo que querría escribir aquí y se ha equivocado, de 82 años de edad se vacuno la primera dosis hace un mes y medio.
Hasta hace una semana tuvo problemas en su ojo izquierdo (del mismo lado de recibir pinchazo) inicio con visiones ligeras de figuras geométricas , luego percibía cuerpos extraños que podía ver y ocasionaba dolor y hoy día ve una mancha que ocupa toda la visión de su ojo.
Estamos sospechando que sea reacción de la vacuna.
Actualmente tiene dolores repentinos en toda la cuenca del ojo

Ana, [25.08.21 22:53]
Mi madre 80 años vacunada en el mes de Mayo ultima dosis de Pfizer , a las 15 dias empezo que no tenia ganas de comer , problemas estomacales , diarrea lleva perdidos com 10 kg desde entonces ,esta bastante medicada

Mónica, [26.08.21 09:49]
Constanza 59 años
Astrazeneca
Suegra
Abril
A los cinco días de la segunda dosis , hemorragia nasal (nunca antes había tenido una)

Daniel, [26.08.21 12:21]
Mi padre le dio un pequeño trombo en la venita que va al ojo y se le quedó la vista en blanco 10 segundos

D R, [26.08.21 12:44]
Una persona, Ysabel, me ha escrito a mi telegran privado, otra vez, en vez de poner su experiencia aquí, Dice así ella: » (…) «Tengo una prima, con desprendimiento de retina. Personalmente, también opino que ha sido de la vacuna, porque en ese y otro grupo parecido, leo que hay muchos afectados en los ojos.
Los síntomas que describes de las manchas en la visión parecen los de esa patología. Consultadlo aver, porque de ser así, tendrán que operarle para que no pierda vista».

José Luis Limia Valle, [26.08.21 18:27]
[Respondiendo a cris md]
Tengo una amiga que a su madre 3 meses después de la vacuna le han diagnosticado un cáncer de pulmón, está en su casa pasando días hasta que se muera, tiene 83 años y hasta entonces se encontraba más o menos bien, con sus dolencias y sus patologías previas como diabetes.

Monica LC, [26.08.21 18:29]
Yo hablaré del caso de mi tía,vacunada con las 2 dosis (no recuerdo marca) A los 2-3 meses ingresa en una residencia para 2 mese por x motivos,el segundo día de su estancia mi primo ya no pudo ir a visitarla por brote de covid hasta aproximadamente a los 20 y algo de días lo llaman para decir que ha dado positiva pero es asintomática a los 2 días fallece la primera versión paro cardíaco pero en el parte de defunción pusieron COVID

Susa, [26.08.21 20:21]
Mi tía, con demencia senil debido a hiptus que tuvo años atrás. Ya estable y viviendo en residencia de ancianos, donde no pasó nada hasta que les pusieron las del covid, enfermaron varios y a ella le dio a los tres días despues de la 1° dosis dos hiptus. La llevan al hospital y mis primos, le plantan la 2° dosis. A los pocos días fallece. No se lo achacaron a la vacuna claro.

Ohara, [26.08.21 22:10]
mi marido, 55 años, sin patologías, un hombre muy sano… se puso la 1era de Pfizer… noto malestar y cansancio… se puso la segunda dosis… fiebre, dolor muscular… en 3 días se recupero… pero desde que está vacunado se encuentra muy fatigado, con bajones de tener que sentarse, somnolencia, mareos, ansiedad… Le ha cambiado todo… absolutamente todo

Trinidad, [27.08.21 09:28]
Hola, mi padre ha sufrido trombos y está malito. Fue después de la segunda.

Yo Misma, [27.08.21 13:55]
Vecino de 49 años vacunado con única dosis de Jansen hace unos 40 dias.Actualmente ingresado por ictus sin causa aparente.Médicos que dicen que no es de la vacuna y otros médicos que le dicen que si es por la vacuna.Ni ellos se aclaran.

Marian, [27.08.21 18:18]
Mi madre 95 segunda dosis de phizer y tres días con hemorragias nasales enormes

dvd, [27.08.21 19:07]
El padre de una amiga mía de unos 85 años se le ha inflamado la lengua

AnaV Molina, [27.08.21 19:48]
Mi hermano ginecólogo y totalmente provacunas me cuenta que se le inflamó el hombro por la vacuna, con un dolor terrible.
Seis meses después, me dice: «Algo mejor. He comenzado a movilizarlo y eso ayuda».

De todos modos, él cree que la vacuna lo va a proteger del covid, y que si no, lo podría contraer y sufrir algo peor o morirse.

Casi no le afectó la primera dosis, pero la segunda sí.
————————-
Mi madre de 89 años, ya estaba flojita después de pasarse un año sin salir casi de la casa por la pandemia… pero desde la segunda dosis, la presión se le subió y estaba muy inestable, le daban mareos, el corazón tenía algo raro que no han podido identificar. Cada vez tiene menos fuerzas y casi no se quiere levantar de la cama ni comer ni caminar….

M. Pineda, [27.08.21 19:50]
[Reenviado de Dra Natalia Prego Cancelo, oficial Canal de difusión (Natalia Prego Cancelo)]
Hola Natalia. La hija de una prima de una amiga de Tenerife llevó a su niña de 13 años a vacunarse. La niña, sana y sin patologías previas, perdió toda la fuerza de piernas y brazos, dificultad respiratoria y si fuera poco se ha quedado ciega. Està ingresada en el hospital de la Candelaria en Tenerife donde intentan saber que tiene. No se que pruebas han hecho pero si no han hecho análisis de Dimero-D y hay mini coágulos, no lo van a ver y se lo he dicho.
No sale en los periódicos por supuesto. Intento que hable la madre pero ahora mismo està muy afectada. También hay un niño de donde vivo con 15 años que más o menos igual con la perdida de fuerza y miocarditis. Te lo cuento para que sepas de estos casos tristes. Una chica de 41 años del pueblo murió tras desmayarse y caer en coma al recibir la Pfizer y una amiga de mi hija Marisa de 30 años del pueblo de al lado sigue de baja desde Marzo por fatiga crónica ( perdida total de fuerza en extremedades) y ceguera que va y viene. Era maestra y deportista. Ahora le cuesta cruzar la calle para comprar el pan…

Gems, [27.08.21 21:07]
Mi madre 78 años totalmente autosuficiente a los dos meses de la vacunación, falleció muerte fulminante, sabemos que llegó a casa sudando y con escalofríos blanca, estaba sola, se sentó en el sofá y ahí se quedo

Daniel, [27.08.21 21:31]
A mi padre le dio un pequeño trombo en la venita que llega al ojo y se le quedó la vista en blanco unos 10 segundos,mi vecino dice que se quedó dormido a las 12 del mediodía conduciendo y cayó por un terraplén por suerte sólo fue un golpe,por último a una mujer de 73 años que tiene una tienda de electricidad en mi barrio le dio un desmayo en la playa estando de vacaciones,la llevaron al hospital y le dijeron que había sido una crisis de ansiedad por los antidepresivos que tomaba desde hace 10 años y no la examinaron,al de dos días apareció muerta en el baño

Pablo, [28.08.21 13:35]
Mi prima d 43 años… después de la segunda dosis..(no me acuerdo q vacuna era)..perdió la menstruación, le salen granitos por todo el cuerpo, muy cansada y con unos cambios de temperatura brutales…apenas puede dormir del calor q pasa…ya duerme con un ventilador a su lado ??

Tamara Pérez, [29.08.21 18:44]
Mi tío falleció el 10 de agosto a causa de COVID pero estaba vacunado pero lo que me ha extrañado es q en los análisis sale Dimero -D muy alto y eso es a causa de la vacuna .

Carmen Amor, [29.08.21 20:15]
Mi hermano mayor se vacunó con AstraZeneca…operado con bypass en 2018 y 111puntos de sutura, se reía de mi diciendo que no se le pegaban las cucharas al cuerpo pero ahora no puede caminar??
Un compañero de trabajo algo mayor se vacunó un jueves y el sábado ingresó de urgencias con una neumonía bilateral que lo tuvo varias semanas en el hospital! ??

rublar, [29.08.21 20:36]
Finca en la comarca de Cinca Medio vacunados hace dos meses por propia voluntad con Jhonson unos 50 trabajadores del campo.
Al día siguiente no acude casi nadie por escalofríos, sudores, diarréa.
Poco a poco van acudiendo a los dos, tres y cuatro días.
Hoy he hablado con el encargado que ya lo contó hace un tiempo y lo recordaba.

Felipe Garcia, [29.08.21 21:08]
Mi primo bombero en alicante me acaba de decir que un compañero suyo despues de la vacuna esta en silla de ruedas ,inflamacion de la medula

Natalia_09, [29.08.21 21:52]
Cercana a mi, tenía un amigo con 23 años que murió a la semana de ponerse AstraZeneca en abril. Dijeron que tenía «problemas de corazón» y que no fue por la vacuna

Airam S, [29.08.21 22:53]
Rosario. 76 años, mi madre#españa
#los bermejales. sevilla. junio 2021
#moderna
#tras la segunda dosis, a los pocos días empezó a tener problemas de visión en el ojo derecho, aunque ella no dijo nada, lo comentó con posterioridad. Tenía la vista perfecta, mejor que yo que uso gafas desde la infancia. Veia borroso y le molestaba el ojo. A los ocho dias empezó a notar parestesias en el brazo izquierdo, que no era el de la inoculación. también sentía la mitad de la cara izquierda acorchada, no dijo nada de que realmente era toda la zona izquierda de su cuerpo la que tenia afectada, ella siempre quita hierro al asunto, y sólo se refería a esas zonas, el caso es que cuando hablaba con ella la conversación era un poco de besugos y me asusté, mi padre llamó al seguro médico privado que tienen y le dijo que esos sintomas podian ser peligrosos. Fuimos a urgencias, al hospital quiron, le hicieron pcr, no tenia covid,. alli vieron que tenia la tensión super alta y que habia sufrido una isquemia lacunar en el lado derecho del cerebro. hablé con los medicos y me dijeron que no era efecto de la vacuna, yo sabía que sí, pero para qué discutir. alli estuvo 1 semana entera y aun no esta cien por cien recuperada. Nadie de mi familia lo achaca a la vacuna, ella duda, todos estan vacunados menos yo. con respecto al ojo, ha mejorado, pero no está del todo bien, porque también fue a oculistas, le dijeron que era problema de la mácula y lo más probable es que ya no recupere toda la visión. esta a la espera de volver a una revisión y también con el neurólogo. Mi padre que tiene 83 años tiene más cansancio de lo normal, más problemas gastrointestinales y le ha salido un eczema extraño donde se le cae el pelo. No quise presionarles para que no se vacunaran, porque ellos deben decidir por su cuenta, pero la tercera dosis va a ser que no, mi madre desde luego ya ha decidido que no. Tambien un amigo mio de 39 años tuvo un problema ocular parecido al de mi madre, a los pocos dias de la segunda dosis de Pfizer. Se pueden meter las vacunas por donde les quepa.

belen, [29.08.21 22:57]
Mi nombre es Belén , vivo en castellon. Me vacuné en marzo sin pensar demasiado ,ni investigar sobre la vacuna , Soy sanitaria y fuimos de los primeros en llamarnos de la mutua. Desde que me he vacunado,( solo me puse la primera dosis de pfizer)todo ha cambiado, dolor de cabeza diario, inflamación de estómago, cansancio y fatiga, mal humor,pérdida de visión. Era una persona vital y ahora no puedo hacer vida normal.

AFECTADOS por las VACUNAS, [29.08.21 23:52]
Mensaje eliminado por error de @naiaraafrica??

Mi suegra de 67 años se vacunó con Astrazeneca y tras la segunda dosis tiene: dolor de cervicales y brazos, tendinitis agravada y tendinitis en un brazo donde no tenía, dolor en la sínfisis del pubis, zona lumbar y articulación de las caderas, en consecuencia si no toma medicación para el dolor no puede caminar a penas, llora del dolor, fatiga, cansancio e insomnio…

Ahora acaba de salir con su hijo a urgencias al hospital porque no aguanta el dolor…

Nati, [30.08.21 09:11]
Buenas días, mi nombre es Nati Jiménez y vivo en Móstoles.


Me he enterado de la existencia de este grupo por un buen amigo. Me dice que se intercambian experiencias sobre los efectos de las vacunas.


Comparto con vosotros lo que me ha sucedido este fin de semana con mi madre. Ella tiene 80 años y desde hace aproximadamente 8 años tiene arritmias cada cierto tiempo. Están controladas por sus visitas al cardiólogo.

Decir que tiene las dos dosis de la vacuna Pfizer, puesta la última entre abril- mayo.

Este viernes pasado tuvo una de sus arritmias a la 4 de la mañana pero a eso de las 8 me la encontré desplomada en la cama y me costó despertarla. Me decía que se sentía morir, con frío (temperatura 34,5), sudando, revuelva y con ganas de vomitar.

La llevamos al hospital donde la hicieron electro, radiografías y analíticas para ver los indicadores del corazón. Finalmente la dieron el alta con el siguiente diagnóstico » compatible con cuadro vagal 2° A Arritmia (fibrilación auricular paroxistica)».

El doctor me dijo que lo ocurrido tenía que ver con un cuadro propio de la arritmia. Le comenté que nunca, nunca había tenido ese estado después de una arritmia y que si podía ser efecto de vacuna. En un principio no me dijo que no y me preguntó cuándo fue la última dosis, al decírselo me afirmó con total seguridad que la vacuna no ha tenido que ver.


No me fío, no creo que un médico pueda afirmar con tal seguridad que no sea de la vacuna cuando están en fase de experimentación. Por otro lado cómo a gente qué tiene patologías de corazón se les anima a vacunarse cuando los prospectos de las propias vacunas confirman que tienen efectos secundarios (pericarditis, miocarditis…).


Por último comparto que este fin de semana en mi pueblo (Ávila) , a parte de mi madre dos vecinos más han tenido que ir de urgencias de la franja de 70- 80 años. Y hablando con alguna gente tres me confirman estar muy cansados a raíz de la vacuna.


Espero no haberme extendido mucho.

sonitaPR, [30.08.21 18:55]
Mi prima se vacuno me llamo q tiene reacciones adversa en la piel .tipo urticarias q le pican ycrece el medico le dijo y q era sarna humana
Le dije q no se vacune mas ,me dijo ya no se pondra mas ninguna .por q sabe q fue la vacuna .

Maria Jesus Vallo, [30.08.21 19:35]
Hoy día 30 de agosto falleció un intimo amigo de mi yerno a la edad de 32 años un chico sanisimo y deportista dejando huérfanas a una bebé de año y medio y otra nena de 6 añitos. Fue un vacunado el dia 21 de abril de la segunda dosis.
Estuvo de vacaciones en Burgos con sus nenas y su mujer. El día 25 le entraron fuertes dolores en el abdomen cuando lo llevaron a la urgencia se encontraron que el hígado lo tenía destrozado.
Alguien tiene dudas, que este experimento nos está matando?

Kattya, [30.08.21 20:30]
Ahora mismo me acabo de enterar, vacuna moderna dos dosis… El jefe de mi marido ( que me llamaban loca por ser antivacunas) esta ingresado en el hospital con arritmia y ya desde hace 15 días le costaba respirar… Hoy mismo ni ha trabajado, 40 años. AHORA ME PIDE AYUDA, ¿ POR FAVOR ALGUIEN QUE ME PUEDA AYUDAR A LO QUE SEA?? GRACIAS!!!!!

Nuria L, [30.08.21 21:08]
-Amiga con dos dosis Pfizer. A los 15 días dolor cabeza , fiebre , tos le dicen que es COVID .. recuperada pero todo el día con sueño
-otra con dos dosis Pfizer desde que se vacunó dolores de cabeza intensos intermitentes y pesadez de extremidades.
– muerte súbita de amigo 60 años vacunado no se con cual …

Kiro, [30.08.21 22:37]
Mi madre sigue sin leventarse la cama, estoy muy preocupada y aun la ignorante dice será de la vacuna? ????Que triste

Gems, [30.08.21 22:39]
Un poco de respeto, de absurdo nada mi madre tambien ha fallecido por la vacuna, y esta semana pasada tres primas suyas, casualidad???? Venga ya por favor

Pilar, [30.08.21 22:41]
Antonio- 44 Jefe de empresa en Asturias Sevilla lugar de la inoculación 2 dosis Pfizer-tres semanas entre las dos dosis Pérdida de memoria durante 15 días- con la 1ªdosis Gran bulto en el brazo.- con la 2ª dosis Descripción: Están tratándole el bulto con antiinflamatorio. En Sevilla ( España) se reportaron en el mismo lugar de inoculación más casos similares.

Celietarubieta??, [30.08.21 22:46]
Buenas noches, soy sanitaria y me he negado a vacunarme, junto con otras compañeras, nos tratan como apestadas y sufrimos un acoso constante recibiendo un sms con citas para vacunarnos que atentan a nuestra Libertad de elección, dos compañeras vacunadas una ha desarrollado una patología oftalmologica y a otra se le detectó en poco tiempo un tumor maligno

AFECTADOS por las VACUNAS, [31.08.21 01:16]
Fary:
Buenas noches,compañera de mi mujer vacunada hace 2 meses con pauta completa,sin enfermedades anteriores ni patologías previas,trabaja en una fábrica de automóviles en la provincia de Pontevedra, lleva unas 2 semanas en la UCI después de un ictus y con un gran coágulo en el cerebro, dicen que tienen que intentar quitarle el coágulo, pero que no va a quedar bien.
Mi mujer y yo seguimos siendo firmes contra la mal llamada vacuna y siendo marcados por ello

LGCHuCu, [31.08.21 09:14]
Amigo de mi hijo de 30 años, vacunado 1ª dosis moderna y las 8 horas le dio un ictus

diana, [31.08.21 10:01]
Buenos días, yo No estiy vacunada. Amiga 38 años pancreatitis que casi se muere después de la segunda dosis de Pfizer.
Mi padre dolor en todas las articulaciones casi sin poder moverse a no ser que tome antiinflamatorios, antes hacía deporte bici, correr, ahora ya no puede, después de la segunda dosis de Pfizer.

Oscar B, [31.08.21 10:19]
Estoy harto de que tanto familiares y amigos me den la razón cuando hablamos de la vacuna,de los efectos secundarios,de que eso no es una vacuna,de que solo mueren vacunados y luego les falta tiempo para ir a vacunarse como borregos,al final he decidido no perder el tiempo intentando avisar a gente que solo se cree a la televisión.
Mi vecina vacunada con moderna a la semana ingresada con neumonia bilateral,se tiró 2 semanas en uci y aún me dice que menos mal que estaba vacunada,pero so ignorante no ves la relación con la vacuna,que estabas bien y te vacunas y casi te mueres.y asi como 10 casos más.
La gente esta idiotizada.

Oscar B, [31.08.21 10:35]
Me contaba mi cuñado que un compañero de trabajo vigilante del metro de barcelona con 45 años deportista bastante fuerte se vacuno y también desarrollo neumonia bilateral 2 semanas en ucis ahora pasado un mes,le pregunto cómo está y dice que esta esquelético que cada dos por tres tiene que subir al hospital a que le pongan oxígeno,pero lo bueno es que mi cuñado tampoco lo asocia a la vacuna.
Y eso me quema.

Carmen, [31.08.21 10:54]
Unos conocidos:bultos bajo el brazo.Pinchazo pfizer.

Charlotte, [31.08.21 13:45]
Otro caso pinchazo: un compañero de trabajo de mi padre (50 años y pico) tuvo un ictus cerebral y parálisis facial de 10 minutos después de la segunda dosis. No se con qué marca se pincho.
Una amiga mía tuvo 14 días de retraso en su ciclo menstrual, otra volvió a sangrar después de 10 días tras tener la regla.
Una amiga de mis padres se va a pinchar después de que su marido tuvo miocarditis tras la primera inyección con Pfi…
Ya no sirve convencer. Están todos anestesiados.

Anna, [31.08.21 14:11]
En un hospital de Valls, por lo que dijo una comadrona, ha habido más de 200 abortos espontáneos en vacunadas.

annyyyy ?, [31.08.21 14:27]
Amiga de 24 años, su hermana y yo le avisamos de los efectos adversos si se vacuna, alfinal se vacuna, le decimos que se olvide de la regla. Pues lleva más de 2 semanas de retraso en la menstruacion, días después de que se vacunara estuve con ella (toda la gente de mi alrededor menos mi pareja esta vacunada) y se me retraso la regla mas de una semana

Cri, [31.08.21 14:40]
Mi hermana lleva sin periodo 20 dias de retraso vacuna de pfizer tiene 44 años y dice que sera de la edad.Le digo que es de la vacuna.Soy la única q no se ha vacunado.Veremos a ver.

RMJ, [31.08.21 14:48]
[Respondiendo a Belén]
Mi pareja se vacunó con janssen a finales de junio. Justo en dos meses le ha aparecido una psoriasis pustulosa en manos y pies. Varón 43 años sin patologías y sin psoriasis anterior ni en su familia

Mikel Aingeru, [31.08.21 15:08]
[Respondiendo a Belén]
Un amigo muy cercano mío , en la sierra de Madrid, se vacunó con Janssen y estuvo 3 días en cama con síntomas de gripe, el brazo muy dolorido también, pero ahora está bien

NDN, [31.08.21 15:16]
[Respondiendo a Belén]
varón, 46 años, Janssen el 9 de julio, revoltura, mal estar y algo de fiebre, durante día y medio. hasta la fecha, ningún síntoma ni anomalía.

