La locura de Occidente se acelera

Por PAUL CRAIG ROBERTS 

El New York Times informa que Biden va a prevenir la agresión rusa contra Ucrania mediante el despliegue de entre 1.000 y 5.000 soldados estadounidenses en la frontera de Rusia y está preparado para aumentar el número de tropas diez veces a 10.000 a 50.000 soldados. Un ejército ruso comería este pequeño número para un bocadillo en 5 minutos. Claramente, el propósito del despliegue no es militar. El propósito es aumentar la «amenaza rusa» en la mente de la gente antes de un evento de bandera falsa que será atribuido al Kremlin.

Si Biden quiere disuadir a Rusia, todo lo que tiene que hacer es darle a Rusia la garantía de seguridad que dice que necesita. ¿Por qué Biden quiere que Rusia sea insegura?

La causa del problema es obvia. En 2014, Estados Unidos, en un intento de privar a Rusia de su base naval del Mar Negro, derrocó a un gobierno ucraniano amigo de Rusia y elegido democráticamente e instaló un régimen neonazi que comenzó la guerra contra los habitantes rusos de la región de Donbass en el este de Ucrania, anteriormente partes de Rusia que habían sido transferidas durante la era soviética a la provincia ucraniana de la Unión Soviética.

Para estabilizar la situación, Rusia elaboró el Acuerdo de Minsk, pero ni Ucrania ni los signatarios occidentales mantuvieron el acuerdo.

Rusia no quiere la Ucrania quebrada y problemática. Rusia solo quiere que Ucrania no se convierta en un lugar para las bases de misiles de Estados Unidos.

Es una simple demanda fácil de aceptar en aras de la paz.

Pero la paz no es rentable y es lo último que quiere el complejo militar/de seguridad de Estados Unidos. Por lo tanto, Washington está respondiendo a las conversaciones de seguridad entre Rusia, Estados Unidos y la OTAN mediante el despliegue de tropas en las fronteras de Rusia. Los estúpidos británicos están agitando la olla de la «agresión rusa» al retirar al personal de la embajada de Kiev. https://www.rt.com/russia/546916-uk-begins-evacuation-diplomats/

Hemos estado escuchando de Estados Unidos / OTAN sobre la «creciente amenaza rusa» durante mucho tiempo. ¿Qué pasa con la credibilidad que ya está dañada si no hay invasión rusa? Parece que Washington y sus títeres de la OTAN están tan lejos en el limbo que simplemente deben provocar una invasión rusa.

Los rusos están esperando en vano la respuesta por escrito de Washington a su propuesta de seguridad mutua. Washington ha respondido con más acusaciones, más provocaciones.

¿Está el Kremlin teniendo dificultades para entender: (1) que Trump fue destituido de su cargo porque dijo que quería normalizar las relaciones con Rusia, (2) que Rusia es el enemigo necesario para el poder y el beneficio del complejo militar / de seguridad de los Estados Unidos, y (3) Rusia es considerada como el obstáculo para la hegemonía de los Estados Unidos? ¿Cómo puede ser que frente a toda la evidencia de lo contrario el Kremlin tenga la ilusión de que Washington está interesado en que los rusos se sientan seguros?

Mientras el Kremlin pierde el tiempo, las armas se vierten en Ucrania y los medios de comunicación occidentales preparan a su pueblo para la «agresión rusa». Las protestas rusas de las intenciones que se le atribuyen no tienen sentido. Los medios de comunicación occidentales conocen la narrativa requerida y no están interesados en ningún hecho.

La pregunta realmente es si Rusia puede aceptar que tiene un enemigo.

Fuente: https://www.unz.com/proberts/the-insanity-of-the-west-accelerates/

LONG COVID Y SÍNDROME DE LA HABANA

¿Estamos de acuerdo que los científicos no tienen ni idea de lo que está pasando? O son muchos factores que meten por vergüenza en un saco. Con unos intereses que ya huelen a macabro. Pues bien, si los científicos no vienen a nosotros, nosotros iremos a ellos, y en medio del camino, somos iguales, quiero decir, tenemos neuroderechos a decir lo que creamos que puede estar pasando en las mismas condiciones.

Como muy malo, será igual de desacertado de lo que dicen, y al día siguiente, todo lo contrario. Las vacunas es otro tema, peor que este. ¡Cómo está el patio! Quiero decir el mundo, con esto de la globalización, todos estamos en casa pero no para agradarnos precisamente sino para agredirnos unos a otros. Unos más que otros.

Abro el saco, el mío. El Covid es una enfermedad, pero es que el SARS es un síndrome, no un virus. Bien. Puede que haya virus nuevo, pero ¿y qué?, ¿Cuántos virus nuevos hay todos los años con sus concernientes mutaciones? También puede que no exista este virus en concreto, pero hay otros, o no. Lo que sí hay es enfermedad y muertes. Bueno, de momento esto lo dejamos ahí.

¿Qué pasaría si nuestro sistema inmunológico, el de todos en general, perdiera fuelle, fuerza? Pesticidas, radiaciones, poluciones, fumigaciones, (mala) dieta, ahora vacunas, etc. pueden bajar nuestras defensas. ¿Qué pasa? Pues que puedes tener tantas enfermedades y síntomas como tantas tiene el Covid.

El long covid o covid persistente tiene casi los mismos síntomas que el Síndrome de La Habana. ¿Estás loco? No. O dicho de otra manera, el Síndrome de La Habana se parece a una gripe mezclado con el persistente, Covid: niebla mental o cefaleas, alteraciones sensoriales, accidente cerebrovascular (ictus) y depresión y psicosis.

¿De veras creen que esto lo hace un coronavirus? Estamos peor de lo que imaginaba, que daño nos ha hecho la tele.

¿Qué crea, supuestamente el Síndrome de La Habana (¿ven, síndrome, igual que el otro síndrome, SARS?), un virus? Usted no está bien de la cabeza. Espera. Pues no, no es un virus, está creado, supuestamente como los delincuentes, por microondas. Saquen a este tío de aquí. Ya acabo.

No tengo más que decir Señor Juez. ¿Pero eres un ciudadano? De momento, supuestamente.

G.R.M.

Las secuelas neurológicas poscovid, un enigma abierto para la ciencia

El misterio del ‘síndrome de La Habana’: así es la inexplicable dolencia que afecta a los espías de EEUU

Más de mil (1000) estudios científicos demuestran que las «vacunas» contra el COVID-19 son peligrosas

La falsa propaganda «segura y efectiva», difundida por funcionarios públicos que ahora continúan impulsando esta vacuna, es un claro incumplimiento del deber. El titular de un cargo público está sujeto y es consciente de un deber de prevenir la muerte o las lesiones graves que surjan únicamente en virtud de las funciones del cargo público.

Muchos han incumplido ese deber y, al hacerlo, están causando imprudentemente un riesgo de muerte o lesiones graves, al continuar independientemente de los peligros ahora confirmados asociados con las inyecciones de COVID 19. Algunos de estos riesgos son coagulación de la sangre, miocarditis, pericarditis, trombosis, trombocitopenia, anafilaxia, parálisis de Bell, Guillain-Barré, cáncer incluyendo muertes, etc.

