Dugin y “neonazis”

runas_3Alexander Dugin confunde o lo han hecho confundir a propósito (y lo han conseguido) meter en el saco de sus “enemigos” al Nacional Socialismo (Socialismo Nacional) con la neblina del nombre “neonazis” sobre todo y por todo en el conflicto de Donbáss. Ahí la confusión. Las ramas impiden ver el bosque. Y el bosque lo riega alguien del Pantano: Soros. Judío, ¿y este apoya a los nazis (neos)? Unos compañeros de cama al menos sospechosos. Compañeros sí, pero no hay Nacional Socialismo por medio, es un ardid de conveniencia falsificado. Esto es, avivar el conflicto colocando actores que se deberían odiar atrayendo a la cercana Historia que guardan las naciones en recuerdos que el tiempo aún no ha curado, pero desfasados por la urgencia del cambio de los tiempos en que vivimos. Quiero decir, enfrentamiento Alemania-Rusia (II GM), Ucrania-Rusia (nazis contra soviéticos). El subconsciente existe, y tanto. Soros y el Pantano consiguen con esto un doble juego, al que ha entrado Dugin. Dugin está más cerca del Socialismo Nacional de lo que el cree, y viceversa. El verdadero, el SN que no está tergiversado por el Pantano. Yo apoyo a Dugin, pero soy consciente del error incrustado para hacer daño a ambas partes. Soros mata a dos pájaros de un tiro. A Dugin por “atacar” a la Europa “empantanada” y a los verdaderos Socialistas Nacionales, que aunque dicen ser la “vanguardia” de la lucha contra la Rusia neozarista de Putin, aprovechan (ellos solitos lo hacen) para dar una imagen de lo que no es un Socialista Nacional serio: una especie de ogro asesino sin piedad. ¿Quién gana con esto? Soros y el Pantano. ¿Quién pierde? Dugin y su cuarta teoría política, a la que me sumo. Y soy Socialista Nacional.

Aquí dejo la parte que comporta este escrito del artículo de Dugin:

Hoy en día el Pantano también tiene instrumentos extremos a los que está recurriendo cada vez más. Estos elementos extremos del globalismo transnacional y liberal son:

• Los extremistas de izquierda, anarquistas y ultra-liberales que desafían cualquier forma de orden,
• Los extremistas islámicos de todas las tendencias (en primer lugar, wahhabís y salafistas),
• Grupos chovinistas neonazis de xenófobos perversos.

G.R-M.

por Alexander Dugin – El papel de la sexta columna La estructura del mundo de hoy es simple. Hay un – sigue siendo uno – polo dominante: el pantano, la élite globalista, el núcleo transnacional liberal. Actúa a través de: 1. Las redes liberales y de izquierda (en política, economía, cultura, tecnología, educación, arte). 2. […]

a través de La hegemonía y el ataque terrorista en San Petersburgo — La Cuarta Teoría Política (4TPes)

Dugin and “neo-Nazis”
Alexander Dugin confuses or has made him confuse (and have succeeded) in the sack of his “enemies” National Socialism with the mist of the name “neo-Nazis” especially and for everything in the conflict of Donbass . There the confusion. Branches prevent you from seeing the forest. And the forest is watered by someone from the Swamp: Soros. Jewish, and does this support the Nazis? At least suspicious bed fellows. Companions yes, but there is no National Socialism in the middle, it is a trick of falsified convenience. That is, to enliven the conflict by placing actors who ought to hate attracting the close history that the nations keep in memories that time has not yet healed, but outdated by the urgency of the change of the times in which we live. I mean, Germany-Russia (II GM), Ukraine-Russia (Nazi vs. Soviet) clash. The subconscious exists, and so much. Soros and the Swamp get with this a double game, to which Dugin has entered. Dugin is closer to National Socialism than he believes, and vice versa. The real one, the SN who is not misrepresented by the Swamp. I support Dugin, but I am aware of the embedded error to hurt both parties. Soros kills two birds with one stone. Dugin for “attacking” Europe “bogged down” and the true National Socialists, who claim to be the “vanguard” of the struggle against Putin’s neo-Nazi Russia, take advantage (they alone do) to give a picture of what He is not a serious National Socialist: a sort of ogre-murderer without mercy. Who wins with this? Soros and the Swamp. Who loses? Dugin and his fourth political theory, to which I add. And I’m a National Socialist. Here I leave the part that carries this writing of Dugin’s article:
Nowadays the Swamp also has extreme instruments to which it is appealing more and more. These extreme elements of transnational and liberal globalism are:
• Left-wing, anarchist and ultra-liberal extremists who defy any form of order,
• Islamic extremists of all walks of life (in the first place, Wahhabis and Salafists),
Neo-Nazi chauvinist groups of perverse xenophobes.

PUTIN (AÑO CERO)

images      
Hablemos claro. Putin es el nuevo images (6)enemigo del sionismo. Representa a una vieja “raza” y escuela de hombres que pone los pelos de punta a la otra “raza” que está acostumbrada a hacer y deshacer el mundo a su antojo. Esto es el sionismo aliado con las altas finanzas internacionales. Alemania fue inmolada por esta razón. Y Ucrania es por donde se le ha podido atacar. Un tapón de recursos naturales que por una cuestión de presión, puede explotar.images (1)

Pero atentos a la jugada del sionismo. Nunca apuestan a un caballo ganador. Las Altas Finanzas judías, son eso, un conglomerado de Industrias de primer orden y de primera necesidad, y estas, las necesidades se pueden crear. Y Putin también las crea, pero también mira por su pueblo, de verdad, y esto es lo que no les cuadra al sionismo internacional, que lo que quieren es que las nacionalidades se vayan diluyendo en una masa homogénea de consumidores abyectos para un control económico total.images (3)

Y las nacionalidades (algunas) es lo que tienen. Que miran por el bien de esa nación y de sus ciudadanos, al contrario que el movimiento anteriormente dicho, que desea consumidores.

Y aquí está el “lío” de apostar a dos caballos, aunque uno sea siempre falso. Y como las Finanzas Internacionales controlan la mayoría de los medios de comunicación, hacen tóxicos los mensajes.images (2)

Quieren acabar con Putin, pero los judíos apoyan a unos “nazis” para esta tarea. ¿No es una contradicción? Pero aún hay más. Si alguien se parece a Hitler en este momento, ese es Putin. Y lo digo en el buen sentido de la palabra. Quien estudie detenidamente a Hitler, verá a un socialista nacional que intentó impedir el Nuevo Orden Mundial dirigido y estimulado por los judíos sionistas que controlaban el marxismo y el capitalismo, dos armas de la internacionalización, que es a lo que aspiran estos hebreos.images (5)

Como vemos, dos caballos de nuevo. Putin se ha convertido en el único político europeo capaz de mirar por y para Europa. Todos los demás siguen una agenda ajena a cualquier sentimiento europeo verdadero.

Rusia es la nueva esperanza de la Nueva Europa.

P.D.: Con esta comparación, cualquiera diría que soy el peor enemigo de Putin, pero los mass media lo harán (lo que hicieron con la Alemania socialista y nacional) el peor images (4)enemigo de la humanidad, cuando (otro falso caballo ganador) es la avaricia lo que mueve el sionismo vestido de derechos humanos y democracias consumistas. El judío, siempre se encontrará con Europa. Su meta a batir. Su enemigo por indisolubilidad.

Y que conste, no repruebo al judío por su religión, ni por su raza, sino por su forma de entender el mundo y actuar con ese parecer. Antagónico a muchos de nosotros.

G.R-M.

images (7)