Raquel López, [31.08.21 16:02]
?? hola. Me llamo Raquel. Primero agradecer a este grupo su simple existencia.
En segundo lugar: me gustaría primeramente explicar mi experiencia: testimonio vacunación:

El 28 de Junio de este año me vacuné en el país donde resido actualmente: Irlanda
Y una semana después tuve mi periodo en un tiempo Normal pero el problema fue que tuve una hemorragia grandísima. nunca había tenido un periodo así. Y eso que sufro de menorragias regularmente. Pero eso fue «demásiado» tanto es así que en mitad del trayecto a mi trabajo tuve que llamar a mis jefas y decirles que no podría ir es Dia a trabajar.

Me quedé traumatizada después de aquello por miedo a que me pasará lo mismo el siguiente periodo.

El 23 de Julio de nuevo tuve la segunda dosis pero yo tenía mis serías dudas si ponérmela. (Phizer)
Cuando estuve allí lo primero que le dije a la enfermera es que estaba muy muy asustada. Intenté explicar mi situación. Entonces ella salió a buscar a un médico. Tras 5 largos minutos de espera. Vino un médico al que le intenté también explicar mi situación, pero casi ni me dejó hablar. Me dijo que «no era seguro» que aquello fuera causado por la vacuna. Así que casi literalmente me dijo que me estuviera»quieta y cayadita» y me pusiera la segúda dosis. Finalmente eso hice. Aunque me sentí estúpida.

Claudia Torres Soler, [31.08.21 16:53]
Yo hablo por mi abuelo. Se vacuno en diciembre 2020 y en enero le dieron dos trombos en el cerebro y fue fulminante. No se con cual se vacuno, al principio pensamos que fue por que si y luego cuando han empezado a salir los testimonios, me di cuenta.. a mi abuelo lo mataron. Estaba bien de salud y no era muy mayor. Hay que alzar la voz señores. No se vacunen

Susa, [31.08.21 19:46]
Segunda vez que hablo. Conozco dos casos de problemas con hemorragias por el pene. El primero hermano de una amiga de unos 50 años que tras vacunarse empezó a tener ese problema. No le remitía y cada dos por tres en urgencias. Parece ser que no le hacían mucho caso. Ahora desconozco como está.
El segundo caso es el compañero de mi marido. Se vacuno con Pfizer ya hará de la segunda dosis unos dos meses. Acaba de estar ingresado unos días en el hospital y ya está en casa.

Nora Canales, [31.08.21 19:47]
Mi marido 49 años se vacuno con Pfizer con su última dosis el 02 de julio.
Hoy me reconoce que desde que se vacuno tiene cansancio muscular, me duelen articulaciones y tiene la sensación estando en reposo de tener agujetas todo el tiempo.

Beatríz, [31.08.21 20:04]
Buenas tardes. Os cuento mi testimonio. Chica de 43 años, sin patologías. El día 7 de junio me operaron de las varices, una semana después me puse la primera dosis de pfizer, ese mismo día me hicieron eco de la pierna operada y todo ok, al día siguiente me dio una trombosis en la pierna, me dijeron q no tenía nada q ver y justo al día siguiente de ponerme la segunda dosis mi cirujano me dice q se está encontrando casos de gente operada de varices q le están dando trombos. Al día siguiente de ponerme la segunda dosis ( 6 de julio) me empezaron dolores en las dos piernas, quemazón, pesadez y hormigueos. Llevo así 2 meses. Estoy desesperada. He ido hoy a urgencias por privado y se niegan a relacionarlo con la vacuna, todos los médicos q he ido pasan de todo y no me dan soluciones. Ahora el lunes iré a hacerme un electromiograma. Si alguien ha pasado lo mismo y tiene dolores en las piernas me gustaría conocer su testimonio. Graciasss

Galo Navarro, [31.08.21 20:28]
#Pais: España
#Edad: 50-54 años
#Sexo mujer
#Vacuna: pfizer
#Problema: Episodio de varicela. Cuadro completo.

Galo Navarro, [31.08.21 20:57]
#Pais: España
#sexo: mujer
#edad: 85-87 años
#vacuna: 1 dosis Pfizer
#antecedentes: ha pasado covid (sindrome gripal) se recupera. Pautan una sola dosis
#problema:
1- episodio de Herpes Zooster post-vacuna
2- Covid por segunda vez. Esta vez con hospitalizacion falta de oxigeno. Grave.

Galo Navarro, [31.08.21 21:12]
#Pais: España
#centro envenenamiento: Barcelona
#sexo: hombre
#edad: 54-53 años
#vacuna: doble pauta Pfizer
#problema: confusion mental, lento, dificil concentrarse. Visita especialista.

#Pais: España
#centro envenenamiento: Vic
#Sexo: hombre
#edad: adulto (sin determinar)
#vacuna: doble dosis (pfizer o moderna)
#problema: 5 dias post-pauta dolor de garganta. Inflamacion. Pide hora centro medico. Le dan hora +10 dias.
En un periodo de 5 dias inflamacion garganta aumenta.
El ultimo dia la inflamacion es tan grande que no puede respirar y fallece.
El centro medico llama a la viuda para recordarle la cita por lo de la garganta.

#pais: España
#Centro envenenamiento: Hospital trabajo.
#sexo: mujer
#edad: joven 35-40 enfermera
#vacuna: doble pauta pfizer.
# problema: post-pauta aparece sintomatologia grave de COVID con insuficiencia respiratoria y falta de saturacion. hospitalización.
Infecta a otra persona que tambien tiene que hospitalizarse (esta persona habia pasado covid leve)

Jo*er como MATA la COINCIDENCIA !!!

Bella Bridge, [31.08.21 21:16]
El padre de mi hijo se vacunó con Janseen, tiene un enfermedad de la espalda jerarquía, ahora está peor y tiene toma medicación inflamatorio. Su madre igual, Phizer y su hermana AstraZeneca y su hermano no se pero están todos iguales.

Raquel López, [31.08.21 21:29]
[Respondiendo a Daniel]
Hola ahora también hablaré de mi padre!

60 años, España
AstraZeneca. Mi padre nunca ha tenido problemas graves de salud, solo lo típico usa gafas(hipermetropía) y visto cansada y problemas de espalda. Nada más…

A mediados de Mayo se puso la primera dosis. Una semana más tarde, se levantó que no podía ver por un ojo. Tenía una mancha ocular que le cubría toda la visión. Se lo llevan a Urgencias, y los médicos le dicen que (se operó de cataratas hacia un año) eso era debido a que la lente se le había movido. Le dicen que vuelva a casa y que se lo arreglarina en quirófano cuando el oftalmólogo tuviera el quirófano listo.
Espero en casa sin poderse mover.
A los dos días no era una mancha eran tres. Fue otra vez a urgencias, le hicieron más pruebas: resultó que se le había ROTO la retina. De ahí que tuviera las.mnchas porque tenía una hemorragia interna.

Al día siguiente lo operaban de urgencias, para evitar un desprendimiento de retina.
Pedí adelantadas mis vacaciones para poder estar con él y con mi familia en aquellos momentos. (Por culpa del p…COVID) Llevaba sin ir a España desde las navidades de 2019.

Irina ????, [31.08.21 22:11]
Uno de mis mejores amigos desde que se puso la segunda vacuna ( moderna)
Tiene diarreas sin parar , le han encontrado algo en el estómago y antes no tenía ninguna patología y estaba perfecto . También le han detectado anemia .

AFECTADOS por las VACUNAS, [01.09.21 03:08]
??Por favor enviad vuestros testimonios dentro de.la franja horaria en la que el grupo permanece abierto: de 9h a 23h.
Todo mensaje enviado fuera del horario es eliminado automáticamente por el bot.

En ocasiones podemos rescatar algunos, pero no siempre ??

Tamara:
Mi padre. Ivan.I 62 años
#astrazeneca 1a dosis
#Gijón
#España
Tras inocularle la primera dosis de Astrazeneca, a los 2 dias comienza con una diarrea importante, no lo relaciona ni relacionamos como un efecto de la vacuna. Al 4° día comienza a tener un sangrado intestinal y lo llevamos para Urgencias del Hospital, cuando ingresa lo tienen en aislamiento 3 dias en planta Covid porque dicen que tiene carga viral aunque muy baja (todo esto nos huele fatal), nos comunicamos con el por vía telefónica y nos dice que tiene 0 sintomas de padecer la Covid, y que apenas le dan atención. A los 3 días le sacan de la planta de aislamiento de pacientes con Covid, nos dicen que tiene una carga viral muy baja que seguramente fue que ya lo hubiera pasado sin darse cuenta….y le bajan a planta.

El día de su ingreso, tenia ya las plaquetas por los suelos (causado por la vacuna pensamos sus familiares).
Mi madre le dice a la doctora que está asi por culpa de la vacuna, que no es normal tener todo esto derepente, que si no ha visto más casos en pacientes, y ella le dice que sí que han tenido casos en el hospital graves pero que hay que vacunarse…esas fueron sus palabras sin especificar más.

Mi padre cada día estaba peor, nos ponian muchas trabas para poder ir a verlo, no le estaban tratando la hemorragia intestinal, lo tenian ya en paliativos y nosotros no sabiamos absolutamente nada. Él nos llegó a decir «la vacuna me mató’, en sus últimos días ya estaba muy débil y no podía comunicarse con nosotros.

Falleció a los 10 días de estar ingresado.

Si no se hubiera vacunado, mi padre estaría vivo.

Jose Romero, [01.09.21 09:15]
Testimonio propio:
José 1 dosis Pzifer 4 de Junio
Madrid
Tras inocularme primera dosis de Pzifer en La Fundación Jiménez Díaz en Madrid a los 4 días mareos, confusión,vértigos, cansancio.
El día 20 acudo a urgencias porque además me salen petequias por extremidades.
Resultado 40000 plaquetas,el médico me dice que me observe si voy a peor y para casa.
Pasan los días y no mejoro,me salen derrames superficiales por todo el cuerpo no muy alarmantes pero varias úlceras sangrante por la boca.
El día 7 de Julio asustado por un gran moretón en brazo izquierdo decido volver a urgencias.
Resultado tromboflebitis y 6000 plaquetas.
Ingreso hospitalario 5 días corticoides y transfusiones.
Y aquí sigo a día de hoy con corticoides, vitamina D,Calcio y mejorando ….

Francisco Javier Mantas Moyano, [01.09.21 11:14]
Compañera de trabajo 22 años vacunada último de julio 1 una dosis mareos y cansancio la médico dice que no sabe porque le da esos mareos

pepa, [01.09.21 11:50]
Hola buenos días no estoy vacunada, no sé si puedo escribir sobre casos que he oído. Pero escribo lo que escucho. En el trabajo de un amigo hubo un compañero que falleció días después de vacunarse. Otro compañero de una prima profesor de un colegio, tuvo trombosis en una pierna tras la vacuna. En mi pueblo falleció una mujer de mediana edad sin ningúna explicación, estaba vacunada tuvo un cólico y al día siguiente e murió, son casos que nadie investiga, no se hacen autopsias, la gente no quiere saber la verdad.

Ana, [01.09.21 13:02]
[Reenviado de Ana]
Compañera de trabajo, tras la segunda dosis de pfizer a los 2 o 3 dias le bajó la regla muy abundante y le duró 15 días!!!

Airam S, [01.09.21 13:29]
La hermana de un amigo mío que en los días previos a la primera dosis de pfizer tenía las típicas sensaciones de cuando te va a venir la regla porque le tocaba, xo tras la vacuna esas sensaciones desaparecieron, le bajó más tarde de lo que debería y más abundante. Dentro de poco le toca la segunda, ya veremos, x su bien, espero q se quedara sólo en eso

Micaela Julian, [01.09.21 16:01]
Pues afortunados vosotros… y ojalá sigáis así… yo ya conozco unos pocos que al poco de vacunarse se han ido al otro barrio… y no tenían 121 años… ni mucho menos… ayer mismo mi primo que conoce de primera mano, llevaron unas 80 pcr para analizar de una residencia de ancianos… más del 40% dieron positivo… TODOS ESTABAN VACUNADOS…. Eso lo puedes explicar…. Este invierno va a ser fatídico en las residencias … van a caer como chinches por las vacunas

AFECTADOS por las VACUNAS, [01.09.21 17:24]
Testimonio fuera de horario de @Mantasmoyano??

Buenos días, una compañera de trabajo con 22 años con una dosis a finales de julio el lunes se encontró mal ayer no vino al trabajo y ahora acabo de verla que a venido le preguntó y me dice mareos y fatiga dicen los médicos que no saben lo que es

Michi Stanley, [01.09.21 17:56]
Yo tengo 36 años ,vivo en Perú ,me logré vacunar con la primera dosis de sinopharm ,ya me toca la segunda dosis pero la verdad no pienso hacerlo ,yo siempre estuve en contra y en mi trabajo me obligaron a vacunarme pero para la segunda dosis no acepté, hay dias en que amanecí sin sentido del gusto,olfato, me siento muy fatigada ,el brazo me sigue doliendo,hay dias que estoy estornudando como si tuviera pimienta en la nariz,yo soy una persona que come sano y hago ejercicios todos los dias,nunca tenía fatiga pero ahora si,me siento como si fuera una persona sedentaria .

Moxi perez, [01.09.21 17:59]
Pais España
Centro alicante ifa
Edad 88
Marca AstraZeneca
Mi abuela 88 años ella cocinaba .andaba.reia
La vacunsn mis 2 tios ( mi padre no puede decidir ya que murio)
A los 2 dias no puede respirar .se ahoga fiebre .Resultado muerta a los 5 dias.

Desi, [01.09.21 18:11]
Hola. Quería decir solo unas palabras. Soy alérgica a componentes de la famosa vacuna, voy a alergóloga me dice efectivamente no puede usted vacunarse pero póngase pfizer. No entiendo nada. Los médicos están abducidos parecen que siguen ordenes como robots. Llegó a casa busco componentes y noticias sobre vacuna pfizer y es la peor para alérgicos. He escrito la historia corta para ser concisa pero tengo suficiente información como para decir que esto huele a chamusquina o lo que es lo mismo a chusma. Sólo puedo decir a los que escuchan son libres de elegir vacunarse o no. No somos apestados ni tampoco irresponsables. Al contrario somos los más responsables y los menos borregos. Decidan ustedes qué son inteligentes. Informaros. La verdad está ahí fuera y la verdad siempre sale a la luz. Saludos

Marisol Loarca, [01.09.21 19:10]
Tengo a mi madrina de 82 años en coma ella no es diabética, pero se le daño el páncreas y el azúcar a 1000 por lo tanto llego en coma diabético. Empezó con mucho cansancio dolor de piernas, luego la boca seca y vista borrosa pero por no ser diabética nadie asimilo los síntomas ala diabetes, en 2 días de parecer porque no daban que era también el doctor dijo que sufrió un derrame y des compensación de oxígeno. Lo triste es que como no efecto de la vacuna inmediatamente si no ya hace mas de 3 meses las 2 dosis no asumen esa responsabilidad.

Coral Gs, [01.09.21 20:01]
Hola
afectado 1
Mi padre (no doy nombre porque no le he preguntado)
72 años muy activo trabaja todos los días de librero y con trastos
Pfizer 2 dosis en L’ Hemisféric de Valencia: dolor constante en brazo contrario a la inoculación, imantado, no puede hablar bien, ya no puede levantar peso, dolor en todo el cuerpo y duerme mucho. Él lo achaca a que le han cambiado medicación.
Testimonio 2:
Sobrina de mi pareja 27 años aprox.
Ecuador.
Sinovac.
Se vacuna 1 dosis porque si no despido.
Mareos, desmayos, fatiga, plaquetas por los suelos, hematomas por todo el cuerpo, problemas neurológicos. 1 mes no mejora. Ella acepta que es vacuna.
Testimonio 3:
Amigo. 18 años. Hemisferic. Desde ayer día de inoculación fiebre vómitos no puede levantarse. Espera mejora. Informaré.

Eliza, [01.09.21 22:25]
Hola a todos. Una amiga de 47 años hace 1 mes se puso vacuna sinovac a los días presenta dolor en el pecho izquierdo y le fue detectado un nódulo. Ha tenido desbalance en sus días de menstruación e incluso hemorragias. Actualmente se realiza exámenes médicos. No desea volver a vacunarse. Solo tiene una dosis. Ojalá pueda restablecer su salud trata de sanar con plantas medicinales.

LLS, [01.09.21 22:26]
Conozco dos personas vacunadas y les ha dado un ictus, antes sin problemas. También conozco vacunada hace meses y hace poco en aislamiento por síntomas Covid (fiebre, dolor muscular, dolor garganta, cansancio, etc)

Spack, [02.09.21 11:53]
Info de primera mano , un Primo 60 años se vacunó en ???? con la rusa , a los pocos días Covid y la paso mal , su mujer se enfermó también.
Vecino de otro amigo en ????????, vacuna a los dos dias murió , 38 años
Mi cuñada , tuvo que viajar de urgencia a Argentina , padre vacunado dos dosis , madrastra dos dosis , madrastra murió Covid , y padre 20 dias internado Covid …

En fin , incapaces de unir vacuna problema , el padre de mi cuñada le dice a la hija , si vas a venir ahora a verme vacúnate antes por favor ?? incomprensible todo

Paulo, [02.09.21 12:31]
Mis padres, 83 y 85 años. Vacunados ambos con las 2 dosis de Pfizer.
Dependientes ambos.
No sufren molestias físicas pero no sabré afirmar si han quedado afectados intelectualmente pues sus funciones cognitivas ya no eran del todo 100%
No obstante, mi madre tiene sangrados ligeros de la garganta que no tenía antes.
Cuando duerme se despierta con molestias para respirar.
Un saludo a todos

Monik, [02.09.21 15:14]
Maestro recién jubilado con las dos pautas puestas.
Muere de covid…
Para la gente los responsables los veraneantes ….demasiado gente en el pueblo.
Justificante todo.

Andrea S, [02.09.21 17:14]
#país: España
#edad: 61 años
#sexo: Mujer
#vacuna: aztraceneca
# problema: mi suegra hace dos meses se puso la segunda dosis y ahora le duele la cabeza, se encuentra cansada y le duele la espalda, estoy preocupada por que no me quiere creer que es por la vacuna y no sé si más adelante le pueda pasar algo, si tiene más efectos o pasa algo peor os informaré nuevamente

Maria, [02.09.21 17:18]
Me comenta una Sra hoy sobre ochenta creo muy activa y elegante . Dolor en manos pies y piernas si se sienta ya no puede levantarse.ahora torpe y con la marcha dificultosa. Los. médicos antiinflamatorios suaves que no le alivian no le dicen una razón para los dolores por la edad supongo que Phizer.

Desi, [02.09.21 18:29]
Mi vecino muy amigo de la familia se vacuno a finales de junio como N jansen. El estaba algo mal de salud pero fue ponerse eso y a las cuatro horas literal comenzó a vomitar sangre y murió en penosas circunstancias. Estaba feliz que se puso esa vacuna que solo era un pinchazo..

Lourdes, [02.09.21 18:55]
Un tío mío murió de muerte súbita a las 3 semanas de recibir la primera dosis de Pfizer. Por la tarde estaba aparentemente bien, pero después de cenar vomitó sangre. A la madrugada siguiente lo encontraron muerto en su cama.
Fue en Sevilla, en Enero.
En la residencia donde vivía se detectaron decenas de casos de Covid después de la vacunación. Hasta entonces no se habían dado.

Lourdes, [02.09.21 19:13]
Mi hijo se vacunó con Pfizer en febrero en Sevilla. Después de la segunda dosis ha empezado a sufrir de diarreas diarias y dolor de estómago. Hasta el día de hoy sigue con los síntomas. Le están haciendo pruebas médicas.
Es muy triste. Sólo tiene 26 años.

Jovi, [02.09.21 20:16]
Buenas tardes.
Amiga de mi pareja.
30 años mujer.
Embarazada de 3 meses .
Hace un mes y poco le pusieron la inyección experimental o vacuna. Las 2
Hoy ingresa en hospital.
La a traído una vecina estaba desmayada en el suelo.
La llevan al hospital .
Le dice al médico lo de.las inoculaciones .
Respuesta no eso no tiene que ver nada.
Le pregunta lo que a comido en interioridad y le dice que un plato que un ingrediente es perejil.
Conclusión del médico que el perejil es un producto venenoso y abortivo. Y que por eso el feto se le mueve tanto y puede provocar el aborto.
Hay en el hospital se a quedado.
Mañana sabremos más.
Pero pinta mal.

Mónica, [02.09.21 21:53]
Vecina: 2 desprendimientos de retina con 2 operaciones. Sin patología previa en ojos.
Actualmente camina con muletas. Prácticamente no se mueve.
Está esperando meterse la 3° dosis.

Luca, [02.09.21 22:13]
Mujer de 45 años. Amiga. Embarazada de 14 semanas se inocula. No sé que marca. Creo que aun no se ha puesto la segunda. A los 6 dias hemorragia grande y rotura de bolsa amniotica. La hemorragia dicen que es por un hematoma. La rotura de bolsa pq «puede pasar». Consultan al médico si puede tener relación con la vacuna, y médico responde que no. Finalmente despues de dos semanas intentando hacer todo lo posible ha perdido al bebé. Ella no lo relaciona con la inoculacion pq el médico le aconsejó hacerlo

Lourdes, [03.09.21 10:23]
Dos amigos nuestros de Sevilla. Ella de 58 años, él de 64. Inoculados con la pauta completa. Desconozco la marca, pero probablemente Pfizer o Moderna, porque es la que están poniendo en Sevilla al público en general
A las pocas semanas enferman con síntomas de Covid. El se asfixia y lo tienen que ingresar: neumonía bilateral con todos los alveólos afectados. Con peligro de muerte. Tras quince días en el hospital le dan el alta. Lleva días recuperándose en casa lentamente y con mucho cansancio.