  1. Trombosis venosa cerebral después de la vacunación contra la COVID-19 en el Reino Unido: un estudio de cohorte multicéntrico: https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(21)01608-1/
  2. Trombocitopenia trombótica inmunológica inducida por vacunación con coagulación intravascular diseminada y muerte después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1052305721003414
  3. Hemorragia cerebral fatal después de la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33928772/
  4. Miocarditis después de la vacunación con ARNm contra el SARS-CoV-2, una serie de casos: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2666602221000409
  5. Tres casos de tromboembolismo venoso agudo en mujeres después de la vacunación contra COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2213333X21003929
  6. Trombosis aguda del árbol coronario después de la vacunación contra COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S1936879821003988
  7. Informes de casos estadounidenses de trombosis del seno venoso cerebral con trombocitopenia después de la vacunación con Ad26.COV2.S (contra covid-19), del 2 de marzo al 21 de abril de 2020: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33929487/
  8. Trombosis de la vena porta asociada con la vacuna ChAdOx1 nCov-19: https://www.thelancet.com/journals/langas/article/PIIS2468-1253(21)00197-7/
  9. Manejo de la trombosis venosa cerebral y esplácnica asociada con trombocitopenia en sujetos previamente vacunados con Vaxzevria (AstraZeneca): declaración de posición de la Sociedad Italiana para el Estudio de la Hemostasia y la Trombosis (SISET): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33871350/
  10. Trombocitopenia inmunitaria trombótica inducida por vacunación y trombosis del seno venoso cerebral después de la vacunación con COVID-19; una revisión sistemática: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0022510X21003014
  11. Trombosis con síndrome de trombocitopenia asociada a las vacunas contra la COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0735675721004381
  12. Trombosis y trombocitopenia inducidas por la vacuna contra la Covid-19: un comentario sobre un dilema clínico importante y práctico: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0033062021000505
  13. Trombosis con síndrome de trombocitopenia asociada a vacunas de vectores virales COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0953620521001904
  14. Trombocitopenia trombótica inmunológica inmunológica inducida por la vacuna COVID-19: una causa emergente de trombosis venosa esplácnica: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1665268121000557
  15. El papel de las plaquetas en la coagulopatía asociada a COVID-19 y la trombocitopenia inmune trombótica inducida por la vacuna (covid): https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1050173821000967
  16. Raíces de la autoinmunidad de los eventos trombóticos después de la vacunación contra el COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S1568997221002160
  17. Trombosis del seno venoso cerebral después de la vacunación: la experiencia del Reino Unido: https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(21)01788-8/fulltext
  18. Trombocitopenia inmunitaria trombótica inducida por la vacuna contra el SARS-CoV-2: https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/nejme2106315
  19. Miocarditis después de la inmunización con vacunas de ARNm COVID-19 en miembros del ejército de los Estados Unidos. Este artículo informa que en «23 pacientes masculinos, incluidos 22 miembros militares previamente sanos, se identificó miocarditis dentro de los 4 días posteriores a la recepción de la vacuna»: https://jamanetwork.com/journals/jamacardiology/fullarticle/2781601
  20. Trombosis y trombocitopenia después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa2104882?query=recirc_curatedRelated_article
  21. Asociación de la miocarditis con la vacuna BNT162b2 arn mensajero COVID-19 en una serie de casos de niños: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34374740/
  22. Trombocitopenia trombótica después de la vacunación con ChAdOx1 nCov-19: https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa2104840?query=recirc_curatedRelated_article
  23. Hallazgos post mortem en la trombocitopenia trombótica inducida por la vacuna (covid-19): https://haematologica.org/article/view/haematol.2021.279075
  24. Trombocitopenia, incluida la trombocitopenia inmune después de recibir las vacunas de ARNm contra la COVID-19 notificadas al Sistema de Notificación de Eventos Adversos a las Vacunas (VAERS): https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0264410X21005247
  25. Miocarditis sintomática aguda en siete adolescentes tras la vacunación Pfizer-BioNTech contra la COVID-19: https://pediatrics.aappublications.org/content/early/2021/06/04/peds.2021-052478
  26. Afasia siete días después de la segunda dosis de una vacuna contra el SARS-CoV-2 basada en ARNm. La resonancia magnética cerebral reveló una hemorragia intracerebral (ICBH) en el lóbulo temporal izquierdo en un hombre de 52 años. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2589238X21000292#f0005
  27. Comparación de los episodios trombóticos inducidos por la vacuna entre las vacunas ChAdOx1 nCoV-19 y Ad26.COV.2.S: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0896841121000895
  28. Hipótesis detrás de los casos muy raros de trombosis con síndrome de trombocitopenia después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0049384821003315
  29. Coágulos sanguíneos y episodios hemorrágicos tras la vacunación con BNT162b2 y ChAdOx1 nCoV-19: análisis de datos europeos: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0896841121000937
  30. Trombosis venosa cerebral después de la vacuna BNT162b2 mRNA SARS-CoV-2: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S1052305721003098
  31. Insuficiencia suprarrenal primaria asociada con trombocitopenia inmune trombótica inducida por la vacuna Oxford-AstraZeneca ChAdOx1 nCoV-19 (VITT): https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0953620521002363
  32. Miocarditis y pericarditis después de la vacunación con ARNm DE COVID-19: consideraciones prácticas para los proveedores de atención: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0828282X21006243
  33. «Trombosis de la vena porta que ocurre después de la primera dosis de la vacuna de ARNm contra el SARS-CoV-2 en un paciente con síndrome antifosfolípido»: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2666572721000389
  34. Resultados tempranos del tratamiento con bivalirudina para la trombocitopenia trombótica y la trombosis venosa cerebral después de la vacunación con Ad26.COV2.S: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0196064421003425
  35. Miocarditis, pericarditis y miocardiopatía después de la vacunación contra el COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1443950621011562
  36. Mecanismos de inmunotrombosis en la trombocitopenia trombótica inducida por vacunación (VITT) en comparación con la infección natural por SARS-CoV-2: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0896841121000706
  37. Trombocitopenia inmunitaria protrombótica después de la vacunación contra la COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0006497121009411
  38. Trombocitopenia trombótica inducida por vacunas: el capítulo oscuro de una historia de éxito: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2589936821000256
  39. Trombosis venosa cerebral negativa para anticuerpos anti-PF4 sin trombocitopenia después de la inmunización con la vacuna COVID-19 en un hombre indio de edad avanzada no comórbido tratado con anticoagulación convencional a base de heparina-warfarina: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1871402121002046
  40. Trombosis después de la vacunación contra la COVID-19: posible vínculo con las vías de la ECA: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0049384821004369
  41. Trombosis venosa cerebral en la población estadounidense después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 con adenovirus y después de COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0735109721051949
  42. Un caso raro de un hombre asiático de mediana edad con trombosis venosa cerebral después de la vacunación contra el COVID-19 de AstraZeneca: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0735675721005714
  43. Trombosis del seno venoso cerebral y trombocitopenia tras la vacunación contra la COVID-19: informe de dos casos en el Reino Unido: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S088915912100163X
  44. Púrpura trombocitopénica inmune después de la vacunación con la vacuna contra la COVID-19 (ChAdOx1 nCov-19): https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0006497121013963.
  45. Anticuerpos antifosfolípidos y riesgo de trombofilia tras la vacunación contra el COVID-19: ¿la gota que colma el vaso?: https://docs.google.com/document/d/1XzajasO8VMMnC3CdxSBKks1o7kiOLXFQ
  46. Trombocitopenia trombótica inducida por vacunas, un caso raro pero grave de fuego amigo en la batalla contra la pandemia de COVID-19: ¿Qué patogénesis?: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0953620521002314
  47. Recomendaciones diagnóstico-terapéuticas del grupo de trabajo de expertos ad-hoc FACME sobre el manejo de la trombosis venosa cerebral relacionada con la vacunación contra la COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0213485321000839
  48. Trombocitopenia y trombosis venosa intracraneal tras la exposición a la «vacuna AstraZeneca COVID-19»: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33918932/
  49. Trombocitopenia tras la vacunación contra el SARS-CoV-2 de Pfizer y Moderna: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33606296/
  50. Trombocitopenia inmune grave y refractaria que ocurre después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33854395/
  51. Erupción purpúrica y trombocitopenia después de la vacuna CONTRA el COVID-19 mRNA-1273 (moderna): https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7996471/
  52. Vacunación contra la COVID-19: información sobre la aparición de trombosis arterial y venosa utilizando datos de VigiBase: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33863748/
  53. Trombosis venosa cerebral asociada a la vacuna contra la covid-19 en Alemania: https://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/ana.26172
  54. Trombosis venosa cerebral tras la vacunación con ARNm BNT162b2 de BNT162b2 contra el SARS-CoV-2: un evento de cisne negro: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34133027/
  55. La importancia de reconocer la trombosis venosa cerebral después de la vacunación anti-COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34001390/
  56. Trombosis con trombocitopenia después de la vacuna de ARN mensajero -1273: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34181446/
  57. Coágulos sanguíneos y sangrado después de la vacunación BNT162b2 y ChAdOx1 nCoV-19: un análisis de datos europeos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34174723/
  58. Primera dosis de las vacunas ChAdOx1 y BNT162b2 contra la COVID-19 y eventos trombocitopénicos, tromboembólicos y hemorrágicos en Escocia: https://www.nature.com/articles/s41591-021-01408-4
  59. Exacerbación de la trombocitopenia inmune después de la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34075578/
  60. Primer informe de un episodio de iTTP de novo asociado con una vacuna anti-COVID-19 basada en ARNm COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34105244/
  61. Inmunoensayos PF4 en trombocitopenia trombótica inducida por vacunación: https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMc2106383
  62. Epítopos de anticuerpos en la trombocitopenia trombótica inmune inducida por vacunas: https://www.nature.com/articles/s41586-021-03744-4
  63. Miocarditis con vacunas de ARNm contra la COVID-19: https://www.ahajournals.org/doi/pdf/10.1161/CIRCULATIONAHA.121.056135
  64. Miocarditis y pericarditis después de la vacunación contra la COVID-19: https://jamanetwork.com/journals/jama/fullarticle/2782900
  65. Miocarditis asociada temporalmente a la vacunación contra la COVID-19: https://www.ahajournals.org/doi/pdf/10.1161/CIRCULATIONAHA.121.055891.
  66. Vacunación contra la COVID-19 asociada con la miocarditis en adolescentes: https://pediatrics.aappublications.org/content/pediatrics/early/2021/08/12/peds.2021-053427.full.pdf
  67. Miocarditis aguda tras la administración de la vacuna BNT162b2 contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33994339/
  68. Asociación temporal entre la vacuna contra la COVID-19 Ad26.COV2.S y la miocarditis aguda: informe de caso y revisión de la literatura: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1553838921005789
  69. Miocarditis inducida por la vacuna COVID-19: un informe de caso con revisión de la literatura: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1871402121002253
  70. Posible asociación entre la vacuna contra la COVID-19 y la miocarditis: hallazgos clínicos y de CMR: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1936878X2100485X
  71. Recurrencia de la miocarditis aguda asociada temporalmente con la recepción de la vacuna contra la enfermedad por coronavirus mRNA 2019 (COVID-19) en un adolescente masculino: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S002234762100617X
  72. Miocarditis fulminante e hiperinflamación sistémica asociada temporalmente a la vacunación con ARNm BNT162b2 COVID-19 en dos pacientes: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0167527321012286.
  73. Miocarditis aguda después de la administración de la vacuna BNT162b2: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2214250921001530
  74. Miocarditis linfohistocítica después de la vacunación con COVID-19 Ad26.COV2.S vector viral: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2352906721001573
  75. Miocarditis después de la vacunación con BNT162b2 en un hombre sano: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0735675721005362
  76. Miocarditis aguda después de la vacunación de Comirnaty (Pfizer) en un hombre sano con infección previa por SARS-CoV-2: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1930043321005549
  77. Miopericarditis después de la vacunación pfizer contra la COVID-19 en adolescentes: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S002234762100665X
  78. Pericarditis después de la administración de la vacuna de ARNm contra el COVID-19 con ARNm BNT162b2: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1885585721002218
  79. Miocarditis aguda después de la vacunación con ARNm del SARS-CoV-2-1273: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2589790X21001931
  80. Relación temporal entre la segunda dosis de la vacuna BNT162b2 mRNA Covid-19 y la afectación cardíaca en un paciente con infección previa por SARS-COV-2: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2352906721000622
  81. Miopericarditis después de la vacunación con ARNm COVID-19 en adolescentes de 12 a 18 años de edad: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0022347621007368
  82. Miocarditis aguda tras la vacunación contra el SARS-CoV-2 en un hombre de 24 años: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0870255121003243
  83. Información importante sobre la miopericarditis después de la vacunación con ARNm COVID-19 de Pfizer en adolescentes: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0022347621007496
  84. Una serie de pacientes con miocarditis después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 con ARNm-1279 y BNT162b2: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1936878X21004861
  85. Miocardiopatía de Takotsubo después de la vacunación con ARNm COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1443950621011331
  86. Vacunación con ARNm y miocarditis por COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34268277/
  87. Vacuna contra la COVID-19 y miocarditis: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34399967/
  88. Epidemiología y características clínicas de la miocarditis/pericarditis antes de la introducción de la vacuna de ARNm contra la COVID-19 en niños coreanos: un estudio multicéntrico https://search.bvsalud.org/global-literature-on-novel-coronavirus-2019-ncov/resourc e/en/covidwho-1360706.
  89. Vacunas contra la COVID-19 y miocarditis: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34246566/
  90. La miocarditis y otras complicaciones cardiovasculares de las vacunas COVID-19 basadas en ARNm covid-19 https://www.cureus.com/articles/61030-myocarditis-and-other-cardiovascular-comp las vacunas covid-19 basadas en mrna https://www.cureus.com/articles/61030-myocarditis-and-other-cardiovascular-complications-of-the-mrna-based-covid-19-vaccines
  91. Miocarditis, pericarditis y miocardiopatía después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34340927/
  92. Miocarditis con vacunas de ARNm contra el covid-19: https://www.ahajournals.org/doi/10.1161/CIRCULATIONAHA.121.056135
  93. Asociación de la miocarditis con la vacuna de ARNm COVID-19 en niños: https://media.jamanetwork.com/news-item/association-of-myocarditis-with-mrna-co vid-19-vaccine-in-children/
  94. Asociación de la miocarditis con la vacuna de ARN mensajero COVID-19 BNT162b2 en una serie de casos de niños: https://jamanetwork.com/journals/jamacardiology/fullarticle/2783052
  95. Miocarditis después de la inmunización con vacunas de ARNm COVID-19 en miembros del ejército de los Estados Unidos: https://jamanetwork.com/journals/jamacardiology/fullarticle/2781601%5C
  96. Miocarditis que ocurre después de la inmunización con vacunas COVID-19 basadas en ARNm COVID-19: https://jamanetwork.com/journals/jamacardiology/fullarticle/2781600
  97. Miocarditis tras la inmunización con ARNm De Covid-19: https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMc2109975
  98. Pacientes con miocarditis aguda después de la vacunación con ARNm del COVID-19: https://jamanetwork.com/journals/jamacardiology/fullarticle/2781602
  99. Miocarditis asociada a la vacunación con ARNm COVID-19: https://pubs.rsna.org/doi/10.1148/radiol.2021211430
  100. Miocarditis aguda sintomática en 7 adolescentes después de la vacunación Pfizer-BioNTech COVID-19: https://pediatrics.aappublications.org/content/148/3/e2021052478
  101. Hallazgos de imágenes de resonancia magnética cardiovascular en pacientes adultos jóvenes con miocarditis aguda después de la vacunación con ARNm covid-19: una serie de casos: https://jcmr-online.biomedcentral.com/articles/10.1186/s12968-021-00795-4
  102. Guía clínica para jóvenes con miocarditis y pericarditis después de la vacunación con ARNm DE COVID-19: https://www.cps.ca/en/documents/position/clinical-guidance-for-youth-with-myocarditis-and-pericarditis
  103. Imágenes cardíacas de la miocarditis aguda después de la vacunación con ARNm de COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34402228/
  104. Informe del caso: miocarditis aguda después de la segunda dosis de la vacuna de ARNm contra el SARS-CoV-2 mRNA-1273: https://academic.oup.com/ehjcr/article/5/8/ytab319/6339567
  105. Miocarditis / pericarditis asociada a la vacuna COVID-19: https://science.gc.ca/eic/site/063.nsf/eng/h_98291.html
  106. Lesión cardíaca transitoria en adolescentes que reciben la vacuna BNT162b2 mRNA COVID-19: https://journals.lww.com/pidj/Abstract/9000/Transient_Cardiac_Injury_in_Adolesce nts_Receiving.95800.aspx
  107. Perimiocarditis en adolescentes tras la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19: https://academic.oup.com/jpids/advance-article/doi/10.1093/jpids/piab060/6329543
  108. La nueva plataforma de vacunas de ARNm contra la COVID-19 y la miocarditis: pistas sobre el posible mecanismo subyacente: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34312010/
  109. Lesión miocárdica aguda después de la vacunación contra la COVID-19: un informe de caso y una revisión de la evidencia actual de la base de datos del Sistema de Notificación de Eventos Adversos a las Vacunas: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34219532/
  110. Esté alerta al riesgo de eventos cardiovasculares adversos después de la vacunación contra el COVID-19: https://www.xiahepublishing.com/m/2472-0712/ERHM-2021-00033
  111. Miocarditis asociada con la vacunación contra la COVID-19: hallazgos ecocardiográficos, tomografías cardíacas y resonancia magnética: https://www.ahajournals.org/doi/10.1161/CIRCIMAGING.121.013236
  112. Evaluación en profundidad de un caso de presunta miocarditis después de la segunda dosis de la vacuna de ARNm covid-19: https://www.ahajournals.org/doi/10.1161/CIRCULATIONAHA.121.056038
  113. Aparición de miocarditis aguda similar a un infarto después de la vacunación contra el COVID-19: ¿solo una coincidencia accidental o más bien una miocarditis autoinmune asociada a la vacunación?: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34333695/
  114. Recurrencia de la miocarditis aguda asociada temporalmente con la recepción de la vacuna contra la enfermedad por coronavirus mRNA 2019 (COVID-19) en un adolescente masculino: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC8216855/
  115. Miocarditis después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: ¿una reacción inducida por la vacuna?: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34118375/
  116. Miocarditis autolimitada que se presenta con dolor torácico y elevación del segmento ST en adolescentes después de la vacunación con la vacuna BNT162b2 mRNA: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34180390/
  117. Miopericarditis en un varón adolescente previamente sano después de la vacunación contra la COVID-19: Informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34133825/
  118. Miocarditis linfocítica comprobada por biopsia después de la primera vacunación con ARNm de COVID-19 en un hombre de 40 años: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34487236/
  119. Información de un modelo murino de miopericarditis inducida por la vacuna de ARNm COVID-19: ¿podría la inyección intravenosa accidental de una vacuna inducir miopericarditis https://academic.oup.com/cid/advance-article/doi/10.1093/cid/ciab741/6359059
  120. Presentación inusual de la perimiocarditis aguda después de la vacunación moderna con ARNm-1237 por SARS-COV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34447639/
  121. Perimiocarditis después de la primera dosis de la vacuna mRNA-1273 SARS-CoV-2 (Moderna) mRNA-1273 en un hombre joven sano: informe de caso: https://bmccardiovascdisord.biomedcentral.com/articles/10.1186/s12872-021-02183
  122. Miocarditis aguda después de la segunda dosis de la vacuna contra el SARS-CoV-2: serendipia o relación causal: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34236331/
  123. Rabdomiólisis y fascitis inducida por la vacuna de ARNm COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34435250/
  124. Rabdomiólisis inducida por la vacuna COVID-19: informe de caso con revisión de la literatura: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34186348/.
  125. Anticuerpo gangliósido GM1 y síndrome de Guillain Barré relacionado con COVID-19: informe de caso, revisión sistémica e implicaciones para el desarrollo de vacunas: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2666354621000065
  126. Síndrome de Guillain-Barré tras la vacunación contra la COVID-19 de AstraZeneca: asociación causal o casual: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0303846721004169
  127. Síndrome sensorial de Guillain-Barré tras la vacuna ChAdOx1 nCov-19: informe de dos casos y revisión de la literatura: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0165572821002186
  128. Síndrome de Guillain-Barré después de la primera dosis de la vacuna contra el SARS-CoV-2: una ocurrencia temporal, no una asociación causal: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2214250921000998.
  129. Síndrome de Guillain-Barré que se presenta como diplejía facial tras la vacunación con COVID-19: un caso clínico: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0736467921006442
  130. Síndrome de Guillain-Barré tras la primera inyección de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19: primer informe: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0035378721005853.
  131. Las vacunas contra el SARS-CoV-2 no son seguras para las personas con síndrome de Guillain-Barré después de la vacunación: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2049080121005343
  132. Acute hyperactive encephalopathy following COVID-19 vaccination with dramatic response to methylprednisolone: a case report: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2049080121007536
  133. Facial nerve palsy following administration of COVID-19 mRNA vaccines: analysis of self-report database: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1201971221007049
  134. Síntomas neurológicos y alteraciones de neuroimagen relacionadas con la vacuna COVID-19: causa o coincidencia: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0899707121003557.
  135. Estado epiléptico refractario de nueva aparición después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0165572821001569
  136. Mielitis aguda y vacuna ChAdOx1 nCoV-19: asociación casual o causal: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0165572821002137
  137. La parálisis de Bell y las vacunas contra el SARS-CoV-2: una historia en desarrollo: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1473309921002735
  138. Parálisis de Bell después de la segunda dosis de la vacuna Pfizer COVID-19 en un paciente con antecedentes de parálisis recurrente de Bell: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S266635462100020X
  139. Retinopatía serosa central de inicio agudo después de la inmunización con la vacuna de ARNm COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2451993621001456.
  140. Parálisis de Bell después de la vacunación contra el COVID-19: informe de caso: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S217358082100122X.
  141. Una experiencia hospitalaria académica que evalúa el riesgo de la vacuna de ARNm COVID-19 utilizando el historial de alergias del paciente: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2213219821007972
  142. Linfadenopatía axilar y pectoral inducida por la vacuna COVID-19 en PET: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1930043321002612
  143. Vasculitis asociada a ANCA después de la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0272638621007423
  144. Reacciones cutáneas tardías después de la administración de vacunas de ARNm contra la COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2213219821007996
  145. Rabdomiólisis inducida por la vacuna COVID-19: informe de caso con revisión de la literatura: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1871402121001880
  146. Correlatos clínicos y patológicos de las reacciones cutáneas a la vacuna COVID-19, incluido V-REPP: un estudio basado en registro: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0190962221024427
  147. Trombosis con síndrome de trombocitopenia asociada a vacunas contra la COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0735675721004381.
  148. Anafilaxia asociada a la vacuna COVID-19: una declaración del Comité de Anafilaxia de la Organización Mundial de Alergias: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1939455121000119.
  149. Trombosis venosa cerebral negativa para anticuerpos anti-PF4 sin trombocitopenia después de la inmunización con la vacuna COVID-19 en un hombre indio anciano no comórbido tratado con anticoagulación convencional a base de heparina-warfarina: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1871402121002046.
  150. Miocarditis aguda después de la administración de la vacuna BNT162b2 contra COVID-19:. https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S188558572100133X
  151. Coágulos sanguíneos y sangrado después de la vacuna BNT162b2 y ChAdOx1 nCoV-19: un análisis de datos europeos: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0896841121000937.
  152. trombocitopenia inmune asociada con la vacuna de ARNm BNT162b2 BNT162b2 de Pfizer-BioNTech:. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2214250921002018.
  153. Erupción de fármaco ampolloso después de la segunda dosis de la vacuna COVID-19 mRNA-1273 (Moderna): Informe del caso: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1876034121001878.
  154. Vacunas basadas en ARN COVID-19 y el riesgo de enfermedad priónica: https://scivisionpub.com/pdfs/covid19rna-based-vaccines-and-the-risk-of-prion-dis facilidad-1503.pdf
  155. This study notes that 115 pregnant women lost their babies, out of 827 who participated in a study on the safety of covid-19 vaccines: https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa2104983.
  156. Process-related impurities in the ChAdOx1 nCov-19 vaccine: https://www.researchsquare.com/article/rs-477964/v1
  157. Vacuna de ARNm COVID-19 que causa inflamación del SNC: una serie de casos: https://link.springer.com/article/10.1007/s00415-021-10780-7
  158. Reacciones alérgicas, incluida la anafilaxia, después de recibir la primera dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33475702/
  159. Reacciones alérgicas a la primera vacuna contra la COVID-19: un papel potencial del polietilenglicol: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33320974/
  160. La vacuna de Pfizer plantea problemas de alergia: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33384356/
  161. Reacciones alérgicas, incluida la anafilaxia, después de recibir la primera dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19 – Estados Unidos, 14-23 de diciembre de 2020: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33444297/
  162. Reacciones alérgicas, incluida la anafilaxia, después de recibir la primera dosis de la vacuna Moderna covid-19 – Estados Unidos, 21 de diciembre de 2020-10 de enero de 2021: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33507892/
  163. Informes de anafilaxia después de la vacunación contra la enfermedad por coronavirus 2019, Corea del Sur, del 26 de febrero al 30 de abril de 2021: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34414880/
  164. Informes de anafilaxia después de recibir vacunas de ARNm COVID-19 en los EE. UU.-14 de diciembre de 2020-18 de enero de 2021: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33576785/
  165. Prácticas de inmunización y riesgo de anafilaxia: una actualización actual y completa de los datos de vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34269740/
  166. Relación entre alergias preexistentes y reacciones anafilácticas tras la administración de la vacuna de ARNm contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34215453/
  167. Anafilaxia asociada con las vacunas de ARNm COVID-19: Enfoque para la investigación de alergias: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33932618/
  168. Reacciones alérgicas graves después de la vacunación COVID-19 con la vacuna de Pfizer / BioNTech en Gran Bretaña y los EE. UU.: Declaración de posición de las Sociedades Alemanas de Alergia: Asociación Médica Alemana de Alergólogos (AeDA), Sociedad Alemana de Alergología e Inmunología Clínica (DGAKI) y Sociedad de Alergología Pediátrica y Medicina Ambiental (GPA): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33643776/
  169. Reacciones alérgicas y anafilaxia a las vacunas CONTRA el COVID-19 basadas en LNP: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33571463/
  170. Efectos adversos orofaciales reportados de las vacunas COVID-19: lo conocido y lo desconocido: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33527524/
  171. Efectos adversos cutáneos de las vacunas disponibles contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34518015/
  172. Informe de eventos adversos acumulativos de anafilaxia después de las inyecciones de la vacuna de ARNm COVID-19 (Pfizer-BioNTech) en Japón: informe del primer mes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34347278/
  173. Las vacunas contra la COVID-19 aumentan el riesgo de anafilaxia: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33685103/
  174. Anafilaxia bifásica después de la exposición a la primera dosis de la vacuna de ARNm COVID-19 de Pfizer-BioNTech COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34050949/
  175. Componentes alergénicos de la vacuna mRNA-1273 para COVID-19: posible implicación de la activación del complemento mediada por polietilenglicol e IgG: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33657648/
  176. El polietilenglicol (PEG) es una causa de anafilaxia a la vacuna Pfizer / BioNTech mRNA COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33825239/
  177. Reacciones alérgicas agudas a las vacunas de ARNm contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33683290/
  178. Alergia al polietilenglicol del receptor de la vacuna contra el SARS CoV2: informe de caso de un receptor adulto joven y manejo de la exposición futura al SARS-CoV2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33919151/
  179. Tasas elevadas de anafilaxia después de la vacunación con la vacuna de ARNm BNT162b2 de Pfizer contra COVID-19 en trabajadores de la salud japoneses; un análisis secundario de los datos iniciales de seguridad posteriores a la aprobación: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34128049/
  180. Reacciones alérgicas y eventos adversos asociados con la administración de vacunas basadas en ARNm. Una experiencia en el sistema de salud: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34474708/
  181. Reacciones alérgicas a las vacunas contra la COVID-19: declaración de la Sociedad Belga de Alergia e Inmunología Clínica (BelSACI): https://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/17843286.2021.1909447
  182. . Alergia mediada por IgE al polietilenglicol (PEG) como causa de anafilaxia a las vacunas de ARNm contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34318537/
  183. Reacciones alérgicas después de la vacunación contra el COVID-19: poner el riesgo en perspectiva: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34463751/
  184. Reacciones anafilácticas a las vacunas de ARNm contra la COVID-19: una convocatoria para más estudios: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33846043/ 188.
  185. Riesgo de reacciones alérgicas graves a las vacunas COVID-19 entre pacientes con enfermedad alérgica de la piel: recomendaciones prácticas. Una declaración de posición de ETFAD con expertos externos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33752263/
  186. Vacuna contra la COVID-19 y muerte: algoritmo de causalidad según el diagnóstico de elegibilidad de la OMS: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34073536/
  187. Hemorragia cerebral fatal después de la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33928772/
  188. Una serie de casos de reacciones cutáneas a la vacuna COVID-19 en el Departamento de Dermatología de la Universidad de Loma Linda: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34423106/
  189. Reacciones cutáneas reportadas después de la vacunación contra la COVID-19 de Moderna y Pfizer: un estudio basado en un registro de 414 casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33838206/
  190. Correlatos clínicos y patológicos de las reacciones cutáneas a la vacuna COVID-19, incluido V-REPP: un estudio basado en registro: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34517079/
  191. Reacciones cutáneas tras la vacunación contra el SARS-COV-2: un estudio transversal español de 405 casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34254291/
  192. Reactivación del virus de la varicela zóster y del virus del herpes simple tras la vacunación con COVID-19: revisión de 40 casos en un registro dermatológico internacional: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34487581/
  193. Trombosis inmune y trombocitopenia (VITT) asociada a la vacuna contra la COVID-19: recomendaciones diagnósticas y terapéuticas para un nuevo síndrome: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33987882/
  194. Pruebas de laboratorio para la sospecha de trombocitopenia trombótica (inmune) inducida por la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34138513/
  195. Hemorragia intracerebral por trombosis con síndrome de trombocitopenia tras la vacunación contra la COVID-19: el primer caso mortal en Corea: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34402235/
  196. Riesgo de trombocitopenia y tromboembolismo tras la vacunación contra la covid-19 y pruebas positivas de SARS-CoV-2: estudio de series de casos autocontrolados: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34446426/
  197. Trombocitopenia trombótica inmune inducida por la vacuna y trombosis del seno venoso cerebral después de la vacunación contra el covid-19; una revisión sistemática: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34365148/.
  198. Eventos adversos nerviosos y musculares después de la vacunación con COVID-19: una revisión sistemática y un metanálisis de ensayos clínicos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34452064/.
  199. Un caso raro de trombosis venosa cerebral y coagulación intravascular diseminada asociada temporalmente con la administración de la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33917902/
  200. Insuficiencia suprarrenal primaria asociada con trombocitopenia inmune trombótica inducida por la vacuna Oxford-AstraZeneca ChAdOx1 nCoV-19 (VITT): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34256983/
  201. Trombosis venosa cerebral aguda y embolia de la arteria pulmonar asociada a la vacuna contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34247246/.
  202. Infusión de tromboaspiración y fibrinólisis para la trombosis portomesentérica después de la administración de la vacuna AstraZeneca COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34132839/
  203. Mujer de 59 años con trombosis venosa profunda extensa y tromboembolismo pulmonar 7 días después de una primera dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech BNT162b2 mRNA COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34117206/
  204. Trombosis venosa cerebral y trombocitopenia inducida por vacunas.a. Oxford-AstraZeneca COVID-19: una oportunidad perdida para un rápido retorno de la experiencia: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34033927/
  205. Miocarditis y otras complicaciones cardiovasculares de las vacunas contra la COVID-19 basadas en ARNm: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34277198/
  206. Pericarditis después de la administración de la vacuna COVID-19 mRNA BNT162b2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34364831/
  207. Presentación inusual de pericarditis aguda después de la vacunación contra el ARNm-1237 del SARS-COV-2 Moderno: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34447639/
  208. Informe del caso: miocarditis aguda después de la segunda dosis de la vacuna contra el SARS-CoV-2 mRNA-1273 mRNA-1273: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34514306/
  209. Brotes de enfermedades inmunomediadas o enfermedades de inicio reciente en 27 sujetos después de la vacunación de ARNm/ADN contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33946748/
  210. Información de un modelo murino de miopericarditis inducida por la vacuna de ARNm COVID-19: ¿podría la inyección intravenosa accidental de una vacuna inducir miopericarditis: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34453510/
  211. Trombocitopenia inmune en una vacuna post Covid-19 de 22 años: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33476455/
  212. vasculitis asociada a anticuerpos anticitoplasmáticos de neutrófilos inducida por propiltiouracilo después de la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34451967/
  213. Trombocitopenia inmune secundaria (PTI) asociada a la vacuna ChAdOx1 Covid-19: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34377889/
  214. Trombosis con síndrome de trombocitopenia (TTS) tras la vacunación contra la COVID-19 de AstraZeneca ChAdOx1 nCoV-19 (AZD1222): análisis de riesgo-beneficio para personas <60 años en Australia: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34272095/
  215. Asociación de vacunación contra la COVID-19 y parálisis del nervio facial: un estudio de casos y controles: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34165512/
  216. La asociación entre la vacunación contra la COVID-19 y la parálisis de Bell: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34411533/
  217. Parálisis de Bell después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33611630/
  218. Mielitis transversa aguda (ATM): revisión clínica de 43 pacientes con ATM asociada a COVID-19 y 3 eventos adversos graves de ATM posterior a la vacunación con la vacuna ChAdOx1 nCoV-19 (AZD1222): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33981305/
  219. Parálisis de Bell después de 24 horas de la vacuna mRNA-1273 SARS-CoV-2 mRNA-1273: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34336436/
  220. Parálisis secuencial del nervio facial contralateral después de la primera y segunda dosis de la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34281950/.
  221. Mielitis transversa inducida por la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34458035/
  222. Parálisis del nervio facial periférico después de la vacunación con BNT162b2 (COVID-19): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33734623/
  223. Parálisis nerviosa aguda por abducens después de la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34044114/.
  224. Parálisis del nervio facial después de la administración de vacunas de ARNm COVID-19: análisis de la base de datos de autoinforme: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34492394/
  225. Parálisis oculomotora transitoria después de la administración de la vacuna mensajera DE ARN-1273 para la diplopía del SARS-CoV-2 después de la vacuna contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34369471/
  226. Parálisis de Bell después de la vacunación contra el COVID-19 de Ad26.COV2.S: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34014316/
  227. Parálisis de Bell después de la vacunación contra el COVID-19: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34330676/
  228. Un caso de polirradiculoneuropatía desmielinizante aguda con parálisis facial bilateral después de la vacunación ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34272622/
  229. Síndrome de Guillian Barré tras la vacunación con ARNm-1273 contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34477091/
  230. Parálisis facial aguda como posible complicación de la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33975372/.
  231. Parálisis de Bell después de la vacunación contra el COVID-19 con alta respuesta de anticuerpos en LCR: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34322761/.
  232. Síndrome de Parsonage-Turner asociado con la vacunación contra el SARS-CoV-2 o el SARS-CoV-2. Comentario sobre: «Amiotrofia neurálgica e infección por COVID-19: 2 casos de parálisis nerviosa espinal accesoria» por Coll et al. Articular Spine 2021; 88: 10519: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34139321/.
  233. Parálisis de Bell después de una dosis única de ARNm de la vacuna. SARS-CoV-2: caso clínico: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34032902/.
  234. Hepatitis autoinmune en desarrollo después de la vacuna contra la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19): ¿causalidad o víctima?: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33862041/
  235. Hepatitis autoinmune desencadenada por la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34332438/
  236. Hepatitis autoinmune aguda con anticuerpos antimitocondriales atípicos tras la vacunación con ARNm de COVID-19: una nueva entidad clínica: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34293683/.
  237. Hepatitis autoinmune después de la vacuna COVID: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34225251/
  238. Un nuevo caso de diplejía bifacial variante del síndrome de Guillain-Barré tras la vacunación con Janssen COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34449715/
  239. Comparación de los eventos trombóticos inducidos por la vacuna entre las vacunas ChAdOx1 nCoV-19 y Ad26.COV.2.S: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34139631/.
  240. Trombosis venosa oftálmica superior bilateral, accidente cerebrovascular isquémico y trombocitopenia inmune después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33864750/
  241. Diagnóstico y tratamiento de la trombosis del seno venoso cerebral con trombocitopenia trombótica inmunemunológica inducida por vacunación: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33914590/
  242. Trombosis venosa del seno después de la vacunación con ChAdOx1 nCov-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34420802/
  243. Trombosis del seno venoso cerebral tras la vacunación contra el SARS-CoV-2: un análisis de los casos notificados a la Agencia Europea de Medicamentos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34293217/
  244. Riesgo de trombocitopenia y tromboembolismo tras la vacunación contra la covid-19 y pruebas positivas de SARS-CoV-2: estudio de series de casos autocontrolados: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34446426/
  245. Coágulos sanguíneos y sangrado después de la vacunación BNT162b2 y ChAdOx1 nCoV-19: un análisis de datos europeos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34174723/
  246. Eventos arteriales, tromboembolismo venoso, trombocitopenia y sangrado después de la vacunación con Oxford-AstraZeneca ChAdOx1-S en Dinamarca y Noruega: estudio de cohorte poblacional: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33952445/
  247. Primera dosis de las vacunas ChAdOx1 y BNT162b2 contra la COVID-19 y eventos trombocitopénicos, tromboembólicos y hemorrágicos en Escocia: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34108714/
  248. Trombosis venosa cerebral asociada a la vacuna contra la COVID-19 en Alemania: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34288044/
  249. Infarto cerebral maligno después de la vacunación con ChAdOx1 nCov-19: una variante catastrófica de la trombocitopenia trombótica inmunomediada inducida por la vacuna: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34341358/
  250. arteria celíaca y trombosis de la arteria esplénica complicada por infarto esplénico 7 días después de la primera dosis de la vacuna de Oxford, relación causal o coincidencia: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34261633/.
  251. Insuficiencia suprarrenal primaria asociada con la trombocitopenia trombótica inducida por la vacuna Oxford-AstraZeneca ChAdOx1 nCoV-19 (VITT): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34256983/
  252. Trombocitopenia después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34332437/.
  253. Trombosis del seno venoso cerebral asociada a trombocitopenia tras la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33845870/.
  254. Trombosis con síndrome de trombocitopenia después de la inmunización contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34236343/
  255. Infarto agudo de miocardio dentro de las 24 horas posteriores a la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34364657/.
  256. Neurorretinopatía macular aguda bilateral después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34287612/
  257. trombosis del seno venoso central con hemorragia subaracnoidea después de la vacunación con ARNm COVID-19: ¿son estos informes meramente casuales: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34478433/
  258. Hemorragia intracerebral por trombosis con síndrome de trombocitopenia tras la vacunación contra la COVID-19: el primer caso mortal en Corea: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34402235/
  259. Trombosis venosa cerebral negativa para anticuerpos anti-PF4 sin trombocitopenia después de la inmunización con la vacuna COVID-19 en un hombre indio de edad avanzada no comórbido tratado con anticoagulación convencional a base de heparina-warfarina: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34186376/
  260. Trombosis venosa cerebral 2 semanas después de la primera dosis de la vacuna contra el SARS-CoV-2 mRNA: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34101024/
  261. Un caso de trombocitopenia múltiple y trombosis después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19 contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34137813/
  262. Trombocitopenia trombótica inducida por vacunación: el vínculo elusivo entre la trombosis y las vacunas contra el SARS-CoV-2 basadas en adenovirus: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34191218/
  263. Accidente cerebrovascular isquémico agudo que revela trombocitopenia trombótica inmune inducida por la vacuna ChAdOx1 nCov-19: impacto en la estrategia de recanalización: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34175640/
  264. Estado epiléptico refractario de nueva aparición después de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34153802/
  265. Trombosis con síndrome de trombocitopenia asociada a vacunas de vectores virales COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34092488/
  266. Embolia pulmonar, ataque isquémico transitorio y trombocitopenia después de la vacuna Johnson & Johnson COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34261635/
  267. Infusión de tromboaspiración y fibrinólisis para la trombosis portomesentérica tras la administración de la vacuna AstraZeneca COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34132839/.
  268. Síndrome de TIH espontánea: reemplazo de rodilla, infección y paralelismos con la trombocitopenia trombótica inmune inducida por la vacuna: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34144250/
  269. Trombosis venosa profunda (TVP) que ocurre poco después de la segunda dosis de la vacuna contra el SARS-CoV-2 mRNA: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33687691/
  270. Plaquetas procoagulantes mediadas por anticuerpos procoagulantes en trombocitopenia trombótica inmune asociada con la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34011137/.
  271. Trombocitopenia trombótica inmune inducida por vacunación que causa una forma grave de trombosis venosa cerebral con alta tasa de mortalidad: una serie de casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34393988/.
  272. Micropartículas procoagulantes: un posible vínculo entre la trombocitopenia inmune inducida por la vacuna (VITT) y la trombosis venosa del seno cerebral: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34129181/.
  273. Trombosis atípica asociada a la vacuna VaxZevria® (AstraZeneca): datos de la red francesa de centros regionales de farmacovigilancia: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34083026/.
  274. Trombosis venosa cerebral aguda y embolia de la arteria pulmonar asociada a la vacuna contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34247246/.
  275. Trombosis inducida por vacunación y trombocitopenia con hemorragia suprarrenal bilateral: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34235757/.
  276. Trombosis venosa digital palmar tras la vacunación contra la COVID-19 de Oxford-AstraZeneca: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34473841/.
  277. Trombosis cutánea asociada a necrosis cutánea tras la vacunación Oxford-AstraZeneca contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34189756/
  278. Trombosis venosa cerebral tras la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34045111/.
  279. Úlceras de Lipschütz después de la vacunación contra la COVID-19 de AstraZeneca: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34366434/.
  280. Neuralgia amiotrófica secundaria a la vacuna Vaxzevri (AstraZeneca) COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34330677/
  281. Trombosis con trombocitopenia después de la vacuna Messenger RNA-1273: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34181446/
  282. Hemorragia intracerebral doce días después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34477089/
  283. Trombocitopenia trombótica después de la vacunación con COVID-19: en busca del mecanismo subyacente: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34071883/
  284. Coronavirus (COVID-19) Trombocitopenia trombótica inmunótica inducida por la vacuna (VITT): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34033367/
  285. Comparación de reacciones adversas a medicamentos entre cuatro vacunas contra la COVID-19 en Europa utilizando la base de datos EudraVigilance: Trombosis en sitios inusuales: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34375510/
  286. Adyuvante de inmunoglobulina para la trombocitopenia trombótica inmunitaria inducida por vacunación: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34107198/
  287. Trombocitopenia trombótica grave inducida por la vacunación después de la vacunación con COVID-19: un informe de caso de autopsia y revisión de la literatura: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34355379/.
  288. Un caso de embolia pulmonar aguda después de la inmunización con ARNm del SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34452028/
  289. Consideraciones neuroquirúrgicas con respecto a la craneectomía descompresiva para la hemorragia intracerebral después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 en la trombocitopenia trombótica inducida por la vacuna-VITT: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34202817/
  290. Trombosis y vacunas contra el SARS-CoV-2: trombocitopenia trombótica inmunitaria inducida por vacunación: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34237213/.
  291. Púrpura trombocitopénica trombocitopénica trombótica adquirida: una enfermedad rara asociada con la vacuna BNT162b2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34105247/.
  292. Complejos inmunes, inmunidad innata y NETosis en la trombocitopenia inducida por la vacuna ChAdOx1: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34405870/.
  293. Síndrome sensorial de Guillain-Barré tras la vacuna ChAdOx1 nCov-19: informe de dos casos y revisión de la literatura: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34416410/.
  294. Síndrome de Vogt-Koyanagi-Harada tras la vacunación contra la COVID-19 y ChAdOx1 nCoV-19 (AZD1222): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34462013/.
  295. Reactivación de la enfermedad de Vogt-Koyanagi-Harada bajo control durante más de 6 años, después de la vacunación anti-SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34224024/.
  296. Encefalitis postvacuna después de ChAdOx1 nCov-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34324214/
  297. Síntomas neurológicos y alteraciones de neuroimagen relacionadas con la vacuna COVID-19: ¿causa o coincidencia?: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34507266/
  298. Síndrome de fuga capilar sistémica mortal después de la vacunación contra el SARS-COV-2 en un paciente con mieloma múltiple: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34459725/
  299. Síndrome de poliartralgia y mialgia después de la vacunación con ChAdOx1 nCOV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34463066/
  300. Tres casos de tiroiditis subaguda después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: síndrome ASIA posterior a la vacunación: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34043800/.
  301. Diplejía facial: una variante rara y atípica del síndrome de Guillain-Barré y la vacuna Ad26.COV2.S: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34447646/
  302. Asociación entre la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19 y los episodios hemorrágicos: estudio de cohorte poblacional grande: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34479760/.
  303. miocarditis fulminante e hiperinflamación sistémica asociada temporalmente a la vacunación con ARNm BNT162b2 COVID-19 en dos pacientes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34416319/.
  304. Efectos adversos notificados después de la vacunación contra la COVID-19 en un hospital de atención terciaria, centrados en la trombosis del seno venoso cerebral (CVST): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34092166/
  305. Inducción y exacerbación del lupus eritematoso cutáneo subagudo después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 basada en vectores arnm o adenovirales: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34291477/
  306. Petequias y descamación de los dedos después de la inmunización con la vacuna CONTRA el COVID-19 basada en ARN mensajero (ARNm) BTN162b2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34513435/
  307. Reactivación del virus de la hepatitis C después de la vacunación contra la COVID-19: un informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34512037/
  308. Queratólisis inmunomediada bilateral después de la inmunización con la vacuna contra vectores virales recombinantes contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34483273/.
  309. Púrpura trombocitopénica inmunomediada después de la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19 en una anciana: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34513446/
  310. Activación plaquetaria y modulación en trombosis con síndrome de trombocitopenia asociada a la vacuna ChAdO × 1 nCov-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34474550/
  311. Artritis reactiva después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34033732/.
  312. Dos casos de enfermedad de Graves después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: un síndrome autoinmune / inflamatorio inducido por adyuvantes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33858208/
  313. Recaída aguda y alteración de la inmunización después de la vacunación contra la COVID-19 en un paciente con esclerosis múltiple tratado con rituximab: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34015240/
  314. Erupción generalizada del fármaco ampolloso fijo después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34482558/
  315. Vacuna de ARNm COVID-19 que causa inflamación del SNC: una serie de casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34480607/
  316. Hiperplasia tímica después de la vacunación basada en ARNm de Covid-19 con Covid-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34462647/
  317. Encefalomielitis aguda diseminada tras la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34325334/
  318. Síndrome de Tolosa-Hunt que ocurre después de la vacunación contra covid-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34513398/
  319. Síndrome de extravasación capilar sistémica tras la vacunación con ChAdOx1 nCOV-19 (Oxford-AstraZeneca): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34362727/
  320. Trombocitopenia inmunomediada asociada con la vacuna Ad26.COV2.S (Janssen; Johnson & Johnson): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34469919/.
  321. Trombocitopenia transitoria con autoanticuerpos plaquetarios específicos de glicoproteínas después de la vacunación con Ad26.COV2.S: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34516272/.
  322. Encefalopatía hiperactiva aguda después de la vacunación contra la COVID-19 con respuesta dramática a la metilprednisolona: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34512961/
  323. Lesión cardíaca transitoria en adolescentes que reciben la vacuna BNT162b2 mRNA COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34077949/
  324. Desarrollo de hepatitis autoinmune después de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19 (Oxford-AstraZeneca): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34171435/
  325. Recaída grave de la esclerosis múltiple después de la vacunación contra la COVID-19: un informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34447349/
  326. Miocarditis linfohistocítica después de la vacunación con el vector viral COVID-19 Ad26.COV2.S: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34514078/
  327. Linfohistiocitosis hemofagocítica después de la vacunación con ChAdOx1 nCov-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34406660/.
  328. Vasculitis por IgA en paciente adulto después de la vacunación con ChadOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34509658/
  329. Un caso de vasculitis leucocitoclástica después de la vacunación con una vacuna contra el SARS-CoV2: informe del caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34196469/.
  330. Inicio / brote de psoriasis después de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19 del virus Corona (Oxford-AstraZeneca / Covishield): informe de dos casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34350668/
  331. Exacerbación de la enfermedad de Hailey-Hailey después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34436620/
  332. Linfadenopatía supraclavicular tras la vacunación contra la COVID-19 en Corea: seguimiento en serie por ecografía: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34116295/.
  333. Vacuna COVID-19, trombocitopenia trombótica inmune, ictericia, hiperviscosidad: preocupación en casos con problemas hepáticos subyacentes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34509271/.
  334. Informe del Consorcio Internacional de Trombosis Venosa Cerebral sobre trombosis venosa cerebral después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34462996/
  335. Trombocitopenia inmune después de la vacunación durante la pandemia de COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34435486/
  336. COVID-19: las lecciones de la tragedia noruega deben tenerse en cuenta en la planificación del lanzamiento de la vacuna en los países menos desarrollados / en desarrollo: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34435142/
  337. Linfólisis aguda inducida por rituximab y pancitopenia después de la vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34429981/
  338. Exacerbación de la psoriasis en placas tras las vacunas inactivadas de ARNm y BNT162b2 por COVID-19: informe de dos casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34427024/
  339. Enfermedad pulmonar intersticial inducida por vacunación: una reacción rara a la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34510014/.
  340. Reacciones cutáneas vesiculobullosas inducidas por la vacuna de ARNm COVID-19: informe de cuatro casos y revisión de la literatura: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34236711/
  341. Trombocitopenia inducida por vacunación con dolor de cabeza intenso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34525282/
  342. Perimiocarditis aguda después de la primera dosis de la vacuna de ARNm contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34515024/
  343. Rabdomiólisis y fascitis inducida por la vacuna de ARNm COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34435250/.
  344. Efectos adversos cutáneos raros de las vacunas contra la COVID-19: una serie de casos y revisión de la literatura: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34363637/
  345. Trombocitopenia inmune asociada con la vacuna de ARNm COVID-19 de Pfizer-BioNTech BNT162b2: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2214250921002018
  346. Trombocitopenia inmune secundaria supuestamente atribuible a la vacunación contra la COVID-19: https://casereports.bmj.com/content/14/5/e242220.abstract.
  347. Trombocitopenia inmune tras la vacuna Pfizer-BioNTech BNT162b2 mRNA COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34155844/
  348. Trombocitopenia idiopática recién diagnosticada después de la administración de la vacuna COVID-19: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC8176657/.
  349. Púrpura trombocitopénica idiopática y la vacuna moderna contra el Covid-19: https://www.annemergmed.com/article/S0196-0644(21)00122-0/fulltext.
  350. Trombocitopenia tras la vacunación contra el SARS de Pfizer y Moderna – CoV -2: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC8014568/.
  351. Púrpura trombocitopénica inmune y lesión hepática aguda después de la vacunación contra covid-19: https://casereports.bmj.com/content/14/7/e242678.
  352. Recopilación de afecciones hematológicas mediadas por complemento y autoinmunes después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://ashpublications.org/bloodadvances/article/5/13/2794/476324/Autoimmune-and-complement-mediated-hematologic
  353. Erupción petequial asociada con la vacunación con CoronaVac: primer informe de efectos secundarios cutáneos antes de los resultados de la fase 3: https://ejhp.bmj.com/content/early/2021/05/23/ejhpharm-2021-002794
  354. Las vacunas contra la COVID-19 inducen hemólisis grave en la hemoglobinuria paroxística nocturna: https://ashpublications.org/blood/article/137/26/3670/475905/COVID-19-vaccines-induce-severe-hemolysis-in
  355. Trombosis venosa cerebral asociada a la vacuna contra la COVID-19 en Alemania: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34288044/.
  356. Trombosis venosa cerebral tras la vacunación contra la COVID-19: Manejo neurológico y radiológico: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34327553/.
  357. Trombosis venosa cerebral y trombocitopenia después de la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33878469/.
  358. Trombosis del seno venoso cerebral y trombocitopenia tras la vacunación contra la COVID-19: informe de dos casos en el Reino Unido: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33857630/.
  359. Trombosis venosa cerebral inducida por la vacuna contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34090750/.
  360. Trombosis inmunitaria de la arteria carótida inducida por la vacuna COVID-19 vectorizada por adenovirus: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34312301/.
  361. Trombosis del seno venoso cerebral asociada con trombocitopenia trombótica inducida por vacunación: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34333995/
  362. Las funciones de las plaquetas en la coagulopatía asociada a COVID-19 y la trombocitopenia trombótica inmunoinmunológica inducida por vacunas: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34455073/
  363. Trombosis venosa cerebral después de la vacuna BNT162b2 mRNA SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34111775/.
  364. Trombosis venosa cerebral después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34045111/
  365. Trombosis venosa cerebral letal después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33983464/
  366. Trombosis venosa cerebral en la población de LOS ESTADOS UNIDOS, después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 con adenovirus y después de COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34116145/
  367. Trombosis venosa cerebral tras la vacunación contra la COVID-19: es el riesgo de trombosis aumentado por la administración intravascular de la vacuna: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34286453/.
  368. Trombosis del seno venoso central con hemorragia subaracnoidea después de la vacunación con ARNm COVID-19: ¿son estos informes meramente casuales: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34478433/
  369. Trombosis venosa cerebral después de la vacunación chAdOx1 nCov-19 con una primera resonancia magnética cerebral engañosa: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34244448/
  370. Resultados tempranos del tratamiento con bivalirudina para la trombocitopenia trombótica y la trombosis venosa cerebral después de la vacunación con Ad26.COV2.S: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34226070/
  371. Trombosis venosa cerebral asociada a trombocitopenia postvacunación por COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33845870/.
  372. Trombosis venosa cerebral 2 semanas después de la primera dosis de la vacuna contra el SARS-CoV-2 mRNA: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34101024/.
  373. Trombocitopenia trombótica inmune inducida por la vacuna que causa una forma grave de trombosis venosa cerebral con una alta tasa de mortalidad: una serie de casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34393988/.
  374. Interacciones del adenovirus con plaquetas y coagulación y síndrome de trombocitopenia autoinmune asociada a la vacuna: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34407607/.
  375. Dolor de cabeza atribuido a la vacunación contra el COVID-19 (coronavirus SARS-CoV-2) con la vacuna ChAdOx1 nCoV-19 (AZD1222): un estudio de cohorte observacional multicéntrico: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34313952/
  376. Efectos adversos notificados después de la vacunación contra la COVID-19 en un hospital de atención terciaria, centrados en la trombosis del seno venoso cerebral (CVST): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34092166/
  377. Trombosis del seno venoso cerebral tras la vacunación contra el SARS-CoV-2: un análisis de los casos notificados a la Agencia Europea de Medicamentos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34293217/
  378. Un caso raro de un hombre asiático de mediana edad con trombosis venosa cerebral después de la vacunación COVID-19 AstraZeneca: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34274191/
  379. Trombosis venosa cerebral negativa para anticuerpos anti-PF4 sin trombocitopenia después de la inmunización con la vacuna COVID-19 en un hombre indio de edad avanzada no comórbido tratado con anticoagulación convencional a base de heparina-warfarina: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34186376/
  380. Eventos arteriales, tromboembolismo venoso, trombocitopenia y sangrado después de la vacunación con Oxford-AstraZeneca ChAdOx1-S en Dinamarca y Noruega: estudio de cohorte poblacional: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33952445/
  381. Micropartículas procoagulantes: un posible vínculo entre la trombocitopenia inmune inducida por la vacuna (VITT) y la trombosis venosa del seno cerebral: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34129181/
  382. S. casos de trombosis del seno venoso cerebral con trombocitopenia después de la vacunación con Ad26.COV2.S, 2 de marzo al 21 de abril de 2021: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33929487/.
  383. Infarto cerebral maligno después de la vacunación con ChAdOx1 nCov-19: una variante catastrófica de la trombocitopenia trombótica inmunomediada inducida por la vacuna: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34341358/
  384. Accidente cerebrovascular isquémico agudo que revela trombocitopenia trombótica inmune inducida por la vacuna ChAdOx1 nCov-19: impacto en la estrategia de recanalización: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34175640/
  385. Trombocitopenia inmunótica inducida por vacunación (TRV): una nueva entidad clínico-patológica con presentaciones clínicas heterogéneas: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34159588/.
  386. Diagnóstico por imágenes y hallazgos hematológicos en trombosis y trombocitopenia después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19 (AstraZeneca): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34402666/
  387. Raíces de autoinmunidad de eventos trombóticos después de la vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34508917/
  388. Trombosis del seno venoso cerebral después de la vacunación: la experiencia del Reino Unido: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34370974/
  389. Trombosis venosa cerebral masiva e infarto de cuenca venosa como complicaciones tardías de COVID-19: un informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34373991/
  390. Enfoque australiano y neozelandés para el diagnóstico y tratamiento de la trombosis inmune inducida por vacunas y la trombocitopenia inmune: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34490632/
  391. Un estudio observacional para identificar la prevalencia de trombocitopenia y anticuerpos anti-PF4 / polianión en trabajadores de la salud noruegos después de la vacunación contra covid-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33909350/
  392. Mielitis transversa aguda (ATM): revisión clínica de 43 pacientes con ATM asociada a COVID-19 y 3 eventos adversos graves de ATM post-vacunación con vacuna ChAdOx1 nCoV-19 (AZD1222): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33981305/.
  393. Un caso de polirradiculoneuropatía desmielinizante aguda con parálisis facial bilateral después de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34272622/
  394. Trombocitopenia con ictus isquémico agudo y hemorragia en un paciente recientemente vacunado con una vacuna contra la COVID-19 basada en vectores adenovirales:. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33877737/
  395. Incidencia predicha y observada de eventos tromboembólicos entre los coreanos vacunados con la vacuna ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34254476/
  396. Primera dosis de las vacunas ChAdOx1 y BNT162b2 contra la COVID-19 y eventos trombocitopénicos, tromboembólicos y hemorrágicos en Escocia: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34108714/
  397. Trombocitopenia asociada a la vacuna ChAdOx1 nCoV-19: tres casos de trombocitopenia inmune después de 107.720 dosis de vacunación con ChAdOx1 en Tailandia: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34483267/.
  398. Embolia pulmonar, ataque isquémico transitorio y trombocitopenia después de la vacuna Johnson & Johnson COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34261635/
  399. Consideraciones neuroquirúrgicas con respecto a la craniectomía descompresiva para la hemorragia intracerebral después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 en la trombocitopenia trombótica inducida por la vacuna-VITT: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34202817/
  400. Accidente cerebrovascular hemorrágico grande después de la vacunación contra ChAdOx1 nCoV-19: un informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34273119/
  401. Síndrome de poliartralgia y mialgia después de la vacunación con ChAdOx1 nCOV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34463066/
  402. Un caso raro de trombosis y trombocitopenia de la vena oftálmica superior después de la vacunación ChAdOx1 nCoV-19 contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34276917/
  403. Trombosis y síndrome respiratorio agudo grave Vacunas contra el coronavirus 2: trombocitopenia trombótica inmunológica inducida por vacunación: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34237213/.
  404. Trombosis venosa renal y embolia pulmonar secundaria a trombocitopenia inmunitaria trombótica inducida por vacunación (VITT): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34268278/.
  405. Isquemia de las extremidades y trombosis de la arteria pulmonar después de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19 (Oxford-AstraZeneca): un caso de trombocitopenia trombótica inmune inducida por la vacuna: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33990339/.
  406. Asociación entre la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19 y los episodios hemorrágicos: estudio de cohorte poblacional grande: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34479760/.
  407. Trombocitopenia secundaria tras la vacunación contra el SARS-CoV-2: caso clínico de hemorragia y hematoma tras cirugía oral menor: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34314875/.
  408. Tromboembolismo venoso y trombocitopenia leve después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34384129/
  409. Exacerbación fatal del síndrome de trombocitopenia trombótica inducida por ChadOx1-nCoV-19 después de una terapia inicial exitosa con inmunoglobulinas intravenosas: una justificación para monitorear los niveles de inmunoglobulina G: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34382387/
  410. Un caso de vasculitis asociada a ANCA después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 con AZD1222 (Oxford-AstraZeneca): ¿víctima o causalidad?: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34416184/.
  411. Hemorragia intracerebral asociada con trombocitopenia trombótica inducida por la vacuna después de la vacunación con ChAdOx1 nCOVID-19 en una mujer embarazada: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34261297/
  412. Trombosis venosa cerebral masiva debido a trombocitopenia trombótica inmune inducida por vacunación: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34261296/
  413. Síndrome nefrótico después de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19 contra el SARScoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34250318/.
  414. Un caso de trombocitopenia trombótica inmune-inmune inducida por la vacuna con trombosis arteriovenosa masiva: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34059191/
  415. Trombosis cutánea asociada a necrosis cutánea tras la vacunación Oxford-AstraZeneca contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34189756/
  416. Trombocitopenia en un adolescente con anemia de células falciformes después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34331506/
  417. Trombocitopenia inducida por vacunación con dolor de cabeza intenso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34525282/
  418. Miocarditis asociada a la vacunación con ARNm contra el SARS-CoV-2 en niños de 12 a 17 años: análisis estratificado de una base de datos nacional: https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2021.08.30.21262866v1
  419. Vacunación con ARNm COVID-19 y desarrollo de miopericarditis confirmada por CMR: https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2021.09.13.21262182v1.full?s=09.
  420. Anemia hemolítica autoinmune grave después de recibir la vacuna de ARNm contra el SARS-CoV-2: https://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/trf.16672
  421. La inyección intravenosa de la vacuna de ARNm de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) puede inducir miopericarditis aguda en un modelo de ratón: https://t.co/j0IEM8cMXI
  422. Un informe de eventos adversos de miocarditis en el Sistema de Notificación de Eventos Adversos de Vacunas de los Estados Unidos. (VAERS) en asociación con productos biológicos inyectables COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34601006/
  423. Este estudio concluye que: «La vacuna se asoció con un exceso de riesgo de miocarditis (1 a 5 eventos por cada 100,000 personas). El riesgo de este evento adverso potencialmente grave y de muchos otros eventos adversos graves aumentó sustancialmente después de la infección por SARS-CoV-2»: https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa2110475
  424. Uveítis bilateral después de la inoculación con la vacuna COVID-19: un informe de caso: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1201971221007797
  425. Miocarditis asociada a la vacunación con ARNm del SARS-CoV-2 en niños de 12 a 17 años: análisis estratificado de una base de datos nacional: https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2021.08.30.21262866v1.
  426. La hepatitis inmunomediada con la vacuna de Moderna ya no es una coincidencia sino que se confirma: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0168827821020936
  427. Extensas investigaciones revelaron alteraciones fisiopatológicas consistentes después de la vacunación con vacunas COVID-19: https://www.nature.com/articles/s41421-021-00329-3
  428. Hemorragia lobar con rotura ventricular poco después de la primera dosis de una vacuna contra el SARS-CoV-2 basada en ARNm: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/labs/pmc/articles/PMC8553377/
  429. Las vacunas MRna COVID aumentan drásticamente los marcadores inflamatorios endoteliales y el riesgo de síndrome coronario agudo medido por las pruebas cardíacas PULS: una precaución: https://www.ahajournals.org/doi/10.1161/circ.144.suppl_1.10712
  430. ChAdOx1 interactúa con CAR y PF4 con implicaciones para la trombosis con síndrome de trombocitopenia:https://www.science.org/doi/10.1126/sciadv.abl8213
  431. Trombocitopenia inmunótica inmunótica inducida por la vacuna letal (VITT) tras el anuncio 26.COV2. S: primer caso documentado fuera de los EE.UU.: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34626338/
  432. Un trastorno trombocitopénico protrombótico que se asemeja a la trombocitopenia inducida por heparina después de la vacunación contra el coronavirus-19: https://europepmc.org/article/PPR/PPR304469 435.
  433. VITT (trombocitopenia trombótica inmunitaria inducida por la vacunación) después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34731555/
  434. Trombocitopenia trombótica inducida por vacunación (TRV): una nueva entidad clínico-patológica con presentaciones clínicas heterogéneas: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34159588/
  435. Tratamiento del accidente cerebrovascular isquémico agudo asociado con la trombocitopenia trombótica inmunótica inducida por la vacuna ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34461442/
  436. Espectro de complicaciones neurológicas después de la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34719776/.
  437. Trombosis del seno venoso cerebral después de la vacunación: la experiencia del Reino Unido: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34370974/
  438. Trombosis venosa cerebral/seno venoso con síndrome de trombocitopenia después de la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34373413/
  439. Trombosis de la vena porta debido a la trombocitopenia inmunitaria trombótica inducida por la vacunación (VITT) después de la vacunación contra el Covid con ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34598301/
  440. Hematuria, una erupción petequial generalizada y dolores de cabeza después de la vacuna Oxford AstraZeneca ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34620638/
  441. Infarto de miocardio y trombosis venosa por ácigos después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19 en un paciente en hemodiálisis: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34650896/
  442. Miocardiopatía de Takotsubo (estrés) después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34625447/
  443. Respuesta humoral inducida por la vacunación Prime-Boost con las vacunas ChAdOx1 nCoV-19 y BNT162b2 mRNA en un paciente con esclerosis múltiple tratado con teriflunomida: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34696248/
  444. Síndrome de Guillain-Barré tras la vacunación ChAdOx1 nCoV-19 contra la COVID-19: una serie de casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34548920/
  445. Trombocitopenia trombótica inducida por vacunas refractarias (TPT) tratada con recambio plasmático terapéutico retardado (TPE): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34672380/.
  446. Caso raro de hemorragia intracraneal asociada a la vacuna COVID-19 con trombosis venosa del seno: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34556531/.
  447. Retraso en el dolor de cabeza después de la vacunación contra el COVID-19: una señal de advertencia para la trombosis venosa cerebral inducida por la vacuna: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34535076/.
  448. Características clínicas de la trombocitopenia inducida por la vacuna y la trombosis inmune: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34379914/.
  449. Predictores de mortalidad en trombocitopenia trombótica después de la vacunación adenoviral contra la COVID-19: la puntuación FAPIC: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34545400/
  450. Accidente cerebrovascular isquémico como característica presentadora de la trombocitopenia trombótica inmune inducida por la vacunación ChAdOx1-nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34035134/
  451. Estudio observacional hospitalario de trastornos neurológicos en pacientes vacunados recientemente con vacunas de ARNm contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34688190/
  452. Tratamiento endovascular para la trombosis del seno venoso cerebral inducida por la vacuna y la trombocitopenia después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: informe de tres casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34782400/
  453. Eventos cardiovasculares, neurológicos y pulmonares después de la vacunación con vacunas BNT162b2, ChAdOx1 nCoV-19 y Ad26.COV2.S: un análisis de datos europeos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34710832/
  454. Trombosis venosa cerebral que se desarrolla después de la vacunación. COVID-19: VITT, VATT, TTS y más: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34695859/
  455. Trombosis venosa cerebral y neoplasias mieloproliferativas: un estudio de tres centros de 74 casos consecutivos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34453762/.
  456. Possible triggers of thrombocytopenia and/or hemorrhage by BNT162b2 vaccine, Pfizer-BioNTech: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34660652/.
  457. Multiple sites of arterial thrombosis in a 35-year-old patient after vaccination with ChAdOx1 (AstraZeneca), which required emergency femoral and carotid surgical thrombectomy: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34644642/
  458. Case series of vaccine-induced thrombotic thrombocytopenia in a London teaching hospital: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34694650/
  459. Neuro-ophthalmic complications with thrombocytopenia and thrombosis induced by ChAdOx1 nCoV-19 vaccine: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34726934/
  460. Thrombotic events after COVID-19 vaccination in over 50 years of age: results of a population-based study in Italy: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34835237/
  461. Intracerebral hemorrhage associated with vaccine-induced thrombotic thrombocytopenia after ChAdOx1 nCOVID-19 vaccination in a pregnant woman: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34261297/
  462. Age- and sex-specific incidence of cerebral venous sinus thrombosis associated with Ad26.COV2.S COVID-19 vaccination: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34724036/.
  463. Genital necrosis with cutaneous thrombosis following vaccination with COVID-19 mRNA: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34839563/
  464. Cerebral venous sinus thrombosis after mRNA-based COVID-19 vaccination: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34783932/.
  465. COVID-19 vaccine-induced immune thrombosis with thrombocytopenia thrombosis (VITT) and shades of gray in thrombus formation: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34624910/
  466. Miositis inflamatoria después de la vacunación con ChAdOx1: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34585145/
  467. Infarto agudo de miocardio con elevación del segmento ST secundario a trombosis inmune inducida por vacunación con trombocitopenia (VITT): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34580132/.
  468. Un caso raro de trombocitopenia trombótica inducida por la vacuna COVID-19 (VITT) que afecta a la circulación arterial venosplancnic y pulmonar de un hospital general de distrito del Reino Unido: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34535492/
  469. Trombocitopenia trombótica inducida por la vacuna COVID-19: una serie de casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34527501/
  470. Trombosis con síndrome de trombocitopenia (TTS) después de la vacunación con AstraZeneca ChAdOx1 nCoV-19 (AZD1222) COVID-19: un análisis de riesgo-beneficio para personas <60% de análisis de riesgo-beneficio para personas <60 años en Australia: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34272095/
  471. Trombocitopenia inmune después de la inmunización con la vacuna Vaxzevria ChadOx1-S (AstraZeneca), Victoria, Australia: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34756770/
  472. Características y resultados de los pacientes con trombosis venosa cerebral en trombocitopenia inmunitaria trombótica inducida por la vacuna contra el SARS-CoV-2: https://jamanetwork.com/journals/jamaneurology/fullarticle/2784622
  473. Estudio de caso de trombosis y síndrome de trombocitopenia tras la administración de la vacuna AstraZeneca COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34781321/
  474. Trombosis con síndrome de trombocitopenia asociada con las vacunas COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34062319/
  475. Trombosis del seno venoso cerebral tras la vacunación con ChAdOx1: el primer caso de trombosis definitiva con síndrome de trombocitopenia en la India: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34706921/
  476. Trombosis asociada a la vacuna COVID-19 con síndrome de trombocitopenia (TTS): revisión sistemática y análisis post hoc: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34698582/.
  477. Caso clínico de trombocitopenia inmunitaria tras la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34751013/.
  478. Mielitis transversa aguda después de la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34684047/.
  479. Preocupaciones por los efectos adversos de la trombocitopenia y la trombosis después de la vacunación contra la COVID-19 vectorizada por adenovirus: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34541935/
  480. Accidente cerebrovascular hemorrágico mayor después de la vacunación chAdOx1 nCoV-19: un informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34273119/
  481. Trombosis del seno venoso cerebral después de la vacunación contra la COVID-19: manejo neurológico y radiológico: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34327553/.
  482. Trombocitopenia con accidente cerebrovascular isquémico agudo y hemorragia en un paciente vacunado recientemente con una vacuna COVID-19 basada en vectores adenovirales: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33877737/
  483. Hemorragia intracerebral y trombocitopenia después de la vacuna AstraZeneca COVID-19: desafíos clínicos y diagnósticos de la trombocitopenia trombótica inducida por la vacuna: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34646685/
  484. Enfermedad de cambio mínimo con lesión renal aguda grave después de la vacuna Oxford-AstraZeneca COVID-19: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34242687/.
  485. Informe de caso: trombosis venosa sinusal cerebral en dos pacientes con la vacuna AstraZeneca CONTRA el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34609603/
  486. Informe del caso: Pitiriasis cutánea similar a la pitiriasis después de la vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34557507/
  487. Mielitis transversa longitudinal extensa después de la vacuna ChAdOx1 nCOV-19: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34641797/.
  488. Neumonía eosinofílica aguda asociada a la vacuna anti-COVID-19 AZD1222: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34812326/.
  489. Trombocitopenia, incluida la trombocitopenia inmune después de recibir las vacunas de ARNm contra la COVID-19 notificadas al Sistema de Notificación de Eventos Adversos a las Vacunas (VAERS): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34006408/
  490. Un caso de vasculitis asociada a ANCA después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 con AZD1222 (Oxford-AstraZeneca): ¿víctima o causalidad?: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34416184/
  491. Trombosis inmune inducida por vacunación y síndrome de trombocitopenia después de la vacunación contra el coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave vectorizado por adenovirus: una nueva hipótesis sobre los mecanismos e implicaciones para el desarrollo futuro de vacunas: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34664303/.
  492. Trombosis en la enfermedad arterial periférica y trombocitopenia trombótica tras la vacunación adenoviral contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34649281/.
  493. Trombocitopenia inmune recién diagnosticada en una paciente embarazada después de la vacunación contra la enfermedad por coronavirus 2019: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34420249/
  494. Trombosis del seno venoso cerebral y eventos trombóticos después de vacunas contra la COVID-19 basadas en vectores: revisión sistemática y metanálisis: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34610990/.
  495. Síndrome de Sweet tras la vacuna Oxford-AstraZeneca COVID-19 (AZD1222) en una anciana: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34590397/
  496. Pérdida auditiva neurosensorial repentina después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34670143/.
  497. Prevalencia de eventos adversos graves entre los profesionales de la salud después de recibir la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus ChAdOx1 nCoV-19 (Covishield) en Togo, marzo de 2021: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34819146/.
  498. Hemichorea-hemibalismus agudo después de la vacunación contra la COVID-19 (AZD1222): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34581453/
  499. Recurrencia de la alopecia areata después de la vacunación contra la covid-19: un informe de tres casos en Italia: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34741583/
  500. Lesión cutánea similar a la culebrilla después de la vacunación con AstraZeneca para COVID-19: un informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34631069/
  501. Trombosis después de la vacunación contra la COVID-19: posible vínculo con las vías de la ECA: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34479129/
  502. Trombocitopenia en un adolescente con anemia de células falciformes después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34331506/
  503. Vasculitis leucocitoclástica como manifestación cutánea de la vacuna contra el virus corona ChAdOx1 nCoV-19 (recombinante): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34546608/
  504. Dolor abdominal y hemorragia suprarrenal bilateral por trombocitopenia trombótica inmune inducida por la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34546343/
  505. Mielitis cervical longitudinalmente extensa después de la vacunación con la vacuna covid-19 basada en virus inactivados: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34849183/
  506. Inducción de vasculitis leucocitoclástica cutánea después de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34853744/.
  507. Un caso de necrólisis epidérmica tóxica después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19 (AZD1222): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34751429/.
  508. Eventos adversos oculares después de la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34559576/
  509. Depresión después de la vacunación ChAdOx1-S / nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34608345/.
  510. Tromboembolismo venoso y trombocitopenia leve después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34384129/.
  511. Vasculitis recurrente asociada a ANCA después de la vacunación Contra el COVID-19 de Oxford AstraZeneca ChAdOx1-S: una serie de casos de dos pacientes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34755433/
  512. Trombosis arterial mayor y vacunación contra ChAdOx1 nCov-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34839830/
  513. Caso raro de linfadenopatía supraclavicular contralateral después de la vacunación con COVID-19: hallazgos de tomografía computarizada y ultrasonido: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34667486/
  514. Vasculitis linfocítica cutánea después de la administración de la segunda dosis de AZD1222 (Oxford-AstraZeneca) Vacuna contra el síndrome respiratorio agudo severo Coronavirus 2: probabilidad o causalidad: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34726187/.
  515. Rechazo del aloinjerto de páncreas después de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34781027/
  516. Comprender el riesgo de trombosis con síndrome de trombocitopenia después de la vacunación con Ad26.COV2.S: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34595694/
  517. Reacciones adversas cutáneas de 35.229 dosis de COVID-19 Sinovac y la vacuna de AstraZeneca COVID-19: un estudio de cohorte prospectivo en trabajadores de la salud: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34661934/
  518. Comentarios sobre la trombosis después de la vacunación: la secuencia líder de la proteína espiga podría ser responsable de la trombosis y la trombocitopenia mediada por anticuerpos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34788138
  519. Dermatosis eosinofílica después de la vacunación contra la COVID-19 de AstraZeneca: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34753210/.
  520. Trombocitopenia inmune grave tras la vacunación contra la COVID-19: informe de cuatro casos y revisión de la literatura: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34653943/.
  521. Recaída de la trombocitopenia inmune después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34591991/
  522. Trombosis en fase pre y post vacunación de la COVID-19; https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34650382/
  523. Una mirada al papel de la inmunohistoquímica postmortem en la comprensión de la fisiopatología inflamatoria de la enfermedad COVID-19 y los eventos adversos trombóticos relacionados con la vacuna: una revisión narrativa: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34769454/
  524. Vacuna CONTRA la COVID-19 en pacientes con trastornos de hipercoagulabilidad: una perspectiva clínica: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34786893/
  525. Trombocitopenia y trombosis asociadas a la vacuna: endoteliopatía venosa que conduce a microrromtrombosis venosa combinada: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34833382/
  526. Trombosis y síndrome de trombocitopenia que causa oclusión carótida sintomática aislada después de la vacuna COVID-19 Ad26.COV2.S (Janssen): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34670287/
  527. Una presentación inusual de trombosis venosa profunda aguda después de la vacuna moderna contra el COVID-19: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34790811/
  528. Las inmunoglobulinas intravenosas inmediatas en dosis altas seguidas de tratamiento directo con inhibidores de la trombina son cruciales para la supervivencia en la trombocitopenia trombótica inmune inducida por la vacuna Sars-Covid-19-vector ADENoviral VITT con trombosis venosa del seno cerebral y la vena porta: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34023956/.
  529. Formación de trombosis después de la vacunación contra la COVID-19 aspectos inmunológicos: artículo de revisión: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34629931/
  530. Diagnóstico por imágenes y hallazgos hematológicos en trombosis y trombocitopenia después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19 (AstraZeneca): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34402666/
  531. Espectro de hallazgos de neuroimagen en la vacunación post-CoVID-19: una serie de casos y revisión de la literatura: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34842783/
  532. Trombosis del seno venoso cerebral, embolia pulmonar y trombocitopenia después de la vacunación contra la COVID-19 en un hombre taiwanés: un informe de caso y revisión de la literatura: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34630307/
  533. Trombosis venosa cerebral mortal después de la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33983464/
  534. Raíces autoinmunes de eventos trombóticos después de la vacunación contra covid-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34508917/.
  535. Nueva trombosis de la vena porta en cirrosis: es trombofilia exacerbada por vacuna o COVID-19: https://www.jcehepatology.com/article/S0973-6883(21)00545-4/fulltext.
  536. Imágenes de trombocitopenia trombótica inmune inducida por Oxford / AstraZeneca® vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33962903/.
  537. Trombosis del seno venoso cerebral después de la vacunación con ARNm COVID-19 de BNT162b2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34796065/.
  538. Aumento del riesgo de urticaria/angioedema después de la vacunación contra el ARNm BNT162b2 contra la COVID-19 en trabajadores de la salud que toman inhibidores de la ECA: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34579248/
  539. Un caso de presentación clínica leve inusual de trombocitopenia trombótica inmune inducida por la vacuna COVID-19 con trombosis venosa esplácnica: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34843991/
  540. Trombosis venosa cerebral tras la vacunación con Pfizer-BioNTech COVID-19 (BNT162b2): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34595867/
  541. Un caso de púrpura trombocitopénica idiopática después de una dosis de refuerzo de la vacuna COVID-19 BNT162b2 (Pfizer-Biontech): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34820240/
  542. Trombocitopenia inmunitaria trombótica inducida por vacunación (VITT): dirigida a mecanismos patológicos con inhibidores de la tirosina cinasa de Bruton: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33851389/
  543. Púrpura trombocitopénica trombótica después de la vacunación con Ad26.COV2-S: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33980419/
  544. Eventos tromboembólicos en mujeres más jóvenes expuestas a las vacunas Pfizer-BioNTech o Moderna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34264151/
  545. Riesgo potencial de eventos trombóticos después de la vacunación contra la COVID-19 con Oxford-AstraZeneca en mujeres que reciben estrógeno: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34734086/
  546. Trombosis después de la vacunación contra la COVID-19 vectorizada por adenovirus: una preocupación por la enfermedad subyacente: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34755555/
  547. Interacciones del adenovirus con plaquetas y coagulación y síndrome de trombocitopenia trombótica inmunológica inducida por vacunas: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34407607/
  548. Púrpura trombocitopénica trombótica: una nueva amenaza tras la vacuna COVID bnt162b2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34264514/.
  549. Sitio inusual de trombosis venosa profunda después de la vacunación contra la enfermedad por coronavirus mRNA-2019 (COVID-19): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34840204/
  550. Efectos secundarios neurológicos de las vacunas contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34750810/
  551. Las coagulopatías después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 pueden derivarse de un efecto combinado de la proteína espiga del SARS-CoV-2 y las vías de señalización activadas por el vector del adenovirus: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34639132/
  552. Embolia pulmonar aislada después de la vacunación contra la COVID: 2 informes de casos y una revisión de las complicaciones y el seguimiento de la embolia pulmonar aguda: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34804412/
  553. Oclusión de la vena central de la retina después de la vacunación con ARNm del SARS-CoV-2: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34571653/.
  554. Informe de caso complicado de trombocitopenia inmune trombótica inducida por vacunación a largo plazo A: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34835275/.
  555. Trombosis venosa profunda después de la vacunación con Ad26.COV2.S en varones adultos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34659839/.
  556. Enfermedades neurológicas autoinmunes después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: una serie de casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34668274/.
  557. Anemia autoinmune autoinmune grave después de recibir la vacuna de ARNm contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34549821/
  558. Aparición de variantes de COVID-19 entre los receptores de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19 (recombinante): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34528522/
  559. Prevalencia de trombocitopenia, anticuerpos antiplaquetarios del factor 4 y dímero D elevado en tailandeses después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34568726/
  560. Epidemiología de la miocarditis/pericarditis aguda en adolescentes de Hong Kong después de la covacunación: https://academic.oup.com/cid/advance-article-abstract/doi/10.1093/cid/ciab989/644 5179.
  561. Miocarditis después de la vacuna de ARNm de la enfermedad por coronavirus 2019: una serie de casos y determinación de la tasa de incidencia: https://academic.oup.com/cid/advance-article/doi/10.1093/cid/ciab926/6420408
  562. Miocarditis y pericarditis después de la vacunación contra la COVID-19: desigualdades en la edad y los tipos de vacuna: https://www.mdpi.com/2075-4426/11/11/1106
  563. Epidemiología y características clínicas de la miocarditis/pericarditis antes de la introducción de la vacuna de ARNm contra la COVID-19 en niños coreanos: un estudio multicéntrico: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34402230/
  564. Arrojando luz sobre la miocarditis y la pericarditis posteriores a la vacuna en los receptores de vacunas COVID-19 y no COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34696294/
  565. Miocarditis después de la vacuna de ARNm COVID-19: https://journals.lww.com/pec-online/Abstract/2021/11000/Myocarditis_Following_ mRNA_COVID_19_Vaccine.9.aspx.
  566. Miocarditis después de la vacuna de ARNm Covid-19 de ARNm BNT162b2 mRNA en Israel: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34614328/.
  567. Miocarditis, pericarditis y miocardiopatía tras la vacunación contra la COVID-19: https://www.heartlungcirc.org/article/S1443-9506(21)01156-2/fulltext
  568. Miocarditis y otras complicaciones cardiovasculares de las vacunas COVID-19 basadas en ARNm COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34277198/
  569. Posible asociación entre la vacuna COVID-19 y la miocarditis: hallazgos clínicos y de CMR: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34246586/
  570. Vacunas contra la miocarditis por hipersensibilidad y COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34856634/.
  571. Miocarditis grave asociada a la vacuna COVID-19: ¿cebra o unicornio?: https://www.internationaljournalofcardiology.com/article/S0167-5273(21)01477-7/fulltext.
  572. Infarto agudo de miocardio y miocarditis después de la vacunación contra la COVID-19: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/labs/pmc/articles/PMC8522388/
  573. Miocarditis después de la vacunación contra el Covid-19 en una gran organización de atención médica: https://www.nejm.org/doi/10.1056/NEJMoa2110737
  574. Asociación de la miocarditis con la vacuna de ARN mensajero BNT162b2 de COVID-19 en una serie de casos de niños: https://jamanetwork.com/journals/jamacardiology/fullarticle/2783052
  575. Sospecha clínica de miocarditis temporalmente relacionada con la vacunación contra la COVID-19 en adolescentes y adultos jóvenes: https://www.ahajournals.org/doi/abs/10.1161/CIRCULATIONAHA.121.056583?url_ver=Z39.88-2003&rfr_id=ori:rid:crossref.org&rfr_dat=cr_pub%20%200pubmed
  576. Mimetismo STEMI: miocarditis focal en un paciente adolescente después de la vacunación con ARNm COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34756746/
  577. Miocarditis y pericarditis en asociación con la vacunación con ARNm COVID-19: casos de un centro regional de farmacovigilancia: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/labs/pmc/articles/PMC8587334/
  578. Miocarditis después de las vacunas de ARNm contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34546329/.
  579. Pacientes con miocarditis aguda después de la vacunación con ARNm COVID-19: https://jamanetwork.com/journals/jamacardiology/fullarticle/2781602.
  580. Myocarditis after COVID-19 vaccination: a case series: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0264410X21011725?via%3Dihub.
  581. Miocarditis asociada a la vacunación contra la COVID-19 en adolescentes: https://publications.aap.org/pediatrics/article/148/5/e2021053427/181357
  582. Hallazgos de miocarditis en imágenes de resonancia magnética cardíaca después de la vacunación con ARNm COVID-19 en adolescentes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34704459/
  583. Miocarditis después de la vacunación contra la COVID-19: estudio de resonancia magnética: https://academic.oup.com/ehjcimaging/advance-article/doi/10.1093/ehjci/jeab230/6 421640.
  584. Miocarditis aguda después de la administración de la segunda dosis de la vacuna BNT162b2 COVID-19: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/labs/pmc/articles/PMC8599115/
  585. Miocarditis después de la vacunación contra el COVID-19: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2352906721001603
  586. Caso clínico: probable miocarditis tras la vacuna de ARNm por Covid-19 en un paciente con miocardiopatía arritmogénica del ventrículo izquierdo: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34712717/.
  587. Miocarditis aguda tras la administración de la vacuna BNT162b2 contra la COVID-19: https://www.revespcardiol.org/en-linkresolver-acute-myocarditis-after-administration-bnt162b2-S188558572100133X.
  588. Miocarditis asociada con la vacunación con ARNm COVID-19: https://pubs.rsna.org/doi/10.1148/radiol.2021211430
  589. Miocarditis aguda después de la vacunación contra la COVID-19: un informe de caso: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0248866321007098
  590. Miopericarditis aguda después de la vacunación contra la COVID-19 en adolescentes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34589238/.
  591. Perimiocarditis en adolescentes tras la vacunación Pfizer-BioNTech contra la COVID-19: https://academic.oup.com/jpids/article/10/10/962/6329543.
  592. Miocarditis aguda asociada a la vacunación anti-COVID-19: https://ecevr.org/DOIx.php?id=10.7774/cevr.2021.10.2.196.
  593. Miocarditis asociada con la vacunación contra el COVID-19: hallazgos ecocardiográficos, de TC cardíaca y de resonancia magnética: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34428917/.
  594. Miocarditis sintomática aguda en 7 adolescentes tras la vacunación Pfizer-BioNTech contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34088762/.
  595. Miocarditis y pericarditis en adolescentes después de la primera y segunda dosis de vacunas de ARNm COVID-19: https://academic.oup.com/ehjqcco/advance-article/doi/10.1093/ehjqcco/qcab090/64 42104.
  596. Vacuna COVID 19 para adolescentes. Preocupación por la miocarditis y la pericarditis: https://www.mdpi.com/2036-7503/13/3/61.
  597. Imágenes cardíacas de la miocarditis aguda después de la vacunación con ARNm de COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34402228/
  598. Miocarditis asociada temporalmente con la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34133885/
  599. Lesión miocárdica aguda después de la vacunación contra la COVID-19: un informe de caso y revisión de la evidencia actual de la base de datos del sistema de notificación de eventos adversos de la vacuna: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34219532/
  600. Miocarditis aguda asociada a la vacunación contra la COVID-19: informe de un caso: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/labs/pmc/articles/PMC8639400/
  601. Miocarditis después de la vacunación con ARN mensajero COVID-19: una serie de casos japoneses: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34840235/.
  602. Miocarditis en el contexto de una vacuna reciente contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34712497/.
  603. Miocarditis aguda después de una segunda dosis de la vacuna de ARNm COVID-19: informe de dos casos: https://www.clinicalimaging.org/article/S0899-7071(21)00265-5/texto completo.
  604. Prevalencia de trombocitopenia, anticuerpos antiplaquetarios del factor 4 y dímero D elevado en tailandeses después de la vacunación con ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34568726/
  605. Epidemiología de la miocarditis/pericarditis aguda en adolescentes de Hong Kong después de la covacunación: https://academic.oup.com/cid/advance-article-abstract/doi/10.1093/cid/ciab989/6445179
  1. Miocarditis después de la vacuna de ARNm de la enfermedad por coronavirus 2019: una serie de casos y determinación de la tasa de incidencia: https://academic.oup.com/cid/advance-article/doi/10.1093/cid/ciab926/6420408.
  2. Miocarditis y pericarditis después de la vacunación contra la COVID-19: desigualdades en la edad y los tipos de vacuna: https://www.mdpi.com/2075-4426/11/11/1106
  3. Epidemiología y características clínicas de la miocarditis/pericarditis antes de la introducción de la vacuna de ARNm contra la COVID-19 en niños coreanos: un estudio multicéntrico: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34402230/
  4. Arrojando luz sobre la miocarditis y la pericarditis posteriores a la vacuna en los receptores de vacunas COVID-19 y no COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34696294/
  5. Síndrome protrombótico difuso después de la administración de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34615534/
  6. Tres casos de tromboembolismo venoso agudo en mujeres después de la vacunación contra el coronavirus 2019: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34352418/
  7. Características clínicas y biológicas de la trombosis venosa cerebral después de la vacunación con ChAdOx1 nCov-19; https://jnnp.bmj.com/content/early/2021/09/29/jnnp-2021-327340.
  8. La vacunación con COV2-S puede revelar trombofilia hereditaria: trombosis venosa cerebral masiva en un hombre joven con recuento plaquetario normal: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34632750/
  9. Hallazgos post mortem en la trombocitopenia trombótica inducida por la vacuna: https://haematologica.org/article/view/haematol.2021.279075
  10. Trombosis inducida por la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34802488/.
  11. Inflamación y activación plaquetaria después de las vacunas COVID-19: posibles mecanismos detrás de la trombocitopenia inmune inducida por la vacuna y la trombosis: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34887867/.
  12. Reacción anafilactoide y trombosis coronaria relacionada con la vacuna de ARNm COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34863404/.
  13. Trombosis venosa cerebral inducida por vacunación y trombocitopenia. Oxford-AstraZeneca COVID-19: una oportunidad perdida para un rápido retorno de la experiencia: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S235255682100093X
  14. Aparición de infarto esplénico por trombosis arterial tras la vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34876440/
  15. Trombosis venosa profunda más de dos semanas después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33928773/
  16. Informe de caso: Eche un segundo vistazo: Trombosis venosa cerebral relacionada con la vacunación contra Covid-19 y el síndrome de trombocitopenia trombótica: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34880826/
  17. Información sobre la trombocitopenia trombótica inmunomediada por la vacuna ChAdOx1 nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34587242/
  18. Cambio en la viscosidad de la sangre después de la vacunación contra la COVID-19: estimación para personas con síndrome metabólico subyacente: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34868465/
  19. Manejo de un paciente con un raro síndrome de malformación congénita de las extremidades después de la trombosis y trombocitopenia inducidas por la vacuna contra el SARS-CoV-2 (VITT): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34097311/
  20. Accidente cerebrovascular talámico bilateral: un caso de trombocitopenia trombótica inmune inducida por la vacuna COVID-19 (VITT) o una coincidencia debido a factores de riesgo subyacentes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34820232/.
  21. Trombocitopenia y trombosis esplácnica después de la vacunación con Ad26.COV2.S tratadas con éxito con derivación portosistémica intrahepática intrahepática transyugular y trombectomía: https://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/ajh.26258
  22. Incidencia de accidente cerebrovascular isquémico agudo después de la vacunación contra el coronavirus en Indonesia: serie de casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34579636/
  23. Tratamiento exitoso de la trombocitopenia trombótica inmune inducida por la vacuna en una paciente femenina de 26 años: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34614491/
  24. Informe de caso: trombocitopenia inmunitaria inmunológica inducida por la vacuna en un paciente con cáncer de páncreas después de la vacunación con ARN mensajero-1273: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34790684/
  25. Tromboflebitis de la vena yugular externa idiopática idiopática después de la vacunación contra la enfermedad por coronavirus (COVID-19): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33624509/.
  26. Carcinoma de células escamosas de pulmón con hemoptisis tras la vacunación con tozinameran (BNT162b2, Pfizer-BioNTech): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34612003/
  27. Trombocitopenia trombótica inducida por la vacunación después de la vacunación con Ad26.COV2.S en un hombre que se presenta como tromboembolismo venoso agudo: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34096082/
  28. Miocarditis asociada a la vacunación contra el COVID-19 en tres adolescentes varones: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34851078/.
  29. Hallazgos de resonancia magnética cardiovascular en pacientes adultos jóvenes con miocarditis aguda después de la vacunación con ARNm por COVID-19: una serie de casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34496880/
  30. Perimiocarditis después de la vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34866957/
  31. Epidemiología de la miocarditis/pericarditis aguda en adolescentes de Hong Kong después de la covacunación: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34849657/.
  32. Muerte súbita inducida por miocarditis después de la vacunación con ARNm BNT162b2 COVID-19 en Corea: informe de caso centrado en hallazgos histopatológicos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34664804/
  33. Miocarditis aguda después de la vacunación con ARNm de COVID-19 en adultos de 18 años o más: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34605853/
  34. Recurrencia de la miocarditis aguda asociada temporalmente con la recepción de la vacuna contra la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) en un varón adolescente: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34166671/
  35. Hombre joven con miocarditis después de la vacunación con ARNm de la enfermedad por coronavirus mRNA-1273-2019 (COVID-19): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34744118/
  36. Miocarditis aguda tras la vacunación contra el SARS-CoV-2 en un varón de 24 años: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34334935/.
  37. Imágenes pet digitales ga-DOTATOC de infiltrados de células inflamatorias en la miocarditis después de la vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34746968/
  38. Aparición de miocarditis aguda similar a un infarto después de la vacunación con COVID-19: ¿solo una coincidencia accidental o más bien una miocarditis autoinmune asociada a la vacunación?»: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34333695/.
  39. Miocarditis autolimitada que se presenta con dolor torácico y elevación del segmento ST en adolescentes después de la vacunación con la vacuna BNT162b2 mRNA: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34180390/
  40. Miocarditis después de la inmunización con vacunas de ARNm COVID-19 en miembros del ejército de los EE. UU.: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34185045/
  41. Miocarditis después de la vacunación BNT162b2 en un hombre sano: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34229940/
  42. Miopericarditis en un varón adolescente previamente sano después de la vacunación contra la COVID-19: Informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34133825/
  43. Miocarditis aguda después de la vacunación con ARNm del SARS-CoV-2-1273: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34308326/.
  44. Dolor en el pecho con redesarrollo anormal del electrocardiograma después de la inyección de la vacuna COVID-19 fabricada por Moderna: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34866106/
  45. Miocarditis linfocítica comprobada por biopsia después de la primera vacunación con ARNm de COVID-19 en un hombre de 40 años: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34487236/
  46. Imágenes multimodalidad e histopatología en un joven que presenta miocarditis linfocítica fulminante y shock cardiogénico después de la vacunación con ARNm-1273: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34848416/
  47. Informe de un caso de miopericarditis después de la vacunación con ARNm BNT162b2 COVID-19 en un joven coreano: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34636504/
  48. Miocarditis aguda después de la vacunación de Comirnaty en un hombre sano con infección previa por SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34367386/
  49. Miocarditis aguda en un adulto joven dos días después de la vacunación con Pfizer: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34709227/
  50. Informe de caso: miocarditis fulminante aguda y shock cardiogénico después de la vacunación contra el coronavirus de ARN mensajero en 2019 que requiere reanimación cardiopulmonar extracorpórea: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34778411/
  51. Miocarditis aguda después de la vacunación contra la enfermedad por coronavirus 2019: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34734821/
  52. Una serie de pacientes con miocarditis después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 con ARNm-1279 y BNT162b2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34246585/
  53. Miopericarditis después de la vacuna contra el coronavirus por coronavirus mensajero de Pfizer en adolescentes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34228985/
  54. Síndrome inflamatorio multisistémico posterior a la vacunación en adultos sin evidencia de infección previa por SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34852213/
  55. Miocarditis aguda definida después de la vacunación con ARNm 2019 de la enfermedad por coronavirus: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34866122/
  56. Disfunción sistólica biventricular en la miocarditis aguda después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 mRNA-1273: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34601566/
  57. Miocarditis tras la vacunación contra la COVID-19: estudio de resonancia magnética: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34739045/.
  58. Miocarditis aguda después de la vacunación contra la COVID-19: informe de caso: https://docs.google.com/document/d/1Hc4bh_qNbZ7UVm5BLxkRdMPnnI9zcCsl/e
  59. Asociación de la miocarditis con la vacuna COVID-19 de ARN mensajero BNT162b2 COVID-19 en una serie de casos de niños: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34374740/
  60. Sospecha clínica de miocarditis temporalmente relacionada con la vacunación contra la COVID-19 en adolescentes y adultos jóvenes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34865500/
  61. Miocarditis tras la vacunación con Covid-19 en una gran organización sanitaria: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34614329/
  62. Vacuna AstraZeneca COVID-19 y síndrome de Guillain-Barré en Tasmania: una relación causal: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34560365/
  63. COVID-19, Guillain-Barré y vacunaUna mezcla peligrosa: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34108736/.
  64. Síndrome de Guillain-Barré tras la primera dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19: informe de caso y revisión de casos notificados: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34796417/.
  65. Síndrome de Guillain-Barré después de la vacuna BNT162b2 COVID-19: https://link.springer.com/article/10.1007%2Fs10072-021-05523-5.
  66. Vacunas contra el adenovirus COVID-19 y síndrome de Guillain-Barré con parálisis facial: https://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/ana.26258.
  67. Asociación de la asociación de recepción de la vacuna Ad26.COV2.S COVID-19 con presunto síndrome de Guillain-Barré, febrero-julio de 2021: https://jamanetwork.com/journals/jama/fullarticle/2785009
  68. Un caso de síndrome de Guillain-Barré tras la vacuna de Pfizer contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34567447/
  69. Síndrome de Guillain-Barré asociado a la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34648420/.
  70. Tasa de síndrome de Guillain-Barré recurrente tras la vacuna de ARNm BNT162b2 por COVID-19: https://jamanetwork.com/journals/jamaneurology/fullarticle/2783708
  71. Síndrome de Guillain-Barré después de la vacunación contra el COVID-19 en un adolescente: https://www.pedneur.com/article/S0887-8994(21)00221-6/texto completo.
  72. Síndrome de Guillain-Barré después de la vacunación ChAdOx1-S / nCoV-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34114256/.
  73. Síndrome de Guillain-Barré tras la vacuna COVID-19 mRNA-1273: caso clínico: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34767184/.
  74. Síndrome de Guillain-Barré tras la vacunación contra el SARS-CoV-2 en 19 pacientes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34644738/.
  75. Síndrome de Guillain-Barré que presenta diplejía facial tras la vacunación con COVID-19 en dos pacientes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34649856/
  76. Un caso raro de síndrome de Guillain-Barré después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34671572/
  77. Complicaciones neurológicas de COVID-19: Síndrome de Guillain-Barré después de la vacuna Pfizer COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33758714/
  78. Vacuna COVID-19 que causa el síndrome de Guillain-Barré, un efecto secundario potencial poco común: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34484780/
  79. Síndrome de Guillain-Barré después de la primera dosis de vacunación contra el COVID-19: informe de caso; https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34779385/.
  80. Síndrome de Miller Fisher tras la vacuna pfizer contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34817727/.
  81. Síndrome de Miller Fisher después de la vacunación contra el coronavirus BNT162b2 mRNA 2019: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34789193/.
  82. Debilidad facial bilateral con una variante de parestesia del síndrome de Guillain-Barré después de la vacuna vaxzevria COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34261746/
  83. Síndrome de Guillain-Barré después de la primera inyección de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19: primer informe: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34217513/.
  84. Un caso de síndrome de Guillain-Barré atáxico sensorial con anticuerpos anti-GM1 de inmunoglobulina G después de la primera dosis de la vacuna de ARNm BNT162b2 COVID-19 (Pfizer): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34871447/
  85. Notificación de neuropatías inflamatorias agudas con vacunas contra la COVID-19: análisis de desproporcionalidad de subgrupos en VigiBase: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34579259/
  86. Una variante del síndrome de Guillain-Barré después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: AMSAN: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34370408/.
  87. Una variante rara del síndrome de Guillain-Barré después de la vacunación con Ad26.COV2.S: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34703690/.
  88. Síndrome de Guillain-Barré después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 en un paciente con síndrome de Guillain-Barré asociado a la vacuna previa: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34810163/
  89. Síndrome de Guillain-Barré en un estado australiano utilizando vacunas de ARNm y adenovirus-vector SARS-CoV-2: https://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/ana.26218.
  90. Mielitis transversa aguda después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: informe de caso y revisión de la literatura: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34482455/.
  91. Variante del síndrome de Guillain-Barré que ocurre después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34114269/.
  92. Síndrome de Guillian-Barré con variante axonal asociada temporalmente con la vacuna moderna basada en ARNm contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34722067/
  93. Síndrome de Guillain-Barré después de la primera dosis de la vacuna contra el SARS-CoV-2: una ocurrencia temporal, no una asociación causal: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33968610/
  94. Las vacunas contra el SARS-CoV-2 pueden complicarse no solo por el síndrome de Guillain-Barré, sino también por la neuropatía distal de fibras pequeñas: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34525410/
  95. Variante clínica del síndrome de Guillain-Barré con diplejía facial prominente después de la vacuna contra la enfermedad por coronavirus AstraZeneca 2019: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34808658/
  96. Notificación de eventos adversos y riesgo de parálisis de Bell después de la vacunación contra el COVID-19: https://www.thelancet.com/journals/laninf/article/PIIS1473-3099(21)00646-0/texto completo.
  97. Parálisis bilateral del nervio facial y vacunación contra el COVID-19: causalidad o coincidencia: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34522557/
  98. Parálisis de Bell izquierda después de la primera dosis de la vacuna contra el SARS-CoV-2 con ARNm-1273: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34763263/.
  99. Parálisis de Bell después de la vacunación inactivada con COVID-19 en un paciente con antecedentes de parálisis recurrente de Bell: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34621891/
  100. Complicaciones neurológicas tras la primera dosis de las vacunas contra la COVID-19 y la infección por SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34697502/
  101. Interferones de tipo I como mecanismo potencial que vincula las vacunas de ARNm contra la COVID-19 con la parálisis de Bell: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33858693/
  102. Mielitis transversa aguda tras la vacuna inactivada contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34370410/
  103. Mielitis transversa aguda después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34579245/.
  104. Un caso de mielitis transversa longitudinalmente extensa después de la vacunación contra el Covid-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34182207/
  105. Mielitis transversa post COVID-19; un informe de caso con revisión de la literatura: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34457267/.
  106. Tenga cuidado con el trastorno del espectro de la neuromielitis óptica después de la vacunación con virus inactivado para COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34189662/
  107. Neuromielitis óptica en una mujer sana después de la vacunación contra el coronavirus del síndrome respiratorio agudo severo 2 ARNm-1273: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34660149/
  108. Neuritis/quiasma óptica bilateral bilateral aguda con mielitis transversa extensa longitudinal en la esclerosis múltiple estable de larga data después de la vacunación basada en vectores contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34131771/
  109. Una serie de casos de pericarditis aguda después de la vacunación con COVID-19 en el contexto de informes recientes de Europa y estados Unidos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34635376/
  110. Pericarditis aguda y taponamiento cardíaco después de la vacunación con Covid-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34749492/
  111. Miocarditis y pericarditis en adolescentes después de la primera y segunda dosis de vacunas de ARNm contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34849667/
  112. Perimiocarditis en adolescentes tras la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34319393/
  113. Miopericarditis aguda después de la vacuna contra la COVID-19 en adolescentes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34589238/
  114. Pericarditis tras la administración de la vacuna de ARNm BNT162b2 COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34149145/
  115. Caso clínico: pericarditis sintomática post vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34693198/.
  116. Un brote de la enfermedad de Still después de la vacunación contra el COVID-19 en un paciente de 34 años: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34797392/
  117. Linfohistiocitosis hemofagocítica tras la vacunación contra la COVID-19 (ChAdOx1 nCoV-19): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34862234/
  118. Miocarditis después de la vacunación con ARNm del SARS-CoV-2, una serie de casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34396358/.
  119. Síndrome de Miller-Fisher y síndrome de Guillain-Barré síndrome de superposición en un paciente después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 de Oxford-AstraZeneca: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34848426/.
  120. Brotes de enfermedades inmunomediadas o enfermedades de nueva aparición en 27 sujetos después de la vacunación de ARNm/ADN contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33946748/
  121. Investigación post mortem de muertes después de la vacunación con vacunas COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34591186/
  122. Lesión renal aguda con hematuria macroscópica y nefropatía por IgA después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34352309/
  123. Recaída de la trombocitopenia inmune después de la vacunación contra el covid-19 en pacientes varones jóvenes: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34804803/.
  124. Púrpura trombocitopénica inmune asociada a la vacuna de ARNm COVID-19 Pfizer-BioNTech BNT16B2b2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34077572/
  125. Hemorragia retiniana después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34884407/.
  126. Informe de caso: la vasculitis asociada a anticuerpos citoplasmáticos antineutrófilos con insuficiencia renal aguda y hemorragia pulmonar puede ocurrir después de la vacunación contra covid-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34859017/
  127. Hemorragia intracerebral por vasculitis tras la vacunación contra la COVID-19: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34783899/
  128. Sangrado cavernoso peduncular y sintomático después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 inducida por trombocitopenia inmune: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34549178/.
  129. Muerte cerebral en un paciente vacunado con infección por COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34656887/
  130. Púrpura anular telangiectodes generalizada después de la vacunación con ARNm del SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34236717/.
  131. Hemorragia lobar con rotura ventricular poco después de la primera dosis de una vacuna contra el SARS-CoV-2 basada en ARNm contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34729467/.
  132. Un caso de brote de hematuria macroscópica y nefropatía por IgA después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33932458/
  133. Hemorragia acral después de la administración de la segunda dosis de la vacuna contra el SARS-CoV-2. Una reacción posterior a la vacunación: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34092400/742.
  134. Púrpura trombocitopénica inmune grave después de la vacuna contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34754937/
  135. Hematuria macroscópica después de la vacunación contra el coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave en 2 pacientes con nefropatía por IgA: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33771584/
  136. Encefalitis autoinmune después de la vacunación ChAdOx1-S contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34846583/
  137. Vacuna contra la COVID-19 y muerte: algoritmo de causalidad según el diagnóstico de elegibilidad de la OMS: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34073536/
  138. Parálisis de Bell después de la vacunación con ARNm (BNT162b2) y vacunas inactivadas (CoronaVac) contra el SARS-CoV-2: una serie de casos y un estudio de casos y controles anidados: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34411532/
  139. Epidemiología de la miocarditis y la pericarditis después de las vacunas de ARNm en Ontario, Canadá: por producto de la vacuna, calendario e intervalo: https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2021.12.02.21267156v1
  140. Anafilaxia tras la vacuna contra el Covid-19 en un paciente con urticaria colinérgica: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33851711/
  141. Anafilaxia inducida por la vacuna CoronaVac COVID-19: características clínicas y resultados de la revacunación: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34675550/.
  142. Anafilaxia después de la vacuna moderna contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34734159/.
  143. Asociación de antecedentes autoinformados de alergia de alto riesgo con síntomas de alergia después de la vacunación contra covid-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34698847/
  144. Diferencias de sexo en la incidencia de anafilaxia a las vacunas LNP-ARNm COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34020815/
  145. Reacciones alérgicas, incluida la anafilaxia, después de recibir la primera dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19 – Estados Unidos, 14 al 23 de diciembre de 2020: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33641264/
  146. Reacciones alérgicas, incluida la anafilaxia, después de recibir la primera dosis de la vacuna Moderna COVID-19 – Estados Unidos, del 21 de diciembre de 2020 al 10 de enero de 2021: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33641268/
  147. Anafilaxia prolongada a la vacuna contra la enfermedad por coronavirus de Pfizer 2019: un informe de caso y mecanismo de acción: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33834172/
  148. Reacciones de anafilaxia a la vacuna de Pfizer BNT162b2: informe de 3 casos de anafilaxia después de la vacunación con Pfizer BNT162b2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34579211/
  149. Anafilaxia bifásica después de la primera dosis de la vacuna contra la enfermedad por coronavirus de ARN mensajero 2019 con resultado positivo de la prueba cutánea de polisorbato 80: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34343674/
  150. Infarto agudo de miocardio y miocarditis después de la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34586408/
  151. Síndrome de Takotsubo después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34539938/.
  152. Miocardiopatía de Takotsubo tras la vacunación contra el coronavirus 2019 en paciente en hemodiálisis de mantenimiento: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34731486/.
  153. Infarto de miocardio prematuro o efecto secundario de la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33824804/
  154. Infarto de miocardio, accidente cerebrovascular y embolia pulmonar después de la vacuna BNT162b2 mRNA COVID-19 en personas de 75 años o más: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34807248/
  155. Síndrome de Kounis tipo 1 inducido por la vacuna inactivada contra el SARS-COV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34148772/
  156. Infarto agudo de miocardio dentro de las 24 horas posteriores a la vacunación contra el COVID-19: ¿es el síndrome de Kounis el culpable: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34702550/
  157. Muertes asociadas con la vacunación contra el SARS-CoV-2 recientemente lanzada (Comirnaty®): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33895650/
  158. Muertes asociadas con la vacunación contra el SARS-CoV-2 recientemente lanzada: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34425384/
  159. Un caso de encefalopatía aguda e infarto de miocardio sin elevación del segmento ST después de la vacunación con ARNm-1273: posible efecto adverso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34703815/
  160. Vasculitis urticarial inducida por la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34369046/.
  161. Vasculitis asociada a ANCA después de la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34280507/.
  162. Vasculitis leucocitoclástica de nueva aparición después de la vacuna contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34241833/
  163. Vasculitis cutánea de vasos pequeños después de la vacuna contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34529877/.
  164. Brote de vasculitis leucocitoclástica después de la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33928638/
  165. Vasculitis leucocitoclástica después de la exposición a la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34836739/
  166. Vasculitis y bursitis en [ 18 F] FDG-PET/CT después de la vacuna de ARNm COVID-19: post hoc ergo propter hoc?; https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34495381/.
  167. Vasculitis linfocítica cutánea después de la administración de la vacuna de ARNm COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34327795
  168. Vasculitis leucocitoclástica cutánea inducida por la vacuna Sinovac COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34660867/.
  169. Caso clínico: Vasculitis asociada a ANCA que se presenta con rabdomiólisis y glomerulonefritis pauci-inmune creciente después de la vacunación con ARNm COVID-19 de Pfizer-BioNTech: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34659268/
  170. Reactivación de la vasculitis por IgA después de la vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34848431/
  171. Vasculitis de vasos pequeños relacionada con el virus de la varicela-zóster después de la vacunación Pfizer-BioNTech COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34310759/.
  172. Imágenes en medicina vascular: vasculitis leucocitoclástica después del refuerzo de la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34720009/
  173. Un caso raro de púrpura de Henoch-Schönlein después de un informe de caso de la vacuna COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34518812/
  174. Vasculitis cutánea tras la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34611627/.
  175. Posible caso de vasculitis de vasos pequeños inducida por la vacuna de ARNm COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34705320/.
  176. Vasculitis por IgA después de la vacunación contra la COVID-19 en un adulto: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34779011/
  177. Vasculitis asociada a anticuerpos citoplasmáticos antinutrófilos inducida por propiltiouracilo después de la vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34451967/
  178. Vacuna contra la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) en la vasculitis asociada al lupus eritematoso sistémico y anticuerpos anticitoplasmáticos de neutrófilos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33928459/
  179. Reactivación de la vasculitis por IgA tras la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34250509/
  180. Espectro clínico e histopatológico de reacciones cutáneas adversas retardadas después de la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34292611/.
  181. Primera descripción de la vasculitis del complejo inmunitario después de la vacunación contra la COVID-19 con BNT162b2: informe del caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34530771/.
  182. Síndrome nefrótico y vasculitis tras la vacuna contra el SARS-CoV-2: asociación verdadera o circunstancial: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34245294/.
  183. Aparición de vasculitis cutánea de novo después de la vacunación contra la enfermedad por coronavirus (COVID-19): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34599716/.
  184. Vasculitis cutánea asimétrica después de la vacunación contra la COVID-19 con preponderancia inusual de eosinófilos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34115904/.
  185. Púrpura de Henoch-Schönlein que ocurre después de la vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34247902/.
  186. Púrpura de Henoch-Schönlein después de la primera dosis de la vacuna contra vectores virales COVID-19: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34696186/.
  187. Vasculitis granulomatosa después de la vacuna anti-SARS-CoV-2 de AstraZeneca: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34237323/.
  188. Necrosis retiniana aguda por reactivación del virus de la varicela zóster tras la vacunación con ARNm BNT162b2 COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34851795/.
  189. Un caso de síndrome de Sweet generalizado con vasculitis desencadenado por la reciente vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34849386/
  190. Vasculitis de vasos pequeños tras la vacunación de Oxford-AstraZeneca contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34310763/
  191. Recaída de poliangeítis microscópica después de la vacunación contra la COVID-19: informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34251683/.
  192. Vasculitis cutánea después de la vacuna contra el coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34557622/.
  193. Herpes zóster recurrente después de la vacunación contra el COVID-19 en pacientes con urticaria crónica en tratamiento con ciclosporina – Un informe de 3 casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34510694/
  194. Vasculitis leucocitoclástica después de la vacunación contra la enfermedad por coronavirus 2019: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34713472/803
  195. Brotes de vasculitis por crioglobulinemia mixta después de la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34819272/
  196. Vasculitis cutánea de vasos pequeños después de la vacunación con una dosis única de Janssen Ad26.COV2.S: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34337124/
  197. Caso de vasculitis por inmunoglobulina A tras la vacunación contra la enfermedad por coronavirus 2019: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34535924/
  198. Progresión rápida del linfoma angioinmunoblástico de células T después de la vacunación de refuerzo con ARNm BNT162b2: informe de caso: https://www.frontiersin.org/articles/10.3389/fmed.2021.798095/
  199. La linfadenopatía inducida por la vacunación con ARNm covid-19 imita la progresión del linfoma en FDG PET / CT: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33591026/
  200. Linfadenopatía en receptores de la vacuna COVID-19: dilema diagnóstico en pacientes oncológicos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33625300/
  201. Linfadenopatía hipermetabólica después de la administración de la vacuna BNT162b2 mRNA Covid-19: incidencia evaluada por [ 18 F] FDG PET-CT y relevancia para la interpretación del estudio: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33774684/
  202. Linfadenopatía después de la vacunación contra la COVID-19: revisión de los hallazgos de la imagen: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33985872/
  203. Evolución de la linfadenopatía hipermetabólica hipermetabólica bilateral en la PET/TC con FDG tras la vacunación contra la COVID-19 en 2 dosis: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34735411/
  204. Linfadenopatía asociada a la vacunación contra la COVID-19 en FDG PET/CT: características distintivas en la vacuna vectorizada por adenovirus: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34115709/.
  205. Linfadenopatía inducida por la vacunación CONTRA el COVID-19 en una clínica especializada en imágenes mamarias en Israel: análisis de 163 casos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34257025/.
  206. Linfadenopatía axilar relacionada con la vacuna COVID-19 en pacientes con cáncer de mama: serie de casos con revisión bibliográfica: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34836672/.
  207. La vacuna contra la enfermedad por coronavirus 2019 imita las metástasis de los ganglios linfáticos en pacientes sometidos a seguimiento del cáncer de piel: un estudio de un solo centro: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34280870/
  208. Linfadenopatía postvacunación por COVID-19: informe de hallazgos citológicos de biopsia por aspiración con aguja fina: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34432391/
  209. Linfadenopatía regional después de la vacunación contra la COVID-19: revisión de la literatura y consideraciones para el manejo del paciente en la atención del cáncer de mama: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34731748/
  210. Linfadenopatía axilar subclínica asociada con la vacunación contra la COVID-19 en la mamografía de detección: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34906409/
  1. Eventos adversos de la inyección de COVID que pueden ocurrir en niños. La linfadenopatía supraclavicular de inicio agudo coincidente con la vacunación intramuscular de ARNm contra la COVID-19 puede estar relacionada con la técnica de inyección de la vacuna, España, enero y febrero de 2021: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33706861/
  2. Linfadenopatía supraclavicular tras la vacunación contra la COVID-19 en Corea: seguimiento en serie por ecografía: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34116295/
  3. La vacunación contra el COVID-19 de Oxford-AstraZeneca indujo linfadenopatía en [18F] pet / CT de colina, no solo un hallazgo de FDG: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33661328/
  4. Anafilaxia bifásica después de la exposición a la primera dosis de la vacuna de ARNm COVID-19 de Pfizer-BioNTech COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34050949/
  5. Adenopatía axilar asociada a la vacunación contra la COVID-19: hallazgos de imágenes y recomendaciones de seguimiento en 23 mujeres: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33624520/
  6. Un caso de linfadenopatía cervical después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34141500/
  7. Hallazgos únicos de imágenes de la fantosmia neurológica después de la vacunación pfizer-BioNtech COVID-19: un informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34096896/
  8. Eventos adversos trombóticos informados para las vacunas COVID-19 de Moderna, Pfizer y Oxford-AstraZeneca: comparación de la ocurrencia y los resultados clínicos en la base de datos EudraVigilance: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34835256/
  9. Linfadenopatía unilateral tras la vacunación contra la COVID-19: un plan de manejo práctico para radiólogos de todas las especialidades: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33713605/
  10. Adenopatía axilar unilateral en el contexto de la vacunación contra la COVID-19: seguimiento: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34298342/
  11. Una revisión sistemática de los casos de desmielinización del SNC después de la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34839149/
  12. Linfadenopatía supraclavicular después de la vacunación contra la COVID-19: una presentación creciente en la clínica de bultos en el cuello de dos semanas de espera: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33685772/
  13. Linfadenopatía axilar y cervical relacionada con la vacuna COVID-19 en pacientes con cáncer de mama actual o anterior y otras neoplasias malignas: hallazgos de imágenes transversales en RM, TC y PET-CT: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34719892/
  14. Adenopatía después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33625299/.
  15. Incidencia de adenopatía axilar en imágenes mamarias después de la vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34292295/.
  16. Vacunación contra el COVID-19 y linfadenopatía cervical inferior en la clínica de bultos en el cuello de dos semanas: una auditoría de seguimiento: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33947605/.
  17. Linfadenopatía cervical después de la vacunación contra la enfermedad por coronavirus 2019: características clínicas e implicaciones para los servicios de cáncer de cabeza y cuello: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34526175/
  18. Linfadenopatía asociada a la vacuna contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33786231/
  19. Evolución de la linfadenopatía en PET/RM tras la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33625301/.
  20. Hepatitis autoinmune desencadenada por la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34332438/.
  21. Síndrome nefrótico de nueva aparición después de la vacunación contra janssen contra el COVID-19: informe de caso y revisión de la literatura: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34342187/.
  22. Linfadenopatía cervical masiva tras la vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34601889/
  23. Glomerulonefritis por ANCA tras la vacunación moderna contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34081948/
  24. Mielitis transversa longitudinal extensa después de la vacunación contra la COVID-19 de AstraZeneca: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34507942/.
  25. Síndrome de extravasación capilar sistémica después de la vacunación con ChAdOx1 nCOV-19 (Oxford-AstraZeneca): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34362727/
  26. Linfadenopatía axilar unilateral relacionada con la vacuna COVID-19: patrón en la resonancia magnética mamaria de detección que permite una evaluación benigna: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34325221/
  27. Linfadenopatía axilar en pacientes con vacunación reciente contra el Covid-19: un nuevo dilema diagnóstico: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34825530/.
  28. Enfermedad de cambio mínimo y lesión renal aguda después de la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34000278/
  29. Adenopatía axilar unilateral inducida por la vacuna COVID-19: evaluación de seguimiento en los Estados Unidos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34655312/.
  30. Gastroparesia tras la vacunación Pfizer-BioNTech contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34187985/.
  31. La linfadenopatía supraclavicular de inicio agudo coincidente con la vacunación intramuscular de ARNm contra la COVID-19 puede estar relacionada con la técnica de inyección de la vacuna, España, enero y febrero de 2021: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33706861/
  32. Linfadenopatía supraclavicular tras la vacunación contra la COVID-19 en Corea: seguimiento en serie por ecografía: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34116295/
  33. La vacunación contra el COVID-19 de Oxford-AstraZeneca indujo linfadenopatía en [18F] pet / CT de colina, no solo un hallazgo de FDG: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33661328/
  34. Anafilaxia bifásica después de la exposición a la primera dosis de la vacuna de ARNm COVID-19 de Pfizer-BioNTech COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34050949/
  35. Adenopatía axilar asociada a la vacunación contra la COVID-19: hallazgos de imágenes y recomendaciones de seguimiento en 23 mujeres: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33624520/
  36. Un caso de linfadenopatía cervical después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34141500/
  37. Hallazgos únicos de imágenes de la fantosmia neurológica después de la vacunación pfizer-BioNtech COVID-19: un informe de caso: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34096896/
  38. Eventos adversos trombóticos informados para las vacunas COVID-19 de Moderna, Pfizer y Oxford-AstraZeneca: comparación de la ocurrencia y los resultados clínicos en la base de datos EudraVigilance: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34835256/
  39. Linfadenopatía unilateral tras la vacunación contra la COVID-19: un plan de manejo práctico para radiólogos de todas las especialidades: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33713605/
  40. Adenopatía axilar unilateral en el contexto de la vacunación contra la COVID-19: seguimiento: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34298342/
  41. Una revisión sistemática de los casos de desmielinización del SNC después de la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34839149/
  42. Linfadenopatía supraclavicular después de la vacunación contra la COVID-19: una presentación creciente en la clínica de bultos en el cuello de dos semanas de espera: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33685772/
  43. Linfadenopatía axilar y cervical relacionada con la vacuna COVID-19 en pacientes con cáncer de mama actual o anterior y otras neoplasias malignas: hallazgos de imágenes transversales en RM, TC y PET-CT: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34719892/
  44. Adenopatía después de la vacunación contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33625299/.
  45. Incidencia de adenopatía axilar en imágenes mamarias después de la vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34292295/.
  46. Vacunación contra el COVID-19 y linfadenopatía cervical inferior en la clínica de bultos en el cuello de dos semanas: una auditoría de seguimiento: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33947605/.
  47. Linfadenopatía cervical después de la vacunación contra la enfermedad por coronavirus 2019: características clínicas e implicaciones para los servicios de cáncer de cabeza y cuello: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34526175/
  48. Linfadenopatía asociada a la vacuna contra el COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33786231/
  49. Evolución de la linfadenopatía en PET/RM tras la vacunación contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33625301/.
  50. Hepatitis autoinmune desencadenada por la vacunación contra el SARS-CoV-2: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34332438/.
  51. Síndrome nefrótico de nueva aparición después de la vacunación contra janssen contra el COVID-19: informe de caso y revisión de la literatura: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34342187/.
  52. Linfadenopatía cervical masiva tras la vacunación con COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34601889/
  53. Glomerulonefritis por ANCA tras la vacunación moderna contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34081948/
  54. Mielitis transversa longitudinal extensa después de la vacunación contra la COVID-19 de AstraZeneca: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34507942/.
  55. Síndrome de extravasación capilar sistémica después de la vacunación con ChAdOx1 nCOV-19 (Oxford-AstraZeneca): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34362727/
  56. Linfadenopatía axilar unilateral relacionada con la vacuna COVID-19: patrón en la resonancia magnética mamaria de detección que permite una evaluación benigna: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34325221/
  57. Linfadenopatía axilar en pacientes con vacunación reciente contra el Covid-19: un nuevo dilema diagnóstico: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34825530/.
  58. Enfermedad de cambio mínimo y lesión renal aguda después de la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34000278/
  59. Adenopatía axilar unilateral inducida por la vacuna COVID-19: evaluación de seguimiento en los Estados Unidos: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34655312/.
  60. Gastroparesia tras la vacunación Pfizer-BioNTech contra la COVID-19: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34187985/.
  61. Abbate, A., Gavin, J., Madanchi, N., Kim, C., Shah, P. R., Klein, K., . . . Danielides, S. (2021). Miocarditis fulminante e hiperinflamación sistémica asociada temporalmente con la vacunación con BNT162b2 mRNA COVID-19 en dos pacientes. Int J Cardiol, 340, 119-121. doi:10.1016/j.ijcard.2021.08.018. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34416319
  62. Abu Mouch, S., Roguin, A., Hellou, E., Ishai, A., Shoshan, U., Mahamid, L., . . . Berar Yanay, N. (2021). Miocarditis después de la vacunación con ARNm contra la COVID-19. Vacuna, 39(29), 3790-3793. doi:10.1016/j.vaccine.2021.05.087. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34092429
  63. Albert, E., Aurigemma, G., Saucedo, J., & Gerson, D. S. (2021). Miocarditis después de la vacunación contra el COVID-19. Radiol Case Rep, 16(8), 2142-2145. doi:10.1016/j.radcr.2021.05.033. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34025885
  64. Aye, Y. N., Mai, A. S., Zhang, A., Lim, O. Z. H., Lin, N., Ng, C. H., . . . Chew, N. W. S. (2021). Infarto agudo de miocardio y miocarditis después de la vacunación contra el COVID-19. QJM. doi:10.1093/qjmed/hcab252. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34586408
  65. Azir, M., Inman, B., Webb, J. y Tannenbaum, L. (2021). STEMI Mimic: Miocarditis focal en un paciente adolescente después de la vacuna de ARNm COVID-19. J Emerg Med, 61(6), e129-e132. doi:10.1016/j.jemermed.2021.09.017. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34756746
  66. Barda, N., Dagan, N., Ben-Shlomo, Y., Kepten, E., Waxman, J., Ohana, R., . . . Balicer, R. D. (2021). Seguridad de la vacuna BNT162b2 mRNA Covid-19 en un entorno nacional. N Engl J Med, 385(12), 1078-1090. doi:10.1056/NEJMoa2110475. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34432976
  67. Bhandari, M., Pradhan, A., Vishwakarma, P., & Sethi, R. (2021). Coronavirus y manifestaciones cardiovasculares: llegar al meollo del asunto. Mundo J Cardiol, 13(10), 556-565. doi:10.4330/wjc.v13.i10.556. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34754400
  68. Bozkurt, B., Kamat, I., & Hotez, P. J. (2021). Miocarditis con vacunas de ARNm COVID-19. Circulación, 144(6), 471-484. doi:10.1161/CIRCULATIONAHA.121.056135. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34281357
  69. Buchhorn, R., Meyer, C., Schulze-Forster, K., Junker, J., & Heidecke, H. (2021). Liberación de autoanticuerpos en niños después de la vacunación con ARNm del virus Corona: ¿un factor de riesgo del síndrome inflamatorio multisistémico? Vacunas (Basilea), 9(11). doi:10.3390/vaccines9111353. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34835284
  70. Calcaterra, G., Bassareo, P. P., Barilla, F., Romeo, F., & Mehta, J. L. (2022). Sobre el inesperado estado protrombótico tras algunas vacunas contra la enfermedad por coronavirus 2019. J Cardiovasc Med (Hagerstown), 23(2), 71-74. doi:10.2459/JCM.000000000000001232. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34366403
  71. Calcaterra, G., Mehta, J. L., de Gregorio, C., Butera, G., Neroni, P., Fanos, V., & Bassareo, P. P. (2021). Vacuna COVID 19 para adolescentes. Preocupación por la miocarditis y la pericarditis. Pediatr Rep, 13(3), 530-533. doi:10.3390/pediátrico13030061. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34564344
  72. Chai, Q., Nygaard, U., Schmidt, R.C., Zaremba, T., Moller, A.M., & Thorvig, C.M. (2022). Síndrome inflamatorio multisistémico en un adolescente masculino después de su segunda vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19. Acta Paediatr, 111(1), 125-127. doi:10.1111/apa.16141. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34617315
  73. Chamling, B., Vehof, V., Drakos, S., Weil, M., Stalling, P., Vahlhaus, C., . . . Yilmaz, A. (2021). Aparición de miocarditis aguda similar a un infarto después de la vacunación contra la COVID-19: ¿solo una coincidencia accidental o más bien una miocarditis autoinmune asociada a la vacunación? Clin Res Cardiol, 110(11), 1850-1854. doi:10.1007/s00392-021-01916-w. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34333695
  74. Chang, J.C., & Hawley, H.B. (2021). Trombocitopenia y trombosis asociadas a la vacuna: endoteliopatía venosa que conduce a microrromtrombosis venosa combinada. Medicina (Kaunas), 57(11). doi:10.3390/medicina57111163. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34833382
  75. Chelala, L., Jeudy, J., Hossain, R., Rosenthal, G., Pietris, N., & White, C. (2021). Hallazgos de resonancia magnética cardíaca de miocarditis después de la vacunación con ARNm de COVID-19 en adolescentes. AJR Am J Roentgenol. doi:10.2214/AJR.21.26853. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34704459
  76. Choi, S., Lee, S., Seo, J. W., Kim, M. J., Jeon, Y. H., Park, J. H., . . . Yeo, N. S. (2021). Muerte súbita inducida por miocarditis después de la vacunación contra el COVID-19 con ARNm BNT162b2 en Corea: informe de caso centrado en hallazgos histopatológicos. J Korean Med Sci, 36(40), e286. doi:10.3346/jkms.2021.36.e286. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34664804
  77. Chouchana, L., Blet, A., Al-Khalaf, M., Kafil, T. S., Nair, G., Robblee, J., . . . Liu, P. P. (2021). Características de las reacciones cardíacas inflamatorias después de la vacunación con ARNm contra la COVID-19 a nivel mundial. Clin Pharmacol Ther. doi:10.1002/cpt.2499. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34860360
  78. Chua, G. T., Kwan, M. Y. W., Chui, C. S. L., Smith, R. D., Cheung, E.C., Tian, T., . . . Ip, P. (2021). Epidemiología de la miocarditis/pericarditis aguda en adolescentes de Hong Kong después de la vacunación contra comirnaty. Clin Infect Dis. doi:10.1093/cid/ciab989. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34849657
  79. Clarke, R., & Ioannou, A. (2021). ¿Se debe utilizar el mapeo T2 en casos de miocarditis recurrente para diferenciar entre la inflamación aguda y la cicatriz crónica? J Pediatr. doi:10.1016/j.jpeds.2021.12.026. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34933012
  80. Colaneri, M., De Filippo, M., Licari, A., Marseglia, A., Maiocchi, L., Ricciardi, A., . . . Bruno, R. (2021). Vacunación contra el COVID y exacerbación del asma: ¿podría haber un vínculo? Int J Infect Dis, 112, 243-246. doi:10.1016/j.ijid.2021.09.026. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34547487
  81. Das, B.B., Kohli, U., Ramachandran, P., Nguyen, H. H., Greil, G., Hussain, T., . . . Khan, D. (2021). Miopericarditis después de la enfermedad por coronavirus de ARN mensajero 2019 Vacunación en adolescentes de 12 a 18 años de edad. J Pediatr, 238, 26-32 e21. doi:10.1016/j.jpeds.2021.07.044. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34339728
  82. Das, B.B., Moskowitz, W.B., Taylor, M.B., & Palmer, A. (2021). Miocarditis y pericarditis después de la vacunación de ARNm contra el COVID-19: ¿Qué sabemos hasta ahora? Niños (Basilea), 8(7). doi:10.3390/niños8070607. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34356586
  83. Deb, A., Abdelmalek, J., Iwuji, K., & Nugent, K. (2021). Lesión miocárdica aguda después de la vacunación contra covid-19: un informe de caso y revisión de la evidencia actual de la base de datos del sistema de notificación de eventos adversos de vacunas. J Prim Care Community Health, 12 años, 21501327211029230. doi:10.1177/21501327211029230. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34219532
  84. Dickey, J.B., Albert, E., Badr, M., Laraja, K.M., Sena, L.M., Gerson, D. S., . . . Aurigemma, G. P. (2021). Una serie de pacientes con miocarditis después de la vacunación contra el SARS-CoV-2 con ARNm-1279 y BNT162b2. JACC Cardiovasc Imaging, 14(9), 1862-1863. doi:10.1016/j.jcmg.2021.06.003. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34246585
  85. Dimopoulou, D., Spyridis, N., Vartzelis, G., Tsolia, M. N., & Maritsi, D. N. (2021). Seguridad y tolerabilidad de la vacuna de ARNm contra la COVID-19 en adolescentes con artritis idiopática juvenil en tratamiento con inhibidores del TNF. Artritis Reumatol. doi:10.1002/art.41977. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34492161
  86. Dimopoulou, D., Vartzelis, G., Dasoula, F., Tsolia, M., & Maritsi, D. (2021). Inmunogenicidad de la vacuna de ARNm COVID-19 en adolescentes con artritis idiopática juvenil en tratamiento con inhibidores del TNF. Ann Rheum Dis. doi:10.1136/annrheumdis-2021-221607. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34844930
  87. Ehrlich, P., Klingel, K., Ohlmann-Knafo, S., Huttinger, S., Sood, N., Pickuth, D., & Kindermann, M. (2021). Miocarditis linfocítica comprobada por biopsia después de la primera vacunación de ARNm contra la COVID-19 en un hombre de 40 años: informe de caso. Clin Res Cardiol, 110(11), 1855-1859. doi:10.1007/s00392-021-01936-6. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34487236
  1. El Sahly, H.M., Baden, L. R., Essink, B., Doblecki-Lewis, S., Martin, J.M., Anderson, E. J., . . . Grupo, C. S. (2021). Eficacia de la vacuna contra el SARS-CoV-2 mRNA-1273 al finalizar la fase cegada. N Engl J Med, 385(19), 1774-1785. doi:10.1056/NEJMoa2113017. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34551225
  2. Facetti, S., Giraldi, M., Vecchi, A. L., Rogiani, S., & Nassiacos, D. (2021). [Miocarditis aguda en un adulto joven dos días después de la vacunación con Pfizer]. G Ital Cardiol (Roma), 22(11), 891-893. doi:10.1714/3689.36746. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34709227
  3. Fazlollahi, A., Zahmatyar, M., Noori, M., Nejadghaderi, S. A., Sullman, M. J.M., Shekarriz-Foumani, R., . . . Safiri, S. (2021). Complicaciones cardíacas después de las vacunas de ARNm contra la COVID-19: una revisión sistemática de los informes de casos y las series de casos. Rev Med Virol, e2318. doi:10.1002/rmv.2318. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34921468
  4. Fazolo, T., Lima, K., Fontoura, J.C., de Souza, P. O., Hilario, G., Zorzetto, R., . . . Bonorino, C. (2021). Los pacientes pediátricos con COVID-19 en el sur de Brasil muestran abundante ARNm viral y fuertes respuestas antivirales específicas. Nat Commun, 12(1), 6844. doi:10.1038/s41467-021-27120-y. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34824230
  5. Fikenzer, S., & Laufs, U. (2021). Corrección a: Respuesta a la carta a los editores refiriéndose a Fikenzer, S., Uhe, T., Lavall, D., Rudolph, U., Falz, R., Busse, M., Hepp, P., & Laufs, U. (2020). Efectos de las mascarillas quirúrgicas y FFP2/N95 sobre la capacidad de ejercicio cardiopulmonar. Investigación clínica en cardiología: revista oficial de la Sociedad Alemana de Cardiología, 1-9. Publicación anticipada en línea. https://doi.org/10.1007/s00392-020-01704-y. Clin Res Cardiol, 110(8), 1352. doi:10.1007/s00392-021-01896-x. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34170372
  6. Foltran, D., Delmas, C., Flumian, C., De Paoli, P., Salvo, F., Gautier, S., . . . Montastruc, F. (2021). Miocarditis y pericarditis en adolescentes después de la primera y segunda dosis de las vacunas de ARNm contra la COVID-19. Eur Heart J Qual Care Clin Outcomes. doi:10.1093/ehjqcco/qcab090. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34849667
  7. Forgacs, D., Jang, H., Abreu, R.B., Hanley, H.B., Gattiker, J. L., Jefferson, A.M., & Ross, T.M. (2021). Las vacunas de ARNm contra el SARS-CoV-2 provocan diferentes respuestas en humanos inmunológicamente ingenuos y preinmunes. Immunol frontal, 12, 728021. doi:10.3389/fimmu.2021.728021. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34646267
  8. Furer, V., Eviatar, T., Zisman, D., Peleg, H., Paran, D., Levartovsky, D., . . . Elkayam, O. (2021). Inmunogenicidad y seguridad de la vacuna BNT162b2 mRNA COVID-19 en pacientes adultos con enfermedades reumáticas inflamatorias autoinmunes y en la población general: un estudio multicéntrico. Ann Rheum Dis, 80(10), 1330-1338. doi:10.1136/annrheumdis-2021-220647. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34127481
  9. Galindo, R., Chow, H., & Rongkavilit, C. (2021). COVID-19 en niños: manifestaciones clínicas e intervenciones farmacológicas, incluidos los ensayos de vacunas. Pediatr Clin North Am, 68(5), 961-976. doi:10.1016/j.pcl.2021.05.004. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34538306
  10. Gargano, J. W., Wallace, M., Hadler, S.C., Langley, G., Su, J. R., Oster, M. E., . . . Oliver, S. E. (2021). Uso de la vacuna DE ARNm CONTRA EL COVID-19 después de informes de miocarditis entre los receptores de la vacuna: actualización del Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización – Estados Unidos, junio de 2021. MMWR Morb Mortal Wkly Rep, 70(27), 977-982. doi:10.15585/mmwr.mm7027e2. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34237049
  11. Gatti, M., Raschi, E., Moretti, U., Ardizzoni, A., Poluzzi, E., & Diemberger, I. (2021). Vacunación contra la influenza y miopericarditis en pacientes que reciben inhibidores del punto de control inmunitario: investigación de la probabilidad de interacción a través del sistema de notificación de eventos adversos de la vacuna y VigiBase. Vacunas (Basilea), 9(1). doi:10.3390/vacunas9010019. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/33406694
  12. Gautam, N., Saluja, P., Fudim, M., Jambhekar, K., Pandey, T., & Al’Aref, S. (2021). Una presentación tardía de la miocarditis inducida por la vacuna COVID-19. Cureus, 13(9), e17890. doi:10.7759/cureus.17890. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34660088
  13. Gellad, W. F. (2021). Miocarditis después de la vacunación contra el covid-19. BMJ, 375, n3090. doi:10.1136/bmj.n3090. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34916217
  14. Greenhawt, M., Abrams, E.M., Shaker, M., Chu, D. K., Khan, D., Akin, C., . . . Golden, D.B. K. (2021). El riesgo de reacción alérgica a las vacunas contra el SARS-CoV-2 y la evaluación y el tratamiento recomendados: una revisión sistemática, un metanálisis, una evaluación GRADE y un enfoque de consenso internacional. J Allergy Clin Immunol Pract, 9(10), 3546-3567. doi:10.1016/j.jaip.2021.06.006. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34153517
  15. Haaf, P., Kuster, G.M., Mueller, C., Berger, C. T., Monney, P., Burger, P., . . . Tanner, F.C. (2021). El riesgo muy bajo de miocarditis y pericarditis después de la vacunación con ARNm contra la COVID-19 no debe desalentar la vacunación. Swiss Med Wkly, 151, w30087. doi:10.4414/smw.2021.w30087. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34668687
  16. Hasnie, A. A., Hasnie, U. A., Patel, N., Aziz, M. U., Xie, M., Lloyd, S. G., & Prabhu, S. D. (2021). Perimiocarditis después de la primera dosis de la vacuna mRNA-1273 SARS-CoV-2 (Moderna) en un hombre joven sano: un informe de caso. BMC Cardiovasc Disord, 21(1), 375. doi:10.1186/s12872-021-02183-3. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34348657
  17. Hause, A.M., Gee, J., Baggs, J., Abara, W. E., Márquez, P., Thompson, D., . . . Shay, D. K. (2021). Seguridad de la vacuna COVID-19 en adolescentes de 12 a 17 años – Estados Unidos, 14 de diciembre de 2020-16 de julio de 2021. MMWR Morb Mortal Wkly Rep, 70(31), 1053-1058. doi:10.15585/mmwr.mm7031e1. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34351881
  18. Helms, J.M., Ansteatt, K. T., Roberts, J.C., Kamatam, S., Foong, K. S., Labayog, J. S. & Tarantino, M. D. (2021). Trombocitopenia inmune refractaria grave que ocurre después de la vacuna contra el SARS-CoV-2. J Blood Med, 12, 221-224. doi:10.2147/JBM. Expediente S307047. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/33854395
  19. Hippisley-Cox, J., Patone, M., Mei, X. W., Saatci, D., Dixon, S., Khunti, K., . . . Coupland, C. A.C. (2021). Riesgo de trombocitopenia y tromboembolismo después de la vacunación contra el covid-19 y pruebas positivas para el SARS-CoV-2: estudio de series de casos autocontrolados. BMJ, 374, n1931. doi:10.1136/bmj.n1931. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34446426
  20. Ho, J. S., Sia, C. H., Ngiam, J. N., Loh, P. H., Chew, N. W., Kong, W. K. y Poh, K. K. (2021). Una revisión de la vacunación contra el COVID-19 y las manifestaciones cardíacas reportadas. Singapur Med J. doi:10.11622/smedj.2021210. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34808708
  21. Iguchi, T., Umeda, H., Kojima, M., Kanno, Y., Tanaka, Y., Kinoshita, N., & Sato, D. (2021). Informe de eventos adversos acumulativos de anafilaxia después de las inyecciones de la vacuna COVID-19 de ARNm (Pfizer-BioNTech) en Japón: el informe del primer mes. Droga Saf, 44(11), 1209-1214. doi:10.1007/s40264-021-01104-9. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34347278
  22. En resumen: Miocarditis con las vacunas Pfizer/BioNTech y Moderna COVID-19. (2021). Med Lett Drugs Ther, 63(1629), e9. Recuperado de https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34544112https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/3454412
  23. Ioannou, A. (2021a). La miocarditis debe considerarse en aquellos con un aumento de troponina y arterias coronarias sin obstrucciones después de la vacunación Pfizer-BioNTech COVID-19. QJM. doi:10.1093/qjmed/hcab231. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34463755
  24. Ioannou, A. (2021b). El mapeo T2 debe utilizarse en casos de sospecha de miocarditis para confirmar un proceso inflamatorio agudo. QJM. doi:10.1093/qjmed/hcab326. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34931681
  25. Isaak, A., Feisst, A. y Luetkens, J. A. (2021). Miocarditis después de la vacunación contra el COVID-19. Radiología, 301(1), E378-E379. doi:10.1148/radiol.2021211766. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34342500
  26. Istampoulouoglou, I., Dimitriou, G., Spani, S., Cristo, A., Zimmermanns, B., Koechlin, S., . . . Leuppi-Taegtmeyer, A.B. (2021). Miocarditis y pericarditis en asociación con la vacunación con ARNm COVID-19: casos de un centro regional de farmacovigilancia. Glob Cardiol Sci Pract, 2021(3), e202118. doi:10.21542/gcsp.2021.18. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34805376
  27. Jaafar, R., Boschi, C., Aherfi, S., Bancod, A., Le Bideau, M., Edouard, S., . . . La Scola, B. (2021). Alta heterogeneidad individual de las actividades neutralizantes frente a la cepa original y nueve variantes diferentes del SARS-CoV-2. Virus, 13(11). doi:10.3390/v13112177. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34834983
  28. Jain, S. S., Steele, J.M., Fonseca, B., Huang, S., Shah, S., Maskatia, S. A., . . . Grosse-Wortmann, L. (2021). Miocarditis asociada a la vacunación contra la COVID-19 en adolescentes. Pediatría, 148(5). doi:10.1542/peds.2021-053427. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34389692
  29. Jhaveri, R., Adler-Shohet, F.C., Blyth, C.C., Chiotos, K., Gerber, J. S., Green, M., . . . Zaoutis, T. (2021). Sopesando los riesgos de la perimiocarditis con los beneficios de la vacunación con ARNm del SARS-CoV-2 en adolescentes. J Pediatric Infect Dis Soc, 10(10), 937-939. doi:10.1093/jpids/piab061. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34270752
  30. Kaneta, K., Yokoi, K., Jojima, K., Kotooka, N., & Node, K. (2021). Hombre joven con miocarditis después de la vacunación mRNA-1273 contra la enfermedad por coronavirus-2019 (COVID-19). Circ J. doi:10.1253/circj. CJ-21-0818. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34744118
  31. Kaul, R., Sreenivasan, J., Goel, A., Malik, A., Bandyopadhyay, D., Jin, C., . . . Panza, J. A. (2021). Miocarditis después de la vacunación contra el COVID-19. Int J Cardiol Heart Vasc, 36 años, 100872. doi:10.1016/j.ijcha.2021.100872. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34568540
  32. Khogali, F., & Abdelrahman, R. (2021). Presentación inusual de la perimiocarditis aguda después de la vacunación sars-COV-2 mRNA-1237 Moderna. Cureus, 13(7), e16590. doi:10.7759/cureus.16590. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34447639
  33. Kim, H. W., Jenista, E. R., Wendell, D.C., Azevedo, C. F., Campbell, M. J., Darty, S. N., . . . Kim, R. J. (2021). Pacientes con miocarditis aguda después de la vacunación de ARNm contra el COVID-19. JAMA Cardiol, 6(10), 1196-1201. doi:10.1001/jamacardio.2021.2828. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34185046
  34. Kim, I.C., Kim, H., Lee, H. J., Kim, J. Y., & Kim, J. Y. (2021). Imágenes cardíacas de la miocarditis aguda después de la vacunación con ARNm de COVID-19. J Korean Med Sci, 36(32), e229. doi:10.3346/jkms.2021.36.e229. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34402228
  35. King, W. W., Petersen, M. R., Matar, R.M., Budweg, J.B., Cuervo Pardo, L., & Petersen, J. W. (2021). Miocarditis después de la vacunación con ARNm contra el SARS-CoV-2, una serie de casos. Am Heart J Plus, 8 años, 100042. doi:10.1016/j.ahjo.2021.100042. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34396358
  36. Klein, N. P., Lewis, N., Goddard, K., Fireman, B., Zerbo, O., Hanson, K. E., . . . Weintraub, E. S. (2021). Vigilancia de eventos adversos después de la vacunación con ARNm de COVID-19. JAMA, 326(14), 1390-1399. doi:10.1001/jama.2021.15072. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34477808
  37. Klimek, L., Bergmann, K.C., Brehler, R., Pfutzner, W., Zuberbier, T., Hartmann, K., . . . Gusano, M. (2021). Manejo práctico de reacciones alérgicas a las vacunas COVID-19: un documento de posición de las Sociedades alemanas y austriacas de alergia aeDA, DGAKI, GPA y OGAI. Allergo J Int, 1-17. doi:10.1007/s40629-021-00165-7. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/33898162
  38. Klimek, L., Novak, N., Hamelmann, E., Werfel, T., Wagenmann, M., Taube, C., . . . Gusano, M. (2021). Reacciones alérgicas graves después de la vacunación contra el COVID-19 con la vacuna de Pfizer /BioNTech en Gran Bretaña y EE. UU.: Declaración de posición de las Sociedades Alemanas de Alergia: Asociación Médica de Alergólogos Alemanes (AeDA), Sociedad Alemana de Alergología e Inmunología Clínica (DGAKI) y Sociedad de Alergología Pediátrica y Medicina Ambiental (GPA). Allergo J Int, 30(2), 51-55. doi:10.1007/s40629-020-00160-4. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/33643776
  39. Kohli, U., Desai, L., Chowdhury, D., Harahsheh, A. S., Yonts, A.B., Ansong, A., . . . Ang, J. Y. (2021). MRNA Coronavirus-19 Vaccine-Associated Myopericarditis in Adolescents: A Survey Study. J Pediatr. doi:10.1016/j.jpeds.2021.12.025. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34952008
  40. Kostoff, R. N., Calina, D., Kanduc, D., Briggs, M.B., Vlachoyiannopoulos, P., Svistunov, A. A., & Tsatsakis, A. (2021a). Fe de erratas a «¿Por qué estamos vacunando a los niños contra el COVID-19?» [Toxicol. Rep. 8C (2021) 1665-1684 / 1193]. Toxicol Rep, 8, 1981. doi:10.1016/j.toxrep.2021.10.003. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34642628
  41. Kostoff, R. N., Calina, D., Kanduc, D., Briggs, M.B., Vlachoyiannopoulos, P., Svistunov, A. A., & Tsatsakis, A. (2021b). ¿Por qué estamos vacunando a los niños contra el COVID-19? Toxicol Rep, 8, 1665-1684. doi:10.1016/j.toxrep.2021.08.010. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34540594
  42. Kremsner, P. G., Mann, P., Kroidl, A., Leroux-Roels, I., Schindler, C., Gabor, J. J., . . . Grupo, C.-N.-S. (2021). Seguridad e inmunogenicidad de una vacuna candidata a nanopartícula lipídica de ARNm contra el SARS-CoV-2: un ensayo clínico aleatorizado de fase 1. Wien Klin Wochenschr, 133(17-18), 931-941. doi:10.1007/s00508-021-01922-y. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34378087
  43. Kustin, T., Harel, N., Finkel, U., Perchik, S., Harari, S., Tahor, M., . . . Stern, A. (2021). Evidencia de un aumento de las tasas de avance de las variantes de SARS-CoV-2 de preocupación en individuos vacunados con BNT162b2-ARNm. Nat Med, 27(8), 1379-1384. doi:10.1038/s41591-021-01413-7. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34127854
  44. Kwan, M. Y. W., Chua, G. T., Chow, C.B., Tsao, S. S. L., To, K. K. W., Yuen, K. Y., . . . Ip, P. (2021). Vacuna CONTRA el ARNm COVID y miocarditis en adolescentes. Hong Kong Med J, 27(5), 326-327. doi:10.12809/hkmj215120. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34393110
  1. Lee, E., Chew, N. W. S., Ng, P. y Yeo, T. J. (2021). Respuesta a «Carta al editor: La miocarditis debe considerarse en aquellos con un aumento de troponina y arterias coronarias sin obstrucciones después de la vacunación PfizerBioNTech COVID-19». QJM. doi:10.1093/qjmed/hcab232. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34463770
  2. Lee, E. J., Cines, D.B., Gernsheimer, T., Kessler, C., Michel, M., Tarantino, M. D., . . . Bussel, J.B. (2021). Trombocitopenia tras la vacunación contra el SARS-CoV-2 de Pfizer y Moderna. Am J Hematol, 96(5), 534-537. doi:10.1002/ajh.26132. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/33606296
  3. Levin, D., Shimon, G., Fadlon-Derai, M., Gershovitz, L., Shovali, A., Sebbag, A., . . . Gordon, B. (2021). Miocarditis después de la vacunación contra la COVID-19: una serie de casos. Vacuna, 39(42), 6195-6200. doi:10.1016/j.vaccine.2021.09.004. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34535317
  4. Li, J., Hui, A., Zhang, X., Yang, Y., Tang, R., Ye, H., . . . Zhu, F. (2021). Seguridad e inmunogenicidad de la vacuna de ARNm del SARS-CoV-2 BNT162b1 en adultos chinos jóvenes y mayores: un estudio aleatorizado, controlado con placebo, doble ciego de fase 1. Nat Med, 27(6), 1062-1070. doi:10.1038/s41591-021-01330-9. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/33888900
  5. Li, M., Yuan, J., Lv, G., Brown, J., Jiang, X. y Lu, Z. K. (2021). Miocarditis y pericarditis después de la vacunación contra la COVID-19: desigualdades en la edad y los tipos de vacunas. J Pers Med, 11(11). doi:10.3390/jpm11111106. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34834458
  6. Lim, Y., Kim, M.C., Kim, K. H., Jeong, I. S., Cho, Y. S., Choi, Y. D., & Lee, J. E. (2021). Informe de caso: Miocarditis fulminante aguda y shock cardiogénico después de la enfermedad por coronavirus de ARN mensajero 2019 Vacunación que requiere reanimación cardiopulmonar extracorpórea. Frente Cardiovasc Med, 8, 758996. doi:10.3389/fcvm.2021.758996. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34778411
  7. Long, S. S. (2021). Información importante sobre la miopericarditis después de la vacunación pfizer contra el ARNm COVID-19 en adolescentes. J Pediatr, 238, 5. doi:10.1016/j.jpeds.2021.07.057. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34332972
  8. Luk, A., Clarke, B., Dahdah, N., Ducharme, A., Krahn, A., McCrindle, B., . . . McDonald, M. (2021). Miocarditis y pericarditis después de la vacunación con ARNm covid-19: consideraciones prácticas para los proveedores de atención. Can J Cardiol, 37(10), 1629-1634. doi:10.1016/j.cjca.2021.08.001. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34375696
  9. Madelon, N., Lauper, K., Breville, G., Sabater Royo, I., Goldstein, R., Andrey, D. O., . . . Eberhardt, C. S. (2021). Respuestas robustas de células T en pacientes tratados con anti-CD20 después de la vacunación contra la COVID-19: un estudio de cohorte prospectivo. Clin Infect Dis. doi:10.1093/cid/ciab954. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34791081
  10. Mangat, C., & Milosavljevic, N. (2021). La vacunación BNT162b2 durante el embarazo protege tanto a la madre como al bebé: anticuerpos anti-SARS-CoV-2 S persistentemente positivos en un bebé a los 6 meses de edad. Caso Rep Pediatr, 2021, 6901131. doi:10.1155/2021/6901131. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34676123
  11. Mark, C., Gupta, S., Punnett, A., Upton, J., Orkin, J., Atkinson, A., . . . Alexander, S. (2021). Seguridad de la administración de la vacuna contra el ARNm BNT162b2 (Pfizer-BioNTech) contra la COVID-19 en jóvenes y adultos jóvenes con antecedentes de leucemia linfoblástica aguda y alergia a la PEG-asparaginasa. Pediatr Blood Cancer, 68(11), e29295. doi:10.1002/pbc.29295. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34398511
  1. Martins-Filho, P. R., Quintans-Junior, L. J., de Souza Araujo, A. A., Sposato, K.B., Souza Tavares, C. S., Gurgel, R. Q., . . . Santos, V. S. (2021). Desigualdades socioeconómicas e incidencia y mortalidad de COVID-19 en niños brasileños: un estudio nacional basado en registros. Salud Pública, 190, 4-6. doi:10.1016/j.puhe.2020.11.005. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/33316478
  2. McLean, K., & Johnson, T. J. (2021). Miopericarditis en un varón adolescente previamente sano después de la vacunación contra el COVID-19: un informe de caso. Acad Emerg Med, 28(8), 918-921. doi:10.1111/acem.14322. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34133825
  3. Mevorach, D., Anis, E., Cedar, N., Bromberg, M., Haas, E. J., Nadir, E., . . . Alroy-Preis, S. (2021). Miocarditis después de la vacuna BNT162b2 mRNA contra Covid-19 en Israel. N Engl J Med, 385(23), 2140-2149. doi:10.1056/NEJMoa2109730. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34614328
  4. Minocha, P. K., Better, D., Singh, R. K. y Hoque, T. (2021). Recurrencia de la miocarditis aguda asociada temporalmente con la recepción de la vacuna contra la enfermedad por coronavirus mRNA 2019 (COVID-19) en un adolescente masculino. J Pediatr, 238, 321-323. doi:10.1016/j.jpeds.2021.06.035. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34166671
  5. Mizrahi, B., Lotan, R., Kalkstein, N., Peretz, A., Perez, G., Ben-Tov, A., . . . Patalon, T. (2021). Correlación de las infecciones por SARS-CoV-2 con el tiempo transcurrido desde la vacuna. Nat Commun, 12(1), 6379. doi:10.1038/s41467-021-26672-3. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34737312
  6. Moffitt, K., Cheung, E., Yeung, T., Stamoulis, C., & Malley, R. (2021). Análisis del transcriptoma de Staphylococcus aureus en abscesos pediátricos de tejidos blandos y comparación con infecciones murinas. Infectar a Immun, 89(4). doi:10.1128/IAI.00715-20. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/33526560
  7. Mohamed, L., Madsen, A.M. R., Schaltz-Buchholzer, F., Ostenfeld, A., Netea, M. G., Benn, C. S., & Kofoed, P. E. (2021). Reactivación de las cicatrices de la vacunación BCG después de la vacunación con vacunas mRNA-Covid: dos informes de casos. BMC Infect Dis, 21(1), 1264. doi:10.1186/s12879-021-06949-0. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34930152
  8. Montgomery, J., Ryan, M., Engler, R., Hoffman, D., McClenathan, B., Collins, L., . . . Cooper, L. T., Jr. (2021). Miocarditis después de la inmunización con vacunas de ARNm CONTRA EL COVID-19 en miembros del ejército de los Estados Unidos. JAMA Cardiol, 6(10), 1202-1206. doi:10.1001/jamacardio.2021.2833. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34185045
  9. Murakami, Y., Shinohara, M., Oka, Y., Wada, R., Noike, R., Ohara, H., . . . Ikeda, T. (2021). Miocarditis después de una vacuna de ARN mensajero COVID-19: una serie de casos japoneses. Intern Med. doi:10.2169/internalmedicine.8731-21. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34840235
  10. Nagasaka, T., Koitabashi, N., Ishibashi, Y., Aihara, K., Takama, N., Ohyama, Y., . . . Kaneko, Y. (2021). Miocarditis aguda asociada con la vacunación contra el COVID-19: un informe de caso. J Casos cardiovasculares. doi:10.1016/j.jccase.2021.11.006. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34876937
  1. Ntouros, P. A., Vlachogiannis, N. I., Pappa, M., Nezos, A., Mavragani, C. P., Tektonidou, M. G., . . . Sfikakis, P. P. (2021). Respuesta efectiva al daño del ADN después de un desafío inmune agudo pero no crónico: vacuna contra el SARS-CoV-2 versus lupus eritematoso sistémico. Clin Immunol, 229, 108765. doi:10.1016/j.clim.2021.108765. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34089859
  2. Nygaard, U., Holm, M., Bohnstedt, C., Chai, Q., Schmidt, L. S., Hartling, U.B., . . . Stensballe, L. G. (2022). Incidencia poblacional de miopericarditis después de la vacunación contra la COVID-19 en adolescentes daneses. Pediatr Infect Dis J, 41(1), e25-e28. doi:10.1097/INF.00000000000003389. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34889875
  3. Oberhardt, V., Luxenburger, H., Kemming, J., Schulien, I., Ciminski, K., Giese, S., . . . Hofmann, M. (2021). Movilización rápida y estable de linfocitos T CD8(+) mediante la vacuna de ARNm contra el SARS-CoV-2. Naturaleza, 597(7875), 268-273. doi:10.1038/s41586-021-03841-4. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34320609
  4. Park, H., Yun, K. W., Kim, K. R., Song, S. H., Ahn, B., Kim, D. R., . . . Kim, Y. J. (2021). Epidemiología y características clínicas de la miocarditis/ pericarditis antes de la introducción de la vacuna de ARNm CONTRA la COVID-19 en niños coreanos: un estudio multicéntrico. J Korean Med Sci, 36(32), e232. doi:10.3346/jkms.2021.36.e232. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34402230
  5. Park, J., Brekke, D. R., & Bratincsak, A. (2021). Miocarditis autolimitada que se presenta con dolor torácico y elevación del segmento ST en adolescentes después de la vacunación con la vacuna BNT162b2 mRNA. Cardiol Joven, 1-4. doi:10.1017/S1047951121002547. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34180390
  6. Patel, Y. R., Louis, D. W., Atalay, M., Agarwal, S., & Shah, N. R. (2021). Hallazgos de resonancia magnética cardiovascular en pacientes adultos jóvenes con miocarditis aguda después de la vacunación de ARNm contra la COVID-19: una serie de casos. J Cardiovasc Magn Reson, 23(1), 101. doi:10.1186/s12968-021-00795-4. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34496880
  7. Patone, M., Mei, X. W., Handunnetthi, L., Dixon, S., Zaccardi, F., Shankar-Hari, M., . . . Hippisley-Cox, J. (2021). Riesgos de miocarditis, pericarditis y arritmias cardíacas asociados con la vacunación contra el COVID-19 o la infección por SARS-CoV-2. Nat Med. doi:10.1038/s41591-021-01630-0. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34907393
  8. Patrignani, A., Schicchi, N., Calcagnoli, F., Falchetti, E., Ciampani, N., Argalia, G., & Mariani, A. (2021). Miocarditis aguda después de la vacunación de Comirnaty en un hombre sano con infección previa por SARS-CoV-2. Radiol Case Rep, 16(11), 3321-3325. doi:10.1016/j.radcr.2021.07.082. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34367386
  9. Pérez, Y., Levy, E. R., Joshi, A. Y., Virk, A., Rodríguez-Porcel, M., Johnson, M., . . . Swift, M. D. (2021). Miocarditis después de la vacuna de ARNm covid-19: una serie de casos y determinación de la tasa de incidencia. Clin Infect Dis. doi:10.1093/cid/ciab926. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34734240
  10. Perrotta, A., Biondi-Zoccai, G., Saade, W., Miraldi, F., Morelli, A., Marullo, A. G., . . . Peruzzi, M. (2021). Una encuesta global instantánea sobre los efectos secundarios de las vacunas COVID-19 entre profesionales de la salud y fuerzas armadas con un enfoque en el dolor de cabeza. Panminerva Med, 63(3), 324-331. doi:10.23736/S0031-0808.21.04435-9. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34738774
  1. Pinana, J. L., López-Corral, L., Martino, R., Montoro, J., Vázquez, L., Pérez, A., . . . Terapia celular, G. (2022). Detección de anticuerpos reactivos al SARS-CoV-2 tras la vacunación contra el SARS-CoV-2 en receptores de trasplante de células madre hematopoyéticas: Encuesta prospectiva del Grupo Español de Trasplante y Terapia Celular de Células Madre Hematopoyéticas. Am J Hematol, 97(1), 30-42. doi:10.1002/ajh.26385. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34695229
  2. Revon-Riviere, G., Ninove, L., Min, V., Rome, A., Coze, C., Verschuur, A., . . . André, N. (2021). La vacuna BNT162b2 mRNA COVID-19 en adolescentes y adultos jóvenes con cáncer: Una experiencia monocéntrica. Eur J Cáncer, 154, 30-34. doi:10.1016/j.ejca.2021.06.002. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34233234
  3. Sánchez Tijmes, F., Thavendiranathan, P., Udell, J. A., Seidman, M. A. y Hanneman, K. (2021). Evaluación de la resonancia magnética cardíaca de la inflamación miocárdica no isquémica: revisión y actualización del estado del arte sobre la miocarditis asociada con la vacunación contra covid-19. Imágenes de cardiotorrac radiol, 3(6), e210252. doi:10.1148/ryct.210252. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34934954
  4. Schauer, J., Buddhe, S., Colyer, J., Sagiv, E., Law, Y., Mallenahalli Chikkabyrappa, S., & Portman, M. A. (2021). Miopericarditis después de la vacuna contra la enfermedad por coronavirus del ácido ribonucleico mensajero de Pfizer en adolescentes. J Pediatr, 238, 317-320. doi:10.1016/j.jpeds.2021.06.083. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34228985
  5. Schneider, J., Sottmann, L., Greinacher, A., Hagen, M., Kasper, H. U., Kuhnen, C., . . . Schmeling, A. (2021). Investigación post mortem de muertes después de la vacunación con vacunas COVID-19. Int J Legal Med, 135(6), 2335-2345. doi:10.1007/s00414-021-02706-9. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34591186
  6. Schramm, R., Costard-Jackle, A., Rivinius, R., Fischer, B., Muller, B., Boeken, U., . . . Gummert, J. (2021). Mala respuesta humoral y de células T a la vacuna de ARN mensajero del SARS-CoV-2 de dos dosis BNT162b2 en receptores de trasplante cardiotorácico. Clin Res Cardiol, 110(8), 1142-1149. doi:10.1007/s00392-021-01880-5. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34241676
  7. Sessa, F., Salerno, M., Esposito, M., Di Nunno, N., Zamboni, P., & Pomara, C. (2021). Hallazgos de la autopsia y relación de causalidad entre la muerte y la vacunación contra la COVID-19: una revisión sistemática. J Clin Med, 10(24). doi:10.3390/jcm10245876. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34945172
  8. Sharif, N., Alzahrani, K. J., Ahmed, S. N. y Dey, S. K. (2021). Eficacia, inmunogenicidad y seguridad de las vacunas contra la COVID-19: una revisión sistemática y un metanálisis. Immunol frontal, 12, 714170. doi:10.3389/fimmu.2021.714170. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34707602
  9. Shay, D. K., Gee, J., Su, J. R., Myers, T. R., Márquez, P., Liu, R., . . . Shimabukuro, T. T. (2021). Monitoreo de seguridad de la vacuna Janssen (Johnson & Johnson) COVID-19 – Estados Unidos, marzo-abril de 2021. MMWR Morb Mortal Wkly Rep, 70(18), 680-684. doi:10.15585/mmwr.mm7018e2. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/33956784
  10. Shazley, O., & Alshazley, M. (2021). Un hombre de 52 años con COVID positivo presentó tromboembolismo venoso y coagulación intravascular diseminada después de la vacunación de Johnson & Johnson: un estudio de caso. Cureus, 13(7), e16383. doi:10.7759/cureus.16383. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34408937
  11. Shiyovich, A., Witberg, G., Aviv, Y., Eisen, A., Orvin, K., Wiessman, M., . . . Hamdan, A. (2021). Miocarditis tras la vacunación contra la COVID-19: estudio de resonancia magnética. Eur Heart J Cardiovasc Imaging. doi:10.1093/ehjci/jeab230. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34739045
  12. Simone, A., Herald, J., Chen, A., Gulati, N., Shen, A. Y., Lewin, B., & Lee, M. S. (2021). Miocarditis aguda después de la vacunación con ARNm de COVID-19 en adultos de 18 años o más. JAMA Intern Med, 181(12), 1668-1670. doi:10.1001/jamainternmed.2021.5511. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34605853
  13. Singer, M. E., Taub, I.B., & Kaelber, D.C. (2021). Riesgo de miocarditis por infección por COVID-19 en personas menores de 20 años: un análisis basado en la población. medRxiv. doi:10.1101/2021.07.23.21260998. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34341797
  14. Smith, C., Odd, D., Harwood, R., Ward, J., Linney, M., Clark, M., . . . Fraser, L. K. (2021). Muertes en niños y jóvenes en Inglaterra después de la infección por SARS-CoV-2 durante el primer año pandémico. Nat Med. doi:10.1038/s41591-021-01578-1. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34764489
  15. Snapiri, O., Rosenberg Danziger, C., Shirman, N., Weissbach, A., Lowenthal, A., Ayalon, I., . . . Bilavsky, E. (2021). Lesión cardíaca transitoria en adolescentes que reciben la vacuna BNT162b2 mRNA COVID-19. Pediatr Infect Dis J, 40(10), e360-e363. doi:10.1097/INF.00000000000003235. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34077949
  16. Spinner, J. A., Julien, C. L., Olayinka, L., Dreyer, W. J., Bocchini, C. E., Muñoz, F.M., & Devaraj, S. (2021). Anticuerpos anti-pico del SARS-CoV-2 después de la vacunación en el trasplante cardíaco pediátrico: un primer informe. J Trasplante de Corazón y Pulmón. doi:10.1016/j.healun.2021.11.001. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34911654
  17. Starekova, J., Bluemke, D. A., Bradham, W. S., Grist, T.M., Schiebler, M. L. y Reeder, S.B. (2021). Miocarditis asociada con la vacunación contra el ARNm covid-19. Radiología, 301(2), E409-E411. doi:10.1148/radiol.2021211430. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34282971
  18. Sulemankhil, I., Abdelrahman, M., & Negi, S. I. (2021). Asociación temporal entre la vacuna COVID-19 Ad26.COV2.S y la miocarditis aguda: un informe de caso y una revisión de la literatura. Cardiovasc Revasc Med. doi:10.1016/j.carrev.2021.08.012. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34420869
  19. Tailor, P. D., Feighery, A.M., El-Sabawi, B., & Prasad, A. (2021). Caso clínico: miocarditis aguda tras la segunda dosis de la vacuna contra el ARNm-1273 contra el SARS-CoV-2. Eur Heart J Case Rep, 5(8), ytab319. doi:10.1093/ehjcr/ytab319. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34514306
  20. Takeda, M., Ishio, N., Shoji, T., Mori, N., Matsumoto, M., & Shikama, N. (2021). Miocarditis eosinofílica después de la vacunación contra la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19). Circ J. doi:10.1253/circj. CJ-21-0935. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34955479
  21. Equipo, C.C.-R., Food, & Drug, A. (2021). Reacciones alérgicas, incluida la anafilaxia después de recibir la primera dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19 – Estados Unidos, del 14 al 23 de diciembre de 2020. MMWR Morb Mortal Wkly Rep, 70(2), 46-51. doi:10.15585/mmwr.mm7002e1. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/33444297
  22. Thompson, M. G., Burgess, J. L., Naleway, A. L., Tyner, H., Yoon, S. K., Meece, J., . . . Gaglani, M. (2021). Prevención y Atenuación del Covid-19 con las Vacunas BNT162b2 y mRNA-1273. N Engl J Med, 385(4), 320-329. doi:10.1056/NEJMoa2107058. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34192428
  23. Tinoco, M., Leite, S., Faria, B., Cardoso, S., Von Hafe, P., Dias, G., . . . Lourenco, A. (2021). Perimiocarditis después de la vacunación contra el COVID-19. Clin Med Insights Cardiol, 15 años, 11795468211056634. doi:10.1177/11795468211056634. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34866957
  24. Truong, D. T., Dionne, A., Muniz, J.C., McHugh, K. E., Portman, M. A., Lambert, L.M., . . . Newburger, J. W. (2021). Miocarditis clínicamente presunta relacionada temporalmente con la vacunación contra el COVID-19 en adolescentes y adultos jóvenes. Circulación. doi:10.1161/CIRCULATIONAHA.121.056583. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34865500
  25. Tutor, A., Unis, G., Ruiz, B., Bolaji, O. A., & Bob-Manuel, T. (2021). Espectro de sospecha de miocardiopatía por COVID-19: una serie de casos. Curr Probl Cardiol, 46(10), 100926. doi:10.1016/j.cpcardiol.2021.100926. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34311983
  26. Umei, T.C., Kishino, Y., Shiraishi, Y., Inohara, T., Yuasa, S., & Fukuda, K. (2021). Recurrencia de la miopericarditis después de la vacunación con ARNm contra la COVID-19 en un adolescente varón. CJC Abierto. doi:10.1016/j.cjco.2021.12.002. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34904134
  27. Vidula, M. K., Ambrose, M., Glassberg, H., Chokshi, N., Chen, T., Ferrari, V. A., & Han, Y. (2021). Miocarditis y otras complicaciones cardiovasculares de las vacunas COVID-19 basadas en ARNm. Cureus, 13(6), e15576. doi:10.7759/cureus.15576. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34277198
  28. Visclosky, T., Theyyunni, N., Klekowski, N., & Bradin, S. (2021). Miocarditis después de la vacuna de ARNm contra el COVID-19. Pediatr Emerg Care, 37(11), 583-584. doi:10.1097/PEC.00000000000002557. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34731877
  29. Warren, C.M., Snow, T. T., Lee, A. S., Shah, M.M., Heider, A., Blomkalns, A., . . . Nadeau, K.C. (2021). Evaluación de reacciones alérgicas y anafilácticas a las vacunas de ARNm COVID-19 con pruebas confirmatorias en un sistema de salud regional de ee. UU. JAMA Netw Open, 4(9), e2125524. doi:10.1001/jamanetworkopen.2021.25524. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34533570
  30. Watkins, K., Griffin, G., Septaric, K., & Simon, E. L. (2021). Miocarditis después de la vacunación BNT162b2 en un hombre sano. Am J Emerg Med, 50, 815 e811-815 e812. doi:10.1016/j.ajem.2021.06.051. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34229940
  31. Weitzman, E. R., Sherman, A.C., & Levy, O. (2021). Actitudes de la vacuna contra el ARNm del SARS-CoV-2 expresadas en el comentario público de la FDA de ee. UU.: Necesidad de una asociación público-privada en un sistema de inmunización de aprendizaje. Frente salud pública, 9, 695807. doi:10.3389/fpubh.2021.695807. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34336774
  32. Welsh, K. J., Baumblatt, J., Chege, W., Goud, R., & Nair, N. (2021). Trombocitopenia, incluida la trombocitopenia inmune después de recibir las vacunas de ARNm contra la COVID-19 notificadas al Sistema de Notificación de Eventos Adversos a las Vacunas (VAERS). Vacuna, 39(25), 3329-3332. doi:10.1016/j.vaccine.2021.04.054. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34006408
  33. Witberg, G., Barda, N., Hoss, S., Richter, I., Wiessman, M., Aviv, Y., . . . Kornowski, R. (2021). Miocarditis después de la vacunación contra el Covid-19 en una gran organización de atención médica. N Engl J Med, 385(23), 2132-2139. doi:10.1056/NEJMoa2110737. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/34614329
  34. Zimmermann, P., & Curtis, N. (2020). ¿Por qué el COVID-19 es menos grave en los niños? Una revisión de los mecanismos propuestos que subyacen a la diferencia relacionada con la edad en la gravedad de las infecciones por SARS-CoV-2. Arch Dis Child. doi:10.1136/archdischild-2020-320338. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/33262177 Fuente: https://www.saveusnow.org.uk/covid-vaccine-scientific-proof-lethal/

