El próximo colapso de la industria del transporte aéreo

por Alex Krainer

La producción de alimentos y las industrias de combustibles fósiles no son las únicas en el tajo de los globalistas. El fin de semana pasado me invitaron a una llamada de zoom con la diputada eurodiputada alemana Christine Anderson , quien nos dio un breve informe sobre  la reciente votación en el parlamento de la UE para extender el requisito del pase Covid  por un año más. 

El parlamento votó a favor de la prórroga en sesión plenaria a pesar de que la medida es totalmente inútil e injustificada, por no hablar del hecho de que el 99 % de los europeos se opone a ella. La evaluación explícita de la Sra. Anderson sobre el asunto fue que la democracia de la UE es una farsa y un fraude. El plenario nunca debatió la medida, simplemente tomaron la votación. Por qué la mayoría de los eurodiputados votaron a favor es un misterio y siniestro. 

Pero quizás la parte más interesante e inesperada de la llamada de 3 horas fue sobre la industria de las aerolíneas. Tres de los participantes en la llamada tenían un conocimiento profundo de la industria de las aerolíneas (uno de ellos un piloto) y dijeron en términos claros que la industria ahora está siendo demolida de manera sistemática y deliberada. Aparentemente, el propósito final es acabar con los viajes en avión por completo. Los tres participantes pidieron que no se usaran sus nombres, pero parecían excepcionalmente bien informados y completamente creíbles. En cualquier caso, el flujo de noticias ha corroborado bastante bien sus afirmaciones.

https://platform.twitter.com/embed/Tweet

Es bastante evidente que algo ESTÁ sucediendo con los viajes aéreos: una ola repentina de disfunción, como la que estamos experimentando en la industria energética, la producción de petróleo, las cadenas de suministro y la atención médica. Tal vez me perdí algunos. Y aunque los medios han informado sobre el caos en muchos aeropuertos del mundo (casi en todas partes, al parecer), las explicaciones parecen bastante inocentes: los aeropuertos tienen poco personal y no pueden hacer frente a la oleada repentina de viajeros. Aquí hay una pequeña muestra de los informes recientes:

De repente, tenemos miles de vuelos cancelados o retrasados, el proceso de manejo de equipaje se detiene, horas desperdiciadas en el check-in y los controles de seguridad, ¿y todo esto sucede prácticamente en todas partes? Los teóricos de la coincidencia se tragarán las explicaciones oficiales con un encogimiento de hombros, pero encuentro todo esto extremadamente extraño.

Los sistemas de gestión del tráfico que han evolucionado durante casi un siglo y que habían funcionado casi a la perfección durante décadas, ahora parecen desmoronarse repentinamente. Si lo que decían los señores en nuestra llamada de zoom era cierto, el caos del aeropuerto podría convertirse en algo crónico. De hecho, otra persona en la llamada, que dijo que había leído muchos de los documentos del WEF y toda la Agenda de la ONU 2020/30/50/etc. dijo que todo esto está realmente escrito como un objetivo explícito. Ella dijo que la intención final es acabar con los viajes y establecer un arreglo feudal en el que las personas permanezcan fijas en su lugar y todos los viajes estén prohibidos.

Por supuesto, no necesitamos hacer demasiado con tales documentos: simplemente reflejan la visión declarada de alguien sobre el tipo de arreglo social que cree deseable por cualquier razón. Por otro lado, el precio de la libertad es la eterna vigilancia y, a estas alturas, lo mínimo que debemos hacer es prestar atención. Los teóricos de la coincidencia entre nosotros, los consumidores siempre leales de la narrativa dominante, siempre están felices de dispersarse cuando se les dice que lo hagan porque «no hay nada que ver aquí…» Sin embargo, esta cohorte ha tenido un historial de predicción extremadamente pobre, especialmente durante el últimos dos años o más. Para la mayoría del resto de nosotros, es hora de prestar mucha atención y sembrar el sistema con la debida fricción si se está desviando hacia fines no deseados. Este es nuestro futuro que está en juego y el mundo que heredarán nuestros hijos y sus hijos.

Si bien es posible que los sumos sacerdotes de Davos no puedan llevar a cabo sus planes hasta el final, han demostrado ser lo suficientemente poderosos como para causar un gran daño.

Fuente: https://www.globalresearch.ca/coming-collapse-air-travel-industry/5785710

EL COHETE ESQUIZOFRÉNICO

¿Y si la verdad está escrita en un blog como este? U otro cualquiera. Estamos viajando con una puerta abierta que no controlamos. Por esa puerta salen y entran deseos incontrolados, pensamientos, amigos, sentimientos, enemigos, silencios, aire, jaleos, futuros y desconocidos, amantes y males de ojos, antígenos, aguacates y agujas curvas. Entra y sale tu yo, acompañado en el peor kilometraje de demasiada compañía, a veces vacía, mucho vacío, tanto, que a veces hay que vaciar. Un viaje en retroceso, con más carga, la que vamos soltando en flashback y rescatamos in situ en el futuro rebobinado. Un futuro quieto, un pasado inquietante y un presente congelado. Es la fórmula para viajar. ¿Me acompañas?

Pues ya hemos llegado. Hemos salido. ¡Cierren la puerta! Ya estamos fuera, no podemos salir. Vi por la ventana a mis vecinos de asiento, me saludaban con las manos, sin bocas, decían adiós y hola a la vez. La puerta era capaz de esa artimaña, frontera de siempre la verdad, el espejo es la mentira, no el reflejo.

Una vez aterrizado seguíamos allí. Nos apeamos pero seguíamos allí. Y seguíamos. La puerta se cerró. ¡Pueden bajar! Entonces subieron. El sol me cegaba, la luz incontrolable hacía de la oscuridad un parto hermoso, hijo de la locura, padre del orden y bastardo de la entropía, encomienda familiar, estado puro: nacer, viajar, enloquecer. Hacer.

¡Abran! Nos quedamos en el planeta, conmigo. Ahora somos muchos, tantos y tan unidos que formamos parte de la corteza. La psicoesfera ya estaba, nació prematura y nos dice que todos retroviviremos. Ya estábamos aquí, curioso, porque también estaremos.

Un viaje estático, un viaje a lo desconocido. Y la puerta abierta…

G.R.M.

THE SCHIZOPHRENIC ROCKET

What if the truth is written on a blog like this? Or any other. We are traveling with an open door that we do not control. Through that door come and go uncontrolled desires, thoughts, friends, feelings, enemies, silences, air, hassles, futures and strangers, lovers and evil eyes, antigens, avocados and curved needles. Your self comes in and goes out, accompanied by the worst mileage of too much company, sometimes empty, much empty, so much so that sometimes you have to empty. A trip backwards, with more load, which we are releasing in flashback and we rescue in situ in the future rewind. A quiet future, a haunting past, and a frozen present. It is the formula for traveling. Will you accompany me.

Well, we have already arrived. We have dated. Close the door! We are already out, we cannot go out. I saw my neighbors sitting through the window, they waved to me, without mouths, said goodbye and hello at the same time. The door was capable of that trick, the usual border of truth, the mirror is the lie, not the reflection.

Once landed we were still there. We got out but we were still there. And we continued. The door closed. They can go down! Then they went up. The sun blinded me, the uncontrollable light made the darkness a beautiful birth, child of madness, father of order and bastard of entropy, family entrustment, pure state: being born, traveling, going crazy. Do.

Open up! We stay on the planet, with me. Now we are many, so many and so united that we are part of the crust. The psychosphere was already there, it was born prematurely and it tells us that we will all live back. We were already here, curious, because we will also be there.

A static journey, a journey into the unknown. And the open door …