D R, [03.09.21 10:53]
Ayer mi mujer me comentó que había hablado con un señor ecuatoriano que después de meditarlo bien decidió vacunarse, ello aunque dos conocidos suyos, bastante jóvenes, habían muerto de infarto (en Ecuador) después de salir a hacer deporte y tomar un refresco, por su puesto, al poco tiempo de vacunarse. En fin….v

Vanessa, [03.09.21 16:52]
Yo también soy de Guatemala, a la suegra de mi hermana se puso la vacuna no sé cuál, y no sé al cuánto tiempo de dio un derrame en la cara, la hija no cree que fue por la vacuna

olga luna, [03.09.21 18:20]
Mi padre estaba con cáncer le pusieron la vacuna y se le empezó a hinchar el brazo cogió una infección en el brazo y neumonia el 22 de junio falleció.

Namaste, [03.09.21 18:21]
[Respondiendo a Luca]
Buenas tardes, trabajo en estética y tengo una clienta que tuvo un aborto, se vacuno hace no sabia que estaba embarazada. El médico del pueblo le ha dicho que fue por la vacuna que lo perdió. Soy de Huelva

Anna, [03.09.21 18:45]
[Respondiendo a Namaste]
Una comadrona de un hospital de Valls ha observado al menos 200 casos de abortos espontáneos en vacunadas (no sé exactamente la amplitud del territorio a la que se refería). Científicos ingleses corroboran abortos después de vacuna.

Sonia, [03.09.21 19:16]
Hola a todos , quería comentaros , el pasado 14 de agosto me puse la primera dosis de la vacuna (Moderna) soy de Baleares, en un principio no tube ningún problema , la sorpresa fue que a partir del 3 día me empezaron a dar dolores de cabeza los cuales a día de hoy aún tengo , de la noche del 21 al 22 de agosto estuve ingresada en urgencias , dándome el alta quedando a la espera de recibir consulta del neurólogo , como me seguían los dolores y no me habían llamado ni nada , llamó mi pareja y le dijeron que había lista de espera de 2 años para el neurólogo , que fuera al otro hospital donde había neurólogo en urgencias, fui y el doctor que me tocó me dijo que por esto el no iba a llamar al neurólogo , y que en la base de Ibsalut no salía lo que le comentaba de que había estado anteriormente en el otro hospital ni los análisis ni nada , me dijo » se habrán olvidado de ponerlo » como se olvidan si para darme a mi la copia la han sacada del ordenador … Nada reviso los papeles que salían los análisis y me dijo que estaba todo bien que aunque hubiera una cosa que estaba más subida de lo normal no pasaba nada , que él me daba un medicamento y que con eso sí o sí se me irían los dolores.
En el segundo hospital estuve el pasado miércoles , estamos a viernes y a pesar de tomarme lo que según el iba a ser milagroso , los dolores de cabeza los sigo teniendo .
En el primer hospital me recetaron que durante 3 días tomara nolotil , y que si me seguía doliendo pasados esos 3 días tomara naxopreno .
Y en cuanto al segundo hospital del supuesto fármaco milagroso según el doctor es Algidol.
¿ Me podéis recomendar algo ? Ya que llevar unos 20 días con dolor de cabeza es insoportable

Fuente: https://contraelencierro.blogspot.com/

https://contraelencierro.blogspot.com/2021/09/canal-2-la-gente-cuenta-las-muertes-y.html

 Documento en formato pdf con los testimonios que da la gente sobre la vacuna. Es un documento de 300 páginas de un valor inestimable.

EL SACAMUELAS. Nuevo sitio Fact-checking

Siempre breve. Si es usted un científico reconocido o un médico que ha descubierto en beneficio de la Humanidad acciones curativas y benéficas de último orden y primer nivel, ya tiene las revistas para su publicación con un prestigio prístino e irrefutable: AS, diario deportivo y Sport. Son las mejores, se lo dice y prescribe El Sacamuelas, también el mejor verificador de hechos pasados, presentes y futuros. ¿Se acuerda del último dolor de muelas? Pasado. Cuando le venga será presente y cuando se haya olvidado, vendrán otros futuros. Este comentario Fact-checking es un regalo de la casa por su primera lectura y la primera salida cultural en pro de la verdad, sociedad y bienestar psicoactivo en conjunto y en común por el bien de la humanidad y la verdad verdadera de la verdadera verdad. Comencemos con el checking.

Titular: Sport. ¿Cuál es el papel de la coagulación de la sangre en la Covid-19 persistente?

Bla, bla, bla. Bla, bla, bla. Bla, bla, bla. La Covid existe pero no saben nada realmente a estas alturas, es vergonzoso, humillante o quizá mienten.

Síntomas:

  • Debilidad, fatiga, desmayo, confusión (Niebla mental)
  • Hemorragia por la nariz, la boca, las encías y el recto.
  • Hematomas, quemaduras o úlceras abiertas en la piel, muda de piel.
  • Deshidratación.
  • Diarrea.
  • Fiebre.
  • Pérdida del cabello.
  • Inflamación de zonas (enrojecimiento, sensibilidad, hinchazón, sangrado)
  • náuseas y vómitos
  • dolor de cabeza, mareos
  • hinchazón, enrojecimiento y problemas de la piel

Perdón, estos son síntomas por radiación. Me he confundido pero no me deja borrarlo. Hagan hueco pues, en su mochila chequeadora para un futuro artículo en El Sacamuelas.

Los síntomas:

Este síndrome cuenta con diferentes síntomas que pueden fluctuar o persistir en el tiempo, empeorar con el esfuerzo físico y mental o provocar limitación de la capacidad funcional.

Algunos de los más destacados son:

  • Cansancio
  • Malestar general
  • Fiebre
  • Trastornos del sueño
  • Sensación de falta de aire
  • Diarrea
  • Erupciones en la piel
  • Caída del pelo
  • Niebla mental
  • Dificultad para tragar
  • Ojos secos o conjuntivitis
  • Cambios de la tensión arterial

Pero ¿Cuál es el papel de la coagulación de la sangre en la Covid-19 persistente?

Pues no lo pone, lo qué si pone es que hay que vacunarse, vacunarse, vacunarse, vacunarse, vacunarse, hasta que las vacunas adelanten en el marcador a las olas.

Marcador: Vacuna 8 – Ola 6

Firmado digitalmente y por satélite, con permiso y Trudeau Mark Attacks! de Musk, El Sacamuelas Revista fuck-checking

Iglesias, Navalni, Rhodes y Soros

Cuatro apellidos y cinco nacionalidades. El paraguas de Soros, judío, cubre a los otros tres. Iglesias cubre al otro judío, Rhodes, de los de clase alta de la City londinense, con paraguas sin abrir. Iglesias le cierra el paraguas a Navalni, pero en realidad no le cubría la cabeza, órdago.

¿El problema? Putin no necesita paraguas. Borrell cree que la lluvia de Europa moja igual que la de Rusia. Cala más. El paraguas se le queda pequeño. Soros lo sabe. Abre dos cortes con una navaja. Siempre le interesó una Europa débil, resquebrajada, dividida.

Pero aquí rozan muchos paraguas, se saltan ojos. Soros contra Putin. A los dos les interesa la Europa fragmentada. Los dos ven bien el conflicto catalán. Aquí no se moja ninguno. A Iglesias le presta Soros un paraguas ruso, se cala hasta los hombros. Rhodes toca el piano.

Borrell, cuando no llueve, se cierra el paraguas. Putin juega sus cartas. ¿A qué no sabes qué carta del tarot le han tirado? El paraguas. -¡Pero esa no existe! -Y menos de seis puntas. Tampoco se abre en un sitio cerrado. Ahí sólo se toca el piano.

Llueve en Europa, se empapa España. Se necesita paragüero. Siempre España. Abre las cartas, cierra el paraguas, suenan dos pianos a ocho manos pertenecientes a Soros, digo los pianos, no las manos ¿o sí?. Y suena una balalaika.

Y se hace la melodía.

G.R.M.

Iglesias, Navalni, Rhodes y Soros

Four surnames and five nationalities. Soros’s umbrella, a Jew, covers the other three. Iglesias covers the other Jew, Rhodes, of the upper class of the London City, with unopened umbrellas. Iglesias closes Navalni’s umbrella, but it wasn’t really covering his head, hell.

The problem? Putin does not need an umbrella. Borrell believes that Europe’s rain is just as wet as Russia’s. He seeps more. The umbrella is too small for him. Soros knows it. He opens two cuts with a razor. He was always interested in a weak, cracked, divided Europe.

But here many umbrellas touch, eyes pop. Soros against Putin. They are both interested in fragmented Europe. They both see the Catalan conflict well. None of them get wet here. Iglesias lends Soros a Russian umbrella, sinks down to his shoulders. Rhodes plays the piano.

Borrell, when it doesn’t rain, closes the umbrella. Putin plays his cards. Don’t you know what tarot card they have thrown? The umbrella. -But that doesn’t exist! -And less than six points. Nor does it open in a closed place. There you only play the piano.

It rains in Europe, Spain is soaked. Umbrella stand is needed. Always Spain. He opens the cards, closes the umbrella, two eight-handed pianos belonging to Soros are playing, I mean the pianos, not the hands, right? And a balalaika sounds.

And the melody is made.

Covid-19: ¿Tiene Suecia inmunidad de rebaño?

Dr. Sebastian Rushworth

Covid is over in Sweden. No sign of it on the front pages of newspapers.

A principios de agosto escribí un artículo sobre mis experiencias trabajando como médico de emergencia en Estocolmo, Suecia durante la pandemia covid. Para aquellos que no son conscientes, Suecia nunca entró a un encierro completo. En cambio, el país impuso un cierre parcial que era casi totalmente voluntario. Se recomendó a las personas con trabajos de oficina que trabajaran desde casa, y se recomendó a las personas en general que evitaran el transporte público a menos que fuera necesario. Se recomendó a aquellos que tenían más de 70 años, o que tenían condiciones subyacentes graves, que limitaran los contactos sociales.

La única restricción forzada impuesta por el gobierno desde el principio fue el requisito de que la gente no se reúna en grupos de más de 50 a la vez. Después de que se hizo evidente que covid era sobre todo peligroso para las personas en los hogares de ancianos, se impuso una restricción adicional a las visitas a residencias de ancianos. En ningún momento ha habido ningún requisito en la gente de usar máscaras faciales en público. Restaurantes, cafeterías, peluquerías y tiendas han permanecido abiertos durante toda la pandemia. Las escuelas preescolares y las escuelas para niños de hasta 16 años han permanecido abiertas, mientras que las escuelas para niños de 16 a 19 años cambiaron al aprendizaje a distancia.

Mi experiencia personal es que la gente siguió muy bien las restricciones voluntarias al principio, pero que se han vuelto cada vez más laxas a medida que el tiempo ha pasado. Como ejemplo personal, mi madre y mis suegras se quedaron encerrados en sus casas durante las primeras seis semanas más o menos de la pandemia. Después de eso ya no podían soportar estar lejos de sus nietos.

En mi artículo anterior en agosto, mencioné que después de un pico inicial que duró un mes más o menos, de marzo a abril, las visitas a la sala de emergencias debido a covid habían estado disminuyendo continuamente, y las muertes en Suecia habían disminuido de más de 100 al día en el pico en abril, a alrededor de cinco por día en agosto.

En el momento de agosto, cuando escribí ese artículo, no había visto a un solo paciente covid en más de un mes. Especulé que Suecia había desarrollado inmunidad en el rebaño, ya que la enorme y continua caída estaba ocurriendo a pesar del hecho de que Suecia no estaba tomando realmente ninguna medida seria para prevenir la propagación de la infección.

Entonces, ¿cómo se han desarrollado las cosas en las seis semanas desde ese primer artículo?

Bueno, tal como están las cosas ahora, no he visto a un solo paciente covid en la Sala de Emergencias en más de dos meses y medio. Las personas han seguido cada vez más relajadas en su comportamiento, lo que se nota en el aumento de los volúmenes en la sala de emergencias. En el pico de la pandemia en abril, estaba viendo aproximadamente la mitad de pacientes por turno como de costumbre, probablemente porque mucha gente tenía miedo de ir a Urgencias por miedo a atrapar a covid. Ahora los volúmenes han vuelto a la normalidad.

Cuando me siento en el tubo de camino a y desde el trabajo, está lleno de gente. Tal vez una de cada cien personas está eligiendo usar una máscara facial en público. En Estocolmo, la vida vuelve en gran medida a la normalidad. Si nos fijamos en las portadas de los tabloides, en muchos días no hay una sola mención de covid en cualquier lugar. Mientras escribo esto (19 de septiembre de 2020) las portadas de los dos tabloides principales tienen grandes diferenciales sobre la artritis y las pensiones. Aparentemente la artritis y las pensiones son actualmente más emocionantes que covid-19 en Suecia.

A pesar de esta actitud relajada, la tasa de mortalidad ha seguido bajando. Cuando escribí el primer artículo, escribí que Covid había matado a menos de 6.000 personas. ¿Cuántas personas han muerto ahora, seis semanas después? En realidad, todavía estamos en menos de 6.000 muertes. En promedio, una o dos personas por día están muriendo de covid en Suecia en la actualidad, y ese número sigue bajando.

En el hospital donde trabajo, no hay una sola persona que esté siendo tratada para covid. De hecho, en el conjunto de Estocolmo, un condado con 2,4 millones de habitantes, actualmente sólo hay 28 personas que reciben tratamiento para el covid en todos los hospitales combinados. En el pico, en abril, ese número era de más de 1.000. Si 28 personas están actualmente hospitalizadas, de los 2,4 millones que viven en Estocolmo, eso significa que las probabilidades de tener un caso de covid tan grave que requiere tratamiento hospitalario son en este momento aproximadamente una de cada 86.000.

Desde marzo, la Sala de Emergencias donde trabajo se ha dividido en una sección «covid» y una sección «no covid». Cualquier persona con fiebre, tos o dolor de garganta ha terminado en la sección de covid, y se nos ha exigido usar equipo de protección personal completo al interactuar con pacientes de esa sección. El miércoles pasado el hospital cerró la sección de covid. Tan pocos casos verdaderos de covid están llegando a través de la Sala de Emergencias que ya no tiene sentido tener una sección separada para covid.

¿Qué hay de las pocas restricciones formales que se impusieron al principio de la pandemia? La restricción de las visitas a residencias de ancianos se levantará a partir del 1 de octubre. Los niños mayores, de entre 16 y 19 años, que estaban participando en el aprendizaje a distancia durante parte de la primavera, ahora están de vuelta en la escuela, viéndose y sus maestros cara a cara. La autoridad sueca de salud pública ha recomendado que el gobierno levante la restricción de las concentraciones de 50 a 500 personas.

Cuando escribí mi primer artículo, me involucré en la especulación de que la razón por la que Suecia parecía estar desarrollando inmunidad de rebaño, a pesar del hecho de que sólo una minoría tenía anticuerpos, se debía a las células T. Desde que escribí ese artículo, han aparecido estudios que apoyan ese argumento. Esto es bueno, porque las células T tienden a durar más que los anticuerpos. De hecho, estudios de personas que fueron infectadas con SARS-CoV-1 en 2003 han encontrado que todavía tienen células T diecisiete años después de ser infectados. Esto sugiere que la inmunidad es duradera, y probablemente explica por qué sólo ha habido un puñado de casos reportados de reinserción con covid, a pesar de que el virus ha pasado los últimos nueve meses rebotando en todo el planeta infectando a muchos millones de personas.

En cuanto al puñado de personas que han sido reportadas como re-infectadas. Casi todos esos casos han sido completamente asintomáticos. Eso no es un signo de disminución de la inmunidad, como algunos afirman. De hecho, es todo lo contrario. Muestra que las personas desarrollan una inmunidad funcional después de la primera infección, que les permite luchar contra la segunda infección sin desarrollar nunca ningún síntoma.

Entonces, si Suecia ya tiene inmunidad de rebaño, ¿qué pasa con otros países? ¿Qué tan cerca están de la inmunidad del rebaño? Los lugares que han experimentado una gran cantidad de infecciones de covid, como Inglaterra e Italia, tienen curvas de mortalidad que son muy similares a las de Suecia, a pesar del hecho de que entraron a encierro. Mi interpretación es que entraron en el encierro demasiado tarde para que tuviera un impacto notable en la propagación de la enfermedad. Si ese es el caso, entonces es probable que también hayan desarrollado inmunidad de rebaño por ahora. Lo que haría extraños los bloqueos en curso en esos países.

¿Y la vacuna? ¿Llegará a tiempo para marcar la diferencia? Como mencioné en mi primer artículo, el encierro sólo tiene sentido si usted está dispuesto a permanecer encerrado hasta que haya una vacuna efectiva. De lo contrario, simplemente está posponiendo lo inevitable. Como muy pronto, una vacuna estará ampliamente disponible en algún momento a mediados del próximo año. ¿Cuántos gobiernos están dispuestos a mantener a sus poblaciones encerradas hasta entonces? ¿Y si la vacuna es sólo un 30% efectiva? ¿O el 50%? ¿Decidirán los gobiernos que es lo suficientemente bueno para que terminen con el encierro? ¿O querrán permanecer encerrados hasta que haya una vacuna que sea al menos 90% efectiva? ¿Cuántos años tomará eso?

Por lo tanto, para concluir: Covid ha terminado en Suecia. Tenemos inmunidad de rebaño. Lo más probable es que muchas otras partes del mundo también lo hagan, incluyendo Inglaterra, Italia y partes de los Estados Unidos, como Nueva York. Y los países que han contenido con éxito la propagación de la enfermedad, como Alemania, Dinamarca, Nueva Zelanda y Australia, van a tener que permanecer encerrados por lo menos otro año, y posiblemente varios años, si no quieren desarrollar la inmunidad del rebaño de la manera natural.

También podría estar interesado en ver la entrevista que hice con Sky News sobre covid-19 o leer mi artículo sobre el papel de la vitamina D en el tratamiento de covid-19.

Estoy implementando un grupo de nuevos contenidos respaldados por la ciencia en los próximos meses, incluyendo:

– Análisis de los beneficios y riesgos de

todos los suplementos y medicamentos comunes – Las claves

para una vida más larga y saludable (posiblemente muy diferente de lo que usted puede haber oído) – Un seguimiento a largo plazo de las consecuencias para la salud de la pandemia covid y el bloqueo global.

Interpretación Errónea del Virus Parte II: Principio y Fin de la Crisis del Coronavirus

Por Dr. Stefan Lanka

Artículo original publicado en la revista: Wissenschafftplus
Enlace al artículo original: https://wissenschafftplus.de/uploads/article/wissenschafftplus-fehldeutung-virus-teil-2.pdf Fuente de la traducción al español: desconocido.

La definición del SARS y del coronavirus o covid-19 significa que se considera que la neumonía atípica es el cuadro clínico que caracteriza a la enfermedad. Si se pueden detectar patógenos conocidos en la neumonía, ésta se considera típica, si no atípica. Uno de los dos hechos decisivos para el SARS y la crisis del coronavirus es que al menos el 20- 30% de todas las neumonías son atípicas. Las causas de la neumonía atípica son claramente conocidas y por lo tanto NO deben presentarse como la causa de un virus desconocido.

Este hecho es suprimido por los infectólogos y virólogos y es la base del miedo y el pánico actuales, porque se crea la impresión entre los afectados, el público y los políticos, de que la neumonía atípica sería especialmente peligrosa y a menudo mortal porque todavía no hay medicamentos ni vacunas para la supuesta nueva enfermedad.

Desde el momento en que se ofrece un procedimiento de prueba para el supuesto nuevo virus, que, oculto por los implicados, también prueba “positivamente” a personas sanas, el número de casos aumenta automáticamente. Inicialmente, las personas con neumonía típica también serán examinadas, luego más y más personas con otras enfermedades.

Esto se considera una prueba práctica de la propagación del virus. Automáticamente, más y más de otras enfermedades se añaden a la enfermedad original “neumonía atípica” y este “síndrome” se muestra como “la nueva enfermedad viral”.

El otro hecho decisivo, no sólo para el SARS y la crisis del coronavirus, es que los virólogos que afirman que los virus causan enfermedades, están suprimiendo una situación obvia abiertamente mentirosa por razones comprensibles.

El método de prueba de virus que se ofrece es un método de detección genética. No aíslan de un virus las secuencias de genes que utilizan para la prueba de detección. Aíslan secuencias genéticas que se liberan típicamente en mayores cantidades cuando los tejidos y las células mueren. Estas secuencias genéticas, generalmente cortas, y componentes del metabolismo humano, constituyen la base para el trabajo de laboratorio posterior.

Sin embargo, con la ayuda de programas informáticos, los virólogos sólo pueden construir mentalmente largas cadenas de material genético a partir de muchas secuencias cortas de genes. Estas son entonces producidas como verdaderas cadenas de ADN viral. Esta es la razón por la que los resultados positivos de las pruebas se obtienen repetidamente incluso en individuos sanos probados.

Para evitar refutarse a sí mismos, estos virólogos ignoran constantemente dos reglas prescritas por la ciencia. Uno es verificar sistemáticamente todas las afirmaciones por sí mismas. La otra es probar todos los supuestos y métodos utilizados mediante experimentos de control.

Si realizaran los experimentos de control, descubrirían que TODAS las secuencias genéticas cortas, que sólo unen mentalmente, para formar una cadena genética viral se originan en el metabolismo humano y no en el exterior, de un supuesto virus.