Refuerzo de vacunas: ¿el establecimiento médico cambia de opinión?

Por Vasko Kohlmayer

Hay un cambio tectónico en marcha en el establecimiento médico-científico: están empezando a retroceder los refuerzos.

El primer indicio de este dramático cambio de actitud vino del Reino Unido la semana pasada.

El 7 de enero, Reuters publicó un cable titulado Reino Unido dice que el 4º COVID Jabs no es necesario por ahora a medida que dura el efecto de refuerzo. Ese artículo presentaba la siguiente frase en su párrafo inicial: «no hay necesidad por ahora de que las personas tengan una cuarta inyección, dijeron el viernes funcionarios de salud británicos».

Tres días después, el UK Mirror publicó un artículo titulado ¿Qué es ‘Vivir con Covid’? Boris Johnson elabora planes «que se pondrán en marcha en marzo. El artículo citó al Dr. Clive Dix, ex jefe del grupo de trabajo de vacunas del Reino Unido, quien dijo:

«No tiene sentido seguir dando más y más vacunas a personas que no van a enfermarse gravemente. Deberíamos dejar que se enfermen y lidiar con eso».

Apenas un día después, Bloomberg publicó un artículo titulado Repeat Booster Shots Spur European Warning on Immune-System Risks (Repetir las inyecciones de refuerzo estimulan la advertencia europea sobre los riesgos del sistema inmunológico). La pieza se abrió de la siguiente manera:

Los reguladores de la Unión Europea advirtieron que las frecuentes vacunas de refuerzo contra el Covid-19 podrían afectar negativamente al sistema inmunológico y pueden no ser factibles. Repetir las dosis de refuerzo cada cuatro meses podría eventualmente debilitar el sistema inmunológico y cansar a las personas, según la Agencia Europea de Medicamentos.

El artículo continúa citando a Marco Cavaleri, jefe de la Estrategia de Amenazas Biológicas para la Salud y Vacunas de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), quien dijo que los refuerzos «se pueden hacer una vez, o tal vez dos veces, pero no es algo que podamos pensar que deba repetirse constantemente».

Cavaleri luego continuó diciendo algo que aún no habíamos escuchado de un funcionario de salud pública de alto nivel:

«Necesitamos pensar en cómo podemos hacer la transición del entorno actual de la pandemia a un entorno más endémico». Estadísticas falsas de Covid-19 en Los Estados Unidos: los CDC cuentan las muertes vacunadas como muertes no vacunadas

Casi al mismo tiempo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió una declaración que incluía esta asombrosa frase:

«Es poco probable que una estrategia de vacunación basada en dosis repetidas de refuerzo de la composición original de la vacuna sea apropiada o sostenible».

Este fue un desarrollo realmente sorprendente ya que hasta una semana antes de que las autoridades médicas de todo el mundo hablaran sobre la necesidad de la cuarta (e incluso posterior) inyección. De hecho, algunos países como Gran Bretaña e Israel ya han comenzado su administración.

Este cambio repentino de rumbo indica que hay algo en los datos que tiene los poderes que están seriamente preocupados. En lo que respecta a las vacunas contra el Covid, las autoridades médicas han mostrado un nivel asombroso de tolerancia a los efectos secundarios y daños colaterales. Tanto es así que incluso estaban dispuestos a dejar que algunos niños murieran innecesariamente por el bien de su agenda de vacunas.

Su abrupta reversión indica que deben haber reconocido que hay algo muy peligroso en el manejo de dosis sucesivas de las vacunas. Admitir públicamente que «las frecuentes vacunas de refuerzo contra el Covid-19 podrían afectar negativamente al sistema inmunológico», muy probablemente significa que las inyecciones ya han dañado la salud de muchas personas.

Que los pinchazos de Covid pueden socavar el sistema inmunológico ha sido claramente indicado por el aumento de Omicron. Se ha observado que las vacunas tienen una «eficacia negativa» frente a esta cepa, lo que significa que los vacunados y reforzados se infectan a tasas más altas que los no vacunados. En Ontario, por ejemplo, los vacunados reciben Omicron a una tasa tres veces mayor que la de sus contrapartes no vacunadas.

¿Por qué sería esto? La explicación obvia es que las vacunas debilitan las defensas inmunitarias de sus receptores y, por lo tanto, son más propensas a infectarse con el virus SARS-CoV-2.

Los vacunadores defendían esta debacle alegando que a pesar de que los vacunados están sucumbiendo a la infección, no están muriendo a tasas altas. Pero esto no se debe a las vacunas, sino al hecho de que Omicron parece ser menos virulento que sus predecesores porque la tasa de mortalidad entre los no vacunados también es baja. Omicron ha sido tan leve que en Sudáfrica, donde esta variante parece haberse originado y donde rápidamente infectó a una gran parte de la población, la mayoría de la cual no está vacunada, la mortalidad por Covid disminuyó.

Pero no solo el SARS-CoV-2 es vulnerable a lo que los vacunados son vulnerables. Parecen ser propensos a todo tipo de virus e infecciones. Ha habido muchos informes de que los vacunados no pueden sacudirse los resfriados y la gripe.

La semana pasada se informó que el presidente del Parlamento europeo, David Sassoli, murió debido a una grave disfunción del sistema inmunológico. Sassoli fue un ardiente defensor de los pasaportes Covid, y es casi seguro que fue vacunado y reforzado. Uno no puede dejar de pensar que esto puede tener algo que ver con su desaparición, aunque si lo hace, las autoridades nunca lo admitirán.

Sin embargo, un sistema inmunitario debilitado no es el único efecto secundario adverso de estas inyecciones experimentales inadecuadamente probadas. Coágulos de sangre, paro cardíaco, problemas neurológicos se encuentran entre algunos de los otros efectos secundarios graves reportados de las vacunas covid.

A medida que se acumulan pruebas sobre lo dañinas y peligrosas que pueden ser las inyecciones de Covid, las autoridades hicieron todo lo posible para barrerlas debajo de la alfombra y fingir que todo estaba bien. Pero ahora la masa crítica ha sido aparentemente alcanzada y el establishment se ha dado cuenta de que los impulsores sucesivos son simplemente demasiado peligrosos para tolerarlos. De ahí su cambio de opinión.

Esto significa que la era oscura del refuerzo forzado está llegando a su fin. Puede tomar algún tiempo para que la máquina de refuerzo deje de moler, pero sus días están contados.

El refuerzo ha sido reventado.

Ya era hora.

Fuente: https://www.globalresearch.ca/booster-bust-medical-establishment-changes-mind/5767103?utm_campaign=magnet&utm_source=article_page&utm_medium=related_articles

Cómo la gripe se convirtió en COVID

Cuando empezamos a saber de la “nueva enfermedad” supuestamente producida por el nuevo virus chino Sars-CoV-2, en el invierno 2019-20, apenas sabíamos que era una neumonía intersticial bilateral. Luego supimos que había enfermos que fallecían por un síndrome inflamatorio hiperagudo o “Tormenta de Citoquinas” y finalmente, cuando desoyendo las recomendaciones de la OMS un grupo de patólogos italianos empezó a hacer autopsias supimos que los endotelios de diversos vasos sanguíneos, incluidas arterias, estaban dañados, con microtrombos y en ellos se producía acúmulo de NETs (trampas o redes de cromatina de neutrófilos apoptóticos).

A partir de entonces y aunque se ha estado repitiendo reiterativamente por el oficialismo y los mass media que estábamos inmersos en supuestos rebrotes y “sucesivas olas” de covid-19, la clínica y fisiopatología de la citada covid no tenía nada que ver con la epidemia primaveral de 2020, que se produjo de forma cuasi sincrónica, en muchos países del viejo mundo. Durante el verano de 2020 apenas catarros y asintomáticos: casos PCR positivo y en el otoño-invierno, además, alguna neumonía…hasta que llegaron las vacunas covid y entonces “surgieron las variantes” del virus: la británica y sudafricana apenas empezaron las inoculaciones. La delta (que ya no convenía llamarla con nombre de un país) con las segundas dosis y ahora la omicron coincidiendo con la tercera. Y esto no es pura coincidencia puesto que según el estudio titulado “Mecanismos de la evolución del SARS-CoV-2 que revelan mutaciones resistentes a las vacunas en Europa y América” las variantes se dan justamente en los países con una mayor tasa de vacunación covid.

En el otoño-invierno de 2020: año en que desapareció la gripe en toda Europa, la patóloga de la Universidad de Ulm, Dra. Schmied, utilizando fotos hechas con microscopio electrónico del lavado bronquial de pacientes con Covid y haciendo posteriormente un cultivo celular, encuentra sólo en pacientes inmunodeprimidos con sintomatología pulmonar, algunas partículas virales, de las cuales las menos son coronavirus. Sobre todo encuentra estafilococos, estreptococos, adenovirus y muy frecuentemente, Borrelia, y las Borrelias sabemos que aparecen en inmunosupresión.

Si la covid-19 fuera una enfermedad, tal y como se describe en nosología médica, todos los enfermos y en todas las estaciones, presentarían el mismo cuadro clínico con muy poca variación pero puesto que, como sabemos, se da tanta variabilidad de síntomas, covid-19 no es una nueva enfermedad sino un síndrome que cursa como una complicación de la gripe ( o de las vacunas covid) y que se caracteriza por una alteración o desregulación de la inmunidad innata.

¿En qué consiste esta desregulación?

Hasta el presente no se ha demostrado científicamente que el síndrome covid esté producido inequívocamente o exclusivamente por el virus SARS-CoV-2, ya que la manera de diagnosticarlo es mediante test PCR autorizados por la vía de emergencia, en cuyo prospecto pone claramente que no son adecuados para diagnóstico clínico y que, como sabemos, pueden dar falsos positivos a otros virus relacionados con síndromes gripales.

Es absurdo decir que un mismo virus puede producir cuadros clínicos tan diversos como la ausencia de síntomas, el resfriado leve, la neumonía intersticial bilateral y la vasculitis multiorgánica con tormenta de citoquinas aguda y mortal. Si se producen estas enormes diferencias clínicas es debido al paciente, a su estado inmunológico, no al virus. Por lo tanto urge estudiar qué determina dicho estado inmune. Además el cuadro clínico de covid grave, caracterizado principalmente por la neumonía inflamatoria aparece a partir de los siete u ocho días de evolución de un cuadro gripal, es decir, cuando ya no hay en el organismo virus activos, aunque el test PCR siga siendo positivo y esto ha sido demostrado inequívocamente mediante cultivo viral.

El estallido inflamatorio que se produjo en la primavera de 2020 se correlaciona inmunológicamente con un síndrome de ADE o enfermedad aumentada por vacuna y hay que destacar que ADE también puede ser producido o facilitado por el antígeno HA (hemaglutinina) de las vacunas antigripales, que se ha demostrado reacciona de forma cruzada con la proteína espiga de los coronavirus. Es muy significativo que en 2019 se introdujeron, tanto en China como en Europa, nuevas vacunas antigripales de cultivo celular que contenían cepas de coronavirus, teóricamente no replicantes, como ha sido reconocido por la OMS.