El impulso de la crisis del coronavirus fue desencadenado por un mensaje de un joven oftalmólogo el 30/12/2019 en Internet, que se difundió de forma inmediata y muy rápidamente. Éste dijo a sus amigos que varias personas estaban en cuarentena en su hospital, que se confirmaron siete casos de SARS, que se cuidaran y protegieran.

El profesor Christian Drosten, de la Charité de Berlín, se enteró de ello e inmediatamente comenzó a elaborar procedimientos de prueba para los virus del SARS antes de que estuviera claro y pudiera determinarse si el informe de China sobre el SARS era verdadero y estaba probado, y especialmente antes de que los virólogos chinos publicaran sus resultados.

Los virólogos autorizados de la Comisión de Control de Enfermedades de China (CCDC) publicaron sus resultados el 24 de enero de 2020 y el 3 de febrero de 2020.

Informan sobre el aislamiento de muchas secuencias genéticas cortas, que, cuando se ensamblan, podrían representar una cadena genética de un nuevo tipo de virus. Los autores señalan expresamente -y todos los demás virólogos implicados hasta la fecha- que aún no se han realizado los experimentos absolutamente necesarios que permitan afirmar que se trata efectivamente de una cadena genética de un virus causante de enfermedades.

Por el contrario: los virólogos chinos incluso señalan explícitamente que la cadena genética construida tiene hasta un 90% de similitud con las cadenas genéticas de los inofensivos y por decenios de antigüedad, reivindicados corona virus en los murciélagos.

El 21/01/2020 (¡3 días antes de la primera publicación de la CCDC!) la OMS recomendó a todas las naciones usar el procedimiento de prueba desarrollado por el Prof. Drosten. Al afirmar que había desarrollado un procedimiento de prueba fiable para el virus, que se estaba extendiendo rápidamente en China, el profesor Drosten, haciendo caso omiso de las normas claramente definidas de la labor científica, que forman parte de su contrato de trabajo, y violando las leyes del pensamiento y la lógica de la virología, ha desencadenado y causado el aumento y la globalización del pánico epidémico chino.



1. El comienzo de la crisis del Coronavirus

Cuando el joven oftalmólogo Li Wenliang informó a siete médicos de Wuhan a través de WhatsApp el 30/12/2019 de que varias personas estaban en cuarentena en su hospital, que se habían confirmado siete casos de SARS, y que debían tener cuidado y protegerse, no tenía la intención de causar pánico.

Si lo hubiera hecho, habría publicado el anuncio en Internet y advertido al público. Uno de los siete destinatarios de este mensaje privado de WhatsApp publicó una “captura de pantalla”, es decir, una foto del mensaje, en Internet sin ser consciente de las posibles consecuencias. Por supuesto, esta información se difundió muy rápidamente dentro de China y luego en todo el mundo.

Este mensaje desencadenó una ola de temor, pánico e indagaciones a las autoridades sanitarias chinas y al gobierno debido al pánico causado por una crisis de SARS en 2003, que la Organización Mundial de la Salud (OMS) clasificó como “amenaza mundial” el 12 de marzo de 2003.

En consecuencia, el Gobierno de Beijing envió una “fuerza de reacción rápida” integrada por epidemiólogos y virólogos del Centro de Control de Enfermedades de China a Wuhan el 31 de diciembre de 2019 para apoyar a las autoridades sanitarias locales y a la provincia circundante de Hubei. El objetivo era comprobar y verificar las afirmaciones de un brote de una epidemia. Si efectivamente se hubiera producido un brote, la situación debería controlarse adecuadamente.

En la primera publicación autorizada de los autores del CCDC sobre los resultados de su investigación, “A New Coronavirus from Patients with Pneumonia in China, 2019”, no se informa de una acumulación de pacientes con neumonía de causa desconocida.

Informan que los pacientes encontrados pueden ser agrupados en un “grupo” con características comunes. La característica común era la visita más o menos frecuente de un mercado mayorista de mariscos en Wuhan. Lo pequeño que era el grupo de pacientes con neumonía atípica puede verse por el hecho de que el CCDC tomó frotis y líquidos del tracto respiratorio inferior de sólo cuatro pacientes, para buscar patógenos conocidos y desconocidos.

Mientras tanto, el pánico en Wuhan y sus alrededores aumentó extremadamente. Ni siquiera las medidas adoptadas por la policía, que el 3 de enero de 2020 pidió al oftalmólogo Li Wenliang que se comprometiera por escrito firmando una declaración punible de cese y desistimiento para no difundir nada más sobre un posible brote de SARS, pudieron frenar la dinámica de pánico que se había desarrollado y que empeoraba peligrosamente.

El 10/01/2020 Wenliang, y poco después también sus padres, desarrollaron los síntomas de la neumonía. Li Wenliang se aisló porque estaba convencido de que había sido infectado con el virus del SARS el día anterior por un paciente ocular. Esto también aumentó el pánico.

Los doctores que lo atendieron realizaron un gran número de pruebas diferentes, todas las cuales resultaron negativas. A medida que su estado de salud se deterioraba y cada vez más personas mostraban la simpatía del público por su destino, las pruebas se continuaron hasta que una primera prueba de SARS, el 30/01/2020, se consideró “positiva”. El desastre del creciente pánico del SARS, que mutó en la crisis mundial del coronavirus, siguió su curso.

Li Wenliang difundió este resultado en Internet con las siguientes palabras: “Hoy las pruebas de ácido nucleico han dado un resultado positivo, el polvo se ha asentado, finalmente diagnosticado”.

Este anuncio aumentó el pánico ya existente. Todo se descontroló por completo cuando publicó su declaración firmada de cese y desistimiento del 03/01/2020 en Internet. Esta publicación de su declaración de cesación, que era peligrosa para él, fue y sigue siendo considerada por todas las personas presas del pánico, como prueba de que hay una nueva epidemia de SARS, porque un médico, que a su vez está afectado, sigue informando y advirtiendo al público a pesar de la amenaza de sanciones.

El pánico aumentó aún más porque la salud de Li Wenliang se deterioró a pesar del uso intensivo de una variedad de sustancias antibióticas y el público participó regularmente de esto. La situación estaba al borde de la escalada porque el informe de su muerte fue más que caótico y contradictorio.

Esta fue y sigue siendo la razón central por la que el público chino y mundial asumió que se había producido otro brote de SARS en Wuhan, pero que se había redefinido como una nueva epidemia, una pandemia con un nuevo nombre, Covid-19.



2. Una, de dos posibles causas del miedo de Li Wenliang

El temor del oftalmólogo Li Wenliang se basa en los acontecimientos de 2003 en China, cuando los científicos occidentales afirmaron que se había producido una acumulación de neumonía atípica en el sur de China. Dos días después de la creación mental de una cadena genética del supuesto nuevo virus (SARS-CoV-1), en la que el Prof. Drosten estuvo significativamente involucrado, el Prof. Drosten ofreció un supuesto procedimiento de prueba para este supuesto virus.

Aproximadamente 800 personas con neumonía atípica, es decir, neumonía en la que no se detectan patógenos conocidos, pero que resultó “positiva” con la prueba del Prof. Drosten, murieron, por lo tanto -posiblemente de forma incorrecta y sobre tratada- con el diagnóstico de SARS en lugar de “neumonía atípica”.

La base de que el temor al SARS se mantuviese y aumentara hasta 2019, son dos publicaciones de 2013 y 2017 que dieron lugar a especulaciones sobre la posibilidad de que aparecieran nuevos coronavirus del SARS. Los autores de ambas publicaciones afirman que los murciélagos sanos proporcionan pruebas de la existencia de secuencias genéticas cortas que pueden ser interpretadas como componentes de un virus.

Estas secuencias genéticas cortas tendrían similitudes con las secuencias genéticas cortas que se declararon componentes del supuesto coronavirus del SRAS-1 (SARS-CoV-1) en 2003.

SARS significa Síndrome Respiratorio Agudo Severo, que es otra descripción de los síntomas de la neumonía atípica.

Se dice que estas hebras genéticas mentales (ficticias, transformadas en realidad) son capaces de desarrollarse en la realidad y formar un virus real. Este virus, que se afirma está en murciélagos y otros animales salvajes pero que sigue siendo inofensivo, podría saltar a los humanos a través de la mordedura, el contacto o el consumo y convertirse en un asesino mortal.

En los seres humanos, este inofensivo virus podría, a través de cambios (mutaciones), convertirse en un coronavirus del SARS que es realmente nuevo y podría causar una enfermedad. Tal acontecimiento y la consiguiente oleada de enfermedades, como la neumonía atípica, deben esperarse en cualquier momento.

Hasta la fecha, los virólogos no han podido aislar un virus del SARS de un paciente, un murciélago, otro animal o en el laboratorio, ni han podido detectar una cadena genética intacta y completa de un virus del SARS. Hasta la fecha no se ha podido confirmar la suposición de los virólogos de que existen de hecho cadenas genéticas virales que están construidas de la misma manera que las cadenas genéticas compuestas de secuencias genéticas cortas.

Hay otras formas en que aún no se ha demostrado la existencia y la presencia de una cadena genética completa de un virus del SARS, aunque desde hace mucho tiempo se dispone de técnicas estándar muy sencillas para determinar la longitud de las secuencias genéticas.

Los temores alimentados masivamente por tales afirmaciones falsas fueron la base de los temores del oftalmólogo Li Wenliang, así como de otros médicos e infectólogos no sólo en Wuhan.

Estas alegaciones son la razón por la que los epidemiólogos y virólogos de la CCDC, a partir del 31 de diciembre de 2019, se centraron en encontrar secuencias de genes similares que se definieron como componentes del coronavirus del SARS en 2003 (véanse las explicaciones que figuran a continuación).



3. La segunda de las posibles causas de miedo de Li Wenliang

Las crisis del SARS y del Coronavirus comenzaron con la afirmación en los medios de comunicación de que hay una acumulación de pacientes con neumonía atípica. Esta alegación nunca fue corroborada. Sólo se afirmó que la neumonía atípica que se produjo podía explicarse por la suposición de la aparición de un nuevo virus, porque algunas de las personas con neumonía atípica tenían contacto con los mercados de animales.

Para poder confirmar la suposición de que un virus desconocido podría ser la causa de la neumonía atípica, se suprimieron los hechos conocidos descritos en la literatura médica y científica. De hecho, hay varios y amplios espectros de causas no infecciosas de neumonía atípica. Por varias razones, esta neumonía atípica tiene más probabilidades de ser mortal que la típica.

Las causas son, entre otras, la inhalación de vapores, disolventes y sustancias tóxicas. La entrada de alimentos, bebidas o contenidos estomacales en los pulmones en caso de dificultades para tragar o de la pérdida del conocimiento también puede causar una neumonía extremadamente grave (neumonía por aspiración).

El agua por sí sola es suficiente, si entra en los pulmones de las personas que se están ahogando, para causar una neumonía atípica grave. Otra causa es el reconocido espectro de disfunciones inmunológicas, como las alergias y las reacciones auto-inmunes. También se sabe que la radiación desencadena una inflamación de los pulmones en el cáncer, que no puede distinguirse de la típica neumonía.

La neumonía congestiva es particularmente conocida en las personas mayores. Éstas se desarrollan debido a la retención de agua (edema), a la permanencia prolongada en cama, a la debilidad del corazón y/o de los riñones, que puede conducir a una ventilación y circulación sanguínea inadecuadas en los pulmones, y como consecuencia directa de la inflamación de los pulmones, es decir, de la neumonía atípica.

Lógicamente, una combinación de causas subyacentes también causa neumonía atípica. Una neumonía atípica puede convertirse rápidamente en una neumonía típica si se produce una colonización secundaria del pulmón inflamado. Esta es la razón por la que el porcentaje de neumonía atípica es probablemente más alto que el 20-30% estimado.

En los estudios de las cinco personas documentadas en las dos publicaciones pertinentes a la crisis del coronavirus, no se investigaron la posible presencia o la historia, los signos, los mecanismos y los efectos de estas causas conocidas de la neumonía atípica. Los virólogos no suelen hacerlo de todos modos, y los miembros de la CCDC no pudieron hacerlo ni siquiera en las circunstancias de pánico.

Excluir la mención de la neumonía atípica demuestra una grave negligencia médica e impide el tratamiento correcto de los pacientes. Por consiguiente, los afectados corren el riesgo de que se les manipule mal con un cóctel de sustancias antibióticas ricas en efectos secundarios, que es capaz de causar de forma independiente la muerte de los pacientes, especialmente en caso de sobredosis. El pánico puede ser incluso fatal en muy poco tiempo, no sólo en el caso de problemas cardiovasculares.

La respuesta a la pregunta crucial de si se ha detectado realmente un nuevo virus o si sólo se emiten piezas cortas y endógenas de material genético como componentes de un virus o se interpretan erróneamente como tales, es decisiva para que la crisis del coronavirus pueda terminar rápidamente. Al igual que con el H1N1, los responsables de la crisis del coronavirus dicen que ésta sólo se puede acabar con la vacunación. Sin embargo, la idea de la vacunación ha sido refutada tanto como la de los virus.

Para la evaluación y clasificación de los acontecimientos que rodearon el desencadenamiento y el mantenimiento de la crisis del coronavirus es útil el recuerdo de la pandemia de gripe porcina de 2009, que ya ha sido olvidada.

La mayoría de la población en ese momento estaba preparada para vacunarse contra los supuestos virus de la gripe porcina. Luego hubo un retraso en la entrega anunciada de las vacunas. Las vacunas no podían llenarse en jeringas listas para usar, ya que los nuevos potenciadores de ingredientes activos utilizados por primera vez dañaban la mezcla de la vacuna y la inutilizaban. Por esta razón, la vacuna se llenó en ampollas para 10 personas cada una, a las que sólo se permitió añadir los potenciadores de la sustancia activa poco antes del acto de la vacunación.

Durante este tiempo se supo que los potenciadores del principio activo, llamados adyuvantes, sin los cuales una vacuna no podría desarrollar su efecto, son nuevos y no han sido probados. Se supo que estos novedosos amplificadores de drogas consisten en nanopartículas. Se sabe que las nanopartículas son muy reactivas debido a su diminuto tamaño y, por lo tanto, se utilizan como catalizadores en muchas reacciones químicas. En los procesos técnicos, por ejemplo, hacen que las superficies se comporten de forma completamente diferente a la que se puede conseguir con los métodos convencionales.

Entonces se supo que la Canciller alemana Angela Merkel y las Fuerzas Armadas alemanas iban a recibir esta vacuna, pero sin el novedoso potenciador de sustancias activas de nanopartículas, mientras que la policía y la población iban a recibir la vacuna con las nanopartículas no probadas.

Como resultado, el 93% de la población rechazó la vacuna producida para ellos. Sólo al 7% de los alemanes se les ha administrado esta vacuna.

El metabolismo humano no puede metabolizar y excretar nanopartículas. Debido a esta negativa por parte de casi toda la población, la gripe porcina en realidad desapareció de la noche a la mañana siguiente, como por arte de magia, de los medios de comunicación al basurero y las vacunas al alto horno.

(Se permite una pequeña polémica: sorprendentemente, el virus de la gripe porcina H1N1 despegó al galope de los cerdos, ya no infectó a otras personas, no enfermó a los infectados y su presencia en los medios de comunicación se detuvo inmediatamente. Tal vez el virus de la gripe porcina se ha convertido en virus de la gripe de los peces, para nadar por los ríos en los cuerpos de los salmones, sólo para atacar de nuevo con fuerza concentrada en el mercado de pescado en Wuhan).

Los epidemiólogos, infectólogos y virólogos implicados han aprendido del fracaso de la planificación de la pandemia, que no culminó con la vacunación. Analizaron las causas y publicaron sus conclusiones y recomendaciones para el futuro en el número 12 de diciembre de 2010 del Bundesgesundheitsblatt (Gaceta Federal de Salud). El significativo título de este número: “Pandemias. Lecciones aprendidas” Lo que significa tanto como: ¡Las lecciones que hemos aprendido de la debacle de la gripe porcina H1N1!

Algunos de los artículos de este número están disponibles en Internet, pero no los más importantes. Las principales recomendaciones para la gestión de la pandemia son:

• Asegurarse de que los expertos no se contradigan entre sí en los debates públicos.

• Participación temprana de los medios de comunicación social y de los líderes. – Control de la red Internet. Esto con el fin de evitar que las reivindicaciones y las críticas pongan en peligro el consenso y la aceptación de las medidas en la política y la sociedad.

¡Estas recomendaciones ya se han aplicado con éxito! Se censura en Internet, se excluye a los críticos con insultos, entre otras cosas. Los argumentos obligatorios que refutan la suposición de la pandemia y que han pasado al dominio público simplemente no se abordan. Sólo un experto, el Prof. Drosten, es escuchado en los medios y en la política. La única “crítica” que se le hizo, expresada por un virólogo especializado en VIH, tuvo la función de reforzar la afirmación central de la existencia de un nuevo virus, el SARS-CoV-2.



4. La globalización del pánico por los virus chinos del SARS y la creación de la crisis del coronavirus por el Prof. Drosten

El profesor Christian Drosten, de la Charité de Berlín, afirma que desde el 1/01/2020 ha desarrollado un método de detección genética con el que puede detectar con fiabilidad la presencia del nuevo coronavirus en los seres humanos.

Para a) poder comprender qué supuestos y qué acciones constituyen la base de las afirmaciones del Prof. Drosten y b) comprobar si sus conclusiones de haber desarrollado un procedimiento de prueba seguro para el nuevo coronavirus están lógica y científicamente probadas o no, o incluso refutadas, es necesario explicar los términos y técnicas utilizadas, presentar su argumentación y analizar las dos publicaciones decisivas a las que se refiere el Prof. Drosten.

¿Cómo se definen un virus y un coronavirus?

¿Cómo se definen las secuencias en este contexto? – ¿Cómo funcionan los métodos de detección de secuencias llamadas PCR, RT-PCR y RT-PCR en tiempo real?

¿Cuándo se puede emitir la detección de la presencia de secuencias en humanos como prueba de la presencia de un virus?

¿Cómo se demuestra científicamente la existencia de un virus?

 
Términos

– En la ciencia, un virus se define por su material genético específico, que es único para ese virus.

– El material genético de un virus también se conoce como la cadena genética viral, la molécula genética viral o su genoma. – El material genético viral de un virus contiene las distintas secuencias genéticas para la formación de las distintas proteínas virales, conocidas como genes virales.

– El material genético de un virus puede consistir en ADN o ARN.

– Los virus corona se definen por el hecho de que consisten en una molécula específica de ARN rodeada por una envoltura.

– El material genético de un determinado virus se define por su longitud determinada con precisión y la determinación exacta de la estructura de la cadena del genoma viral.

– La composición del material genético de un virus resulta de la determinación exacta del número y la secuencia específica de los cuatro bloques de construcción que componen un material genético. Los cuatro bloques de construcción de un material genético se llaman nucleótidos. – El proceso de determinar la secuencia específica de los cuatro componentes básicos de un material genético se denomina secuenciación.

– El resultado de la determinación de la secuencia de los componentes básicos de una sustancia hereditaria se denomina secuencia o secuencia genética.

– Los virus patógenos se definen por el hecho de que su secuencia es única y no se da en organismos sanos. – Para detectar y determinar la presencia del material genético de un virus, de acuerdo con las leyes del pensamiento y la lógica que precede a toda ciencia como regla fundamental, este virus debe ser aislado y estar presente en forma pura para que las propias secuencias de genes de la célula no se malinterpreten como componentes de un virus.

– Sólo es posible determinar la secuencia de una sustancia genética si está presente en forma de ADN. – Para determinar la secuencia de una sustancia genética que está presente en forma de ARN, primero debe ser convertida bioquímicamente en ADN.

– El proceso de conversión de una sustancia genética de ARN en ADN se denomina “transcripción inversa” y se abrevia como “RT”.


Las técnicas utilizadas por el Prof. Drosten y las primeras conclusiones

– La presencia y la longitud de un material genético se determina separándolo longitudinalmente en un campo eléctrico. Los trozos cortos migran más rápido, los más largos más lentamente. Al mismo tiempo, para determinar la longitud del material genético a examinar, se añaden piezas de material genético de longitud conocida de diferentes longitudes. Esta fiable técnica estándar para detectar y determinar la longitud del material genético se llama “electroforesis en gel”.

– Si la concentración de un determinado material genético es demasiado baja para ser detectada por la técnica de “electroforesis en gel”, puede ser multiplicada a voluntad por la técnica de multiplicación ilimitada de ADN, llamada Reacción en Cadena de la Polimerasa. De esta manera, el ADN indetectable puede hacerse visible en la electroforesis en gel. Este es un requisito previo para hacer accesible el material genético para investigaciones posteriores, especialmente para la posterior determinación decisiva de su longitud y secuencia. Este método también se conoce como PCR para abreviar.

El inventor de la técnica de la PCR, Kary Mullis, que fue galardonado con el Premio Nobel de Química en 1993 por este invento, señaló desde el principio que este, su método desarrollado para el análisis en sala blanca en las fábricas de chips de ordenador es muy propenso a errores. En su discurso del Premio Nobel, que está documentado en la página del Comité del Premio Nobel, también señaló que no hay ninguna prueba verificable, en realidad científica, de que la sustancia genética conocida como genoma del VIH desencadene realmente una inmunodeficiencia o una de las diversas enfermedades que se agrupan de manera inadmisible bajo el término “SIDA” y se tratan con quimioterapia altamente tóxica. Señaló que sólo hay consenso entre los científicos participantes en que el “VIH” desencadenaría una inmunodeficiencia.