Por otra parte, en diversos estudios inmunológicos se han encontrado autoanticuerpos dirigidos contra diferentes proteínas inmunes, entre ellas el interferón (imprescindible para el control de la proliferación viral) y que son mucho más frecuentes en personas que desarrollan covid grave o lo que se ha venido a llamar “covid persistente”

Además, la producción mantenida de anticuerpos contra antígenos víricos que son compatibles con antígenos expresados por retrovirus endógenos, puede dar lugar a fenómenos autoinmunes o al mantenimiento de un perfil inflamatorio crónico de bajo grado que favorezca el ADE o síndromes similares como el Síndrome hemofagocítico, es decir cuadros clínicos de inmunodeficiencia hiperinflamatoria.

En las autopsias de fallecidos por covid se ha visto que la patogenia afecta esencialmente a los vasos sanguíneos, pues la covid grave es básicamente una vasculitis autoinmune y esta vasculitis puede ser igualmente producida por la proteína espiga que las mal llamadas vacunas génicas covid obligarán a nuestras células a producir.

En conclusión, la supuesta epidemia de covid, en caso de haber sido desencadenada (no causada: lo cual es muy relevante desde el punto de vista epidemiológico) por un hipotético virus SARS-CoV-2 del que ningún organismo oficial tiene cultivos ni referencia, podría haber terminado hace mucho tiempo si se la hubiera dejado seguir su evolución natural pero, como demostraremos en otra ocasión, está siendo mantenida artificialmente por los fármacos génicos que se hacen llamar vacunas anticovid.

María José Martínez Albarracín
(Visto en https://elcorreodeespana.com/)

Fuente: http://astillasderealidad2.blogspot.com/2022/01/como-la-gripe-se-convirtio-en-covid.html

Ahora la gente está muriendo por la vacuna

Por PAUL CRAIG ROBERTS

OneAmerica es una gran compañía de seguros de vida en Indianápolis. El director ejecutivo, Scott Davison, acaba de anunciar que, a juzgar por las afirmaciones políticas, los estadounidenses en edad de trabajar están muriendo repentinamente en números sin precedentes. Informa que todas las compañías de seguros de vida están experimentando un aumento del 40% en la tasa de mortalidad. «Solo para darle una idea de lo malo que es eso, una catástrofe de tres sigma o una de uno en 200 años sería un aumento del 10% con respecto a la pandemia. Así que el 40% es simplemente inaudito». Estas no son muertes por Covid. Son muertes por afecciones causadas por la vacuna.

Brian Tabor, presidente de la Asociación de Hospitales de Indiana, informa un enorme aumento correspondiente en el número de casos hospitalarios, no por Covid sino por todo tipo de cosas, cosas que se sabe que son riesgos de la vacuna.

Es decir, el extraordinario aumento de muertes y hospitalizaciones se asocia a las vacunas contra el Covid.

Durante el último año y tal vez más tiempo he informado de los hallazgos y predicciones de los mejores científicos médicos que no están en las nóminas de Big Pharma o Fauci. Los hallazgos de estos científicos han sido suprimidos por Fauci y los presstitutes. En pocas palabras, la vacuna socava el sistema inmunológico humano y lo convierte en un arma contra su propio cuerpo. El resultado son ataques cardíacos y la gama de efectos adversos ahora asociados con la vacuna. Un exasperado y enojado Dr. Sucharit Bhakdi explica el proceso aquí:

https://www.globalresearch.ca/video-dr-sucharit-bhakdi-these-vaccines-are-killing-the-young-and-the-old-they-are-killing-our-children/5765866

Varios expertos han concluido que un gran porcentaje de los vacunados van a experimentar discapacidad y muerte. Como explica el Dr. Bhakdi, no le sucede a todos de inmediato. Algunos experimentan muerte o discapacidad inmediatamente, algunos un mes después, algunos un año después y algunos durante más tiempo.

Según tengo entendido, la tasa de mortalidad y discapacidad de las personas vacunadas contra el Covid aumentará con el tiempo. Si el proceso es rápido, una consecuencia podría ser el colapso social. Si el proceso es lento, entonces las poblaciones más vacunadas experimentarían una disminución numérica.

Claramente, la campaña de vacunación fue un gran error, o una operación intencional de control de la población. Pero ahora que se sabe que hay más peligro en la vacuna que en el virus, toda vacunación debe detenerse.

La censura de expertos médicos de renombre debe detenerse para que podamos escapar de la propaganda de marketing y llegar a una comprensión de la verdadera situación.

El Covid no fue mortal, excepto para las personas no tratadas con comorbilidades. La variante actual, Omicron, parece ser más leve que el resfriado común, y como la vacuna no protege contra ninguno de los dos, su uso es completamente irresponsable. La humanidad pagará el costo de las vacunas de ARNm en las próximas décadas.

Fuente: https://www.unz.com/proberts/now-people-are-dying-from-the-vaccine/

El exceso de mortalidad en España que desconcierta a los expertos ¿Si no es culpa del coronavirus, qué es?

España registra un desconcertante exceso de mortalidad que cuadruplica los fallecimientos por covid

Los CDC admiten que la pandemia de Covid fue producto de una prueba inapropiada

[Se empieza a hundir el barco. No dejaremos ni una rata viva. (LTC)]

Por PAUL CRAIG ROBERTS

Silenciosamente sin la atención de los medios, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) han retirado el proceso de PCR como una prueba válida para detectar e identificar el SARS-CoV-2.

«Después del 31 de diciembre de 2021, los CDC retirarán la solicitud a la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) para la Autorización de Uso de Emergencia (EUA) del Panel de Diagnóstico de RT-PCR en Tiempo Real del Nuevo Coronavirus (2019-nCoV) de los CDC 2019-nCoV, el ensayo introducido por primera vez en febrero de 2020 solo para la detección del SARS-CoV-2».

https://www.cdc.gov/csels/dls/locs/2021/07-21-2021-lab-alert-Changes_CDC_RT-PCR_SARS-CoV-2_Testing_1.html

Los CDC admiten que la prueba PCR no puede diferenciar entre el SARS-CoV-2 y los virus de la influenza.

Informé hace varios meses que las «autoridades sanitarias» habían llegado a esta decisión, pero estaban reteniendo su implementación hasta finales de 2021. Necesitaban la prueba falsa para mantener el miedo en marcha con el fin de lograr la mayor cantidad de vacunación y, por lo tanto, la mayor ganancia posible.

Es extraordinario que la retirada de la prueba por parte de los CDC no haya recibido atención de los medios de comunicación o los políticos.

El Dr. Kary Mullis, Premio Nobel e inventor del proceso de PCR dijo hace varios años que «el PCR es un proceso. No te dice que estás enfermo». Nunca estuvo destinado a ser una prueba de Covid.

El Dr. Pascal Sacre, el famoso belga especializado en cuidados críticos, dijo que el proceso de RT-PCR fue mal utilizado y aplicado como una estrategia implacable e intencional para crear la apariencia de una pandemia basada en resultados de pruebas falsas y no en pacientes reales de Covid para violar los derechos humanos y constitucionales de los ciudadanos.

Como he informado consistentemente, la prueba de PCR se realizó intencionalmente a ciclos altos que se sabía que producían falsos positivos. La mayoría de los supuestos «casos de Covid» no fueron más que invenciones intencionales. Los hospitales fueron parte de la estafa engañosa, porque fueron incentivados por recompensas financieras para reportar prácticamente todas las muertes como muertes por Covid. Fue fácil de hacer ya que a cada persona moribunda por cualquier causa se le realizó una prueba PCR que produce hasta un 97% de falsos positivos y, por lo tanto, se declaró una «muerte por Covid».

La pregunta ante el mundo es si las «autoridades de salud», en realidad solo se esfuerzan por las ganancias de las grandes farmacéuticas, como Robert F. Kennedy, Jr. ha demostrado, los políticos y los medios de comunicación mentirosos serán responsables de las lesiones y muertes causadas por la «vacuna» en sí, de los negocios perdidos y cerrados causados por los bloqueos sin sentido, y de las violaciones extraordinarias de las Leyes de Nuremberg por la vacunación obligatoria.

Los pueblos del mundo deben entender que la orquestada «pandemia de Covid» es el crimen masivo más horrible jamás cometido en la historia de la humanidad. Fue el «Occidente Libre» el que organizó y perpetró este horrible crimen.

Las personas que confiaron en Fauci, que confiaron en Biden, que confiaron en el establecimiento médico y que confiaron en los medios de comunicación vieron sus vidas arruinadas.

¿Será la raza humana demasiado estúpida para comprender su engaño y las consecuencias para los derechos humanos y la libertad humana? ¿Seguirán confiando en las autoridades y los medios de comunicación que los engañaron con una narrativa controlada que requería silenciar y castigar a todos los verdaderos expertos? Si es así, habrán sido efectivamente esclavizados.

Ver también:

https://www.globalresearch.ca/bombshell-cdc-no-longer-recognizes-the-pcr-test-as-a-valid-method-for-detecting-confirmed-covid-19-cases/5765179

Fuente: https://www.unz.com/proberts/cdc-admits-that-the-covid-pandemic-was-the-product-of-an-inappropriate-test/

Operación Exterminio: el plan para diezmar el sistema inmunológico humano con un patógeno generado en laboratorio

Por MIKE WHITNEY

«Si alguien quisiera matar a una parte significativa de la población mundial en los próximos años, los sistemas que se están implementando en este momento lo permitirían». Dr. Mike Yeadon, ex vicepresidente de Pfizer

«Y este es el espíritu del anticristo, del cual habéis oído venir; y ahora ya está en el mundo». 1 Juan 4:2–3

Pregunta– ¿La vacuna contra el Covid-19 daña el sistema inmunológico?

Respuesta– Lo hace. Afecta la capacidad del cuerpo para combatir infecciones, virus y enfermedades.

Pregunta– Si eso es cierto, entonces ¿por qué no han muerto más personas después de vacunarse?

Respuesta– ¿No estoy seguro de lo que quieres decir? La vacuna ha matado a más personas que cualquier otra vacuna en la historia. «Hasta ahora, en los Estados Unidos, el número de muertos es tres veces mayor que el total de todas las vacunas en los últimos 35 años». Eso es simplemente asombroso. También hemos visto un aumento constante en la mortalidad por todas las causas y el exceso de muertes en los países que lanzaron campañas de vacunación masiva a principios de año. A veces, el aumento es de hasta un 20 por ciento sobre el promedio de cinco años. Eso es un aumento masivo en las muertes, y es en gran parte atribuible a la vacuna. Entonces, ¿a qué te refieres cuando dices: «¿Por qué no han muerto más personas»? ¿Esperabas ver a la gente agarrándose el corazón y cayendo muerta después de ser golpeada? Esa es una comprensión muy ingenua de cómo funciona la inyección. (Ver: «Muertes por COVID antes y después de los programas de vacunación», You Tube; 2 minutos)

Pregunta– Todo lo que estoy diciendo es que el porcentaje de personas que han muerto es bastante pequeño en comparación con las decenas de millones que han sido vacunadas.

Respuesta– Y todo lo que estoy diciendo es que si la vacuna es un patógeno generado por el laboratorio, y creo que lo es, entonces ciertamente no fue diseñada para matar a las personas en el acto. Fue diseñado para producir una reacción tardía que erosiona gradual pero implacablemente la salud de los vacunados. En otras palabras, el impacto total de los coágulos de sangre, el sangrado, los problemas autoinmunes y otras lesiones generadas por la vacuna solo se sentirá completamente en una fecha posterior a través del aumento de los incidentes de ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, enfermedades vasculares e incluso cáncer. (Echa un vistazo a la «última tendencia de asistencias cardíacas por parte del Servicio de Ambulancias de Escocia: esto es * exceso * por encima de la norma 2018/19. Gran aumento en verano, 500 llamadas de ambulancia por semana por encima de lo normal, principalmente de 15 a 64 años. Se estaba asentando, luego volvió a subir desde finales de octubre». Unidad Escocesa – Grupo de Edimburgo)

Respuesta– La tabla anterior muestra por qué los problemas cardíacos han atraído mucha atención últimamente, pero el daño al sistema inmunológico es aún más preocupante.

Pregunta– ¿Puedes explicar a qué te refieres sin ser demasiado técnico?

Respuesta– Puedo hacerlo mejor que eso. Puedo darle un breve clip de un artículo que cubre las últimas investigaciones. Mira esto:

«Un estudio de laboratorio sueco (titulado «SARS-CoV-2 Spike Impairs DNA Damage Repair and Inhibits V(D)J Recombination In Vitro», NIH) publicado a mediados de octubre encontró que la proteína espiga … entra en el núcleo de las células e interfiere significativamente con las funciones de reparación del daño del ADN comprometiendo la inmunidad adaptativa de una persona y tal vez fomentando la formación de células cancerosas.

«Mecánicamente, encontramos que la proteína espiga se localiza en el núcleo e inhibe la reparación del daño en el ADN», escribieron. «Nuestros hallazgos revelan un mecanismo molecular potencial por el cual la proteína espiga podría impedir la inmunidad adaptativa y subrayar los posibles efectos secundarios de las vacunas basadas en espigas de longitud completa». («La proteína espiga en el virus COVID y las inyecciones debilita el sistema inmunológico, puede estar relacionada con el cáncer: estudio sueco», Lifesite News)

Lo que los investigadores encontraron es que la proteína espiga bloquea la producción de las enzimas que se necesitan para reparar el ADN roto que, a su vez, previene la «proliferación» de células B y T que se necesitan para combatir la infección.

Pregunta– ¿Puedes explicarlo en un lenguaje sencillo?

Respuesta– Seguro. Significa que la vacuna cortocircuita su sistema inmunológico, lo que despeja el camino para la infección, la enfermedad y una muerte prematura. Tal vez, piensas que puedes tener una vida larga y feliz con un sistema inmunológico disfuncional, pero creo que estás equivocado. El sistema inmunológico es el escudo que lo protege de todo tipo de virus, bacterias e infecciones potencialmente letales. No es solo la primera línea de defensa, es la única línea de defensa. En ausencia de la protección total de las células B y T para combatir a los intrusos extranjeros, las perspectivas de supervivencia son minúsculas en el mejor de los casos.

Para subrayar ese punto, echa un vistazo a este video del director funerario británico, John O’ Looney, quien ha proporcionado actualizaciones periódicas sobre lo que está viendo en el terreno 10 meses después del lanzamiento de la vacunación. Es un relato inquietante de la catástrofe que ahora se está desarrollando ante nuestros ojos:

(Marca de 30 segundos) «Entonces, lo que estamos viendo es un número anormalmente grande de muertes debido a ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, aneurismas; y todos estos son el resultado de la trombosis … Embolias en los pulmones, las piernas, varios lugares que están causando estas muertes que están bien documentadas por los forenses locales y bien documentadas en todo el país. Y nadie parece estar preocupado por el alarmante aumento de (coágulos de sangre) que he visto más en este año que en los últimos 14 años….

Ese es un tipo de muerte que estamos viendo, el otro tipo son las personas que se están enfermando ahora a medida que sus sistemas inmunológicos finalmente se rinden. Entonces, han tenido los pinchazos tal vez hace 6 u 8 meses, y ha estado carcomiendo su sistema inmunológico, y ahora están luchando para combatir cosas como el resfriado común. Entonces, estamos en invierno y hay resfriados y gripes alrededor y estas personas no pueden combatirlos. El gobierno se apresura a etiquetarlo como «Omicron»… pero están enfermos con el resfriado común. Sus sistemas inmunológicos están diezmados. Es muy parecido a un paciente con cáncer, que pasa por la quimioterapia y diezma su sistema inmunológico. Y tienen que tener mucho cuidado porque el resfriado común o la gripe pueden matarlos. Y esto es lo que estamos viendo ahora…

Han pasado casi 12 meses desde que comenzaron los primeros pinchazos, por lo que sus sistemas inmunológicos se están desmoronando; esa es la realidad y eso es lo que estoy viendo. y ya no pueden hacer frente a un resfriado. … Cuando fui a la reunión en Westminster en septiembre, el científico predijo que esto es lo que sucedería y, he aquí, eso es lo que está sucediendo. La gente se está enfermando y muriendo… Es aterrador». («Omicron es ‘lesión por vacuna’; no es más que eso». John Looney, Rumble)

¿Tiene razón? ¿El aumento en las muertes NO es otra ola de Covid, sino los efectos en cadena de una inyección citotóxica que se dirige al sistema inmunológico dejando a millones de personas indefensas contra infecciones y enfermedades de rutina?

Suena factible y ciertamente encaja con la agenda de despoblación que requiere un biológico híbrido que no mate a su objetivo directamente, sino que básicamente desmantele los sistemas de defensa críticos que hacen posible la supervivencia humana. Al disfrazar una «proteína asesina» como un antígeno inofensivo, nuestros administradores de la pandemia han podido acceder al torrente sanguíneo de millones de personas, lo que les permite insertar una bomba de tiempo que devasta poblaciones cruciales de células T y B, dejando a las víctimas vulnerables a cualquier insecto que circule en la población. Como señala Looney, los científicos advirtieron de este mismo resultado cuando se propuso por primera vez la vacunación masiva. Naturalmente, los puntos de vista opuestos fueron ignorados y censurados. Aquí hay más de un documento de investigación de preimpresión en el servidor medRxiv. Ayuda a explicar el impacto de la vacuna en el sistema inmunológico:

«Investigadores en los Países Bajos y Alemania han advertido que Pfizer-BioNTech … (COVID-19) la vacuna induce una reprogramación compleja de las respuestas inmunes innatas que deben considerarse en el desarrollo y uso de vacunas basadas en ARNm. Después de la vacunación, las células inmunes innatas tuvieron una respuesta reducida al receptor tipo toll 4 (TLR4), TLR7 y TLR8, todos ligandos que desempeñan un papel importante en la respuesta inmune a la infección viral.

«Múltiples estudios han demostrado que las respuestas inmunes innatas a largo plazo pueden aumentar (inmunidad entrenada) o regularse a la baja (tolerancia inmune innata) después de ciertas vacunas o infecciones». …

Estos resultados demuestran colectivamente que los efectos de la vacuna BNT162b2 van más allá del sistema inmune adaptativo. La vacuna BNT162b2 también induce la reprogramación de las respuestas inmunes innatas, y esto debe tenerse en cuenta». … («La investigación sugiere que la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19 reprograma las respuestas inmunes innatas», New-Medical net)

¿Cuántas personas se habrían vacunado si hubieran sabido que reprogramaría su sistema inmunológico?

Probablemente, nadie, por lo que nuestros funcionarios de salud pública nunca abordan el tema. Cualquier cosa que se desvíe incluso ligeramente de la narrativa de «las vacunas son buenas para ti» se omite de la cobertura general y se borra en las redes sociales. Pero, ¿no tienen derecho las personas a saber qué está pasando, qué se está inyectando en sus cuerpos y qué impacto tendrá en sus vidas y salud? ¿No es eso lo que se entiende por «consentimiento informado» o es otra víctima de la prisa por inocular a las 7 personas en el planeta tierra? Aquí hay un clip de una breve entrevista con el patólogo, el Dr. Ryan Cole:

«Cuando administramos estas inyecciones, podemos ver los tipos de glóbulos blancos en el cuerpo … y usted tiene una amplia gama de células inmunes que trabajan juntas para combatir los virus y mantener los cánceres bajo control. Ya estamos viendo las señales en el laboratorio de disminuciones en las células T de importancia crítica que necesita … en su sistema inmune innato. Estos son los marines en su cuerpo; luchando contra los virus que combaten el cáncer…. Pero lo que estamos viendo en el laboratorio después de que las personas reciben estas inyecciones, estamos viendo un perfil muy preocupante y bajo de estas importantes células T asesinas que desea en su cuerpo. (Células CD8) Y lo que hacen es mantener a todos los demás virus bajo control.

¿Qué estoy viendo en el laboratorio? Estoy viendo un aumento de los virus de la familia del herpes, estoy viendo herpes zóster, estoy viendo Mono, estoy viendo un gran aumento en el virus del papiloma humano … Literalmente estamos debilitando el sistema inmunológico de estos individuos.

Lo más preocupante de todo es que hay un patrón de estos tipos de células inmunes en el cuerpo que mantienen el cáncer bajo control. Desde el 1 de enero (en el laboratorio) he visto un aumento de 20 veces del cáncer de endometrio sobre lo que veo anualmente». («Patólogo Ryan N Cole de la Clínica Mayo sobre lo que estamos viendo en los resultados de laboratorio», Rumble; 2 minutos)

«¡Herpes, culebrilla, mono e incluso cáncer!» ¿Qué diablos está pasando? Esto no puede ser cierto, ¿verdad?

Sí, es cierto; la inmunosupresión conduce a todo tipo de resultados de salud terribles. Algunos lectores pueden recordar cómo el vacunólogo canadiense Dr. Byram Bridle hizo afirmaciones similares en una entrevista hace solo unas semanas. Esto es lo que dijo:

«Lo que he visto demasiado es gente que tenía cánceres que estaban en remisión, o que estaban siendo bien controlados; sus cánceres se han salido completamente de control después de recibir esta vacuna. Y sabemos que la vacuna causa una caída en el número de células T, y esas células T son parte de nuestro sistema inmunológico y son parte de las armas críticas que nuestro sistema inmunológico tiene para combatir las células cancerosas; así que hay un mecanismo potencial allí. Todo lo que puedo decir es que he tenido demasiadas personas que me contactan con estos informes para que me sienta cómodo. Diría que esa es mi mayor preocupación de seguridad más reciente, y también es la que va a ser la más poco informada en la base de datos adversa, porque si alguien ha tenido cáncer antes de la vacuna, no hay forma de que los funcionarios de salud pública lo vinculen con la vacuna». («Dr Byram Bridle speaks», Bitchute, :55 segunda marca)

Una vez más, ¿Cuántas personas habrían decidido vacunarse si supieran que podría desencadenar un brote de virus latentes o cánceres en remisión? ¿Quién correría ese riesgo?

Pero no saben que se están arriesgando, ¿verdad?, porque no se les ha dicho la verdad. Y la razón por la que no se les ha dicho la verdad es porque son un objetivo en una guerra de exterminio que se les está librando. A veces es muy difícil para las personas admitir lo que saben que es la verdad, pero la verdad es evidente. Nuestros gerentes de la pandemia y sus soldados de a pie en los medios de comunicación, la salud pública y el gobierno quieren hacernos daño, quieren inyectarnos una sustancia misteriosa que causará estragos en nuestro sistema inmunológico y acortará nuestras vidas. Esto no es solo una lucha por la libertad personal o la autonomía corporal, es una batalla por la supervivencia. Estamos defendiendo nuestro derecho a vivir. Aquí hay más de la inmunóloga viral Dra. Jessica Rose:

«Hay estudios que están saliendo ahora, y hay amplias señales en los datos de eventos adversos, de que estos productos (vacunas Covid) no solo están inmunomodulando el sistema inmunológico y causando hiperinflamación; ahora hay señales de que están afectando muy negativamente a las poblaciones de células T CD8. Para aquellos que no lo saben, esta es una muy mala noticia. Es solo en unas pocas personas hasta ahora, pero los datos no se ven bien hasta ahora. Estas células T son las llamadas «células asesinas». Su trabajo… es matar células infectadas viralmente que muestran marcadores extraños en su superficie. Entonces, si estas poblaciones se agotan, entonces eso es una muy mala noticia, porque no tenemos una población de células en el sistema inmunológico adquirido para eliminar las células infectadas viralmente. …

Hay signos claros que están empezando a surgir, de que hay un «síndrome de deficiencia de inmunidad» que se produce como resultado de estos productos (vacunas) Como resultado de la hiperestimulación … Las células T están (disminuidas), y la presencia constante de inyecciones repetidas de una proteína citotóxica… Nunca, nunca recomendaría que alguien que está inmunocomprometido se acerque a estas cosas, porque casi puedo garantizarle que su condición va a empeorar. Otra cosa que estamos viendo en VAERS es cánceres que salen de la remisión y muchos médicos están informando esto en el terreno. Y, por cierto, esto nunca ha sucedido antes, ni en esta escala; ni siquiera cerca … Entonces, hay algo que está sucediendo aquí que merece una mayor investigación, y no se ve bien». Jessica Rose explica la información preocupante que surge sobre la inmunidad comprometida de los vacunados», Odysee)

¿Puedes ver el patrón todavía? ¿Puedes ver cómo todos dicen lo mismo? ¿Por qué es eso, crees?

Es porque es la verdad, la verdad pura y sin adornos.

El punto que estamos tratando de hacer no puede ser exagerado: la vacuna es un arma biológica hecha por el hombre, generada en laboratorio, que desactiva el sistema de defensa crítico del cuerpo que aumenta la susceptibilidad a la enfermedad en muchos órdenes de magnitud. Con cada inyección adicional, uno es menos capaz de montar una respuesta suficiente a infecciones de rutina, gripes o virus. Eso conducirá a un tsunami de enfermedades que probablemente abrumará nuestro sistema de salud pública y hundirá al país más profundamente en la crisis. ¿Es ese el plan? ¿Es eso lo que nuestros señores globalistas tienen reservado para nosotros?

Veremos. Ahora echa un vistazo a este último clip del video del vacunólogo Geert Vanden Bossche:

«Lo primero que me gustaría destacar es que el Covid-19 no es una enfermedad de personas sanas. Las personas que están en buen estado de salud tienen un sistema inmunológico innato saludable que puede hacer frente a una serie de virus respiratorios sin ningún problema. Estas personas no solo están protegidas contra la enfermedad, sino que incluso, en muchos casos, pueden prevenir la infección. Estas son personas que pueden contribuir a la esterilización de la inmunidad y a la inmunidad de rebaño, que es muy, muy importante. Entonces, escucha: Nunca, nunca permitas que nadie o algo interfiera o suprima tu sistema inmunológico innato. Usted puede hacer un mal trabajo usted mismo llevando una vida poco saludable, que va a suprimir su inmunidad innata, pero aún peor, son los anticuerpos inducidos por la vacuna que suprimen su inmunidad innata. Y estos anticuerpos vacunanos no pueden sustituirlo porque pierden su eficacia contra el virus y se vuelven cada vez menos efectivos. A diferencia de los anticuerpos innatos, no pueden prevenir la infección, no pueden esterilizar el virus. Por lo tanto, contribuyen a la inmunidad de rebaño …

Si suprimimos estos anticuerpos innatos en los niños, podría conducir a enfermedades autoinmunes. Este es un absoluto «No ir» No podemos vacunar a nuestros hijos con estas vacunas. La supresión de la inmunidad innata ya es un problema entre los vacunados, y de hecho, van a tener dificultades para controlar una serie de enfermedades, no solo Covid-19, sino también otras enfermedades … y requerirá un cambio muy dramático en las estrategias para ayudar a los vacunados, y mi corazón está con ellos, porque necesitarán un tratamiento extenso en muchos casos.

… Potenciarlos , lo que significa darles una tercera dosis – es absolutamente una locura, porque lo que hará, es aumentar la presión inmune de los anticuerpos vacunales, sobre su inmunidad innata. Así que impulsar es una tontería absoluta; es peligroso y no debe hacerse….

Entonces, ¿qué nos dice la ciencia? Nos dice que es la inmunidad innata la que nos protegerá, no la vacuna». («Geert Vanden Bossche sobre las vacunas y la supresión de la inmunidad innata», Rumble)

Entonces, ahora sabemos que, junto con los coágulos de sangre, el sangrado, los ataques cardíacos, los accidentes cerebrovasculares, las enfermedades vasculares y neurológicas, la vacuna también está diseñada para destripar el sistema que nos protege de la enfermedad y la muerte, el sistema inmunológico. Cuán inmerso en la negación uno debe estar para no ver el mal que está ahora entre nosotros.

Vea también: Dr. Nathan Thompson: la vacuna Covid induce autoinmunidad, Odysee https://odysee.com/@EndYourSlavery:8/My-Jaw-DROPPED-when-I-Tested-Someone’s-Immune-System-After-the-2nd-Jab:d

Y esto: Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida por Vacuna (VAIDS): ‘Deberíamos anticipar ver esta erosión inmune más ampliamente'», https://americasfrontlinedoctors.org/news/post/vaccine-acquired-immune-deficiency-syndrome-vaids-we-should-anticipate-seeing-this-immune-erosion-more-widely/ Los Médicos de Primera Línea de las Américas https://americasfrontlinedoctors.org/news/post/vaccine-acquired-immune-deficiency-syndrome-vaids-we-should-anticipate-seeing-this-immune-erosion-more-widely/

Fuente: https://www.unz.com/mwhitney/operation-extermination-the-plan-to-decimate-the-human-immune-system-with-a-lab-generated-pathogen/

Los estadísticos alemanes encuentran el mismo resultado en Alemania que informa la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido: es una pandemia de los vacunados.

PAUL CRAIG ROBERTS 

La «vacuna» Covid lo hace más susceptible a enfermarse con Covid y todos los demás virus y enfermedades, porque la «vacuna» destruye el sistema inmunológico innato.

En Alemania, los estados con la tasa de vacunación más alta tienen el mayor exceso de muertes.

El Dr. Ute Bergner, un físico que es miembro del parlamento estatal de Turingia en Alemania, encargó a estadísticos que investigaran la relación entre la vacunación y el exceso de mortalidad en los 16 estados federales alemanes.

Los estadísticos encontraron que los estados con el porcentaje más bajo de la población vacunada tenían el exceso de mortalidad más bajo. En contraste, el estado con la tasa de vacunación más alta (66%) tuvo la tasa más alta de exceso de muertes.

«El coeficiente de correlación es +0,31. A los ojos de los dos científicos de datos, esto es «asombrosamente alto». Especialmente porque los creyentes en la vacuna afirman lo contrario, pero no proporcionan ninguna prueba de su noción de «protección». Al menos se debe esperar una relación diferente: cuantas más vacunas, menor es la mortalidad. Después de todo, la intención era proteger a las personas».

«El exceso de mortalidad aumenta con el aumento de la tasa de vacunación. Esto requiere una aclaración urgente», exigieron los dos estadísticos. Además, en vista de «las medidas políticas pendientes destinadas a contener el virus, esta cifra es preocupante y requiere explicación si se van a tomar más medidas políticas con el objetivo de aumentar la tasa de vacunación».

https://www.globalresearch.ca/german-states-high-vaccination-rate-highest-excess-mortality/5762622

The Associated Press informó a mediados de noviembre de 2021 que a pesar de las bajas tasas de vacunación, África tiene pocos casos de Covid.

Hay algo «misterioso» sucediendo en África que está desconcertando a los científicos, dijo Wafaa El-Sadr, presidente de salud global en la Universidad de Columbia. «África no tiene las vacunas y los recursos para combatir el COVID-19 que tienen en Europa y Estados Unidos, pero de alguna manera parecen estar mejor», dijo.

Menos del 6% de las personas en África están vacunadas. Durante meses, la Organización Mundial de la Salud en sus informes semanales sobre la pandemia ha descrito a África como «una de las regiones menos afectadas del mundo».

Fuente: https://www.unz.com/proberts/german-statisticians-find-the-same-result-in-germany-as-the-uk-health-security-agency-reports-it-is-a-pandemic-of-the-vaccinated/

***

Datos oficiales del Reino Unido demuestran que es una pandemia de vacunados

PAUL CRAIG ROBERTS

El último informe de Covid de la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido es que durante el último mes los no vacunados representaron el 39% de todos los casos, el 34% de todas las hospitalizaciones y el 19% de todas las muertes. Mientras que los vacunados representaron el 61% de todos los casos, el 66% de todas las hospitalizaciones y el 81% de todas las muertes.

Hasta aquí la mentira estridente de los medios de comunicación comprados estadounidenses, el establecimiento médico corrupto, la mentira de Fauci y Walensky, y los políticos tontos.

Con la nueva variante XI-Omicron COVID en los titulares en Occidente, los completamente vacunados pueden querer quedarse en casa durante unos meses para proteger al resto de la población.

En cuanto al susto exagerado de la variante Omicron en el mundo occidental de las grandes farmacéuticas, la Asociación Médica de Sudáfrica informa que los síntomas son leves. https://www.thegatewaypundit.com/2021/11/report-fully-vaccinated-account-81-covid-deaths-uk/

Pero los israelíes paranoicos no están escuchando: ¡Miedo! ¡Miedo! ¡Tener miedo! https://www.rt.com/news/541533-israel-omicron-ban-tracing/

Alguien debería dar una pista en esta tontería total: https://www.rt.com/sport/540989-covid-germany-vaccinated-bayern-kimmich/ Es extraordinario cómo la desinformación gobierna el mundo, causando crecientes muertes, lesiones a la salud y pérdida de empleo e ingreso nacional. Parece que la raza humana es demasiado estúpida y demasiado fácil de conducir por el miedo para sobrevivir.

Fuente: https://www.unz.com/proberts/uk-official-data-proves-it-is-a-pandemic-of-the-vaccinated/

Sacrificio masivo de niños a plena vista

[Hoy haré un juego de intercambio y prestidigitación atómico y supremo. En primer lugar aparecerá por arte de magia lo que debería estar atrás, en lugar secundario, casi escondido. Después viene lo que se suele llamar, la madre, el meollo de la cuestión. Este último y en segundo lugar es lo que me ha estimulado y percutido para copiar y pegar, y divulgar, con todo el respeto al artículo y al articulista y no por ello falto de autenticidad, lo que de verdad importa. Y recuerden, lo primero se escribió por lo segundo. Y aún así, diré, la Historia la movieron los segundones.] (LTC)

Comentario de un usuario al artículo:

Fidelios Automata dice:

«Primero, este descargo de responsabilidad no debería ser necesario, pero nunca condenaría a los judíos como pueblo, ya que han producido muchos individuos buenos y ejemplares. Dicho esto, parece obvio que el horrible trato de Israel a los palestinos está relacionado con la historia de sus progenitores hebreos. Con respecto al libelo de sangre, creo que la gran mayoría de las acusaciones eran falsas. Recuerde, esta era una época en la que la gente creía que las brujas podían volar por el aire en escobas. Sin embargo, los humanos tienen una capacidad casi ilimitada para el mal, estira la credulidad asumir que tales cosas NUNCA sucedieron».

El artículo: Sacrificio masivo de niños a plena vista

Por LINH DINH

Varios comentaristas en línea han señalado que Covid escrito al revés se convierte en דיבוק en hebreo, que significa dybbuk, un espíritu poseedor malicioso.

Usando Google Translate, descubrí que divoc produjo דיבוק, pero ahora, Google ha jugado con דיבוק por lo que simplemente se traduce como «obsesionado». Muy lindo. Exorcizar, dybbuk es simplemente una pasión excesiva, ya ves, como un amor por el chocolate. Incluso las coincidencias verbales deben ser desinfectadas, para que la gente no tenga ideas.

Lejos de estar poseído por el Covid, con sus confinamientos, pasaporte con derecho a vivir y vacunas de coágulos, solo estás obsesionado con estar a salvo, eso es todo, por lo que tus hijos también deben ser inyectados con proteína espiga y células fetales, para destruir su sistema inmunológico y arruinar su fertilidad futura, si no matarlos.

En esta guerra covid, y definitivamente es una guerra, contra todos nosotros, la propaganda es masiva y constante, y cualquier cuestionamiento de ella se tilda inmediatamente como una «teoría de la conspiración». No se nos permite desafiar a aquellos que están conspirando contra nosotros.

Steve Kirsch pregunta: «¿Cómo van a explicar a todos los recién nacidos con problemas cardíacos?» A sus madres se les ha inyectado proteína espiga, pero no hay correlación, estamos seguros. La directora de los CDC, Rochelle Walensky, insiste en que la proteína espiga no solo es segura para las mujeres embarazadas, sino que es especialmente útil.

Dado que los adultos ya están muriendo por cientos de miles de «vacunas» Covid, e incluso los mejores atletas caen muertos en el campo, ¿por qué estos golpes letales no terminan de inmediato, sino que se extienden a los niños?

Investigando 13 casos de niños que murieron después de ser vacunados, Kirsch señala: «Mi análisis de los registros de VAERS mostró que 5 de los 13 murieron de paro cardíaco. Eso no es normal para los niños. En un período reciente de 5 años (2015 a 2019), ha habido cero muertes que enumeran el paro cardíaco en ese grupo de edad (como era de esperar). ¡Cero muertes en 5 años! Así que las 5 muertes son tanto excesivas como sospechosas y merecen una investigación. Pero no según los CDC».

En 2019, se descubrieron en Perú esqueletos de 227 víctimas de sacrificios, de entre cinco y 14 años. Un año antes, 200 esqueletos infantiles más habían sido desenterrados en otros dos sitios peruanos. Todos habían sido asesinados hace unos 550 años.

Ejemplos de sacrificio de niños se pueden encontrar mucho más cerca de casa. ¿Quién no está edificado, si no encantado, por la historia de Jefté y su hija?

Luchando contra los amonitas, Jefté pidió ayuda a Yahvé, con la promesa de que sacrificará como ofrenda quemada lo que salga por su puerta a su regreso victorioso.

Ciertamente es una promesa extraña, porque ¿no crees que un miembro de la familia era más probable que fuera el primero en saludarlo, incluso si es una oveja, si Jefté estaba durmiendo con una oveja?

Resultó ser su única hija, una hija.

Cuando su padre le dijo que tenía que asesinarla, para cumplir su promesa al Señor, esta niña anónima le pidió «dos meses para vagar por las colinas y llorar con mis amigos, porque nunca me casaré». Conmovedoramente, este «nunca se casará» se repite como un estribillo solo dos oraciones después.

Permitió esta breve suspensión de la ejecución, vagó por las colinas y lloró con sus amigos, antes de que su propio padre la quemara hasta la muerte. (Ver Jueces 11:30-40) Cada año, las hijas pequeñas de Israel pasan cuatro días conmemorando este horrible incidente.

Mucho más conocida es la historia de Abraham y su hijo, Isaac, por supuesto. De la nada, Dios le ordenó a Abraham que quemara a Isaac en una montaña, por lo que el judío obediente estuvo de acuerdo sin preguntas.

Lo que es más interesante para mí son los dos casos en los que Abraham mintió. Primero, les dijo a sus dos siervos que él e Isaac necesitaban ir a adorar, y que volverían. Luego le mintió a su hijo. Es escalofriante:

Abraham tomó la madera para la ofrenda quemada y la colocó sobre su hijo Isaac, y él mismo llevó el fuego y el cuchillo. Mientras los dos avanzaban juntos, Isaac habló y le dijo a su padre Abraham: «¿Padre?»

«¿Sí, hijo mío?» Abraham respondió.

«El fuego y la leña están aquí», dijo Isaac, «pero ¿dónde está el cordero para la ofrenda quemada?»

Abraham respondió: «Dios mismo proveerá el cordero para la ofrenda quemada, hijo mío». (Génesis 22:6-8)

Para matar, a menudo debes engañar.

En el sitio, Abraham ató a su hijo traicionado, puso al niño sobresaltado en la madera y sacó su cuchillo, luego Dios intervino.

Sometiendo a Abraham a tal prueba, un malvado Yahvé lo corrompió, porque Abraham estaba listo para asesinar a su hijo inocente. Yahvé también destruyó la confianza sagrada del niño en su padre, cuyo primer deber era proteger a su descendencia, obviamente. Ese no es mi Dios.

Algunos judíos, entonces, podían asesinar piadosamente a sus propios hijos, pero muchos, muchos más no se abstuvían de masacrar a los goyische. De hecho, tenían que hacerlo.

Discutiendo The Bloody Satanic Sacrifice Rituals of the Jewish Race de Ariel Toaff, Ron Unz escribe: «Parece que un número considerable de judíos asquenazíes tradicionalmente consideraban que la sangre cristiana tenía poderosas propiedades mágicas y la consideraban un componente muy valioso de ciertas observancias rituales importantes en fiestas religiosas particulares. Obviamente, la obtención de tal sangre en grandes cantidades estaba plagada de riesgos considerables, lo que aumentaba en gran medida su valor monetario, y el comercio de los viales de ese preciado bien parece haber sido ampliamente practicado. Toaff señala que dado que las descripciones detalladas de las prácticas de asesinato rituales judías se describen de manera muy similar en lugares ampliamente separados por geografía, idioma, cultura y período de tiempo, es casi seguro que son observaciones independientes del mismo rito. Además, señala que cuando los judíos acusados eran capturados e interrogados, a menudo describían correctamente oscuros rituales religiosos que no podrían haber sido conocidos por sus interrogadores gentiles, que a menudo ocultaban detalles menores. Por lo tanto, era muy poco probable que estas confesiones hubieran sido inventadas por las autoridades».

El asesinato en masa de goyim, incluidos los bebés, ha sido sancionado durante mucho tiempo por Yahweh. Aquí hay algunos ejemplos de rizo de sangre en la Biblia hebrea:

Esto es lo que dice el Señor Todopoderoso: ‘Castigaré a los amalecitas por lo que le hicieron a Israel cuando los dejaron paso cuando vinieron de Egipto. Ahora vete, ataca a los amalecitas y destruye totalmente todo lo que les pertenece. No los perdones; ejecutados hombres y mujeres, niños y lactantes, bovinos y ovinos, camellos y burros.» (1 Samuel 15:2-3)

El pueblo de Samaria debe cargar con su culpa, porque se han rebelado contra su Dios. Caerán por la espada; sus pequeños serán lanzados al suelo, sus mujeres embarazadas rasgadas». (Oseas 13:16)

Como una gacela cazada, como ovejas sin pastor, todos volverán a su propio pueblo, huirán a su tierra natal. Quienquiera que sea capturado será empujado a través; todos los que sean atrapados caerán por la espada. Sus bebés serán des pedazos ante sus ojos; sus casas serán saqueadas y sus esposas violadas. (Isaías 13:14-16)

Hay más, pero entiendes la idea. El último es Yahvé furioso contra los babilonios, cuyas mujeres, según esta divinidad judía, merecían ser violadas en masa.

Tanto gore y grimness. Es hora de un descanso musical judío, «Hija Babilonia, condenada a la destrucción, feliz es la que te paga de acuerdo con lo que nos has hecho. Feliz es el que se apodera de tus bebés y los arroja contra las rocas». (Salmo 137:8-9)

Si bien ciertamente hay sabiduría y poesía en la Biblia hebrea, especialmente en Eclesiastés, Jonás y Job, demasiado de ella está enferma. Además, estos no son relatos históricos sino leyendas, con recientes descubrimientos arqueológicos en Israel que refutan el Éxodo de Egipto y el Reino de Salomón, etc. (Para obtener más información, lea La invención del pueblo judío de Shlomo Sand).

Aunque falsas, las leyendas preciadas revelan mucho sobre la psicología de un pueblo. Para facilitar el escape ficticio de los judíos de Egipto, «A medianoche el Señor derribó a todos los primogénitos en Egipto, desde el primogénito del Faraón, que se sentó en el trono, hasta el primogénito del prisionero, que estaba en la mazmorra, y el primogénito de todo el ganado también». (Éxodo 12:29)

Repetidamente, se nos recuerda, si tan solo prestamos atención, los judíos adoran a un Dios genocida.

«Jesús dijo a [los judíos]: ‘Si Dios fuera tu Padre, me amarías, porque he venido aquí de Dios. No he venido solo; Dios me envió. ¿Por qué mi lenguaje no es claro para ti? Porque eres incapaz de escuchar lo que digo. Perteneces a tu padre, el diablo, y quieres llevar a cabo los deseos de tu padre. Fue un asesino desde el principio, sin aferrarse a la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando miente, habla su lengua materna, porque es un mentiroso y el padre de las mentiras». (Juan 8:42-48)

Con tantas pistas, uno no puede evitar preguntarse si la «vacuna» Covid no es solo el último y más ambicioso episodio de asesinato ritual judío, aunque, por supuesto, también hay muchos goyim satánicos o de Shabat que se unen.

La corriente principal controlada por los judíos y las redes sociales son ciertamente uniformes en el empuje de este genocidio. Así es como expiamos su Holocausto, en su mayoría mítico.

Dado que su Dios es tan vengativo, la venganza nunca está lejos de sus mentes.

El último libro de Linh Dinh es Postcards from the End of America.

Fuente: https://www.unz.com/ldinh/mass-child-sacrifice-in-plain-sight/

La «vacuna» del Covid ha provocado una pandemia

PAUL CRAIG ROBERTS

El corrupto establishment médico estadounidense liderado por el asesino en masa Tony Fauci se vio obligado hace algún tiempo a admitir que la «vacuna» Contra el Covid pierde rápidamente efectividad contra el virus. Pero afirmaron que la «vacuna» protegía contra casos lo suficientemente malos como para enviarlo al hospital o a su muerte.

Ahora Fauci se ha visto obligado a dar marcha atrás en esta falsa afirmación. Vasko Kohlmayer informa:

La semana pasada, el Dr. Anthony Fauci hizo quizás la confesión más condenatoria en la saga de la vacuna contra el Covid. De tal en cuando están las implicaciones de su declaración que la entrevista en la que la hizo bien puede ser un punto de inflexión en la lucha contra el gran fraude de vacunas que se está perpetrando contra los pueblos del mundo.

En una sesión de podcast del 12 de noviembre con el New York Times, Fauci se vio obligado a admitir el hecho de que las vacunas no protegen de manera confiable a sus receptores de Covid grave o la muerte.
Llamado a explicar los datos provenientes de Israel, un país con una de las tasas de vacunación más altas del mundo, Fauci dijo lo siguiente:

«Están viendo una disminución de la inmunidad no solo contra la infección, sino también contra la hospitalización y, en cierta medida, la muerte, que ahora está comenzando a involucrar a todos los grupos de edad. No son solo los ancianos».

En otras palabras, la eficacia protectora de las vacunas disminuye no solo en lo que respecta a la amenaza de infección, sino también en lo que respecta al Covid grave y la muerte. Hablando sobre la efectividad de las vacunas en países con altas tasas de vacunación, Fauci admitió:

«Está disminuyendo hasta el punto de que se está viendo que cada vez más personas contraen infecciones irruptivas, y cada vez más de esas personas que están recibiendo infecciones irruptivas están terminando en el hospital». https://www.lewrockwell.com/2021/11/vasko-kohlmayer/fauci-finalmente-admite-vacunas-no-protegen-contra-covid-grave-o-muerte/

En otras palabras, todas las afirmaciones hechas para la «vacuna» Covid son falsas. Un gran número de personas han sido engañadas por un establecimiento médico corrupto y unos medios de comunicación corruptos en actos de suicidio y lesiones graves a la salud. Sin embargo, la campaña coercitiva para vacunar continúa. Los responsables de esta campaña son asesinos. Estos asesinos incluyen a todos los líderes políticos del mundo occidental.

¿Por qué todos ellos y la escoria mediática siguen mintiendo descaradamente? Estas personas totalmente corruptas siguen promocionando «la pandemia de los no vacunados». No existe tal pandemia. La información de todos los países muestra que la infección y la muerte aumentan con la vacunación. https://www.globalresearch.ca/trends-in-mortality-and-morbidity-in-the-most-vaccinated-countries-twenty-one-proven-facts/5761773

En el Reino Unido, el 74% de las supuestas muertes por Covid entre agosto y septiembre fueron personas vacunadas. https://dailyexpose.uk/2021/09/18/fully-vaccinated-account-for-74-percent-of-covid-19-deaths-in-the-uk/

Los datos recogidos por Public Health Scotland muestran que la campaña de vacunación logró un aumento del 3.071% en las muertes escocesas desde hace un año y más casos de Covid entre los vacunados que entre los no vacunados. https://humansarefree.com/2021/09/covid-19-deaths-higher-than-this-time-last-year.html

«Los no vacunados representan solo el 19,7% de todas las muertes por Covid-19 desde el 14 de agosto de 2021, mientras que la población vacunada representa el 80,3% de todas las muertes desde la misma fecha, y los completamente vacunados representan el 76% de las muertes». https://humansarefree.com/2021/09/covid-19-deaths-higher-than-this-time-last-year.html

Los datos de Israel confirman que la pandemia está entre los vacunados.

La razón por la que los vacunados están en riesgo es doble. La «vacuna» tiene efectos secundarios graves que se confunden con Covid, y la «vacuna» daña y, en última instancia, destruye el sistema inmunológico humano innato, haciendo que los vacunados sean más susceptibles a todos los virus y enfermedades.

Distinguidos científicos e investigadores médicos que son independientes de las subvenciones de Big Pharma han establecido estos hechos, pero los medios de comunicación se niegan a informarlos. Todo lo que la gente recibe de CNN, MSNBC, NPR, BBC, New York Times, CDC, NIH, AMA, políticos y redes sociales es adoctrinamiento que hace que las personas se dañen y se maten al aceptar la «vacuna».

Los hechos son claros. La campaña de vacunación contra el Covid es el mayor movimiento de asesinatos masivos de la historia.

La respuesta pública al libro recién publicado de Robert F. Kennedy, Jr., The Real Anthony Fauci, muestra que la gente está viendo a través de la narrativa orquestada cultivada por los rameros medios de comunicación. El libro ha tenido un apagón mediático como si no existiera, pero sin embargo es el número uno en la lista de los más vendidos de Amazon y el número uno en la lista de los más vendidos de Kindle.

Además de Amazon y Kindle, el libro está disponible en librerías locales y en Barnes & Noble, IndieBound, Bookshop.org, Target, Walmart, Books-A-Million. Compra y lee el libro. Verás que la salud pública está en manos de gángsters.

Lo que la «Pandemia de Covid» nos ha enseñado es que solo podemos tener CERO CONFIANZA en el establecimiento médico, los políticos y los medios de comunicación. Estas personas corruptas tienen agendas totalmente diferentes a la salud pública.

Fuente: https://www.unz.com/proberts/the-covid-vaccine-has-caused-a-pandemic/

Inyección letal: Doctores dan escalofriantes relatos de enfermedades inusuales inducidas por las vacunas Covid. (Por favor, ¡despierten!)

MIKE WHITNEY / https://www.unz.com/

«Los estadounidenses están muertos de miedo… La gente está saliendo del trabajo, no porque quieran perder sus trabajos, ¡pero no quieren morir por la vacuna! … Dicen: ‘Escucha, no quiero morir. Esa es la razón por la que no estoy tomando la vacuna». Así de claro». Dr. Peter McCullough

Un informe en el U.K. Telegraph explica cómo la vacuna Covid-19 ha llevado a un fuerte aumento en el exceso de muertes. Aquí hay un extracto del artículo:

«Casi 10.000 personas más de lo habitual han muerto en los últimos cuatro meses por razones no Covid, ya que los expertos pidieron una investigación urgente del gobierno sobre si las muertes eran prevenibles…

Las últimas cifras de la Oficina de Estadísticas Nacionales mostraron que Inglaterra y Gales registraron 20.823 muertes más que el promedio de cinco años en las últimas 18 semanas. Solo 11.531 muertes involucraron Covid». («La alarma crece a medida que las morgues se llenan con miles de muertes adicionales no Covid», UK Telegraph)

La mortalidad está aumentando porque más personas están muriendo. Y más personas están muriendo porque más personas han sido vacunadas. Existe un vínculo entre el aumento de la mortalidad y la vacuna contra el Covid-19. Naturalmente, los medios de comunicación quieren trasladar la responsabilidad de las muertes a «tratamientos retrasados» y «la falta de atención prevenible». Pero esto es solo una distracción. La causa principal de muerte es la inyección de un patógeno tóxico en el torrente sanguíneo de aproximadamente el 70% de la población. Eso es lo que está causando la coagulación, el sangrado, las embolias pulmonares, los ataques cardíacos, los accidentes cerebrovasculares y las muertes prematuras. Es la vacuna. Aquí hay más

«Las cifras semanales para la semana que terminó el 5 de noviembre mostraron que hubo 1.659 muertes más de lo que normalmente se esperaría en esta época del año. De ellos, 700 no fueron causados por Covid.

Es probable que el exceso crezca a medida que se registren más muertes en las próximas semanas.

Los datos de la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido muestran que ha habido miles de muertes más que el promedio de cinco años en insuficiencia cardíaca, enfermedades cardíacas, afecciones circulatorias y diabetes desde el verano.

El número de muertes en hogares particulares también está un 40,9 por ciento por encima del promedio de cinco años, con 964 muertes en exceso registradas en la semana más reciente, que se extiende hasta el 5 de noviembre. («La alarma crece a medida que las morgues se llenan con miles de muertes adicionales no Covid», UK Telegraph)

El repentino aumento de la mortalidad no es un error sin sentido en el radar. Es una señal de alerta que indica una ruptura significativa en la tendencia de cinco años. Algo ha ido terriblemente mal. Se suponía que la vacunación masiva reduciría el número de casos, hospitalizaciones y muertes. En cambio, las muertes continúan aumentando.

¿Por qué?

La respuesta a esa pregunta se puede encontrar en los propios datos. Como admite el autor, ha habido un fuerte aumento en la insuficiencia cardíaca, las enfermedades cardíacas, las afecciones circulatorias y los accidentes cerebrovasculares. (La diabetes es el valor atípico) Estas son precisamente las dolencias que uno esperaría ver si uno acabara de inyectar a millones de personas con un biológico generador de coágulos que desencadena una respuesta inmune violenta que ataca el revestimiento interno de los vasos sanguíneos infligiendo un daño severo a la infraestructura crítica del cuerpo. Entonces, sí, la mortalidad por todas las causas ha aumentado, y es seguro que subirá aún más a medida que más personas se vacunen y sucumban gradualmente a los efectos (frecuentemente) tardíos de un brebaje híbrido que es la piedra angular de un plan maligno para reducir drásticamente la población mundial. Echa un vistazo a esta tabla seguida de un breve comentario de la patóloga de diagnóstico, la Dra. Claire Craig:

Dra. Clare Craig @ClareCraigPath

«Desde el verano ha habido el doble de muertes por covid, pero siete veces más muertes en exceso que el año pasado».

Y aquí hay otro anuncio de Craig:

«Si comienzas en la semana 22 y sumas todas las muertes desde entonces para cada año, entonces algo muy anormal está sucediendo este año entre los hombres de 15 a 19 años».

Por lo tanto, no solo están muriendo más personas, sino que la demografía se ha desplazado hacia abajo a medida que las personas cada vez más jóvenes se ven atraídas al vórtice de la vacuna. En pocas palabras, el número de jóvenes que mueren por un paro cardíaco infligido por la vacuna y miocarditis continúa aumentando sin un final a la vista.

No es sorprendente que la mortalidad por todas las causas sea mayor entre los vacunados que entre los no vacunados, lo que, una vez más, hace que sea más fácil rastrear el problema hasta su raíz, una «vacuna contra la muerte por veneno» citotóxica que suprime el sistema inmunológico innato, daña los órganos vitales y afeita años de la vida de las personas normales y sanas.

Tal vez, haya visto uno de los muchos videos cortos de atletas jóvenes en forma que de repente han caído muertos en el campo de juego o han sido llevados al hospital poco después de recibir la inyección. Si no, aquí hay un enlace a dos de ellos. (Los atletas colapsan después de la vacunación: Ver aquí y aquí)

Según Las noticias israelíes en tiempo real, ha habido un «aumento del 500% en las muertes de jugadores en 2021 … ¡Desde diciembre, 183 atletas y entrenadores profesionales se han derrumbado repentinamente! ¡108 de ellos murieron!»

«Aumento del 500% en las muertes» de atletas?!? ¿Qué vamos a hacer con esto?

Para empezar; la vacuna contra el Covid-19 no es un medicamento. Es el componente esencial en el plan elitista para el exterminio a escala industrial. Está diseñado para infligir lesiones físicas graves a las personas que lo toman. Es impactante que las personas estén tan profundamente en negación que no pueden ver lo que está sucediendo justo ante sus ojos. (Por favor, miren los videoclips de los atletas. Estas son las personas más acondicionadas del planeta y, sin embargo, están siendo golpeadas por la sustancia misteriosa de la vacuna). Así es como el médico sudafricano Shankara Chetty lo resumió en un video reciente publicado en Bitchute:

«El patógeno que está causando todas las muertes por la enfermedad es la proteína espiga. Y la proteína espiga es lo que se supone que la vacuna debe hacer en su cuerpo. … La proteína espiga es uno de los venenos más artificiales que el hombre ha hecho. Y, el objetivo de esta toxina, es matar a miles de millones de personas sin que nadie se dé cuenta. Así que es un veneno con una agenda». («El médico sudafricano Dr. Shankara Chetty habla sobre «El plan más grande», Bitchute)

Ahí está en pocas palabras. Y Chetty no es el único que vincula la vacuna a la agenda de las élites globalistas que planean usar la cobertura de una pandemia para implementar su esquema de «gestión de la población». El ex vicepresidente de Pfizer, Mike Yeadon, ofreció una opinión similar hace unos días en su sitio web. Él dijo:

«Estamos en medio del programa de despoblación más grande que el mundo haya visto, donde la mayoría de la humanidad está actuando como idiotas útiles para él y para su propia desaparición».

De hecho, y hemos tratado de proporcionar la mayor cantidad de información posible sobre el agente biológico que se está utilizando para perseguir esta agenda maligna, la proteína espiga. En los primeros informes, transmitimos la investigación del Dr. Patrick Whelan, quien comprendió el peligro de la proteína espiga antes que nadie. Aquí hay un breve resumen de su análisis de una carta que presentó a la FDA el 8 de diciembre de 2020:

«Me preocupa la posibilidad de que las nuevas vacunas destinadas a crear inmunidad contra la proteína espiga del SARS-CoV-2 tengan el potencial de causar lesiones microvasculares en el cerebro, el corazón, el hígado y los riñones de una manera que actualmente no parece evaluarse en los ensayos de seguridad de estos medicamentos potenciales.

… Meinhardt et al…. muestran que la proteína espiga en las células endoteliales cerebrales se asocia con la formación de microtrombos (coágulos)… En otras palabras, las proteínas virales parecen causar daño tisular sin replicar activamente el virus. La vacuna de Pfizer/BioNTech (BNT162b2) está compuesta por un ARNm que produce una proteína espiga de longitud completa anclada a la membrana. Los estudios en ratones sugieren que una forma no autenticada de la proteína S1 como esta puede causar una microvasculopatía en los tejidos que expresan mucho receptor ACE2.

… parece que la proteína espiga viral … es también uno de los agentes clave que causan el daño a órganos distantes que pueden incluir el cerebro, el corazón, los pulmones y los riñones. Antes de que cualquiera de estas vacunas sea aprobada para su uso generalizado en humanos, es importante evaluar en sujetos vacunados los efectos de la vacunación en el corazón. Tan importante como es detener rápidamente la propagación del virus inmunizando a la población, sería mucho peor si cientos de millones de personas sufrieran daños duraderos o incluso permanentes en su microvasculatura cerebral o cardíaca como resultado de no apreciar a corto plazo un efecto no deseado de las vacunas basadas en proteínas de espiga de longitud completa en estos otros órganos. («La FDA se encoge de hombros ante la terrible advertencia sobre la proteína espiga letal», Truth in the Age of Covid)

Desde el principio, los reguladores gubernamentales y sus aliados en el establecimiento de la salud pública han ignorado (o censurado) las advertencias de médicos e investigadores capaces. También despidieron al inmunólogo y vacunólogo de carrera, el Dr. Byram Bridle, quien fue el primero en su profesión en identificar la proteína espiga como «un agente causal específico de la enfermedad»; «un patógeno». Aquí está Bridle:

«‘Hemos sabido durante mucho tiempo que la proteína espiga es patógena … Es una toxina. Puede causar daño en nuestro cuerpo si está en circulación. Ahora, tenemos evidencia clara de que… la vacuna en sí, más la proteína, entra en circulación sanguínea».

Una vez que eso sucede, la proteína espiga puede combinarse con receptores en las plaquetas sanguíneas y con células que recubren nuestros vasos sanguíneos. Es por eso que, paradójicamente, puede causar tanto coagulación de la sangre como sangrado. «Y, por supuesto, el corazón está involucrado, como parte del sistema cardiovascular … Es por eso que estamos viendo problemas cardíacos. La proteína también puede cruzar la barrera hematoencefálica y causar daño neurológico.

«En resumen,… cometimos un gran error. No nos dimos cuenta hasta ahora. No nos dimos cuenta de que al vacunar a las personas las estamos inoculando inadvertidamente con una toxina». … («Científico de vacunas: ‘Hemos cometido un gran error'», Mujer conservadora)

Una vez más, tenemos a un inmunólogo de gran consideración, con más de 3 décadas de experiencia en su haber, que ofreció su investigación informada y basada en la evidencia sobre un tema que debería haber sido de gran interés para los reguladores que estaban tomando decisiones sobre la seguridad a largo plazo del medicamento experimental que estaban imponiendo a millones de personas en todo el país. Pero no había interés en absoluto. A pesar del hecho de que la ciencia apoyó sus conclusiones, Bridle fue brutalmente atacado, censurado, arrastrado por el barro y obligado a abandonar su lugar de trabajo.

¿Por qué?

Porque sacó las mismas conclusiones que el Dr. Patrick Whelan. Realmente no hay una diferencia sustantiva entre los dos, excepto que los comentarios de Bridle atrajeron más atención en los medios de comunicación, lo que lo convirtió en una mayor amenaza para la estrategia de «vacunación universal». Ese fue su verdadero crimen; descubrió la verdad y puso sus hallazgos a disposición del público, básicamente alertándolos sobre los peligros del «disparo de muerte por veneno». Por eso fue aplastado.

Desde entonces, Bridle ha hecho otras afirmaciones que deberían preocupar a cualquier persona cuyo cáncer pueda estar en remisión. Esto es lo que dijo en una entrevista reciente:

«Lo que he visto demasiado es gente que tenía cánceres que estaban en remisión, o que estaban siendo bien controlados; sus cánceres se han salido completamente de control después de recibir esta vacuna. Y sabemos que la vacuna causa una caída en el número de células T, y esas células T son parte de nuestro sistema inmunológico y son parte de las armas críticas que nuestro sistema inmunológico tiene para combatir las células cancerosas; así que hay un mecanismo potencial allí. Todo lo que puedo decir es que he tenido demasiadas personas que me contactan con estos informes para que me sienta cómodo. Diría que esa es mi mayor preocupación de seguridad más reciente, y también es la que va a ser la más poco informada en la base de datos adversa, porque si alguien ha tenido cáncer antes de la vacuna, no hay forma de que los funcionarios de salud pública lo vinculen con la vacuna». («Dr Byram Bridle habla», Bitchute, :55 segunda marca)

Entonces, ¿la vacuna suprime el sistema inmunológico?

Sí, lo hace, y el autor Alex Berenson proporcionó evidencia de esto recientemente en un artículo que publicó en Substack. Aquí hay un extracto:

«… el gobierno británico… admitió hoy, en su informe más reciente de vigilancia de vacunas, que:

«Los niveles de anticuerpos N parecen ser más bajos en las personas que adquieren la infección después de dos dosis de vacunación». (Página 23)

¿Qué significa esto?…

Lo que los británicos están diciendo es que ahora están descubriendo que la vacuna interfiere con la capacidad innata de su cuerpo después de la infección para producir anticuerpos no solo contra la proteína espiga sino contra otras piezas del virus.

Esto significa que las personas vacunadas serán mucho más vulnerables a las mutaciones en la proteína espiga INCLUSO DESPUÉS DE HABER SIDO INFECTADAS Y RECUPERADAS UNA VEZ

… probablemente sea aún más evidencia de que las vacunas pueden interferir con el desarrollo de una inmunidad robusta a largo plazo después de la infección». («URGENTE: Las vacunas Covid le impedirán adquirir inmunidad completa INCLUSO SI ESTÁ INFECTADO Y SE RECUPERA», Alex Berenson, Substack)

Las observaciones de Berenson cuadran con la investigación que fue compilada a principios de año por científicos de los Países Bajos y Alemania que:

«…advirtió que el … La vacuna (COVID-19) induce una reprogramación compleja de las respuestas inmunes innatas que deben considerarse en el desarrollo y uso de vacunas basadas en ARNm… el equipo de investigación del Centro Médico de la Universidad de Radboud y Erasmus MC en los Países Bajos… mostró que la vacuna alteró la producción de citoquinas inflamatorias por parte de las células inmunes innatas después de la estimulación con estímulos específicos (SARS-CoV-2) e inespecíficos.

Después de la vacunación, las células inmunes innatas tuvieron una respuesta reducida al receptor tipo toll 4 (TLR4), TLR7 y TLR8, todos ligandos que desempeñan un papel importante en la respuesta inmune a la infección viral. un área inexplorada es si la vacunación BNT162b2 tiene efectos a largo plazo sobre las respuestas inmunes innatas 

Esto podría ser muy relevante en COVID-19, en el que la inflamación desregulada juega un papel importante en la patogénesis y la gravedad de la enfermedad», escribe el equipo. «Múltiples estudios han demostrado que las respuestas inmunes innatas a largo plazo pueden aumentar (inmunidad entrenada) o regularse a la baja (tolerancia inmune innata) después de ciertas vacunas o infecciones». (La investigación sugiere que la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19 reprograma las respuestas inmunes innatas, nueva red médica)

El hallazgo de Berenson también se alinea con la investigación de vanguardia que muestra que la proteína espiga «impide en gran medida la inmunidad adaptativa» al evitar que el ADN repare las células dañadas. El documento sugiere que la proteína espiga de hecho «impacta en el núcleo de la célula, donde almacenamos nuestro ADN, nuestro material genético central». Aquí hay más del desglose de Berenson del documento:

«…. nuestras células tienen mecanismos para reparar su propio ADN.

Pero, al menos en los experimentos que estos dos científicos realizaron, la proteína espiga parecía interferir con nuestras propias proteínas de reparación del ADN: «Mecánicamente, descubrimos que la proteína espiga se localiza en el núcleo e inhibe la reparación del daño del ADN al impedir el reclutamiento clave de la proteína de reparación del ADN BRCA1 y 53BP1 en el sitio del daño».

Para ser claros, los científicos NO probaron que la proteína espiga estuviera causando estos problemas en personas, o incluso animales … Sin embargo, en un momento en que los países avanzados que tienen altas tasas de vacunación de ARNm (y ADN / AAV) están viendo hospitales inusualmente llenos y tasas de mortalidad más altas de lo normal, son aún más motivo de preocupación. Como explicaron los

autores: «Nuestros hallazgos revelan un mecanismo molecular potencial por el cual la proteína espiga podría impedir la inmunidad adaptativa y subrayar los posibles efectos secundarios de las vacunas basadas en espigas de longitud completa». («URGENTE: Artículo preocupante sobre el impacto de la proteína espiga en el ADN y la reparación del ADN», Alex Berenson, Substack)

En pocas palabras: si la vacuna de hecho inhibe la respuesta inmune innata del cuerpo, entonces las personas se enferman mucho más por las infecciones estacionales que se propagan rutinariamente a través de la población. Su camino hacia la recuperación también será mucho más difícil.

Pero más bien que se trata del ángulo de inmunidad, pasemos a la investigación del Dr. Charles Hoffe, quien fue el primer médico en proporcionar pruebas sólidas de que las vacunas generan coágulos sanguíneos al desencadenar una respuesta inmune en la que el cuerpo ataca la capa delgada de células que recubren las paredes de los vasos sanguíneos. Hoffe encontró que el 62% de sus pacientes que habían sido vacunados dieron positivo para coágulos de sangre en una prueba de dímero D. Naturalmente, estaba alarmado por lo que encontró, particularmente porque la vacuna «estaba causando eventos neurológicos graves, e incluso la muerte. Cuando planteó sus preocupaciones al Colegio de Médicos de Columbia Británica, inmediatamente implementaron una orden de mordaza y lo reprendieron en un intento de intimidarlo y silenciarlo».

Hoffe ha sido entrevistado varias veces y siempre proporciona un relato detallado y fascinante de sus hallazgos. En una entrevista reciente, predijo que algunos vacunados que sufren de problemas relacionados con coágulos probablemente morirían en solo tres años. Esto es lo que dijo:

«… una vez que bloquea un número significativo de vasos sanguíneos a los pulmones, el corazón debe bombear a una resistencia mucho mayor para que la sangre pase a través de los pulmones. Eso causa una afección llamada hipertensión de la arteria pulmonar, que es la presión arterial alta en los pulmones porque muchos de los vasos sanguíneos de los pulmones están bloqueados. Y lo aterrador de esto es que las personas con hipertensión arterial pulmonar generalmente mueren de insuficiencia cardíaca del lado derecho en tres años … Y no solo el panorama a largo plazo es muy sombrío, sino que con cada disparo sucesivo, el daño agregará y agregará y agregará. Va a ser acumulativo porque cada vez se dañan más los capilares». («Shock: El médico advierte que la mayoría de los pacientes vacunados podrían tener daño cardíaco permanente, algunos pueden morir dentro de tres años «Daño cardíaco permanente, algunos pueden morir dentro de tres años», infowars; Minuto 6:10)

Una vez más, no hay discrepancia entre el análisis de Whelan, Bridle y Hoffe. Y aunque el foco de su atención puede variar ligeramente, sus conclusiones son las mismas. Estas inyecciones experimentales plantean graves riesgos para cualquier persona que se permita ser inoculada.

Ahora vea cuán similar es el análisis de Hoffe a la Dra. Rochagne Kilian, quien era médica de la sala de emergencias en el hospital GBHS hasta que renunció en protesta. Este es un video particularmente importante, ya que describe los síntomas «extraños» y las condiciones extremadamente raras que ahora se presentan en las salas de emergencia en todas partes después de la vacunación masiva de millones de personas con la «vacuna contra la muerte por veneno». (Transcribí el video yo mismo, por lo que podría haber errores).

Dr. Rochagné Kilian – Hace sonar el silbato sobre las vacunas Covid-19 y los niveles de dímero dímero D

«Lo que estaba viendo en mi departamento de urgencias, especialmente en los últimos 8 a 9 meses, está relacionado con los niveles de dímero dímero. Utilizamos D-Dimers específicamente relacionados con embolias pulmonares, así como trombosis venosa profunda. D-Dimer detecta cualquier trombosis (coágulos) en el cuerpo, pero no le da un diagnóstico, le da una base para ir más allá y hacer una ecografía y una tomografía computarizada para confirmar o negar la presencia de una embolia pulmonar o trombosis venosa profunda.

La primera parte de 2020 fue probablemente la más lenta en el departamento de emergencias, pero cuando entramos en 2021 y comenzó el despliegue de la vacunación, terminamos viendo un aumento en el accidente cerebrovascular, los ataques isquémicos transitorios y las presentaciones similares a los accidentes cerebrovasculares. (Hubo) definitivamente un número significativamente mayor de esas personas que entraron. Terminé haciendo pruebas de dímero D en estas personas y nunca antes en mi experiencia clínica había visto dímeros D y la cantidad de personas con dímeros D positivos superiores a 2,000, superiores a 3,000 y superiores a 5,000. Mi experiencia clínica me dijo que era necesario ir a buscar un coágulo grande en sus piernas o en sus pulmones. Y terminé haciendo una tomografía computarizada a estas personas. La mayoría de ellos, y diré que casi todos, tenían escáneres negativos que comenzaron a hacerme pensar que si no había un coágulo significativo en sus pulmones, pero mi dímero D era mucho más alto de lo que solía ver, podría no estar concentrado en un coágulo. Pero que se trata de múltiples micro-trombos extendidos por todo el cuerpo, y eso es tan fácil de pasar por alto porque la tomografía computarizada no lo va a recoger.

«Estas personas que ingresaron a la ER eran todas personas desde aproximadamente una semana hasta cuatro meses después de recibir sus 2ª inyecciones. Hay ciertos factores que pueden influir en una prueba de dímero D que puede darle una sensación de un nivel más alto de lo que se esperaría en el cuerpo. Dicho esto, los pacientes en los que estaba haciendo pruebas de Dímero D no tenían un nivel de tal vez una lectura positiva de 500 o 400. Eran más de 3500, más de 5000 ng/ml. Por lo tanto, esos son significativamente positivos sin ninguna prueba de tener una embolia pulmonar. Si estaba viendo altos niveles de dímero D sin un diagnóstico definido, necesitaba hacer más preguntas.

Un estudio dijo que nunca ignore los niveles extremadamente elevados del dímero D. Son específicos para enfermedades graves, incluyendo trombosis venosa, sepsis y / o cáncer. Incluso si el dímero D fuertemente elevado es un hallazgo aparentemente solitario, se debe mantener la sospecha clínica de enfermedad subyacente grave.

Hubo dos afecciones que destacaron y la primera fue la coagulación intravascular diseminada también conocida como CID. El segundo es el síndrome antifosfolípido. Ambas condiciones están relacionadas con una anormalidad en el inicio o la retroalimentación de la vía de coagulación, así como la trombosis o el ciclo de trombosis donde se descomponen los coágulos. La CID es una situación grave a veces potencialmente mortal en la que las proteínas en la sangre involucradas en la coagulación de la sangre se vuelven hiperactivas. Es una cascada que es difícil de detener una vez que ha alcanzado un cierto nivel. Hay ciertas condiciones que desencadenan dic; sepsis significativa, virus subyacentes, traumatismos, cirugía mayor, embarazo y parto. Y menos común causa reacción tóxica a medicamentos, reacción a transfusiones de sangre y trasplantes de órganos. Así que hubo una conexión con los productos intravasculares y una posible CID.

La mayoría de los casos de CID se diagnostican rápida y repentinamente, que es la presentación aguda. Pero hay casos en los que se desarrolla gradualmente, ocurriendo durante un período de tiempo más largo. Esto se conoce como una forma crónica de DIC y yo iría tan lejos como para decir una forma subaguda de DIC que es muy fácil de pasar por alto. La coagulación y el sangrado simultáneos pueden ocurrir con la CID crónica. La parte sangrante viene en sangre en la orina, dolores de cabeza y otros síntomas asociados con hemorragias cerebrales, moretones, inflamación de rojo, pequeños puntos en las extremidades, sangrado en los sitios de las heridas y sangrado de la mucosa. lo que significa sangrado de las encías y la nariz. Definitivamente vi un aumento en las hemorragias nasales y el sangrado de los sitios de heridas anteriores. úlceras, así como erupciones cutáneas que no se podían explicar. Los síntomas y signos de coagulación de la sangre fueron síntomas como dolores en el pecho, ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, AIOS y dolores de cabeza relacionados con el sangrado o no. Así como síntomas relacionados con la insuficiencia renal, debido a la coagulación de esos vasos sanguíneos más pequeños que van a los riñones. El síndrome antifosfolípido es un tipo de afección muy similar. Pero la base del síndrome antifosfolípido es un trastorno autoinmune que significa que el sistema inmunitario del cuerpo produce proteínas, conocidas como anticuerpos, que atacan por error a su propio cuerpo o tejidos. Eso le da a la piel el efecto en cascada del trastorno de la coagulación, pero está relacionado con un desencadenante autoinmune. Básicamente, se presentó exactamente de la misma manera; presión arterial alta que estaba viendo mucho; primer diagnóstico de presión arterial alta, ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, AIOS, problemas de válvulas cardíacas, dolores de cabeza o migrañas repetidos, pérdida de la visión, problemas de equilibrio y movilidad, dificultad para concentrarse o pensar con claridad,

El oyente astuto comenzaría a formarse una imagen de lo que nos han dicho sobre Covid-19, y hay trabajos de investigación que conectan Covid 19 con una enfermedad vascular subyacente. Uno de ellos fue un estudio llamado «Covid 19; desentrañando la progresión clínica del arma biológica virtualmente perfecta de la naturaleza».

«El SARS-Cov-2, que se presenta como síndrome covid-19, no era una base respiratoria, sino una base vascular subyacente. que tuvo ciertas fases de incubación, fase pulmonar, fase proinflamatoria, (que una vez más entra en un proceso de inflamación citotóxica) luego pasa a una fase prototrombina. El Covid-19 es una enfermedad trombótica. implicaciones para la prevención, la terapia antitrombótica y el seguimiento…..

Este cuadro nos muestra ciertos factores de riesgo, anomalías homeostáticas, así como resultados clínicos. Indica un aumento de los niveles de dímero D. También menciona el tromboembolismo venoso, el infarto de miocardio y la coagulación intravascular diseminada que está relacionada con los mecanismos postulados de la coagulación, así como la partenogénesis de la trombosis en Covid-19 …

Comencé a hacer la pregunta, si somos capaces de detectar ciertas conexiones entre las anomalías vasculares y el Covid-19, y basamos nuestro tratamiento propuesto en la proteína espiga, que incluye las inyecciones de Pfizer y Moderna, ¿no deberíamos estar buscando efectos secundarios o complicaciones similares de esa misma inyección?

Si estamos exigiendo ciertos tratamientos, necesitamos hacer la debida diligencia para asegurarnos de cuáles son los efectos secundarios y las complicaciones, especialmente en un momento en que no ha habido estudios a largo plazo». Y eso es lo que me llevó a centrarme en los dímeros D». («Dr Rochagné Kilian – Blows the Whistle on Covid-19 Vaccines and D-Dimer Levels«, Bitchute)

La declaración de Kilian debe leerse una y otra vez. Es la descripción más detallada que tenemos de las misteriosas y profundamente siniestras maquinaciones de un arma biológica diseñada en laboratorio que, en efecto, vuelve los sistemas vascular e inmunológico contra la persona que fue vacunada. La coagulación intravascular diseminada y el síndrome antifosfolípido son nombres que son completamente desconocidos para el pueblo estadounidense, y sin embargo, estas condiciones extrañas ahora son responsables de un número creciente de pacientes que experimentan sangrado, coagulación, dolores de cabeza, erupciones cutáneas, moretones, presión arterial alta e inflamación. Y, en casos más extremos, dolores en el pecho, ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, problemas de válvulas cardíacas y hemorragias cerebrales. Uno solo puede adivinar cómo los medios de comunicación tratarán de encubrir estas condiciones extraordinariamente raras y potencialmente mortales.

Cuando Kilian pregunta:

«Si somos capaces de detectar ciertas conexiones entre las anomalías vasculares y el Covid-19… ¿No deberíamos estar buscando efectos secundarios o complicaciones similares de esa misma inyección?»

¡Bingo! Si la proteína espiga producida por las vacunas inflige el mismo daño interno que el Covid-19, ¿no deberían los médicos esperar ver los mismos síntomas?

Sí, deberían. Y si los síntomas son los mismos, entonces hay una buena probabilidad de que las lesiones inducidas por la vacuna se diagnostiquen erróneamente como Covid-19.

Piensa en eso por un minuto. Ese sería el escenario perfecto para los gerentes de la pandemia y sus patrocinadores multimillonarios a quienes les encantaría ver la inminente montaña de carnicería atribuida al virus menguante en lugar de a su propia vacuna de muerte por veneno.

Y ese es el genio malvado de la estrategia globalista; para extraer las huellas dactilares de la pistola humeante antes de que los investigadores lleguen a la escena del crimen.

La cantidad de planificación que debe haber entrado en esta estafa, es simplemente impresionante.

Fuente: https://www.unz.com/runz/lethal-injection-frontline-e-r-doctor-gives-chilling-account-of-unusual-vaccine-induced-illness/

Carta #136 abierta del arzobispo Viganò (sueros genéticos)

A Su Excelencia Monseñor José Horacio Gómez Arzobispo Metropolitano de Los Ángeles

Presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos

    A Sus Eminencias y Excelencias Los Arzobispos y Obispos de las Diócesis de los Estados Unidos de América

    Y, por su competencia: A Su Eminencia el Cardenal Luis Francisco Ladaria Ferrer, s.j. Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe

    A Su Eminencia el Cardenal Gerhard Ludwig Müller Prefecto emérito de la Congregación para la Doctrina de la Fe

23 octubre 2021

    Sus Eminencias, Excelencias,

    Le dirijo a usted, arzobispo Gómez, como Presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, y a usted, cardenales Ladaria y Müller, por su competencia, algunas consideraciones serias relacionadas con las llamadas vacunas contra el Covid-19.

    Creo que hay algunos aspectos de la pregunta que ahora permiten una evaluación más completa de lo que son estos medicamentos y qué efectos causan; esta evaluación debe conducir a una postura colegiada, de conformidad con el Magisterio de la Iglesia y no influenciada por información sesgada o por noticias erróneas difundidas por los productores de estos medicamentos o por los medios de comunicación.

1. Tema de la Nota de la Congregación para la Doctrina de la Fe

    La Nota sobre la moralidad del uso de algunas vacunas anti-Covid-19 se emitió el año pasado en ausencia de datos completos sobre la naturaleza del suero genético y sus componentes. Le señalo que el tema de la Nota se limita a«los aspectos morales del uso de las vacunas contra el Covid-19 que se han desarrollado a partir de líneas celulares derivadas de tejidos obtenidos de dos fetos que no fueron abortados espontáneamente»,[1] y afirma que«no pretendemos juzgar la seguridad y eficacia de estas vacunas, aunque éticamente relevante y necesario, ya que esta evaluación es responsabilidad de los investigadores biomédicos y las agencias de medicamentos». [2] Por lo tanto, la seguridad y la eficacia no son el tema de la Nota, que al expresar su opinión sobre la «moralidad del uso» ni siquiera expresa su opinión sobre la » moralidad de laproducción» de estos medicamentos.

2. Seguridad y eficacia de las vacunas

    La seguridad y eficacia de las vacunas individuales se determina después de un período de experimentación que normalmente dura varios años. En este caso, las autoridades sanitarias han decidido llevar a cabo experimentos en toda la población mundial, como excepción a la práctica habitual de la comunidad científica, los estándares internacionales y las leyes de las naciones individuales. Esto significa que toda la población se encuentra en la condición de ser susceptible de sufrir los efectos adversos de la vacuna, bajo su propio riesgo, cuando normalmente la experimentación se realiza de forma voluntaria y se lleva a cabo en un número limitado de sujetos, a quienes se les paga para someterse a ella.

    Creo que está claro que se trata de un fármaco experimental que no ha sido aprobado,[3] sino que sólo ha sido autorizado para su administración por los organismos encargados; así como creo que es evidente que existen tratamientos médicos sin efectos secundarios adversos, a pesar de que han sido sistemáticamente boicoteados por las Instituciones de Salud –OMS, CDC, EMA– y por los principales medios de comunicación. Aunque la Iglesia exprese una evaluación moral de los diferentes tratamientos disponibles ,algunos de los cuales se llevan a cabo con medicamentos producidos con líneas celulares que se originaron en un feto abortado, como las vacunas– debe reiterarse que existen tratamientos efectivos que curan a los pacientes y les permiten desarrollar defensas inmunes naturales permanentes. algo que las vacunas no hacen. Además, estos tratamientos no causan efectos secundarios graves, ya que los medicamentos que se utilizan han sido autorizados durante décadas.

    Otros tratamientos recientemente desarrollados son absolutamente efectivos, económicos y no conllevan ningún peligro para quienes los reciben: este es el caso del tratamiento con plasma estudiado y empleado con gran éxito por el médico italiano Giuseppe De Donno. [1]

    El tratamiento con plasma hiperinmune fue fuertemente desaconsejado y boicoteado por las compañías farmacéuticas y los médicos financiados por ellas, porque no cuesta nada y hace inútil la terapia análoga, que se realiza en laboratorios con células monoclonales a costos exorbitantes.

    Las normas internacionales especifican que un medicamento experimental no puede ser autorizado para su distribución excepto en ausencia de un tratamiento alternativo efectivo: esta es la razón por la cual las agencias de medicamentos en los Estados Unidos y Europa han impedido el uso de hidroxicloroquina, ivermectina, plasma hiperinmune y otras terapias con efectividad comprobada. No hay necesidad de recordarles que todas estas agencias, junto con la OMS, están financiadas casi en su totalidad por las compañías farmacéuticas y por fundaciones vinculadas a ellas, y que existe un conflicto de intereses muy grave en los niveles más altos,[2] sobre el cual los medios de comunicación guardan un silencio culpable. [3] Al expresar una evaluación moral de las vacunas, la Iglesia no puede dejar de tener en cuenta estos elementos, ya que provocan una manipulación de la información científica, sobre la base de la cual se han formulado los juicios sobre su calidad moral por parte de la Autoridad eclesiástica.

3. Los medicamentos experimentales no son vacunas en el sentido correcto

    La Congregación para la Doctrina de la Fe, aunque no expresa su opinión sobre la eficacia y seguridad de las llamadas vacunas, sin embargo las define como «vacunas», dando por sentado que en realidad dan inmunidad y protegen a las personas del contagio activo y pasivo. Este elemento es desautorizado por las declaraciones provenientes de todas las autoridades sanitarias del mundo y de la OMS, según las cuales las personas vacunadas pueden infectarse e infectar a otras más gravemente que las que no están vacunadas[4] y encontrar que sus defensas inmunes se reducen drásticamente, si no incluso se destruyen por completo.

    Un estudio reciente confirma que el suero genético puede causar formas de inmunodeficiencia adquirida en quienes lo reciben. [5] Por lo tanto, los medicamentos que se llaman «vacunas» no entran dentro de la definición oficial de una vacuna a la que presumiblemente se refiere la Nota de la FCD. De hecho, una «vacuna» se define como una preparación medicinal destinada a inducir la producción de anticuerpos protectores por parte del organismo, confiriendo resistencia específica contra una enfermedad infecciosa específica (viral, bacteriana, protozoario). Esta definición fue modificada recientemente por la OMS, porque de lo contrario no habría podido incluir medicamentos anti-Covid, que no inducen la producción de anticuerpos protectores y no confieren una resistencia específica contra la enfermedad infecciosa SarsCoV-2.

    Además, mientras que los sueros de ARNm son peligrosos debido a las implicaciones que tienen a nivel genético, el suero Astra Zeneca puede ser aún más dañino, como muestran estudios recientes. [6]

4. Proporcionalidad entre los costes y beneficios de las vacunas

    Limitándose a una evaluación únicamente de la moralidad del uso de las vacunas, la Congregación para la Doctrina de la Fe no tiene en cuenta la proporcionalidad entre los presuntos beneficios del suero genético y los efectos secundarios adversos a corto y largo plazo.

    En todo el mundo, el número de muertes y patologías graves tras la vacunación está aumentando exponencialmente:[7] en solo nueve meses estas vacunas han causado más muertes que todas las vacunas en los últimos treinta años. [8] No solo esto: en muchas naciones, como Israel, por ejemplo [9], el número de muertes después de la vacunación es ahora mayor que el número de muertes por Covid. [10]

    Habiendo establecido que los medicamentos vendidos como vacunas no dan ningún beneficio significativo y, por el contrario, pueden causar un porcentaje muy alto de muertes o patologías graves[11] incluso en sujetos para los que el Covid no representa una amenaza,[12] no creo que podamos concluir que exista una proporcionalidad entre los daños potenciales y los beneficios potenciales.

    Esto significa, por lo tanto, que existe una grave obligación moral de rechazar la inoculación como una causa posible y próxima de daños permanentes[13] o muerte. En ausencia de beneficios, por lo tanto, no hay necesidad de exponerse a los riesgos de su administración, sino que, por el contrario, existe el deber de rechazarlo categóricamente.

5. Nuevos datos sobre la presencia de líneas celulares fetales abortadas

    Recientemente se han publicado revelaciones de ejecutivos de Pfizer que muestran que los sueros genéticos de ARNm contienen material fetal abortado no solo para la producción de la vacuna original, sino también para su replicación y producción a gran escala,[14] y nada sugiere que otras compañías farmacéuticas sean una excepción. El obispo Joseph Strickland[15] también se ha expresado a este respecto, invitando a los fieles a «decir no. No lo voy a hacer solo porque lo ordenes, en eso, quién sabe qué próxima locura surgirá». Esto hace que el uso de estas drogas sea absolutamente inmoral, al igual que es inmoral e inaceptable usar drogas que usan niños huérfanos para la experimentación. [16]

6. Efectos secundarios en madres embarazadas y niños lactantes

    Otro aspecto a considerar es el peligro concreto de efectos secundarios graves en las madres embarazadas y aún más graves en los niños recién nacidos: en los Estados Unidos ha habido 675 abortos espontáneos en madres vacunadas y en el Reino Unido han muerto 521 lactantes. [17] Debemos recordar que para las llamadas vacunas contra el Covid no se puso en práctica la vigilancia activa, sino solo la vigilancia pasiva, que requiere que los pacientes informen ellos mismos los casos adversos; esto significa que los datos sobre los efectos adversos deben multiplicarse al menos diez veces.

7. Componentes de las vacunas

    Me gustaría señalarle que los componentes de los sueros genéticos todavía están ocultos como secretos comerciales, incluso si ya hay múltiples estudios que han analizado el contenido de las vacunas; [18] Por lo tanto, aún no es posible evaluar completamente los otros elementos críticos y sus impactos a largo plazo, porque la experimentación en la población mundial terminará solo en 2023/2025, y no se sabe cuáles son los efectos de la tecnología recién adoptada a nivel genético. [19] La presencia de grafeno en las dosis que se han administrado, reportada por numerosos laboratorios que han analizado su contenido,[20] sugiere que el uso forzado de las llamadas vacunas, junto con el boicot sistemático de los tratamientos existentes de eficacia comprobada[21], sirve al propósito de rastrear a todos los seres humanos vacunados en todo el mundo, que estarán o ya están conectados al Internet de las Cosas[22] por medio de un enlace cuántico de frecuencias de microondas pulsadas de 2,4 GHz o superiores desde torres celulares y satélites. [23] Como prueba de que esta información no es fruto de las fantasías de algún teórico de la conspiración, debe saber que la Unión Europea ha elegido dos proyectos dedicados a la innovación tecnológica como ganadores de un concurso: «El cerebro humano» y «El grafeno». Estos dos proyectos recibirán una financiación de mil millones de euros cada uno durante los próximos diez años. [24]

    Confío en que Su Excelencia, Arzobispo Gómez, tome en seria consideración estas observaciones mías – que me he cuidado de verificar a fondo con médicos católicos altamente calificados[25] – junto con sus hermanos de la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos reunidos en Asamblea plenaria del 15 al 18 de noviembre de 2021 en Baltimore, para que la posición oficial de la Iglesia Católica en los Estados Unidos sobre las llamadas vacunas sea revisada y actualizada. Asimismo, pido a Su Eminencia, Cardenal Ladaria, que proceda lo antes posible a la revisión de la Nota de la Congregación para la Doctrina de la Fe sobre la moralidad de ciertas vacunas anti-Covid-19.

    Me doy cuenta de que puede ser extremadamente impopular tomar una posición en contra de las llamadas vacunas, pero como Pastores del rebaño del Señor tenemos el deber de denunciar el horrible crimen que se está llevando a cabo, cuyo objetivo es crear miles de millones de enfermos crónicos y exterminar a millones y millones de personas, basado en la ideología infernal del «Gran Reinicio» formulado por el Presidente del Foro Económico MundialKlaus Schwab y respaldado por instituciones y organizaciones de todo el mundo. [26]

    El silencio de tantos cardenales y obispos, junto con la inconcebible promoción de la campaña de vacunación por parte de la Santa Sede, representa una forma de complicidad sin precedentes que no puede continuar por más tiempo. Es necesario denunciar este escándalo, este crimen contra la humanidad, esta acción satánica contra Dios.

    Con cada día que pasa, miles de personas están muriendo o se están viendo afectadas en su salud por la ilusión de que las llamadas vacunas garantizan una solución a la emergencia pandémica. La Iglesia Católica tiene el deber ante Dios y toda la humanidad de denunciar este tremendo y horrible crimen con la mayor firmeza, dando instrucciones claras y tomando una posición contra aquellos que, en nombre de una pseudociencia subordinada a los intereses de las compañías farmacéuticas y la élite globalista, solo tienen intenciones de muerte. Cómo Joe Biden, quien también se define a sí mismo como «católico», podría imponer la vacunación a 28 millones de niños de 5 a 11años, [27] es absolutamente inconcebible, aunque solo sea por el hecho de que hay prácticamente cero riesgo de que desarrollen la enfermedad SARS-CoV-2. La Santa Sede y las Conferencias Episcopales tienen el deber de expresar una firme condena a este respecto, y también en relación con los efectos secundarios muy graves que pueden resultar para los niños que son inoculados con el suero genético experimental. [28]

    Es igualmente imperativo que haya una intervención de la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos destinada a promover la exención religiosa y revocar inmediatamente las prohibiciones impuestas a este respecto por muchos ordinarios a sus sacerdotes. Del mismo modo, todos los requisitos de vacunación para seminaristas y candidatos de comunidades religiosas deben ser revocados. En su lugar, se deben dar directrices claras sobre los peligros relacionados con la administración de la vacuna y sus graves implicaciones morales.

    Estoy seguro de que querrás considerar la gravedad particular de este tema, la urgencia de una intervención iluminada y fiel a la enseñanza del Evangelio, así como la salus animarum que los Pastores de la Iglesia deben promover y defender.

En Christo Rege ,   

    + Carlo Maria Viganò, Arzobispo

Ex Nuncio Apostólico en los Estados Unidos de América

Notas:

[1] Congregación para la Doctrina de la Fe, Nota sobre la moralidad del uso de algunas vacunas anti-Covid-19,21 de diciembre de 2020.

[2] Ibíd.

[3] Senador Ron Johnson:No tenemos una vacuna aprobada por la FDA en los Estados Unidos. La vacuna (Pfizer Comirnaty) disponible en Europa está aprobada, pero la vacuna (Pfizer BNT162b2) utilizada en América solo tiene el uso de autorización de emergencia. – Cfr. https://twitter.com/ChanceGardiner/status/1445262977775534081?s=20

[4] Cf. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32838270/ e https://alloranews.com/covid-19/giuseppe-de-donno-hyperimmune-plasma-doctor-takes-own-life/

[5] Pfizer ahora ha contratado a 22 firmas de cabildeo separadas, todas en Washington, DC, para elaborar una política de drogas en los Estados Unidos. Sí, ese es el #. VEINTIDÓS firmas de cabildeo. Toneladas de altos funcionarios del Congreso y funcionarios de WH han sido reclutados para impulsar la agenda de Pfizer en DC. – Cf. https://twitter.com/JordanSchachtel/status/1444661196792205316

[6] Los fundadores e investigadores de las empresas farmacéuticas han sido reemplazados por fondos de inversión que solo buscan resultados económicos y ahora financian a #OMS y #EMA que deciden sobre las vacunas – Cf. https://twitter.com/CathVoicesITA/status/1448173045248581632?s=20 | En Italia hay 32000 médicos pagados por BigPharma –https://www.ogginotizie.eu/ogginotizie/in-rete-il-report-aifa-32000-medici-pagati-dalle-case-farmaceutiche/

[7] Cf. https://tv.gab.com/channel/white__rabbit/view/breaking-pfizer-scientists-your-covid-antibodies-615b96bcd7e866584941980f y https://www.lifesitenews.com/news/ontario-er-doctor-resigns-over-mandatory-vaccines-and-falsehoods/ médico de > Ontario renuncia por vacunas forzadas, dice que el 80% de los pacientes de ER con problemas misteriosos tenían ambas inyecciones.

[8] Cf. https://twitter.com/alexgiudetti/status/1448528719673430016 y https://theexpose.uk/2021/10/10/comparison-reports-proves-vaccinated-developing-ade/ > Una comparación de los informes oficiales del gobierno sugiere que los completamente vacunados están desarrollando el síndrome de inmunodeficiencia adquirida.

[9] Cf. https://climatecontrarian.com/2021/05/28/revealed-why-the-oxford-astrazeneca-jab-is-even-more-dangerous-than-the-mrna-vaccines/

[10] Las autopsias realizadas en Alemania sobre las muertes después de la vacuna, el estudio de los patólogos, el 50 % de las muertes después de la segunda dosis fueron causadas por la vacuna. – Cf. https://corrierequotidiano.it/cronaca/morti-da-vaccino-patologi-il-50-dopo-la-seconda-dose/

[11] En solo 9 meses, los informes de muertes por preparaciones para Covid-19 han alcanzado el 50 % de TODAS las muertes posteriores a la vacuna administradas en 30 años en los EE. UU. – Cfr. https://infovax.substack.com/p/in-soli-9-mesi-le-segnalazioni-di– Ver también https://wonder.cdc.gov/controller/saved/D8/D188F890

[12] Cf. https://visionetv.it/israele-terza-dose-il-ministero-rassicura-ma-i-cittadini-indignati-replicano-in-massa/ y https://www.gov.il/he/Departments/publications/reports/seav-25092021

[13] Cf. https://twitter.com/bisagnino/status/1448644321327022090?s=20https://infovax.substack.com/p/morti-per-covid-19-prima-e-dopo-lehttps://infovax.substack.com/p/i-tassi-di-miocarditi-post-vaccino

[14] 155 501 reacciones anafilácticas notificadas al VAERS, con un 41 % de los casos atribuidos a Pfizer – Cf.https://twitter.com/ChanceGardiner/status/1446184707964739584?s=20 y (link 

[15] Las tasas de miocarditis posteriores a la vacuna que se encuentran en los jóvenes estadounidenses (12-15 años) son 19 VECES más altas que los valores de fondo normales para estos grupos de edad. – Cfr. https://infovax.substack.com/p/i-tassi-di-miocarditi-post-vaccino | Ver también https://www.sirillp.com/wp-content/uploads/2021/10/Letter-Regarding-Covid-19-Vaccine-Injuries-Dr-Patricia-Lee.pdf | Investigación: Las muertes entre adolescentes varones han aumentado en un 63% en el Reino Unido desde que comenzaron a recibir la vacuna Covid-19 según datos de la ONS. – Cf. https://theexpose.uk/2021/10/04/teen-boy-deaths-increased-by-63-percent-since-they-had-covid-vaccine/

[16] En Turquía, el Dr. Fatih Erbakam, líder del partido Bienestar, denuncia el nacimiento de niños con cola, 3 brazos, 4 piernas, tras la vacunación de los padres, contra el Covid. – Cf. https://www.lapekoranera.it/2021/10/08/turchia-vaccino-dott-fatih-erbakam-i-bambini-nascono-con-la-coda-con-3-braccia-e-4-gambe-video/

[17] La vacuna contra la COVID-19 se desarrolló mediante una línea celular fetal. También lo fueron Tylenol, ibuprofeno… e ivermectina. – Véase https://vajenda.substack.com/p/the-covid-19-vaccine-was-developed | Denunciante de Pfizer publica correos electrónicos que ocultan el uso de «células fetales» del público – Cf. https://thecharliekirkshow.com/columnists/charlie-kirk/posts/pfizer-whistleblower-releases-emails-hiding-fetal-cell-usage-from-public | Pfizer dijo a los científicos que encubrien el uso de tejidos fetales humanos abortados en la fabricación de vacunas, dice el denunciante, cf. https://greatgameindia.com/coverup-aborted-fetal-tissues-vaccines/ y https://twitter.com/ChanceGardiner/status/1446120608970932231 | Impurezas relacionadas con el proceso en la vacuna ChAdOx1 nCov-19. – Cf. https://www.researchsquare.com/article/rs-477964/v1

[18] Obispo de EE.UU. critica a Pfizer después de que correos electrónicos mostraran que la compañía quería ocultar la conexión de Jab con el aborto – Cf. https://www.lifesitenews.com/news/us-bishop-slams-pfizer-after-emails-show-company-wanted-to-hide-jabs-connection-to-abortion/

[19] Pfizer está acusada de experimentar con bebés huérfanos para probar su vacuna contra el Covid-19. – Cf. https://theexpose.uk/2021/10/01/breaking-pfizer-stand-accused-of-experimenting-on-orphan-babies-to-test-their-covid-19-vaccine/

[20] «CDC emite una advertencia urgente recomendando encarecidamente la vacunación de mujeres embarazadas», a pesar de no tener suficientes estudios, 675 abortos en madres vacunadas en EE.UU., 521 en el Reino Unido, bebés que murieron durante la lactancia materna de madres vacunadas, y Pfizer que llevará a cabo el estudio solo en el 2025

Cf. https://twitter.com/ChanceGardiner/status/1443701760833511426?s=20

[21] Ingredientes de la vacuna CoV-19 revelados: La microscopía electrónica de barrido y transmisión revela PEG, óxido de grafeno, acero inoxidable e incluso un parásito.

Cf. https://www.databaseitalia.it/rivelati-ingredienti-dei-vaccini-cov-19-microscopia-elettronica-a-scansione-e-trasmissione-rivela-ossido-di-grafene-acciaio-inossidabile-e-anche-un-parassita/

[22] Véase la entrevista a Jean-Bernard Fourtillan, profesor y experto en farmacología y toxicología:https://twitter.com/Side73Dark/status/1448316251663736840?s=20

[23] Dr. Mariano Amici, Grafeno y óxido peg en vacunas: https://www.marianoamici.com/ossido-di-grafene-e-peg-nei-vaccini/

[24] El profesor Peter McCullough, pionero de la atención temprana, tiene una voz agrietada que evoca el abandono a la muerte de ancianos patients.Cf.https://twitter.com/ChanceGardiner/status/1446240498029670405?s=20

[25] Foro Económico Mundial, Estas son las 10 principales tendencias tecnológicas que darán forma a la próxima década, según McKinsey Cf.https://www.weforum.org/agenda/2021/10/technology-trends-2021-mckinsey

[26] Exclusivo: Patente de Pfizer aprobada para monitorear vacunas en todo el mundo – Cf. https://www.databaseitalia.it/esclusivo-brevetto-pfizer-approvato-per-il-monitoraggio-dei-vaccinati-in-tutto-il-mondo-tramite-microonde-e-grafene

[27] UE: El mayor premio a la excelencia en investigación para los proyectos «Graphene» y «Human Brain» – Cfr. https://www.isprambiente.gov.it/it/archivio/notizie-e-novita-normative/notizie-ispra/2013/01/ue-il-piu-grande-premio-di-eccellenza-nella-ricerca-ai-progetti-grafene-e-cervello-umano | Graphene and Human Brain Project gana el premio a la excelencia en investigación más grande de la historia, mientras continúa la batalla por la financiación sostenida de la ciencia. – Cfr. https://ec.europa.eu/commission/presscorner/detail/en/IP_13_54

[28] Gobierno, Dr. Citro: «O son ignorantes o las órdenes superiores querían a los muertos» – Cfr. https://stopcensura.online/dott-citro-contro-governo-o-sono-ignoranti-oppure-ordini-superiori-volevano-i-morti/

[29] Escuche lo que dijo Bill Gates: https://twitter.com/ZombieBuster5/status/1444245496701272065

[30] La Casa Blanca detalla el plan para vacunar «rápidamente» a 28 millones de niños de 5 a 11 años – Cf. https://www.zerohedge.com/covid-19/white-house-details-plan-quickly-vaccinate-28m-children-age-5-11

[31] Robert W Malone: «Esto es simplemente enfermo. Y desgarrador, tanto literal como figurativamente. Esto debe parar» Cf. https://twitter.com/rwmalonemd/status/1450869124947578880?s=21

Fuente: https://insidethevatican.com/news/newsflash/letter-136-2021-wed-oct-27-vigano-to-gomez/

‘Como ver una película de terror’: objeto con tentáculos en movimiento, fragmentos metálicos encontrados en ‘vacunas’ COVID

Fecha: 23 de octubre de 2021

Autor: Informe Nwo

Fuente: Emily Mangiaracina

La Dra. Carrie Madej echó un vistazo al contenido de las inyecciones de Moderna, Pfizer y J&J bajo un microscopio, y lloró después de confirmar con un segundo lote lo que había visto en el primero.

LifeSiteNews ) – Una internista que miró varios pinchazos de COVID bajo un microscopio está dando la voz de alarma después de su descubrimiento de objetos extraños no identificados en las tomas, incluidos fragmentos metálicos, estructuras «parecidas al grafeno» en cada pinchazo y un tentáculo que se mueve criatura parecida a un organismo en el jab de Moderna.

La Dra. Carrie Madej, quien dijo haber examinado el contenido ampliado de las tomas de Moderna, Pfizer y Johnson & Johnson, encontró «muy molesto» ver cosas en cada golpe que los fabricantes no han sido francos, tan molesto que ella Dijo que lloró luego de verificar con una segunda tanda de disparos lo que había visto en la primera.

Ella  explicó  en el programa Guiso Peters que se le preguntó por primera vez por un laboratorio local de Georgia para examinar al microscopio el contenido de un vial “fresco” Moderna, que se verificó fue modificado antes de ser colocado en una lámina portaobjetos bajo un microscopio compuesto. “No se agregó nada a la solución, no se diluyó nada”, dijo.

“Primero se veía simplemente translúcido. Y luego, a medida que pasaba el tiempo, durante dos horas, aparecieron los colores. Nunca había visto nada como esto. No sucedió ninguna reacción química. Era de un azul brillante y púrpura real, amarillo y, a veces, verde ”, dijo.

Más tarde compartió que cuando preguntó a los ingenieros de nanotecnología de qué podrían provenir los colores brillantes emergentes, los ingenieros dijeron que «lo único que sabían que podía hacer eso» era una luz blanca, con el tiempo, provocando una reacción en «un material superconductor . » En este caso, señaló Madej, la luz blanca provenía del propio microscopio.

Señaló que un ejemplo de sustancia superconductora sería «un sistema informático inyectable».

Madej prosiguió: “Estas fibras aparecían cada vez más. Algunas de las fibras tenían una pequeña estructura de cubo, no estoy seguro de qué era eso. Y también había fragmentos metálicos allí. No eran fragmentos metálicos que estoy acostumbrado a ver, eran exóticos. Eran muy opacos «.

Con el tiempo, dijo Madej, «todas las partículas, todos estos colores comenzaron a moverse hacia el borde» de la diapositiva de la cubierta. “Había un autoensamblaje en marcha, las cosas estaban creciendo. Parecían sintéticos «.

Madej notó algo más bastante extraño: “Había un objeto u organismo en particular, no estoy seguro de cómo llamarlo, que tenía tentáculos saliendo de él. Pudo levantarse del portaobjetos de vidrio. Parecía ser consciente de sí mismo, o ser capaz de crecer o moverse en el espacio «.

Lo encontró perturbador, pero dijo que pensó: «Tal vez fue una casualidad de alguna manera, tal vez solo fue ese vial».

Algún tiempo después, el mismo laboratorio obtuvo más viales de un lote diferente de inyecciones de Moderna, así como un vial de J&J. A Madej le preocupaba ver las mismas cosas que había observado en el primer vial.

“Apareció otra de esas estructuras parecidas a tentáculos”, dijo. “Esto ahora estaba completamente debajo del cubreobjetos, por lo que no había movimiento porque no estaba en el borde, pero no podía creer que vi otro. La misma cosa.» Madej también vio aparecer los “mismos colores” con el tiempo, así como las fibras.

En el frasco de J&J, dijo Madej, había “definitivamente una sustancia que se parecía al grafeno. Todos tenían estructuras similares al grafeno allí. Ya sea que lo fueran o no, no tengo la capacidad de probarlos para saberlo en este laboratorio, pero eso es lo que parecían ser «.

El contenido del vial también tenía «sustancias grasas, una sustancia pegajosa parecida a un pegamento que se consideraría un hidrogel en ambos». 

El vial de J&J “también tenía colores”. “Sus colores eran diferentes, como un tipo de color pastel fluorescente. Una vez más, también hay muchas estructuras sintéticas «. Madej también notó muchas «estructuras de anillos esféricos» en el contenido de J&J.

“Nunca había visto nada como esto antes. Se supone que no deben estar en estas inyecciones. ¿Qué le van a hacer a alguien? ¿Qué le van a hacer a un niño? Comencé a llorar cuando los vi por segunda vez bajo un microscopio, porque era la confirmación de todo lo que vi la primera vez ”, dijo Madej.

Madej apareció nuevamente en el programa de Stew Peters el 20 de octubre para discutir sus hallazgos de un frasco de jab de Pfizer, así como otro frasco de J&J. “Lo que veo en todos estos fabricantes son sustancias sintéticas, como el grafeno, también estos tubos de nanocarbono”, dijo Madej.

«En este vial en particular de J&J», Madej vio «esferas redondas, que no eran burbujas de aire». Continuó: «Hay muchos de estos anillos y, a medida que pasaba el tiempo, se volvían más y más delgados y se expandían y finalmente sacaban algo de material gelatinoso. No estoy segura de qué era, pero había diferentes tipos de cosas dentro de estos. esferas. Así que son casi como una estructura de entrega, eso es lo que estaban haciendo «.

En uno de estos anillos, Madej vio lo que «parecía un organismo traslúcido que iba y venía». Madej primero «pensó que era otro parásito del agua», pero después de seguir observando sus movimientos, «pensó que tal vez se estaba moviendo de una manera más robótica».

Madej vio “el mismo tipo de cosas sintéticas” en el jab de Pfizer, así como “algo que se parece a la teslaforesis. Ahí es cuando estas pequeñas partículas metálicas negras parecidas al grafito comienzan a fusionarse en cuerdas, como una telaraña. Lo hacen a través de cualquier fuerza externa: podría ser luz, podría ser una fuerza magnética, podría ser un impulso, como una frecuencia. De todos modos, todas estas pequeñas partículas se fusionarían y formarían su propia red neuronal, o sus propias fibras o cables «.

Después de escuchar los hallazgos de Madej y ver la documentación de fotos y videos que proporcionó, Peters comentó: «Es como si estuviera viendo una película B seriamente mala, un thriller de terror».

¿Son las criaturas con tentáculos de la ‘vacuna’ Moderna experimentos de hidra ‘inmortales’?

Madej cree que la entidad con tentáculos que encontró en los golpes de Moderna tiene una conexión con el organismo  hydra  vulgaris . “Es uno de los organismos modelo que a los transhumanistas les gusta estudiar y mirar. Sienten que este es un organismo asombroso para la humanidad ”, dijo Madej, en parte porque“ es inmortal en el laboratorio ”y“ produce continuamente sus propias células madre ”.

“Nunca se detiene. Puedes cortarlo en pedacitos, ponerlo en una placa de Petri y se forma una y otra vez ”, continuó. «Están pensando, ¿no sería genial si pudiéramos poner esto dentro del genoma de un cuerpo humano, y luego, si tu mano fuera cortada por un trauma, podrías desarrollar una nueva mano».

La otra razón por la que los transhumanistas están interesados ​​en la hidra, dijo Madej, es que «tiene su propia red neuronal», que parece un nervio humano, y cuando [reunidos] «pueden formar una red en malla, en realidad pueden comunicarse entre ellos. entre sí, casi como si tuvieras tu propia intranet dentro de tu cuerpo «. Señaló que entonces “algo externo podría afectarlo, como un impulso, una frecuencia, algo de 5G, una luz, un imán. ¿Y si algo influyera en esa red de comunicación? «

El 21 de octubre, Karen Kingston  señaló  en el programa Stew Peters que los Institutos Nacionales de Salud (NIH), que  poseen  una participación del 50% en la vacuna mRNA-1273 de Moderna y que ayudaron a desarrollarse bajo el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) ) dirigido por el Dr. Anthony Fauci, «ha patrocinado la investigación sobre la hidra durante más de dos décadas».

De hecho, el NIH tiene una  subsección completa  de su sitio web dedicada al Proyecto Hydra 2.0 Genome.

Kingston también señaló un estudio que encontró que Hydra tiene «aproximadamente la misma cantidad de genes que los humanos, compartiendo muchos de los mismos», y que también encontraron en los genes de Hydra «relacionados con la enfermedad de Huntington» y con la formación de placa observada en Enfermedad de Alzheimer. Ella comparó los síntomas asociados con estas enfermedades con los que experimentan algunos que han recibido golpes de COVID, como temblores corporales, en aquellos que han «perdido el control de su sistema neurológico».

Ella cree que las personas están siendo inyectadas a través de las inyecciones de COVID con «hidra transgénica», que ella describe como un organismo con ADN de otro organismo incorporado.

Hallazgos de la ‘estructura del parto’ de otro médico en Johnson & Johnson jab 

Madej no es el primero en observar objetos metálicos no identificados, sustancias similares al grafeno, partículas autoensambladas y entidades similares a organismos en los pinchazos COVID.

La Dra. Jane Botha  informó  en el programa de Stew Peters el 4 de octubre que cuando puso una gota de un frasco de inyección de J&J bajo el microscopio y dejó la gota descubierta, vio «discos negros muy simétricos» que «parecen estar unidos». por lo que Peters notó parecían ser conectores de metal.

Botha no sabía qué pensar de lo que estaba viendo, pero notó que reflejaban la luz cuando se observaban bajo un campo oscuro y que parecían «autoensamblarse». Vio los mismos discos cuatro veces diferentes, usando cuatro gotas diferentes del mismo vial.

Cuando la muestra se secó, dijo Botha, ya no podía ver las estructuras del disco, pero «comenzaron a formarse líneas negras».

Botha estaba especialmente preocupada por lo que encontró porque cuando vio el fluido del pinchazo a través de una técnica de microscopio diferente, las “estructuras negras” de aspecto más amorfo parecían ser “exactamente la misma estructura” que observó en la sangre de sus pacientes pinchados que estaban experimentando síntomas después de las inyecciones de COVID. Estos síntomas incluyeron coágulos de sangre, dificultad para respirar, dolor de nervios, trombosis severa, embolias severas y dificultades cognitivas, incluyendo pérdida de memoria y depresión.

La investigadora farmacéutica, la Dra. Jane Ruby, compartió en el programa Stew Peters el 6 de octubre que las personas han realizado «búsquedas inversas» y han «reunido mucha ciencia diferente para demostrar que se trata de una tecnología que se llama microburbujas», que dice. es un sistema de administración utilizado para el cuerpo humano.

Ruby dijo que la Dra. Botha «tiene la hipótesis» de que la razón por la que ya no podía ver los discos, sino sólo las líneas negras una vez que se secaba la muestra del pinchazo de J&J, es que «tal vez estaban programados para abrirse» y «derramar su contenido, su carga útil «.

Esta hipótesis se correspondería con la observación del Dr. Madej en la muestra de «anillos» de J&J jab de que «a medida que pasaba el tiempo, se volvían más y más delgados y se expandían y luego finalmente extruían algo de material gelatinoso», que describió como «casi como una estructura de entrega «.

El International Journal of Pharmaceutical Sciences and Research ha publicado una » descripción general » del «concepto de microburbujas como un sistema de administración de medicamentos», que describe las microburbujas como un «tipo esférico pequeño de burbuja», «capaz de penetrar incluso en los capilares sanguíneos más pequeños y liberar fármacos o genes, incorporados en su superficie, bajo la acción del ultrasonido ”.

Hallazgos repetidos de sustancias similares al óxido de grafeno en pinchazos

Otros han observado sustancias en los golpes de COVID que creen que son óxido de grafeno, que se ha  demostrado  en varios experimentos que tiene efectos tóxicos.

El primer hallazgo de este tipo que salió a la luz fue la  observación  del Dr. Pablo Campra Madrid, publicada en el blog español  La Quinta Columna,  que el contenido de lo que fue etiquetado como un pinchazo de Pfizer, visto bajo un microscopio electrónico, “presenta [ed ] una gran similitud con imágenes de óxido de grafeno de la literatura obtenidas por la misma técnica TEM, con aumentos similares ”.

Agregaron que en ambas imágenes “se puede observar una intrincada matriz o malla de láminas flexibles translúcidas dobladas”. Los investigadores concluyeron que aunque la «microscopía no proporciona evidencia concluyente», «proporciona una fuerte evidencia de la probable presencia de derivados del grafeno».

El óxido de grafeno, uno de los muchos derivados del grafeno, es elogiado por sus cualidades que se prestan bien a aplicaciones biomédicas como biosensores, administración de fármacos y transferencia de material genético. Por ejemplo, el Comité Asesor Científico  describe  el diseño realizado por investigadores del Centro Nacional de Neurociencia y Tecnología en China de un «hidrogel que contiene una vacuna de ARN» que utiliza óxido de grafeno, favorecido al menos en parte por su «alta eficiencia de carga de fármacos». debido a su «gran superficie».

De hecho,  se ha dedicado un estudio completo  al «potencial de los materiales basados ​​en grafeno para combatir el COVID-19», que afirma que «el grafeno y los materiales relacionados con el grafeno (GRM) exhiben extraordinarios efectos fisicoquímicos, eléctricos, ópticos, antivirales, antimicrobianos, y otras propiedades fascinantes que los justifican como candidatos potenciales para el diseño y desarrollo de componentes y dispositivos de alto rendimiento necesarios para la pandemia de COVID-19 y otras calamidades futuristas «.

Dr. Robert Young, un Ph.D. y médico naturópata, también ha  examinado  cada pinchazo COVID disponible con microscopía y espectroscopía de rayos X, encontrando objetos en la muestra de Pfizer que tienen similitudes con imágenes de óxido de grafeno. Las imágenes del microscopio y el contenido químico / elemental que encontró a través de la espectroscopia de rayos X lo llevaron a creer que el pinchazo de Pfizer contiene óxido de grafeno.

El Dr. Ruby ha notado que varios  estudios  han  encontrado  efectos tóxicos del óxido de grafeno, incluida su tendencia a provocar la coagulación de la sangre.

Un estudio de 2016   titulado «Toxicidad de las nanopartículas de la familia del grafeno: una revisión general de los orígenes y mecanismos» ha señalado que «debido a su tamaño nanométrico, los GFN pueden llegar a órganos más profundos al atravesar las barreras fisiológicas normales», como «la sangre-cerebro barrera y barrera hematoplacentaria «.

El estudio encontró que «el óxido de grafeno (GO) puede provocar una respuesta inflamatoria aguda y una lesión crónica al interferir con las funciones fisiológicas normales de órganos importantes». “Muchos experimentos han demostrado que los GFN tienen efectos secundarios tóxicos en muchas aplicaciones biológicas”, concluyó.

La propia publicación oficial de la Administración de Drogas y Alimentos de Taiwán (TFDA) también ha  señalado  los efectos tóxicos del óxido de grafeno.

Cabe señalar que Graphene Flagship, financiado por la Unión Europea, ha descrito uno de los principales desarrollos del uso del grafeno como su contribución a los “transmisores y receptores” 5G: “Los transmisores y receptores de ultra alta capacidad que usan grafeno ofrecen una solución única para futuras comunicaciones 5G ”,  dice \ el desarrollo de 2018 en la línea de tiempo del grafeno.

La contribución del grafeno a los “transmisores y receptores de datos” 5G también ha sido  discutida  por el portal de noticias científicas de Radiodifusión Pública de Estonia Novaator.

Fuente: https://nworeport.me/2021/10/23/like-watching-a-horror-thriller-moving-tentacled-object-metallic-fragments-found-in-covid-jabs/

Visto: https://t.me/s/laquintacolumna

Joe «Creepy» Biden y otros Presidentes «pinchauvas»

¡Aquí está Jooooe!, Loooool

S Cooper

Carlson advierte: «Si los poderes fácticos pueden obligarte a recibir una inyección, ¿Qué no pueden hacerte tomar?»

Bueno, esto llegó al menos a 80 millones de estadounidenses. Transmitido por Fox News.

por Steve Watson

Tucker Carlson advirtió el lunes que los mandatos de vacunas son «sobre el poder», y agregó que «estas demandas son tan obviamente irracionales, que obligarlo a aceptarlos sin quejarse es el objetivo del ejercicio».

En otro apasionado monólogo, Carlson señala que «es una forma de sadomasoquismo, es dominación y sumisión. Se trata de poder. Si pueden hacerte tomar medicamentos que no quieres o necesitas, han ganado. Tú eres de ellos. Tú les perteneces. Quieren esto».

Carlson declaró que «las vacunas, que son mucho menos efectivas de lo que se nos dijo inicialmente, potencialmente peligrosas para algunos y completamente innecesarias para decenas de millones de otras, son ahora, sin embargo, obligatorias para prácticamente todos en Estados Unidos».

Continuó: «Entonces, ¿por qué es eso? ¿Por qué es exactamente esa la política? En su discurso al país la semana pasada, Joe Biden no se molestó en explicar por qué. Las explicaciones no son necesarias en este punto. Ya no se requiere su consentimiento».

Al etiquetar el discurso de Biden sobre el mandato de la semana pasada como «el discurso más divisivo jamás dado por un presidente estadounidense moderno», Carlson señaló que el punto central que Biden insistió en casa fue que «sus compatriotas estadounidenses son peligrosos para usted. Podrían matarte. Y eso incluye a tu familia».

«Si pueden obligarte a tomar una vacuna que no necesitas, ¿qué no pueden hacer?» Carlson preguntó, y agregó: «¿Por qué no te hacen, no sé, tomar drogas psiquiátricas si eres persistentemente desobediente? Exprese la visión equivocada, obtenga una inyección de Thorazine. ¿Por qué no pudieron hacer eso? ¿Cuál es el principio limitante en ellos?»

El presentador agregó: «Puedes imaginar a un panel de médicos de CNN explicando que todos estaríamos mucho más seguros si los propagandistas de enfermos mentales de la derecha radical recibieran el tratamiento que necesitan y dejaran de difundir sus peligrosas teorías de conspiración. Por lo tanto, darles medicamentos psicotrópicos es un asunto urgente de salud pública. ¿Suena eso descabellado?»

https://video.foxnews.com/v/video-embed.html?video_id=6272411428001&loc=infowars.com&ref=https%3A%2F%2Fwww.infowars.com%2Fposts%2Fcarlson-warns-if-the-powers-that-be-can-force-you-to-get-a-shot-what-cant-they-make-you-take%2F&_xcf=

Fuente: https://www.infowars.com/posts/carlson-warns-if-the-powers-that-be-can-force-you-to-get-a-shot-what-cant-they-make-you-take/



Están asesinando… Y estas bases de datos no llegan al 10%

21,766 MUERTOS Más de 2 millones de heridos (50% GRAVES) reportados en la base de datos de la Unión Europea de reacciones adversas a medicamentos por vacunas contra COVID-19

1,135,579 Heridos 1,559 MUERTOS en el Reino Unido tras las inyecciones de COVID-19 Según el Gobierno del Reino Unido

Los registros de los CDC muestran 12,791 MUERTOS y 682,873 lesiones después de disparos experimentales de COVID-19

Estamos destruyendo las vidas de nuestros jóvenes con inyecciones experimentales de COVID

https://healthimpactnews.com/2021/critical-nursing-shortages-hit-hospitals-nationwide-as-nurses-quit-or-are-fired-over-covid-vaccine-mandates/

***

Un lector de Health Impact News de Brasil nos ha alertado sobre los informes oficiales de los medios de comunicación que indican que durante un período de 5 meses, más de 32.000 personas en Brasil han muerto después de una inyección de COVID-19.

Actualmente en Brasil, las siguientes vacunas están autorizadas para su uso: AstraZeneca/Oxford, Pfizer/BioNTech, Coronavac (también llamada Sinovac), J&J/Janssen y Butanvac.

Pero incluso estos casos de muertes tras las inyecciones de COVID-19 podrían estar subinformadas, ya que la agencia estatal de noticias del país informó en julio que en el pequeño estado de Distrito Federal, al menos 711 murieron después de tomar la primera vacuna experimental, mientras que otras 263 personas murieron después de tomar dos dosis de las vacunas experimentales. (Fuente.)

La sombra de Israel es alargada

Traigo aquí un artículo titulado El arsenal secreto de Israel ya no es tan secreto de la revista www.unz.com (en inglés) de Philip Giraldi. Aunque ahora se esté hablando de los talibanes, no hay que quitar el ojo a la sombra que cobija cualquier movimiento de Estados Unidos a propósito o sin él y aún siendo lo primero, sin que ellos lo sepan. Quizás sea el arte de crear sombra de la nada y a propósito de ella y/o para ella. Al final, también incluyo un comentario de un lector. Permítaseme la arrogancia del título, el ciprés siempre es el Ciprés.

El arsenal secreto de Israel, ya no es tan secreto / Por Philip Giraldi

Pocos estadounidenses son conscientes del hecho de que ningún funcionario del gobierno de Estados Unidos, para incluir a los congresistas, puede de alguna manera mencionar o discutir el arsenal nuclear de Israel, que algunos observadores estiman que consiste en hasta 200 armas nucleares tácticas que pueden ser entregadas en blanco por aire, tierra o mar. La prohibición se detalla en un «boletín de clasificación» del Departamento de Energía calificado secreto, que se emitió el 6 de septiembre de 2012 y lleva el número de expediente WPN-136. El texto del asunto es «Orientación sobre la divulgación de información relativa a la posibilidad de una capacidad nuclear israelí». Sería interesante saber exactamente cómo se lee el texto de la nota, pero a pesar de los repetidos intentos de obtener una copia bajo la Ley de Libertad de Información, todo el cuerpo del documento está completamente osqueado.

Lo que se sabe en que el memorando es básicamente una orden de mordaza, presumiblemente emitida por la Administración de Barack Obama para impedir que cualquier funcionario haga un comentario que podría interpretarse como que el gobierno federal reconoce que Israel tiene armas nucleares. El silencio sobre el arsenal israelí se remonta a un acuerdo alcanzado por el presidente Richard Nixon con la primera ministra israelí Golda Meir. En su manifestación más reciente, el presidente Barack Obama, cuando se le preguntó si sabía de «algún país de Oriente Medio que tenga armas nucleares», respondió: «No quiero especular». Estaba, por supuesto, mintiendo.

La primera víctima conocida del boletín fue el especialista en política nuclear del Laboratorio Nacional de Los Álamos, James Doyle, quien en 2013 escribió una frase sugiriendo que Israel tenía un arsenal nuclear. Apareció en un artículo titulado «Why Eliminate Nuclear Weapons?» que había sido autorizado por Los Álamos y aparecido en la revista del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos. Un empleado desconocido del Congreso exigió una revisión y Doyle hizo que se registrara la computadora de su casa antes de ser despedido.

Israel, como suele ser el caso, obtiene un pase libre sobre lo que es para otros comportamientos criminales. Su programa nuclear fue creado mediante el robo de uranio estadounidense y tecnología armamentista. La prevención de la proliferación nuclear fue, de hecho, uno de los principales objetivos del gobierno de los Estados Unidos cuando a principios de la década de 1960 el presidente John F. Kennedy se enteró de que Tel Aviv estaba desarrollando un arma nuclear a partir de un informe de la CIA. Les dijo a los israelíes que terminaran su programa o se arriesgaron a perder el apoyo político y económico estadounidense, pero fue asesinado antes de que se tomaran medidas para poner fin al proyecto.

Israel aceleró su programa nuclear después de la muerte del presidente Kennedy. En 1965, había obtenido la materia prima para una bomba consistente en uranio altamente enriquecido obtenido por el gobierno estadounidense de una compañía en Pennsylvania llamada NUMEC, que fue fundada en 1956 y propiedad de Zalman Mordecai Shapiro, jefe del capítulo de Pittsburgh de la Organización Sionista de América. NUMEC fue un proveedor de uranio enriquecido para proyectos gubernamentales, pero también fue desde el principio un frente para el programa nuclear israelí, con su principal financiador David Lowenthal, un destacado sionista, viajando a Israel al menos una vez al mes, donde se reuniría con un viejo amigo Meir Amit, que dirigía la inteligencia israelí. NUMEC cubrió el envío de uranio enriquecido a Israel afirmando que el metal se «perdió», pérdidas que totalizaron casi seiscientas libras, suficientes para producir docenas de armas. Tal fue la importancia de la operación que en 1968 NUMEC incluso recibió una visita privada de incógnito de un importante espía israelí Rafi Eitan que más tarde dirigió al espía Jonathan Pollard.

También había pruebas físicas relacionadas con la desviación del uranio. El uranio refinado tiene una firma técnica que permite identificar su fuente. Los inspectores del Departamento de Energía de Israel identificaron rastros de uranio de NUMEC en 1978. La Agencia Central de Inteligencia también ha investigado la desviación de uranio enriquecido de la planta numec y concluyó que era parte de un programa más amplio para obtener la tecnología y las materias primas para un dispositivo nuclear para Israel.

Con el uranio en la mano, el robo de la tecnología avanzada necesaria para hacer un arma nuclear, que es donde el productor de cine de Hollywood Arnon Milchan entra en la historia. Milchan nació en Israel, pero se mudó a los Estados Unidos y finalmente terminó como el fundador-propietario de New Regency Films. En una entrevista del 25 de noviembre de 2013 en la televisión israelí, Milchan admitió que había pasado sus muchos años en Hollywood como agente de la inteligencia israelí, ayudando a obtener tecnologías y materiales embargados que permitieron a Israel desarrollar un arma nuclear. Trabajó para la división de adquisición de la Oficina de Ciencia y Enlace de Israel del Mossad, conocida como la agencia de espionaje LAKAM.