Para poder reproducir un ADN con la técnica de PCR, se requiere el conocimiento de la composición, la secuencia del ADN. Esto se debe a que un ADN sólo puede propagarse por PCR si fragmentos cortos de genes producidos artificialmente se unen al principio y al final del ADN, que corresponden exactamente a la secuencia del principio y del final del ADN que se va a propagar. Estos cortos trozos de ADN producidos artificialmente se llaman, por lo tanto, primers, las moléculas iniciadoras de la PCR. Tienen una media de entre 24 y 30 nucleótidos de largo (los bloques de construcción del material genético).

Así pues, la PCR no puede utilizarse para detectar secuencias o virus desconocidos. Sólo la determinación de la secuencia de un virus permite desarrollar una prueba de PCR para la detección de la secuencia de un gen originado en un virus. – En los primeros días de la PCR, sólo era posible determinar la cantidad de ADN amplificado mediante electroforesis en gel después de que se hubiera detenido la reacción de amplificación de la PCR. Mientras tanto, se añaden ciertos colorantes a las enzimas y sustancias necesarias para la PCR. La detección de estos tintes durante el curso de la PCR muestra aproximadamente qué concentraciones de ADN reproducido artificialmente se produjeron y cuánto ADN estaba realmente presente aproximadamente al comienzo de la PCR. Dado que la cantidad de ADN producido artificialmente puede determinarse aproximadamente mientras la técnica de PCR sigue funcionando, esta extensión de la técnica de PCR se denomina “PCR en tiempo real”. Por lo tanto, una “PCR en tiempo real” que va precedida de otro paso, la conversión de ARN en ADN mediante “transcripción inversa” (RT), se denomina “RTPCR en tiempo real”.

– El Prof. Drosten utiliza la técnica de “RT-PCR en tiempo real” en la prueba que ha desarrollado para la detección del nuevo virus corona. Con ese fin, ha seleccionado secuencias genéticas cortas de un conjunto de datos de Internet del 1/01/2020 que se atribuyen a los virus del SARS. Sobre la base de esas secuencias de fragmentos genéticos cortos, que se interpretan como posibles componentes de los virus del SARS, él diseñó las secuencias de cebadores de la PCR decisivas para la PCR a fin de detectar el virus “todavía” desconocido en China con su “RT-PCR en tiempo real”.

Cuando aparecieron en Internet compilaciones preliminares de secuencias el 10/01/2020 y el 12/01/2020, que posteriormente fueron modificadas y publicadas el 24/01/2020 y el 3/02/2020, esto representó el resultado de los dos primeros intentos de identificar el virus aún desconocido. Con este fin, los virólogos de la CCDC usaron programas de computadora para ensamblar teóricamente las secuencias de fragmentos cortos de genes en una posible cadena genética.

En ambas publicaciones, los virólogos de la CCDC afirman que no hay evidencia de que estas sugerencias de secuencias puedan realmente causar enfermedades. El 10/01/2020 y el 12/01/2020, las propuestas de secuencias chinas eran todavía provisionales y no se habían sometido todavía al estricto proceso de revisión prescrito científicamente.

El hecho de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomiende la prueba de detección PCR desarrollada por el Prof. Drosten para la detección del nuevo virus el 21/01/2020, incluso antes de la publicación de las publicaciones de las dos primeras propuestas de secuencias chinas, demuestra un primer hecho: El Prof. Drosten utilizó datos no verificados científicamente para su prueba de PCR rápidamente globalizada del 2019-nCoV, que fue rebautizada como SARS-CoV-2 el 7 de febrero de 2020 con la participación del mismo Prof. Drosten.

El cambio de nombre el 7 de febrero de 2020 de la designación de “nCoV” a “SARS-CoV-2”, una mera presunción de virus posiblemente defectuoso o inofensivo, en un patógeno peligroso, dio a la opinión pública la impresión de que se había descubierto un virus real del SARS en China, que causa una enfermedad peligrosa, a saber, el SARS, y mató al nuevo ídolo de China, Li Wenliang, que empequeñeció a la dirección del partido.

El Prof. Drosten y sus colegas del Grupo de Nomenclatura de Virus cumplieron así las expectativas de la población, que estaba aterrorizada hasta la médula: “finalmente diagnosticado”, “finalmente diagnosticado”. Esta expectativa fue despertada por el impulso del pánico masivo desencadenado por el Dr. med. Li Wengling y aparentemente cumplido por el Prof. Drosten.

El factor decisivo en la evaluación de este acto es el hecho de que en aquel momento todos los virólogos directamente implicados testificaron -y todavía testifican hoy- que no hay pruebas de que este nuevo virus cause realmente la enfermedad. ¿O sólo ocurre en paralelo en enfermedades, en procesos de curación, después de procesos de curación, en algunas personas sanas, en muchas personas sanas o en todas las personas?

Esto demuestra que el Prof. Drosten ha cruzado la línea claramente reconocible de la acción científicamente justificada en un fraude reconocible y trascendental. También no podrá salir de esto utilizando una revista para la publicación de su procedimiento de prueba del 23/01/2020 que no comprueba las declaraciones hechas en ella antes de ir a la imprenta.



5. Las preguntas decisivas para un rápido final de la crisis del Coronavirus

La cuestión central y decisiva es si el Prof. Drosten ha cumplido con su deber científico, que forma parte de su contrato de trabajo, consigo mismo y verifica sistemáticamente todas las afirmaciones hechas en su publicación sobre el método de detección que desarrolló y las declaraciones públicas basadas en él.

Este deber científico central da lugar a tres preguntas centrales:

¿Comprobó el Prof. Drosten si las secuencias de genes que forman la base de su procedimiento de prueba y que le fueron proporcionadas por virólogos chinos son en realidad secuencias que se originan en un virus?

¿Llevó a cabo el Prof. Drosten los experimentos de control que son obligatorios en la ciencia y que prueban si las secuencias que utilizó realmente se originan en un virus? ¿Llevó a cabo los experimentos de control que prueban si las secuencias que utiliza, que atribuye al nuevo virus, son en realidad secuencias que no son secuencias que se producen en todos los metabolismos, tal vez incluso en plantas, como las papayas de Tanzanía o que se producen en mayor número en el metabolismo de las enfermedades?

¿En base a qué suposiciones, experimentos y controles puede el Prof. Drosten afirmar que su método de prueba, con el que sólo detecta áreas parciales de 2 (dos) genes del genoma de un total de 10 (diez) genes del coronavirus, detecta un virus completo, activo y causante de la enfermedad? ¿Y no sólo fragmentos de un virus, después de una supuesta batalla exitosa del sistema inmunológico o la presencia de virus “defectuosos” o “incompletos” o “inofensivos” en nuestro material genético, que son típicos y constituyen el 50% de las masas genéticas de nuestros cromosomas?

Las respuestas son el resultado de la realización documentada del Prof. Drosten durante el desarrollo del procedimiento de la prueba y de la no realización documentada del Prof. Drosten hasta hoy. El virólogo Prof. Drosten, que desarrolló el método de detección del nuevo coronavirus (primero llamado 2019-nCoV y luego, a partir del 7/02/2020 llamado SARS- CoV-2), describe el desarrollo del método de prueba en una publicación publicada el 23/01/2020 en la página 3 de este artículo, en la columna de la izquierda, a 8 líneas de distancia, describe el primer y decisivo paso de su enfoque:

“Antes del anuncio público de las secuencias del virus de 2019-nCoV, nos basamos en los informes de los medios de comunicación social que anunciaban la detección de un virus similar al SARS. Por lo tanto, asumimos que un CoV relacionado con el SARS estuvo involucrado en el brote”.

Esto significa que el Prof. Drosten y sus colaboradores han asumido, basándose en los informes de los medios de comunicación social, que un coronavirus relacionado con el SARS podría estar implicado en el supuesto brote de neumonía atípica. En ese momento no se disponía de datos clínicos que apoyaran esa hipótesis. ¿Cuál era su siguiente paso?

“Descargamos todas las secuencias completas y parciales (longitud media >400 nucleótidos) de virus relacionados con el SARS que estaban disponibles en el GenBank el 1 de enero de 2020.”

Continúa en la columna derecha de la página 3, tercera fila desde la parte superior:

“Alineamos estas secuencias [Nota mía, SL: contra una secuencia estándar dada del virus del SARS] y utilizamos las secuencias alineadas para desarrollar nuestras pruebas (Figura S1 en el suplemento de esta publicación).

“Tras la publicación de la primera secuencia de 2019 nCoV en virological.org, seleccionamos tres pruebas basadas en lo bien que se ajustaban al genoma de 2019 nCoV (Figura 1). (“Descargamos todas las secuencias completas y parciales (si >400 nt) de virus relacionados con el SARS disponibles en el GenBank antes del 1 de enero de 2020 […] Estas secuencias fueron alineadas y la alineación se utilizó para el diseño del ensayo (Figura suplementaria S1).

De sus explicaciones se pueden extraer respuestas, conclusiones y consecuencias claras:

¿Comprobó el Prof. Drosten si las secuencias de genes, que son la base de su procedimiento de prueba y que fueron proporcionadas por virólogos chinos, son en realidad secuencias de un virus? ¡La respuesta es NO! No pudo comprobar si las secuencias proporcionadas eran de un virus, porque las dos publicaciones decisivas que describían la extracción de las secuencias de genes que utilizó no estaban disponibles para él antes de que su prueba fuera lanzada al mercado.

¿Llevó a cabo el Prof. Drosten los experimentos de control obligatorios en la ciencia para probar si las secuencias que usó realmente se originaron de un virus? ¿Llevó a cabo los experimentos de control para averiguar si las secuencias que utilizó, que atribuyó al nuevo virus, son en realidad secuencias que se producen en cualquier metabolismo, tal vez incluso en las plantas, o que se producen de forma metabolizada en las enfermedades?

La respuesta es: ¡NO! Ni él, ni los virólogos de la CCDC, ni otros han llevado a cabo de forma demostrable estos experimentos de control necesarios hasta el día de hoy, y si lo han hecho, no los han publicado. Para estos cruciales experimentos de control, deben utilizarse secuencias genéticas cortas del metabolismo de individuos sanos para secuenciarlos. Estas cortas secuencias genéticas, como las de los enfermos, deben ser ensambladas con los mismos programas informáticos para formar una larga cadena genética de un virus. Este experimento nunca se llevó a cabo o nunca se publicó. Ni siquiera se menciona este experimento de control obligatorio, que resulta de las leyes del pensamiento y la lógica de la virología – para controlar consistentemente los propios resultados. En el momento en que este experimento se lleva a cabo y se publica, la crisis del coronavirus termina inmediatamente.

El otro experimento de control resultante de la lógica científica es el ensayo intensivo, mediante el procedimiento PCR desarrollado (RT-PCR en tiempo real), con muestras clínicas de personas con enfermedades distintas de las atribuidas al virus y utilizando muestras de personas, animales y plantas sanas para comprobar si estas muestras no dan también resultados “positivos”.

Estos nuevos experimentos de control, que son lógicamente necesarios para validar un procedimiento de prueba, es decir, para comprobar si es válido y tiene alguna importancia, aún no se han realizado y ni siquiera se ha afirmado que se hayan realizado. Por consiguiente, los inventores y productores de estos procedimientos de prueba se han asegurado, mediante la información apropiada en los rótulos, por ejemplo, que la prueba sólo debe utilizarse para fines de estudio y no es adecuada para fines de diagnóstico.

Puedo predecir con certeza que las personas que liberan mayores cantidades de secuencias genéticas del tipo de tejido de los epitelios escamosos, por ejemplo, los pacientes renales, darán “positivo” con la PCR desarrollada por el Prof. Drosten a más tardar cuando su cantidad de frotis se multiplique y se concentre un poco. Es muy probable que incluso todos los organismos puedan dar positivo.

Hago un llamamiento a bioquímicos, bioinformáticos, virólogos y especialistas en cultivos celulares para que lleven a cabo estos experimentos de control, los publiquen y me informen sobre ellos. He diseñado un experimento de control que excluye de entrada la excusa de que el material de muestra utilizado ha sido contaminado con el virus del SARS Cov-2 antes o durante el experimento de control.

Los costos de la realización de los experimentos de control están cubiertos si se permite que yo y observadores neutrales estemos presentes durante la realización de los experimentos de control y se documenta cada paso. Por favor, póngase en contacto con la editorial para que se ponga en contacto. Los resultados pondrán fin a la crisis del coronavirus inmediatamente. No sirve de nada si sólo presento los resultados de los experimentos de control.

¿En base a qué suposiciones, experimentos y controles puede el Prof. Drosten afirmar que su procedimiento de prueba, con el que sólo detecta áreas parciales de sólo 2 (dos) genes del genoma de un total de 10 (diez) genes del virus del Corona, detecta un virus completo, activo y causante de enfermedad y no sólo fragmentos de un virus después de una supuesta batalla exitosa del sistema inmunológico o debido a la presencia de numerosos virus “defectuosos”, “incompletos” e “inofensivos” en nuestro material genético?

El Prof. Drosten no consideró estas preguntas lógicas en absoluto, porque no aparecen en ninguna parte de sus publicaciones y afirmaciones. La detección de sólo secuencias genéticas cortas de una cadena genética larga de un virus nunca puede probar la presencia de un virus intacto y por lo tanto reproducible. Para poder calificar de válida una prueba de PCR de este tipo, habría que realizar primero estudios cuyos resultados demuestren que la detección de secuencias genéticas cortas prueba automáticamente la presencia de una cadena genómica completa e intacta de un virus. Esos estudios lógicamente convincentes aún no se han realizado ni mencionado.

Al comienzo de la crisis del coronavirus, la principal viróloga, la Prof. Karin Mölling, una destacada experta en el campo de los virus asociados a las células, inofensivos, incompletos o defectuosos conocidos como endógenos, describió las medidas adoptadas como injustificadas. Ha demostrado en publicaciones y en un libro, que la mitad del material genético de los humanos, es decir, la mitad de las secuencias de la que están formados nuestros cromosomas consiste en secuencias genéticas inactivas y defectuosas de virus.

Lo que no sabe, o está ocultando, es que el metabolismo produce constantemente una gran cantidad de secuencias genéticas de ARN de cualquier composición, que no aparecen en forma de secuencias de ADN en los cromosomas.

Este hecho pone en tela de juicio las afirmaciones de existencia de todos los virus ARN, como los coronavirus, el virus del Ébola, el VIH, el virus del sarampión y los virus del SARS.

Este hecho es también la base por la que, con los experimentos de control, se pone fin inmediatamente no sólo a la crisis del coronavirus, sino también al miedo y al mal manejo por parte de toda la virología de los supuestos virus de la enfermedad. Puedo asegurarle que las causas reales y los fenómenos de infección atribuidos a los virus han sido probados en el sentido “positivo” de la palabra “ciencia”.

Referencias

https://www.loveproductions.org/english/articles/misinterpretation-of-virus/

Wrong Interpretation of the Virus Part II: Beginning and End of the Coronavirus Crisis

COMPARTIR

Al fin algo de cordura: carta de médicos y profesionales de la salud belgas sobre COVID

Nosotros, médicos y profesionales de la salud belgas, deseamos expresar nuestra seria preocupación por la evolución de la situación en los últimos meses en torno al brote del virus SARS-CoV-2. Hacemos un llamado a los políticos para que estén informados de manera independiente y crítica en el proceso de toma de decisiones y en la implementación obligatoria de las medidas corona. Solicitamos un debate abierto, donde todos los expertos estén representados sin ningún tipo de censura. Después del pánico inicial que rodeó al covid-19, los hechos objetivos ahora muestran una imagen completamente diferente: ya no hay justificación médica para ninguna política de emergencia .

La actual gestión de crisis se ha vuelto totalmente desproporcionada y causa más daño que bien.

Pedimos el fin de todas las medidas y pedimos una restauración inmediata de nuestra gobernanza democrática y estructuras legales normales y de todas nuestras libertades civiles.

Libertades civiles

‘Pedimos la restauración inmediata de nuestras libertades civiles’

‘Una cura no debe ser peor que el problema’ es una tesis más actual que nunca en la situación actual. Sin embargo, observamos que el daño colateral que ahora se está causando a la población tendrá un mayor impacto a corto y largo plazo en todos los sectores de la población que el número de personas que ahora están protegidas del corona virus

En nuestra opinión, las actuales medidas sobre el corona y las estrictas sanciones por su incumplimiento son contrarias a los valores formulados por el Consejo Supremo de Salud de Bélgica, que, hasta hace poco, como autoridad sanitaria, siempre ha asegurado una medicina de calidad en nuestro país: “Ciencia – Experiencia – Calidad – Imparcialidad – Independencia – Transparencia”. (1)

Creemos que la política ha introducido medidas obligatorias que no están suficientemente fundamentadas científicamente, dirigidas unilateralmente, y que no hay suficiente espacio en los medios para un debate abierto en el que se escuchen diferentes puntos de vista y opiniones. Además, cada municipio y provincia tiene ahora la autorización para incorporar sus propias medidas, fundamentadas o no.

Además, la estricta política represiva sobre el corona contrasta fuertemente con la política mínima del gobierno en lo que respecta a la prevención de enfermedades, fortaleciendo nuestro propio sistema inmunológico a través de un estilo de vida saludable, una atención óptima con atención al individuo y la inversión en personal de atención. (2)

El concepto de salud

En 1948, la OMS definió la salud de la siguiente manera: “La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social y no meramente la ausencia de enfermedad u otro impedimento físico”. (3) La salud, por tanto, es un concepto amplio que va más allá de lo físico y también se relaciona con el bienestar emocional y social del individuo. Bélgica también tiene el deber, desde el punto de vista de la suscripción de los derechos humanos fundamentales, de incluir estos derechos humanos en su toma de decisiones cuando se trata de medidas adoptadas en el contexto de la salud pública. (4)

Las actuales medidas globales adoptadas para combatir el SARS-CoV-2 violan en gran medida esta visión de la salud y los derechos humanos. Las medidas incluyen el uso obligatorio de máscarillas  (también al aire libre y durante las actividades deportivas, y en algunos municipios, incluso cuando no hay otras personas en los alrededores), el distanciamiento físico, el aislamiento social, la cuarentena obligatoria para algunos grupos y las medidas de higiene.

La pandemia predicha con millones de muertes

Al comienzo de la pandemia, las medidas eran comprensibles y contaban con un amplio apoyo, incluso si había diferencias en la implementación en los países que nos rodean. La OMS predijo originalmente una pandemia que cobraría un 3,4% de víctimas, es decir, millones de muertes, y un virus altamente contagioso para el que no se disponía de tratamiento ni vacuna. Esto pondría una presión sin precedentes sobre las unidades de cuidados intensivos (UCI) de nuestros hospitales.

Esto condujo a una situación de alarma global, nunca vista en la historia de la humanidad: el “aplanamiento” de  la curva” estuvo representado por un bloqueo que cerró a toda la sociedad y la economía y puso en cuarentena a las personas sanas. El distanciamiento social se convirtió en la nueva normalidad antes de una vacuna de rescate.

Los hechos sobre covid-19

Gradualmente, la campana de alarma fue sonando desde muchas fuentes: los hechos objetivos mostraban una realidad completamente diferente. (5, 6)

El curso de covid-19 siguió el curso de una ola normal de infección similar a una temporada de gripe. Como cada año, vemos una mezcla de virus de la gripe siguiendo la curva: primero los rinovirus, luego los virus de influenza A y B, seguidos de los coronavirus. No hay nada diferente a lo que vemos normalmente.

John Magufuli

Presidente John Magufuli de Tanzania: “Incluso la papaya y las cabras están dando resultado corona positiva”

El uso de la prueba de PCR inespecífica, que produce muchos falsos positivos, mostró un panorama exponencial. Esta prueba se apresuró a realizar con un procedimiento de emergencia y nunca se autocomprobó seriamente. El creador advirtió expresamente que esta prueba estaba destinada a la investigación y no al diagnóstico. (7)

La prueba de PCR funciona con ciclos de amplificación de material genético: cada vez se amplifica una parte del genoma. Cualquier contaminación (por ejemplo, otros virus, restos de genomas de virus antiguos) puede dar como resultado falsos positivos. (8)

La prueba no mide cuántos virus hay en la muestra. Una infección viral real significa una presencia masiva de virus, la llamada carga de virus.Si alguien da positivo, esto no significa que esa persona en realidad esté clínicamente infectada, esté enferma o vaya a enfermarse . El postulado de Koch no se cumplió (“El agente puro que se encuentra en un paciente con quejas puede provocar las mismas quejas en una persona sana”).

Dado que una prueba de PCR positiva no indica automáticamente una infección activa o infectividad, esto no justifica las medidas sociales tomadas, que se basan únicamente en estas pruebas. (9, 10)

Bloqueo

Si comparamos las oleadas de infección en países con políticas estrictas de bloqueo con países que no impusieron bloqueos (Suecia, Islandia…), vemos curvas similares. Por tanto, no existe ningún vínculo entre el bloqueo impuesto y el curso de la infección. El bloqueo no ha dado lugar a una tasa de mortalidad más baja.

Si miramos la fecha de aplicación de los bloqueos impuestos, vemos que los bloqueos se establecieron después de que el pico ya había pasado y el número de casos disminuyó. Por tanto, la caída no fue el resultado de las medidas adoptadas. (11)

Como cada año, parece que las condiciones climáticas (clima, temperatura y humedad) y la creciente inmunidad tienen más probabilidades de reducir la ola de infección.

Nuestro sistema inmunológico

Durante miles de años, el cuerpo humano ha estado expuesto diariamente a la humedad y a las gotitas que contienen microorganismos infecciosos (virus, bacterias y hongos).