Milchan admitió en la entrevista que «lo hice por mi país y estoy orgulloso de ello». No se refería a los Estados Unidos. También dijo que «otros grandes nombres de Hollywood estaban conectados con [sus] asuntos encubiertos». Entre otros éxitos, obtuvo a través de su empresa Heli Trading 800 krytons, los sofisticados gatillos de armas nucleares. Los dispositivos fueron adquiridos del contratista de defensa de alto secreto de California MILCO International. Milchan reclutó personalmente al presidente de MILCO, Richard Kelly Smyth, como agente antes de entregarlo a otro empleado de Heli Trading, el futuro primer ministro israelí Benjamin Netanyahu para su manejo. Smyth fue finalmente arrestado en 1985, pero en la medida en que se sabe, ni Milchan ni Netanyahu han sido interrogados por el FBI sobre los robos.

Las armas nucleares de Israel están ahora en las noticias debido a un artículo de opinión que sorprendentemente apareció en el New York Times el 11 de agostoésimo escrito por Peter Beinart titulado «Estados Unidos necesita comenzar a decir la verdad sobre las armas nucleares de Israel». Beinart escribió que «Israel ya tiene armas nucleares. Nunca lo sabrías de los líderes de Estados Unidos, que han pasado el último medio siglo fingiendo ignorancia. Este engaño socava el supuesto compromiso de Estados Unidos con la no proliferación nuclear y distorsiona el debate estadounidense sobre Irán. Es hora de que el gobierno de Biden diga la verdad».

Beinart señala que el público estadounidense difícilmente puede hacer un juicio informado sobre lo que debería hacerse en Oriente Próximo si no está claro si Israel es una potencia nuclear o no, pero una cuestión que no discute es la cuestión del dinero. Grant Smith de IRMEP, quien ha estado desafiando el secreto que rodea al arsenal israelí, observó recientemente que «las disposiciones Symington &Glenn de la Ley de Control de Exportación de Armas (22 USC §2799aa-1: Transferencias de reprocesamiento nuclear, exportaciones ilegales de dispositivos explosivos nucleares, transferencias de dispositivos explosivos nucleares y detonaciones nucleares) prohíben la ayuda extranjera de Estados Unidos a países con programas de armas nucleares que no son signatarios del Tratado sobre la Proliferación de Armas Nucleares, en ausencia de procedimientos especiales requeridos … Pero ningún miembro del Congreso se ha ocupado de esta cuestión, ni siquiera ha mencionado el arsenal de armas nucleares de Israel».

Smith está frustrado por la renuencia de los progresistas en el Congreso, que se han opuesto a los recientes 735 millones de dólares adicionales en ayuda militar a Israel que le permite rearmarse después de su asalto a los habitantes de Gaza, a ignorar la orden de mordaza y plantear la cuestión del arsenal nuclear. Él escribe: «Parece como si incluso estos miembros del Congreso, así como el resto del gobierno de Estados Unidos, están cumpliendo con esta orden secreta de mordaza cuando podrían tomar medidas que desafiarían la negativa de la administración a reconocer las armas nucleares de Israel y posiblemente evitar que $ 3.8 mil millones en dinero de los contribuyentes vayan a Israel».

Que el documento del Departamento de Energía exista en absoluto es un reconocimiento del asombroso poder del lobby israelí sobre el gobierno de Estados Unidos en todos los niveles, particularmente porque tiene la intención de ignorar o incluso negar otras leyes aprobadas por el Congreso para combatir la proliferación nuclear. Y la negación de lo que todo el mundo sabe que es cierto, es decir, que Israel tiene un arsenal nuclear, parece que todo se debe a la capacidad del gobierno de los Estados Unidos para continuar recompensando a un Israel rico con miles de millones de dólares de dinero de los contribuyentes cada año. Sugerir que el arreglo es nefasto sería decirlo suavemente, pero es más que eso. Es criminal. A Israel se le ha permitido salirse con la suya con el espionaje masivo dirigido contra los Estados Unidos y el robo de material y tecnología, mientras que también desde la década de 1970 está involucrado en una conspiración con el gobierno de los Estados Unidos que distorsiona la política exterior de los Estados Unidos, en gran parte hecho para seguir recibiendo los miles de millones de dólares que no tiene derecho a recibir bajo la ley estadounidense existente. Es vergonzoso. Más allá de eso, podría interpretarse como traición.

Philip Giraldi, Ph.D. es Director Ejecutivo del Consejo para el Interés Nacional.

(Republicado de Strategic Culture Foundation con permiso del autor o representante)

Opinión y aporte de un lector:

Anarquía dice:

Israel ha chantajeado al mundo con su «Operación Sansón».
Si un dispositivo nuclear se «enciende» en una ciudad estadounidense o europea, tendrá las huellas dactilares de Israel por todas partes. Israel está desesperado por mantener en funcionamiento la espita de dinero estadounidense, así como por sabotear el «proceso de paz» palestino que el mundo quiere que se tome en serio.
Los «objetivos» de Israel en los Estados Unidos de América serían Los Ángeles, Chicago o Atlanta. La ciudad de Nueva York está «fuera de los límites» debido a la proliferación de judíos que residen allí. Por supuesto, el «servicio de mensajes judíos» Odiga podría usarse para advertir a los judíos que se fueran, tal como se hizo antes de que cayeran las torres gemelas.
Los «objetivos» europeos comenzarían con Roma (Ciudad del Vaticano), París o Bruselas. A los judíos les encantaría atacar a Roma, siendo el centro de su némesis, la Iglesia Católica.
De hecho, si un dispositivo nuclear se «enciende» en cualquier parte del mundo, habrá venido del «arsenal» nuclear secreto de Israel. Con la situación actual en Irán, Israel puede tener que «encender uno» para que su «perro faldero estadounidense» responda adecuadamente.
Hubo un «corte de energía» en Atlanta que fue una excusa conveniente para que Israel realizara un «juego de manos» logístico, ya que se permitió que un avión israelí aterrizara y despegara durante el «corte de energía» sin recibir el despacho de aduanas o la inspección.
Esta es una de las muchas compañías israelíes que posee una «exención especial» otorgada por el gobierno de Los Estados Unidos que la libera de las inspecciones aduaneras.
Tal vez otra de las armas nucleares de Israel estaba siendo pre-posicionada o los gatillos nucleares (tritio) se estaban renovando, preparándose para «el grande».
Como la mayoría de los estadounidenses están cansados de todas las guerras extranjeras que se libran en beneficio de Israel, otro «incidente» en suelo estadounidense sería suficiente para galvanizar al público estadounidense, una vez más, (al igual que wtc 9-11) para apoyar otra guerra en beneficio de Israel (Irán).
Israel se niega a acatar las directrices del OIEA relativas a sus armas nucleares, puesto que ya están distribuidas por todo el mundo. Israel no sería capaz de producirlos todos, ya que la mayoría de ellos no están en Israel, propiamente dicho.
No se necesitan sistemas de entrega, ya que las armas nucleares de Israel ya están en su lugar. Busque otra operación de bandera falsa con la culpa puesta en Irán o Siria. Usted puede apostar que algunos pasaportes iraníes o sirios se encontrarán entre los escombros.
Se prohíbe la consegia de ayuda exterior estadounidense a cualquier país que no haya firmado el Tratado de No Proliferación Nuclear (la Enmienda Symington) o se niegue a acatar las directrices del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) con respecto a sus dispositivos nucleares.
Adivina qué??
Israel no cumple con ninguno de los dos y todavía recibe la mayoría de la ayuda extranjera estadounidense. Esta prohibición también se aplica a los países que no registran a sus agentes de un gobierno extranjero con el Departamento de Estado de los Estados Unidos. Adivina qué?? Israel (una vez más) con su Comité de Acción Política de Israel Americano (AIPAC) todavía recibe «ayuda extranjera» en contravención de la ley estadounidense.
No olvidemos las «subvenciones de seguridad» que financian los dólares de los contribuyentes estadounidenses, el 95% va a parar a empresas israelíes.
Hay unos cuarenta congresistas, senadores y miles de políticos de alto nivel que infectan al gobierno de Estados Unidos y que tienen doble ciudadanía con Israel. Esta doble nacionalidad debe prohibirse estrictamente.
Los titulares de doble nacionalidad deben estar obligados a renunciar a dicha ciudadanía extranjera para permanecer en el país. Negarse a hacerlo debería resultar en la deportación inmediata con la pérdida permanente de la ciudadanía estadounidense.
A los titulares actuales y anteriores de la «doble ciudadanía» nunca se les debe permitir servir en ninguna capacidad gubernamental estadounidense.
Además, cualquier ciudadano estadounidense que sirva o haya servido en el ejército de Israel (Fuerzas de Defensa de Israel) debe perder automáticamente su ciudadanía estadounidense y ser deportado inmediatamente a Israel.
Cuando Netanyahu se dirigió a ambas cámaras del Congreso, fue repugnante ver a nuestros políticos deslizándose por todas partes para DEMOSTRAR que eran partidarios incondicionales de Israel. Era una escena del viejo Politburó soviético que nadie quería ser el primero en dejar de aplaudir.
¿Para quién demonios trabajan?
Ciertamente no por los intereses del pueblo estadounidense y de los Estados Unidos, al menos deberían renunciar a su ciudadanía estadounidense y ser deportados a israel. Ser acusado, juzgado por traición a la patria contra los Estados Unidos de América sería apropiado.
No olvidemos los «juramentos de lealtad» a un país extranjero (Israel) que los políticos estadounidenses están obligados a firmar para recibir «financiación» de Israel. Por mucho que deteste a las dos mujeres musulmanas políticas, tenían toda la razón al llamar al resto de los políticos por firmar «juramentos de lealtad» a Israel.

Fuente: https://www.unz.com/pgiraldi/israels-secret-arsenal-its-not-so-secret-anymore/

Cómo los multimillonarios pagan millones para ocultar billones – Chuck Collins

Una simple entrevista que destapa lo que ya sabíamos. Que este mundo está hecho para los ricos, o mejor dicho, es de los ricos. Y todo está montado por y para ellos…

Chuck Collins, miembro de Patriotic Millionaires, ha desentrañado cómo los súper ricos usan la industria de defensa de la riqueza para ganar poder en sus esfuerzos por acaparar y ocultar los activos de sus clientes. Como resultado, se convierte en un apéndice parasiístico de la economía productiva real, extrayendo rentas y tarifas de los sectores ricos y emprendedores de la economía. El Sr. Collins se une a Paul Jay en theAnalysis.news

Paul Jay

Hola, soy Paul Jay. Bienvenido a theAnalysis.news.

En su libro, The Wealth Hoarders: How Billionaires Pay Millions to Hide Trillions ,Chuck Collins escribe, «poderosos intereses corporativos se benefician de un gobierno local débil y de leyes de protección al consumidor mal aplicadas y de la aplicación. Sus esfuerzos para bloquear la creación de la Oficina de Protección Financiera del Consumidor y su campaña en curso para desfinanciar y debilitar la agencia son una indicación de cómo las probabilidades se apilan contra los no ricos. La inclinación pro-ricos hacia nuestro sistema político ha permitido a la industria de defensa de la riqueza ganar poder en sus esfuerzos por acaparar y ocultar la riqueza de sus clientes. Como resultado, se convierte en un apéndice parasitaria de la economía productiva real, extrayendo rentas y tarifas no solo de los ricos, sino también de los sectores emprendedores de la economía».

Chuck Collins heredó una gran fortuna y se le ofreció un lugar para escalor del río del dinero, como él lo llama. Van a descubrir de qué se trata en un minuto. En cambio, decidió regalar gran parte del capital de su fortuna, no sólo los intereses. Eso, por cierto, aprendí, es un pecado capital entre los ricos, ya que el significado de la vida misma se define al transmitir la riqueza a las generaciones futuras.

Ahora nos acompaña Chuck Collins. Es el director del programa sobre desigualdad y el bien común en el Institute for Policy Studies, donde co-edita inequality.org. Su nuevo libro es The Wealth Hoarders: How Billionaires Pay Millions to Hide Trillions (Los acaparadores de riqueza: cómo los multimillonarios pagan millones para ocultar billones). Es miembro fundador de patriotic millionaires. Muchas gracias, Chuck.

Chuck Collins

Pablo, gracias por invitarme.

Paul Jay

Muy bien, entonces, ¿cuál es el río del dinero y contarnos la historia de cómo fueron invitados a venir a encontrar su lugar en sus orillas y empezar a slurping.

Chuck Collins

Bueno, tengo una deuda con Kurt Vonnegut. Una de sus primeras novelas, Dios te bendiga, Sr. Rosewater, trataba sobre un heredero de una rica fortuna dinástica en Indiana que creó un escuadrón de bomberos y rescate de un solo hombre. Y tuvo esta perspectiva que le explicó a uno de sus familiares que, «no es que yo sea inteligente o que haya hecho algo en particular. Acabo de nacer por los bancos del dinero. Aprendí a bajar y a abaste, a beneficiarme de ese flujo de dinero. Y tenemos todos estos ayudantes que nos ayudan a perforar más pozos y extraer más riqueza de la que podríamos imaginar». Y esa fue sin duda mi circunstancia. Nací en la tercera base o gané la lotería al nacer como bisnieto del empacador de carne, Oscar Meyer. Y eso fue lo que me llevó a mis 20 años a hacer preguntas como, «¿realmente necesito esta herencia y quiero vivir en una sociedad donde algunas personas heredan tanto y otras no tienen nada?» Y me dio un asiento en primera fila, esta industria de defensa de la riqueza que usted describe. Todos los asesores familiares de confianza que le ayudan a secuestrar la riqueza a perpetuidad, idealmente.

Paul Jay

Entonces, ¿por qué incluso hizo tales preguntas? Quiero decir, la mayoría de los niños nacidos en tales familias, su identidad se forma en esa cultura. Es prácticamente que defender la riqueza es patriótico. Ustedes se llaman millonarios patrióticos y ustedes están a favor de la reforma financiera y los impuestos más altos y tal. Pero, en el curso de la recaudación de fondos para organizaciones sin fines de lucro y tal, he conocido a muchas personas adinerdas, en su mayoría progresistas, algunas no. Pero sé que la cultura es que de alguna manera está racionalizada, justificada. Defender la riqueza, transmitirla a las generaciones futuras de su familia es un esfuerzo noble. Y creces yendo a las escuelas, escuelas privadas que enseñan que eres la salvaguarda de la sociedad y los valores y así sucesivamente. Pero en realidad se trata de acaparar y defender la riqueza. Entonces, ¿cómo diablos rompiste con eso?

Chuck Collins

Ya sabes, Pablo, es una especie de misterio para mí también. Tenía todas esas fuerzas a mi alrededor. Estaba claro que yo era un pez nadando en el agua de la riqueza y todas esas suposiciones. Mi única teoría es que mi madre no creció con una riqueza tremenda. Y ella tenía una voz crítica que puso en mi cabeza. Pero también crecí en los suburbios de Detroit en 1967 y estaba tratando de dar sentido a los disturbios de Detroit y ¿por qué había estas grandes desigualdades entre el centro y el suburbio? Y, por supuesto, muchos de nosotros podemos ir por la vida con muchas historias y justificaciones para estas desigualdades, pero por alguna razón, no se rompió del todo para mí. Algunas de las mitologías o justificaciones simplemente no sonaba verdaderas.

Paul Jay

Pero hay otros niños ricos que vieron las mismas cosas.

Chuck Collins

Lo sé. ¿Cómo nos convertimos cualquiera de nosotros en lo que somos? Creo que parte de eso fue que era extremo para mí, la división, la brecha entre la ciudad y el suburbio, blanco y negro, ricos y pobres. Y cuando estás tres o cuatro generaciones abajo de la pica, si se quiere, el tipo de mitología merecida comienza a resquebrajarse. Y es como, ¿qué hice que me llevó hasta aquí? Entiendo a mi bisabuelo, pero a mí, ¿qué he hecho? Acabo de elegir a los padres adecuados. Ojalá tuviera una respuesta mejor para eso.

Paul Jay

Pero, ¿hubo algo específico que influyó en tu vida? Como cuando dices que creciste a finales de los 60, ¿de qué edad estás hablando? ¿Como la guerra de Vietnam, el movimiento antiguerra, el movimiento por los derechos civiles? ¿Te tocó algo?

Chuck Collins

Bueno, creo que no hubo una sola cosa que me afectó. Tenía 7 años en 1967. Pero luego, a medida que pasaba el tiempo, trabajaba para Catholic Relief Services, tenía una especie de tradición religiosa y de fe que hablaba de la opción preferencial para los pobres y la justicia económica. Trabajé para Catholic Relief Services en El Salvador, así que entonces obtuve una imagen global de la situación. Así que todas estas cosas tuvieron un efecto acumulativo en el que la mitología de la justificación simplemente no se arrancaba en mí de la misma manera agresiva que parece capturar la imaginación de otras personas.

Paul Jay

La razón por la que estoy persiguiendo esto, y vamos a entrar en la sustancia de su libro pronto, es que tenemos ocho o nueve años, tal vez, en términos de clima antes de que sea tal vez un punto de no retorno. La ciencia parece estar diciendo que si no podemos mantenernos dentro de los 1.5 grados de calentamiento, entonces comienzas a tener una especie de efecto desbocado. Así que estamos en un punto de la historia de la humanidad en el que si algunos sectores de las élites realmente no entenden esto, y no me refiero a obtenerlo superficialmente o simplemente obtenerlo desde el punto de vista de tratar de ganar algo de dinero con ello, pero en realidad no entendrán realmente la urgencia de la crisis climática y la profunda desigualdad. Y tengo que añadir, porque la gente no habla mucho de ello, sino también de la amenaza de una guerra nuclear, que todo el mundo niega. Miren el nivel del movimiento de masas, el movimiento obrero, el movimiento progresista, están sucediendo cosas, pero no a la escala que en siete, ocho, nueve años, va a ser suficiente para cambiar el curso de la política gubernamental. Así que algunos sectores de las élites tienen que conseguir esto. Así que siempre estoy particularmente intrigado cuando conoces a alguien que, no sé cuánto de tu riqueza regalaste, pero todavía estás en esos círculos. ¿Hay alguna esperanza de que haya algunas otras personas como usted que tienen alguna riqueza y poder reales que en realidad podrían no solo entender la urgencia, sino realmente romper con hacer negocios como de costumbre?

Chuck Collins

Estoy viendo lo que yo describiría como grietas dentro de la élite. Que hay personas que entienden que seguir por este camino ecológica y económicamente, que en realidad no es en sus intereses personales, que la desigualdad extrema socava las sociedades democráticas saludables, socavará la economía y que nos está encerrando en nuestra incapacidad para responder a la crisis ecológica. Así que también comparto todo eso y veo a la gente despertando. No es suficiente, no lo suficientemente rápido, pero veo particularmente a una generación más joven, menor de treinta y cinco años, cuestionando mucho los privilegios y prerrogativas, diciendo cosas como, «mira, quiero distribuir mi dinero y ponerlo en una economía generativa saludable y sacar dinero de la economía extractiva». Y si estás hablando con asesores de riqueza, lo cual es relevante para el tema del libro, que no están en el mismo surco de acumulación ilimitada y creación de dinastías para la próxima generación, están diciendo, «oye, olvidémonos de tus bisnietos por nacer y pasándoles riqueza. Tratemos de transmitir un planeta habitable». Y para hacer eso, vamos a tener que mover estos recursos a la organización, la campaña y la transición a un nuevo futuro energético. Así que veo algo de esperanza.

Paul Jay

Escribí un artículo sobre BlackRock, el gran gestor de activos, y mucha gente muy rica tiene su dinero en BlackRock. Se invierte para ellos en estos fondos indexados. Y Larry Fink, quien es el jefe de BlackRock, dijo: «Nuestra principal responsabilidad es defender los activos de nuestros inversores». Pero tienes que decir que también debería incluir la defensa de los de tus inversionistas porque si no hay un cambio de rumbo, estos activos, este enfoque generacional del dinero, no va a significar mucho.

De todos modos, vamos a entrar un poco más en la sustancia del libro. Así que hablar de lo que era el río del dinero? ¿Cuál fue tu experiencia? ¿Y un poco más de tu historia en términos de por qué decidiste no slurp?

Chuck Collins

Bueno, cuando estás en tus 20 años, hablando como alguien que tiene tres hijos en sus 20s ahora, estás creando tu propia identidad. Y quería tener un camino que estuviera separado de algo que sucedió hace generaciones. Y yo estaba bastante orientado al cambio social y realmente preocupado por ello. Y esto fue en los años 70 y 80 antes de la desigualdad aún peor ahora. Pero sólo pude ver cómo la desigualdad estaba desgarrando nuestras sociedades, cómo la pobreza había dañado y herido y traumatizado a las personas. Así que eso me moldeó mucho. Y luego vi que no eran sólo las personas ricas las que decían: «Oh, quiero este dinero. Era toda una infraestructura de estas personas de la industria de defensa de la riqueza, abogados de impuestos, los contadores profesionales, los administradores de patrimonio, todos estaban inmersos en una especie de ideología en torno a la acumulación de riqueza, concentración, preservación y transmisión, esencialmente creando este tipo de dinastías de riqueza heredadas que midieron el éxito por los pocos impuestos que sus clientes podían pagar y la cantidad acumulada de generación dentro y fuera. Y eso lo vi como fundamentalmente contrario a una forma de capitalismo saludable, democrática, socialmente móvil. Acabo de ver que íbamos a convertirnos más en una oligarquía que en una sociedad sana, socialmente móvil y democrática.

Paul Jay

Y, por supuesto, esta industria de defensa de la riqueza, porque tienen la «experiencia», terminan escribiendo las leyes tributarias, lo que los obliga a ustedes, los ricos e incluso no tan ricos, a pagarles para que tengan algún sentido de cómo presentan sus declaraciones de impuestos. Pero, por supuesto, las leyes están escritas de una manera que si usted puede permitirse esta experiencia se puede evitar mucho, si no todos sus impuestos.

Chuck Collins

Sí, y me centraría en eso y diría que no estoy hablando de personas que tienen medio millón de dólares o un millón de dólares y simplemente están planeando para que no se quede sin dinero antes de morir. Estoy hablando de personas en la parte superior una décima parte del uno por ciento, comenzando en 30 millones en adelante. Estas son las personas que están contratando la experiencia. Realmente utilizando su riqueza de una manera extraordinaria. Las personas en la industria de defensa de la riqueza dirán que solo estamos ayudando un poco a nuestros clientes. Como señalo en mi libro, están ayudando a escribir la ley. Están ayudando a escribir las regulaciones, están ayudando a defenderse de la supervisión y la regulación. Están activamente involucrados en la manipulación de las reglas que dicen que están ayudando a sus clientes a obedecer. Así que son una clase activa que está tratando de hacer de los ricos una clase protegida.

Paul Jay

Ahora, una de las principales formas en que la riqueza se oculta de los impuestos, a pesar de que supuestamente se supone que las leyes fiscales para atrapar esto, es en el extranjero y varios tipos de paraísos fiscales. Entonces, ¿cómo funciona eso en la práctica porque pensé que, si eres ciudadano estadounidense, las leyes tributarias estadounidenses capturan todos tus ingresos en el extranjero o no?

Chuck Collins

Bueno, en realidad, a partir de 2009, eso comenzó a ser más cierto, lo que significa que la administración Obama presionó para celebrar tratados con otros países, lo que requiere más transparencia y divulgación de las instituciones donde los ciudadanos estadounidenses estaban estacionando su dinero. Sin embargo, usted puede ser un multimillonario y traer su dinero aquí a los Estados Unidos y los EE.UU. no está reportando a sus autoridades. Esa es una de las cosas que ha cambiado. Estados Unidos se ha convertido más en un imán para el capital cleptocrático global y las personas que han robado dinero de su propio pueblo o de su oligarca ruso o lo que sea. Ustedes traen su dinero aquí porque ahora somos el eslabón débil en el sistema global de transparencia. Y esa es una de las razones por las que creo que están empezando a ver más bienes raíces de lujo propiedad de intereses internacionales, más compras de tierras por riqueza internacional, personas que compran arte y otras clases de activos. Los ricos de todo el mundo están buscando estacionar su dinero en los Estados Unidos porque somos un mercado estable y regulado y es un buen lugar para ocultar su riqueza.

Paul Jay

Así que, de hecho, están evadiendo impuestos en sus países de origen porque Estados Unidos no coopera con esos países. Pero, ¿hasta qué punto se ha vuelto más difícil para los ricos estadounidenses usar los paraísos fiscales? Con respecto a los Papeles de Panamá y lo que eso implicó, ¿fue ese estacionamiento esencialmente ilegal de dinero en el extranjero? Y es mucho de esto realmente ilegal. En su libro, The Offshore, habla de billones de dólares escondidos en alta mar.

Chuck Collins

Los Papeles de Panamá, que salieron como hace cinco años, realmente se centraron en las empresas fantasma y el papel de las corporaciones fantasma anónimas que estaban estacionadas en diferentes lugares del mundo. Y realmente sacudió principalmente a las potencias europeas. Varios líderes de gobiernos tuvieron que dimitir. El presidente de Islandia, David Cameron, el primer ministro del Reino Unido, todos ellos estaban implicados en los Papeles de Panamá, mientras que los ricos estadounidenses estaban menos implicados. Parte de lo que está sucediendo es que en los Estados Unidos, los ricos están manteniendo su dinero en tierra utilizando compañías fantasma y fideicomisos y otros dispositivos. Así que hay menos necesidad de ir al extranjero. Algo de lo que pueden hacer para secuestrar y ocultar el dinero que pueden hacer aquí en tierra. Y en términos de la pregunta de si es legal o no, todo es una especie de zócalo y baile a lo largo de la ley, pero parte de ella no es dinero obtenido penalmente. En los Estados Unidos, son solo las personas las que evitan los impuestos y las demandas y la rendición de cuentas a través de estos fideicomisos y otros mecanismos.

Paul Jay

¿Y cómo los protege el fideicomiso? ¿Esencialmente como fundaciones privadas?

Chuck Collins

Lo son en cierto sentido. En un fideicomiso típico, y es una estructura de propiedad medieval, es realmente un vestigio del feudalismo, tienes al otorgante. Así que si voy a crear un fideicomiso para ti, Pablo. Usted será el beneficiario y conseguiremos que nuestro amigo Lewis sea el fideicomisario. Así que voy a crear el fideicomiso, poner el dinero en él. Algún día vas a ser el beneficiario y recibir el dinero. Desde el punto de vista de la propiedad y los impuestos, acabamos de poner ese dinero en una especie de estado limbo. ¿Es mi dinero? No, se lo di a la confianza. ¿Es su dinero? No, aún no lo has recibido. ¿Es el dinero de Lewis? No, él es el fideicomisario. ¿Quién tiene la riqueza? Y ese estado limbo es parte de cómo explicarán a las autoridades fiscales, «bueno, nadie realmente posee esta riqueza». Y ahora han creado lo que llaman fideicomisos de dinastía donde han suspendido la regla contra las perpetuidades, lo que limita la vida útil de un fideicomiso para que puedan existir durante siglos y a perpetuidad. Así que la gente está poniendo dinero en fideicomisos donde los beneficiarios podrían estar diez generaciones abajo de la pica. Y así enormes cantidades de riqueza crecerán dentro de estos fideicomisos, fuera del alcance de los impuestos o cualquier tipo de transparencia y rendición de cuentas.

Paul Jay

Que es, como decía en la introducción, que recogí de su libro. Una vez que tienes millones y millones de dólares para vivir, el punto de la acumulación de esta riqueza no puede tener nada que ver con tu nivel de vida. Es por el poder que te da. Pero aún más, la mayoría de los multimillonarios, multimillonarios, no son particularmente activos políticamente, no creo. Donan a un candidato aquí y allá. Les gusta que su llamada telefónica sea recogida cuando quieren algo de un político electo. Pero la mayoría de ellos no pasan gran parte de su vida preocupándose por lo que está sucediendo en el mundo a menos que afecte muy directamente sus intereses económicos. Están muy atados con esta idea de que van a asegurarse de que sus hijos sean atendidos y los hijos de sus hijos y así sucesivamente. Así que estos fideicomisos están realmente en línea con su misión en la vida, que es pagarlo a sus generaciones futuras, pero significa que las fortunas no se pagan.

Chuck Collins

Sí, creo que es el deseo de tener inmortalidad o de proteger el legado en un sentido de árbol genealógico muy estrecho. Y para hacer eso, desea pagar la menor parte posible de impuestos, como los impuestos de transferencia como el impuesto sobre el patrimonio, los impuestos sobre donaciones, los impuestos de generación. Todos estos son impuestos que estos fideicomisos están diseñados para eludir. Y sin eso, estás viendo acumulaciones esencialmente dinásticas y se convierten en una forma de poder. No se trata solo de tener agencia y una buena vida. Se trata de ser capaz de dar forma al entorno en el que vives, incluida la política fiscal. En una sociedad sana y democrática con un sistema fiscal justo, la riqueza pasaría de camisas en camisas en tres o cuatro generaciones. La idea es que una generación tal vez cree algo útil, ya sea bolonia o lo que sea. Cuatro generaciones a partir de ahora, porque has tenido hijos, porque has estado pagando tus impuestos, tal vez porque estás compartiendo tu dinero a través de la caridad, el dinero está disperso. Ese es el orden natural de las cosas en una sociedad democrática con un sistema tributario que funciona. Lo que la industria de defensa de la riqueza ha hecho es esencialmente arrestar ese proceso normal de dispersión y ahora estamos viendo familias dinásticamente ricas, los Walton, los Koch, la familia Marte, etc., viendo su riqueza acelerarse a lo largo de generaciones. Así que es por eso que deberíamos sentarnos y tomar nota porque estamos viendo surgir condiciones dinásticas casi feudales.

Paul Jay

Ahora, ¿es eso nuevo? Ciertamente hubo algunas grandes fortunas de finales del siglo 19, principios del siglo 20, Rockefellers y tal, esa generación. También eran muy dinásticos, ¿no?

Chuck Collins

Sí, lo que ha sucedido es que en 1916, aprobamos el impuesto progresivo sobre la renta. Aprobamos el impuesto de sucesiones, el impuesto sobre el patrimonio. Eso en realidad puso una ruptura significativa en la acumulación de estas concentraciones de riqueza y poder. Así que es gracioso, ves algunas familias dinásticamente ricas que todavía están alrededor. Luego ves un período de 50, 60 años donde no se crearon nuevas dinastías de riqueza. Donde la riqueza se disperó a lo largo de generaciones porque había un sistema tributario progresivo que funcionaba. Y ahora vemos el surgimiento de la próxima generación de dinastías de la Edad Dorada en el período actual. Así que siempre ha sido así. Y hubo un período de 40, 50 años en el que no se crearon estas grandes fortunas dinásticas.

Paul Jay

En su libro, usted cita a este tipo Kahn diciendo, «sólo los tontos pagan el impuesto sobre el patrimonio.» Siempre he pensado que el impuesto sobre el patrimonio es una de las únicas formas de llegar a esta riqueza aristocrática acumulada. Pero algunas personas, incluso en la izquierda, los economistas liberales, dicen que realmente no funciona porque encuentran muchas maneras de pagarlo. ¿Dónde estamos ahora con el impuesto sobre el patrimonio? ¿Y hay alguna manera de tener un impuesto efectivo sobre el patrimonio?

Chuck Collins

Buena pregunta. Y de hecho, como que corté mis dientes políticos en 1999 cuando George W. Bush hizo campaña sobre la eliminación del impuesto a la muerte e hizo toda una campaña para eliminar el impuesto sobre el patrimonio. Y estaba organizando a gente rica para defender el impuesto sobre el patrimonio y recibí una llamada de este tipo, Bill Gates senior, el padre del fundador de Microsoft. Y pensé que era una llamada de manivela, ya saben, pero me dijo: «Oye, este es Bill Gates, el padre del fundador de Microsoft. Creo que el impuesto sobre el patrimonio es un impuesto totalmente estadounidense. Así es como defendemos la movilidad social meritocrática. Estoy dispuesto a ayudar con esta campaña». Y él y yo y muchos otros trabajamos para defender el impuesto sobre el patrimonio. Lo que ha ocurrido es que se ha vuelto más poroso. Primero, han aumentado las exenciones de riqueza. Así que hoy, el impuesto exime a los primeros once millones y medio de dólares de riqueza, o alrededor de 23 millones para una pareja. Por lo tanto, la exención es mucho mayor. Eso en realidad no es un problema. El problema es principalmente que las personas están utilizando estas técnicas de planificación agresivas para que solo los imbéciles paguen el impuesto sobre el patrimonio, es decir, solo las personas que no están contratando profesionales y creando estos fideicomisos. Ahora creo que tenemos que mantener el impuesto sobre el patrimonio, cerrar algunas de estas lagunas y considerar la adición de un impuesto de sucesiones en el que también se cobren impuestos a los receptores de grandes herencias. Digamos que si recibes dos millones de dólares sin impuestos, pero por encima de eso pagas algún tipo de impuesto sobre la riqueza heredada, al igual que otra forma de ingreso. Creo que tenemos que hacer ambas cosas porque ahora hay tanta riqueza que se ha puesto fuera del alcance del impuesto sobre el patrimonio que la forma de capturar eso es ahora cuando se trata de los beneficiarios.

Paul Jay

Una vez escribí un artículo durante las protestas en Wisconsin cuando ocuparon los edificios en Madison y miré el déficit de Wisconsin y la deuda estatal. Y vi que si volvías a los niveles de impuestos sobre el patrimonio de 1990, y asumis que habría una cierta cantidad de evasión a través de varios tipos de lagunas, pero en términos del dinero real que podría haberse recaudado en los niveles de 1990 de impuestos sobre el patrimonio solo de las personas en la lista de multimillonarios de Forbes que viven en Wisconsin. , que era como creo que siete u ocho, con sólo esas fortunas, usted habría pagado toda la deuda de Wisconsin, el déficit y toda la deuda. Por supuesto, ahora creo que Wisconsin ya ni siquiera tiene un impuesto sobre el patrimonio. Muchos estados lo han abandonado por completo. Parece que no hay ganas de centrarse en eso, incluso entre algunos progresistas. Dicen, no, solo concéntrese en los ingresos, pero luego no llega a donde está el dinero real.

Chuck Collins

Estoy completamente de acuerdo y, de hecho, creo que hay más apetito por mirar el lado de la riqueza de la ecuación. Creo que la propuesta de la senadora Elizabeth Warren de imponer un impuesto anual a la riqueza es muy popular. Con una riqueza de más de 50 millones se empieza a pagar un impuesto anual del dos por ciento. Cuando llegas a mil millones, pagas el tres por ciento. Recauda tres billones de dólares en 10 años. Es como el 60, 70 por ciento de los votantes, incluidos republicanos e independientes, a todos les gusta esta idea. Así que creo que la gente entiende los ingresos. Sí, hay grandes desigualdades de ingresos, pero las verdaderas desigualdades arraigadas ahora están en la riqueza y los activos. Usted tiene como el 40 por ciento de los hogares estadounidenses que tienen cero o muy pocas reservas financieras. Y luego tenemos a los multimillonarios que han visto aumentar su riqueza durante la pandemia en un punto seis billones de dólares en 14 meses. Así que creo que la gente está siendo escolarada en el poder y la importancia de gravar la riqueza y que ese va a ser un ingrediente clave de cómo pagamos por algunas de las cosas que tenemos que hacer.

Paul Jay

Sólo quiero decir de nuevo, hubo tales leyes después de la Segunda Guerra Mundial. ¿Cuál fue el impuesto sobre el patrimonio durante los años de Eisenhower? Su era como 90 por ciento o algo así?

Chuck Collins

Era escarpado progresivo bajo FDR. En 1936, 1937, elevaron el impuesto sobre el patrimonio hasta el percentil 90. Así que casi tenías un impuesto al patrimonio cien por cien sobre la herencia por encima de un umbral muy alto. Quiero decir que habría sido de 10 a 12 millones en dólares de hoy. Punto importante aquí, Teddy Roosevelt apoyó esta idea. Bernie Sanders tiene un proyecto de ley de reforma de impuestos sobre el patrimonio donde tiene una estructura de tasas graduadas. Así que tienes 20 millones de dólares, pagas al 40 por ciento. Cualquier riqueza superior a 20 millones, usted paga un impuesto sobre el patrimonio del 40 por ciento. Pero luego lo subes al 60 por ciento, al 70 por ciento, cuando estás hablando de mil millones de dólares. Se empieza a ralentizar y desconcentrar estos niveles de riqueza y poder que distorsionan la democracia. Y ese fue siempre uno de los propósitos del impuesto de sucesiones. No se trataba solo de ingresos. Se trataba de desconcentrar la riqueza y el poder.

Paul Jay

He hablado con libertarios de derecha que, probablemente no estamos de acuerdo en muchas, muchas cosas, a veces estamos de acuerdo en cosas de política exterior, pero algunos de ellos apoyaron el impuesto a la riqueza. Este es el mismo punto que estás haciendo. Que si quieres cualquier forma de democracia, no puedes tener una aristocracia. Y terminas con eso cuando tienes esta gran riqueza heredada. Pero parte de la razón por la que esta discusión no obtiene más prominencia es que esta industria de defensa de la riqueza de la que estás hablando, los individuos, los abogados, los contadores y todos los demás también son, en gran medida, las personas que son los que agrupan el financiamiento político para los partidos. Por lo tanto, tienen una conexión directa desmesurada con todo el proceso político. Y su gran misión es defender la riqueza.

Chuck Collins

Pablo, lo dijiste perfectamente. Uno debe entender que esto es una clase. No son tan ricos como sus clientes. No son oligarcas, pero se alinean con sus intereses. Y utilizan sus considerables redes y poder. Quiero decir, piense en la sección de fideicomisos y patrimonios de la American Bar Association o la industria de oficinas familiares en los Estados Unidos con dos a tres mil oficinas familiares o grupos de contabilidad y redes de administración de patrimonios. Estas personas usan su poder para defenderse de la supervisión y para proteger los intereses de sus clientes. Así que no se trata solo de setecientos multimillonarios. Son cientos de miles de profesionales en el cinco o diez por ciento superior de los ingresos los que usan su influencia. Eso es solo ayudar a las personas adineradas. Hay todo un otro grupo que se superpone, pero el grupo más grande que trabaja con digamos un par de cientos de empresas transnacionales en sus travesuras fiscales. Así que ahora tenemos probablemente de 200 a 300 mil personas que se levantan cada mañana y ayudan a las corporaciones más grandes y a las personas más ricas de esta sociedad a acumular su riqueza a perpetuidad.

Paul Jay

Es como los abogados que defienden a la mafia. Pueden justificarse a sí mismos que «todo el mundo merece un juicio justo, para que yo pueda ganarme la vida defendiendo a la mafia». Estos tipos dicen, «bueno, están siguiendo la ley para que yo pueda ayudarlos a preservar su riqueza, incluso si está destruyendo la sociedad y el planeta».

Chuck Collins

Otra de las grandes justificaciones es que solo estamos ayudando a las familias.

Paul Jay

Ah, sí, claro. Solo quieren cuidar a sus hijos.

Chuck Collins

Solo están ayudando a las familias a permanecer juntas, a los valores familiares, ya saben.

Paul Jay

Solo para mostrarles cuánto no estoy en esa clase, nunca oí hablar de una cosa así llamada family office hasta que comencé a leer su libro. ¿Qué es un family office?

Chuck Collins

Un family office lo es, y muchas personas durante la pandemia piensan: «Oh, sí, ahora tengo un family office. Ya sabes, estoy trabajando desde casa aquí». Le dije, no, no, no, no. Eso es muy diferente. Una oficina familiar es cuando una familia rica trae los servicios de la industria de defensa de la riqueza en casa. Así que en lugar de ir a Fidelity e ir a un bufete de abogados, traen al abogado, a los profesionales de la gestión de patrimonios en la casa. Todavía podrían contratar servicios. Pero por lo general se trata de familias con alrededor de 250 millones de dólares o más. Y no es una sorpresa que no hayas oído hablar de ellos. No están anunciando exactamente su existencia. Un evento actual interesante, sin embargo, es que las oficinas familiares han crecido enormemente en las últimas dos décadas. Probablemente había un par de miles de oficinas familiares en 1983. Ahora hay un estimado de 10,000 family offices en todo el mundo. Su misión es la preservación del capital y la sucesión. Conseguir tanto dinero para la próxima generación como sea posible. Así que están en el negocio de la construcción de dinastías. Están en el negocio de la minimización de impuestos. Eso es inherente a lo que son. Después de la debacle económica de 2009, como parte del proceso legislativo Dodd-Frank, supervisando el sistema financiero, estableciendo algunas barandillas, etc., las oficinas familiares presionaron mucho para que las dejaran solas. «Solo somos familias». Y hasta cierto punto, se podría argumentar que son inversionistas calificados, que son ricos. Si pierden un poco de dinero, no es el fin del mundo. No van a ser engañados por los estafadores. Así que, de repente, vieron a estos fondos de cobertura convertirse y convertirse en family offices. Soros, Appaloosa, y uno de ellos fue este tipo, Bill Hwang, que comenzó algo llamado Archegos.

Paul Jay

Sí, hemos oído hablar de él recientemente.

Chuck Collins

Bueno, ¿adivinen qué? Eso era un family office. Era un family office no regulado.

Paul Jay

Recuerde a la gente lo que sucedió.

Chuck Collins

Así que Archegos fue un inversionista que pidió dinero prestado a Credit Suisse y Morgan Stanley y perdió alrededor de diez mil millones de dólares del dinero de esas dos instituciones porque entró en estos swaps financieros altamente apalancados. Transacciones financieras complejas. Pero aquí hay un ejemplo en el que esta oficina familiar no era solo una persona rica que perdía su dinero, sino que también perdía el dinero de otras personas. Y, por lo tanto, probablemente deberíamos someterlos a algún tipo de supervisión. Así que ese es un ejemplo en el que las oficinas familiares ahora se están moviendo hacia el extremo aventurero de las finanzas, el extremo especulativo de las finanzas. Así que mi pequeña réplica a eso es que tomas algunos multimillonarios, tomas fondos no regulados de billones de dólares en oficinas familiares, lo pones junto con una situación financiera especulativa pandémica y ¿qué podría salir mal? Y yo diría que a menos que traigamos estas oficinas familiares, que administran en algún lugar en el nivel de riqueza de seis a siete billones de dólares, a menos que las sometamos a algún tipo de supervisión, van a ser el sistema financiero en la sombra que todavía existe saliendo de la debacle económica. Y solo para tener una perspectiva, toda la riqueza en los fondos de cobertura globales es de aproximadamente tres puntos cuatro billones de dólares. Así que estamos viendo un sector privado, no regulado, dos veces más grande que el sector de los fondos de cobertura que nadie realmente está vigilando.

Paul Jay

Y ese es al menos el tamaño de una cuarta parte del PIB estadounidense, si no un poco más que eso. Usted hizo un punto muy interesante en el libro acerca de cómo en los EE.UU., que es un paraíso fiscal para los multimillonarios fuera de los Ee.UU., una gran cantidad de dinero criminal, evitando la rendición de cuentas en sus propios países, llega a los EE.UU. porque se ha convertido en un puerto seguro, un paraíso fiscal, pero luego se ve envuelto y se entrelazan con el gran dinero estadounidense. Quiero decir, el ejemplo obvio de eso es Trump. Donde las acusaciones son bastante fuertes sobre los oligarcas rusos que le compran todo tipo de condominios y a través de otras formas de limpiar su dinero a través de Trump. Pero estoy seguro de que Trump no es el único en esto. Y parece que estás sugiriendo eso en el libro.

Chuck Collins

Sí, creo que Estados Unidos es particularmente atractivo como un lugar para traer riqueza. Así que digamos que eres un oligarca ruso o eres un multimillonario chino y necesitas sacar tu dinero de China porque crees que el gobierno podría apropiarse de él o eres un dictador en el sur global en algún tipo de país rico en minerales y has estado como ardilla y extrayendo sobornos y tomando la riqueza de tu gente , robando riqueza de su propio pueblo. ¿A dónde lo llevas? Necesitas sacarlo de tu país. Es necesario ponerlo en alguna forma de propiedad anónima. Es necesario ejecutarlo a través de algún tipo de banco offshore. Pero una vez que lo has lavado, quieres llevarlo a un mercado estable. Y Estados Unidos está haciendo señas. Y aquí es donde tienes que entrar en tu especie de multimillonario interior aquí. Tienes mil millones de dólares. Necesitas difundir eso alrededor. No se puede tener todo sentado en un solo lugar. No se puede tener en los mercados de renta variable. Usted quiere tener su dinero estacionado en un montón de diferentes clases de activos. Los bienes raíces son muy atractivos porque se pueden comprar bienes raíces en todo el país, se pueden comprar bienes raíces de lujo. Pero estamos viendo esta increíble ola de dinero global entrando y comprando bienes raíces de lujo en Estados Unidos. Anónimamente en algunos casos, utilizando una compañía fantasma de Delaware o similar. Hay una lucha entre dos facciones de la monarquía saudita en marcha. Y los miembros anteriores de la familia sacaron alrededor de 3.5 mil millones de Arabia Saudita. Y están tratando de recuperarlo. Bueno, ¿dónde está ese dinero? Está en bienes raíces en Nueva York, Toronto y Boston. Podría darle un recorrido por diez condominios propiedad de dinero saudita. ¿Es eso dinero ilegal? No necesariamente. Bueno, depende de quién esté a cargo allí. Podrían decir, «bueno, eso fue tomado ilegalmente», lo que parece bastante probable, en realidad. El arte es otro lugar. A la gente le encanta aparcar dinero en el arte. Así que parte de esto es que ni siquiera está buscando comprar bienes raíces para invertir. Lo estás comprando porque crees que va a tener valor. Tienes tu dinero aventurero aquí yendo al Fondo de Inversión de Family Office de Bill Huang, y tienes tu establo, solo tratando de mantener activos de valor aquí y similares. Así que ha cambiado la economía estadounidense de maneras extrañas. Y para muchos de nosotros que vivimos en ciudades donde el costo de la vivienda y la tierra acaba de aumentar, es otro factor que está contribuyendo a la crisis de la vivienda.

Paul Jay

Lo sé. Ahora mismo estoy en Toronto. Voy y vuelvo entre Estados Unidos y Canadá. Y por supuesto, en Toronto, Vancouver, el mercado de condominios se ha vuelto loco. Todo el mundo sigue prediciendo que se va a estrellar porque parece que hay muchos más condominios que personas. Pero el dinero que entra, especialmente de Hong Kong y de China, de nuevo, lo aparca. Pero en cierto sentido, están ganando dinero con eso porque se está invirtiendo tanto dinero que los valores de las viviendas siguen subiendo y subiendo. Así que tal vez los ricos están ganando dinero con ello, pero la vivienda se está volviendo cada vez más inasequible para la gente.

Chuck Collins

En Vancouver descubrieron que solo estaba vaciando los vecindarios. No eran solo condominios de lujo, sino casas familiares y dinero que entraba y compraba la mitad de las casas en un vecindario. Incluso tenían compañías que hacían que pareciera que alguien vivía en la casa. Pusieron una calabaza en Halloween y algunas luces navideñas en diciembre, pero estos eran barrios vacíos de pueblos fantasmas. Y de repente no hay tráfico peatonal, no hay nadie que vaya a la tienda de mamá y pop en la esquina. Y la respuesta de Vancouver y Columbia Británica fue gravar las vacantes, desalentar la propiedad extranjera, imponer impuestos anti-especulación a las transferencias por encima de un cierto umbral. Estaban tratando de contener el impacto destructivo.

Paul Jay

No sé si has hecho algún trabajo en esto. Esto, hasta cierto punto, choca con la cuestión de cómo esto es una influencia corruptora, este tipo de dinero internacional que entra. Pero hay una sección de la mafia, no recuerdo su nombre en este momento, pero originalmente vino de Calabria, el sur de Italia. Y en realidad ahora tiene su sede en Toronto. Los líderes familiares están aquí. Y según algunos informes de prensa, las operaciones globales de la familia están generando 60 mil millones de dólares al año. Y en el artículo, creo que podría haber sido Reuters, están obteniendo más ganancias que McDonald’s y Deutsche Bank juntos. ¿A dónde va todo ese dinero? Obviamente, no se está gravando, pero ¿algunas de las mismas estructuras de elusión fiscal están creando oportunidades de lavado de dinero?

Chuck Collins

Sí, el dinero no está sentado en alguna pequeña isla caribeña. Está en mercados activos. Está en bienes inmuebles. Está en el arte, la joyería, la criptomoneda ahora. Se extiende por muchos estados y mercados nacionales. Y cuando tienes ese nivel de riqueza, estás tomando porciones de ella y poniéndola en el casino.

Paul Jay

Pero en realidad esa es probablemente la forma número uno de lavar dinero, a través de los casinos. Hice una película en Las Vegas y los iniciados me decían que las cosas del consumidor son simplemente al margen. El lavado de dinero es de lo que se trata el negocio.

Chuck Collins

Bueno, están los casinos reales y luego está la parte especulativa de los mercados financieros, el sector financiero de los casinos. Y ahí es donde tienes enormes cantidades de riqueza tratando de generar altos rendimientos. Y así fue como nos metimos en problemas en 2008, 2009. Tenías el 20 por ciento de la riqueza controlada por el uno por ciento más rico, persiguiendo rendimientos realmente altos y diciendo, «vamos a mover este dinero hacia el sector hipotecario. Vamos, vamos, vamos, vamos. Hagamos algunos tratos». Y de hecho, la economía real no pudo sostener o sostener esos niveles de retorno. Así que crea volatilidad. Creo que la razón por la que deberíamos preocuparnos es que contribuye a la volatilidad en el mercado cuando tanta riqueza está persiguiendo altos rendimientos.

Paul Jay

¿Por qué no elaboras eso, porque ese es uno de los puntos más importantes de tu libro? No es solo que esto sea injusto, no es solo que sea desigual. En realidad, distorsiona toda la economía de una manera que se vuelve cada vez más parasitaria. Y creo que si quieren entender el fenómeno Trump, por supuesto, la desilusión entre sectores de la clase trabajadora, pero ellos no son los que crearon a Trump. Recordemos que el financiamiento de Trump fue a través de Robert Mercer, el multimillonario operador cuantitativo de fondos de cobertura, que es completamente parasiego, y Sheldon Adelson, cuyo dinero está fuera de los casinos en Las Vegas y Macao. Los sectores más parasitarios de esta economía financiera son los que crearon a Trump.

Chuck Collins

Sí, creo que para entender que hay una especie de economía extractiva que está tratando de acaparar tanta riqueza de diferentes aspectos de la economía, la economía real, es parasitaria de la economía real y saludable. Es extraer valor. Y esa es la clase organizada que obviamente presionó por Trump. Sólo quieren mantener la banda en marcha. Solo quieren mantener la fiesta rodando aquí durante el tiempo que pueda correr. ¿Cuánto puede extraer la economía parasitaria de la economía real antes de que termine la fiesta? Y la industria de defensa de la riqueza es parte de lo que crea las protecciones. Empresas fantasma anónimas, bienes raíces de propiedad anónima, fideicomisos que no tienen beneficiarios claros, estas son las herramientas. Sheldon Adelson, usó algo llamado fideicomisos de anualidades retenidas por el otorgante a través de los cuales pasó como ocho mil millones de dólares a sus hijos. Evitar alrededor de dos a tres mil millones de dólares en impuestos sobre el patrimonio utilizando estos 30 diversos formularios de fideicomiso. De alguna manera conocemos parte de esta información, gracias a las filtraciones y muy buenos informes de investigación, pero en su mayor parte, no lo sabemos. No sabemos cómo está funcionando esto porque hay muchas capas de protección y actividad anónima. Aprendemos algunas cosas periódicamente cuando hay una fuga. Cuando se filtraron los Papeles de Panamá, cuando se filtraron los Papeles del Paraíso, cuando alguien se divorcia y tiene que revelar lo que realmente tiene. Pero en su mayor parte, estamos en la oscuridad en cuanto a lo que realmente está pasando.

Paul Jay

Ahora, hasta donde yo lo entiendo, se hizo muy poco al respecto durante la administración Obama. Ciertamente, con el fraude financiero que se prolongó, nadie fue a la cárcel. ¿Hay alguna sensación de que la administración Biden se ponga más seria con algo de esto?

Chuck Collins

Es interesante, Biden obviamente representó al estado de Delaware durante 36 años en el Senado. El estado de Delaware es el eslabón débil supremo en la jurisdicción secreta. Y sin embargo, en los últimos dos años, ha sido bastante franco sobre la toma de medidas enérgicas contra el lavado de dinero global. Creo que hay personas en la administración que realmente están tratando de reconstruir la capacidad de supervisión del Servicio de Impuestos Internos y del Departamento del Tesoro y la Comisión de Bolsa de Valores. Entienden que la supervisión, los policías en el ritmo, se han agotado. Es más probable que seas auditado por el IRS por usar el crédito por ingreso del trabajo, que es una exención de impuestos que la gente de la clase trabajadora usa, que si estás usando uno de estos fideicomisos de lujo. Desde 2010, el IRS ha sido diezmado. Han perdido como 18.000 empleados, pero también han perdido la experiencia para seguir el dinero. Se necesita una cierta cantidad de sofisticación para entender estas transacciones complejas y acuerdos y fideicomisos y cuáles son falsos y cuáles son legítimos. Y eso está completamente ausente en este momento. Así que creo que hay un reconocimiento de que si queremos restaurar cualquier progresividad al código tributario, tenemos que reconstruir la función de supervisión. Está proponiendo invertir 80 mil millones en 10 años para reconstruir el IRS. Y hay un apoyo bastante amplio para eso. Si te vas fuera de unos cuantos republicanos locos aullando. Se trata simplemente de obedecer las leyes existentes aquí, hacer que la gente obedezca las leyes existentes.

Paul Jay

La cosa con las leyes existentes es que incluso si intentaran un solo caso contra la gran fortuna, podría costar decenas de millones de dólares con el talento al que se enfrentan. Claramente, la mayoría de las personas que están en la industria de defensa de la riqueza reciben un pago extremadamente bueno. ¿Y por qué entrarías en el gobierno cuando puedes ir allí? Y ciertamente también hay algunas personas talentosas en el gobierno. Pero, Jesús, cuando puedes ganar 20, 30, 50 veces el salario. Entonces, tal como están las leyes, incluso si hubiera intentos de implementarlas, es casi imposible hacerlo a escala. Y el número de casos que tendrían que tener. Usted ha hablado de miles de oficinas en casa. Cada uno de ellos podría ser un caso. ¿No tiene que haber un enfoque más radical como simplemente proscribir estos fideicomisos? Como un gran tipo de cambio radical. Porque simplemente no puedo imaginar, incluso si le tiras miles de millones. Los miles de millones parecen una taza de té de recursos en comparación con lo que realmente se necesitaría para lidiar con la riqueza, lidiar con la elusión fiscal y, lo que es más importante, el poder político que tiene toda esa riqueza.

Chuck Collins

Sí, bueno, tienes toda la razón en que el IRS está completamente superado por esta industria de defensa de la riqueza, pero hay cuatro cosas en las que me ayeso. En primer lugar, hay un movimiento para la aplicación de la ley y la reconstrucción de esa capacidad. En segundo lugar, a finales del año pasado, el Congreso aprobó y en realidad Trump firmó algo llamado ley de transparencia corporativa, que requeriría que las corporaciones revelaran quiénes son sus verdaderos beneficiarios reales a un brazo del Departamento del Tesoro, la Red de Aplicación de Delitos Financieros. Ahora, estamos en el proceso de pelear por las regulaciones de eso, pero ese proyecto de ley tuvo el apoyo republicano y un fuerte apoyo de la policía. Recuerde, la aplicación de la ley está tan frustrada como cualquiera con tener que lidiar con estos sistemas de lavado de dinero porque golpean las paredes todo el tiempo. «Oh, compañía de responsabilidad limitada de Delaware, fin de la búsqueda». Por lo tanto, quieren divulgación y transparencia.

Lo que usted dice es exactamente la posición que yo diría, ya que hay ciertos fideicomisos que deberían ser prohibidos. Ciertos tipos de transacciones deberían prohibirse. El IRS tiene un sistema para lo que llaman publicar transacciones enumeradas, que básicamente dice: «claro, puedes hacer esta transacción, pero serás auditado». Y eso desalienta su uso. Y el senador Bernie Sanders, su proyecto de ley de reforma de impuestos al patrimonio tiene un montón de estas disposiciones para cerrar algunos de estos juegos de concha. ¿Cómo sucedió eso? Los miembros descontentos de la industria de defensa de la riqueza se han puesto de nuestro lado. Hay desertores. Hay personas que, al final de sus carreras profesionales han dicho, «¿qué he hecho por la humanidad? Todo lo que he hecho es ayudar a las personas más ricas del mundo a hacerse más ricas y poderosas. Ahora voy a dedicar el resto de mi vida a cerrar ese sistema». Y eso es parte de mi trabajo. Estoy tratando de organizarme cada vez más. Cada vez que hago un podcast o una conversación como esta, alguien me envía un correo electrónico y me dice: «Tengo 64 años. Estoy listo para hacer algo diferente. Quiero ayudar a mi prójimo». Y entonces están surgiendo grietas en este sistema de defensa de la riqueza. Incluso estamos consiguiendo que la gente rica les diga a sus asesores: «Paren los juegos. Basta. Tengo que pagar mi parte justa de impuestos. Dejen de crear estas evasiones fiscales». El paso final es reincorporamos a la familia de naciones. Vamos a crear tratados con otras naciones, comenzando con un tratado de impuesto sobre la renta mínima corporativa del que el G20 va a hablar en los próximos meses. Así que puedes empezar a ver el camino para cerrar y cerrar este sistema de riqueza oculto. aplicación. transparencia. Prohibir ciertos tipos de transacciones y fideicomisos. Cooperación y tratados mundiales. Y conseguir que tantas personas de la industria de defensa de la riqueza traigan sus talentos al lado de la aplicación. Hacer eso en un par de años, es más de juego para este sistema de riqueza oculta.

Paul Jay

Bueno, eso es un gran si. Pero creo que hay que añadir un impuesto serio al patrimonio con dientes reales, porque si no se rompen las grandes fortunas no va a ir muy lejos.

Chuck Collins

Pero piensen en si Estados Unidos y el Reino Unido, con su esfera de influencia y su sistema legal tradicional de las naciones de la Commonwealth, que todavía está bajo la supervisión del Consejo Privado, son un vestigio del poder colonial, pero si Estados Unidos y el Reino Unido se unieron y dijeron, vamos a aumentar las regulaciones financieras porque hay movimientos sociales en nuestras sociedades que presionan por eso. ¿Cuánto tiempo va a pasar antes de que Belice y las Islas Cook y la cueva de las Islas Vírgenes Británicas? Sólo tienen estas pequeñas industrias de defensa de la riqueza. Son poderosos e influyentes. Pero cuando el Reino Unido y los Estados Unidos dicen: «Oye, ¿quieres ser parte de los acuerdos comerciales globales con nosotros? ¿Quieres tener intercambios turísticos globales? ¿Desea participar en el sistema financiero mundial? Aquí está el precio de la entrada. Hay que acatar estas reglas».

Paul Jay

Bueno, van a necesitar un movimiento popular a una escala enorme y un presidente en algún lugar, al menos en la línea de un Bernie Sanders, y un Congreso que lo ade. Por otro lado, si no tenemos todo eso, los humanos no vamos a estar presentes en una sociedad organizada por mucho más tiempo.

Chuck Collins

Sí. Jugando con la trayectoria actual de la desigualdad y la catástrofe ecológica, creo que tenemos de cinco a diez años para acelerar el ritmo de la transformación humana. Tenemos que empezar a dar la vuelta a la esquina, ya sea en las emisiones de carbono, pero también en estas concentraciones de riqueza y poder. Y es por eso que estoy muy contento de hablar con ustedes y tener esta conversación. Estoy descubriendo que la gente tiende a decir: «Bueno, siempre supe que los ricos tenían mucho poder y que tenían su propio conjunto de reglas, pero no entendía que había este tipo de estructura de apoyo allí y que eso puede ser un punto de presión para el cambio». Y termino el libro dando un discurso de inicio simulado, aunque no es demasiado tarde para que la Escuela de Negocios de Harvard me invite a darlo el 27 de mayo, pero doy una charla a la gente más joven. Hay todo tipo de opciones para las carreras, y mi mensaje a ellos es no trabajar para los multimillonarios. No trabaje para la industria de defensa de la riqueza. No uses tu única y preciosa vida para ayudar a los ricos a hacerse más ricos. Ayúdanos a reconstruir la Commonwealth. Y ayúdanos a construir comunidades saludables y sociedades más igualitarias. No use sus talentos para ayudar a los acaparadores de riqueza a secuestrar más. Y me parece que las personas más jóvenes son muy receptivas a eso y están repensando mucho su vocación cuando se trata de este trabajo.

Paul Jay

Muy bien. Muchas gracias por acompañarme, Chuck.

Chuck Collins

Gracias, Pablo.

Paul Jay

Y gracias por acompañarnos en el. Analysis.news. 

Fuente: Cómo los multimillonarios pagan millones para ocultar billones – Chuck Collins – theAnalysis.news

«El pangolín volador»

Es el título de un gran artículo de Andreas Canetti, profesor emérito de política exterior. Con más de 26.000 palabras y 283 notas, el escrito es indispensable para el tema Covid-19, y sin ironía alguna, intuyes que poco se sabe del virus y que nada es lo que parece. La geopolítica, estrategia, guerra y economía juega y está jugando a pesar del virus. ¿Y si digo, jugó? Esto quiere decir que había personas que conocían la futura pandemia, no alguna futurible, sino esta. Y a otros que deberían saberlo, se lo ocultaron y otros o los mismos no actuaron a tiempo para no descubrir o desenmascararse a tiempo, tiempo que los acusaban de una actuación «criminal» velando la verdad o poniendo otra arista como una viga de grande en las ecuaciones, largas como el genoma de un pequeño virus.

Pero más allá de esta tesina y por ende nacida de ella hay algo intuitivo en el fin de lo que voy a exponer en dos palabras, pero antes citaré a Canetti:

…El 10 de enero, la OMS recomendó precauciones basadas en la experiencia del SRAS y el MERS. Fauci tomó la decisión de desarrollar una vacuna. El 12 de enero (hora estadounidense del 11 de enero), las autoridades chinas compartieron la secuencia genética del nuevo virus, que fue publicada por la OMS y la biblioteca pública de genes GISAID. Al día siguiente, el Centro de Investigación de Vacunas de Fauci y «el equipo de investigación de enfermedades infecciosas de Moderna finalizaron la secuencia para la vacuna contra el SARS-CoV-2 y Moderna se movilizó hacia la fabricación clínica», escribió Moderna. Un día después de que los chinos identificaran la secuencia genética y la hicieran pública, Moderna había finalizado las secuencias de la nueva vacuna y había avanzado «hacia la fabricación clínica». ¿Cómo es esto posible? Un productor europeo de vacunas dijo que Moderna debe haber tenido el virus antes de enero. La vacuna de Moderna había recibido subvenciones de DARPA de Michael Callahan. ¿Por qué el Departamento de Defensa estaba financiando esta vacuna? El 14 de enero, la OMS propuso nuevas precauciones»…

La investigación científica disponible, incluidos varios estudios filogenéticos, apunta a un virus de Guangdong (o más bien a un virus de Yunnan/Laos/Camboya) como el «tipo ancestral» que había mutado y luego se había propagado a otros países, o a que dicho virus había pasado por un laboratorio estadounidense y luego se había sembrado como arma biológica en muchos países, sobre todo en China, donde el brote en Wuhan en el mercado de mariscos de Huanan primero hizo que este mercado apareciera como el origen del virus. Pero en diciembre de 2019, el SARS CoV-2 en Wuhan resultó ser dos virus genéticamente distantes que indicaban un ancestro común mucho más temprano que no era de Wuhan. Los virus italianos, franceses y estadounidenses aparecieron simultáneamente o más bien antes de cualquier «virus de Wuhan» conocido, y estaban genéticamente distantes de él. No fue esto último lo que se había extendido a Italia, Francia o Estados Unidos. El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, describió estas nuevas revelaciones científicas como «brotes separados en múltiples lugares del mundo».280 Y sea lo que sea, ciertamente no fueron los virus los que saltaron simultáneamente de los murciélagos a los humanos en «múltiples lugares del mundo». Sin embargo, los halcones de China, como Pompeo y Pottinger, habían utilizado deliberada y persistentemente el término, «el virus de Wuhan», y la solicitud de Pompeo al G7 de usar este término y su negativa a firmar su documento (que no se refería a «el virus de Wuhan»), nos dicen que esta expresión había estado en camino durante algún tiempo. Su persistente petición a todos los estados occidentales de responsabilizar a China por «el virus de Wuhan» indica que este era en realidad el punto con el virus ya antes de los primeros informes en China.

Trump dice: «Esto es peor que Pearl Harbor, esto es peor que el World Trade Center [911 …]. Debería haberse detenido justo en la fuente [en China]».Como si esta pandemia, como la de Pearl Harbor y el 11 de septiembre, estuviera a punto de desencadenar una nueva guerra estadounidense, no una participación estadounidense en la Guerra Mundial como en 1941, no una «Guerra contra el Terrorismo» como en 2001, sino una «guerra híbrida» (una guerra económico-biológica) de 2021 con China que rehaga la geopolítica global. Los veinte años de «guerra contra el terrorismo» pueden ser reemplazados por veinte años de «guerra híbrida» contra China. A nivel nacional, sin embargo, el virus parece haber sido un vehículo para derribar a un Presidente errático y menos confiable. La cobertura de los medios de comunicación (el «thriller de noticias en vivo» en curso) muestra que este no es un brote viral regular. Otra cosa es otra cosa. Se trata de una Operación Especial convertida en un psyop importante. Esto no es sólo una gripe grave. Es un «ejercicio en vivo», pero «podría ser mucho peor», por citar a Kadlec: «habrá otra pandemia, garantizada».

Las dos palabras que han recorrido mi columna vertebral con un sonido ronco como cuando trocean un atún de cientos de kilos a la última frase del artículo, ha sido, «La vacuna»*.

*Ni promuevo ni niego la vacuna, todos somos muy mayorcitos. Los niños son otra cosa.

G.R.M.

The Flying Pangolin, by Andreas Canetti – The Unz Review

«The Flying Pangolin»

It’s the title of a great article by Andreas Canetti, Emeritus Professor of Foreign Policy. With more than 26,000 words and 283 notes, the writing is essential for the Covid-19 issue, and without any irony, you sense that little is known about the virus and that nothing is what it seems. Geopolitics, strategy, war and economics play and are playing despite the virus. What if I say, he played? This means that there were people who knew about the future pandemic, not some future pandemic, but this one. And to others who should know it, they hid it from them and others or they did not act in time so as not to discover or unmask themselves in time, while they were accused of a «criminal» action, veiling the truth or putting another edge like a large beam in the equations as long as the genome of a small virus.

But beyond this thesis and therefore born from it, there is something intuitive in the end of what I am going to explain in two words, but first I will quote Canetti:

 …On January 10, WHO recommended precaution based on experience from SARS and MERS. Fauci took the decision to develop a vaccine. On January 12 (January 11 US time), Chinese authorities shared the genetic sequence of the new virus, which was published by the WHO and the public gene library GISAID. The next day, Fauci’s Vaccine Research Center and “Moderna’s infectious disease research team finalized the sequence for the SARS-CoV-2 vaccine and Moderna mobilized toward clinical manufacture”, Moderna wrote.A day after the Chinese had identified the genetic sequence and made it public, Moderna had finalized sequences for the new vaccine and moved “towards clinical manufacture”. How is this possible? A European vaccine producer told that Moderna must have had the virus before January. The Moderna vaccine had received grants from Michael Callahan’s DARPA. Why was the Defense Department financing this vaccine? On January 14, WHO proposed further precaution”…

Available scientific research, including several phylogenetic studies, point either to a Guangdong (or rather to a Yunnan/Laos/Cambodia) virus as the “ancestral type” that had mutated and then spread to other countries, or to such a virus having passed through a US lab and then been seeded as a bioweapon in many countries, not least in China, where the outbreak in Wuhan at the Huanan seafood market first made this market appear as the origin of the virus. But in December 2019, the SARS CoV-2 in Wuhan turned out to be two genetically distant viruses indicating a much earlier common ancestor that wasn’t from Wuhan. The Italian, French, and US viruses appeared simultaneous or rather before any known “Wuhan virus”, and they were genetically distant from it. It was not the latter that had spread to Italy, France, or to the US. China’s Foreign Minister Wang Yi described these new scientific revelations as “separate outbreaks in multiple places in the world”. And whatever it was, it was certainly not viruses that simultaneously jumped from bats to humans at “multiple places in the world”. However, the China hawks, like Pompeo and Pottinger, had deliberately and persistently used the term, “the Wuhan virus”, and Pompeo’s request to G7 to use this term and his refusal to sign its document (that did not refer to “the Wuhan virus”), tell us that this expression had been in the pipeline for some time. His persistent request to all Western states to hold China accountable for “the Wuhan virus” indicates that this was actually the point with the virus already before the very first reports in China. 

Trump says: “This is worse than Pearl Harbor, this is worse than the World Trade Center [911 …]. It should have been stopped right at the source [in China],” as if this pandemic, like Pearl Harbor and September 11, is about to trigger a new US war, not a US participation in World War as in 1941, not a “War on Terror” as in 2001, but a 2021 “hybrid war” (an economic-biological war) with China that will remake global geopolitics. The twenty years of “War on Terror” may be replaced by twenty years of “hybrid war” against China. Domestically, however, the virus appears to have been a vehicle to bring down an erratic and less trustworthy President. The media coverage (the ongoing “live news thriller”) shows that this is not a regular viral outbreak. It is something else. It is a Special Operation made into a major PSYOP. This is not just a serious flu. It is a “live exercise”, but “it could be much worse”, to quote Kadlec: “there will be another pandemic, guaranteed”.

The two words that have crossed my spine with a hoarse sound like when they chop a tuna of hundreds of kilos to the last sentence of the article, has been, «The vaccine»*.

* I neither promote nor deny the vaccine, we are all very old. Children are something else.

The Flying Pangolin, by Andreas Canetti – The Unz Review

GINA CARANO

La actriz Gina Carano ha sido despedida de su trabajo. ¿El problema? Ha mentado a los judíos. ¡Escuchen! Estados Unidos está dirigido por judíos así como los medios de comunicación, incluidos el cine y las series de televisión, manejan la producción, realización y la moderna distribución.

Es curioso, sus empresas lacayas de comunicación tienen la orden de dar un perfil bajo del Estado de Israel, esto quiere decir que ha de salir en los medios lo menos posible. Siempre han estado en las sombras, en las frías penumbras del poder.

Nadie puede criticar a los judíos, esto lo saben bien escritores, directores de cines, guionistas, productores, actores, catedráticos, políticos, presentadores de tv, empresarios y empresas, y un largo etc. Si lo hacen, su carrera está acabada. Es increíble el poder de esta secta del menos del 1% sobre el resto de la humanidad.

Es la prueba del algodón, ¿a quién no puedes criticar? a quien manda. Pues seamos un poquito rebeldes, propongo el hashtag #yocriticoalosjudios y dejar de ver «The Mandalorian» así como los productos de Lucasfilm y Disney.

Hagámosle ver que sin su «rebaño» goyim, esto es, gentiles, que quiere decir, los no judíos, no son nadie. Basta de dictaduras culturales, sociales y «democráticas».

G.R.M.

GINA CARANO

Actress Gina Carano has been fired from her job. The problem? She has mentioned the Jews. Listen! The United States is run by Jews just as the media, including movies and television series, drive production, making, and modern distribution.

It is curious, their lackey communication companies have the order to give a low profile of the State of Israel, this means that it has to appear in the media as little as possible. They have always been in the shadows, in the cold gloom of power.

Nobody can criticize Jews, this is well known by writers, movie directors, screenwriters, producers, actors, professors, politicians, TV presenters, businessmen and companies, and much more. If they do, their career is over. The power of this sect of less than 1% over the rest of humanity is incredible.

It’s the cotton test, who can’t you fault? who’s boss Well, let’s be a little rebellious, I propose the hashtag #Icriticizethejews and stop watching «The Mandalorian» as well as Lucasfilm and Disney products.

Let’s make him see that without his «flock» goyim, that is, gentiles, which means, non-Jews, they are nobody. Enough of cultural, social and «democratic» dictatorships.

¿POR QUÉ NO HAY UNA VACUNA CON VIRUS ATENUADO DEL SARS-CoV-2?

Supongo que en el mundo en el que vivimos hoy en día, se puede preguntar sin ser borrado de Internet y sin que te señalen como «negacionista». Peligro.

Según la CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU.), hay o habrá tres clases de vacunas para el COVID-19: 1) Las vacunas ARNm; 2) Las vacunas de subunidades proteicas y 3) Las vacunas de vectores.

Como bien dice la CDC, Para despertar la respuesta inmunitaria, el sistema de muchas vacunas consiste en inyectar el germen atenuado o inactivado en nuestros organismos. Pero ninguna de las tres vacunas propuestas, son del tipo «tradicional». Pero ¿Por qué?

Hay tres opciones, empecemos por la última, no les da la gana. La primera, el virus SARS-Cov-2 no existe y la segunda, no han conseguido secuenciarlo y aislarlo al completo. Creo que la última es la correcta. No se puede hacer una vacuna de virus atenuado si este no se conoce del todo. Lógico.

Y hay más preguntas ¿saben los Gobiernos y estas grandes farmacéuticas algo que el vulgo no sabe? ¿Se ha traficado con información? ¿Puede que el SARS-Cov-2 sea una quimera de tres virus y al menos uno de ellos no tenga vacuna descubierta ni «futurible» ni «tradicional»?

Como alguien dijo, las preguntas no son indiscretas, lo son las respuestas… Pero en este caso, ¿Por qué?

G.R.M.

WHY IS THERE NO VACCINE WITH VIRUS ATTENUATED? (Covid19)

I suppose that in the world we live in today, you can ask without being deleted from the Internet and without being singled out as a «denier». Danger.

According to the CDC, there are or will be three classes of vaccines for COVID-19: 1) mRNA vaccines; 2) Protein subunit vaccines and 3) Vector vaccines.

As the CDC says, To awaken the immune response, the system of many vaccines consists of injecting the attenuated or inactivated germ into our organisms. But none of the three proposed vaccines are of the «traditional» type. But why?

There are three options, let’s start with the last one, they don’t feel like it. The first, the SARS-Cov-2 virus does not exist and the second, they have not managed to sequence and isolate it completely. I think the last one is correct. An attenuated virus vaccine cannot be made if the virus is not fully known. Logical.

And there are more questions. Do the governments and these big pharmaceutical companies know something that the common people do not? Has information been trafficked? Could it be that SARS-Cov-2 is a chimera of three viruses and at least one of them does not have a discovered, «future» or «traditional» vaccine?

As someone said, the questions are not indiscreet, the answers are … But in this case, why?

En la gripe asiática de 1957-58, rechazaron los encierros

Jeffrey A. Tucker – 12 de enero de 2021

La gripe asiática de 1957-58 fue una pandemia mortal con un alcance más amplio para resultados graves que Covid-19 de 2020. Mató entre 1 y 4 millones de personas en todo el mundo, y 116.000 en los Estados Unidos en un tiempo con la mitad de la población. Fue un importante contribuyente a un año en el que Estados Unidos vio 62.000 muertes en exceso.

A nivel mundial, podría haber sido cinco veces más mortal que Covid-19, medido por muertes per cápita. Era inusualmente letal para las personas más jóvenes: el 40 por ciento de las muertes se habían producido entre personas menores de 65 años, mientras que la edad promedio de muerte de Covid-19 es de 80, con sólo el 10-20% de las muertes menores de 65 años.

Lo que llama la atención es cómo los funcionarios de salud pública manejaron la pandemia. Tuvo una respuesta diametralmente opuesta a la que los responsables políticos persiguieron en 2020. Se podría suponer que esto se debió a la negligencia y la falta de sofisticación en la comprensión de la necesidad de encierro. ¡Seguro que no sabían hace 65 años lo que sabemos hoy!

En realidad, esto es completamente falso. De hecho, los expertos en salud pública consideraron el cierre de escuelas, el cierre de negocios y la prohibición de los eventos públicos, pero todo el espíritu de la profesión los rechazó. Había dos motivos para este rechazo: los bloqueos serían demasiado perturbadores, inhabilitando la capacidad de los profesionales médicos para hacer frente competentemente a la crisis, y también porque esas políticas serían inútiles porque el virus ya estaba aquí y se estaba propagando.

Mientras que los bloqueos en el caso Covid-19 podrían haber contribuido a alargar la crisis retrasando la inmunidad del rebaño, el período en el que la gripe asiática tuvo las consecuencias más graves fue de sólo tres meses. Los periódicos apenas lo cubrían y la mayoría de la gente no se daba cuenta. Las historias de la época apenas lo mencionan, mientras que la historia temprana de 2020 hablará principalmente sobre el virus y los encierros. Esto no se debe a la pandemia, sino a la brutal respuesta de la política de pandemia.

El mejor artículo único sobre la respuesta de la política de gripe asiática de 1957-58 es «Salud Pública y Respuestas Médicas a la Pandemia de Influenza 1957-58» por el gran epidemiólogo Donald A. Henderson y otros entre sus colegas en Johns Hopkins. Apareció en 2009 en la revista Biosecurity and Bioterrorism: Biodefense Strategy, Practice, and Science. Se incrusta al final de este artículo.

El artículo es de vital importancia porque demuestra que no bloquear fue una decisión deliberada, no algún tipo de fracaso. La negativa a perturbar la sociedad y restringir la libertad en presencia de un patógeno fue un logro de las ideas modernas de salud pública. Desde el mundo antiguo hasta el siglo XIX, la respuesta típica a la enfermedad era atribuirla al aire corrupto y huir mientras demonizaba y excluyeba a los enfermos. Los avances médicos modernos, con el descubrimiento de virus y bacterias, antibióticos, terapias antivirales y el funcionamiento del sistema inmunitario humano, aconsejaron la calma de la comunidad y las relaciones médico-paciente.

El organismo de salud pública más influyente en ese momento era la Asociación de Oficiales de Salud Estatales y Territoriales (ASTHO). Se conocieron el 27 de agosto de 1957. Llegaron a la conclusión de que deberían recomendar la atención domiciliaria tanto como sea posible para evitar que los hospitales se abarroten. Instruirían a las personas a buscar atención médica si los síntomas se vuelven graves.

De lo contrario, ASTHO concluyó de la siguiente manera: «’No hay ninguna ventaja práctica en el cierre de escuelas ni en la restricción de las reuniones públicas en lo que se refiere a la propagación de esta enfermedad».

En particular, las escuelas no estaban cerradas porque los expertos en salud pública observaron que los niños simplemente recogerían el virus en otros lugares. «El Comisionado de Salud del Condado de Nassau en Nueva York», señala Henderson, «declaró que ‘las escuelas públicas deben permanecer abiertas incluso en una epidemia’ y que ‘los niños se enfermarían con la misma facilidad para salir de la escuela'».

Hemos oído incesantemente que Covid-19 requirió cierres porque es una nueva cepa para la que no hubo una vacuna. Bueno, la gripe asiática ya era nueva y tampoco había vacuna. Para cuando llegó uno, era sólo 60% eficaz y no ampliamente utilizado. Henderson comenta: «Es evidente que la vacuna no tuvo ningún efecto apreciable en la tendencia de la pandemia».

¿Tal vez tuvimos que cerrar debido a casos asintomáticos? No es verdad. Henderson señala sobre la gripe asiática: «Las tasas de ataque en las escuelas oscilaron entre el 40% y el 60%. Las encuestas serológicas revelaron que la mitad de los que no reportan enfermedad de la gripe mostraban evidencia serológica de infección».

Para estar seguro de que hubo interrupciones. No ocurrieron por la fuerza, sino por necesidad debido al ausentismo. Fueron efímeros. Los millones de personas expuestas al virus desarrollaron anticuerpos y continuaron. Esto era cierto en particular para los escolares:

«El ausentismo escolar alcanzó su máximo con 280.000 ausencias el 7 de octubre. Esto equivalía al 29% de todos los asistentes a la escuela. La tasa más alta se registró para las escuelas de Manhattan, que tenían una tasa general de 43% de ausencia. Ese día, 4.642 profesores (11%) no se reportó al trabajo debido a estar enfermo. Los establecimientos comerciales, sin embargo, no reportaron un aumento significativo del ausentismo. Dentro de las 2 semanas después del pico,las tasas de absentismo escolar casi volvieron a la normalidad, alrededor del 7%».

Los informes de periódicos en ese momento no ofrecen ningún registro de cancelaciones generalizadas de eventos públicos y mucho menos cierres forzosos. A veces, los partidos de fútbol de la universidad y de la escuela secundaria se pospusieron debido a ausencias por enfermedad. Algunas convenciones fueron canceladas por los organizadores. Pero eso es todo.

El único editorial del New York Timessobre la gripe asiática reflejó la sabiduría de salud pública: «Mantengamos la cabeza fría sobre la gripe asiática a medida que comienzan a acumularse las estadísticas sobre la propagación y la virulencia de la enfermedad».

Henderson concluye lo siguiente:

La pandemia de 1957-58 fue una enfermedad tan rápidamente diseminada que se hizo rápidamente evidente para los funcionarios de salud estadounidenses que los esfuerzos para detener o frenar su propagación eran inútiles. Por lo tanto, no se hicieron esfuerzos para poner en cuarentena a individuos o grupos, y se tomó la decisión deliberada de no cancelar o posponer grandes reuniones como conferencias, reuniones de la iglesia o eventos deportivos con el fin de reducir la transmisión.

No se hizo ningún intento de limitar el viaje o de otros casos examinar a los viajeros. Se hizo hincapié en la prestación de atención médica a las personas afectadas y en mantener el funcionamiento continuo de los servicios comunitarios y de salud. Las enfermedades febriles y respiratorias llevaron a un gran número de pacientes a clínicas, consultorios médicos y salas de emergencia, pero un porcentaje relativamente pequeño de los infectados requirieron hospitalización.

El ausentismo escolar debido a la gripe era alto, pero las escuelas no estaban cerradas a menos que el número de estudiantes o maestros cayera a un número lo suficientemente bajo como para justificar el cierre. Sin embargo, el curso del brote en las escuelas fue relativamente breve, y muchos podrían volver fácilmente a las actividades en un plazo de 3 a 5 días. Se dijo que un número significativo de trabajadores sanitarios estaban afectados por la gripe, pero los informes indican que los hospitales eran capaces de adaptarse adecuadamente para hacer frente a las cargas de los pacientes.

Los datos disponibles sobre el absentismo industrial indican que las tarifas eran bajas y que no se interrumpió los servicios esenciales ni de la producción. El impacto global sobre el PIB fue insignificante y probablemente dentro del rango de variación económica normal.

Los funcionarios de salud tenían la esperanza de que los suministros significativos de vacunas pudieran estar disponibles a su debido tiempo, y se hicieron esfuerzos especiales para acelerar la producción de vacunas, pero las cantidades que se disponían eran demasiado tarde para afectar el impacto de la epidemia. La propagación nacional de la enfermedad fue tan rápida que en 3 meses había arrasado por todo el país y había desaparecido en gran medida.

Uno lee este relato detallado de cómo la salud pública respondió entonces en comparación con ahora y la respuesta es llorar. ¿Cómo pudo pasarnos esto? Sabíamos con seguridad que los encierros eran terribles para la salud pública. Lo sabemos desde hace 100 años.

El cierre de una economía contradice rotundamente un principio fundacional de la Organización Mundial de la Salud: «El desarrollo económico y la salud pública son inseparables y complementarios… el desarrollo social, cultural y económico de una comunidad, y su estado de salud, son interdependientes».

En 1957-58, los funcionarios de salud pública se tomaron en serio esa observación. Esta gripe muy grave se produjo y se produjo con una mínima perturbación social y económica. Sistemas inmunes en los Estados Unidos y en todo el mundo adaptados a la nueva cepa de la gripe.

Diez años más tarde, llegó una nueva mutación de esta gripe. La salud pública respondió de la misma manera, con sabiduría, calma y sin intervenciones en los derechos y libertades de las personas. El funcionamiento social y económico se consideró acertadamente crucial para una visión global de la salud pública.

Los bloqueos fueron descartados en el pasado precisamente para que el daño de una pandemia se minimizara y pudiéramos superarlo más rápidamente. Esta era la ciencia. Esta fue la ciencia hasta la primavera de 2020, cuando todo cambió. De repente, la «ciencia» favoreció olvidar todo lo que hemos aprendido del pasado y reemplazarlo por políticas brutales que destrozaron la economía y la vida de las personas, al tiempo que no lograban nada en términos de minimizar el daño pandémico.

Habíamos pensado en nosotros un vocabulario completamente nuevo diseñado para disfrazar lo que se nos estaba haciendo. No estábamos bajo arresto domiciliario, nuestros negocios destrozados, las escuelas cerradas, las artes en vivo y los deportes abolidos, nuestros planes de viaje destrozados y separados por la fuerza de sus seres queridos. No, sólo estábamos experimentando «mitigación de enfermedades» a través de «contención en capas dirigidas», «intervenciones no farmacológicas» y «distanciamiento social».

Todo esto es Owelliano con la sabiduría tradicional de salud pública habiendo sido derribado por el agujero de la memoria. La ciencia real no cambió. La salud pública tradicional nos implora que consideremos no sólo un patógeno, sino todas las variables que afectan a la salud, no sólo a corto plazo, sino también a largo plazo. Así fue y así es hoy.

In the Asian Flu of 1957-58, They Rejected Lockdowns – AIER

JewSA

A veces, ahora en este tiempo digital, los comentarios en los artículos son una parte inherente del mismo, una especie de receptor espejo que lo transforma en un todo emisor, es decir, es o son parte del artículo en sí mismo.

Este caso es un comentario del artículo El Congreso está desnudo. La ocupación del Capitolio y el populismo post-Trump. De JOHN MORGAN • 8 DE ENERO DE 2021 en http://www.unz.com con Nick Priss Factor:

Sometimes, now in this digital age, comments on articles are an inherent part of it, a kind of bouncing receiver that transforms it into a whole emitter, that is, it is or are part of the article itself.

This case is a comment on the article The Congress Has No Clothes.The Capitol Occupation & Post-Trumpian Populism. From JOHN MORGAN • JANUARY 8, 2021 at http://www.unz.com with Nick Priss Factor:

[ Todos estos expertos en medios de comunicación, demócratas y cuckservatives llamando a la demolición del Estado Profundo de 1/6 una «insurrección» es realmente ROTFL.

Quiero decir, ¿cuáles fueron los cuatro años de la Administración Trump pero insurrección ininterrumpida de judíos, Deep State, Big Media, Big Tech, e instituciones financieras. Sus acciones iban de encubiertas a despreociadas, pero todo lo que hicieron fue socavar y frustrar la Presidencia y la agenda de Trump. Obama, el Estado Profundo y Big Media se confabularon para impulsar el engaño de colusión de Rusia e incluso espiaron la campaña de Trump sobre «pruebas» que sabían que era falsa. Esto fue 100 veces peor que Watergate, pero si eres parte del club de hombres ‘hechos’, puedes salirte con la tuya con cualquier cosa. Los judíos gobiernan, y eso significa que cualquiera que colabore con los judíos está a salvo sin importar lo que haga. Y cuando estos planes conspiratorios y nefastos no funcionaron, los judíos del Estado Profundo prepararon el escándalo de Ucrania. La mayoría de los involucrados eran judíos. Estos judíos trabajaron con elementos «neonazis» en Ucrania para derrocar a un gobierno elegido democráticamente a través de un golpe violento. E instalaron un régimen de marionetas que hizo lo que les dijo a los políticos estadounidenses que, a su vez, están controlados por la mafia judía. Y Joe Biden se entrometió en los asuntos de ese país y socavó su proceso legal, lo cual fue una broma para empezar. Pero Biden es un «hombre hecho» a los ojos de los judíos y el Estado Profundo, así que no importaba lo que hiciera. En Washington, lo que haces importa mucho menos que quien eres. El viejo adagio de «¿Sabes quién soy?» es de lo que se trata esa ciudad: Poder > Principios. Siempre fue así, pero se atemorizó bajo los judíos que ni siquiera tienen el mínimo de honor que las élites de la Avispa alguna vez tuvieron.

Trump, a pesar de ser presidente, no era un «hombre hecho». No era parte del club. Los judíos le habían permitido hacerse rico en Nueva York y servir como la cara de los magnates inmobiliarios cuando, de hecho, los judíos dominan la industria. Trump fue útil como un juguete goy: Era la idea de la clase trabajadora de lo que se trata de las riquezas. Por lo tanto, los «deplorables» podrían verlo como un multimillonario de celebridades, una historia de super-éxito, pero judíos y élites lo consideraron grosero y crudo. Fue útil cuando jugó el juego, pero intolerable como el mejor, especialmente cuando cabalgó a la victoria en la ola de revuelta populista.

¿Cómo se sintió Trump realmente por su papel como presidente? ¿Dio prioridad a la voluntad de las personas que votaron por él pero no lograron ganar tracción debido a las fuerzas profundamente arraigadas que le rodeaban? No. En vano, narcisista, arrogante e inseguro al mismo tiempo, usó su estatus de vagabundo principalmente para ganar la aprobación de las super-élites y ser aceptado como un «hombre hecho». Pero eso no iba a suceder. Dijo demasiadas cosas que enfurecieron a los judíos e insultaron al Estado Profundo. ‘America First’ desencadenó a los judíos sobre el «antisemitismo» al estilo de Charles Lindbergh. Los judíos tomaron el «globalismo» como una palabra clave para el Poder Judío. Y al Estado Profundo no le gustaba que le llamaran el «swamp». En vanidoso y mocoso, a pesar de ser escoria de chelín y criaturas pantanosas, los Deep Staters se consideran los Mejores y los Más Brillantes que están trabajando honorablemente para el imperio.

Ahora, si Trump hubiera ido realmente en contra del Estado Profundo y el globalismo, habría sido condenado como presidente de un solo mandato. Pero iba a ser un presidente de un período sin importar lo que hiciera porque los judíos y el Estado Profundo nunca le perdonarían por su campaña de 2016. Si, al menos, Trump se hubiera aferrado a alguna apariencia de un camino de principios, podría haber perdido con cierta medida de honor y autoestima. Pero incluso cuando se convirtió en presidente meando en el pantano, esperaba ganar la reelección y ser aceptado como un infiltrado y ‘hecho hombre’ lanzando lirios al pantano una vez que se convirtió en presidente. Mira a las criaturas del pantano con las que se rodeó. (Y pensó que estaba ganando a los políticos republicanos a su agenda populista cuando, de hecho, los cucks estaban jugando para ganar votos entre los rubíes. Los políticos republicanos sabían que Trump probablemente duraría cuatro años o, como mucho, ocho, ¿y luego qué? Sin la energía populista sostenida por Trump, la política volverá a lo mismo de costumbre y eso significa atornarte a los judíos en casi todo. Los republicanos necesitaban apoyar a Trump en favor de los votos populistas, pero, a espaldas de Donald, tenían que asegurar a los judíos que sólo estaban jugando y realmente despreciaban a Trump y que trabajarían con judíos tras bambalinas para desbancarlo. La política es «negocio». Es como Si Sal en EL PADRINO se encienda el Corleones una vez que se da cuenta de que el nuevo caballo fuerte es Barzini. Trump, lleno de sí mismo, pensó que los republicanos y las criaturas del Pantano en su administración estaban de su lado porque sonreían y lo llamaban «Mr. President», pero todo fue sólo un acto. Sabían que, una vez que Trump se haya ido, el único juego en la ciudad va a ser el poder judío jugando ‘Simon Says’, y la única manera de salvar sus perspectivas a largo plazo era guiñar un guiño a los judíos que «sólo estaba fingiendo estar en el equipo de Trump, pero realmente estaba trabajando contra él todo el tiempo». Pero entonces, el truco de Trump no era tan diferente del shtick republicano Cuck. Trump usó el populismo para convertirse en presidente para ganarse el respeto de las élites, y los republicanos de Cuck usaron el Trumpismo para ganar votos de la base populista y permanecer en el cargo, mientras buscaban mantener buenas gracias con los todopoderosos judíos.)

Las contradicciones de Trump eran contraproducentes, y el único resultado fue perder con deshonra. No sólo no pudo ganar la aceptación y el respeto del Estado Profundo, sino que también perdió el apoyo de sus partidarios incondicionales. El Estado Profundo lo perseguió desde el primer día, y para retroceder, tuvo que llamar al pantano. Pero al insultar tanto al Estado Profundo, enajenó aún más las instituciones que intentaba cortejar para ganarse el «respeto». ¿Y qué planeaban obsesivamente los judíos todos los días durante los cuatro largos años? Cómo deshacerse de Trump. Cuando los judíos quieren algo, nunca se dan por venados y siguen royendo como roedores. Cuando lo de Rusia y Ucrania no lo desbancó, Trump pensó que estaba por encima del obstáculo y relajó su guardia. Pero los judíos y el Estado Profundo estaban tramando la mayor insurrección de todos ellos. Hunde la economía y la aprobación de Trump con la histeria de Covid. Entonces, el mayor activo de Trump desapareció en el aire. Y fue manchado como un asesino de todas esas víctimas de Covid. Y la comunidad médica, también dirigida por judíos, jugaba.

Lo que pasa con los judíos es que siempre elegirán el poder sobre los principios. Son jugadores que ven el mundo como un concurso sin fin de los kers y los tontos, y no quieren ser tontos. Los judíos no sentirían así si los goyim fueran más inteligentes que los judíos, pero los judíos se sienten más inteligentes y creen que pueden correr círculos alrededor de dimwit goyim. Los judíos piensan: «¿Por qué debemos ser gobernados por los mismos principios que se aplican al goyim inferior?» Por lo tanto, su principal prioridad es mantener la supremacía sobre el goyim inferior. Los judíos ven a los goyim como adultos miran a los niños. Los adultos quieren autoridad sobre los niños, no la igualdad con ellos. Y en cierto modo, podemos entender de dónde vienen los judíos porque los goyim son tan tontos. Son tontos como el idiota en TOMAR EL DINERO Y CORRER que azota la sombra en lugar del prisionero.

Goyim debe ser inferior porque chupan totalmente a los judíos como perros. Cuando miras a los judíos y al goyim en los EE.UU., la relación es de amo y perro. El deseo más íntimo del dogoy es obtener la aprobación del maestro, y este sentimiento es común incluso entre la derecha disidente que mencionará el JQ pero orará por el día en que los judíos superiores vendrán al lado blanco.

De todos modos, cuando los actos insurrecciones del Estado Profundo contra Trump fracasaron, los judíos hicieron todas las paradas con disturbios de Covid-Hysteria y BLM. Los judíos, temerosos de que la economía de Trump y su estilo exagerador pudieran ganarse a un número récord de negros en las elecciones de 2020, decidieron ser un cerdo entero para deificar a los negros como santos. Así, con la aprobación total de judíos, Estado Profundo, Cucks Militares, alcaldes de la Gran Ciudad y los medios de comunicación dirigidos por judíos, se permitió a los negros correr salvajes, disturbios, violaciones y botín. Los negros podían hacer todo eso, pero la narrativa era «en su mayoría manifestantes pacíficos» están luchando contra el «racismo sistémico».
Los judíos, que habían estado presionando a Globo-Homo para eclipsar problemas negros, usando la gentrificación y la Sección 8 para eliminar a los negros de las ciudades, aplicando políticas de leyes y orden más duras para encerrar a criminales negros, y favoreciendo a los inmigrantes sobre los negros, de repente todos sobre los NEGROS para convencerlos de que se mantuvieran con el Partido Demócrata. No importaba que BLM y Antifa estuvieran quemando ciudades, saqueando e incluso creando estragos totales en Washington D.C., muchas partes de las cuales estaban en llamas. Y cuando Trump pidió a los militares estadounidenses que intensificaran y hicieran algo, los altos mandos, en sintonía con el Estado Profundo y sus maestros judíos, rechazaron al presidente y no hicieron nada. Si esto no fue una insurrección desde dentro y sin, no sé qué es.

Y, estaban los medios de comunicación judíos y los Pollsters de los partidarios de Trump, diciéndoles que se quedaran en casa y no votaran porque Biden está liderando las encuestas por 10-15 puntos. Y luego la elección en sí fue masivamente fraudulenta. Tal vez, Biden realmente venció a Trump, pero ¿cómo podríamos saber con certeza cuándo ocurrieron tantas cosas divertidas e irregularidades? Y por supuesto, los medios de comunicación acaban de ir de acuerdo con la Gran Mentira. Si hubiera sido al revés con casos totalmente flagrantes de fraude electoral llevados a cabo por los republicanos, por supuesto el FBI, el estado profundo y los grandes medios habrían hecho todo lo posible para investigar cada queja. Imagínate si un condado blanco intimidara y echara a los observadores negros de las encuestas. Habría sido un escándalo nacional. Y, por supuesto, la Covid-Hysteria puso las bases para el fraude masivo por correo. Todos estos eran actos de insurrección, pero fueron hechos por ‘hombres hechos’ y sus esbirros. Al final, no es lo que haces, sino quién eres. Pero entonces, el Pen y Trump nunca hicieron frente al hecho de que los judíos son los «hombres hechos» más toppermost de Estados Unidos. De hecho, incluso después de las elecciones, ¿qué hizo Trump sino perdonar a algunas de las peores basuras judías? Es todo tan vergonzoso.

En cualquier caso, en lo que se refiere a la Narrativa Oficial, la insurrección del Estado Profundo no era una insurrección porque fue hecha por expertos, «expertos», las élites, los judíos en la parte superior y los negros en la parte inferior. Es como si nunca fuera terrorismo cuando Estados Unidos, Israel o sauditas lo hacen. Pero si una nación como Irán utiliza la contra-violencia contra la violencia entre Estados Unidos e Israel, eso es «terrorismo». Cada vez que agentes israelíes asesinan a alguien en Irán con ataques con bombas, observe que el New York Times pone el «terrorismo» entre comillas. Pero si árabes o musulmanes hacen estallar judíos, eso está bien. Todo asunto de quién/quién que

qué/no. Si eres parte del club ‘hecho’, lo que sea que hagas está bien. Así que Biden podría entrometerse en los asuntos de Ucrania. Pero si eres odiado por el club, incluso tus nobles actos son «traiciones». Pero, ¿qué es la lealtad y la traición en un país donde la mayoría de los políticos-putas hacen poco más que chupar a los judíos supremacistas globalistas cuya única preocupación real es el poder tribal? Los judíos piensan así: El poder es #1. El juego es #2. El principio es #3. Como el poder es lo primero, los judíos cambiarán el juego para ganar. Vimos eso en 2020 con nuevas reglas electorales que hacían mucho más fácil hacer trampa. A los judíos les encanta el juego porque la victoria inteligente sobre los tontos. Es como si el ajedrez fuera un juego de ingenio que favorece a los inteligentes. Como los judíos saben que son más inteligentes, les encanta jugar el juego y ganar. Pero, ¿son buenos perdedores en ocasiones en las que pierden, como en 2016? No, son los perdedores más amables y van a cambiar las reglas del juego para ganar. Después de haber perdido el juego de Poker ante Trump en 2016, los judíos tenían muchas cartas en la manga en 2020. Los judíos recurren a los principios como tercera opción. Así que, cuando los judíos no estaban en la cima, fingían ser por la libertad de expresión y los derechos constitucionales. Los judíos de la ACLU apestaba mucho a la libertad, incluso defendiendo el discurso de los nazis y el KKK. Pero míralos ahora. Están totalmente bien con Big Tech silenciando a todo el mundo y hacer la vista gorda a la supresión de BDS. Con los judíos, pierdes.

Cuando los judíos difunden mentiras, es «libertad de prensa». Aparentemente, las «noticias falsas» son difundidas sólo por la gente que los judíos odian. Cuando los judíos propagan el terror y logran golpes de estado en todo el mundo, es para «democracia liberal» o «derechos humanos». Pero cuando los gobiernos nacionales se oponen al globohegemonismo judío, son «autocracias». Según los judíos, los verdaderos valores europeos se trata de abrir el continente a Africa, Asia y Oriente Medio para que los «nuevos europeos» reemplacen a los «europeos racistas blancos» que no tienen derecho a identidad y cultura. Por lo tanto, la única manera adecuada para que un europeo sea un buen «europeo» es entregar su derecho de nacimiento, historia y territorio. Al igual que Barbara Specter dijo la horrible sionista: «Europa no puede sobrevivir» a menos que aprenda a dar la bienvenida al Gran Reemplazo. Pero entonces, los goyim blancos son tan tontos como para caer en esto. Si un sueco en Israel le dijera a los judíos que Israel no puede sobrevivir a menos que los judíos acojon a toneladas de africanos, hindúes, chinos y musulmanes como «nuevos israelíes», los judíos se reirían de él. Pero el goyim blanco, tan idólatramente adorado por los judíos, escucha con un suspiro abanimado a la «sabiduría judía», que en realidad es mentiras judías para debilitar y controlar los dominios goy a través de la estrategia de división y gobierno. Los judíos son ttingy con el poder. Cuando los judíos dan consejos a los goyim, no es enseñar a los goyim a ser más exitosos y más independientes, sino a ser más débiles y más dependientes de los judíos. ¿Qué pueblo y nación desde el final de la Guerra Fría se han beneficiado de recibir consejos de los judíos? ¿Qué pasó con Rusia en los años 90? ¿Cuál es el Plan Judío para Hungría?

Pero entonces, los blancos van de la mano con el status quo sin nombrar al judío. Apuesto a que incluso los «insurrectos» el 6 de enero creen que China, Irán, Rusia o Venezuela fueron los principales culpables del fraude electoral cuando, de hecho, fue EL JEWS. La gente tan tonta, delirante o desdiñada no ganará. Las grandes cosas deben crecer desde una base sólida. Esta es la razón por la que no se plantan semillas en rocas y guijarros o en el océano. Los planta en el suelo con mucha humedad y luz solar. No nombrar al judío es como plantar semillas en el desierto. Sidney Powell puede culpar a Venezuela, Linh Wood puede culpar a China, el general Flynn puede culpar a Irán, y los deplorables pueden culpar a la «izquierda», pero son los judíos. (Si la verdadera izquierda está a cargo, ¿cómo es que BDS es suprimido por todos los lados? BdS se asocia generalmente con la izquierda, ya que pide JUSTICIA IGUAL para judíos y palestinos que siempre favorecer a los judíos uber palestinos. Si la izquierda real domina América, BDS estaría protegido por la Constitución. Pero apenas hay una izquierda real en los EE.UU. que esté controlada por judíos. La idolatría del Poder Judío, no la ideología de los principios izquierdistas, es el único manual real en la tierra.)
El árbol de la verdad y el poder crecerá y dará frutos para los blancos SOLO SI los blancos identifican y exponen a los judíos como las élites gobernantes de América. Cuando la gente se da cuenta de este conocimiento, todas las razas e ideologías mirarán hacia los judíos en cuanto a por qué está sucediendo lo que está sucediendo. Es peor para los blancos no nombrar al judío porque los judíos están 24/7 en nombrar a los blancos o ‘supremacismo blanco’ o ‘racismo sistémico’ (por el cual los blancos están hechos para soportar el 99% de la culpa) como la causa de todos los problemas.
Es como si los blancos estuvieran atrapados en un juego de slapper invisible. Un hombre sigue siendo abofeteado pero no ve quién lo está abofeteando. Por lo tanto, culpa a otros sin identificar nunca quién está realmente poniendo su cara en rojo. Y así, la bofetada continúa y continúa, y el tonto abofeteado pierde la cabeza y elige peleas con aquellos que no lo están abofeteando. Pero entonces, incluso los blancos que sí saben que los judíos los están abofeteando giran la otra mejilla porque si alguna vez se quejan, se les pone latón en la cara. Por supuesto, los judíos tienen aliados, y estos socios en el crimen tienen el blanco para que el judío abofetee. Pero la mentalidad blanca actual es culpar a los que lo sostienen sin mencionar nunca al que lo está abofeteando. Hablar duro sin hablar honestamente es realmente inútil. Mira a Linh Wood hablando duro pero sin nombrar al judío. Inútil. ]

https://www.bitchute.com/embed/Mq0gchHajYps/

The Congress Has No Clothes, by John Morgan – The Unz Review

Biden aún no está inaugurado y el «establishment» ya está fomentando la guerra civil

PAUL CRAIG ROBERTS • JANUARY 9, 2021

Trump fue demonizado antes de ser inaugurado. Fue demonizado porque fue percibido correctamente por el Establecimiento como una amenaza para el Establecimiento. La elección de Trump sorprendió al Establecimiento. El Establecimiento pensó que el control del Establecimiento sobre los medios de comunicación garantizaba su poder y se sorprendió al darse cuenta de que suficientes votantes estadounidenses vieron a través de sus mentiras y propaganda para elegir a una figura que no era de establecimiento.

El mundo no entiende que el Establecimiento Americano tenga una organización de propaganda que averguenza a la reunida por Joseph Goebbels. Los medios estadounidenses, nunca muy independientes, perdieron toda apariencia de independencia durante el régimen de Clinton cuando el 90% de los medios estadounidenses se concentró en seis manos y se convirtió en una herramienta completamente obediente del Establecimiento. Cualquiera que dude de esto debe explicar por qué en cada tema los preprimidos hablan con una sola voz, que nunca es la voz del pueblo.

Es extraordinario que alguien pudiera haber caído en la línea del Establecimiento que Trump conspiró con Putin para robarle las elecciones a Hillary, pero muchos lo hicieron. El Establecimiento no podía permitir la comprensión de que el Establecimiento Americano había sido rechazado por el pueblo estadounidense en las elecciones de 2016. Usando la CIA y el FBI, el Establecimiento se puso a trabajar en Trump. Sus cuatro años enteros fueron utilizados en la lucha orquestada Russiagate investigaciones y un impeachment orquestado. La mayoría de la gente en el mundo no sabe nada más de estos cuatro años que los titulares de la prensata de prensa estadounidense les dijeron.

En la Unión Soviética, el control estatal policial de Stalin le permitió incriminar al líder bolchevique Nikolai Bukharin como espía capitalista. En la democracia estadounidense, el Establecimiento ha sido capaz en la vista de robar la reelección de Trump y ahora lo está acusando de insurreccionista. El poder de este establecimiento es tan grande que los republicanos se han marchitado y se arrodillan ante el Establecimiento para protegerse. Los designados de Trump están dimitiendo y corriendo por sus vidas y reputación.

El complejo militar/de seguridad que utiliza el DNC y los medios de comunicación ha sido capaz de hacer lo que Stalin hizo: eliminar a la oposición.

El Establecimiento ha presentado ahora llamamientos a represalias contra senadores y representantes estadounidenses que apoyaron el intento de Trump de que se examinaran las pruebas de fraude electoral. He visto presentaciones de las pruebas de profesionales no partidistas, y la evidencia de fraude electoral es abrumadora. Sin embargo, se ha mantenido un profundo seis sin ser examinado nunca. En lugar de examinar, desde el primer día los preabasteces, ninguno de los cuales miraba las pruebas, repitieron sin cesar que no había pruebas. Trump, y no la elección robada, fue culpada por desacreditar la democracia estadounidense.

El Establecimiento Americano no ha terminado con Trump y sus partidarios. Las campañas de propaganda contra ellos bien podrían terminar en pruebas de espectáculos.

Facebook, Twitter y YouTube, al igual que los medios impresos y de televisión y NPR, se emplean para cerrar las explicaciones no de establecimiento. En consecuencia, nuevas organizaciones de medios sociales, como Parler han surgido como foros sin censura. A juzgar por la información enviada a Mark Crispin Miller y publicada en Notes from Underground (https://markcrispinmiller.com), Parler está ahora bajo ataque: «BREAKING – Apple ha dado #Parler un ULTIMATUM de 24 HORAS para implementar un «plan de moderación» o está siendo limpiado de la tienda de aplicaciones.» Si esto aún no ha pasado, lo hará. «Moderación», por supuesto, significa el cumplimiento de los deseos del Establecimiento.

Los estadounidenses y los pueblos occidentales en general son personas muy insouciantes. El Establecimiento ha utilizado la Política de Identidad para desunirse a blancos, negros, hispanos, asiáticos, hombres y mujeres. Una población en guerra consigo misma no tiene perspectivas de enfrentarse al Establecimiento que ejerce el poder en su interés independientemente de los intereses del pueblo. En tal sistema, la democracia no es más que una cobertura para el gobierno oligárquico. Nadie está permitido en cargos públicos que no sea un servidor del Establecimiento. Todos los que de alguna manera lleguen allí son eliminados. La redistritación se utilizó para librar al Establecimiento de Dennis Kucinich. Ron Paul fue eliminado por el RNC por «una campaña sistemática de fraude electoral en las convenciones estatales» de acuerdo con una demanda en un tribunal federal de distrito. Si estos métodos de eliminación no están disponibles, las mujeres son sacadas para alegar acoso sexual o corrupción o enmarcamientos de impuestos se utilizan. Aquellos que no van de acuerdo con el Establecimiento no tienen una carrera. Esto también es cierto en el empleo corporativo y las universidades.

El miedo y la demonización son poderosas armas de establecimiento. La verdad y el logro humano de la libertad civil son sus víctimas.

Biden declara la guerra a los votantes de Trump

La guerra de Biden (el Establishment) contra el terrorismo interno es una guerra contra los deplorables de Trump. Como te dije, los americanos blancos normales están en ello. Aquí está Glenn Greenwald para contarle al respecto:

https://www.rt.com/usa/511976-greenwald-capitol-terror-crackdown/

Con la censura unilateral de un presidente estadounidense en funciones, Big Tech ha demostrado que es más poderoso que cualquier gobierno:

https://www.rt.com/op-ed/511958-social-media-politicians-censorship-riots/

Pelosi consulta con latón militar sobre cómo mantener nuclear CODES fuera de las manos de Trump:

https://www.rt.com/usa/511975-trump-departure-nuclear-riot-pelosi/

¿Matar al unificador? El presidente electo compara a Cruz, Hawley con el propagandista nazi Goebbels, dice que comparten la culpa de incitar a la violencia:

https://www.rt.com/usa/511984-biden-unity-goebbels-cruz/

Los demócratas de la Cámara de Estado filtran el borrador de Trump IMPEACHMENT para «incitar a la insurrección»:

https://www.rt.com/usa/511982-trump-insurrection-impeachement-draft-leaked/

Biden Is Not Yet Inaugurated and the Establishment Is Already Fomenting Civil War, by Paul Craig Roberts – The Unz Review

EL VIRUS CAE DEL CIELO

The virus falls from the sky

Que no del espacio exterior. Buscando y leyendo desde que empezó el tema del coronavirus, a falta de la coherencia oficial, como que en octubre de 2020 la OMS cambiara la versión y significado de «inmunidad de rebaño», he leído de todo, hay que saber buscar. En los medios de comunicación masivos sólo hay un mensaje, dirigido y teledirigido a base de acallar al otro, al que piensa diferente pero también científicamente. Hay de todo, malo, bueno y barato, tanto en el mensaje oficial (ridículo, porque en realidad están diciendo que no sabemos nada de este virus, y más bien de los virus en general) como en los mensajes digamos extraoficiales, al menos llenos de matices y colmando un vacío que proporcionado a sabiendas, la propia naturaleza humana lo ocupa a veces hasta rebozar. Bueno, somos humanos, tan naturales como un virus, bueno, o no.

Yoichi Shimatsu, periodista y escritor en una saga de 28 escritos o artículos que van del 9 de enero al 16 de noviembre de 2020 para rense.com que hacen de el un verdadero ensayo. En la entrega o parte 20 tiene una teoría de la propagación de esta quimera (virus) al menos un tanto curiosa y no menos científica, nunca antes ni oída ni vista para con los virus y su propagación.

Os dejo aquí la parte del artículo que nos concierne, y yo me pregunto, ¿alguien nos está ocultando información? Si se dan cuenta, las autoridades tienen una obsesión con la noche, no quieren que salgamos a la calle digamos de 12 a 6 am. ¿Pero porqué? ¿Qué nos esconden?

Aquí la parte del artículo 20, por cierto, está escrito (los tiempos son importantes) el 23 de abril de 2020 titulado Nublado con una probabilidad de caídas de los cadáveres dispersos COVID en las islas de calor urbano – Parte 20 / Cloudy With A Chance Of Scattered Cadavers COVID Fallout On Urban Heat Islands – Part 20 :

Arquitecto de soluciones Urban Heat Island

Mi área de especialización en periodismo de crisis con especial atención a los desastres, con enfoque en los factores humano-causales y el impacto social, se enriqueció mucho al cooperar con el profesor de arquitectura Stephen Lau, el pionero más importante de Asia en los efectos de la isla de calor urbana (UHI) entonces en la Universidad de Hong Kong y más recientemente en la Universidad Nacional de Singapur. La concentración de calor sobre ciudades y ciudades más grandes es un fenómeno probado por la investigación con un impacto importante en la salud pública, como se muestra en este contagio del coronavirus.

Fuera del campo arquitectónico, el efecto Isla de Calor Urbano (UHI) no es bien conocido debido a la desafortunada dominación mediática por dudosos estudios ambientales de la teoría del «calentamiento global», la mayoría de ellos un fraude promovido por la industria de la energía nuclear para perpetuar el mito de que el uranio es seguro, limpio, barato y «verde» (como la kriptonita es para Superman). El monopolio mediático de la agenda climática alimentada por la energía nuclear es el principal factor para que el público desconocie el papel de la corriente de chorro en la transmisión del COV a las metrópolis del hemisferio norte.

Ciudades en una burbuja

En la parte superior de una burbuja de calor sobre cualquier ciudad dada, hay un diferencial de temperatura de mediodía diario mensurable de alrededor de 7 grados C (alrededor de 12 F) más alto que la atmósfera circundante, mientras que los modelos de cambio climático, que no se basan en la investigación de campo real, estiman menos de un aumento de 1 grado durante un siglo. LA UHI es palpable y a veces insoportable, mientras que el «calentamiento global» es imperceptible en un termómetro de mercurio. Casi todos los activistas del cambio climático residen y crecen en las grandes ciudades, confundiendo un punto de calor localizado para una condición general del mundo. En esta premisa falsa, la percepción distorsionada se extrapola utilizando datos de estaciones meteorológicas metropolitanas para aumentar los hallazgos de los centros de meteorología rurales, sesgando los resultados a un nivel más alto posible de 1 grado C durante cien años, no es gran cosa en absoluto. Cientos de millones de dólares.han sido desperdiciados en este ejercicio de distracción por la industria de la energía nuclear, mientras que las grandes ciudades se han quedado indefensas contra las enfermedades infecciosas transmitidas por la corriente de chorro y el efecto UHI. Nuclear siempre se escapa de sus crímenes, incluyendo Three Mile Island, Chernobyl y Fukushima, castigados con una bofetada en la mano y nada cercano a la indemnización para las víctimas de sus inversores, y mucho menos multas punitivas.

Este tipo de fraude científico y colusión política han suscitado malas decisiones políticas por parte de los ayuntamientos y los gobiernos nacionales en favor de la urbanización de alta densidad y la concentración de población dentro de las megaciudades en beneficio de los grandes bancos, el capital privado, los inversores institucionales, los desarrolladores inmobiliarios y las cadenas minoristas corporativas. Desde esta perspectiva, el contagio del coronavirus es principalmente culpa de la política estatal corrupta en favor de los desarrolladores de propiedades y el capitalismo de consumo en oposición al interés nacional a largo plazo servido por una mezcla de baja densidad de ciudades rodeadas por un campo financieramente estable de granjas familiares, el modelo basado en la democracia Jeffersoniana en lugar del favoritismo hamiltoniano hacia los bancos centrales y las finanzas de Wall Street.

Plume sobre Wuhan

Para comprender cómo los virus de Wuhan y Chongqing rodearon el planeta para converger e infectar ciudades con una enorme bio-caída, debemos comenzar al principio, en los 84 hornos en crematorios en Wuhan y aproximadamente la mitad de ese número aguas arriba en la guarnición de Chongqing del Grupo PLA 77, donde posiblemente más de 2.000 soldados murieron de infección por COV por el ataque de la guerra contra el CISM. Como se evidencia en la larga franja amarilla a la izquierda de la imagen del satélite Windy, sus cuerpos de soldados infectados durante y después de los juegos militares de Wuhan fueron eliminados en secreto en los crematorios en todo el municipio de Chongqing, aparentemente todavía sin notificación de sus parientes más cercanos. Este trato de los jóvenes caídos no es el honor que se debe dar a los jóvenes patrióticos que protegieron a los atletas militares extranjeros, se reunieron en defensa de la ciudadanía wuhan y evitaron una propagación aún peor por todo el mundo. Especialmente después de meditar en el aro de los medios de comunicación de Beijing sobre «ganar una guerra popular en Wuhan», me entristece aún más pensar en términos del costo humano de las profundidades a las que la propaganda del régimen puede hundirse a expensas de vidas innecesariamente perdidas consideradas meras carnes de cañón. ¿Qué tan importante es salvar la cara cuando las víctimas inocentes están perdiendo la vida en masa?

Dado el recuento repetido de falsos cuerpos, el número total de cremaciones sigue siendo cuestionable, incluso con el nuevo recuento revisado de 3.869 muertes en Wuhan, aparentemente sin incluir a los oficiales de policía y a los condenados a prisiones. Una estimación conservadora de 6.000 muertes militares y civiles también puede ser una subestimación, al considerar el tamaño de la neblina de azufre sobre las dos ciudades durante más de un mes de cremaciones sin parar. El aparejo de números es intolerable, bárbaro e inhumano, especialmente para los parientes más cercanos de los muertos.

La temperatura dentro de un horno de crematorio es ideal en el rango de 975 C (1.750 F), más o menos cien grados, para hacer un cuerpo a cenizas en una hora. Durante las semanas centrales de la crisis de Wuhan, las temperaturas de combustión deben haber aumentado para acelerar la eliminación de cuerpos para evitar la descomposición y la liberación de virus. Las altas temperaturas constantes del horno, sin embargo, causan la descamación y roturas de las tuberías de alimentación de gas, añadiendo más presión sobre los equipos de trabajo agotados. El intervalo entre cremaciones implica la reducción de la temperatura con el fin de eliminar las cenizas e insertar el siguiente cadáver. Este nivel de calor más bajo durante el período de reinicio permitió a los virus escapar a través de las chimeneas relativamente cortas para montar el penacho de calor de enfriamiento en el cielo.

Debido a la amenaza potencial para que los equipos de emergencia que transportaban cuerpos de los hospitales a los crematorios, los cadáveres frescos fueron desempolvados con polvo de azufre para evitar que las infecciones bacterianas se expandieran las pústulas en llagas abiertas que liberan virus en el aire. Este tipo de método pragmático es uno de los aspectos más desconcertantes para manejar los cuerpos de los muertos, que no se reporta en los medios de comunicación o incluso en la literatura académica, que presencié cuando era un niño y ayudante en la funeraria de mi tío para crear un parecido del difunto para una visión de ataúd abierto por los dolientes. Bombear formaldehído en las venas como un antiséptico, un conservante, consume demasiado tiempo e inapropiado para una emergencia como Wuhan y tal arte no tiene sentido cuando un cuerpo requiere eliminación inmediata a medida que la descomposición se instala, la propagación del hedor, los líquidos y las bacterias junto con los virus en el aire. Un cadáver infectado que se desintegró en una acera en Wuhan habría sido desastroso, por lo que algunas toallas y azufre tuvieron que ser suficientes para el traseso del hospital y el viaje en furgoneta de una hora de duración a un crematorio. Saludo a esos héroes no cantados, los trabajadores de emergencia, por su gran resistencia a luchar a través de ese infierno en la Tierra.

Cube-Sat infrarrojo sobre la pira

El sitio de desinformación de la CIA Snopes, hace mucho tiempo desacreditado en mis artículos de años atrás, está arrojando tonterías sobre supuestos gráficos falsos del servicio meteorológico Windy. Además del polvo de azufre para evitar la descomposición de la piel, se encuentran cantidades adicionales de dióxido de azufre y óxido nitroso en el gas natural de menor calidad de las plantas de separación de gases. Por el contrario, se filtra el gas de cocina para su cocina a un alto costo. Como nadie está cenando en la carne asada, el gas más barato tiene que ser suficiente. Las imágenes ventosas de las emisiones de azufre y nitrógeno no son gráficos informáticos fantasiosos basados en el modelado teórico, como afirma falsamente Snopes, sino basados en la vigilancia de los satélites de observación de la Tierra utilizados para detectar liberaciones y explosiones químicas.

El EOS de teledetección (satélite de observación de la Tierra) es un dispositivo de monitoreo en forma de cubo o «cúbico» con un detector hiperespectral (multi-longitud de onda altamente sensible) en el ancho de banda infrarrojo, que también se puede utilizar para detectar preparaciones de lanzamiento para cohetes y rastrear incendios forestales, cualquier cosa que emita calor. Los datos son procesados por ordenador en imágenes precisas codificadas por colores, en este caso particular por el servicio meteorológico Windy con sede en Praga, República Checa. Lo imaginante no es una especie de ficción, como afirma Snopes, pero es muy precisa y científica.

Esta distorsión es otro ejemplo de la gran cantidad de desinformación oficial en respuesta al peor evento terrorista de la historia reciente, mucho más allá del 911. La operación de desninfo del Estado Profundo debe ser investigada, desmantelada y los funcionarios a cargo encarcelados. Demasiada gente está muerta y muriendo por este tipo de interferencia política y chicanería mediática. ¡Muchas gracias al equipo Windy por la gran captura, Dekuji!

Exploding Body Fat

Los virus del COV permanecen activos dentro de los cadáveres y pueden ser infecciosos durante un período indeterminable, como recientemente se descubrió en el shock de un forense en Tailandia. El cuerpo de un adulto no se convierte fácilmente en cenizas, siendo tan pesado como una vaquilla con contenido de agua en alrededor del 55 por ciento del peso corporal. La fase inicial de la cremación tiene que representar gran parte del contenido de agua como vapor, lo que impide la incineración. Otro problema para la quemadura es la grasa subcutánea, y los chinos de hoy tienden a tener sobrepeso de una dieta aceitosa. La grasa del vientre explota y silba, soplando partículas de sangre y carne en la columna de calor hacia el cielo. Sería como poner al máximo tu parrilla de barbacoa y añadir un lanzallamas, soplando ese asado de cerdo como un petardo en pocos segundos.

Dado que las chimeneas del crematorio son más cortas que una chimenea de chimenea, liberando prematuramente partículas de carne crujientes en la superficie exterior, pero no completamente «cocinadas», ni siquiera medio rara pero rara. La incineración apresurada dio lugar a miles de millones y probablemente billones de virus en espiral hacia arriba en el borde del vórtice de calor que se elevan a los confines más bajos de la corriente de chorro para ser transportados a tierras extranjeras.

En un día normal, el penacho de cremación se elevará a 3.000 metros, pero Wuhan fue un extraordinario evento de super-bonfire, que va las 24 horas del día durante semanas, con una enorme efusión de energía térmica que proporciona un enorme aumento, alcanzando fácilmente 8.000 metros (5 millas), la altitud del último invierno y la corriente de chorro de primavera temprana moviéndose a más de 250 mph. Las bacterias, que contienen agua, se congelarán y morirán en estas condiciones. Los virus, sin embargo, no son organismos, sino más bien máquinas y pueden sobrevivir al frío extremo durante una larga duración, como lo muestran las partículas de ARN en el permafrost siberiano a -50C o -55F, que pueden ser revividos por los microbiólogos.

A estas alturas, un mes después del final de las cremaciones masivas, probablemente sea demasiado tarde para llevar un paraguas contra cualquier consecuencia de carne humana y virus activos. El peligro inmediato de los cielos ha pasado, aparte de la posibilidad de que los virus escapen de las cremaciones en Corea del Sur, Japón, partes de Estados Unidos y Europa, y en todo el planeta. Has oído la expresión «Está lloviendo gatos y perros afuera» para que puedas decirle a tus nietos: «Yo estaba allí cuando llovía cadáveres».

Decencia del entierro

La indignidad de la incineración masiva en una fría y cruel respuesta urbana a una epidemia contrasta con los lentos ritos que presencié en el sur de Tailandia, como voluntario para la labor de búsqueda y rescate después del tsunami asiático que azotó el día después de la Navidad de 2004. Un cuidador con un templo local al norte de Phuket apiló madera alrededor de una víctima de ahogamiento mientras un monje cantaba una bendición, y luego puso una antorcha en los troncos. La pira ardió durante horas hasta la reducción final a cenizas y algunos huesos, que fueron rastrillados y colocados en una caja de madera con otra oración. En ese momento, me dirigí de regreso a la costa para reincorporarme a un equipo tailandés y coreano mientras el explorador olfateaba cuerpos atrapados bajo edificios, bajo montones de escombros o embistido por la presión de las olas en las raíces de las palmeras. Mi sentido del olfato era mucho mejor que otros, debido al hábito coreano de comer kimchee y los tailandeses que consumen salsa picante tipo Sri Racha, así que se dejó a mi nariz de tofu aburridamente sosa para ser el perro de búsqueda.

Días más tarde llegó una reunión de Nochevieja en silencio para voluntarios cansados desgastados por el hedor de cuerpos hinchables en descomposición mientras buscaban marcas de identificación para escribir en carteles para familias angustiadas antes de cerrar las bolsas del cuerpo. En una colina era el único lugar para que los voluntarios pasaran la noche en las vacaciones. Los tailandeses de Bangkok, canadienses, holandeses y algunos otros se reunieron sobre cajas de cerveza y almuerzos de cajas de expiración pasada para compartir tranquilamente su trauma una larga sombra del sol que se pone en el mar de Andamán se deslizó a través del amplio balcón.

Cuando un joven expresó su sentimiento de culpa por beber después de una experiencia tan horrible, como la persona mayor allí les dije a todos que cada uno de ellos se ganó este momento y relajarse en una rara noche especial aparta un año aterrador y dará a todos fuerzas para el calvario de mañana por la mañana y para el resto de sus vidas. Por cualquier razón que hayamos venido aquí, cada uno sabe ahora a través del testimonio personal que la vida termina con la muerte y por eso hemos aprendido a acercarnos a la muerte con calma no como algo horrible, sino como un tributo a la vida de otra persona. Entonces, ¿qué mejor momento para un brindis por ustedes valientes voluntarios? En los primeros albores del año 2005, cada individuo partió por un camino diferente a lo largo de la interminable línea del tsunami, cada uno de acuerdo en que aunque llegamos como extraños y quedamos traumatizados por esta experiencia fue la mejor Nochevieja que esta breve existencia podría permitirse.

Arco de la pandemia

Tokio – El penacho que sale de Wuhan llega a la costa del Pacífico en media hora, en el Mar de China Oriental, donde los primeros aviones de primavera se curvan hacia el noreste hacia Japón, mientras que las nevadas de finales de primavera se convierten en lluvias lluviosas sobre las primeras grandes islas de calor urbano de los distritos de negocios de Shinjuku, Maruchiuno y Shimbashi de Tokio. A medida que los equipos de limpieza apagan las luces de las torres de oficinas, una corriente descendente empuja innumerables virus hacia los suburbios periféricos donde sus compañeros de oficina se dirigen a la estación local, sin saber que están caminando a través de una niebla viral. En la hora punta de la mañana temprano, los virus llegan al centro con las hordas de viajeros empacados en el metro.