La penetración de estos microorganismos se evita mediante un mecanismo de defensa avanzado: el sistema inmunológico. Un sistema inmunológico fuerte depende de la exposición diaria normal a estas influencias microbianas. Las medidas excesivamente higiénicas tienen un efecto perjudicial sobre nuestra inmunidad. (12, 13) Solo las personas con un sistema inmunológico débil o defectuoso deben protegerse mediante una higiene intensiva o un distanciamiento social.

La influenza reaparecerá en otoño (en combinación con el covid-19) y una posible disminución de la capacidad de recuperación natural puede provocar más víctimas.

Nuestro sistema inmunológico consta de dos partes: un sistema inmunológico congénito no específico y un sistema inmunológico adaptativo.

El sistema inmunológico inespecífico forma una primera barrera: piel, saliva, jugo gástrico, moco intestinal, células ciliadas vibratorias, flora comensal,… y evita la adhesión de microorganismos a los tejidos.

Nuestro sistema inmunológico puede vencer al covid 19

Nuestro sistema inmunológico encuentra naturalmente
sus defensas contra el covid-19

Si se adhieren, los macrófagos pueden hacer que los microorganismos se encapsulen y destruyan.

El sistema inmunológico adaptativo está formado por inmunidad de las mucosas (anticuerpos IgA, producidos principalmente por células en el intestino y el epitelio pulmonar), inmunidad celular (activación de células T), que puede generarse en contacto con sustancias extrañas o microorganismos, e inmunidad humoral (IgM y anticuerpos IgG producidos por las células B).

Investigaciones recientes muestran que ambos sistemas están muy enredados.

Parece que la mayoría de las personas ya tienen inmunidad congénita o general a, por ejemplo, la influenza y otros virus. Esto es confirmado por los hallazgos en el crucero Diamond Princess, que fue puesto en cuarentena debido a que algunos pasajeros murieron de covid-19. La mayoría de los pasajeros eran ancianos y se encontraban en una situación ideal de transmisión en el barco. Sin embargo, el 75% no parecía estar infectado. Entonces, incluso en este grupo de alto riesgo, la mayoría eran resistentes al virus.

Un estudio en la revista Cell muestra que la mayoría de las personas neutralizan el coronavirus mediante la inmunidad mucosa (IgA) y celular (células T), mientras experimentan pocos o ningún síntoma. (14)

Los investigadores encontraron hasta un 60% de reactividad del SARS-Cov-2 con las células T CD4 + en una población no infectada, lo que sugiere una reactividad cruzada con otros virus del resfriado (corona). (15)

Por lo tanto, la mayoría de las personas ya tienen una inmunidad congénita o cruzada porque ya estaban en contacto con variantes del mismo virus.

La formación de anticuerpos (IgM e IgG) por las células B solo ocupa una parte relativamente pequeña de nuestro sistema inmunológico. Esto puede explicar por qué, con un porcentaje de anticuerpos del 5-10%, puede haber una inmunidad de grupo de todos modos. La eficacia de las vacunas se evalúa precisamente en función de si tenemos o no estos anticuerpos. Esta es una tergiversación.

La mayoría de las personas que dan positivo en la prueba (PCR) no tienen quejas. Su sistema inmunológico es lo suficientemente fuerte. Fortalecer la inmunidad natural es un enfoque mucho más lógico. La prevención es un pilar importante, insuficientemente destacado: nutrición sana y completa, ejercicio al aire libre, sin mascarilla, reducción del estrés y contactos emocionales y sociales nutritivos.

Consecuencias del aislamiento social en la salud física y mental

El aislamiento social y el daño económico llevaron a un aumento de la depresión, la ansiedad, los suicidios, la violencia intrafamiliar y el abuso infantil. (16) Los estudios han demostrado que cuanto más compromisos sociales y emocionales tienen las personas, más resistentes son a los virus. Es mucho más probable que el aislamiento y la cuarentena tengan consecuencias fatales. (17)

Las medidas de aislamiento también han llevado a la inactividad física de muchas personas mayores debido a que se han visto obligadas a permanecer en el interior. Sin embargo, el ejercicio suficiente tiene un efecto positivo sobre el funcionamiento cognitivo, reduciendo los síntomas depresivos y la ansiedad y mejorando la salud física, los niveles de energía, el bienestar y, en general, la calidad de vida. (18) El miedo, el estrés persistente y la soledad inducidos por el distanciamiento social tienen una influencia negativa demostrada en la salud psicológica y general. (19) ¿

Un virus altamente contagioso con millones de muertes sin ningún tratamiento?

La mortalidad resultó ser muchas veces menor de lo esperado y cercana a la de una gripe estacional normal (0,2%) . (20)

El número de muertes por corona registradas, por lo tanto, todavía parece estar sobreestimado.

Número de muertos Covid-19

El número de muertos por covid-19 fue muy exagerado y sembró el pánico

Existe una diferencia entre la muerte por un corona y la muerte por otro  corona. Los seres humanos a menudo son portadores de múltiples virus y bacterias potencialmente patógenas al mismo tiempo. Teniendo en cuenta el hecho de que la mayoría de las personas que desarrollaron síntomas graves sufrieron patologías adicionales, no se puede simplemente concluir que la corona-infección fue la causa de la muerte. En la mayoría de los casos, esto no se tuvo en cuenta en las estadísticas.

Los grupos más vulnerables pueden identificarse claramente. La gran mayoría de los pacientes fallecidos tenían 80 años o más. La mayoría (70%) de los fallecidos, menores de 70 años, tenían algún trastorno subyacente, como sufrimiento cardiovascular, diabetes mellitus, enfermedad pulmonar crónica u obesidad. La gran mayoría de las personas infectadas (> 98%) no se enfermaron o apenas se enfermaron o se recuperaron espontáneamente.

Mientras tanto, existe una terapia asequible, segura y eficiente disponible para aquellos que muestran síntomas graves de enfermedad en forma de HCQ (hidroxicloroquina), zinc y AZT (azitromicina). Esta terapia aplicada rápidamente conduce a la recuperación y, a menudo, evita la hospitalización. Casi nadie tiene que morir ahora.

Esta terapia eficaz ha sido confirmada por la experiencia clínica de colegas en el campo con resultados impresionantes. Esto contrasta fuertemente con la crítica teórica (fundamentación insuficiente de estudios doble ciego) que en algunos países (por ejemplo, los Países Bajos) incluso ha llevado a la prohibición de esta terapia. Un metaanálisis en The Lancet, que no pudo demostrar un efecto de HCQ, fue retirado. Las fuentes de datos primarias utilizadas demostraron ser poco fiables y 2 de cada 3 autores estaban en conflicto de intereses. Sin embargo, la mayoría de las pautas basadas en este estudio se mantuvieron sin cambios … (48, 49)

Tenemos serias dudas sobre este estado de cosas.

En los EE. UU., Un grupo de médicos en el campo, que atienden a los pacientes a diario, se unieron en “los médicos de primera línea de Estados Unidos” y dieron una conferencia de prensa que ha sido vista millones de veces. (21, 51)

Prof. Didier Rauolt

EPIDEMIAS – Peligros reales y alertas falsas – De la gripe aviar a Covid-19

El profesor francés Didier Raoult del Institut d’Infectiologie de Marseille (IHU) también presentó esta prometedora terapia combinada ya en abril. El médico de cabecera holandés Rob Elens, que curó a muchos pacientes en su consulta con HCQ y zinc, llamó a sus colegas en una petición por la libertad de terapia. (22)

La evidencia definitiva proviene del seguimiento epidemiológico en Suiza: tasas de mortalidad en comparación con y sin esta terapia. (23)

A partir de las imágenes angustiosas de los medios de comunicación de SDRA (síndrome de dificultad respiratoria aguda), donde las personas se asfixiaban y recibían respiración artificial en agonía, ahora sabemos que esto fue causado por una respuesta inmune exagerada con coagulación intravascular en los vasos sanguíneos pulmonares. La administración de anticoagulantes y dexametasona y la evitación de la ventilación artificial, que se encontró que causa daño adicional al tejido pulmonar, significa que esta temida complicación tampoco es virtualmente fatal. (47)

Por lo tanto, no es un virus asesino, sino una afección que se puede tratar bien.

Propagación

La propagación se produce por infecciones por goteo (solo para pacientes que tosen o estornudan) y aerosoles en habitaciones cerradas y sin ventilación. Por tanto, la contaminación no es posible al aire libre. Los estudios epidemiológicos y de rastreo de contactos muestran que las personas sanas (o portadores asintomáticos sometidos a pruebas positivas) son prácticamente incapaces de transmitir el virus. Las personas sanas, por tanto, no se ponen en peligro unas a otras. (24, 25) La transferencia a través de objetos (por ejemplo, dinero, carritos de la compra o de la compra) no está científicamente probada. (26, 27, 28)

Todo esto cuestiona seriamente toda la política de distanciamiento social y mascarillas bucales obligatorias para las personas sanas; no hay base científica para ello.

Mascarillas

Las máscaras orales pertenecen a contextos donde tienen lugar contactos con grupos de riesgo comprobados o personas con problemas de las vías respiratorias superiores, y en un contexto médico / entorno de hospital-casa de retiro. Reducen el riesgo de infección por gotitas al estornudar o toser. Las mascarillas orales en individuos sanos son ineficaces contra la propagación de infecciones virales. (29, 30, 31)

Las mascarillas son ineficaces

Las mascarillas son ineficaces para el covid-19 y producen efectos secundarios nocivos para la salud

El uso de una máscara no está exento de efectos secundarios. (32, 33) La deficiencia de oxígeno (dolor de cabeza, náuseas, fatiga, pérdida de concentración) ocurre con bastante rapidez, un efecto similar al mal de altura. Todos los días vemos a pacientes que se quejan de dolores de cabeza, problemas de los senos nasales, problemas respiratorios e hiperventilación debido al uso de máscaras. Además, el CO2 acumulado provoca una acidificación tóxica del organismo que afecta nuestra inmunidad. Algunos expertos incluso advierten de un aumento de la transmisión del virus en caso de uso inadecuado de la máscara. (34)

Nuestro Código Laboral (Codex 6) se refiere a un contenido de CO2 (ventilación en los lugares de trabajo) de 900 ppm, máximo 1200 ppm en circunstancias especiales. Después de usar una máscara durante un minuto, este límite tóxico se supera considerablemente a valores que son de tres a cuatro veces superiores a estos valores máximos. Cualquiera que use una máscara se encuentra, por lo tanto, en una habitación extremadamente mal ventilada. (35)

Por lo tanto, especialistas reconocidos en seguridad no recomiendan a los trabajadores el uso inadecuado de máscaras sin un archivo completo de pruebas cardiopulmonares médicas.

Los hospitales tienen un ambiente estéril en sus quirófanos donde el personal usa máscaras y hay una regulación precisa de la humedad / temperatura con un flujo de oxígeno monitoreado adecuadamente para compensar esto, cumpliendo así con estrictos estándares de seguridad. (36) ¿

Una segunda oleada corona?

Ahora se está debatiendo una segunda ola en Bélgica, con un mayor endurecimiento de las medidas como resultado. Sin embargo, un examen más detenido de las cifras de Sciensano (último informe del 3 de septiembre de 2020) (37) muestra que, aunque ha habido un aumento en el número de infecciones desde mediados de julio, no hubo un aumento en los ingresos hospitalarios o muertes en ese momento. Por lo tanto, no se trata de una segunda ola de corona, sino de la denominada “química del caso” debido a un mayor número de pruebas. (50)

El número de ingresos hospitalarios o defunciones mostró un aumento mínimo de corta duración en las últimas semanas, pero al interpretarlo hay que tener en cuenta la reciente ola de calor. Además, la gran mayoría de las víctimas aún se encuentran en el grupo de población> 75 años.

Esto indica que la proporción de las medidas adoptadas en relación con la población activa y los jóvenes es desproporcionada con los objetivos previstos.

La gran mayoría de las personas “infectadas” con pruebas positivas se encuentran en el grupo de edad de la población activa, que no desarrolla ningún síntoma o simplemente presenta síntomas limitados, debido al buen funcionamiento del sistema inmunológico.

Así que nada ha cambiado, se acabó el pico.

Fortalecimiento de una política de prevención

Las medidas de la corona contrastan notablemente con la política mínima seguida por el gobierno hasta ahora, cuando se trata de medidas bien fundamentadas con beneficios para la salud comprobados como el impuesto al azúcar, la prohibición de los cigarrillos (electrónicos) y la elaboración de alimentos saludables, ejercicio. y redes de apoyo social económicamente atractivas y ampliamente accesibles. Es una oportunidad perdida para una mejor política de prevención que podría haber provocado un cambio de mentalidad en todos los sectores de la población con resultados claros en términos de salud pública. En la actualidad, solo el 3% del presupuesto sanitario se destina a la prevención. (2)

El juramento hipocrático

Hipócrates

Los médicos están moralmente obligados a seguir el juramento hipocrático

Como médico, hicimos el Juramento Hipocrático:

“Sobre todo cuidaré a mis pacientes, promoveré su salud y aliviaré su sufrimiento”.

“Informaré a mis pacientes correctamente”.

“Incluso bajo presión, no usaré mis conocimientos médicos para prácticas que sean contra la humanidad”.

Las medidas actuales nos obligan a actuar contra este juramento.

Otros profesionales de la salud tienen un código similar.

El ‘ primum non nocere ‘, que todo médico y profesional de la salud asume, también se ve socavado por las medidas actuales y por la perspectiva de la posible introducción de una vacuna generalizada, que no está sujeta a extensas pruebas previas.

Vacuna

Los estudios de encuestas sobre vacunas contra la influenza muestran que en 10 años solo hemos logrado tres veces desarrollar una vacuna con una tasa de eficiencia de más del 50%. Vacunar a nuestros ancianos parece ineficaz. Más de 75 años, la eficacia es casi inexistente. (38)

Debido a la continua mutación natural de los virus, como también vemos todos los años en el caso del virus de la influenza, una vacuna es a lo sumo una solución temporal, que requiere nuevas vacunas cada vez después. Una vacuna no probada, que se implementa mediante un procedimiento de emergencia y para la cual los fabricantes ya obtuvieron inmunidad legal ante posibles daños, plantea serias preguntas. (39, 40) No deseamos utilizar a nuestros pacientes como conejillos de indias.

A escala mundial, se esperan 700.000 casos de daño o muerte como resultado de la vacuna. (41)

Si el 95% de las personas experimentan covid-19 prácticamente sin síntomas, el riesgo de exposición a una vacuna no probada es irresponsable.

El papel de los medios de comunicación y el plan oficial de comunicación

En los últimos meses, los fabricantes de periódicos, radio y televisión parecían estar casi acríticamente detrás del panel de expertos y del gobierno, allí donde es precisamente la prensa la que debe ser crítica y prevenir comunicación gubernamental unilateral. Esto ha llevado a una comunicación pública en nuestros medios de comunicación, que era más una propaganda que un informe objetivo.

En nuestra opinión, es tarea del periodismo llevar las noticias de la manera más objetiva y neutral posible, con el objetivo de encontrar la verdad y controlar críticamente el poder, y los expertos disidentes también tienen un foro en el que expresarse.

Esta visión está respaldada por los códigos deontológicos periodísticos. (42)

La historia oficial de que era necesario un bloqueo, que ésta era la única solución posible y que todos estaban detrás de este bloqueo, dificultaba que las personas con una visión diferente, así como los expertos, expresaran una opinión diferente.

Las opiniones alternativas fueron ignoradas o ridiculizadas. No hemos visto debates abiertos en los medios de comunicación, donde se puedan expresar diferentes puntos de vista.

Los medios propagan el pánico

Un medio poco ético propaga el pánico y censura la información objetiva

También nos sorprendieron los muchos videos y artículos de muchos expertos científicos y autoridades, que fueron y aún están siendo eliminados de las redes sociales. Creemos que esto no encaja con un Estado constitucional democrático libre, tanto más cuanto conduce a una visión de túnel. Esta política también tiene un efecto paralizante y alimenta el miedo y la preocupación en la sociedad. En este contexto, ¡rechazamos la intención de censurar a los disidentes en la Unión Europea! (43)

La forma en que los políticos y los medios de comunicación han retratado a covid-19 tampoco le ha hecho ningún bien a la situación. Los términos bélicos eran populares y no faltaba el lenguaje bélico. A menudo se ha mencionado una “guerra” con un “enemigo invisible” que debe ser “derrotado”. El uso en los medios de comunicación de frases como ‘héroes del cuidado en primera línea’ y ‘víctimas de la corona’ ha alimentado aún más el miedo, al igual que la idea de que estamos lidiando globalmente con un ‘virus asesino’.

El implacable bombardeo con cifras, que se desató sobre la población día tras día, hora tras hora, sin interpretar esas cifras, sin compararlas con las muertes por gripe en otros años, sin compararlas con las muertes por otras causas, ha inducido una verdadera psicosis de miedo en la población. Esto no es información, es manipulación.

Deploramos el papel de la OMS en esto, que ha pedido que la infodemia (es decir, todas las opiniones divergentes del discurso oficial, incluidas las de expertos con puntos de vista diferentes) sea silenciada por una censura de medios sin precedentes. (43, 44) ¡

Hacemos un llamado urgente a los medios de comunicación para que asuman sus responsabilidades aquí!

Exigimos un debate abierto en el que se escuche a todos los expertos.

Ley de emergencia versus derechos humanos

El principio general de buena gobernanza exige sopesar la proporcionalidad de las decisiones gubernamentales a la luz de los estándares legales más altos: cualquier interferencia del gobierno debe respetar los derechos fundamentales protegidos en el Convenio Europeo de Derechos Humanos (CEDH). La interferencia de las autoridades públicas solo está permitida en situaciones de crisis. En otras palabras, las decisiones discrecionales deben ser proporcionadas a una necesidad absoluta.

Las medidas actualmente adoptadas se refieren a la injerencia en el ejercicio, entre otras cosas, del derecho al respeto de la vida privada y familiar, la libertad de pensamiento, conciencia y religión, la libertad de expresión y la libertad de reunión y asociación, el derecho a la educación, etc. , y por tanto debe respetar los derechos fundamentales protegidos por el Convenio Europeo de Derechos Humanos (CEDH).

Estado de emergencia de Covid

No hay emergencia, no debe haber violaciones de los derechos de las personas.

Por ejemplo, de conformidad con el artículo 8 (2) del CEDH, la injerencia en el derecho a la vida privada y familiar solo está permitida si las medidas son necesarias en interés de la seguridad nacional, la seguridad pública y el bienestar económico del país. , la protección del orden público y la prevención de delitos, la protección de la salud o la protección de los derechos y libertades de los demás, el texto normativo en el que se base la injerencia debe ser suficientemente claro, previsible y proporcionado a los objetivos perseguidos. (45)

La pandemia predicha de millones de muertes pareció responder a estas condiciones de crisis, lo que llevó al establecimiento de un gobierno de emergencia. Ahora que los hechos objetivos muestran algo completamente diferente, la condición de incapacidad para actuar de otra manera (no hay tiempo para evaluar a fondo si hay una emergencia) ya no existe. El Covid-19 no es un virus del resfriado, sino una afección bien tratable con una tasa de mortalidad comparable a la de la gripe estacional. En otras palabras, ya no existe un obstáculo insuperable para la salud pública.

No hay estado de emergencia. Inmenso daño causado por las políticas actuales

Una discusión abierta sobre las medidas de corona significa que, además de los años de vida ganados por los pacientes de corona, también debemos tener en cuenta otros factores que afectan la salud de toda la población. Estos incluyen daños en el dominio psicosocial (aumento de la depresión, ansiedad, suicidios, violencia intrafamiliar y abuso infantil) (16) y daños económicos.

Si tenemos en cuenta este daño colateral, la política actual está fuera de toda proporción, el proverbial uso de un mazo para romper una nuez.

Nos sorprende que el gobierno invoque la salud como motivo de la ley de emergencia.

Como médicos y profesionales de la salud, ante un virus que, en términos de nocividad, mortalidad y transmisibilidad, se acerca a la influenza estacional, solo podemos rechazar estas medidas extremadamente desproporcionadas.

  • Por tanto, exigimos el fin inmediato de todas las medidas.
  • Estamos cuestionando la legitimidad de los expertos asesores actuales, que se reúnen a puerta cerrada.
  • A raíz de ACU 2020 46 pedimos un examen en profundidad del papel de la OMS y la posible influencia de los conflictos de intereses en esta organización. También estuvo en el centro de la lucha contra la “infodemia”, es decir, la censura sistemática de todas las opiniones disidentes en los medios de comunicación. Esto es inaceptable para un Estado democrático gobernado por el estado de derecho. (43)

Distribución de esta carta

Nos gustaría hacer un llamamiento público a nuestras asociaciones profesionales y compañeros cuidadores para que den su opinión sobre las medidas actuales.

Llamamos la atención y pedimos un debate abierto en el que los cuidadores puedan y se atrevan a hablar.

Con esta carta abierta, enviamos la señal de que el progreso en pie de igualdad hace más daño que bien, y pedimos a los políticos que se informen de forma independiente y crítica sobre la evidencia disponible, incluida la de expertos con diferentes puntos de vista, siempre que sea posible. basado en ciencia sólida – al implementar una política, con el objetivo de promover una salud óptima.

Con preocupación, esperanza y a título personal [firmamos esta carta].

Unas preguntitas para los covidianos

1) ¿Cómo es posible que, ante un virus que dicen que viene de fuera, las zonas donde más tránsito de personas hay del exterior, como Baleares y Canarias, sean precisamente las zonas donde menos muertos ha habido, y luego zonas a dónde no va casi nadie en invierno como la Rioja, Castilla la Mancha, Castilla y León o Aragón rural el bicho haya arrasado?.