La capital japonesa es altamente radiactiva, como se muestra en el monitoreo de datos de un grupo ciudadano que ha encontrado docenas de puntos críticos. El nivel de radiactividad ha matado las algas en la bahía de Tokio, pero los virus corona son sólo 120 nanómetros de ancho, tres veces más pequeños que los poros en una máscara facial médica. No se ha investigado, pero los virus son probablemente lo suficientemente pequeños como para evitar impactos directos de la radiación gamma sobre la región de Tokio. Los pasajeros a bordo del crucero Diamond Princess nunca tuvieron la oportunidad, especialmente una noche, contra los miles de millones de virus que caen de la corriente de chorro hacia la bahía de Tokio, siendo estos lo suficientemente pequeños como para pasar a través del sistema de filtración de aire de la nave. Esta es la razón por la que mi equipo de microbiólogos en la crisis del SARS de Hong Kong abogó por los limpiadores de aire con la generación UV de radicales libres de dióxido de titanio para desinfectar el aire interior. El resto del mundo no se ha puesto al día y no ha mostrado mucho interés en estas tecnologías eficaces.

Trans-Pacífico – El flujo continuo de virus en el chorro de flujo que viaja hacia el norte hasta el estrecho de Bering y luego hacer una trayectoria balística hacia el sur para hacer tierra en Seattle, la primera ciudad estadounidense con una gran cantidad de infecciones, aunque muchos de ellos son parientes de Navy SEALS que participaron en los juegos de Wuhan, y luego procediendo hacia el sur a través del área de la bahía y Los Angeles , girando antes de la frontera con México hacia vastos tramos vacíos de Texas. La población de la costa oeste ha sufrido mucho daño en el tejido pulmonar por Fukushima y la radiactividad local, los incendios forestales relacionados y ahora las pruebas 5G, por lo que una alta tasa de mortalidad por virus transmitidos por chorros es una inaltería.

Nueva Orleans – Los celebrantes que convergían para Mardi Gras a finales de febrero capturaron la altura misma de las consecuencias del virus de origen Wuhan. Contrariamente a la historia de brujas sin sentido de Fauci y sus brujos, los que se fueron de fiesta de esos estados del medio oeste y del sur estaban libres de infecciones, y en su lugar los virus cayeron sobre sus cabezas después de descender a lo largo del camino de deslizamiento sobre las frías aguas del Misisipi. Nueva Orleans es una isla de calor urbano ubicada entre dos cuerpos de agua que atraen virus, el Poderoso Misisipi y el Golfo de México. Sea cual sea la forma en que sopla el viento, los virus están fluyendo hacia Bourbon Street, lo cual es una pena ya que un buen momento es tener un linint up de botellas de cerveza Dixie, pero no se trague las ostras de aguas profundas. El mundo se ha deteriorado desde aquellos días universitarios que me autogané a Nawlins para disfrutar de música y toda la noche.

Fort Lauderdale y Miami – El diferencial de temperatura de Sunny Florida entre las áreas interiores y la costa significa que las cascadas de coronavirus fluyen en corriente descendente directamente hacia las playas y son soplados de vuelta hacia la costa por la brisa de las olas, empapando en parte a los estudiantes universitarios vestidos en las vacaciones de primavera y de Pascua. Ya no enseñan ciencias en la universidad cuando la mojito mixología y el sexo son las especialidades más populares entre los jóvenes y tontos.

Nueva York – Poco después de que el Polar Vortex se desplazara hacia el este desde la región de Ohio hacia el noreste, la siguiente gran oportunidad para la infección masiva fue en la línea de abejas a Nueva York y Boston, ambos puertos con ríos y rascacielos imponentes con calor de vapor a plena ráfaga. Estas son las clásicas Islas de Calor Urbana, con potentes cambios de presión de aire como pistones. Por lo tanto, durante el día, la burbuja de calor de Manhattan arroja virus hasta los espacios abiertos de Brooklyn y Staten Island. Por la noche, después de que las oficinas cierran sus puertas y la temperatura del suelo se desploma, los virus bajan en Central Park y luego en las aceras llenas de visitantes a la Gran Manzana. Los cañones de estructuras altas atrapan virus, vertiendo por las entradas del metro, a través de puertas giratorias y en los conductos de ventilación de los taxis. El Apple es un refugio de virus, que se remata cada noche, mientras que los equipos de emergencia en carretillas elevadoras que cargan cuerpos en camiones refrigerados que están sirviendo a una morgue temporal hasta que 45 nuevas unidades de almacenamiento de cadáveres se establecen en toda la metrópolis. Hart Island se utiliza como un lugar de entierro masivo. Esto es primitivo, de vuelta a la Edad Oscura. La ciudad de Nueva York no tiene espacio para los cuerpos, que comenzarán a engordarse con billones de nuevos virus a medida que el clima se calienta a finales de abril. Wall Street está rodeada por la ola de la muerte que creó.

Londres, Madrid y Milán – Lo mismo ocurre con Europa, cuando la corriente de propulsión giraba hacia el sur sobre Londres, se dirigió a Madrid y se desmayó sobre Milán, en la peor campaña de bombardeos desde la Segunda Guerra Mundial. Desde allí el flujo de aire cruzó sobre Moscú «inmune», que ahora se está descongelando a una floración viral. El chorro de agua ya se ha ido hacia el norte sobre Beijing y la región de Dongbei del noreste de China alrededor de Shenyang y luego Corea del Norte, donde el Gran Líder cayó repentinamente enfermo cuando CoV comenzó a mejorar en el calentamiento de las temperaturas al aire libre. El Grim Reaper es una bestia de mil millones de virus acechando la tierra para nuevas víctimas.

Aprender de los desafíos de la vida

Basado en la práctica de las contramedidas de Urban Heat Island, incluyendo «techos verdes» para reducir la burbuja de calor y el uso de agua subterránea como refrigerante en lugar de sistemas de enfriamiento de techos generadores de calor, los virus no caerían al nivel del suelo en tal abundancia, sino que circularían en la corriente de chorro hasta que la radiación solar los destruyera. La solución es así de simple. Los flujos de aire en oficinas, restaurantes y hogares que canalizan el aire rancio hacia arriba y fuera de los interiores hasta el nivel del techo reducirían las probabilidades de infección en un millón de veces más. Un mejor diseño de inodoros y urinarios, y especialmente secadores de manos, que ahora soplan virus de las manos a la cara, era parte de las propuestas de mi equipo de microbiología, con algunos adoptados en Hong Kong y el continente y otros ignorados, lo que de hecho ha ahorrado a Hong Kong la peor parte de este contagio. Pequeños pasos marcan una gran diferencia en la salud pública, ya que es más eficaz para combatir enfermedades infecciosas en el entorno construido que dentro de su cuerpo.

Si la sociedad va a revivir y sobrevivir, no puedes olvidar esta pandemia como un mal sueño cuando el encierro ha terminado y vuelve a vivir como un cerdo en un estilete. Si no se realizan cambios, entonces el próximo brote podría ser el último. Es muy importante, ya que he estado haciendo hincapié en no quedar atrapado en conceptos abstractos sin apoyo por datos convincentes, como el calentamiento global y la teoría del cambio climático, que son responsables de descarrilar los pasos básicos que fueron defendidos por el movimiento temprano del Día de la Tierra de desarrollar una sociedad de reciclaje para hacer frente a las montañas de residuos tóxicos, para eliminar radicalmente la mayoría de los pesticidas y otras contaminaciones químicas , para promover estilos de vida saludables en una mezcla de campo y ciudad en lugar de mega-ciudades, y homeopatía y terapias herbales en lugar de montones de productos farmacéuticos.

El coronavirus está aquí porque las personas eran perezosas y mentalmente laxas, permitiendo que algunos actores cínicos desarrollaran virus en armas de destrucción masiva porque se dieron cuenta de que no había medidas de bioseguridad en su lugar, ni siquiera los hábitos simplemente de saneamiento personal. Esta es probablemente la última llamada, porque si no respondes y actúas y aplicas presiones políticas y boicoteas a las corporaciones malvadas, la próxima será la última llamada.

La vida dentro de una burbuja

Las megaciudades son el problema y no la solución. Los estados centrales del medio oeste tienen los menos niveles de infecciones por coronavirus y también están en las peores condiciones financieras debido al dominio de la agroindustria corporativa que se beneficia de las exportaciones de soja y maíz a China y a los banqueros y comerciantes de materias primas que lo financian. Mientras tanto, las granjas familiares han sufrido deudas crónicas e impagos hipotecarios debido a las políticas de préstamos de ingeniería financiera en favor de los propietarios de tierras corporativas a megaescala implementadas por Wall Street y State Street, los mismos intereses plutocráticos responsables de la actual pandemia del CoV y la guerra biológica que la desató.

La promoción neoliberal de las megaciudades y el despojo de las comunidades agrarias es esencial para el control corporativo-bancario-político de todos los recursos naturales, desde minerales y energía hasta la producción de alimentos y fuentes de agua, mientras empaquetaba a la gente en recintos cada vez más ajustados, con un bloqueo esencial para el reciclaje psicológico de las expectativas «poco realistas» de lo que era normal no hace mucho tiempo, mientras que los miembros multimillonarios de la junta poseen múltiples mansiones, islas de playa y centros personales. El aislamiento social impuesto a los Estados del Medio Oeste sin apenas casos COVID es una prueba del internamiento masivo de una sociedad una vez libre basada en la autonomía de los hogares agrícolas y de la comunidad local. Siempre he entendido que el internamiento en tiempo de guerra de mi kinfolk fue un experimento de lavado de cerebro por parte de los liberales globalistas Roosevelt, un juicio por un eventual asalto total a los derechos constitucionales. El intento desesperado de la élite fascista neoliberal de destruir los valores y formas de vida tradicionales es una agresión sin barnizar, una guerra de clases por parte de las instituciones criminales ricas y poco representativas contra una democracia de base comprometida con la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad.

BIDEN / ISRAEL ATACARÁ A IRÁN

Papá, ¿Qué es un neocon? Un neocon es Israel. Pero Biden es demócrata. Hijo, Israel está en todos lados, arriba, abajo, a la derecha y a la izquierda. ¿Es como dios? O como el diablo.

Si leen el título, no pone «atacarán», pues en política exterior en general y en Oriente Medio en particular, Israel tiene secuestrado a Estados Unidos. ¿Y con Trump? bueno, Donald es de los que sólo se deja atar una mano que no es poco para Israel, pero era un presidente impredecible, muy personalista. En cambio los demócratas están atados por las dos manos por Israel y Biden es la palma de sus extremidades.

Los tentáculos judíos en la Casa Blanca son como las columnas de esta, nunca se van, cambian los presidentes pero ellos siguen allí. Da igual el nombre, la ideología, la escuela de donde vengan. Incluso están pero no se ven, como el otro Donald, Rumsfeld o Cheney. ¿Trabajaban para Israel? ¿Eran espías, traidores? No, como he dicho antes no son ni lo uno ni lo otro, pues son lo mismo. Los únicos traicionados son los estadounidenses, el pueblo americano.

Si no tienes apoyo judío, jamás serás presidente de los EE.UU., a veces te quitan de en medio, por varios medios, pero te quitan. A veces no han necesitado la ayuda necesaria que ellos hubieran querido darte, como Trump, que quizás sólo necesitó una ayuda del 60%, poca cosa comparada con Biden, que puede estar alrededor de un 80% y si el otro 20% saben, que lo saben con quien se andan, es como si estuviera amarrado a cien candelabros de siete brazos. Para dos manos, es mucho peso.

Volvamos al principio del principio. La mayoría de los judíos o sus familiares, se han cambiado el apellido. Esta vez también. Israel se apellida ahora Biden que hará el trabajo sucio y como siempre, los judíos ganarán la guerra que la llamarán derrota, por eso de despistar.

Israel ha conseguido que Irak, Libia y Siria sean estados fallidos, eran sus principales enemigos. Son tal sus tentáculos que luchan otros por ellos. Corea del Norte es un teatro para el americano medio. Queda Irán. Y será Biden quien ataque y otros quien pierdan. Siempre igual, los judíos ganaron la Segunda Guerra Mundial. Todos los demás la perdieron, todos, solo que unos a corto plazo y otros a largo en el tiempo, de miles de formas y sombras de deudas que imanan del oro.

G.R.M.

BIDEN / ISRAEL WILL ATTACK IRAN

Dad, what is a neocon? A neocon is Israel. But Biden is a Democrat. Son, Israel is everywhere, above, below, to the right and to the left. Is it like god? Or like the devil.

If you read the title, it does not say «they will attack», because in foreign policy in general and in the Middle East in particular, Israel has kidnapped the United States. And with Trump? Well, Donald is one of those who only allows himself to be tied a hand which is not a small thing for Israel, but he was an unpredictable president, very personalistic. Instead the Democrats are tied by both hands by Israel and Biden is the palm of his limbs.

The Jewish tentacles in the White House are like the columns of this, they never leave, the presidents change but they are still there. No matter the name, the ideology, the school they come from. They are even there but not seen, like the other Donald, Rumsfeld or Cheney. Did they work for Israel? Were they spies, traitors? No, as I said before, they are neither one nor the other, they are the same. The only ones betrayed are the Americans, the American people.

If you don’t have Jewish support, you will never be president of the USA, sometimes they take you out of the way, by various means, but they take you away. Sometimes they have not needed the necessary help that they would have wanted to give you, like Trump, who perhaps only needed 60% help, little compared to Biden, who can be around 80% and if the other 20% know, what They know who they hang out with, it is as if he were tied to a hundred seven-branched chandeliers. For two hands, it is a lot of weight.

Let’s go back to the beginning of the beginning. Most of the Jews or their relatives have changed their surnames. This time too. Israel is now called Biden who will do the dirty work and as always, the Jews will win the war that they will call defeat, for that reason to mislead.

Israel has made Iraq, Libya and Syria failed states, they were its main enemies. Their tentacles are such that others fight for them. North Korea is a theater for the average American. Iran remains. And it will be Biden who attacks and others who lose. Always the same, the Jews won the Second World War. All the others lost it, all, only some in the short term and others in the long term, of thousands of forms and shades of debt that magnetize gold.

TEORÍA DEL HUECO JUDÍO

Son pocos y muy inteligentes pero eso no basta o no da luz a esta psicoteoría tétrica (de tetris, el videojuego de los huecos que entran ensamblados a la perfección) y holística donde las piezas y engarces hacen un todo y este todo vuelve a reclamar piezas. Las piden y exigen azules, si no las hay, entonces buscan de otro color, pero en todo caso se benefician del arco iris por igual. Pongamos que el color azul son los judíos.

Pasa con actores, directores de cine, empresarios, cantantes, escritores, etc., y diría que políticos también, pero en este caso quedarían muy descubiertos y rompería el juego por la dilatación y contracción que estos personajes públicos necesitan para sobrevivir y en muchos casos no encajarían en el juego (tetris) por su tamaño en colores camaleónico.

Pongamos un caso. El creador de Facebook. Es judío. En el momento de crearse una empresa tal, hay varios contendientes que sacan una idea así, suele pasar que en el tiempo y el espacio coincidan grandes ideas o inventos pero uno tiene que ser el elegido. Si hay dos, o tres o más, la empresa o idea que triunfará será la judía. No hay otra opción. A las demás la hundirán o no tendrá financiación. O la judía verá facilidades que la harán volar muy alto sin opción de réplica. Estamos hablando de altos vuelos.

Esto se da en muy alta proporción en Hollywood y la ciudad de NY. Casi todos los directores, productores y actores son judíos. Si alguno no lo es, es porque no había en ese momento un judío que lo pudiese igualar, no ya mejorar, pero hará ganar el mismo dinero a las piezas azules, que la rodean y amparan. Eso sí, ha de ser un buen goyim, esto es un no judío, un chico bueno no judío. Si no fuera así, su carrera descenderá a sus infiernos. Pregúntenle a Mel Gibson.

Amazon, el creador es un buen goyim, no es judío y es muy listo. Las piezas azules vieron los grandes beneficios de esta pieza de otro color y lo adelantada que estaba. Iba como una flecha a su posición, miraron a su alrededor y dijeron: no hay nadie, va un paso o dos por delante. Es un buen chico. Dejémosle un hueco, su color entona y huele a oro.

Son muchos los ejemplos. No hay judíos para todos los puestos, pero saben dar cobertura a este contratiempo o Game Over.

G.R.M.

THEORY OF THE JEWISH HOLLOW

They are few and very intelligent but that is not enough or does not give birth to this gloomy psychotheory (of tetris, the video game of the holes that enter perfectly assembled) and holistic where the pieces and settings make a whole and this whole returns to claim pieces . They ask for and demand blue, if there are none, then they look for another color, but in any case they benefit from the rainbow equally. Let’s say the color blue is the Jews.

It happens with actors, film directors, businessmen, singers, writers, etc., and I would say that politicians too, but in this case they would be very uncovered and would break the game due to the expansion and contraction that these public figures need to survive and in many cases they would not fit in the game (tetris) because of their size in chameleon colors.

Let’s put a case. The creator of Facebook. He is Jewish. At the time of creating such a company, there are several contenders who come up with an idea like this, it usually happens that in time and space great ideas or inventions coincide but one has to be the chosen one. If there are two, or three or more, the company or idea that will succeed will be the Jewish one. No choice. The others will be sunk or will not have funding. Or the bean will see facilities that will make it fly very high without the option of replication. We are talking about high flights.

This occurs in a very high proportion in Hollywood and the city of NY. Almost all the directors, producers and actors are Jewish. If someone is not, it is because at that time there was not a Jew who could match him, not to improve, but he will earn the same money for the blue pieces that surround and protect him. Of course, he must be a good goyim, this is a non-Jew, a good non-Jewish boy. If not, your career will descend into your hells. Ask Mel Gibson.

Amazon, the creator is a good goyim, he is not Jewish and he is very clever. The blue pieces saw the great benefits of this piece of another color and how advanced it was. He was going like an arrow to his position, they looked around him and said: there is no one, he is a step or two ahead. He’s a good boy. Let’s leave a hole, its color tones and smells like gold.

There are many examples. There are not Jews for all positions, but they know how to cover this setback or Game Over.

El ascenso y la represión de la negación del Holocausto

Aquí os traigo un capítulo de un largo artículo que casi podríamos llamar ensayo. Va de un tema con un trasfondo muy actual como es el coronavirus. La aplastante vulnerabilidad de quien antepone una verdad a la trituradora de la propaganda oficial que por algún motivo oculto no se atreve a dialogar ni tratar académicamente, un objetivo que pasa de ser un hecho a convertirse en dogma de fe. Intocable. Y esto debe de tener algún motivo claro: el dogma se debe erosionar con un leve soplo de viento. La mascarilla mental.

Desde que el Holocausto había sido casi desconocido en Estados Unidos hasta mediados de la década de 1960, la negación explícita del Holocausto era igualmente inexistente, pero a medida que el primero crecía en visibilidad después de la publicación del libro de Hilberg de 1961, el segundo pronto comenzó a despertar también.

La vilipendiación de Lipstadt de Barnes como el «padrino» de la negación del Holocausto contiene una pizca de verdad. Su revisión de 1968 publicada póstumamente respaldando el análisis negacionista de Rassinier parece ser la primera declaración tan sustancial publicada en cualquier lugar de Estados Unidos, al menos si excluimos la muy casual desestimación de beaty de 1951 de las afirmaciones judías, que parecen haber atraído una atención pública insignificante.

Cerca de finales de la década de 1960, un editor de derecha llamado Willis Carto se encontró con un manuscrito corto y sin pulir de negación del Holocausto, aparentemente producido algunos años antes, e ignoró las bellezas legales simplemente poniéndolo impreso. El supuesto autor entonces demandó por plagio, y aunque el caso fue finalmente resuelto, su identidad finalmente se filtró como la de David L. Hoggan, un protegido de Barnes con un Doctorado en Historia de Harvard sirviendo como miembro de la facultad junior en Stanford. Su deseo de anonimato estaba dirigido a prevenir la destrucción de su carrera, pero fracasó en ese esfuerzo, y más citas académicas se secaron rápidamente.

Mientras tanto, Murray Rothbard, el padre fundador del libertarismo moderno, siempre había sido un firme partidario del revisionismo histórico, y admiraba mucho a Barnes, que durante décadas había sido la figura principal en ese campo. Barnes también había insinuado brevemente su escepticismo general sobre el Holocausto en un largo artículo de 1967 que apareció en el Rampart Journal,una publicación libertaria de corta duración, y esto puede haberse notado dentro de esos círculos ideológicos. Parece que a principios de la década de 1970, la negación del Holocausto se había convertido en un tema de discusión dentro de la comunidad libertaria de estados Unidos, pero ferozmente librepensada, y esto iba a tener una consecuencia importante.

Un profesor de Ingeniería Eléctrica en Northwestern llamado Arthur R. Butz estaba visitando casualmente alguna reunión libertaria durante este período cuando notó un panfleto denunciando el Holocausto como un fraude. Nunca antes había pensado en el tema, pero una afirmación tan impactante capturó su atención, y comenzó a investigar el asunto a principios de 1972. Pronto decidió que la acusación era probablemente correcta, pero encontró la evidencia de apoyo, incluyendo la presentada en el libro inacabado y anónimo de Hoggan, demasiado esbozada, y decidió que necesitaba ser realizada de una manera mucho más detallada y completa. Procedió a emprender este proyecto en los próximos años, trabajando con la diligencia metódica de un ingeniero académico capacitado.

Su obra principal, El engaño del siglo XX, apareció impresa por primera vez a finales de 1976, e inmediatamente se convirtió en el texto central de la comunidad de negación del Holocausto, una posición que todavía parece conservar hasta el día de hoy, mientras que con todas las actualizaciones y apéndices, la longitud ha crecido a más de 200.000 palabras. Aunque ninguna mención de este próximo libro apareció en el número de febrero de 1976 de Reason, es posible que la palabra de la publicación pendiente se hubiera acercado a los círculos libertarios, lo que provocó el repentino nuevo enfoque en el revisionismo histórico.

Butz fue un respetable profesor titular en Northwestern, y la publicación de su libro que establece el caso de negación del Holocausto pronto se convirtió en una sensación menor, cubierta por el New York Times y otros medios de comunicación en enero de 1977. En uno de sus libros, Lipstadt dedica un capítulo completo titulado «Entering the Mainstream» a la obra de Butz. Según un artículo de comentarios de diciembre de 1980 de Dawidowicz, los donantes judíos y activistas judíos se movilizaron rápidamente, tratando de que Butz disparara por sus puntos de vista heréticos, pero en ese entonces la permanencia académica todavía se mantuvo firme y Butz sobrevivió, un resultado que parece haber irritado enormemente a Dawidowicz.

Un libro tan detallado y completo que establece el caso de la negación del Holocausto naturalmente tuvo un impacto considerable en el debate nacional, especialmente porque el autor era un académico general y aparentemente apolítico, y una edición estadounidense del libro de Butz pronto apareció en 1977. Estoy muy contento de haber hecho arreglos para incluir el volumen en mi colección de libros HTML controversiales, por lo que los interesados pueden leerlo fácilmente y decidir por sí mismos. El engaño del siglo XX El caso contra el presunto exterminio de los judíos europeos ARTHUR R. BUTZ • 1976/2015 • 225.000 PALABRAS

Al año siguiente, estas tendencias de negación del Holocausto parecían ganar más impulso cuando Carto abrió una pequeña nueva empresa editorial en California llamada El Instituto de Revisión Histórica (IHR), que lanzó una revista trimestral titulada The Journal of Historical Review en 1980. Tanto el RSI como su publicación del RSI centraron sus esfuerzos en torno al revisionismo en general, pero con la negación del Holocausto como su principal foco. Lipstadt dedica un capítulo entero al RSI, señalando más tarde que la mayoría de los principales autores de la edición de la razón de febrero de 1976 pronto se afiliaron a ese proyecto o a otras empresas de Carto, al igual que Butz, mientras que el consejo editorial del JHR pronto estuvo bien abastecido con numerosos doctorados, a menudo ganados en universidades de gran reputación. Durante el próximo cuarto de siglo más o menos, el RSI celebraba pequeñas conferencias cada año o dos, con David Irving eventualmente convirtiéndose en un presentador regular, e incluso figuras plenamente dominantes como el historiador ganador del Premio Pulitzer John Toland apareciendo ocasionalmente como oradores.

Como un ejemplo importante de los esfuerzos del RSI, en 1983 la organización publicó The Dissolution of Eastern Europe Jewry, un análisis cuantitativo muy detallado de la demografía subyacente y los movimientos de población en torno al período abarcado por la Segunda Guerra Mundial, aparentemente el primer estudio de este tipo realizado. El autor, escribiendo bajo el seudónimo Walter N. Sanning, trató de revisar el análisis de población extremadamente simplista casualmente asumido por los historiadores del Holocausto.

Antes de la guerra, millones de judíos habían vivido en Europa del Este, y después de la guerra, esas comunidades habían desaparecido en su mayoría. Este hecho innegable ha sido durante mucho tiempo como un pilar central implícito de la narrativa tradicional del Holocausto. Pero aprovechando fuentes totalmente convencionales, Sanning demuestra persuasivamente que la situación era en realidad mucho más complicada de lo que podría parecer. Por ejemplo, se informó ampliamente en el momento en que un gran número de judíos polacos habían sido transportados por los soviéticos a lugares profundos dentro de su territorio, tanto en términos voluntarios como involuntarios, con el futuro Primer Ministro israelí Menachem comenzar a incluir esas transferencias. Además, un gran número de judíos soviéticos fuertemente urbanizados fueron evacuados de manera similar antes que las fuerzas alemanas en 1941. El tamaño exacto de estos movimientos de población ha sido durante mucho tiempo incierto y discutido, pero el análisis cuidadoso de Sanning de los datos del censo soviético de posguerra y otras fuentes sugiere que los totales eran probablemente hacia el extremo superior de la mayoría de las estimaciones. Sanning no afirma que sus hallazgos sean definitivos, pero incluso si sólo son parcialmente correctos, esos resultados sin duda impedirían la realidad de las cifras tradicionales del Holocausto.

Otro participante regular del RSI fue Robert Faurisson. Como profesor de literatura en la Universidad de Lyon-2, comenzó a expresar su escepticismo público sobre el Holocausto durante la década de 1970, y el medio de comunicación resultante llevó a los esfuerzos para sacarlo de su posición, mientras que una petición fue firmada en su nombre por 200 eruditos internacionales, incluyendo al famoso profesor del MIT Noam Chomsky. Faurisson se aferró a sus opiniones, pero los ataques persistieron, incluyendo una brutal paliza de militantes judíos que lo hospitalizó, mientras que un candidato político francés que defendía puntos de vista similares fue asesinado. Las organizaciones activistas judías comenzaron a presionar por leyes para prohibir ampliamente las actividades de Faurisson y otros, y en 1990, poco después de que cayera el Muro de Berlín y la investigación en Auschwitz y otros sitios del Holocausto de repente se hizo mucho más fácil, Francia aprobó un estatuto que criminalizaba la negación del Holocausto, aparentemente la primera nación después de derrotar a Alemania en hacerlo. Durante los años siguientes, un gran número de otros países occidentales hicieron lo mismo, sentando el inquietante precedente de resolver disputas académicas a través de penas de prisión, una forma más suave de la misma política seguida en la Rusia estalinista.

Dado que Faurisson era un erudito literario, no es del todo sorprendente que uno de sus principales intereses fuera El diario de Ana Frank,generalmente considerado como el icónico clásico literario del Holocausto, contando la historia de una joven judía que murió después de ser deportada de Holanda a Auschwitz. Argumentó que el texto era sustancialmente fraudulento, escrito por otra persona después del final de la guerra, y durante décadas varios individuos determinados han argumentado el caso de ida y vuelta. No puedo evaluar adecuadamente ninguno de sus argumentos complejos, que aparentemente implican preguntas de tecnología de bolígrafos y elogios textuales, ni he leído nunca el libro en sí.

Pero para mí, el aspecto más llamativo de la historia es el destino real de la chica bajo la narrativa oficial, como se relata en la entrada de Wikipediacompletamente establishmentaria. Aparentemente la enfermedad arreciaba en su campamento a pesar de los mejores esfuerzos de los alemanes para controlarla, y pronto se enfermó bastante, en su mayoría quedando postrada en la enfermería, antes de morir de tifus en la primavera de 1945 en un campamento diferente unos seis meses después de su llegada inicial. Me parece bastante extraño que una joven judía que cayó gravemente enferma en Auschwitz hubiera pasado tanto tiempo en los hospitales del campamento y eventualmente muriera allí, dado que se nos dice que el propósito principal de Auschwitz y otros campos de este tipo era el exterminio eficiente de sus reclusos judíos.

A mediados de la década de 1990, el movimiento de negación del Holocausto parecía estar ganando visibilidad pública, presumiblemente ayudado por las dudas suscitadas después del anuncio oficial de 1992 de que las muertes estimadas en Auschwitz se habían reducido en unos 3 millones.

Por ejemplo, el número de febrero de 1995 de Marco Polo,una revista japonesa brillante con una tirada de 250.000, llevaba un largo artículo declarando que las cámaras de gas del Holocausto eran un engaño propagandístico. Israel y los grupos judío-activistas respondieron rápidamente, organizando un boicot publicitario generalizado de todas las publicaciones de la empresa matriz, una de las editoriales más respetadas de Japón, que rápidamente se retiró ante esa grave amenaza. Todas las copias del número fueron retiradas de los periódicos, los empleados fueron despedidos, y toda la revista fue cerrada pronto, mientras que el presidente de la empresa matriz se vio obligado a renunciar.

Al explorar la historia de la negación del Holocausto, he notado este mismo tipo de patrón recurrente, generalmente involucrando a individuos en lugar de instituciones. Alguien muy considerado y plenamente mainstream decide investigar el controvertido tema, y pronto llega a conclusiones que se desvían bruscamente de la verdad oficial de las dos últimas generaciones. Por varias razones, esos puntos de vista se hacen públicos, y es demonizado inmediatamente por los medios de comunicación dominados por los judíos como un extremista horrible, tal vez mentalmente trastornado, mientras que es perseguido implacablemente por una voraz de fanáticos judíos-activistas. Esto generalmente provoca la destrucción de su carrera.

A principios de la década de 1960, el historiador de Stanford David Hoggan produjo su manuscrito anónimo El mito de los seis millones,pero una vez que entró en circulación y su identidad se dio a conocer, su carrera académica fue destruida. Una docena de años más tarde, algo en la misma línea sucedió con el profesor de Ingeniería Eléctrica del Noroeste Arthur Butz, y sólo su permanencia académica lo salvó de un destino similar.

Fred Leuchter fue ampliamente considerado como uno de los principales especialistas expertos de Estados Unidos en la tecnología de las ejecuciones, y un largo artículo en The Atlantic lo trató como tal. Durante la década de 1980, Ernst Zundel, un prominente Denier del Holocausto canadiense, se enfrentaba a un juicio por su incredulidad en las cámaras de gas de Auschwitz, y uno de sus testigos expertos era un director de prisión estadounidense con cierta experiencia en tales sistemas, que recomendó involucrar a Leuchter, una de las figuras más importantes en el campo. Leuchter pronto hizo un viaje a Polonia e inspeccionó de cerca las supuestas cámaras de gas de Auschwitz, luego publicó el Informe Leuchter, concluyendo que obviamente eran un fraude y que posiblemente no podrían haber funcionado de la manera que los eruditos del Holocausto siempre habían afirmado. Los feroces ataques que siguieron pronto le costaron toda su carrera empresarial y destruyeron su matrimonio.

David Irving se había clasificado como el historiador más exitoso del mundo en la Segunda Guerra Mundial, con sus libros vendiendo en medio de una brillante cobertura en los principales periódicos británicos cuando accedió a aparecer como testigo experto en el juicio de Zundel. Siempre había aceptado previamente la narrativa convencional del Holocausto, pero leer el Informe Leuchter cambió de opinión, y concluyó que las cámaras de gas de Auschwitz eran sólo un mito. Rápidamente fue sometido a incesantes ataques mediáticos, que primero dañaron gravemente y finalmente destruyeron su ilustre carrera editorial,y más tarde incluso cumplió condena en una prisión austriaca por sus opiniones inaceptables.

El Dr. Germar Rudolf fue un joven químico alemán de éxito que trabajó en el prestigioso Instituto Max Planck cuando se enteró de la controversia sobre el Informe Leuchter, que encontró razonablemente persuasivo pero que contenía algunas debilidades. Por lo tanto, repitió el análisis sobre una base más exhaustiva, y publicó los resultados como la Química de Auschwitz,que llegó a las mismas conclusiones que Leuchter. Y al igual que Leuchter antes que él, Rudolf sufrió la destrucción de su carrera y su matrimonio, y como Alemania trata estos asuntos de manera más dura, finalmente cumplió cinco años en prisión por su imprudencia científica.

Más recientemente, el Dr. Nicholas Kollerstrom, que había pasado once años como historiador de la ciencia en el personal del University College de Londres, sufrió este mismo destino en 2008. Sus intereses científicos en el Holocausto provocaron una tormenta mediática de vilipendio, y fue despedido con un solo día de aviso, convirtiéndose en el primer miembro de su institución de investigación jamás expulsado por razones ideológicas. Anteriormente había proporcionado la entrada de Isaac Newton para una enciclopedia biográfica masiva de astrónomos, y la revista científica más prestigiosa de Estados Unidos exigió que toda la obra fuera pulpada, destruyendo el trabajo de más de 100 escritores, porque había sido fatalmente contaminado por tener un colaborador tan villano. Relató esta desafortunada historia personal como una introducción a su libro de 2014 Breaking the Spell, que recomiendo encarecidamente.

El texto de Kollerstrom resume efectivamente gran parte de las pruebas más recientes de negación del Holocausto, incluidos los libros oficiales de muerte de Auschwitz devueltos por Gorbachov después del final de la Guerra Fría, que indican que las muertes judías fueron un 99% inferiores al total ampliamente creído. Además, las muertes judías mostraron en realidad un fuerte declive una vez que llegaron abundantes suministros de Zyklon B, exactamente en contra de lo que se podría haber esperado bajo la cuenta convencional. También analiza las interesantes nuevas evidencias contenidas en los descifrados británicos en tiempos de guerra de todas las comunicaciones alemanas entre los diversos campos de concentración y la sede de Berlín. Gran parte de este material se presenta en una interesante entrevista de dos horas en Red Ice Radio, convenientemente disponible en YouTube:https://www.bitchute.com/embed/yqjW4EghPeO8/

Las vidas y carreras de un número muy considerable de otras personas han seguido esta misma secuencia desafortunada, que en gran parte de Europa a menudo termina en proceso penal y encarcelamiento. Más notablemente, una abogada alemana que se volvió un poco demasiado audaz en sus argumentos legales pronto se unió a su cliente tras las rejas, y como consecuencia, se ha vuelto cada vez más difícil para los acusados Holocaust Deniers asegurar una representación legal efectiva. Según las estimaciones de Kollerstrom, muchos miles de personas están cumpliendo actualmente condena en toda Europa para la negación del Holocausto.

EuropeanDenial

Mi impresión es que a finales de la década de 1960, los antiguos países soviéticos del bloque habían dejado de encarcelar a la gente simplemente por cuestionar el dogma marxista-leninista, y reservaban sus prisiones políticas sólo para aquellos que se organizan activamente contra el régimen, mientras que la negación del Holocausto se trata hoy de manera mucho más dura. Una diferencia clara es que la creencia real en la doctrina comunista se había desvanecido por completo a casi nada, incluso entre los propios dirigentes comunistas, mientras que en estos días la Holocaustianidad sigue siendo una fe joven y profundamente arraigada, al menos dentro de una pequeña porción de la población que ejerce una influencia enormemente desproporcionada sobre nuestras instituciones públicas.

Otro factor obvio son los muchos miles de millones de dólares actualmente en juego en lo que Finkelstein ha caracterizado acertadamente como «la industria del Holocausto». Por ejemplo, ahora se están reabriendo nuevas reclamaciones potencialmente enormes contra Polonia por bienes judíos que se perdieron o confiscaron durante la Segunda Guerra Mundial.

En Estados Unidos, la situación es algo diferente, y nuestra Primera Enmienda todavía protege a los Negadores del Holocausto contra el encarcelamiento, aunque los esfuerzos de la ADL y varios otros grupos para criminalizar la «discurso de odio» están claramente dirigidos a eliminar ese obstáculo. Pero mientras tanto, las sanciones sociales y económicas paralizantes se utilizan a menudo para perseguir los mismos objetivos.

Además, varios monopolios de Internet se han ido persuadiendo o cooptado gradualmente para impedir la fácil distribución de información disidente. Ha habido historias en los medios de comunicación en los últimos años de que Google ha estado censurando o redireccionando sus resultados de búsqueda del Holocausto lejos de aquellos que disputan la narrativa oficial. Aún más ominosamente, Amazon, nuestro actual minorista casi monopolístico de libros, dio el paso sin precedentes de prohibir miles de obras de negación del Holocausto,presumiblemente para que no «confundan» a los lectores curiosos, por lo que es una suerte que yo hubiera comprado la mía un par de años antes. Estos paralelismos con el 1984 de George Orwell son realmente bastante sorprendentes, y el «Curtain Over America» que Beaty había advertido en su libro de 1951 de ese título parece mucho más cercano a convertirse en una realidad completa.

Varias figuras de la comunidad de negación del Holocausto han intentado mitigar esta lista negra informativa, y el Dr. Rudolf hace algún tiempo estableció un sitio web HolocaustHandbooks.com,lo que permite comprar o leer fácilmente un gran número de volúmenes clave en línea en una variedad de formatos diferentes. Pero la creciente censura de Amazon, Google y otros monopolios de Internet reduce en gran medida la probabilidad de que alguien se encuentre fácilmente con la información.

Obviamente, la mayoría de los partidarios de la narrativa convencional del Holocausto preferirían ganar sus batallas en los campos de igualdad de actuación en lugar de utilizar medios económicos o administrativos para incapacitar a sus oponentes. Pero he visto pocas pruebas de que hayan tenido un éxito serio en este sentido.

Aparte de los diversos libros de Lipstadt, que me pareció de mala calidad y bastante poco convincentes, uno de los partidarios más enérgicos del Holocausto de las últimas décadas parece haber sido Michael Shermer, el editor de la revista Skeptic, que se había licenciado en psicología y la historia de la ciencia.

En 1997, publicó Why People Believe Weird Things, buscando desacreditar todo tipo de creencias irracionales populares en ciertos círculos, con el subtítulo del libro describiendo estas como «pseudo-ciencia» y «superstición». Su texto de portada se centró en ESP, secuestros alienígenas y brujería, pero refutar la negación del Holocausto fue la mayor parte de ese libro, abarcando tres capítulos completos. Su discusión sobre este último tema fue bastante superficial, y probablemente socavó su credibilidad al agruparlo junto con su desacreditación de la realidad científica de la «raza» como una falacia de derecha similar, también desde hace mucho tiempo desmentida por los científicos convencionales. Con respecto a este último tema, continuó argumentando que las supuestas diferencias en blanco y negro reclamadas en obras como The Bell Curve de Richard Herrnstein y Charles Murray eran un disparate pseudocientísta, y enfatizó que el libro y los similares habían sido promovidos por los mismos grupos pro-nazis que abogaban por la negación del Holocausto, con esas dos doctrinas perniciosas estrechamente vinculadas entre sí. Shermer había reclutado al profesor de Harvard Stephen Jay Gould para escribir el prólogo de su libro y eso plantea serias preguntas sobre su conocimiento o su juicio, ya que Gould es ampliamente considerado como uno de los fraudes científicos más notorios de finales del siglo XX.

En 2000, Shermer regresó a la batalla, publicando Denying History, totalmente centrado en refutar la negación del Holocausto. Esta vez reclutó al erudito del Holocausto Alex Grobman como su coautor y reconoció el generoso apoyo financiero que había recibido de varias organizaciones judías. Una gran parte del texto parecía centrarse en la psicología y la sociología de Losniers del Holocausto, tratando de explicar por qué la gente podía creer en tonterías tan absurdas. De hecho, se dedicó tanto espacio a esas cuestiones que se vio obligado a saltar por completo la reducción oficial del recuento de cadáveres de Auschwitz en unos 3 millones de años antes, evitando así cualquier necesidad de explicar por qué este gran cambio no había tenido ningún impacto en la cifra canónica del Holocausto de Seis Millones.

Aunque varios escritores como Shermer pueden haber sido alentados por generosos subsidios financieros para hacer el ridículo, sus aliados más violentos en la franja extrema probablemente han tenido un mayor impacto en el debate sobre el Holocausto. Aunque las sanciones judiciales y económicas pueden disuadir a la gran mayoría de los Negadores del Holocausto de mostrar su rostro, la violencia extrajudicial también se ha desplegado a menudo contra esas almas resistentes que permanecen indiferidas.

Por ejemplo, durante la década de 1980 las oficinas y almacenes del RSI en el sur de California fueron bombardeados por fuego y totalmente destruidos por militantes judíos. Y aunque Canadá ha tenido tradicionalmente poca violencia política, en 1995 la gran casa destartalada que sirvió como residencia y oficina de negocios del canadiense Ernst Zundel, uno de los principales editores y distribuidores mundiales de literatura de negación del Holocausto, fue igualmente bombardeada por fuego y quemada hasta el suelo. Zundel ya había enfrentado varios procesos penales acusados de difundir «noticias falsas», y finalmente cumplió años en prisión, antes de ser deportado de vuelta a su Alemania natal, donde cumplió prisión adicional. Varios otros deniers prominentes del Holocausto incluso se han enfrentado a amenazas de asesinato.

La mayoría de los historiadores y otros académicos son almas tranquilas, y seguramente la amenaza inminente de una violencia terrorista tan grave debe haber disuadido a muchos de ellos de involucrarse en temas tan obviamente controvertidos. Mientras tanto, la implacable presión financiera y social puede desgastar gradualmente tanto a individuos como a organizaciones, lo que hace que eventualmente abandonen el campo o se vuelvan mucho menos activos, y sus lugares a veces son ocupados por los recién llegados.

Un año después de los ataques del 11 de septiembre, la JHR dejó de publicarse. El crecimiento de Internet fue probablemente un factor importante que contribuyó, y con el enfoque nacional cambiando tan bruscamente hacia la política exterior y el Medio Oriente, su organización matriz del RSI se volvió mucho menos activa, mientras que gran parte del debate en curso en Revisionismo y negación del Holocausto se trasladó a varios otros lugares en línea. Pero en algún momento a lo largo de los años, el JHR digitalizó muchos cientos de sus artículos y los publicó en su sitio web, proporcionando más de tres millones de palabras de contenido histórico generalmente de muy alta calidad.

Durante los últimos dos meses, me ha sorprendido repetidamente descubrir que los historiadores asociados con el RSI habían publicado artículos sobre temas bastante paralelos a algunos de los míos. Por ejemplo, después de publicar un artículo sobre la hipótesis de Suvorov de que el ataque de Barbarroja de Alemania había adelantado el ataque planeado de Stalin y la conquista de Europa, alguien me informó de que un crítico había discutido ampliamente el mismo libro de Suvorov veinte años antes en un número de JHR. También descubrí varias piezas del desertor de la CIA Victor Marchetti,una figura importante para los investigadores del asesinato de JFK, que habían recibido poca atención en los medios de comunicación convencionales. También hubo artículos sobre el destino del ataque israelí contra el USS Liberty,un tema casi totalmente excluido de los medios de comunicación.

Navegando casualmente por algunos de los archivos, me quedé bastante impresionado con su calidad, y como los archivos estaban disponibles libremente para que cualquiera los reedite, seguí adelante y los incorporé, haciendo que los millones de palabras de su contenido de revisionista y de negación del Holocausto estuvieran mucho más convenientemente disponibles para los lectores interesados. El material se puede buscar completamente, y también organizado por Autor, Tema y Período de tiempo, con algunos enlaces de muestra incluidos a continuación:

The Journal of Historical Review, 1980-2002 Issues

Archivos de autor:

Archivos de temas:

Así que para aquellos particularmente interesados en la negación del Holocausto, más de un millón de palabras de tal discusión pueden estar convenientemente disponibles, incluyendo obras de muchos de los autores que alguna vez fueron tan altamente considerados por los primeros editores de la revista Reason.

Aquí el artículo completo American Pravda: Holocaust Denial, by Ron Unz – The Unz Review

El Mossad y el asesinato de JFK

Os traigo aquí un artículo muy curioso con el tema hiper manido JFK. Y ya que estamos, pregunto, si se pueden «quitar» presidentes, ¿también se podrán «poner»?

John-F-Kennedy.net

«Israel no necesita disculparse por el asesinato o la destrucción de aquellos que tratan de destruirlo. La primera orden de negocios para cualquier país es la protección de su pueblo.» – Semana Judía de Washington , 9 de octubre de 1997

***

En marzo de 1992, el Representante de Illinois Paul Findley dijo en The Washington Report on Middle East Affairs: «Es interesante, pero no sorprendente, observar que en todas las palabras escritas y pronunciadas sobre el asesinato de Kennedy, la agencia de inteligencia de Israel, el Mossad, nunca ha sido mencionada».

Teniendo en cuenta que el Mossad es posiblemente la agencia de inteligencia más despiadada y eficiente del mundo, es peculiar que nunca hayan sido escrutados en relación con el asesinato de Kennedy, especialmente cuando prácticamente todas las otras entidades del mundo (menos que los imitadores de Elvis) han sido implicadas. Pero todo eso cambió en enero de 1994 con el lanzamiento de Juicio Final de Michael Collins Piper. En este libro, Piper dice, «El Mossad de Israel fue un jugador principal (y crítico) detrás de las escenas en la conspiración que puso fin a la vida de JFK. A través de sus vastos recursos y a través de sus contactos internacionales en la comunidad de inteligencia y en el crimen organizado, Israel tenía los medios, tenía la oportunidad y tenía el motivo de desempeñar un papel importante en primera línea en el crimen del siglo, y lo hizo.»

¿Su motivo? El muy promocionado primer ministro de Israel, David Ben-Gurion, que gobernó ese país desde su creación en 1948 hasta que renunció el 16 de junio de 1963, se enfureció tanto en John F. Kennedy por no permitir que Israel se convirtiera en una potencia nuclear que, según Collins, en sus últimos días en el cargo mandó a los Mossad que se involucraran en un complot para matar al presidente de Estados Unidos.

Ben-Gurion estaba tan convencido de que la supervivencia misma de Israel estaba en grave peligro que en una de sus cartas finales a JFK dijo: «Señor Presidente, mi pueblo tiene derecho a existir, y esta existencia está en peligro».

En los días previos a la renuncia de Ben-Gurion al cargo, él y JFK habían estado involucrados en un debate no publicitado y polémico sobre la posibilidad de que Israel tuviera capacidades nucleares. Su desacuerdo finalmente se convirtió en una guerra de palabras de pleno derecho que fue prácticamente ignorada en la prensa. Ethan Bronner escribió sobre esta batalla secreta entre JFK y Ben-Gurion años más tarde en un artículo del New York Times el 31 de octubre de 1998, llamándolo un «sujeto ferozmente oculto». De hecho, las conversaciones Kennedy/Ben-Gurion siguen siendo clasificadas por el Gobierno de los Estados Unidos. Tal vez este sea el caso porque la rabia y la frustración de Ben-Gurion se volvieron tan intensas , y su poder tan grande dentro de Israel – que Piper sostiene que fue el centro de la conspiración para matar a John Kennedy. Esta postura es apoyada por el banquero neoyorquino Abe Feinberg, quien describe la situación como tal: «Ben-Gurion podría ser vicioso, y tenía tal odio hacia el viejo [Joe Kennedy, Padre, padre de JFK]». Ben-Gurion despreciaba a Joe Kennedy porque sentía que no sólo era un antisemita, sino que también se había puesto del lado de Hitler durante los años 1930 y 40. [Tocaremos este aspecto de la historia en un próximo artículo titulado La CIA y el crimen organizado: dos caras de la misma moneda].

De todos modos, Ben-Gurion estaba convencido de que Israel necesitaba armas nucleares para asegurar su supervivencia, mientras que Kennedy estaba en contra. Esta incapacidad para llegar a un acuerdo causó problemas obvios. Uno de ellos giró en torno a la decisión de Kennedy de que haría de Estados Unidos su máxima prioridad en lo que respecta a la política exterior, ¡y no a Israel! Kennedy planeaba honrar la Declaración Tripartita de 1950 que decía que Estados Unidos tomaría represalias contra cualquier nación en el Medio Oriente que atacara a cualquier otro país. Ben-Gurion, por otro lado, quería que la Administración Kennedy les vendiera armas ofensivas, particularmente misiles Hawk.

Los dos líderes participaron así en un brutal intercambio de cartas, pero Kennedy no se movería. Ben-Gurion, obsesionado por este tema, se deslizó en la paranoia total, sintiendo que la obstinación de Kennedy era una amenaza flagrante a la existencia misma de Israel como nación. Piper escribe: «Ben-Gurion había dedicado toda una vida a crear un Estado judío y guiarlo a la arena mundial. Y, a los ojos de Ben-Gurion, John F. Kennedy era un enemigo del pueblo judío y de su amado estado de Israel». Continúa: «La ‘opción nuclear’ no sólo estaba en el núcleo mismo de la visión personal del mundo de Ben-Gurion, sino en la base misma de la política de seguridad nacional de Israel».

Ben-Gurion estaba tan preocupado por obtener armas nucleares que el 27 de junio de 1963, once días después de renunciar al cargo, anunció: «No conozco a ninguna otra nación cuyos vecinos declaren que desean terminarla, y no sólo declararla, sino prepararse para ello por todos los medios a su alcance. No debemos hacerse ilusiones de que lo que se declara cada día en El Cairo, Damasco e Irak son sólo palabras. Este es el pensamiento que guía a los líderes árabes … Estoy seguro … que la ciencia es capaz de proporcionarnos las armas que servirán a la paz y dester casarán a nuestros enemigos».

Avner Cohen, en Israel y la Bomba, publicado por Columbia University Press, refuerza este sentido de urgencia escribiendo: «Imbuido de lecciones del Holocausto, Ben-Gurion fue consumido por temores a la seguridad … La ansiedad por el Holocausto llegó más allá de Ben-Gurion para infundir el pensamiento militar de Israel». Añade además combustible a este punto señalando: «Ben-Gurion no tenía reparos en la necesidad de Israel de armas de destrucción masiva», y «la visión mundial de Ben-Gurion y su estilo de gobierno decisivo dieron forma a su papel crítico en la instigación del progreso nuclear de Israel».

Kennedy, por otro lado, fue firme en su negativa a promover la ascensión de Israel a la etapa nuclear. Avener Cohen, en Israel y la Bomba, subraya: «Ningún presidente estadounidense estaba más preocupado por el peligro de la proliferación nuclear que John Fitzgerald Kennedy. Estaba convencido de que la propagación de armas nucleares haría que el mundo fuera más peligroso y socavara los intereses estadounidenses». Cohen continúa al final de este pasaje: «El único ejemplo que Kennedy utilizó para hacer este punto fue Israel».

Al darse cuenta de que Kennedy no cambiaría de opinión, Ben-Gurion decidió unir fuerzas con la China comunista. Ambos países estaban muy interesados en crear programas nucleares, por lo que comenzaron sus relaciones conjuntas secretas. Trabajando al unísono a través del intermediario Shaul Eisenberg, quien era socio del corredor de armas del Mossad y contador Tibor Rosenbaum, Israel y China procedieron a desarrollar sus propias capacidades nucleares sin el conocimiento de los Estados Unidos.

Si encuentras este escenario improbable, te insto encarecidamente a leer el excelente libro de Gordon Thomas, Seeds of Fire, donde expone cómo el Mossad y el CSIS (servicio secreto chino) han conspirado en muchas ocasiones no sólo para robar secretos militares estadounidenses, sino también para doctorar programas de inteligencia estadounidenses como el software PROMISE del Departamento de Justicia. Este caso, me temo decirlo, no es más que el primero en el que los ecos del asesinato del JFK todavía se pueden sentir hoy reverberando a través de nuestro mundo posterior al 9-11. El peligro de que Israel desarrollara la Bomba al unísono con China se convirtió en una situación muy volátil, y fue vigilado de cerca por la CIA.

Con la intención de seguir este camino, el israelí construyó una instalación nuclear en Dimona. Cuando Kennedy exigió que Estados Unidos inspeccionara esta planta, Ben-Gurion estaba tan indignado que erigió otra instalación de PHONY que no tenía evidencia de investigación y desarrollo nuclear. (¿Este escenario suena muy familiar para el juego que estamos jugando con Saddam Hussein en Irak en este momento?) Sin embargo, fue totalmente consciente de sus travesuras, JFK le dijo a Charles Bartlett: «Los hijos de puta me mienten constantemente sobre su capacidad nuclear».

Avner Cohen, en Israel y la Bomba, reitera esta afirmación diciendo que Ben-Gurion había tomado el tema nuclear tan de cerca que «concluyó que no podía decir la verdad sobre Dimona a los líderes estadounidenses, ni siquiera en privado».

El Dr. Gerald M. Steinberg, profesor de ciencias políticas del Centro BESA de Estudios Estratégicos de la Universidad de Bar-Ilan en Tel Aviv, pesa: «Entre 1961 y 1963, la administración Kennedy ejerció una gran presión sobre Ben-Gurion en el esfuerzo por presionar para la aceptación de la inspección internacional de Dimona y la abdicación israelí de sus armas nucleares. Aparentemente, esta presión no alteró la política israelí, pero fue un factor que contribuyó a la renuncia de Ben-Gurion en 1963».

Para transmitir la gravedad de esta situación en términos modernos, mire lo que está sucediendo en Iraq con los equipos de seguridad de las Naciones Unidas inspeccionando los palacios reales y búnkeres en busca de armas y materiales nucleares. Este asunto es tan urgente que nuestra nación está al borde de la guerra. Cuarenta años antes, el calor que JFK estaba poniendo sobre Ben-Gurion fue igual de fuerte que lo que George Bush está poniendo sobre Saddam Hussein hoy.

En Israel y la bomba, Avner Cohen refuerza este punto. «Para obligar a Ben-Gurion a aceptar las condiciones, Kennedy ejerció la influencia más útil disponible para un presidente estadounidense para tratar con Israel: una amenaza de que una solución insatisfactoria pondría en peligro el compromiso y el apoyo del gobierno de Estados Unidos con Israel».

La presión sobre Ben-Gurion fue tan inmensa que terminó dejando el cargo. Pero Kennedy, al más puro estilo pitbull, no dejó que el sucesor de Ben-Gurion, Levi Eshkol, informa Avner Cohen. «Kennedy le dijo a Eshkol que el compromiso y el apoyo de Estados Unidos a Israel ‘podría estar seriamente en peligro’ si Israel no dejaba que Estados Unidos obtuviera ‘información confiable’ sobre sus esfuerzos en el campo nuclear. Las demandas de Kennedy no tenían precedentes. Fueron, en efecto, a un ultimátum. Cohen concluye este pensamiento afirmando: «La carta de Kennedy precipitó una situación cercana a la crisis en la oficina de Eshkol».

Al final, como todos sabemos, Kennedy fue asesinado en noviembre de 1963; pero menos conocida es que China llevó a cabo su primera prueba nuclear en octubre de 1964. Lo que hace que este evento sea más profundo es la afirmación de Piper de que a pesar de que Israel dijo que sus primeras pruebas nucleares tuvieron lugar en 1979, ¡en realidad ocurrieron en octubre de 1964 junto con los chinos! Si esto es cierto, aparte de agosto de 1945, cuando Estados Unidos lanzó bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki, octubre de 1964 podría ser el mes más peligroso de la historia del siglo XX.

Volvamos, sin embargo, al asesinato de JFK y a los resultados directos del mismo con respecto al lobby judío, la política exterior estadounidense y la militarización de Israel. Para entender lo poderoso que es el lobby israelí en este país, el venerable senador J. William Fulbright dijo a CBS Face the Nation el 15 de abril de 1973: «Israel controla el Senado de los Estados Unidos. El Senado es sumiso, demasiado; deberíamos estar más preocupados por los intereses de Estados Unidos en lugar de hacer la oferta de Israel. La gran mayoría del Senado de los Estados Unidos, en algún lugar alrededor del 80%, está completamente en apoyo de Israel; todo lo que Israel quiera; Israel se pone. Esto se ha demostrado una y otra vez, y esto ha hecho que [la política exterior] sea difícil para nuestro gobierno».

¿Oyes lo que dijo el senador Fulbright? Esto no es un teórico de la conspiración loco o un antisemita del KKK. Es un senador de EE.UU. muy respetado diciendo que alrededor del 80% del Senado está en el bolsillo de la cadera de Israel. Añadiendo influencia a este argumento está el representante Paul Findley, quien fue citado en The Washington Report on Middle East Affairs en marzo de 1992, «Durante la campaña de John Kennedy para la presidencia, un grupo de judíos de Nueva York se había ofrecido en privado para satisfacer sus gastos de campaña si les dejaba establecer su política en Oriente Medio. No es necesario… Como presidente, sólo brindó un apoyo limitado a Israel».

Para entender cuán importantes fueron las decisiones de Kennedy durante su efímera presidencia, tenemos que examinar el tema de las finanzas de las campañas. Teniendo en cuenta lo influyente que es el lobby israelí en el Senado de los Estados Unidos (escuchando las palabras del senador Fulbright), tuvieron que haberse enfurecido cuando el presidente Kennedy realmente quiso separarse de los métodos actuales de financiamiento de campaña porque hizo que los políticos dependan tanto de las enormes incrustaciones de efectivo de los grupos de intereses especiales. Lamentablemente, Kennedy no tuvo tiempo para implementar este programa, y hasta el día de hoy nuestro sistema político sigue siendo monopolizado por grupos de presión de los mismos grupos de interés especial. Uno sólo puede imaginar qué cambios habrían ocurrido con respecto a nuestra política exterior si Kennedy hubiera erradicado estas víboras y chupasangre de los pasillos del Congreso.

Trágicamente, las ideas de Kennedy nunca llegaron a buen término, y su acalorada batalla con el Primer Ministro Ben-Gurion sobre si se debía permitir a Israel desarrollar un programa nuclear se perdió finalmente. La razón es que Lyndon Baines Johnson, a quien Kennedy tenía la intención de retirarse de su boleto en 1964 debido a su extrema aversión por, tuvo una reversión completa en la política exterior. Como verán, el programa nuclear de Israel no sólo se adelantó sin control; también se convirtieron en el principal beneficiario de nuestra ayuda exterior.

Pero este cambio absoluto no habría ocurrido si Kennedy no hubiera sido asesinado. Hasta que LBJ se convirtió en presidente, Kennedy trató con oriente Medio de una manera que más benefició a los Estados Unidos. Su objetivo principal, y que más mantendría la paz, era un equilibrio de poder en el Medio Oriente para que todas y cada una de las naciones estuvieran seguras. Esta decisión se adhirió a la Declaración Tripartita que los Estados Unidos firmaron en 1950. Pero bajo la administración Johnson, este frágil equilibrio fue anulado, y en 1967 -sólo cuatro años después del asesinato de Kennedy- Estados Unidos era el principal proveedor de armas de Israel, y NUESTROs mejores intereses se pusieron muy por detrás de los de Israel!

Como escribe Michael Collins Piper: «La conclusión es la siguiente: JFK estaba firmemente decidido a impedir que Israel construyese la bomba nuclear. LBJ simplemente miró para otro lado. La muerte de JFK resultó beneficiosa para las ambiciones nucleares de Israel y las pruebas lo demuestran».

Reuven Pedatzer, en una revisión de Israel y la Bomba de Avner Cohen, en el periódico israelí Ha’aretz el 5 de febrero de 1999 escribió: «El asesinato del presidente estadounidense John F. Kennedy puso fin abruptamente a la presión masiva que está aplicando la administración estadounidense sobre el gobierno de Israel para suspender su programa nuclear». Continúa: «Kennedy dejó muy claro al Primer Ministro israelí que bajo ninguna circunstancia aceptaría que Israel se convirtiera en un estado nuclear». Pedatzer concluye: «Si Kennedy hubiera permanecido vivo, es dudoso que Israel hoy tenga una opción nuclear» y que «la decisión de Ben-Gurion de dimitir en 1963 se tomó en gran medida en un contexto de la tremenda presión que Kennedy estaba aplicando sobre él con respecto a la cuestión nuclear».

Si aún no estás convencido; ¿Qué tal algunos números? En el último año del presupuesto fiscal de Kennedy de 1964, la ayuda israelí fue de 40 millones de dólares. En el primer presupuesto de LBJ de 1965, se disparó a 71 millones de dólares, y en 1966 más que se triplicó de dos años antes a 130 millones de dólares. Además, durante la administración de Kennedy, casi ninguna de nuestra ayuda a Israel fue de naturaleza militar. En lugar de ello, se dividió a partes iguales entre los préstamos para el desarrollo y la asistencia alimentaria en el marco del Programa PL480. Sin embargo, en 1965 bajo la administración Johnson, el 20% de nuestra ayuda a Israel fue para el ejército, mientras que en 1966, el 71% se utilizó para materiales relacionados con la guerra.

Continuando en esta misma línea, en 1963 la administración Kennedy vendió 5 misiles Hawk a Israel como parte de un sistema de defensa aérea. En 1965-66, sin embargo, LBJ puso 250 tanques en Israel, 48 aviones de ataque Skyhawk, además de cañones y artillería que eran todos de naturaleza ofensiva. Si alguna vez te has preguntado cuándo se creó la Máquina de Guerra Israelí, ¡esto es todo! LBJ era su padre.

Según Stephen Green en Taking Sides: America’s Secret Relations with a Militant Israel, «Los 92 millones de dólares en asistencia militar proporcionada en el año fiscal 1966 fueron mayores que el total de toda la ayuda militar oficial proporcionada a Israel acumulativamente en todos los años que se remontan a la fundación de esa nación en 1948».

Green continúa, «el 70% de toda la asistencia oficial de Estados Unidos a Israel ha sido militar. Estados Unidos ha dado a Israel más de 17.000 millones de dólares en ayuda militar desde 1946, prácticamente la totalidad de las cuales, más del 99%, se ha proporcionado desde 1965».

¿Puedes ver lo que está pasando aquí? A los dos años del asesinato de JFK, Israel pasó de ser un miembro débil y superado de la volátil comunidad de Oriente Medio que no se le permitió desarrollar armas nucleares a uno que estaba bien en camino de convertirse en una fuerza militar innegable en la escena mundial. John Kennedy firmemente puso el pie en el pie y se negó a permitir que Israel desarrollara un programa nuclear, mientras que LBJ se inclinó hacia atrás para facilitarlos y fortalecerlos. O, como escribió Seymour Hersh en The Samson Option, «Para 1968, el presidente no tenía intención de hacer nada para detener la bomba israelí».

El resultado de este cambio de enfoque de la administración Kennedy a Johnson es, en mi opinión, la razón PRINCIPAL detrás de nuestros problemas actuales en Oriente Medio que culminó con los ataques del 9-11 y nuestra próxima guerra con Irak (y más allá). Tengo mucha confianza en esta declaración, ya que como señala Michael Collins Piper, aquí están los resultados del asesinato de John F. Kennedy:

1) Nuestra ayuda extranjera y militar a Israel aumentó dramáticamente una vez que LBJ se convirtió en presidente.

2) En lugar de tratar de mantener un BALANCE en el Medio Oriente, Israel emergió repentinamente como la fuerza dominante.

3) Desde la administración de LBJ, Israel siempre ha tenido armamento que era superior a cualquiera de sus vecinos directos.

4) Debido a este innegable y obvio aumento de la Máquina de Guerra de Israel, se ha perpetuado una lucha constante en Oriente Medio.

5) LBJ también permitió a Israel continuar con su desarrollo nuclear, lo que resultó en que se convirtiera en la 6a fuerza nuclear más grande del mundo.

6) Por último, nuestros enormes desembolsos de ayuda extranjera a Israel (aproximadamente 10.000 millones de dólares al año cuando todo está dicho y hecho) han creado una situación de ataques y represalias interminables en el Oriente Medio, además de desprecio y enemistad absolutamente contra los Estados Unidos por desempeñar el papel de facilitador militar de Israel.

En los ojos de Israel, y especialmente de David Ben-Gurion, entonces, ¿cuáles eran sus alternativas: permanecer debilitados (o al menos equilibrados) en relación con sus vecinos y esposados por la negativa de JFK a ceder a su voluntad, o matar al único hombre que se interpone en su camino para convertirse en dominante en el Medio Oriente, el receptor de enormes cantidades de ayuda militar y una de las principales fuerzas nucleares del mundo? Es algo en lo que pensar.

Mossad And The JFK Assassination « Aletho News