2) ¿Cómo es posible que una pandemia que dicen ha surgido en China haya causado más muertes en Soria (o mejor dicho, en los asilos de ancianos de Soria, porque fuera de los mismos no ha pasado nada anormal) que tiene 20.000 habitantes que en Shanghai que tiene 20 millones, o que en Pekín?.

3) ¿Cómo es posible que en enero de 2020 hubiera 7.000 turistas chinos de la zona de Wuhan que visitaron Tailandia de turismo, y que en Tailandia, a día de hoy, con más de 60 millones de habitantes y una densidad de población elevadísima haya solo 58 muertos?.

4) ¿Cómo es posible que en el entorno de China no haya habido prácticamente muertos (Vietnam, Camboya, Mongolia, Turkmenistán, … todos ellos limítrofes con China cero muertos, sí, sí, ningún muerto en ninguno de ellos), luego tenemos Japón que no llega al millar de muertos, corea del Sur no llega a dos millares de muertos, Corea del Norte ninguno y Filipinas una cifra ridícula?.

5) ¿Cómo es posible que haya 20.000 muertes atribuídas al virus fantasma no aislado ni secuenciado de residencias de ancianos, y luego resulta que en los centros de día de ancianos, que están mucho más expuestos a un posible contagio, no haya apenas muertes?.

6) ¿Cómo es posible que haya residencias de ancianos con 70-80 ancianos muertos y luego resulta que en la población donde está radicada esa residencias solo han muerto uno, dos o incluso nadie por el virus? Es como si el virus tuviera un GPS.

7) ¿Cómo es posible que en España haya 29.000 muertos y en Portugal solo 1.000, y todo ello a pesar del libre tránsito de personas y mercancías a través de la frontera. En Gibraltar ni uno?. La libre circulación solo se interrumpió a partir del 15 de marzo cuando el virus ya estaba extendido lo cual el cierre tardío de la frontera no es disculpa para explicar esta caprichosa distribución.

8) ¿Cómo es posible que según la versión oficial todo Madrid se contagió por el 8-M y sin embargo el carnaval de Cádiz o Canarias, que acabaron ya entrado marzo, o las mascletadas de Valencia, que se prolongaron por lo menos hasta el 10 de marzo no dispararan los contagios? Además el Valencia CF jugó en Bérgamo a finales de febrero cuando allí supuestamente ya había una pandemia y fueron 3.000 aficionados muchos de los cuales fueron después a las mascletadas.

9)  ¿Cómo es posible que los tests de ampliación de polimerasa, supuestamente más fiables den positvo tomando muestras de papayas, aceite de motor de coche, animales varios y ¡hasta una milenaria momia egipcia!?.

10)  ¿Cómo es posible que países tan diversos como Bielorrusia, y varios africanos hayan denunciado sobornos de la OMS y del FMI para practicar contabilidad creativa y montar un circo covidiano como los países de Europa occidental y Sudamérica? ¿Qué hay de las denuncias de dinero a cambio de falsificar certificados de defunción que ocurren en no pocos países sudamericanos, en EE.UU., en Rumanía y en otros?

11) ¿Por qué aparecen ahora compras relacionadas con el covid-19 en la contabilidad de 2018?

12) ¿Cómo es posible que estén hablando de una vacuna para dentro de seis meses cuando una vacuna tarda no menos de seis años en desarrollarse? ¿Por que no hay vacuna contra el virus del sida después de casi 40 años? ¿Por que no hay vacuna contra el Sars-cov-1 o contra el Mers después de casi 20 años?

13) ¿Por qué cuando vas a donar sangre no te hacen pruebas para detectar el virus? ¿Por qué para las pruebas fraudulentas para detectar el virus te meten un palillo casi hasta el cerebro, cuando supuestamente es un virus tan contagioso que estornudas y puedes contagiar a 20 alrededor?

14) ¿Cómo es posible que países como Suecia, Bielorusia, Tailandia o Turquía (por citar solo algunos) que no han hecho nada para parar el virus tengan cifras de muertes tan bajas comparadas con España o Italia? En Bielorrusia hace dos semanas había un millón de personas manifestándose contra Lukashenko, sin bozales y todos pegaditos, hoy, a dos semanas vista, los hospitales deberían estar colapsados, y sin embargo están vacíos.

15) En España viven unos 330.000 ancianos internados en residencias, sobre un total de unos 9.200.000 mayores de 65 años que viven en nuestro país (consulte el INE), es decir no llegan al 4% los ancianos que viven en residencias. Aquí tiene una estimación de la población de ancianos que viven en residencias de ancianos, en 2019 eran unos 322.000, como cada año suele subir (porque la población envejece, con lo cual también sube la mortalidad) en 2020 serán unos 330.000. No llegan al 4% los ancianos que viven en residencias, son un 3.8% aproximadamente.

http://envejecimientoenred.es/una-estimacion-de-la…/

En las residencias de ancianos murieron unas 20.000 personas que fueron atribuídas al virus fantasma, de un total de 28.000 muertos, esto es un 70%. Se da la paradoja de que en centros de día de ancianos no hubo prácticamente muertes, ni tampoco en ninguna de las miles de asociaciones de mayores/jubilados/antiguos empleados que hay por todo el país.

En las residencias: 7% de muertos.

En los centros y clubs de bingo de jubilados (donde los mayores se pasan el día ahí metidos y luego van a comer, cenar y dormir a sus casa): 0,004% de muertos.

¿De verdad os estáis creyendo lo que cuentan los medios de desinformación? 
@Profesor Bacterio(Visto en  https://www.burbuja.info/) y Astillas de Realidad http://astillasderealidad.blogspot.com/2020/09/unas-preguntitas-para-los-creyentes.html?m=1

Horowitz: Los CDC confirman una tasa de mortalidad por coronavirus notablemente baja. ¿Dónde están los medios?

La mayoría de las personas son más propensas a terminar seis pies bajo debido a casi cualquier otra cosa bajo el sol que no sea COVID-19.

Los CDC acaban de publicar un informe que debería ser demoledor para la narrativa de la clase política, sin embargo, entrará en la espesa pila de datos vitales e información sobre el virus que no está saliendo al público. Por primera vez, los CDC han intentado ofrecer una estimación real de la tasa global de mortalidad para COVID-19,y bajo su escenario más probable, el número es 0.26%. Los funcionarios estiman una tasa de mortalidad del 0,4% entre los sintomáticos y proyectan una tasa del 35% de casos asintomáticos entre los infectados, lo que reduce la tasa general de mortalidad por infección (IFR) a solo 0,26%, casi exactamente donde los investigadores de Stanford la fijaron hace un mes.

Hasta ahora, hemos sido ridiculizados por pensar que la tasa de mortalidad era tan baja, frente a la estimación del 3,4% de la Organización Mundial de la Salud,que ayudó a impulsar el pánico y los bloqueos. Ahora los CDC están de acuerdo con la tasa más baja en tinta simple.

Además, en última instancia, podríamos descubrir que el IFR es aún menor porque numerosos estudios y recuentos duros de poblaciones confinadas han mostrado un porcentaje mucho mayor de casos asintomáticos. Simplemente ajustar por una tasa asintomática del 50% reduciría su tasa de mortalidad al 0,2%, exactamente la tasa de fatalidad proyectadapor el Dr. John Ionnidis de la Universidad de Stanford.

Más importante aún, como mencioné antes,la tasa global de mortalidad no tiene sentido porque las cifras están tan desequilibrados. Dado que al menos la mitad de las muertes se han ejecutado en residencias de ancianos, una estimación de la parte posterior de la venta mostraría que la tasa de mortalidad por infección para los residentes de hogares que no eran enfermeras sería sólo del 0,1% o 1 de cada 1.000. Y eso incluye a personas de todas las edades y todos los estados de salud fuera de los hogares de ancianos. Ya que casi todas las muertes son aquellas con comorbilidades.

Los CDC estiman que la tasa de mortalidad de COVID-19 para los menores de 50 años es de 1 de cada 5.000 para aquellos con síntomas, que sería de 1 de cada 6.725 en general, pero de nuevo, casi todos los que mueren tienen comorbilidades específicas o condiciones subyacentes. Aquellos sin ellos son más propensos a morir en un accidente de coche. Y los escolares, cuyas vidas, salud mental y educación estamos destruyendo, son más propensos a ser alcanzados por un rayo.

Para poner esto en perspectiva, un comentarista de Twitter yuxtapuesto las tasas de mortalidad por infecciones separadas por edad en España a la probabilidad media anual de morir de cualquier cosa para los mismos grupos de edad, basándose en datos de la Administración de la Seguridad Social. Usó España porque no tenemos una estimación detallada de la tasa de mortalidad por infección para cada grupo de edad de cualquier encuesta en los Estados Unidos. Sin embargo, sabemos que España fue peor que casi todos los demás países. Estos datos en realidad están trabajando con un IFR de primera línea del 1%, aproximadamente cuatro veces lo que los CDC estiman para los EE.UU., por lo que si acaso, los números correspondientes para los EE.UU. serán más bajos.

Como se puede ver, incluso en España, las tasas de mortalidad de COVID-19 para los más jóvenes son muy bajas y están muy por debajo de la tasa anual de mortalidad de cualquier grupo de edad en un año determinado. En el caso de los niños, a pesar de su corta edad, tienen entre 10 y 30 veces más probabilidades de morir por otras causas en un año determinado.

Si bien obviamente el factor de las tasas de mortalidad anual en innumerables causas de muerte y COVID-19 es sólo un virus, todavía proporciona una perspectiva muy necesaria para una respuesta de política pública que está completamente divorciada del riesgo para todas las personas menos las más viejas y enfermas del país.

Además, tenga en cuenta, estos números representan su probabilidad de morir una vez que ya ha contraído el virus, también conocido como la tasa de mortalidad por infección. Una vez que se combina la posibilidad de contraer el virus en primer lugar junto con la posibilidad de morir de él, muchas personas más jóvenes tienen una mayor probabilidad de morir de un rayo.

Cuatro médicos de enfermedades infecciosas en Canadá estiman que la tasa individual de muertes por COVID-19 para las personas menores de 65 años es de seis por millón de personas, es decir, del 0,0006%, de 1 en 166.666, lo que equivale «aproximadamente al riesgo de morir por un accidente automovilístico durante el mismo período de tiempo». Estas cifras son para Canadá, que tuvo menos muertes per cápita que estados Unidos; sin embargo, si sacas la ciudad de Nueva York y sus condados circundantes de la ecuación, los dos países son prácticamente iguales. Además, recuerde que gran parte de la muerte se asocia con las decisiones políticas suicidas de ciertos estados y países para colocar a los pacientes COVID-19 en hogares de ancianos. Un asombroso 62 por ciento de todas las muertes por COVID-19 se confirmaron en los seis estados, a pesar de que sólo componen el 18 por ciento de la población nacional.

Destruimos todo nuestro país y suspendimos la democracia por una mentira, y esta gente perpetraba el grado poco científico de pánico. ¿Admitirán alguna vez las graves consecuencias de su error?

https://www.greenmedinfo.com/blog/horowitz-cdc-confirms-remarkably-low-coronavirus-death-rate-where-media

DARDOS ECONÓMICOS (política-virus)

paseando

El economista es un contable de nada. Para el pasado es un historiador de la competición, para el presente es una diana y para el futuro es un lanzador de dardos. Ha leído todos los manuales pero nunca ha competido. Unos quieren lanzar los azules y otros los rojos.

Para saber lo que está ocurriendo en España a día de hoy con el coronavirus y el pos COVID-19 política y económicamente hablando, hay que hacer un ejercicio mental macro-sociológico futurible con salida en el presente. No voy a aburrir, por macro será muy sintético.

Todos sabemos que la izquierda tiene el punto de vista en la sociedad como conjunto de personas que forman una comunidad y su bienestar en general.

La derecha se centra más en el individuo y la iniciativa privada y favorecen la economía de empresas para que estas generen la riqueza en un país.

En España hay una guerra a muerte para que el dardo se clave en la diana. Y la lid está en el color del dardo y en quién lanza primero.

Bien, pues hablaré de la derecha, del juego de la oposición en estos momentos, del equipo azul (del rojo ya se habla bastante para bien y para mal).

No he visto nada más ridículo y patético en mi vida. Quieren acabar con el virus y reactivar la economía con corbatas negras, crespones y banderas a media asta. Un uso infantil del patriotismo, por cierto, paradójicamente muy casposo que en momentos de una gran unidad necesaria, confrontan como tsunami con el motor y toda la fuerza que dan sus motores y sobre todo, el que paga la gasolina. «Haberlo haylo».

Las empresas privadas quieren bascular y ser el filtro de la ayuda por necesidad, quitándole ese derecho al Estado traducido en Justicia Social y convertirla en una especie de caridad con trabajo subvencionado, acaparando y succionando lo que es de la comunidad y para la sociedad, donde las empresas están incluidas como una pieza más del Estado, esto es superior al Gobierno, donde aquellas forman parte, que no el todo, donde el ejecutor parte y el Estado reparte socialmente ajustado a justicia y a derecho. Les guste a los empresarios o no.

Pues bien, esta es la lucha, ni muertos ni gaitas*.

A dónde van a parar las subvenciones. A los empresarios o a los ciudadanos (trabajadores).

Los primeros creen que pierden el control social si los ciudadanos no pasan calamidades. Ahí está la verdadera cuestión. La lucha cainita del más valer trasnochado, endogámico y absurdo.

Absurdo porque el poder y motor de una economía la tiene el trabajador como ciudadano, y lo más importante, consumidor (no hay arte sin receptor), este último concepto actual no estaba en las ecuaciones de Smith ni de Marx.

Pero ¡ay! amigo, el control y su estatus…

La historia es muy triste, pero hay que acercarse a la diana para acertar.

*Todos mis respetos a los fallecidos y familiares. (Este escrito va de otra cosa).

G.R.M. diana

ECONOMIC DARTS (politics-virus)

The economist is an accountant out of nothing. For the past he is a historian of competition, for the present he is a target and for the future he is a dart thrower. You have read all the manuals but have never competed. Some want to throw the blue ones and others the red ones.
To know what is happening in Spain today with the coronavirus and post COVID-19 politically and economically speaking, you have to do a futuristic macro-sociological mental exercise with an exit in the present. I will not bore you, by macro it will be very synthetic.
We all know that the left has the point of view in society as a group of people who form a community and its well-being in general.
The right focuses more on the individual and private initiative and favors the business economy so that these generate wealth in a country.
In Spain there is a war to the death for the dart to hit the target. And the fight is in the color of the dart and in who shoots first.
Well, I will talk about the right, about the opposition game at the moment, about the blue team (red is already enough for good and bad).
I have not seen anything more ridiculous and pathetic in my life. They want to end the virus and revive the economy with black ties, crepes, and half-mast flags. A childish use of patriotism, by the way, paradoxically very casposo that in moments of great necessary unity, they confront like a tsunami with the engine and all the force that their engines give and above all, the one that pays for gasoline. «There is.»

Private companies want to tilt and be the filter of aid out of necessity, taking away that right from the State translated into social justice and turning it into a kind of charity with subsidized work, monopolizing and sucking up what belongs to the community and to society, where companies They are included as one more piece of the State, this is superior to the Government, where they are part, not the whole, where the executor part and the State distributes socially adjusted to justice and law. Entrepreneurs like it or not.

Well, this is the fight, neither dead nor bagpipes *.
Where do the subsidies go? To employers or citizens (workers).
The former believe that they lose social control if citizens do not suffer calamities. Therein lies the real question. The cainita fight of the most worthless, outdated, inbred and absurd.
Absurd because the power and motor of an economy is held by the worker as a citizen, and most importantly, as a consumer (there is no art without a receiver), this last current concept was not in the equations of Smith or Marx.
But alas! friend, control and your status …
The story is very sad, but you have to get close to the target to get it right.
* All my respects to the deceased and relatives. (This writing is about something else).

 

¿Y AHORA QUÉ? ¿Y DESPUÉS QUÉ?

coronavirus2Empecemos por los cimientos. Todo lo escrito, dicho y pensado anterior a día de hoy, ha de estar perdonado por la sencilla razón que esto era impensable. El ser humano es así, comprensión hacia nosotros mismos. Hoy ya es otra cosa.

Ya hay y habrá literatura del coronavirus, algunas virulentas, otras efecto placebo pero al fin y al cabo harán quizá pasar un rato si no ameno, pasarlo, que no es poco.

La comparación vital (la que hemos vivido, no la que nos han contado) más cercana en shock, no el desarrollo de la misma, sería el 11S. Y la verdad que hemos salido.

El ser humano es tremendamente fuerte en todos los sentidos, aunque muchas veces por triste que parezca, se aplica a los que quedan con vida en cualquier desgracia. Pero esto siempre ha sido así.

Es una situación rara, anómala. Cuando desconectamos unos segundos y volvemos a la realidad sentimos una desazón comparable a nada, nos quedamos en un limbo sin pasado, presente ni futuro, el tiempo se ha detenido y el espacio es neutro. Todos tenemos un punto más de estrés, la barra nos la han puesto demasiada alta para el salto de altura. No llegamos a entender.

Lo que se diga hoy no vale para mañana pero dicho queda y tiene su función. La de aquí y ahora, la vida.

Por tanto conclusiones para hoy. Sigan todos los consejos de las autoridades.

Conclusiones para el limbo. Lean, vean y escuchen. Hagan de ese segundo perdido o ganado en la nada un espacio que se alargue en el tiempo, con pasado, presente y futuro. Novela el tiempo y crearás espacio.

Ánimo. coronavirus3

G.R.M.

AND NOW THAT? AND AFTER THAT?

Let’s start with the foundation. Everything written, said and thought before today, must be forgiven for the simple reason that this was unthinkable. The human being is like this, understanding towards ourselves. Today is something else.
There is already, and there will be, literature on the coronavirus, some virulent, others with a placebo effect, but after all, it will perhaps take a while if not entertaining, to pass it, which is no small feat.
The closest vital comparison (the one we have experienced, not the one we have been told) in shock, not the development of it, would be 9/11. And the truth that we have come out.
The human being is tremendously strong in every way, although many times sad as it may seem, it is applied to those who are alive in any misfortune. But this has always been the case.
It is a rare, anomalous situation. When we disconnect for a few seconds and return to reality we feel uneasiness comparable to nothing, we are left in a limbo with no past, present or future, time has stopped and space is neutral. We all have one more point of stress, the bar has been set too high for the high jump. We fail to understand.
What is said today is not valid for tomorrow but said remains and has its function. The here and now, life.
Therefore conclusions for today. Follow all the advice of the authorities.
Conclusions for limbo. Read, watch and listen. Make that lost or gained second in nothing a space that lengthens in time, with past, present and future. Novel time and you will create space.
Cheer up.

¡Hazte oír Abascal!

Abascal

Hitler llegó a decir sobre España que si hubiera sabido que había tanto obispo y cacique inmiscuido en política, habría cambiado de bando (y apoyado a los republicanos en la Guerra Civil).

Este hecho por sí solo, merece no una calle, sino una avenida en plena capital del reino.

VOX tiene dos opciones, quedarse con un techo electoral donde vivan para siempre sentados en una poltrona o decidirse a gobernar, que supongo que para esto último se creó el partido.

Dicho esto, para que la segunda opción se haga realidad (gobernar) ha de desligarse de los HazteOir, Máslibres, los kikos, Opus Dei, Legionarios de Cristo o El Yunque.

Si los demás quieren anclarse con gestos y hechos del siglo XX, VOX debe ser una fuerza encabezada y hacia una modernidad que deje atrás el frikismo que arrastra a los que te van a dar un sillón pero no la vara de mando.

Señor Abascal y compañía, hazte oír por ti mismo y no por los voxeros que traen ecos de confusión y confrontación.pensador

Abascal, una España Grande y Libre, libre, ¿ha entendido usted?

Haga una España donde (España es de todos) el trabajador se sienta parte de ella con buenos salarios y arregle el paro, después hablaremos de Cataluña y de lo que le venga en ganas. Que los empresarios ganen, y el trabajador también. Alguna vez habrá que decir que tenemos empresarios que no valen un duro y que la cara la tienen muy dura.

No sea cómplice de una España desigual, haga una España social, que no socialismo fabianista.

Con esto, mucha suerte en las elecciones venideras y sobre todo el después.

G.R.M.

Make yourself Heard Abascal!

Hitler went on to say about Spain that if he had known that there was so much bishop and cacique involved in politics, he would have changed sides (and supported Republicans in the Civil War).
This fact alone deserves not a street, but an avenue in the capital of the kingdom.
VOX has two options, to remain with an electoral roof where they live forever sitting in a poltrona or decide to govern, which I suppose that for the latter the party was created.
That said, for the second option to come true (to govern) it must be separated from the HazteOir, Maslibres, the Kikos, Opus Dei, Legionaries of Christ or The Anvil.
If others want to anchor themselves with gestures and events of the twentieth century, VOX must be a leading force and towards a modernity that leaves behind the freak that draws those who are going to give you an armchair but not the command stick.
Mr. Abascal and company, make yourself heard for yourself and not for the voxeros that bring echoes of confusion and confrontation.
Abascal, a large and free Spain, free, have you understood?
Make a Spain where (Spain belongs to everyone) the worker feels part of it with good salaries and fix the unemployment, then we will talk about Catalonia and whatever you want. Let the businessmen win, and the worker too. Sometimes we will have to say that we have businessmen who are not worth a hard and that their faces are very hard.
Do not be complicit in an unequal Spain, make a social Spain, not fabian socialism.
With this, good luck in the upcoming elections and especially after.

FRANCO

Franco

¡A VECES HAY UNA INNECESARIA HISTORIA!

Para regocijo de unos y escarnio de otros

Unos y otros, la Historia de España resumida

Sacar un ataúd para depositar votos

De los unos y de los otros

D.E.P.

Franco1

SOMETIMES THERE IS AN UNNECESSARY HISTORY!
To the delight of some and derision of others
One and others, the History of Spain summarized
Take out a coffin to cast votes
Of each other

FRANCISCO FRANCO

FFranco

– ¿Toca hablar de Franco? ¿En esta página?

– ¡Pues hombre, si esta página dicen que es nacional socialista!

¡Que digan lo que quieran!. Esta página se subtitula Entropía callejera, entra y sale todo, cabe y no sobra nada.

Entonces, ¡toca hablar de Franco!, no porque quiera sino que el Gobierno español lo va a sacar de la tumba, de su tumba, al menos en la que estaba enterrado, hasta hoy.

Soy ateo, animalista y voto a… no te lo digo.

Franco es la Historia de España, ya no pertenece a nadie, sólo al rencor que siempre dura 100 años, pasados estos, se verá de otra manera.

Digo que forma parte al igual que sus enemigos políticos. No hay que destruir, hay que construir.

En la Historia reciente, digamos el siglo XX, no hay país que resista la figura de un dictador que se haya fundido tanto con un pueblo y viceversa. Recuerdo allá por 1993 en Londres que al decir que era español, eso sí, en los pubs, los ingleses me decían !Franco, Franco, Franco! Y tenías dos opciones, o partime la cara con todo el bar (no lo aconsejo) o sentirme orgulloso de ser español (este era mi caso), pero no por nada: la Historia puso ahí a Franco con los actos de todos sus coetáneos y a mi me ha puesto mi madre (soy más modesto) aquí con mis circunstancias como dijo Ortega y Gasset.Bandera

¿Me cerrarán el blog? Oh my God! Como dijo Buñuel, soy Ateo por la Gracia de…

A la de tres estarás en otro lugar, ¿Quién de los que estamos aquí, hoy, pasará a la Historia?

Y Dante Alighieri en su Divina Comedia dijo de unos personajes a los que sus coetáneos quisieron hacer historia y entrarlos en vía de toda carne:

Como al que quiere hablar y no halla acento me llevó Beatriz y dijo: Ojea de estolas blancas este gran convento. (Paraíso, XXX, 127-129).

Y a los de carne a día de hoy que quisieron y quieren hacer historia acosta de la otrora:

Mas Dios no ha de sufrirlo largamente en tal oficio, pues será arrojado a do está Simón Mago por prudente. (Paraíso, XXX, 145-147).

Y a la de tres, ¡Franco!, ¡Franco!, ¡Franco!

La Historia es la que es, amigo. Si no estuviste allí para cambiarla no tienes derecho a nada. ¡Infierno de cobardes!

G.R.M.

FrancoyIke

FRANCISCO FRANCO

– Do you have to talk about Franco? In this page?
– Well, man, if this page is from neo-Nazis!
This page is subtitled Street Entropy, everything goes in and out, fits and nothing is left over.
So, it’s time to talk about Franco! Not because he wants to, but because the Spanish government is going to take him out of the grave, from his grave, at least where he was buried, until today.
I am an atheist, animalist and I vote … I don’t tell you.
Franco is the History of Spain, it no longer belongs to anyone, only to the rancor that always lasts 100 years, after these, it will look differently.
I say that he is part as well as his political enemies. We must not destroy, we must build.
In recent history, say the twentieth century, there is no country that resists the figure of a dictator who has merged so much with a people and vice versa. I remember back in 1993 in London that when I said I was Spanish, yes, in the pubs, the English would tell me! Franco, Franco, Franco! And you had two options, or split the face with the whole bar (I do not advise it) or feel proud of being Spanish (this was my case), but not for nothing: History put Franco there with the acts of all his contemporaries already My mother (I’m more modest) has put me here with my circumstances as Ortega y Gasset said.
Will the blog close me? Oh my God! As Buñuel said, I am Atheist for the Grace of …
At three you will be in another place, who among us here today will go down in history?
And Dante Alighieri in his Divine Comedy said of some characters whose contemporaries wanted to make history and put them on the path of all flesh:
As the one who wants to talk and does not find an accent, Beatriz took me and said: Take a look at this great convent of white stoles. (Paradise, XXX, 127-129).
And to those of meat today who wanted and want to make bedtime history from the past:
But God is not going to suffer it for a long time in that office, for it will be thrown to Simon Mago as prudent. (Paradise, XXX, 145-147).
And to three, Franco! Franco! Franco!
History is what it is, friend. If you weren’t there to change it, you have no right to anything. Hell of cowards!

 

CARTA A ABASCAL (Y A SALVINI)

Open Arms1Esto del mete y saca de la actualidad no va conmigo, por eso pido perdón de antemano por algún desaguisado cometido en este escrito, imprudente forma, buceo de fondo.

Las ONG’s como el Open Arms están financiadas por lo que académicamente (no vulgarmente) se llama fabianismo o socialismo Fabiano, en la actualidad la socialdemocracia mal entendida y peor encaminada. Ahí están los Clinton, pederastas o los Obamas, que tiró más bombas que en el periodo de 1946 al 2009. Bien, estos bien pensantes, con lo que sabemos, los europeos como el señor Sánchez, son a corto, medio y largo plazo el mayor peligro que ha tenido Europa en dos mil años, todo financiado por Georges Soros, al igual que las caravanas de inmigrantes que avanzan hacia EE.UU.

Digo carta a Abascal por el siguiente motivo, le diré por qué se ha desinflado su (mi, por poco si no retranqueáis) partido, VOX, es por un matrimonio que cree estar en 1931, que ya ha llovido, el tal marqués y su entrañable esposa Monasterio revelada contra Mendizábal, que ya ha corrido tinta (de esta desamortización salieron todos estos marquesitos, apuntados a los liberales adinerados comprando lo que le quitaron a la iglesia para después de dos generaciones, ser los más ultracatólicos de la España más negra. Iglesia a tus zapatos, zapatos para el político que lo calce mirando a la cara a los españoles de a pie). Open Arms

Se te ha escapado una derecha moderna, dejando al lado la religión, dato patriótico de la derecha oscura y de la izquierda más oscura todavía, pero ya pasada de moda hace largo tiempo, a no ser que África empiece en los Pirineos, dato que muchos se autogestionan en el mismo mal que ha tenido España en los últimos 400 años, que no es poco. Y siguen y siguen como las pilas alcalinas.

Pues bien, Santiago, si no modernizas tu partido, por ejemplo, creando una sección GAY y dejas el aborto en paz y a los pensionistas, no te voy a votar en la vida.

¿O es que se trata de tener unos dos millones y medio de votos de unos palurdos para que tengas el pan ganado de por vida? Tengo que decir que palurdos hay en España unos 30 millones, así que no digas que me meto con tu (mi) partido.

¡Venga Abascal, ánimo, que se puede hacer! Mírate en Salvini, somos buenos pero no tontos. Tu deberías de decir somos tantos y además tontos por perder el caballo de Troya con piloto automático, pero habéis preferido el vuelo del hidroavión Dornier de Ruiz de Alda, que dentro de poco hará 100 años de tamaña expedición. Ahí os habéis quedado, hace 100 años, por eso no vais a hacer nada por esta España de este momento, de este siglo. Salvini

Ahí tenéis a Salvini, el italiano, un ejemplo a seguir, mirando al frente (no hacia atrás), una derecha moderna, de trabajadores, no de marqueses. Te diré un secreto: la Falange creció al igual que el partido comunista por la Guerra Civil, nadie se creía que un marqués, Primo de Rivera, fuera el jefe de un partido con uniforme de mecánico, si hubiera estado al frente Redondo o Ledesma otro gallo cantaría.

Por eso Abascal ojo avizor, no va a estar Franco para unir lo que ya habéis desunido. Por eso te digo que cuidado con los marquesitos y sus monasterios comprados en las desamortizaciones. ¡País de idiotas esta España!

¡Espabilad de una puñetera vez!Abascal

¡Ya quisiera un Salvini para España!

En este caso y por primera vez, Italia va por delante y le sigue la fugaz Europa. Con permiso de los migrantes (¿donde está el in?) del judío George Soros (lo siento pero es judío, ¿que culpa tenemos los demás?).

Y como siempre digo, los semitas nos hacen (a Europa) el sándwich, los judíos en la élite, arriba, y los musulmanes abajo con la delincuencia, los dos robando y los europeos en medio.

G.R.M.

LETTER TO ABASCAL (AND SALVINI) Menas

This stuff and out of the present does not go with me, so I ask forgiveness in advance for some misguided committed in this writing, reckless form, background diving.
NGOs such as the Open Arms are funded by what is academically (not vulgarly) called Fabian fabianism or socialism, now poorly understood and poorly directed social democracy. There are the Clintons, paedophiles or the Obamas, who dropped more bombs than in the period 1946 to 2009. Well, these thoughtful, as far as we know, Europeans like Mr Sanchez, are in the short, medium and long term the greatest danger That Europe has had in two thousand years, all funded by Georges Soros, as are the caravans of immigrants advancing towards the US.
I say letter to Abascal for the following reason, I will tell you why his (my, almost if you do not rerun) party, VOX, is because of a marriage that believes he is in 1931, which has already rained, the Marquis and his endearing wife Monastery revealed against Mendizábal , which has already run ink (from this deamortization came all these marquestos, aimed at the wealthy liberals buying what they took from the church for after two generations, to be the most ultra-Catholic in blacker Spain. Church to your shoes, shoes for the politician who puts him looking in the face of the Spaniards on foot).
You have missed a modern right, leaving aside religion, patriotic data of the dark right and the darker left still, but already old-fashioned long ago, unless Africa starts in the Pyrenees, a fact that many self-manage in the same evil q he has had Spain in the last 400 years, which is not a little. And they go on and on like alkaline batteries.
Well, Santiago, if you don’t modernize your party, for example, by creating a GAY section and leave abortion alone and pensioners, I’m not going to vote for you in life.
Or is it about having about two and a half million votes from a so you have bread won for life? I have to say that there are about 30 million in Spain, so don’t say I’m getting into your (my) party.
Come on Abascal, cheer, what can be done! Look at you in Salvini, we’re good but not fools. You should say we are so many and also foolish for losing the Trojan horse with autopilot, but you have preferred the flight of the seaplane Dornier de Ruiz de Alda, which will soon make 100 years of such expedition. That’s where you stayed, 100 years ago, that’s why you’re not going to do anything for this Spain of this moment, this century.
There you have Salvini, the Italian, an example to follow, looking forward (not backward), a modern, workers’ right, not marquises. I’ll tell you a secret: the Falange grew up just like the Civil War Communist Party, no one believed that a Marquis, Primo de Rivera, would be the head of a party in a mechanic’s uniform, if he had been to the front Redondo or Ledesma another rooster would sing.
That’s why Abascal’s eye bird, there’s not going to be Franco to unite what you’ve already disunited. That’s why I’m telling you to watch out for the marquees and their monasteries bought in the deamortizations. Country of idiots is Spain!
Get the fuck out of here!
I’d like a Salvini for Spain!
In this case and for the first time, Italy is ahead and is followed by fleeting Europe. With permission of the migrants (where is the in?) of the Jew George Soros (sorry but is Jewish, what fault are we others?).

And as I always say, the Semites make us (to Europe) the sandwich, the Jews in the elite, above, and the Muslims below with crime, both stealing and Europeans in between.

 

MENAS (Menores Extranjeros No Acompañados)

 

Menas

¿Qué voy a decir de los MENAS? Cualquiera debería entrar en España y en Europa antes que ellos. Los MENAS NO, deberían ser expulsados en el momento que pisan tierra europea.

Pero ¡pobrecitos!. Lo primero que hay que decir, es que las mafias y cualquiera de ellos sabe que van a tener un trato preferente. También los padres, que vienen con ellos en los barcos y les dicen que digan que no tienen padres, que vienen solos, que digan que son MENAS y no conocen a nadie del pasaje.

Además, vienen a delinquir. ¡Sí, a delinquir y/o a vivir del cuento! y a ¡VIOLAR!.

¡Dejar entrar a los padres de familia que vienen con ganas de trabajar!, luego traerán a sus NENAS, perdón, MENAS y les darán una educación (es posible, depende de los progenitores, que de no ser así deberían abandonar a fuerza de ley Europa).

Los MENAS vienen todos a delinquir, sea por pasiva o por activa.Menas1

Y de «pobrecitos» nada, si tienen edad de fornicar tienen edad de trabajar.

Los NENAS musulmanes no los queremos en Europa, ¿os enteráis políticos? Luego los mandáis a vivir a barrios marginales o clase trabajadora donde sufren vuestra incompetente visión de la caridad, que debería empezar por vuestro ejemplo alojándolos en vuestra casa y barrio privilegiado, al lado del dormitorio de vuestras hijas.

Haya paz.

G.R.M.

MENAS (Unaccompanied Foreign Minors)

What will I say about MENAS? Anyone should enter Spain and Europe before them. LESS NO, should be expelled at the time they step on European land.
But poor guys! The first thing to say is that the mafias and any of them know that they will have preferential treatment. Also the parents, who come with them on the boats and tell them to say they have no parents, that they come alone, to say that they are LESS and do not know anyone in the passage.
In addition, they come to commit crimes. Yes, to commit crimes and / or live the story! and to VIOLATE!
Let in the parents who come with the desire to work! Then they will bring their GIRLS, excuse me, MENAS and give them an education (it is possible, it depends on the parents, that if not they should abandon by force of law Europe).
MENES all come to commit crimes, whether passive or active.
And of «poor things» nothing, if they have the age of fornicating they have the age to work.
We Muslim women do not want them in Europe, do you know politicians? Then you send them to live in slums or working class where they suffer your incompetent vision of charity, which should start by your example by housing them in your house and privileged neighborhood, next to your daughters’ bedroom.
There is peace.

 

CATALUÑA

cataluñaTu problema puede ser la solución para otros, sólo hay que cambiar de bando (perspectiva).

Cataluña no pide la independencia, pide un referéndum. Pues se les da. Esta diferencia es crucial y ahí es donde hay que ser frío y consecuente, hacer política.

Primero el Gobierno de España habla con la ONU, se firma documento en el que una Cataluña independiente no puede entrar en este organismo en cincuenta años.

Se habla con la Unión Europea y se firma documento en el cual Cataluña no puede entrar hasta dentro de cien años.

Ya aquí se ata bien atado que Cataluña va a tener un referéndum, que no vale repetir y que ninguna comunidad autónoma puede jamás volver a hacer.

Dicho esto, el Presidente de España convoca una rueda de prensa por sorpresa, promulga todo lo anterior y da una fecha de un mes para el Referéndum de Cataluña.

Y a ver que sale…

G.R.M

EL ESTRAMBÓTICO DOCTOR ARANDA

chelsea1

Lo conocí allá por 1851 en Londres. Huyó de su patria por su desmesurada arcaica forma de sentir el futuro cuyos vecinos intuían experimentos como el colmo de la astucia invertida en forma de idiotez, o sea, la locura.

Residía en un barrio acomodado de la zona 1, métricamente hablando. Vestía levita con buen corte eso sí, roída, negro zaíno tirando a berrendo recordando cuernos patrios de redondas camas.

La edad, diez años robados al pasado siglo rondaba los 61. Perfecta para que lo escuchen los cuervos del parque londinero tan londinense y victoriano que al pisar la hierba húmeda se le concedía el título de Don.

Don Crisóstomo de Aranda. De Jung arquetipo aquí, allí andrajo de tapia de cemento cementerio. Sí, tuvo que escapar sólo con lo puesto, sus ideas. Y al desembarcar, abrió su cabeza y salieron de su maleta los pensamientos.

– ¡No estiramos la pata bien, ese es el problema!, decía.

– ¡La resolución y revolución ha de ser inversamente proporcional a la última estupidez, ahí es donde debemos empezar!, añadía.

En una cubeta de pub quería arreglar los problemas del globo. Y entonces corrió hacia mí, sentado junto a el, humo de tabaco, risas, cervezas y mujeres acomodaticias, una escalada hacia abajo, runruneando un escalofrío de terciopelo por el sillón de mi espalda.

Fue cuando especuló, madrid

– Lo sé, me faltan años para conseguirlo pero es factible y posible, la especie humana, nosotros, debemos nacer con noventa años y morir al nacer, esto es, con cero primaveras, ¿me entiende usted?

Y allí seguidamente falleció con cara de bebé. Entonces me di cuenta que estábamos en Madrid, 1912. No le faltaba razón al estrambótico doctor Aranda, sólo había errado en 29 años. Lo consiguió. Su astucia comprendí, era la fuerza motriz del nacido y no la cargada mochila con soga arrastrada cuando envejecemos.

El barco de ida y vuelta esta vez lo asió en alta mar, en ambos mundos y en ninguno.

Me levanté saqué un pitillo y pregunté a los niños que había a mi lado absorbiendo whisky,

– Can I have lighter, please?…  Y un cuervo negro Spain revoloteó Chelsea.

G.R-M.

 

THE BIZARRE DOCTOR ARANDA

I met him back in 1851 in London. He fled from his homeland for his disproportionate archaic way of feeling the future whose neighbors sensed experiments as the height of cunning inverted in the form of idiocy, that is, madness.
I lived in an affluent neighborhood of zone 1, metrically speaking. He wore a levita with a good cut, yes, worn out, a black zaíno pulling to a braid, reminding patriotic horns of round beds.
The age, ten years stolen in the last century was around 61. Perfect to be heard by the crows of London’s London park and Victorian who stepped on the wet grass was granted the title of Don.
Don Crisostomo de Aranda. From Jung archetype here, there rag of cemetery cement wall. Yes, he had to escape only with the post, his ideas. And when he disembarked, he opened his head and left his suitcase with his thoughts.
– We do not stretch the leg well, that’s the problem !, he said.
– The resolution and revolution has to be inversely proportional to the last stupidity, that’s where we should start !, he added.
In a pub bucket he wanted to fix the problems of the globe. And then he ran to me, sitting next to him, tobacco smoke, laughter, beers and accommodating women, climbing down, a velvet shiver running down the armchair on my back.
It was when he speculated,
– I know, I have years to get it but it is feasible and possible, the human species, we, we must be born with ninety years and die at birth, that is, with zero springs, do you understand me?
And there he died with the face of a baby. Then I realized that we were in Madrid, 1912. He was not lacking in reason to the outlandish Dr. Aranda, he had only erred in 29 years. He got it. His cunning I understood, was the driving force of the born and not the loaded backpack with rope dragged when we grow old.
The round-trip boat caught him at sea this time, in both worlds and none.
I got up and took out a cigarette and asked the children who were next to me to drink whiskey,
– Can I have lighter, please? … And a black raven Spain fluttered Chelsea.

 

VOX: YA SOMOS EUROPEOS

VOXEs la primera vez que «Europa» entra por el sur de España. Dato a tener en cuenta, Europa está más cerca por el sur que África. VOX, al que algunos llaman «extrema derecha» es una corriente que viene con vientos del norte transformado en siroco del desierto. Adalucía ha dado una lección europeista. Quizá no la Europa establecida hoy en día, será porque existe otra Europa, una Europa transversal, unida pero no unitaria políticamente correcta.

Indudablemente VOX posee un distintivo nacional únicamente dado por estos lares que para mi opinión le puede perjudicar.

Si quiere ampliar su arco electoral debe unir a España en futuro, con ideas y formas de actuar nuevas, no hacer alarde del pasado, esto último haría un efecto «muro» que estancaría su fuerza en determinado número de votantes incapaz de sortearlo.

A VOX le sobra: El catolicismo militante. La Iglesia nada pinta en la política del siglo XXI. Ha de ser un partido «laico». Su ideología primordial en nada cambiaría. Ha de mirar a Europa, esa otra que existe y conoce.

A VOX le falta: Mirar por el obrero, el trabajador. No hay más remedio contra el todo que crear empresa privada, apoyarla y que el trabajador esté bien remunerado. No hay otra fórmula. Apoyar al trabajador de a pie. Lo que antaño era el obrero. Esto es la verdadera soberanía del pueblo.

Por lo demás, mi enhorabuena a VOX. Ese aire que cruzó el Estrecho con marea del Norte.

G.R.M.

VOX_1

VOX: WE ARE ALREADY EUROPEANS

It is the first time that «Europe» enters through southern Spain. Data to keep in mind, Europe is closer to the south than Africa. VOX, which some call «extreme right» is a current that comes with winds from the north transformed into desert sirocco. Andalusia has given a European lesson. Perhaps not Europe established today, it will be because there is another Europe, a cross-sectional Europe, united but not politically correct unitary.

Undoubtedly VOX has a national badge only given by these places that for my opinion can harm you.

If he wants to expand his electoral arc he must unite Spain in the future, with new ideas and ways of acting, not flaunting the past, the latter would have a «wall» effect that would stall his strength in a certain number of voters unable to get around it.

VOX has plenty: militant Catholicism. The Church paints nothing in the politics of the 21st century. It must be a «secular» party. His primordial ideology would change nothing. He has to look at Europe, that other that exists and knows.

VOX is missing: Look for the worker, the worker. There is no other remedy against the whole than to create a private company, support it and make the worker well remunerated. There is no other formula. Support the worker on foot. What was once the worker. This is the true sovereignty of the people.

For the rest, my congratulations to VOX. That air that crossed the Strait with the North tide.